www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4331660
Para todos los públicos La aventura del saber - 29/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber"

de este miércoles 29 de noviembre, hoy les vamos a animar

a ir al teatro, ¿por qué?

Bueno, pues porque es una ocasión inmejorable para dejarse fascinar

por el trabajo de actores tan brillantes como Manuel Galiana

y Marta Belaustegui, son los protagonistas

de "Nostalgia del agua", una preciosa obra

que ellos mismos nos van a presentar hoy en este estudio.

Antes, nos acompañarán, en el "Taller de empresa",

Arturo de las Heras y Fernando Fregeneda,

con quienes hablaremos del sector de la alimentación y sus desafíos,

sumario y empezamos.

La asociación de danza "Sindrama" surge de una ilusión

y pretende establecerse con una filosofía propia

para que todos seamos iguales.

Desde hace cinco años trabajan con personas con diversidad funcional,

a través de la danza se profundizan los sentimientos y la emoción

con la idea de potenciar la autoestima de las personas

de todas las edades y sus capacidades.

Les contamos la historia de superación personal

de Mamadou Saliou, un joven senegalés que con 16 años

llegó a nuestro país persiguiendo el sueño europeo,

desde hace años apuesta por la educación como la mejor arma

para luchar contra la pobreza y se dedica a sensibilizar

sobre la situación que viven los inmigrantes en España.

Empezamos la mañana hablando de gastronomía,

atentos al protagonista de la "Armonía" de hoy,

es el queso azul, en una clasificación general de los quesos,

de leche de vaca, de oveja y de cabra, que tienen en su pasta,

cultivos de penicillium añadidos al producto final

y que proporcionan un color entre el azul

y el gris verdoso característico.

Muy conocido es el queso roquefort francés,

pero en España también tenemos grandes quesos azules,

en una cata de diferentes variedades de queso español,

el Cabrales suele ser el que ocupa el último lugar

por orden de degustación.

Vamos a ver con qué bebida nos sugieren hoy nuestros expertos

que lo combinemos.

(Música)

De vez en cuando conviene buscar armonías casi imposibles.

Y por lo tanto, es lo que vamos a hacer hoy.

Vamos a hacerlo como siempre, estas últimas veces,

de la mano de un chef español, de los mejores,

que tiene dos estrellas Michelin, tres soles Repsol,

y que ahora está en su nuevo espacio, maravilloso, Mario.

-Don Rafael, buenos días.

Bueno, hoy tenemos un reto por delante importante.

Un queso Cabrales.

-Todo este tipo de quesos muy fuertes son muy difíciles de combinar

con el vino porque realmente estropean el vino.

Por lo tanto, lo que se trata de ver un poco es con cuál se podría tomar.

Yo voy a decir al final con cuál lo tomaría, que no está aquí.

Porque no nos lo han puesto. Y no lo hemos probado antes.

Pero yo creo que es muy importante el pan para este queso,

hay quesos que se pueden tomar sin nada, simplemente un buen manchego

o cualquier queso de estos. Pero este hay que tomarlo con pan.

-Hemos elegido... -Y a ser posible un pan de...

-Con pasas, pasas y orejones. -Que lo suaviza.

-Un poquito más suave.

-Entonces yo diría que a esto no le va bien ni el fino

ni el cava ni la cerveza ni el tinto ni el blanco.

Y por lo tanto, al final, tu hermano nos ha sugerido

un vino que es pasable, que se podría tomar.

Que es un vino de vendimia tardía, un vino licoroso,

aparentemente dulce, pero que también tiene amargor.

Y que son unos vinos muy comunes en Francia, todos los Sauterne,

en general, que son vendimias sombrías, con botritis,

también los de Tokaji, y en España cada vez hay más vinos

de vendimia tardía. -¿Y un Jerez no le iría bien?

-No es que no le vaya bien, es que no le va.

-No le va.

-Pero... Depende, bueno, a lo mejor, a ti te gusta o te ha gustado, no sé.

Yo elegiría, desde luego, el vino de vendimia tardía,

pero, probablemente, yo esto lo tomaría ya con un Armañac

o con un brandy.

Con un alcohol seco.

Que creo que es lo que hace que soporte bien el temple.

-El sabor, ¿no? -Y lo digo porque entre otras cosas,

Xevi Gallart tiene un plato

que es el roquefort con Armañac y con nueces que está buenísimo,

y por lo tanto, me imagino que si está bien en esa mezcla

tiene que estar bien todo por separado.

Pero, en fin, por ahora yo elijo el vendimia tardía.

-Venga, yo también. Venga, vamos allá, coincidimos.

Hoy coincidimos.

-Bueno, y una vez más, yo creo que no vale la pena probar

con muchos de estos vinos, porque no van bien.

En cambio, intenten encontrar un vendimia tardía,

pero también, insisto, busquen un brandy, un ron añejo,

un alcohol, y verán cómo va muy bien.

-Nos vemos.

(Música)

"Taller de empresa" con Arturo de las Heras

en "La aventura del saber", hoy tal y como quedamos

hace 15 días tocamos la alimentación también en este taller.

Buenos días, Fernando, buenos días, Arturo, buenos días, Sara.

Gracias por aceptar la invitación de Arturo. Arturo, cuéntanos,

hablándonos de Fernando y de Sara. Gracias a ti.

Venimos una vez más a tu programa, a enseñarte

formas distintas de hacer vivir la empresa.

En este caso, tanto Fernando como su hija, Sara,

nos van a enseñar algo sobre su gran pasión,

que es el queso.

Bueno, bienvenido, muchas gracias, como decía, por aceptar

nuestra invitación, háblanos de esto que tenemos encima de la mesa,

que es lo que más llama la atención así de primeras, ¿no?

Lógico, buenos días a todos los telespectadores,

muchas gracias por la invitación y, bueno, simplemente

lo que hemos traído es lo que sabemos hacer y lo que amamos,

que es ese queso de oveja.

Lo hemos traído de dos años y recién hecho,

un tierno, pasteurizado, sin lactosa, totalmente natural,

y lo más importante que es saberlo cortar.

Igual que una patata, para freír patatas,

cortamos en palitos, para hacer una tortilla, rodajitas,

o para hacer un puré, "estronchamos",

el queso, en función de lo que queramos,

también tiene distintos cortes y es lo que poco a poco Sara irá haciendo.

Lo que está haciendo Sara ahora, ¿qué es, Fernando?

Sara, ahora mismo, lo que está haciendo es partir el queso,

nuestro nuevo queso, que es un queso con cacao,

al ser un queso tierno, de muy poca maduración,

lo que queremos es que no se nos reseque mucho

porque si el comensal llega tarde o tarda un poquito,

la corteza del queso va a oxidar, correcto,

¿cuántas veces habéis visto esas cuñitas de queso dobladitas

que nos gusta, que está reseco el queso?

Pues lo que conseguimos con ese corte, con ese cuadradito

es que aunque la corteza esté un poco reseca,

el interior va a estar siempre cremoso.

Jugoso, claro, cremoso. Y encima nos permite jugar

y hacer figuritas. Yo nunca había visto, perdóname,

perdona mi ignorancia, un queso de ese color,

porque está mezclado con cacao. Sí, hemos infusionado la leche

con un cacao natural para hacer un queso divertido,

tenemos que pensar en esas mamás embarazadas

que no pueden comer quesos de leche cruda, en esos niños

que no les gusta comer productos naturales,

y hoy en día para ser empresario tienes que mirar mucho

a tu cliente.

¿Qué come el cliente? ¿Qué le gusta? ¿Que no le gusta? Muy importante.

Fernando, tú eres el primer empresario en tu familia,

una familia de cinco generaciones de pastores, ¿no?

Correcto. Ella es la sexta generación.

Ha ordeñando ovejas, pero no ha sido pastora.

Yo he sido pastor y he ordeñado ovejas.

¿Y que te llevó a dar el salto? Quiero decir, ¿cómo fue?

En primer lugar tienes que irte a un pueblo de la provincia de Salamanca,

en plenos arribes del Duero, donde hay muchas ovejas,

muchos burros, pocas chicas, te enamoras con 15 años,

empiezas a oler a oveja, a una serie de cosas y de alguna manera

tu abuelo te anima y te está siempre haciendo soñar y creyendo

en otras cosas.

Automáticamente quieres revalorizar tu producto, nuestro producto

es la leche de oveja, es de lo que vivimos,

es de lo que comemos.

Nadie te va a dar nada, entonces tú tienes que mirar hacia arriba,

dar pasos hacia adelante y lo primero es rentabilizar esa leche,

empezamos a comercializar la leche.

Salimos de España, en este momento, gestiono "Agro Ganadera",

que es mi empresa, dos socios, Jesús Cruz y Fernando,

dos locos, pues tomamos la decisión de coger esa leche,

meterla en un camión, llevarla a Portugal, a Grecia, a Francia,

a Bélgica, y darle... ¿Y eso en qué años, Fernando?

Eso fue en el 1994.

Cuando empezamos con la comercialización

de la leche de oveja.

Fue muy difícil porque la leche de oveja, el país que en ese momento

estaba sacando leche de oveja fuera era Francia,

empezamos nosotros con muchos dolores de cabeza,

pero con esa pasión y esa fuerza que te da la leche,

lo conseguimos, en este momento comercializamos de 27 millones

de litros de leche de oveja, estamos hablando del 7 %

de la leche de oveja que se comercializa en España.

Y nos faltaba... En el 2002 creamos "Quesería La Antigua",

queríamos hacer un queso, mantener las raíces,

ese formato de tres kilos y de un kilo del queso que siempre

hemos hecho en nuestra tierra y dar a conocer esos quesos

que mis padres y los suegros de Jesús, elaboraban en casa.

No para vender, sino para consumir. Para comer ellos.

Los pastores, sabéis, son producto... Bueno, los de la trashumancia,

como yo digo siempre, han sido los primeros que inventaron

la cocina molecular, con el cuajo del cordero, lo echaron en la leche,

consiguieron ese queso.

Fueron los primeros que consiguieron maridar y fusionar

distinta gastronomía, distintos productos,

que hace un plato típico de bacalao en medio de Zamora,

pues claro, los pastores lo subían, lo bajan...

Todo eso es lo que llevan nuestros quesos.

Hoy para vender un producto no solo vale decir que es rico,

que el mío es el mejor, antes mi abuelo decía:

"El paño bueno en el arca se vende". Hoy no es así.

Y lo sabéis perfectamente. Hay que salir a venderlo.

Correcto. Entonces, a un producto, calidad, imagen, presentación

y, lo que es muy importante, tiene que tener una historia,

tiene que tener alma. Claro que sí, alma.

Algo que cualquiera de los comensales que lleguen a un restaurante,

además de disfrutar de ese producto, que tengan también algo que contar,

algo que hablar. Claro que sí.

Arturo, destácanos algo, danos alguna de las características

de Fernando como empresario.

Pues a mí lo que me gusta de Fernando es que trasciende de su producto,

de su empresa, y va más allá.

Intenta enseñar ya desde los colegios,

tiene un programa para ir por los colegios enseñándoles a los niños

de dónde viene la leche, cómo se hacen los quesos...

Porque hay muchos que piensan que eso ya es así

y sale así de la naturaleza. Que estánen el almacén

Entonces él hace esa función de enseñarnos y desarrollar

una cultura del queso, igual que de otras cosas

ya hemos empezado anteriormente, como por ejemplo el vino,

y ya pues ves a la gente en los restaurantes que empieza

a apreciar el vino de otra manera, ahora, él lo intenta con el queso,

o sea que va más allá de su empresa y eso creo que es algo a destacar.

Hombre, muy a destacar. Fernando,

¿cómo va España en lo que se refiere a los quesos?

¿Tú dirías que somos ya una potencia?

Lo hablábamos antes de empezar la entrevista, ¿te acuerdas?

Que Rafael Ansón estaba supercontento

porque uno de los quesos que ganó un concurso muy famoso

en el mundo entero... Efectivamente.

Pero español. Correcto.

Lamentablemente, en el mundo, España no es un país de quesos.

Somos un país de vino, de jamón, aceite, ya se va conocido...

Lamentablemente se conoce el manchego, algún otro queso,

pero cuando tú le preguntas a alguien "queso" se va a Francia, Suiza...

No se nos viene a España.

Poco a poco, gracias a la crisis, muchas personas han vuelto

a su pueblo y como una opción ha sido montar una quesería,

cogerse unas cabras, unas ovejas, y gracias a eso

se están recuperando muchos quesos típicos de muchas zonas de España.

Pero, claro, es una labor muy dura, porque es un chico que se levanta

a las 5:00, que ordeña las ovejas, que las tiene que llevar al campo,

que tiene que venir a hacer el queso, que tiene que ir a los niños...

Es muy difícil hacerlo, pero hacen quesazos.

En el Campeonato del mundo, que ha sido esta semana en Londres,

pues hemos barrido los quesos españoles,

ha habido un montón de medallas, nosotros tres,

nos hemos traído un oro y dos bronces.

Enhorabuena. Muchas gracias.

Ya son 31 las que tenemos en nuestra pequeña historia.

Entonces, todo eso hay que revalorizarlo.

El consumidor tiene que conocer el producto, tiene que saber

lo que es un queso y diferenciarlo de un industrial,

de un artesano, saber valorar eso, y para eso es necesario la cultura.

Por eso hemos hecho "La Antigua Educa",

el "No te cortes", donde íbamos en las escuelas de hostelería,

por esa razón también colaboramos con los cocineros.

Yo soy abogado de... Menos macarrones con parmesano,

y más macarrones con Idiazabal, Mahón, zamorano...

Tenemos quesazos. Los "mahoneros", de Canarias, Mahón.

Una manera de conocer los quesos españoles,

a lo mejor es a través de vuestra página web, ¿no?

Por supuesto, tenemos varias páginas web,

que sería queserialaantigua.com, digamos que es la web más empresarial

que tenemos, pero yo les aconsejo a todos los telespectadores

que se vayan a quesoteca.com, en vez de discoteca o biblioteca,

quesoteca.com, porque es una página muy chula

donde damos recetas con queso, donde hablamos cada mes

de un queso diferente de los que tenemos en España.

Te damos consejos de cómo cortar, cómo cocinar, etc.

Y por supuesto una tienda online donde puedes conseguir

nuestros quesos. También tienes un blog, ¿no?

10. 10, ah, bueno, perdón.

Sí, es muy importante comunicar. Somos una empresa pequeña,

una quesería pequeña de Zamora, y es muy importante

que las personas conozcan de nuestra propia mano

la información de todo lo que hacemos.

Todo el mundo conoce a Google, cuando necesitamos algo

vamos a Google y yo lo que quiero es que cuando alguien escriba

"Queso de oveja", pues que los primeros sean la Quesería La Antigua,

en redes sociales, me parece que es muy importante estar,

es donde están las personas hoy en día, en su móvil, en redes sociales,

entonces tenemos una amplia gama, por decirlo de alguna manera,

no solo de quesos, sino de páginas en todos los perfiles sociales,

Facebook, Twitter... Todas nuestras páginas,

lo podéis comprobar, están en inglés, francés...

Tenemos queserialaantigua.com/ru, en ruso, queserialaantigua.com/en,

en inglés, y en francés, ¿por qué? Porque hoy gracias a internet

estamos abiertos al mundo y hay que ver, un ruso,

pues tenemos nuestra página en ruso, queserialaantigua.com/ru...

¿Y vendéis ya fuera de España? Sí, estamos en este momento

en 18 países, no grandes cantidades, en Rusia íbamos muy bien,

se cerraron las fronteras por el bloqueo económico,

y ahora estamos parados, pero seguimos manteniendo

una relación supergrande, tenemos 40 000 fans en Facebook en Rusia,

no es ninguna tontería, seguimos manteniendo relación

con empresas de turismo, en este momento traemos rusos

a ordeñar ovejas. No saben ordeñar ovejas a mano.

-Nosotros tampoco.

-Yo he hecho un mercado,

tengo unos clientes, no les puedo perder. ¿Cómo?

Haciendo cosas diferentes. Nos queda un minuto, Arturo

y Fernando, pero siempre en esta sección hablamos,

aunque no siempre es agradable, pero de alguna dificultad, ¿por qué?

Porque así las personas que quieren emprender, aprenden,

habrás pasado por algún momento de dificultad en tu empresa,

cuéntanos cómo lo superaste, cómo fue ese momento y cómo lo superaste.

Os podría decir muchos ejemplos y nos queda un minuto,

para mí, lo más difícil para un empresario, por lo menos

en mi experiencia que es de lo que puedo hablar,

es el día a día.

En el día a día hay momentos buenos, y momentos menos buenos

y momentos muy mal. Ahí, ¿qué es lo que funciona?

Pues creer en ti siempre,

tu sueño, muy importante,

la pasión, tener esa energía

porque... ¿Cuántos empresarios están solos?

Normalmente ya hay un empleado, dos, tres, cuatro...

Si la cabeza no va por arriba, el cuerpo no tira,

entonces esa sonrisa, esa pasión, esa alegría, tiene que estar siempre

con nosotros y eso es la mayor fuerza que puede tener un empresario

cada día, esa alegría, esa pasión y no renunciar nunca,

ya lo decía Churchill después de la II Guerra Mundial

en su famosodiscurso, tres veces seguidas, "No renuncies nunca".

Este es el consejo que le doy a todos los telespectadores.

Muchas gracias, Fernando, muchas gracias, Sara,

nos vamos a poner las botas ahora en cuanto acabe la entrevista.

Muchas gracias, Arturo, como siempre, dentro de dos semanas

¿de qué vamos a hablar? Vamos a hablar de mi bebida favorita.

El café. Bueno...

Muy bien, muchas gracias.

Seguimos, la asociación de danza "Sindrama", surge de la ilusión

de integrar a personas con diversidad funcional

a través de la danza.

(Música)

Soy única, soy única en el mundo.

-No hay nadie ni ninguna persona como yo.

-Soy único en todo el mundo.

-Pues ahora sé de verdad que soy única.

-Soy única en el mundo, qué fuerte.

-Soy único.

-Soy única.

-Entrenar entre 1000 millones... Eres humano.

(Música)

-Es una asociación de danza y artes escénicas.

Una asociación sin ánimo de lucro, es un espacio para disfrutar

de la danza, del teatro... Para cualquier persona.

-Venga, hasta arriba. Pinto el sol...

Y pinceles...

Termino.

Y se lo damos a los de la fila 10,

y muy bien, recojo,

giro suave, sujeto la espalda al revés,

me abrazo, plié.

El trabajo que hacemos, evidentemente, es muy bueno

para la calidad de vida, para fortalecer la espalda,

el trabajo un poco para su físico, pero, sobre todo, es emocional.

Aumenta la autoestima, de que se acepten en la medida de lo posible,

cada uno, con como es, y con las dificultades o no dificultades

Salen con la verdad absoluta al escenario,

y eso al público le conmueve mucho, porque hoy en día también

estamos muy acostumbrados a tapar un poco, ¿no?

Cambia al lado.

Con los brazos por delante, bien, Alexis.

-Yo quería venir aquí a quitarme mis miedos

porque yo vine aquí

y vine como un poco con miedo.

Para ver lo que era esto, a mí es que la danza me gusta mucho.

Quito todas las barreras que tengo, que tengo muchas barreras,

no te creas que son pocas, porque primero, me siento que quito

el andador,

en mi vida a veces me estorba, me molesta.

Luego, me siento que soy libre, que soy libre como un pájaro.

Yo intento hacer más de lo que puedo porque sé que me viene bien.

En ese momento, me vienen muchas cosas a la cabeza.

Me viene por ejemplo cómo me saldrá,

me viene si me voy a poner nerviosa,

si voy a poder hacerlo...

Incluso te digo que he llegado a llorar.

Que ya no me cambio por nadie, de hecho he descubierto

que soy la leche.

(Aplausos)

(Música)

-Llevamos cinco años viniendo y la actividad que más les gusta,

que llega el lunes para hacer este momento, que es su momento.

Y abrazamos.

Segundo abrazo, Susi, Andrés, Cris, Guille y Silvia.

A nivel de autoestima ha cambiado muchísimo.

El sentirse parte de un grupo, el sentirse algo importante,

no el que solo ellos aprendan, sino que nosotros también aprendemos

de ellos. Han encontrado su espacio. Un espacio en el cual

todos somos iguales, y que todos somos parte,

y eso es lo más importante.

Con lo cual, cada lunes, diversión, quieren venir porque cuentan,

hacen, aprenden... -Que cada uno siga sacando

todo lo que tiene dentro

y, sobre todo desde el inicio del curso pasado, sí, la seguridad.

O sea que ellos ya vayan siendo conscientes

de que está muy bien su trabajo, de que cuando salen ahí

a la gente le encanta verles, le conmueve...

-Con ellos he compartido... Para mí es como mi pequeña familia también,

y entonces... Es como que ahí hay un cariño muy especial.

No te piden nada a cambio.

Simplemente hablar y que te quieren sin ningún motivo.

(Música)

Ya puedes tú bailar bonito, ya puedes meter ocho horas diarias

que yo las metía, y si me hubieran pedido 15 las hubiera metido.

Pero la frustración de verte y no quererte,

eso a mí me llevó un tiempo,

y detectar todo lo que me provocaba que en las clases

siempre hubiera gente a la que se la ensalzara mucho,

los divinos maravillosos que tienen muchas condiciones,

sobre todo físicas y artísticas, y el resto de la gente que está allí

sintiéndose que no llega, no sabe dónde tiene que llegar,

pero no llega, entonces, a partir de ahí es imposible que lo disfruten.

Cuando me decidí a iniciar mi propio camino aquí con esto...

Es un espacio para todos.

Y, sobre todo, que cualquier persona tiene algo bonito

y bello que aportar.

(Música)

-Ella tiene un síndrome Rubinstein-Taybi,

y, claro, en cualquier academia de baile ella no encajaría,

sin embargo, aquí, es una más.

Ella no es como un niño de su edad, ella lleva un retraso relativo

de dos o tres años, referente a su edad.

En el tema "motórico", ella cuando empezó aquí

no subía ni siquiera las escaleras.

Y aparte de los fisios, que también nos recomendaron

que ella bailara por el tema de la coordinación y ganar movimiento,

pues ella hoy en día sube perfectamente,

hombre, siempre con cuidadito de que no se caiga, y claro, su movimiento

ha cambiado muchísimo.

Dafne, hay momentos en los que, puede frustrarse mucho,

entonces yo la dejo mucho espacio, ella es muy feliz bailando,

y es increíble, porque el primer año salió al escenario,

pero la llevábamos de la mano, era muy chiquitita,

el segundo año ya tenía su sitio dentro de la coreografía,

ya se puso delante, se volvió... Pero luego ya el tercer año

en su sitio, en el círculo, va siguiendo a quien tiene que seguir,

yo creo que ella al final está disfrutando de ser una más

en esa clase.

-Ella les enseña el tema del compañerismo,

de que todos son iguales, de que la diversidad de capacidades

no existe, que cada cual es capaz de hacer lo mismo que el resto,

o sea no existe la perfección. Todos son perfectos tal y como son.

Todos ganan de todos, igual que el resto aprenden de la forma de ser

de ella o del resto de compañeros con otro tipo de diversidad funcional,

ellos aprenden de los niños que no tienen ningún problema.

-Se normalizan las relaciones entre todos, no hay ningún cuidado especial

ni un miedo ni un desprecio, sino normal,

igual yo les trato también por igual.

-Los dos chicos y Dafne tienen unos problemas,

que necesitan un poco de ayuda. -Les ayudamos.

-Les ayudamos indicándoles dónde tienen que ir.

-Lo que tienen que hacer. -Y cuando alguna llora

y se la han caído las gafas, la ayudamos, se las limpiamos,

se las damos... -Vemos que son personas normales.

-Y decidimos traerle porque sobre todo a él le gusta mucho el baile.

Tiene mucha flexibilidad, y aquí, el trabajar con niños

sin necesidades, que nosotros, sobre todo,

queremos una inclusión verdadera, que exista,

porque tener al niño con niños sin necesidades, todos juntos,

se trabaja menos la inclusión. -Yo le traje con un poco de recelo.

Con un poco de: "A lo mejor le entra el baile de esa forma".

Y por eso es que le traje y ahora le encanta.

-Tiene varios diagnósticos, tiene diagnóstico de Asperger, TEL,

TGD, autismo... Lo que hay que trabajar

es con el niño sus necesidades, va a terapias determinadas

trabajando las necesidades que tiene.

-El futuro muchas veces un poco incierto,

que no nos centramos tanto ya en el diagnóstico,

sino en la necesidad del niño, en qué necesita el niño

para estar al frente de la sociedad, que es lo más importante,

que yo sea autónomo, que ellos se valgan por ellos mismos.

(Música)

-Todo lo que hacemos es muy coral, no hay protagonismos.

Incluso gente que a lo mejor... Hay grupos de chavales

que llevan bailando toda la vida, que podrían estar bailando

en alguna compañía a nivel profesional,

y están aquí tan felices bailando sin querer destacar,

sino con ese gustito de ayudarnos todos a todos.

Soy exigente, pero para mí, al final, lo que me llega es que disfruten,

que disfruten bailando, y al final vas sintiéndote tú, sacando...

Todo el mundo se siente que es igual de importante que el de al lado,

no más, no menos, entonces todo el mundo pisa fuerte,

el resultado es increíble.

(Música)

(Aplausos)

(Música)

Seguimos hablando de artes escénicas,

ahora con los protagonistas de "Nostalgia del agua",

una obra de teatro que hasta el domingo, permanecerá en cartel

en la sala Arapiles 16, de Madrid. Manuel Galiana y Marta Belaustegui

son el alma de una historia sobre la búsqueda de la dignidad

y el rechazo a la realidad como forma de protección.

Un relato sobre la vida, en definitiva. Buenos días,

¿qué tal? Buenos días, muy bien.

¿Lo definiríais así, un relato sobre la vida,

o es demasiado simplista eso?

Bueno, yo creo que lo que contamos allí es una historia de amor,

y las historias se pueden contar de muchas maneras.

Pero aquí, el director y el autor, Jesús Salgado,

han optado por llevarlo por donde yo creo que debe ir,

porque si esta obra es interesante,

aparte de por la historia de amor que va a contar,

es por cómo está contada esa historia de amor.

Está llevada a la poesía, al misterio,

a la fantasía,

a esa cosa que muchas veces no nos atrevemos a pensar

que tenemos aquí, en la cabeza, ¿no?

Es una obra simbolista. De alguna manera,

muy desnudo todo, ¿no?

Se trata de acercarse al espectador

desde la sencillez total, con lo difícil que son.

Pues sí, mediante la poesía, además. Es un texto de Ernesto Caballero,

muy poético, muy valiente.

A nosotros, en el teatro del duende, a Jesús Salgado, el director y a mí,

siempre nos ha gustado buscar textos nuevos,

textos que puedan aportar una mirada nueva,

otra forma de hacer teatro, ¿no? Yo siempre digo

que no quiero volver a hacer el teatro que ya hice,

o el cine que ya hice, que quiero buscar nuevas formas,

y esa obra pues nos permite bucear.

Y por ejemplo, hacerlo con Manuel Galiana...

¿Te lo imaginabas de otra manera? ¿Ese personaje lo podría hacer

otra persona? No, imposible, imposible.

Yo creo que Ernesto Caballero lo escribió para Manuel Galiana.

Trabajar con Manuel era uno de mis sueños,

él sabe que le quiero muchísimo desde hace muchos años.

-Eso no lo decide nadie, está decidido por el destino.

Creo que sí. Hay una serie de obras que han pasado por mi vida

que en principio, no se sabía que las iba a hacer yo,

pero el destino me ha dicho: "Estas estaban escritas para ti",

y han llegado a mí. Han pasado varias vicisitudes

hasta que han llegado a mí, y esta estaba para mí.

¿En qué se parece este personaje a ti, Manuel?

¿Cómo podemos explicarle a la gente lo que le pasa a tu personaje...?

Es triste, es conmovedor, da que pensar.

Le ha pasado a muchísima gente.

¿Quién no tiene cosas que ha ido dejando por el camino, no?

Aquí hablamos de un pantano,

y hay música de violín, y el sonido del agua.

Ese pantano, ese pantano es una metáfora

de ese rincón de la memoria donde vamos dejando las cosas.

Vamos depositando las cosas que nos van sucediendo.

Pero hay un día que esas aguas del pantano se agitan,

y empiezan a subir los recuerdos, los recuerdos a la mente,

y te pueden conducir a algún sitio.

A mí me conducen, en esta ocasión, al pantano.

Es un hombre que ha vivido toda su vida

obsesionado por una equivocación, una cobardía que tuvo.

No se atrevió a seguir con el amor que sentía

por una muchacha, porque la muchacha era más joven que él,

y él no se atrevió a seguir esa aventura.

Es lo que me pasa a mí con Marta, ¿no?

Cuando la conocí, era muy jovencita, y no me atreví a decirle nada.

Pero por fin ha llegado la hora en la que se lo puedo decir.

Jesús os da la oportunidad de compartir escenario,

de manejaros con dos personajes muy diferentes.

Tu personaje es eso, como una mujer muy misteriosa.

Absolutamente, ella es el misterio, es el secreto,

es lo que uno quiere ser y no puede ser,

es un personaje que atrapa al espectador,

el espectador nunca sabe qué va a ocurrir,

nunca sabe hacia dónde va a llevar esta mujer al personaje de Manuel.

A mí me parece un personaje bellísimo,

realmente, simbolismo en estado puro, ¿no?

Para componerlo, además de escuchar los consejos del director,

de Jesús Salgado, que es un buenísimo director de actores,

vi mucha pintura, y sobre todo, mucha pintura de las surrealistas

españolas, de Ángeles Santos...

Era la manera de poder comprender este personaje,

que está plagado de metáforas.

Esas metáforas, de alguna manera, nos pueden traer

hasta la actualidad, a este modo de vivir ahora

en el que a veces, para ser más soportable,

nos fabricamos nuestra propia realidad, ¿no?

Bueno, sí, coloreamos lo que no nos gusta,

y tendemos a arrinconar, tú decías, esos recuerdos que nos hacen daño.

Esto es actual totalmente. Totalmente,

la falta de comunicación y la dificultad para comunicarse

con el otro, ¿no? Ahora todo está muy escondido

en redes sociales, incluso, hablamos poco,

ya casi nos escribimos todo por WhatsApp, ¿no?

Eso lleva a una falta de comunicación que puede llevar a la soledad,

que a mí, me parece muy peligroso, ¿no?

Y esta obra empieza así, dos personajes que se encuentran

en un pantano y tienen dificultad para hablar entre ellos.

Se sienten solos, estando los dos, bueno,

cada uno está en su isla, digamos, ¿no?

Manuel, ¿y esa soledad?

No sé, cuando acaba la obra, miras a los espectadores,

¿tú crees que hay una reflexión por parte del espectador,

ese mensaje que lanzas tú sobre el amor, por ejemplo?

¿Llega hasta las butacas? Sí, lo hemos podido comprobar

en muchas de las representaciones que ya hemos hecho.

La gente está allí esperando para hablarnos

de lo que han sentido durante esa función.

Que otras veces no pasa, la gente se ha ido y tal,

pero qué duda cabe que el espectador

queda conmovido por lo que acaba de ver, no se lo esperaba,

y ha habido algo ahí que les ha removido

todas esas aguas de su pantano, y han empezado a emerger

recuerdos y recuerdos y recuerdos de su vida y juventud.

Nos decía Marta cómo preparó ella este personaje, en tu caso,

Manuel, con toda una vida dedicado a la interpretación,

¿cómo sigues enfrentándote a los personajes,

como si fueran el primero, o ya uno tiene tantos recursos

que no necesita...?

No, no, no, yo sigo exactamente igual.

Yo sigo exactamente igual.

Cada vez que se me presenta un personaje para hacer,

primero es a ver de qué va esto,

hay como una inquietud, como un hormiguillo

que te empieza a recorrer, y empiezas a leer aquello,

y si se va produciendo una primera empatía

con lo que estoy leyendo y con el personaje,

sé que eso va a funcionar.

Cuando leí la obra me pareció que era difícil,

pero era un experimento que quería hacer, ¿no?

Esto hay que hacerlo, sin ninguna duda,

pase lo que pase. Además, tenía el aliciente de tener

a Marta como compañera, ¿no?

Y entonces, pues como se hacen todas,

coges aquello, te empiezas a estudiar la letrita,

te la aprendes bien, tratas de...

Hacerla tuya, que ya no sea un texto aprendido,

sino que eso salga orgánicamente de ti.

Cuando no tengas que pensar nada, aquello sale de forma natural,

y al empezar los ensayos,

veíamos cómo iba creciendo, creciendo, creciendo,

hasta lograr escuchar "Bravos" o lágrimas, o cosas

al terminar la función, ¿no? ¿Y evolucionan esos personajes?

De la primera vez que te enfrentas a este personaje,

hasta la obra, la interpretación de hoy, ¿hay matices?

Por supuesto, el teatro es un arte vivo,

es lo que más se parece a la vida. Los actores llegamos al escenario

cargados con lo que nos ha pasado durante todo ese día.

Entre nosotros ya también hay una comunicación increíble,

nos vamos conociendo, nos pasan cosas juntos.

En los ensayos, cada uno llega con lo suyo,

pero ya empieza un viaje y nos ocurren cosas juntos,

y yo siempre digo que el actor tiene algo maravilloso

con el compañero, que es el susurro del subtexto,

donde nos decimos de todo, donde nos decimos "te quiero",

donde nos decimos "hoy tengo un día malo, apóyame",

donde nos miramos a los ojos

y hablamos de tantas cosas, que, sin duda,

van haciendo crecer a esos personajes,

van haciendo que lleguemos al espectador

de una manera cada vez más cercana. Porque al fin y al cabo,

somos seres humanos en un escenario, interpretando una historia.

Y luego, la música, que en esta obra es un personaje más,

que te ayuda a crear ese ambiente necesario,

que los actores sois capaces de crear sin música,

pero aquí estáis arropadísimos, ¿no?

Yo creo que Jesús Salgado tiene algo muy bueno

cada vez que dirige, que siempre intenta apostar,

siempre que la producción se lo puede permitir,

por la música en directo. Realmente, la música,

es un arte más, es un personaje más,

y da mucha pena cuando en el teatro nos vemos obligados

a tener que utilizar la música enlatada,

habiendo músicos tan maravillosos. Contar con una joven violinista,

como Natalia Fernández... Lo veíamos justo detrás de ti.

Pues es un lujo. Nosotros, que siempre estamos preocupados

por apostar, por generar nuevos públicos en el teatro,

por eso nos hemos ido a trabajar con la UNIR, a la Sala Arapiles, ¿no?

Pues también hay que apostar por los nuevos artistas jóvenes, ¿no?

Y en este caso, por una violinista.

Manuel, hablando de los nuevos públicos,

¿es fácil llegar con el teatro? ¿Cómo lo percibes,

acostumbrado a estar sobre las tablas toda la vida,

cuando tú ves el patio de butacas, ves renovación, cambio generacional?

¿Cómo lo sientes? Bueno, pues...

Lleno de esperanza, y bueno, esto, van a continuar viniendo

otra vez al teatro, ¿no?

Siempre que está un público más joven,

y la función va bien,

y cuando uno sabe que ha salido bien,

piensa que va a ganar espectadores para el futuro.

Esa gente que ha ido hoy, volverá a ir otra vez,

y otra vez, y otra vez.

La defensa del teatro está en eso, en hacer buenos espectáculos,

que el que se siente allí, en la butaca,

pues aquello, de alguna manera, le sobrecoja, le conmueva,

le produzca una emoción, una reflexión sobre la vida, ¿no?

Y eso sí que se percibe.

Cuando ves gente joven que acude, bueno, estos van a seguir viviendo,

estamos haciendo clientes para el futuro.

Estamos sembrando, ¿no?

Para los que vengan después, para los actores que vengan después,

estamos haciéndoles ya el público para ellos.

Bueno, vamos a recordar que hay tiempo.

En Madrid, hasta el domingo, ¿verdad?

Sí, en la Sala Arapiles, 16.

¿Y después, hay alguna ocasión más a la vista?

Luego nos vamos de gira, nos vamos a Valladolid

el día nueve al teatro Zorrilla, y empezamos una gira.

Vamos por distintos pueblos de Toledo,

y bueno, vamos a seguir viajando todo lo que podamos

con esta historia que yo creo que merece la pena

que el teatro llegue a todos los rincones.

Que la gente explore esta historia, y que reflexione un poco...

Yo tengo mucho interés en que la gente vea, bueno, que vea todo,

pero mucho interés en que vean esa función,

porque es una función especial,

es distinto a todo lo que estamos viendo

en los escenarios últimamente, es una función distinta.

Me gustaría que...

Bueno, no se produce con mucha frecuencia

este tipo de teatro, ¿no? Y ahora que está ahí,

y que funciona, es como si hubiera nacido de pronto

una flor silvestre en medio del panorama,

y hay que cuidarla mucho, pero hay que aprovechar

el producto para verla, porque las flores también se marchitan, ¿no?

Pero aprovechar ese fenómeno de ver un texto como este

puesto sobre el escenario.

Pues si Manuel Galiana nos lo recomienda

y tenemos a Marta Belaustegui sobre el escenario,

bueno, no hay excusa para decir que no.

Gracias por habernos acompañado. Es muy, muy recomendable.

Apuntado queda, gracias. Gracias a los dos.

Tiempo ahora para ver el reportaje que resultó ganador

de la última edición del Premio Internacional Inter-Rives.

La historia de Mamadou consiguió convencer al jurado

por la importancia del mensaje que envía.

El sueño de llegar a Europa no es tal y como nos lo cuentan

muchas veces, y miles de inmigrantes se juegan la vida

tratando de buscar un futuro mejor que no siempre llega.

(Música)

"Yo nací en Guinea Conakry

pero crecí en el sur de Senegal,

en la región que se llama Ziguinchor.

Desde pequeño soñaba en venir a Europa

para convertirme en un futbolista de élite.

Los senegaleses que ya habían viajado,

cuando volvían allí, hablaban lo bonito que era,

y también te decían, aquí, en Europa, los empresarios te persiguen

para ofrecerte trabajo,

y te pueden pagar hasta más de 1500 euros,

aunque al llegar aquí, la realidad es otra".

(Música)

"Un capitán de un barco me ayudó a entrar en su barco de pesca,

y me facilitó para llegar ilegalmente, como muchos,

que han viajado en Europa, ¿no?

Mis primeros días en Barcelona,

caminando para arriba, para abajo, sin solución...

Hablando con compatriotas senegaleses,

y les comenté que necesitaba un lugar

donde quedarme, y entonces, me recomendaron de ir

a la Cruz Roja y explicar mi situación.

Y al ver mi pasaporte, bueno, automáticamente,

me han dicho que siendo menor, tenía que ir a un centro de menores.

Mi objetivo es llegar a informar

a la gente de África o de Senegal

para que sepan exactamente cuál es la realidad

de la mayoría de los inmigrantes en Europa.

No les digo que no vengan,

pero creo que es importante que sepan

cómo viven la mayoría de los inmigrantes en España".

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

(Música)

Yo me sentí superengañado, porque veía a los africanos,

a los senegaleses, cuando volvían,

alquilaban sus coches allá en Senegal,

nos hacían creer que eran sus coches, pero en realidad,

eran coches alquilados. Les veían "Guau,

yo también tengo que ir a Europa".

En Senegal o en África,

que conseguir 20 céntimos al día es todo un problema,

qué diría, se arriesgaría para venir a Europa.

Son muchos que venden sus bienes,

algunos incluso sus empresas,

que le van muy bien en África, la venden para venir hasta aquí.

De alguna manera hay que decir a la gente la verdad.

Con la experiencia que he vivido en Barcelona,

de las diferentes organizaciones sociales,

que he pasado como usuario, toda la ayuda que me han dado,

en su momento pensé que esto no existía en mi barrio, en Senegal.

Que de alguna manera había que replicar algún proyecto,

entonces, por eso creamos la asociación Diandé Africa.

Creo que la educación es la base del desarrollo, ¿no?

Es el arma para luchar contra la pobreza.

(Música)

En África pasa que muchos padres no están convencidos

que la educación es el futuro para sus hijos.

Entonces, por eso, en Diandé Africa,

queremos que los alumnos o los niños estudien

más que nada para que puedan conocer sus derechos.

-La educación, que es la base de todo, debería ser para todos,

igual para todos,

que no sea un privilegio, sino un derecho básico.

-Yo he visto aquí jóvenes luchar

por sus derechos y conseguir, por saben sus derechos,

pero en África,

en África la gente tiene miedo para luchar por sus derechos,

porque no lo conocen.

Creo que para conocer tus derechos tienes que educarte primero.

Por eso, en Diandé Africa nos dedicamos a la educación.

-La migración ahora es un problema en Europa,

o alguna gente lo considera como problema.

Es difícil, yo no tengo solución,

pero sí que hay que ser tolerante, hay que convivir,

hay que estar muy abierto a otras culturas,

porque los europeos no somos los superiores

que tenemos que enseñar cómo vivir,

no, podemos aprender de otras culturas.

Buenos días. -Hola, ¿qué tal?

Aquí, a tomar el sol un poco. -Muy bien.

-Hace 50 años más o menos que vivo aquí,

pero ahora me gusta más que antes,

porque gracias a que ha venido gente de fuera,

nos hemos integrado, y ha habido una apertura

de trato entre todos,

que es muy edificante para todos.

Hoy deberíamos de comprender que la gente de fuera que viene

tienen los mismos derechos que nosotros.

Lo importante no es vivir, sino convivir,

que es vivir con los demás,

porque si vives tú solo, ¿para qué?

No merece la pena.

(Música)

Mercè es mi punto de referencia,

ha sido una gran persona. Al llegar aquí,

bueno, mis tres primeros años, la consideraba

como si fuera mi madre, porque no tenía aquí familia.

Gracias a ella, bueno, hoy en día,

de alguna forma soy quien soy.

-A día de hoy, eres un auténtico punto de referencia

para muchos de ellos, ¿no?

Más de una vez te mando algún chico que está en situaciones parecidas

a las que tú estabas con 18, 19 o 20 años.

-Esto es un placer, de poder devolver este retorno,

de que yo, en su momento, lo estaba pasando mal,

y que chicos que bueno, hoy en día, están en mi proceso,

poder compartir con ellos mi experiencia,

y explicarles el punto donde estoy ahora,

y decirles, sobre todo, nada es imposible en este mundo.

Lo único, hay que ser humilde, trabajador...

-Y luchar mucho, ¿no?

-Luchar mucho, nunca rendirse, porque en la vida

nada es fácil.

O sea, nada, nada es fácil, todo se gana con esfuerzo.

¿Cuándo tienes pensado en volver? Cuando tengas papeles...

-Cuando tenga los papeles y un trabajo también, vivir...

Y voy a mirar mi familia,

y si puedo traer a mi familia para vivir en España, también.

Mucho mejor que...

-¿Echas de menos a tu familia? -Sí.

-Bueno, cuando un joven llega aquí

procedente de un país africano, o de Asia,

o de algún otro rincón del mundo, ¿no?

Viene con la idea del sueño europeo,

de poder venir aquí, y al cabo de poco tiempo,

estar trabajando y poder ayudar económicamente a la familia.

Básicamente es esta la idea.

Cuando llegan aquí se dan cuenta de que esto no es posible,

que para trabajar hacen falta un montón de cosas,

para empezar, un permiso de trabajo que ellos no tienen,

para empezar, el idioma, una formación muy completa,

también muchos contactos y red.

Entonces se dan cuenta de que esto que se habían imaginado,

pues no puede ser así.

Está claro que el futuro pasa por la mezcla,

y siempre también ha habido recelo hacia el que llega de nuevo.

Siempre hemos encontrado la manera de incluir a estas personas.

Ellos vienen con otro bagaje cultural,

con otra manera de hacer, y serán fundamentales

para que nuestra sociedad tire para adelante.

-Veo en las noticias

la cantidad de gente que quiere venir

a Europa, que intentan de saltar en las vallas de Melilla

para entrar, buscar este sueño, veo mucha injusticia.

Somos iguales todos.

No veo por qué el español o el francés o el alemán,

cuando quiere ir a Senegal,

se hace su maleta un día y al otro está en Senegal,

y yo, como senegalés,

cumpliendo todos los requisitos, ¿no?

Para que me den un visado para venir aquí,

me lo niegan, no veo el por qué.

(Música)

En mi país los jóvenes me preguntan

si Europa es tan duro como lo dice, por qué no volver.

Yo siempre les digo que estoy preparando el terreno para volver,

porque el futuro es mi tierra.

(Música)

Las editoriales Capitán Swing y Nórdica

han unido sus fuerzas para publicar este libro

singular y muy oportuno, "Mujeres de ciencia.

50 intrépidas pioneras que cambiaron el mundo".

Escrito y dibujado por Rachel Ignotofsky.

Se trata de un diccionario ilustrado con algo de cómic

y algo de enciclopedia popular

con más de 50 entradas sobre científicas del pasado,

cuyos resultado resultó muy relevante, y sin embargo,

no obtuvieron el reconocimiento que merecían.

A las entradas se añaden un glosario y una cronología,

un manual perfecto para despertar vocaciones

y además, un libro precioso.

Mañana más "Aventura del saber", por un lado,

para hablar de filosofía con el catedrático de Filosofía

de la Universidad Pontificia de Salamanca, Marceliano Herranz.

Nos va a responder a la siguiente pregunta. ¿Qué cambiaría

de nuestra concepción del mundo si se descubre vida inteligente

fuera de la Tierra? Por otro lado, hablaremos de lo que significa

cooperación y búsqueda de calidad educativa.

Queremos saber hasta qué punto puede cambiar realidades

ese esfuerzo para mejorar la inserción

de poblaciones vulnerables en América Latina.

Después, en "Web visual", paseamos por la obra de la artista

Andrea Burcaizea y bajaremos el telón de la semana,

que la "Aventura del saber", termina los jueves,

echando la música en directo de Basalo.

  • La aventura del saber - 29/11/17

La aventura del saber - 29/11/17

29 nov 2017

Veremos los reportajes "Armonías: Cabrales", "Asociación Sindrama" e "Interrives: Mamadou". Además, entrevistaremos a Arturo de las heras, Dir. Gral. de CEF y UDIMA, a Fernando Fregeneda, Director de Quesería La Antigua, y a los actores Marta Belaustegui y Manuel Galiana.

ver más sobre "La aventura del saber - 29/11/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 29/11/17"
Programas completos (1444)
Clips

Los últimos 4.331 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Juan carlos Pérez

    Grandes personas,buenos referentes para el saber. Felicitaciones por compartir conocimientos y la cultura a grandes productos como es el queso.etc.... Productos que identifican el pais la calidad la vida que da o comparte con numerosos sectores...y que sea tan escasa cultura de conocimientos en base al consumidor..emos de hacer saber,que muchos de los productos de ESPAÑA son protagonistas y referencias en el mundo.

    02 dic 2017