www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3813980
Para todos los públicos La aventura del saber - 28/11/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días. Bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy hay un programa que quiere hacer memoria

y recordar como se merece

a uno de los mejores programas de la historia de la tele.

Sin duda el "Un, dos, tres" está entre los más queridos.

¿Recuerdan, por ejemplo, a las azafatas, a Don Cicuta,

a las Supertacañonas o a la Ruperta?

El sumario y empezamos.

Asistimos a un curso de formación

para profesores de infantil y primaria

que quieren descubrir cómo introducir la robótica

en el día a día de las aulas.

No hacía falta tener conocimientos previos

sobre programación, solo ganas de diseñar

nuevas experiencias educativas más motivadoras

y con más capacidad de fijar los conocimientos de los chavales.

Una semana más viajamos a Tenerife, en concreto a La Laguna.

Hasta ahora hemos hablado de monumentalidad e historia,

y hoy buscamos información relativa al desarrollo cultural y comercial.

Nos puede ayudar, por ejemplo, una aplicación móvil

que reúne todos los datos que puede demandar un turista.

Y es que ser Patrimonio de la Humanidad

obliga a estar siempre buscando formas de mejorar.

(Música)

Saludos cordiales a todos

al comienzo de la semana desde "La aventura del saber",

donde nos disponemos a escuchar atentamente, como cada semana,

a don Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía

y de la Academia Europea de Gastronomía,

quien hoy nos propone hablar de superalimentos

con origen en otras latitudes.

La verdad es que siempre ha habido alimentos

que son más completos que otros.

En general, los alimentos no son buenos o malos

depende de las cantidades.

Si los alimentos facilitan o proporcionan

muchos valores nutritivos,

lo que hay que hacer es tomarlos todos los días.

Y otros tomarlos una vez a la semana, en un problema de equilibrio.

Pero lo que es verdad es que ahora se han puesto muy de moda

unos alimentos que estaban más o menos olvidados

y que desde el punto de vista saludable

son extraordinariamente buenos.

Nosotros en España los hemos tenido siempre.

La naranja, el brócoli...

El ajo es un superalimento

porque ayuda a digerir las demás cosas,

y las hace comibles y comestibles.

Pero ahora hay tres que se han puesto muy de moda.

El primero, porque el año pasado fue el año internacional de la quinoa

que es una especie de cereal

que tiene, quizá, más aporte nutritivo

del que puede tener el arroz,

y que Espala no lo trajo de Perú y Bolivia

porque teníamos arroz.

Trajimos la patata porque no teníamos patata.

Trajimos cacao porque no teníamos cacao.

Pero de lo que ya teníamos no lo trajimos.

El otro es un alimento de México maravilloso que se llama maranto,

que permite hacer toda clase de...

Se puede hacer pan, se puede convertir en harina,

se puede tomar fresco, de muchas maneras.

Y el último es la moringa. Bueno, es igual.

La gente, que se acuerde de quinoa, maranto y moringa

y si lo encuentra que lo compre, son muy buenos.

Además, se pueden cocinar muy bien, son muy agradables.

Pero lo que tiene que pensar, sobre todo,

es que es verdad que hay alimentos, como el aceite de oliva virgen extra,

que es muy saludable.

Y se puede tomar todos los días, pero poco.

Porque un gramo de aceite de oliva tiene nueve calorías.

Igual que la mantequilla. Claro.

Lo que pasa es que es muy bueno para el tema cardiovascular.

Por lo tanto, ¿cuál es la diferencia?

Los alimentos que en sí mismos son muy positivos,

tomarlos frecuentemente.

También en pocas cantidades, de todo poco.

Pero tomarlos frecuentemente.

Hasta el punto de que ahora,

en las normas que se quieren dar de nutrición y de dietética...

Por ejemplo, en Francia se está discutiendo mucho

si las recomendaciones por cantidades...

Por ejemplo, medio litro de aceite durante toda la semana

o un poco de aceite cada día.

Porque si uno se toma el medio litro en un solo día, come mal.

Por lo tanto, me hace mucha gracia

porque la industria utilizar el tema de las cantidades.

Y el consumidor, el ciudadano,

yo creo que preferimos la habitualidad.

Es decir, tomar cinco piezas de fruta al día.

No tomar 20 piezas de fruta un día y otro ninguno.

(RÍE) Se puede producir un desastre.

Sino adecuar todos los días, comer un poco de todo,

en pequeñas cantidades,

buscando una dieta equilibrada, moderada y razonable.

Disfrutar con los cinco sentidos,

pero utilizar sobre todo un sexto sentido, el sentido común.

Claro, y en el caso de los superalimentos es igual, ¿no?

Se puede exactamente lo mismo,

no se puede tomar uno cuatro kilos de quinoa, es absurdo.

O cuatro kilos de moringa. Lo que pasa es que es verdad

que se puede tomar un poco de arroz todos los días,

se puede tomar unas patatas todos los días,

se puede tomar aceite de oliva todos los días,

en pequeñas cantidades, siempre de todo poco.

Muy bien. Incluso de los superalimentos.

No son tan súper. (RÍE)

Muy bien, muchas gracias.

(Música)

La programación y la robótica pueden utilizarse

como herramientas educativas transversales

que mejoran el aprendizaje de todas las áreas

de la educación infantil y primaria.

De manera que al tiempo que el alumnado aprende a programar

aplicaciones y robots,

se están adquiriendo otras muchas competencias y habilidades.

Es parte de lo que ha querido demostrar

una formación para profesores

que ha ofrecido el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

En "La aventura del saber" estuvimos en Valencia

viendo los progresos de los docentes participantes.

(Música)

El objetivo de este curso

que se ofrece a través del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

y de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

en colaboración con Programamos,

es la introducción de la robótica dentro de la jaula.

Cómo se puede utilizar la robótica como herramienta educativa.

El curso está destinado a profesores de infantil y primaria, a maestros,

tanto de la escuela pública como de la concertada

que quieren tener algún tipo de formación

para incluir la robótica dentro de sus aulas.

Y el perfil de las personas, de los asistentes al curso

son mayoritariamente mujeres

y tienen bastante experiencia dentro de la educación.

Tenemos una amplia representación de participantes

que tienen más de 20 años de experiencia docente.

(Música)

La propuesta que yo le hago a los docentes

que se han apuntado a este curso es el uso de las abejas,

porque es muy sencillo de programar, a los niños les encanta.

No requiere grandes conocimientos de robótica ni de programación.

Los niños aprenden de manera muy fácil

y se pueden reforzar los contenidos que trabajamos en clase a diario.

En este caso, los rincones que les he propuesto

ha sido uno para trabajar las emociones,

otro para trabajar el arte,

para la creación de cuentos colaborativos,

para trabajar la lógica matemática

y un último rincón trabajando con la app de Bee-bot

en tablets o en smartphones.

(Música)

El rincón de arte son cuadros

que previamente se han tenido que trabajar en clase.

O la técnica, el autor, el movimiento, el estilo,

de manera que luego utilizo los Bee-bots para reforzar todo eso

de manera que a los niños los motiva muchísimo, les encanta,

y lo aprenden de manera mucho más divertida.

El hecho de utilizar un tapete de lógica matemática,

pues les propongo cálculo mental o resolución de problemas

pero la solución la tienen que dar con un Bee-bot.

Entonces, a ellos les encanta.

No es sentarte delante de un papel y escribir un problema y realizarlo,

sino que están con un robot que les llama muchísimo la atención,

sobre todo a los más pequeñitos.

En esta sesión hemos trabajado con actividades reales

que se han llevado a cabo en aulas.

Es una manera de que nuestros compañeros

vean cómo hemos trabajado con el alumnado.

Así tienen la visión que ellos han tenido,

y a partir de haber realizado estas prácticas,

pues ellos van a poder crear sus actividades

y ver cómo encaja la robótica dentro de su temario

para aplicar la robótica a las asignaturas

que a cada uno esté dando.

Hemos tenido diversas propuestas.

Hemos tenido una actividad de cuentacuentos

en la que, por turnos, había que lanzar un dado,

programar el robot,

y eso llevaba al robot a un pictograma

donde había una imagen que debían incluir en la historia

para trabajar tanto el lenguaje oral,

puedes trabajar las partes del cuento,

puedes trabajar distintos contenidos de Lengua.

Se puede aplicar igual a Lengua o a Inglés.

Hemos tenido una actividad de Matemáticas

en la que reforzábamos contenidos de geometría,

de clasificación de triángulos.

Hemos trabajado también el uso de la brújula y del plano,

que está relacionado tanto con Educación física

como con Ciencias sociales.

Estos robots la principal ventaja que tienen

es que son robots libres.

Son de código abierto,

entonces cada persona que quiera tener uno,

pues simplemente podría ir a Internet,

buscar cómo se hace, comprar los componentes,

y hacerlo sin más.

De esta manera, aparte de tener el robot,

tenemos el conocimiento para replicarlo siempre que queramos,

para repararlo si fuese necesario,

y además, entendiendo la filosofía

del software abierto y del hardware abierto,

que se trata de compartir,

de compartir los conocimientos,

que es una enseñanza que se debería trasladar a las escuelas.

(Música)

Este curso se plantea para que cualquier persona,

cualquier docente de España,

pueda venir, y sin ningún tipo de conocimiento previo,

no hace falta saber absolutamente nada

para poder introducirse en la programación y la robótica.

El curso consta de dos partes.

Una primera parte presencial que se desarrolla durante una semana,

y en ella distribuimos los contenidos de forma muy práctica.

Vamos lanzando retos para que ellos puedan ir resolviendo

y aprendiendo a programar,

aprendiendo cómo se controlan dispositivos electrónicos, robótica,

y cómo eso se puede introducir como una herramienta educativa.

Cómo lo pueden utilizar para enseñar conceptos de matemáticas,

de lengua, de música,

cómo se pueden trabajar las artes, etcétera.

Después, consta de una parte en red

en la que los participantes pueden aplicar

todos los conceptos que aprendan en este curso

dentro de las aulas.

Incluso contando un poquito cuál ha sido la experiencia

de haber incluido la robótica dentro de las aulas.

(Música)

-En la sesión de Scratch de hoy

lo que hemos estado viendo es qué es el lenguaje de programación Scratch,

que es un lenguaje de programación muy intuitivo y visual

para que los niños aprendan a programar.

No necesita código, es a partir de bloques que ellos van creando

como un puzle de Lego,

y han visto qué proyectos pueden utilizar en el aula

para explicar diferentes conceptos,

de música, de lengua, de matemáticas...

Y ahora mismo, lo que están realizando

son proyectos en los que se involucran

tanto aspectos de tecnología como artísticos.

(Música)

El primer proyecto que han realizado ha sido una presentación

en la que han tomado contacto con los diferentes bloques.

Ahora lo que están realizando es un muñeco que han dibujado

en lugar de en mapa de bits, lo han realizado vectorialmente,

y lo que están haciendo es realizar otro disfraz similar a partir de ese

dándole vida mediante programación.

(Música)

(Sonidos piano)

(Sonidos percusión)

(Música)

-El Makey Makey es una placa

que permite conectar las teclas del ordenador

con cualquier cosa del mundo físico.

Cualquier cosa que conduzca la electricidad.

Hemos realizado varios proyectos, varios espacios,

en los que los profesores han visto

cómo podemos usar Makey Makey en las aulas.

Después les hemos hecho trabajar en grupo

y de esa manera se han dado cuenta de que ellos en clase

pueden hacer trabajar en grupo a sus alumnos

de tal forma que se aplica mucho el aprendizaje colaborativo

hacia un objetivo común.

Y todo utilizando la tecnología.

(Música)

Los proyectos que se pueden hacer con Makey Makey,

por ejemplo, hemos enseñado uno que consiste

en aprender las partes del cuerpo humano.

Otro que puede servir para música,

en el que hacemos un piano mediante frutas.

También podemos hacer música de una flauta.

Aunque parezca que estén jugando,

ellos, sin darse cuenta, están aprendiendo

porque quieren hacer algo pero no saben cómo,

entonces al profesor le demandan aprender.

(Música)

Somos un grupo de investigación de la Universidad de Girona

que nos dedicamos a investigar

nuevas formas de enseñar y de aprender.

Nos interesa mucho la palabra "aprender",

y cómo utilizar la tecnología, cómo utilizar los robots,

de una forma transversal

para conseguir que los niños sean más creativos,

aprendan a trabajar en equipo y sean más críticos.

Nosotros pensamos que la tecnología es una materia fácil

que se ha de integrar de forma transversal

en el currículum.

Es decir, creemos que con la tecnología, con los robots

se puede aprender más cosas que tecnología.

Se puede aprender a trabajar en equipo,

se puede aprender a ser creativo, se puede aprender matemáticas,

se puede aprender arte,

se puede aprender a resolver problemas.

Una de las cosas muy importantes que nosotros creemos

es que en robótica es básico,

cuando construyes cosas, equivocarte.

Equivocarse es bueno, no se aprende si no te equivocas.

Y aprender haciendo.

Aprender de una manera, mediante ensayo y error.

Tú te equivocas, ves que no funciona,

preguntas al compañero,

el compañero te indica unas ideas.

Entre los dos o entre los tres,

vais probando cosas que a veces funcionan y a veces no.

Lo que les hemos pedido a los maestros del curso

es que construyan un robot.

Un robot muy sencillo,

porque simplemente tiene un motor y un sensor.

Entonces, que interactúa el mundo físico, el mundo real,

el mundo que se puede tocar,

con el mundo que han creado también en la pantalla del Scratch.

Estamos trabajando con un robot en el mundo real

que puede interaccionar de alguna manera

con un personaje, con una escena o algo que pase en la pantalla.

Otro ejemplo que les hemos puesto, por ejemplo, es el del avión,

donde este avión tiene un sensor de inclinación.

Aquí debajo hay un sensor de inclinación.

Es un sensor de inclinación muy sencillo

que solo devuelve un uno cuando está inclinado a la izquierda,

y un tres cuando está inclinado hacia la derecha.

Otro número cuando está inclinado así,

y otro cuando no está inclinado. Hace de joystick.

Permite que cuando yo estoy moviendo así,

pueda decir, de alguna manera,

que el personaje que tengo en la pantalla

se mueva hacia la izquierda.

Y luego el personaje se puede mover a la derecha.

A veces la tecnología puede parecer difícil o complicada,

y es verdad que hemos podido ver ahora en pocos minutos

cómo no sale a la primera.

Pero cómo, en poco tiempo, los maestros han sido capaces

de poner en marcha sus proyectos, sus robots, y que funcionen.

¿Qué estamos demostrando? Que la tecnología es una cosa fácil.

Hoy en día nosotros decimos

que los robots se compran en los supermercados.

Estamos exagerando,

pero estamos diciendo que los robots sencillos

cada vez son más de bajo coste y cada vez son más accesibles

y son fáciles de utilizar en las aulas.

-Para nosotros es una gran alegría que en el Ministerio de Educación

y dentro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

se apueste por este tipo de formación.

En un mundo completamente digital,

que dentro de las aulas se incluya una formación

que explique cuáles son las leyes que rigen este mundo digital,

es completamente necesario.

Actualmente hay un movimiento muy grande

dentro del mundo entero

en el que solicitan que se introduzca la programación y la robótica

dentro del sistema educativo,

y para nosotros es una gran satisfacción

que el profesorado de nuestro país esté a la vanguardia.

(Música)

(Música)

Nuestro siguiente invitado de la mañana se define a sí mismo

como un investigador del pasado televisivo.

Si le preguntan cuál es

el mejor programa de la historia de la pequeña pantalla,

lo tiene claro.

Nuestras vidas no serían lo mismo sin el "Un, dos, tres".

Miguel Herrero. Hola, ¿qué tal? Muy buenos días.

Tanto como para que tú le hicieras este superhomenaje.

No valía cualquier cosa.

No, yo creo que lo tiene merecido.

El "Un, dos, tres" es un programa que nos ha acompañado décadas

a todos los españoles

y que merecía repasar toda su historia,

que es rica, variada, llena de curiosidades y anécdotas,

y a lo largo de 300 páginas

podréis descubrir toda la historia del "Un, dos, tres".

Exacto, todos los detalles, hasta los más pequeños están aquí.

Un programa mítico de la tele, está claro,

pero tú dices que este es el más importante.

La joya de la corona.

¿Qué tiene el "Un, dos, tres" que no hayan tenido otros

como "El precio justo", "La bola de cristal"

o "Verano azul", en un formato diferente?

Pero ¿por qué este es más historia de la tele que los demás?

Que no se enfade ningún otro programa porque todos son importantes

y desde luego son importantes en nuestras vidas.

Pero el "Un, dos, tres" toca la fibra sensible

de una manera muy especial.

Primero por haberse desarrollado a lo largo de varias generaciones.

Mientras que otros

como "La bola de cristal" o "Barrio Sésamo",

en el caso de Espinete o de Caponata,

han tocado a una generación o dos,

sin embargo, el "Un, dos, tres" se veía ya

en los años 70, en los 80, en los 90, todavía en el 2004,

en diferentes etapas muy variadas.

Yo creo que el "Un, dos, tres" ha sabido reunir a las familias

a lo largo de todos esos años

y que los viernes por la noche, o los lunes también se emitió,

nos olvidáramos de los problemas

y desde que empezaban las mascotas a cantar la sintonía

nos llegara un poquito más al corazón.

Yo creo que cualquier espectador que nos vea,

si oye a la calabaza Ruperta entonando su cancioncita

le devuelve rápidamente al pasado. Viendo estas imágenes,

es verdad que puedes tirar de disco duro.

Todos lo tenemos por ahí guardado, todos nos acordamos.

Totalmente.

Lo más meritorio del "Un, dos, tres", lo decías,

que fue capaz de sobrevivir durante décadas.

Haces un resumen cronológico de cómo han sido todas esas etapas.

Vamos a recordar un poquito las más importantes.

Precisamente para eso, para tirar de disco duro,

para que hagamos todos ese ejercicio contigo

hablando de un programa que empezó en el 72.

Eso es. Tú no habías nacido, yo tampoco.

No habíamos nacido, pero mi labor de investigador del pasado

trata precisamente de descubrir

o redescubrir, para quienes lo vivieron en los años 70,

un programa que cambió por completo la forma de hacer televisión

y lo que era ese género de los concursos.

Hasta ese momento era muy simple.

Normalmente, el concurso no ofrecía más que unos premios

tirando a básicos, incluso,

un desarrollo muy rápido, media hora.

Y no ofrecían más elementos. Era una gran gala, un gran show.

Eso es, decía Alfredo Amestoy, otro histórico de la tele,

que era como una tarta en la que se echaban ingredientes

y diferentes elementos, y el "Un, dos, tres" fue así.

Empezó muy sencillo, de una manera muy sencilla en el 72,

y poco a poco se incorporaron números musicales,

atracciones visuales, magia...

Cómicos... Eso es.

Y hacerlo un gran show...

Sería bastante parecido a lo que se ofrecía

en el Madrid de los años 80, sobre todo en las salas de fiesta,

el Music Hall...

El "Un, dos, tres" siempre tomó muchos elementos

de la comedia musical americana.

A Chicho siempre le llamaron mucho la atención todos esos elementos.

Y en los años 70, por supuesto, Chicho supo incluir cosas

que no se habían visto en televisión hasta ese momento.

Por ejemplo, las azafatas acompañando a un presentador.

O los Tacañones, los Cicuta,

que además tienes ahí. Sí, salen.

Es decir, un personaje negativo en contra los concursantes

A diferencia del resto de programas que lo que querían era

que el concursante se llevara muchos premios,

que se lleve lo mejor.

"Un millón para el mejor", por ejemplo, en los años 60. Aquí no.

Hay unos seres tacaños, Cicutas,

que quieren que ese concursante no se lleve nada, su puede ser.

Cuanto menos mejor. Eso fue muy original.

Las etapas, ¿qué las marcaríamos, en función de los presentadores?

¿Por ejemplo? Bueno, las etapas...

Hoy en día la gente tendemos a hacerlo parecido a EE.UU.

con las temporadas de las series. Sí.

Aquí normalmente estaba marcado por Chico bastante claro.

Eran etapas con un principio y un fin muy marcado.

Por ejemplo, del 72 al 73, del 76 al 78...

Y en los años 80, con Mayra igualmente.

Por eso el libro, cada capítulo está dedicado

a una de esas etapas.

Cada etapa, normalmente, cambiaba las secretarias, las azafatas,

los cómicos, el estilo de decorado,

los trajes oficiales...

Por ejemplo, este es el traje oficial de las chicas en el año 72.

Efectivamente, ese sentido de temporadas,

lo puede equiparar de alguna manera a una ficción.

Porque, por ejemplo, los Tacañones heredaban.

Después de Don Cicuta,

venían unos Tacañones en el 76, las Tacañonas,

en los 90 las Derrochonas, como que se habían hecho ricas.

Sí, sí. Hay unos elementos de ficción

a lo largo de la historia.

Kiko Ledgard, aquí le vemos en imagen,

fue el primer maestro de ceremonias. Sí.

Después Mayra. Yo te diría que la más conocida es Mayra.

Claro, para nuestra generación. Eso es.

Pero no sé si Kiko Ledgard...

Para quien haya vivido los años 70,

desde luego el "Un, dos tres" es Kiko Ledgard

porque es un presentador que renovó mucho el género.

El estilo de presentar hasta ese momento

era un poquito encorsetado. Era más directo, ¿no?

Claro, él venía de Perú de hacer mucha televisión allí,

y era muy desenfadado, muy bromista, muy pícaro.

Luego, Mayra supo perfectamente recoger ese testigo

y a lo largo de los 80 es la gran maestra televisiva.

Ha sido la madrina del libro, además, y es una mujer espléndida.

Yo creo que casi todos los profesionales de televisión

siempre han hablado de ella como un ejemplo.

Es una mujer muy querida, es verdad. Muy querida.

Ahora mismo, si se hiciera una encuesta

con los personajes más queridos de España,

yo creo que Mayra podría salir, en generaciones que la hemos conocido

porque también tenía una forma muy natural de hacer televisión.

Se reía siempre, yo le preguntaba hace poco:

"¿Cómo te podías reír al repetir una toma con los cómicos

si ya te sabías el chiste?".

Y ella es una profesional estupenda que sabía...

¿Y después quién vino?

Hasta Luis Larrodera, que fue el último,

de la etapa final. Larrodera hizo la última etapa.

Entonces llamado Luis Roderas, es algo de Chicho que le gustaba,

cambiar los apellidos.

Victoria Abril se llamaba Victoria Medina,

o Lydia Bosch, que era Lydia Boquera.

Pues mira, no lo sabía. Sí, sí.

Le gustaba cambiar los apellidos,

y a Luis Larrodera le puso Luis Roderas

porque decía que le sonaba mejor.

Entre medias está Jordi Estadella y Míriam Díaz Aroca,

ahí les tenemos en el 20 aniversario.

También hicieron un gran papel. Hicieron un gran papel.

Además, les tocó sustituir a Mayra, que no era tarea precisamente fácil.

Además, ellos compitieron por primera vez

con las televisiones privadas, había competencia.

Aparecieron en un momento en que no era tan fácil

reunir delante de la tele a España entera.

Como le pasaba a Mayra. Sí, eso es.

Ellos consiguieron hasta 13 millones de espectadores

en su vuelta en el año 91.

Y luego hubo un presentador no muy conocido en la historia,

Josep Maria Bachs,

que era muy conocido en la televisión catalana

por hacer muchos concursos,

y aquí presentó una etapa tal vez algo olvidada

porque fueron muy pocos programas,

pero de la que salieron Paula Vázquez, Silvia Abascal,

Luis Martín y otros nombres.

También hay que reivindicar a cada uno de ellos.

Ha salido en lo que nos cuentas varias veces.

Estamos hablando de Chicho.

Desde luego, Chicho era un gran descubridor de talentos

que va a quedar para la historia.

Es verdad que si se hiciera una lista

de la gran cantidad de personas que ahora todos conocemos

y que fueron descubiertos por Chicho.

Había un montón. Era un cazatalentos.

Yo creo que en España era un poco lo que Xavier Cugat, catalán,

hizo magníficamente en EE.UU.

Llegó a descubrir incluso a Woody Allen

y le dio su primer paso mediático...

a muchas estrellas, como Frank Sinatra.

Chicho, que llevó a Xavier Cugat a uno de los programas,

precisamente a lanzar a Nina,

después profesora de la academia de "Operación triunfo",

recogió ese testigo y en España supo seleccionar

magníficos cómicos que estaban algo olvidados en el cine.

Por ejemplo, Antonio Ozores fue un gran actor de cine,

pero su gran popularidad la consigue en el "Un, dos, tres"

y, por supuesto, las secretarias: Victoria Abril, María Casal...

Eran las azafatas. Silvia Marsó, Lydia Bosch,

María Abradelo, por supuesto Ágata Lys,

que fue la primera gran chica del "Un, dos, tres",

que hizo muchísimo cine en la época del destape.

¿Tú llegaste a contactar con Chicho para contarle este proyecto?

No se puede hacer sin hablar de él.

Sí, fue lo primero que había que hacer

porque ya me lo había ofrecido la editorial Diábolo:

"¿Por qué no haces un libro del 'Un, dos, tres', se lo merece".

Y yo dije: "Sí, la verdad es que se lo merece de verdad,

pero hay que contactar con Chicho y pedirle permiso".

Porque, lógicamente, es un programa

que si ellos, los de la productora, querían sacar su libro,

estaban en todo su derecho.

Y precisamente por eso me siento más satisfecho

de que tanto Chicho como su hijo Alejandro,

que es quien tiene las riendas hoy en día de esa productora,

me hayan dado el permiso para contar la historia del "Un, dos, tres"

desde el 72 al 2004. No nos queda mucho tiempo,

pero tenemos que hacer alguna referencia a las fotos.

Porque este libro es un tesoro, aunque solo sea por ese archivazo.

Sí. ¿Tú has descubierto muchas cosas?

No sé si el material era tuyo o cómo lo has conseguido,

pero es una joya.

Tengo que agradecerle a mucha gente que ha participado en el libro.

Azafatas como Aurora Claramunt, María Abradelo,

mucha gente que ha hecho posible que este libro...

Pepe Carabias, Alejandro Milán.

...tenga imágenes propias, de ellos, de esos rodajes,

y en muchos casos verdaderas reliquias.

Compartiendo recuerdos, ¿no? Sí.

Como ves, hay muchas portadas de revistas

que reflejaron el éxito del "Un, dos, tres".

Capturas de muchos momentos también curiosos.

Porque el "Un, dos, tres"

yo creo que merecía tratarse de una manera completa.

También el merchandising que salió al mercado,

todos aquellos juegos que recordamos mucho en los 80, sobre todo.

Y 44 años después del estreno,

¿tú te imaginas un futuro cercano con un nuevo "Un, dos, tres"?

¿Podría ser? Es muy interesante esa idea.

Creo que sería posible, por supuesto, un nuevo "Un, dos, tres".

Habría que renovar el género, lógicamente, adaptarlo al año 2016.

O el 2017.

Pero el "Un, dos, tres" tiene mucha vida

y no solo como concurso como lo hemos conocido.

Incluso una serie de dibujos animados con las mascotas,

una colección de DVD... Se pueden hacer muchísimas cosas.

Incluso un documental con toda su historia,

con toda la gente que, afortunadamente, nos queda

para recordar cómo fue un programa

que yo creo que es el mejor de nuestras vidas.

Pues nos has convencido, Miguel.

La verdad es que es un ejercicio de memoria

que a todos nos gusta hacer.

Muchas gracias por habernos visitado,

y por presentarnos esta joya, por desempolvar este tesoro.

A mí me ha gustado un montón. El placer es el mío de presentarlo,

y en esta casa, TVE, que acogió durante tantísimos años

a ese gran formato de Chicho. Gracias, Miguel.

Tiempo ahora para recuperar un capítulo

de una serie también mítica de este programa.

Hoy recuperamos la entrega que "Autor, autor" le dedicó

al escritor Antonio Buero Vallejo.

Es nuestro pequeño homenaje en el centenario de su nacimiento

y una manera de reivindicar la vigencia de su obra,

esencial en la renovación de la escena española.

(Música)

Alguien dijo en cierta ocasión

que la literatura desesperada o desesperanzada

era una contradicción en los términos.

A mí eso me parece muy inteligente,

no hay un solo autor en España o en el mundo

que escriba desde la desesperación o para la desesperación.

O para la desesperanza.

Esto no es así.

Todo el que escribe, escribe pensando

que, si bien de manera implícita a veces, y otras de manera explícita,

al final del túnel siempre hay luz.

Hay que imbuir al gran público

la idea de que el teatro, como en un ayer no muy lejano todavía

sigue siendo una cosa tan distraída, tan divertida y tan apasionante

como puede ser una novela, por ejemplo.

-"Quisiera que me entendiese y me castigase,

como cuando era un niño, para poder perdonarme luego.

Pero ¿quién puede ya perdonar ni castigar?

Yo no creo en nada y usted está loco.

Ahora hay que volver ahí arriba y seguir pisoteando a los demás.

Tenga, se lo devuelvo".

Le entrega el muñeco de papel.

El padre: "¡No, no!".

Vicente: "¿Qué?".

"No subas al tren".

"Ya lo hice, padre".

"Tú no subirás al tren".

Vicente lo mira. "¿Por qué me mira así, padre?

¿Es que me reconoce?".

Terrible y extraviada,

la mirada del padre no se aparta de él.

Vicente sonríe con tristeza.

"No", y tampoco entiende.

"Elvirita murió por mi culpa, padre".

Elvirita...

Elvirita murió por mi culpa, padre, por mi culpa.

Bueno...

Ni siquiera sabe usted ya quién es Elvirita.

Ella bajó aquí, yo subí.

Y ahora debe volver a ese tren que escapa.

-Apenas se le oyen las últimas palabras,

ahogadas por el espantoso fragor del tren.

Sin que se entienda nada de lo que dice

continúa hablando bajo el ruido insoportable.

¡No!

-En pie y tras su hijo,

que sigue profiriendo palabras inaudibles,

empuña las tijeras.

Sus labios y su cabeza dibujan de nuevo

una colérica negativa

cuando descarga con inmensa furia el primer golpe,

y vuelve a negar al segundo, al tercero.

El tragaluz, una guerra lejana.

Un sótano habitado por personajes vencidos, derrotados,

perdedores que no han podido subirse al tren de la vida.

Una tragedia dura escrita, sin embargo, desde la esperanza.

Desde esa esperanza que preside al teatro trágico

de Antonio Buero Vallejo.

(Música)

El día de 11 de febrero se produjo el reestreno

de la obra "El tragaluz".

Yo estuve viendo la función en el teatro Maravillas

y me parece que ocurrió algo que a veces ocurre en el teatro.

¿Qué sintió usted? ¿Cómo se sentía delante de su público

para el que escribe, con sus actores?

Bueno, no le voy a ocultar a usted que sentía alguna melancolía.

Pero también satisfacción, claro.

Porque el resultado había sido, al parecer, muy positivo.

(Aplausos)

-Y, efectivamente, fue un éxito.

Antonio Buero Vallejo salió a saludar y se dirigió al público

y habló del tema que más le apasiona: el teatro.

(Aplausos)

-Ya lo dije en mi estreno anterior.

Yo ya pretendo durar, y sigo pretendiendo durar.

Pero durar, claro está, con un material, con unas obras...

que sigan manteniendo cierta vigencia y cierta actualidad.

Con un poco de ilusión

acerca de la actualidad o la vigencia,

que podía tener todavía esta obra

es con lo que yo hablé

y lo que yo sentí en ese momento.

-Antonio Buero Vallejo nace en Guadalajara

el 29 de septiembre de 1916.

Allí vive durante sus primeros años.

Su infancia es una infancia feliz, familiar.

Amigos, juegos a la salida de clase,

correrías por las calles de su ciudad.

Tiene un teatrito de juguete

en el que esboza pequeñas representaciones familiares.

Pronto se siente atraído por la lectura y por la música.

Su padre, que era militar, poseía una amplia biblioteca.

Sus primeras lecturas van

desde una versión infantil de "La Odisea"

hasta "El alcalde de Zalamea".

Pasando por Dumas, Dickens, Lorca.

Aunque enseguida el dibujo y la pintura le atrapan.

Hace apuntes, retratos, bodegones y pronto comienza a destacar.

Es feliz dibujando, pasando al papel todo lo que hay delante de sus ojos.

-Me recuerdo con un perrito que llamábamos El Trueno.

Y el perrito a mi lado, porque era como un hermano.

Y tumbado en el suelo, yo hacía mis primeros monos.

Eso que los especialistas llaman "dibujos de carácter celular".

De ahí pasé a pronto a monos algo más estructurados.

Porque yo quería pintar.

Y me pasé toda mi infancia y parte de mi adolescencia

firmemente convencido de que yo iba a ser pintor.

-Su pasión por la pintura

no le impide asistir con frecuencia al teatro.

Va con su padre a las representaciones

de las compañías de repertorio que pasan por la ciudad.

Y se siente atraído por la lectura de publicaciones dramáticas

como la novela teatral y el teatro moderno.

(Música)

(Música)

Taller de ciencias en "La aventura del saber"

con el físico Javier Fernández Panadero,

profesor de tecnología en secundaria,

que hoy nos propone calcular si nos timan o no

en un paquete de folios.

Bienvenido, Javier. Muy bien, ¿qué tal?

¿Cómo sabemos si nos están timando o no en un paquete de folios?

Pues mira, como te decía, la ciencia es un superpoder.

Entonces... Ahí está escrito, ¿no?

Ahí lo tenemos, que nadie se olvide.

No es que tú me preguntes a mí:

"Javi, ¿nos están timando?", y yo te diga que sí y tú me creas.

Yo quiero que tú midas y calcules.

Ese es el superpoder de la ciencia, media y calcular.

Y está al alcance de cualquiera.

Pues vamos a calcular, por ejemplo, el peso que debería tener este...

Entonces, incluso... ...bloque de folios.

Aquí tenemos un paquete de 500 folios típicos

si nos fiamos del fabricante,

que nos pone que son 80 gramos por cada metro cuadrado.

80 gramos.

Pero un folio, un DIN A4 que llamamos no mide un metro cuadrado.

Sabemos que el DIN A4 es la mitad del DIN A3,

que es la mitad del DIN A2, que es la mitad del DIN A1.

El DIN A0 es el que mide un metro cuadrado.

Entonces, un DIN A0 son dos DIN A1, cuatro DIN A2, ocho DIN A3,

son 16 DIN A4.

Entonces, habría que dividir 80... Cada DIN A0 que pesa 80 gramos,

lleva 16 folios.

Entonces, si tú divides 80 entre 16,

te dice cuántos gramos tiene que haber en cada folio.

Cinco. Cinco gramos por folio.

Eso es lo que el fabricante nos promete en la etiqueta,

cinco gramos por cada folio, tenemos 500.

Si yo quiero pesar todo... Sería cinco por 500.

Cinco por 500, seguro que la gente ya hace las cuentas de cabeza.

Cinco por 500.

Como estamos en gramos, aunque nos salgan 2500, 2.5 kilos.

Vale, eso es. Perfecto.

Pues aquí tengo una báscula.

Porque yo te puedo decir que sí o que no, pero eso es opinar.

Aquí el que mide, sabe.

Entonces, yo quiero que tú mires y que tú sepas.

Vamos a ponerlo en la báscula. Te vamos a encender la báscula.

Que nos marque un cero. Ahora.

Y ahora... Marca un cero.

A ver cómo se pone aquí esto. A ver.

Amigo, 2438 gramos.

Pues 2438 no son 2500. A ver cuántos...

2500 menos 2438.

Y esos son los gramos que nos faltan. 62 gramos.

Yo no digo que falten folios,

lo que pasa es que los folios no tienen

tantos gramos como deberían.

De hecho, no estamos contando que esto está envuelto.

Aquí hay unos gramitos extra, pero se lo perdonamos al fabricante.

Entonces, más o menos, nos faltan 60 gramos.

Que si lo contamos en folios, ¿cuánto nos sale?

Pues si son cinco...

Recordamos que cada folio eran cinco gramos.

60 entre 5. Eso es, sería 60 partido entre 5.

12. Nos faltarían 12 folios.

O sea, que nos faltan 12 folios.

Y ahora tú puedes decir: "Ya, pero es más barato que el otro".

Pero el que sabe es el que puede decidir.

El que sabe es un poco más libre, y el que mide es el que sabe.

Los demás solamente creen.

Podríamos incluso hacernos una pregunta más y decir:

¿Cada cuántos paquetes de folios me sale uno gratis?

Pues a 12 folios, ¿cuántos saldrían? Claro.

A ver. Cada paquete faltan 12 folios.

¿Cuántos necesitamos para que nos junten 500?

Pues si haces 500 entre 12... A ver, perdona.

500 entre 12.

41 coma... Pues cada 41.

Cada 41 y medio tienes uno.

Cada 40 paquetes hay un paquete gratis, que has pagado tú,

pero a alguien le ha salido gratis.

Es que es más barato, es que es más caro...

Nosotros no decimos qué hay que elegir,

nosotros medimos y calculamos, tenemos ese superpoder.

Ahora conocemos lo que es verdad,

y ahora cada uno que decida lo que quiera.

¿Cuál podría ser la solución? ¿Que el folio fuera...?

Que no pesara lo que dice que pesa podría ser una.

Y otra... Que faltaran folios.

Que nos faltan 12 folios. Claro, habría que contar

y ver si hay 500 o es que no tienen su gramaje,

no tiene suficiente pasta de papel.

Y si no es que faltan.

Probablemente sea una cuestión de la pasta de papel.

También que se fije la gente,

porque a veces en vez de poner 80 gramos pone 70 gramos.

Entonces, ahí no es una cuestión

de que el fabricante no te dé lo que te dice,

sino que te dice que es de menos.

Pero por eso es muy importante informar al consumidor

y que no estamos haciendo física de partículas.

Estamos usando operaciones: sumas, restas, multiplicaciones.

Todo el mundo las conoce.

Y leyendo las etiquetas, eso está al alcance de todos.

Claro, para que no nos engañen.

Muchas gracias, Javier. Un placer.

(Música)

Dejamos la ciencia para hablar ahora de turismo

y de una pequeña parte de la oferta

que podemos encontrar en la preciosa isla de Tenerife.

¿Saben en qué consiste la Noche en blanco?

Cultura y entretenimiento para todas las edades.

Un evento que La Laguna lleva celebrando nueve años

y que es capaz de reunir a más de 200 000 personas

en el casco histórico del municipio.

(Música)

La Laguna ha sabido conservar su patrimonio

sin sacrificar el uso de los inmuebles

y su desarrollo cultural y comercial,

que fomentan integrando la actividad socioeconómica

con su importante legado histórico.

A través de acciones de dinamización formativas y participativas

durante todo el año promueven el crecimiento empresarial

y la vida social del municipio.

Entre los proyectos de dinamización destaca la Noche en blanco,

un evento que aúna cultura, ocio, restauración y comercio

y convierte a esta ciudad Patrimonio de la Humanidad

en una gran zona comercial abierta.

Otras iniciativas tienen como objetivo

mejorar la presencia y visibilidad del pequeño y mediano comercio

con aplicaciones móviles, plataformas web,

y otras herramientas de comunicación.

Un marco de oportunidades que se refuerza

con ese caleidoscopio de naturaleza, cultura, arte o gastronomía.

María José Castañeda,

concejala de Cultura, comercio y turismo de La Laguna.

-Buenos días. -Hola, buenos días.

Estamos en una ciudad como La Laguna que además de su monumentalidad

también es una ciudad muy dinámica y muy viva.

Sí, estamos precisamente en una zona

donde hay bastante comercio,

bastante pequeño y mediano comercio.

Y bueno, es una de las peculiaridades dentro de nuestro municipio

que podamos disfrutar con un caso con comercio peculiar

y unas zonas aledañas al casco

que también tienen ese tipo de actividad.

Por ejemplo, en la zona en la que estamos,

en esta avenida que queda aquí cerca, es mucho el comercio que hay.

Incluso más que en el casco, que es lo que podríamos pensar.

Nos encontramos en una zona con una gran densidad comercial.

Estamos en La Cuesta.

Pero lo cierto es que tanto Taco como La Cuesta

son zonas donde la actividad comercial

está por encima de la media regional y por encima de la media nacional.

La Cuesta es una población dentro de nuestro municipio

también muy importante.

Tenemos un número importante de habitantes dentro de esta zona

y evidentemente también forma parte de nuestras políticas

llevar a cabo actividades de dinamización y de empuje

al pequeño y mediano empresario que se encuentra ubicado

fuera de lo que todos entendemos que es el casco y la zona comercial.

Y dentro de esas actividades, por ejemplo,

la Noche en blanco tiene bastante importancia, ¿no?

Nosotros celebramos en noviembre una noche en blanco.

Realmente, se llama la Noche en blanco,

pero empezamos desde por la mañana

y lo cierto es que este sería el noveno año que la hacemos,

y tiene bastante éxito.

Nos encontramos con que desde el principio,

desde la primera vez que se llevó a cabo

tuvo una gran aceptación por parte de todo el mundo.

Entonces, estamos contando que dentro de todo un día

que se producen actividades culturales, musicales, familiares,

entretenimiento...

podemos tener alrededor de unas 200 000 personas en el casco,

porque la Noche en blanco sí se lleva como actividad exclusiva en el casco.

Y es una actividad que ha tenido bastante acogimiento

y que se espera, ¿sabes?

Además, siempre se trabaja para mejorar el año anterior

y traer novedades y cosas nuevas a ese evento

para que a la gente le apetezca acudir a la Noche en blanco

que se celebra en La Laguna. -Claro.

Y también tenéis esta oferta comercial,

una oferta de ocio muy amplia

y gastronómicamente también es importante.

Podemos probar desde platos tradicionales

a comida un poco más de fusión, más moderna.

La verdad es que nos hemos ido convirtiendo en los líderes

dentro de lo que sería la zona metropolitana.

Porque bueno, no somos la capital,

pero sí convivimos muy juntos, lindamos unos con otros.

Y nos hemos convertido en un referente

en el tema de la gastronomía.

Tenemos muy buenos lugares donde poder comer

y donde poder degustar todo tipo de comida.

No solamente la nuestra típica,

sino que hay un gran abanico de posibilidad de degustar

y de tener esa posibilidad de poder llevar a cabo

y poder comer cosas distintas.

Un poco para todos los gustos.

Además, siendo ciudad universitaria también estará pensado

para el público más joven,

pero sin olvidarnos de otro tipo de gustos.

Sí, porque además tenemos varias zonas.

Evidentemente, al ser una ciudad grande y dinámica,

y con un movimiento cultural muy potente,

pues hay diferentes zonas.

Podemos comer muy económicamente para el estudiante,

y también tenemos otro tipo de gastronomía

un poco más selecta.

Y la hora de desplazarnos por La Laguna,

también nos facilita bastante las cosas una aplicación que tenéis

en cuestión de comercio.

No solo monumentos, podemos saber dónde está todo.

Hemos creado una aplicación de turismo

y entonces, en esa aplicación,

hemos intentado condensar toda la información.

Tenemos la información turística que un turista necesita

cuando llega a un destino,

pero también es cierto que tenemos la posibilidad de descargarla

y tener allí todo en lo que consiste la gastronomía.

Y también hemos puesto en marcha otra aplicación,

hablando en relación al comercio,

porque entendemos que tiene que estar muy vinculado

el turismo, el comercio y la cultura

para que al turista le sea atractivo venir a la ciudad.

Hemos puesto también en marcha otro tipo de aplicación

para la pequeña y mediana empresa.

Sí es cierto que cuando nos desplazamos,

cuando viajamos siempre buscas un poco aglutinar

turismo con comercio con gastronomía

y esa es una oferta que La Laguna tiene.

Sí, nosotros, afortunadamente contamos con ese tipo de oferta.

Está claro que ser Patrimonio de la Humanidad

nos da un beneficio y es un galardón que hemos recibido

y que tenemos que mantener y potenciar.

Pero también es cierto que tenemos otro tipo de interés turístico

y que también habría que empezar a difundirlo.

Llevamos muy poquito con el tema del Patrimonio de la Humanidad,

y nos hemos concentrado mucho en ello.

Lo que pretendemos en esta nueva andadura

es que se conozca otro tipo de oferta turística

que tiene el municipio de La Laguna, como sus costas, como sus senderos.

No hay que olvidar también que formamos parte

de la Reserva de la Biosfera.

Hay una parte nuestra en Anaga

que forma parte de la Reserva de la Biosfera

y ahora mismo son también temas con bastante interés turístico.

Y luego, la ubicación que tiene La Laguna,

que también es un sitio muy cómodo en infraestructuras,

comunicaciones, transportes... -Claro.

No hay que olvidar que nosotros tenemos, dentro de nuestro municipio,

el aeropuerto.

Una de las principales llegadas del turista

es a través de los aviones.

Entonces, está claro que para nosotros es importante

que esté dentro de nuestro municipio y que sea una puerta de llegada.

Pero bueno, estamos dentro del área metropolitana

muy bien conectados, y una de las responsabilidades

que creo que debemos de tener como políticos

es fomentar el transporte público.

Entonces, también nuestros accesos hay que mejorarlos

porque siempre hay que estar en constante mejoría.

Pero también fomentamos el transporte público,

intentamos que el transporte privado se utilice lo menos posible.

Aparte de fomentar el transporte público,

también estáis fomentando lo que nos comentabas.

Potenciando el comercio, sobre todo el pequeño comercio

para hacer una ciudad mejor, entiendo, ¿no?

Claro, intentamos llevar a cabo actividades de dinamización

en todo el municipio,

para que el pequeño y mediano comercio

mejore de la situación por la que estamos atravesando,

y por eso también hemos decidido traer aquí, hacer una muestra

de una zona tan importante como es Taco y La Cuesta

para nuestro municipio,

porque es una zona importantísima de una gran afluencia comercial.

Y estaremos siempre intentando

que las políticas de dinamización que se lleven a cabo

sean lo más efectivas

y acordes con la situación que se está viviendo ahora mismo.

Y turísticamente, también está bien eso de enseñar estas otras zonas

que muchas veces nos perdemos

y que gracias a ti y a esta visita que hemos hecho

estaos descubriendo que hay otra parte de La Laguna

que también merece la pena. -Claro, eso es importante.

Me alegro de que sea así.

Que también nosotros podamos utilizar este tipo de comunicación

para que se conozca La Laguna íntegra y que no solamente nos quedemos

con las dos o tres calles del casco

declaradas Patrimonio de la Humanidad,

que tienen su importancia, evidentemente,

pero La Laguna la conforman muchísimos núcleos.

Hay muchísimos barrios, muchísimos pueblos,

que también tienen que ser conocidos y disfrutados.

Nos quedamos con eso,

con que hay que disfrutar La Laguna en su plenitud

y conocerla a fondo. -Sí, os invitamos.

-Muchas gracias, María José. -A ti, gracias.

(Música)

(Música)

El periodista y empresario Juan Luis Cebrián

acaba de publicar la primera parte de su autobiografía.

"Vida de un periodista". La edita Debate.

Recordemos que Juan Luis Cebrián ya había publicado

algunos ensayos y algunas novelas

en que los detalles del oficio de periodista

y las vicisitudes de la época de la que le ha tocado dar cuenta

se habían evidenciado.

Pensamos en la España que bosteza y en el pianista en el burdel

del lado profesional,

pensemos en la Rusia y Franco moribundos del otro lado,

del lado más personal.

Ahora nos ofrece una hipnótica narración

cuyo título remite mitad a a la versión de Billy Wilder

del clásico de Ben Hecht sobre periodismo, "The front page",

mitad a las memorias de otro clásico del periodismo,

el famoso director de The Washington Post Ben Bradley.

Nos ofrece una escritura directa, sincera, con los adjetivos claros

para referirse a los hechos vividos

y a los personajes que los protagonizan.

Son unos hechos y unos personajes verdaderamente absorbentes

que configuran un libro lleno de fuerza

que no puede dejar de leerse.

Recuerden, "Primera página", Juan Luis Cebrián,

"Vida de un periodista 1944-1988".

Recientemente publicado entre nosotros

por la editorial Debate.

Hasta aquí "La aventura del saber" de hoy.

Mañana volvemos, por un lado, para recibir a Laura Rojas Marcos,

que esta semana nos propone hablar de la envidia.

Nos va a explicar cómo nace este sentimiento,

a qué afecta y en qué medida lo podemos combatir.

Nos interesamos también por el papel que cumplen

los comedores sociales en nuestro país

y después les presentamos, si no lo conocen todavía,

a Evaristo Guerra,

un gran embajador pictórico de Andalucía

que expone su obra hasta el miércoles en el Ateneo,

aquí en Madrid.

Les esperamos, feliz día.

  • La aventura del saber - 28/11/16

La aventura del saber - 28/11/16

28 nov 2016

Ofreceremos los reportajes "Robótica en Valencia" y "Dinamización comercial y cultural en La Laguna".

ver más sobre "La aventura del saber - 28/11/16" ver menos sobre "La aventura del saber - 28/11/16"
Programas completos (1414)
Clips

Los últimos 4.199 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios