www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5021506
Para todos los públicos La aventura del saber - 28/02/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Buenos días a todos.

Recibimos hoy al profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

director del grupo de paleoantropología

del Museo Nacional de Ciencias Naturales

y doctor en Biología

por la Universidad Complutense de Madrid

Antonio Rosas

para hablar de la historia de los seres humanos

hasta llegar a serlo.

Luego, en la segunda parte del programa,

estará con nosotros Manuel Ruiz Amezcua

para hablar de su poesía completa hasta el momento

publicada por la editorial Comares de Granada,

"Una verdad extraña".

Aprovecharemos

que el poeta es también profesor de Lengua y Literatura Española

en secundaria y bachillerato

para hablar con él

de ese otro aspecto del creador literario

como admirador de la obra de otros

y su capacidad para contagiar esa admiración a terceros.

Les ofreceremos también un nuevo trabajo

sobre la iniciativa Acción social por la música

en la que el maestro José Antonio Abreu

sigue abriendo camino con su red de orquestas

y coros infantiles de Venezuela.

Y un nuevo Boek Visual

dedicado en esta ocasión a la obra de Juan Cardosa:

maestro del "collage" y del humor.

Hemos invitado hoy al profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

director del grupo de paleoantropología

del Museo Nacional de Ciencias Naturales

y doctor en Biología

por la Universidad Complutense de Madrid

Antonio Rosas

para hablar de la historia de los seres humanos

hasta llegar a serlo.

Es decir, para hablar de la historia de la especie humana

a partir de esta reciente publicación,

"Los fósiles de nuestra evolución",

en la editorial Ariel.

Bienvenido.

Muchísimas gracias por el libro que es fascinante, la verdad.

¿Cómo podemos saber

que un homínido es un homínido que está relacionado con nosotros

y no, por ejemplo, con los chimpancés?

Para empezar, cuando encontramos fósiles,

esta es la primera pregunta.

Eso es motivo de investigación.

Básicamente, para responder a esta primera,

lo que hacemos es coger el mundo actual;

es decir, las especies vivas,

los chimpancés, los gorilas, nosotros, los orangutanes

y los primates en general,

y ya tenemos, por así decirlo,

un catálogo de similitudes y de diferencias

de tal manera que ya conocemos

cuáles son las características propias humanas

y ahí vamos rastreando hacia atrás en el tiempo

de tal manera que cuando encontramos fósiles,

nos preguntamos si esos fósiles

que representan aquellos organismos del pasado

ya mostraban esas características de los animales vivos actuales

o todavía no.

Es en ese debate, en esa comparación,

donde vamos desgranando

cómo van apareciendo a lo largo de la evolución

nuestras características o las de los chimpancés y gorilas

que, por cierto, hay muy poco registro fósil.

¿Los chimpancés son los simios más cercanos a nosotros?

Sí.

Eso es lo que nos enseña la biología actual.

De hecho, fue propuesto por un autor inglés contemporáneo

y amigo de Darwin

que propuso lo que llamo el paradigma de Darwin,

de Huxley y Darwin,

que es el decir que los simios africanos

son los animales vivos más similares a nuestra especie.

La moderna genética nos ha enseñado que dentro de los simios africanos,

gorilas y chimpancés,

son los chimpancés la especie más próxima a nosotros.

La especie hermana viva.

¿Y cuáles son las características principales

de los seres humanos, del "Homos sapiens sapiens",

en este nivel de estudio?

Cuando comparamos nuestra especie, los humanos actuales,

con los animales vivos en el planeta Tierra,

hay dos características

que nos diferencian del resto de los primates.

Son nuestra manera de andar, nuestra manera de ser bípedos,

andamos sobre las extremidades, las piernas,

y un detalle curioso de nuestra anatomía

que es la reducción del tamaño de los dientes caninos.

Todos los primates tienen grandes dientes caninos,

grandes caninos,

y nosotros los tenemos tan reducidos como que pasan inadvertidos

y parecen como un incisivo.

Esas dos características son las esenciales

que definen al grupo de lo que hoy llamamos homininos.

Y, vamos a ver, eso por qué paso.

Quiero decir, ¿qué pasó primero?

Lo que el registro fósil nos ha enseñado en los últimos años

es que el rasgo que aparece fundamental,

el rasgo que aparece primero en los fósiles más antiguos

que podemos asociar a nuestra evolución,

es el hecho de andar.

Erguidos, ¿no? Erguidos.

El bipedismo.

El bipedismo es el rasgo más esencial

de nuestra evolución

y el primero que aparece asociado a esa reducción de los caninos.

¿Y qué ocurrió

cuando el homínido aquel se puso de pie?

¿Qué es lo que pasó?

¿Qué fue tan importante?

Probablemente, lo primero que tenemos que decir

es que no ocurrió de la noche a la mañana, ¿no?

Hoy sabemos que el bipedismo se combina

con otras maneras de desplazarse.

De hecho, los fósiles más antiguos que conocemos de nuestro linaje

con una antigüedad aproximadamente de 4,4 millones de años

son bípedos

porque su anatomía corporal nos dice que podían andar bípedos,

pero combinan ese desplazamiento en el suelo

también moviéndose por las ramas.

Siendo, incluso, cuadrúpedos arbóreos.

Es decir, los primates,

sobre todo, los primates más sofisticados,

tenemos un espectro de locomoción amplio.

Nosotros, curiosamente, somos muy especializados.

Nuestra locomoción es casi...

Salvo cuando somos niños que primero gateamos

y luego jugamos por los árboles todo lo que nos dejan

hasta que ya de adultos solamente somos bípedos,

ahí somos muy especializados.

En general,

los primates tienen un repertorio amplio.

Los primeros homininos

probablemente compartían ese bipedismo

con otros modos de locomoción arbórea.

¿Por qué?

Esa es la gran pregunta.

¿Cuáles son los procesos que llevaron a ese cambio?

Hay teorías modernas que asocian ese cambio,

esa exploración de la bipedoestación,

con la capacidad de transportar alimentos.

De hecho, el hecho de andar bípedos, tiene una implicación muy importante

y es que permite liberar las manos de la función locomotora.

Cualquier primate,

cuando se desplaza por las ramas o por el suelo,

necesita apoyarse en dos, tres o cuatro extremidades.

Nosotros liberamos las manos y eso nos permite otras cosas.

Incluido el transporte.

Y hay una teoría

que plantea que cuando se restablecen

las relaciones entre seños macho y hembra

y empieza a haber una especie de monogamia

de tal manera que un macho

abastece de alimento a una única hembra

y empieza a establecerse una relación monógama,

eso cambia una manera de establecer relaciones sociales

y el modelo de reproducción

de tal manera que favorece de una manera muy activa

el hecho de ser bípedo

porque permite esas otras funciones

relacionadas en última instancia con la reproducción

que es, obviamente, la función esencial de la vida.

La reproducción.

¿Y el lenguaje?

El lenguaje articulado tal y como lo conocemos...

Hay un debate histórico

de cuándo aparece en nuestra evolución

una facultad tan esencial en nuestra biología de nuestra vida

y hay dos posturas extremas.

Una dice que el lenguaje articulado es antiguo a nuestra evolución,

antiguo,

y nos podríamos retrotraer a más de dos millones de años,

y otros planteamientos

que dicen que el lenguaje aparece muy tardíamente

con la aparición de la especie nuestra "Homo sapiens"

y con toda la explosión cultural que se produce.

Yo soy partidario de que el lenguaje es muy antiguo.

Probablemente,

no un lenguaje como estamos hablando ahora mismo

o en los lenguajes modernos,

pero en la articulación de los primeros lenguajes

soy partidario de raíces profundas en nuestra evolución.

Porque la cultura,

la transmisión de información por vía no genética,

hoy día parece que está claro que también es posible

entre los bonobos, entre los chimpancés...

Sí.

Es uno de los descubrimientos más interesantes

que se han ido realizando en los últimos años

gracias a los estudios de campo.

Hoy en día,

muchas de las poblaciones de chimpancés y de gorilas,

de bonobos, que se llama el chimpancé pigmeo,

hay dos especies de chimpancés,

el bonobo que es más pequeñito y el chimpancé común,

"Pan paniscus" y "Pan troglodytes" en términos más técnicos,

pues están monitorizadas.

Hay grupos de primatólogos que están trabajando en el campo

y las están siguiendo durante años.

Entonces, estamos conociendo las intimidades

del comportamiento de los chimpancés,

de los gorilas y de los bonobos.

Y lo que se ha visto

es que los chimpancés transmiten su cultura.

Producen también cultura material tanto incluso en la talla tosca,

pero talla de algunas herramientas de piedra,

o en el manejo de materiales vegetales

que sirven como herramientas.

Y, además, curiosamente, lo que se ha visto

es que las diferentes poblaciones de chimpancés

que viven, por ejemplo, en Costa de Marfil o en Tanzania,

en dos extremos de África,

sus tradiciones culturales son diferentes.

Lo que aprenden en un momento dado

se transmite vía materna fundamentalmente

y, entonces, las poblaciones de Senegal

o de Costa de Marfil

tienen sus tradiciones culturales

que los chimpancés de Tanzania desconocen completamente

y viceversa, ¿no?

Es decir, la cultura,

la transmisión no genética de la información,

es un proceso antiguo en nuestra evolución

y en sus rudimentos probablemente heredado.

Sobre todo, por la vía materna, ¿no?

Como la transmisión.

Bueno, esto lo podemos observar en nuestras vidas, ¿no?

En gran medida,

esa comunicación tan íntima madre e hijo, madre e hija,

es el primer rudimento de una transmisión, ¿no?

Y cuando las relaciones, por ejemplo, entre los chimpancés

se mantienen mucho más estables entre madres e hijos e hijas

que entre los padres, entre los machos,

ese vínculo sostenido es el vínculo de transmisión

de este tipo de aprendizajes y audiodescubrimientos

que se producen en algunas ocasiones de manera fortuita,

pero que ese descubrimiento es transmitido

y se implanta en una población determinada.

Vamos a suponer

que partimos ya de la separación entre chimpancés y los homínidos

que van dar origen al "Homo sapiens sapiens", ¿no?

¿Cómo va...?

Es decir, ¿cuál es la sucesión?

La sucesión es compleja.

Hay una idea clásica

muy muy instaurada en nuestra cultura occidental.

Es el hecho de ver la evolución como si fuera una secuencia.

Como si fuera lo que...

De hecho, está inspirado en una idea antigua

que se llamaba la cadena del ser

que viene desde la Edad Media o incluso en Aristóteles.

Y están implantadas en nuestra cultura

y vemos esa cadena de la vida.

Hoy en día, sabemos

que la evolución no funciona en secuencia lineal como una cadena,

sino que son procesos divergentes.

Vemos la evolución hoy en día como árboles evolutivos.

Es el árbol de la vida, ¿no?

El árbol de la radiación y la diversificación.

Y en la evolución humana se produce una gran diversificación

dependiendo del momento y de las circunstancias

y atravesamos diferentes momentos.

Hay un momento del que estamos hablando

donde podemos encontrar ese primer antepasado común

que nos vincula a chimpancés por un lado

y a humanos por otro

en una especie de Y imaginaria

donde en el nudo está ese antepasado común

y, a partir de ahí,

se produce la evolución de esos dos linajes.

Chimpancés y humanos, nosotros.

Entre medias hay una gran diversificación.

Hablamos de "Ardipithecus", hablamos de "Australopithecus",

hablamos del género "Paranthropus", hablamos de "Kenyapithecus",

hablamos de "Kenyanthropus", perdón.

Es decir, nombres técnicos

que suenan un poco raros para el no especialista,

pero que nos están diciendo que no existe esa secuencia lineal,

sino que ha habido exploración de vías,

exploración de posibilidades,

en función de los ecosistemas

y en función de los cambios del planeta,

porque el planeta Tierra está en permanente transformación

y durante el proceso de evolución de nuestro linaje

que ciframos aproximadamente en seis millones de años

el planeta ha cambiado mucho.

Vamos hacia...

Estamos hablando últimamente de una manera recurrente

del calentamiento global.

El planeta ha sufrido un enfriamiento secular curiosamente

en los últimos billones de años

y, además, ese enfriamiento ha llevado a la aridificación.

Se han perdido bosques, han aparecido las sabanas,

han aparecido muchos desiertos

y, ahora, curiosamente, estamos en un pico hacia el calor.

Pero la tendencia secular, la tendencia histórica,

es hacia el enfriamiento con las famosas glaciaciones

y a la aridificación.

En todo ese proceso de cambio

los organismos, los animales, las plantas,

los ecosistemas y los humanos también

nos hemos visto obligados a explorar y solucionar problemas.

Y ese intento de solución de problemas biológicos

produce diversificación.

Bueno, pues hasta aquí llegamos.

Me están diciendo que hemos terminado ya.

Es una pena

porque estábamos empezando a entrar en materia,

pero yo creo que podemos quedar en otra ocasión

para seguir hablando

y hablar concretamente de los yacimientos.

Qué es lo que cada yacimiento nos dice

de la historia de este linaje de seis millones de años.

Sin duda alguna.

Y, además, la historia de los yacimientos

y las curiosidades de la investigación

son en sí mismas una historia.

Muchas gracias. A vosotros.

Seguimos.

Unos 200 menores participan en las orquestas y los coros

que Acción social por la música impulsa en Madrid

a través de su proyecto

para luchar por la inclusión social.

# Fa, sol, fa, mi, # re, re, mi, fa, fa,

# re, re, mi, fa, mi, re, re,

# sol, fa, mi, re, re, mi,

# fa, mi, re, re. #

# Sol, sol, fa, fa, mi, fa, sol. #

-Nosotros somos una fundación

que pone la música al servicio de la sociedad,

especialmente, de los más vulnerables,

como herramienta de transformación y desarrollo humano.

Nosotros nos inspiramos en el modelo de José Antonio Abreu

que hace más de 40 años

creó el Sistema de orquestas y coros de Venezuela.

Yo lo conocí a través de un documental

que fui a ver un día con unos amigos

y aquel documental me cambió completamente la vida

porque me di cuenta de que eso era algo

que podía transformar el ADN de una sociedad.

Y tanto me enamoró que decidí irme a Venezuela

a conocerlo de primera mano,

y cuando lo vi en el terreno, me convenció del todo.

Creo que todo lo social hay que verlo en el terreno.

Me di cuenta de que todas las personas

a las que el Sistema les había tocado la vida

se la había transformado de manera permanente y concreta.

Entonces, regresé a España

con el sueño de tratar de impulsar algo como el Sistema.

Si ya existía algo, apoyarlo; y si no, generar el cauce.

# Fa, fa, sol, la, la,

# sol, fa, mi, re. #

-Comenzar fue muy difícil.

Primero había que tomar contacto

con cómo estaba España en ese momento

cuál era la situación de la infancia,

de la sociedad española en general,

e hice una investigación

para tratar de identificar los problemas más acuciantes.

Encontré mucha pobreza infantil.

Encontré mucha pobreza

de la que se transmite intergeneracionalmente.

Encontré a millones de personas

que están al borde de no poder superarse en la vida

y eso me pareció muy relevante.

Lo encontré, además, en las ciudades

y en los lugares donde muchas veces no queremos ver

que existe ese esfuerzo y esa necesidad.

Me di cuenta

de que los colegios eran la mejor manera

de acercarse a sus niños y a sus familias.

Y, luego, lo más difícil fue encontrar músicos

que quisieran poner su saber hacer al servicio de las personas.

-Yo tuve la gran fortuna

de que llegó una escuela de música a mi barrio

inspirada en lo que estaba pasando en ese momento

que ya llevaba unos años el Sistema de Venezuela.

Empiezan a ir profesores venezolanos dos o tres veces por año

a formar orquestas, a hacer talleres

y para nosotros fue un acto de fe muy grande

porque en Colombia no existía algo así.

Un, dos, y...

Sé que hay muchas formas de cambiar el mundo

y me imagino que hay muchas formas de transformar la sociedad

y de hacer ciudadanos,

pero no hay nada en lo que crea más que en hacer orquestas

porque es lo que transformó mi vida

y lo que sé que de verdad funciona.

El Sistema de orquestas es un proyecto de educación musical

que es diferente

a la educación musical del conservatorio,

pues se concibe como una educación musical colectiva

y desde el minuto 1

los niños están tocando un instrumento,

entre más masivo mejor,

aprenden a tocar juntos, se apoyan unos a otros

y empiezan a guardar un tipo de repertorio

que hace que sea muy dinámico, que sea de manera divertida,

que sea un reto constante.

Pero, al mismo tiempo, se usa la orquesta

como una excusa para hablarles de otros valores.

De disciplina, de respeto, de responsabilidad...

Se hacen orquestas

y estas orquestas empiezan a generar un movimiento

alrededor de su comunidad

y empiezan a hacer conciertos,

al tener un instrumento se empoderan,

reciben aplausos, suben a un escenario,

se dan cuenta de que son importantes,

que son útiles, que son buenos, que pueden crear belleza,

y su familia y sus amigos

empiezan a llegar a espacios a los que nunca hubieran llegado.

Auditorios, a teatros...

Es hermoso

ver cómo llegan las familias superorgullosas de sus hijos,

arregladísimos...

Sacarlos de lo que es el día a día

y darles un espacio para brillar y sobre todo para soñar.

-Empezamos un cribado

y una búsqueda de centros educativos que nos parecían modélicos

por tener una comunidad social con muchísimos retos

y, a la vez, liderazgo en la comunidad educativa

para transformar las cosas.

Lo que hicimos fue después de los cribados

ofrecer esta actividad extraescolar, voluntaria y gratuita

a los centros.

-Comienza el ensayo.

Posición de descanso.

Posición 1.

Posición 2.

Posición 3.

No me sirve. Todos juntos.

-Lo que empezó con instrumentos de cartón,

todo muy difícil y muy despacito

fue creciendo a una velocidad exponencial.

Los niños se empezaron a quedar todos los días a ensayar

y empezamos a generar unos horarios

para que pudiesen estar en clases más individualizadas

y poco a poco fue creciendo muy rápido.

El alumnado del colegio es principalmente inmigrante

aunque muchos de ellos hayan nacido aquí,

pero las posibilidades socioeconómicas

están un poco más justas.

El acceder a esa formación musical de intrumentos de cuerda

quizás no es lo más fácil para ellos.

Ha habido mucho cambio en lo que es socialmente.

No solo una formación musical,

sino que va mucho más allá de la propia disciplina orquestal.

Todo eso se va instaurando en la vida de cada uno de ellos

y favorece cualquier otro tipo de aprendizaje.

Desde el primer día ellos están juntos,

ensayan sus partes

con otros compañeros que están tocando a su vez lo mismo

y hay un momento de compartir muy bonito

en el que yo creo que también aprenden mucho

mirando al de al lado, mirando al profe, juntos...

Creo que es muy positivo.

-Un, dos, tres y...

En vez de decir chocolate nata habéis dicho...

(ININTELIGIBLE)

No se ha entendido nada.

Mi labor es estar en cada colegio

no solo impartiendo clases de instrumentos,

sino siendo un apoyo al alumno.

Los maestros agentes de cambios

somos el contacto más directo con el alumnado que tenemos.

Me encargo

de que los lunes y los miércoles haya una planificación

respecto a qué clases dar,

cuándo es mejor juntarlos en la orquesta,

cuándo es mejor separarlos para que impartan solo violín...

Tenemos también la asignatura de Lenguaje Musical

y soy el encargado de armar todo eso

para que cada semana se lleve a cabo la actividad.

-Uno, dos, tres.

Conmigo.

-Hemos podido ver centenares de vidas

transformadas de verdad,

hemos podido ver a niños

que frente a opciones violentas en su vida

han escogido la música y la práctica musical colectiva

como hogar seguro,

hemos podido ver niños que pierden a un familiar

y Acción social por la música se ha convertido en su familia,

en ese grupo de referencia de cuidado,

y hemos visto niños que han cambiado sus sueños

y familias

que ahora aspiran a algo diferente en la vida

porque se han dado cuenta de que dedicándose

uno puede lograr lo que se proponga.

Tampoco me olvidaré de momentos como el que vivimos una vez

en el que una niña que era ciega y que tenía autismo

dio su primer concierto

y al terminar el concierto su madre dijo llorando:

"Nunca voy a volver a limitar a mi hija".

-No hay un momento mágico

en el que un día "ah, me transformó la música".

Es un proceso largo de disciplina y de trabajo.

Y más que el concierto, el resultado,

es el proceso que va creando hábitos

y capacidad de transformar no solo la partitura

y el reto de la partitura que tienen en frente,

sino todos los retos que van a ir encontrando

porque vas haciendo una analogía.

Si yo fui capaz

de llegar a este concierto que era muy difícil,

también soy capaz de estudiar para este examen,

de presentarme a esta prueba, de pasar a la universidad,

de acceder al conservatorio, de mejorar en mi familia,

de mejorar mis relaciones.

Entonces, es un símil que se va haciendo

de la orquesta a la vida diaria.

-Así nos dijeron para elegir un instrumento.

Yo ni sabía cómo era cada instrumento.

Yo quería primero una viola,

pero el director de orquesta que se llamaba Javier

me vio la mano y me dijo:

"Tú tienes mano de violinista"

y ahí yo me enamoré del violín.

-Solo voy a hacer aquí la negra.

Un, dos, tres.

-Al principio es difícil.

Estás así primero que no sabes coger nada

y al final te adaptas con ayuda de los profesores, claro.

Hay que tener la espalda recta, los pies planos en el suelo,

la voluta siempre arriba, que es esto,

y siempre los dedos redondos.

Sentir al tocar el violín nada,

pero al tocar el violín hacer sentir a los demás cosas.

Para mí la música es poder

porque si quieres tocar algo relajado,

tú puedes dar sueño a alguien,

puedes hacer que se despierte y puedes hacer muchas cosas.

-Cuando hacen conciertos en el cole,

los más pequeñitos empiezan a preguntar:

"¿Cuándo puedo apuntarme a la orquesta?".

Ahí vamos teniendo lo que denominamos semilleros

que son esos nuevos músicos

que están ahí esperando su oportunidad.

De repente, para ese niño

que quizás académicamente en el cole no era tan seguro y fuerte

encontrar algo que realmente le llena y satisface

pues es un cambio hasta en el modo de caminar

e incluso en su manera de vestir.

Mucho más erguido, mucho más seguro, más sonriente,

con otra capacidad de comunicación contigo.

Digamos que se relajan

y adquieren ese grado de madurez que quizás no estaba llegando.

-Yo me siento muy bien porque me encanta tocar el violín

y pienso en que algún día pueda ganarme la vida

tocando, haciendo conciertos...

Sería genial.

-Los chicos se sienten libres

y yo creo que es una libertad

que, por un lado,

es una libertad intelectual y de espíritu,

que sienten que dentro de ellos hay una vida

y es una vida muy libre,

y, por otro lado, creo que sienten que son capaces

de lograr lo que se proponen.

-Yo empecé hace cuatro años.

Cuando yo empecé, no tenía nada.

No pensaba en entrar en una orquesta.

Entonces, aparecen las clases y digo:

"A ver, lo voy a probar".

Al principio, fueron instrumentos de viento

y solo había algunas clases de violonchelo

y yo elegí el trombón.

Después, al año siguiente,

como no había, me pusieron en violonchelo

y yo me puse triste porque yo quería el trombón.

Pero después fui tocando y me fue empezando a gustar y dije:

"Me voy a quedar. No me quiero ir".

Y aquí estamos.

Me siento tranquila.

Lo toco y es como que soy el violonchelo

y me siento bien.

Muchos de nosotros nunca pensamos que íbamos a llegar aquí

y ahora estamos con el instrumento y hemos llegado a mucho.

Es como una forma de ser tú,

de sentirte libre, feliz, cómodo...

Es muy bonita la música.

-El sistema

es una escuela de liderazgo en valores,

una escuela de valores humanos

y una escuela de vida social.

Y, además, lo es a través de la aspiración

a la belleza y a la realización.

El maestro José Antonio Abreu decía

que la cultura para los pobres no debe ser una pobre cultura

y lo que nosotros pensamos

es que todos necesitamos para salir adelante

la aspiración a realizarnos, a buscar lo más alto en nosotros.

-Los viernes es el punto de encuentro

donde todo el trabajo que hemos realizado en la semana

se agrupa y hacemos una orquesta grande

porque estamos buscando siempre el desarrollo masivo.

Entonces, vamos a recogerlos,

vamos andando hasta el sitio donde estamos haciendo el núcleo

y comenzamos en talleres.

Se dividen por filas,

violines, violas, chelos y contrabajos

hacen el trabajo específico de su instrumento

con el profesor de su instrumento,

y, luego, en la segunda parte, los unimos a todos.

-Un, dos, tres y...

-El Sistema es un todo interrelacionado.

Allí hay coros, hay orquestas.

Aquí tenemos ensambles de percusión, orquestas, coro de manos blancas,

pero todos tocan juntos y hacen música juntos

y, entonces, son algo más grande.

Son como células de una nueva sociedad.

Puedes mirar el sistema desde las relaciones de poder,

lo puedes mirar

como un ministerio de cultura en paralelo,

lo puedes mirar como una iniciativa comunitaria,

también tenemos una base comunitaria muy importante,

pero para mí lo más importante son estos valores

y esta cultura que permea a cada persona

que está en contacto con el Sistema.

Te aprende tocando.

Y la primera premisa es

"Se aprende a tocar un instrumento tocando".

Hay teoría, se ve en otras clases,

pero el primer ensayo es directo al instrumento.

Si no hay instrumentos, tenemos también una transición

con instrumentos de cartón.

Pero la idea es llegar a la orquesta.

Inmediatamente se aprende armónicamente,

se aprenden los timbres de los demás instrumentos,

se aprende ritmo, se aprende teoría,

todo desde el atril.

Se practica tanto tanto que al final tiene que salir.

Y ellos, dentro de eso, ya empiezan a depurar su técnica.

Y los que se dan cuenta de que quieren ser músicos

o prepararse para un nivel distinto de ejecución

ya empiezan a pedirlo ellos mimos.

Muy rápidamente.

El estudiante que avanza

debe enseñar a los que están comenzando.

Y ese proceso de aprender a enseñar

es de lo más grande que queda

para el aprendizaje propio.

Entonces ya también con los más avanzados,

con los adolescentes

estamos iniciando también procesos de que ellos

ayuden a los pequeños.

Los primeros en apoyarnos fueron la Fundación Repsol,

que yo, además, estaré siempre muy agradecida porque apostaron

por algo que estaba naciendo.

Ahora es mucho más fácil sumarse al éxito,

pero ellos supieron verlo,

tal vez porque ya tienen relación con América Latina y han visto

como estos modelos que tienen éxito allí

hay que traerlos hasta aquí.

También nos apoya ahora la Fundación Reale

y creo que es un poco en esa misma línea,

se han dado cuenta de que la educación en valores

es lo único que va a transformar de manera definitiva

nuestra sociedad.

Y Acción Social, para mí, fue una experiencia genial.

Pues yo con la música siento

relajación, tranquilidad, felicidad

y todo lo relacionado con felicidad.

A mí me gustaría seguir aprendiendo música

para seguir tocando mejor,

como los de la orquesta,

que significa que ellos van más avanzados.

Este programa en realidad es un milagro

porque los niños se relajan.

Yo veo a mi hijo muy bien contento.

Yo veo a mi hijo relacionado

con los niños,

se relaciona, hablan por Skype,

juegan "online".

Así que yo veo esto fenomenal

y de verdad yo agradezco a este programa un montón,

especialmente a los profesores

lo que trabajan y trabajan muchísimo,

ellos en realidad les están dando

todo el apoyo, toda la necesidad,

lo que quieren los niños.

Y esto niños necesitan mucho.

Me ha tocado

un niño precioso

y de él será también algo muy bonito.

Y, aparte de mí, también la gente se va a alegrar un montón.

Creo que todos los niños tienen un talento artístico

que desarrollar y simplemente es una cuestión

de darle la oportunidad.

Que algunos van a avanzar más rápido, sí;

que algunos tienen más disciplina, tal vez;

que algunos tienen mejores condiciones

en su casa o en su entorno para desarrollarlo, es cierto;

pero creo que al final no es una cuestión de talento,

sino de trabajo.

Una frase que siempre me llama mucho la atención

de Gandhi, que decía:

"Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo".

Creo que el voluntariado es eso, que yo quiero que todo esto cambie,

lo quiero cambiar

desde lo poquito que yo pueda aportar.

Los voluntarios son el mayor tesoro que puede tener una organización

porque tienen una motivación tan pura,

ven tan claro el cambio que quieren en el mundo,

lo tienen totalmente a flor de piel

y nos encontramos con, por ejemplo, casos,

como el de Teresa, que se compró un violín

con su primera nómina

y que terminó la carrera de Violín

justo cuando le tocó jubilarse

y ahora, en su jubilación,

está dándose a todos a través de la música.

Y, al igual que ella,

hay muchísimos ejemplos de personas generosísimas

que nos ayudan a redescubrir el rumbo de lo que hacemos.

Queremos seguir llegando

cada vez más lejos en cuanto a nuestros logro musicales

para poder acompañar

a todos los niños y niñas

que están con nosotros para que, si lo desean,

puedan convertirse en grandes artistas.

Queremos que también nos busquen

y poder apoyar y dar ayuda, asesorar, acompañar

cualquier otro proceso de transformación social

donde nuestra nota sea necesaria.

(Músic

Hemos invitado hoy al poeta Manuel Ruiz Amezcua

para hablar de poesía. Lo haremos a partir de dos libros:

"Una verdad extraña", este,

con su poesía completa hasta 2018,

y "Singularidad en la poesía de Manuel Ruiz Amezcua",

una obra colectiva que la analiza a fondo,

además de una antología al final

del libro.

Bienvenido, muchísimas gracias

por aceptar la invitación.

Gracias a ti.

La verdad es que hacía tiempo que queríamos hablar contigo,

Manuel, muchas gracias, de verdad.

Y vamos a empezar por el primer libro, ¿no?

El primer libro de poesía

lo publicas cuando tienes 22 años.

Sí, tenía 22 años.

Y todavía no habías terminado la Universidad ¿o sí?

No, no, estaba en tercero de Filosofía y Letras,

que era ya en Románica, en el primero de especialidad,

porque antes teníamos dos años de comunes

y después empezábamos la carrera, que eran tres años.

Yo estaba en tercero.

"Humana raíz", ¿no?

"Humana raíz".

¿Y qué recuerdos tienes del poeta de entonces?

Quiero decir, ¿tu idea de la poesía

era la misma que la que tienes ahora

o ha evolucionado o...?

De alguna forma,

no es que sea lo mismo,

es el río, pero con distinta agua.

Hay cosas en las que sí me reconozco

y que están metidas

en todo lo que ha venido después

y hay cosas que, a partir de ese libro,

han ido evolucionando,

porque uno no es piñón fijo, ¿no?

Entonces aquello que decía Lorca:

"Se es poeta por una serie de cosas,

pero también se es poeta por la técnica y el esfuerzo",

¿no? Claro.

Y entonces esa técnica y ese esfuerzo

también han ido depurándose,

lo mismo que ha ido depurándose

la visión del mundo.

Es decir, el que dice que es lo mismo que tal,

yo creo que no, yo creo que somos

una suma distinta de cosas, de variedad,

igual que le pasa al mundo,

es que nosotros formamos parte del mundo

y el mundo es una cosa muy variada.

Entonces, si no intentas reflejar

esa variedad del mundo en tu poesía,

pues, de alguna forma, eso está cojo, ahí falta algo.

Y cuando tú inicias tu...,

en fin, tu dedicación a la poesía de una manera, digamos, activa,

no solamente como un estudioso,

sino como un practicante,

¿para qué lo haces? Quiero decir,

¿en qué te sirve a ti esa escritura?

Bueno, a mí me sirve para comprender el mundo mejor

e intento que ese aprendizaje

vaya a los demás, es decir,

pongo al servicio de los demás

todo ese aprendizaje del mundo,

tanto en lo ético como en o estético.

Entonces esa conjunción de las dos cosas

es lo que sirve para que los demás

se aprovechen de algo de lo que yo también me estoy aprovechando.

Entonces es un intercambio,

porque eso de que dicen que la poesía...

La poesía se puede hacer en soledad, pero la poesía...,

porque necesita la soledad y el trabajo y el tiempo y tal,

pero está hecha a base de miles y miles de miradas sobre el mundo

y sobre los demás.

Entonces...

Incluso en la soledad más absoluta,

tú est...

Hay un poema de Vicente Aleixandre sobre eso

en la plaza.

Entonces, incluso en la soledad más absoluta,

tú estás comunicándolo todo,

porque la palabra es comunicación,

que esa es otra, que quiero leerte un poema.

Si quieres empezamos con él.

Claro, venga. Sobre para qué sirven las palabras.

Se llama "La sospecha"

y es Celestina la que habla,

o sea, es un monólogo dramático.

"Vivo de las palabras

y las palabras traicionan.

Las palabras avisan de los males de siempre.

Las palabras descubren el nombre de lo oculto,

el tuétano en lo oscuro.

Las palabras son una mezcla de cinismo y ceguera.

Las palabras confunden y emborrachan y ciegan.

Las palabras entienden de sospecha y de miedo.

Las palabras avisan en dónde, desde dónde, hacia dónde camina.

Las palabras nos sirven,

pero nunca nos sirven

para darle sentido a lo que no lo tiene.

Con ellas y con nosotros,

millones de verdugos se vuelven honorables.

Debajo de las palabras acechan las intenciones.

Las palabras redimen y también nos corrompen".

¿La palabra poética entonces es la que redime

y no la que corrompe?

Depende de qué tipo de poesía,

porque hay un tipo de poesía

que va de ejemplarizante

y resulta que luego es todo lo contrario,

porque, cuando analizas a fondo el lenguaje y lo que hay detrás,

te das cuenta de que estás al servicio

de lo contrario a lo que dices.

Es decir, que...

Por eso este poema viene muy bien,

porque hay que desenmascarar a través del lenguaje.

Y, como profesor de Lengua y Literatura

que has sido durante muchos años,

tienes que trasladarle a los chavales

el amor por las palabras,

el respeto a la palabra,

¿encuentras que eso es posible en esas edades?

Sí es posible, claro.

Es posible sin prisa

y, además, es la mejor forma

de acercarles a los clásicos,

porque los clásicos,

que cada día están más olvidados,

los clásicos son memorables siempre.

Entonces, a un alumno

que tenga 16 o 17 años,

le haces comprender eso de qué es lo memorable,

lo que queda...

O sea, cuando yo leí por primera vez

a Quevedo o a Antonio Machado o a Lorca,

pues eso me dio como una especie de puntazo

que me quedó ahí para siempre clavado en la memoria, o sea,

es que me hirió.

Aquello que decía Kafka, ¿no?,

que una obra literaria tiene que ser como un martillazo

que te despierta de pronto

y eso se te queda toda la vida.

O sea, yo no puedo olvidar

la primera vez que leí a Antonio Machado

o a Lora o a Quevedo o a Góngora.

Entonces eso es lo que hay que transmitirle

al alumno,

qué es lo memorable, que te deja herido para siempre,

y qué es lo que se te olvida, se olvida.

Tú tienes también poesía social, ¿no?

Yo tengo una poesía

que he pretendido que sea muy variada,

lo mismo tengo poemas amorosos, que políticos,

que tengo poemas de espacios del mundo,

que tengo poemas sobre obras de arte.

Entonces es una poesía

que he pretendido que sea muy variada.

Podem...

Si quieres, te leo un poema amoroso...

El que tú prefieras.

Al que acaba de ponerle Amancio Prada música.

(CARRASPEA)

"Amiga mía".

"Mira otra vez el mundo,

pero no digas nada.

Entra como la noche.

Abraza la distancia.

En un rincón de todo,

cuando nadie te vea,

acércate a mi vida.

Bésame en la sombra.

Búscame en tu cuerpo.

No hay nada que lo impida

y soy yo quien te espera".

Bueno.

Eso es un poema amoroso.

Ahora te voy a leer otro...

(CARRASPEA)

Que se sitúa en la plaza de Santa María de Úbeda,

que es uno de los espacios más bellos

que hay en el mundo.

Seguro que Antonio Muñoz Molina

está de acuerdo, ¿no? Claro, claro.

Y este poema no tiene un tema,

tiene varios que se entrelazan.

Entonces lo voy a leer.

"El instante eterno".

"Amanece en la plaza de Santa María de Úbeda.

A Maribel.

Los árboles despiertan

y sus ramas se abrazan con el mundo

y se alzan soberanas

en busca de los cielos.

Sus raíces alcanzan lo imposible

a través del silencio de lo vivo y lo muerto.

Y todo nos conduce

a la puerta de entrada de lo que vive adentro,

por detrás de los muros donde sueñan los sueños.

Y, con la luz primera,

los caminos del sol y de la luna

son como estrellas fijas

donde se ordena el universo.

Todo lo que anda oculto

habla aquí de lo nuestro.

Desde aquí miro el mundo y lo palpo y lo sueño

y veo nuestra vida en su círculo eterno.

Aquí todas las luces nos salen al encuentro

y desde aquí los cielos nos señalan

toda la luz del mundo,

las ligaduras de la vida

y los pasos del tiempo.

Y vemos las palomas, que levantan el vuelo.

Y escuchamos las voces, donde duerme el silencio,

donde el fuego se entiende

y regresa el misterio".

Bueno, ha sido un verdadero placer,

Manuel, muchísimas gracias.

Ya tenemos que acabar porque me están diciendo

que nos estamos pasando,

pero... Quería yo leer

un poema político también.

Ah, bueno. Pero ¿es muy largo? ¿O cómo es?

Es que... No, no, no.

Es que como me has dicho:

"Pero también tienes poesía política".

Claro, poesía política y, además...

(CARRASPEA) Hasta he hecho

yo creo que hasta el panfleto

muchas veces nos devuelve la dignidad

que nos dan otras cosas sociales.

Por lo menos queda el derecho al pataleo, ¿no?

Hay que hacerse eco de lo que está pasando.

Este poema se llama "La gloria se pudre sola

(la política también)".

A ver qué dice.

"La calumnia que adorna vuestras bocas.

La injuria que ampara vuestros labios.

La mentira que os hace miserables.

Esa vileza crónica curtida en la rapiña del poder.

Esa mirada tan vacía de ideas

como ahíta de miseria.

Esas palabras huecas como el aire.

Esa infamia cocida a cieno lento.

Ese astuto rosario de maldades

de antiguos perros de siempre

hoy con distintos collares.

Esa sabiduría en el engaño.

Esa lenta basura programada

de mugre vuestra con cabal conciencia.

Esa cucaña.

Esa maldad siniestra.

Todo lo que me empuja a contestaros

que vuestra vida es una ofensa,

que habéis perdido la memoria

y la vergüenza".

(RÍE)

Bueno, es contundente.

Gracias, de verdad. Gracias a ti.

Seguimos. Juan Cardosa utiliza el "collage"

para crear un mundo donde el orden se desmorona,

lugares donde desfilan monstruos,

esperpentos, seres híbridos,

capaces de impresionar

y, al mismo tiempo, provocar una sonrisa.

"Boek Visual".

"'El 'collage' no es posible sin medios de reproducción mecánica,

ya que se nutre de ellos

para generar nuevas imágenes

que son mucho más

que la suma de las partes;

tal como decían los surrealistas,

el azaroso encuentro entre una máquina de coser

y un paraguas sobre una mesa de autopsias.

El hecho de trabajar con imágenes preexistentes

le confiere la facultad, como al doctor Frankenstein,

de dar vida a despojos usados.

Esa segunda vida nunca será como la anterior,

habrá algo falso en ella,

pero, justamente,

de ese artificio surgen nuevas lecturas no exentas

de una cierta necrofilia visual.

Quizás por eso a los amantes del 'collage'

les gusta trabajar con imágenes pretéritas,

revistas antiguas, viejas publicaciones,

anacrónicas ilustraciones.

Cardosa entiende el 'collage' como una herramienta expresiva

que le ayuda a construir lo que él mejor sabe hacer:

un híbrido entre la poesía visual y el humor gráfico.

Es ahí donde su potencial es más evidente.

Ese ingenio a caballo de Joan Brossa y Saul Steinberg

hace que cualquier material

que pase por sus manos

adquiera una dimensión sutil y esperpéntica al mismo tiempo.

La obra de Cardosa nos muestra

los impactos visuales recibidos,

recuerda que han quedado estratificados en su retina

y nos sumerge en su peculiar mundo onírico,

donde el orden se desmorona para dar paso

a un desfile de personajes

que harían las delicias de Tristan Tzara,

pero también de Mary Shelley.

El resultado es directo,

incluso áspero en ocasiones,

pero siempre capaz de arrancar una sonrisa

y dejarnos con la duda

de en qué punto acaba el chiste

y en qué punto empieza la obra gráfica'.

Así ve la obra de Juan Cardosa

el historiador de arte Antonio Martínez."

Nueva novela de Guelbenzu con la jueza Mariana de Marco

como protagonista,

la séptima de las diez prometidas, esta:

"O calle para siempre",

publicada por la editorial Destino

y que hace referencia

a lo que suele decirse en las bodas de las películas:

"Si alguien a esta unión,

que hable ahora o calle para siempre".

Se trata de un nuevo caso para la jueza de primer instancia

y antigua abogada que comparte con los anteriores

su ambiente de clase media-alta

y sus reflexiones. En esta ocasión,

es invitada a una boda que se celebra

a pesar de la amenaza que recibe el sacerdote

y un chantajista acaba muerto.

Así comienza la intriga.

Recordemos que Guelbenzu

quedó finalista del premio Biblioteca Breve

con su primera novela, "El mercurio", y que obtuvo también

el premio de la Crítica con "El río de la luna".

La Universidad de Santiago de Compostela

nos plantea la siguiente pregunta:

"¿Cómo podemos usar el musgo para controlar la contaminación?".

"La Universidad responde".

Uno de los mayores problemas

que tienen las sociedades con alto nivel de desarrollo

es la contaminación. Continuamente emitimos contaminantes

que llegarán a la atmósfera,

a los ríos, al suelo.

Necesitamos herramientas baratas y eficientes

para controlar esta contaminación.

Una de las estrategias

que podemos optar son los biomonitores

y, entre los biomonitores, los musgos tienen un lugar especial.

Los musgos, debido a sus características,

tanto morfológicas como fisiológicas,

son seres vivos que son capaces

de coger elevadas cantidades de contaminantes

de la atmósfera o de los ríos.

En el caso de la atmósfera,

en los últimos 50 años,

se han desarrollado técnicas muy eficientes

utilizando estos seres vivos.

En la actualidad,

se está dando un paso hacia adelante,

ya que, al utilizar musgos que crecen en el ambiente,

van a presentar una extremada variabilidad

que van a hacer difícil

la estandarización de las técnicas.

En lo últimos años, se ha optado

por el cultivo en laboratorio de estos musgos y su clonación.

Ha habido un proyecto europeo financiado por la Unión Europea

y formado por un consorcio de empresas

y universidades europeas.

Gracias a este proyecto,

se ha podido conseguir un clon de la especie "Sphagnum palustre",

que en la actualidad se está produciendo de forma masiva.

Este musgo, una vez tratado,

se expone a la atmósfera y, en el plazo de dos meses,

nos permite conocer cuál es la calidad de la atmósfera

en un determinado lugar,

cuáles son los contaminantes, tanto orgánicos como inorgánicos,

que están presentes en ese lugar

y abaratamos de una forma muy significativa

las técnicas clásicas de control de la contaminación

que se han venido desarrollando hasta la actualidad.

Recuperamos un fragmento

del trabajo que hicimos con ocasión de nuestra visita

al yacimiento de las Eras del Alcázar, en Úbeda.

El resto, en la red.

A escala topográfica,

este espacio situado en la cornisa meridional de la Loma

se configura como un espolón amesetado

que avanza hacia el valle del Guadalquivir.

Todo su perímetro está bordeado

por laderas con pendientes muy pronunciadas

en las que aflora la base geológica constituida

por areniscas, calcarenitas,

que alternan con delgados niveles de margas.

Desde la prehistoria, adaptándose a este perímetro,

se sucedieron diferentes sistemas defensivos,

que culminarán,

a mediados del siglo IX,

con la construcción del primer recinto histórico medieval de Úbeda,

como dije antes, el alcázar islámico.

De hecho, estamos situados

sobre una de las torres de ese recinto

y podéis comprobar como en aquella zona

existen fortificaciones y restos de casas adosadas

a lo que sería la muralla medieval.

Pero la elección de este lugar para establecer asentamientos

estuvo determinada desde sus orígenes,

desde las primeras comunidades,

hace ahora 6.000 años,

no solo por sus condiciones

para la defensa natural, sus óptimas condiciones,

ni siquiera por sus ricos manantiales

y numerosos manantiales de agua y subterránea,

sino, además, por la posición estratégica

que tiene sobre el territorio circundante.

Será esta posición privilegiada

sobre el territorio,

sobre las fértiles tierras del valle del Guadalquivir,

la que permitió la implantación

y por el posterior desarrollo

de estrategias agrícolas

y, sobre todo,

un control amplio y efectivo

del territorio circundante

y de su ruta de intercambio y comunicación.

Lo que define la singularidad

de las Eras del Alcázar dentro de la prehistoria

de Europa occidental es un documento singular

y muy especial. Podemos apreciarlo

en esta secuencia de más de 100 m de longitud

y 6 m de altura

que se desarrolla bajo los edificios

de la ciudad monumental del Renacimiento.

Con ella tenemos la posibilidad de leer la historia de la ciudad

y, en cada una de sus capas,

descifrar las hojas del libro de la historia de esta sociedad

y, con ella, la de todo el valle del Guadalquivir.

El primer nivel de análisis de este excepcional documento

consistió en la capacidad de fijar el tiempo,

el desarrollo histórico determinado

de cada uno de estos niveles de ocupación.

Para ello implementamos 34 dataciones radiocarbónicas,

que han permitido fijar con una enorme precisión

y a través de la materia orgánica

la historia de esta secuencia.

Nos vamos hasta el lunes.

Tendremos con nosotros

a Inmaculada Ballesteros, de la Fundación Alternativas,

para hablar de igualdad, cuando se acerca el 8 de marzo,

Día de la Mujer,

y a José Ignacio Latorre

para hablar de lo que a muchos les parecerá,

seguramente, un contrasentido:

ética para máquinas.

Serán dos entre otros temas y contenidos.

Como siempre, pasen un buen fin de semana.

Les esperamos a todos a la vuelta.

Hasta entonces.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 28/02/19

La aventura del saber - 28/02/19

28 feb 2019

Ofreceremos los reportajes "Acción Social por la música" y "Boek visual: Juan Cardosa". Además, entrevistaremos al profesor de Investigación del CSIC Antonio Rosas, y al poeta Manuel Ruiz Amezcua

ver más sobre "La aventura del saber - 28/02/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 28/02/19"
Programas completos (1658)
Clips

Los últimos 5.636 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios