www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3587932
Para todos los públicos La aventura del saber - 27/04/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber"

del último miércoles del mes de abril.

Hoy les hemos preparado un programa con dos ejes centrales.

El primero mira al mundo de la gastronomía

y el segundo se fija

en la divulgación de asuntos sanitarios.

Más detalles, en el sumario, empezamos.

Armonizar o marinar es el ejercicio de unir dos elementos

que cuando se combinan, potencian y mejoran sus características.

La simple idea de juntar el vino y el chocolate

resulta, cuanto menos, interesante.

Esta es la armonía gastronómica que les traemos hoy.

En el capítulo de la salud,

hoy nos interesamos por la historia de Curro,

un niño que padece artritis idiopática juvenil.

Es la enfermedad reumática inflamatoria crónica

más frecuente de la infancia.

Su caso es todo en caso de cómo se puede luchar

para normalizar la vida social y familiar a pesar de la enfermedad.

(Música)

El chocolate tiene tanta personalidad,

que, normalmente, cuando un postre o una salsa lo contienen

el resto de ingredientes quedan desdibujados.

El cacao es un alimento lleno de saludables propiedades

y si se sabe armonizar bien, tanto con frutas

como con distintos tipos de vino puede dar lugar

a mezclas y sabores muy complejos y muy atractivos.

(Música)

Nadie entiende cómo se ha podido vivir,

vivir y comer dulce, sin el chocolate.

Evidentemente, hasta que los españoles

trajimos el cacao de América no se comía el chocolate.

Lo que pasa es que ha tenido una gran explosión,

probablemente porque es un alimento aparte de buenísimo,

desde el punto de vista gastronómico, es muy energético, da mucha vida

e incluso hay gente adicta al chocolate.

Lo que pasa es que vamos a ver con qué lo bebemos.

Pedro, a ver, lo primero de todo, antes de beberlo,

vamos a ver un poco también las combinaciones que puede haber

del chocolate con frutas.

Lo ideal para mí es tomar el chocolate tal cual.

-Al natural. -Si es muy amargo y muy negro, mejor.

Va muy bien, cuando era pequeño,

me acuerdo de los aftermint aquellos con menta.

-Yo creo que aquí tenemos tres tipos. Uno es el aftermint,

otro es el chocolate con naranja, que es más amargo,

y otro con frutos rojos que es el chocolate blanco.

De todas mane ras, el chocolate en la cocina también se utiliza

para otros platos, ya no solo como dulce

o como un postre para dulce, sino para otros combinaciones

y principalmente, con la caza también.

-Yo voy a intentar explicar de dónde viene la palabra.

Entonces, hay varias teorías.

La más verosímil es que proceda del náhuatl, lengua azteca,

donde "xococ" significa amargo y "alt" es agua.

Así se llamaría agua amarga,

tal y como la tomaban los mexicanos antiguos,

hasta la incorporación del azúcar que llevamos los españoles.

Por lo tanto, lo que la gente entiende por chocolate

no la conocían tampoco en el México antiguo.

Tuvieron que incorporarle azúcar para hacer bombones.

-Agua amarga más azúcar.

Bueno, tenemos cuatro vinos también para armonizar.

-Tenemos cinco, porque hemos añadido a última hora el tinto.

Yo creo que cuando uno está comiendo,

como el tinto es al final de la comida,

vamos a ver si va bien, porque sería cómodo, sigues con el tinto.

-Yo creo que hay una costumbre más extendida

fuera de España que en España

de seguir, después de terminar la cena,

de seguir, después de terminar la cena,

tomándose una buena copa de vino tinto.

-Sin duda, con el café va muy bien. Vamos a probar.

-Empezamos por el aftermint.

-Una vez más, habrá gente que prefiera

una bebida ligera y no muy dulce o que prefiere

una bebida más densa y más dulce.

Por lo tanto, vamos a tomarlo con un cava seco,

un vendimia tardía, que es un vino blanco

que recuerda al azúcar, que recuerda, una especie...

Luego con el vino tinto, por se acaso,

y luego con el Oporto y el Pedro Ximénez.

Nosotros tenemos algunos de los mejores reposteros del mundo,

no solo a la hora de hacer dulces en las pastelerías,

como Torreblanca u Oriol Balaguer, que ha publicado

un libro precioso que se llama "Obsession", OB, de Oriol Balaguer,

sino también los reposteros que había en las familias

de grandes restaurantes.

Jordi Roca, el hermano pequeño, y su esposo son maravillosos;

y Albert Adrià comenzó como repostero con Ferrán.

-Son demasiado jóvenes, tal vez.

Quiero decir, la tradición se mantiene

y efectivamente, siendo personas muy jóvenes,

han triunfado ya dentro del mundo de la repostería.

Yo diría que...

-Los dos han sido declarados por The World’s 50 Best Restaurants

mejor repostero del mundo.

Primero Jordi en el año 14

y Albert el año pasado.

-Tenemos la suerte de contar con los dos.

-Con el cava va muy bien.

Utilizas también el cacao para platos salados.

-Para platos salados, principalmente, a mí me parece

que le va bien a la becada, le va bien a la perdiz también,

incluso en una salsa para el corzo.

Esos amargos que tiene el chocolate nos da otras opciones,

no solamente para utilizarlo dentro de la repostería.

-Yo si tuviera que elegir por ahora elegiría el tinto.

Creo que el punto de acidez o el punto de ligereza de los blancos

esta vez va a menos y va mejor con los turrones.

-Hombre, con el de naranja, exacto, habrá que tomarlo con un vino...

-Vamos a ver con el Oporto.

(Música)

Estos vinos son más liosos por concentración de alcohol

y por lo tanto, son aparentemente dulces.

Es magnífico.

Ahora vamos a probar este otro.

(Música)

Siempre tiene como menos atractivo el chocolate blanco.

-Tiene más grasa y es menos saludable.

-Tiene más manteca, yo casi me quedaría con el vino tinto.

-El vino tinto le va maravillosamente bien.

-Por contraste.

-Luego le va mucho mejor el Oporto que el Pedro Ximénez.

Algo ligero, porque el chocolate no engorda,

depende de lo que comas antes.

-Sí, pero también yo creo que dependerá

si es al 70, al 80, al 90 %.

-Cuando la gente vea la importancia del chocolate.

Napoleón lo utilizaba para no dormirse en campaña.

Voltaire, el cardenal Richelieu, el poeta Goethe

o Agatha Christie, entre otros muchos,

eran adictos al chocolate. Mi mujer también.

Por lo tanto, la adicción al chocolate es muy general.

-Hay muchos adictos al chocolate.

-Vamos a brindar con el tinto, porque es una sugerencia una vez más.

A lo mejor la gente prefiere tomarlo con agua o con cerveza.

Cada cual que lo tome con lo que le guste,

pero no deje de probarlo con estas bebidas

y no deje de probarlo con vino tinto.

Pedro.

(Música)

La artritis idiopática juvenil

es la enfermedad reumática inflamatoria crónica

más frecuente en la infancia.

Hasta hace unos años, no existía homogeneidad

en los criterios de clasificación diagnóstica,

por lo que la valoración de su incidencia y prevalencia

resulta complicada.

Es uno de los detalles que vamos a abordar en los próximos minutos

con el doctor Jordi Antón,

presidente de la Sociedad Española de Reumatología Pediátrica

y pediatra reumatólogo en el Hospital Sant Joan de Déu,

y con María Ángeles Fernández, que es presidenta

de la Asociación Sevillana de Pacientes con Artritis.

Bienvenidos a "La aventura del saber".

Muchas gracias. -Gracias.

Jordi, si te parece, vamos a empezar explicando a la gente qué es

la artritis idiopática juvenil, porque creo que es un concepto

que la mayoría de la gente no conoce la enfermedad.

Sí, entendemos por artritis idiopática juvenil

un grupo de enfermedades que son diferentes subtipos

que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones,

lo que conocemos por artritis, en niños,

en niños muy pequeños, menos de un año, hasta los 16 años.

Es una inflamación que a veces puede ser solo en algunas articulaciones,

a veces puede afectar a muchas, que a veces puede acompañarse

en uno de los subtipos con otros signos

como fiebre, malestar general, lesiones cutáneas.

A veces se le localiza solo en una o dos articulaciones,

y que en un tanto por ciento de pacientes, por ejemplo,

puede acompañarse de otras complicaciones,

como puede ser afectación del ojo.

Por tanto, es una enfermedad compleja, crónica,

porque a partir de que se ha diagnosticado,

los pacientes pueden presentar actividad a lo largo de su vida,

pero también es una enfermedad que hoy día,

y es muy importante decirlo desde un principio,

permite a la mayoría de niños llevar una vida normal

si se trata, si se diagnostica correctamente.

En el documental que vamos a ver a continuación,

la madre de Curro, el protagonista,

insiste varias veces en eso, en se siente muy afortunada,

porque se han dado los pasos rápidamente,

el diagnóstico, el tratamiento,

¿es fácil realmente identificar la enfermedad?

En medicina tenemos una máxima, que se conoce o se diagnostica

todo aquello que se conoce o se sospecha.

Por tanto, hay que tener un grado de sospecha.

En general, nuestros pacientes empiezan con cojera,

con dolor en alguna articulación.

Muchas veces se piensa que ha habido un traumatismo,

porque los niños juegan, corren, siempre se caen, ¿no?

Pero ante una inflamación persistente,

dolor en una articulación, hoy día, los pediatras tienen que pensar

que puede tratarse de una artritis inflamatoria

y derivarlo a unidades especializadas

donde se pueda completar el diagnóstico,

y si lo es y confirmado, iniciar un tratamiento correcto.

María Ángeles, muchas veces en el programa,

cuando hablamos de salud, siempre intentamos

buscar la opinión del mundo asociativo

que hacéis un trabajo muy importante con los pacientes.

Tu opinión es doblemente importante porque también eres afectada.

Cuéntanos, ¿cómo es ese trabajo que hacéis?

¿Servís de paraguas, de abrigo, cómo es?

Sí, mira, yo creo que las asociaciones de pacientes

y los pacientes en sí somos imprescindibles.

Yo diría aún más, somos parte fundamental

en todo el sistema sanitario, no es un problema de salud.

Una asociación de pacientes de una determinada enfermedad,

de una determinada patología sirve, digamos, en principio

de unir personas con la misma patología

que a la vez quieren mejorar, aumentar y mejorar

el conocimiento sobre esa enfermedad.

Una persona formada y bien informada está demostrado

que responde mucho mejor ante cualquier problema de salud.

Además, estamos dando apoyo a esas personas

que tienen un diagnóstico y no saben qué es,

porque es una enfermedad muy desconocida para la sociedad.

Entonces, estamos dándole apoyo, asesoramiento,

y además vamos, hoy en día, mucho más allá.

Hacemos un trabajo integral

porque esto es un tratamiento integral,

esto no es solo que el paciente esté diagnosticado

y vaya a consulta de pediatría en el caso de los niños,

o a reumatología en el caso de los adultos.

Hay más, es una enfermedad que afecta a todos los niveles,

a nivel sanitario, nivel social, nivel familiar, nivel laboral,

a nivel educativo, en el caso de los niños.

Entonces, hacemos un trabajo integral,

intentando formarnos todos, pacientes, profesionales,

familiares de pacientes, todas las personas involucradas,

para conseguir que la calidad de esos pacientes

sea la mejor posible,

una calidad de vida óptima, como Jordi ha apuntado,

que hoy en día los niños prácticamente hacen una vida normal.

Pero para eso se necesita ese enlace,

ese enlace, digamos, que estamos en medio, no coordinando,

pero sí velando porque estas necesidades...

Tú vas a la consulta de pediatría reumatológica o reumatología

y allí se trata tu problema de salud.

Luego tú te vas a tu casa y están el resto de problemas ahí,

o en el colegio o con los amigos o con la familia.

Entonces, eso no se resuelve en una consulta,

porque no hay tiempo. La asociación está un poco para eso,

para dar todos los recursos necesarios

para que esa formación, pues, te haga sentirte más seguro

a la hora de resolver todas las necesidades

que te van surgiendo día a día.

Jordi, desde el punto de vista médico,

¿qué tipo de complicaciones se puede encontrar

una persona diagnosticada con AIJ?

En el documental, vamos a ver la uveítis, pero hay otras.

Depende del subtipo de la AIJ que estemos hablando.

Las formas teóricamente que afectan menos a articulaciones

que son las formas oligoarticulares.

Hay un 20 % de pacientes que pueden presentar

inflamación de la cámara anterior del ojo, que se dice uveítis.

Esta uveítis, a diferencia de otros subtipos de uveítis

en otras enfermedades, en los niños tiene una característica,

que pasa a sintomática.

Puede que esté progresando esa uveítis,

que puede causar una pérdida de visión muy importante,

pero a lo mejor el niño no se da cuenta.

De ahí que es muy importante implicar a su médico, a su oftalmólogo,

en controles periódicos, hay que explicar,

hay que concienciar a las familias, que aunque parece que todo está bien,

hay que estar alerta para evitarlo.

Después, casos de artritis no tratadas.

En los niños no hay que olvidar que no son adultos en pequeño,

los niños están creciendo.

Una inflamación persistente en una articulación no controlada

puede dar, por ejemplo, una discrepancia

en la longitud de las extremidades.

Una pierna te puede crecer más que la otra, depende.

Hay otras formas más severas como la artritis sistémica,

debe ser un 15 % de los pacientes, en los que hay fiebre,

y puede haber exantema, lesiones cutáneas.

Es una forma que, si el niño no se trata,

está postrado en la cama todo el día.

¿Cómo se trata? Yo sé que te hago preguntas

que me tienes que contestar deprisa y es difícil la respuesta,

pero ¿qué tipo de tratamiento? No sé si son enfermedades limitantes,

si al niño en este caso hay que recomendarle

que no haga actividades, que vigile su movilidad o no.

En la actualidad, intentamos que el niño

lleve una vida lo más normal posible.

Si en un momento tiene una articulación inflamada,

lo lógico es decir, él mismo será el que se va a limitar,

y no va a saltar, no va a correr.

Nosotros lo que intentamos es poner esa articulación en remisión,

que no tenga inflamación, para que el niño pueda correr, jugar.

Nosotros tenemos hoy día niños con enfermedades con artritis

que hacen deporte de competición, que hacen ballet clásico.

El concepto de niño con una enfermedad reumática,

que está muy limitado, ha pasado por suerte.

Lo comentábamos antes con María Ángeles,

pero con los tratamientos.

Los tratamientos dependen un poco del grado de la enfermedad

y del subtipo.

Hacemos siempre una aproximación progresiva

a casos más complicados o más rebeldes

necesitarán más o menos tratamiento.

El hecho de que sea una enfermedad crónica

y que necesite tratamiento, tampoco significa que sea invalidante.

A los pacientes les pongo el mismo ejemplo.

Yo llevo gafas, tengo una miopía importante,

sin las gafas por la mañana no puedo salir de casa.

Los niños tienen que mirar su control,

tienen que ponerse su medicación, una o dos veces a la semana,

o tomarse sus pastillas cada día.

Una vez que han hecho esto, si están en remisión,

pueden llevar su vida normal,

igual que yo cuando me pongo las gafas,

puedo levantarme y hacer mi vida normal

y sin gafas no podría hacerla.

María Ángeles, nos interesa tu opinión como paciente

y como persona que puede ayudarnos a tener una visión más global

del antes y el después.

Supongo que eso también han cambiado mucho las cosas.

No es la misma experiencia la que está viviendo Curro,

el niño que vamos a conocer ahora su historia,

que imagino que la tuya, por ejemplo.

¿Han cambiado las cosas? Muchísimo y para muy bien.

Hoy en día tenemos profesionales muy cualificados y muy entrenados,

y un verdadero arsenal terapéutico.

Como apunta Jordi, hay muchos subtipos de artritis.

Antes, no teníamos nada,

no es que no hubiese profesionales formados,

sino que no se conocía.

Estamos hablando hace 50 años, se pensaba que era

una enfermedad de personas mayores.

No se sabía, por arte de magia, un niño la había cogido.

Esos son los subtipos que comentaba Jordi.

Claro, si había un paciente, por ejemplo fue mi caso

y el de otros pacientes, comienzan con fiebre, con inflamación,

las rodillas, las manos, manchas. No sabían qué era.

Si no sabes qué es, no puedes poner un buen tratamiento.

Además, antes tampoco había tratamientos.

Había tratamientos sintomáticos, es decir, tienes inflamación y fiebre,

te vamos a dar un antitérmico y un antiinflamatorio,

pero eso no paraba la enfermedad.

Eso te hacía, como mucho, sentirte un poquito mejor

mientras estabas bajo el efecto del tratamiento.

El antes era terrible, porque el antes era,

los síntomas y las limitaciones, había destrucción articular,

porque no se estaban poniendo los medios.

Afortunadamente, hoy en día, hay niños normales

porque se da un diagnóstico, apunto e indico

lo mismo que ha dicho Jordi, lo más precozmente posible,

porque el tiempo que no está diagnosticado y tratado,

la enfermedad está ahí y puede haber destrucción articular

y eso puede ser incapacidad, lo que comentabas tú,

pero si están bien tratados, van a ser niños normales.

Antes no, antes no éramos niños normales.

Nos hemos convertido en personas más raras,

porque no hemos tenido infancia, no hemos tenido adolescencia,

al menos normales, y nos ha limitado la vida a todos los niveles.

Laboral, casi todas las personas de hace 30-40-50 años,

son pensionistas jóvenes, porque no han podido trabajar,

no han podido hacer nada, porque no ha habido tratamientos.

Hoy en día sí hay tratamientos

que paran, frenan o modifican la enfermedad.

En ese sentido, antes nos hablabas

del trabajo que hacéis desde la asociación.

El mensaje que mandáis es de esperanza, ¿no?

Cuando tú le cuentas tu experiencia, lo compartes

con familias que acuden a vosotros, que quieren saber:

"Oye, esto que le han dicho que tiene mi niño".

Imagino que es muy importante, muy reconfortante.

Claro, totalmente.

Nosotros recibimos llamadas de muchísimos padres

con la misma angustia.

Cuando le cuentas que eso ocurrió antes,

que claro, muchos padres lo primero que hacen es irse a Internet.

No se debe de hacer,

debes pedir información verificada por profesionales.

Nosotros la información que damos es la verificada

por los profesionales adecuados, además.

Entonces, cuando tú les dices eso ocurría antes,

pero ahora no va a ocurrir. Se tranquilizan.

Claro, se tranquilizan y salen de allí

con mucha positividad, con muchas ganas de luchar,

y muchas ganas de decir:

"Nos ha tocado, pero no va a ser malo,

va a ser diferente, vamos a estar en una rutina,

que el niño si se tiene que pinchar o si se tiene que tomar

su tratamiento rutinariamente, a diario, una vez a la semana".

Entonces, la asociación juega un papel fundamental

porque el niño cuando va creciendo, igual llega a la preadolescencia,

dice que él se encuentra bien y que no se quiere pinchar.

"Es que yo estoy bien, yo no me quiero pinchar".

Entonces, la adherencia al tratamiento

también juega un papel fundamental la asociación,

que le explica que está bien porque tiene ese tratamiento,

le tienes que convencer.

Los cursos de formación para padres ayudan mucho en este sentido.

Jordi, no nos queda mucho tiempo,

pero no quiero terminar la entrevista

sin darte la oportunidad que nos digas brevemente

quién es el especialista que trata la artritis idiopática juvenil,

porque creo que es importante señalarlo.

Normalmente son pediatras,

con formación en reumatología pediátrica,

o reumatólogos que han hecho una especialización, una formación

en reumatología pediátrica.

Nos faltan todavía profesionales,

pero existe una sociedad que nos agrupa,

y prácticamente en la mayoría de las comunidades autónomas

hay un especialista y si no hay mecanismos

para que sean derivados a otras comunidades autónomas

donde hay especialistas que los puedan tratar.

Gracias a los dos por la visita

y por toda la información que vamos a completar ahora

con el documental.

En los próximos minutos, el rostro a la artritis idiopática juvenil

se lo pone Curro, un niño que convive con la enfermedad

intentando que le afecte lo menos posible,

sobre todo en su vida cotidiana.

Sus padres, sus hermanos y su entorno

se han volcado en normalizar su día a día.

Por cómo lo consigue, Curro es todo un ejemplo

en el merece la pena poner toda la atención.

(Música)

Hoy es el último día del tema de las gotas del ojo, ¿no?

-Sí, ya hemos terminado.

Mañana tiene la revisión en el hospital

y a ver si está todo controlado. Ya ha llovido, ¿eh?

Fue duro al principio, pero bueno. -Duro.

-Incertidumbre, son 4,5 años ya. -Periplo gordo.

-Pero está todo muy bien, hombre, que es lo importante.

Ha evolucionado muy bien. -Mañana le toca pinchacito, ¿no?

-Mañana le toca medicación, sí, él ya lo sabe.

.¿Sí? -Sí.

-"Mamá, mañana me toca pinchazo", digo: "Sí, sí".

"Vale, vale, cuando llegue del partido".

-"Vale, perfecto".

Yo estoy segura que todo esto va a seguir evolucionando igual de bien.

Yo estoy segurísima, mira cómo está él.

Cada día más fuerte, tenemos un equipo profesional muy bueno.

-Con los ojitos está pasando regular.

-Si no fuera por los ojos, te diría que esto va sobre ruedas.

Si no fuera por la uveítis, que viene a visitarlo a él.

-A visitarlo y a sufrirlo, pero bueno.

-Articularmente, el niño está perfecto.

Lo que nos queda es la batalla de los ojos.

Una vez que le ganemos esa batalla a la enfermedad,

habremos logrado mucho.

(Música)

¿Por qué tienes que ir a ver a una doctora?

-Hoy no voy a ir yo, vamos a ir los tres.

Para que vosotros la conozcáis.

-¿Y para que vas a esas jornadas, a ese hospital?

-Porque tengo un problemas en los ojos y también en la rodilla.

Antes me dolían las rodillas y me picaban los ojos,

cuando yo era pequeño.

Me entró esa enfermedad, y por eso estamos yendo al hospital.

-¿Por qué? ¿Por qué?

-¿Por qué tienes que ir a ver a esa doctora tantas veces?

¿Para que te cure? -Sí.

-¿Por qué te tienen que dar pinchazos?

¿Para que te recuperes y se te ponga la pierna fuerte y eso?

-No, el pinchazo me lo dan porque el pinchazo tiene un líquido

que me sube a los ojos y me los cura.

-Ah. -Mediante la sangre, claro.

-Igual que en la rodilla, ¿no?

-¿Por qué tenemos que ir toda la familia?

-A conocer a la doctora,

para ir a unas jornadas que hay en el hospital.

-Y así aprendemos y nos divertimos, ¿verdad?

-Claro.

(CANTAN)

(Música)

¿Qué tal? -Muy bien.

-¿Bien? ¿Cómo estamos? -Perfectos.

-Estamos perfectos, bueno, bueno.

A ver que yo vea, ¿cuándo fue la última vez que te vi?

-Hace mucho. -Hace como un mes..

Estamos liados con la uveítis. -Sí.

-A ver si podemos controlar ese brote de inflamación en el ojo.

A ver qué nos dice la oftalmóloga.

De las articulaciones, ¿cómo hemos estado?

¿Se te ha hinchado algo? -No.

-El tobillo no se te ha hinchado, ¿las rodillas se te han hinchado?

-No. -No.

Por las mañanas, cuando te levantas, ¿te cuesta trabajo ponerte en marcha?

¿Como te cuesta arrancar y tienes que calentar?

Eso no lo has notado, vale.

¿El resto? Las manos, todo bien.

No se te ha inflamado nada más, ni te ha dolido nada más.

Solamente el talón después de jugar a tenis.

Bueno, muy bien, ¿con el tratamiento que tal vamos?

-¿Cómo lo llevas? Los pinchazos. -Bien.

-Bien, cada vez mejor. -Hoy me toca ¿no? O mañana.

-Te toca mañana.

-Mañana te toca pincharte, ¿cómo llevas eso de pincharte?

-Sí, no estoy llorando ni nada. -Genial, ¿no?

-Es verdad, es verdad. -Es que tú eres un campeón.

Después del tiempo que llevamos con los pinchazos

y ahí que lo llevamos, muy bien. Pues venga, vamos a verte.

-La incertidumbre de decir ahora estamos bien,

pero, bueno, ¿cuándo va a ser el siguiente, el siguiente brote?

¿Estará controlado, la medicación estará bien ajustada,

no estará bien ajustada?

(Música)

El niño está bien, pero eso creo yo, que está bien,

porque el último brote en los ojos yo no me lo esperaba.

Sin embargo, estaba ahí.

Yo no había sido consciente ni me había dado cuenta.

Gracias a la oftalmóloga que lo revisa

cada nada, cada dos meses, y está siempre pendiente.

Lo verdaderamente fastidioso de esta enfermedad

es que muchas veces no sabes cuándo va a volver a decir:

"Hola, buenas tardes, buenos días, aquí estoy".

(Música)

Hola. -Buenos días.

-¿Qué tal? -Buenos días.

-¿Qué pasa, Teresa?

-Pasad.

-Gracias a Dios, esta situación se ha normalizado en casa,

y en el colegio, con vuestra ayuda, con vuestro apoyo y...

Y con la colaboración de todos. -Y con vuestra confianza,

que es lo más importante. -Hombre, claro.

-Vuestra confianza es fundamental. -Con mucho cariño.

-Es fantástico. Yo no sé...

En todo lo que se propone, Teresa. En todos los ámbitos de su vida es...

Constante, trabajador...

-Vamos a hacer...

-Echando la vista atrás, y acordándote de cómo empezó todo esto,

te acuerdas de esta febrícula que no cedía,

durante un mes continuo,

sin nada que justificara esa fiebre,

hasta que un día, de buenas a primeras,

amanece con las rodillas como dos botas, calientes, ardiendo,

hinchadas, no podía caminar...

A partir de ahí, su pediatra

se dio cuenta de lo que podía ser,

y nos derivó a la pediatra reumatológica, que hoy le lleva.

-Léelo, y en la pizarra.

El 5.

-Pablo quiere cortar los 45 rosales que tiene en el jardín.

Cada rosal necesita 3 litros de agua.

¿Cuántos litros gastará en un día para regar todos los rosales?

¿Y en una semana?

-Primero, los datos, ve explicándolo, venga.

-Después te acuerdas de aquellas veces que nosotros decíamos:

"Curro, abre la boca.

¿Por qué no abres la boca para comer?".

No nos podíamos imaginar que en la mandíbula también estaba afectado.

A partir de ahí, a nivel articular, está muy bien.

Ha estado muy controlado, empezó a mejorar después del tratamiento...

Parece un niño que no tiene problemas articulares ninguno,

si no fuera por las uveítis.

Por eso es tan importante los controles, porque debería ver mal,

en su caso no se da,

el enrojecimiento de ojo sí, es algo que aparece y desaparece,

sin embargo, vas al control de oftalmología y dicen:

"Hay un brote ahora mismo activo".

-Está esperando cualquier oportunidad para desarrollarse, y para explotar.

Por eso el tema de los brotes hay que tenerlo controlado.

Hay que estar muy pendiente de él, aunque no se dé cuenta,

lo importante es que esa supervisión sea lo más somera posible,

sin que el niño le afecte en su vida diaria,

sin que vea que lo estás controlando.

-Siempre alerta, pero no haciéndole sentir que está enfermo.

-¿Puede estar relacionado esa madurez que presenta por afrontar...?

-Creo que eso le ha hecho madurar, evidentemente.

Quizá se habla más de... "Curro, ocurre esto",

de un tiempo a esta parte. Cuando era más pequeño, esto no...

-Era menos consciente...

-Él sabía que teníamos que ir a revisiones,

pero de un tiempo a esta parte, sí le hemos puesto el nombre.

Hemos dicho: "Curro, ocurre esto,

tienes una artritis idiopática juvenil".

Nos están sensibilizando mucho en el hospital,

con unas jornadas de padres que vamos,

él ya es más consciente, sabe el por qué, el por qué no,

pero de aquí para atrás... -¿Ha asimilado...?

Eso, como en los dos últimos cursos, si está en 3, 2...

-Sí, sí.

En 1 y 2... -Lo ha ido asumiendo...

-Aceptando un poquito más, también.

-Lo que me estabas preguntando, creo que sí, Teresa.

-Que le ha afectado. Que le hace... -Que le ha hecho madurar, ¿no?

-Sí. -Sí, yo creo que sí.

Y a sus hermanos, seguir acompañándolo, porque...

-La relación de los hermanos, es increíble.

Normal.

Lo han normalizado, es lo que queremos siempre.

-Claro. -Normalizar todas estas situaciones.

-En el caso de la artritis idiopática juvenil que sufre Curro,

gracias a Dios no ha habido que hacer ninguna adaptación curricular

en ninguno de los aspectos, pero si hubiera habido que hacerlo,

estoy segura que la comunicación... -Totalmente.

-Era... Vamos.

-Más directa, más cercana...

-Hubiera tenido aquí un especialista para tratar específicamente a Curro.

Igual que hay especialistas para otros alumnos que lo necesitan,

en otras patologías y en otros temas. -No ha hecho falta.

-No va a hacer falta, seguro. -No.

(GRITAN JUGANDO)

-He encontrado muy bien a Curro, la artritis idiopática juvenil

tiene ahora mismo controlada su actividad, afortunadamente,

llevamos ya unos pocos años de tratamiento,

pero la evolución está siendo muy buena.

Afortunadamente, la pediatra de Curro detectó el problema a tiempo,

enseguida... Es verdad que nos conocemos,

que sabe que puede derivar a los pacientes aquí,

al hospital infantil, a estas consultas de reumatología pediátrica,

enseguida contactó con nosotros,

también es muy importante vuestra colaboración.

Aunque empezó con inflamación articular, sobre todo las rodillas,

se controló a tiempo con las infiltraciones,

y después con el tratamiento que llevamos este tiempo.

Últimamente el problemilla ha sido la inflamación en los ojos,

la uveítis, que a veces se asocia a la artritis idiopática juvenil,

y hay que revisar los ojos,

en los ojos las inflamaciones en estas enfermedades no las vemos,

hay que revisarlos, como sabéis.

Periódicamente necesita que el oftalmólogo

le mire a ver si hay inflamaciones,

en las articulaciones es más fácil. -Es muy evidente.

-Normalmente vemos que están inflamadas, o que el niño cojea,

o que no se levanta bien por la mañana,

entonces, como ya habéis visto,

es muy importante que llevemos a Curro

a sus revisiones oftalmológicas,

y que el oftalmólogo nos vaya diciendo cómo va.

(Música)

-De un año a esta parte sí hemos sido, dentro de lo que él

puede llegar a entender, muy claros con él.

Además, como es un chico tan deportista,

y a él le encanta el deporte,

sabe que si él está bien, controlado,

gracias a la medicación, ¿no?

(Música)

Que se le dé mucha voz a esto, porque hay una población muy grande.

Los mismos niños que sufren diabetes,

el mismo número de población que sufre diabetes en niños, sufren AIJ.

Sin embargo, no es igual de conocida.

Los avances de la medicina nos están ayudando a que todas las familias

que ahora tenemos un niño con AIJ, un adolescente con AIJ,

deje las menores secuelas posibles.

-Hola, chicos, buenas tardes.

-Hola. -Buenas tardes, María.

-Hola, ¿qué tal? Un viernes más que estamos aquí.

-¿Qué hay? Me alegro de verte. -Igualmente.

Los niños, ¿qué tal? -En los talleres les hemos dejado.

-Bien, ¿no? ¿Vienen contentos, encantados?

-¿Tú qué tal? -Bien, con mucho ánimo, muchas ganas.

-¿Mucho trabajo? -Mucho trabajo.

Cansadita, un poquito. -¿Sí?

-Mucho trabajo en la asociación...

Ya sabéis para qué está ASEPAR,

una asociación en la que nos unimos pacientes.

Pacientes, padres de pacientes,

intentamos como mínimo asesorar, informar y apoyar.

De forma voluntaria, somos una organización sin ánimo de lucro,

estamos ahí, buscamos los recursos,

ya sabemos las necesidades que tenemos, porque somos pacientes,

no los tiene que contar nadie. -Nadie.

-Y desde la experiencia, las necesidades,

y todo lo que nos contáis también los padres de los niños,

intentamos buscar esos recursos, y dároslos.

Hemos hecho una lista de todas las inquietudes que nos planteaban,

y a partir de ahí, con muchos meses de trabajo, con muchas consultas,

con muchos profesionales, Marisol Camacho, la doctora Vargas,

María José Lirola... Nos unimos todos,

y dijimos: "¿Qué podemos hacer? Vamos a hacer formación para padres".

¿Qué pretendemos sacar de esta formación?

Nosotros y ellos, recursos.

Aquí pretendemos que todos los padres que venís,

se vayan con un aprendizaje y unos recursos imprescindibles

para que la calidad de vida de su hijo o de su hija,

sea la mejor posible.

-¿A ver qué tal hoy, vale? -Muy bien.

Encantada de que estéis aquí. -Muchas gracias.

-Gracias. -Hasta ahora.

(Música)

ASEPAR está haciendo una labor muy importante,

ellos se mueven constantemente, piden, demandan...

De manera altruista montan talleres,

y todos los que colaboran ahí colaboran de manera desinteresada.

Te dan apoyo psicológico, de medios que tú necesites,

pero claro, los recursos son pocos.

Los recursos son muy pocos.

Unas jornadas para padres que se han estado organizando

desde ASEPAR, que ellos lo han organizado, y lo...

Me ha servido para tener una visión muy multidisciplinar de la historia,

para ponerme en contacto con muchísimos padres

a través de las redes sociales, y compartir inquietudes, experiencias,

darte una palabra de aliento en un momento dado...

(Música)

-Yo nunca me quiero acordar de mi pasado,

es verdad, me acuerdo, soy lo que soy por este pasado que he tenido.

Este pasado es mucho dolor, por no poner muchísimo,

yo recuerdo las manos y las rodillas ardiendo.

Recuerdo que siempre tenía las manos metidas en el grifo de agua fría.

Siempre, lo primero que hacía es darle el grifo de agua fría,

mientras más fría, mejor, y ahí metía las manos.

Al cabo de dos años, me enteré que eso no lo debía hacer.

Yo siempre tenía esta cara, siempre estaba así,

con la cabeza agachadita, muy seria.

Este era el estado natural de mis rodillas en estado de reposo.

O sea, siempre estaban así, cuando estaba más o menos bien.

Y la foto de en medio,

era el efecto de tomar tanta cortisona.

(Música)

-¡Curro!

¡Tienes que ser del Betis, Curro! (RÍE)

-Ahí hemos llegado.

-Dile: "Ahí no hay negociación".

-¿Eres del Betis? Ven para acá, hombre.

-Hombre...

-¡Del Betis bueno!

-Oye, Curro, que yo soy del Sevilla. -Y yo.

-Vamos a ver, ¿eh? -Bueno, pero yo soy del Betis.

(HABLAN A LA VEZ)

-Sevilla bueno.

-Los sufridores...

-Claro que sí. -Lo pasaremos bien en la otra vida,

porque aquí... (RÍEN)

(Música)

-Controlas un brote, y el siguiente no sabes si va a ser a los dos meses,

al año, a los tres años, o no va a tener un brote nunca más.

Igual que hoy lo está, mañana no,

y tú has hecho tu vida igual que todos los días,

tú no has hecho ningún cambio en nada para que vuelva a...

El sistema inmune es caprichoso, y salta cuando menos te lo esperas.

¡Vamos, vamos, vamos, ahora, ahora!

¡Ay!

Curro se pasa con una febrícula un mes y medio.

No respondía a nada, no había foco en garganta,

que es lo primero que puedes pensar.

No había foco en oído, no había en bronquio, no había nada.

Se iba y venía, se iba y venía.

Hasta que una mañana, las rodillas amanecieron así de hinchadas.

Ha sido una confluencia de decir: "Me he rodeado, he tenido la suerte,

desde la pediatra de atención primaria,

que nos derivó al sitio correcto en el momento correcto".

Se controló muy bien todo, y todos los pasos fueron muy rápidos,

hay veces que no son tan rápidos, que se dilatan hasta que dan

con el diagnóstico y el tratamiento correcto mucho más tiempo.

Pero bueno, los avances de la medicina nos están ayudando

a que todas las familias que tenemos un niño o un adolescente con AIJ,

deje las menores secuelas posibles.

(Música)

(Música)

Cuando hablamos de empresas,

olvidamos a veces que muchas de ellas

no se encuentran en las grandes ciudades.

De hecho, las empresas que configuran el entramado

de la pequeña y mediana empresa en España,

una parte importantísima de nuestra economía esencial,

se encuentran en pequeñas ciudades y pueblos.

Hace 15 días, Arturo de las Heras,

director general del Centro de Estudios Financieros

y la Universidad a Distancia de Madrid,

nos prometió invitar a "La aventura del saber"

a dos representantes de este tipo de empresas.

Hoy, como siempre hace, ha cumplido con su palabra.

Bienvenido, Arturo. ¿Qué tal? Muy bien, muchas gracias, Salva.

Como dijimos en el programa anterior, hoy vamos a acercarnos

a otro tipo de empresas diferentes, que están en un entorno distinto,

como puede ser un entorno más rural, fuera de las grandes ciudades.

Nos has traído a dos amigos. Sí, Juan y Eduardo,

Juan hace cervezas, Eduardo hace corderos y cochinillo.

Bueno.

Bienvenidos. Gracias por aceptar la invitación.

¿Qué os llevó a vosotros a volver, en cierto modo,

porque todos procedemos del campo,

a volver de la ciudad al pueblo?

En los dos casos, los dos sois universitarios,

los dos estudiasteis en ciudades grandes,

y los dos habéis decidido volver, ¿no?

Juan. Bueno, en mi caso fue una decisión

por una parte personal, porque mi antiguo trabajo,

trabajaba en una multinacional como directivo,

y no tenía tiempo para mi familia,

y de esta manera podía flexibilizar un poquito más el tiempo,

y dedicar tiempo de calidad a mi familia.

Pr otro lado, profesionalmente, hacer algo con lo que siempre he soñado,

que me divierte, y que apuesto por ello, fue la decisión.

Encima, hacerlo en mi pueblo, es lo que lo remató.

Digamos que en tu familia había tradición bodeguera.

Se hacía vino...

Sí, bueno, estoy en una zona de la ribera del Duero,

en un pueblo al sur de la ribera del Duero,

y allí mi abuelo siempre ha hecho vino,

nosotros siempre hemos hecho vino,

y el hacer otra vez vino...

Quería hacer algo totalmente diferente,

que sorprendiese a la gente, y que le gustase muchísimo.

Luego seguimos contando un poco el origen, es muy interesante

lo que me has contado hace un momentillo,

antes de que empecemos la entrevista.

Vamos ahora contigo, Eduardo, tu caso es parecido, ¿no?

Tú estudiaste Ciencias Químicas en la Universidad de Burgos.

Sí.

Y luego, volviste a tu pueblo, ¿no? Sí.

En tu caso, también has vuelto a tu pueblo, ¿no?

Sí. Bueno, yo realmente no me fui nunca,

yo tenía muy claro desde siempre que me gustaba la ganadería,

porque la ha habido siempre en mi casa,

dije: "Bueno, voy a acabar la carrera".

Le dije a mi padre: "Quiero poner ovejas".

"Acaba la carrera, y luego lo que quieras".

Es lo que hice, acabé la carrera lo antes que pude...

(RÍEN)

Y me volví para el pueblo.

Eduardo, pero está relacionado, ¿no?

Tus conocimientos como licenciado en Ciencias Químicas,

tienen algo que ver con el cordero, ¿no?

No sé si está bien o mal decir que tiene que ver,

porque no tiene nada que ver con la química.

Claro, es totalmente natural.

Pero implica conocimientos.

Los conocimientos que se adquieren estudiando te valen

para muchos ámbitos de la vida.

Me ha valido también la vinculación con Tecnología de los Alimentos,

que hay en Burgos también,

que te ayuda a ver un poquito lo que se puede hacer,

un producto un poquito más innovador.

Claro. ¿Tecnología de los Alimentos es un grado?

Es un...

Tú haces... Una especialización, ¿no?

Eso es, ahora debe ser carrera ya, antes había un curso puente

de Químicas a Tecnología de los Alimentos,

y se acababa con dos años de Tecnología.

¿También lo hiciste al final, o...?

Estudié un poco, pero me quedó algo. Me quedó...

Ahí ya tuve más prisa por poner las ovejas.

(RÍE) Había cumplido lo que dijo mi padre.

"Ya he acabado".

Muy bien. Juan, perdona.

Antes me estabas diciendo que se te ocurrió la idea de hacer cerveza

en Bruselas, ¿no? Sí, sí.

Casualmente, en todos los viajes que hacía en mi antiguo trabajo,

viajaba mucho a Centroeuropa,

y en Holanda, Bruselas,

en bastantes ciudades, pedía una cerveza,

y cuando pedía una me decían: "¿Qué cerveza quieres?".

Esto, en España nunca me lo preguntan.

Me plantan la cerveza que tengan, y ya está.

Con lo que somos para el vino,

que nos encantan las variedades que tenemos en España,

¿por qué no vamos a tener variedades de cerveza?,

y degustar otras muchas cervezas que actualmente

en España no se llegan a encontrar.

Decidimos hacer una serie de cervezas bastante especiales.

Te hiciste maestro cervecero. (RÍEN)

¿Estudiaste algo?

Estuve en varias fábricas de cerveza, viendo cómo se hacía cerveza,

me fui a Estados Unidos para ver cómo hacían cerveza allí,

que tienen un mercado bastante más avanzado que aquí, en España,

de cerveza artesana,

y luego, a la gente, a mis compañeros que tengo allí en la fábrica,

están apuntados a la Universidad de Alicante,

en un curso de elaboración de cerveza artesana,

anualmente contratamos un consultor,

que tanto de España como fuera de España,

viene y nos forma durante una semana.

En ambos casos, Eduardo, al volver a un pueblo, claro,

en un pueblo la gente es más cercana, más cariñosa,

pero también hay menos gente, ¿no? A la hora de contratar, supongo,

que supone algún problema, ¿o no?

Perdón, pregunto desde la ignorancia.

Bueno, depende cómo se mire.

Tiene la ventaja de que si tienes la suerte

que alguien del pueblo te cuadre, ya le conoces de toda la vida.

No tienes... Somos dos amigos tirando de un carro.

Tiene la desventaja que como mi trabajo también es,

una parte de él, que es la ganadería,

es un trabajo no muy atractivo a día de hoy,

tienes que buscar gente de fuera...

No es muy atractivo porque es muy esclavo, ¿no?

Pero da también muchas satisfacciones,

porque estar en contacto con la naturaleza, con los...

Sí, por supuesto. También tiene...

Como trabajo, creo que hay pocos trabajos que sean más satisfactorios

que la ganadería, pero como modo de vida, es complicado.

Entonces, tienes que valorarlo...

Es muy esclavo, tienes que estar muchas horas, ¿no?

La ganadería tiene que estar atendida lo mejor posible,

y para atender una cosa lo mejor posible,

tienes que estar el mayor tiempo posible de horas en ella.

Eso podríamos decir de cualquier empresa,

pero las ovejas hay que mantenerlas todos los días,

son animales vivos, puedes tener...

Un día pasa una cosa... Se pueden poner enfermas...

Otro día puede pasar otra cosa, hay que tener conocimiento, primero,

y luego, dedicación. Claro. Y asumir riesgos.

Arturo, ¿tú qué opinas de esto? Volver al ámbito rural, y todo esto.

Yo creo que es importantísimo para nuestros pueblos,

porque la tendencia natural es que los jóvenes salen del pueblo,

van a la ciudad a estudiar, y la mayor parte no regresa.

Que existan personas como Juan y Eduardo,

que no solo regresan, sino que además crean una empresa,

y crean puestos de trabajo y riqueza en sus pueblos,

es muy importante para el futuro de ellos, y también el nuestro,

porque nosotros en las ciudades necesitamos consumir

esos productos que ellos producen. Claro. Oye, Eduardo.

Supongo que confeccionar tu producto es complicado,

yo no conocía el tema de los corderos conservados al vacío,

explícanos un poco el proceso, para que lo entendamos.

Este producto mío, hay que decir que es una empresa pequeña,

intento garantizar al consumidor lo que compra.

La mejor manera, yo era agricultor y ganadero,

ya tengo garantizado el producto, quería llegar al consumidor final.

Lo que hemos hecho es desde la agricultura,

la intentamos hacer con poco uso de herbicidas,

lo más ecológico posible, tenemos la ganadería de oveja churra,

que es la calidad, y es por la que yo tengo la vocación,

yo sé que estoy trabajando... A lo mejor de químico era bueno,

pero de ganadero, yo sé que el potencial que tiene mi ganadería,

es inigualable a nivel de España, incluso, a lo mejor,

estamos hablando de inigualable en el mundo, porque no hay...

La zona mía no está más que como ribera del Duero, y estas cosas.

Yo tenía lo principal, la materia prima.

Con la Universidad de Burgos y los conocimientos que tenía yo,

dije: "Lo que quiero hacer es el producto democrático".

Democrático, lo oí una vez en tu programa de televisión,

que cualquier persona que quiera acceder a él, pueda.

Claro.

Lo hemos puesto en una página web, para poderlo comprar.

Y lo que me has preguntado tú, cómo hacemos el producto,

se intentó hacer el lechazo tal y como lo hacemos

cuando vas a un asador de Aranda, es lo que tiene fama.

Ah, claro. (RÍE)

La zona del típico cordero, o el cochinillo de Segovia.

Esto, la manera de hacerlo, fui bastante exigente,

y por eso me compliqué un poquito más la vida, porque no quería

echar ningún aditivo más que cordero, agua y sal, o cochinillo, agua y sal.

Conociendo el cochinillo, la sal no tiene problema,

el agua de mi pueblo, tenemos que ir a un producto de alta calidad.

Estuvimos dos años haciendo pruebas con la Universidad,

hasta que conseguimos este producto.

Normalmente, la gente que consume una vez, ¿consume dos, tres, cuatro?

¿Habla a los amigos de que...? Sí, esto...

El producto en sí no es atractivo la bolsa,

y es un producto desconocido, y caro.

Tiene bastantes puntos en contra de que una persona pruebe:

"Voy a comprar esto, por si acaso".

Gracias a Dios, yo, para empezar,

como sabía que tenía tanto prejuicio,

hicimos en la explotación ganadera un pequeño restaurante.

Hacemos lo que conocemos como oviturismo,

enseñar a la gente el modo de vida,

por qué se diferencia el ganado churro, la zona mía...

Estamos alrededor de una hora explicando la ganadería.

Ahí ya quité ciertos prejuicios, y luego la suerte...

Y luego lo prueban, ¿no? Exactamente.

Lo llevas a casa, y le dices al vecino:

"Cuando hagas una celebración, compra esto, que está bueno".

Claro. Ese ha sido mi canal de venta.

Tu manera de... Genial.

Juan, perdona.

En tu caso, la cerveza, ¿no?

Antes decías: "En España no tenemos todavía una cultura

de la cerveza como tenemos del vino, y no sabemos distinguir".

Supongo que tiene que ser diferente

para que la cerveza tuya haya llegado a China, ¿no?

Por ejemplo, ¿no? Y a Estados Unidos.

Sí, la verdad es que sí.

Nosotros hacemos la cerveza con cebada que cultivamos en mi pueblo,

a más de 1000 metros de altura,

entonces hace una cebada que es un poquito más pequeña de lo normal,

pero con mucha fibra y con un sabor bastante especial.

Eso caracteriza enormemente a la cerveza.

(Música bucólica)

Muchísimas gracias a los dos por venir.

Arturo, cuéntanos, para acabar,

haznos un resumen con las conclusiones.

Yo creo que es evidente, pero me gustaría que...

Sí, has visto que se puede emprender lejos de las grandes ciudades,

además es muy importante para fijar la población en nuestros pueblos,

y también es una forma de vida interesante.

Ellos recomiendan,

lamentablemente, tú y yo no podemos irnos a vivir a un pueblo,

de momento. De momento.

Una cosa muy interesante, también podríamos concluir con eso,

es que son personas muy bien formadas,

y luego una proyección posible, incluso fuera del país.

Efectivamente. No solo se consume localmente,

sino que se puede consumir desde muy lejos.

Claro que sí, las cervezas de Juan llegan a China, EE. UU, y...

Muy bien. Muchísimas gracias, Eduardo, Juan.

Arturo, nos vemos dentro de 15 días ¿para hablar de...?

Eficiencia energética. ¡Toma ya!

Muchas gracias, de verdad. A vosotros.

Seguimos con el programa, vamos con la digitalización del día,

un reportaje llamado "Huertos urbanos de Benimaclet".

(Música)

Benimaclet es el nombre del distrito número 14,

situado al norte de la ciudad de Valencia.

Fue un municipio independiente hasta 1878,

año en el que pasó a ser una pedanía de Valencia.

En 1972 se integró en la ciudad como distrito.

Su población es de 30 000 habitantes.

(Música)

-Estamos en el centro neurálgico del barrio de Benimaclet,

aquí empezó la historia de este barrio,

esto era una alquería moruna,

después, a partir de los años 50,

estaba todo lleno de casitas pequeñitas,

como las que podéis ver aún,

pero a partir del 50 la gente empezó a vender,

las propiedades de las inmobiliarias,

a la gente no le interesaban las casitas pequeñitas,

y empezaron a destruirlas.

A partir de los años 70, desde la Asociación de Vecinos

quisimos hacer fuerza para que no se destruyera más el barrio,

nos pusimos a demandar que hicieran una ley

para recuperar las casas históricas del barrio,

hicieron una ley, que se llamó el PERI,

esa ley impedía que esas casas se pudieran ni malvender, ni destrozar.

Hicimos un centro histórico, tenemos 25 calles,

que son de las antiguas, desde 1400 más o menos,

y hay 19 calles peatonalizadas todas,

con lo cual hemos salvaguardado la historia de nuestra identidad.

(Música)

La Colección de Bolsillo de Alianza Editorial acaba de publicar,

de recuperar, más bien, la biografía de Richard Feynman,

que ya hemos recomendado aquí varias veces.

Antes estaba editada en otra colección.

Ya es muy difícil encontrar aquella colección en librerías,

recordemos que "¿Está usted de broma, míster Feynman?"

se ha convertido en un verdadero clásico contemporáneo,

como se segunda parte, esta:

"¿Qué te importa lo que piensen los demás?".

En ambos casos se trata de una recopilación

de las conversaciones que el famoso físico del MIT

tuvo con Ralph Leighton a lo largo de varios años.

Quien conozca el primer libro, no se sorprenderá con el segundo,

es puro Feynman.

En el fondo se alegrará por ello, encontrará inteligencia, buen humor,

anécdotas muy significativas, aparte de la presencia fantasmal

de un gran tipo al que sus alumnos despidieron cuando murió,

a causa de un cáncer, con una pintada descomunal

en las paredes del lugar donde daba clases: "Adiós, Dick", decían.

"Bienvenido de nuevo", decimos ahora.

Recuerden, "¿Qué te importa lo que piensen los demás?",

de Richard Feynman, recientemente publicado, recuperado,

en la Colección de Bolsillo de Alianza Editorial.

Mañana volvemos con más contenidos nuevos, y por supuesto,

con más propuestas de lectura.

Por ejemplo, las que nos sugiere el escritor español vivo

que más libros ha publicado, casi 500, Jordi Sierra i Fabra

nos presenta "Tres días de agosto", séptima entrega de la saga policiaca

protagonizada por el inspector Miquel Mascarell.

Después charlaremos con Carmen Pellicer,

una semana más va a abordar con nosotros asuntos prácticos

en el ámbito educativo.

Todos los detalles se los damos en "La aventura",

unos minutillos antes de las 10.

Gracias por estar ahí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 27/04/16

La aventura del saber - 27/04/16

27 abr 2016

Ofreceremos los reportajes "Armonías: Chocolate" y "Artritis idiopática juvenil: Curro". Además, entrevistaremos a Jordi Antón, Pte de SERPE, Mª Ángeles Fernández, Pta de ASEPAR, Arturo de las Heras, Dir. Gral de CEF y UDIMA, Juan Cereijo Dir. Gral de Cervezas Mica y Eduardo Abada, de Paradilla 143.

ver más sobre "La aventura del saber - 27/04/16" ver menos sobre "La aventura del saber - 27/04/16"

Los últimos 3.878 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios