www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5096881
Para todos los públicos La aventura del saber - 27/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Buenos días a todos.

Bienvenidos como cada mañana en La 2 de Radiotelevisión Española

a "La aventura del saber".

Hablaremos para comenzar el programa

de un estudio llevado a cabo en la Facultad de Física

de la Universidad de Sevilla

sobre el cambio horario y sus efectos.

"Influencia de la latitud en las actividades humanas básicas"

es el título de ese estudio

sobre el que le preguntaremos a su autor,

el profesor José M Martín Olalla.

Dadas las fechas en que estamos

puede venirnos muy bien conocer sus conclusiones.

Después, José Miguel Viñas

nos hablará de huracanes, tornados y granizo.

Son fenómenos meteorológicos que bien sufrimos

o vemos en las noticias,

pero cuya explicación meteorológica puede que desconozcamos.

¿Cambiarán las zonas donde se produzcan

en un futuro a corto o medio plazo?

¿Por qué si ya sabemos tanto sobre estos fenómenos

suelen seguir produciendo víctimas?

Luego lo sabremos.

En la serie de trabajos que estamos realizando

sobre ilustradores españoles con proyección internacional

llega hoy el turno a Jorge Lawerta,

cuyas ilustraciones pueden verse en Icon, en Disney Channel

o en "El País".

Seguimos este miércoles en Lanzarote

hoy para celebrar los 100 años del creador de los Jameos del Agua.

El inclasificable artista César Manrique

fue, en este caso sí, profeta en su tierra.

Taller de ciencia en "La aventura del saber"

hoy con el profesor de la Facultad de Física

de la Universidad de Sevilla

José M Martín Olalla, autor de un estudio,

"Influencia de la latitud en actividades humanas básicas",

publicado por "Scientific Reports"

sobre los supuestos efectos del cambio horario

sobre los ritmos circadianos de nuestro organismo.

Bienvenido. Muchísimas gracias.

Muchísimas gracias a ustedes.

Nos ha parecido que la fecha era adecuada

porque dentro de unos días,

del sábado al domingo, me parece, por la noche,

se cambia la hora.

Sí.

Y, vamos a ver.

¿Tradicionalmente cómo nos hemos guiado los humanos

a la hora de establecer horarios más o menos?

Nuestra guía ha sido el sol

porque somos un animal propenso a utilizar la luz diurna

para hacer actividades

y un poco a evitar la noche.

Lo que pasa

es que hay que tomar estas cosas un poquito con cuidado

porque cuando pensamos en este tipo de cosas, en el reloj,

pensamos en un planeta que está girando verticalmente

y, realmente, nuestro planeta está inclinado

y eso hace que tengamos estaciones,

tengamos días muy largos, días muy cortos,

que no sea lo mismo lo que ocurre en nuestra latitud

que en la latitud que tenemos en Alemania

o Finlandia en los trópicos,

pero de una forma o de otra siempre nos hemos ido compaginando

con lo que es la actividad solar.

¿Podemos ver,

porque creo que teníais un gráfico bastante,

no sé cómo decir,

muy claro a la hora de visualizar la diferencia

que hay entre unos países y otros, por ejemplo, en Europa?

Aquí estamos viendo.

Sí.

Aquí estamos viendo como anochece en invierno en Europa

y vemos cómo ya ha anochecido sobre toda Europa

y queda todavía ahí la península ibérica

porque anochezca, ¿no?

Y el día en invierno es un día bastante importante

porque es el día que menos luz tiene,

el día más duro para la actividad humana,

y es el día el que condiciona el cómo te vas a comportar.

Condiciona a qué hora vas a empezar la actividad.

No es casualidad que empecemos a las 09:00 en España.

Es que a esa hora ya es de día todos los días del año

porque a esa hora en invierno ya ha amanecido.

Y ahora lo veremos, me imagino.

Ahora vemos el amanecer

Eso ha sido el anochecer. Eso es el anochecer.

Y hemos visto que, en realidad, España está muy...

Muy en la esquinita del anochecer.

Quiero decir, anochece mucho después.

En lo que es el cómo amanece,

amanecemos de una forma muy parecida a cómo amanece en Francia,

cómo amanece en Alemania, cómo amanece en...

Sí, se ve la inclinación.

Es la inclinación.

Está el hecho de que cuando pensamos en el reloj,

estamos viendo la Tierra así y en realidad está inclinada

y esa inclinación es la que estamos viendo ahí, ¿no?

Por ejemplo, va a amanecer a la vez en Barcelona y en Berlín

y están bastante separadas en longitud.

En Madrid y en Colonia, ¿no?

Esto hace que nuestros horarios por la mañana

sean bastante parecidos

y por la tarde tengamos un extra de luz.

Aquí vemos, por ejemplo, como en Inglaterra...

Todavía no ha amanecido y ya ha amanecido en España.

Castellón y Londres están en el mismo meridiano,

pero en invierno ya ha amanecido en Castellón

y solo una hora después va a amanecer en Londres.

Entonces, el ajuste del horario con Berlín

según se ha visto ahí no está muy mal del todo, ¿no?

Barcelona y Berlín están en la misma...

Sí. Amanece a la vez en invierno.

El día que más tarde amanece, amanece prácticamente a la vez.

Lo que hace es que si tú haces ese ajuste,

puedes tener horarios matinales muy parecido.

Y tenemos, de hecho, horarios matinales parecidos.

El precio de eso

es que tienes horarios vespertinos diferentes

porque el sol se pone mucho más tarde.

Y eso da muchos celos.

Eso da muchos celos si vivo en un sitio u otro.

Pero esto, realmente, no lo podemos cambiar.

Esto es un fenómeno natural. Físico.

Físico.

No lo va a cambiar nadie.

El hecho de que la Tierra esté inclinada

no lo va a cambiar el Gobierno ni puede decir

"a partir del día que viene la inclinación no va a ser esta".

Eso no lo podemos hacer.

Lo que realmente demuestra el estudio que has hecho

es que a todos nos importa el sol.

Lo que pasa es que no se comporta de la misma manera

en unos lugares que en otros.

Claro.

Y, sobre todo, en relación con el reloj.

Es lo que hace que no podamos prever

a qué hora va a amanecer o anochecer.

No lo sabemos.

No lo sabemos

porque el reloj te puede sincronizar el mediodía

o te puede decir que es mediodía a las 12:00.

Da igual el número que sea.

Pero no sabes a qué hora amanece ni a qué hora anochece

porque eso depende de la latitud y depende del día del año.

¿Qué importancia tiene ajustar una hora universal?

Tenemos una hora universal ajustada ya, de hecho,

en los móviles, en los ordenadores...

Todo ese tipo de cosas funcionan con el tiempo universal coordinado.

Lo que pasa que eso lo traducimos

para que las personas puedan manejar horarios

relativamente similares.

La cosa es que si tú vuelas a Japón,

si tuviéramos un horario universal,

tendrías que aprender a qué hora amanece en Japón,

a qué hora es bueno comer en Japón y a qué hora es bueno cenar.

Y cuando tienes el sistema que tenemos ahora de husos,

tú vuelas a Japón, enciendes el móvil,

el móvil se ajusta a la zona horaria del lugar

y la alarma que tenías prevista en tu localidad

probablemente en Tokio también funcione bien

porque más o menos va a amanecer.

Recuérdanos lo que es un huso.

Un huso horario es...

Si ponemos la tierra en vertical,

es una distancia de 15 grados en la rotación terrestre

que es lo que tarda la Tierra en girar.

O sea, emplea una hora en hacer este giro.

15 grados de latitud en amplitud

implican una hora de diferencia en el mediodía.

Pero no necesariamente en el amanecer ni en el anochecer.

Vale.

En España se ajustó con Berlín y no con Londres

y eso en el estudio decías que te parecía bien, ¿no?

Bueno, lo que se muestra en el estudio

es que el hecho de que al final de la guerra mundial,

porque esto es una cosa del final de la guerra mundial,

la hora de Francia, de España y de Holanda

permaneciera con la hora adelantada, con la hora de Berlín,

realmente no ha supuesto nada en España

porque lo que hemos hecho es...

Bueno, nos han cambiado la hora, nos han adelantado la hora,

y las personas lo que han hecho es retrasar los horarios

y al final te has quedado en el mismo sitio

respecto al sol.

hoy en España es raro

que la gente entre a trabajar a las 07:00

porque no estamos usando la hora de Londres.

Si usáramos la hora de Londres, no sería raro

que la gente entrara a trabajar a las 07:00, hora de Londres.

Lo que pasa es que llamamos a las 08:00 hora de Berlín

y entramos a la misma hora

y hacemos las cosas a la misma hora que a principio del siglo XX.

En 1910 o 1920.

La latitud también importa. ¿Por qué?

La latitud importa

e importa más porque si nos fijamos...

Voy a volver a la Tierra.

Si pensamos en los meridianos,

los que están pasando aquí conforme giro,

todos los meridianos son exactamente iguales.

En lo único en que se diferencian

es en el momento en que aparecen en la cámara.

Pero si pensamos en la latitud, los círculos son diferentes.

El del Ecuador es muy grande y después van achacándose.

Al final, es nada más que un punto.

La latitud influye

en que cosas que se ven en un determinado paralelo

no se ven en otro.

Por ejemplo.

En nuestro paralelo, a nuestra latitud,

nosotros no vemos ningún día que dure siete horas,

pero si estás en Alemania, en Berlín,

vas a tener que vivir días que duran siete horas y media.

Entonces, una persona...

Cuando hablas de días hablas de luz, ¿no?

Fotoperiodo se llama en forma técnica.

Una persona que tiene que vivir

un fotoperiodo de siete horas y media

no se comporta igual que una persona que no vive eso.

No podemos pedir a los alemanes que se comporten

pensando en los días que vivimos nosotros

y no es razonable pedir

que nosotros nos comportemos

pensando en los días que viven ellos,

porque son muy diferentes.

Eso también afecta a la insolación del mediodía.

Nosotros en verano podemos llegar a ver el Sol

a 80 o 90 grados de altitud sobre el horizonte

y un alemán no va a llegar a verlo más de 60 grados o una cosa así.

Entonces, ese tipo de cosas son fenómenos que uno vive

y que otro no vive

y que hace que no podamos tener exactamente lo mismo.

Influyen en el comportamiento social, ¿no?

En el comportamiento social.

O mejor dicho,

esa influencia se detecta en el comportamiento social

que uno puede medir en las encuestas de empleo del tiempo.

Pero eso no significa que seamos diferentes,

sino que reaccionamos a circunstancias diferentes.

Que tenemos circunstancias diferentes.

Por ejemplo.

La cosa tan manida

de que los españoles descansan mucho al mediodía

durante la jornada laboral, ¿no?

Que tampoco es verdad.

Todo el mundo no se echa. Hay gente que sí.

Bueno, sí. Hay mucha variedad

Pero, claro, si uno se lo plantea, dice:

"Uno en España puede ir a trabajar,

vamos a poner a las 09:00,

puede regresar a las 14:00, regresar a casa requiere su tiempo,

puede comer, puede incluso descansar,

dormir una pequeña siesta, salir a las 17:00,

y a las 17:00 va a ser de día.

Siempre. Cualquier día del año.

Si ese mismo ritmo de vida lo lleva un alemán,

cuando va a salir de su casa ya hace una hora que ha anochecido

y no le apetece esa sensación.

Es decir, tiene un ritmo vital más intenso

porque tiene que vivir un día que es mucho más corto.

Claro.

Qué bueno eso.

Vamos a ver, ¿los ritmos circadianos que es?

Eso es un poco el reloj...

Yo no soy experto en eso, pero es el reloj interno

que nos acopla la biología a lo que es el...

Está acoplado esencialmente a la rotación terrestre.

Es un poco la forma de explicar de una forma científica

y de una forma muy bonita

algo que es muy cotidiano

que es el hecho de que nos gusta vivir de día

y nos gusta dormir de noche.

Somos un animal de hábitos fundamentalmente diurnos

y eso tiene una explicación biológica

en base a nivel celular

que es muy interesante y es muy...

¿Por qué se planteó en algún momento

una discusión sobre los husos horarios

en España?

¿En España?

Porque hemos comparado mal nuestros hábitos.

Hemos deducido que comemos muy tarde porque comemos a las 15:00

y los alemanes comen a las 13:00.

Hemos hecho una cuenta muy rápida.

En Alemania comen a las 13:00 y en España, a las 15:00,

comemos muy tarde.

Si lo miras por el reloj

que lo miramos respecto a una Tierra que está así,

podría tener un cierto sentido.

Pero cuando tenemos en cuenta que está de esta forma

y que hay días que son más largos y días más cortos

y que no son los mismos en España que en Alemania,

resulta que las cosas encajan bien.

Por ejemplo.

Cenamos en Europa tres horas después de que anochezca en invierno.

Esa línea que hemos visto antes de anochecer en invierno

tres horas después aproximadamente se cena en Europa.

Se cena primero en Suecia, después se cena en Alemania,

después se cena en Francia, después se cena en España

y es una secuencia acompasada con lo que es la luz solar.

Que en España ponga las 21:00 y en Alemania ponga las 19:00

pues es inevitable

con cómo trascurre el movimiento del sol.

Pero estamos cortados por el mismo patrón.

Claro.

Volviendo al tema de los ritmos circadianos.

No sé si eso está relacionado, por ejemplo, con el "jet lag".

Cuando haces un viaje muy largo

y apareces en otro país donde otra vez es de día

y tú has salido de día del tuyo hace 12 horas.

Tienes que hacer un reajuste

porque, efectivamente,

desde finales del siglo XIX aproximadamente

se puede viajar rápidamente

y empiezas a notar esos efectos de viaje, ¿no?

El hecho de que te has adelantado o retrasado

respecto de lo que es el mediodía.

De todas maneras,

la primera vez que se observó es muy curioso.

Fue con el viaje de la expedición de Magallanes y Elcano.

Porque cuando regresaron,

se vieron que estaban en un día diferente

del que ellos creían que tenían que estar.

Pasó lo mismo que le pasa a Phileas Fogg

en "La vuelta al mundo en ochenta días".

A ellos les pasó y lo notaron y lo notan y lo pueden notar

porque, claro, imagínense en el siglo XVI,

bueno, tenían instrumentos de precisión,

pero tenían una cadencia constante religiosa.

Cada siete días es domingo y es el día del Señor

y tenemos misa y tenemos que...

Y ahora tú llegas de vuelta a Sanlúcar y dices:

"Oiga, es miércoles. ¿No era martes?".

"No, no".

Fueron los primeros que se dieron cuenta de...

Vamos, que se dieron cuenta.

Que lo comprobaron en sus propias carnes, ¿no?

Efectivamente.

Entonces, José María, en relación con la polémica europea

de a ver si se cambia o no se cambia hora,

dónde se cambia

y si se tiene que cambiar en todos sitios,

¿cuál es tu opinión?

Exactamente, lo que estaba comentando antes.

Tenemos circunstancias diferentes en latitudes diferentes

y en Europa hay mucho rango de variación de latitud

desde la península ibérica a Finlandia.

No es razonable

que en Finlandia tengan que hacer un cambio de hora

cuando allí un día en invierno es totalmente de noche

y en verano es totalmente de día.

No les afecta.

En gran cosa no les supone ningún beneficio

a hacerlo en España.

En España, en Portugal, en Italia, en Estados Unidos

el cambio de hora tiene una ventaja

que es el hecho de que adaptas la entrada al trabajo.

La acercas al amanecer.

Lo que estás haciendo básicamente es evitar la insolación al mediodía.

No es fácil ajustar.

Precisamente, porque la Tierra está inclinada.

No es fácil

que tengas una hora buena para entrar a trabajar

durante todo el año,

porque en invierno puede ser muy temprano

y en verano puede ser muy tarde.

Ese tipo de cosas las ajustamos bien con el cambio de hora.

Además, se han ajustado tradicionalmente.

Se han hecho tradicionalmente.

En 1810,

100 años antes de que se inventara el cambio de hora,

las Cortes de Cádiz ya adelantaban la hora de inicio de sus sesiones

porque en Cádiz no te podías esperar mucho

a empezar a trabajar

después de que ha amanecido en verano.

En Helsinki puedes hacer eso

porque al mediodía no va a hacer mucho calor,

pero en Cádiz, en Madrid, en Barcelona...

A estas latitudes

si amanece en verano, no puedes estar remoloneando mucho

antes de empezar a trabajar

porque te va a dar a mediodía de plano, ¿no?

Ha sido un verdadero placer.

Muchísimas gracias. A ustedes.

Seguimos.

El ilustrador valenciano Jorge Lawerta

es un apasionado del fútbol y la música.

Dos mundos que le sirven de inspiración.

Su trabajo mezcla lo digital con texturas

y trazos más informales

para crear un estilo personal muy cercano, fresco y divertido.

# Carteles de invierno # rompiendo su silencio.

# Muñecas de hielo # testigos de este encierro.

# Fue tan largo el duelo

# que al final

# casi lo confundo con mi hogar. #

Siempre me ha gustado dibujar.

Coger un lápiz y con la mano dibujar.

Yo estudié Bellas Artes

y una de las salidas que había

que veías que mucha gente estaba interesada

era el diseño gráfico

y empiezo a interesarme por ello

y acabo trabajando en un estudio.

Y estuve tres años, me cansé, me quemé,

y surgió la posibilidad de ir a trabajar a Nueva York

de lo mismo.

Pensando que como Nueva York suena tanto

iba a ser la solución a mis problemas,

me di cuenta de que era lo mismo, pero en Nueva York.

Y ahí es cuando decido que quiero hacerme ilustrador

y arranco con el portfolio y a trabajar.

# Muérdeme.

# Muérdeme.

# Muérdeme hasta asesinarme.

# Quédate con lo que quede, bella. #

Creo que el cliente hoy en día tiene mucha cultura visual.

Ve muchas marcas,

ve muchos de éxito de marcas, de gráfico, etcétera,

y el cliente se mete mucho en el proceso,

incluye mucho, marca mucho,

y eso es algo que a mí me quemaba muchísimo.

Por el contrario, con la ilustración,

sigue existiendo una barrera

porque la persona que te suele llamar

es gente que no sabe dibujar

y, por lo tanto, te deja libertad.

Obviamente, dentro de lo que cabe, ¿no?

Pero sí que respeta mucho más

el hecho de que sea el profesional y él el cliente.

# Me pone pone pone pone pone. #

Hay veces que los encargos y, sobre todo, publicitarios

tienen algo que me sigue atrayendo.

Supongo que depende también del cliente

y del proyecto, ¿no?

Si te llama una marca que te da libertad total

y que quiere que hagas lo que tú quieras,

sí que me sigue atrayendo.

A mí me hace ilusión

cuando haces un trabajo y se ve publicado

o lo ves en la portada de una revista,

una etiqueta para una botella, un cartel de una campaña...

Esas cosas me siguen motivando y me siguen atrayendo.

Siempre que hay encargo

el proceso suele empezar con una definición de "briefing",

marcar un poco las pautas que el cliente quiere,

paleta cromática, el mensaje que quiere transmitir,

lo que no quiere transmitir, etcétera,

te acotan lo mínimo el trabajo

y luego se trabaja, se manda un boceto,

se aprueba y se pasa a limpio.

Para encargos y publicidad suele ser todo digital.

Entonces, el papel no lo uso prácticamente.

Hago el boceto directamente en digital

y la ilustración en digital

porque también con publicidad los tiempos no suelen ser amplios

y cambiar un color y cambiar algo de tamaño

siempre es mucho más rápido y eficaz.

Empecé con papel y en pequeño formato

y poco a poco me he ido animando

y ahora estoy intentando pintar en lienzo o papel,

pero que mínimos sea de 50x70 o algo así.

Intentar hacer obra de gran tamaño y sobre todo pintura.

Intento justamente lo contrario.

Hacer lo que me apetezca.

Como siempre me están diciendo lo que tengo que dibujar

pues hacer lo que me apetezca en ese momento.

# Cúrame tiempo.

# Pasa para mí.

# Sálvalos a ellos.

# Sálvalos a ellos. #

Lo que intento yo siempre

es que sea lo más simple, sencillo y directo posible.

Si puedo utilizar dos colores mejor que tres,

si puedo hacer todo con línea mejor que con colores...

Siempre pongo el ejemplo de la bandera de Japón

porque me parece que es como...

Otras tienen escudos y 25 colores y rayas y estrellas y todo

y esto es un punto rojo sobre fondo blanco.

Entonces, a mí me gusta que sea sencillo,

potente y cuantos menos colores, mejor.

# Hoy todo puede suceder.

# Hoy todo puede suceder.

# En mi universo tengo algo para ti

# aunque crucemos el Sol # para encontrarnos. #

Yo cuando termino en Nueva York, me voy a Buenos Aires

y allí no tenía portfolio

y tenía la necesidad de hacer un portfolio

para empezar a buscar encargos de ilustración.

Y Buenos Aires...

Como suele pasar uno se influencia o se inspira

en lo que tiene cerca y alrededor

y Buenos Aires ha sido fuente de inspiración.

Y ahí empecé a hacer trabajos sobre equipos argentinos.

A raíz de ahí me contrató un canal deportivo

que se llama ESPN

y me pidió hacer un cartel sobre fútbol argentino.

Entonces, un poco como que casi sin quererlo

vi viendo que el fútbol vendía, que se podía sacar trabajo,

que era un tema que conocía y que podía trabajar a gusto

y empecé a potenciarlo.

Era una campaña de Estrella para el Valencia.

Tuvo mucha visibilidad aquí en la ciudad

y, obviamente, eso te llena de orgullo

y te hace feliz ver tu trabajo por la calle

y verlo publicado en camiones, en autobuses, en mupis y todo eso

pues también muy contento.

En Valencia hay un festival de mediometrajes

que se llama la Cabina

que ha sido muy conocido

porque siempre han contado con gente del sector

para hacer carteles.

Por lo menos, por lo que he visto, es como un proyecto fetiche

para los que nos dedicamos a esto en Valencia.

Como lo hemos visto y ha trabajado gente con talento,

pues decía: "También quiero hacer el cartel".

No sé si el bum es una cosa muy bum

o simplemente un pequeño crecimiento de demanda o de lo que sea.

Pero sí que hubo un bum

y creo que debido a las redes sociales.

Puntas de lanza a nivel de popularidad

como puede ser Paula Bonet o Ricardo Cavolo, etcétera,

hacen que la gente que descubre la ilustración

a través de ellos

se interesen por a ver quién más hay y ver qué otros artistas existen.

Entonces, se va hinchando

y luego, con las redes sociales,

a las marcas no les interesa tanto el trabajo,

sino los seguidores que tengas.

Creo que es una profesión que tiene más glamur

del que realmente tiene.

Entonces, muchas veces, alguien pinta

o se dedica a algo relacionado con el arte

o con las artes, etcétera,

y nos viene a la mente gente bohemia.

No sé.

Que ve la vida de otra manera.

Y para mí es una profesión más.

Sí que es verdad

que siendo de alguna manera objetivo y alejándome,

me veo a mí mismo, al margen de la profesión,

y pensar que vives de dibujar

y de pintar y de crear imágenes

pues hay veces que sorprende.

Es decir, me voy 15 años atrás

y no hubiese pensado que eso era una profesión.

Pensaba que eran dos o tres tíos que triunfaban,

que la rompían

y que eran ellos dos solos los que vivían de eso.

Yo creo que es una profesión que va muy al día

porque de repente te llaman

y tienes que hacer algo para dentro de dos días

y lo que tenías lo tienes que parar

y hacer eso,

porque hay que coger todo el trabajo posible.

Entonces, yo considero que se vive muy al día.

Entonces, pues eso.

Partido a partido.

Taller de ciencia

con el físico y meteorólogo José Miguel Viñas

para seguir hablando hoy de fenómenos meteorológicos comunes

como, por ejemplo, los huracanes, el tornado,

la tromba marina y el granizo.

Bienvenido. ¿Qué tal? Hola, Salvador.

Muy bien. Estupendamente.

Comencemos hablando de los huracanes.

¿Qué es un huracán exactamente?

Por suerte, no nos pillan muy de cerca.

Básicamente, pensando en nuestras borrascas,

serían de un mayor tamaño y afectando a la zona tropical.

Un sistema de bajas presiones, bastante bien organizado,

que se forma sobre el agua del mar,

en zonas donde el agua está caliente,

y que, por desgracia, como vemos en las noticias,

cuando hay temporada de huracanes llegan a zonas habitadas o costeras

y tiene sus consecuencias.

Es como una gran tormenta.

Una tormenta con mucho aire y mucho viento.

Sí.

El término tormenta se usa muchas veces

para relacionarlo con un huracán

o con una borrasca como he comentado.

En realidad, es una zona de baja presión

que se forma de manera natural.

Igual que hay anticiclones, hay ciclones

o zonas de baja presión

con la particularidad en el caso de los huracanes

de que se forman en el ámbito tropical.

Únicamente, tiene unas zonas en la Tierra

donde formarse.

No puede formarse un huracán en cualquier lugar.

Decíamos que un tifón o un ciclón son lo mismo que un huracán ¿o no?

Sí, es un tema de nomenclatura,

la única diferencia es que el fenómeno es

el ciclón tropical, lo que acabo de explicar,

pero cuando se forman en la cuenca del Atlántico,

el Atlántico norte,

la zona tropical, se habla de huracanes,

los que afectan al Caribe, los que afectan a Estados Unidos

o los que afectan a la costa del Pacífico de México también,

que de vez en cuando se ven afectados.

Si pensamos ya en el océano Pacífico,

pero la parte de Asia,

Japón, mar de China, el norte de Australia,

ahí ya se habla de tifones.

Es lo mismo, el mismo fenómeno, pero se llaman así.

Y si pensamos en el océano Índico,

ciclones a secas.

Es un poco la manera de llamarse en cada cuenca oceánica.

¿A qué es debida la formación del ojo del huracán, que es algo

que hemos visto muchas veces que es verdaderamente espectacular?

Es un sistema, lo que es un ciclón tropical,

que tiene una serie de bandas o como calles,

de hecho, visto desde satélite,

tienen una forma muy bonita,

en forma de espiral. Una espiral, ¿no?

Exacto. En esa espiral se producen unos vientos muy muy intensos.

Los más fuertes son justamente los que se producen

en esa pared de ese ojo,

esa parte central que sorprende que no tenga nubes

o tenga muy pocas nubes.

Eso ocurre porque justo ahí se produce un descenso de aire,

en el resto de zonas... Mira, aquí tenemos el esquema.

En estas calles el viento gira a toda velocidad

y en estas zonas hay grandes tormentas

y se producen ascensos de aire muy intensos,

se hecho, se forman granizos habitualmente arriba.

Pero en la parte central hay un descenso claro de aire

y ese descenso es el que hace disipar la nubosidad

y que, al final se forme ese ojo

que puede tener un diámetro de 40, 50, 60 kilómetros,

pero justo en sus paredes

es donde se alcanzan los vientos más intensos,

por lo tanto, como una zona

se vea afectada por la pared del ojo,

ahí las consecuencias van a ser, probablemente, devastadoras.

Y por eso es muy importante predecir bien dónde va a...

Y si estuvieras justo en el ojo del huracán,

quiero decir, que no estuvieras pegado a donde están los vientos,

¿qué pasaría? Ahí hay una calma bastante...

El viento es poco significativo

y luce el sol, o sea, que, aparentemente,

estás en un pequeño paraíso.

pero, claro, a lo mejor a 30 o 40 kilómetros,

ya tiene las paredes de las primeras tormentas fuertes

del huracán. Entonces ¿cuál es el problema?

Cuando un ojo impacta, por ejemplo, en una zona habitada,

la primera pared de impacto genera ya unos daños terribles,

se despeja el cielo, sale el sol, se calma,

a gente piensa, o pensaba, porque ahora hay información:

"Bueno ya ha pasado lo peor",

pero es que al cabo de un rato llega la otra pared del ojo

y ya es el remate.

Afortunadamente, la predicción de huracanes

hoy en día ha evolucionado mucho

y ya, si, por desgracia,

un huracán incide en una zona habitada,

con días de antelación ya se suele evacuar,

como habrás visto estas imágenes en Estados Unidos sobre todo,

miles de personas abandonando la ciudad

porque el impacto de un ojo de huracán es devastador.

Vamos a ver ahora... ¿Qué criterios se siguen

para establecer la nomenclatura

de los huracanes, que suelen tener

nombres de chica, no?

Originalmente, eran nombres de mujer.

Esto es una historia curiosísima

porque había un meteorólogo australiano

por allá en el siglo XIX

que, por lo visto, era misógino y entonces decidió...

Inicialmente, se ponían nombres a los...

(RÍE)

Primero fueron los políticos australianos

que le caían mal

y después el tema de la manía a las mujeres.

Entonces hubo décadas, mucho tiempo

en el que los ciclones tropicales tenían solamente nombres de mujer.

Claro, llegaron los años 70

en Estados Unidos, movimiento feminista

y se quejaron: "Siempre un huracán es algo malo

y está asociado a un nombre de mujer".

Siempre que hay algo malo, hala, una chica.

Entonces, al final, se decidió una alternancia

de nombres de hombre y de mujer manteniendo el orden alfabético.

A día de hoy,

es la Organización Meteorológica Mundial

la que establece las listas oficiales de nombres

y ya están previstos los nombres de esta temporada de huracanes

y de los próximos cinco años.

Pero ¿qué ocurre? Si uno de esos huracanes

que se forme, qué sé yo, por el Caribe, por ejemplo,

es devastador, es decir, que genera muchos daños y víctimas mortales,

el nombre se retira de la lista.

Entonces, al cabo de otros cinco años,

se construye esa lista igual que la de este año,

pero los ciclones tropicales

que se han eliminado porque han sido devastadores

se sustituyen por otro nombre,

es decir, que nunca va a haber,

por ejemplo, otro huracán Irma en el Atlántico

porque fue un huracán devastador,

se elimina ya de las listas para siempre.

O sea, que el que no es devastador

repite. Exactamente.

Sí, porque son, al final, nombres de hombre o de mujer,

como decías, y no vamos a cambiar la lista todos los años.

¿Y llegarán a afectarnos a nosotros los huracanes,

con esto del cambio climático y todo eso?

Bueno, vamos a ver,

nosotros no estamos en el ámbito tropical,

entonces, en principio, estamos...

A salvo. A salvo de los huracanes.

¿Qué está ocurriendo con el cambio climático?

Que las aguas superficiales de los mares no tropicales

cada vez están registrando temperaturas más altas,

hay bolsas de agua caliente

que ya se van desplazando por latitudes templadas,

que llegan a veces a zonas cercanas a la península ibérica

y, por lo tanto, se están empezando a dar

condiciones parecidas a las que hay en la zona tropical.

Por lo tanto, a ver, sería un poco alarmar

que dentro de 30 años vamos a tener

huracanes en España, yo no creo que sea así,

pero sistemas con características tropicales sí

y, de hecho, lo estamos viendo.

De vez en cuando, alguna tormenta tropical

ya se acerca bastante

a la península, a Portugal, a Canarias,

y eso que ha ocurrido alguna vez a lo largo de la historia,

en los últimos años, parece que esa frecuencia

de esos ciclones más raros, erráticos, que vienen hacia Europa,

en vez de ir hacia América,

está aumentando. Está aumentando.

Los tornados, hablemos de los tornados.

¿Qué diferencia un tornado de un huracán?

Salva, básicamente, una diferencia de escala,

aparte de que el tornado, aunque sea mucho más pequeño,

es más devastador incluso que un huracán.

Escala temporal y espacial.

Es decir, un tornado no dura días, dura horas.

Un huracán puede mantenerse

incluso semanas, en algunos casos, evolucionando.

Y, luego, la escala espacial. Un huracán, no lo he dicho antes,

pero puede extenderse centenares de kilómetros

su radio de acción

y un tornado, como mucho,

unos pocos kilómetros o algunos centenares de metros,

los más pequeños.

Ahora, son más devastadores los tornados.

El viento que genera un tornado alrededor suyo

puede alcanzar en algunos casos hasta 400 y pico, 500 km por hora

y eso tiene unas consecuencias absolutamente destructivas,

es decir, si un tornado que tiene esas características

atraviesa una zona con edificios...

Ahí no queda nada. No queda nada.

La gente en Estados Unidos,

que es donde suelen darse los más fuertes, los más intensos,

tiene ya un protocolo de actuación,

se tiene que meter en un refugio debajo de su casa

y, si el tornado pasa por allí,

cuando pasa el tornado...

Se queda sin casa. Se queda sin casa, literalmente.

Y si una astilla te llega, te mata, ¿no?

Claro, sí, sí, de hecho, la mayor parte

de las víctimas mortales por parte de tornados,

que a lo mejor no han podido escuchar

las señales de alarma o han sido un poco imprudentes,

mueren por impactos de astillas, como dices.

Allí construyen mucho en madera

y entonces esas astillas vuelan

a toda velocidad como proyectiles, son balas.

A veces...

No hemos puesto hoy aquí una fotografía, pero las hay.

Una tabla de madera de una valla, por ejemplo, de una casa es capaz

de atravesar el tronco de una palmera

de un extremo al otro

de la fuerza que puede llegar a impulsar.

¿Y esta gente que los sigue

para hacerles fotos y tal no mueren?

Habrá algún accidente, ¿no?

Hay veces accidentes porque quieren sacar

el vídeo perfecto, lo más cerca posible

de ver ese embudo que forma el tornado,

y algún accidente hay.

Normalmente, saben por dónde se mueven,

conocen las carreteras.

Y no es nada fácil cazar un tornado porque, pensando en Estados Unidos,

allí las extensiones son enormes.

Cuando ven condiciones en las que se puede formar

tornados, a lo mejor están a 300 km del lugar

y, cuando ya ponen rumbo hacia allá,

el tornado ya ha desaparecido o se ha desplazado.

¿Y el desplazamiento?

Porque lo característico

del tornado es que va como muy corriendo,

como no sé a qué velocidad,

pero se va viendo el desplazamiento.

Claro, hay, por un lado,

una velocidad de desplazamiento del propio sistema

y luego esos vientos terroríficos que giran en torno a él.

En el caso del tornado,

un tornado grande puede desplazarse

a 60, 70, 80 km por hora, que no va despacio.

Si pensamos en el huracán, que hemos estado hablando antes

de ellos, son sistemas mucho más lentos,

pero también los vientos justo en esas paredes del ojo

también son bastante fuertes. Claro, o igual más fuertes, ¿no?

Más en el caso del tornado, o sea,

incluso un huracán potente puede generar viendo de 300 km/h,

pero es que un tornado, como antes te he comentado,

podía llegar a cerca de 500

e imagínate las consecuencias.

¿Y tornados en España hay?

Sí, sí que hay tornados,

pero, afortunadamente,

no suelen formarse tornados tan intensos

como los de Estados Unidos, como los fuertes de Estados Unidos.

Se suelen formar lo que se llaman "tornados pequeños"

o a veces, más frecuentemente,

sobre el mar lo que son las trombas marinas.

Es verdad que hay trombas

que no tienen esas características tan marcadas

de los tornados, lo que se llaman

"trombas que no tienen un origen tornádico",

pero luego hay tornados que se forman sobre el agua

y decimos que es una tromba marina,

pero tienen una propia morfología de tornado.

Y de estas sí que tenemos por ahí,

sobre todo en la zona de Baleares es donde más se forman.

Vamos ahora con...

Porque todavía no hemos hablado de los granizos,

¿cómo se forman las bolas de granizo?

Granizos que, además, están asociados a estos fenómenos,

porque un tornado está generado por una megatormenta

y en esas tormentas caen granizos terribles

y en los huracanes eso pasa a veces también.

Los granizos se forman en lo alto de las tormentas,

los cumulonimbos, ya hemos hablado de esas nubes,

y es un proceso de crecimiento

en el que en el granizo, a partir de un pequeño embrión microscópico,

va agregándose hielo

y entonces se va formando esa bolita.

Inicialmente, no cae porque no es muy grande,

entonces empieza a zarandearse dentro de la nube

y en ese zarandeo, cada vez que sube y baja,

va aumentando el volumen de hielo, se va formando como una estructura

en capas de cebolla,

hasta que ya tiene un tamaño lo suficientemente grande

que ya no hay corrientes de aire que lo sujeten ahí arriba

y cae a plomo hacia abajo con, además, aire frío asociado.

Entonces a veces los granizos

pueden llegar a tener tamaños realmente considerables.

No sé en tu caso, Salva,

cuáles han sido los granizos más grandes

que has visto. Creo que casi como un puño.

Pero ¿lo has visto en fotografía o lo has visto en realidad?

Lo vi una vez en Murcia.

¿Llagaste a ver una granizada de esas?

Una granizada de esas,

que nos tuvimos que meter debajo de un puente

porque abollaba a los coches.

Sí, además, el Mediterráneo, ese tipo de tormentas tan intensas,

a veces el granizo en esas zonas...

Sí, creo que era... Bueno, a lo mejor no como un puño,

pero muy...

Un granizo normal es una pequeña bolita,

pero ya un granizo que empieza a ser peligroso

ya empieza a tener el tamaño, por ejemplo, de una aceituna,

de una pelota de pimpón ya empieza a ser un granizo considerable

y, en los casos más extremos,

puede ser ya como una pelota de tenis o algo mayor.

Lo que pasa es que en las grandes granizadas,

en realidad, es tan violento

lo que ocurre dentro de la nube de tormenta

que esos granizos ya grandes

empiezan a chocarse entre ellos violentamente

y lo que cae a veces es una masa amorfa de hielo,

hielos aplastados, hielos pegados entre...

Es decir, no mantienen ya esa forma esférica.

Y esto es lo que se suele conocer como el "pedrisco".

Aunque normalmente se habla de granizo y de pedrisco,

la diferencia suele ser el tamaño,

cuando ya un granizo es grande,

se suele hablar de que ya cae pedrisco, más de dos centímetros

de diámetro, y, además,

muchos pedriscos ya carecen de esa forma esférica

porque en la historia que han tenido de la tormenta

ha ocurrido una serie de avatares de impactos violentos

que, al final, dan como resultado un bloque más o menos amorfo

o muy aplastado con esas capas de cebolla

que te decía.

Ahí supongo que hay que ponerse a buen recaudo.

Sí, sí, incluso no hace falta llegar

a esos extremos, ya una tormenta fuertecilla

con granizos, a lo mejor, del tamaño de una moneda pequeña...

Sí, cuando vas conduciendo es peligrosísimo.

Sí, muy peligroso porque sumas

tu velocidad de desplazamiento con el impacto del propio granizo

y no es la primera vez que se han roto...

Lo normal es que primero sea pequeño y luego sea más grande,

que no salgan de primeras los...

Bueno, depende, sobre todo, del tipo de tormenta,

es decir, si la tormenta no alcanza un gran gran desarrollo,

pero sí lo suficiente para generar granizos que lleguen al suelo,

el granizo va a ser pequeño;

pero, si ese desarrollo dentro de la nube es mayor,

es decir, una nube más grande,

ahí arriba crece más ese hielo

y lo que llega abajo es una fuerte granizada.

Pues entonces tuve suerte,

porque al principio eran más pequeños

y luego mayores los granizos.

Eso es que era una tormenta, sin duda, de grandes dimensiones.

Bueno, ha sido un placer, como siempre.

Muchísimas gracias. A ti, Salvador.

Seguimos. Volvemos por tercera semana consecutiva

a Lanzarote, en esta ocasión para celebrar

los 100 años de uno de sus máximos artífices:

César Manrique.

"César Manrique convirtió Lanzarote en una isla única e irrepetible

combinando a la perfección arte y naturaleza

y respetando el alma de la isla.

100 años han pasado

desde el nacimiento de este gran artista

y su amada isla le rinde homenaje para celebrar su centenario.

Si influencia arquitectónica y artística cambió por completo

la forma de visitar y percibir Lanzarote.

Sus obras fueron pensadas

para dotar a la isla de lugares con valor turístico,

pero siempre de una manera sostenible

y respetuosa con el entorno.

Él quería mostrar la belleza de Lanzarote al mundo

y lo consiguió impregnándolo todo de ese amor a su tierra

a través de su obra.

Su trabajo modificó el modo de hacer turismo."

Los Centros Turísticos

yo creo que marcan el desarrollo turístico

de la isla de Lanzarote

y, sin duda, pese a que somos un destino de sol y playa,

generan nuestra diferencia

con respecto a otros destinos competidores.

Poder disfrutar de una noche en Jameos

o de un atardecer en Timanfaya

es la mezcla

o la simbiosis entre la naturaleza, el arte, la cultura y, desde luego,

creo que es un producto único

que el que nos visita solo puede disfrutar en Lanzarote.

Centros Turísticos tienen un modelo de explotación,

además, es una figura jurídica mixta

entre la empresa pública y la privada, pero, desde luego,

tienen como base los Centros Turísticos

que un día concibió César Manrique

de la mano del equipo de personas que trabajó con él,

incluyendo la Cueva,

que fue una obra principalmente de Jesús Soto,

y al que se han ido añadiendo

nuevas ofertas, nuevas posibilidades turísticas

de ocio, vinculadas también a la cultura,

al arte y a la naturaleza, como pueden ser el Museo Atlántico,

la reciente incorporación del Museo Arqueológico de Lanzarote,

El Almacén o, en un futuro, el Islote de la Fermina.

Centros Turísticos son

una empresa pública que, aparte de hacer disfrutar

al turista, tiene una rentabilidad y unos ingresos económicos

que permiten sustentar una serie de servicios públicos.

Por ejemplo, para el Ayuntamiento de Haría,

que es un municipio pequeño

del norte de la isla con unos 5.000 habitante,

más de un 30 % de su presupuesto anual

lo forma la parte de entradas de los Centros Turísticos

que tienen. Cada uno de los municipios

que tienen acogido en su municipio un centro turístico,

tiene una aportación de las entradas que hacen en los mismos.

A partir de ahí, también tiene una aportación

a las arcas del Cabildo y eso repercute finalmente

en el bienestar de todos los ciudadanos.

En Lanzarote buscamos un turismo sostenible,

no un turismo de cantidad, sino de calidad,

que disfrute de la experiencia

de pasar unas vacaciones en Lanzarote

y que todo eso repercuta en el bienestar de la sociedad,

de los conejeros, de los visitantes.

Desde luego, ese encaje que en su momento se hizo

yo creo que debe ser el modelo

y lo tenemos también, por ejemplo, en el ciclo integral del agua.

El modelo que tenemos

para el desarrollo de la desalación del agua

implica que gran parte

de los costes de producción del agua que tiene

lo asuma la industria turística.

¿Qué significa esto?

Que, finalmente, aparte del empleo que se genera

de forma directa por el turismo en la isla,

de una forma u otra, la isla es sostenible

también gracias a su actividad turística

y, además, una actividad turística contenida

y pensada. Desde luego, no se puede visitar Lanzarote

y perderse ninguno de los centros.

Hay que destinar

varios días a visitar y a hacer una buena visita de los centros,

además, acompañado, siempre lo aconsejo,

de un guía que ponga en valor

cómo fueron hechos, cómo fueron construidos,

con qué idea y cuál es el origen

de todo eso que hoy visitamos y vemos;

desde disfrutar, siempre digo,

de Jameos, no solo en la visita del día, sino en la noche,

o poder estar en un espectáculo

en el Auditorio de los Jameos o de La Cueva

hasta hacer un Volcan Grill

y disfrutar del atardecer de las Montañas del Fuego

con una carne asada al calor del fuego que emerge de la tierra,

pasando por esa futura... ruta manriqueña en el Arrecife

que ponga en valor esas edificaciones,

esas infraestructuras creadas

por la mano de César en la capital de la isla

y sin olvidar, por ejemplo,

el Jardín de Cactus o el Museo Atlántico

para hacer tu primera experiencia como buceador. Creo que tenemos

toda una amplia oferta

para disfrutar de unas buenas vacaciones

en Lanzarote y que cada día haya algo distinto que hacer

y que cada día vaya sorprendiéndote

lo que tenemos que ofrecer.

Son muchos los actos, tanto de los Centros Turísticos

como ente, como del Cabildo de Lanzarote,

con fondos propios y también de la comunidad autónoma,

los que van a abordar estas efemérides tan importantes

para esta isla. Quizás el más importante de ellos

sea una exposición que se llama

"100 años: Lanzarote y César",

porque César ha supuesto mucho para la isla de Lanzarote,

que ha evolucionado mucho en estos últimos 100 años

antes, durante y después de César.

Esta exposición, que incorpora un catálogo,

la exposición propiamente dicha y algunos trabajos audiovisuales,

se va a itinerar por toda Canarias,

por las siete islas, por acuerdo de la FECAI,

que es la Federación de Cabildos Insulares.

Este, quizás, es el acto central,

anticipar unas jornadas

de, prácticamente, 10, 11 días

de conciertos consecutivos,

a César le gustaba mucho la música,

con guiños a sus gustos musicales

y del que van a participar grupos musicales o culturales

de todas las islas

y, especialmente, de la isla de Lanzarote,

en El Reducto,

vamos a reeditar algunas de las biografías

que sobre él se han escrito

y algunos de sus libros,

entre otras muchísimas acciones

que la ciudadanía va a tener oportunidad de conocer

a medida que se vayan desarrollando,

desde ya hasta el año 2020,

porque va a ser un año de efemérides.

Estos 100 años, como le decía,

César lo que hizo

fue impregnarse de una forma de entender y de intervenir

en el espacio de la mujer y el hombre

del agro y del mar lanzaroteños

e inoculó esta sensibilidad en la ciudadanía.

Y es verdad que su gran obra espacial

son los Centros de Arte, Cultura

y Turismo, que son los que nos singulariza

como destino,

pero, claro, hay vida después de César

y nosotros lo que tratamos es,

con respeto a ese espíritu,

es verdad que nos flagelamos mucho,

porque algunos errores hemos cometido

por este crecimiento tan acelerado en materia turística

que ha experimentado la isla de Lanzarote,

pero, honestamente, creo que el espíritu de César pervive.

Quienes nos visitan

perciben esta isla como una isla muy conservada,

merecedora de ese galardón

de reserva de la biosfera de la Unesco

que tenemos desde hace mucho.

Y con esa filosofía abordamos todas las mejoras

que podamos introducir

en los centros, que, como obra espacial de César,

son bastante intocables,

todo sea dicho, pero sí que hemos abordado

algunos otros proyectos, como el Museo Atlántico,

que también no deja de ser arte

en la naturaleza, en este caso, subacuática

y también con mensajes

de preservación de la biodiversidad marina

y de la naturaleza,

que casan tanto con el espíritu,

entiendo yo, que César tenía,

además de como artista,

como crítico y defensor a ultranza

de nuestra riqueza natural y medioambiental.

Nocturna Ediciones acaba de publicar esta novela:

"Un guiso de lentejas", de Mary Cholmondeley.

Recordemos que la autora

fue la hija de un vicario

y que dedicó los primeros 30 años de su vida

a cuidar de su madre enferma.

Llegó a escribir una docena de novelas

sobre la vida en el campo y los pequeños poblados

y su estrechez, de las cuales esta,

"Red Pottage", "Un guiso de lentejas",

fue la más famosa.

Se convirtió en un auténtico "bestseller"

al publicarse en 1899

tanto en Inglaterra como en Estados Unidos

y llegaron a adaptarla al cine en 1918

en una película muda.

Se trata de la historia de una amistad y de un ambiente,

la Inglaterra de comienzos del siglo XX,

sus costumbres, sus sueños;

un libro ligero, inteligente y delicado

y un precedente de movimiento feminista

al expresar sin jambajes los deseos y pretensiones sociales

de dos mujeres.

La Universidad Miguel Hernández de Elche

nos plantea hoy la siguiente pregunta:

"¿Por qué los deportistas

se ponen nerviosos antes de competir?".

"La Universidad responde".

La competición es un acontecimiento

que supone una evaluación de la actuación personal

por parte de los demás.

Hay cuatro variables que definen por qué los deportistas

sufren un proceso de estrés o, como se conoce coloquialmente,

se ponen nerviosos.

La primera es lo novedosa que sea la situación.

Cuanto más novedosa sea la situación,

más estrés sufrirá el deportista.

Eso explica por qué los deportistas

con poca experiencia se ponen más nerviosos

antes de la competición que los deportistas expertos.

La segunda es la incertidumbre.

Cuanta más incertidumbre genere

la situación, más estrés sufrirá el deportista.

Cuando sabes cómo juega tu rival

sufres menos estrés que cuando no sabes

a qué problemas te vas a enfrentar.

En tercer lugar, la sensación de descontrol.

Si no controlo lo que ocurre,

tendré más estrés. Por eso los deportistas

que son capaces de controlar la situación,

por ejemplo, saben relajarse,

saben plantearse objetivos realistas,

tienen menos nervios en competición

que los deportistas que no controlan estas variables.

Por último, la situación debe suponer

una amenaza para la personalidad.

Si yo vinculo la valoración que hago de mí mismo como persona

al resultado de la competición,

estaré mucho más preocupado

por el posible resultado y eso me generará más estrés.

Estas cuatro componentes del estrés o ponerse nervioso

no tienen por qué darse simultáneamente,

pero, cuanto más se den,

mayor serán los nervios que sentirá el deportista antes de competir.

Recuperamos nuestro trabajo sobre Esta es una Plaza,

un espacio que comenzó como huerto urbano en 2008

y es hoy un ejemplo de convivencia y dinamismo.

Vemos ahora un fragmento y lo subimos luego a la red.

Esta es una Plaza es

un proyecto comunitario,

un espacio comunitario creado por ciudadanos

sobre un espacio cedido desde lo público

donde compartimos experiencias vitales,

conocimientos, trabajo...

Es como un patio de vecinos de ahora.

Hay varias experiencias en Europa

y en Estados Unidos

prototipo un poco que inspiraron de dónde parte

la experiencia que finalmente es Esta es una Plaza,

que, al final, ha tenido una idiosincrasia propia

y una identidad personal.

Pero parte de la inquietud de algunos planificadores urbanos

o gente relacionada con los movimientos

de participación ciudadana

de intervenir en espacios abandonados

que hay en las ciudades que no tienen ningún uso.

Este sitio llevaba 30 años abandonado

sin ningún tipo de uso.

Se mira en el barrio a ver qué puede hacer falta:

si un espacio verde,

si un espacio deportivo,

si un sitio de juegos,

si un sitio para adultos,

para niños,

y, en función de eso, se organiza una planificación

para levantar o para construir o para diseñar en ese espacio

eso que parece que demanda o que a la gente que está alrededor

le gustaría que hubiera en ese sitio.

En eso consistía el taller de "La casa encendida".

Al acabar el taller de "La casa encendida",

parte de las personas involucradas

en el taller: planificadores urbanos, arquitectos,

que eran fundamentalmente los que participaban,

unidos a vecinos que vimos que aquí se estaba haciendo algo

y no sabíamos qué era y curioseamos,

decidimos que era buena idea, realmente, realizar,

no solo sobre el papel, sino llevar a la práctica

la experiencia. Se empezó a crear ese proyecto

para presentar al Ayuntamiento y decir:

"Queremos hacer esto aquí".

Y eso supuso el comienzo de unas negociaciones de tiempo.

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana, jueves, en compañía de Ian Gibson

para hablar de su reciente libro

"Los últimos caminos de Antonio Machado",

ya va por la tercera edición,

un recorrido emocionante

por el mundo del gran poeta de los campos de Castilla

y la infancia y el amor perdidos.

Luego los integrantes de Vibra-tó

nos contarán la historia de los instrumentos de cuerda,

les ofreceremos un trabajo sobre Man Ray

y un nuevo "Boek Visual",

en esta ocasión, dedicado a Jordi Calafell,

entre otros contenidos.

Será mañana, martes, como siempre,

a las 10:00 en Radiotelevisión Española.

Hasta entonces, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 27/03/19

La aventura del saber - 27/03/19

27 mar 2019

Emitiremos los reportajes "Ilustradores: Jorge Lawerta" y "El centenario de César Manrique, el artista que moldeó Lanzarote". Además, entrevistaremos al profesor de la Universidad de Sevilla José Mª Martín Olalla, y al meteorólogo José Miguel Viñas.

ver más sobre "La aventura del saber - 27/03/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 27/03/19"
Programas completos (1672)
Clips

Los últimos 5.727 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios