www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5421639
Para todos los públicos La aventura del saber - 24/10/19 - escuchar ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos.

Abrimos taller de humanidades en el programa

con Macarena Arnás,

quien acaba de publicar una guía sobre grafología

y nos ayudará a conocer bien

qué detalles sobre nuestra personalidad

revela nuestra escritura,

así como lo que podemos llegar a saber sobre terceros

estudiando cómo dibujan las letras, dónde hacen la fuerza,

cómo orientan las palabras, cómo firman, etcétera, etcétera.

Luego, taller de español con Luna Paredes

hoy para recordarnos dónde debemos poner la tilde

y dónde ya no es necesario y por qué.

El artista Pedro Luis Cembranos nos presentará luego

dos de sus ensayos videográficos,

"El Charly" y "El accidente de Vollard".

En el primero acompaña al Charly,

un vecino de la localidad de Leganés,

que desarrolla intervenciones artísticas

con materiales de desecho.

En el segundo aborda el mercado del arte

a partir de la muerte en accidente de carretera

del célebre marchante francés Ambroise Vollard.

Finalmente,

Boek Visual nos muestra los paisajes,

los ambientes, los objetos y los personajes

del mundo fotográfico de María Tudela.

Un mundo delicado y evanescente

en el que es fácil dejar vagar la imaginación.

Taller de humanidades en "La aventura del saber"

hoy para hablar de grafología con Macarena Arnás,

licenciada en Derecho,

con estudios superiores en "marketing",

grafóloga y perito calígrafo,

que acaba de publicar esta guía sobre grafología.

Bienvenida, ¿qué tal? Hola, buenas.

¿Qué es eso de la grafología?

La grafología es una parte de la psicología

que busca conocer el temperamento de una persona

a través de la escritura.

¿Y eso se puede saber? Sí, por supuesto que sí.

¿Sí? Sí.

¿Y tú tienes constancia de que es así?

¿A ti te pasó eso alguna vez? Sí.

A mí me pasó.

En el colegio me pasó con una psicóloga

que supo cómo eran los rasgos de mi personalidad

a través de la letra.

Y, luego, en el día a día, con la gente,

que cada vez se sorprende más

cuando le dices cómo es a través de su firma

o a través de su letra.

¿Y en qué se basa? Quiero decir, en qué evidencias.

La han apoyado muchas ciencias.

No solo la psicología.

También la ha reconocido la criminología.

Se utiliza también por la policía, por psicólogos forenses,

y por la justicia como prueba pericial.

Y, bueno, la verdad es que...

Tú eres perito grafólogo, ¿no? Sí.

Perito calígrafo. Calígrafo.

O sea, sabes, por ejemplo, cuando alguien falsifica una firma.

Sí.

Y, de hecho,

la justicia no solo lo ha reconocido como prueba pericial,

sino también para conocer el carácter de determinadas personas

o determinados perfiles.

Si una persona tiene rasgos de...

Si puede ser un criminal o un psicópata.

Se ha utilizado en la justicia como apoyo.

Madre mía. Sí.

Bueno.

¿E importa cómo te hayan enseñado a escribir?

Por ejemplo,

si eres de los del cuaderno "Rubio"

que hacía las caligrafías todo muy pensado.

A pesar de eso, ¿acaba imponiéndose tu carácter

y tu manera de ser?

La cultura gráfica es importante

porque no en todos los países nos enseñan

a escribir de la misma manera.

En España,

se han utilizado siempre los cuadernillos "Rubio".

Nos dicen que hagamos la forma más curva

y más ligada.

Importa también la generación.

A todas las generaciones nos enseñan a escribir

de una manera y otra.

Y es verdad

que independientemente de la forma en que nos han enseñado a escribir,

vamos cambiando nuestra letra,

y ahí es donde sale realmente nuestra verdadera personalidad.

Es más importante la firma

porque es mucho más libre que el texto.

Nos enseñan cómo tenemos que escribir,

pero no nos enseñan cómo tenemos que firmar.

¿Qué relación hay con el inconsciente

a la hora de escribir?

La verdad es que es uno de los...

El inconsciente tiene mucho que ver en la escritura.

Ahí nos fijamos sobre todo en las zonas del papel.

No solamente nos fijamos en cómo escribimos,

sino también si ocupamos más las zonas superiores o inferiores,

las de la izquierda o las de la derecha.

El inconsciente aparece en los finales,

cuando la mano está más relajada,

y a la derecha.

¿Y eso por qué?

Porque has terminado de escribir, ya no estás pensando...

Al principio, piensas qué debes poner

y cómo lo debes poner.

Eres más ordenado y luego ganas espontaneidad,

que es donde sale el inconsciente.

¿Y cuáles son los parámetros de la escritura?

Son un montón,

pero hay algunos más importantes que otros.

El tamaño de la letra, la presión...

¿Y qué significan?

El tamaño de la letra.

Alguien que tiene la letra muy grande.

Yo siempre digo que hay que ver todo en su conjunto

porque es verdad que mucha gente dice:

"Si tengo la letra grande, soy extravertido;

y si la tengo pequeña, soy introvertido".

Hay que verlo todo.

El tamaño nos aporta mucha información.

No solo el tamaño de la letra,

sino también el tamaño de los pies o las crestas de las letras,

las zonas superiores o inferiores del papel,

el tamaño de la firma

o si es más grande el texto o la firma.

El tamaño en conjunto es importante.

¿Y qué más parámetros?

Sí.

La cohesión.

Si ligamos o desligamos las letras nos aporta mucha información.

¿Y qué significa si ligamos las letras?

¿Qué significa?

Cuando ligamos las letras...

La cohesión es un parámetro muy interesante

porque nos da información del tipo de pensamiento.

Si es un pensamiento racional o es un pensamiento inductivo.

También nos va a hablar

del nivel de dependencia o independencia

que tenemos con las personas.

Es un parámetro interesante

porque es de los pocos parámetros

que no está condicionado por la cultura gráfica.

No está tan condicionado como el tamaño o forma de la letra.

Y, bueno.

Otra de las cosas que yo tenía entendidas,

pero que no sé si será verdad, por eso te pregunto,

es si inclinas la letra hacia la derecha

o si la inclinas hacia la izquierda.

Hacia la izquierda yo tenía entendido

que es que tienes como una fijación con el pasado

o no sé qué.

La izquierda siempre habla del origen y la zona de confort.

Son personas quizás más familiares y más retraídas.

En el caso de la inclinación de la letra,

es el parámetro

que muchos grafólogos denominan el termómetro de las emociones

porque habla de cómo te expresas a nivel emocional.

La afectividad de las personas.

Hacia la izquierda

es una manera de expresarse a nivel emocional

más retraída.

En cambio, hacia la derecha,

es una persona más impulsiva y más pasional.

Pero, bueno, como siempre digo, hay que verlo.

¿No importa que escribas con una pluma estilográfica

o que escribas con un boli o con un lápiz

o con un rotulador de punta muy fina?

El tipo de útil es muy importante.

El lápiz, por ejemplo, no se admite en las pruebas

porque no podemos ver la presión del escrito.

Yo siempre digo

que lo mejor es el tipo de bolígrafo al que la persona esté habituada.

La pluma es buena también,

pero si no está habituado a escribir con pluma...

Claro, no sirve.

¿Y qué pasa con la presión? ¿Qué significado tiene?

La presión es un parámetro muy inestable

porque está muy condicionado por la edad de la persona.

Una persona mayor es normal que presione menos,

que tenga temblores,

y una persona joven, por lo general, tiene menos temblores, ¿no?

Y habla de la fortalece física y la fortaleza espiritual también.

De cómo afrontamos los problemas.

Si es una persona más fuerte o es una persona más débil.

¿Y la forma?

Si es más redonda o es más picuda o es triangular.

La forma, sin embargo,

es un parámetro más condicionado por la cultura.

En los colegios te suelen decir: "Haz la letra más curva".

Por ejemplo, en los países anglosajones,

hacen la letra más angulosa.

La forma habla

de si la persona es más emocional o más racional.

Si se deja llevar más por las emociones

o se deja llevar más por la razón.

¿Y hay unas importantes que otras? Sí.

Hay letras que nos aportan información

y otras que no tanto.

¿Y cuáles son las letras que aportan mayor información?

Pues la letra A, por ejemplo. La A minúscula.

La letra O, la M, la T, la G.

Qué bueno.

Para mí son las más importantes. ¿Y por qué?

Pues porque...

La letra A, por ejemplo,

habla de la comunicación más superficial.

La comunicación que puedes tener con el vecino de enfrente.

Con las personas

con las que no tienes un trato más cercano.

La letra O es la comunicación íntima.

El hablar de uno mismo. Hablar de los problemas que tienes.

Luego, por ejemplo, la letra M

nos habla también de la expresión de las emociones.

Si la persona es más espontánea o es más reservada.

La G es la letra de la sexualidad.

Nos dice si la persona es más sexual o es menos.

Y la T es la letra de la sumisión.

Si la persona tiene capacidad para someterse

o es una persona que...

Que no se deja. Que no se deja someter.

Esa letra se ve mucho en recursos humanos

para saber si una persona puede afrontar un puesto.

Es un poco terrible.

Imagínate que viene alguien y lee y dice:

"Este no va a funcionar".

¿Eso realmente se sabe? Sí.

La grafología se utiliza en recursos humanos.

Cada vez se está utilizando más en España.

En Francia, por ejemplo, se utiliza muchísimo.

Y sí que se puede conocer

no tanto si la persona es más inteligente o menos,

pero sí puedes saber

si esa persona tiene capacidad para someterse,

tiene capacidad para liderar, para crear o para ejecutar.

Puedes ver si el perfil es más imaginativo,

o es un perfil de ejecutar determinadas tareas.

Hemos hablado de pasada de la cohesión de las letras.

¿Eso significa que están unidas unas a otras

o que están muy pegadas unas a otras?

¿Cómo es?

En la cohesión nos fijamos en si está ligada o desligada.

Es verdad que también vemos si hay falsas uniones.

Letras que parece que están unidas,

pero hay un parón a la hora de ejecutarlas.

Están escritas primero una y luego la otra.

Sí.

Las falsas uniones son habituales en casos de falsificación

porque la persona piensa si ligarla o no ligarla

y entonces para.

Y, luego, también,

las letras adosadas, por ejemplo, es cuando están muy muy juntas,

y no hay espacio entre ellas.

Ahí se consideraría que la letra está desligada,

no que está ligada.

Aunque lo ves al principio y parece que está todo ligado.

¿Y se puede saber con certidumbre

que una frase o una letra está falsificada

y que no es la misma persona la que ha escrito?

Sí.

De hecho,

hay muchos casos de falsificación escritos por varias personas

para despistar al perito.

Y sí, sí, claro que se puede.

Al final, se sabe.

Vamos a hacer una prueba si te parece bien.

Yo te voy a escribir mi nombre

y tú me dices lo que veas ahí.

Que se pueda decir, claro.

Lo que no se pueda decir no.

Lo que tú veas que se puede decir, ¿vale?

Yo voy a escribir mi nombre.

Bueno, es que...

La verdad es que no lo he escrito muy allá.

No sé si volver a escribirlo.

La tendencia que tienes es a ligar las letras.

Por lo tanto, indicaría que...

La letra ligada habla de facilidad de palabra,

capacidad de improvisación y personas sociables,

porque por naturaleza necesitan el contacto con los otros.

Y, aunque es verdad que la inicial está más separada,

se consideraría que...

En grafología siempre es lo que abunda más.

Claro.

La forma es mixta.

Yo diría que eres una persona

que controla muy bien la parte emocional y racional.

Te dejas llevar por la emoción o la razón

de una manera bastante equilibrada.

Si yo fuera, por ejemplo, muy malo,

¿cómo tendría que haber escrito mi nombre?

Eso no se puede saber.

Hombre, muy malo...

Eso está poco preciso, ¿no? Sí, pero bueno.

Sería una letra más angulosa con formas cerradas quizás.

Habría que verla en el conjunto

porque por el nombre

no me atrevería a decir si hay mucha maldad.

Claro. Sí.

O sea que...

Y, luego,

¿hay prueba empírica de que esto es así?

Sí.

De hecho,

los grafólogos tenemos mucho que agradecer

a la justicia,

que, de algún modo, es la que más apoyo ha dado.

Sobre todo, no solo para pruebas periciales,

sino también para conocer determinados perfiles.

Y se ha podido comprobar que coincidía.

Y, por ejemplo, ahora, al escribir mi nombre,

a lo mejor porque estás tú delante y se va a ver ahí detrás,

¿no estoy ya influenciado

y puedo cambiar un poco la manera de hacerlo?

Sí, el entorno es importante.

¿Me pedirías que lo vuelva a hacer por si acaso?

Sí.

Los peritos lo que hacemos es pedir

que la persona escriba hasta 15 veces si hace falta

porque, como he dicho, al final estás mucho más relajado

y sacas más el inconsciente.

En este caso, por ejemplo,

las zonas de la derecha hablarían del inconsciente.

¿Y qué dice la zona de la derecha de mi nombre?

¿Qué es lo que te dice?

Si la observas,

está un poco más en sentido ascendente.

Indicaría que eres una persona

que los problemas los puedes afrontar

de una manera un poco pesimista,

pero que luego tienes capacidad para afrontarlos con optimismo.

El que vaya hacia la zona superior habla de optimismo.

Una persona muy positiva.

Pero, en un principio, puedes parecer más negativo.

Cenizo. Sí.

Ha sido un verdadero placer.

Muchísimas gracias por estar con nosotros

y contarnos tantas cosas sobre la grafología,

que yo creo que es una ciencia bastante desconocida, ¿no?

Y, a lo mejor, es conveniente, porque quizás a nuestra pareja...

Si supiéramos cómo escribe,

a lo mejor podríamos saber qué cosas desconocemos de ella.

La verdad es que sí.

Muchas gracias, Macarena. Gracias a vosotros.

Hasta siempre.

La Universidad de Almería nos plantea una pregunta delicada.

¿Podemos mejorar el final de la vida

en las urgencias?

La universidad responde.

Todos vamos a morir.

La muerte es ese fenómeno inevitable que a todos nos alcanza.

En la cama del moribundo,

junto al dolor, el estrés, la soledad o la angustia,

se encuentra el conocimiento científico

de las ciencias de la salud

y el conocimiento humanístico de la filosofía.

Ya esta última se acercó a la dignidad o la muerte

por ejemplo en muertes ejemplares como la de Sócrates,

que hablaba de una enseñanza en el morir,

o de Séneca,

con la serenidad que tiene el sabio ante la muerte inevitable.

Pero, en nuestro mundo actual tecnificado,

y donde la esperanza de vida se ha incrementado,

los pacientes moribundos siguen acudiendo a urgencias

buscando una solución.

Preparados para la vida,

estos servicios no son un lugar diseñado para morir,

y el cuerpo del moribundo se encuentra fuera de lugar.

Es pertinente, por tanto, estudiar la caracterización,

la pérdida

y la conservación de la dignidad de estos moribundos

en los servicios de urgencias.

Familia, paciente y profesionales

tienen algo que decirnos al respecto.

Ya se ha estudiado esta experiencia en profesiones de la salud

y han visto que conservar esa dignidad

pasa por reconocer el valor inherente de la persona

y aceptar la muerte

tanto a nivel individual como a nivel social.

¿Por qué la podemos perder?

Según ellos, por una exposición a un mundo frío,

las actitudes de los profesionales que son reconocidas

y la obstinación de las propias familias

en el rescate hospitalario.

Qué se puede hacer según los profesionales

pasaría por diseñar espacios físicos en estos lugares

para la muerte,

entrenamiento específico de profesionales,

y crear protocolos específicos como un código de confort.

Ni qué decir tiene

que hay que seguir investigando esta experiencia

en familiares y moribundos.

Nos atañe a todos

como investigadores y como seres humanos.

Abrimos de nuevo el taller de español

con Luna Paredes

hoy para hablar de tildes.

Esa coma

que se pone encima de algunas letras

cuando se escribe

y que de pequeños puede convertirse

en un verdadero instrumento de tortura.

Sí.

No se sabía cuándo sí y cuándo no.

Vamos a recordar para qué sirven las tildes

si te parece

para que nos quede claro que tienen sentido

y que no es porque os da la gana a los filólogos

y queréis fastidiar.

No. No, no.

La tilde sirve para indicar cuál es la sílaba tónica

o la sílaba acentuada de la palabra.

Y aquí viene la duda.

No es lo mismo acento que tilde. Eso es.

Bueno, para aclararnos,

vamos a llamar acento

a la diferencia de pronunciación de una sílaba

con respecto al resto.

Por ejemplo... Acento.

Acento. Eso es.

La sílaba acentuada es "cen". Eso es, la segunda.

Esa es la sílaba acentuada

Es en la que ponemos más énfasis.

Pero no lleva acento. Pero no lleva tilde.

Eso es. Ahí está la duda.

El acento es la diferencia de pronunciación.

Se le llama acento prosódico. De pronunciación.

Y, sin embargo,

la tilde es una marca gráfica u ortográfica

que se pone para...

En la escritura se pone esa marca. Claro.

Para saber qué es lo que más suena de la palabra.

Para decir que es la tónica. Parece que es inútil.

Dicen: "Ya sabemos todos cómo suena".

Pero dentro de un tiempo

o alguien que no conoce el idioma no sabe.

Es necesario para saber

dónde tenemos que poner esa sílaba tónica.

¿Cómo se llama?

A la tilde se la llama también acento gráfico

o acento ortográfico.

De ahí viene la duda.

Para evitar la ambigüedad,

decimos acento cuando nos referimos a pronunciación

y tilde con la marca gráfica.

Cuando hay que poner la marca. Eso es.

¿Qué tipos de palabras hay según la tilde?

Perdón, según el acento.

Y las dos cosas a veces.

Las dos cosas también. Sí.

A ver, yo me acuerdo.

Esdrújulas, llanas y agudas. Eso es.

Las esdrújulas son las más fáciles.

Siempre llevan tilde.

A todas se les pone el acento. Claro.

La tilde. Claro.

El español no es una lengua de acento fijo.

Es una lengua de acento libre.

Tenemos palabras llanas, agudas y esdrújulas.

Entonces, para ayudar con todo esto, existen reglas de acentuación

para saber cuándo se pone o no se pone tilde.

Vamos a repasarlas muy rápidamente

para poder aclararnos con esto.

En español tenemos las palabras llanas,

que son el 80 % de las palabras en español.

Las palabras llanas no llevan tilde

si acaban en vocal, como "reto",

si acaban en S, como "amigos",

o si acaban en N, como "alien".

El resto de palabras llanas, cuya sílaba tónica es la penúltima,

siempre llevan tilde.

Salvo las que acaban en vocal, N o S.

La mayor parte. Eso es, la mayor parte.

En las agudas ocurre lo contrario.

Solo llevan tilde

las que acaban en vocal, como "iglú",

las que acaban en S, como "compás", o las que acaban en N, como "razón".

El resto de palabras agudas, cuya sílaba tónica es la última,

no llevan tilde.

Los monosílabos ya no se acentúan. No llevan tilde.

Nunca llevan tilde.

"Yo", "soy", "voy", "rey" no llevan tilde.

Tampoco "guion". Tampoco "guion".

Esta ha sido una última incorporación,

una última recomendación de la Real Academia,

que tiene todo el sentido.

Lo que ocurre

es que en España consideramos "guion"

como una palabra de dos sílabas.

"Gui-on".

Pero no debemos olvidarnos

de que el español no solo se habla en España,

dentro de España hay varias variedades todas válidas,

y que se habla en muchos países del continente americano.

Si vamos a la mayoría de hablantes de una forma global de español...

"Guion", "guion". Claro.

Nos damos cuenta de que se utiliza "guion" como monosílabo.

Pero es que, además,

"guion" tiene la unión de una vocal cerrada y una abierta.

Estamos hablando de un diptongo. Eso es.

Clarísimo, ¿no?

Si es un diptongo, se trata de un monosílabo.

Si se trata de un monosílabo, no lleva tilde.

Es lo que ocurre con "guion", "lie", con "fie", con "truhan".

Con estas palabras

en la que se une una vocal cerrada y una vocal abierta

y se hace diptongo.

"Truhan" tampoco.

"Truhan" tampoco lleva tilde porque tenemos una U y una A.

A nosotros nos cuesta un poco porque las decimos como bisílabas.

Pero es sencillamente pensar

que si la vocal primera es cerrada,

que no tenemos que abrir mucho la boca

para decir "tru" o "tri",

que no es O, A o E,

entonces ahí hay diptongo.

Eso es.

Tenemos que recordar cuándo hay diptongo e hiato.

Recordamos

que el diptongo es la unión de vocal cerrada y vocal abierta

o dos vocales cerradas,

y en el hiato separamos en sílabas las vocales

porque son o dos vocales abiertas,

dos vocales fuertes

que no pueden convivir en una misma sílaba.

Héroe. Eso es.

O una vocal abierta y una vocal cerrada

pero a la vocal cerrada le ponemos tilde y la hacemos tónica

y se convierte en dos vocales abiertas.

Esa es la recomendación con palabras como "guion".

No ponerle la tilde.

Y hay algunos monosílabos y otras palabras

que son iguales,

pero significan distinto si llevan tilde o si no la llevan.

Esa es la llamada tilde diacrítica

que sirve para diferenciar palabras átonas

de palabras tónicas

y es una excepción a la regla,

porque se utiliza para monosílabos

o para palabras llanas acabadas en vocal o en S.

Por ejemplo, se utiliza para monosílabos como...

Para diferenciar cuando digo "voy a mi casa",

"mi" es una palabra átona,

no la estoy privilegiando en la entonación,

o "a mí me lo vas a contar".

"A mí me lo vas a contar".

Ahí se convierte en palabra tónica y tiene que llevar tilde.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con la palabra "como".

"Como no me dijiste nada". Ese "como" es átono.

Pero "cómo no me dijiste nada".

Es tónico y lleva tilde.

"Cómo es que no has dicho nada". Eso es.

Le ponemos tilde

a pesar de ser una palabra llana acabada en vocal.

Cuando va con tilde "cómo" es cuando lleva una interjección

o una interrogación.

Son partículas interrogativas.

O "cuántos" por ejemplo.

Pero nos estamos saltando la norma de que es un monosílabo

o de que es una palabra llana acabada en vocal o en S.

Entonces, dentro de esto, es la única excepción.

Y dentro de todas las tildes diacríticas

y las dudas que tenemos con tildes diacríticas

hay una fundamental que es esta.

Que "ti" nunca lleva tilde. Nunca lleva tilde.

Nunca.

Bajo ningún concepto "ti" lleva tilde.

No lo había visto.

Esto es un error muy frecuente porque se asocia a "mí".

¿Y eso por qué? Se asocia a "mí" y a "sí".

Cuando decimos "a sí mismo".

Entonces, tenemos que ser conscientes

de que "ti" siempre es un monosílabo tónico,

y nunca lleva tilde.

Es un error que tenemos que evitar.

Eso lo dejamos bien apuntado.

Bien apuntado está. Claro.

Vamos a hacer un pequeño resumen con todo lo que hemos dicho.

No es muy complicado, ¿verdad? No.

No, no.

Recordemos las normas de acentuación básicas.

Lo que tenemos que decir

es que tiene sentido que haya tildes

porque da información sobre cómo se dice la palabra

a aquellas personas que no lo saben, ¿no?

Eso es.

Bueno, la tilde...

Para contar un poquito de historia sobre la tilde.

La tilde viene del griego.

En griego había varias marcas diacríticas

que, por ejemplo, se mantienen en francés.

En francés tenemos tres acentos diferentes,

tres acentos gráficos,

que son el acento grave,

el que va de izquierda a derecha de arriba hacia abajo,

el acento agudo,

el que va de izquierda a derecha de abajo hacia arriba,

y el sombrerito, el circunflejo.

En español solamente tenemos el acento agudo,

pero esto no ha sido así siempre.

Se han estado utilizando las tres marcas.

Ha evolucionado. Eso es.

Hasta el siglo XVIII.

En el siglo XVIII ya se decidió

que el acento que se utilizaría en español

es el acento agudo.

Y es necesario, por ejemplo,

para diferenciar palabras como "pérdida" o "perdida".

Si no tuviera tilde,

siempre leeríamos esa palabra como palabra llana,

"perdida",

y no le pondríamos tilde porque es llana acabada en vocal.

Sin embargo, si queremos decir "pérdida",

necesitamos esa marca.

Se convierte en una esdrújula. Eso es.

Siempre hay que subrayarla.

Perdón, que ponerle la tilde. Que ponerle la tilde.

Sí, sí.

Y hay otra última palabra

con la que ha habido controversia últimamente.

Es la palabra "solo".

Ahora ya no, ¿no? Ahora ya no.

No lleva tilde.

Los filólogos dais muchos...

Estáis cambiando y hay que ir siguiendo la historia.

Esto es de hace tiempo, ¿no?

Esta normativa es de 2010.

Esta nueva recomendación. Hace nueve años.

Te voy a contar que desde 1959

la Academia ya recomendaba no utilizar la tilde

salvo para casos de ambigüedad.

O sea es desde 1959.

A nosotros nos han metido...

Una recomendación de lo más sensata.

A nosotros nos han metido en vena

que cuando es un adverbio, hay que ponerle tilde;

y cuando es un adjetivo, "solo" no lleva tilde.

Voy a tratar de explicar por qué "solo" no lleva tilde

ni tampoco palabras como "este" o "esta"

ni "aquel" o "aquella".

Nunca lleva tilde.

Lo primero es que una palabra llana acabada en vocal.

Ya, de partida, no debería llevar tilde.

Lo segundo es que la tilde diacrítica sirve

para diferenciar palabras tónicas de palabras átonas.

Pero "solo" siempre es tónico.

Nosotros decimos igual "te vas a quedar solo",

"te vas a quedar solo esta noche" o "solo voy a comprar tomates".

Siempre decimos esta misma palabra como tónica.

Por ejemplo,

nos pasa con otras palabras en español.

"Voy a comprar vino" o "vino esta noche".

Tenemos clarísimo que las dos palabras...

Por el contexto tendremos que saber de qué va.

Esto es lo que dice la Real Academia.

Son muy pocos los casos en los que hay ambigüedad,

pero los hay.

Por ejemplo, "trabaja solo los domingos".

¿Qué queremos decir?

¿Trabaja solamente los domingos

o que trabaja en soledad los domingos?

Claro.

Bueno, si en la lengua oral no hay diferencia

y trataríamos de desambiguar la situación,

de quitar la ambigüedad,

lo mismo tendríamos que hacer en la lengua escrita, ¿no?

Decir...

Usar sinónimos, "solamente",

o cambiar el orden de la frase.

"Solo trabaja los domingos".

Se reduce el margen de error muchísimo.

Entonces, es normal

esta nueva recomendación de la Academia

para que "solo"...

El lenguaje no es lenguaje matemático.

Es lenguaje para comunicarse,

y eso implica necesariamente un poco de ambigüedad.

Efectivamente.

Es lo que tenemos que tratar de evitar.

Se ha desatado como una guerra mediática

contra la tilde o a favor de la tilde

cuando la única guerra que sabemos

es si hacemos la tortilla de patata con cebolla o sin cebolla.

No hay más guerra que esa. Y se acabó.

Esa es la recomendación de la Real Academia

y tiene lógica.

Tiene sentido. Sí, tiene sentido.

Muchas gracias, Luna. De nada.

Me están diciendo que nos tenemos que despedir,

pero dentro de 15 días

volvemos a hablar de estos asuntos del lenguaje

que son interesantes siempre.

Gracias. Muchas gracias.

Seguimos.

El artista Pedro Luis Cembranos nos presenta dos ensayos en vídeo,

"El Charly" y "El accidente de Vollard".

Lo que realmente me motiva un poco

sigue siendo cierto aspecto hasta didáctico

del trabajo, ¿no?

Aprender, tener curiosidad por las cosas,

y trabajar,

que realmente es con lo que disfruto.

Si veo con cierta distancia mis trabajos,

creo que hay una especie de uso de la anécdota

o del hecho más circunstancial

que hay que analizar o presentarlo

como si fuera un hecho relevante o importante,

porque creo que esos detalles y esas cuestiones anecdóticas

al final nos dicen mucho sobre las cosas.

Incluso más que las grandes gestas y los grandes acontecimientos.

Siempre he sentido fascinación por las obras marginales

o por el arte

desarrollado no por grandes artistas,

sino por gente

que, a lo mejor, en un principio, no está circunscrita

a determinados entornos artísticos y mercados.

Ahora nos encontramos en los territorios del Charly.

Estos son los extrarradios de Leganés.

Justo ahí está la M-40 y al otro lado ya es Madrid.

Es Carabanchel.

Lo que tenemos aquí al fondo es Leganés,

y estos son los terrenos

donde el Charly desarrolla su práctica diaria.

"El Charly" es un trabajo de vídeo

que fundamentalmente está realizado acompañando al Charly,

que es un vecino de la localidad de Leganés.

El Charly es una persona

que lleva décadas visitando estos terrenos limítrofes

y desarrollando una especie de intervenciones

con materiales de desecho y piedras que encuentra en estos entornos

y haciendo intervenciones artísticas en estos terrenos

con este tipo de material

modificando un poco los puntos que él cree más estratégicos

dentro de estos terrenos.

Creo que la práctica del Charly tiene mucho que ver con eso.

Con sentirse, de alguna forma, identificado, para bien o para mal,

con el territorio que habitas.

Con el territorio en el que vives.

En su caso, lo sigue visitando,

porque forma parte de una necesidad que ha sido identitaria.

Lo que me llamaba y me llama poderosamente la atención

de la práctica artística del Charly

es esa correspondencia tan íntima que se establece

entre su vida y su práctica artística

de alguna forma.

El Charly tiene cierta intención artística.

Suele hacer estructuras muy primitivas.

Con el tiempo, suele revisar estas intervenciones,

y si, por lo que sea, dejan de interesarle,

las disuelve de vuelta al entorno o las va transformando

al mismo tiempo

que se va transformando todo alrededor.

Lo que me interesaba

de las prácticas artísticas del Charly

era vincularlo con cierta tradición cultural

que toma la periferia, en este caso de Madrid,

casi como una especie de terreno mítico

donde desarrollar prácticas artísticas casi puras.

Me interesaba vincularlo

como casos, por ejemplo, como el de Silverio Lanza,

que fue un escritor de finales del siglo XIX

y principios del XX.

Este escritor se llamaba Juan Bautista Amorós,

y llega un momento en su vida en que se autoexilia a Getafe.

Por aquel entonces, para la intelectualidad de la época,

irse a Getafe era prácticamente como ir a Siberia.

Escritores como Pío Baroja o, posteriormente, Gómez de la Serna

se cogían el tren desde Madrid expresamente

para ir a visitar a Silverio Lanza a su casona de Getafe

donde tenía desarrollado todo un sistema de poleas

de un sistema filosófico que él llamaba antropocultura.

Una cosa un tanto delirante,

pero que, de alguna forma,

sí que prefigura esa existencia de la periferia

como un terreno mítico de práctica artística realmente pura

y desligada de mercados

y de intelectualidades de la época y de círculos, ¿no?

Aunque no lo parezca, aquí hay gente viviendo

y gente que desarrolla

su vida cotidiana aquí

y estos paseos diarios

con el Charly fueron los que sirvieron de vehículo

para, de alguna forma, también poder ilustrar la vida cotidiana

de estos descampados un poco abandonados de todo.

-Entonces Franco,

fue la invasión de Turquía no sé cuándo por los rusos y dice:

"Pues no vamos a la Olimpiada". Nos jodió.

Mira, yo, cuando corría a velocidad,

los vecinos, amigos

y toda la gente en posición:

"Va, va, que 100 metros...".

No estaba visto, no conocían lo de 100 metros.

Entonces eso, corrías 100 metros

y nadie te... Es igual que la marcha,

les decían que estaban locos.

El proyecto se empieza a articular,

se presenta a una convocatoria

de residencias de producción artística

de Matadero Madrid.

Un trabajo de grabación

duró como medio año

y el proyecto terminó con una instalación en Matadero,

donde los vídeos

se acompañaban o los vídeos acompañaban,

casi mejor, una serie de intervenciones

que pudimos hacer,

junto con el Charly, a partir de los trabajos

que él solía desarrollar

con estos materiales de escombro en estos terrenos.

Como cualquier saga cinematográfica

que se precie, tenemos pensado hacer un "Charly 2"

Tanto a él como a mí acompañándole nos quedan todavía

temas, asuntos y escenarios que seguir tratando.

"El accidente de Vollard" surge también de un hecho anecdótico,

que es la muerte

de un célebre galerista

por el golpe producido

en la nuca por una escultura de bronce

de su colección. A partir de esa anécdota,

entre otras motivaciones, sí que me interesaba hablar un poco

del sistema del mercado artístico.

Pero, realmente,

la historia que había detrás era tan alucinante

que decidí quedarme un poquito al margen

de mis propias motivaciones y darle protagonismo a la historia.

(HABLA EN FRANCÉS)

Con él y con otra serie de galeristas de la época,

empieza un poco a entenderse

lo que es el mercado del arte como es hoy en día.

(HABLA EN FRANCÉS)

Estos galeristas los estudios enteros

de los artista y luego, una vez que tenían

la mayor parte de la obra,

esos artistas lo vendían a lo largo de los años,

lo iban dosificando

e iban aumentando

sus precios.

(HABLA EN FRANCÉS)

Lo que en principio era una escultura de bronce

que le rompe el cuello

luego, realmente, hay varias versiones

mucho menos románticas.

(HABLA EN FRANCÉS)

(HABLA EN FRANCÉS)

Una vez que nos metemos más a fondo en el tema,

vas viendo que todas las versiones

son interesadas y que todas las versiones

están, de alguna forma, propagadas

"a posteriori" con intereses un poco espurios

y, de hecho, hoy en día, es muy difícil o imposible

saber realmente qué fue lo que pasó.

El caso es que Vollard muere

con una colección de obras incalculable.

(HABLA EN FRANCÉS)

Sigue habiendo muchas implicaciones.

Ha habido juicios, de hecho,

que han durado cuatro y cinco décadas

y algunos de ellos no están cerrados.

Y, por ejemplo, hace no muchos años,

aparecieron en una caja fuerte en un banco de París como 400 obras.

Estas 400 obras se las había dado Vollard

a un yugoslavo, se llamaba Slomovitz,

para abrir un museo de arte en Belgrado.

Slomovitz las había sacado de París,

pero, como Europa estaba en guerra

y previendo ya lo peor,

este Slomovitz deja esas 400 obras

en una caja fuerte de París. Se va a Yugoslavia y en Yugoslavia

muere gaseado por los nazis.

(HABLA EN FRANCÉS)

Esta familia francesa,

realmente, por lo que yo he podido saber,

realmente, son los descendientes

del abogado de las hermanas de Vollard.

Las hermanas de Vollard mueren sin descendientes directos,

mueren sin hijos, como el propio Vollard.

Con lo cual descendientes

y propietarios legales de esas obras no hay nadie

por consanguinidad

y este abogado, no sé de qué manera,

consigue hacerse con los derechos

de la colección Vollard,

de lo poco, entre comillas, que quedaba, que son estas 400 obras

que aparecen 40 años después.

(HABLA EN FRANCÉS)

Para todo este proyecto, el que más me ayudó con diferencia

fue Jean-Paul Morel, que es el biógrafo de Vollard

y él fue el que me dio un poco las claves

para encontrar la tumba y, de hecho,

el trabajo termina colocando

una lápida como la que había en su tiempo

y se hizo una réplica de la lápida

y se colocó ilegalmente

en la tumba de esta familia

para marcar un poquito

dónde estaba enterrado.

En estos últimos proyectos he trabajado más con el vídeo

y, realmente, tanto mi formación académica

como mi experiencia profesional

están muy ligadas al arte gráfico.

En estos últimos años, tuve la oportunidad de desarrollar,

junto con Ogami, con la editora, este proyecto,

que tiene mucho que ver

con lo que es en sí el arte gráfico,

que es un arte reproducible, un arte múltiple y, en este trabajo,

se utiliza esa multiplicidad,

esa copia, esa repetición,

se utiliza casi más como una especie de proceso

de transformación

a lo largo del tiempo. La copia, más como transformación

que como réplica. Y este trabajo jugaba con eso,

los conceptos un poco antagónicos

de obra múltiple y de pieza única

y se basaba en la utilización

de cientos de ejemplares de una misma imagen repetidos,

adhesivados juntos, hechos un cúmulo de papel

y trabajados como materia escultórica.

Al igual que ese concepto

de original, tiene mucho que ver también

con la idea de verdad, su original es la verdad,

esa copia es

la mentira, es lo falso. Aquí lo que se hizo fue:

si de la madera se extraía el papel,

al final, el papel termina convirtiéndose,

de alguna forma, también

en una nueva especie de madera,

sigue siendo como esa transformación

a lo largo del tiempo.

De hecho, también el trabajo este

de "Powers", que es un trabajo de vídeo

que se grabó en Portugal,

es un trabajo que está rodado en escenarios naturales,

pero con iluminación artificial y con máquinas de humo simulando

espacios neblinosos

con esas técnicas básicas de dirección de arte en el cine.

Y tenía que ver con eso,

con utilizar la ilusión

como proceso en sí de trabajo

y es un poco, al final, trabajar sobre los mismos conceptos,

quizá con otro soporte,

pero que eran basados en las mismas ideas.

Las texturas, el difuminado siempre presente

en las fotografías de María Tudela

nos invitan a entrar en mundos donde puede pasar cualquier cosa.

"Boek Visual".

"María Tudela, enfermera en su ciudad natal, Lorca,

descubrió por casualidad

la fotografía hace menos de una década

y, desde entonces, dedica

parte de su tiempo libre a hacer fotos. Más interesada

en transmitir y provocar sensaciones que en la conjunción

de parámetros técnicos, nos ofrece una fotografía onírica

y melancólica donde la autora

afirma no seguir reglas ni normas.

Mantiene la teoría de que fotografiar es una pasión

que se disfruta mayoritariamente

en soledad e intimidad

provocando la paradoja de encontrarnos

cada vez que apretamos el disparador

pero también de perdernos al mismo tiempo.

Aunque toma

como referencia, básicamente, la naturaleza

y la cotidianeidad, no se limita

a ofrecérnosla tal y como es, no es esa su intención.

Sus personajes anónimos,

formas humanas, objetos o paisajes se distancian

de una realidad perfecta para crear mundos delicados,

evanescentes y poéticos en los que es fácil perderse.

Trata y manipula de forma exquisita

las imágenes, las texturas

y el difuminado intencionado siempre presente en sus obras

parece situarnos ante una fotografía de otra época.

Las fotografías imperfectas

de María Tudela, como ella misma las define,

ante todo, nos invitan a un viaje directo

a nuestras emociones.

Pero ¿qué hay de real o de ficción en su obra?

¿Acaso importa? Como afirma la artista,

'lo importante es dotar de vida a la imagen'

y lo consigue, porque cada imagen de María es

un mensaje por descifrar, una historia por desvelar

o, simplemente,

un instante que nos invita

no solo a contemplar."

Nuevo libro de Richard Ford.

Lo publica, como siempre, entre nosotros,

la editorial Anagrama. Es este:

"Lamento lo ocurrido"

y se trata también, como es habitual, de una colección

de relatos breves, una decena exacta.

No hace falta recordar el reconocimiento del que goza

Richard Ford: Premios Pulitzer y PEN

y Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2016,

entre otros muchos. Recordemos que es el autor

de novelas inolvidables, como "El periodista deportivo",

como "Canadá", y de colecciones de relatos,

como "Francamente, Frank",

que recomendamos aquí mismo no hace tanto.

En "Lamento lo ocurrido" no está ya su alter ego,

Frank Bascombe, se despidió de momento,

pero está su compasiva percepción

del conflicto humano. Con eso nos basta y sobra.

Imprescindible.

Recuperamos un fragmento

de nuestro trabajo sobre la iniciativa eTwinning

que tuvo lugar en la localidad navarra de Ablitas.

El resto, en la red al acabar el programa.

eTwinning es un programa europeo

que permite la colaboración

entre centros de distintos países.

Fundamentalmente, está basado en cuatro pilares.

El primero es la integración de las TIC,

el uso de las herramientas web 2.0,

para realizar proyectos colaborativos,

es decir, proyectos en los que interviene

un trabajo en grupo,

no solo con los alumnos

del propio centro, sino con los de los demás centros asociados.

Estos proyectos se hacen con otros países

de la Unión Europea y, además,

se utilizan las distintas lenguas de los países.

Pueden ser proyectos tanto en inglés

como en alemán, en español o en cualquier lengua

de los países europeos.

-Al principio, supone un esfuerzo considerable,

puesto que es un cambio de metodología,

es un cambio del hacer en tu clase y en tu aula.

Luego también ves que tiene muchos beneficios

a la hora de que aprenden

distintos tipos de herramientas tecnológicas

que están ahí que son gratuitas,

pero que desconocemos. Entonces no es solamente el aprender

una herramienta tecnológica, sino el desarrollar una actitud

y un compartir continuo con distintos tipos de centros,

distintos tipos de alumnos,

el conocer costumbres, conocer idiomas, el relacionarnos,

al fin y al cabo, con distintos tipos

de niños europeos.

-Entonces yo llegué a este centro,

propuse la idea de poder hacer

más proyectos eTwinning.

Fui involucrando poco a poco a nuevos profesores,

a los profesores que iba teniendo en el ciclo.

Sobre todo, hemos hecho proyectos en el tercer ciclo.

También se han intentado hacer algunos proyectos en infantil,

pero, básicamente, donde más proyectos estamos haciendo

es en el tercer ciclo

y ahora hemos cogido una rutina, digamos,

y año tras año vamos planteando

nuevos proyectos con nuevos retos, nuevas historias

para que aprendan de manera motivada.

-Cinco por cuatro palabras

del proyecto y metéis una.

-Nos enriquece en la medida

de que tienen que hacer uso de las nuevas tecnologías,

con lo cual les facilita,

les ayuda a hacer o a utilizar esa herramienta

en un contexto donde ellos lo necesitan.

Entonces, para mí, es un proyecto que es muy rico,

que les aporta y los enriquece muchísimo

a los alumnos, tanto los de aquí, del colegio,

como los de los países europeos con los que se hace el intercambio.

En este proyecto, los chicos se involucran muchísimo

porque les encanta. Les encanta porque les aporta

una motivación extra para venir al cole todos los días

y luego es una manera de aprender que no es la tradicional. Entonces

a ellos les gusta porque no es como aprender

Matemáticas o Naturales,

es más divertido.

-Laberinto de las palabras es un proyecto que trata de mejorar

la competencia lingüística.

Es un proyecto en español, lo hacemos

con dos centros de Francia,

uno de Inglaterra, uno de Turquía y uno de Italia.

La mayoría de los alumnos de los demás centros

son alumnos de secundaria

que tienen el español como una lengua extranjera,

también tenemos alumnos de primaria de Inglaterra

y luego los nuestros.

-Que hay muchos chicos y chicas que quieren aprender nuestro idioma.

Entonces es una forma de compartir con ellos

y enriquecerlos a ellos y a nosotros,

puesto que a los críos nuestros

los hacen profesorado también, de alguna forma,

de esos críos. ¿De qué trata el proyecto?

Son una serie de actividades que se realizan para, al final,

poder elegir cuál es

la palabra o mi palabra preferida

de lo que es nuestro idioma, el castellano.

Nos vamos hasta el próximo lunes.

Volveremos con la compañía en el estudio del doctor Romero,

para hablar de salud, y del escritor Andrés Neuman,

que acaba de publicar

"Anatomía sensible". También les ofreceremos

un documento sobre la exposición "World Press Photo" de este año.

Pasen un espléndido fin de semana.

Les esperamos a todos, como siempre, a las 10:00 en La 2,

en "La aventura del saber".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 24/10/19

La aventura del saber - 24/10/19

24 oct 2019

Vemos los reportajes "Pedro Luis Cembranos" y "Boek visual: María Tudela". Además, entrevistaremos a la grafóloga Macarena Arnás y a la filóloga y actriz Luna Paredes

ver más sobre "La aventura del saber - 24/10/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 24/10/19"
Programas completos (1732)
Clips

Los últimos 6.148 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios