www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4611999
Para todos los públicos La aventura del saber - 24/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días a todos.

Hoy cumpliremos la promesa que hicimos hace un par de semanas:

mostrar en el programa un invento español,

que se comercializa desde España.

y que puede tener mucha importancia en un inmediato futuro,

las células fotovoltaicas transparentes de cristal.

Se pueden instalar como ventanas.

Luego las veremos

y hablaremos de ellas en nuestro "Taller de tecnología"

con José Luis Portela y Álvaro Beltrán.

Más tarde abriremos

el "Taller de la naturaleza" para hablar de usos del agua

y su distribución para diversos tipos de consumo,

y su control para optimizar el recurso y no acabar con él.

Hablaremos con Eva Hernández de WWF

para que nos cuente bien

lo que dicen sus documentados estudios.

También les ofreceremos un nuevo capítulo de la serie

sobre la cosecha dentro de nuestro espacio

sobre arqueología "El túnel de tiempo".

Hoy segundo capítulos sobre lo que sabemos

acerca de cómo se cosechaba hace miles de años.

Y en el "Boek visual" nos ocupamos de mostrar parte de la obra

de José Navarro, creativo y director de arte

en una agencia de publicidad de Asturias

quien en su tiempo libre

crea poesías visuales que comparte con el mundo en las redes sociales.

Tal y como prometimos hace un par de semanas hemos invitado hoy

a Álvaro Beltrán, alma máter de Onix Solar.

Una empresa que se dedica a colocar ventanas

que son al tiempo transparentes y células fotovoltaicas

que ayudan a conseguir energía limpia del exterior.

Bienvenido, José Luis Portela, Álvaro.

Muchísimas gracias.

Ya sabes que hace dos semanas José Luis nos habló de ti

y pensamos que sería extraordinario que vinieras aquí

y nos hablaras de tu empresa. Pero antes

quiero saber cómo os conocisteis.

Pues fue curioso. En el IEB School somos una escuela

con enfoque emprendedor. Estamos en contacto con emprendedores

y en este caso es Álvaro el que me contacta

a través de Linkedin a través de Servi Talent

que hacemos headhunting o alquiler de directivos.

Me escribe un mensaje que dice:

"Contacto contigo porque necesito gente".

Le llamo y cuando hablo con él

me doy cuenta que no estoy ante un empresario

que tiene una empresa, sino ante un gran emprendedor

con una de las mejores ideas que he escuchado en mucho tiempo.

Una empresa con un potencial increíble

y cogí el coche, me llamó por la mañana,

y a la tarde estaba en Ávila visitándole y me contó el proyecto,

que ahora contará, que es fascinante y muy importante además.

Vamos a contar el proyecto, Álvaro.

¿Cómo empieza? Tú eres empresario.

Estás licenciado en ADE.

Sí, efectivamente.

¿Y cómo se te ocurre la idea?

Siempre he tenido espíritu emprendedor.

Desde que terminé la carrera

me lancé al mundo empresarial.

En el año 2005 en España hubo un boom bastante importante

relacionado con la energía solar fotovoltaica

y ahí sentí curiosidad

y me metí en ese mundo. Empecé a aprender

lo que era la energía solar fotovoltaica.

En el año 2005 la energía solar necesitaba primas,

necesitaba subvenciones para ser rentable, cosa que ahora no pasa.

En aquel momento me planteé el objetivo de que la energía

fotovoltaica fuese rentable

sin necesidad de subvenciones.

Que tuviese sentido la instalación de energía solar

aunque no hubiese primas a renovables, subvenciones como digo.

Entonces después de investigar bien,

de explorar bien el mercado, etcétera,

llegué a la conclusión de que lo que quería hacer

era material de construcción

que generase energía limpia y gratis gracias al sol.

Que el panel solar sirviese para algo más

que solo generar energía.

Que sirviese para hacer el cerramiento de un edificio.

El objetivo es hacer un material de construcción

que nos permita cerrar un edificio,

que además no cueste más

que el material de construcción convencional

y que permita al edificio generar la energía que necesita.

¿Eso a quién se lo cuentas?

Supongo que necesitas saber cómo se hace.

Con administración de empresas

no se sabe tanta física para hacerlo.

Correcto.

Yo la verdad es que puedes aprender hasta un cierto punto,

pero cuando te metes en ciencia básica,

necesitas otros perfiles más técnicos.

En este sentido en un viaje en el que yo estaba

exponiendo el proyecto entre manos,

concretamente en Emiratos Árabes Unidos,

en Abu Dabi. ¿En qué año sería?

Esto fue en el año 2008.

Desde el 2005 al 2008 investigué

el sector fotovoltaico, aprendiendo mucho.

Todo lo que pude del sector, de la tecnología,

sobre el efecto fotovoltaico,

los fotones, los electrones, etcétera.

Sobre este modelo de negocio en el que lo que pensé

es en hacer este material de construcción

con propiedades fotovoltaicas. Y en el 2008 se cruzó en mi camino

un doctor en física,

que es Teodosio Elcaño,

que me hubiese encantado que viniera.

Otro día le invitamos.

Lo invitáis, fenomenal. Mi camino se cruzó con él.

Cuando le expuse la idea que tenía entre manos

y el modelo de negocio en el que estaba pensando,

la verdad es que encajamos muy bien.

Le ofrecí la posibilidad

de que se uniese al proyecto empresarial

y él no dudó mucho.

Trabajaba en una empresa muy importante

como director de producción,

en una empresa importante del sector fotovoltaico.

Decidió arriesgarse

convertirse en emprendedor... Sois del mismo pueblo.

Empecé a hablar con él porque es de Ávila.

Nos encontramos en Abu Dabi

por el pasillo... Dos abulenses. "Tú eres de Ávila y tal".

"Sí, recuerdo tu cara". Hacía años que no nos veíamos, desde pequeños.

Se ha convertido en doctor en físicas,

estuvo estudiando en Canadá,

se especializó en Japón tres años

en el sector fotovoltaico y demás.

Él necesitaba una pizca de innovación,

y lanzarse al espíritu emprendedor.

¿Cuándo a Álvaro se le ocurre ir a ver a Norman Foster?

Me ha contado que fuisteis a ver a Norman Foster.

Es la mejor historia que he escuchado en mucho.

Muchos emprendedores tienen miedo...

Cuéntalo porque es buenísimo.

Siempre digo y lo digo desde hace tiempo

que una de las razones del éxito de Onix es la innovación,

porque sin innovación no estaríamos donde estamos,

la internacionalización,

nosotros consideramos España

nuestro país, donde fabricamos nuestro producto,

en Ávila, pero nuestro mercado es el mercado global.

En el siglo XXI no tiene sentido pensar en un mercado pequeño.

Y luego el tercer ingrediente de nuestro éxito,

son las tres "íes" de nuestro éxito es la intrepidez.

Ser intrépidos.

Innovación, internacionalización e intrepidez.

Los emprendedores tenemos que tener cara dura en determinas momentos.

Si me permites la expresión. Lo que hicimos fue...

Nosotros estamos en una fase inicial,

Prácticamente no teníamos producto, algunos prototipos y poco más.

Pero necesitábamos escuchar al mercado.

Necesitábamos escuchar la opinión de alguien de...

de alguien con un rol muy importante en la construcción, los arquitectos.

Necesitamos saber qué opinan los arquitectos de esta idea,

sobre este producto y este proyecto que emprendemos.

Lo que decidimos fue en lugar de hacer consultas,

nos fuimos a Londres a ver a los mejores arquitectos.

Nos fuimos a Londres porque están Norma Foster, Zaya Hadid...

Etcétera. Recuerdo que en ese viaje fuimos a París

a ver a Jean Neuvelle... Nos recorrimos

en tres o cuatro días los mejores estudios del mundo.

Y fuimos sin cita.

En aquel momento no teníamos ni empresa casi.

Pero allí nos presentamos.

Entramos en recepción: "Hola, queremos ver a Norman Foster".

Somos de Ávila. Somos de Ávila y tal

y eso fue lo que hicimos.

No nos recibió Norman Foster pero sí que nos recibió

uno de sus partners,

uno de sus socios. Nos enseñaron todas las maquetas que tienen,

estuvimos viendo el estudio.

Tuvimos la oportunidad de intercambiar con ellos ideas.

Y todo esto ha sido enriquecedor para el proyecto emprendedor.

La buena noticia de todo esto

es que Norman Foster se ha convertido en cliente.

Hemos hechos después de los años.

Esto fue en el año 2009 aproximadamente

y el año pasado inauguramos un proyecto de Norman Foster

el diseño, la tienda de Apple en San Francisco.

Digamos el buque insignia de Apple y lleva nuestro vidrio.

¿Y producís desde 2015 me parece?

¿Cómo es? La fábrica...

Empezamos en 2014. Desde enero de 2015

estamos fabricando el producto ya final.

¿Y en tres años cuántos proyectos tenéis ya?

Desde que comenzamos hasta ahora hemos completado

unos 150 proyectos en 50 países.

Y en fase de diseño, porque hay que tener en cuenta

nuestro material tarda.

Desde que se diseña el edificio hasta que se construye

y se instala, que es casi lo último,

pueden pasar tres, cuatro años. Estamos hablando

que la producción hace tres años que se empieza.

La producción propiamente dicha, en serio, hace tres años.

Anteriormente era prototipos y proyectos I+D.

Como te comentaba son unos 150 proyectos de 50 países.

Desde Bangladesh hasta Silicon Valley en el caso de Apple.

Hemos hecho el edificio más alto de Singapur para Samsung.

En EE. UU. el estadio de los Miami Heat,

el equipo de baloncesto.

A nivel de corporaciones y compañías

por ejemplo la sede de Coca-Cola en México.

La sede de Novartis en EE. UU.,

que es una farmacéutica importante. La sede de Faiser.

Hemos hecho el aeropuerto de Sao Paulo.

¿Cómo os conocen? ¿Por los premios?

Nos han dado bastantes. ¿Cuántos premiso lleváis?

Nos han dado unos 50 premios.

Y uno de ellos importantísimo, el de EE. UU.

El de EE. UU. la verdad que... Me siento orgulloso de todos,

pero ese me hacía ilusión en el mercado más exigente del mundo,

que es EE. UU.

Además son productores de cristales.

Efectivamente. Y el premio nos lo ha dado

la Asociación de Fabricantes de Vidrio de EE. UU.

Ellos hacen una convención anual donde crean unos premios

para dárselos a ellos mismos, hablando claro.

En este caso vieron que nuestro producto era tan bueno

que no les quedaba más remedio

que dar el premio al vidrio más innovador del año

a una empresa que fabrica en Ávila,

que somos nosotros. Para mí es un premio muy importante,

aunque no solo. Hemos recibido premios en Corea, Alemania...

Muchos en EE. UU., en España, por supuesto.

¿Y el sistema cuál es? Tienes un cristal especial

que tiene una conducciones

que cuando el sol calienta el cristal

los fotones luego se van... Cuéntanoslo.

Mira el vidrio consiste... Para empezar es un material

que esto sí que es una innovación importante

que nos diferencia de cualquier panel solar.

Es un material de construcción.

Aquí vemos la composición más sencilla,

pero el vidrio puede ser triple laminado.

Se puede hacer hasta antibalas por entendernos.

Además añadimos cámaras,

como las cámaras que todos tenemos en ventanas para que pueda aislar

mejor al edificio.

Con respecto a otro vidrio de cualquier edificio,

nuestro vidrio tiene propiedades fotovoltaicas.

Esas propiedades se las añadimos porque a este vidrio frontal

le hacemos una deposición de tres capas.

La primera es un semiconductor transparente, TCO.

Y luego se hace una deposición de silicio amorfo

y tras esta una deposición de aluminio

que es la que ves aquí, que es más color aluminio.

Esto es lo que crea ese efecto fotovoltaico.

Permite que este vidrio genere energía

a partir de los fotones. El fotón entra en este material

y ahí se liberan electrones...

En estos edificios llenos de cristales,

tiene estos cristales, ¿y no gasta luz eléctrica?

Sí.

Digamos que se puede abastecer solo con nuestra tecnología.

Depende de la cantidad de vidrio que pongas.

Tienes que dimensionar el edificio, saber la cantidad de energía.

Tratar de prever la cantidad de energía que consumirá

y en virtud de ese cálculo poner el vidrio que necesites.

Por la mañana hay mucho sol, por la tarde está nublado...

Entonces no hay tantos fotones.

¿Entonces qué pasa?

¿Tiene que haber un sistema de almacenamiento?

Lo ideal es contar con baterías.

O contar con otra energía alternativa para que te pueda

ayudar en esos momentos en los que nuestra energía

no está generando, por ejemplo por la noche.

Nuestro vidrio necesita fotones con lo cual

necesitamos la luz del día.

Te digo que en condiciones de radiación difusa,

aunque esté nublado genera energía.

Genera energía.

Un punto importante es que tiene

la misma eficiencia que una placa normal.

A un edificio la cantidad de placas solares

es limitada versus a lo que tiene.

Para mí esa es la gran idea.

Multiplica por más de diez la superficie.

La potencia que genera es mucho más.

Habrá edificios

que no tengan necesidad de nada más que las placas.

Si la gente trabaja en horario de oficina

normalmente en horario de oficina hay sol.

Exacto. Te lo iba a comentar porque realmente

de los 150 proyectos hechos

creo que no hay ninguno que lleve baterías.

Aprovechan las horas de luz

justo cuando generan energía. -El retorno de las empresas.

Eso es muy importante.

Es verdad que nuestro material

no es más caro que el convencional.

No es más caro que uno alternativo que no genera energía.

En algunos casos es más barato.

Sí que hay una cosa que lo hace más cara

que es la instalación eléctrica.

Cuando lo instalas haces una instalación eléctrica.

Además del cristalero necesitas electricista

para entendernos. Ese coste en la instalación eléctrica

que encarece nuestro material respecto al vidrio inactivo,

hablamos de retorno de inversión de cuestión de meses.

En meses el retorno lo has conseguido y a partir de ahí

a partir de ahí generas energía limpia y gratuita durante 30 años.

No me extraña tantos premios.

Ha sido un placer conocerte. Muchas gracias

por compartir este espíritu con nosotros.

Y muchísima suerte. Muchísimas gracias.

Gracias a también también. Un placer.

Seguimos. Salimos al campo por segunda semana consecutiva

para experimentar cómo era cosechar

poco después de la Revolución Neolítica.

Lo dicho, tras la siembra viene la cosecha.

¿Cómo se hacía? Lo seguimos viendo con detalle.

Y ahora vamos a mostrar cómo se segaría

con cada uno de estos instrumentos. Especialmente los tres fundamentales.

La eficacia es buena.

La siguiente vamos a hacer

a practicar con la hoz tipo la draga. En este caso

el gesto técnico es más complicado al hacer un movimiento,

un movimiento de muñeca.

Con la parte corta se recoge el cereal.

Se gira la muñeca

y se corta.

La siguiente, la hoz tipo marmota, de mango longitudinal.

(Música suave de piano)

Con la hoz tipo marmota se ha cortado muy bien,

bastante bien el tallo.

A la hora de forzar la planta en sí,

prácticamente hemos arrancado una, ha cortado muy bien.

Con el tipo, el tipo...

la draga

ha cortado bastante bien, pero hemos arrancado alguna más.

Y por último con el experimento que hemos hecho nosotros

con el denticulado

microlítico la verdad es que se cortaba al menos

el panizo bastante peor. Hemos arrancado más

y probablemente esta denticulación es excesiva.

Y no es muy funcional.

No sé si para otros cereales funcionará.

Y por último una vez demostrada la funcionalidad

especialmente de las hoces tipo la draga y tipo marmota

daremos a nuestros segadores ejemplares de las mismas

y comenzaremos la siega del cereal.

Vamos a segar también con mesorias.

La mesoria consiste en meter entre palos la espiga

y va hacia arriba para que solamente se arranque

la espiga.

Se echaría luego a un cesto y luego se desgranaría.

Cogemos el producto, lo colocamos sobre el molino

y con otra piedra poquito a poquito

lo que hacían era aplastarlo.

Es un trabajo muy laborioso

que todavía a día de hoy llevan a cabo las mujeres en África.

De hecho es un proceso

que en la Prehistoria realizaban las mujeres.

Esto lo sabemos

porque en el registro fósil se ha visto

que muchas de las lesiones en las rodillas

y en los tobillos las tenían las mujeres.

La posición correcta para colocarse,

es de rodillas y con los tobillos cruzados uno sobre otro.

Esta era la posición más habitual.

Una vez que ya hemos trabajado varias horas

todo el grano, recogemos aquí la harina.

Una vez que estuviese molida

la depositamos en un recipiente

y pasaríamos al siguiente paso.

Con el tiempo los molinos irán avanzando, aparecen los barquiformes.

Permiten un movimiento oscilante que facilita el trabajo.

Y este que tenemos aquí

que aparece en la zona de Turquía.

Es un molino circular en el que vamos colocando el grano

en el interior y con la palanca

vamos girándolo de tal manera

que al ir moliendo con los dientes que tiene en el interior,

poquito a poquito los veis por aquí.

La harina iría cayendo y la iríamos recogiendo.

Así que después de un largo trabajo obtendríamos el producto final

para procesar desde una gachas hasta una tortita de pan.

Vamos para adentro.

Con la harina podemos hacer un tipo de pan que es un pan ácimo,

que no lleva levadura.

No va a subir. No es como los panes que conocemos hoy en día.

Lo que necesitamos es un cacharro

en el cual vamos a ir introduciendo parte de esta harina

que nos ha traído la compañera.

Y ahora vamos añadiendo un poco de agua.

Se trata de hacer una masa que tenga una consistencia

un poco chiclosa.

No va a ser una masa como la de un bizcocho

que se queda dura.

Vamos añadiendo según vamos necesitando.

(Música dramática)

"Taller de naturaleza" con WWF.

Hoy nos acompaña Eva Hernández para hablar

de la regulación del uso del agua en España.

Temazo, ¿no?

Temazo después del invierno que hemos pasado.

Todo el mundo mirando al cielo.

Estamos en plena campaña. Háblanos un poco de ella.

¿Qué pretendéis con esta campaña sobre el uso de agua en España?

Llevamos tiempo denunciando el uso ilegal del agua en España.

Hemos trabajado mucho con las Tablas de Daimiel,

Doñana y ahora queremos mirar al Mar Menor.

Hace un par de años denunciamos que el agua del Mar Menor,

que es idílico para vacaciones,

el agua de la laguna estaba completamente verde,

era una sopa verde.

Y esto es por los nutrientes,

la contaminación de los abonos de la agricultura

y está vinculado por un abuso del uso del agua

y un uso ilegal.

Si tenemos una normativa que te obliga a limitar ese uso

empezamos por aplicar la normativa que sería

una actividad eficiente económicamente hablando.

No se hace ese uso precisamente para poner

en valor las tierras y sacarle producto económico...

Sí sería legítimo utilizar la tierra para producir alimentos

y para sacar un rendimiento económico,

pero hay una normativa que nos hace a todos iguales.

El acceso a recursos naturales tiene que estar marcado

y limitado en nuestro país.

El agua es un recurso escaso, sobre todo en el sureste.

Habría que hacer un reparto racional

y no sobrepasar los recursos disponibles

porque el precio lo acabamos pagando de otra manera.

Vamos a ver, en la actualidad

España se rige por directiva europea,

¿qué dice esa directiva respecto al agua?

Es la directiva marco del agua.

Lo que dice es que cuidemos nuestras fuentes,

nuestros ríos, acuíferos, humedales,

porque son las fuentes que aseguran

tener agua en cantidad y calidad suficiente

ahora y en el futuro.

Y para eso hay que planificar el uso

y hay que evitar el abuso.

Claro.

Y la ley española digamos que recoge ese espíritu,

pero luego al final lo que ocurre

es que no se aplica lo suficientemente.

Yo creo que la ley recoge la norma,

recoge la letra, pero nos falta el espíritu.

Es la voluntad política de aplicar la normativa

y de creernos que el agua no es infinita,

que es un bien limitado,

y que habrá que recortar,

y usar la que tenemos y no más.

Ahora usamos de más a costa de sacrificar

nuestras fuentes. Por ejemplo,

en Almería se usa más agua de la disponible

en los acuíferos.

El precio es la salinización del acuífero.

Cuando se saca demasiado agua en un acuífero costero

entra agua de mar y lo que sale es agua salada.

Eso es prácticamente irreversible o tardaría

tantos años que se nos escapa.

Son tiempos geológicos, no son nuestros tiempos.

Y aquella idea antigua de Juan Benet

de traer el agua de la España húmeda a la España seca

y poder regar en todos sitios a placer...

¿Eso es posible, no es posible...?

¿Es un deseo...?

El problema que tenemos es

que la España húmeda no es lo que era.

Hace 40 años se estimaba que la España húmeda era

el 40 % del país, casi la mitad.

Y ahora el 20 %.

Hemos reducido a la mitad la España húmeda

a base de sobreexplotar recursos y por el cambio climático.

Las temperaturas cada vez son mayores.

Llueve menos.

Y el problema es de dónde traes el agua. Si hubiese muchísima...

a lo mejor te lo planteas,

pero ese concepto de cuencas excedentarias en España

creo que no existe. Lo hemos visto en la última sequía.

Las cuencas del norte también han sufrido sequía

y la primera en sufrir restricciones ha sido el Duero.

Tampoco es una cuenca conocida por la escasez.

A parte de algunas zonas puntuales.

Y Galicia que es la España húmeda por antonomasia

lo estaba pasando mal y ha habido pueblos con restricciones de agua,

de agua para beber. ¿Y qué hacemos?

Bueno, habrá que replantearse nuestra economía para empezar,

igual que nos dimos cuenta porque nos estrellamos

de que el ladrillo no era solución para España

y que el turismo de masas tampoco lo es porque

ha explotado.

Con el agua nos puede pasar lo mismo.

Apostamos por modelo de desarrollo rural

que se centra en el regadío y solo en el regadío.

Es verdad que produce muchos alimentos,

genera muchas rentas y empleo.

Pero estamos un poco como la lechera, haciéndonos...

la historia en la cabeza hasta que se caiga la cántara

que son nuestros recursos hídricos

y veamos que no podemos seguir regando con lo que queremos

porque cada vez tendremos menos agua.

Habrá que plantearse otro modelo económico. Es difícil.

No tengo la bola la cristal ni la situación. Ojalá.

Lo que pasa quiero decir ahora,

con todo tan incierto como está en el mundo

da la impresión de que los gobiernos

podrían pensar en hacer en tratar de tener

los recursos máximos posibles en el entorno que controlan.

Como es todo tan incierto, el intercambio comercial

está cada vez más amenazado...

Las incertidumbres no son solo geopolíticas,

son ambientales. Con el cambio climático

las restricciones de agua cada vez van a ser mayores.

La solución no es intentar retener más.

En España de hecho ya estamos al límite

en regulación.

Somos de los países con más presas.

Tenemos más de 1200 grandes presas.

Hasta hace poco éramos el país del mundo con más presas per cápita.

Para la superficie y población de nuestro país

estamos ya al límite.

Y además lo ves, ves los embalses que hay

en nuestros ríos.

No hay más sitio para poner más embalses.

En cualquier caso si llueve menos tampoco se van a llenar.

La incertidumbre cada vez es mayor

en todos los ámbitos y la precaución tiene que ser mayor

porque no sabemos qué pasará mañana.

Siempre pedimos a las personas de a pie

tenga cuidado a la hora de ducharse que me parece muy bien,

pero no a veces se tiene la misma

precaución a la hora de avisar

a los grandes agricultores que echan el agua a manta

por ejemplo en horas que se evapora según va cayendo.

Poco a poco se va regando mejor.

Pero se riega mucho.

Cada vez la superficie de regadío aumenta.

Se riega mejor pero son cultivos que llevan más agua.

Por ejemplo si se pasa de regar un algodón a un cítrico.

El algodón viene un año malo y no lo riegas.

Pero un naranjo viene un año malo lo dejas de regar y se te seca.

Entonces estamos también cambiando

los cultivos hacia cosas que pensamos que pueden ser mejores

porque en principio consumiría menos agua,

hacemos la cuenta de la vieja y modernizo regadíos

y ahorro agua.

Si al final el agua que ahorras la destinas a regadíos

y no la mantienes de reserva estratégica

o la devuelves a ríos o acuíferos que son

nuestra reserva estratégica de verdad,

pues estás ante un espejismo.

Piensas que las cosas irán mejor y las pones peor.

No hay razones para pensarlo.

¿Y lo de los trasvases?

Los trasvases se basan en el principio de que hay cuencas

que les sobra agua y cuencas a las que les falta.

Aparte de que en España vemos que hay pocas cuencas que les sobre agua

simplemente por las restricciones que vemos,

por ejemplo.

Pero a los ríos no les sobra ni falta agua.

Los ríos necesitan agua para cumplir sus funciones

y los ríos en zonas húmedas están acostumbrados a tener más agua.

No podemos exprimirlos al límite porque por ejemplo

la angula, el salmón, o la laminación de avenidas

también dependen de tener unos ríos sanos.

Entonces los ríos no son simplemente tuberías de agua

de las que extraer,

sino que necesitan el agua para cumplir sus funciones

y eso lo que a veces se nos olvida.

Veos el río como volumen de agua pero hay mucho más.

El agua de los ríos no se pierde en el mar, cumple una función

incluso cuando llega al mar.

Vamos a hacer una serie de conclusiones.

La primera. No hay que aumentar la superficie

de regadío en España.

Sería una de las conclusiones básicas.

Sí. Si tenemos en cuenta que en las próximas décadas

el agua disponible en Murcia

o en Alicante se reducirá en un 40 %

más que apostar en aumentar la superficie, habría que reducirla

y sacarle más rentabilidad.

¿Qué otras conclusiones añadirías?

¿Qué otras cosas tenemos que tener claras como conclusión?

Que los ríos son sistemas vivos.

Nos aportan mucho más que agua,

como decía nos aportan control de inundaciones,

control del clima, son un sumidero de CO2.

Y estamos poniendo las cosas peor si los dañamos.

Y tener perspectiva de futuro. Pensar en largo plazo.

Creo que es lo más importante. Esos recursos cada vez serán menores.

No solo en Levante sino en toda España.

Habrá que ser más creativos.

Y que por ahora tenemos un marco normativo

que nos favorece, que no le sacamos el partido que deberíamos.

Nos dan unas herramientas importantes y deberíamos aplicarlas,

que es la directiva marco del agua.

Cuando hablas del largo plazo, ¿a cuántos años te refieres?

Por lo menos tendríamos que estar pensando en el final de siglo.

Creo que sería muy importante.

Porque para entonces habremos sufrido los impactos del cambio climático

de manera muy clara, aunque ya los estamos sufriendo.

Y tenemos otro reto en España que es la desertificación.

No solo tenemos cada vez menos agua sino que maltratamos nuestro suelo

y cada vez tenemos menos suelo.

Cada vez es más roca.

Sí. Y por mucha agua que tengamos si nuestros suelos no son fértiles,

si dejamos arrastrar esa fertilidad al menor menor, por ejemplo,

no produciremos alimentos por mucha agua que tangamos tampoco.

Muy bien. Ha sido un placer contar contigo estos minutos.

Hacía tiempo que estuviste, a ver si vuelves antes

y hablamos de los nueve límites que tiene el planeta.

Recordamos cuáles son y por qué los sabemos,

y todo eso. ¿Te parece? Uno de ellos es el agua.

Por ejemplo. Muchas gracias.

Seguimos. Color, simetría, humor, ironía, concisión,

afán de comunicar, invitación a la reflexión.

Son palabras que definen los poemas visuales de José Navarro.

(Música suave de piano)

José Navarro es creativo y director de arte

en una agencia de publicidad de Asturias.

En su tiempo libre crea poesías visuales

que comparte con el mundo en las redes sociales.

Su obra representa una mirada reflexiva

sobre objetos y lugares cotidianos

que manipula y descontextualiza

para dotarlos de nuevos significados.

Casi siempre relacionados con el humor,

la crítica social o la cultura popular.

Con el objetivo de despertar un pensamiento reflexivo

y provocar una sonrisa

José Navarro aprovecha la inmediatez del consumo

propia de las redes sociales,

para lanzar mensajes concisos y directos,

desprovistos de todo accesorio

que no se alinee con le mensaje a comunicar.

Cada composición es un puzle de dos piezas

en el que el resultado pretende ser

más que la suma de sus partes.

Fondos coloristas,

composiciones puras y formas simétricas

caracterizan la obra de José Navarro.

Él mismo define como un intento de comunicar un mensaje creativo

de la forma más sintética, directa y bonita posible.

(Música dramática)

La editorial mejicana Just acaba de publicar

esta novela, "Carácter",

del gran escritor holandés Ferdinand Bordewijk.

Se trata, como dice la contraportada, de un clásico

europeo, no solo de la literatura holandesa,

y de la obra más internacional de su autor.

Pronto se tradujo a un montó de idiomas

y de la que se hizo una versión cinematográfica que ganó un Oscar

en 1993.

Es la historia de la fría relación entre un padre burgués,

una madre criada violada,

y un hijo sin reconocer.

Está escrito como conviene, con la frialdad de carácter

que tienen sus tres protagonistas.

Sin embargo, una vez iniciada la lectura

una especie de corriente magnética

mantiene atento al lector esperando,

deseando algo que no llega a producirse del todo.

A pesar de lo cual no decepciona.

Por cierto la versión cinematográfica

la dirigió Matt Van Diem.

Recuperamos completo el trabajo que hicimos del Teatro Real.

Ocupa una superficie de 5000 metros cuadrados.

Tiene un aforo de 1746 personas.

(Música clásica)

El Teatro Real tal y como lo conocemos hoy

es producto de numerosas remodelaciones.

Desde su inauguración a mediados del XIX

ha experimentado múltiples reformas,

diversos usos y varios cierres temporales.

Lo que es el edificio del teatro ha tenido dos grandísimas reformas.

Le han hecho sobre todo crecer en altura.

El teatro que nosotros vemos hoy

Es casi el doble de alto del que se inauguró.

El proyecto original del 1817

no llega a terminarse.

Se inaugura ya modificado tras 33 años de obras

en 1850.

17 años después en 1867

sufre un gran incendio.

Y unos años más tarde, en 1925,

tuvo que cerrar a causa de graves problemas estructurales.

En ese momento se produce una enorme obra de consolidación

y de crecimiento arriba, se suben casi 20 metros la torre escénica.

La fachada muchísimo. Se bajan cinco metros

los cimientos.

Hablamos de bajar los cimientos sin que se caiga el edificio.

Esta monumental reforma iniciada en 1926

no llega a completarse a causa de la guerra civil.

El teatro permanece cerrado 40 años.

No vuelve a abrir hasta 1966.

Ya no como ópera, sino como sala sinfónica.

Funciona como sala de conciertos desde 1966

a 1988.

Y se vuelve a cerrar para hacer la segunda gran reforma

que es la actual, que es reconvertirlo en teatro de ópera,

aprovechar todos los espacios. Y ahí se hace ya desde el telón

hacia el público, se recupera el teatro del siglo XIX.

Y desde el telón hacia dentro,

la parte técnica, se hace un teatro del siglo XIX.

Un teatro modernísimo y perfectamente equipado.

Podríamos decir sobreequipado

para hacer la ópera tal y como se podría plantear

en 1997, que es el momento en el que se inaugura.

El arquitecto José Manuel Valcárcel

fue el responsable de la última gran reforma.

Tras su fallecimiento Francisco Partearroyo

se encargó del proyecto.

Este teatro siempre ha sido un teatro en plena reforma.

Continuamente. Desde 1817, 18 que se puso

la primera piedra con un proyecto de Antonio López Aguado,

fantástico proyecto...

Discípulo de Villanueva, con una planta perfecta.

Tardó 37 años en inaugurarse

ya con otro arquitecto, Custodio Moreno, 1850.

Luego en 1800 y pico

Joaquín de la Concha hizo otra reforma de la fachada.

La fachada siempre ha ido como moviéndose.

Partearroyo recuperó la decoración primitiva

y adaptó el edificio a las exigencias normativas

y tecnológicas del siglo XXI.

En octubre de 1997

los reyes de España inauguraron un espectacular

coliseo operístico completamente transformado.

El Teatro Real no tenía un precedente

al cual hubiera que parecerse.

Había tenido tantas reformas que no había paradigma del teatro.

Había un palco conservado en el teatro

que era de la época más brillante del teatro

y fue ese el que recuperamos para dar el aspecto de la sala

dorada, de rojos y dorados que es lo que siempre fue.

(Ópera)

La profunda remodelación aumentó los espacios útiles,

unificó las cubiertas y reorganizó

la circulación por el perímetro del edificio.

Las operaciones más importantes que hicimos

en este proyecto fue un movimiento del montacargas del decorado

que estaba en los laterales y nosotros

lo trasladamos a una zona interior.

Liberando todos los fualleres y la planta

6,30 es recorrible por el público

y convierte lo que era antiguamente el recorrido real

al salón de baile de Isabel II.

(Música clásica)

Y luego la gran importancia de lo que es resolver

las instalaciones tan complejas en un edificio como este,

a base de una cubierta que remate al edificio por arriba

que es por el único sitio por el que podía crecer.

Las obras de rehabilitación duraron casi una década.

De 1988 a 1997.

Uno de los aspectos más cuidado y posteriormente alabados

fue la acústica de la sala principal.

Había habido un techo pintado por Antonio de Lucas

originalmente que había desaparecido.

Lo que nosotros hicimos fue una especie de interpretación

en tres dimensiones con la misma composición

para hacer que el sonido rebotase mejor

para que acústicamente funcionara mejor.

Este teatro funcionaba como sala de conciertos,

pero para ópera necesitaba

una reducción del tiempo de reverberación.

Todo eso se consiguió a base de que no hubiera mucha absorción,

que la absorción fuera exactamente igual

cuando hay personas, que cuando no,

que fuera reflectante en general la sala.

Y finalmente lo que se consiguió es una acústica

que creo que es buena y que todo el mundo aprecia.

El Teatro Real se inicia bajo el reinado de Fernando VII.

El monarca dicta una orden para remodelar la Plaza de Oriente

y construir un teatro lírico

en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral.

Desde la monarquía se le dice al arquitecto

que como hay que tirar ese teatro que está en ruina

incorpora un diseño de teatro

a la gran plaza que proyectamos

y que construiremos inmediatamente.

El arquitecto de la plaza lo hace, diseña un perímetro.

Por eso tiene esa forma tan rara el Teatro Real.

Está muy ajustado a lo que era una trama urbanística,

una plaza redonda con una columnata.

Por eso la fachada del Teatro Real es curva.

(Música clásica)

Madrid es hoy una ciudad de seis millones de habitantes.

Pero en el año 1850 cuando se inauguró el teatro

solo tenía 250 000.

El Teatro Real con 2000 localidades

era el mayor centro de reunión social de la ciudad.

Nosotros venimos a ver una ópera.

Ellos venían al teatro.

A pasar la tarde en el teatro.

El espectáculo fundamental eran ellos mismos.

Hay que tener en cuenta, primero,

que la luz de la sala siempre estaba encendida

y se veían los unos a los otros.

Les interesaba muy poco lo que pasaba en el escenario.

¿Cuándo atendían? Cuando había un momento estelar.

Cuando había un aria, un dúo.

Pero mientras tanto estaban siempre en sus palcos.

El palco entendido

como una prolongación del salón de tu casa.

Entonces tú recibías a tus amigos

o ibas de visita al palco de tus amigos.

La ópera de hoy en día no se parece nada a la de 1850.

Ni el concepto ni la gestión ni la mecánica actuales

tienen nada que ver con el teatro histórico.

En primer lugar porque los cantantes imponían su criterio

y su repertorio.

En el día digamos más solemne

que es el de la inauguración de este teatro,

el título con el que se va a inaugurar el teatro

no lo elige la reina, no lo elige el ministro,

no lo elige el director del teatro,

lo elige la contralto.

El escenario es un espacio vacío con un telón detrás.

Un telón que en muy pocas ocasiones

estaba recién pintado.

Y en el 90 % de las funciones

eran telones reutilizados de otros títulos

o telones genéricos.

El concepto unitario de la escena no existía.

Y si algún crítico censuraba la falta de coherencia histórica

se le consideraba un purista maniático.

Las figuras principales vienen con sus trajes,

con sus pelucas, con sus joyas, con sus armas,

con su peluquero, muchas veces.

Y si la época o el estilo del traje del tenor

no coincide con la época y el estilo

del traje de la soprano para cantar la misma ópera,

se siente mucho, no pasa nada.

Lo que importa es si esa señora hace gorgoritos bien o no los hace bien.

Y si ese señor da los agudos o no, es lo único que les importa.

Los intérpretes no respetaban la partitura.

Intercalaban fragmentos de óperas distintas,

que les permitiesen lucir mejor su voz.

Eso de que un cantante coja un aria de otra ópera

porque le viene mejor a su voz.

De otra ópera que puede ser del mismo autor,

o de otro autor,

eso es frecuentísimo durante todo el XVIII y el XIX,

los cantantes van haciendo una especie de ensalada, van cogiendo

trozos de ópera porque les viene mejor.

Wagner es el primer compositor que exige fidelidad absoluta

a la partitura.

El espíritu wagneriano y la instalación de la luz eléctrica

provocan cambios radicales en el espectáculo de la ópera.

Una vez que todo el teatro se ha quedado a oscuras

pierde sentido el sistema de palcos

porque ya no ves el palco de enfrente.

Lo único iluminado es el escenario.

Entonces el público demanda espectáculo.

Empieza a surgir la figura del director de escena,

surgen los decorados en tres dimensiones,

empieza a haber motores con lo que subes y bajas

cosas de mayor peso

y puedes complicar mucho más la escena.

Ese es el cambio fundamental

que sucede en el espectáculo de la ópera.

A pesar de estar ubicado en el centro histórico de la ciudad

El Real alberga los espacios necesarios para una ópera.

Desde almacenes de material, talleres de maquinaria,

sastrería o caracterización

hasta las impresionantes salas de ensayo,

todo se aloja dentro del propio edificio.

Cada uno de los cuerpos estables

tiene su propia sala de ensayo.

Y todas las salas están pensadas

estrictamente para la función que tienen que desempeñar.

(CANTAN LÍRICO)

Aquí lo que se busca tanto en esta, como en la de orquesta,

son las condiciones acústicas.

Por eso el techo tiene esas formas para romper

los reflejos de sonido, por eso las paredes

tiene recubrimiento de madera para hacer que la acústica sea

la mejor.

(CANTAN LÍRICO)

Esta sala reproduce exactamente el escenario.

Aquí se ensaya con los cantantes,

con el coro, figurantes, pero sin orquesta.

La orquesta es sustituida por un piano.

Están el director de escena, el director musical

que va dirigiendo y se hace toda la preparación

de la parte más actoral de la ópera.

Tras el telón del Teatro Real

se esconde una de las cajas escénicas

más avanzadas del mundo, con un vano de más de 80 metros

entre el sótano y la torre de telares,

una dimensión muy superior a la de la sala principal.

Su avanzada tecnología permite cambiar escenografías

en tiempo récord gracias

a un sistema de plataformas superpuestas.

Este teatro tiene todo lo que tiene que tener un teatro de ópera.

Y tiene todo lo que tienen los teatros de ópera.

¿Cuál es la característica?

Que lo tienen dentro del edificio

y que gran parte de las partes técnicas,

una enorme cantidad

de partes técnicas de todos los teatros,

están en unas condiciones de trabajo envidiables,

un lujo.

Por luz natural, son amplias, por muchos motivos.

Músicos, intérpretes y directores

alaban la funcionalidad y comodidad

de un edificio que además está ubicado frente al Palacio Real.

En uno de los enclaves más bellos de Madrid.

El bicentenario del Teatro Real

nos ofrece un oportunidad inmejorable

para disfrutar tanto de su edificio

como de la espectacular programación

organizada para su conmemoración.

Es una sala que tienes la sensación en todos sitios

de estar cerca del escenario.

Tiene una acústica estupenda.

Es una sala que el hecho de que no sea enorme

también favorece que la acústica sea estupenda.

Las voces lucen muchísimo.

En lo que se refiere al resto del edificio

es muy racional y permite que la organización interna sea

muy sensata, muy racional y muy ideal

para producir una ópera que es una cosa compleja.

Este teatro tiene todas las cualidades

para hacer esto de forma excepcional.

(Música dramática)

La Universidad de Córdoba propone informarnos hoy

de un tema del que todos presumimos saber algo,

incluso mucho,

pero que guarda secretos para todos o casi todos,

el jamón ibérico.

La raza ibérica confiere al jamón unas características especiales.

Tanto por la fibra muscular como por la grasa infiltrada

que encontramos en la carne.

Las mejores características se manifiestan cuando este animal

se cría en sistemas tradicionales, es decir,

en la dehesa, engordado en otoño-invierno,

pastoreando los frutos de las encinas, las bellotas.

La bellota le confiere a la grasa

unos ácidos grasos insaturados

que son interesantes desde el punto de vista dietético

y dan las características organolépticas

que lo hacen tan distinto.

Además este sistema de cría

y alimentación es único en el mundo.

El cerdo cuenta con los mayores niveles de bienestar,

de libertad, y durante el tiempo de la montarera,

hablamos de más de dos meses,

el cerdo no come otra cosa que no pastoreé.

Bellotas, hierbas y algún producto natural

que encuentra en el campo.

La propia tradición y normativa

impide que coma otra cosa.

Para engordar los cerca de 60 kilos que engorda en montarera

para ello necesita

consumir la producción de bellota de una encina

para engordar cada kilo.

Eso lo hace un sistema único en el mundo.

Nos vamos hasta el lunes, que pasen un buen fin de semana

y vuelvan tras el descanso. Un placer como siempre

contar con su apoyo. Les esperamos a todos.

Adiós.

(Música cierre)

  • La aventura del saber - 24/05/18

La aventura del saber - 24/05/18

24 may 2018

Emitiremos los reportajes "El túnel del tiempo. Memoria de la tierra. La cosecha 2", "Boek visual: José Navarro" y "Teatro Real". Además, entrevistaremos a José Luis Portela, del IE Business Schoool, a Álvaro Beltrán, fundador de Onyx Solar y a Eva Hernández, de WWF España.

ver más sobre "La aventura del saber - 24/05/18 " ver menos sobre "La aventura del saber - 24/05/18 "
Programas completos (1543)
Clips

Los últimos 4.881 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos