www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
2525788
Para todos los públicos La aventura del saber - 23/04/14 - Ver ahora
Transcripción completa

Toda la semana, TVE ha estado inmersa

en la campaña "Pasión por leer".

Hoy, Día Mundial del Libro, es el colofón.

Hay previstos decenas de actos.

La Comunidad de Madrid celebra la novena edición

de la Noche de los Libros. Tertulias, charlas...

Actividades que cuentan con la participación

de autores nacionales e internacionales.

Busquen información a ver si algo lees encaja.

El evento "Madrid, la nueva París literaria",

organizado por Leo Zelada,

reunirá en el Café Comercial a poetas y escritores

de tres continentes.

Aquí empieza "La aventura del saber".

Nos vamos al barrio España de Valladolid,

para presentarles un proyecto para fomentar la lectura.

Es la Biblioteca Libre Entre Líneas.

Los libros no se prestan, se regalan.

Un trabajo de voluntarios

que gestionan los ejemplares

y realizan actividades culturales:

tertulias literarias, presentaciones de libros o comandos lectores.

Mikel Silvestre nos muestra hoy

qué aspecto tiene el símbolo de la paz erigido entre Chile y Argentina.

Dos países que comparten 4500 km de frontera

y que, a finales del XIX, casi llegan a la guerra.

Otra propuesta desde Tenerife, desde El Rosario,

un municipio costero que ofrece opciones de ocio

que van desde el submarinismo, el senderismo

y el cicloturismo.

Los amantes de la montaña también tienen un rincón ideal para conocer.

Es inevitable que empecemos hablando de libros.

Más allá de una recomendación,

nos interesa buscar el tema del futuro del libro.

Es un asunto sobre el que ha pensado y escrito

Marcelino Alonso. Buenos días. ¿Qué tal? Buenos días, María.

Porque el fundador de una editorial...

Supongo que es un debate, no sé si "recurrente" es la palabra.

¿Cuántas veces te han preguntado qué va a pasar?

Menos de las que quisiera, porque es un tema importante que,

como lectores, deberíamos pensar cómo vamos a leer

y qué vamos a leer.

La lectura es la base de la formación.

Al final, la formación va a condicionar

nuestra carrera profesional, nuestros ingresos...

Todo. ¿Y de verdad menos?

Fíjate que yo pensaba que era un debate constante,

una pregunta recurrente...

Algo de lo que el sector editorial no se libra.

¿Sabéis realmente cómo vamos a leer en los próximos años?

Yo creo que hay un cambio claro del libro en papel

al libro digital, del que solo vemos la primera fase.

Es decir, estamos viendo el libro en blanco y negro,

puesto en formato digital, como en su día estaba el cine,

pero después de eso viene el cine en color,

televisión, Internet...

Lo que tenemos que entender es lo que cambia.

Antes, cuando había teatro o circo y surge el cine en blanco y negro,

se evita que la gente tenga que estar representando la misma obra

y solo pueda llegar a unos pocos espectadores.

Ahora, con el libro digital,

lo que hemos logrado es que el coste de llevar ese libro

a todos los países de forma instantánea sea cero.

Se abre una posibilidad de distribución enorme.

Pero estamos en un libro en blanco y negro.

El libro del futuro es audiovisual, con color, sonido

y, sobre todo, un libro interactivo,

donde el autor va a invitar al lector a realizar un recorrido

por un montón de recursos

que van a estar ahí,

y donde la interacción del lector con otros lectores,

cuando él quiera,

va a ser muy importante y va a contribuir

a su experiencia como lector. ¿Es lo que llamáis

libro enriquecido o es solo una posibilidad?

Normalmente,

llamamos libro enriquecido, "enhanced eBook",

al que tiene contenido audiovisuales. Ajá.

El libro se va a leer

en unas bibliotecas digitales,

porque la gente ya no va a comprar libros, no se lo va a descargar,

porque los libros van a tener contenidos

que se actualizan constantemente y nadie quiere

una versión que ya está obsoleta.

Y porque quieren ver comentarios que otros han hecho.

Va a ser una experiencia que se leerá en la nube,

que se leerá en bibliotecas digitales

y en bibliotecas digitales especializadas,

para poder compartir comentarios con gente similar a ti misma.

Como cuando vas a un club de ajedrez para jugar

o a un club de golf.

¿Eso implica que vamos a dejar de leer?

¿No va a haber libros en papel?

Hay gente que dice que la experiencia de leer en papel

no es lo mismo.

No lo disfruta igual. En este libro

que hemos hecho, "Dentro de 15 años",

calculamos que en 15 años, la cuota de mercado del libro en papel

seguirá estando en el 10 %.

Lo que habrá desaparecido antes es lo que ahora llamamos eBook,

el libro que se descarga y solo es en blanco y negro.

Ese desaparecerá antes de 5 años para ser sustituido

por esta experiencia distinta.

Siempre habrá gente que lea libros en papel

y será una experiencia más intensa

y más gratificante

en determinadas circunstancias.

Es como cuando llevas a tu hijo al circo con 4 años

y pasas una tarde emocionante.

La siguiente vez que vas es con tu nieto, con 4 años.

La cuota del mercado del circo es muy pequeña

y algo parecido pasará con el libro en papel.

Nombrabas "Dentro de 15 años, escenarios improbables".

Tú has escrito el capítulo que se centra

en el futuro de la gestión del conocimiento.

No quiero que lo destripes, pero quiero que nos cuentes

cómo empieza.

Porque tú nos remites a Bután.

¿Qué aporta en este debate?

Para mí fue una experiencia muy interesante.

Me gusta, cuando voy a un país,

visitar los hogares de algunas familias,

visitar las escuelas, los hospitales...

Y fui a una escuela de niños

entre 8 y 12 años,

y fue una experiencia impresionante

porque los valores que ellos defendían eran los del mérito,

el esfuerzo, la excelencia...

Tenía que haber ido Esperanza Aguirre

y se hubiera sentido muy a gusto, ¿no?

Pero lo más impresionante

es que siendo uno de los países más pobres del mundo,

que solo exporta electricidad y manzanas,

sin embargo, todos los alumnos eran bilingües.

Es decir, allí la enseñanza era en inglés y en español.

Y tenían acceso a Internet y podían leer

los mismo libros que un niño español,

exceptuando que hay niños españoles que no son bilingües.

Perdemos una capacidad de aprender que,

como decía, se va a transformar

en una capacidad de tener carreras profesionales

menos competitivas a nivel mundial.

Estamos, cada vez más, en una industria de servicios.

Ya no es tanto que se exporten productos.

Se exporta conocimiento digital, que no tiene coste de envío.

Si no formamos a nuestros niños bien,

no podrán tener carreras profesionales buenas,

tendremos menos productividad, y el país entero se empobrece.

Por lo que nos cuentas,

nos imaginamos un cambio de escenario.

La experiencia del lector va a ser distinta.

Se va a enfrentar a este producto a caballo entre el libro,

la película, el documental,

pero cambia también para el autor y el editor.

Cambia para el distribuidor...

¿Quién va a sufrir más en ese escenario?

Aquellos editores y distribuidores

que solamente vivan del libro en papel,

yo creo que van a ir bajando de cuota de mercado.

Se benefician muchos los editores y distribuidores

que antes entren en la vía digital y que entren mejor.

Una de las cosas que escribí hace un tiempo,

es que es probable que esa hegemonía de las editoriales españolas

frente a las latinoamericanas en el idioma español,

se vaya perdiendo,

porque la cultura latinoamericana

es mucho mejor y más fuerte que la española

en temas audiovisuales.

Tienen mejores radios, mejores televisiones,

y, como vamos a una amalgama de esas experiencias,

es probable que las editoriales

encuentren mayores sinergias con productoras

en otros países, porque están más avanzadas.

Y, en un día como hoy, el Día Mundial del Libro,

¿cuál es el diagnóstico del sector editorial en España?

¿Los españoles leemos mucho o poco?

Uno se encuentra información contradictoria.

Cada vez escribimos

y leemos más, pero en mensajitos cortos.

Cambia todo. El mensaje fundamental

es que el mundo cada vez cambia más rápido

y hay que saberse adaptar y encontrar

las cosas buenas que tienen las nuevas tecnologías,

sin perder aquellos grandes valores que siempre hemos tenido.

Entonces, yo creo que la industria editorial

sí está cambiando,

pero hay gente que se adapta antes y otros, que se adaptan menos.

En bibliotecas digitales,

que es como creemos que se va a leer en el futuro,

España es el país líder en el mundo. Es decir,

la primera biblioteca digital general, es decir, de literatura,

es Twenty for symbols,

se hizo en España y hoy está extendida a más países.

La primera biblioteca digital especializada en libros de empresa,

Bluebottlebiz,

es también de origen español.

Entonces, España puede tener

una posición fuerte, pero si consideramos que nuestro mercado

no es solo España y el español, sino que es el mundo.

Gracias por haber visitado "La aventura del saber"

y por darnos esta visión de una realidad que, como decías,

tenemos que hablar más. Muchas gracias a vosotros, María.

La biblioteca libre Entre líneas es un proyecto de autogestión

abierto a todos, y que surge como respuesta

a la ausencia de un servicio en el barrio España de Valladolid.

La cultura y solidaridad no solo pueden darse la mano,

pueden tener una saludable relación.

Bueno, José Andrés,

¿qué estamos haciendo en el Penicilino?

Un bar

solidario, un bar amigo,

que da cobertura a actividades culturales de todo tipo,

pintura, presentaciones de libros,

etc, etc.

Y también la recepción de libros de la biblioteca

en la que estamos ambos,

yo, como padrino, tú, como cofundador

de una biblioteca libérrima en el barrio España.

Un barrio dejado

de la mano de Dios, pero, a la vez,

potentísimo y atractivísimo.

-Pues mira, hablando de Entre Líneas,

una biblioteca que nace, porque el ayuntamiento nos la cierra.

Parece una chorrada. Cierran una biblioteca

en un barrio necesitado de la cultura.

Yo digo: "Aquí, con que lea uno, está hecha bien la inversión".

Estamos en la biblioteca libre Entre Líneas.

No es como las demás que conocemos.

Nace de la asociación de vecinos.

Y, digamos, que lo que tiene de especial

es que nosotros no prestamos libros,

sino que prestamos libros para que la gente se quede con ellos.

En el año 2012,

planteamos con voluntarios el decir:

"Vamos a buscar un sitio

para que la gente del barrio pueda leer".

En estos locales,

que son municipales, a través de la concejalía de participación,

firmamos un convenio

y este es nuestro arranque.

Entre Líneas

es una biblioteca real, no virtual,

que está en el barrio España,

un barrio que está en el alfoz,

no en el alfoz,

pero en los límites. -Al otro lado del río.

-Al otro lado del río. Siempre los ríos marcan.

Los ríos y el ferrocarril marcan la frontera.

Y que necesita autogestionarse.

Es decir, si no nos dan lo que es nuestro,

es decir, la acción del Estado sobre la ciudadanía

no es una cosa agraciable, como un terreno de señores feudales.

Es dinero público,

es decir, derechos que tiene la gente.

Si ese derecho no te lo dan, lo tomas.

Y lo tomas construyendo una biblioteca que, a día de hoy,

tiene 7000 u 8000 volúmenes.

-Sobre los 7000 catalogados, unos 3000 hay guardados.

Es una librería autogestionada, libre,

donde la gente regala libros y nosotros también.

¿Con qué normas? Con ninguna.

Tú entras y si un libro te gusta, te lo llevas.

Solo exigimos una cosa: léetelo.

Una vez que lo hayas leído, si sabes de alguien que lo pueda leer,

regálaselo y, si no, nos lo devuelves.

A alguien le encantará leerlo. -Sí.

-Y hemos hecho algo que en menos de un año lo hemos conseguido.

Se ha convertido en la excusa.

-Parece imposible.

-Es la excusa perfecta para conseguir que en el barrio

hallamos hecho un espacio cultural.

Los que

normalmente nos encontramos en la biblioteca somos los voluntarios.

Alrededor de unas seis u ocho personas.

Tenemos un horario de seis a ocho de la tarde de lunes a viernes

abierto al público,

aunque muchos días después venimos a clasificar

o a colocar o simplemente a traer libros de donaciones.

Somos personas generalmente, salvo algún joven,

somos personas ya mayores.

Jubiladas en algunos casos.

Y que echamos con gusto

el tiempo aquí.

Una vez que están aquí los libros, lo que hacemos es catalogarlos.

Les sellamos y les ponemos un topo

dependiendo de la característica del libro,

si es novela, temático, juvenil o si es infantil.

Y los archivamos en las estanterías.

La biblioteca se nutre de donaciones particulares

de alguna fundación, la Fundación Miguel Delibes nos dio una colección.

Porque todos los libros que podéis ver

nos llaman y vamos a recogerlos

o en puntos de encuentro como tenemos, que son los colaboradores,

que recogen libros de la gente, del público

de los bares que les dejan y nosotros los traemos.

El espacio que ocupa la librería

es un espacio que son las antiguas escuelas.

-Sí, el colegio Conde Ansurez. -Eso es.

Entonces, una forma de ocupación que hay que también mitificarla,

vamos, desdramatizar la palabra ocupación

es ocupar lo que está desocupado.

Ocuparlo para otra historia que rente en beneficio de todos.

Y esa es la película.

Y ahí, claro, padrinos de todo tipo.

Padrinos y madrinas de todo tipo: Gustavo Martínez,

Paco Cantalapiedra... Cantidad de gente.

-Rosario, Ana Gallego. -Rosario.

Les dieron un premio artístico. -A nivel nacional.

Me alegro mucho.

-Al final, hemos confitado en un espacio, en ese barrio España

de la república al otro lado del río,

lo que otra gente con dinero y con proyectos.

Muchos políticos que quieren estar en las fotos es incapaz.

Me llamó la atención, ya no solo el apoyo de la gente de la cultura,

sino cómo los bares que han participado en este invento,

hoy estamos en El Penicilino, en las galerías, ¿no?

Cómo llega y dice: "Pon una caja, no sé si la llenaremos".

Y se ha llenado. -La tiene llena.

Estamos aquí, en el Café Berlín de Valladolid.

Y tenemos al lado la caja de Entrelíneas.

Es una caja que se mueve mucho.

La gente coge y deja libros casi a diario.

Y nada, aquí seguirá.

Son libros y la verdad es que la gente los usa.

Los coge, los deja, los lee, los mira...

La caja está casi siempre llena.

Y está aquí porque en este bar solemos ser solidarios

con lo que podemos, no solo en esta iniciativa,

sino en otras tantas.

Acabamos de sacar un calendario solidario para el Banco de Alimentos.

Y ahí tenemos una caja con teléfonos móviles.

Y de lo que se trata es que todos hagamos algo

para que esto vaya a mejor.

Nosotros lo que intentamos es abrir el barrio a la gente

y que vean que es un barrio como los demás.

Gente maja con muchas inquietudes.

Y que bueno, que estamos dispuestos a pelear por una ciudad distinta.

Aparte de tener la biblioteca abierta

para que la gente venga a llevarse los libros, a leer,

lo que sea, pues intentamos que sea

un punto de... Un sitio cultural.

Un punto de encuentro de cultura dentro del barrio.

Vamos a abrir las orejas.

Vamos a cerrar la boca.

Porque vamos a contar un cuento.

El cuento de la caja de los agujeros.

Así que estad muy atentos.

-Para lo cual organizamos diferentes actividades

para pequeños y para mayores.

Para los niños intentamos todos los meses

hacer un cuentacuentos.

Viene gente de Valladolid

que se dedica a contar cuentos.

Aquí lo bueno que tenemos es que lo hacemos voluntariamente.

No pagamos a nadie. La gente viene sin cobrar.

Es lo chulo.

Vienen, nos cuentan el cuento, vienen los chavalillos

y después se llevan los libros.

-Hay una bruja, ja, ja, ja, ja.

Soy la bruja Bernardeta.

Tienes una cosa que me pertenece,

un agujero de

mi real calcetín, sí, sí, sí.

Muchas veces también cobramos entrada, que es un libro.

Los niños vienen al cuentacuentos, traen su libro y se llevan otros.

Vaciamos estanterías de libros que tenemos y las llenamos con nuevos.

Pues es, en cierto modo, una mirada no artística,

pero sí un poco poética sobre una ciudad,

la capital de Alemania,

que es muy interesante

culturalmente hablando.

Esta libro no intenta ser una guía de viajes.

Siempre digo que es como una especie de poema extraño

que habla sobre Berlín,

que utiliza los paseos por las calles de Berlín

como excusa para contarme a mí mismo.

-Y para la gente más mayor,

pues hacemos todos los meses una presentación literaria

de un libro de un escritor, normalmente de Valladolid.

Viene, nos habla de su libro

y se abre un debate, una charla en torno a ese libro.

-"Como en el caso de escribir,

el resultado de ir hacia una soledad

dejándose llevar por lo instintivo, siempre inédito

por irrepetible, donde nos reencontramos plenamente,

a gusto".

"Ese es el motivo del festejo y de la complicidad

con la persona que nos felicita".

"Aunque la expresión alemana está automatizada,

pues se trata de una costumbre y se usa con todo el mundo

como una forma de cortesía proveniente del sánscrito...".

-Hemos empezado a hacer tertulias literarias.

Se trata de generar un pequeño debate sobre literatura.

Y bueno, traer a la biblioteca y al barrio a gente que no es de aquí.

-Venimos a plantearos una actividad que creemos que es hermosa,

que es creativa, y se llama La Biblioteca Humana.

Consiste en que, en pequeños grupos,

de entre ocho y diez personas,

vamos a hablar durante un cuarto de hora, no sobre nuestra obra,

sino sobre la obra de nuestro amigo.

Y, al cuarto de hora, nos iremos cambiando de mesa.

Y cada uno vamos a hablar de una de las tres obras

que os he mencionado.

Consiste la actividad, por tanto,

no solamente en hablaros del libro,

sino de utilizar el libro como excusa o el libro como pretexto.

Nosotros a esta experiencia, llamada La Biblioteca Humana,

le hemos puesto como subtítulo "Mesa camilla".

Quiere decir que un grupo de personas se reúnen

y hablan en pequeñas tertulias sobre sus experiencias bonitas.

Los viajes, los libros, la música, el cine, la fotografía...

Todas esas cosas que nos gustan, que nos enriquecen como personas

es de lo que vamos a intentar hablar.

Cantan

Voy a contar un cuento. La verdad, no sabía cuál contar.

Digo: "Como voy a Entrelínea, que es una biblioteca,

voy a ver, voy a ver". Mira, aquí hay uno.

Voy a ver este, a ver qué tal.

"Confundiendo historias" se llama.

Me vais a ayudar, ¿verdad? No sé qué tal me saldrá.

Bueno, pues a ver, vamos a ver qué tal es este cuento.

"Había una vez una niña

que se llamaba Caperucita Amarilla".

(TODOS) ¡Roja!

-Y también

en el colegio, que sigue funcionando en el barrio,

pues hacen talleres de lectura

y estamos aprovechando para sacar a los niños del cole,

sacarles a la biblioteca

y bueno, pues aquí hacer actuaciones con ellos

dentro del propio horario escolar de los niños.

-Esto de ir cogiendo escritores que presenten sus libros

y hacer tertulias literarias,

haber dado un paso con el tema del teatro...

Al final se ha convertido en un espacio pequeño

que el mundo de la cultura lo ve tan atractivo

que se apoya en ese espacio.

-"Te esperaré haciendo el pino".

-Nosotros lo que hacemos es la liberación de libros.

Los que se llama "bookcrossing".

Y llevamos unas mesas con libros,

con los libros que hemos dado de baja

y los ofrecemos en cualquier sitio de Valladolid.

Normalmente una plaza pública donde haya mucho tránsito de gente

para que las puedan coger.

Tendríais que ver la cara que pone la gente

cuando tenemos los libros sobre la mesa.

La gente se queda a dos metros, nos mira.

y cuando les indicamos que pueden cogerlos, que son gratuitos,

les explicamos la filosofía de por qué están los libros allí,

pues se quedan como diciendo: "No puede ser".

Y bueno, ya se terminan acercando,

pero, al final, terminan preguntando: "¿Me lo puedo llevar?".

-"Se puede llevar ese y alguno más".

¿Nuestro sueño cuál es? ¿Cerrarlo?

¿Y sabes cuándo?

Cuando asumáis que se puede hacer desde el ámbito de lo de todos.

de lo público, ¿no?

-Lo que queráis.

Somos "Comandos lectores".

Es un proyecto de una asociación de participantes

en un proyecto de Educación de Personas Adultas

y la generación de colectivos de Educación de Personas Adultas.

Somos un grupo de voluntarias

y lo que tratamos es de acercar el fantástico mundo de la lectura

a cuanta más gente posible, mejor.

Nos gusta mucho venir a Entrelíneas.

La relación con ella es estupenda, porque es una biblioteca libre.

Es una biblioteca viva. Ya hemos estado aquí en dos ocasiones

y pretendemos seguir viviendo.

Hoy lo que hemos traído este comando lector

es un texto que es un pregón de Federico Martín Nebras.

Es un pegón que lo que promueve es un deseo

y ese afán por la lectura.

-"Bienvenido sea enero con libros junto al brasero".

"Por febrero ventolero, los libros en el alero".

"Cuando marzo marcea, el libro por las azoteas".

"En abril, en abril,

libros libres, libros mil".

"Por mayo florido, el libro, divertido".

"Por junio y San Juan, los libros del desván".

"En julio caluroso, el libro amoroso".

"En el soleado agosto, libros dulces como mosto".

-"Septiembre, la melancolía inventa libros de poesía".

"La luna de octubre con hojas de libros de cubre".

"Rece en noviembre para que el corazón tiemble".

"Y diciembre es el final, que los libros curen tu mal".

-"Y durante todo el año..."

(TODAS) "Los comandos lectores leemos para ti de mil amores".

Hola. Hemos invitado a una compañera de Radio Nacional,

redactora de "La estación azul"

y responsable de "La estación azul de los niños"

para hablar del programa y de literatura infantil con ella.

Bienvenida, Cristina. Muchas gracias.

Cuéntanos, danos algún detalle de "La estación azul".

Cuándo va, a qué hora... "De los niños".

Pues "La estación azul de los niños" es un programa

que intenta acercar la cultura a los más pequeños.

Se emite los domingos por la tarde en Radio 5, de cinco a seis.

Y procuramos que sea un programa para escuchar en familia.

Que lo puedan escuchar mayores y pequeños,

porque muchas veces un niño descubre una propuesta cultural,

pero el mayor que tiene al lado la redescubre

o recuerda mensajes que merecen la pena volver a tener presentes.

Aparte que es quien lo lleva.

Para convencerlo es más fácil que lo oiga con él.

Sí, sí.

Es un programa en el que, como en este,

nos encantan los cuentos y los libros.

Todas las semanas regalamos un lote de cuentos a través del concurso.

Hay otra sección en la que los niños hacen radio,

porque dejan sus impresiones o sus opiniones

sobre un tema que vamos proponiendo.

Y, por supuesto, también tenemos invitados,

pasajeros de honor, que llamamos.

Y, por ejemplo, esta temporada hemos tenido la suerte de hablar

con Mario Vargas Llosa o con Vicente del Bosque.

Y bueno, en definitiva,

defendemos una idea muy sencilla, pero muy firme:

"la comunicación y la cultura nos enriquecen muchísimo".

Y si es desde pequeños, mejor. Claro.

Oye, tú que estás especializada en este mundo,

¿cómo definirías a la literatura destinada a los niños,

la literatura infantil?

Entiendo por literatura infantil

los libros a los que tienen acceso los niños.

Creo que es fundamental, puede funcional como semilla.

O es la oportunidad de crear un hábito,

no solo de lectura, sino esa inquietud por saber siempre más

o por no dejar de aprender nunca.

Yo no soy catedrática de literatura ni pedagoga,

pero si algo... Eres lectora, ¿no?

Si algo estoy aprendiendo al hacer este programa

es que un buen libro infantil también conquista al adulto.

Porque tiene la suficiente calidad como para que a ti te aporte algo,

un mensaje interesante o enriquecedor.

Por eso son como de lectura transversal, ¿no?

Y muchas veces transmiten ideas muy esenciales

o abordan los temas más difíciles de forma muy sencilla.

Para hacer eso tiene que haber un autor inteligente detrás.

Los grandes autores de la literatura universal

han hecho literatura infantil.

Muchos han abierto sus puertas a los niños.

Quizá uno de los ejemplos más famosos sea Dickens

o Stevenson, su "Isla del tesoro",

los cuentos de Kipling, Kafka también tiene cuentos,

Roald Dahl, el autor de "Matilda", o Gianni Rodari.

Hay muchos.

De hecho, hay, por ejemplo, una colección de la editorial Gadir

que acerca los clásicos

a los niños y a todo el que quiera, porque, por ejemplo,

en su catálogo puedes leer fábulas que escribió Leonardo Da Vinci,

que son preciosas

y vienen acompañadas de ilustraciones divertidas

o estupendas, ¿no?

O un cuento que escribió Tolstói, "Karma".

Seas mayor o pequeño, son joyas que te cuesta rechazar, ¿no?

Sí. Claro.

Háblanos de los libros que has traído,

porque has traído una muestra que te ha parecido interesante

para recomendar su lectura a padres e hijos.

Yo creo que la mejor forma de celebrar el día del libro

es leyendo.

Así que hemos traído tres de los cuentos favoritos del programa.

O sea, tuyos, ¿no? Muy bien. Mira.

El primero, empezamos con "Fonchito y la luna",

que es un cuento nada más y nada menos que del premio Nóbel,

Mario vargas Llosa. Lo edita Alfaguara.

Es una colección muy recomendable, "Mi primera Alfaguara" se llama.

Porque autores de primera línea crean historias para los pequeños.

Entonces, es muy curioso ver cómo se adaptan.

Nosotros hemos entrevistado a Almudena Grandes.

O Enrique Vila-Matas, ver cómo crean cuentos para los más pequeños

es interesante.

Y, sobre todo, que un padre y un hijo pueden leer al mismo autor.

Y lo mejor, que los niños no tienen que esperar años

para conocer a esos autores o disfrutar de su talento.

Pueden empezar muy pronto. ¿Qué otros libros has traído?

Pues mira. Por ejemplo, "Malena Ballena".

Es para mí un básico de nuestro tiempo en literatura infantil.

Creo que fue el primer cuento que recomendamos

hace tres años.

Y bueno, es uno de esos libros que acaba en la habitación de los papás

porque la protagonista es una delicia

y se acaba metiendo a todos en el bolsillo.

Resulta que está gordita, como se ve,

y va todas las semanas a clase de... Toma, toma.

Va a clase de natación.

Cuando se tira al agua provoca una ola tan grande que se ríen de ella

y le dicen: "Malena la ballena".

Pero esto cambiará cuando ponga en práctica un truco.

No lo desvelo, pero diré que el libro transmite un mensaje positivo

para todo el que quiera,

que viene a decirnos que somos lo que pensamos que somos.

Pero, además, lo transmite sin paternalismos ni moralinas.

Es una delicia.

Ganó el Premio Kirico que otorgan los libreros de nuestro país.

¿Y conoces al autor? Es italiano. No tengo el gusto.

Pero me encantaría.

Y las ilustraciones también impresionantes.

Son preciosas. ¿Y tiene más libros publicados este autor?

Sí.

Y bueno, la tercera que os he traído

sin duda su principal gancho es su autora,

que es nada más y nada menos que la reina del pop, Madonna.

Eh...

Fíjate, escribió este libro en el año 2003.

Pero hasta este otoño no se editó en España.

¿Por prejuicios? No sabes. A tanto no llego.

Pero ya preguntaré, investigaré.

Es de ediciones Jaguar.

Y bueno, a partir de ahí, Madonna ha escrito más libros infantiles,

la mayoría protagonizadas por estas chicas, "the english roses".

Y son unas colegialas a las que les encanta bailar

y van viviendo distintas aventuras.

En este volumen en concreto,

se abordan temas tan interesantes como la envidia

o los peligros que tiene juzgar a alguien solo por la apariencia.

Te podrás imaginar que es uno de los libros infantiles más vendidos

en todo el mundo y de todos los tiempos.

¿Ah, sí? Pues no lo sabía. Madonna es mucha Madonna.

Qué bien. Pues nada, lo tendremos en cuenta.

Y está editado en... Jaguar.

Bueno, pues nada.

Y cuéntanos algo más de "La estación azul de los niños".

Porque tenemos aún un minutillo, vamos a aprovechar.

Os invito a escucharlo todos los domingos

a las 17:30 en Radio 5.

Estamos disponibles en "A la carta" cuando se quiera.

Por ejemplo, la entrevista a Mario Vargas Llosa.

Sí, sí, sí, se puede volver a escuchar.

Y, además, fue muy interesante escucharle,

porque no sé si te acordarás. En su discurso del premio Nóbel,

dijo que lo más importante que le ocurrió fue a los siete años,

y fue aprender a leer.

Y nosotros le preguntamos que por qué había dicho eso.

Dijo que leer le permite vivir muchas vidas

y experiencias que nunca habría imaginado.

Muy bien, Cristina.

Ha sido un placer estar contigo estos minutos.

Esperamos verte pronto por aquí, a ver si dentro de dos semanas.

O cuando sea. Será un placer.

Seguimos con el programa, vamos con la digitalización del día.

El círculo de tiza: un poco de moral individual.

En la cita anterior estuvimos hablando del estilo.

No estaría mal un poco de estilo.

Pero ¿qué es el estilo?

El rigor al estilo no es otra cosa que un rigor individual.

O, si ustedes quieren, una moral personal.

Desde ese punto de vista, habría tantas morales como estilos

y tantos estilos como personas.

Incluso una misma persona puede tener varios estilos.

Si a menudo hay una misma persona dentro de nosotros,

¿cómo no va a haber más de un estilo?

Un individuo de un solo estilo

es casi una persona con ideas fijas, muy fijas.

Y no se sabe por qué las ideas de mentes tan fieles

a sí mismas, tan obstinadamente fieles

siempre intuimos un fondo de inquietante ferocidad.

Pero volvamos al problema del estilo.

Decíamos que el estilo era lo mismo que una moral personal.

¿Alguien lo duda?

El estilo al escribir, al hablar, está determinado por las palabras

que nos permitimos emplear y las que no empleamos jamás.

Hay, por ejemplo, personas

que se niegan a utilizar palabras de origen argótico.

Bueno, es un estilo.

Otros, en cambio, emplean un lenguaje lleno de argot.

Otro estilo y otro modo de definirse ante los demás.

En uno y otro caso, ambos sujetos

se prohibirán determinados adjetivos y conceptos.

Al obrar así, están haciendo una especie de poda.

Esto puede decirse, esto no.

Están haciendo de censores de sí mismos.

a partir de un parámetro interior.

En esas palabras que se permiten y en las que se prohíben, ¿qué vemos?

Vemos una moral personal.

A veces, puede estar en relación con una tribu y, a veces, no.

Así pues, el estilo, nuestro estilo,

es tan personal, tan visible y audible,

no sería más que la plasmación verbal y continua

de nuestra manera de revelar y omitir, de mostrar y ocultar.

Una especie de parpadeo de la conciencia

donde, muchas veces, pesa más lo prohibido que lo permitido,

lo que no decimos más que lo que decimos,

las palabras que no empleamos más que las que empleamos.

Ocurre lo mismo con los estilos.

¿Qué pesa más en un autor, las palabras que repite

o las palabras que se prohíbe y que se niega a emplear?

En todo estilo, hay una intención y una elección.

Forma un tanto complicada de decir, una vez más,

que en todo estilo, hay una moral.

Nada más por hoy, amigos.

Volveremos a vernos en "El círculo de tiza" la próxima semana.

Miquel Silvestre sigue los pasos de los conquistadores españoles

por América Latina.

Ayer le vimos en Santiago de Chile y hoy se dirige a Argentina.

El periplo completo termina en Panamá.

Podrán ver ese viaje convertido en documental.

Mientras eso toma forma,

nos tendremos que conformar con los resúmenes que nos va enviando.

Quiero ir a Cristo Redentor, pero por una pista de tierra.

-No está habilitada.

-¿No está habilitada, seguro?

-Cerrada. ¿Está cerrada?

-No, pero tiene hoyos... -Ah, eso me gusta.

-Vas a ver la boca del túnel. -Sí.

-Ahí, tienes que buscar el camino que está a la derecha.

Empiezan los caracoles. -Está lleno de baches.

-De todo.

-A mí me gusta, para eso vengo.

Estamos en la línea fronteriza entre Chile y Argentina.

Un poco más allá, está el túnel Libertadores.

Nos lleva por el camino fácil.

Tenemos que enseñar el pasaporte.

Pero podemos seguir esta pista, solo apta para 4x4,

que lleva al Cristo Redentor, monumento que simboliza

la paz entre Chile y Argentina, que casi se lían en una guerra

por la linde fronteriza.

Las fronteras son líneas imaginarias.

Son ficticias, aunque luego tienen mucho peso real.

Al menos, oficial.

A mí me gusta siempre superarlas.

Vamos a llegar hasta el Cristo Redentor,

que es una especie de tierra de nadie,

donde no se enseña el pasaporte.

Estaríamos cabalgando entre dos países sin enseñar el pasaporte.

Chile y Argentina comparten 4500 kilómetros de frontera.

A finales del XIX, estuvieron al borde de la guerra

por los límites fronterizos.

Ambos países decidieron recurrir al arbitraje de la corona británica.

¡Cómo molan los Andes!

Se está poniendo más roto por aquí arriba.

Cascote grande, como me dijo un porteño.

Y enganchó.

Enganchó la piedra en la rueda y me la di.

¡Hostia!

¡Aaaah!

Ahora, sí me está afectando

el mal de altura.

Estoy un poco mareado.

Me falta el oxígeno. No estoy acostumbrado.

Así que nada.

Vamos a intentar llegar al Cristo.

Los vecinos acataron el laudo

y en 1904, se erigió en la frontera el Cristo Redentor de los Andes,

simbolizando la paz entre Chile y Argentina.

La frontera austral entre ambos países tiene su propia peripecia.

Tiene que ver con Pedro de Valdivia

y el frustrado atentado contra su vida que intentó Pedro Fernández.

Pero, como dicen en los cuentos, esa es otra historia

de la que hablaremos cuando visitemos la Patagonia.

Les invitamos a conocer un municipio que tiene dónde elegir.

Nos vamos a Tenerife,

a un rincón con vegetación y opciones de ocio

vinculadas al mar y a la montaña,

buena gastronomía, cultura

y el trato de gente que sabe ser hospitalaria.

En El Rosario, todos somos bienvenidos.

El Rosario confirma que Tenerife es mucho más que sol y playa.

Es un municipio de costa y monte con una oferta de ocio muy amplia,

desde el turismo rural hasta el submarinismo.

El Rosario es naturaleza en estado puro.

Aquí comienza el cinturón forestal del interior de la isla,

destacando algunos de los mejores ejemplos de pinar histórico.

Su zona forestal es ideal para el senderismo,

hípica, cicloturismo, deportes de montaña.

Un ecoturismo de calidad que se complementa

con un litoral de coquetas playas al resguardo de los alisios.

La diversidad es sorprendente.

Desde el sotavento, seco y ventoso, al barlovento, húmedo y fresco.

De las costas de Tabaiba a los llanos de La Esperanza.

Son cientos los matices paisajísticos, climáticos y humanos

que dan forma a un territorio peculiar.

Ana Hernández, concejala del ayuntamiento de El Rosario.

Bienvenidos. Gracias.

Este municipio se caracteriza por su diversidad.

Desde la costa hasta el monte, hay una diversidad impresionante.

Sí. Como la mayoría de municipios de Tenerife,

la orografía nos marca ese carácter diverso.

Empezamos desde la cumbre hasta el mar.

Hay una diferencia de temperatura espectacular.

Podemos estar a 980 metros, donde está el ayuntamiento,

en la zona de La Esperanza, y aquí, al nivel del mar.

¿En la zona alta, qué vegetación podemos encontrar?

Tenéis laurisilva, pino canario.

Somos como un continente en miniatura.

Por esa diversidad de contrastes y microclimas,

la vegetación

es variada de una zona a otra.

En la zona alta, tenemos las 800 hectáreas de masa forestal

del monte de La Esperanza, de pino canario.

Se diferencia de otros tipos de pinos

en que son de 15 a 40 metros,

son tallos muy largos y lisos.

Con el tiempo, se vuelven rugosos.

Y las acículas son de tres en tres.

Hojas en forma de aguja y agrupadas de tres en tres.

Tenemos el bosque de El Adelantado,

detrás de la plaza del ayuntamiento.

Allí nos encontramos un reducto de laurisilva

que es atípico y es el único ejemplo en el mundo.

Los bosques de laurisilva,

como en el monte de las Mercedes o en la Gomera,

están en entorno rural.

Nosotros lo tenemos en un núcleo urbano.

Además de naturaleza, podemos hacer senderismo

y practicar otro tipo de deportes.

Tanto en la montaña como en el mar,

podemos hacer muchos deportes.

Exactamente.

Nosotros, de la zona alta, estamos vinculados a deportes de montaña.

Deportes de naturaleza, como el senderismo.

Hemos hecho un trabajo de catalogación

de nuestros 117 caminos tradicionales o caminos reales

para que aquellos que sean transitables y de menor dificultad

convertirlos en senderos y crear una red.

Tenemos tres prehomologados.

El circular de Las Barreras,

donde comienza la vertiente sur del municipio,

el sendero de Las Erillas, en la zona alta, forestal,

y el de Los Panascos,

que coge el camino antiguo de Candelaria.

Otra característica del municipio son sus fondos marinos.

Podemos disfrutarlos haciendo submarinismo.

Efectivamente.

Vinculados al mar, hay una variedad de deportes náuticos.

Aquí se han celebrado certámenes, campeonatos de apnea submarina,

pesca submarina, tenemos clubes de buceo.

Uno, en Tabaiba, con más de 80 socios.

Es el club de buceo El Pejín.

A lo largo del año, hacen actividades

gracias a las características de estas aguas, las más profundas

del archipiélago.

Y también porque son zonas a refugio del viento.

Así, todo el año podemos disfrutar

de inmersiones submarinas y de buceo.

Desde el año 2006,

hay un hundimiento de un barco con licencia, el único de Canarias,

permitido por el ayuntamiento.

Un remolcador de 28 metros de Santa Cruz.

Está hundido en el mar.

Se ha creado un ecosistema.

Habitualmente, hacen inmersiones.

Hacen la fiesta de San Juan,

donde hacen la hoguera flotante en el mar.

En Navidad, introducen el árbol de Navidad bajo el mar.

Incluso se ha hecho una boda civil.

Todo lo que podemos hacer fuera, aquí lo podemos hacer bajo el mar.

La gente del buceo es muy cuidadosa del medio ambiente.

En el ayuntamiento, nos hemos preocupado

de fomentar los deportes náuticos junto con la empresa privada.

Por ejemplo, el club de mar, que lo tenemos al lado.

Ellos tienen una sección de buceo.

Tienen actividades vinculadas al mar, como la vela.

Es un municipio muy comprometido con el deporte.

Podemos disfrutar aquí durante todo el año.

Son los 365 días del año.

Efectivamente.

Tenemos clubes de lucha canaria, un deporte autóctono.

Hay en las dos localidades, en Machado y en Llano del Moro,

con bastante tradición.

Tenemos clubes de ciclismo, bádminton, voleibol.

El deporte se cuida mucho.

Es una forma de ganar en calidad de vida los que practican deporte.

Clubes de petanca y de bolas, otro deporte autóctono.

Se suele practicar más en la zona alta.

Para finalizar, hemos hablado de naturaleza, de deporte,

pero también tenemos cultura, hay tradiciones.

Destaca esa iglesia que tenéis con tallas del siglo XVI.

Es bien de interés cultural con categoría de sitio histórico.

Está denominado así

porque se incluye la ermita de la Virgen del Rosario,

que es del siglo XVI,

la Casa del Pirata, del XVIII,

y el Camino Viejo, desde Llano del Moro hasta Candelaria.

Sobre todo, por la importancia histórica y patrimonial

que tiene ese bien de interés cultural.

Tenemos conjuntos escultóricos a la lechera y a la pinochera,

que fueron oficios antiguos

que fueron un modo de vida de las anteriores generaciones.

De principios del siglo pasado.

Se ha querido hacer un reconocimiento y hay dos esculturas

erigidas en las escalinatas del ayuntamiento, la lechera,

y la pinochera, en la entrada del pueblo.

Aquí podemos descubrir

ese Tenerife auténtico y tradicional.

Hay una parte más tradicional, más agrícola y rural,

las medianías y la costa.

Es un municipio que vale la pena visitar, disfrutar.

Podemos ofrecer mar, podemos ofrecer monte,

unos paisajes espectaculares.

Y la amabilidad de nuestra gente, que también acoge muchísimo.

Y una gastronomía digna de degustar.

La gastronomía, los paisajes, todo.

Vendremos a descubrirlo. Gracias. Están invitados.

Recomendación de lectura en "La aventura del saber".

Recuperamos la nueva edición de este libro de divulgación ya clásico.

"Teoría de las catástrofes",

de Alexander Woodcock y Monte Davis, publicado por Cátedra.

Recordemos que la teoría de las catástrofes

apareció como novedad en 1950

formulada por el matemático francés René Thom

y que, durante los años 70 del pasado siglo,

alcanzó notoriedad dentro del mundo científico.

Trata sobre las condiciones en las que puede producirse

una singularidad, y las estudia matemáticamente

con modelos que luego pueden ser aplicados a muchos otros campos,

como el de la biología o la sociología.

Este libro nos muestra con claridad las aplicaciones posibles

de este modelo matemático. Aplicaciones a la economía,

a la opinión pública, la psicología social

o el comportamiento animal.

El libro puede ser leído sin dificultad

y sin ninguna fórmula matemática,

por si alguien todavía les tiene un poco de miedo.

"Teoría de las catástrofes"

de Alexander Woodcock

y Monte Davis.

Recientemente publicado por Cátedra.

No hay mejor manera de despedirse en el Día Mundial del Libro

que con una recomendación,

y con el compromiso de acercarles a diferentes propuestas editoriales.

Mañana les hablaremos de "Más libros libres",

un proyecto basado en la ayuda colaborativa

en la que no se vende ni se compra nada.

Y les queremos acercar otras iniciativas, por ejemplo:

"Impulso urbano".

Una invitación para aprender a patinar con monitores.

Los detalles se los desvelamos mañana a las 10

en "La aventura del saber".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 23/04/14

La aventura del saber - 23/04/14

23 abr 2014

Emitiremos los reportajes "Biblioteca Libre Entre Líneas", "Miquel Silvestre: Cristo de los Andes" y "El Rosarío, municipio tinerfeño por descubrir".

 

ver más sobre "La aventura del saber - 23/04/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 23/04/14"

Los últimos 4.035 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios