www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4609786
Para todos los públicos La aventura del saber - 22/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola a todos. Muy buenos días.

En el "Taller de convivencia" de hoy tenemos a los psicólogos clínicos

Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez,

a quienes les toca contestar sus consultas.

Tenemos mucha suerte con ellas.

Siempre son interesantes y nos conciernen a todos.

Luego, recibimos en el estudio a Mónica Rodríguez,

flamante ganadora del premio Gran Angular de Literatura Juvenil

que concede anualmente la editorial SM

con su novela "Biografía de un cuerpo",

una historia de jóvenes adolescentes que estudian ballet.

Y nos acercaremos al barrio de La Fortuna, en Leganés,

dentro de la Comunidad de Madrid, donde se lleva a cabo

un interesante programa de educación intercultural

que queremos darles a conocer.

En la Asociación Garaje llevan trabajando desde 2015

y sus resultados merecen la pena.

En las "Noticias culturales iberoamericanas"

destacamos hoy que los temas de salud

acaparan bastantes de las noticias falsas

que proliferan en la red.

Y con tal motivo se abre el Observatorio de los Bulos

de Salud en Internet.

Será una de las varias noticias que nos ofrece hoy "NCI".

Buscando Fortuna 917 es un espacio musical

en el barrio de La Fortuna, en Leganés,

dentro de la Comunidad de Madrid.

Varios educadores de la Asociación Garaje

trabajan desde hace tres años con chicos y chicas.

El rap se ha convertido para ellos en una útil herramienta

de integración social.

(Música)

La aparición de Garaje en el barrio de La Fortuna

fue un momento interesante en el que vimos la oportunidad

de implementar un proyecto que, en este caso,

tenía financiación de la Obra Social "la Caixa".

Llegamos a la conclusión de que La Fortuna era un barrio

en el que era interesante desarrollar un proyecto de intervención social

que trabajara con un determinado perfil poblacional,

fundamentalmente chavales y chavalas de entre 12 y 14-15 años,

que, de una u otra forma, tenían una serie de necesidades.

En plena fase de iniciar el proyecto,

nos encontramos a seis chavales que un día entraron al espacio

en el que desarrollábamos los inicios del proyecto

y nos demandaron: "Queremos hacer algo.

Nos apetece hacer algo".

Entendimos que nuestro código deontológico

y además el salero con el que entraron

nos hizo replantearnos seriamente si este debería ser un proyecto

también encaminado a chavales y chavalas más pequeños,

que sí que era una necesidad que nos habían transmitido

desde Juventud del Ayuntamiento de Leganés.

Nos pusimos manos a la obra y lo primero que hicimos

fue preguntarles qué les apetecía hacer.

Entonces nos hablaron del rap.

-Te has topado con un barrio de magos, llueven conjuros.

La Fortuna tiene mala gente y mala fama,

pero recuerdo que de eso hay en todo el mundo.

Nueve diecisiete, no vivimos al margen.

Para qué mentir, nosotros no vestimos de traje.

y deja de opinar antes de ver el paisaje.

-Llegar a casa, poca luz.

Algo frío de la nevera y darle a ese botón que dice...

play.

No deseando mal a nadie vine,

solo progreso tras trabajo trajo rap de récord Guinness.

Corazonada lo llamé desde el principio

a este precipicio que no tiene un hogar fijo.

Almohada dura, maldición de otra mirada.

-Aparte de mi faceta como educador, provengo de Torrejón de Ardoz,

un barrio marcado por la cultura hip hop, por el rap.

Allí empecé a hacer mis primeras rimas

y a lo largo de mucho tiempo flirteé con el ego

y con distintos conceptos quizá no positivos del rap.

-Hoy vivo rap desde mi ángulo, configuré el triangulo,

frases con sentido agudo, crudo, no soy mudo,

vine al mundo en otro invierno duro,

y si me callo, dame un ritmo. Reza la otra imagen...

-Cambia la integración y Asociación Garaje

mi visión de ver el rap,

y desde ese momento, desde el momento en que los conozco,

utilizo la música como herramienta educativa,

y también, de alguna manera, proyecto un mensaje

mucho más positivo y fuera del estereotipo del rap

que tiene la gente que no lo conoce.

(Música)

-Lo primero que hicimos en Buscando Fortuna es escuchar,

ver qué venían a aportar.

Las primeras letras y los primeros rapeos

pintaban panoramas crudos, muy crudos.

Sobre todo, no hay que olvidar que en Garaje el rap es un medio,

no un fin en sí mismo. No formamos artistas.

Formamos personas o acompañamos el proceso educativo de personas

que, de una u otra forma, deciden acerca de su futuro,

y no nos convertimos en gente responsable de dar consejos,

sino de acompañar su proceso y darles la posibilidad

de que ellos y ellas decidan qué quieren hacer con sus vidas.

-La gente lo ve como una inutilidad.

-Yo, cuando empiezo las clases, estoy a gusto.

Cuando vengo, estoy con los amigos y eso,

pero después en clase... -Te aburres.

-Me aburro.

-A ver, las clases en el instituto te las pasas bien,

porque hay alguien que siempre la lía y hace la gracia.

-A mí me parece bien hacer los deberes y tal.

Lo que no me parece bien es el castigo. ¿Pero por qué?

Si no traigo los deberes, ¿por qué me castigas?

Por cualquier cosa, se te olvidan, cualquier cosa de estas...

Enseñar me parece muy bien, porque es algo que hace falta,

pero tampoco hay que ser tan exigentes.

-Si estudio, sé que sacaré un trabajo mejor,

porque cuanta más carrera tenga y todo eso,

primero tengo que estudiar y después me curraré un buen trabajo.

-Quiero transmitirles, aparte de una serie de valores

muy positivos que tiene el rap, también quiero, de alguna manera,

transmitirles que puede existir ese cambio.

Aunque, obviamente, hacemos hincapié en que desde Asociación Garaje

no queremos hacer mejores raperos. No es tampoco nuestro fin.

Que ellos mismos puedan ver que mediante la música

y un proyecto educativo pueden aprender

sobre muchas más cosas que no son del rap

y siempre teniendo el rap como trasfondo

o la música como trasfondo.

-Evidentemente, es un reclamo tener la posibilidad

de grabar en un estudio o de hacer un vídeo.

Siempre es un reclamo para los chavales y chavalas.

En Garaje estamos muy convencidos de que sacar a los chavales

y chavalas del anonimato también implica

que participen activamente de esta sociedad.

Cuando uno se siente excluido y no tiene oportunidad

de vivir estas experiencias, no deja de estar en el ostracismo

y pasa a un segundo plano todo el rato.

-Siempre tienes que ganarte la confianza con ellos

porque creemos que es la base del éxito,

que alguien confíe en ellos.

-Yo he crecido aquí y ellos te lo agradecen mucho,

porque es un trato más cercano. A mí me ven todos los días.

Cuando tienen algún problema, vienen a mí.

O me ven por la calle y vienen corriendo a saludarme,

a darme un abrazo, a darme un beso,

y me cuentan lo que realmente piensan y sienten.

Yo tengo un acercamiento con ellos especial.

Los hombres son superiores a las mujeres.

-No. -¡Mentira!

-¿Qué opináis de este tema? -Que hay machismo.

Total. -Todos somos iguales.

-Intento estar con ellos también en lo personal,

en sus problemas, en su día a día,

en las adversidades que puedan tener,

en contacto con las familias también.

En un entorno como La Fortuna, un barrio chiquitito

donde todos nos conocemos y demás.

-Entré porque me parecía un proyecto superemocionante y divertido.

Aprendes muchas cosas nuevas.

-Hay un área que se encarga de trabajar más

el concepto literario, un concepto de trabajar la escritura.

Después hay un apoyo educativo, ya que creíamos que era indispensable

que el proyecto tuviera una parte de refuerzo escolar.

Aunque tampoco queremos denominarlo un refuerzo escolar,

sino un refuerzo generalizado de dudas que les puedan surgir.

Siempre intentando que sea dentro de la educación.

Y después, una parte más artística.

Vamos a intentar escribir una pequeña estrofa

con un pequeño estribillo.

Aunque sea a limpio, que tenga forma de estrofa,

y así vamos trabajando en las ideas.

Y sobre todo en lo que nos transmiten esos poetas con sus citas.

-Rubén, por ejemplo, ¿dónde crees que habría aquí metáfora,

que puede haber metáforas? -Primavera en el hogar.

-Por ejemplo, ¿qué significaría la primavera en el hogar?

-Que en tu casa hay muchas flores. -¿De forma literal?

-No, hombre. Es como que en tu casa,

en cualquier casa, hay mucha alegría, mucha felicidad.

-Aunque nosotros ya veníamos rapeando por las calles y el rollo,

también nos dieron otra forma de...

de escribirlo, leer poseía...

-El primero muy nervioso. El segundo ya...

Más mejor, más mejor.

Te vas metiendo entre ellos y ya te adaptas.

Bueno, te adaptas no, porque mola.

-Estamos trabajando mucho que los chavales sepan comportarse

sobre el escenario.

Y cuando decimos que sepan comportarse sobre el escenario,

es que sepan transmitir, que sepan comprender,

que sepan entender y recepcionar cosas

que pueden ocurrir a su alrededor, que pueden ser perceptibles

de convertirse en lo que ellos quieran contar.

-Siempre hay que saber que estás consiguiendo cosas

que normalmente no hubieses podido, pero siempre sin...

-Con cabeza. -Con cabeza.

Sin estar subido de: "Me conoce todo el mundo".

No. Siempre tienes que tener humildad.

-Ay, madre. Ay, madre.

Sigo esperando a que la lluvia pare.

Mi madre, su madre.

Si te vas, la puerta se cerrará con llave,

por eso no quiero que esto acabe.

-Porque es donde más sentimiento hay.

Y de hecho...

O sea, es algo que si no hubiese sido con la Asociación Garaje,

aun así, yo por lo menos, y seguro que casi todos,

hubiéramos hecho lo mismo para nuestras madres.

-Yo pienso lo mismo que él. El de "Madre" es mi favorito,

pero el de "Barrio" también me encanta.

-Que digan lo que quieran,

quiero decir que este barrio es bueno porque lucha por ti.

Todo me da exactamente igual, solo creeré lo que sea verdad.

-Son maravillosos.

Creo que cada uno con sus peculiaridades

lo que ha hecho es aportar a este proceso.

Y si hay algo que estamos haciendo es respetar sus formas de hacer,

sus formas de ser y sus formas de vivir.

-Buscando Fortuna no es un proyecto de falsas expectativas.

-Venga, esto lo tenéis que admitir,

que La Fortuna es el mejor barrio de todo Madrid.

-Tienen muchas cosas que contar.

Tienen muchas cosas que contar,

incluso en la gran mayoría de las ocasiones ellos no lo saben.

Ves cómo ellos van girando y dicen:

"Ahora sí que me gusta más venir aquí".

-Ya que somos un barrio chiquitito, que somos poquita gente,

que nos conocemos todos y somos muy humildes,

creo que necesitamos más propuestas como Asociación Garaje.

-Esto funciona muy bien. Ahora solo falta que ahí fuera,

que también hay más gente, entiendan parte de lo que pasa aquí,

que en muchas ocasiones tratamos de darle mucha visibilidad

a lo que estamos haciendo, pero, desgraciadamente,

el estigma sigue estando ahí y, en muchas ocasiones,

nos hace replantearnos muy seriamente

que nuestro trabajo en la intervención

tiene una parte de educar y una parte de luchar.

Y por Buscando Fortuna vamos a luchar mucho.

-La avenida es lo mejor que te puedas encontrar.

-Es el lugar donde hay felicidad.

-Desde el mirador veo con orgullo el talento.

-Estamos en el parque, brilla el sol, estoy contento.

-Amistad que es dura como el cemento.

-Yo con vosotros podría parar el tiempo.

-La Fortuna de familia no se puede olvidar.

-Nueve uno siete es puro sentimiento.

-El rap de La Fortuna, yo lo siento,

porque si me voy de este barrio seguro que me arrepiento.

"Taller de convivencia" con los psicólogos clínicos

Guillermo Blázquez y Alfredo García Gárate.

Hoy toca consulta pública, y, como hacemos últimamente,

elegimos solo dos temas para que dé tiempo

a desarrollarlos suficientemente.

De manera que, si no os parece mal,

Guille, creo que tú tienes hoy el teléfono.

Buenos días, sí. Buenos días.

Buenos días. Gracias. A ver.

Dice: "Hola, muy buenas. Quizá es un mal tema,

pero quisiera pediros que hablaseis de la muerte.

Muchísimas gracias". Vosotros contestáis: "Gracias.

Ya va siendo hora de hablar del más universal de los fenómenos.

Un saludo". (RÍEN)

Sí, ¿no? Pero da un poco de pena que sea el más universal

de los fenómenos. Y el más seguro, eso está claro.

Lo único que te ocurrirá con certeza en la vida es eso.

A ver, vamos a empezar.

¿Cómo debemos convivir con la muerte en tu opinión, Guille?

En mi opinión...

Claro, tenemos una relación tan extraña

porque vivimos en un mundo en el que la muerte nos da yuyu.

Lo veo mucho en consulta: "No quiero hablar de eso",

pero tienes un miedo atroz a eso.

Es normal, ¿no? Da miedo.

Pero, si os dais cuenta, vivimos en un mundo

donde la muerte está todos los días.

La muerte a la hora de la comida.

Estamos sistemáticamente oyendo cientos de miles de muertes.

En los telediarios, por ejemplo. Ahí voy. Exacto.

Se te está instando a: "No hables de esto, que me da yuyu",

pero a mí me sobreexponen a la muerte.

Por otro lado, vivimos en un país concreto.

Aquí...

A ver, yo tengo mis propias ideas acerca de una muerte digna,

y sé que esas ideas no comulgan con el marco legal de este país.

No obstante, entiendo que hay que respetar

las convicciones de los demás.

Pero imaginad que un día en el telediario...

Es un ejercicio de imaginación. Imaginad que llega la noticia de:

"Hoy terminó la vida de no sé quién. La familia está encantada

con que haya podido poner fin a su sufrimiento".

Nunca llega un input positivo de la muerte. Nunca.

Siempre es algo malo y siempre está en todo momento.

Eso es un poco cómo funciona. Vale. ¿Y cómo lo ves tú?

En comparación, por ejemplo... La época en la que vivimos

en comparación a otras épocas históricas,

y tampoco tan lejanas...

Por ejemplo, hace poco, en los pueblos era muy habitual,

incluso en el Madrid antiguo, que vi el otro día una foto,

las señoras viudas siempre iban de negro vestidas.

Era un recuerdo constante de la muerte.

Los faraones, los griegos,

culturas muy anteriores, siempre han tenido...

Una de las cosas más importantes en su relación con la muerte.

De los neandertales, ¿no?, se ha descubierto.

Entonces, sí que creo que eso...

Esto es una cosa que me mojo yo, ¿vale?

Sí que había un saber popular en hablar y tener la muerte presente

y relacionarse con la muerte como algo normal,

porque sí que creo que ayuda a hacer el tránsito.

Hablar de las cosas ayuda a normalizarlas.

¿Qué pasa? Creo que en nuestra época se le ha cogido miedo a la muerte,

o más profundamente, en el sentido de que no hay que hablar.

Es como un tabú. No está bien hablar de la muerte.

A todo el mundo nos incomoda, para qué hablar de esto,

para qué recordar que la gente se muere...

Y creo que, paradójicamente, puede estar haciendo

que estemos trabajando menos la idea de la muerte en esta sociedad.

Al final rechazamos más la idea de la enfermedad,

de la pobreza, de la juventud...

Todo esto tiene que ver con la muerte también.

Todo lo que nos aleja de la muerte es mejor que lo que nos acerca,

y todo lo que simbólicamente se asocie a ello también.

¿Y cuáles dirías que son las dificultades más frecuentes

a la hora de encarar una pérdida, una muerte, en una familia?

Normalmente, hablar de la muerte es hablar de la no aceptación.

Es lo que ha dicho Alfredo. En esta sociedad hacemos tributo

a lo positivo y fuera lo negativo. Y así nos va.

En muchas partes de oriente se incorpora lo negativo

al día a día. ¿Por qué? Porque lo negativo existe.

Se debería incorporar.

Otro gallo cantaría si se hablase de esto en la escuela,

y entonces yo recuerdo que la primera persona a la que perdí...

Yo tuve que acudir a mi familia, claro, pero en el colegio...

Nada se habla de esto en los colegios.

Si desde el principio has incorporado tu muerte al día a día,

la primera vez que veas morir a tu abuelo o a un hermano,

no es que entiendas que está en un lugar mejor,

entenderás al menos que es normal y que hay un mensaje muy vitalista

en incorporar la muerte a tu día a día.

En palabras del doctor Moreno, un tipo al que yo sigo,

no que sea su acusador, sino que me gusta lo que dice...

(RÍE) Ya lo imaginamos, Guille. Bueno, yo lo digo.

Por si acaso, tú lo dejas claro. Ahí, ahí.

Vale, vale.

Él dice algo así como un eslogan:

"Si quieres vivir plenamente, recuerda que puedes morir mañana".

Para aceptar la muerte de un familiar.

Los fascistas hablaban de: "Vive peligrosamente".

Es verdad. -Sí, yo...

La gente piensa: "¿Qué de positivo tiene la muerte?".

Pues precisamente creo que el mensaje vitalista que te queda de ello.

Decir: "Vamos a asumir que esto es finito.

Vamos a asumir que no sabemos cuándo ocurrirá, pero ocurrirá.

Entonces, vamos a vivir".

Vale, ¿y cuándo debemos acudir a ayuda psicológica?

¿Cuáles son los síntomas o...?

Sí, ¿cuáles son los síntomas que indican que lo mejor que haces

es ir al psicólogo? En cuanto a lo que estamos hablando.

Yo creo que hay que dar una vuelta de tuerca al planteamiento

cuando alguien va a terapia porque tiene miedo a la muerte.

O que acaba de morírsele alguien y no lo soporta.

No soporta la vida. Es que hay varias cosas.

Puede ser porque tengas miedo a la muerte,

que se puede traducir en hipocondrías,

miedo a la enfermedad... -Eso es lo que suele pasar.

-O lo que tú estás diciendo, que tiene miedo a que alguien muera

y no sabe cómo lo sobrellevará cuando ocurra.

Es una ansiedad anticipatoria respecto a un duelo

que no sabe cómo va a llevar. -Pero son buenos síntomas.

La hipocondriasis, ¿vale? Es algo evidente.

Ahí puede que haya un miedo a morir. Si además se junta con...,

perdón, cursa con inquietud, problemas de insomnio,

según te levantas estás pensando en esto,

comprobación sistemática de tu salud, la salud de los vecinos,

y así como estás comprobando todo el rato, ¿vale?,

es como que estás comprobando que la carta de vinos está perfecta

pero no tomas el vino.

Y si encima quieres hablar de ello y te hacen: "No, no, no.

Este tema, yuyu". Ese es un momento estupendo

para acudir a un profesional. A ver, profilaxis.

¿Qué podemos hacer...? Una a una.

¿Cómo hacemos para enfrentarnos en condiciones a este hecho

fundamental de la vida?

Al final, si tienes miedo a la muerte,

paradójicamente, que es lo que iba a decir antes, no vives.

Porque al final, por no morir, no haces.

No sales, no tomo riesgos,

intento hacer una vida supersana, superprofiláctica, supertodo,

entonces, al final estás emparanoiado con tu salud.

Entonces, no vives ni te diviertes. Al revés, estás estresado.

Ya estás muerto. No te quieres morir,

pero es porque ya estás muerto. Muerto en vida, por decirlo así.

Hay que tomar consciencia de eso, que querer seguir vivo

no significa no vivir, sino al revés.

Si tanto miedo te da morir, aprovecha lo que estás haciendo.

Hay que darle una vuelta a esto. Es la clave.

Al final, el ser humano está lleno de paradojas.

Lo que conscientemente solemos hacer es: "Como tengo miedo a morir,

no tomo riesgos.

Si tengo miedo a que me dé un infarto, no corro".

Es muy de perogrullo. Entonces es cuando te da el infarto,

porque te vas poniendo gordo, se te cierran las venas y pum.

El no aceptar la muerte nos lleva a un mundo paradójico

que al final lo que estamos haciendo es acercarnos más a la muerte.

-Muy bien, eso es.

Hay una serie de técnicas de meditación de la muerte

que yo recomiendo.

Por ejemplo, los estudiantes en Tíbet

contemplan cadáveres en diferentes estados de descomposición.

¿Quizás es un poco punky? Okay.

Yo, por ejemplo, lo que sí que se puede hacer...

Siempre habrá una fecha en la que debes ir al cementerio.

Esto, con mi familia. Me llaman rarito.

A mí me encanta estar en un cementerio

y me encantan los cipreses. -Eres rarito, sí.

-Y me da mucha tranquilidad sentarme y ver esos ataúdes, esas urnas,

porque entiendo que acabaré ahí y que es inevitable,

y lo hago de una manera tranquila. Meditación de la muerte.

O como decían los Monty Python, metiendo un poquito de humor:

"¿De dónde vienes? De la nada. ¿Adónde vas? De la nada.

¿Qué pierdes? Nada". -Nada.

La siguiente pregunta. Vamos allá.

Dice: "Buenos días. Acabo de ver vuestro programa

y me preguntaba qué indicaciones nos podríais dar

para conocerse mejor uno mismo. Gracias".

Y respondéis: "Qué pregunta tan sencilla y qué necesaria".

Sí, la verdad que hablamos mucho de ello en general.

Por delante que vaya que nuestra intención siempre es

que la gente haga eso a través de los programas que hacemos.

Esperemos que la gente que siga nuestros programas

en parte haya aprendido a conocerse mejor.

Dicho lo cual... Yo soy una excepción, ¿no?

No lo creo. Para nada, al revés.

¿Cómo se conoce uno a uno mismo

si uno no está terminado de hacer nunca?

Pero hasta ese momento puedes conocer cómo vas.

Luego, cuando vayas avanzando, surgirán nuevos conflictos,

nuevas dudas... Como el del chiste.

Por ahora voy bien, por ahora voy bien...

El tío que se caía del decimoséptimo piso.

Y le pregunta: "¿Qué pasa?". Y dice: "Por ahora voy bien".

Me acabo de acordar de una cosa.

Una vez, en clase, una compañera le hizo una pregunta al profesor,

y el profesor le dijo: "Es una cosa que no acaba,

pero no por eso no tenemos que hacerla".

"Pero si no acaba... ¿Y cómo lo hacemos?".

Y él decía: "Es un trabajo diario, constante. Todos los días".

Al final es una costumbre, como cualquier otra cosa.

Una costumbre como el que respira o el que le gusta leer.

¿En qué consiste, en pararte a pensar?

¿En pararte a pensar lo que hiciste el día anterior,

lo que quieres hacer? Esa es una, por ejemplo.

Lo bueno es que tienes un montón de ejercicios.

¿Medidas? Primero...

Renuncia a buscar la aprobación de los demás.

Deja de moverte por criterios externos.

Porque eso crea una actitud servil.

Al final, te desdibujas en lo que te piden los demás.

Construye tus propios criterios y ahí te vas a conocer.

Otra manera. Por ejemplo, hay un tipo,

que no recuerdo su nombre, existe, puedo demostrarlo,

que fue profesor en Harvard y, evidentemente, lo tenía todo.

Y lo dejó todo por trabajar con mendigos. ¿Por qué?

Y él dijo: "Porque trabajar con las personas

que ha excluido la sociedad es como trabajar con las partes

que he excluido de mí mismo".

Es lo que dice Exupéry: "Enfréntate a una dificultad

y te conocerás". Eso también funciona, por supuesto.

Cuando tú te enfrentas a una dificultad

y te pones muy cabreado, ¿eso qué significa?

Pueden ser muchas cosas. -Eso es muy complejo.

-Las superes o no,

y recordando lo que hemos hablado antes,

por ejemplo, se sabe mucho cómo es uno ante la muerte.

Es una manera de conocerte espectacular.

-Yo te diría, mira, cosas que hemos hecho aquí

y que intentamos que la gente haga: aprender sobre las emociones,

poder uno identificar lo que está sintiendo.

Esto es básico. Si no, no entiendes nada.

Saber ponerle nombre también, que por eso la terapia...

¿Por qué la terapia sobre todo es hablada?

Porque necesitamos poner nombre a lo que sientes, identificarlo.

Es clave. Claro.

En ese sentido, hay que leer, hay que estudiar,

hay que formarse un poco, para tener un caldo de cultivo

respecto a dónde encontrar las cosas y qué buscar.

Claro. Si no, no sabes qué buscar.

-Sin tener que tener un máster. -Claro, lectura básica.

Hoy día, además, hay mucha. Otra cosa muy importante, pienso yo,

no tener miedo a pasarlo mal o al dolor.

Muchas veces, conocerse a uno mismo puede ser una fuente de sufrimiento.

Claro. Bien entendido esto.

Al final, uno se tiene que corregir, cambiar.

Eso significa revisar cosas que no estás haciendo bien,

cosas que creías...

A la mejor, al revés, que lo estabas haciendo muy bien,

pues no, todo lo contrario.

Y también escuchar las críticas, ser permeable a las críticas.

O sea, escuchar. No dijo que te llenes.

"Ay, me han dicho esto". ¿Y esto significa algo?

De vez en cuando, también preguntar a los demás.

Sistemáticamente. -Claro, claro.

-Además, cuando uno sufre, esto se ve muchísimo

y lo repito mogollón,

cuando sufrimos, hacemos tres cosas inevitablemente.

Primero, me avergüenzo por sufrir. Segundo, me aíslo.

Y en tercer lugar, me critico. Siempre, siempre.

Es como que te criticas porque respiras oxígeno.

Pero, melón, si es lo que hace toda la humanidad.

Todos sufrimos. No te avergüences, conoce tus emociones.

Las emociones, por cierto, de una manera paradójica...

¿Y hay que compartirlas o no? Claro.

Las emociones son el alimento de la humanidad.

Muy buena, Salva. No te las quedes para ti.

Ni las sobredimensiones.

Es lo que tú has dicho: "Me lleno de emociones".

Y, por supuesto, ante cualquier desafío,

estate conectado contigo mismo o contigo misma.

Por supuesto que sí.

Y las emociones, recordemos, también son sucesos físicos.

Corporalízalas. ¿Qué quiero decir?

Haz yoga, haz pilates, haz gimnasia. Va genial para conocerse.

-Si me permites... Venga.

Conoce a tus padres. -Muy bien.

-Conóceles, porque mucho de lo que verás ahí

viene de lo que te pasa a ti. Bueno.

Lo dejamos apuntado, y a pensar hasta la semana que viene.

Vale. ¿Vale?

Gracias. Súper.

-Un placer.

Damos paso ahora a la colaboración semanal

con la televisión educativa iberoamericana.

(Música)

Hola, ¿qué tal? Bienvenidos a la cita semanal con la ciencia,

la tecnología y la educación.

Hoy empezamos "NCI Universidad Iberoamericana"

con estos temas.

El Parque Cultural de Valparaíso se suma a la Ruta de la Memoria

en Chile.

Además, conocemos un proyecto de innovación educativa

basado en el arte.

Y también viajamos por facultades de Iberoamérica

con el resumen de noticias de "Conexión Universidad".

Las mujeres con mal carácter son más inteligentes.

Calentar en recipientes de plástico produce cáncer.

O a más café, menos riesgo de muerte.

Todas estas son noticias falsas que han sido desmentidas

por el Observatorio de Bulos de Salud en Internet.

(Música)

Calentar al microondas comida en recipientes de plástico

puede causar cáncer.

-Es uno de los bulos que más se ha difundido,

que más éxito han tenido.

La elaboración del texto resuena como realidad,

que hay ciertos componentes en el plástico que, al calentarse,

pueden propagarse a los alimentos.

Lo que no dicen aquí es las cantidades

ni las temperaturas a las que tiene que producirse eso.

También el agua con limón ha sido un bulo

que ha tenido mucho éxito.

Mucha gente por la mañana lo primero que hace

es tomarse el agua con limón.

-Por la mañana, nuestro hígado y nuestros riñones se activan solos,

no necesitan agua con limón para activarse. No hay problema.

No es que sea malo, pero no te va a depurar.

(Música)

-Nosotros lo que pretendemos es unir a los profesionales sanitarios

en primer lugar y tener la colaboración de pacientes

y periodistas de salud para, por lo menos, frenar esos bulos.

Y también hemos identificado o estamos trabajando

en aquellos titulares alarmistas de noticias de salud.

Había un medio de comunicación prestigioso que publicó esta noticia

de que había una pinza para el pelo que, a través del calor,

podía hacer que creciera el pelo.

Se le atribuía al inventor de la pinza,

pero no citaba a ningún dermatólogo, a ninguna institución.

-Suele ocurrir que hay un estudio, y en base a esos estudios,

alguien interpreta mal los resultados, y un estudio,

que se hace en un laboratorio o que tiene poca calidad,

de repente se extrapola que algo que les pasa a los ratones

le puede pasar a una persona humana, y esto no es así.

(Música)

Los bulos van en un sentido u otro, van o a destruir algo,

eso es malo, no lo hagas, o al revés, para ensalzar algo,

como ahora es la moda de por ejemplo, los batidos detox,

cualquiera de estos superalimentos a los que se atribuyen propiedades

que no tienen.

Pero en el caso de la salud me preocupa especialmente,

porque la gente deja de utilizar un tratamiento, por ejemplo,

frente al cáncer, por utilizar unas hierbas, unos remedios,

unos brebajes que alguien le ha recomendado.

-Ya está demostrado que los padres que tienen más estudios

y que tienen más acceso a las redes sociales

son los que menos están vacunando a sus hijos.

Piensan que como ellos saben manejarse en internet,

van a encontrar la verdad en fuentes que no son nada fiables,

pero el que algo esté bien posicionado en internet

no significa que sea correcto.

(Música)

Durante casi un siglo funcionó como una cárcel pública,

y además, fue un centro de detención de presos políticos

durante la dictadura de Pinochet.

Hoy es el Parque Cultural de Valparaíso,

uno de los puntos de la Ruta de la Memoria en Chile.

(Música)

Reconocimiento por parte del Estado,

por parte del Consejo de movimientos nacionales,

al Parque Cultural de Valparaíso, pero dos edificios,

que son la ex cárcel pública y el polvorín,

que datan de 1806 el polvorín y 1846 la ex cárcel pública.

Es un lugar que tiene un testimonio, tiene una historia

de la vida política reciente de nuestro país.

En ese contexto, nosotros hemos querido incorporar

este lugar en la Ruta de la Memoria.

Una manera de enseñar, una manera de fomentar

a una ciudadanía, aprender a convivir en el diálogo y la diversidad,

para que nunca más en nuestro país vuelvan a ocurrir estos hechos

de violencia política, de asesinatos, de tortura,

a tantos compatriotas nuestros en la región de Valparaíso,

que estuvieron presos en estos lugares.

-Me acuerdo se salió un movimiento,

me invitaron desde Santiago,

yo vine, me entrevistaron acá,

en donde había estado mi celda, en lo que había sido mi celda.

Hay una lucha de años de la gente

por resguardar este lugar,

una lucha que tiene que continuar, y si nos descuidamos,

ocurre lo que pasó con la Academia de Guerra Naval,

que la Armada la demolió subrepticiamente en un par de meses,

y la borró con una goma gigante.

(Continúa la música)

Es necesario resguardar la memoria,

porque es necesario recordar para tener una identidad.

Nada está asegurado en ninguna parte del mundo,

una dictadura fascista sanguinaria como la de Pinochet,

puede volver a ocurrir, aquí, y en la quebrada de la esquina.

(Continúa la música)

Sus alumnos tienen entre tres y cinco años,

y con ellos trabajan temas de filosofía, pintura o poesía.

Un grupo de profesoras de Málaga se basa en la neurociencia

para desarrollar experiencias educativas innovadoras.

Conocemos su último proyecto,

centrado en la obra del artista Joaquín Lobato.

(Música)

Es un proyecto de arte que gira en torno a la figura

de Joaquín Lobato.

Es un artista de nuestra zona, de la zona de la Axarquía,

de Vélez-Málaga, y lo elegimos a él porque era cercano,

era contemporáneo, en nuestro cole teníamos la suerte

de contar con personas que habían convivido con él.

-Yo empecé siendo pintor, y después me dediqué a poeta...

-El inicio del proyecto está basado en una base de la neuroeducación,

que es que para aprender, hay que generar emoción.

Recibimos una carta con un puzle, y no viene ni con remitente,

ni viene con una carta que lo explique, entonces,

los alumnos empiezan a crear el puzle,

descubren la palabra poema, descubren su frase,

y a raíz de ahí, empiezan ya a generar hipótesis,

a preguntarse dónde pueden encontrar información...

-Cuando ya el proyecto nos cala y está en clase,

y todo se convierte en Joaquín Lobato,

nosotros somos Joaquín Lobato, todos queremos seguir sus pasos.

Ahora vamos a hacer como hace Joaquín Lobato en su foto

"El gran salto a la vida", ¿vale?

-Encontraron la fotografía de Joaquín Lobato saltando, ¿no?

que se llama "Salto a la vida", entonces querían ellos

imitar a Lobato, porque ya estaban muy vinculados al artista,

entonces lo que hicimos pues, les preguntamos: Oye,

¿cómo podemos hacer? Buscamos una cama elástica entre todos,

y nos pusimos a saltar y a hacerles fotos, pero además,

precisamente esta actividad trascendió un poco,

porque contagiaron a todo el centro e hicimos fotos de todo el colegio,

de todos los ciclos saltando la vida.

-Vamos a subirnos al muro, nos vamos a colocar todos muy bien,

y vamos a hacer ese salto, ¿ok?

-Con otros cuadros podemos trabajar conceptos matemáticos como simetría,

como un autorretrato, donde uno de los niños expresaba:

Hala, seño, que no ha terminado el cuadro.

Porque aparecía solo la mitad de la cara.

-El cerebro infantil necesita arte,

porque no es que nosotros queramos que el niño sea un artista,

sea un pintor, sea un escultor, sea un poeta,

es simplemente que el arte es tan amplio,

da tantas herramientas en el aprendizaje,

que hace madurar mucho al cerebro.

(Música)

Noticias de la Universidad Politécnica de Valencia en España,

la Universidad Tecnológica Metropolitana en Chile,

y la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina

componen el resumen de noticias de "Conexión universidad".

(Música)

Investigadores del Instituto de biología molecular y celular

de plantas, centro mixto de la Universidad Politécnica de Valencia

y el CESIC han descubierto la ruta genética

que controla la fase productiva de las plantas anuales.

Su hallazgo supone una revolución para el sector agronómico,

pues permitiría aumentar el rendimiento de cultivos

a niveles hasta ahora desconocidos.

Si podemos controlar la duración de la fase de producción,

podemos hacer que una planta esté viva mucho más tiempo,

y produciendo muchos más flores y frutos

que la planta original.

-Este espacio se trata en primer lugar de vincular

el trabajo que hacemos dos proyectos de extensión universitaria,

"Comunicar EDH" y "Uniendo Voces", y en segundo lugar,

proponer un espacio nuevo para empezar a compartir experiencias

no solo de los proyectos, sino también con radios comunitarias

y locales. -Radios de la zona sur,

radios, por ejemplo, de Formosa, y por supuesto,

la gente de radio afición, que nos ayudan a hacer enlaces

a través del éter en diferentes lugares del país,

como por ejemplo, la Antártida.

(Música)

Con la congregación de los exponentes de tecnología

más destacados del mundo, se desarrolló

la Feria Internacional del Aire, FIDAE,

evento que la Universidad Tecnológica Metropolitana

asistió con una importante participación.

Yo creo que es bastante importante para la Universidad

estar inserto con estas empresas,

que están relacionadas fundamentalmente

con lo que es la ingeniería y tecnología, generalmente.

(Música)

La demanda de recursos naturales en el mundo

excede en un 20 % la capacidad biológica de la Tierra.

Hoy conmemoramos el Día Internacional de la Diversidad Biológica,

y nos despedimos con estas imágenes de la naturaleza.

Conservémosla, y hasta pronto.

(Música)

(Música)

Durante muchos años de su vida, Mónica Rodríguez fue investigadora

del CIEMAT, en su calidad de licenciada en Ciencias Físicas,

con un máster en energía nuclear.

Luego, un día de hace nueve años,

después de llevar escritos algunos libros para jóvenes,

decidió dedicar todo su tiempo a escribir.

Desde entonces hasta ahora, lleva publicados más de 30 libros,

y recogidos un buen montón de premios.

Uno de ellos es el último premio Gran Angular,

que concede anualmente la editorial SM,

y que en 2018 ha cumplido la friolera de 40 años.

El libro es este, "Biografía de un cuerpo".

Un cuerpo adolescente, ¿no? Sí, eso es.

¿Por qué? Bueno, porque yo convivo

con mis hijas, y mi hija mayor se dedica a la danza clásica

desde que es chiquitita, y se le suma al cambio del cuerpo

el trabajo personal, tan duro y exigente

que hace la danza clásica con el cuerpo,

y yo, con este libro, quería acercarme un poco

a sus vivencias, a sus miedos, a sus experiencias,

tampoco tanto, por eso quise que fuese un chico, un adolescente.

Marcos, que es el protagonista. Eso es, para alejarme un poco

de mi experiencia, poder romper un poco los límites

de la realidad y ahondar un poco más,

y bueno, pero el inicio del libro es ese, es tratar de entender

a todos esos adolescentes que dedican tanto esfuerzo

y tanta exigencia en disciplinas como puede ser la danza,

y también hay otros, deportes de alto rendimiento, la música, etc.

Claro, y porque a veces, los profesores,

son igual demasiado duros, ¿no? Por ejemplo,

los que salen en la historia, a veces se pasan un pelín.

Afortunadamente, hay de todo, y hay profesores muy buenos,

pero es verdad que también hay profesores

que son quizá excesivamente exigentes, no tienen en cuenta

que están trabajando con niños, que son muy frágiles,

porque están en unas edades difíciles, y además,

al talento se le une también, ¿no?

Esa sensibilidad, esa fragilidad, muchas veces,

y cuando son excesivamente duros, yo creo que hay muchos adolescentes

que pueden romper, ¿no? Pero es verdad que hay profesores

que piensan que tiene que haber una disciplina

y que tienen que hacerse muy duros, que si no se hacen a todos,

luego no pueden llegar a tener un éxito como profesionales

de la danza o de cualquier disciplina artística.

Tienen también un poco de razón. Claro, es un mundo muy difícil,

y ciertamente tienen que llegar un poco curtidos,

pero son muy pequeños todavía para eso, yo creo,

y tienen que tratarlos con delicadeza,

porque están con personas en crecimiento,

que se están descubriendo a sí mismos.

Además, en el caso de Marcos, es un adolescente especial, ¿no?

Porque es un poco retraído. Hablemos un poco

del carácter que tiene, ¿no? Del personaje.

Bueno, sí, es un chico muy tímido, es muy introvertido,

muy hacia adentro, que no está acostumbrado a comunicar

lo que le pasa, está acostumbrado a trabajar el cuerpo,

hablar con el cuerpo, y de repente, siente que pierde el control

de su propio cuerpo, ¿no? Porque le crece,

y porque ya no es el que tenía.

Y lo mismo que siente que pierde el control de su cuerpo,

también siente que pierde un poco el control de su vida,

que necesita encontrar por sí mismo su lugar en el mundo,

y eso le hace rebelarse y retar muchas veces a su familia

y a su entorno.

Hay otro personaje que está, digamos, subyacente a la historia,

que es Nijinsky, ¿no? Háblanos un poco de él.

Fue un gran bailarín, no hay nada grabado, creo...

No hay nada grabado de él. Qué pena.

Es una pena porque él fue considerado el dios de la danza.

O sea, fue el máximo representante de la danza clásica, ¿no?

Y de él se dice que los saltos eran prodigiosos,

que llegaba a detenerse en el aire, incluso se habla

que hacía 10 saltos moviendo 10 veces los pies en el aire

hasta volver a caer. Tenía una capacidad expresiva grande.

Era un gran actor, además de bailarín.

Toda esa capacidad de expresar, de moverse,

pues se ha quedado en... Un mito, ¿no?

En lo mítico, sí. Es una pena que no haya ninguna grabación.

Fue un dios de la danza. Durante 10 años, fue lo más

en el mundo de la danza; pero en su vida personal

era una persona muy tímida, muy voluble...

Muy excéntrica también.

Y yo no sé si fue feliz. Sí, la impresión que da,

por lo menos, es que no fue del todo feliz.

Desde luego, perdió las riendas de su vida en algún momento.

De hecho, los 31 últimos años de su vida los pasó en psiquiátricos

porque se vuelve esquizofrénico. Pero yo creo que ya antes

antes había perdido las riendas de su vida.

Yo quería meter a Nijinsky porque tuvo

una relación muy particular con su padre.

Su padre abandonó a la familia cuando él tenía ocho años.

Pero ese cuerpo prodigioso que tiene Nijinsky

se lo debe a su padre también. Él, muchos años después,

tiene un encuentro con el padre y, bueno,

tiene una relación de amor-odio, más de odio casi, con el padre.

En el libro también hablo del conflicto de Marcos con su padre,

pues quería meter episodios de la vida de Nijinsky paralelamente.

También un poco para... para pensar sobre el arte también,

sobre la danza y hasta qué punto nos compensa... el arte

y hasta qué punto hay que darlo todo por el arte.

Yo no sé si a Nijinsky el arte le salvó o al revés, ¿no?

Le condenó. Le condenó.

Bueno, un poco es esa reflexión la que hay en el libro.

Luego, está la madre, que es un personaje fantástico.

A ver, hablamos un poco de ella. Bueno, la madre apenas aparece

en el libro... Pero está siempre, ¿no?

Está siempre. Es la columna vertebral de la familia.

Yo creo que es la única que entiende que Marcos tiene que tomar

sus propias decisiones, ¿no? Porque el padre parece

que quiere que tome sus decisiones, pero que no deje la danza.

Y la madre entiende que sus propias decisiones

pueden pasar por dejar la danza, aunque haya sacrificado muchos años

y mucho tiempo.

Y es un poco en la que sustenta a Marcos y la que, finalmente,

consigue que Marcos se centre... Bueno, se centre...

o, aparentemente, no pueda centrarse y pueda abrirse a otros mundos

que no sean solo la danza. ¿Qué ha supuesto para ti

escribir el libro? Bueno, ha sido fantástico.

Este libro nació como una necesidad personal

de entender a mi hija, de entender nuestra relación,

de reflexionar sobre la danza, sobre el arte...

Realmente, lo único que puedo decir en defensa del libro

es que es un libro honesto, que salió de dentro.

Y yo he aprendido mucho, he aprendido mucho de mi hija,

de nosotras, he aprendido mucho del mundo

y creo que, bueno, que me ha valido mucho.

Que me ha transformado también el escribir este libro.

¿Qué te gustaría que sintiera el lector

o que le descubriera al lector la lectura de esta historia?

Bueno, yo...

Me gustaría que esa búsqueda que hace Marcos de su identidad

a lo largo del libro pues, de alguna manera,

se quede en el lector y le ayude a su propia búsqueda,

a su propio camino. Luego, la estructura del libro

es muy especial, ¿no? Porque son, decías, creo...

En algún momento, has dicho o he leído que has dicho

que eran secuencias. Realmente, parecen secuencias de una película,

pero tampoco son secuencias montadas,

sino que son sentencias que se van sumando, pero después.

Sí, no sé... Salió un poco solo, de hecho, yo tardé mucho

en atreverme escribir este libro. No encontraba la fórmula,

yo quería hablar de este tema; pero no encontraba la música

que acompaña a cada libro... Ese estilo, eso que te empuja,

ese ritmo que te va llevando... Y lo empecé varias veces

y no era capaz de encontrarlo hasta que, de pronto, un día,

al escribir así, por secuencias, de pronto sentí que por ahí va.

Que te arrastraba, ¿no? Que me arrastrada

y que nacía el libro. Además, es un libro que va rápido también.

Es más una catarata.

Desde el punto de vista de la expresión formal,

está muy, muy cuidado. Hay un montón de metáforas

y llega muy dentro. Es decir, que no es un libro escrito

de un modo más periodístico, sino que hay mucha poesía...

y mucho dolor también en el libro. También...

Hay mucho dolor y mucha poesía. Cuidé muchísimo cada palabra

que ponía. Es verdad que es un libro que he leído y releído

constantemente, que he tenido en cuenta cada palabra.

Porque quería poner lo necesario, pero que llegara

de una manera diferente al lector, que llegara al estómago

o al corazón de otro modo y, para eso, está la poesía.

De hecho, la poesía me fue cogiendo por sorpresa en el libro.

A medida que escribía, aparecía. Yo hace muchos años que no leo...

Bueno, muchos años... De vez en cuando leo poesía,

pero antes era una gran lectora de poesía, ahora ya no.

Ahora, alguna vez, de vez en cuando...

De pronto, vinieron todos esos poemas que yo leí en la adolescencia.

Entonces, aparecen ahí, en este libro.

Surgió de una manera un poco mágica la poesía.

No hemos hablado de todos los personajes,

creo que están los abuelos. Hablemos un poquitín de los abuelos,

ya para despedirnos, porque ya me dicen que debemos terminar.

Aparecen un par de abuelos en el libro.

Uno de ellos es el abuelo de un amigo de Marcos,

que no le gusta que su nieto haga danza clásica porque es...

Le parece un poquillo afeminado. Sí. Es afeminado...

Un poco quería tocar esos prejuicios que hay...

Un poco como en "Billy Elliot", ¿no? Sí...

Lo que pasa es que tangencialmente porque no es la trama del libro,

no es de lo que va el libro; pero quería que estuviera presente,

aunque solo fuera en un abuelo. Porque también creo

que eso está cambiando hoy en día, esa percepción...

Felizmente. Felizmente.

Luego, está el abuelo de Marcos, que es un abuelo

que le entiende perfectamente, que le apoya mucho...

Y que está ahí como alguien importante.

Muy bien, Mónica, ha sido un verdadero placer contar contigo

estos minutos. Muchas gracias por el libro.

Enhorabuena por el premio. Muchísimas gracias.

Y hasta el próximo, que espero que sea muy pronto.

Ojalá.

(RÍEN)

Muchas gracias. ¡Seguimos!

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

sobre la exposición "Tierra de sueños",

de la fotógrafa Cristina García Rodero.

El resto, hoy en la red.

(Música)

Si uno escucha las palabras... "tierra de sueños",

seguramente, se imagina un lugar idílico

donde la belleza, la paz, la armonía y la felicidad

fluyen a raudales entre sus habitantes.

Pero si esos dos sustantivos, "tierra de sueños",

se aplican para definir a uno de los territorios más pobres

y maltratados de un país, tan poco agraciado de por sí

por la fortuna planetaria, como es la India,

el contraste resulta, cuando menos, chocante.

Pues bien, "Tierra de sueños" es el título de la exposición

de fotografías de Cristina García Rodero,

que se exhibe en el CaixaForum de Madrid.

La muestra está constituida por 80 espectaculares fotografías

de gran formato a todo color, que reflejan la vida

de los habitantes más desfavorecidos de la región india de Anantapur,

en el estado indio de Andhra Pradesh.

Centrándose, muy especialmente, en sus mujeres.

Estas fotos son fruto del viaje geográfico y espiritual

llevado a cabo por esta gran fotógrafa española

en tierras hindúes.

Yo creo que lo mejor es ir virgen a los sitios, ¿no?

Es ir con deseos de conocer de empaparte de lo que estás viendo,

de disfrutar con lo que estás viendo, de meterte, de investigar...

Y no sabes lo que puede suceder. A mí no me gusta ir

con cosas como aprendidas, deseando que suceda lo que tú deseas

o... con ideas preconcebidas. No, no.

Yo estoy atenta a lo que sucede, estoy atenta a ver pasar la vida,

estoy atenta a congelar esos momentos de vida y hablar de la vida.

Nacida en Puertollano, Ciudad Real, en 1949,

García Rodero es una de las más importantes fotógrafas españolas

con más de 40 años de carrera profesional a sus espaldas.

(Música)

Peter Sloterdijk es uno de los filósofos actuales más influyentes

en Europa y la editorial Siruela acaba de publicar este ensayo

que abunda en su vocación divulgativa,

"¿Qué sucedió en el siglo XX?". Recordemos que Sloterdijk es rector

de la Escuela Superior de Información y Creación de Karlsruhe

y catedrático de Teoría de la Cultura

y de Teoría de los Medios de Comunicación

en la Academia Vienesa de Artes Plásticas.

Recordemos también que pertenece a la clase de pensadores mediáticos

con gran capacidad de persuasión y que el libro está compuesto,

precisamente, por la reunión de 12 conferencias

sobre temas muy variados. El llamado Antropoceno,

la época en que se supone que la vida del planeta

depende de la vida de la humanidad; la domesticación de la humanidad,

el mundo sincronizado sobre aspectos filosóficos de la globalización

o la ley fundamental del derecho son algunos

de los fascinantes temas de los que trata.

Les invitamos ahora a conocer el problema de la despoblación rural.

Nos lo propone la Universidad de Valladolid.

"La Universidad responde".

(Música)

El principal problema que puede tener un territorio

es, sin ninguna duda, la despoblación.

Esta puede venir provocada por causas vegetativas,

que haya más nacimientos que defunciones;

o por causas migratorias, que haya más emigrantes

que inmigrantes.

Muchas de las comunidades autónomas españolas sufren la despoblación,

especialmente, en el medio rural, donde el envejecimiento

de su población provoca que haya muy pocos nacimientos

y donde la ausencia de trabajo y la escasez de servicios educativos,

sanitarios o sociales hacen que sus habitantes se sientan

de segunda clase y se marchen a las capitales.

Para frenar la despoblación rural en España,

se pueden tomar dos tipos de medidas. Por una parte,

favorecer un modelo económico basado en las potencialidades

del medio rural, que son muchas, como dar un mayor apoyo

a la agricultura, a la ganadería, a las actividades forestales

o al turismo de interior para que se cree empleo

en el medio rural. Por otra parte, llevar a cabo una adecuada ordenación

del territorio que ponga al alcance de los habitantes en los pueblos

colegios, centros de salud, centros de día...

a una distancia cercana y facilitando el transporte hacia los mismos.

Únicamente de esta manera dejará de haber ciudadanos de primera

y de segunda y conseguiremos evitar que nuestros pueblos

se queden vacíos.

(Música)

Hasta aquí nuestro tiempo por hoy. Mañana volvemos

con un "Taller de salud" con la doctora en Farmacia Marián García,

que nos hablará de un tema que puede herir

ciertas sensibilidades, el consumo de insectos.

También trataremos del papel de España en la música clásica.

¿Cómo ha sido visto, sentido, oído, incluso escuchado nuestro país

por algunos de los más grandes músicos de todos los tiempos?

Nos lo contará uno de nuestros mejores musicólogos,

Andrés Ruiz Tarazona. Mañana será también

el día de la agenda cultural del mes.

Nos vamos. Volvemos mañana, miércoles,

a partir de las diez de la mañana en "La aventura del saber".

Pasen un buen día. Adiós.

(Música)

  • La aventura del saber - 22/05/18

La aventura del saber - 22/05/18

22 may 2018

Emitiremos los reportajes "Buscando Fortuna" y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a los psicólogos Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez y a la escritora Mónica Rodríguez.

ver más sobre "La aventura del saber - 22/05/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 22/05/18"
Programas completos (1543)
Clips

Los últimos 4.881 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos