www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3050678
Para todos los públicos La aventura del saber - 18/03/15 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, muy buenos días desde los estudios Buñuel de TVE

y bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy les hemos preparado un programa que reflexiona

acerca del significado de la palabra paisaje.

Después nos paramos a observar la relación que existe

entre arquitectura y escultura.

Y por último, buceamos en la historia

de los primeros exploradores españoles. Empezamos.

Les presentamos "Paisaje Tetuán",

un proyecto desarrollado en el barrio madrileño de Tetuán

y que cumple un año y medio de vida. La idea es la de explorar

las posibilidades de mejora del paisaje urbano

mediante intervenciones de carácter artístico.

Haremos una parada en la sala Alcalá 31,

un refugio para los amantes del arte contemporáneo

que hasta el 19 de abril nos invita a conocer "El muro incierto",

una intervención de Pello Irazu

que hace mutar la propia sala de exposiciones,

al integrar en ella algunos de sus trabajos.

Veremos un nuevo capítulo de "La última danza de guerra",

la serie que Miquel Silvestre nos propone cada semana.

Hoy, en Nuevo México, descubriremos el lugar en el que

los viajeros españoles durante los siglos XVII, XVIII y XIX,

dejaron testimonio de su paso

por aquellas lejanas e inhóspitas tierras.

Empezamos hablándoles del proyecto "Paisaje Tetuán",

una acción incluida en el plan estratégico de cultura

del ayuntamiento de Madrid

y que persigue el fomento de la creatividad,

la participación pública

y la difusión en la mejora del paisaje urbano.

Lo vamos a entender mejor con la ayuda de Azucena Klett

y Zoe Mediero, de Intermediae, Matadero Madrid.

Hola, buenos días. (AMBAS) Buenos días.

Azucena, vamos a empezar por lo más general.

Por explicarle a la gente, ¿qué es "Paisaje Tetuán"?

¿Cómo podemos explicárselo?

"Paisaje Tetuán" son una serie de intervenciones artísticas

en el espacio público que entran en diálogo

con una serie de intervenciones

enfocadas a la participación de los ciudadanos

y los vecinos en el espacio público.

Promovida desde el área de las artes,

en concreto desde la Dirección General de calidad de paisaje urbano

y, aquí viene el matiz,

en diálogo con lo que podríamos considerar

la red de agentes culturales de Tetuán.

Poco a poco vamos a ir explicando un poco más

y yendo a lo más particular.

Zoe, cuéntame si hablamos de intervenciones

que se han producido en diferentes emplazamientos

o de un espacio único.

Hablamos de diferentes lugares dentro del distrito de Tetuán.

Hay desde solares vacíos,

que se han intervenido transformándolos en una huerta

o abriéndolos al uso público,

hasta intervenciones en los muros artísticos,

pasando por intervenciones más inmateriales

como son los recorridos por la ciudad.

¿Cómo ha sido ese proceso de conseguir

que trabajen juntos los vecinos, profesionales,

artistas, la administración

y que todos remen en la misma dirección?

Nos planteamos abrir una mesa de trabajo compartida

en la que nos sentábamos a trabajar los propios agentes

que dentro de la Dirección General habían promovido el proyecto,

técnicos de la junta municipal de distrito

y toda esta red de agentes culturales de Tetuán,

cuyo diálogo se había iniciado previamente con un trabajo de campo

que había durado más o menos un año.

También se hizo una llamada a participar a asociaciones vecinales

y el propio Intermediae,

encargado un poco de esta labor de generar el contexto de trabajo

y de diálogo, nos pusimos a trabajar juntos.

y de diálogo, nos pusimos a trabajar juntos.

El tiempo de trabajo fue largo. Aunque el proceso de la intervención

puede concretarse en unos pocos meses,

el trabajo previo que se realizó duró casi un año.

Quería señalar que esta idea de remar todos en la misma dirección

tiene que ver con una conciencia de cómo hacer las ciudades vivibles

y sostenibles.

Creo que ahí todas las partes empujan en la misma dirección,

pero también esa mesa de trabajo fue un espacio de negociación

y de mediación.

No sé si el concepto de paisaje urbano

es algo que habéis tenido que explicar muchas veces.

Quizás, cuando uno piensa en paisaje,

automáticamente no piensa en lo urbano,

¿hay muchos matices ahí?

Como ha dicho Azucena, en este tipo de proyectos

somos muchos agentes los implicados y cada uno en roles diferentes.

Precisamente, creo que paisaje urbano

en este caso sería definido de maneras diferentes

por cada uno de nosotros. En concreto,

desde Intermediae nos interesa desde el lado de la negociación.

Nos parece que el paisaje es algo que no está dado,

se construye y en este sentido el urbano es lo que no está dado

y lo que se construye, la ciudad.

Hablamos de un proyecto que puede ser replicable,

de hecho ya tiene vida en otros distritos de Madrid,

¿ese proceso es algo con lo que contabais

o se ha dado de manera espontánea?

Intentando hacer una visión del proyecto con cierta perspectiva,

podríamos decir que el piloto fue el "Paisaje Tetuán",

que fue un experimento para todos los agentes que participamos.

Luego hicimos una evaluación

para ver qué partes habían salido mejor

y cuáles habían salido peor, de la que aprendimos mucho.

Después de la evaluación final, decidimos involucrarnos las partes

en un siguiente intento que estamos llevando a cabo ahora

en los barrios de Villaverde y Usera.

En la mesa de trabajo adquirió otros matices

o nos juntamos otros agentes. En concreto,

tienen mucha presencia asociaciones vecinales del distrito

y hay involucrados agentes

interesados en estas formas de experimentación urbana,

con los que trabajamos en red con el resto de la ciudad.

Hay una parte de las intervenciones en Usera,

otra parte en Villaverde

y dos líneas de trabajo este año muy claras,

que también de alguna manera se derivan de la primera experiencia

de Tetuán.

Una es la creación de infraestructuras culturales

para la gestión de los vecinos

y otra es el diálogo con huertos urbanos,

que creo que es lo que va a quedar

muy claramente explicado en vuestro reportaje.

Una de las cosas que a mí me llamó la atención

cuando conocí el proyecto,

tenía que ver con la posibilidad de hacer rutas guiadas en Tetuán.

Hablamos otra vez de este primer proyecto piloto.

Son rutas pensadas para quién,

¿para una persona que es del barrio y quizás no se fija como debe

por el simple hecho de tenerlo cerca o es para el turista

o el que es de otro barrio y pasa por allí?

Para ambos. Lo bonito de las visitas,

que además fueron propuestas por un estudio de arquitectura,

es que es una mirada desde profesionales de la arquitectura,

pero que en lugar de construir

lo que proponen es abrirse a la participación.

Nos servía para no comunicar lo que se estaba haciendo,

sino dialogar sobre lo que se estaba haciendo.

Hablando de participación,

esto era bonito, era un matiz importante.

Le sirve al vecino para saber qué está pasando en su plaza

y para opinar sobre lo que está pasando,

y por supuesto, sirve a alguien de fuera, por ejemplo,

gente fuera de Madrid y fuera de España

nuestra experiencia ha sido positiva, lo han disfrutado,

porque sirve para comparar a nivel de barrios,

ver qué tipo de ciudad existe, y queremos,

es un momento de debate muy bonito.

Y este tipo de iniciativas, ¿crean sentido de pertenencia?

¿Habéis hablado con los vecinos y habéis notado sentimiento nuevo?

Creo que esta idea de la vinculación entre la pertenencia y el territorio

que se suele depositar en este tipo de proyectos,

para mí no está tan clara.

Desde luego, de lo que hablaría es del derecho de los ciudadanos

y los vecinos a intervenir sobre su paisaje cotidiano,

sobre los paisajes urbanos que le rodean,

a relacionarse con libertad con el contexto local

en el que viven y a esta idea de democracia cultural,

poder desarrollar tus propias prácticas culturales

en el territorio en el que vives.

Zoe, ¿algo más para terminar? No, todo perfecto.

Pues lo dejamos aquí, gracias a las dos.

Vamos a poner un poco de imágenes a todo lo que nos habéis contado.

Gracias por la oportunidad de contarlo.

En su primer año de existencia,

la Huerta de Tetuán ha ofrecido diversas actividades,

talleres para niños, semilleros y plantación,

y para los mayores cursos de construcción

o soberanía alimentaria.

Este solar sirve de experiencia común, no solo a los vecinos,

sino a agentes culturales y colectivos

que quieren compartir este espacio para darles distintos usos

en beneficio de la comunidad. Vamos a verlo.

La Huerta de Tetuán es un espacio que nació

en el marco del proyecto "Paisajes Tetuán",

que nació y se empezó a desarrollar en 2013,

y que es una iniciativa que parte de la administración.

Propone una experiencia piloto a través de la cual

se pueda intervenir en espacios residuales o baldíos,

o que no tengan un uso urbano,

y a través de intervenciones artísticas, culturales,

con un componente de participación, ver qué experiencias

y qué espacios de arte urbano también se podrían generar.

Es un recorrido que llevamos desde 2013,

ahora estamos en una segunda fase,

y trata de hacer una evaluación de qué es lo que ha pasado,

qué escenario se han producido, qué espacios se han activado,

cómo están funcionando dentro del barrio.

Y se planifica una serie o programa de actividades

para reforzar los espacios que funcionan bien y apoyar,

y luego, para solucionar posibles conflictos o flecos

que se quedaron en la primera fase sin poder atajar

por falta de tiempo.

Bohemia es una plataforma de gestión y mediación,

que a través de actividades culturales y artísticas,

enfoca sus esfuerzos en el contexto de la innovación social.

Nosotros hemos jugado un doble rol en este proyecto.

Por un lado, en la primera fase,

proponíamos intervención de huerto urbano en este solar

y que hemos llevado a cabo,

y luego hemos jugado un papel, sobre todo en esta segunda fase,

de coordinación entre todos los agentes

que estaban tomando parte del proceso.

La idea es que nosotras dispongamos de los elementos necesarios

para generar un escenario

en el que se sepa desarrollar una comunidad, que se empoderen,

se haga cargo de estos lugares y sea ella misma la que la gestione.

Hemos hecho varios proyectos, primero empezamos a hacer un mapeo

de las iniciativas culturales de los artistas

o colectivos que trabajaban en el barrio,

se generó en la red de agentes culturales,

que la idea era esto, que estuviéramos todos localizados,

supiéramos quiénes éramos, pudiéramos compartir recursos.

Nos parece un distrito muy interesante en el que trabajar

porque es muy complejo a muchos niveles.

A un nivel desde puramente urbanístico,

Tetuán es un distrito que combina las casitas bajas de toda la vida

con edificios de los años 50 y 80 con un montón de plantas,

con muchos solares que se quedaron cuando empezaron a tirar estas casas

y luego con la crisis se paró la construcción,

han quedado un montón de espacios baldíos.

Por otro lado, tiene una complejidad social bastante importante,

tiene un nivel de inmigración de los más altos de Madrid,

y con una inmigración bastante variada, que se ubica por zonas.

Además, es como un distrito muy denso,

donde la población se agrupa mucho

y faltan muchísimos espacios de reunión, parques o zonas verdes.

Es un barrio muy interesante, porque tiene muchos conflictos,

conflicto entendido como un lugar fértil desde donde trabajar,

y por otro lado,

tiene un tejido asociativo muy importante también.

-¿A qué te huele?

-Con motivo del proyecto "Paisajes Tetuán"

y de algunas de las asociaciones

que ya colaboraban con el antiguo huerto,

se nos cede por parte del ayuntamiento este solar

y ya es cuando crece, podemos tener mucho más espacio

para atraer a muchos más vecinos y colectivos,

y crear el espacio que véis en estos instantes,

que es mucho más abierto a la ciudadanía.

El otro era demasiado, un solar muy pequeño.

Es una huerta abierta a que todo el mundo pueda plantear actividades,

no solo hortícolas, sino también otro tipo de espacio de actividades,

pero sí, principalmente hortícolas, tanto de aprendizaje

como de devolver un poco un solar que estaba degradado al barrio,

como lugar de estancia, gestionado y cuidado por los propios vecinos

sin que el ayuntamiento haga más allá de la gestión;

y sobre todo, poder crear otro tipo de actividades

en una zona un poco más deprimida del barrio que no tiene recursos

o que tienen que moverse a otras partes del barrio para acceder.

-Es un poco como un patio, está rodeado de casas,

y siempre los vecinos se bajan de los alrededores y nos dicen,

"no conocía al vecino de enfrente, yo no conocí al otro vecino".

-Descomposición de las plantas. ¿Que más hay ahí?

-Unas reuniones, juntas semanales,

nos metimos ahí comisiones de un montón de cosas,

de construcción, de cultivo...

El grupo es muy variado, hay muchos jóvenes solteros

con muchas ganas de hacer cosas y que tienen mucha iniciativa,

por eso salen adelante muchas cosas.

-Esto no es solo un huerto,

es un espacio donde hacemos un montón de actividades culturales.

-Es un espacio muy abierto a que nuevos realizadores vengan

y hagan sus ciclos de cine, que grupos de baile o de teatro

también vengan a hacer sus primeras actuaciones, no a nivel profesional,

porque de lo que se trata es que en la huerta

todas las actividades sean gratuitas,

pero también hacemos talleres de consumo responsable.

Incluso, grupos de montaña del barrio,

hacen charlas y debates sobre videfórums de montaña

y cosas que tienen que ver con la naturaleza.

-Nosotros, antes de tener esto en el barrio íbamos a un parquecito,

pero es verdad que ahora salimos de casa y es,

o vamos al parque o vamos a la huerta,

y siempre quieren venir a la huerta.

-Para los niños es estupendo, porque además de jugar

y relacionarse como hacen en un parque,

aprenden un montón de cosas y valores, sostenibilidad,

ecología, reciclaje, compartir, cooperación...

-Muy bien, perfecto. Un poquito más.

-Son talleres de huerto urbano para niños,

se llama "¿Qué eso huerto urbano?",

y la idea es que conozcan a qué se dedican estos espacios

dentro de la ciudad.

Son huertos, pero también tienen peculiaridades al estar insertos

en un territorio urbano.

-Es un desahogo, no sabes qué hacer y te vienes a dar una vuelta.

Puedes venir solo, quedar con gente, enseñárselo a la gente,

que siempre hace ilusión que vengan a verlo.

Les gusta mucho tocar la tierra, el contacto directo,

y se sorprenden sacando una zanahoria de la tierra.

Eso les alucina.

Los tomates y eso ya son cosas más visuales

y no les llama tanto la atención,

pero sobre todo, lo que sale de debajo de la tierra.

Ver que hay una cebolla ahí dentro,

que la han visto siempre en su nevera y que está ahí debajo.

Sus caras son alucinantes.

-Y aquí descubren cuánto cuesta realmente cultivar una planta,

una hortaliza, y sobre todo,

se sorprenden mucho de lo grandes que son y de lo que manchan,

la experiencia vital de haber cultivado sus plantas.

-Ayúdame.

-Nosotros nos limitamos al acompañamiento en la escuela,

la mayoría de los niños que vienen aquí,

sobre todo los mayores del grupo

ya vienen con los conocimientos adquiridos en la escuela,

pero no han tocado ni palpado,

y en la escuela muchas veces no tienen los recursos suficientes

como para gestionar sus propias plantas y ver cómo viven.

Se llevan esa experiencia vital que tiende a estar muy abandonada

porque son muy urbanitas los niños que nacen hoy en día,

y en ocasiones si ya no tienen pueblo o parientes que cultiven,

les devolvemos todo ese saber que adquieren en el colegio

de manera teórica, pero aquí es más práctico y lúdico,

más abierto y en otro tipo de espacio.

-Se hizo esta primera experiencia piloto en Tetuán,

ahora se está aplicando en Usera y en Villaverde.

Se trata también de poder aprender los unos de los otros,

nos gustaría mucho hacer una puesta en común

para ver cómo ha funcionado en los diferentes distritos.

No sabemos qué va a pasar, vamos haciendo, construyendo día a día.

Hola a todos. Tiempo para la empresa en "La aventura del saber".

Tratamos de aprender de los jóvenes empresarios

que quincenalmente nos visitan de la mano de uno de ellos,

el director general del Centro de Estudios Financieros

y la UNED de Madrid Arturo de las Heras.

Bienvenido, Arturo. Hola, Salva. ¿Qué tal?

Hoy repetimos invitada, M Luz, qué alegría verte.

Y yo encantada de estar aquí otra vez, muchas gracias.

Refréscanos un poco la memoria.

M Luz estuvo el año pasado hablándonos de recomendaciones

dentro de ese serial que hicimos, "Construye tu marca",

que iba sobre la marca personal.

Ahora ha publicado un libro nuevo que se llama "Empleo 3.0".

Lo ponemos allí para que se vea bien en cámara, ahí está.

Sirve tanto para gente que esté buscando trabajo

como para gente que ya lo tiene y quiere trabajar

aprovechando las redes sociales, emprendedores.

Cuando me dijo que había publicado este libro nuevo,

le dije que tenía que venir al programa para dar recomendaciones,

dentro de este marco nuevo de "Construye tu empresa",

vamos a darle esas recomendaciones

de una superexperta en redes sociales.

Recomendaciones, pero sin incluir la de trabajar 24 horas al día.

Que lo es la realidad del día a día, no vayamos a engañar al emprendedor

y piense que todo esto es Jauja.

El que pone una empresa de verdad, desde cero,

sabe y tiene que ser consciente que hay que trabajar,

y que esto no es ocho horas, el reloj lo lleva de adorno.

Y es muy importante tener presencia en las redes para poner una empresa

o para mejorar la que uno tiene.

Claro, no es lo mismo un emprendedor que tiene presencia en Internet,

redes sociales, y además una amplia red de contactos en cada una,

frente a aquel que ni siquiera se le puede localizar en Internet.

Evidentemente, uno va tener una clara desventaja.

Por eso, creo que es importante que primero haga una valoración

de a qué sector va, a qué público se refiere,

y evidentemente, en función de eso,

sabemos en qué redes tenemos que estar y en cuáles no.

No hace falta estar en todas, pero sí en las que estemos,

de forma activa, publicando contenido que aporte valor

y evidentemente, captando potenciales clientes

que son ahora mismo tus seguidores.

Normalmente, ¿qué tiempo hay que dedicarle?

Mínimo, dos o tres horas diarias, cuanto más coseches...

Claro, es que luego la gente se pregunta por qué no vende,

en el libro lo comento, tu actividad comercial

el 100% está relacionada con tu actividad en redes,

si tengo una red en Linked In con 5000 contactos,

puedo pensar que de ahí

potencialmente varios van a ser mis clientes.

Evidentemente, si tengo una red en Linked In con 100,

eso no se va a materializar en clientes, en acuerdos,

colaboraciones, en sacar adelante proyectos.

Cuanto más trabajamos en Internet nuestra identidad,

todo deja huella y al final tiene su fruto.

Empecemos con las recomendaciones. Sí, empiezo de cero.

Por ejemplo, ¿qué puede hacer un emprendedor

cuando quiere empezar un proyecto?

Yo le recomendaría unos pasos,

primero que revise qué es lo que Internet dice de él,

preguntando en google, qué dice de ti, dónde están tus redes,

qué es lo que hay por ahí.

Segundo. Definimos en qué redes sociales tenemos que estar,

no en todas, pero sí en aquellas

que nos acerquen a nuestro público objetivo.

Tercer punto, abrimos los perfiles.

Modificamos y ponemos una foto de verdad, adecuada, sin ruido,

limpia, que realmente transmita.

Que no sea de la primera comunión, que sea actual.

Y que además transmita profesionalidad,

no vale una foto de la cena con tu mujer, eso no vale.

Lo siento mucho. Y luego, además hay que rellenar las biografías,

dar a entender que es tu lado profesional,

independientemente que sea Facebook,

ya que se puede hacer perfectamente un Facebook

donde conviva tu lado personal con el profesional.

Hay que saber hacerlo, si no sabes tienes que formarte.

Después tenemos que mantener esa actividad en redes,

aceptar las solicitudes de amistad,

probablemente las 24 primeras horas que te lleguen.

Hay que entrar en Linked In todos los días,

hay que tener nuevos followers en Twitter todos los días.

Siguiente paso, publicar contenido.

Hay que establecer una estrategia y decir,

¿Cuándo tengo que publicar y con qué frecuencia?

Porque si no existimos con cierta actividad en Twitter,

se olvidan de nosotros.

El contenido siempre tiene que estar relacionado con la empresa.

Sí, con tu empresa o con el sector.

Si me quiero posicionar de líder en medicina,

tendré que hablar de un componente nutricional, genético, etc.

Cosas relacionadas siempre con tu sector.

Y el que se quiera posicionar en otro,

tendrá que hablar de lo suyo.

Siempre damos valor añadido con tu contenido afín

a los intereses del público.

Y por último, después hay que analizar, de vez en cuando,

cada 15 días, cada mes o trimestre, según el tiempo que tengamos,

evaluar qué es lo que estamos haciendo en Internet

y si lo estamos haciendo bien,

y si estamos alcanzando los objetivos propuestos.

Si no crecemos en redes, si no nos llegan propuestas,

es que estamos haciendo algo mal. Eso para empezar.

Muy bien. Arturo, tú eres muy de Linked In.

La verdad es que sí.

Y está muy relacionado con lo que ella dice,

Linked In es un poco el lugar. Básico.

Linked In te permite ir a buscar a tus proveedores, tus clientes,

si de repente necesitas ir a una feria en otro país,

puedes buscarte contactos y hacerte una agenda desde aquí.

Creo que te abre una serie de oportunidades

que un emprendedor no debe desaprovechar, por eso,

recomiendo repasar el curso del año pasado

de "Construye tu marca" y que le echen un vistazo,

porque es muy interesante.

¿Qué más cosas podemos encontrar en "Empleo 3.0"?

Por cierto está publicado en Oberó. Sí, es de ANAYA también.

Este libro es muy cercano, la gente que me habla a través de Twitter

y me llegan emails, dicen que es muy fácil de leer

y sobre todo, no es un libro de texto,

si damos una visión por dentro se ven capturas de pantalla,

procedimientos, cómo hacer tu perfil en Twitter de forma sería,

cómo poner tu perfil en Facebook, cómo cerrar la privacidad.

Si yo publico una foto con mi marido,

quizás no me interesa que la vea Arturo,

ahora sí porque ya nos conocemos...

Eso no crea un valor añadido a tu branding digital.

Con lo cual, cómo publico fotos personales de un bebé

para que solo lo vea mi familia cercana, ocho personas,

y que mis 5000 contactos de Facebook no lo vean.

Eso hay que hacerlo de forma profesional,

si de verdad te lo quieres tomar de una forma seria.

Hay paso a paso de cómo se trabaja en las principales redes,

y en la parte de atrás

todo de cómo buscar trabajo desde tu teléfono móvil.

Todos tenemos un dispositivo móvil, en España hay 22 millones,

hay casi 5 millones de parados y sin embargo,

muy pocos lo utilizan para buscar trabajo.

Hay un montón de Apps para ello, estadísticas,

Linked In tiene un App muy buena

para que todos los días gestiones tus nuevas solicitudes,

los emails que te mandan para alguna colaboración...

Con lo cual, tienes de verdad que aprender a manejar,

ya, en el año 2015, cómo buscar trabajo desde Internet.

Lo de antes ya no funciona.

¿Cuánto tiempo hay que dedicarle a aprender eso

de ocultar determinadas cosas? Depende de la habilidad de cada uno.

¿Si somos un poco torpes?

Depende del manejo que tengamos,

pero si es una persona que está en paro o un emprendedor,

le va la vida en ello, no hay que escatimar horas en esto.

Pueden ser cuatro o cinco o quizás 10.

Si no tenemos otra cosa que hacer y estamos en casa perdiendo el tiempo,

lo normal es que lo inviertan en ti y aproveches.

Aprende cómo se hace, o léete un libro, o vete a clases...

Lo que no se puede decir es que no te contratan.

Si no te contratan, no esperes en casa, no te van a llamar así.

Tienes que moverte, o quizás tienes que presentarte a un empresario,

llevar el CV en mano y decirle que te ofreces para trabajar,

dos o tres días gratis. Pruébame.

Seguro que así te contratan si demuestras que vales,

lo que no se puede hacer es estar parado, eso nunca.

Pero, a ver, volviendo a la pregunta.

¿En una semana puedes aprender? Sí, claro.

En una semana, si te pones todos los días cuatro o cinco horas,

ya te pones al nivel. Y evidentemente, es constancia.

No se puede ser un cadáver 2.0.

En mis clases hace mucha gracia, pero es verdad,

hay miles de perfiles en Twitter abandonados,

miras la fecha cuando se creó y no han entrado nunca más.

Ni a gestionar, ni a interactuar, no, eso no.

Hay que aprender y seguir avanzando, con frecuencia y constancia.

Y no abandonarlo porque es un rollo y me lleva tiempo.

Hemos hablado de Facebook y de Linkedin. ¿Qué más hay?

Por ejemplo, a la hora de posicionarse

un emprendedor, yo te voy a decir las redes que yo le recomiendo.

Le recomiendo, lo primero, hacerse un perfil en Linkedin.

Ahí ponemos nuestro portfolio, nuestro currículum:

qué hemos hecho, qué hemos estudiado y en qué hemos trabajado.

Así todo el mundo ya lo sabe.

Después un perfil en Twitter que es donde creamos

una base de seguidores, una base de contactos

y ahí nos damos a conocer en el día a día

generando contenidos de valor que publiquemos.

Después, Facebook. A mí Facebook me gusta

porque tú puedes de verdad desarrollarte como persona,

no como en Twitter, que a veces parecemos robots.

En Facebook, en un 20 o un 30% de tu contenido dejas entrever

tu lado personal, aunque sea siempre referenciado a algo profesional:

yo publico este libro, menciono esta entrevista ...

y no machaco casi nunca con cosas personales.

Después, un perfil muy interesante. B Cube. Tú, en B Cube,

te creas un cubo, un pequeño portfolio

donde vas metiendo vídeos de tus entrevistas,

una pequeña descripción de donde trabajaste, una pequeña descripción

de los servicios que ofreces... Y todo eso es muy visual

porque es muy creativo y también es gratuita.

Para los emprendedores que tengan un producto para vender,

se puede meter en la plataforma Wonders, es gratuita,

además es española y ahí puedes lanzar ofertas:

te pueden ver y, además, te pones en contacto

con los consumidores que directamente digan:

"necesito un iPad" y, directamente, los proveedores se lo ofrecen.

Es una plataforma maravillosa para vender porque no nos olvidemos que,

al final, el objetivo de esto es vender.

Vender nuestro trabajo, vender nuestra empresa.

Muy bien, muchísimas gracias, Mari Luz y gracias por el libro.

Hasta siempre. Muchas gracias.

Bueno, Arturo, ¿y dentro de 15 días?

Pues tengo muchas opciones.

Yo creo que lo vamos a dejar en que será una sorpresa. Buena seguro.

Seguro que sí, gracias, amigo.

Seguimos con el programa.

Vamos con la digitalización del día, un nuevo capítulo de la serie

"Miedo al vacío: las huellas de la memoria".

Hemos otorgado al tiempo, al igual que al espacio, entidad propia.

El tiempo existe por sí mismo.

Dicho ser tiene, como característica fundamental,

la eternidad, sin principio ni fin.

El tiempo es, por consiguiente, la imagen móvil de la perpetuidad.

La presencia que transcurre de una entidad que no pasa.

Desde el primer momento, el tiempo es asociado al movimiento.

Ambos se perciben juntos.

El hombre toma conciencia del tiempo a través de dos hechos físicos

de carácter cíclico y repetible:

el movimiento de los astros y la sucesión

de las estaciones climatológicas.

Ambos fenómenos naturales dan origen a los primeros intentos de medir

y regularizar el tiempo.

Aristóteles es el primero en pensar que el tiempo debe ser el movimiento

o algo asociado a él y lo subdivide en tres conceptos básicos

que serán retomados por todos los pensadores posteriores:

el ahora, el antes y el después.

Con estas bases, enuncia la primera definición del tiempo:

"El tiempo es la medida del movimiento según un antes

y un después".

Pero los elementos en los cuales se apoya esta tesis

encierran una paradoja: lo que fue ya ha pasado y no es,

y el futuro no existe todavía.

Y en el mismo instante en el que nos paramos a pensar

en el presente, el ahora se convierte en pasado

y el futuro pasa a ser ahora.

Como señaló San Agustín refiriéndose al tiempo,

es difícil concebir que participa de la realidad

algo que está hecho de cosas que no existen.

Pasado, presente y futuro, tres circunstancias

de las que estamos seguros de su existencia

aunque no soportan el análisis lógico.

La naturaleza etérea del tiempo hace que desconozcamos

la respuesta a muchas preguntas relacionadas con él.

¿Cuál es su naturaleza? ¿Cuál es su origen?

¿Qué determina su forma y tamaño?

Frente a estas incertidumbres hay algunas características

o propiedades del tiempo que sí conocemos.

Sabemos que el tiempo es continuo, homogéneo, unidireccional

e inilimitado.

El aprendizaje basado en proyectos o en problemas

es una metodología que está totalmente centrada en el alumno.

Se basa en darle un problema o un reto al alumno

y este va a intentar solucionarlo, de manera que se crea la necesidad

en el alumno de comprender los contenidos

y es el profesor el que le va a ayudar a adquirirlos.

El aprendizaje basado en proyectos o de PBL, que también se llama así,

es una metodología que hace que el alumno

sea el protagonista de su aprendizaje,

le ayuda a trabajar cooperativamente en grupos para solucionar problemas

del mundo real.

Les presentamos ahora "El muro incierto",

una propuesta artística del escultor vasco Pello Irazu.

La pueden visitar en la sala Alcalá 31 de Madrid.

Se van a encontrar con una laberíntica intervención

de grandes proporciones que reúne obras de hasta hace 25 años.

Una antología que adquirió un nuevo significado, en parte,

por el edificio emblemático en el que se expone.

La convivencia ya saben que no siempre es fácil,

ni siquiera en el mundo de la creación.

Hay que tomarla en su totalidad, cuya parte idiosincrática

es que tiene unas cuantas columnas, puede tener 30 o 40 columnas,

que normalmente se evitan, se ocultan o se trata de ningunearlas,

con lo cual entras ya en conflicto con lo que es la naturaleza

de la arquitectura de la sala, y luego las dos plantas.

Lo que he tratado es, no que las piezas dialoguen con la sala,

sino que haya una notoriedad de lo que es la arquitectura

en la sala y, luego, introducir un elemento,

un dispositivo que aparezca claramente en la sala como tal.

No hay un orden porque no hay un recorrido,

eso tiene que ver también con la percepción que tenemos

de las cosas de lo físico, que se produce a través

de un conflicto como este, escultórico.

Lo escultórico es físico, funciona en tu espacio y,

aunque tenga elementos visuales, hay un modo de vivirlo

que es desde lo físico.

Cada instalación pertenece a un periodo diferente.

Yo no he tratado de hacer una cronología, sino de integrar,

como te decía, cada una de esas intervenciones

en los huecos que me han ido permitiendo esta estructura.

Hay corte, pero hay cierta organicidad.

Estamos hablando de un recorrido que son casi 25 años de trabajo,

porque van unas piezas que son del año 91

hasta una intervención que se puede percibir

desde la sala de arriba que tiene que ver con la estructura,

con la escultura que se ha creado aquí mismo.

Entonces, a pesar de que todo pase por mí,

a pesar de que todo tenga que ver conmigo,

cada pieza también tiene su propia vida

y hacer que convivan y se violenten, es parte del ejercicio

que hemos querido hacer.

- Pello es un artista con una trayectoria reconocida

nacional e internacionalmente, es uno de los grandes valores

del lenguaje de la escultura de los años 80 y, al mismo tiempo,

su poética, su forma de trabajar para este espacio era fundamental.

Una de las peculiaridades de esta sala

es un edificio emblemático de Antonio Palacios,

pero que no es un cubo blanco como muchos museos.

Y permite al artista utilizar este espacio,

concebido en un nuevo montaje, en un nuevo display,

en el que jugar con el espacio y hacer una obra total.

La misma sala de exposiciones se transforma en la única obra,

quizás la más importante de esta exposición.

- Todas estas intervenciones, instalaciones,

lo que tienen el común es una relación con el muro,

con lo que supone el muro de físico y de representación,

es una contradicción contínua, es lo mismo que la pintura.

La pintura puede representar pero tú estás trabajando

una cosa física que es la materia.

El muro tiene eso, sus murales, en sí mismos,

tienen un concepto de temporalidad que las columnas acentúan.

Con temporalidad me refiero a que no tienen una visión unitaria

en la cual tú te echas atrás y puedes ver toda la imagen,

sino que están mezcladas por las columnas,

con las cuales estás acentuando un tipo de lectura,

no sólo visual sino físico,

porque mientras estás recorriendo las columnas,

estás recorriendo el espacio y te está, en cierto modo,

partiendo la mirada y midiendo el tiempo que tienes

a la hora de recorrer el mural.

-Teniendo en cuenta

las peculiaridades del montaje de la sala

ha sido un proyecto a muy largo plazo,

de varias semanas de trabajo,

empezando por lo que es el propio trabajo de Pello

con sus colaboradores y ayudantes, la empresa de montaje,

y también ha sido muy interesante para nosotros

porque es la primera relación con el ámbito universitario.

Hemos tenido el apoyo de la Facultad de Bellas Artes

de la Universidad Complutense,

y han participado determinados alumnos de bellas artes

ayudando al artista a desarrollar y materializar el proyecto,

lo que sirve para entroncarnos con el ámbito formativo,

que es tan importante para dinamizar el sector de las artes visuales

y fomentar nuevas lecturas y relaciones entre instituciones.

-Yo ahora mismo no estoy reflexionando exactamente

lo que pretendía en cada momento sino un poco lo contrario,

articular algo que ya está hecho, que tiene identidad y forma,

y traerlo a otro espacio y a otro tipo de relaciones.

En ese proceso hay una cosa que es bonita,

lo temporal en el tiempo, es decir, la cosa retrospectiva,

en la cual, muchas veces, pueden ser lo que hemos dicho, 25 años,

das por perdidas cosas que cuando recuperas

no están perdidas sino que mantienen como su razón de ser.

-Estamos en la sala Alcalá 31, en la sala de la Comunidad de Madrid

dedicada fundamentalmente a los proyectos de arte contemporáneo

y que explora la obra de artistas a media carrera,

tanto nacionales como internacionales,

y otro tipo de artistas cuya trayectoria,

cuyas obras no han sido

suficientemente valoradas o revalorizadas.

En este sentido es una sala mítica

y se enmarca dentro del programa de arte contemporáneo

de la Comunidad de Madrid.

Dejamos la propuesta artística de Pello Irazu para hablarles

del capítulo que lleva a Miquel Silvestre hasta Nuevo México.

Iniciamos así la segunda parte del viaje

en el que va a recorrer EE. UU. y México

siguiendo los pasos de los primeros conquistadores.

Ha bautizado esta aventura con el nombre

de "La última danza de guerra".

Buscaba recordar la caída de Tenochtitlán,

pero sobre todo la última gran revuelta indígena en Norteamérica

contra la presencia española.

Este miércoles descubrimos El Morro y el Rancho de las Golondrinas.

(Música rock)

(Música country-rock)

Monumento nacional de El Morro.

Aquí dejó su nombre grabado uno de los nuestros en el siglo XVII.

Este se estanque de El Morro, la única fuente de agua confiable

en más de 30 millas a la redonda.

Por eso este lugar se convirtió en parada obligatoria

para todos los viajeros que recorrían Nuevo México.

Los indígenas grabaron geoglifos en la tierra,

pero no son las únicas inscripciones.

Por aquí pasó el alférez don José de Paiva Vasconcelos

el año que trajo el cabildo del reino a su costa

a 18 de de febrero de 1726...

...Aquí estuvo el general don Diego de Vargas,

quien conquistó a nuestra santa fe y a la real corona

todo el nuevo México a su costa.

Los viajeros españoles que pasaron por aquí

en los siglos XVII, XVIII y XIX escribieron sus nombres

y los motivos por los que pasaron.

...Por aquí pasó el adelantado don Juan de Oñate

del descubrimiento del Mar del Sur...

Es la descripción más antigua,

realizada en 1605 por el último conquistador, don Juan de Oñate.

Se encargó de conquistar Nuevo México por orden de Felipe II.

Juan de Oñate tuvo mala suerte,

buscaba un lugar en la historia similar al de Cortés,

pero Nuevo México no tenía metales preciosos, aquí no había oro.

Aquí solo había un clima desértico, una tierra dura, áspera,

y unos indios belicosos

con los cuales tuvo sus más y sus menos como pronto vamos a ver.

Ahora debemos conocer cómo era el duro día a día

de los pocos colonos españoles que se atrevieron a venir

al último confín del imperio.

Hemos venido al Rancho de las Golondrinas,

un complejo que se mantiene exactamente igual

que cuando se construyó.

La conquista de Nuevo México recayó en Juan de Oñate

bajo las extrictas instrucciones reales

de que se hiciese sin injusticia de indios.

Ácoma, la ciudad del cielo, una fortaleza india

casi inexpugnable subida en lo alto de una montaña.

Las fuerzas de Juan de Oñate la tomaron al asalto en 1599

tras un asedio prácticamente imposible.

Constituye una de las victorias más decisivas

en la historia de Nuevo México,

porque tras ella se pudo colonizar el territorio y quedo pacificado.

Pero los habitantes de la inexpugnable fortaleza

se negaron a entregar sus alimentos a los españoles

y mataron a una pequeña partida.

Oñate ordenó la toma de la ciudad por 70 de sus apenas 200 soldados.

En proporción de 10 a 1 la batalla cuerpo a cuerpo fue terrible,

se alargó durante tres días

y terminó con la total derrota de los indios,

muchos de los cuales prefirieron saltar al vacío antes que rendirse.

Hola de nuevo a todos.

La editorial Impedimenta acaba de publicar

la obra maestra de Natsume Soseki, "Kokoro", en japonés, "Corazón".

Recordemos que esta misma editorial

tiene publicadas algunas de las novelas más conocidas

del gran novelista y poeta japonés que sucedió a Lafcadio Hearn

como profesor de literatura inglesa en la Universidad de Tokio.

"Kokoro" cuenta la historia de una amistad intergeneracional,

concretamente de un joven y un anciano atormentado por la culpa,

y está considerado como un texto fundamental

de la literatura japonesa, un verdadero clásico.

Fue la penúltima obra de su autor, muerto prematuramente a los 49 años

de una úlcera de estómago.

Recordemos que hace un par de años recomendamos aquí su primera obra,

"Soy un gato", una sucesión de narraciones humorísticas

sobre las costumbres de la clase ilustrada nipona de su época.

"Kokoro", aunque no tan cómica,

sí tiene detalles de su peculiar sentido del humor,

a veces sarcástico.

Recuerden, "Kokoro", de Natsume Soseki,

recientemente publicado entre nosotros

por la editorial Impedimenta.

Tiempo ahora para las matemáticas aplicadas.

Hoy la pregunta de Guadalupe Castellano

también tiene truco porque no parece que se refiera

a nada relacionado con los números, ¿o sí?

¿Qué es la firma digital? Hola, Guadalupe.

Muy buenas. Sí, tiene que ver con los números.

Por supuesto. Además no hay otra pregunta

que tenga más que ver con los números que la firma digital.

¿Qué es firmar un documento?

Haces una carta y luego, abajo, agregas tu firma,

que es un símbolo que solo tú sabes hacer

o que al menos no es fácilmente falsificable.

Entonces en el contexto de la informática la firma digital,

¿qué se puede hacer que solo tú puedes hacer

y que nadie más puede falsificar? Hablamos el encriptación.

Lo que se hace es, escribes tu documento, el texto en claro,

normal, lo que vas a escribir, y ahora lo firmas

haciendo un fragmento de eso que tú has escrito,

lo vas a encriptar con una clave que solo tú conoces,

que es la clave privada que solo es tuya.

Hace dos semanas, ¿qué estuvimos viendo?

Esto completa la pregunta que hicimos

la última vez que estuviste aquí, cuando hablamos del problema

que tenía necesitar una clave para encriptar y desencriptar,

que no se acababa el círculo, digamos.

Muy bien, eso es el sistema de encriptado simétrico.

Dijimos que la clave que se utiliza para encriptar

y desencriptar esa primera clave,

el problema que teníamos de la distribución,

cómo la hacemos llegar.

Pues eso se arregla haciendo un encriptación de esa clave

con un sistema de encriptado asimétrico.

Dos claves.

Una para encriptar y otra para desencriptar.

Entonces esto es, al final, cómo funciona la seguridad en Internet.

A ver.

Para explicarlo nada más que hay que saber multiplicar y dividir,

lo que pasa es que salen números muy gordos

porque la seguridad se basa en que los ordenadores hoy en día

no pueden abarcar esas cuentas con esos números tan gordos.

Vamos a empezar, te he dejado 37 cubitos

y quiero que me los repartas entre esas cinco muñecas

que te he dejado ahí.

¿A cuántos cubos toca cada muñeca y cuánto sobra, si sobra alguno?

A siete, siete por cinco, 35, y sobran dos.

Muy bien, 37 entre cinco, a siete cubitos y sobran dos.

Siete para cada una y al final te sobran dos.

La pregunta que te hago ahora es,

¿qué posibilidades podrías haber conseguido de dividir entre cinco?

Dos cubitos es lo que has conseguido,

pero también podrías haber conseguido

que no te sobrara ninguno.

Si dividieras 35 entre 5, cero cubitos, uno, dos, tres o cuatro,

porque si te quedaran cinco es que te has equivocado dividiendo.

Bien, sistema de restos, por tanto, cero, uno, dos, tres y cuatro.

Esto en matemáticas se llama, superimportante, un conjunto Z5.

El sistema de restos de la división entre cinco

es esto que te presento aquí, que no son números, son restos.

¿Y tú consideras que esto lo debería saber cualquiera prácticamente?

A ver, esto que te voy a explicar ahora es cultura general,

es para apreciar más el trabajo de los matemáticos y los informáticos,

porque es en esto en lo que se basa

la seguridad de nuestras comunicaciones.

Entonces es cultura general ciertamente.

Siguiente paso en esta explicación.

Nos quedamos con que los conjuntos Z algo

son los que van a posibilitar nuestra seguridad actual.

Se basa en dos pilares, los Z algo, los restos, y los números primos,

y he escogido para este ejemplo, chiquititos,

dos números primos pequeños, el tres y el 11.

Esto es una cifra y dos cifras.

En la realidad estos números primos que se escogen

tienen 150 cifras cada uno, números muy gordos

para que los ordenadores no los puedan gestionar

en un tiempo prudencial.

Te pido que los multipliques, ¿tres por 11?

33. Fácil.

El 33 de lo pongo en alto porque es el primer número importante

de nuestro sistema de claves, clave privada, clave pública,

para hacer un sistema asimétrico de encriptación.

Genial, los dos son primos.

Ahora te pregunto cuántos números hay debajo de tres

que no tengan divisores comunes con él, ¿cuántos?

El uno y el dos, números naturales sin contar el cero,

que sean coprimos con tres se llama eso.

11, ¿cuántos números debajo de él hay?

10.

Del uno al 10, coprimos con 11 hay 10.

Ahora te pido que multipliques dos por 10...

20. Eso lo sabe cualquiera.

Ahora con este 20, esto es importante

porque vamos a construir el sistema de restos de dividir entre 20.

¿Cuántas me van a quedar?

Si divides entre 20 te pueden quedar de cero hasta 19,

es lo que se llama Z20.

Siguiente paso, de este sistema de restos tengo que escoger uno.

He escogido el 13, muchos números pero son pasos cortos,

y he escogido de este sistema de restos, el 13.

Importante también en nuestros sistemas

porque estas van a ser mis claves públicas.

Que pueden estar en cualquier sitio,

todo el mundo puede verlas, no es problema.

Puedes hacer una foto y subirlas a tu perfil de Facebook,

todo el mundo las puede ver, y ahora,

¿cómo saco mi clave privada de encriptación?

Ahora hay que hacer un poco de multiplicación.

Tengo que encontrar dentro de este sistema de restos

otro resto, es decir, un número de aquí

que multiplicado por 13 te va a dar un número,

y ese número que te quede, de multiplicar por 13 ese número,

tienes que dividirlo entre 20,

y el resto que te quede tiene que ser uno.

Significa que buscamos el inverso de 13 en este sistema de restos.

Es el 17, porque 17 por 13 son 221 y al dividir entre 20

te queda resto uno. Esta es mi clave privada.

Ya hemos acabado, que no cunda el pánico.

Estaba a punto de empezar a cundir.

Esta es mi clave pública y esta es mi clave privada.

Esta todo el mundo lo conoce.

Cuando me quieras mandar un mensaje me lo vas a encriptar

con estas claves, que es mi clave pública,

y yo lo voy a desencriptar, porque tú me lo mandas encriptado

y ya nunca más nadie, aunque lo intercepte,

nunca nadie lo va a poder descifrar porque para eso tienen que hacer uso

de la clave privada que solo tengo yo.

Esta no la sabe nadie nada más que yo,

así es que no la tengo que enseñar, es mi clave privada.

¿Cómo funciona esta forma de encriptar

y desencriptar con clave privada y pública?

Voy a explicar el RSA.

Imagínate que eres la presidenta de una compañía,

que quiere hacer una OPA hostil a un competidor,

y entonces lo vas a hacer la semana que viene un día

y me quieres mandar a mí, confidencialmente,

qué día lo vas a hacer. ¿Qué día eliges?

El lunes.

Tienes, con esa tabla, que cambiar el lunes a números...

L 16, U 26, N 18, E 9 y S 24. Muy bien.

Ahora lo que hacemos, para encriptar el mensaje,

tú me lo quieres mandar encriptado.

De mi clave pública vas a coger el primero de tus números, el 16.

Lo vas a elevar a 13, que es el pequeño, es decir,

16 elevado a 13, 16 por 16, 13 veces,

fíjate el chorro de número que te va a quedar.

Lo que te quede, que es esto de aquí,

lo divides entre 33, que es la otra clave pública que tienes,

y lo que te quede de resto, que es el cuatro,

va a ser el primer número de la encriptación.

Después el 26 lo elevo a 13, divido entre 33 y el resto es 20.

Y así sucesivamente.

Entonces yo te haría llegar estas claves.

Este mensaje me lo mandas por correo, como sea.

¿Y cómo sabes o sé que mi secretaria no ha..?

Espera, primero hay que desencriptarlo.

Pero aún así, ¿cómo sé que mi secretaria

no ha puesto otro día de la semana?

Claro, porque aquí alguien, un espía entre medias

puede coger este mensaje, se lo puede llevar

y me hace llegar este otro, que no dice lo mismo.

Pues firmándolo.

Si firmas tu mensaje encriptado, ¿cómo lo firmas?

Hemos dicho al principio que era un resumen de lo que habías mandado,

es decir, haces un resumen de tu mensaje,

del lunes que me quieres mandar, eso se llama "hash",

que es más complicado, pero imagina que solo es 16 y 26,

y lo vas a encriptar con tu clave privada,

porque tú tienes clave privada, el 27,

en tu sistema de escala de clave pública y privada es el 27.

Entonces el 16 lo elevas a 27, lo divides entre 33

y el resto te da 36. Ah, esta sería mi firma.

Eso es, un resumen de lo que me mandas encriptado

con tu clave privada.

¿Y cómo lo desencriptas? Tú me haces llegar estas dos cosas.

Esta primera, que es el mensaje que me has encriptado

con mi clave pública yo lo desencripto

con mi clave privada, que es 17.

Lo que hago es elevar el cuatro a 17, es mi clave privada,

lo divido entre 33 y el resto me da 16.

Fíjate, lo primero que tú tenías.

Siguiente, 20 elevado a 17, dividido entre 33

y así se va desencriptando.

Este es el mío, y este tuyo lo desencripto con tu clave pública.

Si coincide el "hash" de esto con esto es que eres tú.

No puede ser otra persona. Y nadie más que tú.

Nos queda nada, 10 segundos,

¿pero es lo mismo firma digital que certificado digital?

No, el certificado digital se vale de la firma digital.

El certificado digital es un documento

que tiene un número de serie, una caducidad, tus datos,

y luego tiene una firma digital de una entidad que está reconocida

para poder emitir esos certificados digitales,

la Fábrica de Moneda y Timbre,

que tiene su clave privada y pública.

Pues el certificado digital es todos tus datos encriptados,

hace un resumen de eso y lo encripta con la clave privada

de la Fábrica de Moneda y Timbre.

Entonces todo el mundo lo puede desencriptar

con su clave pública de la Fábrica de Moneda y Timbre

y saben que lo ha certificado.

Bueno, los informáticos estarán contentos contigo

porque desde luego...

Es que hay que acercar las matemáticas a todos los ambientes.

Lo dejamos aquí, gracias. A ti.

Hasta aquí "La aventura del saber" de hoy.

Guadalupe volverá, pero será ya en abril.

Antes de eso seguiremos ofreciéndoles nuevos contenidos.

Aquí ya saben que no nos asustan ni las matemáticas, ni la ciencia,

ni la historia, ni el arte ni la literatura.

Todo tiene su espacio en este rincón de La 2.

Mañana, a partir de las 10, les esperamos de nuevo, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 18/03/15

La aventura del saber - 18/03/15

18 mar 2015

Emitiremos los reportajes "Huerta Tetuán", "Exposición Pello Irazu" y "La última danza de guerra". Además, entrevistaremos a Azucena Klett y Zoe Mediero, de Intermediae (Matadero Madrid), a Arturo de las Heras, Director Gral.

 

ver más sobre "La aventura del saber - 18/03/15" ver menos sobre "La aventura del saber - 18/03/15"

Los últimos 4.035 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios