www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3447478
Para todos los públicos La aventura del saber - 18/01/16 - Ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, buenos días.

Segunda semana del segundo trimestre del curso 2015-2016.

Bienvenidos a una nueva edición, la 3744 de "La aventura del saber".

En la que, entre otros contenidos, les ofreceremos la posibilidad

de comprobar cómo mirando nuestro entorno con los ojos

de un científico podemos vivir más y mejor.

Disfrutando más de la vida.

Y precisamente, en LaFábrika de toda la vida,

es una asociación extremeña que ha rehabilitado

mediante la autoconstrucción dos naves de la antigua cementera

de los Santos de Maimona.

Para convertirlas en un espacio para la gestión social del territorio,

el ocio y la cultura del mundo rural.

Sus promotores nos contarán cómo se ha desarrollado el proyecto.

(Música)

Hola a todos.

Bienvenidos al minuto de reflexión gastronómica que semanalmente

nos propone en "La aventura del saber"

don Rafael Ansón. ¿Qué tal?

Buenos días.

Hoy hablamos de especias, ¿no?

Las especias han sido tradicionalmente muy caras.

Ahora parece que no lo son tanto, ¿no?

Porque realmente hace falta menos.

Yo comprendo que para comer antes hay que pensar

cómo llegarían los productos andando desde Veracruz

hasta el México D. F. actual, dos o tres días al sol.

Si a aquello se añadía picante, especias, no se podía comer.

Sin embargo, necesitaban comer ese pescado, que les daba proteínas, ¿no?

Es un poco lo que estaba ocurriendo y ha ocurrido siempre.

Y lo ponía el otro día y lo vuelvo a poner ahora, el ejemplo,

de que nadie podía entender que Cristóbal Colón

montara el tinglado que montó

para traernos nuez moscada, mostaza, pimienta.

Pero es que si no, esos productos no se podrían comer.

Comprendo que cuando la carne no es muy buena

y le añaden un poco de kétchup o mostaza, se la pueden comer.

Si la carne es maravillosa, lo mejor es no estropearla.

Por lo tanto, los condimentos y las especias

es una forma de cambiar sabores.

Han sido indispensables a lo largo de la historia.

Ahora con el frío y el transporte rápido menos.

Lo que ocurre es que tampoco hay que olvidar que,

aparte de esa función de hacer comestibles

cosas que eran regulares, es que dan unos sabores estupendos.

Yo a casi todo lo que puedo le añado un poco de pimienta.

Sube el sabor del producto.

Una trufa negra maravillosa, con un golpe de pimienta está mejor.

No despreciemos esas especias que durante siglos fueron

una moneda de cambio.

Sin esas especias no podían comer.

Ahora se puede comer sin ellas, sí.

Pero probablemente con ellas se coma mejor.

Yo defiendo mucho las especias. Muy bien.

Son como de la familia. Muy bien, muchas gracias.

Nos vemos.

Cada 15 días en "La aventura del saber"

invitamos al profesor Crespo a que nos permita ver nuestro entorno

con los ojos de un científico. Hola, José, ¿qué tal?

Buenos días, Salvador. ¿Cómo estáis?

Hoy nos has propuesto hablar, para que pensemos sobre las salinas

del mediterráneo.

¿Hay muchos tipos de salinas?

La sal se extrae de distintas maneras, de distintas fuentes.

Una, quizás, es la explotación de la sal marina.

Las salinas que están junto al litoral.

La sal se explota, primero, sal mineral, sal de yacimientos.

Como si explotaras carbón.

Sal que se ha formado en momentos del pasado geológico.

Suele ser para usos industriales.

Luego, de la manera de extracción en las salinas,

a través del precipitado de la sal, que está disuelta en el agua,

hay salinas de litoral y salinas de interior.

Curiosamente... Salinas de interior.

Sí, sí. Curiosamente en nuestro país

ha habido muchas más salinas de interior que salinas de litoral.

La salina del litoral se sabe porque es del mar.

Coges el agua, dejas que se evapore...

¿Pero el interior?

Manantiales, ríos que han atravesado yacimientos, estratos ricos en sal,

procedentes quizás de mares del pasado.

Mares que estaban en el triásico, en el Pérmico,

y se depositaron sales.

Y esas aguas que atraviesan esos... Van disolviéndola.

Y luego el hombre hace precipitar con el mismo sistema.

Un sistema de balsas donde se calienta el agua.

Aumenta la concentración de sal y luego precipita y se extrae.

José. Antiguamente la sal era muy importante.

La palabra salario, lo hemos contado muchas veces,

viene del pago en sal que se hacía a los soldados romanos.

¿Ahora es importante? Cada vez es más importante.

Se conocen más de 14 000 aplicaciones en la industria de la sal.

¡14 000! 14 000.

Piensa que cualquier cosa que nos rodea, la ropa que llevamos,

los alimentos, los curtidos...

Los plásticos utilizan sal.

De los últimos años se ha disparado mucho el consumo de sal

porque la industria cada vez fabrica más,

el aumento de población para consumo en alimentación.

Cada vez se extrae más.

¿Hay muchos tipos de sal para consumir...

en las comidas?

Sí. Cada yacimiento de sal, si es una sal de interior,

tiene unas características y una serie de elementos que lo componen.

Y luego, efectivamente, tanto sea de explotación marina...

hay calidades.

Sales más puras, refinadas, no refinadas...

Quizás la mejor sal es la poco tratada.

Sin ningún tipo de aditivo.

Con todos los elementos que el mar aporta.

Está muy de moda hoy en día la flor de sal.

Lo que se conocía en el levante como las hojas de sal.

Esa primera cristalización de la sal marina.

Creo que podemos pasar ya a ver las imágenes.

Salinas...

Vamos a viajar a la Comunidad Valenciana,

concretamente a Alicante. Al Golfo de Elche.

Vamos a ver las salinas de Santa Pola.

La mayor parte de las salinas son parques naturales, ¿no?

Son zonas de marisma, de marjales, zonas deprimidas.

Inundadas por el agua del mar, que eran antiguas zonas húmedas

y gracias a que se han explotado como salinas se han conservado.

Es un paisaje sostenible, ¿no?

Estamos viendo aquí las primeras balsas de agua

donde se acumula el agua que va a proveer a las balsas.

Estas separaciones, estos muros albergan una vegetación

muy importante para la biodiversidad.

Albergan plantas halófilas a suelos.

Y lo más vistoso, es la biofauna. La fauna acuática.

Destaca el flamenco.

En el parque natural de la salinas de Santa Pola

puede haber hasta concentraciones de 8000 flamencos.

Con ese color rosáceo que se lo proporciona su alimento,

un crustáceo del que se alimentan.

Van filtrando y toman ese pequeño crustáceo.

Les confiere ese color rosado tan característico.

Estos canales separados por estos taludes,

estos muros de tierra albergan una vegetación muy curiosa.

Solamente crece en zonas en las que el sustrato es salino

y se han adaptado de muchas maneras a esa alta concentración de sal.

Esta es la salicornia, una planta muy característica de estos humedales.

Lo que hace es...

Acumular agua para compensar esa alta proporción de sal.

Otras plantas liberan hojas al caerse...

Otras por la noche lo emiten.

Aquí tenemos una garceta que sirve de refugio para anidar

y para refugiarse.

La cigüeñuela, otra de las aves más fáciles de ver en la salinas

del parque natural de las salinas de Santa Pola.

Su nombre nos recuerda,

aunque no tiene nada que ver, no es del mismo, digamos...

de la misma filogenia que la cigüeña,

pero sí que tiene mucho parecido. De ahí su nombre, ¿no?

Caza pequeños invertebrados que hay sobre las salinas.

Este color rosado que tienen las balsas

es debido a una bacteria que le da ese color

y es la base de la cadena atrófica de las salinas.

Luego, no solamente hay agua en las salinas de Santa Pola,

hay como tres ambientes distintos, ¿no?

Tres hábitats, por así decirlo.

Este es el sistema dunar que separa las salinas del mar.

Con una zona de salina viva, perdón, de duna.

De dunas vivas. Es lo que vemos en primer lugar.

Son móviles por el viento.

En segundo plano, que las vamos a ver ahora mejor,

este segundo plano de dunas fijas en las que crece un magnífico bosque

donde el pino marítimo.

A su vez sirve para fijar estas dunas.

Tienen un magnífico sistema de pasarelas en el parque.

Aquí vemos el fruto que es inconfundible.

Es la única piña de tamaño mediano de los pinos peninsulares

que tiene el pedúnculo unido a la rama por un bracito.

Además fíjate qué color blanco. Eso no es común en los pinos.

Sin embargo, en el pino marítimo es muy común ese color blanco

de las ramas que lo identifican.

Por último, el tercer ambiente sería el de playa.

El de costa baja rocosa.

Fíjate cómo la urbanización ha llegado ahí con la presión

hasta el límite de las salinas.

Tenemos también un buen tramo de playa bien conservada

con mucho aporte de bivalvo.

Aquí un precioso bando de chorlitejos patinegros,

que están esperando que el agua les traiga pulgas de agua,

pulgas de mar para comer.

Antes eran sumamente comunes.

Antes cualquier playa de levante tendría muchísimas decenas,

centenas o millares de estos pájaros.

Hoy en día prácticamente son difíciles de ver

y solo los podemos ver en zonas protegidas,

como es el parque de las salinas.

Desde el punto de vista geográfico, tiene una gran importancia.

Aparte de la belleza plástica, es un paisaje...

Es un paisaje sostenible. Os gusta, ¿no?

Sí, nos gusta, primero por la estética.

Toda la arquitectura.

En muchos casos, la arquitectura es muy antigua.

Es un patrimonio cultural.

El colorido que adquieren las salinas.

Luego, concretamente, es uno de los pocos ejemplos

que la sostenibilidad es real.

Es una manera en la que convive un medio natural

con una explotación, una industria. Es productiva.

Efectivamente. Va en aumento.

Se están recuperando algunas salinas que han quedado en desuso.

La mayoría de la salinas en España están en desuso.

Quedan activas muy pocas. Por muchos motivos.

Por la presión urbanística,

por acaparar el mercado multinacional.

Eso está un poco en contradicción con lo que comentamos antes.

Decías que la sal se usa para cualquier tipo de fabricación

de cualquier cosa. Que había 14 000, decías.

Sí, 14 000 aplicaciones.

Digamos que la demanda ha hecho que se industrialice

hasta tal nivel la explotación,

que pequeñas explotaciones no son competitivas

y han ido desapareciendo.

La Fundación Biodiversidad,

a través de su programa "Emplea verde"

apoya un proyecto muy interesante

que es valorar, dotar de más calidad

y crear puestos de trabajo en salineras, ¿no?

Es asegurar un paisaje, un patrimonio, una cultura.

Y hacerlo productivo también.

Hacerlo productivo y conservar unos ecosistemas más.

Lo hemos hablado en algún programa.

Lo más alterado en nuestro país es el litoral.

Y lo seguimos transformando, ¿no?

Tenemos auténticos ecosistemas echados a perder.

Y viene de lejos.

Hemos visto en la primera imagen, si no recuerdo mal,

una torre enorme que parecía una torre almenada.

Sí, es una de las torres que construyó Felipe II

allá por el 1500 y algo para vigilar las invasiones piratas.

Pero bueno...

La gran transformación del litoral español ha sido ahora.

Si consultas imágenes del archivo del primer vuelo americano del año 50-56,

la Manga del Mar Menor, por ejemplo, era un paraíso natural.

En menos de medio siglo hemos transformado todo.

Y seguimos haciéndolo, seguimos transformándolo,

haciendo presión sobre el litoral.

Muy bien.

José Manuel. Si uno quiere profundizar en el conocimiento

de las salinas que hay en España su diversidad, su historia...

Voy a recomendar a todo el que quiera aprender algo más sobre las salinas.

Hay una publicación que hizo la Junta de Andalucía

que se llama "Las salinas de Andalucía".

Es un trabajo maravilloso.

Habla tanto de salinas de exterior, perdón,

de interior, como salinas del litoral.

Está en PDF descargable en la página de la Junta de Andalucía.

Poner en un buscador simplemente salinas de Andalucía

y es un monográfico magnífico para saber...

Además todos los aspectos.

Paisajísticos, ecológicos, históricos.

Cuenta anécdotas y un trabajo maravilloso.

¿La semana próxima qué nos invitas a conocer mejor?

La próxima semana vamos a viajar a un lugar,

si más o menos tienes un mapa mental de lo que es la distribución

biogeográfica de la península,

tenemos una gran mancha de clima atlántico

y una mancha superior en extensión de clima mediterráneo.

Pero en las zonas, en las líneas donde esas dos zonas

bioclimáticas se tocan, se da una gran riqueza

y una gran biodiversidad.

Conviven taxones del mundo Atlántico y taxones del mundo Mediterráneo.

Vamos a viajar a uno de esos lugares, la Sierra de Cameros en La Rioja

y ver la gran diversidad que da lugar esa mezcla de esas dos

grandes reacciones biológicas. Suena genial.

Espero que os guste. Muchísimas gracias, José Manuel.

Nos vemos dentro de 15 días. Hasta entonces.

Convertir mediante la autoconstrucción

un espacio en desuso de una antigua cementera

en un lugar socialmente rentable y económicamente sostenible,

capaz de desarrollar dinámicas productivas y cooperativas

es el proyecto que un grupo de jóvenes están llevando a cabo

en la localidad pacense de Los Santos de Maimona.

LaFábrika de toda la vida ha empezado a dar sus primeros pasos

como un lugar para la cultura libre abierto a la comunidad.

(Música)

Soy Siro Santo, un miembro más de la comunidad

de LaFábrika de Toda la Vida.

Dentro del proyecto me dedico a procesos participativos

y de gestión social.

Estudié bellas artes en la Universidad de Granada,

donde nace este proyecto.

Yo soy Nacho.

Pertenezco también a la comunidad de LaFábrika de Toda la Vida.

Bueno...

Nos conocimos en Granada.

Dentro del equipo me encargo, sobre todo,

de aspectos de la documentación gráfica,

tanto la fotografía como el video.

(Música)

Soy Carlos Muñoz.

Soy miembro del equipo de LaFábrika de Toda la Vida.

Mi relación con el equipo surge en 2013.

Yo estaba viviendo en Brasil.

Realicé un proyecto con Santiago.

Colaboré con él en unas jornadas de autoconstrucción.

A raíz de eso, me presentó a la gente del equipo.

Yo soy Jesús.

Estudié arquitectura técnica en la Politécnica de Cáceres.

Una vez terminada la carrera,

me especialicé en arquitectura bioclimática

en la Politécnica de Madrid.

Mi nombre es Marta Ortega.

Soy abogada y pertenezco a LaFábrika hace cuatro años, aproximadamente.

Yo soy arquitecto.

Al principio me relación fue más por la parte técnica.

Fue cuando iba a empezar la rehabilitación.

Pero finalmente el equipo,

decimos que es transdisciplinar, no multidisciplinar,

porque acabamos haciendo todos de todo.

Los inicios del proyecto son en 2010.

Por aquel entonces, ciertas personas que nos conocimos

en la facultad de bellas artes de Granada,

detectamos la necesidad interna de gestionar un espacio

para la cultura y la ciudadanía.

En aquel momento relacionados sobre todo con las prácticas artísticas

en el espacio público.

Y cómo podían trabajar a un nivel relacional,

a un nivel de participación, y facilitar el acceso a la cultura

a los ciudadanos.

-El proyecto desde los inicios en 2010

tuvo como idea ocupar este espacio y convertirlo en una fábrica

para la gestión social del territorio.

Y para promover un tipo de ocio y cultura

que no tiene quizá suficientes ofertas

en una región como Extremadura.

Siempre nos gusta aclarar que venimos de las artes,

pero venimos de unas artes que es arte y participación,

que es arte y ciudadanía,

que es más colaboración que el hecho de pintar un cuadro.

(Música)

Desde pequeños o en nuestra juventud

utilizábamos este patio como medio de juegos,

como medio de diversión,

como medio de experimentación,

tanto en el grafiti como en otras prácticas,

y en esa relación

entre lo físico y lo humano,

nace la necesidad de por qué no

rehabilitar el espacio físico de LaFábrika

y convertirlo en un lugar de disfrute.

-En 1973 deja de funcionar esta fábrica de cementos como tal

y la antigua fábrica de cementos Asland

lleva abandonada alrededor de 40 años.

-Se proyectó para acometer las obras del Plan Badajoz.

Por tanto, después de realizar todas las obras

de los pantanos y todos los poblados de colonización

de las vegas altas y vegas bajas del Guadiana,

LaFábrika ya no tenía utilidad.

Esto supuso para el pueblo una disminución de la población brutal,

de alrededor del 30%.

La reducción creo que llegó cerca de los 3000 habitantes.

Entonces, durante esos 40 años de abandono,

ha tenido un estigma de negatividad

debido a ese éxodo que provocó.

-Sobre el año 2010 se firmó un convenio.

Era un convenio rudimentario, bastante básico.

Fue el primer contacto con el Ayuntamiento,

cuando se empezó a ocupar el espacio.

Cuando llegó el momento de renovar ese convenio,

en el año 2013,

empezamos a plantearnos cuáles eran las necesidades de LaFábrika.

El proceso del convenio que se estrena en el 2013

tiene tres etapas básicamente.

Una primera etapa que es de autorreflexión

y de trabajo interno entre nosotros.

Una segunda etapa que fue participativa.

Cuando tuvimos el primer borrador de convenio lo colgamos

en una plataforma,

hicimos un WikiConvenio,

que era una plataforma participativa donde la gente podía opinar

y podría proponer, modificar ese contenido del convenio.

El convenio ha estado colgado en nuestra página web

y está a disposición de todo el mundo.

Cualquiera lo puede ver, lo puede copiar,

lo puede utilizar en su asociación como crea conveniente.

Cuando tuvimos el documento más o menos formado,

lo presentamos al Ayuntamiento

y empezaron las negociaciones con la Administración.

(Música)

El Ayuntamiento pone... Tiene un suelo de propiedad municipal.

Crea una infraestructura para que se puedan desarrollar

en ese espacio posteriormente una serie de proyectos.

Uno de esos proyectos es el proyecto de LaFábrika.

El Ayuntamiento pone a disposición de la Asociación LaFábrika

un suelo y un edificio

y LaFábrika a cambio,

mediante su proceso de autoconstrucción,

digamos, devuelve a ese edificio

un uso público para disfrute del resto de vecinos de la localidad.

(Música)

Lo más necesario para cambiar los plazos de cesión.

Tuvimos en un primer momento un plazo muy corto de 2 años.

Ahora pretendemos, como mínimo, 4 años.

Nosotros queremos 10 años.

Nosotros queremos un plazo mucho más amplio.

Porque, realmente, si nos planteamos proyectos a medio y largo plazo,

4 años es medio plazo, no es largo plazo.

Si nos planteamos proyectos más ambiciosos,

nos gustaría tener la seguridad y la certeza

de que vamos a tener disposición de este espacio

durante un largo periodo de tiempo.

(Música)

Como puntos peculiares del proyecto,

principalmente está el tema de la recuperación

de materiales.

Materiales que por unos motivos o por otros

han sido desechados o están en desuso.

-Lo que podría ser para el Ayuntamiento

un material desechable, sin uso,

como pudiera ser materiales de construcción

o el mobiliario urbano obsoleto

o que había acabado su vida en el Ayuntamiento,

nosotros lo hemos recuperado,

lo hemos utilizado y le hemos dado otros fines.

(Música)

Cuando se fue a firmar el nuevo convenio,

una de las condiciones fue que, para seguir utilizando el espacio,

habría que rehabilitarlo.

-Y decidimos involucrarnos en la rehabilitación de este espacio

con una metodología de autoconstrucción

que pensamos que trabaja también

en la fórmula de crear relaciones entre las personas

y generan también una implicación física con el espacio

apoderándose o empoderándose de lo que ya has rehabilitado

y considerándolo como tuyo.

-Yo creo que permite una participación más horizontal

de todos los agentes,

de todas las personas que colaboran en el proyecto.

Llegamos a crear procesos un poco más emotivos,

donde todas las personas, todos esos agentes

al final se ven formando parte de ese proceso

y creando eso que materializamos.

-La autoconstrucción no solo imprime primer valor social,

sino que imprime un valor lúdico a la obra y a los procesos

que creemos muy interesante.

Y la metodología de autoconstrucción

lo que aporta es ese valor

de que el usuario está involucrado en todo el proceso.

Aparte de ser un proceso abierto en el que colaboraron

un sinfín de personas, mucha gente local que ahora es usuario

formó parte del proceso.

-De 2010 hasta 2013

hay un intervalo de tiempo

en el que se hacen algunas jornadas,

sobre todo dedicadas a la rehabilitación,

pero el equipo en sí mismo

lo que hace es relacionarse con otras comunidades,

con otros equipos a nivel nacional.

A partir de nuestra relación con Santiago Cirugeda

y con la Red de Arquitecturas Colectivas,

intentamos cómo nos podríamos relacionar

y trabajar en un modo de aprendizaje

participando en otros proyectos y en otros procesos.

-Me llamó un equipo de gente para nosotros desconocido

que estaban trabajando en Los Santos de Maimona

que ya tenía un convenio de cesión de una cementera, de unas naves.

Y corriendo nos fuimos a ver quién eran estos locos.

Chavales jóvenes de 22 años.

Y cuando llegamos allí nos sorprendió

que había un espacio abandonado increíble,

un esqueleto urbano enorme, una fábrica pública

donde esta gente ya había comenzado a trabajar,

a estudiar lo que había.

Ellos tenían la intención de rehabilitar aquello

a cambio de su uso.

Y nosotros, como Recetas Urbanas técnicos y como peritos,

damos todo el soporte técnico, apoyo moral y lo que haga falta.

-Ayudando, o bueno, involucrándonos en diferentes proyectos

a nivel nacional,

y aprendiendo lo que nos gustaba y lo que no nos gustaba.

-La gente de LaFábrika aparece en Benicàssim

a colaborar en la rehabilitación de la nave aquella,

estuvieron en Valencia ayudando, han estado en San Sebastián ayudando,

han estado en muchos sitios colaborando con otros proyectos.

En Sevilla con la carpa también.

Y, bueno, esa manera de colaborar que hemos tenido

es en sí arquitectura colectiva.

Únicamente un deseo de que vayan funcionando al mismo tiempo

proyectos en todo el Estado.

Ya no sé si hay más de un centenar de colectivos

que todos pretenden lo mismo.

Plantear alternativas de gestión

de suelos, de bienes, de recursos humanos,

para hacer lo que no hacen las Administraciones.

(Música)

Ese camino que nosotros hicimos con ellos de aprendizaje,

de colaboración,

en el momento en el que nos pusimos manos a la obra en LaFábrika,

automáticamente,

se produjo ese retorno de ayuda

por parte de un sinfín de equipos.

Y, finalmente,

el colofón fue el encuentro de arquitecturas colectivas 2015

que se celebró aquí.

Entonces, un proceso de introducirnos en la red,

aprender con profesionales

que llevaban más años que nosotros trabajando en este tipo de prácticas,

recibir el apoyo de la red en nuestra propia obra

y la celebración final fue recibir a toda la familia

de arquitecturas colectivas en nuestro espacio

que, al final, no es nuestro espacio,

es el espacio de todas esas personas que han pasado por aquí

y han apoyado durante la obra.

(Música)

La prueba material de lo que Arquitecturas Colectivas

ha volcado en lo que es LaFábrika hoy en día,

fue en el encuentro de Arquitecturas Colectivas

celebrado en septiembre de este año

y la materialización es la recuperación de la tolva

que hoy en día tenemos aquí

y la autoconstrucción de una pérgola con materiales reciclados,

con materiales reutilizados,

adquiridos de los almacenes públicos que hemos ido hablando.

(Música)

En 2013 comienzan las primeras jornadas de autoconstrucción

donde con amigos, con familiares y tal,

empezamos a darle un poco de forma al proyecto, a la rehabilitación.

(Música)

Se plantea el proceso de entrar en la plataforma de goteo

para una financiación de crowdfunding,

y es en 2014 cuando esas jornadas de autoconstrucción

empiezan a acoger aún más forma.

(Música)

Aparte de los materiales de los almacenes,

el material de la propia nave, que se iba reutilizando,

y el material que se compró,

el propio espacio de LaFábrika, un espacio de 40 000 m²,

al final, acaba siendo un supermercado de materiales

que puedes reutilizar.

-Utilizamos grava que había por aquí tirada,

toda la arena que falta aquí,

fue con lo que hicimos, por ejemplo, las bases de la rampas,

arreglamos algunos marcos de algunas ventanas,

de la perfilería de hormigón,

también hicimos la mezcla para la recuperación de la cubierta.

-Carlos, buenos días.

Han venido esta gente de la televisión

a preguntar cuál era la impresión de la gente del pueblo

cuando nos veían a tantos locos

trabajando en la cementera abandonada.

-Una gente muy sencilla,

una gente que han trabajado mucho para poner en marcha este proyecto

que con tanta ilusión empezaron.

Los empecé viendo muy arregladitos y, en el día a día,

empezaron a venir llenos de pintura, llenos de polvo, de cemento.

-Al principio, fue un periodo de tiempo

en el que no había nada tangible,

el proyecto solo se ocupaba de la rehabilitación del espacio

y no tenía tanta conexión con la ciudadanía.

Durante estos 6 meses,

desde abril de 2015 hasta nuestros días,

esa connotación y ese espacio de participación ciudadana

ha cambiado muchísimo

y ahora los ciudadanos de Los Santos de Maimona

cada día más se sienten involucrados con el espacio,

a partir del proyecto de LaFábrika, participan en las actividades.

Es cuestión de tiempo y de que los ciudadanos vean

que esto es un espacio de oportunidad para hacer nuevas cosas

y que se convierta en un espacio público

de uso y disfrute para los ciudadanos.

-En el espacio se han ejecutado diferentes actividades,

no solo eventos puntuales, sino a pequeño y largo plazo.

Este verano, hemos estado haciendo proyecciones de películas,

de cortometrajes, "Cine al fresco", que se llamaba la actividad.

(Música)

Mi manera de contribuir con LaFábrika

es documentando todas las actividades que se realizan.

He aportado grabaciones o he venido a grabar

distintos eventos que han ocurrido en LaFábrika,

como Arquitecturas Colectivas, Working Progress, MaimonaMario,

desinteresadamente, porque me parece que las actividades que ocurren aquí,

de alguna manera, deben de ser registradas y archivadas.

(Música)

Desde que abrimos, lo hemos tenido siempre claro.

Hemos hibridado en nuestras propuestas de eventos

temáticas muy populares a nivel de gastronomía

o de cultura popular

y temas que, quizá, no tienen mucho que ver,

pero que veíamos importante introducir

en este tipo de territorios, por ejemplo,

uno de los "Sábados de toda la vida" hablaba de cervezas artesanales

y software libre.

A priori, aparentemente, no tienen nada que ver,

pero, al final, se producen debates interesantes

sobre maneras de hacer las cosas o éticas a la hora de trabajar

donde hay conexiones entre la producción cooperativa,

que es algo que siempre se ha hecho en Extremadura,

y nuevas maneras de hacer tecnología que, al final,

hablan diferentes lenguajes, pero están hablando de lo mismo.

-Dentro de LaFábrika de toda la vida,

hay un equipo de trabajo

en el que LaFábrika sirve de paraguas

para hacer otro tipo de proyectos

y dentro de esos proyectos que se están realizando,

está Remontando.

Es una investigación sobre el trabajo en red

y la filosofía de la colaboración en Extremadura.

En el proceso de investigación estamos mapeando o reconociendo

diferentes agentes de Extremadura

que añaden valor social a su actividad.

La idea es, a futuro, generar una red de economía social

en el territorio que establezca una serie de conexiones

para formalizar una nueva economía endógena

dentro de los procesos que trabajan alrededor de la economía social,

de la prácticas colaborativas, de la cultura libre

o de la idea del procomún en sí mismo.

(Música)

Me parece importante destacar que dentro de LaFábrika

hay determinadas personas que utilizando ese paraguas

que engloba LaFábrika y que tiene ya un nombre,

están gestando otro tipo de proyectos

que van acorde con la filosofía que tenemos en LaFábrika

y que, por poner un ejemplo,

estamos llevando a cabo procesos arquitectónicos

relacionados con una tipología de vivienda, de edificación,

bastante concreta relacionada con la sostenibilidad

y la bioclimática.

-Uno de los proyectos que tenemos en la cabeza

está siendo la colaboración

de la construcción de una cúpula geodésica

en el pueblo de Salvaleón.

Actualmente, muchas de las casas antiguas de los pueblos

están cambiando las cubiertas y desechando las viguetas de madera.

Para este proyecto, se recupera esa madera

y con un sistema de triangulaciones,

se genera una cúpula usando esa madera como aristas,

entonces, mezclas un poco un lenguaje muy tecnológico,

como son las cúpulas geodésicas, utilizando un material

que de no haberlo utilizado en esa función,

hubiera sido desechado.

Es un muro circular de piedra seca,

cuya cubierta va a ser una cúpula geodésica,

esa hibridación de lenguajes crea una imagen interesante.

(Música)

A principios de año surge la oportunidad

de presentarnos a Idea Camp,

que este año se celebraba en Suecia, en una ciudad cerca de Estocolmo.

Fuimos seleccionados, creo que entre 400 y 500 proyectos europeos,

seleccionaron 50,

y ahora estamos en el proceso de redactar el proyecto.

En el caso de ser seleccionados, conseguiríamos algo de financiación

y nuestra idea es invertirlo en ese proceso,

en sentar, por fin, en una mesa a ciudadanía, Administración Pública

y agentes privados y pensar qué podría ser este espacio.

Ese momento de trabajar gracias

al apoyo de una fundación europea, la Fundación Europea de la Cultura,

creo que puede dar el empujón necesario

para que todos los agentes implicados en la recuperación de este espacio

por fin se sienten y tomen ciertas decisiones.

Idea Camp podría ser el revulsivo para que eso sucediera.

(Música)

Nuestra idea, realmente, sería

que agentes externos al proceso de LaFábrika,

tanto locales, como regionales, como cualquier persona interesada

pueda utilizar este recurso común para su propio interés,

a nivel de organizar cursos de formación

o a nivel de organizar otro tipo de eventos.

El último ejemplo que tuvimos fue el Maimona Fest,

que un grupo de chicas de Madrid,

casualmente, estaba en Los Santos de Maimona

el día de la inauguración de LaFábrika de Toda la Vida

y les pareció un espacio perfecto para sus proyectos

o las cosas que tenían en la cabeza.

Un festival que, igual que nosotros, intenta mezclar cosas.

Es el camino que nos gustaría llevar

en cuanto a la programación que tengamos,

que surjan proyectos desde dentro del equipo de LaFábrika,

pero que, al mismo tiempo, la gente entienda

que es un recurso común que pueden utilizar.

(Música)

La familia irá creciendo a medida que ese tipo de proyectos,

que llegan desde fuera,

vayan involucrándose y formando parte de la comunidad de LaFábrika.

(Música)

Hola a todos,

Elena García Quevedo es periodista, también es guionista de cine,

durante años trabajó como corresponsal en Oriente Próximo

para la Cadena Ser y ha escrito diversos libros,

entre ellos, este, "Voces sabias:

el arte de vivir en tiempos de cambio",

editado recientemente por Paidós.

Un amplio reportaje con entrevistas a personas

reconocidas por su excelencia profesional y, en fin,

cuéntanos, Elena, ¿cómo se te ocurrió este libro?

¿Cómo ha sido el origen de esta idea y de elegir,

precisamente, a estas personalidades que te han ocupado?

Este libro es el fruto de varios años,

aunque no en concreto.

Llevo muchos años entrevistando a personas de edad

que son reconocidas por su sabiduría y que tienen algo que decir

en el tiempo de cambio en el que estamos.

Entonces, este libro culminó

con la idea de que esas personas debían ser excelentes

en el mundo profesional.

Yo no sabía casi nada más de ellos, sobre su vida personal,

pero decidí que tenían que haber supuesto un cambio,

representar algo en la memoria de la gente,

ser un poco mitos, ser un poco héroes para la mayoría

y no sabía que detrás de esas vidas

en las que, profesionalmente, eran hitos,

también había personas

que eran pequeños héroes en sus vidas cotidianas,

con sus familias, con sus pequeñas historias.

Digamos que la idea vino

para culminar un proyecto de años de entrevistar

y de ver qué tiene que decir la gente que ha vivido más tiempo

sobre un tiempo de crisis

en el que todo parece estar cambiando,

en el que nuestras vidas tienen que afrontar retos...

Imprevisibles. Imprevisibles.

Pero bueno, alguno lo conocías muy bien,

por ejemplo, a Iñaki Gabilondo le conocías fenomenalmente

porque había sido tu jefe, ¿no?

Pero no fenomenalmente.

Ah, ¿no? No.

(RÍEN)

No, Iñaki estaba en Madrid, y yo estaba en Jerusalén.

A Iñaki, conocía su voz.

Conocía a veces sus enfados a través de mis compañeros.

Conocía también su escucha,

y cómo me fue cuidando cuando yo trabajaba como corresponsal,

me llamaba para contarme quién iba a entrar primero,

como íbamos a hacer esos temas.

No, no conocía a ninguno bien. Fue una sorpresa.

Solo, digamos, desde el punto de vista profesional, ¿no?

En principio solo los conocías así.

¿Cómo ha sido el encuentro?

¿Han sido diversos encuentros a lo largo de mucho tiempo?

¿Han sido intensivos, de seis horas estar hablando con alguien?

Cuéntanos. Supongo que cada uno de los casos

será ligeramente diferente, ¿no? Son completamente diferentes.

Y son retratos.

Quiere decir que a través de varios encuentros

voy construyendo una idea de vida,

de cómo vive cada uno de ellos, de acompañarlos,

de escribir no solo sus palabras,

también su forma de comportarse con la gente con la que están,

o con ellos mismos.

Son historias completamente distintas.

Con Iñaki, nos hemos encontrado varios días,

creo que tengo unas seis horas grabadas.

Con Joaquín Fuster ha sido noches, nos encontrábamos por Skype.

Es muy divertido.

Para mí era la cita nocturna casi durante cuatro meses.

Nos fuimos encontrando...

Y empezabais a hablar,

según el día que te tocaba, un idioma,

porque como él habla... ¿no?

En su casa un día habla alemán, otro día francés, contabas eso, ¿no?

Sí, esto es muy bueno.

Joaquín Fuster me enamoró.

Creo que casi todos me enamoraron.

Joaquín Fuster especialmente, porque me hacía reír todo el tiempo,

y además de hacerme reír, me enseñaba claves de vida.

Es psiquiatra, ha estudiado durante 50 años el cerebro humano,

y se ha aplicado todo lo que ha aprendido para él ser feliz.

O al menos, es la persona más feliz a la que yo he entrevistado.

Cada día no me hablaba en un idioma, pero casi.

Casi en un idioma.

Me iba enseñando cómo había llegado a sus ochenta y muchos años,

sonriendo, con retos, intentando hacerlo bien,

y muy unido a su familia, a su gente, a la música... y creando.

Él sigue aprendiendo,

y hablando un idioma, no es hablar un idioma cada día.

Me decía: "Hablar un idioma cada día no es solo eso,

es pensar en un idioma cada día, vivir de una forma cada día,

eso te hace crecer".

Estos retratos, ¿qué te han enseñado en general?

Si es que se puede hablar así, porque es muy vasto.

Es una pregunta imposible que nos gusta hacer a los periodistas.

Me iré a una frase de José Luis Sampedro:

"Sé cada vez más quien eres".

Cada uno de los retratos me ha enseñado que estas nueve personas,

a lo largo de su vida, su apuesta vital

ha sido ser cada vez más ellos mismos.

Y además, mientras tanto,

han ido haciendo profesionalmente todo lo mejor que han podido su vida.

Pero también personalmente.

Digamos que la profesión y todo lo demás ha sido una excusa

para ser cada vez más ellos mismos.

Esto es lo que me han enseñado, cada uno ha cantado su canción,

y la han cantado con distintas melodías,

que son sus profesiones, profesiones por las que son famosos.

Profesiones por las que son cum laude, y reciben premios.

Pero básicamente me han enseñado, me han dicho, me hacen recordar,

que yo, tú, todos, el sentido de la vida es ese, cantar nuestra canción.

Elena, si te parece bien, vamos a citar alguno, ¿no?

Por ejemplo, Vicente del Bosque.

¿Cómo fue el encuentro con Vicente del Bosque?

¿Qué te extraño de él? ¿Qué recuerdos tienes de los encuentros?

Vicente del Bosque fue una gran sorpresa,

porque yo de fútbol no sé nada, y empecé diciendo esto:

"Vicente, no sé nada de fútbol, solo sé de personas,

me han dicho que tú mereces la pena, por eso estoy aquí".

¿Qué es lo que me enseñó? Es muy basto decir esto.

Él es un maestro, su vida se la ha planteado así.

¿Qué me enseñó también?

Que el día que vino a presentar mi libro, estuvo a punto de llorar.

Una persona a la que yo supongo con tantas batallas detrás,

a la que se ha criticado tanto, y se ha admirado tanto,

que tiene tantas personas constantemente hablando de él,

sea capaz casi de llorar en la presentación de un libro

de alguien a quien casi no conoce.

Me emociona, porque me doy cuenta de que es una persona

que está dándolo todo, y eso sí me enseña.

Que puedes llegar a lo más alto...

Ganar un montón de dinero,

pero comprometerte con lo que haces hasta el punto

de que te consideres solo un maestro,

que es lo que se considera, pero un maestro de escuela,

no un gran maestro, sino un maestro de escuela

que enseña o procura enseñar a sus chavales a vivir bien,

a hacerlo lo mejor posible con lo que les toque,

esto me hace pensar que merece la pena.

Merece la pena.

Vamos a seguir con alguno de los personajes. Son nueve en total,

hemos hablado de Joaquín Fuster, Vicente, hemos hablado de...

de tu maestro, vamos, de tu jefe...

Vamos a hablar de Margarita Salas.

Chicas solo hay dos, me parece, ¿no?

Margarita Salas y Nuria Espert. Vamos a hablar de ambas.

Que chicas solo haya dos me parece que es una...

Había hablado con más gente

y digamos que no me acompañó la suerte.

Algunas de ellas murieron, por ejemplo.

¿Lo dejamos? Sí...

Y Margarita Salas y Núria Espert.

Bueno, primero Margarita Salas

me sorprendió muchísimo porque...

como sabes, he escrito mucho sobre Atapuerca,

sigo escribiendo sobre Atapuerca,

tengo varios libros sobre Atapuerca...

Además que te pilla cerca. Tú eres de Burgos.

El mundo científico,

digamos que si que me había hablado desde el otro lado de Margarita.

Y yo me había hecho una imagen de ella.

Los prejuicios. Son malísimos.

Y me encontré a una mujer muy dulce.

Y a una mujer cuyos ojos brillaban.

De todos ellos sus ojos brillando.

Y una mujer muy humilde.

Y una mujer que seguía sonriendo cuando le hablaba de chocolate.

Y a una mujer que, sin querer,

me fue esbozando una vida de trabajo y de creer en sí misma

y de, pese al machismo que tuvo que afrontar,

pese a las dificultades que tuvo que afrontar,

lograr hacer un camino y creer en ella.

Y esto...

fue para mí el gran regalo de Margarita.

El sentirme reflejada en ella como mujer,

el ver que ciertas dificultades

que yo, profesionalmente, también he atravesado

ella las atravesó mucho tiempo antes

y había logrado transitar por ellas

y el disfrutar tanto de lo que hace. ¿Núria Espert?

Núria...

fue un regalón.

Prejuicios de nuevo.

El gran teatro, la gran diva...

Mi imagen sobre Núria Espert

y la idea de que me iba a encontrar a una mujer

que me lo iba a poner muy difícil.

Que me iba a poner muy difícil acceder a su alma,

a su corazón, a su verdad.

Y la sorpresa fue que me encontré todo lo contrario.

Núria me abrió su casa y sin maquillaje.

Y esto es literal.

Y que a partir de ahí

el flujo de su vida, el flujo de la memoria de su vida,

fue llegando fácilmente.

No hablamos de trabajo casi

sino que hablamos de ella.

Y hablamos de cómo el gran sentido de su vida

había sido, es y será,

el ir haciéndose a sí misma,

como el teatro y lo que ha ido haciendo

ha sido una excusa en realidad

para ir aprendiendo.

Y su dulzura,

su forma de hablar de las pequeñas cosas, de los libros,

de la compañía de los libros.

Su casa está llena de presencias.

La memoria de los libros es real.

Cómo habla de su marido.

Cómo dice cosas como...

Ella no cree en otras cosas

y sin embargo siente que su marido está guiándola...

En todo momento. Que le ayuda hasta a escoger los libros

que necesita leer en cada momento,

que está presente en su trabajo.

Muy bien. La verdad es que me están diciendo que cortemos

y que ya no nos queda más tiempo pero...

Yo que sé, algo sobre Federico Mayor para terminar.

Bueno, con Federico Mayor, como voy contando,

fue estar con él

y estar con toda la gente con la que ha estado.

Lo cual es decir mucho...

porque él ha estado con gran parte de la gente interesante del siglo XX.

Estar con Teresa de Calcuta, por ejemplo.

Con Federico fue entrevistarle a él

y a través de él recorrer el mundo. Entonces...

Me quedo con su regalo,

el último capítulo se lo dedico a él

porque en cierto modo siento que este libro,

que transitar por las páginas de este libro como retratos,

que no solo como entrevistas,

en las que vas viendo como van evolucionando los personajes

a lo largo del tiempo también...

Es un poco el resumen de las entrevistas sucesivas con Federico,

en las que voy viendo cómo va cambiando

y cómo a través de él va cambiando el mundo

por las entrevistas que él me permite hacer

a las personas que fue conociendo.

Muy bien, Elena García Quevedo,

ha sido un verdadero placer reencontrarte.

Muchas gracias por todos tus libros, por este en especial. Léanlo.

"Voces sabias" merece la pena.

Hasta la próxima, hasta cuando quieras.

Muchas gracias a ti, Salvador.

Seguimos. Ahora con la digitalización del día.

Un reportaje de nuestro compañero Jesús Alonso: "Todo por la praxis".

(Música)

Todo por la praxis es un colectivo de intervención y acción directa

centrada en la temática de la ciudad, el territorio, la vivienda...

Es un colectivo de carácter multidisciplinar.

Lo conforman arquitectos, sociólogos,

antropólogos, artistas, diseñadores...

En principio nuestra metodología de trabajo fundamental

es una metodología basada en la autoconstrucción,

en procesos de transformación urbana participativa

y tenemos varios campos de actuación.

Trabajamos un poco en temas

de construcción de equipamientos colectivos,

de acupuntura urbana,

de recuperación de solares vacíos o en desuso

los vacíos urbanos auto gestionados, dispositivos móviles...

Un ecosistema de aprendizaje es un entorno diseñado para aprender.

Es un entorno abierto en el que se encuentran

todos los ingredientes que necesita un aprendizaje significativo

y por lo tanto no son solo las aulas y los laboratorios

sino también las empresas, la sociedad, la ciudadanía.

Y en el que se desarrollan proyectos,

por lo tanto es un aprendizaje activo,

en el que el estudiante tiene la oportunidad de interaccionar

con todo ese entorno y trabajar sobre problemas reales

que tienen las personas.

Recomendamos encarecidamente hoy la lectura del primer tomo de ensayos

del extraordinario escritor español Rafael Sánchez Ferlosio

que acaba de publicar la editorial Debate, este:

"Altos estudios eclesiásticos. Gramática narración diversiones".

Recordemos que Sánchez Ferlosio se convirtió muy pronto

en un clásico contemporáneo dentro de España

ya con la publicación de sus primeros libros:

"Industrias y andanzas de Alfanhuí" y "El Jarama",

ambos narraciones episódicas en un caso y novela en el otro.

Luego, durante años, se dedicó al ensayo

y publicó algunos libro que son los que se incluyen en este tomo

entre ellos "Personas y animales en una fiesta de bautizo",

"Las semanas del jardín" y su "Estudio sobre Victor de Aveyron".

Recordemos también que su escritura pertenece de lleno

a la tradición literaria española,

que tiene un registro de habla muy culto

y que parte del profundo conocimiento y la admiración

de los grandes textos castellanos del siglo XVII. Recuerden:

"Altos estudios eclesiásticos. gramática, narración y diversiones"

de Rafael Sánchez Ferlosio

recientemente publicado entre nosotros por la editorial Debate.

Así nos despedimos. Les esperamos a todos de nuevo mañana en La 2

a las 10 o en la página web de RTVE a cualquier hora.

También pueden hacernos saber sus preferencias

o sugerirnos cualquier cosa

a través de la dirección de correo electrónico del programa.

Adiós.

  • La aventura del saber - 18/01/16

La aventura del saber - 18/01/16

18 ene 2016

Ofreceremos los reportajes "El minuto gastronómico: El mundo de las especias" y "La fábrica de toda la vida". Además, entrevistaremos al divulgador medioambiental José Manuel Crespo y a la periodista y escritora Elena García Quevedo.

ver más sobre "La aventura del saber - 18/01/16" ver menos sobre "La aventura del saber - 18/01/16"
Programas completos (1443)
Clips

Los últimos 4.330 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios