www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4941994
Para todos los públicos La aventura del saber - 17/01/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Muy buenos días a todos.

Acabamos la semana como la comenzábamos.

En compañía del profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Manuel-Reyes Mate

para hablar de algunos de los temas de la ética

como son el deber de memoria

de las víctimas de los conflictos humanos.

Hablaremos con él

de si no es mejor olvidar lo desagradable

cuando no hay una solución fácil a la vista

siguiendo aquel notable refrán "pelillos a la mar",

por qué es un deber

pensar en aspectos desagradables del pasado,

en qué nos puede ayudar

en el siempre problemático e incierto presente.

Se lo preguntaremos en el taller de filosofía

de "La aventura del saber".

Taller de humanidades luego con las hermanas Lara

para hablar de las pintoras ocultas del Museo del Prado.

Conoceremos algunas de las pinturas realizadas por mujeres

que atesora el Museo del Prado.

¿Sabían, por ejemplo, que Goya tuvo una hija ilegítima

que fue una notable pintora?

Hoy sabremos algo más sobre ella

y otras que como ella no obtuvieron el reconocimiento debido

por el simple hecho de ser mujeres.

Recuperamos completo nuestro trabajo

sobre la arquitectura pasiva.

Es decir,

aquella que aprovecha al máximo las condiciones ambientales

necesitando al mínimo el suministro de energía,

especialmente, si es de origen fósil.

Y en el Boek Visual

nos ocuparemos hoy del artista Josep Pulido, Ampastre,

quien encuentra su expresión poética en el orden,

el corte singular, las líneas perfectas

y las composiciones fantásticas.

Lo comprobaremos luego.

Abrimos nuestro taller de filosofía de nuevo

con el profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Manuel-Reyes Mate

para hablar

de uno de los temas fundamentales de la ética:

la memoria de la injusticia como motor de búsqueda

de una justicia cada vez más humana,

porque, Manuel, digamos que la moral evoluciona.

La ética puede evolucionar.

Yo he leído en algún sitio

que el mandamiento "no matarás"

se refería originalmente a no matarás a los de tu tribu.

Claro.

Decía un filósofo:

"Los antiguos eran éticos, pero no morales".

¿Qué quería decir?

Que los antiguos eran buenos

en la medida en que eran éticos.

Ético significa seguidor de las costumbres,

de las leyes de la ciudad.

Uno era bueno

porque obedecía las leyes de la ciudad.

Y decía:

"Pero no eran morales

porque para ser moral

hay que seguir los dictados de la conciencia".

Y cuando en la Antigüedad

alguien seguía los dictados de la conciencia,

entraba en conflicto con las leyes de la ciudad

como Antígona.

Lo que le pasó a Sócrates. Lo que le pasó a Sócrates.

Entonces, hemos pasado de una moral

que tenía el acento en las leyes y en las costumbres

a una moral que sigue los dictados de la conciencia.

Y ahora hemos dado un paso más,

porque después de la experiencia del Holocausto,

del genocidio judío,

hemos llegado a una conclusión.

Y es que los criminales

muchas veces tenían buena conciencia.

Se decía de muchos de ellos

que eran capaces de tocar el piano por la mañana,

matar a judíos durante el día

y leer poesía por la noche.

Seguían su conciencia.

Tenían buena conciencia.

Entonces, no basta con tener buena conciencia.

Ahora, digamos, para nosotros,

las generaciones que nacen después del Holocausto,

nosotros,

ser bueno, ser moral, significa responder del otro.

En el fondo, tomarnos en serio el título del libro de Primo Levi,

un testigo famoso del Holocausto,

que tituló su libro de memorias "Si esto es un hombre".

Ser ético significa responder a esa pregunta.

Si alguien que no tiene rostro humano,

si alguien deshumanizado,

si alguien preterido es un ser humano.

Pero, hasta ahora, mucha gente pensaba

que la historia es la historia,

quiero decir, la que escriben los vencedores,

y que si han vencido es por algo

y, entonces, porque son los mejores.

Sin embargo, es como reescribir la historia.

Quiero decir, es replantearse la historia

en términos de las víctimas, ¿no?

Cuando decimos que los vencedores escriben la historia,

lo que estamos diciendo

es que los historiadores, los escriben la historia,

se fijan en los hechos

y ya decíamos el otro día

que los hechos es la parte triunfante

de la realidad.

"Hechos" es el pretérito perfecto del verbo hacer.

Es lo que ha llegado a ser.

Pero en la realidad

hay muchos proyectos que no llegan a ser,

que son los vencidos, los derrotados, los preteridos,

los masacrados...

Y, entonces, la historia,

cuando quiera ser realmente fiel a la realidad,

no solamente tiene que atender a la parte victoriosa del pasado,

sino a la parte vencida.

Y, de esa manera,

tendría una visión completa de la realidad.

Por eso somos críticos

con los que escriben la historia solo teniendo en cuenta los hechos

y considerando a los vencidos como un botín,

como algo que decora de alguna manera

el triunfo del vencedor

y pedimos que el que escriba la historia

la mire desde el punto de vista del que sufre, del vencido.

¿Y eso mejora nuestra humanidad?

Mejora nuestra humanidad

porque la historia se ha construido sobre los vencidos

y nos ha parecido bien.

Nos ha parecido bien

porque entendíamos

que lo que justificaba en el fondo

todo el sufrimiento y toda la violencia

era el éxito.

El progreso.

¿Y con eso qué conseguíamos?

Conseguíamos

que la historia avanzara sobre los más débiles,

pero preparábamos el camino de continuidad.

Es decir, también en el futuro se hará de la misma manera.

Y eso es una historia de injusticias.

Lo que pasa es que la justificábamos diciendo:

"Los vencidos son insignificantes. No tienen significación.

No tienen importancia".

Y, ahora, gracias a la memoria, les damos importancia.

La memoria es el abogado de los vencidos.

Y, precisamente, nos enfrentamos a una historia

que no les tiene en cuenta para evitar que se repita.

Y esta es la respuesta a su pregunta.

Para evitar que se repita.

Porque hay quienes piensan

en la inoportunidad de remover ciertos recuerdos

porque hay quien recuerda de una manera las cosas

y quien las recuerda de otra

y que, bueno, en un presente tan incierto

y problemático como en el que vivimos

remover eso no sirve de nada.

¿Usted qué piensa?

Bueno, la memoria crea problemas.

La memoria remueve, efectivamente, un pasado doloroso.

La memoria abre heridas.

En sí la memoria no es ninguna solución.

Es solo la condición para que se cure,

para que cicatricen las heridas.

Entonces, el sentido de la memoria es lo que decía antes.

Evitar que la historia se repita,

porque, curiosamente,

todos queremos que la historia no se repita mal.

Todos queremos que la historia se haga bien.

Todos queremos

que la historia haga justicia a toda la sociedad.

Eso lo queremos todos.

Pero no hemos encontrado todavía el antídoto.

Claro.

Y, digamos, lo que hemos aprendido en el siglo XX,

en ese siglo tan violento como ha sido el siglo XX,

es el deber de memoria.

¿El deber de memoria en qué consiste?

No consiste tanto en acordarse de las víctimas,

de acordarse de los judíos.

No consiste tanto en eso,

cuanto en entender

que si queremos que la historia se haga de otra manera,

tenemos que tener en cuenta el dolor de las víctimas.

Cuando acaba la guerra, la Segunda Guerra Mundial,

hay muchos que quieren hacer la historia de otra manera.

Quieren que el pasado no se repita.

Quieren acabar definitivamente con el fascismo y totalitarismos.

Hay muchos, pero toman medidas como, por ejemplo, el Plan Marshall.

Crear unas condiciones económicas en Europa buenas para el conjunto

y evitar unas tentaciones totalitarias,

imponen a Alemania una constitución democrática,

insisten en la educación de la tolerancia en las escuelas...

Sin embargo, las víctimas dan más importancia a la memoria

que a todo eso.

Para las víctimas,

si realmente queremos que la historia no se repita,

tenemos que recordar.

Eso nos debería hacer pensar.

Por ejemplo, en España hace diez años,

hace una década más o menos,

que se hizo la ley de Memoria Histórica.

Hay quien piensa

que esa ley era una ley que culpabilizaba a los vencedores,

pero hay quien piensa

que lo que trataba esa ley de conseguir

era dignificar a las víctimas.

¿Usted qué piensa?

Esa ley la llamamos ley de la Memoria Histórica,

pero era una ley que tiene un título muy largo.

Pero era una ley para compensar

a determinados colectivos republicanos

que no habían sido reparados como otros muchos.

Lo que pasa es que la opinión pública pidió más.

Quería una ley de Memoria Histórica

y, entonces, se introdujeron algunos elementos.

¿Qué elementos?

La idea de que había una injusticia con los vencidos.

No solamente porque no se les había reparado,

sino que no se les había reconocido en su humanidad.

Por ejemplo.

Los...

Los represaliados.

Los que yacen en las cunetas. Los desaparecidos.

Más de 100 000.

Hablamos de humanidad.

La palabra de humanidad viene de "humus"

que significa 'tierra'.

El gesto humano por excelencia, lo que nos diferencia de las fieras,

era el enterramiento.

Y había muchos.

Muchos vencidos que estaban sin enterramiento.

Entonces, un gesto de justicia y de piedad hacia ellos

era que nos preocupáramos de encontrarles,

de identificarles y darles un entierro digno.

Entonces, en eso era muy positiva esa ley.

Lo que pasa es que los españoles estamos divididos con la memoria

y solo nos parecen importantes nuestros muertos.

Los nuestros.

Y no hemos entendido algo fundamental.

Y es que las víctimas son siempre iguales.

Son iguales.

Da lo mismo si mueren por una razón o por otra.

Las víctimas son iguales en cuanto que todas son inocentes.

Inocentes respecto a la violencia que reciben.

Todas merecen el mismo trato y la misma consideración

y quien entienda a una víctima debe entender a todas

y si no entiende a todas es que no ha entendido a ninguna.

El que no entienda que una víctima,

la monjita asesinada por unos locos anarquistas,

es igual víctima

que el buen maestro socialista asesinado por ser maestro socialista

es que no ha entendido nada.

Entonces, la memoria no debería separarnos

porque entendemos que hay algo que nos une

y es la inocencia de las víctimas.

Las víctimas no son víctimas

porque tuvieran esta ideología o esta otra

y tampoco son víctimas

porque fueran asesinados por unos que tenían esta ideología.

Da lo mismo.

Las víctimas son víctimas

porque siendo inocentes

fueron objeto de una violencia inmerecida.

Usted ha estado en el comité

para estudiar lo que hay alrededor del Valle de los Caídos.

La propuesta al final no ha salido adelante.

¿Cree que saldrá en un tiempo?

La memoria...

La propuesta que hicimos

estaba hecha bajo el signo de la reconciliación,

porque quien hable de memoria

y no entienda que la memoria, además de ser justicia, que lo es,

además de contribuir a la verdad, que contribuye,

quien no entienda que además de eso y sobre todo es reconciliación

no ha entendido nada.

Lo fundamental de la memoria,

y hay que volver otra vez a los supervivientes del Holocausto,

era el "nunca más", "esto no se puede repetir".

La historia hay que hacerla de otra manera.

Hay que superar las causas del enfrentamiento del pasado.

El mensaje de la memoria es la reconciliación

y nosotros hicimos una propuesta de reconciliación

que se basaba en el hecho

de que de los 33 000 sepultados en el Valle de los Caídos

11 000 son republicanos o vienen del lado republicano

y no había manera ya técnica de identificar los ADN.

Digamos que esos restos cadavéricos

están entre comillas condenados a entender y a estar juntos.

Entonces, a partir de ahí, nosotros dijimos:

"¿Por qué no crear un espacio como hay en otros países,

lugares de la memoria,

donde nietos de un lado y de otro puedan ir

para recordar a los suyos,

pero también para meditar

sobre las razones de nuestro enfrentamiento histórico

y ver la manera de superarlo?".

Lo hicimos.

Hicimos la propuesta en este sentido

y ha sido desbaratada por una razón que no se sostiene,

que dijeron muchos entonces y han repetido otros ahora.

Y era decir:

"El Valle de los Caídos no puede cambiar de significación.

No puede ser resignificado.

Nació como nació.

Nació para ser el mausoleo de los mártires de la cruzada

y no puede llegar a ser otra cosa".

Y a mí esa respuesta me indigna

aunque la pronuncie el presidente del Gobierno.

¿Por qué?

Porque yo he visitado mucho los campos de exterminio en Polonia.

Voy mucho.

Y esos campos

que fueron y nacieron como fábricas de muerte

son hoy visitados por judíos

y por otros muchos herederos de las víctimas

y van allí no a honrar la intención de los nazis,

van a honrar y a pensar sobre el sufrimiento humano.

Entonces, si un campo de exterminio ha cambiado de significación,

cómo no va a poder cambiar el Valle de los Caídos.

Lo que hay es mucha incultura.

Porque apuntarse a bueno eso no garantiza nada, ¿no?

Hay buenos y malos

en cualquier ideología, en cualquier bando.

¿Y usted qué cree?

¿Es mejor una persona que se apunta a bueno

o una persona que trata de superarse a sí misma

y dar un buen ejemplo a sus hijos?

Cuando hablo sobre esto,

evito provocar la empatía con los vencidos.

Es muy peligroso.

Cuando vemos una película

o cuando va a una obra de teatro o cuando oímos...,

es muy peligrosa la empatía con las víctimas

porque eso no ayuda nada a las víctimas.

Lo que ayuda realmente a las víctimas

es que nos preguntemos

por nuestras complicidades con el victimario.

Porque eso puede desactivar la violencia que nos rodea

y que permite la reproducción del crimen.

Entonces, es muy importante reflexionar

sobre nuestras complicidades con los victimarios, ¿no?

Toda la carga de violencia que llevamos dentro.

¿De qué sirve identificarse con las víctimas del Holocausto

si luego somos incapaces

y mantenemos una política de exclusión o excluyente

respecto a los emigrantes o a los vecinos?

No. Es muy impor... Es muy peli...

El buenismo en esto es muy peligroso.

¿Qué hacemos?

Recordar.

Yo creo que la cultura de la memoria es fundamental.

Lo que pasa es que tenemos que tener en cuenta

que venimos de una cultura del olvido.

Milenaria.

Milenaria.

Decía Nietzsche: "Para vivir hay que olvidar".

Y eso lo hemos practicado, ¿no?

Lo hemos practicado.

Pensamos que la carga de la memoria es insoportable

y, por eso, aceptábamos

que la historia se construyera

sobre las espaldas de los más débiles.

Pero ha aparecido la memoria.

Ha aparecido esta idea de que el pasado no clausura

porque unos quieran olvidarle,

sino que solamente se clausura

cuando se reparen los daños producidos a las víctimas.

Siempre hay alguien que recuerda.

Los herederos de las víctimas recuerdan,

y, mientras ese recuerdo esté vivo,

la sociedad está abierta en canal, está en conflicto,

y, por tanto, predispuesta

a repetir las causas de los conflictos

porque no cura el trauma.

Tenemos un trauma histórico los españoles,

por eso me parecía tan importante lo del Valle de los Caídos,

de crear un espacio

donde reflexionáramos sobre nuestra historia,

porque como dice Américo Castro:

"Los españoles venimos de un trauma originario".

Empezamos construyendo la identidad colectiva

excluyendo.

Primero a los judíos y luego a los moriscos.

A los moriscos, pero luego... Protestantes...

Protestantes, erasmistas, liberales, rojos, republicanos...

Y ahora los catalanes y los nacionalistas a los que...

No lo son. No lo son.

Entonces, esta manía nuestra, este trauma histórico,

solamente lo superaremos

si nos enfrentamos a él gracias a la memoria.

Si damos importancia a todos esos excluidos

porque eran españoles.

Formaban parte de la comunidad.

Los judíos llevaban más tiempo aquí que los españoles cristianos,

y los moriscos eran españoles islamizados o musulmanes

con los mismos derechos que los demás.

Pero como eran diferentes les excluimos.

Entonces, precisamente, para superar de alguna manera

esa constante española de exclusión

a la hora de construir comunidad tenemos que...

Usar la memoria. Usar la memoria.

Ha sido un verdadero placer como siempre.

Muchísimas gracias, Manuel.

Nos vemos dentro de 15 días.

Muchas gracias, Salvador.

Seguimos.

La llamada arquitectura pasiva es una de las soluciones

de la Agenda verde mundial

que se va imponiendo por la fuerza de los hechos

como el conjunto de medidas más apropiadas

para luchar contra el cambio climático

y el crecimiento de la población humana.

"La casas pasivas son el último grito en edificación

porque ahorran hasta un 90 % de energía.

Hemos hablando con los arquitectos

que más saben de construcción eficiente

para que nos expliquen las claves de estas viviendas."

-Una vivienda de consumo casi nulo

es aquella que la Unión Europea define

como una vivienda de alta eficiencia energética

y que la poca energía que necesite o nula energía

sea aportada por fuentes renovables.

-"El estudio de Daniel Diedrich ha construido

la primera "passive house plus" de nuestro país.

Esta vivienda,

además de consumir el 90 % menos que una casa común,

aporta a la red más energía de la que consume.

Para conseguirlo

se aplican a la construcción parámetros de física."

-En la vivienda que acabamos de terminar,

el edificio Titania, que pide gran aislamiento,

hemos tenido que aislar hasta la cimentación.

Ese aislamiento discurre por la envolvente de la vivienda.

Por debajo de la cimentación,

sube por la fachada, sube por la cubierta,

y encontramos puentes térmicos que son singulares

donde hay encuentros en ángulo.

Se calculan todos.

El aislamiento igual. Se calcula.

Y cuando colocamos las ventanas, también se calcula.

Se calcula el tipo de ventana que colocas,

el marco, el tipo de vidrio, su ganancia solar,

su transmitancia, la transmitancia de la envolvente,

y, además, se estudia la colocación.

-"La eficiencia energética de un edificio

se basa en el diseño bioclimático,

el aislamiento térmico, la estanqueidad

y la instalación de un circuito de ventilación mecánica.

Este sistema permite renovar el aire sin perder energía."

-Es un recuperador de calor

que nos ha dejado un fabricante para que lo podáis ver.

Es un ventilador

que tiene dos entradas de aire y dos salidas.

Si damos la vuelta al aparato,

nos encontramos aquí el secreto que tiene.

Vemos aquí

lo que es todo el núcleo del recuperador

y lo que estamos viendo es una serie de láminas

donde deja pasar el aire viciado, por un lado,

y por el otro lado el aire fresco.

Transmiten esas láminas que son paralelas entre sí

el calor del uno al otro.

-Si tenemos un aire a 20 grados dentro de la vivienda

y el que estamos tomando fuera está a cero grados

y nuestro recuperador de calor tiene una eficiencia de un 90 %,

le va a ceder 18 grados a ese aire que viene a 0 grados.

-Con lo que el esfuerzo

que tienen que hacer nuestras instalaciones

para en el caso del invierno subir dos grados la temperatura

no es lo mismo que si abrimos y metemos aire a cero grados.

-"Cristina Romero y M Rosa de la Iglesia,

arquitectas expertas en eficiencia energética,

han diseñado la vivienda de Alberto Aparicio.

El sistema de ventilación de la casa,

además de climatizarla, elimina las impurezas del aire."

-Lo que más se conoce de un edificio de consumo casi nulo

es el ahorro energético.

Estos edificios pueden consumir un 10 %

de lo que consume un edificio convencional.

Pero, realmente, cuando las personas viven en estos edificios

lo que más destacan es el confort,

porque son edificios en los que no hay corrientes.

-El cambio de vida ha sido radical.

Yo antes me preocupaba de intentar dormir bien cada hora.

Ahora, aquí, no me lo explico por qué,

con seis horas que duermo estoy más que descansado.

La calidad del aire de verdad que es mucho mejor

porque todavía no he cogido un resfriado

ni un catarro ni unas anginas en el año y medio que llevo aquí.

-"La casa de Alberto está construida en madera,

un material muy común en Centroeuropa y Norteamérica,

pero poco habitual en España a pesar de sus numerosas ventajas."

-La madera es un material muy bueno.

¿Por qué?

Porque tiene unos valores de conductividad térmica,

unos valores de comportamiento frente al frío y al calor,

que hacen que sin ser aislante se comporte casi como tal.

También construir con elementos de madera

hace muy fácil

que los encuentros entre ellos se resuelvan bien

y no haya puntos por los que pueda haber pérdidas.

-Yo pagaba aproximadamente al mes en electricidad unos 80 o 90 euros

y aquí estoy pagando una media mensual de 52 euros

con una casa que es el triple de grande

porque esta casa tiene 150 metros.

En verano he tenido una media de 25 o 26 grados.

Sin aire acondicionado y sin nada. Solo con la ventilación mecánica.

-"Emilio Sánchez y su socio Bruno Gutiérrez,

expertos en construcción eficiente,

han proyectado dos obras "passive house".

Un edificio de oficinas en Valencia

y una vivienda unifamiliar

en la localidad madrileña de El Plantío."

-Nosotros, en nuestra vivienda tradicional,

cuando nos vamos de fin de semana con la familia,

apagamos la calefacción

cuando está a 21 grados el viernes por la tarde

y volvemos el domingo

y nos la podemos encontrar, según la temperatura exterior,

a unos 13 grados.

Hay una diferencia importante.

Sin embargo, con la inercia térmica de las casas "passive house"

cuando llegamos el domingo,

nos la podemos encontrar a 20 grados.

Lo que conseguimos en el interior de las viviendas

es un silencio casi absoluto, ¿no?

Aquí, en esta casa, por ejemplo,

a 10 metros o a 15 metros tenemos el cercanías de Madrid

que puede pasar cada 20 minutos

y, sin embargo, aquí estamos y no lo oímos.

Casi no lo notamos.

-"Los edificios "passive house" están certificados paso a paso

por el Passive House Institute,

una entidad alemana que ha sido crucial

en el desarrollo de la construcción eficiente."

-Dentro de los edificios de consumo casi nulo

el más restrictivo es el Certificado Passive House

que limita a 15 kilovatios por hora y metro cuadrado al año

la demanda de energía.

Sin embargo, el edificio de consumo casi nulo

hoy en día en España no hay ninguna ley ni ningún decreto

que haya dicho o que haya puesto una cifra

a qué es un edificio de consumo casi nulo.

-No hay controles de ejecución que garanticen

que ese edificio va a demandar lo que aparece en el proyecto.

Sin embargo, con la certificación Passive House

sí que existen unos controles exhaustivos

tanto de estanqueidad al aire como de control de puentes térmicos.

Este estándar lleva funcionando desde los años 90

y no es teórico.

Hay muchos edificios construidos bajo este estándar

monitorizados;

lo cual quiere decir que se está verificando

que los datos reales son similares a los teóricos.

-"En una vivienda convencional con puertas y ventanas cerradas

el aire se renueva entre 5 y 15 veces por hora.

En los edificios "passive house", sin embargo,

el aire se renueva un máximo de 0,6 veces.

Las ventanas,

uno de los puntos más delicados en la hermeticidad de un edificio,

son de alto rendimiento."

-Esta es la parte del marco

que tiene valores de aislamiento muy elevados

y en este caso esta es la parte del vidrio

que lleva dos cámaras y tres vidrios.

Normalmente, además de las cámaras de vidrio,

esta cámara, en vez de estar llena de aire deshidratado,

se llena de argón y tiene mayor capacidad aislante

y, además, por el interior, se le colocan películas

que impiden que el calor por radiación

se pierda de la vivienda.

Lo más importante tanto como la ventana

es cómo se coloca esta ventana.

Históricamente, esto se le da a un albañil,

lo recoge, le pone unos pegotes de yeso...

-Y lo atornilla.

-Le pone tres tornillos y ya está.

Tienes una grandísima ventana,

pero por todo el perímetro de la ventana

se está escapando mucha más energía que antes.

-"El estudio de arquitectura de Nuria Díaz

es certificador oficial "passive house".

Está comprobando

que la reforma de esta nave industrial

se construye conforme a los estrictos criterios."

-Como veis aquí hemos utilizado una espuma

que es una espuma...

Tiene unas características un poco diferentes

de las espumas que se utilizan habitualmente

porque esta espuma es elástica.

Las espumas que se utilizan en construcción

suelen ser muy rígidas,

con el tiempo contraen,

a lo mejor dejan dos o tres milímetros

entre lo que es la ventana y el muro

y a través de esos agujeritos pasa el aire.

Aquí por ejemplo, en este caso, vemos una membrana líquida.

Se utiliza casi como una pintura

y que va rellenando los huequitos hasta dos o tres milímetros

y que nos permite rodear, o sea, conseguir la hermeticidad

en un conducto que tiene una forma difícil,

porque normalmente trabajamos con cintas como esta que veis aquí

que son cintas planas.

Cuando trabajamos con conductos en tres dimensiones,

tenemos que buscar un producto moldeable.

En un edificio "passive house" lo que hacemos es hacer un ensayo

que se llama Test de hermeticidad o Blower Door.

Forzamos esa diferencia de presión de forma artificial

para poder comprobar durante la obra

que se está ejecutando correctamente.

-Ahí arriba justo

sí es posible que haya un problema.

¿Veis?

-"Nuria Díaz se dedica también a la formación de profesionales

que puedan construir

conforme a los criterios de eficiencia

más exigentes,

un tema clave

en el que nuestro país va con retraso

respecto al resto de Europa."

-Por mucho que yo haga un proyecto "passive house"

en mi oficina con unos criterios

y con un cálculo del balance energético al milímetro

y muy preciso,

si en obra no se ejecuta correctamente,

no me vale para nada.

El 50 % de la responsabilidad del éxito

de un edificio de este tipo

es la capacitación

de los profesionales del sector de la construcción

para construir según las especificaciones

que da el arquitecto.

"El estudio de César Ruiz-Larrea

ha sido pionero en edificación bioclimática.

En su opinión, tanto el sector de la construcción

como la sociedad española deben evolucionar.

Mientras en Europa hay ya

miles de casas pasivas,

en España no llegan a la treintena."

Lo mismo que cuando vas a comprar un electrodoméstico

y ya la gente pregunta qué certificación tiene,

qué grado, digamos, de compromiso

con los que contiene este electrodoméstico

o en un vehículo, etc., que ya hay una cultura,

en la vivienda la gente es que realmente no...

"¿Cómo es el portal?"

o "¿qué número de dormitorios tiene?"

o "¿dónde está?" o "¿cómo es el acceso,

la representación?".

Que está bien preguntar eso,

pero, además,

había que empezar diciendo:

"Oiga, ¿esta vivienda cuánto me va a costar

de energía al mes?".

"Hasta hace poco, el estándar 'Passivhaus'

solo se podía aplicar a casas unifamiliares

o edificios de nueva construcción,

lo que suponía un importante freno

al desarrollo de la vivienda eficiente."

Siempre se ha relacionado

el "Passivhaus" con la vivienda unifamiliar aislada

o la vivienda de un autopromotor.

Nosotros queremos acabar con este mito

porque el estándar "Passivhaus"

sirve para todo tipo de edificios,

para todas las tipologías

y también para rehabilitación.

"Las exigencias del estándar EnerPHit,

que es como se denomina

la versión 'Passivhaus' para la rehabilitación,

son más relajadas.

La remodelación de la casa de Nuria Díaz

fue la primera reforma parcial EnerPHit

que se acometió en España."

Hemos mejorado

la hermeticidad de la vivienda,

no hasta los niveles de "Passivhaus",

porque solo hemos trabajado la envolvente de forma parcial,

no hemos trabajado ni el techo ni el suelo

ni los cerramientos que están en contacto

con los vecinos,

por temas térmicos, pero también por temas acústicos.

En este piso tenemos unas vistas espectaculares

de la ciudad de Madrid,

pero también vemos un trocito de la M-30,

entonces, aunque esté lejos, si salimos a la terraza, se oye.

Con la lana de roca que hemos puesto para aislar térmicamente,

al ser también un buen aislamiento acústico, aquí,

en el interior, no se oye nada.

"Las ventajas de una casa pasiva

son evidentes,

pero ¿cuánto cuesta?

Los expertos aseguran que el coste de una casa pasiva

es mucho menor de lo que podría parecer

y que la inversión se amortiza rápidamente."

El sobrecoste en un bloque de viviendas

que ahora mismo se está construyendo en Bilbao,

un bloque de VPO,

está en estos momentos en menos del 3 %

con respecto al proyecto inicial

que no cumplía con el estándar "Passivhaus".

Pero nosotras consideramos que el sobrecoste puede llegar a ser

incluso nulo en vivienda unifamiliar

si realmente está bien diseñado

y si realmente se ajustan cuáles son las prioridades

y en qué partidas es mejor invertir el dinero.

No solo el coste

de construcción,

estamos hablando de que se pueden amortizar

alrededor de cinco, entre cinco o diez años,

en función del tipo de edificio,

se amortiza

esa primera inversión inicial,

con lo cual un edificio que estamos hablando que pueda tener

una vida útil de unos 40, 50 años,

a la larga, es más económico.

Estamos hablando de una inversión fácil

entre unos 5.000,

6.000 euros, por un lado,

el recuperador,

con toda la instalación de tubos, de rejillas,

y otros 5.000, 6.000

la de aerotermia instalada.

Eso nos va a una inversión

a una inversión de 10.000 euros.

Si eso lo comparo con una vivienda tradicional

donde tengo que poner solo una instalación

de aire acondicionado, me iría la misma inversión.

"El ahorro, la independencia energética,

el confort térmico y la salubridad del aire

son algunas de las ventajas de las casas pasivas.

Otro beneficio importantísimo es el medioambiental.

Estos edificios prácticamente no contaminan."

Se habla mucho más de la contaminación atmosférica

que producen los automóviles

y poquísimo de la contaminación que produce,

por ejemplo, el parque de viviendas,

siendo este último mucho mayor

en cantidad de extensión y en números

que el otro.

"El desarrollo de la construcción eficiente

es vital

para reducir los efectos del cambio climático."

Algunas viviendas tienen que empezar

a consumir muy poca energía,

porque se puede hacer. La sociedad

puede hacer lo que realmente se proponga.

Lo que hay que hacer es proponérsela desde arriba,

estamentos políticos,

hasta todo el mundo, que tiene que estar implicado

en este gran problema medioambiental

y energético en el que estamos inmersos.

Al final, de lo que nos estamos dando cuenta,

yo creo, es de que no podemos seguir dependiendo

de la energía tanto,

y cada vez

yo creo que esto va haciéndose más obvio.

Entonces sabemos construir edificios que consuman muy poca energía.

Hagámoslo.

Taller de humanidades con las hermanas Lara

hoy para hablar

de las pintoras del Museo del Prado.

Bienvenidas.

Muchísimas gracias. Buenos días, Salva.

Muy conocidas no son, ¿por qué?

¿Por qué no son conocidas?

Porque, a lo largo del tiempo, ha pesado tanto ese estereotipo

de "Perfecta casada", de fray Luis de León;

de "Dama boba", de Lope de Vega;

que estas pintoras tuvieron que jugar a ser

"La dama duende", de Calderón de la Barca,

a pintar y, a la vez, no hacerse, en fin, muy visibles,

ser trasparentes.

Es triste que algunas de estas artistas geniales

no firmaran los cuadros precisamente porque sabían

que el comprador, si veía

que estaba suscrito por una mujer,

o no lo compraba

o el precio tenía que ser muy inferior

a si había sido ejecutado

por un hombre.

Como digo, lamentable.

Y también algunas de ellas,

como vamos a explicar ahora Laura y yo,

venían de un taller familiar

y ahí "echaban una mano"

al padre, a los hermanos

o luego al marido,

sin embargo, la materia gris era la suya.

Claro, que las que pintaban eran ellas...

Que los superaban. Aunque los que figuraban

eran los maridos en muchas ocasiones

o los padres, ¿no?

Lo que pintan las mujeres

en el pasado y en el presente,

también una reivindicación feminista.

¿Y, más o menos, cuántas pintoras desconocidas

o poco conocidas hay en el Prado?

En el Museo del Prado,

que cumple ahora 200 años, hay que recordar que fue una reina,

Isabel de Braganza, su promotora,

aun cuando, en 1919,

al inaugurarse ese gran museo

sobre la base del Museo de Ciencias Naturales

que se había creado en tiempos de Carlos III

en el Edificio de Villanueva,

ella ya había fallecido.

Hay unas 8.000 obras,

de las cuales 70 fueron pintadas por mujeres

y solamente conocemos

el nombre de una treintena de pintoras.

Sin embargo, nunca se han expuesto

en esta gran pinacoteca

ni diez obras de pintoras juntas.

Pero ¿porque son muy malas o qué?

Qué va, son muy buenas.

Vale. Son estupendas.

¿Y por qué no se les hace caso?

¿Qué tenía el oficio de pintor,

por ejemplo, en el siglo XVI o en el siglo XVII

o incluso en el siglo XIX? La sociedad patriarcal,

que ha creado ese estereotipo

del pintor hombre, como nos decía María,

y, lamentablemente, nosotras, las mujeres,

hemos sido las víctimas, el chivo expiatorio también

de esas envidias.

Vamos a recordar algunas de ellas.

Yo tengo aquí apuntadas varias,

si luego van saliendo algunas otras,

las vamos añadiendo.

La primera que tengo apuntada

es Sofonisba Anguissola,

que ya el nombre ya se las trae, ¿no?

Sí, sí. Al principio,

te da la risa y dices:

"No me extraña que no fuera conocida con este nombre",

pero no tiene nada que ver.

Sofonisba Anguissola,

ella era de Cremona,

era de una familia cuyo padre,

Amilcare Anguissola, se consideraba

descendiente de los Barca,

de los cartagineses.

Por el nombre también luego le va poniendo

a su hijo "Asdrúbal"

y a sus seis hijas,

bueno, "Sofonisba" viene también de origen púnico,

a otras les pone

"Europa" o "Minerva",

nombres así, paganos, para esa época de la Contrarreforma

que llaman la atención.

Y esta chica era de una familia noble italiana,

el padre no se dedicaba a la pintura,

pero sí, desde pequeña,

recibió una educación muy diferente

a lo que se esperaba

de la educación femenina

de aquella época.

Afortunadamente, ella pudo vivir

esa infancia en libertad,

junto a sus hermanas.

Ella pinta muchos cuadros

en los que está con su núcleo familiar,

con esas otras niñas,

que eran sus hermanas, con la cuidadora,

jugando al ajedrez. En el cuadro que tenemos ahí,

¿ella cuál es?, ¿la que está con las manos en las piezas

del ajedrez? La mayor.

Eso es, y vemos

cómo están las sonrisas

y esa rutina cotidiana,

que luego la llevó a vivir 90 años.

Tuvo una vida de película.

Le cayó muy bien a Felipe II,

la trae para que haga compañía como dama

a la tercera de sus esposas,

a Isabel de Valois,

para que la enseñe a pintar,

porque la reina era una adolescente,

y después, cuando muere Isabel,

ella, Sofonisba, se convierte en la tutora

de las dos niñas que quedan, de las hijas

de Catalina Micaela y de Isabel Clara Eugenia,

las mejores secretarias de Felipe II.

Lo curioso es que, cuando le toca casarse,

Felipe le dice: "Te busco un marido,

dime de qué nacionalidad".

Dice: "Pues italiano, porque así

pilla más cerca de mi pueblo".

La situación es que Felipe II

le da una dote astronómica

y le busca

al hijo del virrey de Sicilia,

a Fabrizio de Moncada,

que muere en el barco por el asalto de una nave pirata

después de haber contraído las nupcias.

Y después ya por sus medios,

Sofonisba va a casarse

con otro hombre,

con un comerciante genovés llamado

Orazio Lomellino.

Y vive hasta la ancianidad confortablemente.

En los últimos tiempos, la visita el pinto Van Dyck.

Dice que era una mujer que estaba superlúcida

y que seguía pintando. Pintando.

Qué bueno. Y en Venecia va a ser visitada

también por otra pintora,

por Artemisia Gentileschi.

Esta... Esta tenía

una historia mucho más terrible.

Venía de familia de pintores.

Su padre, Orazio,

era un gran pintor manierista,

es decir, que se entrena ahí,

en el taller familiar en su propia casa.

Con 16 años

pinta un cuadro de "Susana y los viejos",

una escena que ha sido muy representada.

Llama la atención que en vez de recrear

la escena basándose, sobre todo,

en la anatomía de la joven

lo que refleja es el asco de la muchacha

ante esos babosos que la están mirando.

Y con 18 años,

a muy poco de pintar ese cuadro,

va a sufrir la violación de su maestro de dibujo,

que era amigo del padre,

Agostino Tassi la viola

y ella va a quedar marcada de por vida.

A partir de ese momento,

convierte el pincel

en la reivindicación más feminista posible

a la que nos sumamos nosotras y todas las mujeres y los hombres

del mundo, porque va a reflejar escenas

en las que una mujer de la Biblia,

sea del Antiguo o del Nuevo Testamento,

está venciendo a un hombre.

Pensemos en el caso, por ejemplo, de Judith cortando

la cabeza a Holofernes

y una anciana que la ayuda a sujetarlo,

también Dalila cortándole el pelo a Sansón

para acabar con su fuerza

o escenas del Nuevo Testamento,

el caso de la "Magdalena", un cuadro que titula,

subtitula "La Melancolía",

lo que ella misma estaba sintiendo también,

y también pinturas de Venus o de Cleopatra,

de otras mujeres paganas, pero con gran fuerza.

Más pintoras.

Yo tengo aquí, por ejemplo, a Tintoretta.

Tintoretta es hija de Tintoretto, ¿no?

Marietta Robusti,

una muchacha

que nació siendo ilegítima

del gran pintor veneciano,

de Tintoretto, pero que, sin embargo, él,

como le paso al Greco

con su hijo,

va a querer tenerla muy cerca,

la va a casar también

con un joven de la zona

para así no perderla con la distancia

y ella luego va a fallecer

cuatro años antes que el padre,

en 1590, de posparto.

Pero desarrolló grandes obras,

entre ellas, una "Dama veneciana".

Este es el retrato, ¿no? Es...

Es una alegoría

en la que se pudo representar

también a sí misma.

Pasa con otros cuadros enigmáticos,

por ejemplo, de Sofonisba,

el retrato más famoso

de Felipe II vestido de negro de terciopelo,

ese se le ha adjudicado a Sánchez Coello

y, sin embargo, era de Sofonisba.

O "La dama del armiño"

se le adjudicó al Greco

y era también de esta pintora italiana.

Y antes veíamos

el de Artemisia del "Nacimiento de San Juan Bautista",

que es uno de los pocos cuadros amables

de Artemisia. Artemisia conoció a Galileo,

igual que Sofonisba había conocido

al divino Miguel Ángel.

Y, claro, en el "Nacimiento de San Juan Bautista",

como comadronas, ¿quiénes llevaban

entonces la iniciativa? Las mujeres.

En el fondo se ve a Zacarías sentado, ya anciano,

y ahí vemos una escena más plácida

donde ese trauma de Artemisia

se erosiona un poco.

Menos mal.

Y más pintoras todavía.

Vamos a ver.

Por ejemplo, Anna María Teresa Mengs,

que es hija de Mengs, ¿no?

Del pintor de cámara de Carlos III.

Ella se casó con un grabador, con Manuel Salvador Carmona,

y después hizo el retrato de su padre.

Si avanzamos en el tiempo,

podemos hacer

un viaje un poco hacia el futuro,

porque luego vamos a volver al siglo XVIII

y en tránsito al XIX,

pero es para hablar de otras pintoras muy desconocidas,

como, por ejemplo, Julia Alcaide

o Joaquina Serrano.

Estas vivieron en torno al siglo XIX,

bueno, en el caso de Julia Alcaide, hasta 1939,

en que fallece.

Julia era de Gijón.

Tuvo como contactos a Benito Pérez Galdós

y a Emilia Pardo Bazán. Por ejemplo, este cuadro

que estamos viendo ahí, detrás de vosotras,

¿este es de ella, de Julia? De Julia Alcaide y representa

uvas, frutas, naturalezas muertas.

Y va a darse una tónica general

y es que, a partir de mediados del siglo XIX,

hay mujeres ya que acceden en España

a las escuelas de artes y oficios

y que van a participar en exposiciones universales.

En el caso de Joaquina Serrano,

podemos ver, entre otras obras,

algunas en las que representa esta zamorana

trajes típicos de mujeres charras

o también

vemos la copia del retrato de "El duque de Montemar".

Este, ¿no? ¿Este es de ella? Efectivamente.

Vamos a ver, y queríamos haber hablado

de la hija de Goya,

que fue también pintora.

No nos ha dado tiempo hasta ahora,

pero, aunque sea para acabar la entrevista,

¿podemos recordar

algo sobre su existencia

y sobre los cuadros que pintó y todo eso?

Algo tan importante como que puede ser

la autora de "La lechera de Burdeos".

Y le paso la palabra a María, que es la experta.

El nombre de la supuesta hija de Goya era

Rosario Weiss Zorrilla.

Es que también presuntamente era

de un joyero alemán... Joyero.

Con el que estaba casada su madre,

Leocadia Zorrilla,

que después fue la ama de llaves,

compañera y amante, incluso en el exilio,

del pintor aragonés.

El caso es que desde los siete años,

vemos cómo está Rosario despuntando en las artes.

Es que Francisco de Goya

la llamaba "mi Rosario", pero es que en cartas a sus amigos,

a Moratín "and company",

les decía: "Es que ¡cómo pinta!

siendo una párvula".

Y, de hecho, lo acompañan al otro lado de los Pirineos

tanto Leocadia como la niña,

Rosario, y también el hermano de Rosario,

Guillermo, que era hijo

del joyero... Del joyero.

De Isidoro Weiss,

y que también se metió a militante muy pronto,

porque con 13 años, en Madrid,

cuando acaba el Trienio Liberal,

está al frente del batallón de niños

para la lucha contra el absolutismo.

Así que a Leocadia, como decía Leandro Fernández de Moratín

a otros de sus amigos,

el caso es que por la casa de Burdeos de Goya

no se le veía...

El pelo. Mucho,

porque dicen que estaba mucho

en las ferias, en los circos.

Pero es que ella... Él tenía 70 años, ella veintitantos.

Claro, es lógico.

Y la hija hacía la convivencia

básicamente con su padre, con su supuesto padre,

con Goya. Creo que podemos tratar

de este tema un poco por extenso en otra ocasión que nos veamos,

¿vale? Lo dejamos ahí con un interrogante para saber más

sobre esta pintora.

Es que, además, Leocadia,

una mujer de genio, manola y castiza,

pero su hija Rosario,

que era mucho más tranquila y calmada,

muere con 28 años después de encontrarse

con Isabel II, que era

una adolescente prácticamente,

como ella. ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? Dónde?

Lo contaremos. Muy bien, fenómeno.

Gracias.

Seguimos.

Los "collages" de Josep Pulido/AMPASTRE

son sobrios, son sutiles y preciosistas.

Su fuerza radica

en el orden, la estética y el concepto.

"Boek Visual" nos muestra hoy

una selección de su obra.

"Dijo el poeta Josep María de Sagarra

que un camino es corto de pronunciar,

pero muy largo de recorrer.

Este es el sendero que inició

Josep Pulido Forns,

nacido en la leridana Albesa,

cuando tuvo que elegir

por dónde debían discurrir sus ideas a través de sus trazos,

cortes y composiciones.

El negro del trazo,

el blanco del papel o del lienzo,

los ocres y verdes,

todo busca su definición en su entorno.

Lleida fue cuna y regazo

del poeta Màrius Torres,

para quien la poesía

es un medio expresivo de la personalidad.

El artista encuentra aquí

su propia expresión poética

en el orden,

el corte singular,

las líneas prefectas

y las composiciones fantásticas

con las que expresa

toda su creatividad con sutileza,

sin aspavientos.

Esta necesidad expresiva,

junto a unas manos y un pulso de cirujano,

desemboca inevitablemente en el 'collage',

como nueva ruta donde descubrir

y profundizar.

El ratón se trasforma en tijera.

Los recortes minuciosos

convierten los esquejes

de unas imágenes descontextualizadas,

sobrias y neutras

en composiciones

cuya fuerza radica

en el orden, la estética

y el concepto.

Todo ello a través de un trabajo limpio,

preciosista, cuidado

íntimo y personal."

La colección de novela policíaca de la editorial Siruela hace poco

que ha enriquecido su lista

con la única novela policíaca

de Alan Alexander Milne,

el famoso creador de Winnie The Pooh,

uno de los más inolvidables personajes

de la literatura infantil.

Se trata de esta,

"El misterio de la Casa Roja",

una de las cimas del subgénero policíaco

de cuarto cerrado

y, en opinión de Raymond Chandler,

un sólido enigma de lógica y deducción

que se lee de corrido como un entretenimiento cualquiera,

a pesar de su falta de verosimilitud

en los términos realistas casi documentales

de la novela negra

de los que Chandler ha sido precisamente

uno de sus autores más destacados.

No ha necesitado más Milne

para pasar a la selecta y escasa lista

de los grandes escritores populares

de todos los tiempos.

Sin embargo, fue autor también

de algunas obras de teatro muy representadas

en los años 20 y 30

y de algún libro contra la guerra.

Lo hacía con conocimiento de causa,

como oficial inglés, participó en las dos guerras mundiales.

La Universidad de Sevilla nos informa

que podrían curarse algunas enfermedades neurodegenerativas

en un futuro no muy lejano.

"La Universidad responde".

Los mecanismos de la neurodegeneración,

la muerte temprana de las células nerviosas

que ocurre en estas enfermedades,

se desconocen, por lo tanto, todavía no podemos hacer

tratamientos dirigidos directamente

a corregir las causas de las mismas.

A pesar de los esfuerzos colectivos de muchos investigadores

y de las grandes impresiones económicas,

tanto públicas como privadas, por todo el mundo,

el avance en este campo

está siendo muy lento.

Creo que en el corto plazo de unos pocos años,

tendremos nuevas terapias

que lentecerán el curso o la progresión

de la enfermedad de Parkinson o la de Alzheimer.

Esto supondrá un alivio muy importante

para los enfermos y sus familiares.

En el medio plazo, no tengo la menor duda

de que estas enfermedades se curarán

o, lo que es mucho mejor, se evitará que aparezcan.

Recuperamos un fragmento

sobre nuestro trabajo

sobre "Arrozvolución 000",

una iniciativa que recupera

el cultivo manual de arroz

y lo convierte en un recurso de sensibilización ambiental

en el Delta del Ebro.

El resto, como siempre, en la red.

Un tipo de cambio agrícola

hacia la agricultura ecológica,

hacia la agricultura tradicional,

es muy importante en una zona

con tanta naturaleza y tanto turismo

como el Delta del Ebro.

Una zona de 32.000 hectáreas,

con 21.000 hectáreas de campos de arroz,

que es un 66 % de superficie,

y con tanta biodiversidad,

con tanta fauna acuática

y con tantas aves.

(Ave)

Soy un payés frustrado o rebotado,

como le quieras llamar.

Cuando era joven,

...de mi generación,

yo tengo 70 años,

lo principal era aprender pronto las labores del arroz.

Una vez dominábamos perfectamente la labor del arroz,

teníamos la carrera hecha,

el futuro asegurado.

Cuando volví del servicio militar,

me encontré con las cosechadoras

y los productos químicos

y todo lo que habíamos aprendido no servía para nada,

o sea, las máquinas y los productos químicos

nos habían quitado la faena a todos los segadores de arroz.

Entonces todos tuvimos que emigrar.

Siempre he pensado

que allí empezamos a retroceder,

incluso la humanidad.

Tanta máquina,

tanto producto químico,

tanto carburante,

esto es insostenible.

Desde entonces, siempre estoy pregonando

el cultivo tradicional,

pero en mi mente estaba

el recobrar el proceso.

Vale.

Ahora hay que dar

un golpe aquí,

otro aquí, otro aquí, otro aquí.

Nos vamos hasta el lunes.

Estarán con nosotros en el programa

Diego López Garrido

y una delegación del grupo de la revista "Comunicar".

Pasen un buen viernes

y un espléndido fin de semana.

Les esperamos a todos a la vuelta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 17/01/19

La aventura del saber - 17/01/19

17 ene 2019

Veremos los reportajes "Arquitectura pasiva" y "Boek visual: Josep Pulido/Ampastre". Además, entrevistaremos a Reyes Mate, Investigador del Instituto de Filosofía del CSIC, y a las historiadoras María y Laura Lara.

ver más sobre "La aventura del saber - 17/01/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 17/01/19"
Programas completos (1657)
Clips

Los últimos 5.629 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios