www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4940696
Para todos los públicos La aventura del saber - 16/01/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. Muy buenos días.

Bienvenidos como cada mañana a "La aventura del saber"

en La 2 de Radiotelevisión Española.

Iniciamos hoy una colaboración periódica

con el físico y meteorólogo José Miguel Viñas

para hablar de su tema.

Para intentar conocer algunos detalles

de algo tan importante

como la capacidad de prever el tiempo.

Le preguntaremos por los orígenes de la predicción del tiempo,

sobre cuándo comenzó a ser considerado una ciencia,

sobre los tipos de predicción y su fiabilidad más o menos.

Luego seguiremos con el taller de comunicación

en compañía del catedrático de Opinión Pública y Comunicación

de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid

Víctor Sampedro

para visitar un par de páginas de internet

que nos pueden aclarar bastante bien

hasta dónde debe preocuparnos nuestra privacidad digital.

Será en una edición de "La aventura del saber"

en la que les invitaremos a conocer el trabajo

del ilustrador español Gabriel Moreno.

Imágenes de mujeres tatuadas

llenas de intensidad y con cierto aire psicodélico.

Conoceremos algunas de sus obras de gran formato

y a quién las hace.

Quizás lleguemos a imaginar además

por qué se siente impulsado a hacerlas.

También hoy volveremos al congreso de arqueólogos

de Barcelona

dentro de la serie "El túnel del tiempo",

sexto capítulo

sobre la diversidad de ciencias auxiliares

de la arqueología.

Taller de ciencia con José Miguel Viñas

con quien iniciamos una serie de colaboraciones

para hablar del tiempo atmosférico para todos los públicos,

pero con cierto detalle.

Hoy comenzamos hablando

de la historia de las predicciones del tiempo,

su evolución, su tipología y también su grado de certeza.

Bienvenido. ¿Qué tal? Hola, Salva. Buenos días.

¿Cuándo empieza esto de la necesidad del ser humano

por saber qué tiempo va a hacer?

Bueno, no te voy a dar una fecha exacta.

En el 2000 antes de Cristo.

Pero, desde luego, que prácticamente.

Nuestros ancestros ya se empezaron a fijar en el cielo,

les afectaba el tiempo

y yo diría

que las primeras predicciones estaban basadas sobre todo

en los colores del cielo y las nubes que aparecían.

Ellos se empezaron a dar cuenta,

podemos hablar del hombre de las cavernas,

del Neolítico,

pues que ya en esa época

cuando ellos veían que el cielo estaba más oscuro

o más rojizo al atardecer

ya veían que los días siguientes el tiempo cambiaba.

Entonces, eso empezó a generar

una serie de reglas empíricas de predicción del tiempo

que se aplicaron posteriormente para el desarrollo de la agricultura

porque, lógicamente, importaba si iba a llover o no

y, entonces, se empezaron a fijar en esos detalles

y las primeras predicciones fueron basadas en la observación.

En la observación del cielo.

¿Y cuando el cielo está muy rojizo, perdona, pero no lo sabía,

qué es lo que significa?

Normalmente, el color rojizo al atardecer o al amanecer

implica que hay más partículas en el aire

porque la luz se dispersa de diferente manera.

Entonces, cuando hay más partículas, es porque hay movimiento atmosférico

y porque hay corrientes de aire que están levantando más material,

más polvillo a la atmósfera.

Y esos movimientos de aire

suelen estar asociados

a la llegada de un frente de lluvias, por ejemplo.

Así que un cielo muy rojizo suele anunciar que al día siguiente

o a los dos días probablemente llueva.

Bueno, no tenía ni... Eran muy sabios ya en la Antigüedad.

¿Y hay muchos métodos populares de predicción del tiempo

que tengan un cierto grado de eficacia?

Sí.

Y lo curioso es que se han mantenido en el tiempo

y todavía, hoy en día, en el ámbito rural,

agricultores y ganaderos siguen haciendo uso de estas cosas.

Algunos tienen más fundamento científico.

Los basados en observación del cielo que te comentaba.

Pero ¿qué ansiaba el agricultor de hace muchos años?

Sí, los milenios.

Anticipar el tiempo a largo plazo.

Algo que seguimos ansiando hoy y que tiene una dificultad.

Y, entonces, desarrollaron métodos sin grandes fundamentos científicos

que permitían saber...

Bueno, ¿va a llover en primavera estando en invierno?

¿Cómo va a ser el próximo verano?

Y ahí surge, por ejemplo, las témporas, las cabañuelas

y todos estos métodos que siguen en la actualidad.

Pero ¿tiene algún sentido físico o científico

eso de que cada día del mes de agosto

se corresponde con un mes del año siguiente?

Pues no.

La verdad es que en este caso en particular

no hay fundamento científico detrás,

pero es algo ya tan arraigado en la gente que se ha mantenido.

Por ejemplo, el famoso calendario zaragozano

también basado en cosas de estas.

Es una cosa hoy en día ya simpática que está ahí,

pero no hay que darle mayor importancia.

¿Y cuándo empieza a hablarse ya

de hacer predicciones con base científica?

Esto, realmente, empieza a partir del siglo XVIII o XIX

que es cuando la meteorología se puede calificar como ciencia.

Y hay, más o menos, como dos o tres episodios clave

en esta historia.

Uno de ellos ocurre en un conflicto militar,

en una guerra, en la guerra de Crimea,

a mediados del siglo XIX, en el año 1854.

Por situarnos,

es una guerra en la que se enfrentan los rusos

contra una coalición del ejército inglés y francés.

Bueno, pues en noviembre del año 54,

al poco de haber comenzado ese conflicto,

un gran temporal

destruye la flota anglofrancesa de barcos,

muchísimos barcos y muchas pérdidas humanas,

que había en Balaklava,

en la península de Crimea, en el Mar Negro.

Esto llega a Francia e Inglaterra, a los dirigentes, y dicen:

"Bueno, ¿no se podía haber anticipado

un desastre como este, ese temporal?".

Y Francia,

que por entonces estaba gobernando el emperador Napoleón III,

le encarga al astrónomo real, a Le Verrier,

el astrónomo del observatorio de París,

que investigara si se podría haber anticipado

un desastre de esta naturaleza o de origen meteorológico.

¿Qué hizo Le Verrier?

Recorrió durante varios meses todos los observatorios

que ya había por aquel entonces en Europa,

analizó los datos,

los registros meteorológicos que se habían tomado,

y dedujo que se podría haber visto

la evolución de una zona de baja presión,

cómo se desplazaba por Europa en base a esas medidas

y llegaba al Mar Negro y se intensificaba.

Lo que hoy en día sería ciclogénesis explosiva.

Esto que está tan de moda.

Se pudo saber a partir de los datos qué había pasado

y esto disparó de alguna manera la predicción meteorológica,

porque, a partir de ese momento, empezó a plantearse

no solo la observación meteorológica con datos,

sino, a partir de esos datos,

anticipar las siguientes horas o días que podría ocurrir.

¿Son modelos de predicción numérica o todavía no?

No.

Los modelos tardarían un poco más.

La predicción numérica ya basada en modelos matemáticos

empieza ya a principios del siglo XX.

Primero el meteorólogo noruego Vilhelm Bjerknes

es el que desarrolla toda la teoría científica.

Y, digamos, que los modelos lo que hacen es usar observaciones,

aplicar unas ecuaciones

y obtener un estado futuro de la atmósfera.

Ese planteamiento teórico lo plantea Bjerknes.

En la década siguiente, los años 20 del siglo pasado,

hay un matemático inglés, Fry Richardson,

que, a partir de ese modelo teórico de Bjerknes,

plantea, y lo vemos aquí en esta figura,

que si hubiera 64 000 calculadores humanos,

porque no había ordenadores entonces,

de manera coordinada haciendo los cálculos,

se podría obtener en el plazo adecuado

una predicción del tiempo

para una zona geográfica en concreto.

Y eso que él había imaginado una especie de...

Claro, este es el dibujo que representa su sueño, ¿no?

Como una especie de director de orquesta

al que le van dando los datos los distintos calculadores

de todas las zonas del mundo,

porque una predicción meteorológica es una predicción global.

Aunque quieras saber el tiempo que va a hacer en España,

necesitas los datos de toda la Tierra.

Y de ahí que necesitara tantos calculadores.

Y esto se convirtió en realidad en cierto modo.

Hoy día es eso, ¿no? Claro.

Llegan los años 50, llegan los ordenadores,

en Estados Unidos ENIAC, el primer superordenador...

Pillaba toda una sala enorme, ¿no? Sí, sí.

Bueno, imagínate, claro.

Lo que hoy en día tiene nuestro reloj

o nuestro teléfono móvil

es mucho más potente que era ENIAC, ¿no?

Entonces, el sueño de Richardson

de alguna manera se puede ejecutar con un ordenador

y un modelo numérico de predicción está representado en esta figura.

Lo que se hace es dividir la esfera terrestre y la atmósfera

en diferentes capas por cuadrículas

y en cada cuadrícula el modelo lo que hace es calcular

a partir de los datos

que se introducen en los puntos que delimita la cuadrícula

todo lo que ocurre ahí.

Todo lo que ocurre en la atmósfera.

Transferencias de energía, de calor...

Es como un cubo, ¿no? Claro.

Cada cubito de esos está incorporado al modelo

y el modelo ejecuta una serie de ecuaciones matemáticas

de la física de la atmósfera,

y, a partir de ese estado inicial, el modelo genera estados futuros.

A 12 horas, a 24, a 36... Así hasta varios días vista.

Y por eso podemos saber qué esperamos, por ejemplo,

en la evolución de temperatura

de hoy a dentro de tres o cuatro días.

Si va a bajar o subir en una determinada zona

a partir de un modelo numérico.

Y eso supongo que habrá evolucionado

de, digamos, menos preciso a más preciso, ¿no?

Claro.

La evolución de la modelización del tiempo

ha sido impresionante en los últimos años.

Fíjate.

Otra figura para que lo intentemos entender.

Una gráfica que va desde los años 80

hasta más o menos la actualidad.

Aquí en azul, por ejemplo, aparece la evolución,

mejor dicho, la fiabilidad.

Cómo ha evolucionado la fiabilidad de los modelos

a tres días.

En los años 80,

esa fiabilidad estaba entre un 70 y un ochenta y tantos por ciento

y hoy en día se nos va casi al 100 %.

Es decir, una predicción a tres días hoy...

Prácticamente, es segura, ¿no? Sí.

Hay una incertidumbre siempre, pero estamos cerca del 100 %.

Si nos vamos a una predicción a medio plazo, a cinco días,

vemos cómo en los años 80 estaba a poco más del 50 %.

Es decir, prácticamente, era tirar el dado.

Y, sin embargo, hoy en día ya se acerca al 80 %.

Eso ya nos da una idea de la potencia de los modelos.

Hablamos de cinco días. Claro.

Y, además, vemos también que están separadas o desglosadas

dos líneas azules, dos rojas y dos amarillas

que corresponden a nuestro hemisferio,

al norte y al sur,

y vemos que hasta los años 2000 había bastantes diferencias.

Aquí, por ejemplo, mucha diferencia, pero al fondo...

Ya en los últimos años

debido a los datos de satélite que nos dan una cobertura global

permite que una predicción sea igual de fiable

si la queremos para Zimbabue, para Noruega o para Estados Unidos.

Da igual el lugar del mundo.

Y, aparte de esto, podemos ver ahora de qué manera

la resolución de esos modelos también ha mejorado.

Fíjate.

Hace 40 años

los cubitos que rodeaban la Tierra y la atmósfera

tenían en los modelos globales unos 200 kilómetros, ¿eh?

Vemos aquí el tamaño de la cuadrícula.

Si avanzamos en el tiempo,

vemos cómo se redujeron a 125 kilómetros.

Más cerca del momento actual se reduce todavía mucho más.

62 kilómetros.

Ya empezamos a distinguir con claridad

los matices, estructuras nubosas, las zonas donde hay lluvia...

Fíjate, ya con un modelo de global de 16 kilómetros

el nivel de detalle.

Y, por último, actualmente, tenemos uno de nueve kilómetros.

Pero, fíjate, Salva,

lo que supone dividir la esfera terrestre

en cuadrículas de nueve kilómetros a escala global

e integrar todo eso en un modelo matemático

y ejecutar ecuaciones.

Los superordenadores son capaces de hacer eso en pocas horas.

Es realmente fascinante.

Por ejemplo, cuando hablamos de una predicción

para una estación del año

eso no creo que vayamos nunca a ser infalibles.

En las predicciones estacionales, por ejemplo,

que son unas predicciones un poco diferentes

a una predicción meteorológica al uso,

ya se tienen en cuenta estadísticas.

Es una predicción que es de otra naturaleza.

Y en un ámbito como el europeo,

porque en América funcionan un poco mejor,

ya que allí la señal del fenómeno del niño,

hablaremos otra vez del niño, si te parece bien,

marca muy bien las pautas

y los patrones de comportamiento meteorológico,

la variabilidad es tremenda y lo vemos un año tras otro.

No hay un invierno igual al anterior

y los veranos pueden ser más o menos calurosos,

pero siempre hay matices.

Es decir, es difícil anticipar con precisión

cómo se va a comportar la atmósfera en los próximos tres meses.

Pero se están haciendo avances.

Pero hasta una semana creo que podemos ser optimistas.

Yo creo que hoy en día

el límite de la fiabilidad, digamos, por encima de un 50 %,

que ya podemos fiarnos un poquito...

Algo más que tirar el dado. Algo más que tirar el dado.

Podemos situarlo entre los siete y los diez días.

También es verdad que hay situaciones más fáciles.

Más predecibles que otras.

Pero, en general, hasta una semana vista,

una tendencia de comportamiento.

Si el tiempo va a ir...

¿Y, luego, una alta fiabilidad hasta tres días?

Sí. Tres o cinco días. Tres o cinco días.

En torno a un 95 % tres días.

Eso es muy meritorio

teniendo en cuenta todos los factores que hay.

Y ya no habrá que afeitarse el bigote

como decíamos hace dos semanas

que hablábamos de los hombres del tiempo

de Televisión Española.

Sí, sí. Esa anécdota fue muy comentada.

Claro, en su día...

Tú le conociste, ¿no? Sí.

Fue Eugenio Martín Rubio

uno de los primeros hombres del tiempo

en Televisión Española

y, bueno, después de un periodo prolongado

sin lluvias y sin nevadas e invernal, además,

parecido al de este año,

pues decidió, porque le había llegado información

de que, efectivamente, podía cambiar el tiempo,

y decidió apostarse en antena el bigote

si al día siguiente no nevaba creo que en Madrid.

Y no nevó.

Las nevadas llegaron, pero llegaron más tarde

y cumplió con su apuesta y al día siguiente apareció...

Sin bigote.

Ha sido un placer.

Nos vemos dentro de 15 días. Claro que sí, Salva.

Seguimos.

Nació en Baena en 1973.

Se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Sevilla

y está asentado en Madrid.

Las ilustraciones de gran formato de Gabriel Moreno

recorren el mundo.

Justo cuando empezó la crisis en España,

de "Los Angeles Times",

que creo es, después del "The New York Times"

o de..., creo que es la segunda revista más leída del mundo,

Gustavo Dudamel empezó como director de la Filarmónica de California.

Entonces querían hacer un artículo

y me encargaron las ilustraciones para ese artículo.

Y estando en verano de vacaciones, estaba en Brasil,

perdido en un sitio, no tenía ni lápices ni tenía tal,

me dijeron que habían decidido que ese artículo fuese portada.

Pero son cosas que pasan, no es que dijesen:

"Este tío es tan bueno que lo queremos".

Te encargan una cosa y luego eso va...

Entonces yo llevaba persiguiendo a gente

fuera de España,

le escribía todos los meses, le escribía un "mail",

le ponía más personalizado

y pasaban de mí.

Eso fue en agosto. En septiembre volví a escribir

y todos los agentes sí querían representarme.

Antes de hacer la portada, no, y después, sí.

Como mi trabajo

parece muy orgánico

y se ve en publicidad,

empezaron a llamarme de galerías,

porque también empezó una moda en que ilustradores

empezaban a dar el salto y a exponer en galerías

y empecé a trabajar.

Y de pronto vi que iba muy bien,

que empezaba ya a ir a ferias de arte cada vez más importantes,

a conocer mi galería...

Y, claro, la publicidad me sigue gustando

y sigo haciendo determinados trabajos de publicidad

y en mi estudio se sigue haciendo publicidad,

pero levantarte por la mañana y decir:

"¿Qué hago hoy?

¿Qué me invento mañana?

¿Voy a hacer una escultura?

¿Voy a hacer...?",

eso está muy bien.

En publicidad te motiva

cuando terminas los trabajos, lo demás...

El llegarte también, de pronto llega un retrato

que puedes disfrutarlo mucho,

puede ser un encargo que...

Que al final es mi profesión

y tengo que vivir de ella,

con lo cual nada es puro,

ni el arte es puro puro ni la ilustra...

ni la publicidad es solo trabajo

y picar piedras.

Dicen que hay muchos ilustradores

que trabajan en publicidad porque la publicidad quema mucho,

porque la publicidad te da dinero

y te permite luego hacer lo que tú quieras.

No es mi caso, a mí me gusta mucho la publicidad,

porque hay trabajos de publicidad que son muy bonitos.

Tener una obra o una exposición en una galería

y hacer lo que te da la gana

está muy bien, pero también tener una obre puesta en Times Square

o en un edificio de la Gran Vía

también motiva mucho.

Premio Feroz al mejor cartel:

Gabriel Moreno, por "El hombre de las mil caras".

(Silbido)

Se me da mejor dibujar que hablar.

Es de las cosas más bonitas que me han pasado en mi carrera,

si no la más bonita,

porque a lo mejor hay proyectos que he hecho

pueden "ser más importantes"

a nivel de caché, de internacional, de...

Pero personalmente

y, sobre todo, para mi familia, para mis amigos,

que aquí salga en telediario.

Y es el caso del ilustrador Gabriel Moreno,

cuyos carteles son cada vez más famosos.

El último tiene mil caras

y es que ha diseñado

para la nueva película de Alberto Rodríguez.

Que te den un premio

que sale en televisión,

que vayan al cine y vean

el cartel en la sala de cine

es algo que yo lo he disfrutado mucho

a nivel personal

y de ego.

Yo no puedo elegir

"me voy a esperar sin hacer nada de publicidad

hasta que llegue el próximo cartel de cine

o el próximo proyecto para una revista que me encanta

o la próxima portada para mi grupo preferido",

no, o trabajas o no trabajas,

o estás en el mercado o no estás en el mercado.

Entonces siempre vas atropellado

y cuando llegó ese proyecto, estábamos hasta arriba.

Entonces lo hicimos.

Era algo que dices: "Qué chulo,

qué ganas tengo de hacerlo",

pero lo haces con mucho estrés,

concretamente en ese porque estaba muy estresado.

Pasó el verano, se entregó,

pasó el verano y luego, en septiembre, fue el desfile

y de verdad lo disfruté cuando estaba sentado

y empezaron a pasar...

Porque era algo que nunca había visto.

Dibujando siempre mujeres y tal,

pues vestir a mujeres,

ver ese soporte

y fue muy bonito.

Sí tengo más sensibilidad para dibujar mujeres,

siempre me he relacionado más con mujeres, siempre...

En proporción a amigos,

más amigas mujeres.

Digamos que mi habilidad...

Al final acabas haciendo lo que mejor se te da.

Pues por algún motivo tengo mucha más sensibilidad

para los matices,

las formas más suaves,

aunque también he podido dibujar hombres

y en publicidad trabajas en muchas cosas.

Pero según va avanzando mi carrera artística, busco,

sigo buscando la belleza,

pero busco un tipo de belleza que sea mucho más interesante,

que digamos que un cuadro mío no se confunda

con un anuncio de "Vogue".

Yo soy dibujante

y luego también, como vengo de la publicidad,

tengo del diseño gráfico.

Todo el proceso empieza

en el ordenador,

o sea, una sesión de fotos

en la que se hacen fotos a la modelo o al modelo,

y luego la composición la hago en el ordenador.

Necesito ver cómo queda,

porque no es lo mismo una fotografía

para... tal cual a una fotografía para dibujar,

es completamente diferente.

Algo que queda muy bien en fotografía,

en dibujo o en mi dibujo,

en mi estilo,

sé que no va a quedar bien.

Yo en publicidad uso

el ordenador como una mesa de mezclas,

pero no uso filtros, no uso...

Yo tengo acuarelas, yo hago acuarelas en papel,

estando en publicidad,

yo hago acuarelas en papel,

yo dibujo en el papel,

incluso manchas de óleo en papel,

texturas con pigmentos

y luego todo lo escaneo

y lo monto en el ordenador.

Otra cosa es un original, y eso...

Mi proceso creativo al principio era, lo que yo montaba en Photoshop,

cómo queda,

cómo lo paso a un original,

cómo queda esa tinta cuando tiene encima el lápiz,

cómo..., por ejemplo,

alguna obra lleva un poco de pan de oro,

como esa del fondo, lleva un poquito de pan de oro,

con qué material dibujo sobre ese pan de oro.

Entonces ese...

Pero al final todo acaba siendo muy orgánico,

pero la preparación, el concepto,

eso con el ordenador.

Fuera al ilustrador se le considera

"artista"

y aquí también, pero aquí de boquilla,

o sea, aquí, en el trabajo, hay mucho "colegueo".

Trabajas lo mismo, a lo mejor ahí se equivocan igual.

Ilustradores de arte los hay buenos y malos,

pero allí, cuando te cambian algo,

te lo piden,

te dicen: "Mira, tenemos este problema.

Si pudiese hacer el favor...",

hay un respeto.

O sea, tú sabes que puede decir: "Mira, no".

Aquí, si te preguntan, es una pregunta retórica.

En España no hay ese respeto de...

Es algo como "te lo pasas bien dibujando"

o "bueno, ¿cuánto tardas tú en hacer un dibujo o tal?".

Digo: "Pues no sé, el que me cambió la cerradura el otro día

tardó 45 minutos y me cobró 200 euros".

(Música)

Ahora, toda la publicidad, si no está en las redes sociales,

no existe.

Lo mismo que antes cuando pedían un presupuesto venía televisión,

y era el presupuesto más alto.

"Derechos de uso para la televisión",

y salían los más altos.

Internet, y era una cosa...

Eso ha cambiado completamente,

las campañas de verdad se hacen en Internet y en redes sociales.

Y por otro lado, te da la facilidad de que tú en tu casa,

haces un dibujo, coges tu móvil, haces una foto,

lo subes y ya tienes un escaparate.

Ahora se eligen a muchos ilustradores

por los seguidores que tienen en redes sociales.

Eso no quiere decir que tengan calidad,

si el proyecto es importante, miran la calidad.

Pero claro, proyectos grandes tampoco hay tantos.

Tú vives del día a día que hay muchos tipos de trabajo,

es más fácil que te vean, es más difícil ganarse la vida.

(Música)

"Taller de comunicación",

en "La aventura del saber" con el catedrático de opinión pública

y comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos,

Víctor Sampedro.

Hoy para hablar de privacidad en la red.

Bienvenido, Víctor.

Muchas gracias.

¿Por qué es importante

que nos preocupemos por la privacidad de la red?

Bueno,

porque realmente carecemos de ella en la situación actual, es decir,

nos resulta imposible decidir con quién,

determinar con quiénes estamos hablando.

Además, somos incapaces de marcar la línea de la intimidad,

de decir: "Hasta aquí, solo con estos".

Porque si no, mi mensaje no va a ser entendido,

puede ser desvirtuado, o incluso puede ser usado en mi contra.

Todo esto tiene que ver mucho con el libre albedrío,

con el poder de decidir libremente, bueno, con quién te informas,

con quién compartes, con quién tomas decisiones,

para luego hacer cosas con libertad, claro.

Nos propones que veamos un vídeo que ha hecho Unicef,

que supongo que está basado en datos también que ellos tienen,

y ellos han pensado...

Sí, hay un informe del 2017 de Unicef sobre jóvenes, niños,

infancia, y mundo digital,

que recomiendo encarecidamente que se vea.

Dan datos muy interesantes, por ejemplo,

que 1 de cada 3 usuarios de Internet es un niño.

1 de cada 3 niños no tienen acceso a Internet.

No es difícil determinar quiénes sí y quiénes no.

1 de cada 5 africanos, niños africanos,

no acceden a Internet.

Y...

Sí, 1 de cada 5 africanos y 1 de cada 25 europeos.

Hay una brecha muy grande.

Por otra parte,

tanto la ONU como Unicef llevan pidiendo

que las grandes compañías tecnológicas,

tengan por defecto una política de privacidad,

es decir, que venga el no compartir datos como defecto.

Como opción.

Como defecto además de fábrica.

De igual manera que ningún fabricante de coches

te vende un air-bag desactivado y lo tienes que desactivar.

Es exactamente el mismo racionamiento.

Aquí hay una pugna entre organismos internacionales

de gobernanza internacional,

y, bueno, un mercado tecnológico que funciona...

Bueno, sin respetar derechos.

Lo que vamos a intentar hoy,

si nos da tiempo es ver primero un vídeo del Unicef,

que es un vídeo de sensibilización y que habla de derechos digitales,

y lo vamos a comparar, porque el formato es además semejante,

a otro que es publicidad corporativa de un banco

que te dice que va a proteger tus datos.

Ahí ya no hablamos de derechos, ahí hablamos de propiedad privada.

Los datos como propiedad.

Vamos a empezar por el de Unicef, lo vemos, cuidadosamente

y luego lo comentamos. Sí, perfecto.

(Música)

-¿Te podemos hacer unas preguntas? -Sí.

-¿Nos puedes atender un momento?

Te estábamos esperando, ¿te puedes sentar, por favor?

Muchas gracias.

Según tus últimas declaraciones, no estás contenta, ¿cómo va todo?

-Pues hay veces que estoy bien, pero hay veces que...

-Te gusta mucho Harry Potter. -Sí.

-¿Llegas más tarde a casa de lo normal?

-Sí.

-Queríamos preguntarte por los últimos partidos de baloncesto,

no has metido muchas canastas. -No.

-Has sacado muy buenas notas este cuatrimestre, ¿verdad?

-Sí. -¿Cómo lo has hecho?

-Pues estudiando.

-Lo primero enhorabuena por la fantástica temporada

que estáis haciendo en el equipo de baloncesto.

-¿Quieres dedicarle a alguien tu éxito?

-A mi familia y a mis amigos.

-¿Esto va a salir en la tele o algo?

Hay muchas cámaras y muchos focos.

-Creo que estás estudiando inglés. -Sí.

-¿Quieres desarrollar tu carrera artística en Hollywood?

-No lo sé.

No lo sé.

No lo sé.

-¿Piensas que "la historia interminable ",

la película es una mierda?

-No sé qué es esto.

-Tengo esta foto que demuestra que dedicas bastante tiempo a tu cuerpo.

-¿Se liga mucho con este estilo?

-Pues...

Me has pillado.

-Cantas, tocas el violín, la flauta.

¿Podrías cantarnos algo ahora?

-No.

No.

Qué vergüenza, no.

Qué vergüenza, no, no.

-También sabemos que haces danza contemporánea,

¿podrías hacernos una demostración?

-No me...

No, me da mucha vergüenza y no me siento cómoda.

-Madre mía.

-¿Me puedo ir ya?

-¿No quieres seguir?

¿Por qué?

-¿Eso dónde lo habéis sacado?

-Te lo ha podido decir mi madre, me siento como raro.

-Te han dado algo de información sobre mí.

-Me parece raro que sepas tanto de mi vida.

Me intimida.

(Música)

Bastante preocupante, ¿no?

¿Cómo se quedan ellos?

Todos.

Claro, es la diferencia de no distinguir,

de creer que el brillo de la pantalla

no es exactamente igual o peor que unos focos de televisión.

Esta es la cuestión, esto es con lo que juega,

creo que es una aproximación muy real, muy cotidiana.

El adolescente, pero también el mayor de edad,

cree que está solo frente a la pantalla

o solo, como decíamos previamente,

con aquellos con los que ha decidido conversar.

Esto es una conversación que se te va de las manos,

por lo tanto, al no controlarla

se puede volver en contra tuya.

Creo que es interesante el que acaba perfilando derechos,

exigencias de derecho, el derecho de la intimidad,

el derecho de la privacidad de los que hablábamos antes.

A los que parece que hemos dado bueno, de lado...

Como si no nos importara.

Y que los hemos intercambiado

por unos servicios que creemos que son gratuitos

y nos salen muy caros.

Porque lo que no dice este vídeo, es obvio, no puede entrar a ello,

es que Facebook, por ejemplo,

ha realizado estudios con adolescentes para determinar,

no solo su estado de depresión, de desánimo, de euforia,

sino para estimular...

O ver qué mensajes estimulaban esos estados de ánimo

y luego obviamente vincularlos a patrones de consumo

y de comportamiento.

Entonces, bueno, ante lo que estamos aquí,

es lo que decía antes, una campaña de sensibilización,

de derechos fundamentales.

Yo creo que ellos no sabían que iban...

O son tan buenos actores que me han convencido,

a mí la impresión que me da es que le han dicho

que van a participar en algo,

de lo que no sabían del todo qué se trataba,

de qué se trataba.

Exacto, y es curioso cómo reaccionan con estupor,

con recelo, incluso con rechazo.

Sin embargo,

no son conscientes de que cotidianamente

están siendo invitados a participar en un juego

que no controlan en absoluto.

Es curioso.

"¿Puedes tocar algo para nosotros?".

"¿Y va a salir en televisión?".

Y sin embargo lo están haciendo cotidianamente.

"¿Puedes danzar?".

Están haciendo poses y coreografías todo el día delante del ordenador.

Sin darse cuenta. Sí.

Vamos a ver el siguiente,

porque me dicen que no hay tiempo

y no quiero que nos quedemos sin ver el otro video.

Porque es un contraste.

(Música)

No está nada mal.

Esta es la versión corporativa,

la versión empresarial de ese miedo.

Date cuenta que aquí lo que hace es incentivar

el miedo al robo de datos.

La nueva estrategia corporativa que estamos viendo,

"danos a nosotros, bancos que te guardamos..."

Al igual que el dinero te guardamos los datos.

¿Qué no está contando?

Porque no da tiempo, obviamente.

A, bancos y aseguradoras son las principales empresas interesadas

en nuestros perfiles digitales

y los llevan, fueron pioneros,

construyeron a lo largo de finales del XIX y de todo el XX,

de manera que saben perfectamente nuestra capacidad de gasto

y endeudamiento.

B, tampoco dicen que, por ejemplo,

otra filtración muy reciente,

Facebook compartía

datos de sus usuarios con el sistema bancario.

En concreto con el banco Royal Bank Of Canada, de Canadá.

Y de manera completamente ilegal.

Y 3, que es nuestra tarjeta de crédito realmente,

lo que realmente cuenta en nuestro perfil de consumo

porque es lo que realmente da la constatación

de que nuestras preferencias y nuestras tendencias

acaban convirtiéndose en consumo.

Y todavía más,

los bancos están desarrollando ahora

un sistema de pago directamente con móvil.

Es el nuevo futuro,

de manera que no necesitarán mucho de las redes sociales

para poder controlar nuestros datos,

una vez más, con la colaboración de las empresas tecnológicas,

Apple presume de una política de privacidad

de no enseñar el contenido de tu iPhone a la policía,

sin embargo, lo comparte,

por ejemplo, con Facebook, sin ningún tipo de problemas.

Al tener el sistema de pago con móviles,

los nuevos Apple,

se dice que vendrán sin el "Of", es decir, sin poder apagarlos.

Se te acabará la batería, te avisará,

pero no lo podrás apagar, de manera que tu tiempo de conexión

y de transmisión de datos, será perpetuo hasta que...

Hasta que te mueras.

Hasta que se te acabe la batería.

Esto de lo que habla es de cómo las corporaciones

están intentando rentabilizar ahora

un negocio que se ha probado que era fraudulento,

que era alegal y que cuando, por ejemplo, el Parlamento Europeo

intenta hacer una nueva legislación,

pues ha venido precisamente toda esta escandalera.

¿Qué podemos hacer?

Lo que tenemos que hacer es precisamente dar ejemplo,

dar ejemplo en casa, con respecto a los niños,

dar ejemplo en nuestros círculos cercanos,

de que nosotros somos capaces de controlar

nuestros tiempos de conexión y desconexión.

Y garantizando tiempos de desconexión,

garantizaremos la posibilidad de resetearnos.

Es decir,

de pensar qué conexiones nos están faltando

y de dirigir las conexiones digitales

a entornos más cercanos que son las que dan reciprocidad,

intensidad y apoyo de verdad.

Nos quedamos con esa nota,

la apuntamos muy bien y reflexionamos sobre ello.

Muy bien, muchísimas gracias.

Muchas gracias. A vosotros y vosotras.

Seguimos en la serie de "El túnel del tiempo",

vamos con el Congreso de arqueólogos de Barcelona.

Hoy les ofrecemos el sexto capítulo de esta miniserie

que trata de ponernos al día

de las novedades de la ciencia arqueológica.

(Música)

La arqueología es importante

para conocer la sociedad en el pasado,

por eso un evento de las características del congreso

de la Asociación europea de arqueólogos en Barcelona,

tiene la importancia de ser capaces de conseguir

poner al día todos los conocimientos,

todos los avances que ha habido a lo largo de estos últimos años.

Por tanto,

es un evento importante que permite devolver a la sociedad el...

El dinero que ha invertido

en estas investigaciones a lo largo de todo el mundo.

-Fijaos la eficacia de la pieza arqueológica.

En un plis,

tenemos nuestras almendras perfectamente trituradas.

Y la ergonomía de la mano.

Ahora le añadimos un poquito de sal,

que nos ayude a triturar finalmente los frutos secos,

y continuamos, picando esta cebollita.

Un poquito, picadita, un poquito de ruda.

-Vamos a hacer un desayuno romano,

un moretum.

El moretum es una receta que hay muchas variedades.

En este caso vamos a hacer una hecha por un hispano, un gaditano,

Lucio Moderato Columela.

Para hacerlo,

lo vamos a hacer

mediante una reproducción de un mortero

de los siglos II, I, a.C.

Fijaros que la base del mortero no es lisa, sino que es...

Tiene unas piedrecitas

y es un mortero que usa por flotación.

Ahora ella os presentará los ingredientes.

-Es una receta muy de verano.

Y básicamente, comienza triturándose la cebolla,

una cebollita.

Frutos secos, como las almendras,

rúcula u oruga,

llamada también en nuestras latitudes,

un poco de levístico,

menta que le dará este frescor estival,

un poquito de lechuga,

tomillo,

el queso, y después,

como una especie de alioli,

ir haciendo, ir añadiéndole un poco de sal,

aceite y el que no puede faltar en la cocina,

nuestro singular vinagre.

-De esta arqueología experimental,

la vais a poder probar,

cuando termine y la vais a poder probar también con un vino,

un vino mulsum.

-¿Veis este movimiento?

Es el que se describe en el poema de Virgilio.

Y además, gracias a la arqueología experimental,

cuando tenemos las piezas en las manos,

nos damos cuenta de cómo funcionan.

Es la manera de aglutinar un moretum bien hecho.

No sé si ha salido muy bien, pero ha salido.

(RÍE)

Es que quiere, quiere mojar la galleta.

Con cualquier queso que tengamos seco en la cocina,

lo rallamos, lo trituramos...

-Este vino está muy bueno, muchas gracias.

-Buenísimo. -Haremos un brindis.

-Un brindis en latín.

(Música)

(HABLAN EN LATÍN)

-En el marco del congreso

estamos organizando toda una serie de acciones de difusión,

de explicar un poco desde otro punto de vista

cuestiones que van ligadas con esta profesión.

Lo que estoy haciendo hoy es una demostración de talla lítica,

experimental.

En este momento estoy haciendo unos cuchillos largos.

Estoy utilizando las mismas técnicas

que utilizaban en el neolítico, con el objetivo de hacer cuchillos.

De hacer cuchillos

para después utilizarlos de manera diferente.

De hecho,

esto es una oportunidad para poder explicar a la gente qué se hace,

algunas de las actividades que hacemos los arqueólogos

fuera del marco del congreso.

También es una manera de acercar a la gente

y hacer difusión, y la oportunidad de poder hacer una difusión genérica

en el marco de este congreso,

creo que es una oportunidad fantástica.

Acerca tanto a los especialistas como a los no especialistas,

cuestiones que están ligadas con la arqueología y de hecho,

cuestiones que están ligadas con nuestro pasado.

-Aunque aquí estamos hablando entre especialistas,

hay muchas ideas que nos permiten después

contactar con otros públicos,

como hacer que la información llegue

mucho más allá de la pequeña comunidad que nosotros somos.

Es fundamental tener esa idea de memoria

y de pasado para la comunidad.

Este tipo de eventos de gran escala,

es fundamental porque es cuando podemos estar en contacto

con otros investigadores,

con otras tradiciones, otras técnicas,

entonces es para cualquier comunidad, reunirse...

Es fundamental.

-La importancia de este tipo de congresos

es el foro en el que podemos compartir

los profesionales nuestras últimas experiencias,

y el impacto en la sociedad es dar a conocer nuestra profesión,

que en muchos casos es como una gran desconocida

y cómo nos ayuda a la arqueología

a reconstruir nuestro pasado más remoto.

(Música)

La figura de José Antonio, si en algo destacó,

es en ser un gran divulgador y un innovador

en la divulgación del patrimonio,

en este caso a través de los museos,

que era su profesión.

José Antonio Lasheras,

para el museo de Altamira supuso un antes y un después.

Fue director del museo desde el año 1991

y ya prácticamente desde que entró a trabajar,

empezó a pensar en cómo hacer llegar a los ciudadanos

el conocimiento más actualizado de la Cueva de Altamira,

y cómo permitir que vieran y admiraran su arte,

sin poder acceder a la cueva original

por las restricciones derivadas de su conservación.

Es por eso por lo que su gran éxito fue

su conceptualización

en la reproducción de la Cueva de Altamira,

lo que llamamos y lo que él denominó, "neocueva",

enmarcada en el museo, en una exposición permanente,

que contextualiza ese arte y nos explica cómo eran

esas personas que vivieron y pintaron

en la Cueva de Altamira.

Creo que esa es como la gran aportación

que nos ha dejado José Antonio,

y la sesión de hoy se trataba de recordar su figura

y de presentar y compartir experiencias

con otros casos en toda Europa,

de reproducciones,

y de reflexionar algo que a él le hubiese gustado mucho sobre eso,

sobre el aura de la autenticidad.

Sobre el alma de las reproducciones y de los originales.

Como parte del homenaje que se ha querido rendir

en este congreso a José Antonio Lasheras

hemos hecho esta instalación.

José Antonio Lasheras fue un precursor

en la idea de hacer réplicas

en la museología para poder mostrar al público

cosas que eran de muy difícil conservación.

Lo que vais a ver ahora es una continuación,

es otro tipo de réplica, como parte de este homenaje,

y se refiere a este mural que veis aquí.

Este mural se llama "Mural del Taniperla"

y se realizó en la selva Lacandona

como parte de la revolución zapatista.

Fue el mural que definía una comunidad.

Una vez pintado, fue destruido por el ejército,

con la suerte de que antes habían podido tomar fotos.

Eso propició...

Estamos hablando de 1998,

y por e-mail se mandaron

estas fotografías a todas partes del mundo,

y la gente se puso a hacer réplicas idénticas de este mural

durante siete años

y se consiguió que se volviera a pintar

en la comunidad autónoma zapatista

donde se había realizado por primera vez.

Este mural, que aquí no tendréis la oportunidad de ver mucho rato,

pero que sepáis que cuenta la vida y los sueños de estas personas,

y que estas vidas y estos sueños fueron transmitidos

a muchísima gente del mundo cuando se dedicaban a pintarlo

y a reproducirlo y a ver todo el mural como estaba compuesto.

José Antonio Lasheras,

que lo hemos visto durante los trabajos de la mañana,

ha sido un pionero en muchas de las cuestiones

que hoy se están discutiendo entre el mundo real y el virtual,

cómo proteger el patrimonio y al mismo tiempo

tornarlo accesible a millones de personas.

Han estado 4 millones de personas visitando la réplica de Altamira,

y eso es impresionante,

porque nunca es posible hacerlo

con ese número de visitantes en un sitio real,

porque la cueva y las pinturas

no iban a soportar este tipo de impacto.

Lo que pasa hoy es que tenemos además de estas réplicas reales,

tenemos el mundo digital, que abre otras posibilidades.

Pero al mismo tiempo, nos coloca otros problemas y desafíos.

Y sobre eso hemos estado trabajando,

sobre la obra de ese pionero, que es impresionante.

Estamos en el Centro de Cultura Contemporáneo de Barcelona.

Insisto en lo de contemporánea,

porque vamos a ver hoy en el presente

lo que ya no se puede ver, porque dejo de existir,

porque el pasado ya no está muerto, lo podemos reconstruir.

Y son las tecnologías informáticas, la geometría, la realidad virtual,

la que nos va a ayudar a revivir hoy lo que ya no puede verse,

porque lo hemos ido destruyendo a lo largo de los siglos

y de las generaciones.

(HABLAN EN CATALÁN)

El problema fundamental del conocimiento histórico

es que es narrativo, verbal, usamos palabras.

Lo que queremos es cambiar, los ordenadores nos ayudan a cambiar,

la realidad virtual nos ayuda a cambiar.

Los especialistas hablamos con lógica, con matemáticas,

con fórmulas,

y el público lo que no quiere es ver ni matemáticas,

ni números, ni fórmulas.

Entonces, debemos de transformarlas en imágenes en movimiento.

Lo más importante es que no solo sea el movimiento de las piedras

o de los objetos, de los personajes que están en nuestro mundo virtual,

sino el propio movimiento del usuario, del visitante.

Las personas que van a un museo quieren tocar, hacer cosas,

que el pasado esté vivo y que responda a su interacción.

Y eso es lo que estamos buscando

con la realidad virtual en arqueología.

Y es una realidad aumentada, extendida,

y estamos usando las tecnologías

de la inteligencia artificial porque nos ayudan

a que el ordenador entienda a la persona,

sepa qué es lo que va a buscar.

El pasado ya no es algo que existe para verlo,

no es algo que existe para tocarlo,

sino que es algo que ayuda a la persona

a responder los problemas de su vida real.

¿Por qué este edificio es así?

¿Por qué el tráfico en mi ciudad es tan caótico?

Pues porque los romanos tuvieron la mala idea

de construir las calles como las construyeron.

Si entendemos cómo los personajes vivían en el pasado, cómo veían,

se movían, se desplazaban,

cómo los muros de una época

nos han impedido construir casas en otra época,

entenderemos las contradicciones de nuestro presente.

Y esa es la realidad de la historia.

Lo que queremos es entender por qué hoy hacemos lo que hacemos,

y para ello hemos de estudiar el pasado,

no para que el pasado esté allí quieto y lo veamos,

sino que para que nos responda a esas preguntas.

Y de ahí esas tecnologías.

Vemos el pasado, interactuamos con él,

porque es esa reconstrucción, ese modelo,

el que nos va a permitir entender qué pasó y por qué.

(HABLAN EN CATALÁN)

Recomendamos hoy a los interesados

en los temas tradicionales de la sociología

este estudio de Hans Joas, "La creatividad de la acción",

editado por el servicio de publicaciones

del Centro de investigaciones sociológicas.

Recordemos que Hans Joas ha sido vicepresidente

de la Asociación internacional de sociología,

y que está especializado en estudios culturales y sociales.

De hecho,

fue el director del Colegio Max-Weber

en estudios culturales y sociales,

y miembro del Comité de pensamiento social

de la Universidad de Chicago.

Comenzó estudiando la teoría de la acción comunicativa,

de Habermas,

y ha acabado renovando

los supuestos del pragmatismo norteamericano

de los maestros John Dewey y George Herbert Mead.

Y precisamente, este libro, "La creatividad de la acción",

forma parte central de su contribución a la sociología.

Lo hemos elegido hoy porque anima como pocos contra la paralización

que produce el miedo.

La Universidad Nacional de Educación a Distancia

nos propone responder a la siguiente pregunta:

¿Qué es el rechazo en frontera?

La universidad responde.

(Música)

¿Qué es el rechazo en frontera?

Desde el mes de abril de 2015 se practica legalmente en España

una medida que permite

a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado

rechazar en la frontera de Ceuta y Melilla

y devolver a Marruecos a extranjeros

que sean interceptados intentando superar

los elementos de contención fronterizos, es decir, la valla.

Se trata de una reforma de la Ley de extranjería,

que tiene su origen en la tragedia de febrero de 2014,

cuando 15 personas murieron intentando alcanzar a nado

la playa ceutí de El Tarajal.

La medida se conoce también como devoluciones sumarias

o devoluciones en caliente,

porque no es necesario tramitar un expediente administrativo

para proceder a la devolución de estos extranjeros.

Por este motivo,

y porque la ejecución de estos rechazos

es plausible que vulneren los derechos humanos

y la protección internacional,

la medida ha sido fuertemente criticada,

tanto en los medios jurídicos como por la opinión pública.

(Música)

Esto ha sido todo por hoy, volvemos mañana jueves.

Estará con nosotros de nuevo el profesor de investigación

y director del Instituto de filosofía

del Consejo superior de investigaciones científicas,

Manuel Reyes Mate.

Con él hablaremos de la naturaleza del tiempo

en relación con la justicia,

le preguntaremos si el simple paso del tiempo

tiene un carácter redentor,

cuando uno no se arrepiente de algo que ha hecho

y que los demás consideran malo,

uno de los grandes temas de la ética.

También hablaremos con las hermanas Lara,

de las pintoras ocultas del museo del Prado,

del trabajo de Josep Pulido,

y recuperamos nuestro trabajo

sobre la llamada arquitectura pasiva.

Ha sido, como siempre, un placer tenerles ahí.

Les esperamos a todos a partir de las 10

en La 2 de TVE mañana mismo, hasta luego.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 16/01/19

La aventura del saber - 16/01/19

16 ene 2019

Emitiremos los reportajes "Ilustradores: Gabriel Moreno2 y "El túnel del tiempo: Asociación Europea de Arqueólogos 6" . Además, entrevistaremos al meteorólogo José Miguel Viñas y a Víctor Sampedro, Catedrático de Comunicación de la Universidad Carlos III de Madrid.

ver más sobre "La aventura del saber - 16/01/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 16/01/19"
Programas completos (1628)
Clips

Los últimos 5.437 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios