www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4306392
Para todos los públicos La aventura del saber - 15/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

a una nueva edición de "La aventura del saber".

Hoy en el "Taller de empresa",

Arturo de las Heras nos presenta a Manuel de Timoteo Comas.

Con ambos trataremos de aprender algo más

sobre ese mundo lleno de riesgos, emoción y promesas.

Y en la segunda parte del programa hablaremos con Andrea Izquierdo,

una estudiante de Derecho y Administración de Empresas

en la Universidad de Zaragoza

que acaba de publicar su segunda novela:

"Invierno en Las Vegas".

Que como la primera, "Otoño en Londres",

atrapa desde la primera página expresando sentimientos.

También recuperamos en esta edición de "La aventura del saber"

un documento sobre las escuelas llamadas Changemakers.

Algo así como "fabricadoras de cambios".

El salmón ahumado se emplea frecuentemente

en las cocinas tradicionales del norte de Europa,

en la cocina moderna de países del sur de Europa como el nuestro,

en Canadá y en el norte de EE.UU.

Es rico en omega-3, un ácido graso esencial

bueno para el organismo.

Hoy probamos el salmón ahumado con diferentes bebidas

para ver con cuál casa mejor.

(Música)

El siglo XXI es, sin duda, el siglo de las armonías,

de los equilibrios, de la moderación.

Pero quizá una de las armonías más interesantes

en el mundo gastronómico es entre sólido y líquido.

Porque la mitad de lo que comemos es líquido

y hay que buscar bien la bebida adecuada para cada plato.

Para eso contamos con la colaboración de grandes chefs.

Hoy, concretamente, uno que es:

Dos soles, tres soles, dos estrellas

En Humanes, Coque, que ahora se ha trasladado a Madrid.

Por lo tanto, le hemos pedido que nos haga la armonía

con algo tan normal en las mesas españolas

como es el salmón ahumado.

-Mario, a ver qué has preparado. -¿Qué tal, Rafael?

-¿Qué tal? -Muy bien.

Hemos cogido un salmón noruego, un salmón ahumado,

que sabes que se ahúma en frío

y que era el sustento de la comida en Noruega

porque no tenían cómo cocinar en aquel entonces.

Te voy a contar una anécdota.

La primera huelga que organiza la Pasionaria en Somorrostro

es porque les daban salmón todos los días.

Y protestó para que le cambiaran la comida.

Entonces, es un producto muy habitual y muy sencillo

que todo el mundo, todas las familias españolas,

siempre lo han comprado o lo tienen en la nevera.

Entonces, era ver, primero, con qué panes casa un poco.

Hemos hecho diferentes panes de semilla.

Este de aquí, de centeno, de pasas con pan de trigo.

Y luego, unas regañadas, unas galletitas para acompañar.

Yo normalmente, lo que más me gusta es con este, el de las semillas.

-Semillas de espelta. -Va muy bien.

-Vamos a poner un trocito ahí. -Ponemos un trozo.

Esto es solo para explicar cómo se pone.

Porque ya lo hemos comido

y lo vamos a probar con diferentes bebidas.

Ya tenemos el salmón ahumado sobre el pan.

-La tostadita. Perfecto. -Quiero decir una cosa.

Siempre, el alcohol, el que te guste más.

Que lo prueben con los cuatro y a lo mejor les gusta más con otro.

Claro. ¿Y qué tenemos?

-Cava. -Ante todo, agua. Tiene que haber.

No para beberla pero sí para tenerla delante.

-¿Qué más tenemos? -Tenemos cava...

-Un espumoso, una cerveza madrileña, tenemos un godello de Galicia.

Un vino blanco afrutado de Galicia.

-Podría ser también un albariño. -Sí.

Y luego, un agua mencía, de León, del Bierzo.

-Es un poco profunda para el salmón, pero bueno.

Una vez explicado esto,

y después de haber estado un rato haciendo pruebas,

¿tú con cuál te quedarías?

Pues yo estoy dudando entre el cava y la cerveza.

-Yo me tiraría por la cerveza. -Yo, en principio, no.

Porque pienso que el cava le va a dar más profundidad

y quizá recuerda más a ese sabor que tiene el ahumado.

Y tampoco me parece mal con el vino blanco afrutado.

Con lo que no va, evidentemente, es con el tinto.

Yo le veo un hilo conductor con el ahumado del salmón

y el tostado de la cerveza. -Puede ser.

Por eso me gusta más la cerveza.

-Por lo tanto, brindemos. -Vamos allá.

Y que conste que la mejor armonía es la que a usted le guste.

Eso sí, después de probar, como hemos hecho nosotros.

Mariol, gracias.

Qué bueno.

(Música)

"Taller de empresa" con Arturo de las Heras.

Hoy tenemos como invitado a Manuel de Timoteo Comas,

responsable de The Brubaker.

Que para quienes peinamos algunas canas

era el nombre de un personaje muy famoso en tiempos,

el alcaide de una prisión que se mezcla con los reclusos

para comprobar cómo son sus verdaderas condiciones de vida

y que tenía la cara de Robert Redford.

Buenos días, Arturo.

¿Qué tal? ¿Cómo estás, Salva?

Buenos días. ¿Qué tal, Manuel? Buenos días.

Oye, cuéntame, Arturo. Preséntanos a Manuel.

¿Cómo fue el encuentro? Pues hoy vamos a cambiar de tercio.

Vamos a hablar de una empresa que vende ropa por Internet.

Yo creo que puede ser interesante como idea para otros emprendedores

que puedan vender alguna cosa utilizando las redes sociales,

utilizando Internet.

Porque en España no se estila mucho, pero en otros países sí, ¿no?

Me decías ahora, Manuel.

Muchas gracias por la invitación.

Y enhorabuena por el magnífico programa que hacéis.

Efectivamente, en países como EE.UU. y Reino Unido

las marcas nativas digitales de Internet, como la nuestra de ropa,

están muy en boga.

Que recuerdan, a mí por lo menos, perdóname que insista un poco,

pero me recuerdan a Brubaker.

Esta camisa azul, por ejemplo.

Creo que iba con una camisa azul muy parecida.

¿Tiene algo que ver con la película?

La película nos gustó en su momento como nombre para la empresa

porque contaba la historia de cambiar las cosas desde dentro.

Y creemos que con Internet y las nuevas tecnologías,

con el comercio electrónico,

la industria textil puede dar un paso hacia adelante importante.

Cambiando las cosas desde dentro.

¿Cómo se te ocurrió la idea de hacer este tipo de empresa, textil?

Porque vimos que en el mercado faltaba una solución a esto.

Hay un gran problema en la intermediación en la moda.

Pagamos más de ocho veces el precio final

de lo que cuesta producir una camisa.

Y al final, estudiando cómo funciona la dinámica del sector,

vimos que había mucho intermediario.

Con un modelo de venta directa,

como es nuestro modelo de marca nativa The Brubaker,

somos capaces de vender de manera mucho más rápida,

mucho más ágil y a mitad de precio, con unas calidades...

Porque se fabrica en España todo, ¿no?

Sí, todo se fabrica en España. Eso es muy difícil, ¿no?

Competir, por ejemplo, con grandes compañías.

Por ejemplo, Zara.

Es muy difícil si haces las cosas aquí dentro.

Bueno, yo creo que en España hay una gran red e industria textil

a la que creemos que hay que apoyar.

Hay un gran conocimiento y un gran "know-how"

a la hora de hacer producto de lujo asequible.

La proximidad con las fábricas.

Todas las fábricas están a una hora en coche, tren o avión

de nuestra oficina central de Madrid.

La rapidez a la hora de poder llegar al mercado

y responder a la demanda...

Creemos que eso genera ventajas competitivas.

Y se puede perfectamente competir.

Además, como digo, es fundamental que apoyemos al país

y que creemos empleo aquí, donde se necesita.

¿Cómo fueron los inicios?

Pues empezamos, efectivamente, con muy pocas referencias

y nos dimos cuenta que la gente nos pedía cada vez más.

A medida que la gente pedía más camisas, más colores,

más formas, más jerséis, pues íbamos lanzando

y la respuesta iba siendo cada vez "in crescendo".

Iba subiendo la facturación,

iban subiendo las referencias que poníamos

hasta llegar a las 120 y pico que hay actualmente.

Y con ese crecimiento, siempre escuchando a la comunidad

y siempre fabricando aquí ropa de calidad, sin engañar a nadie,

pues estamos donde estamos ahora mismo.

¿Qué te parece a ti, Arturo?

Pues a mí, la verdad es que estos emprendedores

que utilizan la tecnología para cambiar

y, de alguna forma, ser disruptivos

en algo que, en principio, dices:

"Es que esto está muy maduro. ¿Cómo compito yo con un gigante?".

Pues haciendo un producto de calidad

y dirigiéndote a tu público de una forma directa

como es utilizando Internet,

pues fíjate, aquí tenemos a un nuevo emprendedor.

¿Y cómo os habéis ido expandiendo?

¿A través del boca a oído, que se llama?

También, creo que Velencoso hace... Sí.

Fundamentalmente crecemos por un tema de redes sociales,

por un tema de boca a oreja.

Hay cada vez más clientes satisfechos que son clave para que repitan

y a su vez generen más clientes nuevos.

Solo nos movemos en redes sociales y en canales "online".

No se verán vallas publicitarias en la calle nuestras.

Y acuerdos como el que firmamos hace meses con Andrés Velencoso

que se convirtió en socio nuestro

a cambio de usar su derecho de imagen a nivel nacional e internacional,

en lanzamientos internacionales, de sus contactos...

En fin, una serie de valores que nos está aportando, y mucho.

Desde entonces hemos subido en términos generales

cualitativos y cuantitativos.

La compañía ha generado expectativas y estamos muy contentos.

¿Sois muchos socios?

Pues somos ahora mismo, aproximadamente, unos 12 socios.

Hay un grupo que es el fundador, somos Antonio Robert y yo.

Y luego alrededor se juntaron después privados,

amigos nuestros...

Y los que apoyaron en el pasado...

Ya íbamos creciendo muchísimo,

pues apoyaron ese plan de crecer todavía más.

Hace dos o tres meses empezamos a vender fuera de España.

Una grandísima acogida en países como Alemania, Francia o Portugal.

Ves que el producto español gusta,

el producto hecho aquí tiene prestigio,

y eso, la verdad, nos anima muchísimo.

Tenemos aquí unas camisas y unos jerséis.

¿Y aparte de camisas y jerséis hacéis más cosas?

Sí, hacemos bufandas, por ejemplo, ahora para invierno y para Navidad.

Vamos a lanzar corbatas por primera vez.

También, por ejemplo, vamos a empezar a estudiar

el lanzamiento de pantalones.

Mucha gente nos pide pantalones, chaquetas...

Lo que se dice el "total look".

Hemos tenido polos, trajes de baño, calcetines...

El tejido, aparte de la confección, ¿es también español? El algodón...

Sí, el tejido normalmente se suele comprar en Italia

en unos grandes fabricantes de lujo italianos, y en Portugal.

Y luego lo traemos aquí y lo confeccionamos

en las fábricas que te he comentado.

Pueden estar en diferentes provincias.

El norte, el sur, el este, el oeste.

Hay mucha industria en cualquier lado de España.

Arturo, tú que eres experto en redes sociales.

¿Qué te parece el uso de Velencoso, por ejemplo, de "influencers"?

Que es como ahora se llaman los guías estos de Internet.

Pues me parece muy interesante y una idea fantástica.

Si quieres vender ropa, consigues un "top model" internacional

que sea tu socio,

y él en sus redes sociales sale habitualmente con esta ropa,

pues es una forma de darte a conocer y mover las ventas.

O sea, que me parece una idea muy buena.

Y el hecho de ser 12 socios...

Porque vosotros, en vuestra empresa, sois menos, sois cuatro.

Claro, somos cuatro, es una empresa familiar.

Mi padre, mi madre, mi hermana y yo. Cuatro socios.

En empresas donde son muchos...

Ellos, además, están utilizando "crowdfunding".

O sea que, además, pueden ser 12 y recibir más socios.

Nosotros somos cuatro y a veces nos cuesta ponernos de acuerdo,

pues él que nos explique su experiencia siendo muchos más.

La verdad es que nosotros estamos encantados con los socios.

Porque nos dejan hacer.

Es fundamental que la mentalidad del socio, del inversor, sea:

"Yo confío en tu proyecto, en tu equipo, y haz".

Y no hay ningún tipo de injerencias en la dirección

ni a la hora de tomar decisiones estratégicas.

Con lo cual, es bastante sencillo.

Se parte de una base de confianza inicial.

Creemos que eso es fundamental

para el buen funcionamiento de la compañía.

Porque, si no, sería imposible.

Es como tener un socio al que llamas cuando lo necesitas.

Como el hermano mayor, que llamas cuando lo necesitas,

y cuando no lo necesitas, pues no le llamas.

Y le das la información que te pide cada mes o cada trimestre

y en ese sentido, la coordinación es fundamental.

Nosotros estamos encantados.

¿Cómo ha sido la evolución de la empresa?

Desde la idea que tienes cuando ves la película

con tu socio primero, con tus dos primeros socios,

ves la posibilidad de crear esta empresa

hasta ahora que estás planteándote hacer el "total look", como decías.

Pues es un proceso, obviamente, de aprovechar la oportunidad.

De aprender mucho de los clientes, de aprender mucho de la industria,

rodearte de gente muy buena alrededor en el equipo.

Eso es clave, en eso no...

Y más gente buena que se va a sumar al proyecto.

Y luego, sobre todo, crecer.

Claro, hay que diseñar las camisas.

No todas las camisas son iguales, el tipo de cuello.

Pero nuestra comunidad es muy activa.

Hay mucha gente que viaja mucho

y nos da muy buenas ideas de diseño o de tendencias.

Y eso nos ayuda muchísimo.

La comunidad es gente que se ha comprado camisas.

Sí, sí. Los hombres hablamos más de lo que parece de moda y ropa.

Y sugieren una cantidad de ideas...

Es verdad, que es solo para chicos. De momento solo hacemos hombre, sí.

Es más fácil para nosotros también entender todos los aspectos.

Al final, es un tema de simplicidad en términos de lo que vamos lanzando.

Y contabas antes que no hacíais publicidad

en grandes vallas y tal.

Luego, así, aparentemente, no hay un distintivo de la camisa.

Por lo menos no se ve, no sé si lo tiene.

Somos un poco antilogo. Qué bien.

Preferimos que el producto hable por sí solo

con tejidos y colores exclusivos,

y la gente identifique la camisa por lo que es

y no generar hombres anuncio por la calle.

En todo caso vamos probando, la gente nos lo está pidiendo,

identificaciones de etiquetas muy pequeñitas aquí o aquí.

Pero siempre será algo muy discreto, va con la filosofía de la compañía.

Con la idea de... Claro.

Bueno, pues nada, muchísimas gracias.

Mucha suerte, que vaya perfecto todo

y que dentro de un año o así te tengamos de nuevo aquí

con el "total look" ese del que hablabas.

Con todo: pantalones, camisas, jerséis y chaquetas.

Decíamos eso. -Sí.

Gracias. Muchas gracias a vosotros.

Bueno, Arturo, muchísimas gracias también a ti

por estar aquí de nuevo en "La aventura del saber".

Ha sido muy agradable, como siempre. Gracias a vosotros por invitarme.

Y esperamos que vuelvas pronto.

No sé si tienes ya algún invitado o estás buscándotelo todavía.

Igual que hoy nos han ayudado a vestirnos,

vamos a intentar traer a alguien que nos dé de comer.

Ah, muy bien. Perfecto, gracias.

Seguimos. Recuperamos unos minutos del trabajo que realizamos

sobre las llamadas "escuelas Changemakers".

Escuelas que preparan a sus alumnos

para liderar el cambio del mundo a mejor.

(Música gaita)

-Tenemos unas 250 escuelas Changemaker en todo el mundo.

Por ahora, siempre seguimos creciendo.

En España, de momento, hemos reconocido siete.

Hay muchas más de las que podemos llegar a reconocer.

Lo importante no es tanto que Ashoka te reconozca

como escuela Changemaker, sino serlo, tener este ADN.

Sobre todo, también escuelas con mucha capacidad de influencia,

o de contagiar, ese es el motivo de este curso.

(Música)

-Lo curioso es que estas escuelas hayan estado casi en el anonimato.

No para los cercanos, pero sí para España.

Cuando se mira lo que se hace en Finlandia o Suecia,

aquí hay cosas espectaculares que se hacen

y estas escuelas son solo un ejemplo de todas ellas.

(Música)

-El curso de La Coruña pretendía, precisamente,

poner en contacto a estos docentes y a estos equipos directivos

que ya lo habían conseguido, con otros que quieren iniciarlo,

y favorecer ese aprendizaje.

Lo que estamos haciendo los docentes es participar en este tipo de cursos.

Es mi segundo año en un curso de las escuelas Changemaker

e intentamos beber un poco.

Yo cuando voy a un curso de estos, sobre todo dos cosas:

Por un lado, me llevo toda la información que me puede ser útil

y por otro lado, interactúo con profesores de toda España

que me van a aportar después para mi trabajo.

¿Qué queremos que aprendan los niños?

¿En qué queremos que sean competentes nuestros niños y niñas?

Entonces, nos hacemos la pregunta,

y después, en función de la respuesta montamos el contexto de aprendizaje.

La información no es lo mismo que formación.

Nosotros decimos que sí, que se puede aprender

pero es cómo aprenden.

Yo creo que la cuestión importante es cómo aprenden.

Cómo transmitimos esos conocimientos o esos contenidos,

que tienen que aprender los niños de una forma gratificante,

de una forma que conecte con sus intereses,

que respete sus ritmos de aprendizaje.

Lo que no se está haciendo bien

es que sigue habiendo viñetas de Tonucci,

en el sentido de: pupitres, pupitres, pupitres,

y encerado, transmisión de conocimientos,

el conocimiento disecado en la página ciento y pico del libro,

y que está sin contexto.

Eso ya se dijo desde los presocráticos.

La mayéutica es necesaria otra vez,

y que vuelvan los Sócrates a decirnos:

"Conócete a ti mismo",

que es lo primero que tiene que hacer un niño.

Saberse.

Y después ilustrarse, y después informarse,

y después instruirse.

(Música)

Cuando decimos eso, estamos diciendo que es importante lo que aprenden

pero es muy importante la socialización

y es muy importante el aspecto emocional de cada criatura.

Que no van a aprender si emocionalmente están mal,

que no van a aprender si tienen dificultades en el patio,

con sus compañeros, en su casa.

Muchos niños vienen con una mochila muy cargada de problemas

y a veces queremos que aparquen esa mochila y que aprendan.

(Música)

-Lo que queremos trabajar es, sobre todo,

que ellos sean los artífices y los gestores de su aprendizaje.

Eso significa, que sepan gestionar el tiempo,

que ellos puedan elegir lo que quieren aprender,

que tengan capacidad de reflexión para saber lo que han hecho mal

y aprender de sus errores,

el aprendizaje cooperativo,

metodologías activas como inteligencias múltiples, PBL...

Pero, sobre todo, esa gestión del conocimiento

y ese crear relaciones estables y crear relaciones efectivas

que les ayuden a desenvolverse en la vida

y en cualquier circunstancia que les toque vivir.

-Los niños son felices si obtienen resultados,

si son protagonistas y participan en aquello que les implica.

También el concepto de la participación infantil.

Estamos obligados

por la Declaración de los Derechos de la Infancia de UNICEF

a hacerlos partícipes en aquello que les afecta.

En este caso, todo lo que hacemos es curricular,

pero ellos deciden qué proyectos de investigación quieren realizar.

Llevan distintos proyectos, como el de meteorología escolar,

el de huerta escolar...

Uy, esto es muy duro.

-"OK, good. Give them to Irene.

Irene, how are you today?".

Todo cambia, la medicina cambia, la ciencia cambia,

y la educación no. ¿Por qué?

Yo supongo que entra un factor primordial

que es la inercia en la que estamos.

Al cerebro del niño, sobre todo, hay que moverlo.

Al cerebro hay que darle intenciones, y al cerebro hay que darle previsión.

Entonces, los cerebros todos los días se movilizan.

(Música)

-No hay calle hoy.

Nosotros teníamos calle, no hay calle.

El otro día cogimos ocho kilos de cangrejos.

Y todos los niños emocionados.

Pero después eso va al aula y se hacen maquetas del cangrejo,

se hacen monográficos, el niño busca en Internet,

busca programas en Wikipedia y "online"

de todo lo que le hable de un cangrejo.

Y hasta hacen arte.

Entonces, ese cuadro de Caravaggio

que está ahí cogiendo el cangrejo con un terror, que le picó,

pues estamos emocionados con Caravaggio,

y los niños pintan el cangrejo.

Durero también habla de los cangrejos

y hace unos cuadros preciosos sobre el cangrejo.

O sea, llevamos a todo...

El logro es que no hay asignaturas fragmentadas.

El logro es una transdisciplinaridad, es el todo incluido.

-Para nosotros es muy importante el trabajo en equipo.

Es decir, eso es indispensable.

Ahí los individuos son importantes, pero como parte de un equipo.

Por tanto, planteamos unas actividades

que tengan un componente lúdico

Pero unas actividades que no sea jugar a la cuerda solo,

sino que ese componente lúdico posibilite el trabajo

de contenidos curriculares.

Nosotros montamos, por ejemplo, en el primer ciclo,

una casa y una tienda.

Y se genera un juego de compraventa.

Están jugando a vender y a comprar,

pero están trabajando el concepto de número.

Están trabajando diferentes operaciones:

la suma, la resta, cálculo mental.

Están trabajando las medidas: litros, metros...

Están constantemente, cuando van a la tienda a comprar lana

para hacer un pompón o un telar, dicen: "Tiene que hacer una factura.

¿Cuánto me vale el pedido de lana?".

El que compra tiene que hacer su cálculo,

El que vende está vendiendo metros,

o está vendiendo líquidos, para la casita.

Por tanto, están manipulando y trabajando

conceptos matemáticos de una forma lúdica.

Por ejemplo, tenemos un programa de senderismo escolar

donde todos los meses hacemos una salida al campo.

Nos acompaña la Asociación de Medio Ambiente de la localidad

que está recuperando senderos.

Nos acompañan los abuelos e interpretamos el paisaje,

conocemos las distintas plantas, huellas de animales...

Todo eso es curricular.

Lo estamos viendo en el campo,

no en la página 20 del libro de texto de ciencias.

Con estos modelos hay menos fracaso escolar,

hay menos abandono temprano de la escuela,

los niños sacan buenas notas.

O al menos las mismas que en el modelo tradicional.

Y, además, otra cosa.

Solemos cuestionar mucho lo que hacen las escuelas innovadoras como esta,

pero no cuestionamos tanto lo que está fracasando

de las escuelas que tenemos.

(Música)

Las empresas están demandando otras cosas

que no estamos enseñando.

Y esto es un debate también muy interesante para la educación.

Están demandando otras habilidades.

La habilidad de colaborar, de resolver problemas.

El conocimiento lo podemos adquirir

si tenemos habilidades de aprendizaje y de curiosidad e investigación.

Requiere un cambio en profundidad.

En el sentido de la educación, la manera de trabajar.

Es decir, cuestiones técnico-pedagógicas.

La manera de la estructura de la escuela.

Porque significa que los profesores también deben trabajar en equipo,

tienen que dar ámbito al alumno para que se sienta protagonista,

para que genere él su propio conocimiento.

Y todo eso no es fácil,

porque nosotros no hemos vivido estos modelos tan participativos

o tan activos, si queremos.

He estado hablando con madres y padres que lloraban

porque decían: "En un centro, mi hija o mi hijo era gris".

O, hablando por el abuelo del niño:

"Mi padre lloraba cada día que la veía salir de la escuela,

y ahora es feliz, llora de alegría.

Va a la escuela, es feliz, aprende muchas cosas,

tiene ilusión por compartir lo que hacen".

La peor frase que puede oír un padre o una madre de un niño es:

"Por favor, no me lleves a la escuela".

Y la mejor frase que puede oír un padre, una madre o un maestro es:

"Tengo ganas de volver al día siguiente".

(Música)

(Música)

"Taller de literatura" en "La aventura del saber"

con Andrea Izquierdo,

estudiante de quinto de Derecho y de Administración de Empresas

en la Universidad de Zaragoza y autora de este libro:

"Invierno en Las Vegas",

que acaba de publicar Nocturna Ediciones.

El libro forma parte de una trilogía.

Bienvenida, Andrea. Gracias.

Pero por el título del libro uno podría pensar, más bien,

en una tetralogía.

Claro, "Invierno en Las vegas" es la segunda parte

de "Otoño en Londres", el tomo con que se inicia la trilogía.

Y sí, en principio, la idea era...

Son tres: otoño, invierno y primavera, cuya ciudad todavía...

El verano nada, ¿no? Todavía no se ha revelado la ciudad.

Pero mucha gente me está diciendo:

"Oye, Andrea, no nos vas a dejar aquí colgando".

Y digo: "Bueno, ya lo pensaré". (RÍE)

Oye, cuéntanos, ¿cómo fue tu primera relación...?

Porque estudias Empresa, Derecho, cosas duras.

Que, en principio, no parecen relacionadas con la literatura.

¿Cómo fue tu primera relación con la literatura? ¿Cómo surgió?

Bueno, desde muy pequeña me gustaba mucho leer.

Escribir, aunque fueran cuentos.

Y recuerdo con mucho cariño

el momento en el que mi madre puso en mis manos

los libros de "Harry Potter".

Y a partir de ahí fue cuando empecé a leer mucho.

¿Qué edad tenías, Andrea?

Uf, pues no lo sé. Yo creo que serían... ocho.

Más o menos, no estoy segura.

Pero a partir de ahí ya fue el momento

en el que descubrí que me encantaba leer.

Me encantaban las historias. Leerlas y contarlas.

Aunque fuera en una carilla de un folio, un cuento.

Y a partir de ese momento es algo que siempre ha estado conmigo.

Y luego, un buen día, decides convertirte en... "booktuber".

Muy bien. (RÍEN)

A ver, ¿eso cómo es? Un "booktuber" es un "youtuber"...

Es decir, una persona que sube vídeos a YouTube

pero en este caso que habla, principalmente, de libros.

De ahí el "book" que va al principio.

Y nada, pues nosotros, como "booktubers"...

Yo hablo de España, la comunidad a la que pertenezco.

...nos dedicamos a hablar de libros en nuestros canales,

tanto haciendo reseñas, por ejemplo, de un solo libro

o haciendo juegos con ellos

o abriendo las cajas en las que nos llegan las últimas novedades.

Un poco de todo.

Y tú eres, por número de suscriptores,

la tercera de España. Sí.

¿Y cómo se consigue que la gente te haga caso?

Pues es algo que me preguntan mucho

y la verdad es que tampoco tengo una respuesta.

Pero yo creo, sobre todo, que es mostrando mucha pasión.

Y que de verdad eso se pueda transmitir

porque eso se nota, la verdad es que va diferencia.

Lo de AndreoRowling, claro, viene por lo de "Harry Potter".

Sí, Andreo es como me llamaban cariñosamente en el instituto.

Y Rowling es por J.K. Rowling. Claro.

Vamos a hablar de la primera novela.

Porque en las dos los personajes son los mismos.

Cuéntanos algo sobre cómo surgió de escribir la primera novela.

¿Ya habías escrito muchas antes? Siempre había escrito,

pero me costaba mucho terminar una novela.

Sobre todo porque yo creo que tampoco lo veía como algo serio.

A mí me gustaba escribir como hobby,

pero nunca me sentaba a decir: "Tengo que terminar una novela".

Porque mi sueño siempre era publicar

pero si no terminas una novela no puedes enviarla a una editorial.

Yo estaba como muy frustrada en ese aspecto.

Y a pesar de que, como decía antes, siempre había escrito, un día dije:

Tengo que empezar un libro y terminarlo. Y ya está".

Entonces, hubo tres intentos con "Otoño en Londres".

Aunque previamente había escrito otras cosas

que se han quedado en el cajón, que igual recupero, no lo sé.

Y con "Otoño" hubo un primer intento

que se quedó como al 60 % o 70 %.

Un segundo intento que nada, fue un principio solo.

Y ya la tercera fue la vencida. Escribí el libro, lo terminé...

Se publicó el año pasado, ¿no? Exacto, el año pasado.

En 2016, va por la tercera edición. Sí.

En este caso, estamos ya casi en la segunda.

Sí, "Invierno en Las Vegas" ha llegado ya a la segunda.

Enseguida se podrán ver ejemplares de segunda.

¿Y como escritora te ha servido mucho

el contacto con la gente que te sigue en Internet?

Sí, para mí es fundamental.

Porque son mi mayor apoyo los lectores que tengo ahí.

Mis seguidores a través del canal.

A mí me sirve muchísimo tener ese "feedback",

esa capacidad de ver si les ha gustado o no

con tan solo un clic a través de las redes sociales.

Y cuéntanos algo de los personajes.

Por ejemplo, Lily. Háblanos un poco de Lily.

No tiene nada que ver contigo, porque no le gusta Londres

y a ti te encanta. Exacto.

Son personajes muy diferentes.

Y a mí me gustan las novelas de muchos personajes.

La mía tenía que ser así.

"Otoño en Londres" es una mezcla de muchos personajes diferentes.

Está Lily, que es la protagonista. Ella es española.

Debe su nombre a una princesa de Suecia.

Una historia muy larga.

Y ella es completamente opuesta a mí.

Yo no quería reflejarme a mí misma en la novela.

A ella no le gusta Londres, no le gusta "Harry Potter".

Bueno, nunca lo ha leído.

Y, sobre todo, y muy importante es que ella no quiere ir ahí.

Hay un motivo que se cuenta en la novela

por el cual ella está en Londres por accidente.

Pero tiene que ir y ahí se encuentra con otros personajes.

Está Ava... "Eiva", según como se pronuncie.

Y es una chica muy tímida, tiene una mascota muy entrañable.

Se llama Panda, es un conejito blanco y negro.

Está Meredith, que es todo lo contrario.

Ella es fiesta, diversión, maquillaje, risas, redes sociales...

Y también hay chicos.

Están desde los más tranquilitos hasta otros que son famosillos

porque son "youtubers".

He aprovechado para meter algo en lo que yo estaba metida.

Aunque ellos están en otro nivel.

Oye, ¿y cómo sabes que algo puede interesar?

¿Porque te interesa a ti previamente

o porque piensas en un determinado lector?

La verdad es que yo escribo lo que me gustaría leer.

Es algo que pienso mucho y es así.

A mí me gustan los libros juveniles que son frescos, rápidos de leer,

que pasan muchas cosas,

que tienes que estar todo el rato pasando a la siguiente página.

Es lo que me gusta reflejar cuando escribo.

Y los libros estos que has pensado en tres estaciones del año,

¿ya lo sabías desde el principio que iba a ser así

o ha ido surgiendo a lo largo de la escritura de los libros?

Bueno, yo ya sabía que iban a ser tres.

Y tengo más o menos claro el argumento de cada uno de ellos.

Pero yo soy una escritora brújula.

Es decir, sé más o menos el final, algunas cosas que van a pasar,

y voy improvisando mientras escribo hasta llegar ahí.

No es como el otro tipo de escritor que es de mapa,

que sabe absolutamente todos los sitios por donde va a pasar.

Entonces, tenía las ideas claras.

Que eran tres novelas, cómo iban a terminar...

Pero muchas veces me dejo llevar y, de hecho, a partir de ahí

han salido escenas que me han gustado mucho

y han sido fruto de la improvisación. Claro.

Oye, ¿y los personajes también los conoces

desde antes de empezar a escribir?

¿Conoces su vida, su historia, la de cada uno?

Claro, todo eso es lo que no se ve, lo que está detrás.

Eso se va revelando en la historia. Además, a mí me gusta mucho jugar.

Conoces a una persona, pero tiene algo detrás que no sabes

y eso es lo que te voy a contar ahora.

Por eso se comporta así en el presente y en el futuro.

La construcción de personajes para mí es muy importante

y en "Otoño en Londres" e "Invierno en Las Vegas"

yo intento que eso se vea reflejado.

¿Y esos personajes son pura invención? ¿Son amigos...?

No, son totalmente inventados. Pero he de decir...

Me lo pregunta mucha gente: "¿Te has basado en alguien?".

Por ejemplo, los "youtubers".

No, no está basado en nadie.

Pero sí que es verdad que el malo malísimo de la novela...

Que no digo nada.

Pero el más malo de todos, el que todo el mundo odia,

posteriormente a escribir la novela conocí a un chico que era igual.

Y de hecho yo lo conocí en persona... Fue como una especie...

La novela fue precursora de este personaje.

Y de hecho cuando yo lo escuchaba hablar

tomaba de nota de algunas de sus frases en el móvil,

lo cual es bastante "creepy", pero bueno.

Yo tomaba nota y luego digo:

"Esto, cuando escriba el libro, va a aparecer".

Y en "Invierno en Las Vegas" hay frases de esa persona.

Cuéntanos un poco por encima

la trama de estas dos primeras novelas.

Y apúntanos algo de lo que podemos esperar en la siguiente.

Bueno, "Otoño en Londres" es introductoria

a pesar de que tiene bastantes tramas que van transcurriendo,

y trata sobre la vida de todos estos jóvenes.

Una española, un inglés, una chica de Dinamarca...

De todas partes de Europa sobre todo, aunque también del mundo.

Que se juntan allí y es como el año de Erasmus,

el año de la fiesta y la libertad.

Cómo cada uno de ellos lo va tomando y lo que les va pasando.

El segundo vuelve a empezar en el mismo punto

en el que termina el primero porque es un momento muy chocante

que no voy a revelar, pero lo retoma justo ahí.

Y yo lo que he intentado es que se vea reflejada

la evolución de los personajes.

Es decir, son los mismos pero ahora han cambiado.

Y, además, surge un viaje a Las Vegas

que va a revolucionar absolutamente todo.

Y bueno, ya no seguimos hablando de lo que va a venir.

¿Pero tú ya lo sabes? Sí, ya lo sé.

¿Y cómo es tu proceso de creación? Quiero decir...

¿Te viene directamente y te pones a tomar notas?

¿Haces como un esquema?

Yo siempre he pensado que para hacer algo

hay que sentarse a hacerlo.

Es decir, en muy pocas ocasiones

yo estaba así sentada en clase o mirando las avutardas,

y entonces me ha llegado una inspiración:

"¡Dios mío! Este libro será así y va a pasar todo esto".

Que a veces ocurre, pero para mí no es lo normal.

Entonces, yo lo que suelo decir es: "Vale, voy a sentarme a escribir".

Me siento y empiezo a trabajar en el manuscrito.

Si un día no sale, pues oye, ese día no sale.

No hay que agobiarse. Se dedica a otra cosa.

Pero normalmente es eso.

Yo he leído en tu página web que te pones bastante frenética

cuando estás escribiendo.

Y de hecho mis padres acaban de mí hasta aquí.

Me dicen que soy un poquito insoportable.

Pero bueno, es por una buena causa.

Andrea, vamos a ver, ¿cómo haces cada día?

Porque estás estudiando quinto de facultad.

Además, un doble grado, que es dificilísimo.

Al mismo tiempo estás sacando "books"

continuamente en "youtuber".

Es un día un poco caótico, no hay uno igual que otro.

Normalmente, entre semana,

por las mañanas tengo que ir a la facultad de Derecho

o a la de Administración de Empresas, según el día que me toque.

Y ahí estoy de 9:00 a 14:00 o de 9:00 a 15:00, más o menos.

Vuelvo a casa, como.

Y a partir de ahí ya empieza el trabajo o el estudio,

según el momento del año.

Una parte de escritura, otra parte de contestar "emails",

grabar vídeos, editarlos, estar por las redes simplemente...

Intentar compaginarlo todo un poco como se pueda.

O sea, que no paras. No, básicamente no.

Ha sido un verdadero placer conocerte.

Muchísimas gracias por tus libros. Gracias por tu página web.

Y mucha suerte. Muchísimas gracias a vosotros.

Recuperamos el trabajo que hicimos sobre la obra

de uno de los más importantes y reconocidos fotógrafos de EE.UU.

del siglo XX: Philippe Halsman.

(Música)

Si les mostramos la foto de un señor de rostro tan anodino

enarbolando una cámara fotográfica obsoleta

y les decimos que se trata de Philippe Halsman,

la mayoría de ustedes, a buen seguro,

no tendrán mucha idea de quién se trata.

Sin embargo, si les mostramos esta serie de fotografías,

¿a que sí que les suenan bastante?

Estas fotos, que de uno u otra manera

están instaladas en el imaginario visual

de varias generaciones,

fueron tomadas por el citado Philippe Halsman.

(Música)

Estamos en el marco de la exposición "Philippe Halsman: ¡Sorpréndeme!".

Esta gran muestra retrospectiva

es una de las más importantes realizadas hasta la fecha

en todo el mundo sobre este gran autor fotográfico.

La lleva a cabo la fundación La Caixa

en el CaixaForum de Madrid

y anteriormente ha estado expuesta en el CaixaForum de Barcelona.

En el evento colaboran también

el museo fotográfico del Lycée de Lausana

y el Philippe Halsman Archive,

la institución que gestiona la familia de Halsman

y que guarda la mayor parte del legado fotográfico del autor.

(Música)

La exposición contiene algunas de sus más famosas e icónicas fotos,

junto a otras menos conocidas

e incluso material inédito para el público hasta la fecha.

-La exposición tiene cuatro ámbitos.

Hay reunidas unas 400 obras, más o menos.

Es muy excepcional, es la primera vez que esto se reúne.

Y es la primera vez que esto se muestra en España.

Y una vez que se acabe será complicado volver a reunirlas.

Vamos a saber algo más sobre este fotógrafo.

Philippe Halsman nació en Riga, Letonia, en 1906.

Y murió en Nueva York en 1979.

De familia de clase media-alta de origen judío,

Halsman fue educado para ejercer de ingeniero.

Ya desde muy pequeñito, con 15 o 16 años,

le regalaron una primera cámara fotográfica.

Y cuando hace su primer revelado en casa,

se queda fascinado con el resultado.

A finales de los años 20, en toda esa Europa del Este

había una campaña bastante importante antisemitista.

Y él, que estaba dando un paseo con su padre por el Tirol,

accidentalmente, su padre muere

y le acaban acusando a él de asesinar a su padre.

Afortunadamente, su hermana pequeña empieza una campaña para salvarle,

porque le condenan a diez años de aislamiento.

Y con la fortuna de contar con el apoyo de gente intelectual,

como Einstein o Sigmund Freud, consigue salvarse.

Por otro lado, un ministro francés le da asilo político en París.

(Música)

Tras su liberación, Halsman llegó a París en 1932

y empezó a ejercer de fotógrafo profesional

tomando contacto con la vanguardia europea,

que por aquel entonces tenía en la capital gala

su centro de operaciones.

Sus trabajos más experimentales se expusieron en varias ocasiones

en la galería Pléyade, que fue una de las primeras galerías

especializadas en organizar exposiciones

de fotografía de vanguardia.

Realizaba gran cantidad de retratos de personajes célebres,

como Le Corbusier, André Malraux o Marc Chagall.

También efectúa puestas en escena,

composiciones, montajes fotográficos de gran impacto visual

jugando, sobre todo, con las posibilidades expresivas

del encuadre y la iluminación,

militando dentro de la corriente de fotografía de vanguardia

autodenominada Nueva Visión.

Halsman simultaneaba en esa época su creación artística

con otros trabajos alimenticios en determinadas publicaciones

y, sobre todo, haciendo fotografía publicitaria.

Un género que, por aquel entonces,

estaba empezando a tomar carta de naturaleza.

(Música)

La felicidad parisina de la que disfrutaba Halsman

empezó a truncarse con la amenaza antisemita

de la llegada de los nazis.

En 1941, consiguió ponerse a salvo trasladándose a Nueva York.

Halsman tuvo suerte al llegar a EE.UU.

Al poco tiempo, se fijó en él la revista "Life".

Una revista que apostaba por la fotografía

como elemento fundamental de su discurso

y entre su plantilla, en lugar destacado estaba Halsman,

que colaboró con ella durante 30 años,

llegando a realizar 101 portadas.

Cuando fotografió a Einstein, a quien conocía bien en persona

y sabía de su gran sentido del humor

Halsman intentó prescindir de ese conocimiento

y mostrar en la foto la imagen seria, incluso triste,

de un científico atormentado por la idea

de que sus conocimientos hubieran servido, a la larga,

para crear un instrumento tan mortífero y letal

como la bomba atómica.

(Música)

Lo más conocido de la variada y extensa obra de Halsman

son sus retratos.

Él decía: "El retrato es, ante todo, un documento psicológico.

Cuanto más simple y auténtico, más conmovedor".

Él, por su carácter, conseguía hacer

que la persona retratada estuviera muy cómoda e hiciera cosas

que con otros fotógrafos quizás no haría.

Asimismo, hacía sus puestas en escena,

que eran muy diferentes y muy originales.

Nada que ver con lo que se hacía en ese momento.

Halsman conjugaba el ser perfeccionista y metódico

a la par que un poco loco.

Su pericia técnica y su seriedad profesional

contrastan y se complementan

con una gran dosis de imaginación y sentido del humor.

Halsman siempre se sintió inclinado al surrealismo,

corriente artística con la que tomó contacto

en su juventud parisina.

Era gran admirador de Jean Cocteau,

uno de los padres del movimiento surrealista.

Y llegó a su culminación con el trabajo

con su amigo y colaborador durante décadas, Salvador Dalí.

Dalí y Halsman, dos titanes de la creación,

frente a frente.

Juntos colaboraron durante casi 40 años,

complementándose a la perfección

y haciendo de su trabajo en común una fiesta.

Halsman ponía su pericia técnica y su pequeña dosis de locura

y Dalí prestaba su carismática y fotogénica imagen personal,

su desbordante imaginación y su inagotable talento.

(Música)

Dalí era el protagonista de todas las fotos,

resultando ser siempre un modelo visualmente resultón.

Hasta el punto de llegar a hacer un libro fotográfico

cuyo eje central no era ya el propio Dalí

sino su enhiesto bigote.

(Música)

El trabajo más emblemático de la extraña pareja de locos amigos

fue, sin duda, la celebérrima instantánea

titulada: "Dalí atomicus".

Todo un portento de técnica e imaginación

que muchas décadas después sigue pareciéndonos

una foto impactante de rabiosa modernidad.

Tuvieron que repetirlo 26 veces, y había 4 personas en el estudio.

Colgaron un lienzo

donde estaba la foto de "Leda atómica"

y a partir de ahí, había dos personas que tiraban un cubo de agua y gatos

y luego, cuando contaban un poquito más, saltaba Dalí.

Ahora nos parece más fácil,

pero estamos hablando de los años 40 y 50,

en que la fotografía tenía herramientas totalmente distintas.

A Marilyn Monroe la conoce

cuando ella era aspirante a actriz en Hollywood.

Hizo una serie de fotografías a estas aspirantes.

Y ya desde el primer momento comprendió que ella destacaría.

Halsman fotografió a Marilyn durante diez años.

En esta serie de 1949, vemos a una jovencísima Norma Jean

haciendo un catálogo de gestos en distintas situaciones dramáticas

a modo de fotocastin.

Esta otra serie del 52, "La entrevista",

es un reportaje hecho por Halsman para la revista "Life".

Allí vemos a Marilyn interpretando mediante el lenguaje corporal

el rol de cómo una seductora actriz

que intenta conseguir del productor un papel en la película.

En abril de ese año, Marilyn fue portada de "Life"

con esta hiperconocida foto

en que Marilyn se muestra a cámara con gesto pícaro y sugerente.

Hay todo un género fotográfico de Marilyn vista por Halsman.

Las fotos más icónicas de la rubia más famosa

de la historia del cine salieron de su laboratorio.

Halsman no solo hizo con Marilyn instantáneas reales

sino que también ejecutó fotomontajes

y manipulaciones de retratos de ella tomados con anterioridad.

Entre los trabajos más emblemáticos de Halsman

está la serie de saltos fotográficos protagonizados por Marilyn Monroe.

La saltología, "jumpology" en inglés,

es la técnica fotográfica marca de la casa de Halsman.

Él consiguió hacer una sesión de fotos

y ahí le habló del proyecto de la saltología.

Ella, al principio, se asustó muchísimo.

No le gustaba nada la idea.

Pero seis meses después, una vez que ella era más conocida,

y empezaba a ser de verdad famosa,

tuvo una sesión de cuatro horas en las que consiguió 200 saltos

que son muchas de las fotos que tenemos aquí expuestas.

Esa maratoniana serie de saltos con Marilyn

tenía como objetivo obtener la foto perfecta

que llegó a ser de las más famosas portadas de la revista

y consolidar su fama.

La saltología consiste, básicamente,

en hacer saltar frente a cámara al sujeto fotografiado

y retratar justo el instante en que está en pleno vuelo.

El objetivo no es solo obtener una instantánea

visualmente atractiva y visual y chocante,

sino obtener la máxima expresividad.

"Todos estos saltos están bien, pero ¿para qué sirven?",

decía Halsman.

Toda nuestra civilización,

comenzando por nuestra temprana educación,

nos enseña cómo disimular nuestros pensamientos.

Todo el mundo lleva una armadura, nos escondemos tras una máscara.

Durante el salto el sujeto, en un repentino arrebato de energía,

se ve sobrepasado por la gravedad.

No puede controlar sus expresiones, sus músculos faciales.

La máscara cae.

La verdadera personalidad se vuelve visible.

Y uno solo tiene que atraparla con su cámara.

(Música)

La serie de saltos que realizó Halsman

durante la década de los años 50,

quedó finalmente reflejada en un libro, "The jump book",

que contiene más de 170 fotos de saltos de personajes conocidos.

Halsman hizo saltar frente a su cámara

a toda una galería de los personajes más significativos

del arte, la cultura y la política de su país.

(Música)

Lo que me parece increíble

es que un personaje como Halsman

hiciera saltar a Nixon o a los duques de Windsor.

Por eso digo que debía tener una personalidad muy especial

para conseguir eso.

Las fotos de saltos de Halsman

no solo son un catálogo de expresiones espontáneas,

sino que constituyen todo un tratado cinético

del estudio del movimiento del ser humano

ejecutando la acción de un salto.

(Música)

Cuando la hegemonía de la fotografía empezaba a ser puesta en solfa

por la llegada de otros medios emergentes

como el cine o la televisión,

Halsman se empeñó en defenderla y dignificarla

como medio de expresión buscando nuevos aportes creativos

que modernizaran y pusieran en valor el medio.

En 1947, aprovechando sus conocimientos como ingeniero

y su experiencia profesional,

diseñó una cámara fotográfica de doble objetivo,

de película 9 por 12, de gran formato,

que daba mucha calidad de imagen y posibilidades expresivas

sin resultar excesivamente aparatosa.

Su afán por estar al día a nivel técnico y artístico

se palpa, por ejemplo, en la serie fotográfica que hizo

con el rostro del artista Andy Warhol,

en la que Halsman interpretaba y asumía

la estética del "pop art", en pleno auge en ese momento.

Halsman, metódico y perfeccionista, se tomaba muy en serio su trabajo,

pero no dudaba en reírse de sí mismo llegado el caso.

La muestra exhibe una curiosa y divertida colección de prismas

que el autor realizaba año tras año

para felicitar las Navidades a sus amigos.

En estas tarjetas navideñas,

él y su familia salían haciendo bromas y gamberradas

autoparodiando su trabajo fotográfico.

Por fortuna para Halsman,

su trabajo gozó siempre en vida de gran reconocimiento y prestigio.

Pese a lo cual, nunca se le subió el ego a la cabeza.

En el fondo, debía seguir siendo aquel niño letón

que a principios del siglo XX se asombró

cuando vio el resultado de su primer revelado fotográfico

dentro de un cuarto oscuro.

(Música)

(Música)

Probablemente con el renovado motivo de la concesión

del Premio Nobel de Economía de este año a Richard H. Thaler,

Ediciones Deusto ha recuperado y publicado la segunda edición

de este libro maravilloso,

aparecido el año pasado por primera vez entre nosotros.

"Todo lo que he aprendido con la psicología económica".

Un ensayo absorbente y divertido sobre las razones, a veces ocultas,

de nuestro comportamiento económico.

Recordemos que el Premio Nobel de Economía de este año

es profesor de Economía y Ciencias del Comportamiento

en la Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago,

y ya había tenido gran éxito con otro libro de divulgación

anterior a este.

Quienes conozca el trabajo de Dan Ariely, de Malcolm Gladwell

y otros especialistas en el estudio de cómo funcionan los mercados,

encontrará en "Todo lo que he aprendido

con la psicología económica" un estudio algo más sistemático

pero igualmente apasionante.

Así acabamos hoy. Volvemos mañana jueves.

Hablaremos con Juan Eslava Galán

de su recién publicada "Enciclopedia Eslava",

un libro entretenidísimo y que ofrece muchas pistas

También hablaremos de anécdotas en torno a los grandes clásicos

de la literatura mundial con Lorenzo Gallardo,

que acaba de publicar en la editorial Almuzara

"Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura".

Finalmente, Antonio Lizana actuará en directo

para cerrar el programa.

Gracias, como siempre, por su elección.

Les esperamos a todos mañana en "La aventura del saber".

En La 2 alrededor de las diez.

Feliz día.

  • La aventura del saber - 15/11/17

La aventura del saber - 15/11/17

15 nov 2017

Emitiremos los reportajes "Armonías: salmón", "Escuelas Changemakers" y "Philippe Halsman". Además, entrevistaremos a Arturo de las Heras, Dir. Gral. de CEF y UDIMA, a Manuel de Timoteo Comas, Fundador de The Brubaker, y a la joven escritora Andrea Izquierdo.

ver más sobre "La aventura del saber - 15/11/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 15/11/17"
Programas completos (1444)
Clips

Los últimos 4.331 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios