www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2809149
Para todos los públicos La aventura del saber - 15/10/14 - Ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

Casi sin darnos cuenta hemos alcanzado el ecuador de la semana

y con él les traemos un programa que se centra en los asuntos sociales,

la ciencia y la divulgación.

Por destacar a uno de los invitados nos vamos a fijar en un viejo amigo.

Se trata de José María Pérez, Peridis.

Hoy no viene como dibujante ni como arquitecto.

Nos visita con su primera novela bajo el brazo,

convertido en escritor.

Después del sumario hablamos con él.

La Asociación IAIA está formada por personas que organizan

y coordinan actividades relacionadas con la terapia de labores.

Se dirige principalmente a personas mayores,

tanto con experiencia como con ganas de aprender

y buscan visibilizar sus trabajos y habilidades y mejorar su autoestima.

Con ellos visitamos una residencia de ancianos

para conocer de cerca los objetivos de esta fundación.

Una semana más la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

nos acerca a un prestigioso investigador

a través de una obra de arte del Museo del Prado.

Hoy María Blasco, la directora

del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas

nos habla de envejecimiento y enfermedad.

Para arrancar el programa que hoy nos acompaña José María Pérez,

Peridis, el ganador de la XIII edición

del Premio de Novela Histórica Alfonso X el sabio, porque,

por si no lo sabían, además de dibujante y arquitecto

Peridis es escritor. Buenos días. Buenos días.

Digo por si no lo sabían

porque seguro que a mucha gente le ha sorprendido descubrir

este "Esperando al rey".

Qué debut, qué éxito, ya un premio para empezar.

Yo tampoco sabía que era escritor,

pero la verdad es que es una gran alegría.

Fíjate, me da la misma alegría

que cuando acabé la carrera de arquitectura,

porque tengo 73 años y empieza una nueva vida.

He contado muchas cosas en TVE, en "Las claves del románico"

y "Las catedrales", pero contar cómo era aquella sociedad

era un reto para mí. Esto demuestra que nunca es tarde.

Siempre digo que lo de escribir una novela

a mí me parece una tarea inalcanzable, yo no me atrevería.

Tampoco yo podía, así que he estado 30, 40, 50 años

dándole vueltas a la cabeza y ya tocaba,

porque ya no quedaba tanto tiempo para escribir.

¿Y cómo recibiste la noticia del premio, te llamaron?

Me llamó la directora, Rosa Semprún.

Te hemos dado, porque ella presidía el jurado,

te ha dado el jurado el Premio Alfonso X, el sabio.

Es un bonito premio, y además el protagonista de la novela

era bisnieto, Alfonso VIII, gran rey español.

Así que le tocaba por familia... Pues sí, todo queda la familia.

Cuéntanos un poco qué relación tiene esta novela,

este viaje al medievo, con tu pasión con la arquitectura.

Mucha gente asocia a Peridis con la serie "El románico", de TVE.

Es la continuación en alguna medida.

La serie ya no se produce por razones económicas,

no hay patrocinador, y yo quería,

que la gente me preguntaba por la calle cuándo salía otro capítulo,

cuando volvía, y como me pedían eso dije,

voy a contar cómo era la sociedad, cómo amaban, cómo luchaban,

la lucha por el poder, la lucha por la subsistencia de la gente,

aquella sociedad maravillosa, que no era un tiempo oscuro

como en otras novelas o series de televisión se ve, no,

es un tiempo luminoso,

en cierta medida porque fue un gran renacimiento.

El gran renacimiento de la Edad Media es el románico.

Miraban a Roma, inventaron tantas cosas, entre ellas los beatos...

Tú siempre has mirado mucho el patrimonio,

te encantan las catedrales.

Piensas lo que la mayoría de la gente,

que son grandes joyas que hay que cuidar,

y aquí has mirado un poco en otra dirección, más al trasfondo humano.

Quién lo hacía, por qué lo hacía y quién se lo encargaba.

Los canteros son protagonistas

y son protagonistas los nobles y reyes que se lo encargaron.

Lo que pasa es que estaban en guerra, y yo me hacía una pregunta.

Esta gente, en la Edad Media, con tan pocos recursos,

estando en guerra,

cómo se podían hacer maravillas como el Pórtico de la Gloria

o la Catedral de Santiago, Santiago de Carrión,

el Monasterio de Aguilar, Silos...

Vas a esos monumentos y dices, ¿cómo lo hicieron, si estaban en guerra?

¿Y qué canteros lo hicieron? Pues los nuestros.

Venían de Francia, los nuestros también salían.

Bueno, ¿y cómo vivían?

Pues a eso he intentado dar respuesta en mi novela.

¿Ellos, los canteros son, quizá,

los miembros, los componentes de la sociedad

que más te llaman la atención?

Bueno, me llaman la atención

porque son los que han dejado obra material.

Las obras de tejidos o los códices se han perdido,

pero los monumentos quedan.

Los monumentos en cierta medida son imperecederos,

y a además era como un cómic en que nos contaban las tareas agrícolas,

la huida a Egipto, a Sansón contra el León,

pero también la lujuria, la bailarina, el guerrero.

Ahí tenemos todo...

Como un libro abierto. Efectivamente.

Decían que las catedrales eran la Biblia de los pobres,

los pórticos, las esculturas.

Es cierto, la gente era iletrada la mayor parte,

sabían leer en los monasterios, las familias nobles y la casa real.

¿Y has tenido que volver a acercarte a alguno de los lugares

que refleja la novela o lo tienes todo vivo?

Me he acercado a algunos pero los tenía como vivencia.

Fíjate que la serie "Las claves del románico"

nos llevó por toda España,

y recorrimos los principales monumentos románicos.

Esos los he dibujado, y hay algunos dibujos en el libro.

Los he contado, los he vivido, los he disfrutado.

Todo eso que yo he vivido, disfrutado y sentido

lo he querido meter en los personajes que los hacían.

¿Qué sentía el personaje que estaba haciendo el Claustro de las Huelgas?

¿De quién estaba enamorado en ese momento?

¿Qué pasión le movía?

Entonces creo que eso es lo mejor que tiene la novela.

En "Esperando al rey" confluyen un poco todos los Peridis,

porque está el arquitecto, uqe está contando cosas,

está el novelista, que es el nuevo Peridis,

y también hay rasgos, hay pequeñas demostraciones,

pero está también el dibujante. Los capítulos empiezan con...

El castillo, por ejemplo, o las capitulares.

Es una letra románica, y entonces, bueno,

si soy dibujante también y humorista,

algo de ello tiene que estar en el libro.

Hay mapas también.

Los mapas de la España, del Camino de Santiago y

por los sitios por donde discurre la novela.

La serie de televisión tiene, por eso triunfan las series,

sobre todo las históricas, tienes la imagen, la música,

la acción y la palabra.

Yo no tenía mucha acción salvo cuando se metía

un intercalado de una batalla,

y ahora, cuando me enfrento con un libro digo,

ni tengo la imagen ni la acción ni la música.

Solo me queda la palabra, pero no es la mía, es la escrita.

Entonces la palabra escrita soy yo.

Ahí estoy yo y me retrato yo, y perdona que diga tres veces yo,

pero no hay un escritor impostado, no he pretendido ser escritor.

Yo soy un cuentista, un cuentacuentos,

un cuentahistorias, y aquí soy un cuentavidas.

Por eso tiene un gran valor pedagógico esta novela.

¿Te ha dicho mucha gente que uno puede aprender mucho?

Lo he pretendido.

He querido, lo que decían los griegos, los clásicos,

deleitar aprovechando, que la gente se lo pase muy bien leyéndolo,

que le enganche, y que no pueda dejar el libro ni aunque quiera.

Son capítulos cortos, se leen bien, pero sobre todo que al final digan,

de cuántas cosas me he enterado sin darme cuenta.

Si hay algo de erudición, que lo puede haber,

pues igual que en la serie de televisión.

La gente se enteraba divirtiéndose.

¿Crees que nos falta un poco eso?

¿Tenemos que hacer un esfuerzo por divertirnos un poco más?

Estoy de acuerdo, divertirnos mucho más.

La vida tiene que ser un festín. Aunque las cosas vayan mal...

La Edad Media es un ejemplo.

Ellos no vivían muchos años, pero si venía una boda

era tirar la casa por la ventana.

Ya lo decía Juan de la Encina:

"Hoy comamos y bebamos, que mañana ayunaremos".

Ese es el principio de la Edad Media, disfrutar del presente.

¿Y qué te parece que tiene la novela histórica

que no tienen otros géneros? Es el género que más engancha.

Porque la gente quiere saber cómo vivíamos de niños,

porque este momento de la historia

es cuando éramos niños como sociedad.

La sociedad se estaba haciendo.

Los reinos se hacían en la cama de los reyes y las reinas,

y se desacían de la misma manera, según vivieran o no los hijos

y tuvieran herederos o se mataran entre hermanos.

Bueno, esa era la vida, e interesa.

Esta novela tiene una diferencia con otras novelas históricas,

que está hecha desde una perspectiva de la mujer y la retaguardia,

es decir, en las novelas históricas

es la violencia, el crimen, la traición...

Y esta es más sutil.

Aquí hay ese fondo, porque eso pasaba,

¿pero por qué poner el foco ahí?

Si hay una batalla te la pueden contar cuando vienen derrotados,

pero a mí me interesaba más como habla el guerrero

que viene derrotado de la batalla con la condesa

y con los hijos cuando ha vuelto,

qué ha hecho ella mientras tanto, cómo está la mujer detrás,

sosteniendo toda la sociedad, educando a los hijos,

cómo está la mujer aconsejando prudencia,

buscando el pacto y aconsejando evitar la guerra.

Entonces esta visión desde la retaguardia

me parece que era casi inédita, el punto de vista de la mujer,

y del cantero también, claro, porque el cantero no estaba en la batalla.

No suele tener palabra, no suele ser el que cuenta.

Su palabra era contar lo que al rey le interesaba que se contara

en ese momento, y a la Iglesia.

La iglesia está con un poder extraordinario.

Pues lo dicho, enhorabuena por tu primera novela,

que seguro que no es la última. Estoy ya casi con la segunda.

Lo que te digo, que eres un hombre incansable.

Gracias y enhorabuena por el premio.

Gracias a vosotros y a TVE,

que me dejó hacer "Las claves del románico".

Y vamos a aprovechar para pedir aquí que haya más.

Que sigamos haciendo románico, catedrales,

Renacimiento, que tenemos mucho. Gracias.

Nos acercamos ahora a la Residencia Antares, en Galapagar,

para conocer el proyecto con fines solidarios

de un colectivo que realiza terapia de labores

en centros de la tercera edad.

Se llama Asociación de labores solidarias de la IAIA

o Asociación IAIA.

Nosotros fundamentalmente vamos a residencias y buscamos a personas

que quieran tejer para proyectos sociales.

Entonces les damos el material, las ideas, lo que quieren hacer,

y luego cada uno o adapta a las ideas o teje lo que quiera,

y luego buscamos el destino para esas cosas.

Queremos que lo que se teja tenga un destino,

y que preferentemente sea un destino social.

Nos hemos querido acercar a esos colectivos

para ver que realmente es un colectivo muy solidario.

De hecho son personas que disponen de mucho tiempo

y que además destinar ese tiempo a una cosa

que luego sabes que tiene un fin social,

que estás ayudando a alguien, pues es muy gratificante.

Nosotros intentamos que el proceso sea siempre completo.

Les informamos de todos los proyectos que vamos haciendo

y van viendo desde el principio,

desde que empiezan a tejer un cuadrado,

y luego con estas mantas

esperamos que sepan que hay una historia detrás

y que sepan exactamente quién ha recibido esa manta,

porque la han hecho ellos, que la sientan también como algo propio.

-Hola, Ángela. ¿Cómo vas hoy?

-Pues mira, como siempre, haciendo mi labor.

-Fenomenal. A ver...

-Estamos haciendo unas vacas, que están ahí las fotos.

-A ver si intentamos convencer a las demás compañeras

que hay aquí para hacer este trabajo,

que va muy bien y que bien y además muy bien.

-A mí, estupendamente.

-Porque trabajas con la mente, con las manos.

-Todo, todo. A mí me va de maravilla.

Yo toda la mañana me dedico a hacer ganchillo.

Subo al desayuno, bajo, en mi habitación me pongo mi radio

y ahí me pongo a hacer ganchillo. Toda la mañana estoy encantada.

Se me pasan las horas volando.

Ahora estamos haciendo unas vacas.

Estamos haciendo el cuerpo y otras hacen los ojos, la boca...

Para mí esto ha sido un regalo del cielo.

Ha sido algo maravilloso.

Estoy entretenida y a la vez hago una labor social,

que es lo que a mí me gusta más.

No es estar yo entretenida, es hacer la labor social, es lo que me gusta.

-Es importante que tengan unos hábitos, ya sea hacer manualidades,

cada uno en su momento lo que puede hacer.

Ejercitan la mente y también las manos,

está ocupanda el tiempo, que es muy importante.

Se ejercita todo, la cabeza, las manos,

y eso es bueno para ellos.

Nuestro punto de enlace con la residencia

son sobre todo las terapeutas,

y esto es un complemento a su terapia ocupacional.

Realmente lo que damos es que,

si bien en la terapia pueden estar tejiendo

pero no pueden salir de ahí,

tienes tus cuatro horas los sábados por la mañana para tejer

y fuera de la terapia no te dejan las agujas,

nosotros les damos la oportunidad

de que se lleven las agujas a su habitación

y pueden hacerlo cuando quieran.

Vemos a las personas que lo hacen, las conocemos y esperamos conocer

a las personas a las que finalmente lleguen estas cosas.

Entonces acercas la ayuda a quien se la quieres dar,

y al ver que es una cosa que nos ayuda a todos

es lo que hace que esa red se mantenga.

Justo ahora estamos en esa fase

en la que estamos contactando con gente

que organiza bancos de alimentos,

colectivos por la sierra y por Madrid,

y en colaboración con personas que han trabajado

en los eventos de Tejiendo Malasaña, Carabanchel, Móstoles,

estamos en contacto con ellos

para un poco también repartir esa solidaridad,

que no se quede en las mantas.

Aunque nuestras sedes sociales estén en la sierra

al final recibimos ayuda de todas partes.

En un principio nosotros comprábamos las lanas

pero realmente es un gasto estar comprando lanas.

Además queremos promocionar un poco el uso de fibras naturales

y buscábamos solo lana o algodón.

A medida que hemos ido avanzando en nuestra actividad

hemos descubierto algo que en un principio no sabíamos,

y es que muchas veces en las tiendas hay restos,

hay fábricas de lanas que también termina la temporada

y tienen material que ya no van a usar,

y nos ponemos en contacto con ellos.

En Madrid tenemos varias tiendas que nos han cedido

y que en el futuro nos van a volver a ceder,

e incluso tenemos una fábrica en Barcelona

que igual nos la cede de manera gratuita.

Esto por ejemplo es parte de uno de los eventos de "Lana Connection".

Nos han dado los cuadrados y los hemos unido con lanas,

y con eso hemos confeccionado las mantas.

Ya no es solo o en sí que nos cedan el material,

sino que incluso nos dan parte del trabajo un poco hecho.

Yo empecé a hacer esto buscando las lanas por la basura

y con plumas de gallina, que no tenía ni agujas ni nada.

Así empecé yo. El caso es hacer algo por alguien.

Si no la conozco, mejor. Lo mismo hago que uno, da igual.

En la asociación nos dedicamos fundamentalmente a eso.

Les traemos el material

y cuando tienen los productos hechos, los recogemos.

Normalmente en las residencias nos hacen los cuadrados

y luego tenemos que buscar otras colaboradoras para unir las mantas.

En mi casa toda la vida se han hecho labores de todo tipo

y yo me recuerdo desde que tengo uso de razón tejiendo.

De hecho llamaba la atención,

porque, donde íbamos, yo era muy pequeña

y llevaba el ganchillo para hacerlo.

Ahora lo he convertido también un poco en mi profesión,

porque doy talleres y demás, y por supuesto

cuando conocí Tejido Social pues ya voy a participar

en todo lo que pueda.

Se teje igual, igual.

Ahora lo que pasa es que todo lo convertimos en modas,

y no es una moda. Esto es ancestral.

Es lo que yo infundo en mis talleres, recuperar tradiciones.

No estamos haciendo nada nuevo.

Parece que esto ha surgido ahora como de la nada

y llevamos, fíjate, y anteriores a mí, cuánta gente,

hasta sin materiales, se las inventaban para tejer.

Trabajar con las manos es fundamental, es terapéutico.

Yo me dedico a las terapias alternativas

e introduje los talleres de labores precisamente como algo terapéutico,

algo que te ayuda a centrar la atención,

a fijar la mano, a combinar colores. Es muy gratificante.

Te relaja, te distrae la mente.

Mientras estás haciendo esto no piensas en nada más,

porque tienes que contar o te equivocas

y es una manera de centrar la atención.

Para el estrés es fantástico.

Realmente la asociación promueve el uso de la terapia de labores

con fines terapéuticos.

Con nosotros ha contactado la Universidad de Exeter, Reino Unido,

y nos han dado una serie de directrices

que nosotros hemos traducido y las llevamos a las residencias

y las divulgamos para que puedan hacer ejercicios antes de tejer,

mientras tejen y después.

Donde voy, me voy con mi punto, y ahora me he unido a esto,

que me parece una cosa maravillosa.

Ayudar a las personas necesitadas para mí es muy gratificante.

Por la noche al ver la tele, hago mi punto...

Lo que queremos es que también la gente que reciba esto

sepa que detrás había otras personas que lo han tejido con cariño.

No es solo que reciban las mantas,

sino que puedan leer una dedicatoria que se les hace.

Normalmente en proyectos anteriores cada producto lo hacía una persona.

Aquí cada manta intentamos que sean muchas manos

las que las hayan tejido y van a ser unas representantes,

o bien la que haya unido las mantas

o las que sepamos que han hecho esos cuadrados

van a firmar esas dedicatorias

para que la persona que reciba la manta pueda leerlas.

Este proyecto se llama Punto a Punto

y consiste en tejer ropa para niños prematuros en hospitales.

La idea surgió de una experiencia personal.

Un amigo nuestro tuvo a su hijo

cinco meses en el Hospital Puerta de Hierro

y nos comentó una inquietud que tenía,

que veía que a los niños prematuros

les ponían una ropa que les quedaba extremadamente grande.

Les ponían los gorros de los bebés recién nacidos

y los tenían que doblar, y la ropa apenas les servía.

Estamos perfilando un poco y nos queremos dirigir al hospital

para proveerles de la ropa

o ver si lo que podemos es ayudar a la gente

que está allí pasando el tiempo, para que lo hagan ellos.

Estamos viendo esos detalles para contactar de nuevo con ellos

y poner en marcha el proyecto.

Es verdad que al principio, mientras están en la incubadora,

no lo van a necesitar,

pero sí que hay un momento en el que les empiezan a poner ropa

y no hay nada que les valga,

es muy difícil de encontrar a menos que la hagas a mano.

Han pasado dos semanas desde la última intervención

de Arturo de las Heras en "La aventura del saber"

y abrimos de nuevo nuestra ventana quincenal al mundo de la empresa.

Recordemos que Arturo es empresario

y director general del Centro de Estudios Financieros

y la UNED de Madrid. Bienvenido. ¿A quién nos vas a presentar hoy?

Hoy os voy a presentar a Diego Olmedilla,

que es el presidente de A+ Marketing,

una empresa que se dedica a hacer grandes eventos,

a coordinar fuerzas de ventas,

y verás que su historia va a ser interesante,

y también va a servir de ejemplo para nuestros telespectadores.

Diego, bienvenido. Muchas gracias, Salva.

Cuéntanos tu historia hasta poner esta empresa, cómo decides...

Yo siempre había trabajado, desde que salí de la carrera...

¿Qué carrera habías hecho, perdón? Yo había hecho empresariales

y me puse a trabajar en diferentes compañías, en banca,

y terminé en una multinacional, en el Grupo Agbar, Aguas de Barcelona,

con un puesto muy importante, etc., pero en ese período...

Todos llevamos un emprendedor dentro.

¿Cuántas veces en los bares, con amigos,

en una servilleta hemos pensado qué montamos?

Esa inquietud siempre la había tenido.

Entonces mientras tenía este trabajo en la empresa ajena

había participado en sociedades como pequeño accionista, haciendo cosas,

pero al final en esas sociedades de multitud de personas

ni era tuyo ni gestionabas, nunca teníamos objetivos comunes,

hasta que llegó un momento en que creía que había llegado a mi tope

de haber aprendido en empresa ajena

y pensé que era el momento ideal de pegar el salto.

Poner mis conocimientos en favor mío.

Con todas las inquietudes de un emprendedor, porque lo típico,

no tengo el dinero, qué monto, seré capaz,

todas estas dudas las tienes aunque tengas una trayectoria

y hayas hecho ganar dinero a otros.

¿Y se lo planteas a tu mujer en ese momento? ¿Cómo es?

Me dijiste, mi socio es mi mujer.

Lo nuestro fue muy curioso,

porque estábamos en un momento profesional muy bueno

y decidimos romper radicalmente con todo y nos embarcamos los dos.

El problema que habíamos tenido en nuestras sociedades

es que al final cada uno tenía sus objetivos y dijimos,

mira, al final necesito un socio fiable,

que tenga los mismos objetivos que tengo yo,

porque si queremos invertir dinero, invertimos,

y nuestro proyecto de vida es el mismo.

Dijimos, dejamos todo y nos tiramos a la piscina, y había poca agua.

Luego se ha ido llenando, pero en ese momento había poca.

Empezamos a lanzarnos, y la verdad es que bien hasta hoy.

El único inconveniente es que dice la gente,

hacemos aniversario de bodas,

y la gente cumple los aniversarios de uno en uno.

Yo, de tres en tres, porque pasamos las 24 horas juntos.

¿Arturo, qué valores destacarías en este tipo de empresa y emprendedor?

Lo que destacaría de Diego como empresario y emprendedor es,

por un lado, la imaginación, la capacidad que tiene

con su equipo y su empresa

de convertir una idea de un cliente en un megaevento,

una experiencia para acercar una marca al consumidor por ejemplo.

¿Y cómo son esos eventos?

¿Son diferentes según el cliente? Cuéntanos algo de trabajo.

Son muy diferentes, y al final el evento

con la actividad de marketing que hacemos,

porque cuando dices evento piensas en el gran evento o en el catering,

y no, al final estos eventos

tienen que traducirse en resultados para el cliente.

Cuando alguien hace una acción de marketing o publicidad, ¿qué busca?

Ingresos, vender. Entonces al final lo más importante es, ¿qué busco?

Que el cliente gane dinero.

Si el cliente gana dinero yo seré un partner bueno para él,

porque además, nosotros surgimos en crisis

y la gente necesitaba la primera línea, vender.

Si vendo, tengo empresa. Si no, no.

Al final nosotros como empresa de servicios de marketing

estamos dirigidos a la venta, a ayudar al cliente a ingresar dinero.

Al final empiezas a montar eventos

que tengan un retorno para el cliente, porque claro,

cuando llegabas decían, no hay dinero para el marketing.

Eso no es cierto.

Si yo llego un director de marketing y le digo, gasta X dinero,

me va a decir, ¿qué vamos a conseguir?

Si yo le contesto que no lo sé entonces no se gasta ni un duro.

Si le dices que vamos a intentar conseguir esto,

lo vamos a medir y lo vamos a rentabilizar,

poco o mucho dinero que tengan, lo van a sacar,

y hay ejemplos muy interesantes. Es un "win to win".

Por ejemplo, Canal Horeca, los bares y restaurantes.

Han tenido un problema de crisis.

Al margen de que hay muchos y que es la red social más grande del mundo,

más que Facebook,

porque al final todo el mundo está en los bares, ¿qué ocurre?

Que al final tienen que generar ventas,

es que las marcas tienen que vender y quieren llegar a los bares.

Pues creamos una cosa, una red de bares por toda España

que se llamaba "Zona fútbol", y el objetivo es,

tú no vendas producto al bar.

Vamos a hacer acciones para que la gente vaya a ver el fútbol al bar

y que consuma, hacer acciones para generar tráfico al bar

y acciones para que mientras que estoy viendo el partido...

Ponme un ejemplo de acción.

Lo primero es tematizar todos los bares.

Es decir, en el momento fútbol ponemos un "merchan"

que al final lo ponen las marcas

y el bar no tiene que pagar absolutamente nada.

Si quieres vender jamón, no me compras jamón.

Hacemos una acción en el bar para que en el momento del partido

hagamos un combo de cerveza con jamón.

Generas momentos de experiencia para que la gente compre el producto,

de tal forma que la marca gana

porque se introduce en los puntos de venta,

el señor del bar gana porque genera consumo y tráfico,

y aumenta el ticket medio con esos combos,

y al final vas haciendo un "win to win".

Esa es la clave entonces del éxito de Diego.

Vender. Como el emprendedor anterior y todos los que vamos a ir invitando

verás que al final lo importante es vender, vender y vender.

Y que todo el mundo tenga la sensación de que gana,

de que no hay ningún perdedor en este intercambio de bienes.

No tienes por qué perder nada.

Has comprado una cosa que necesitas,

el consumidor ha conseguido una experiencia

y al final todos ganan, por qué no.

¿Y el momento más duro, más difícil, que has tenido que superar?

El momento más difícil de nuestra compañía,

que movemos muchos recursos humanos, es el flujo de caja.

Muchos comerciales, muchas azafatas, mucha estructura

y este personal tiene que cobrar el día uno,

como todos los trabajadores,

pero nosotros trabajamos con multinacionales

y cobramos a 60 y 90 días.

Supone que tenemos que tener un flujo de caja

que es el verdadero problema de nuestra compañía.

Podríamos crecer 10 veces más,

porque hay mercado y nos lo demandan,

y al cliente le tenemos que decir que no podemos trabajar con él

porque no tenemos esa capacidad financiera...

¿Los bancos todavía no..?

Los bancos sí que dan dinero,

pero si te dan cinco euros tienes que avalar con 10,

y al final uno no deja de ser empresario...

Prestan al que ya tiene.

Entonces al final los bancos, sí,

pero para soportar ese flujo de caja nosotros comerciamos,

es una empresa familiar, de mi mujer y mía,

y no tenemos capacidad financiera para avalar eso,

y mi gran asignatura es ir controlando ese flujo de caja,

porque si no podríamos morir de éxito,

podríamos tener una empresa con muchísimos beneficios

pero no tener dinero en el bolsillo,

y por lo tanto llegaría el mes que viene,

no tendríamos para pagar a los trabajadores

y tendríamos que cerrar aún teniendo beneficios.

Es una paradoja, pero es un hecho cierto.

Entonces en ese caso el problema principal es ese.

Quizá el reto principal de futuro así a medio plazo

sería conseguir tener ese flujo asegurado.

Y conseguir financiación,

porque realmente es una empresa muy rentable, muy saneada,

podría crecer muchísimo.

Es verdad que a día de hoy

en las circunstancias que estamos hay que decir que no a los clientes,

pero es controlarlo y generar, a ver si tenemos suerte

y entran nuevas líneas de financiación,

porque está saneada y se podrían devolver préstamos.

Quiero hacer hincapié en eso, al final dices, podríamos cerrar.

Sería terrible. O no crecer.

En estos momentos en los que yo como empresario

quiero generar puestos de trabajo, riqueza estructural, etc.,

tampoco puedo decir porque hay que tener muy controlado eso.

Al final, bueno, cada empresa tiene su problemática

y en nuestro caso es controlar muy bien

ese flujo de caja.

Entonces os va bien. Muy bien.

La empresa todos los años ha ido creciendo.

Hay un nicho importante de mercado porque al final,

y es importante decirlo,

creo que el éxito de la empresa es especializarse.

A nosotros nos piden, como otros compañeros que han venido,

una campaña de marketing online y no sabemos hacerla.

Nosotros solo sabemos hacer acciones orientadas a la venta,

y creo que el éxito está en esa especialización.

Oye, yo solo sé hacer esto y soy el mejor,

y no nos metemos en lo que no sabemos.

Ese afán de querer coger cualquier cosa...

Hay clientes que están contentos con nosotros y dicen,

¿y por qué no me haces ya esto?

No, no sabemos, y es mejor decir que no a meterse en un lío.

Y luego no hacerlo bien. Diego, ha sido un placer conocerte.

Arturo, ¿qué hacemos en dos semanas, de qué vamos a hablar?

Vamos a intentar girar un poco.

Ahora estamos en el mundo de los servicios

y voy a ver si encuentro a alguien que tenga una fábrica

y nos habla de una empresa que fabrique algo.

Muy bien, genial. Seguimos con el programa.

Vamos con la digitalización del día, un nuevo capítulo de la serie

"El bosque protector". Tierra de pinares, un mar de pinos.

En su camino desde la Sierra de la Demanda los pinares recorren,

ajenos a los límites provinciales de Burgos, Soria y La Rioja,

el Sistema Ibérico Occidental.

Este gran macizo paleozoico salpicado de fallas y pliegues

es fruto de las orogenias herciniana y alpina.

Durante la orogenia alpina

se comenzaron a trazar los cursos fluviales

que cicatrizaron este macizo de forma perpendicular

a la línea de cumbres.

Aquí surgen multitud de zonas escarpadas con circos,

morrenas, ollas, valles y lagunas,

fruto de la reciente glaciación del cuaternario.

Cerrada por una morrena frontal

y rodeada de un pétreo anfiteatro de casi 100 m de altura

se esconde la Laguna Negra,

custodiada por compactos bloques de piedra

arrancados hace miles de años por el glaciar que aquí estuvo.

Vetustos ejemplares de pinos silvestres

olvidan su fecha de nacimiento y saben que sus antepasados

colonizaron estos territorios a medida que los hielos

se iban retirando.

La inequívoca presencia de grandes dinosaurios

queda plasmada en numerosos yacimientos de esta zona.

Uno de los más importantes es el de Regumiel de la Sierra,

donde se localizan sobre extensos afloramientos rocosos

de arenisca cretácica seis rastros dejados

por varios dinosaurios iguanodontes, un rastro de un terópodo carnívoro

y varias huellas aisladas.

En el pueblo de Hacinas, en la provincia de Burgos,

las huellas de dinosaurios

dan paso a un extraordinario yacimiento de árboles fósiles

que nos remite al cretrácico inferior.

Algunos de ellos, extraídos de sus lugares de origen en los 70 y 80,

se exhiben en el casco urbano

como testigo pétreo del bosque al que pertenecieron.

Este valle, hoy salpicado por un extenso robledal,

mantuvo una intensa dinámica de fosilización

que ha permitido recomponer a través de los restos encontrados

su antigua vegetación.

Gracias al análisis de la estructura de la madera

encontrada en este valle

se han podido formular hipótesis sobre el clima

en la península ibérica durante el cretácico inferior.

Era húmedo y cálido, y sus bosques eran verdaderas selvas tropicales

que se veían interrumpidas por lagos y pantanos,

y donde crecían laureles, magnolios, grandes coníferas

y gigantescos helechos propios de terrenos muy húmedos.

Los fragmentos de aquellos grandes árboles,

muy meteorizados por el paso del tiempo,

se resisten a desaparecer y es muy frecuente que un hecho fortuito

ponga al descubierto lo que millones de años han mantenido en secreto.

Más evidentes son las improntas

dejadas en el interior de muchas rocas por grandes árboles

a los que la oxidación no les concedió

el privilegio de la eternidad.

Sin embargo la roca de arenisca se encargó de guardar para siempre

las huellas de su corteza.

Cíborg es un nombre, un término que en los años 60

se empezó a utilizar para los animales que se enviaban al espacio

y se les acoplaban o se les quería acoplar

partes de prótesis mecánicas.

En los años 80 se usaron para una serie de películas de Hollywood

en las que aparecían personajes

que eran mitad orgánicos y mitad protésicos, mecánicos,

y actualmente usamos el término para indicar que toda la especie humana

tiene una parte artificial y otra parte natural,

de manera que se ha convertido ya en un adjetivo que empleamos

para referirnos a nosotros y no solo

a aquellos seres especiales de las películas o del espacio.

Hola de nuevo.

Hoy les recomendamos la lectura de este libro,

"Canciones de amor a quemarropa",

primera novela del escritor norteamericano Nickolas Butler

que acaba de publicar Libros del asteroide.

Se trata de la historia de cuatro amigos

de un pequeño pueblo de Wisconsin, sus estrechas relaciones personales,

pequeñas rencillas y los gestos de conmovedora generosidad.

El libro pertenece casi a un subgénero literario,

quizás recuerden "Reencuentro", la película de Lawrence Kasdan

en la que un grupo de amigos se reúne en vacaciones,

o "Beautiful girls", de Ted Demme,

en la que un pianista vuelve a su pueblo

y se reencuentra con sus amigos de secundaria.

Parece que los derechos para el cine de "Canciones de amor a quemarropa"

están adquiridos y pronto la veremos.

Mientras tanto les recomendamos que la lean.

Su lectura les resultará muy fácil y enriquecedora,

porque nos recuerda lo olvidado por sabido,

lo que realmente es importante en la vida.

Recuerden, "Canciones de amor a quemarropa",

de Nickolas Butler, recientemente publicada entre nosotros

por Libros del asteroide.

Hablamos ahora de divulgación científica

y de un camino más para estar conectado

con el trabajo de grandes investigadores.

Es la propuesta de la serie "Arte y ciencia",

que desde hace tres semanas nos demuestra

que se puede hacer pedagogía de cualquier actividad.

Hoy María Blasco, una respetadísima bióloga molecular,

nos hace pensar a partir de una obra renacentista

que se llama "Las edades y la muerte".

La relación entre el cáncer y el envejecimiento de nuestras células

ha centrado toda mi atención como bióloga molecular

desde hace más de 20 años.

Soy María Blasco,

directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas,

donde trabajamos para conocer en profundidad

cómo funciona esta enfermedad

y conseguir las claves para vivir más y mejor.

Hoy me detendré en el Museo del Prado

para comentar una obra que refleja el proceso de envejecimiento

y la muerte con una alegoría.

"Las edades y la muerte" es un cuadro

del pintor alemán del Renacimiento Hans Bandung,

también apodado "Grien", discípulo de Alberto Durero.

El cuadro se representan las edades de la vida,

infancia, juventud y vejez.

La muerte también aparece en ella representada

sujetando un reloj de arena, que simboliza el paso del tiempo,

mientras agarra el brazo a una anciana.

La joven, queriendo ignorar la vejez,

muestra su desdén hacia la anciana, que intenta tirar de ella.

En el cuadro también aparece una lechuza

simbolizando la capacidad para ver el futuro.

Estamos ante una obra que representa el paso del tiempo,

la certeza del envejecimiento y la muerte.

Esta es la razón por la que he elegido esta pintura,

por su referencia a un proceso, el envejecimiento,

que es la causa de la aparición de enfermedades, entre ellas el cáncer.

Con el paso del tiempo se acumula daño en nuestras células.

Este daño produce realmente la pérdida de función de la célula,

algo que se conoce como envejecimiento celular.

Este envejecimiento, eventualmente,

resulta en la pérdida de capacidad de regeneración de los tejidos

y la aparición de enfermedades asociadas al envejecimiento

como el cáncer o la enfermedad cardiovascular.

Uno de los orígenes físicos de este daño

es el agotamiento de unas estructuras que se llama telómeros,

que están al final de los cromosomas.

El agotamiento telomérico se produce por que en la edad adulta

no hay una enzima que se llama telomerasa,

que está presente durante el desarrollo embrionario.

El agotamiento telomérico está asociado a un mayor riesgo

de padecer ciertas enfermedades asociadas al envejecimiento.

También sabemos que distintos hábitos de vida

pueden influir en la velocidad a la cual se acortan los telómeros.

El ejercicio, una alimentación saludable

y métodos que disminuyen el estrés se ha visto que se correlacionan

con un mejor mantenimiento de los telómeros.

La mayor parte de los cánceres, más del 95%,

escapan a este destino de mortalidad celular

activando una enzima que se llama telomerasa,

que es capaz de alargar los tumores,

convirtiendo las células del cáncer en inmortales.

El concepto de cáncer no está presente en el cuadro de "Grien".

En el caso de la investigación en cáncer y telomerasa

se trata de inhibirla en las células del cáncer

para así convertirlas en mortales y frenar el crecimiento tumoral.

Uno de los logros de mi equipo de investigación

fue mostrar por primera vez que era posible retrasar

la aparición de enfermedades y alargar la vida en ratones

mediante la activación de telomerasa.

Esto constituyó la primera demostración

de que el envejecimiento se produce

en parte debido al acortamiento de los telómeros

y que este proceso se puede revertir mediante la actividad de telomerasa.

Recientemente hemos utilizado una estrategia

que ya está cercana a una posible terapia

para reactivar la actividad telomerasa.

Se trata de una estrategia de terapia génica

y en este caso lo que hacemos es reactivar la telomerasa

primero en modelos animales que reproducen síndromes asociados

con un acortamiento telomérico muy severo,

que se llaman síndromes teloméricos,

y también lo estamos probando en modelos experimentales

para estudiar el posible valor de activación de telomerasa

en el infarto de miocardio.

El paso del tiempo es invisible

pero resulta en la acumulación de daño en nuestras células.

Uno de los daños más importantes es el acortamiento de los telómeros,

que está asociado con un mayor riesgo

de padecer ciertas enfermedades, entre ellas el cáncer.

La investigación ha demostrado

que es posible retrasar el envejecimiento

y con ello la aparición de enfermedades

gracias a la activación de telomerasa.

Es por lo tanto posible vivir más y mejor.

La última vez que visitó nuestro programa

Guadalupe Castellano nos avanzó que hoy sería capaz de decirnos

si los políticos dicen la verdad.

Hay que aclarar que hablamos de verdades matemáticas,

y hoy llega el momento de salir de dudas.

Hola, Guadalupe. Buenos días.

¿Te atreves? Venga, me atrevo.

Vamos a hacernos la pregunta otra vez al final de la explicación,

a ver a qué conclusión hemos llegado con la explicación.

Porque esta es una de esas preguntas en las que de antemano

uno piensa que la respuesta es no.

Vamos a verlo. Vamos a ver.

En realidad yo también estoy interesada

en que la gente tenga espíritu crítico

y sepa si los políticos dicen la verdad,

pero también los periodistas, los economistas, los empresarios

y todo aquel que maneja datos y que crea opinión porque los muestra,

porque realmente la verdad se fundamenta en datos

y los datos son matemáticas, cómo se generan y cómo se recopilan.

Entonces lo que vamos a tratar hoy

es la primera vez que vemos someramente la estadística.

Dentro de la estadística voy a centrarme

en dos aspectos fundamentales, la recogida de datos por un lado

y por otro cómo se enseñan,

los gráficos que se utilizan para enseñar esos datos. Bolas...

Las bolas representan los datos.

No, representan a la gente que vamos a estudiar.

La gente que nos va a facilitar esos datos.

Eso es. Te voy a poner dos escenarios.

Uno, tú y yo queremos hacer un estudio

de los vegetarianos que en España.

Entonces tendríamos que ir

preguntando a todas las personas que viven en España si son vegetarianos,

y van a contestar sí o no.

Para tener un estudio exhaustivo

habría que preguntar a toda la gente que hay en España.

Claro, tiempo, infinito, dinero, mogollón,

porque habría que contratar a un montón de gente preguntando

y es inviable. Segundo escenario.

Yo tengo una fábrica de bombillas,

y cuando las vendo pongo en la caja: "2000 horas de duración".

Para estar seguro de eso yo tendría que encender

todas las bombillas de la fábrica, esperar a que se fundan

y entonces yo certifico que son 2000 horas,

pero si las he fundido todas, ¿qué voy a vender?

Es muy poco práctico e imposible.

En el primer caso era caro y en el segundo es imposible.

¿Cómo solucionamos esto?

En lugar de estudiar a toda la población,

todas las personas o todas las bombillas,

voy a estudiar una parte de esa población, que se llama muestra.

¿Y cómo de grande tiene que ser la muestra?

Vamos a ver primero cómo coger la muestra antes de ver cómo de grande.

Imagina que tengo esta caja de bolas.

Por ejemplo un estudio, ¿eres fumador o no?

Me puedes contestar sí, en negro, a veces, eventual, en rojo,

y no, en blanco.

Imagina que voy a preguntar a los que están a mi alrededor, estos.

Esta es la muestra que voy a estudiar

y con esta muestra voy a inferir las conclusiones a toda la población.

Claramente esta muestra está muy mal tomada.

Porque has preguntado a los que tiene cerca, y no es representativo.

No es representativo de la población, muy bien,

palabra correcta, representativa de la población es la palabra clave.

Esta muestra en realidad hace parecer que toda España

o toda la población objeto del estudio es fumador eventual.

Hay pocas que sí y no hay ninguno que no fume.

La he tomado mal.

Tu población, ¿cómo se te ocurriría tomar la mezcla?

Mezclo, si mi población está mezclada,

con lo cual hablamos de gente de toda clase, que fuma y no fuma...

Mezclado queda.

Luego hago así.

Tú muestra es mucho mejor que la mía, porque has mezclado.

En realidad lo que has venido a hacer

es coger una muestra de la población que teníamos aleatoriamente.

Todas las bolas al principio tienen la misma posibilidad

de ser escogidas, aleatoriamente.

Claro, al mezclarlas has hecho como un gran bombo

y luego sacas unas cuantas. Esa muestra es mejor que esta.

Hacer la muestra correcta,

que te ayude a saber verdaderamente lo que pasa en la población,

es todo un arte y es lo que más dinero da en las matemáticas,

es la parte de las matemáticas que más dinero da

porque el mundo se mueve a base de estadísticas,

y sobre todo, ¿cómo de grande tiene que ser esa muestra?

Imagina que te estás tomando una taza de café.

¿Cómo haces para averiguar si la taza de café está caliente o fría?

Remover para que esté todo a la misma temperatura más o menos

y se expanda el calor, y probarlo, un sorbito.

Con un sorbito te basta para saber si está caliente o fría.

Ahora imagina que yo hago café para un regimiento militar

y tengo un barreño enorme.

¿Cómo hago para saber si el café está frío o caliente?

¿Igual? Exactamente igual.

Renuevo bien la mezcla para que la temperatura sea homogénea y ahora,

¿qué tengo que tomar?

El mismo sorbo que has tomado tú.

Tu taza de café es pequeña y tu sorbito es el mismo que el mío

para un barreño de café.

Con esto te quiero vender la idea de que aunque la población sea enorme

no hace falta que la muestra sea enorme.

Tiene que estar bien escogida, es decir, remover bien la mezcla,

y que sea aleatoria para que sea representativa de la población,

unas cifras elocuentes.

Para poblaciones relativamente pequeñas

la muestra es relativamente grande,

y según va creciendo la población,

para poblaciones relativamente grandes,

la muestra es relativamente pequeña, fíjate.

Para sacar conclusiones con ciertas garantías,

con un nivel de confianza y de error admisible,

una población de 10.000 individuos necesita una muestra representativa,

tomada aleatoriamente, bien, con garantías,

de 1000 individuos, el 10%.

Luego esta cantidad es un soniquete que va perdurando

y es incierta, porque una población de 100.000 habitantes

con el 1% la muestra también podría arrojar

con bastantes garantías,

podríamos traducir esos resultados a la población.

Con 1 millón fíjate que es el 0,1%, 1.066 personas.

Solo 10 personas más serían necesarias.

Solo, pero este fíjate que con 50 millones

solo hemos aumentado dos personas, es decir, España es de este tamaño

y Albacete es más o menos como este.

Fíjate que nos gastamos el mismo dinero

haciendo un estudio para Albacete que para España

con las mismas personas, y el resultado es igual de bueno.

Supongo que otro detalle diferente tiene que ver

con que la gente diga o no la verdad.

Es que eso es otra guerra. Eso da para otra pregunta.

Y que la muestra esté perfectamente bien seleccionada,

no el periodista que sale a la calle

y pregunta al primero que se encuentra.

Tiene que ser una cosa seria. En cuanto a las gráficas...

Porque una cosa son los datos que hemos recogido

y otra es cómo los representamos. Exacto.

Vamos a suponer que los datos están bien tomados.

Yo te presento a Hipotenocha, que es la mascota

de mi proyecto de matemáticas.

Nosotros conocemos a Hipotenocha, que es esta.

Sabes cómo es, pero si en vez de esta te enseño una

ampliando el eje vertical aparece una Hipotenocha alargada.

Sabes que está mal, que está torticeramente manipulada

porque conoces la figura inicial. Y lo mismo pasa aquí y aquí.

Eso es. Si alargas el horizontal no te pueden engañar

porque conoces a la de verdad, y si yo te quito datos,

que es este gusanito que hacemos en matemáticas,

no te puedes sentir engañado porque conoces la figura,

nadie te puede engañar. Pero faltan datos.

Es que si no conoces la figura original,

¿cómo saber que te están engañando o que no?

Como muestra he traído ciertas gráficas

que se han mostrado en los debates políticos clásicos.

Vamos a empezar... Esto tiene miga.

Queda poco tiempo, Guadalupe. Vamos a ir agilizando.

Rubalcaba en el 2011 sacó esta gráfica

a propósito de la pensión mínima, en el 96, 2004 y 2011.

Fíjate en la barra roja, la del PSOE, que comparada con la azul

es muy grande, porque le ha cambiado la escala a esa barra.

Sobra todo lo de arriba.

Solbes en el 2008 sacó estos mismos datos,

que no los discutimos, siendo verdad,

y resulta que según Solbes haciendo una regla de tres

el sueldo en el 2008, la pensión mínima sería de 1230 euros

si los datos son los mismos, que lo son porque eran los de 2004.

Entonces es una mentira a la hora de representar los datos.

Si no conoces los datos de verdad

efectivamente esto te induce a error,

enseñados además así, como muy tarde.

Rajoy, en el segundo debate que hizo contra Zapatero en el 2008

sacó estas dos gráficas del endeudamiento

y el incremento del precio de la vivienda.

Siendo los datos verdad, no los ponemos en duda,

fíjate como los representaba Rajoy

y como tenían que haber sido representados.

Las gráficas, ha cambiado la escala en esta o en las otras,

depende de cómo lo miramos,

pero está claro que si estos son 46 euros esto no puede ser 31.

Este está bien y este es el que han enseñado, y el incremento, igual.

Bueno, Guadalupe, pues hemos visto unas pinceladas.

¿Quieres contestar a la pregunta?

Realmente yo creo que ellos piensan que dicen la verdad a su manera,

pero dicen verdades a medias.

Lo que hay que tener es espíritu crítico

para no dejarse engañar por las mentiras

que a lo mejor te están intentando colar.

Pues lo dejamos aquí y te esperamos en 15 días, gracias.

Bueno, pues mañana volvemos con nuevos contenidos.

Por ejemplo les vamos a hablar

de un proyecto de reintroducción del buitre negro en los Pirineos

y recibiremos la visita de una escritora

que asegura que todos somos inteligentes

aunque nuestros talentos son distintos.

Hablaremos de inteligencia emocional y de cómo puede ayudar

a combatir el fracaso escolar.

Todo en "La aventura del saber", hasta mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 15/10/14

La aventura del saber - 15/10/14

15 oct 2014

Ofreceremos los reportajes "Asociación IAIA" y "Museo del Prado: Las edades y la muerte". Además, entrevistaremos al arquitecto y humorista José Mª Pérez "Peridis", Arturo de las Heras y Diego Olmedilla y a la matemática Guadalupe Castellano.

 

ver más sobre "La aventura del saber - 15/10/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 15/10/14"
Programas completos (1656)
Clips

Los últimos 5.623 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios