www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4477740
Para todos los públicos
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy, un programa en el que Santi García Cremades

abre el telón del "Taller de matemáticas",

dispuesto a demostrarnos que las matemáticas

son mucho más que números y que están en la base de todo.

Después, hablamos de dislexia,

una dificultad específica del aprendizaje

que afecta la lectura y a la escritura,

independientemente del resto de las capacidades cognitivas.

Esperamos la visita de Luz Rello,

una investigadora que desde hace años

está centrada en lograr

la reducción global de las tasas de abandono escolar

por culpa de la dislexia.

Tenemos más contenidos, por ejemplo,

estos que les avanzamos en el sumario.

Sr. Momán es el nombre con el que el artista Román Linacero

firma sus obras

en las paredes del pueblo segoviano de Nava de la Asunción.

Tienen murales de diferente temática,

que puede visitarse la llamada Ruta de los Hastiales.

Ahora acaba de abrir escuela en Madrid.

Sumergirse en el clima que generan los collages de Rosa de Gabriel

es una experiencia inquietante.

Sus personajes, sus escenas y los mensajes que emite

albergan un componente hipnótico

de gran atractivo conceptual y estético.

(Música)

En el "Taller de matemáticas" junto a Santi García Cremades,

hoy vamos a volver a la infancia.

Vamos a recordar qué hacemos exactamente

cuando sumamos y cuando restamos.

Generalmente, se suele decir como signo de obligatoriedad,

de incertidumbre, que dos más dos son siempre cuatro

y siempre está el listo que dice: "No, dos y dos son 22".

Ese es el truco, sí. Ese es el truco.

Vamos a ver, ¿qué hacemos cuando sumamos?

Porque dos y dos son cuatro, ¿pero qué dos cosas?

Eso es lo más famoso del mundo, dice:

"Las matemáticas son siempre dos y dos son cuatro".

Es verdad que decir: "Dos y dos son 22"

es un truquito.

En vez de hacer una adición, has hecho mezclar números,

has hecho un sistema de numeración,

que es lo que también tiene que ver con el dos más dos.

dos más dos son una adición, ahí esta el concepto de suma,

que es una operación, la primera de todas, la primera de aritmética.

La suma es una operación que parece muy sencilla,

pero da para pensar y, de hecho, no se entendió a la primera

en la historia de la humanidad.

Y dos más dos no tienen por qué ser cuatro.

Y eso cuando se lo digo a mucha gente dice: "Me estás tomando el pelo".

Dos más dos no tienen por qué ser cuatro.

Porque son dos y dos son cuatro en el sistema decimal

en el que funcionamos. Del 1 al 10, dos y dos son cuatro.

Ahí contamos con los dedos.

Nosotros tenemos el sistema decimal porque tenemos nueve más un dedos,

que sería el diez, el décimo ya es el diez.

Uno y cero.

Si tuviéramos menos dedos, es decir,

si tuviéramos otro sistema para contar,

imagínate que comentamos de dos en dos o de tres en tres.

Entonces, como no existiría si contásemos de dos en dos,

no existiría ni el tres, ni el cuatro, ni el cinco, ni el seis.

Esos números no existirían. Serían solo uno y dos.

Uno y dos. Ahí el tres sería un diez.

Es equivalente, porque es como...

Así es como hacen los ordenadores, ¿no?

Pero eso nos complica un poco la historia.

Dos más dos no siempre son cuatro. Eso es importante destacarlo.

Que es, digamos, en unas condiciones dadas.

Tiene unas condiciones muy concretas y ahí siempre son cuatro, es verdad.

Luego, otra de las cosas que se olvida

es la definición de unidad.

Por ejemplo, aquí tenemos... Tenemos unas piedras.

Unas piedras, no vamos a decir cuántas son.

Unidad piedra. Dos, cuatro, seis, ocho.

Tenemos ocho piedras que las podemos identificar como unidades diferentes.

Puedo decir: "Tengo la unidad de piedras azules".

Tenemos cuatro piedras azules, o la unidad de piedras rojas.

Tres piedras rojas.

Yo no podría mezclar piedras rojas con las piedras azules,

porque son diferentes unidades.

Si consideras que son cosas diferentes, no pueden sumarse.

Puedo considerar que este tiene un valor

y este tiene otro valor diferente.

Incluso, por ejemplo, en las naranjas,

hay una que es menos naranja que las otras.

Entonces, si nosotros definimos la unidad

como las que tienen algo naranja, pues vale,

pero si la definimos como las que tienen mucho naranja,

mucho color naranja, eso ya, ahí estaríamos dudando.

Ahí está el concepto de la identificación.

Nosotros, cuando somos, cuando somos bebés, nos enseñan a contar,

pero nos cuesta un poco.

A un bebé cuesta un poco contar.

Tú le preguntas a un niño de dos años cuántos años tiene

y el bebé, el niño se mira los dedos y te hace así.

Le han enseñado que tiene que hacer así

y te enseña dos.

Y cuando tiene tres, todavía te hace tres.

Y cuando tiene cuatro, empieza a decir:

"Tengo cuatro, porque el año pasado tenía tres,

este año ya tengo cuatro".

Se tardan cuatro años en la vida de un niño en saber

qué significado tiene realmente la adición.

En Primaria ya se empieza a entender lo que es una adición,

ir añadiendo al saco.

Por ejemplo, como hemos dicho, vamos a contar que la unidad,

en vez de años, como un niño, vamos a olvidarnos de los colores

y pensamos que la unidad aquí es la piedra.

Entonces, nos podemos abstraer y ya tenemos asumido,

porque ya hemos avanzado durante la Primaria a conceptos del número

y ya en la Secundaria hemos entendido

que piedra es lo mismo que decir una piedra, uno.

Yo aquí estoy diciendo uno y a nadie le sorprende.

Yo estoy diciendo dos más y ya son tres.

He utilizado la suma y el número a la vez

y con piedras que son azules y amarillas.

¿Por qué se inventó esto?

Quiero decir ¿cuándo ocurrió?

¿Cuándo se le ocurrió a alguien sumar cosas?

Contar es un concepto muy natural para nosotros,

pero en la evolución del ser humano se dice

que primero estuvo la resta antes que la asume.

Es decir, la sustracción fue la primera operación matemática

que existió en la historia de la vida.

Porque sumar y restar son lo mismo, pero inverso.

Es lo mismo decir tres son dos más uno

que uno es lo mismo que tener tres y haber quitado dos.

Es lo mismo, es la misma operación,

son inversas, pero es la misma operación.

En el Neolítico se decía que el hombre cazador

iba recolectando ya,

empezaba a transformarse la sociedad nómada a sedentaria

y en ese almacenamiento ya empezamos a contar.

En la primera operación, claramente,

es lo que va faltando de esa colección.

Es menos importante, tú vas metiendo en el almacén cosas,

pero es menos importante controlar

cuáles son las que salen cuando hay escasez

que meter cuando hay mucho.

Es decir, que lo que tienes que hacer mientras más mejor.

La importancia es lo que va faltando, es decir,

hasta cuánto me queda en este almacén.

Y así fue cómo se inventó. Exactamente.

Las cantidades, ahí empezaron a pensar que era una cantidad.

Lo primero que pensamos es el mucho, el poco, el demasiado,

solo las primeras cantidades que tenemos.

Pero cuando empezaron a contar con números:

"Tengo una comida, tengo para una serie de tiempo concreto".

Ahí ya empezaron a pensar en los números y la sustracción.

¿Y el cero? Porque eso es un invento.

El cero es un invento total. ¿Y por qué se inventa el cero?

De hecho, hay un debate todavía abierto ya en el siglo XXI

si el cero es natural o no es natural.

Es un debate, que cada uno tiene una opinión.

Al final, las matemáticas, aunque son verdades absolutas,

hay ciertas convenciones.

Se puede decir el cero es natural, pues yo lo puedo contemplar

y otro no lo puede contemplar y las dos son verdades y ya está.

Yo considero que el cero sí que es natural,

porque es necesario para la suma.

Es decir, la suma, ha llegado un momento

que ya hemos establecido unas propiedades y el cero se necesita.

Vamos a hablar de las propiedades de la suma.

Vamos a empezar por ahí y luego seguimos con el cero.

Si no, me pierdo.

¿Qué define una suma?

Hemos dicho, los bebés empiezan a abstraerse

con el concepto del número.

Vamos a la adolescencia del ser humano

y en la adolescencia del ser humano estamos en el siglo XIX,

estamos en la época de Peano, estamos en la época de Abel,

unos matemáticos en el siglo XIX

que ya empezaban a decir qué es una suma.

Fíjate, en el siglo XIX, no estamos hablando de Pitágoras.

Se tardó un montón de tiempo desde el Neolítico hasta el siglo XIX

en saber exactamente qué hacemos cuando sumamos.

En crear unos postulados de la suma.

Hay cuatro postulados.

Hay gente que lo puede distinguir en cinco,

yo lo voy a hacer en cuatro.

Como cuatro condiciones para que una cosa que hacemos,

una operación que hacemos sea una suma.

Cuatro pilares fundamentales.

El primero de todos es que la suma existe y es única.

Es decir, yo puedo hacer siempre con dos números,

siempre puedo hacer una suma.

Dos más uno siempre va a existir.

Y si cojo otros dos números cualesquiera

siempre va a existir la suma

y, además, el resultado de la suma es única.

El mismo siempre.

Se llama la propiedad de la cerradura.

Es, que ahí tienes la clave de la suma.

Ya tienes el primer paso.

Hasta ahí no he sorprendido a nadie,

la adolescencia de nuestra mentalidad ahí lo entendemos.

Después tenemos la siguiente que sería la existencia

del elemento neutro, es decir, la suma a veces la entendemos

como que siempre es algo que crece, pero no tiene por qué

y ahí está el cero.

Por eso la importancia del cero en esto de los números.

Porque si tú coges una cantidad y dices: "Vale tengo dos,

le sumo nada".

¿Cómo que le sumo nada? ¿Eso es una suma?

Sí, es el elemento neutro. Es decir, me quedo igual

y siempre puedo hacer que eso lo voy sumando

más cero, más cero, más cero. Es importante.

Es importante destacar que el elemento neutro

es importantísimo para la operación esta de la suma.

Pero es importante porque se vio después.

¿Ya están todas las condiciones? No, tenemos dos.

La asociativa y la conmutativa. Son la tres y la cuatro.

La asociativa es simplemente que podemos empaquetar como queramos.

Por ejemplo, aquí tenemos fácil, porque tenemos colores.

Yo puedo empaquetar primero los azules, son cuatro,

después los rojos, son tres, cuatro más tres son siete

y después le sumo no más y son ocho. Pero lo puedo hacer de otra forma.

Empiezo con los azules. Yo digo que cuatro azules.

Ahora, por otro lado, empaqueto estos dos.

Tres rojos más un amarillo son también cuatros.

Pero, si yo los junto todos, cuatro más cuatro siguen siendo ocho.

Da igual cómo los empaquetes, que siempre da el mismo resultado.

Luego, la más famosa la conmutativa.

Es decir, el orden no altera el producto, eso es lo famoso,

pero aquí tampoco altera.

Dos más uno es lo mismo que uno más dos.

Exactamente. Vale. Ahora vamos al cero.

¿Por qué se descubrió el cero? ¿Cuándo se descubrió?

¿En qué condiciones?

Claro, el cero responde ya a unas ecuaciones.

Es decir, las ecuaciones, ya es álgebra moderna,

ya no es solamente de la aritmética de la suma y ya está,

siendo que ya queremos resolver ecuaciones

como x+1 igual número que tú quieras.

Una ecuación es cuando tú tienes unas condiciones

y hay algo que desconoces y a través de lo que conoces

tienes que descubrir lo que desconoces.

Cuando aparecen las típicas x, y.

Nos tiramos de los pelos. A ver qué es esto.

Qué será esta incógnita.

Pues la primera ecuación, la más sencilla es la de primer grado.

Ya si hablamos de segundo grado

tenemos que hablar de otro tipo de números,

pero el primer grado es la más sencilla.

x+1= 1.

Entonces, cuando alguien se planteó qué pasaba ahí:

"¿X igual a qué?"

Si no tenemos un número. Ahí tuvieron que inventar el cero.

Hasta ahí, el cero ya está incorporado a esos números.

X+1= 1, pues X=0. Lo podemos resolver.

Pero ahora tenemos el siguiente componente

que también es muy abstracto y no es nada natural.

Ahí ya sí que no hay duda. Que son los números negativos.

¿Qué pasa cuando tú al almacén en el que tienes todo el trigo

le quieres sacar más trigo del que tienes?

Yo tengo aquí unas cartas y tengo un truquito, Salva,

este famoso de las Siete y media, el juego de las Siete y media.

Que consiste en alcanzar lo más cerca posible

siete puntos y medio, teniendo en cuenta, sin pasarte,

que sota, caballo y rey valen medio

y luego los números lo que marque.

Se han quitado los ochos y los nueves,

está del uno al siete, iba a decir X, Y y Z,

sota, caballo y rey, que son medio.

Pues tenemos el juego este de las Siete y media

y vamos a jugar, porque es un juego de suma, que va sumando.

Es decir, ahí nunca, nunca hay una resta.

Entonces, vamos a juntar números.

Tendremos primero, vaya, me ha salido la media.

Esto está bien, porque te sirve para atinar al siete.

Venga, vamos a ver la siguiente.

Cuatro, serían cuatro y medio.

Pero te expones, porque si no te puedo ganar yo

acercándome a las siete y media más que tú.

No me fío, porque hay cinco y media, seis y media y siete y media,

hay muchos números, vamos a ver cómo... Vaya.

Ahora te has pasado.

Son cinco y cuatro, nueve, y media. Nueve y media.

¿Qué es lo que tendríamos que hacer para volver a las siete y media?

Uno, naturalmente, como los humanos contempla que todas las cartas

van sumándose y... En el juego ya has perdido.

Aquí he perdido ya.

Pero como están los números negativos,

yo si sigo jugando y estamos jugando con cartas enteras,

he incorporado los números negativos y mira.

Ahora ya tiene siete y media y has ganado.

Es un truquito.

Es un truco que ocurre en la vida real.

Y esto ha ocurrido para resolver ecuaciones,

precisamente, de primer grado.

Por ejemplo, si yo digo:

¿Qué carta se le suma cinco para llegar a cuatro?

Pues dices: "No hay ninguna".

Tienes que quitarle uno.

Entonces, hay que inventar los números, unos concretos,

que es quitarle uno. ¿Cómo fue el invento ese?

Quiero decir, ¿quién lo inventó?

¿Quién inventó los números negativos?

Desde luego, los romanos no, porque no tenían números negativos

ni siquiera tenían el cero los romanos.

Los griegos lo contemplaban, pero no,

ellos se basaban solamente en la magia de los números,

ellos creían en los números tenían una magia.

Eran muy supersticiosos también con los números los pitagóricos,

pero hasta que no llegó, ya digo, el siglo XIX,

yo le llamo el renacimiento de las matemáticas,

incluso antes, en el XVII, ya se contemplaba el número negativo,

pero en el XIX ya se postuló,

se hizo una axiomática, porque los matemáticos

somos también como la religión, que tenemos unos axiomas

pero en lugar de ser una creencia absoluta,

la creencia tú la puedes cuestionar.

Es decir, tú puedes tener unos axiomas.

Axiomas es lo mismo que en religión dogmas.

Es decir, algo que tienes que creer necesariamente.

Sí, solamente que en matemática son lógicos

y se pueden cuestionar, es decir, están vivos.

Todos los días las matemáticas van creciendo,

porque la gente se cuestiona el axioma tres.

A otros no les gusta el cuatro y crea teorías nuevas,

todas cerradas y verdades absolutas, ningunas que sea mentira,

pero dentro de esa axiomática.

La axiomática, digamos que está de nivel variable.

Claro, dentro de la definición de la unidad tal,

funciona que esto es eso y si no sería lo mismo.

Eso es. Sería cosa diferente.

Y los negativos, en concreto, fue Peano,

la obsesión de Peano en el siglo XIX.

Ahí postuló que había una serie de propiedades,

como he dicho de la de la suma,

también postuló lo que era un número entero

y ya se puede decir que un número negativo

ahí nació de verdad con una seguridad cerrada.

Tenemos que cortar, pero yo quiero que cuentes

la historia de Gauss, que es muy bonita.

Él era un chaval joven, era un alumno de clase.

Se dice que tenía unos 7-8 años y estaba todavía en Primaria.

Resulta que el profesor puso un problema

para, digamos, sentarse y dejar entrar a los alumnos.

Esta hora me la tomo casi libre.

Y dice: "Vamos a sumar los números del uno al 100

todos consecutivos".

1 más 2 más 3 más 4, así hasta el 100.

Los alumnos...

Es una operación sencilla, pero muy pesada.

Se pusieron con el folio, uno más dos son tres

más tres son seis, más cuatro son diez,

y así era muy pesado, daba para un buen rato,

y cuando eres niño, más.

Gauss usó una propiedad muy interesante,

que después ya se teorizó que fue pensar un poco más.

Es decir, en vez de enfrentarse al problema

como de cabeza... De cabeza, sin pensar mucho.

¿Cómo podría yo encontrar un atajo para solucionar este problema?

Y utilizó la sumas.

Es decir, cogió el uno y el 100. Uno y 100 suman 101,

y el segundo y el penúltimo, dos más 99, también sumaban 101,

y el 3 y el 98, también, y el 4 más 97, también,

todos sumaban 101.

Y dijo: "Si sigo así, llego al 50, que con 51 también suma 101,

y tengo a 50 veces paquetes de 101".

Multiplico, 50, bueno, cinco por 101 y le añadió un 0.

Eso es, y da 5050.

Y el profesor se quedó un poco perplejo.

Y tuvo que dejar de jugar a las cartas en clase.

Y tuvo que ponerse otra vez a dar la clase.

Ha sido un placer, Santiago, gracias, Santi.

Seguimos. Comenzó pintando una pared

en el pueblo segoviano de Nava de la Asunción.

Ahora lleva 15. Firma Sr. Momán.

(Música)

Román Linacero es, digamos, una de las dos maneras

de mostrarme como artista, como profesor.

Ahí está Román Linacero que es el que pinta el óleo,

que es el que está en interiores

y, por otro lado, está el Sr. Momán, que es el que trabaja fuera,

el que está en el pueblo, el que está ahí en verano dándole.

Antes estaban muy separados.

Ahora, poco a poco se van fusionando y Román Linacero y Sr. Momán

empiezan a ser la misma persona.

Yo he sido uno de los pocos publicistas

que han tenido tiempo para desarrollar actividades en paralelo

y, bueno, empecé a trabajar, a pintar,

a ver que era un medio en el que me encontraba muy cómodo,

que tenía mucho que contar a través de eso

y luego, al mismo tiempo, me di cuenta que tenía mucho que enseñar.

Aquí, por ejemplo, en esta zona, son dos cosas sobre todo.

Proyectos personales más, en los que el alumno desarrolla un poco,

trae su propia creatividad y su mundo,

y luego también aquí está una estructura que construí

que la monto y tenemos un modelo de natural

para algunas clases puntuales.

Entonces, abrimos en arco aquí y trabajamos de esa manera.

Ella lo que está es trabajando, usando de modelo uno foto

que hizo Charlie, su pareja, en el Ganges.

Parte de la dificultad dificultad de esto es, sobre todo,

no clavar la foto, porque la idea siempre es trascender un poco la foto

y aunque esto en el lenguaje fotográfico

sí puede funcionar muy bien,

como cuadro hay cosas que va a tener que adaptar.

Fíjate bien en la relación sombras y luces,

inténtate olvidar que eso es una mano, que eso es un río,

busca solamente acercarte a lo que tiene que ver con los tonos

para que esto que a lo mejor está más integrado

empiece a tener una relación con todo esto.

(Música)

Realmente, cualquiera puede pintar.

Necesitas trabajo, necesitas cariño y necesitas tiempo,

pero el talento no es una cosa con la que se nazca.

Puede que haya dos o tres elegidos, pero realmente del mundo,

toda esa gente que ves y te quedas impresionado con su obra

la realidad es que eso es fruto del trabajo.

Entonces, algunos vienen porque han visto mi trabajo

y dicen: "Quiero pintar, a lo mejor no como tú,

pero sí saber, a lo mejor no lo mismo que tú,

pero sí adquirir esos conocimientos".

Otros... Hay gente que solo quiere pasar el rato.

Sí que es cierto que los que quieren pasar el rato

digo: "Cuidado, que yo soy exigente. Pido, y doy".

Pero sí que necesito que se impliquen un poco,

porque al final la pintura es implicarse.

Cuando tú trabajas, sí que parece que pide el cuerpo,

cuando estás metido de manera intensa en un curro,

en una pintura, en lo que sea,

parece que sí necesitas un poquito de perspectiva, parar, reposar,

quien sale a fumar en piti, quien no, que venga y lea un rato.

(Música)

Eso es.

Mira, ¿ves?

Toda esta zona que se percibe rojiza y había un salto

rojo, verde, rojo, verde, rojo, verde,

si le das un poco lo mejor de los dos mundos al rojo y al verde,

vas a tener una sensación más de continuidad

y no va a ser tan artificial la aceituna.

No se requiere experiencia previa, no se requiere talento,

solo se requieren ganas

y ganas, es lo esencial.

Ganas y el tiempo para venir.

Esta zona es donde está el trabajo de bodegón,

de dibujo al natural.

Hay puestos fijos para que cada uno de los alumnos

pueda dedicar más tiempo a un trabajo hecho

con volumen real, porque no tienen nada que ver

a trabajar con fotografía.

Cuando aprendes a medir, interpretar el color,

a figurar, convertir lo tridimensional en bidimensional

y traducirlo a la pintura,

el trabajo de bodegón que a veces se infravalora

o no se explica realmente bien cuál es su utilidad,

aquí he insistido mucho,

tengo nueve o diez puestos fijos para que puedan pararse

y aprender a mirar, que es al final lo más importante

en el trabajo de un pintor.

La paleta es normal,

lo que pasa es que cada pintor tiene una higiene distinta con su paleta.

Hay pintores que la tienen completamente llena de pintura,

hay pintores que la limpian de pe a pa.

Yo voy añadiendo cada uno de los colores

que vaya a utilizar en la sesión.

Luego hay colores que, porque estos colores aguantan un montón.

Estos colores pueden estar, este que estoy aplicando

puede estar cinco días, siete días perfectamente utilizable.

Los voy aplicando, voy aplicando los de la capa superior,

y algunos se van secando.

Esto es pintura de años.

Es un amigo.

Una de esas personas que creo que vale la pena retratar.

Este es uno.

Le quedan dos golpecitos en la cara y listo.

(Música)

Aquí al pueblo llego,

porque es el pueblo de mi pareja y su familia.

No vengo con la idea de pintar en ningún momento.

Sencillamente, he visto mucho arte urbano,

es algo que me ha gustado mucho.

Hice una prueba, una prueba grande, pero fue una prueba.

Me gustó mucho.

Me gustó mucho y a la gente también. Y dije: "Ah, me parece interesante".

Empecé a mirar otras paredes.

Hablaba con otro amigo y le decía:

"Oye, ¿cómo ves si te hago aquí algo?".

Poco a poco empezó a crecer.

Nunca hago un plano.

En Madrid las piezas siempre han sido más pequeñas.

Aquí es otro tipo de trabajo.

Es un trabajo...

No te digo que vaya a durar, porque la realidad es que el sol no perdona.

Los colores acaba comiéndoselos,

pero sí que esa función de algo que los vecinos se vayan a encontrar,

que vaya a poder decorar su pueblo y que, si viene un turista,

vaya a encontrar algo de cierto valor.

Tiene un enfoque distinto

al que puedes hacer en una ciudad como Madrid,

que además el impacto es diferente.

En Madrid hay una, en cualquier ciudad de ese tipo,

hay una gran saturación de información, imágenes, publicidad.

Sin embargo, aquí tampoco hay tanto acceso a este tipo de cosas.

(Música)

Este mural es un homenaje a los ancianos, a la vejez.

Utilizamos fotos de distintos vecinos del pueblo mayores.

Algunos están entre nosotros, otros se han muerto ya.

Esta cita de Victor Hugo.

Lo que hicimos fue preparar los dibujos

y por la noche, porque lo tuvimos que hacer en dos días.

Un trabajo de fondeado fue uno.

Esa misma noche proyectamos y marcamos las formas generales

de las caras de los ancianos y esta cita.

Al día siguiente ellos mismos tuvieron que tapar

lo que ellos mismos habían dibujado el día anterior.

Son casi los murales de los que más orgulloso me siento.

Son los que no he hecho yo.

Los que hemos hecho entre todos y ha sido una organización difícil.

Un trabajo fuerte,

pero trabajar de esa manera es muy bonito.

Este mural es bastante especial para mí.

Por un lado, está hecho con la ayuda de un montón de gente del pueblo

que colaboró en él.

Por otro lado, es un homenaje a Jaime Gil de Biedma,

que es un personaje muy especial en este pueblo.

Aquí pasó el poeta una buena parte de su vida.

Aquí hemos hecho una fusión.

Por un lado está relacionado de tipo segoviano

y por otro lado, se acerca más al catalán,

que tiene diseños no basados en patrones.

Hicimos una creación, un diseño nuevo,

y entre todos los vecinos,

se parió esto a lo largo de un par de fines de semana,

con un trabajo que la verdad que tuvo un resultado muy interesante.

Primero tengo que estar pendiente de cómo está la pared.

Tengo que estar pendiente de si tiene una preparación bien sellada, si no.

De hecho, cada una de las paredes...

Nunca empieza un dibujo o un boceto antes de ver la pared.

Veo la pared...

Aquí parece que pide una pieza realista que encaje con el entorno

o aquí, por ejemplo,

hay una pieza que tenía una chimenea en el lateral

y aproveché esa chimenea con un cigarro y una chica.

Cada uno de ellos tiene su...

Al final es tu lienzo, es tu hoja de papel,

es el sitio donde estás trabajando.

Al final nos enfrentamos...

Un pueblo está compuesto de todo tipo de gente

y me parece interesante hacer piezas para todo tipo de gente.

Siempre, por supuesto, respetando mi propio espíritu y expresión.

Pero al final, unas paredes tienen un estilo más cómico,

otras mucho más realista.

Cada uno toca a un tipo de personas.

Al final, es un poco la riqueza de este trabajo.

Empezó a hacerse una ruta y al final la ruta de los hastiales,

que le llaman, ha habido que hacer un mapa

que se puede conseguir en el ayuntamiento o en los bares.

Lo cierto es que todos los fines de semana,

de hecho, por aquí también pasa el Camino de Santiago,

todos los fines de semana vienen turistas a verlo.

El hecho de que el público pueda disponer de esto sin mediadores,

hace que sea una reacción más pura, más auténtica.

Alguien va caminando por la calle, se encuentra con esto

y considero que es algo que no está pasado por un tamiz

de un folleto en un museo, que alguien te cuente algo.

Es otra cosa.

Cuando empecé a trabajar, por ejemplo, con espráis,

empecé a ver un material que al final son esmaltes, son más finos.

Tienen más viveza. Esos colores aguantan más.

Los empecé a usar mucho más por un lado por eso.

Por otro, porque en algunos aspectos era más rápido

en la manera de trabajar.

Pero la realidad es que cada pared es una historia.

Algunas, varias que están combinadas.

Hay espray, esmalte al agua, pintura acrílica, de todo.

Hay hasta rotuladores.

Hay algunos que a lo mejor están pintados en plano

y marcados con un rotulador.

Mi relación con la gente de los del pueblo, de la zona,

ha ido variando.

Han ido apareciendo nuevos lazos y cosas que han ido aportándome mucho,

desde el punto de vista humano.

Por ejemplo, esta pieza de aquí.

Está hecha en la pared de la madre del chico que me ayuda siempre

con los andamios, que me los presta siempre.

O gente de la zona, por ejemplo,

un mural que terminé hace poquito, el último,

son dos vecinos de Santiuste, que se prestaron a posar para mí.

Poco a poco, no solamente...

La vida de los pueblos entra un poco en el propio trabajo de las paredes.

(Música)

Te encuentras con sensibilidades que no conocías,

más allá de conceptos arte urbano o tal, que tampoco sé

si yo los entiendo mucho. La realidad es que es algo

que puede convertir una pared desconchada en otra cosa,

es una parte viva más del pueblo,

pero la realidad es que todo lo que me llega es positivo.

(Música)

(Música)

Todos hemos oído hablar de la dislexia,

una dificultad de aprendizaje que complica mucho la vida

en la etapa escolar, se estima que afecta a un 10 % de la población

y se sabe también que no implica falta de inteligencia,

pero ¿cómo podemos mejorar su detección?

Vamos a contestar a esa y a muchas otras preguntas

gracias a Luz Rello, una investigadora que en 2015

decidió crear la empresa social "Change Dyslexia"

con el objetivo de lograr la reducción global de las tasas

de abandono escolar debidas a la dislexia.

Hola, Luz, ¿qué tal? Hola, María, buenas.

¿Tú desde cuándo tienes esa inquietud?

¿Cuándo dijiste: "Yo creo que puedo mejorar un poco el camino

en esta dirección"? Fue durante la investigación,

en realidad, empezamos a investigar,

empezamos a tener resultados positivos

y dijimos: "¿Y si metemos esto en aplicaciones?".

Lo empezamos a meter a aplicaciones, a integrarlo,

de repente un montón de gente lo empezó a utilizar

y de repente nos dimos cuenta de que no era sostenible.

De que había 30 000 personas utilizándolo,

teníamos un montón de e-mails de agradecimiento, teníamos...

Y no había soporte técnico, no había soportes de usuario,

y entonces empecé a ver cómo se morían las aplicaciones

que creábamos. Y a ver que la necesidad existía.

Y a ver que existía, y a ver que podía servir,

dices: "Oye, que lo que estamos haciendo puede servir para algo".

Y entonces fue cuando decidimos crear algo para realmente

poner lo más top de la investigación al servicio de las personas

con dislexia. Vamos a hablar de este algo,

queremos que nos lo expliques, pero antes, por contextualizar un poco,

¿se sabe mucho? ¿Se sabe poco de la dislexia?

Yo creo que cada vez se sabe más. Y estoy superoptimista

conque cada vez se sabe más y todos nosotros estamos poniendo

nuestro granito de arena para que se sepa más.

Tres cosas importantes de la dislexia:

es frecuente, afecta a un 10 % de la población.

Es universal, tiene un origen neurobiológico en el cerebro,

y lo más importante es que no afecta a la inteligencia general.

Y esto lo tienen que saber todos los disléxicos, todos los padres

y todos los profesores, se tienen que quedar con eso.

¿Está estigmatizado, tú crees, este trastorno?

Pues creo que cada vez menos, pero lamentablemente sí,

porque como afecta a la lectura y escritura

y eso está como tan relacionado, lo tenemos tan relacionado

los seres humanos con la inteligencia,

con la capacidad de comunicación... Cuando ves que un niño balbucea,

no puede leer bien, pues rápidamente dices:

"Es por esto, ¿no?". Se atranca leyendo, ¿no?

Pero no tiene que ver con la inteligencia, aunque parezca que sí.

Tú esto lo sabes bien como investigadora

y también como disléxica. Como disléxica, sí.

Esto lo lleva dentro, sí. Y además es para toda la vida, ¿no?

Aunque aprendes a compensar, aunque te llegues a sacar un doctorado,

sigues escribiendo... sigue habiendo cosas que no dominas bien.

Y que llegas a tener, decías compensar,

llegas a manejar... Un disléxico de libro,

¿llega a manejar otras herramientas para evitar que se note

o al menos para sentir lo menos para poder progresar en el día a día?

Depende mucho de la persona, depende mucho de la capacidad de trabajo

de la persona, depende también si le han detectado pronto,

pero sí, te puedo decir ya después de estos años de investigación

y de ver a muchos de mis disléxicos maravillosos cómo han ido creciendo

y cómo se van desarrollando, que se puede compensar.

Y no solamente con la tecnología, con un montón de estrategias

yo creo que podemos pasar muy desapercibidos sin que nadie lo note.

Al final es que un disléxico es capaz, por ejemplo...

Una de esas estrategias imagino que es, por ejemplo, memorizar.

Sí.

Al final eres capaz de tender un puente ahí,

que hace que durante un tiempo pases desapercibida.

Sí, los disléxicos... Hay muchas estrategias

de compensación, la memoria es una de las más importantes,

la memoria visual, la memoria auditiva,

la creatividad, porque al final empiezas a discriminar cosas

utilizando diferentes estrategias que a lo mejor otras personas

no utilizan. ¿Y el esfuerzo?

Y luego la capacidad de trabajo, cuando uno es disléxico,

me vas a disculpar la expresión, pero uno echa callo, ¿no?

Y eso es desde pequeño, entonces, uno termina con una capacidad

de trabajo, con una capacidad de aprender a levantarse

después de caer, una tolerancia al error que no tienen otras personas.

Yo lo veo en el laboratorio, que la gente se equivoca y se ponen...

Y yo me equivoco y digo: "Esto, pues otra vez".

Hasta que lo haces bien. Y eso también, aunque sea una cosa

que no esté relacionada con la superación de lectura

y escritura per se, sí está relacionado con el éxito general.

Entonces, influye. ¿Y cuál es el momento, Luz,

en el que un padre, un padre o un profesor,

que yo creo que en principio son las personas que antes pueden detectar,

qué señales podemos interpretar?

Porque hablábamos de la lectoescritura, ¿no?

En el momento en el que ya hay notas en el colegio,

si tú ves que tu hijo o que tu hija trabaja,

y ves que es inteligente, pues yo creo que ese es

el primer semáforo rojo que te puedes plantear,

porque si está trabajando... Los profesores no saben

si trabajan o no en casa, pero un padre sí lo puede saber.

Pero están muchas horas con ellos también en el aula.

Claro, sí, por otro lado, los profesores, como tienen

todo el espectro de la clase, los profesores sí pueden ver rápidamente

las excepciones o lo que sobresale, mientras que los padres

difícilmente pueden comparar. Eso cuando ya hay notas,

antes de las notas, hay muchas maneras, indicativos,

sobre todo en la hora de la adquisición de la lectura,

dificultades en el reconocimiento de letras, en la lectura de palabras,

cuando uno empieza a escribir, dificultades en la escritura,

pero tampoco es para que ahora nos volvamos todos locos, ¿no?

Porque también hay muchos ritmos de aprendizaje,

entonces puede ser que ese ritmo de aprendizaje...

Es una cuestión de madurez muchas veces, ¿no?

Sí, que su ritmo de aprendizaje uno y a lo mejor no tiene dislexia, ¿no?

Un niño que tiene dificultad para abrocharse el babi

o para atarse los zapatos, ¿puede ser alguna señal

que nos llame la atención o no? Pues mira, esto está discutido.

Hay protocolos de dislexia en el que sí tienen en cuenta

ese tipo de destrezas que normalmente tienen que ver con cosas

que son semejantes o similares o cómo se dice espejo,

y otros no, otros protocolos solo tienen única y exclusivamente

las habilidades que tienen en relación con la lectura

y con la escritura. Así que ahí no me voy a mojar.

Al final hay teorías, ¿no? Sí, depende del protocolo

de detección que utilices. Y ahora sí, ya hemos hablado

un poquito de la incidencia, de qué síntomas nos pueden llamar

la atención, vamos a hablar de esa aplicación

que nos dices que de repente se os ocurre: "Oye, ¿qué podemos hacer?".

Que vosotros la lanzáis y te das cuenta realmente

que hay una inquietud y una necesidad.

Sí, de hecho ahora mismo el test dytective

creo que es el test más utilizado del mundo.

Lo han utilizado ya 100 000 personas. Hablamos de una aplicación

que usamos unos minutitos. Sí, es una aplicación

que aparentemente es muy sencilla, tú cuando te la descargas,

tanto lo puedes hacer en el ordenador o en tableta,

en móvil no porque es demasiado pequeñito

y por la validación científica no se puede,

pues aparentemente es muy sencillo, juegas a un juego durante 15 minutos,

parece un juego, pero no.

Dentro hay unos ítems, unos ítems que han sido validados durante tres años

con 10 000 personas. No es una cosa improvisada.

No, y esto va a parar a un motor de inteligencia artificial.

Todo esto que todo el mundo está aquí hablando, pues eso,

a un motor de aprendizaje automático, concretamente se llama...

Bueno, una red es neurona de recurrentes.

Esto va a ir, se analizan 200 variables por participante,

y nos da un resultado con un porcentaje, con un 90 % de precisión,

y ojo, ese 10 % lo hay,

también se equivoca el algoritmo.

Cabe ese margen de error. Sí.

Y eso es una cosa, eso es el test.

Ojo, esto nunca es un diagnóstico, es un test de detección.

Es un cribaje, lo que sería en inglés un "screener",

o sea no es un diagnóstico,

un diagnóstico solamente lo puede dar...

Pero como primera aproximación es muy útil.

Como primera aproximación sí porque es rápido y es gratis,

entonces la idea es que la dislexia se detecte antes de que se convierta

en un problema.

Porque normalmente a nosotros nos detectan

cuando ya estamos suspendiendo o cuando ya tenemos la autoestima baja

o cuando ya hay, a lo mejor, consecuencias que son irreversibles,

¿sabes?

Y si a lo mejor detectas dislexia de una manera proactiva,

o sea pues que el primer día de clase pases el test dytective,

si total es gratis y son 15 minutos, y los niños se lo pasan bien

porque es un juego que además nos hemos molestado mucho

en que fuera un juego, que no veas para llegar a este punto

cómo han sido los años de investigación

hasta llegar a algo que fuera un poquito apañado y gamificado.

Y esa es la idea. Entonces con "Change Dyslexia"

lo que hemos creado es una empresa social

que lo que queremos es poner la ciencia al servicio de las personas

con dislexia para superar las tres barreras de la dislexia

porque hay tres, llevamos ahí pensándolo mucho, pero son tres.

La primera es el desconocimiento, que esto es lo que estamos hablando,

que se desconoce lo que es la dislexia,

de hecho se llama "trastorno oculto", ¿por qué? Porque es muy difícil

de detectar, y para eso hemos hecho el test y estamos comprometidos

y nos estamos esforzando mucho para dejarlo siempre gratuito

porque esto tiene sus gastos, te lo puedes imaginar,

pero queremos dejarlo siempre gratuito para que la dislexia

deje de ser un trastorno oculto.

La segunda barrera de la dislexia son las dificultades

de lectoescritura, lo que está relacionado con...

Y para eso hemos sacado DytectiveU que viene con el test

y es una herramienta de apoyo, y lo guay de esto es que no solamente

va a las debilidades de las personas con dislexia,

lectura, escritura, habilidades relacionadas,

sino también a las fortalezas.

O sea lo que hemos hablado antes de la memoria de trabajo,

la memoria visual, las funciones ejecutivas...

Entonces como también va ahí, esto es crucial para poder superar...

Abordarlo de una manera individual.

Individual porque se va personalizando, ahí también hay

aprendizaje automático, hay inteligencia artificial,

se van personalizando en función de 24 habilidades cognitivas,

en función de tus debilidades y en función de tus fortalezas.

Y esto es crucial para superar la dislexia,

esto lo acabamos de lanzar y estoy superemocionada con DytectiveU,

que es con una U, DytectiveU.

La tercera barrera y más importante, María, es que generalmente

superar la dislexia está relacionado

a un fuerte esfuerzo económico,

entonces lo que estamos haciendo en "Change Dyslexia"

es que tenemos un paquete de becas para las familias o para los colegios

que no se puedan permitir la herramienta DytectiveU

y con DytectiveU estamos intentando, vamos a ver,

porque estamos trabajando muy duro para esto el equipo,

mantener siempre el test gratuito

y mantener las becas necesarias para que ningún niño se quede

por el camino.

Nos decías que es un trastorno oculto,

¿se puede estimar cuánta gente no está diagnosticada?

¿Cuánta gente? Pues mira, en España no tenemos una estimación,

en Reino Unido se estima que solo el 5 % de los disléxicos

tiene un diagnóstico de dislexia. ¿De verdad?

Te lo juro.

Y en España hay dos estimaciones, una en Murcia, otra en las Canarias,

estamos hablando de un 8 % de la población escolar,

un 11 % de la población escolar, y en Madrid estamos haciendo

una estimación con la consejera de educación de Madrid,

con 40 colegios. Bueno, lo hicimos el año pasado,

y presentamos los resultados el mes que viene.

Así que estamos ahí analizando, sale alrededor también un 10 %,

pero estamos ahí limpiando, viendo bien que no estén sesgados

y vamos a ver. Qué maravilla.

De verdad qué pena que no tengamos más tiempo para que nos cuentes

más detalles, aparte que poca gente destila tanta pasión

hacia lo que hace, como tú, que no puedes contener la emoción.

Y mi equipo, estamos todos a tope. Gracias por visitar

"La aventura del saber", por contarnos algunas cosas

que pueden servir a muchas familias, a muchos profes también,

que es otro colectivo que tiene que estar atento

y que nos encantaría que nos visitaras otro día,

que nos des más detalles y que sigamos divulgando

acerca de la dislexia, que no pasa nada, ¿verdad?

No pasa nada. Soy disléxico, ¿y qué? Pues ya está, los disléxicos molamos.

Gracias, Luz. Gracias, gracias, María.

Bueno, inquietud, hipnosis, referencias oníricas, tragedias,

risas, ironía, poemas y antipoemas, rupturas de técnicas, materiales

y disciplinas son términos que definen los collages de la artista

Rosa de Gabriel, "Boek visual" nos presenta una selección personal

de su obra.

(Música)

Sumergirse en el clima que generan los collage de Rosa de Gabriel.

Es una experiencia inquietante que nos empuja a transitar su obra

con bipolaridad adolescente.

Sus personajes, sus escenas y los mensajes que construyen

albergan un componente hipnótico que resulta difícil de evitar

o del que resulta imposible desprenderse.

(Música)

Sus collage, con mucha frecuencia,

establecen un marco de referencia onírico

con el que es capaz de interpretarse un universo mágico,

en ocasiones infantil.

Intencionalmente desordenado y autoconstruido

que oficia de antesala de una realidad que se muestra

a veces trágica, a veces hilarante, a veces irónica o inquietante,

y que da cuerpo a la idea principal que subyace y transmite

en cada uno de sus trabajos.

(Música)

En su obra nada es por casualidad.

Cada elemento contribuye a la construcción de la estructura

que da soporte a un mensaje multiforme y polifacético.

Enraizado en una visión dadaísta de la vida,

que niega y transforma en ilógico cualquier escenario que representa.

(Música)

La muerte también se asoma con frecuencia a sus collage,

como una constante que usa con destreza

para dar sentido al absurdo en el que la mayoría de las ocasiones

fundamenta su obra.

(Música)

La inclusión de poemas y antipoemas, construidos a base de palabras

y frases entresacadas de otros textos más complejos,

combinadas con habilidad quirúrgica,

supone un valor añadido en su obra.

Conectar en un mismo espacio, en un mismo hecho artístico,

lo visual y lo literario, hace que la contemplación de su obra

adquiera un carácter polisémico y se convierta en un hecho poliocular

que se modifica en la medida que muta la emoción del espectador.

(Música)

Rosa de Gabriel, con su obra,

rompe las barreras que definen las técnicas, los materiales

y las disciplinas generando umbrales de libertad

que sobrepasan la referencia y hacen añicos los prejuicios

de quienes tienen la valentía de aproximarse por primera vez

a su trabajo. Así ve, la obra de Rosa Gabriel, Antonio Guerra.

(Música)

(Música)

A principios de este siglo, en octubre del año 2000,

el poeta y crítico francés Yves Bonnefoy,

fue invitado por la Fundación de Amigos del Museo del Prado

a dar una serie de conferencias sobre las pinturas negras de Goya.

Luego aquellas y otras conferencias, se publicaron un grueso volumen

sobre Goya, publicado por Galaxia Gutenberg, si no recuerdo mal.

Y bien, ahora aparecen por primera vez reunidas

solo las conferencias de Bonnefoy en este libro,

publicado por la Editorial Tecnos en su colección Neometrópolis.

"Goya, las pinturas negros", negras, perdón.

Recordemos que Yves Bonnefoy

es considerado, sobre todo, como un gran poeta, pero que fue

además, muchas otras cosas. Por ejemplo,

uno de los mejores traductores al francés de Shakespeare.

El libro es un diálogo con las pinturas y una fabulación

acerca de los sentimientos e intenciones del pintor

desde la conciencia de otro gran creador

que busca dentro de sí lo que ve en ellas.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

sobre Francisco J. Hernández, artista científico

especializado en aves. El resto, en la red,

tras la emisión del programa.

(Naturaleza)

(Música)

Dibujaba desde que tengo uso de razón.

Mi padre... Le gustaba pintar.

Y en casa siempre había material.

Plantaba al campo, a la naturaleza y yo salía con él.

Y llegó un momento en el que el dibujar y el gusto por la naturaleza

se acabaron encontrando.

(Música)

(Música)

Hoy la música corre a cargo de Maryland, una banda

que acaba de lanzar al mercado su cuarto trabajo,

y que conforman Pablo, Rubén y Eric. Hola, ¿qué tal?

Y Alex que no ha podido venir.

No podía faltar en la presentación.

Bueno, Pablo, ¿cómo suena "Resplandor", este nuevo trabajo?

Pues suena alegre, suena vivo.

Suena un poco distinto a lo que veníamos haciendo

en el anterior disco, que era un poco más gris, más oscuro.

Y este es un poco más luminoso.

Cinco años de silencio, Rubén, respecto a vuestro disco anterior.

¿Qué ha pasado en todo este tiempo? No sé si habéis cambiado también

parte de esa luz que decía Pablo. Es por cambios personales.

Pues sí, ha habido cambios en la banda.

Ha habido dos años de la gira anterior del disco,

que fue bastante pesadita.

Nos tomamos ahí seis meses de parón, que no sabíamos muy bien qué hacer.

Eh... Tomarnos un tiempo y pensar

qué queríamos hacer con el siguiente disco.

Y nada, nos decidimos meternos en el local y dijimos: "Venga, va,

a hacer canciones, que es lo que más nos gusta, y a grabar el siguiente".

Oye, Eric, esta pregunta os la habrán hecho como 1 millón de veces,

¿pero por qué Maryland? Unos chicos de Vigo

deciden que su grupo se llame así. Bueno, porque parece ser que,

que aquí son muy fans de "Expediente X".

Y siempre decían: "En el condado de Maryland.

Que ha pasado no sé qué, en el condado de Maryland".

Y se preguntaban que por qué siempre en el condado de Maryland.

Y lo demás, como somos de Vigo, y hay mar y montaña,

pues bueno, el juego de la palabra: mar y land.

Os sentís representados, ¿no? Es que tenemos morriña a la tierra.

Oye, a ver, de vosotros, con vuestro primer disco, para "Disco grande"

de Radio 3, Grupo Revelación; para 180° de Radio 3,

Disco del Año con el último. Vosotros...

Sabéis un poco cuál es la fórmula del éxito, sabéis cómo gustar;

y en ese sentido con este "Resplandor",

¿habéis arriesgado? ¿O una vez que uno más o menos ha encontrado

el camino, prefiere no seguir investigando?

Hombre, arriesgar... Siempre intentas dar un pasito más.

Arriesgar, arriesgamos. Cambiamos de oficina...

Dejamos la oficina que teníamos antes afincada en Galicia.

Nos venimos aquí, a Madrid, con Subterfuge,

ya es un cambio: otra gente, otra manera de hacer las cosas.

Y a la hora de grabar

pues lo hemos producido nosotros; los anteriores discos

contábamos con un productor siempre. En este caso no, lo produjimos

nosotros en el estudio.

Siempre se trata de aprender y dar un paso adelante.

Ir cambiando cosas, ¿no?

Las letras son cosa tuya.

Me estabas contando que te eriges un poco portavoz de las historias,

de las cosas que os suceden a todos los miembros de la banda.

Y de todo eso trata: "Ave Fénix", "Arde", "Nueva York",

"Largo Recorrido"... Sí, en este disco quizás es eso.

He juntado un poco lo que ha pasado estos últimos cinco años en el grupo.

Y un poco es lo que decías de portavoz. Hacer un poco de portavoz

de la banda y contar las vivencias que hemos tenido, las cosas bonitas.

Que nos pasan en la música, las cosas no tan bonitas, pero

que siguen siendo eso, un camino y contar eso, la historia del grupo.

En estos últimos cinco años.

Eric, a nivel de sonidos, ¿cómo definiríais vuestra música?

Yo creo que en los anteriores discos eran más guitarrero que en este.

Pero... Pero sigue siendo guitarrero, sonido guitarrero.

-Te gustan las guitarras ahí. -A mí sí.

Vamos a presentar el tema, Pablo, ¿cuál habéis elegido

para traer aquí a "La aventura del saber"?

Hemos elegido "Ave Fénix", que es la canción que abre este disco.

Es la canción que abre también el Stereoparty Subterfuge este año.

Y bueno, hemos preparado una versión especial para el programa.

En acústico. La tocan mis compañeros, y va a estar muy chula.

Bueno, tú y yo lo vemos. Fechas de conciertos para veros.

Esto es un aperitivo, pero para el menú completo, ¿dónde y cuándo?

Tenemos el 24 de febrero en Vigo, en La Iguana Club.

Y el 10 de marzo venimos a Madrid para una visita en la sala Moby Dick.

Que presentamos aquí en Madrid;

hace tiempo que no tocamos y nos hace mucha ilusión.

Bueno, nosotros encantados de recibiros. Y antes, Eric,

de que os vayáis, preséntanos el tema, ¿de qué va este "Ave Fénix"?

"Ave Fénix" es un poco...

El resurgir de la banda.

Y poco más. (RÍEN)

Pues nada, vamos a ver cómo suena ese resurgir.

Gracias por habernos acompañado.

(TODOS) Muchas gracias. Pablo, te quedas conmigo, ¿vale?

Pues el nuevo disco de Maryland se llama "Resplandor" y es el encargado

de bajar el telón de esta "Aventura del saber". Nosotros,

como el ave Fénix, resurgimos el lunes con más propuestas

para todos los gustos. Que pasen un feliz día y adiós.

(Música)

Aquí estoy otra vez.

Nada espero y nada sé.

El ave Fénix resurgió.

Despertar como ayer.

Con el mar entre mis pies.

La humedad ya me envolvió.

Al final mi ansiedad.

Se hace eterna.

Mientras me aguanten los huesos

al dejar de sangrar.

Dejo huella.

Solo sé soñar despierto.

Si pudiera aceptar que esta vida es algo más.

Tiemblo solo con pensar.

Oh.

Y aunque nada es verdad.

Tomo forma de puñal.

Para cortar este mal.

Al final.

Mi ansiedad.

Se hace eterna.

Mientras me aguanten los huesos

al dejar de sangrar.

Dejo huella.

Solo sé soñar despierto.

(Música)

Al final.

Mi ansiedad.

Se hace eterna.

Mientras me aguanten los huesos

al dejar de sangrar.

Dejo huella.

Solo sé soñar despierto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 15/02/18

La aventura del saber - 15/02/18

15 feb 2018

Ofreceremos los reportajes "Sr. Momán" y "Boek visual: Rosa de Gabriel". Además, entrevistaremos al matemático y divulgador Santi García Cremades y a Luz Rello, investigadora y fundadora de Change Dyslexia. Además, contaremos en el estudio con el grupo de música Maryland.

ver más sobre "La aventura del saber - 15/02/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 15/02/18"
Programas completos (1567)
Clips

Los últimos 5.000 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos