www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5409488
Para todos los públicos La aventura del saber - 14/10/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos.

Como cada lunes abrimos el programa y la semana

con una especial atención hacia temas relacionados con salud

en compañía del doctor Romero.

La última semana hablábamos del mantenimiento de nuestro cuerpo

y la anterior, de micronutrientes.

Hoy hablaremos de suplementos vitamínicos.

¿Qué pasa cuando no hemos podido prepararnos una comida saludable

y nos vemos forzados por las circunstancias de la vida

a comer cualquier cosa aunque sea moderadamente.

¿Debemos tomarnos una pastilla? ¿De qué? ¿Cuándo?

¿Con qué frecuencia? ¿Durante cuánto tiempo?

¿Debemos dejar de tomar el suplemento

cuando ya por fin hemos restaurado nuestro equilibrio nutricional

o seguir tomándolo?

Esas y otras preguntas

le plantearemos dentro de un minuto al doctor Nicolás Romero.

Y, poco después,

recibimos en el taller de audiovisuales

a Alexia Dodd,

una de las tres socias fundadoras del Observatorio de las series,

un lugar en la web que se dedica al estudio

del uso que hacemos durante nuestro tiempo libre

de las series de televisión.

Hoy día servidas no solamente por las cadenas,

sino también por plataformas de pago e internet,

y que han revolucionado el consumo televisivo

hasta el punto de ir transformándolo

en otra cosa diferente.

Hablaremos con ella

de lo que vemos en masa los españoles

y las conclusiones sociológicas

que de ese consumo masivo pueden extraerse.

Hoy les ofrecemos también un amplio documento

sobre la edición de este año de "Galerías"

en la antigua cárcel de Segovia; hoy, Segovia Centro de Creación.

Y un reportaje sobre la exposición

que la fundación Canal Isabel II mantiene abierta

en uno de sus espacios para el arte de la Comunidad de Madrid

con una muestra extraordinaria

de la obra fotográfica de Francisco Ontañón.

Taller de salud con el doctor Nicolás Romero

para tratar de comprender mejor

y manejarnos con los suplementos vitamínicos.

Podría decirse

que se sigue un poco del hilo narrativo

de este taller de salud.

Primero, vigilar nuestro peso

y proponernos un plan de alimentación

a medio y largo plazo,

para toda la vida en realidad;

y después ir sustituyendo con micronutrientes

la cantidad por la calidad.

Ahora nos planteamos contestar a la pregunta

qué pasa cuando por el motivo o circunstancias que sea

no podemos seguir nuestro plan de alimentación.

¿Debemos suplementarlo de algún modo

con algún tipo de fármaco?

Sepamos la pregunta, buenos días. Buenos días.

Mira, Salva, lo digo en mi libro.

Es decir,

ninguna dieta que esté equilibrada

adolece de una falta de vitaminas

salvo vitamina D, de dedo.

En España tenemos un problema con la vitamina D.

A pesar de tener mucho sol...

Esa vitamina se transforma en la piel.

Pero no nos da el sol.

Pero también por las cremas, las ropas

y que estamos mucho tiempo en despachos.

Sería la única vitamina

que, una vez diagnosticada, podríamos suplementar.

Comiendo no la podemos... Exactamente.

Solo comiendo no.

Aunque podemos favorecer su presencia.

Pero, luego, ¿qué tenemos?

Una persona que gasta mucha energía,

que tiene mucha actividad,

que tiene alguna carencia

en la absorción de vitaminas y minerales,

sí se puede suplementar con complejos vitamínicos.

Complejos vitamínicos, polivitamínicos y poliminerales

que nos pueden venir bien durante un tiempo determinado.

Hasta que los depósitos de esos nutrientes,

de esos micronutrientes,

se rellenen en el organismo,

porque el organismo va rellenando y los almacena.

Y los almacena.

Salvo las vitaminas hidrosolubles.

Es decir, las que se disuelven en agua,

como la vitamina C, por ejemplo, y la B.

Estas se eliminan todos los días. Estas no se guardan.

Pero las otras, la A y la D, sí se guardan.

Sobre todo, en la materia grasa.

Se puede suplementar cuando se necesita

y por un tiempo determinado,

porque en exceso puede ser perjudicial.

Claro.

Y lo mejor es consultarlo, ¿no? Hombre, por supuesto.

Hoy, como no he podido seguir el régimen nutricional

que tengo más o menos planteado,

me voy a tomar un poco de jalea real.

O cuando cambia el tiempo.

Como ahora voy a estar un poco... Efectivamente.

¿La gente que viene a mi consulta sabes lo que pide más?

Que le devuelva la energía que ha perdido.

Energía.

Necesitan energía.

¿Y cómo se recupera energía?

Hombre, comiendo.

"¿Haces un buen desayuno?".

Dice: "No, yo como muy bien".

"Pero ¿haces un buen desayuno?".

Y ves que le falta energía a ese desayuno.

Y le faltan micronutrientes.

Se han hecho estudios,

y a los españoles nos falta nutrientes y energía

en el desayuno.

A todos. A los niños, a los escolares.

Pero la gente dice:

"¿No hay doctor que pueda tener que me pueda aumentar esa energía?".

Aparte de comer bien,

la gente recurre a determinados productos

que tenemos aquí.

La gente recurre a la miel para...

Por ejemplo,

la miel que tenemos aquí para tener más energía.

La miel tiene azúcares, tiene algunas vitaminas,

tiene algunos minerales,

pero la miel en exceso engorda también

y no te produce una energía eufórica.

¿Qué tiene la miel?

La miel tiene una cosa que a la gente le viene bien,

y por eso la pueden utilizar.

Que es un poco homeopática.

Como tiene productos de las abejas,

sustancias, restos, de la saliva de las abejas,

al tomarla

tu cuerpo va reaccionando contra eso.

Y, al final, a pequeñas dosis,

estás desensibilizándolo de ciertas alergias con la miel.

Tiene algo positivo. Está bien, sí.

La jalea real.

La jalea real es este líquido blanco.

Esto sale de las glándulas de las abejas.

Esto es un fluido de las abejas

que se utiliza para nutrir a la abeja reina

y los primeros días a las abejas.

Entonces,

esto es muy rico en determinadas sustancias.

En hidratos de carbono, en minerales y tal.

Pero esto es el mismo efecto.

¿Te protege realmente del catarro?

No hay estudios científicos.

Yo me guío por la ciencia. Claro.

Por los estudios clínicos.

No hay estudios clínicos que lo demuestren.

¿Que te funciona? Pues te funciona.

¿Que no te funciona? No te funciona.

¿Que hay efecto placebo?

¿Que tú te mentalizas para que esto te funcione?

Y te funciona. De acuerdo.

¿Está bien empleado el dinero? De acuerdo.

Pero no es nada que esté científicamente demostrado.

"Ginseng".

Es como una palabra mágica. "Ginseng" vale para todo.

"Ginseng" hay indio, tibetano, chino...

Procede de una planta.

Al "ginseng" se le atribuyen muchas propiedades antienfermedad,

que te suben las defensas, que te suben la energía,

pero también otras como que te controla la diabetes.

El "ginseng" no controla la diabetes, Salva.

Mucha gente olvida las pastillas o deja de tomar pastillas

por tomar "ginseng",

y eso, al final, le pasa factura.

Y, por último, de los más demandados, el té verde.

El té verde sirve para todo.

Es antioxidante y tal.

Te vuelve más joven.

Te vuelve más joven y da más energía.

Es verdad que lleva sustancias estimulantes,

pero el 99 % de esta infusión es agua.

¿No será que ese agua te está hidratando?

La deshidratación produce cansancio.

¿No será que recuperas energía porque te estás hidratando mejor?

No tiene por qué ser el té verde.

Puede ser té negro o té rojo. Exactamente.

Pero, ahora, té kombucha, té matcha...

Hay variedades que te venden a un precio relativamente alto, ¿no?

Y podría vales igual el rooibos. Claro.

O cualquier otra infusión. Claro.

Una manzanilla o lo que a cada uno le guste.

Porque, en el fondo, el 99 % es agua,

y si no tienes suficiente agua, te produce cansancio.

Cuando te sube...

Dices: "Esto me sube la energía".

Es que te estás hidratando.

Te estás hidratando.

Entonces, todo en su justa medida. Vale.

Y más cosas.

Esto es chía. Esto son semillas de chía.

Chía. Chía.

Chía y espirulina.

Son dos superalimentos entre comillas.

No hay superalimentos.

Esto no tiene...

Comiendo poco te alimenta mucho. No.

Lo máximo es que en un solo alimento

concentras muchos minerales y muchas vitaminas.

Pero también lo pagas, ¿eh?

Esto no viene de Marte.

Esto viene de un lugar de la Tierra donde lo encuentran y lo buscan

y lo comercializan.

La espirulina es un alga

que tiene muchas proteínas de origen vegetal.

Es verdad que es proteína de origen vegetal,

y los que tienen opciones vegetarianas

aquello les puede funcionar.

Como las lentejas. Pero como las lentejas.

Como la soja.

Como las nueces.

También tienen proteína vegetal.

Los frutos secos.

O que te gusta mucho el sabor o si no, tienes lo otro.

Tienes lo otro, pero esto es...

La chía tiene también bastantes minerales.

Está muy concentrada su carga mineral y de vitaminas,

y tiene una gran carga de fibra.

Esto lo poner en agua y se hace un gel.

Fibra.

Pero como las lentejas.

Pero como las lentejas.

Quiero decir, ¿tenemos esta opción?

Sí.

¿Es válida? Sí.

Pero como las lentejas.

Es decir, no es nada que...

No hay un elemento diferencial que podamos...

Porque queremos diferenciarnos de los que comen lentejas.

"Yo es que como chía".

Eso es.

"Yo tomo mi chía y luego mi espirulina y tal".

Pero, bueno.

Si tenemos esa necesidad, bien. Y, si no, pues nada.

Si comes bien, no lo necesitas.

Y, por último, he puesto el polen, que es lo primero,

y la cúrcuma.

Otra vez vuelve a salir.

Son dos ejemplos de suplementos.

Uno está testado científicamente, como es la cúrcuma,

que lleva una sustancia específica, que es la curcumina,

que se ha testado en ensayos clínicos

que funciona,

y el polen.

El polen es algo que lleva muchas proteínas y tal,

pero funciona un poco como la miel.

Te desensibiliza.

Y, por último, el perejil.

Lo he puesto aquí porque...

El fundamento. El fundamento.

El perejil posiblemente es la planta,

el ser vivo,

que más vitamina C, de casa, tiene.

¿Cuánto perejil tienes que tomar

para tener tus necesidades cubiertas?

Con una hojita no vale. No vale.

No vale.

Entonces, ¿tú te comerías todo esto?

Esto, posiblemente, cubriría

tus necesidades de vitamina C diarias.

Pero ¿uno está dispuesto a esto?

O te puedes comer dos naranjas, una mandarina y un kiwi

y lo tienes cubierto.

También tenemos que poner las cosas en su justa medida, en su dimensión.

No podemos decir:

"Esto es lo que más hierro tiene, lo que más vitamina A,

lo que más vitamina C".

Vamos a ver, ¿usted se comería eso?

No.

Por eso digo que hay que ponerlo en su justa medida.

Y, luego...

Todo esto está bien,

pero para comprar en parafarmacia

hay algunas veces complejos vitamínicos

que mezclan varias cosas, ¿no?

¿Eso es conveniente o no es conveniente?

¿En casos sí y en qué casos no?

Yo iría a por complejos vitamínicos de una determinada vitamina,

por complejos polivitamínicos,

pero en farmacia, que están testados,

y lo más barato posible.

No hace falta

comprarse complejos vitamínicos de 20 euros.

No hace falta.

Ni de 30.

Un buen complejo vitamínico no está de más.

Y ojo con las sustancias que te venden en el herbolario

y que están en polvo.

Tú no sabes lo que hay en el polvo.

Si eso no está precintado bien, tú no sabes lo que hay ahí.

Yo prefiero ir a la farmacia,

tomar estos complejos vitamínicos que ya están precintados y testados,

que ir al herbolario y decir:

"Quiero magnesio marino".

¿Qué más dará magnesio marino o magnesio del Himalaya?

Es magnesio lo que necesitas.

Es verdad.

Porque se pone de moda y quieres magnesio marino

porque funciona.

No.

Los complejos y los suplementos funcionan

y hay personas a las que les funciona,

pero no a cualquier precio ni no cualquier cosa te vale.

Y luego puede ocurrir que un suplemento te sobre.

Que te lo tomes y te haga daño.

Sí.

Por ejemplo, cuando tomas demasiada vitamina C.

Esto no es más dosis, más efecto.

Esto no es así.

A veces,

el efecto antioxidante

que queremos conseguir con la vitamina C

es prooxidante.

Favorecemos la oxidación.

¿Por qué?

Porque todo nuestro organismo está acostumbrado

a trabajar con un determinado nivel de contaminación.

Si lo despejas mucho, si lo abres mucho...

Es un poco como el cielo, ¿no?

Al final, no trabajas bien.

No trabajas bien.

Por lo tanto, ojo.

Para trabajar bien,

nuestro organismo necesita cierto nivel de oxidación.

No vayamos a quitar toda la oxidación.

Y no meternos demasiados...

No triplicamos.

Es que hacemos unas dosis gigantescas,

y eso tampoco es así.

A más dosis, no más efecto.

Hay que hacer las cosas con conocimiento

y consultarlo cuando no se sabe

y no solamente guiarse por lo que diga internet.

Eso es.

Y, además, estar diagnosticado.

Puedes hacer un estudio nutricional y decir:

"Te falta vitamina B12, te falta zinc, te falta hierro,

te falta magnesio, calcio...".

Pero no una cosa indiscriminada.

Y, sobre todo, que tiene que ser un médico

el que te diga lo que falta, la cantidad en la que falta,

y que te diga:

"Tienes que tomar esto para suplementar tu nutrición

o cambiando la nutrición ya no necesitas suplemento".

Efectivamente.

Por ejemplo, el hierro.

Se almacena en el hígado.

Todo el hierro que tomas se almacena en el hígado.

El hígado, cuando tiene mucho hierro,

se vuelve macizo.

Demasiado macizo.

Y eso, de alguna manera, no es bueno

y asfixia un poco a las células y no trabajan bien,

porque los depósitos van comiendo.

Es decir, ojo también con estas cosas.

Hay que pensar con la cabeza a la hora de suplementar.

Me dicen que nos queda un minuto,

y me gustaría mucho que nos dijeras

si realmente debemos tomar suplementos

cuando hay un cambio de tiempo.

Cuando, por ejemplo, vamos a entrar en otoño.

Venimos de vacaciones y cambia mucho la historia.

O, cuando sea, por alguna razón que fuere,

que vemos que hay un cambio en nuestra vida

y necesitamos, a lo mejor, más energía.

¿Vale con desayunar más o además podemos añadir algo?

Sí.

Podemos añadir algo.

Podemos añadir lo que nos gusta y lo que nos funciona.

Por ejemplo, la miel, el té, la jalea...

Todo eso lo podemos añadir.

La vitamina C también.

Aunque no hay una demostración clara y fehaciente,

porque hay estudios en contra y a favor,

también lo podemos tomar.

Ahora bien, hay que desayunar bien.

Y los grupos de siempre.

Los alimentos que no pueden faltar.

Son los lácteos, los cereales y sus derivados

y también las frutas.

Las frutas y los zumos.

Es decir, incluyo eso.

Esos son los tres grupos que no pueden faltar.

Son baratos.

Y un cafelito también. Eso es.

Y luego hay un cuarto grupo

que es café, tomate, té, jamón,

proteína de atún, o nueces...

Todo eso se puede tomar.

De ese cuarto grupo, lo que quieras.

Hay tres grupos básicos que no pueden faltar

y siempre estamos denostando.

"Que no queremos carbohidratos, que no queremos la leche,

que no queremos tal".

"Comer mucha fruta es malo". No.

Hay que desayunar bien.

Muy bien, con eso nos quedamos.

Muchas gracias, amigo. A ti.

Seguimos.

La Universidad Politécnica de Cartagena

nos propone hoy la siguiente pregunta.

¿Por qué no podemos observar ondas de radio?

La universidad responde.

Las ondas electromagnéticas

son la base de las radiotelecomunicaciones

encargadas de transportar información

a través del espacio a la velocidad de la luz.

Son usadas en aplicaciones como la televisión,

la telefonía móvil o las redes inalámbricas.

Pero la luz visible es solo una pequeñísima parte

del espectro electromagnético.

Si nuestros ojos fueran sensibles a las ondas de radio,

veríamos brillar nuestro teléfono móvil

cuando enviáramos un wásap.

¿Por qué nuestros ojos solo son sensibles

a esa pequeña parte del espectro electromagnético?

¿Por qué no vemos las ondas de radio?

La respuesta está en nuestro Sol

y la propia teoría de la evolución y la selección natural.

Recordemos que vemos el mundo que nos rodea

gracias a que el Sol lo ilumina.

Cada estrella emite radiación electromagnética

dependiendo de su temperatura

y nuestro Sol emite, sobre todo, luz visible.

Supongamos que en algún momento de la evolución

hubo dos seres humanos.

Uno con receptores sensibles a la luz visible,

como nuestros ojos,

y otro con antenas para recibir las ondas de radio.

El ser con antenas está en un mundo más oscuro

y en clara desventaja competitiva.

Pero esto nos hace pensar otra cosa.

Si viviéramos en otro sistema solar con un Sol menos brillante,

tendríamos antenas en vez de ojos.

Alexia Dodd es una profesional de larga trayectoria

ligada al sector audiovisual

y socia fundadora del observatorio de las series,

un estudio extraordinariamente interesante

dedicado a conocer cómo somos los espectadores

de las series dramáticas de televisión en España.

Bienvenida.

Gracias por aceptar nuestra invitación.

Vamos a ver, ¿cómo somos?

Yo creo que seremos muy diferentes.

¿O es que hay un perfil tipo?

No.

No hay un perfil tipo

porque el 86,2 % de los españoles,

según la última oleada del observatorio,

ve series,

con lo cual es algo que hacemos casi todos.

Hay pocas cosas que hagamos los españoles a la vez.

Creo que ve menos gente el fútbol. Sí, sí, sí, claramente.

Es un fenómeno trasversal.

Y ese es el objetivo del estudio.

Analizar los usos y actitudes de los espectadores de series

para entender cuánto dice lo que vemos

lo que somos.

Las series trascienden el entretenimiento.

Se han convertido en algo...

Es un fenómeno social que está instalado en la sociedad,

que provoca conversación en todos los ámbitos

y que según las edades y los géneros...

Somos diferentes en función de lo que vemos.

Y dice mucho de nosotros.

¿Y cómo consumimos las series?

¿A través de canales tradicionales de televisión

o cada vez más a través de las plataformas

o incluso de internet?

Yo creo que somos una generación de cuando quiero y donde quiero.

Y la tecnología ha revolucionado completamente

el acceso al contenido,

y eso es el porqué hacemos esto.

Entre la fragmentación de la sociedad,

que es brutal,

y que ya no podemos dividirnos en tribus tan claras,

sino que somos muy diversos y estamos muy dispersos,

la gente sigue viendo mucho la televisión tradicional.

Un 69,2 % de los españoles

ve series en televisión en abierto.

Pero estamos hablando

de que ya hay más de un 60 % de gente

que tiene algún tipo de televisión de pago,

que puede ser de diversas tecnologías.

Es decir, ya tenemos mucho de las dos cosas,

y, en función de nuestras edades y nuestras situaciones vitales,

consumimos de una manera u otra.

Pero se tiende a esa vida donde hay poco tiempo.

Y hay que elegir, ¿no? Y hay que elegir.

¿Y qué elegimos normalmente los españoles?

Los españoles elegimos sobre todo comedia.

Lo sabemos hacer bien además.

Nuestras grandes series y nuestros grandes hitos

han tenido mucho que ver con las relaciones humanas

y con la comedia.

Yo creo que es algo que tiene mucho que ver

con cómo somos aquí.

Ese "nos gusta la calle" y "nos gusta sociabilizar"

se transforma en que vemos eso.

Pero esto cambia mucho en función de las edades.

Digamos que los jóvenes sí que son muy de comedia.

Los jóvenes adultos hombres también lo son.

Las mujeres son más de drama y de comedia romántica.

Los hombres más adultos son de cosas históricas

y documentales.

Cambia en función de nuestras situaciones vitales.

¿Y qué se puede saber

a través de lo que a uno le gusta ver?

Para determinar cómo piensa o cómo...

Nosotros observamos en la primera oleada que hicimos,

que entramos ahí diciendo:

"¿Cómo entramos en el universo de las series?

Hay tantas".

Yo creo que ahora el fenómeno se ha instalado.

Yo, que veo muchas series y que me dedico a esto,

casi siempre que me preguntan por una serie,

algunas veces ni la conozco.

Ahora ya no hay esos fenómenos.

Yo creo que con "Juego de tronos" probablemente ha terminado

un fenómeno de esos que todo el mundo ve.

Pero sí observamos desde el primer estudio

que la gente, en función de lo que ve,

tiene unos estilos de vida

y consume un tipo de cosas parecidas.

Al final, eso es lo que reflejan las series,

porque en nuestro entorno social y en nuestro momento vital

buscamos un tipo de contenido

y, luego, como siempre, nos agrupamos mucho.

¿Los que ven series de la BBC cómo son?

Eso es un poco difícil.

Esas series que son históricas y documentales

y suelen ser series grandes

son más de hombres y de jóvenes adultos.

Tanto con hijos como sin hijos.

Pero son géneros como más masculinos que femeninos

en ese caso.

Sí.

¿Y series documentales se ven?

Pues cada vez se ven más.

De hecho, este año,

uno de los géneros que más se echa de menos,

porque también preguntamos por eso, que qué echas de menos,

son series basadas en hechos reales

y en cosas documentales, ¿no?

Porque, en general, quieren eso.

Pero, sobre todo, los jóvenes declaran este año

que ven series para aprender.

A mí me parece que es una cosa que nos dice mucho,

porque siempre nos metemos mucho con los jóvenes

porque han dejado de leer.

En realidad, no han dejado de leer.

Siguen aprendiendo de otra manera porque la tecnología...

Bueno, sí, han dejado de leer, pero ven muchas series.

Aparte de para evadirse,

entretenerse y formar parte de su grupo social,

lo hacen para aprender.

Las series basadas en hechos reales y documentales

les interesan mucho.

¿Cuánto tiempo dedicamos normalmente a ver series?

Un montón.

Un montón, ¿no?

Y, luego, a lo que no dedicamos.

Salen cosas como no dormir o no hacer nada.

Hemos dejado de dormir para ver series.

Le dedicamos...

El año pasado,

entre una y dos horas nos salía entre semana,

y este año va más de dos a cuatro horas a las series

todos los días.

Y ha bajado un poco el consumo en fin de semana.

A mí eso me parece una buena noticia.

Los jóvenes salen

y los conciertos en directo cada vez...

Los eventos en directo están teniendo una repercusión.

Al final, no estamos encerrados con los cascos

delante de una pantalla todo el rato.

Aparte que se comprende bien

que a lo largo de un día que tienes que hacer muchas cosas

tengas algo de ocio y que sea en casa, ¿no?

Pero, fíjate, que le dedicamos una o dos horas.

Es casi el tiempo libre que tiene la mayoría de la gente.

Y por eso dicen...

Nosotros lo ponemos en nuestro estudio.

Las series son importantes en la vida de la gente.

Esto es un dato muy relevante.

Vivendi publicó este año un estudio

donde decía que para más del 80 % de la gente

las series son importantes en su vida,

porque están...

Yo conozco a gente que decía cuando terminó "Mad men":

"No sé cómo va a ser mi vida cuando ya no tenga este...".

Volver a ver series de esas es muy difícil.

Sí, sí, sí.

Es que, además, están en todo.

Yo leía hace un par de días que están en la educación,

que están en un discurso político, que están en un hospital...

Realmente,

el entretenimiento forma parte de nuestra vida

en todos los ámbitos.

La movilidad ha hecho que esto suceda.

¿Y cómo influyen?

¿Influyen dando ejemplo?

Influyen de muchas maneras.

Depende de las edades.

Sirven para evadirse y para entretenerse.

Cuanto más mayores somos menos vinculados estamos.

En el sentido de que es más un entretenimiento.

Las vemos porque nos gustan.

Por eso,

las series históricas y basadas en hechos reales

gustan más a un segmento más mayor.

Las vemos para entretenernos, para evadirnos y tener conversación,

porque ahora parece

como que si no has visto "La casa de papel"

o "El ministerio del tiempo",

qué haces.

Estás fuera de la conversación.

Las vemos para diferentes cosas según nuestros estados de ánimo.

¿Y por qué no hay más series sobre vida cotidiana

y menos series sobre muertes, asesinatos y gente rarísima?

Ya.

Bueno, eso es difícil.

Nosotros,

que somos varios fundadores en este observatorio...

La parte de sociología es de Belén Barreiro,

que trabaja con nosotros.

María José Álvarez está más en los temas comerciales.

Pero Belén siempre dice:

"Porque queremos huir de nuestras realidades

desde el punto de vista sociológico".

O vemos cosas muy cercanas,

por eso la comedia funciona muy bien y los formatos cortos

y una cosa más liviana,

o vemos distopías

que están tan lejos de la realidad

que la catástrofe de la crisis dices "voy a llevarla al extremo".

Un poco por eso, ¿no?

¿Y ahora mismo cuáles son las series favoritas

del público en España?

Eso es muy difícil

porque hay tantos listados y tantos puntos de vista.

Están los listados para...

Es curioso,

porque las series más vistas no son las más valoradas.

Pero yo sí diría

que las series españolas han subido muchísimo,

y eso es un orgullo.

Creo que este país

ha tenido una escuela de guionistas y de técnicos

impresionante

y ahora...

Han subido dentro y fuera de España.

Sí, sí, sí.

De repente,

tenemos nuestras historias locales...

En Polonia.

Y vas a Sudamérica...

El año pasado estaba en Cuba

y los cubanos han visto todas las series españolas.

Y eso está bien, ¿no?

Creo que estamos más orgullosos de nuestras historias,

y somos capaces de hacerlas globales.

Y, luego, que el español es un idioma hablado

por tantos millones de habitantes del planeta

que tenemos esa oportunidad.

Yo creo que hay grandes series como "La que se avecina",

como "Cuéntame" o como "Aída".

Luego, están las series de referencia

que son "Juego de tronos" y "La casa de papel"

en los últimos.

Y, bueno, depende de la temporada.

Pero nuestras grandes series del abierto

siguen siendo las más vistas.

¿Cómo somos los españoles

desde el punto de vista de este informe que habéis hecho?

Bueno, yo...

No podemos declarar cómo somos del todo en ese sentido

porque somos muy diferentes.

Pero lo que sí creo es que hay dos cosas.

Una es que estamos más pegados a nuestra realidad local.

Yo creo que eso

de "veíamos cosas muy lejanas a lo nuestro"

dice mucho de nosotros.

Da la sensación

de que nos gustan nuestras historias.

Nos hemos reconciliado con nosotros mismos en cierto modo.

Creo que nos hemos reconciliado y ya no tenemos...

Tenemos una generación joven y un montón de mujeres escribiendo

de las que estamos orgullosos,

y ya no tenemos esa cosa de lo americano y lo nuestro.

Eso yo creo que está bien.

Y que somos curiosos.

Yo creo que dice que somos bastante curiosos

y que sí que nos gusta conocer muchas cosas, ¿no?

Además de estar en la calle.

Que ha sido siempre la definición de cómo somos.

Muy bien.

Ha sido un verdadero placer.

Muchísimas gracias. Gracias a vosotros.

Enhorabuena por este estudio.

Seguiremos. Claro que sí.

Gracias.

Seguimos.

La Cárcel, Segovia Centro de Creación,

acoge la séptima edición de "Galerías",

la exposición

que hasta el próximo mes de diciembre

muestra los 25 proyectos de intervención artística

seleccionados en la convocatoria

que realiza anualmente el ayuntamiento de Segovia.

Hay proyectos artísticos de arquitectura,

de pintura, de música...

Muchos proyectos que pretenden la integración

con el público que venga.

Este año especialmente podemos ver algún proyecto más

sobre la temática del exilio,

porque, aunque la convocatoria ha sido libre

tanto en temática como en técnica,

este año queríamos hacer un guiño y premiar de alguna manera

a los proyectos que hablasen del exilio

dado que celebramos el 80 aniversario

del exilio republicano español, ¿no?

"Las mil y una noches. ¿Para perder la sonrisa?"

intenta explicar un tema que a mí siempre me ha interesado.

Es el tema de la libertad del ser humano y tal.

Entonces, bueno,

es como que hasta qué punto el ser humano encerrado

pierde lo más valioso que tiene,

que es la calidad humana, el compartir.

Investigando,

porque a mí me interesaban las prisiones,

estuve mirando la Prisión Modelo de Barcelona

y algún proyecto,

vi "Galerías" de Segovia y pensé: "Esto es lo mío".

Investigué, encontré a María Salvo, una presa franquista catalana,

y esto me empezó a meter en un tema

hasta que lo asocié a mis presas, las presas catalanas.

Yo trabajo en Torroella de Montgrí, y de ahí es Dolors Bassa.

Esto fue lo que me llevó hasta este punto, ¿no?

La idea era plasmar

cómo hay esta bipolaridad de separar la mente,

que es realmente lo que yo creo que en las cuatro paredes funciona.

El cuerpo está aislado. Intenta evadirse.

Hasta qué punto puede conseguirlo.

Pero lo esto también nos crea la duda

de decir hasta qué punto

este hastío provoca el efecto deseado.

Por esto,

enfatizo el pequeño huevo

que separa y aísla la sonrisa que proyecta la sombra sobre la cara

y nos crea la duda de decir:

"¿Pierde la sonrisa?".

Bueno, de dejo ahí la pregunta.

A mí me parece una buena oportunidad

porque yo me he sentido libre

a la hora de decidir y probar, etcétera, ¿no?

Entonces, además, pienso que este espacio es especial.

Es mucho más interesante que otras galerías u otros museos

donde pueda haber hecho otra exposición, ¿no?

Es una oportunidad.

Me pareció un sitio ideal para contar una historia como esta

y me parece estupendo

que se incentiven este tipo de propuestas.

Ojalá muchas más.

Es una instalación

que quiere ser un homenaje a Elisabeth Eidenbenz,

que fue una maestra suiza

que con veintipoquitos años

y en el peor clima imaginable que es en el Entreguerras,

entre la Guerra Civil y la II Guerra Mundial,

creó una maternidad

en medio de los campos de concentración

donde recogía a las mujeres embarazadas

que estaban a punto de dar a luz

y les daba una posibilidad

de que sus hijos nacieran y crecieran allí.

Se calcula...

que salvó casi a 600 niños

que salvó casi a 600 niños de una muerte segura,

ya que el índice de mortalidad en los campos de concentración

era del 95 %.

La instalación está creada a partir de cianotipia sobre textil,

sobre prendas que he ido rescatando de mercadillos

y he ido encontrando y son más o menos de esa época.

Permite mediante un proceso analógico

estampar estos retratos

que pertenecieron a la época de Elisabeth

y a la Maternidad de Elna.

Me interesa sobre todo trabajar el continente,

y que de alguna manera participe de lo que tú estás contando.

Me parece superinteresante.

Trabajo mucho con el álbum familiar,

con fotografía antigua rescatada en general,

y por eso también esta instalación basada en retratos de esa época.

Lo que yo quiero visibilizar es la discriminación de género

que sufrimos las mujeres cuando estamos en prisión,

porque una mujer presa tiene una doble condena.

Por estar presa y por ser mujer.

Es un poco para mostrar esa rotación.

Entras al patio, sales del patio, vas a la celda, sales de la celda.

Y es la rutina constante y día a día que se va repitiendo.

Se escucha el megáfono y los testimonios en paralelo,

porque en esos testimonios está el megáfono presente.

Se entienden los testimonios,

pero tiene que estar esa voz que los atraviesa, ¿no?

Cada pista tiene el objetivo que tiene.

A mí sí que me gusta ser útil

y no solamente recrearme en mi artisteza entre comillas,

sino ser útil

para intentar cambiar un poco la visión de las cosas.

Es una apuesta clara del ayuntamiento de Segovia

a través de la Concejalía de Cultura

porque queremos que este espacio...

Es un espacio muy especial y muy mágico

al cual se acerca la gente

buscando también otro tipo de propuestas alternativas

a lo que se suele ver habitualmente en los museos convencionales.

"Galerías" proporciona esa posibilidad, ¿no?

25 celdas con propuestas muy diferentes

y muy divertidas.

Es una manera de ver, de entrar, de jugar, de participar.

En esta edición podeos ver proyectos artísticos

siempre contemporáneos

donde te proponen oler, escuchar, ver...

Incluso correr, ¿no?

En una de las propuestas

el espectador tiene que correr hacia ningún sitio, ¿no?

Y, bueno,

yo creo que es una invitación muy bonita

para acercarse al mundo contemporáneo.

Habla sobre el exilio personal

obligado por razones profesionales o sociales.

Y se trata de un vídeo que está grabado en París,

donde yo estuve una temporada con esa especie de exilio,

en una cinta de metro de una estación de tren.

La cinta de correr es ese símbolo

en el que estás andando, pero no andas hacia ninguna parte,

que se relaciona con el vídeo

y que, al final, no sabes muy bien dónde vas.

En este mundo que actualmente es muy deportivo

y muy sano

sabemos hasta dónde podemos llegar.

Queridos amigos,

bienvenidos a una nueva edición de Radio Cobra

en la séptima edición de "Galerías" aquí en Segovia.

El programa que vamos a presentar hoy

gira en torno a la memoria, la guerra, la violencia y el exilio.

El proyecto que vamos a presentar hoy

mi familia y yo en primera persona

se basa en los relatos

que he ido recogiendo a lo largo de meses de mis tías,

y más concretamente de mi madre y mis tía abuelas,

que están vivas y bastante conscientes.

El proyecto se va trenzando en torno a mi madre,

que es una mujer de 80 años con alzhéimer

que es capaz de recordar con nitidez toda su infancia

o distinguir perfectamente a Rajmáninov

de Mozart o de Chopin,

pero que no se acuerda de lo que hizo ayer.

Qué es la violencia humana, ¿no? Al final, la reflexión es esa.

Todo se cuenta a través de la arquitectura,

que es la memoria humana, la carne humana.

La arquitectura creo que es lo que más sufre

el desgaste de una guerra, ¿no?

Las hambrunas, el insomnio

y, luego, someterte a destruir una ciudad

como estamos viendo ahora mismo en Siria, por ejemplo.

El proyecto va evolucionando, nunca repito.

Utilizo parte del material para hacer el siguiente capítulo,

pero nunca repito el mismo número;

lo cual es muy osado por mi parte.

Pero me parece muy interesante porque...

Hay algo en el teatro que está bien, en todas las artes,

pero que está mal.

A mí me aburre ver la misma obra dos veces.

No sé si a todos le pasa.

La "performance" me parece más interesante

porque puedes profundizar

y desarrollar aspectos más experimentales

y no repetir.

El proyecto partía de la música, y sigue siendo el hilo conductor.

La voz humana y la música.

Estas portadas de discos que están en el suelo

y que he recogido

son parte de un proyecto visual

que acompaña a las instalaciones que presento.

Siempre intento incluir portadas de discos

porque tienen esa visualización del sonido.

Todas las portadas de discos tienen esa cosa.

Intentan sintetizar en una imagen, de un solo golpe,

la sensualidad, la política,

el contenido musical, las tendencias,

el aspecto erótico de cada generación,

los 70, los 80, los 90...

Una de las cosas que más me fascinó de Roma

fue la luz.

La luz es como amarillenta, como ámbar, ¿no?

Y de la obra de Borromini diría 1000 cosas.

Cuando lo descubrí,

fui como recorriendo recorriendo y recorriendo

y buscando cada uno de los edificios de Borromini.

Y cómo rebota la luz

y cómo hace la textura con la piedra.

Aquí quise buscar algo parecido, pero que fuera mío propio.

Y lo llamé "Variaciones sobre el tema de Borromini"

trabajando un material que a mí me era más propio.

Fue, en este caso, metal, ¿no?

Y es algo mío.

Conseguir estas piezas

nos ha llevado mucho muchos días de trabajo.

No queríamos encargarlo en fábrica.

No queríamos un acabado futurista, sino un acabado de tela.

Entonces, para hacerlo, hemos estado más de una semana

poniendo unos moldes cilíndricos y doblando.

Y con la propia forma de nuestro cuerpo

y, base de poco a poco ir ejerciendo fuerza,

el material iba deformando.

Iba deformando e iba cogiendo su límite elástico

hasta que conseguíamos la forma.

Nos gustaban las variaciones del propio material estático,

el rebote de la luz cuando la entra.

A medida que pasa el día, es precioso estar aquí,

porque, según el ángulo, va cogiendo en un borde u otro.

Y también me interesaba muchísimo la gente.

Cuando entras

y esto empieza como a reflejar y a jugar con la otra luz

y se convierte en una instalación viva.

La idea era que la luz, al pasar a través de estos espacios,

se desplegara por la cárcel,

que es un lugar que parece como de opresión,

de no dejar esa libertad,

y se transformara en lo contrario.

En un sitio donde cabe todo el mundo,

en un sitio más de alegría, de libertad y diversidad.

El elemento, que es un octógono...

La necesidad de que cada lado, que es diferente,

y cada panel, que es de distinto color...

Es muy necesario para mantener la unidad de todo.

Esa importancia

de que todos tienen que formar un único elemento

es básico.

Y hay que aceptar cada lado para mantener el resto.

La verdad es que es un proceso que ha sido muy pensado

y, luego, además, muy trabajado fuera de la cárcel

y aquí dentro.

Ha habido que hacer muchas modificaciones

y muchas rectificaciones

para que el resultado fuera el que queríamos.

Es inesperado.

Siempre que se hace un proyecto por muy fotomontaje que hagas

y por muy buen...

-No sabes cómo va a quedar. -Nunca.

Y la realidad siempre supera con creces

todo lo que tú te hubieras podido imaginar.

Es una obra narrativa

que cuenta la historia de un proceso de cambio

entre una vida que dejé y una nueva vida.

Durante todos estos años,

en el proceso de duelo de separarse de un lugar

donde yo estudié arte,

para mí fue muy importante la ciudad,

yo estuve dibujando

e imaginándome los lugares que había dejado

y que quizás contendría el carrete.

Estos dibujitos que veis aquí los hice durante todos estos años.

He escogido algunos para la exposición.

Y los dejaba en una cajita con el carrete.

Yo lo dejé, coincidió con este proceso,

y las fotos que han salido

son fotos de extrañamiento, en el fondo,

porque cuando yo vine de Londres,

los paisajes españoles no los entendía.

Tienen lectura sobre la ciudad.

Las grandes ciudades.

La espectacularización de la ciudad.

Yo he hecho dibujos de la vida cotidiana,

que en el fondo es la vida que son las ciudades para nosotros.

Es la vida cotidiana, es la casa.

Tiene también...

Es una obra que puede hablar sobre la tecnología

y los procesos tecnológicos.

Los artistas somos trabajadores.

Esta convocatoria me parece que sí reconoce

el trabajo de los artistas.

El vídeo se basa principalmente

en los textos de María Zambrano, en "Claros del bosque".

Estaba fascinada por el lenguaje de María Zambrano

y me metí mucho

en su manera de expresarse.

En la razón poética que ha creado ella,

que es una filosofía que abarca también lo inexplicable.

Trabajamos mucho con música contemporánea

desde el silencio.

Y cuando hay silencio,

al final te das cuenta

de que se abren los oídos al infinito.

Mis vídeos trabajan mucho con el tiempo.

Cuando tienes movimientos muy sutiles,

de repente entras en otro espacio y otra sensibilidad.

Con mi vídeo quería evocar

la sensibilidad de María Zambrano que está en sus textos,

y que envuelve al público también que entra en esta atmósfera.

Es una obra homenaje a Federica Montseny,

la primera mujer ministra en España

durante la Segunda República.

Lo que quería mostrar con la obra

es rescatar este aspecto íntimo

de un personaje histórico

y, al mismo tiempo, intento de esta declaración,

recoger sus ideas.

Lo que me interesa de este estado de privación de libertad

hablando de lo que es la mujer

es qué puede suponer el amor.

Qué puede suponer una relación o un matrimonio,

cualquier tipo de relación,

y cuestionarlo a través de ella.

Invito fuertemente a que el espectador se siente,

que cierre los ojos y que escuche.

Creo que es una cosa que nos olvidamos de hacer,

y que es muy necesaria.

Escuchar al otro.

Espacios para el arte del Canal de Isabel II

mantiene abierta una muy sugerente exposición

del trabajo fotográfico de Francisco Ontañón.

Francisco Ontañón es un fotógrafo que es hijo de la posguerra.

Esto es algo que se nota

y, de alguna manera, no es que determine,

pero sí está en su mirada

y en su manera de acercarse a la realidad.

Pero dentro de este grupo

que caracterizó desde finales de los 50

a la fotografía española

él, junto a otros, defiende la fotografía útil.

La manera de ser útil para ellos

fundamentalmente va ligada, por una parte, a la profesionalidad,

no ser un "amateur", sino un profesional;

y, por otra parte, a la imagen impresa,

porque en esa época

la manera de circular de la imagen es impresa en algún soporte

o de alguna manera.

En esta exposición podemos ver tres momentos.

Es decir, esa pequeña etapa como "amateur",

y, luego, toda su dedicación al reportaje.

Dentro de esa sección hay dos elementos claves.

Uno, que pese a ser un profesional, es un autor.

Por lo tanto,

la exposición y lo que se puede ver aquí

es como que hay un autor en el profesional.

Y el otro polo es la fotografía

más ligada a la cultura visual o a un soporte.

Es decir,

que igual que el reportaje se publicaba en revistas,

hizo un gran trabajo, pero enorme,

estuvo una década y circuló muchísimo, lógicamente,

como portadista de discos.

Es decir, hacía las cubiertas delos discos.

Son diez años enteros de trabajo,

y mucha capacidad de decisión para exteriores,

para las poses, para el vestuario...

Ahí no había un equipo de producción como podría ocurrir hoy.

Era él y el cantante

y decidían "nos vamos aquí" o "te pones esto"...

Y, sobre todo, su capacidad

para meterse dentro del rostro del personaje.

Esto es algo muy difícil de hacer, y que nadie hacía en esa época.

Después, la otra faceta

dentro de esta fotografía más mediatizada

y ligada a los soportes muy concretos

son las portadas para libros.

Es un trabajo muy pionero

que es casi el comienzo del libro de bolsillo.

Lo hace con Daniel Gil, y es muy pionero

tanto en términos de diseño como de producto cultural.

Me gustaría invitar a los madrileños

y todos los que nos visitan en estos días

a pasarse por la sala Canal

a ver la exposición de Francisco Ontañón.

Es una exposición fotográfica

que recoge buena parte de la obra de un fotógrafo excepcional

que fue capaz de retratar tanto la sociedad

como los personajes de su tiempo.

Es la mirada particular

de un hombre que lo hizo todo en la fotografía.

Es una muestra que está abierta a todos los que estamos aquí.

Es una muestra gratuita

y que tendrá abiertas sus puertas hasta el 3 de noviembre

en la sala Canal.

La colección De Bolsillo de Alianza Editorial

acaba de publicar este libro,

"Diez lecciones sobre los clásicos",

en el que el profesor de Literatura Comparada

de las universidades de Cambridge, Perugia, Pescara

y de la Sapienza de Roma, entre otras,

Piero Boitani,

nos cuenta lo que para él ha significado

acompañarse toda la vida

de la lectura de los clásicos grecolatinos.

La "Ilíada", la "Odisea", los presocráticos,

la lírica griega arcaica, el teatro o la creación de Roma

aparecen comentados con una frescura e interés

que sorprenden a cualquiera.

Se trata de un texto escrito

a partir de una serie de 10 charlas de 35 minutos

que dio en la radio suiza en lengua italiana

para introducir en el mundo clásico a un público no académico.

El resultado es sencillamente deslumbrante

con símiles y comparaciones bastante sorprendentes

y esclarecedores.

Un texto muy alejado de la mera información,

una auténtica y vivificante interpretación

del mundo antiguo.

Recuperamos un breve fragmento de nuestro trabajo

sobre el Observatorio de Arte Urbano

con Elena García Gayo al frente.

Vemos un fragmento

y el resto, como siempre, en la red.

Nosotros concebimos la conservación del grafiti del arte urbano

como una conservación de abajo arriba

y no de arriba abajo.

Un comisariado público

que luego sí que es verdad que tiene que desencadenar

que un montón de profesionales hagan su labor

y hagan lo que tienen que hacer,

pero que la idea inicial surja

de una propuesta urbana, de una propuesta de la calle.

Si alguien, algo, una obra, es importante

para un barrio o para una comunidad,

es esa comunidad la que tiene que iniciarlo.

Y luego sí que es verdad

que luego tiene que haber unos medios

y tiene que haber unos registros

y tiene que haber una serie de apoyos

para que eso pueda llevarse a cabo.

Hasta aquí llegamos hoy lunes.

Mañana volvemos con Jorge Castellanos,

del RACE,

para hablar con él

del tipo de accidentes que se producen en las rotondas;

y con Mar Asunción, de WWF,

para hablar con ella del libro de William Nordhaus,

Premio Nobel de Economía del año pasado,

sobre cómo revertir el cambio climático;

un par de documentos respectivamente

sobre cómo es vivir en un país que no figura en ningún mapa,

y una nueva colaboración

de la televisión educativa iberoamericana.

A partir de las 10:00 como siempre en La 2.

Gracias por estar ahí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 14/10/19

La aventura del saber - 14/10/19

14 oct 2019

Ofrecemos los reportajes "Galerías 2019" y exposición Francisco Ontañón. Además, entrevistamos al médico y periodista Nicolás Romero y a Alexia Dodd, de El Observatorio de las series.

ver más sobre "La aventura del saber - 14/10/19 " ver menos sobre "La aventura del saber - 14/10/19 "
Programas completos (1732)
Clips

Los últimos 6.148 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios