www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4215476
Para todos los públicos La aventura del saber - 12/09/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Les saludamos desde la magnífica fachada de la catedral de Granada,

verdadero monumento del Renacimiento español

y una de las catedrales más grandes que hay en España.

La segunda en dimensión.

Piensen que estaba prevista la construcción de dos torres,

de las cuales, finalmente, solo se construyó una.

Que cada una de las torres tenía que tener 80 metros.

Solo se construyó una, y en tres de las 7 alturas que debía tener,

y llega a 60 metros.

Hoy vamos a visitar esta catedral.

Vamos a recorrer algunos de sus lugares más emblemáticos

con la ayuda del sacerdote Miguel Ángel Morell,

que nos irá dando los detalles artísticos e históricos relevantes.

En un día en que también estaremos en la Capilla Real,

donde están los restos de los Reyes Católicos,

Juana Loca y Felipe "El Hermoso",

y nos dará todo tipo de detalles sobre su historia

el capellán Manuel Reyes.

Además, les ofreceremos un documento

sobre el artista vasco Agustín Ibarrola

y su proyecto Ibarrola en Garoza.

Visitaremos Muñogalindo, donde el paisaje de la dehesa

dialoga con el arte de vanguardia.

Y en otro momento del programa seguiremos nuestro viaje

hasta la cueva de Valporquero, León.

Comprobaremos que está llena

de maravillas naturales subterráneas.

(Música)

Ya estamos dentro de la catedral y vamos al encuentro

del canónigo don Miguel Ángel Morell.

Muchísimas gracias por recibirnos. Nada, Salvador. Esta es vuestra casa.

Oye, ¿cuánto tiempo se tardó en construir esta enrome catedral?

Hemos dicho antes que era la segunda en dimensiones de España.

Pues sí, esta catedral se construyó a partir de 1523 durante 181 años.

Se acabó en el año 1704, con estas últimas bóvedas.

Porque todo empezó desde aquella parte.

(ASIENTE) Y se hizo al estilo

que se llamaba antiguamente "a lo romano" o renacentista.

Claro, porque por aquí donde estamos pasando

no pasó Carlos I, ¿no? No, no pudo pasar por aquí.

Carlos I no pudo ver esta obra tan grande.

Porque en 181 años, las cosas se iban haciendo muy lentas

y por eso tiene distintos estilos. Claro.

Fíjate que siendo renacentista,

en el que la dimensión humana aparece en todo su esplendor,

Carlos V quiere hacer un templo en el que haya mucha luz.

¿Mucha luz por qué?

Porque es el esplendor de su reino, es el esplendor de la fe,

es el esplendor de esa victoria que él tenía de ese macroimperio.

Para eso le dan una altura que no es propia del Renacimiento.

Por eso digo que hay una mezcla entre el Renacimiento, el Gótico...

Estas columnas, por ejemplo, parecen muy altas, ¿no?

Pero por un detalle que Diego de Siloé quiso hacerle,

y es ponerle estos pedestales.

Porque las columnas tienen que tener una dimensión concreta.

Entonces, no puede ser el fuste, lo que hay entre basa y capitel,

no puede ser muy alto.

Por eso le pone este pedestal

y luego le añade arriba otra pequeña columna para aumentar.

Ahora estamos pasando por un lugar especial, ¿no?

Sí, es muy especial para nosotros.

Aquí hay grandes personalidades de la vida española, ¿no?

Sí, aquí tenemos a Alonso Cano enterrado.

Gran artista, y que se encargó de decorar en el siglo XVII,

sobre todo, el retablo mayor y parte de la catedral.

Y teníamos también ahí a Mariana Pineda

por una serie de... ¿Circunstancias?

De circunstancias, sí. La tenemos.

Oye, el altar, eh...

No sé, hablemos de él. Yo he leído que es redondo.

Que es muy especial porque no abunda.

Hablemos un poco de eso, y también del retablo.

Ya, bien. Es que el altar, que sea redondo,

ya es propia y típico del Renacimiento.

Y tenemos algunas series de mausoleos,

por ejemplo, en Roma el Santo Sepulcro,

en el que el mausoleo es redondo. ¿Y por qué es redondo?

Porque en el Renacimiento todo lo que es circular

es como divino, representa a Dios.

La perfección. La perfección, el infinito.

No tiene principio ni fin. Y por eso es circular.

Y el retablo tiene algunos secretos.

Sí, tiene algunos secretos.

Lo que tiene es un plan iconográfico, que se llama.

Un plan que nos enseña algo.

Empieza desde la eucaristía, luego las columnas con los apóstoles,

los padres de la Iglesia, que ahí viene un pequeño secreto.

Porque Carlos I, cuando quiso construir esta catedral,

la hizo pensando para que fuera

el enterramiento de los reyes de España.

Detrás de esos cuadros... Luego quedó en El Escorial.

Luego quedó en El Escorial.

Por eso, esos cuadros de atrás están como los nichos

que habría, donde estarían los reyes enterrados.

Luego está la serie preciosa de Alonso Cano

de "La vida de la Virgen".

Y luego ya las vidrieras que representan la vida del Señor

con el cielo al final.

Desde el suelo... A la bóveda.

A la bóveda de 45 metros,

que empieza desde el suelo y termina en el cielo.

¿Te parece que vayamos al lugar donde, si hubiera estado,

podría haber estado Carlos I?

Que no está. No está.

Sí, fenomenal. Pues venga, vamos, si te parece.

Vamos.

Respecto a la catedral en tiempos de Carlos I,

¿ahora dónde nos estamos situando?

Estamos situándonos en lo que es el retablo circular.

Ya dentro, lo hemos visto antes desde fuera.

Ahora dentro, que es lo que sería la primera catedral.

Porque aquí habría un muro hasta lo alto de 23 metros

que es cuando termina el arco toral,

y la catedral estaría enfocada hacia allí.

Todo lo demás viene posteriormente.

Lo que pasa, Miguel Ángel, es que si miramos hacia allá,

no hay mucho fondo, no es muy grande.

No, no es muy grande. Es circular totalmente,

como si fuera un mausoleo al estilo de Roma, del Santo Sepulcro

donde estarían los reyes enterrados aquí.

Entonces, aquí es donde se encuentra el centro de la catedral.

Porque es la catedral primera.

Y estaba previsto que creciera hacia ese lado, ¿no?

Efectivamente. Luego, más adelante, está previsto que...

Pero ya desde tiempos de Carlos I.

Otra cosa es que se haga posterior.

Pero es verdad que ya Carlos I quería que se expandiera hasta allí.

A Carlos I le unía una relación especial con Granada.

Sí, porque él conoció a su mujer en Sevilla, Isabel de Portugal.

Y en dos horas de haberla conocido, casi se casaron.

Y se vinieron de viaje de novios aquí a Granada.

Aquí pasaron un tiempo. Iniciaron una larga tradición.

Una larga tradición, sí.

Aquí pasaron un tiempo muy bueno, quedaron enamorados de Granada.

De hecho, de ahí viene también el palacio de Carlos V,

donde ellos querían vivir

y hacer como centro de su reinado de España

aquí en Granada. Claro.

Carlos I no llega a estar nunca en la catedral

porque no estaba todavía hecha. No, no.

Y él ya está fuera. Ya está fuera.

Su reinado llega hasta 1556.

Y la catedral se acaba en 1704. Claro.

Entonces, claro, ya con Felipe V es otra historia.

Dos siglos. Dos siglos.

Hemos hablado antes de 181 años. De 181 años, sí.

Muy bien, pues si te parece bien, hablaremos luego de las capillas.

Ahora yo voy a dar paso a un contenido que hemos preparado.

Es un contenido que nos lleva hasta Muñogalindo.

Allí, el gran artista vasco Ibarrola dialoga con la dehesa.

Vamos a verlo.

(Música)

-Me inspiraron las cosas que fui conociendo.

Y que eran cosas muy diversas.

Particularmente, el conjunto de culturas

que se acumularon en toda esta zona,

las lecturas que hice para comprender mejor

todos los edificios, los castros celtas,

en fin, todo lo que había aquí

de referencias a grandes culturas

de otros tiempos.

(Música)

-Yo voy a las manifestaciones de Basta ya

convocadas por mi amigo Fernando Savater.

Allí conozco a Agustín brevemente.

Y luego, un amigo común me dice que Agustín está muy agobiado

porque le han intentado quemar el almacén que tiene todavía

en un polígono industrial cerca de su casa.

Me encontré con él.

Vi que era un hombre absolutamente llano, esencial.

Un hombre de gran valor humano, aparte de ser un gran artista.

Y se me ocurrió, al conocerle mejor,

que este era un sitio que le iba a gustar.

Y, efectivamente, le dije: "Ven a Ávila, quiero enseñarte algo".

Vino durante cuatro veranos seguidos.

Se quedó en casa. Venía aquí, trabajaba todo el día.

Y ha dejado estas 115 piedras preciosas

y que yo espero que en el futuro sean un punto de referencia

para los que vienen a Ávila y puedan pasearse por aquí.

-Conocí a Ibarrola ya en el año 71

en una exposición que hacía él en la galería Mikeldi.

Era yo un estudiante que empezaba Bellas Artes

y con un grupo de amigos acudimos a la inauguración

y allí Agustín Ibarrola nos dijo algo, habló de un cuadro.

Y desde entonces, me quedé bastante impresionado.

Porque Agustín Ibarrola, en esos momentos,

junto con Chillida y con Oteiza eran los más grandes artistas.

Los artistas internacionalmente más reconocidos en España.

Luego yo le conocí ya cuando hizo esta intervención.

A partir de 2005, a principio de 2006,

es cuando estuvimos con él aquí invitados por Carlos Aganzo,

un grupo de artistas abulenses.

Pasamos el día con él, vimos esto, nos hablaron del proyecto,

y empezamos a colaborar con él.

Muchos, y fundamentalmente yo, porque yo soy de Muñogalindo.

Mi relación con Agustín empezó en ese año y hasta ahora.

He pasado mucho tiempo con él aquí en las rocas

pintando, comiendo, hablando...

Desde entonces hemos hecho una gran amistad

con él y con toda su familia.

Me considero un colaborador importante

de todo este trabajo de Agustín.

Yo creo que es un artista esencial.

Un artista que no se anda por las ramas.

Que utiliza el color y los trazos de una manera muy esencial.

No es nada retórico en su arte.

-Bastantes intervenciones, unas ocho.

Las más importantes para los críticos que conocen más a Agustín Ibarrola

son El Bosque de Oma, esta de Muñogalindo,

y la que hizo con las traviesas en el Ruhr, en Alemania.

Esta es un poquito más mágica.

Agustín ya tiene más años y es más libre y se suelta,

aunque es pura geometría pero, fundamentalmente,

cualquier persona que no conoce profundamente

los planteamientos geométricos de Agustín Ibarrola verá libertad.

Al llegar, ves casi un expresionista.

Pero luego te vas dando cuenta, al ver la obra,

que, realmente, hay un trasfondo geométrico en todo.

-Las piedras pintadas de Agustín enlazan con el origen.

Aquí hubo castros celtas.

Hay todavía restos, vestigios importantes.

Y Agustín vuelve al origen, a la piedra,

a la mano estampada en la piedra, a los petroglifos.

Y él hace una versión actual de ese concepto artístico

que es el origen del arte.

Si pensamos lo que significa la mano marcada en la piedra,

es como que el hombre, el ser humano, se pregunta quién es.

Yo creo que todo es lo que está también

en la pintura de Agustín, porque esta naturaleza,

tan potente como son estas piedras de granito,

lo que en el fondo te reclama es eso: una conversación contigo mismo.

Comenzamos una restauración en el año 13. Estaba ya muy perdido.

Es una pintura normal, es Titanlux normal, clásico...

sobre granito.

Lo cual quiere decir que la única diferencia, primero,

sería la base.

El granito, como ven, tiene una base que no siempre es muy limpia

porque los propios musgos y líquenes hacen que esta base tenga rugosidad.

Se utiliza a veces esta base para obtener esa textura.

Y otras veces no. Otras veces lo limpia más.

Y la pintura cae sobre la propia piedra.

Eso lo que hace, para un restaurador como yo,

es complicarnos la vida.

Porque nosotros, a la hora de restaurar,

tenemos que hacer lo mismo que hizo él.

Cuando restauras la obra de un pintor vivo,

hay que hacer lo que él dice, primero.

Y segundo, hacerlo como él lo hace. Y nada más, no hay más teoría.

Hicimos un estudio piedra por piedra, conseguí los colores exactos,

porque el color se había degradado muchísimo,

con una carta de colores ajustamos el color,

y como casi siempre son puros, hay muy pocas mezclas,

no nos ha dado problemas.

En cada piedra sabíamos lo que íbamos a utilizar.

Se traía, nos posicionábamos, organizábamos y restaurábamos.

Intentando siempre hacer el mismo gesto de Agustín Ibarrola.

Cosa de lo más importante en esta restauración.

Esta pieza es sencilla.

Sin embargo, para restaurar tiene más problema.

Porque aquí no utiliza el color plano

como ha utilizado casi siempre en las rocas

y en las que el esfumado él lo consigue por frotación.

Aquí no, el esfumado, el degradado, lo consigue por mezclas,

como se suele hacer en la pintura.

Va usando de unos colores más puros a otros más claros por mezcla

hasta que se funden con el color de la piedra, el verde,

que está pintado por la naturaleza, diría Agustín.

Puesto que la naturaleza está pintando con él.

Ahí pinta la naturaleza, aquí pinto yo. Como veis aquí.

-Me gusta mucho porque Agustín aquí la ha dado movimiento a la pintura

de una manera bastante curiosa.

¿Veis el sol?

Se ve perfectamente el círculo amarillo

y todas las manchas solares.

Pero si os desplazáis a la parte contraria,

la parte oeste de las piedras, allí está Levante y aquí Poniente,

la parte de Poniente es la luna

y aparecen todas las manchas azules y el círculo blanco de la luna.

Es precioso, porque si nos desplazamos,

en muy pocos metros tenemos el sol y la luna.

-Tenemos aquí una especie de representación

de un juego de líneas verticales y horizontales

que, al estilo Mondrian, se cruzan unas con otras.

Agustín dice que el mismo Mondrian no hace una planimetría,

sino que juega también a la tridimensionalidad,

puesto que hay unas líneas que se meten debajo de otras.

O unas se superponen.

Con lo cual, se crea un espacio tridimensional.

Aquí lo vemos claramente.

Las manchas, como veis, son manchas expresivas.

No estamos buscando una línea Mondrian.

No es un hombre de tiralíneas.

Agustín es un hombre expresivo, como decía antes.

La estructura es geométrica,

pero el planteamiento plástico es expresivo.

O sea, es un hombre que pinta con el corazón

y estructura, como decía hace poco, con la razón.

-Y esta iniciativa que se me ocurrió

de traer aquí a Ibarrola también tiene como finalidad

la de colaborar con el progreso del Valle Amblés de Muñogalindo

y de Ávila y del arte en general.

Porque Ibarrola es uno de los pocos artistas en el mundo

que trabaja directamente en la naturaleza

Yo estoy muy contento de haber hecho esto.

En fin, el trabajo ímprobo de la propia fundación Asocio...

En fin, de todos. Todos hemos puesto aquí

y todos han estado a la altura de lo que se esperaba.

El proyecto consiste en la ejecución del repintado de las piedras,

del punto de información...

Es un proyecto en colaboración con el propietario de la finca,

con Alfredo Melgar, con el artista Agustín Ibarrola

Nos pareció bien para promocionar el turismo de la comarca,

de Muñogalindo y de toda la comarca del Valle Amblés.

Y creemos que es un complemento perfecto para la ciudad de Ávila.

Puesto que lo que ofrecemos y lo que se ve en Ibarrola en Garoza

es completamente distinto a lo que puede ver

cualquier turista en Ávila, visitante o persona.

(Música)

-Hay una confluencia entre el pensamiento de Agustín Ibarrola

sobre la naturaleza, ese aspecto colaborativo,

que no es que pinte sobre ella, es que colabora con ella

para reivindicarla, para valorarla, para que la apreciemos y la veamos.

Y la fundación Tatiana Pérez de Guzmán

también tiene un contenido importante sobre la naturaleza.

Hicieron un especial aquí sobre la sociedad sostenible.

La sostenibilidad, la naturaleza, el desarrollo rural,

que el hombre viva en su medio de una forma digna.

Hay una confluencia muy importante.

Yo he llegado a pensar que si se hubieran conocido

Tatiana Pérez de Guzmán Y Agustín Ibarrola

hubieran sido buenos amigos, ambos tienen una idea parecida.

Yo creo que es interesante para esta ciudad

que esta confluencia se haya dado porque nos interesa a todos.

-Agustín Ibarrola, internacionalmente,

es el artista más importante en intervenciones sobre naturaleza.

La del Bosque de Oma ya tiene 10 o 15 años.

No sé si fue del 90 y tantos.

Aquí ya es un Agustín Ibarrola de 80 años, maduro, libre.

Esto es un juego mágico.

Yo, la primera vez que estuve aquí, los primeros años, en 2005 o 2006,

pensaba cuando paseaba que había venido Merlín con su varita

e iba tocando, porque el paseo por aquí lo que nos hace

es que, de repente, un color salte.

Ha venido a dar color a esta tierra castellana, vetusta y austera.

Nos ha dado color, como un hombre mayor, ya maduro,

que sabe lo que quiere, que se permite la libertad

porque su cabeza está estructurada de tal forma

que la libertad nunca le hace desvariar,

sino que siempre tiene su contenido teórico

como un buen hombre del Equipo 57 o como un buen constructivista.

Pero se permite la libertad de un hombre expresivo, de corazón.

Agustín tiene un corazón tan grande que tiene pintar con esa libertad,

que no puede dejar de ser expresivo.

Agustín Ibarrola, para mí que forma parte de esa...

Ha encontrado refugio aquí. Encontró otra casa.

Una casa que, además, le quiso, y le quiere, con mucho afecto.

Y fue asimilándose y comentándose entre la gente del pueblo,

gente de alrededores, en la comarca,

que es, al fin y al cabo, algo importantísimo

en la comarca, en el Valle Amblés, que haya esto en Muñogalindo.

Y los vecinos lo han acogido, francamente, de una forma singular.

-A mí me gustaría, primero, que se valore esto.

Tenemos que saber lo que tenemos, y tenemos una joya.

Es un regalo maravilloso que nos ha hecho Agustín.

El arte contemporáneo tiene estos saltos impresionantes.

De pasar de lo que acostumbramos a considerar arte

que es poner sobre una superficie, el cuadro, color o estructuras,

a pasar a que la naturaleza forme parte.

La naturaleza es parte importante del arte mismo.

(Música)

(Música)

De vuelta junto al canónigo de la catedral de Granada,

Miguel Ángel Morell.

Bueno, estamos frente a una capilla,

pero ¿qué significación tenían las capillas?

¿Eran como iglesias dentro de las iglesias?

Sí, efectivamente, lo has dicho muy bien.

Porque viene de la Edad Media en que existían las hermandades,

que hoy llamamos cofradías también.

Entonces, estaban representadas en las distintas iglesias.

Cómo no, en la iglesia madre, que es la catedral,

cada una tenía su representación

y por eso cada una tiene una devoción distinta.

Por ejemplo, hemos elegido esta del Cristo de las Penas.

La hemos elegido porque es la más antigua.

La más típica renacentista.

Aunque luego tiene añadidos del siglo XVIII en color y tal.

Pero es un estilo humanista, un estilo equilibrado.

Y por eso la hemos elegido.

Y tienen su devoción justo para eso,

para que se vea representada cada hermandad,

cada grupo de la iglesia.

Y hay otras capillas con otros estilos, ¿no?

Aquí tenemos otros estilos que podemos ver.

Pues venga, vamos a verlos, si te parece bien.

Está claro, Miguel Ángel, que en este caso

el estilo es barroco. Sí, totalmente.

Hemos empezado por una capilla renacentista.

Y pasando otras capillas que son renacentistas

tirando ya con elementos barrocos,

pasamos a una capilla totalmente barroca.

Que ya sabes que dentro de las 15 capillas laterales

que hay alrededor de la catedral,

el Barroco lo que intenta siempre es atraer los sentidos.

Lo mismo que el Renacimiento da una sensación de luminosidad,

de equilibrio... Al Barroco eso no le importa tanto.

Lo que le importa es saltar los sentidos

del que la está mirando.

Y tiene una gran significación, además de importancia artística.

Cuéntanos un poco de la significación de la capilla.

Dedicada a la Virgen de la Antigua. Efectivamente.

Es una devoción muy arraigada en Granada

en los tiempos del siglo XVII.

Precisamente yo he dicho antes que cada capilla

respondía a un tipo de hermandad o a un colectivo.

Esta era el colectivo de los notarios.

Aquí venían a celebrar la eucaristía los notarios.

Se reunían, hacían oración.

Ese es el sentido que tiene. La talla es una preciosidad.

Sí, es una talla preciosa del siglo XVII.

Muy bonita y, además, que conserva muy bien el estilo...

El estilo así...

...que se llama decorativo, manierista,

que va queriendo arrancar al que lo ve

una traza de ternura hacia la Virgen.

Muy bien, pues yo creo que podemos seguir viendo otras capillas.

Hay más estilos artísticos, habrá alguna más reciente.

Sí, del Neoclásico. Pues vamos a verla.

Y esta capilla es mucho más moderna, hasta cierto punto.

Sí, sí. Por eso quería yo enseñárosla como última capilla.

Porque ya es la parte neoclásica.

Cuando ha venido el Barroco, que hemos visto, tan recargado,

esta capilla para nosotros tiene mucha importancia

porque ya está viendo la última etapa de la construcción de la catedral,

en la que el Neoclásico tiene, primero, un estilo muy sencillo.

Un estilo que recuerda también lo clásico.

Aquella Roma clásica, con unas líneas muy concretas, definidas y simples.

Con lo cual, se vuelve, en cierto modo, al Renacimiento.

Efectivamente, sí, eso es así.

Pero con un estilo mucho más claro en líneas y en equilibrio.

En proporciones pero, sobre todo, en equilibrio.

Luego, también esta capilla, como va después del Barroco,

que se lucha contra el Barroco.

Porque no se quiere tanta decoración.

Pues para nosotros es muy importante

porque es donde estuvo, primeramente, el coro de los canónigos.

Claro, tenemos allí el altar. Efectivamente, sí.

Como yo había dicho, esta capilla que ahora está detrás del altar,

era la que antes estaba delante.

Muy bien. Pues de verdad, muchísimas gracias, Miguel Ángel,

por estos minutos que has compartido con nosotros.

Por compartir con nosotros tu sabiduría.

Y por la paciencia que has tenido.

Nada, gracias a vosotros por poder compartir este saber

con todo el mundo. Gracias a vosotros.

Hasta siempre, gracias. Gracias, Salvador.

Nosotros nos vamos a seguir ahora el programa.

Nos vamos a desplazar hasta la cueva de Valporquero, León.

(Música)

(Goteo)

En el Pleistoceno de la Era Cuaternaria,

las aguas del arroyo de Valporquero comenzaron a disolver la roca caliza

abriendo el corazón de la montaña leonesa

y creando una de las maravillas subterráneas

más espectaculares de España.

Estalactitas, estalagmitas, columnas y demás formaciones

son esculpidas a capricho,

iterando con sutiles caricias una obra de arte natural

en la provincia de León.

La cueva de Valporquero es un viaje al interior de la Tierra

que nos sumerge en un tesoro geológico

modelado por la naturaleza durante más de un millón de años.

Es uno de los conjuntos cársticos más impresionantes de la península

y destino perfecto para los amantes de naturaleza, aventura y geología.

-El proceso es sencillo.

Hay que tener en cuenta dos elementos importantes: la roca y el agua.

Hay una zona donde se acumula mucha cantidad de agua,

La roca caliza tiene alguna característica

que permite con facilidad el paso del agua.

Como son las fisuras, las grietas, cualquier huequecito,

y también la porosidad.

Entonces, todo influye para que el agua, poquito a poco,

vaya entrando, vaya abriéndose camino por el interior de un macizo calizo

como es este donde nos encontramos,

y vaya ensanchando esas galerías, esos conductos,

formando y dando lugar a cavidades de este tipo

más que nada, por erosión y también por desprendimiento.

Luego, hay otro elemento, que es el decorativo.

La naturaleza también proporciona esa belleza impresionante

del agua que poquito a poco, a fuerza de disolver la caliza,

va penetrando por los poros del terreno,

y eso ya se consigue de esa manera.

Afluencias mucho más pequeñas de agua.

Ya no es un curso de agua abierto,

ya no es un curso de grandes dimensiones ni mucho caudal,

sino que hay poros que, poquito a poco, dejan pasar el agua,

al mismo tiempo dejan pasar el carbonato cálcico

que arrastra el agua.

Por enumerar, podemos ver lo característico,

colgando del techo estalactitas, esas formaciones puntiagudas.

Acaban en puntita, normalmente.

Y las estalagmitas, la formación contraria

Esas dos formaciones son opuestas pero crecen en un mismo eje

dando lugar a una columna porque van creciendo,

se unen en la misma línea

y dan lugar a columnas espectaculares.

Grandes columnas.

Y luego, otras formaciones que se deforman

por la circulación del agua, como son las estalactitas abanderadas

y grandes formaciones,

como pueden ser las cascadas o coladas.

Las coladas son una especie de cascadas

donde el agua fluye de manera continua.

Y hay alguna otra formación característica,

como son los microlagos.

Son pequeños depósitos en planos inclinados suaves.

Ahí se generan una especie de estanques.

Una formación bastante bonita, espectacular.

Menos abundante que el resto quizás.

Y luego, alguna formación muy especial: las excéntricas.

Característica formación que se desvía en todas direcciones.

Parece una explosión de carbonato cálcico, de calcita.

Principalmente, la coloración que se ve en la cueva

es un tono ocre, marrón, rojizo.

Depende del óxido de hierro principalmente.

Luego, aparecen algunas zonas un poco más oscuras

que contienen óxido de manganeso.

Y el blanco más puro que podemos encontrar en la cueva

es la calcita en sí sin ningún tipo de...,

más limpia, sin ningún tipo de impureza

como puede ser cualquier tipo de óxido.

No solo puede parecer un decorado, esto tiene movimiento.

Esto está en crecimiento constantemente.

Tiene movimiento.

Y por supuesto que hay microfauna.

Hay unos seres que habitan aquí, que están siempre aquí,

aquí viven, aquí mueren, aquí se alimentan.

Y aquí se reproducen.

Las formaciones a veces podemos identificarlas con algo.

Muchos visitantes comparan el encuentro de formaciones

con personajes un poco rayando ya la fantasía.

Lo más destacable en formaciones viene a ser una figurita, un busto,

que se asemeja mucho a un fantasma.

El nombre prácticamente se lo han dado los visitantes.

Una de las salas en concreto se llama la Sala de las Hadas,

yo creo que precisamente por el nombre de origen fantástico.

El hada sabemos que no existe, proviene de la fantasía.

Pues aquella sala reúne unas características

que rayan bastante con eso.

¿Pequeñas maravillas? Pues una sala muy concentrada.

Toda la belleza que se puede encontrar

en un espacio natural de este tipo concentrada en ese espacio.

Incluso el agua, que la mayor parte del año,

muchos meses, está presente.

Gran Vía. Tenemos una galería impresionante con muchísima altura,

muy estrecha, además, muy rectilínea,

que define perfectamente el nombre: Gran Vía.

Un espacio largo, de más de 100 m. Espectacular.

Y una sala como Maravillas, por ejemplo,

que es donde nos encontramos, pues no hay más que decir.

(Música)

-Aquí, en la cueva de Valporquero, ofrecemos un abanico bastante amplio.

Para descubrir la cueva y para adentrarte en ella.

Desde una visita turística de una hora de duración

por las primeras salas,

que prácticamente todo el mundo la puede realizar,

con las limitaciones lógicas de la movilidad

y del terreno por el que estamos transitando,

hasta un recorrido de espeleoaventura

a realizar con neoprenos, con cascos,

hacer rapel, hacer saltos,

para un público bastante más aventurero.

El año pasado, con motivo de la celebración del 50 aniversario,

se decidió poner en marcha un recorrido

en el que la primera parte se hiciera totalmente a oscuras.

A oscuras, excepto unos pequeños frontales

para ver dónde se pisa.

Para dar una visión distinta de la cueva.

La mayoría de los visitantes cuando vienen se sorprenden

al ver las dimensiones de la cueva

porque la ven iluminada completamente.

Aquí pretendíamos al revés,

que la gente se metiera un poco en el papel de primer explorador

y que la sorpresa se la llevaran al final,

en la segunda parte del recorrido, ya con la cueva totalmente iluminada.

Esta es una cueva viva que está en constante cambio,

en constante evolución.

Y cuando digo cambio y evolución, me refiero a tiempo geológico,

no de hoy para mañana.

Pero sí que en algunas estaciones, como puede ser la primavera,

si ha venido un invierno con bastantes nevadas,

en la época del deshielo se puede ver en las primeras salas

el discurrir del arroyo de Valporquero.

Eso crea un añadido del agua saltando

y un ruido que, en ocasiones, llega a ser ensordecedor.

Por el contrario, si venimos en julio o en agosto,

de lo que vamos a disfrutar es del absoluto silencio,

que se rompe de vez en cuando por la gota de agua

que cae de la estalactita.

Son dos visiones totalmente distintas de la cueva.

Quizás estamos ante el recorrido turístico

no en longitud más grande,

pero sí que las galerías y las salas tienen una dimensión más grande

de las cuevas turísticas que hay abiertas en España.

También podemos hacer una pequeña ruta por el exterior,

una ruta que denominamos la ruta del Exokarst,

para tener una visión más en conjunto de la parte interior del karst

y la parte exterior del karst.

Yo recomiendo venir con ánimo de pasar el día completo.

Hay un turismo de cuevas y un público específico de cuevas.

Y es más, la cueva de Valporquero, junto con otras cuevas,

hace años fundaron la Asociación de Cuevas Turísticas Españolas,

a la que se han ido incorporando distintas cuevas

y que estamos intentando crear una cultura del mundo subterráneo.

De hecho, ahora mismo se está intentando tratar

de que se declare el día 6 de junio como el día internacional

de las cuevas y del turismo subterráneo.

Pretendemos dar a conocer la importancia del mundo subterráneo.

Hay que tener en cuenta que las cuevas no solo son lugares

para estar o para pasar, sino que estas de roca caliza

son uno de los mayores almacenes de agua dulce

que existen en el planeta.

También hay que resaltar la importancia socioeconómica

que tienen las cuevas, el turismo de cuevas,

ya que las cuevas están donde están, en pueblos pequeños,

en zonas de montaña generalmente.

Lo que contribuye al desarrollo económico

de las zonas donde se ubican las cuevas.

Es un aspecto que hay que tener...

Es cada vez más importante conjugar la conservación

y la preservación de la cueva

con el desarrollo socioeconómico de la zona donde están ubicadas.

(Música)

-Es una joya de la montaña y es una joya que tiene la Diputación

como una zona especial en la montaña.

No ya solo por lo que es,

sino por lo que dinamiza toda la zona de la montaña,

porque hay que pensar que esas 73 000 personas que visitan

al final acaban comiendo, acaban durmiendo,

acaban haciendo actividades durante sus visitas en el entorno.

Y eso crea una economía paralela a la cueva,

que yo creo que es importante.

Dentro de la página que tenemos en la cueva,

pueden hacer la reserva. Individual, de grupos.

Y decimos un poco lo que hay alrededor.

Hay que pensar que tenemos un espacio natural,

que es un espacio de acceso a la cueva,

que son las Hoces de Vegacervera.

La gente de León la tenemos vista y no te sorprende,

pero seguro que si vemos ese espectáculo de montaña

en Australia, decimos que qué maravilla.

Es un espacio natural importante en la provincia de León,

y yo creo que es la antesala a las cuevas,

que sorprende a aquellos que no lo conocen.

Estamos cerca en invierno de la zona de esquí,

de San Isidro, por la parte de atrás, la parte de Leitariegos,

con lo cual, tenemos una actividad importante en esa zona de la montaña.

(Música)

Hemos intentado darle otras alternativas.

Este año hemos hecho el "Valporquero insólito",

que es hacer una visita sin luz con una especie de frontal

para tener otro tipo de sensaciones en una cueva con esas dimensiones.

Es un recorrido que hacemos los jueves y los sábados

y que lo tenemos lleno.

Por otra parte, hay un espacio lúdico-deportivo,

que es el curso de aguas,

que yo sigo manteniendo que es la actividad de turismo activo

más importante en España, es una actividad supercompleta.

Este año hemos tenido alrededor de 3300 visitas.

Es una actividad de casi cuatro horas con neoprenos, por debajo del agua.

Cuando el arroyo de Valporquero se sumerge en las profundidades,

hay que acceder a él con sus actividades, con rapel...

A veces hay que hacer una especie de submarinismo.

Una actividad bastante completa.

Valporquero, estamos a 45 minutos de León,

con lo cual, se puede hacer una visita a la cueva

e incluso volver a León a las tres a comer.

Con lo cual, creo que es una actividad

y una visita rápida y que puede hacer cualquiera

que nos visite un par de días.

(Música)

(Música)

Nos encontramos en la antigua lonja de Granada,

que hoy da acceso a la Capilla Real, donde reposan los Reyes Católicos,

donde hemos quedado con su capellán. Bienvenido.

Muchísimas gracias, don Manuel Reyes.

Gracias por aceptar nuestra invitación

y por invitarnos a su casa. Gracias.

¿Qué es exactamente lo que vemos aquí?

¿Qué es lo que ayuda a entender lo que hay dentro?

Estamos en la antigua lonja de la ciudad, como acabas de decir,

que se incorporó a la capilla en el siglo XIX.

Porque la Capilla Real es una capilla,

y luego, una gran sacristía, que es el museo.

Pero esto sirve de entrada a los visitantes

y, además, para descubrir el sentido del monumento

y por qué están enterrados aquí los reyes fundadores,

Isabel y Fernando, fundamentalmente.

Y eso lo vemos en el cuadro famoso de "La rendición de Granada",

cuyo original está en el Palacio del Senado,

y esto es una magnífica copia del siglo XIX.

Porque "La rendición de Granada" culminó la empresa de generaciones

y generaciones de españoles de la reconquista

y consumó la unión de los dos grandes reinos de Castilla y Aragón.

Además, se impulsó el descubrimiento de América

desde aquí, en el año emblemático de 1492.

Otros elementos importantes que hay aquí

es la figuración que hay, mediante fotos,

de los que están enterrados en la capilla,

y que son elementos que al visitante le resulta difícil ver

por su situación.

Están los retratos de Felipe y de Juana en este sitio.

Tanto el retrato de las estatuas adyacentes del mausoleo

como de otros que están en un altar lateral,

que podremos ver seguramente a continuación.

Mientras que en este lado están los de Fernando e Isabel,

también del mausoleo.

Y, en este caso, de unas esculturas que están en el museo.

Y el cuarto elemento que da sentido a este ámbito

son estas pinturas murales,

que nos recuerdan el carácter civil de este ámbito.

Son pinturas murales del siglo XVI.

En concreto, este ámbito se hizo en el 1518.

Y las pinturas son, cuando esto ya estuvo terminado,

antes de 1523.

¿Por qué se sabe eso?

Porque representan el escudo de la monarquía de Carlos V,

pero antes de ser coronado emperador, porque el águila no es bicéfala.

Mientras que, sin embargo, están todas las representaciones

de los reinos que componían el inmenso dominio europeo

de la dinastía.

Entonces, está Castilla, León,

está Aragón,

con Sicilia, con Nápoles, con Córcega.

Luego están los reinos que vinieron de la casa de Austria

y de la casa de Borgoña.

Pues el Tirol, está Austria propiamente dicha,

está el ducado de Borgoña, está Flandes...

La gran representación de lo que significó

la España del siglo XVI.

Pues vamos, si le parece, a ver el mausoleo desde arriba,

que se ve muy bien, y nos va explicando la razón

por la que los Reyes Católicos están aquí justamente.

¿Cómo es la historia que explica que los Reyes Católicos

estén enterrados ahí abajo?

Los Reyes Católicos tomaron la decisión de enterrarse en Granada

alrededor del año 1504.

La reina enfermó en esa primavera y se refugió en Medina del Campo,

pasó allí todo el verano,

y el 13 de septiembre de 1504

firmó la carta fundacional de una capilla en Granada

donde ella pudiese recibir su sepultura.

El 12 de octubre, un mes después,

hizo testamento, donde reiteró ese mandato,

y además señalaba que como, naturalmente,

la capilla no iba a estar hecha aún,

se enterrase mientras se hacía

en el convento de San Francisco de la Alhambra.

Allí se conserva el sitio donde estuvo...

Donde está hoy el parador. El parador nacional de turismo, sí.

De hecho, murió el 26 de noviembre.

O sea que estamos hablando de unos meses, una cosa así.

Entonces, el querer enterrarse, como he explicado antes,

es una señal de lo que significó Granada para ellos.

Pero esa herencia la tomaría después su nieto Carlos V,

que quiso hacer de la capilla el enterramiento

no solo de sus abuelos y de sus padres, sino de la dinastía.

Y aunque eso ya se cortó con Felipe II al hacer El Escorial,

esto quedó ya donde estaba.

Esa es la razón de por qué quisieron enterrarse aquí.

¿Y cuál es la razón por la que esta capilla

no está unida a la catedral?

No se puede llegar desde la catedral hasta aquí.

La capilla siempre ha sido exenta con respecto a la catedral,

porque como era patrimonio real, pertenecía al patrimonio real,

nunca estuvo adosada a la iglesia.

Era una institución con su propia personalidad.

De hecho, la puerta principal da a la catedral,

pero es porque la catedral se construyó

posteriormente a la capilla.

La capilla se hace entre 1506 y 1517,

mientras que la catedral se comenzó después del año 1520.

Esa es la razón.

Con posterioridad, hubo que abrir nuevas puertas.

Una que da a la iglesia del Sagrario,

y otra, que da a la calle, que es la entrada habitual.

¿Le parece que demos un paseo entre el mausoleo

y hablemos un poco de la historia de Juana la Loca

y Felipe el Hermoso? Con mucho gusto.

(Música sacra)

¿Quién toma la decisión de que Felipe el Hermoso

y Juana la Loca estén...?

En realidad, la capilla la hicieron los Reyes Católicos para ellos.

No habían previsto ninguna otra cosa. Pero fue Carlos V,

que se enamoró de Granada realmente.

Hizo de Granada la ciudad imperial.

Por eso se hizo el palacio de Carlos V.

Y decidió que fuera el enterramiento de la dinastía.

Entonces, en primer lugar, mandó el cadáver de su padre,

Felipe, que vino aquí en 1525,

después de la peregrinación que tuvo por todos los campos de Castilla.

Una historia increíble, ¿no?

Increíble la peregrinación del cadáver, sí.

Vino aquí definitivamente en 1525.

Después, siguió,

porque en 1539 murió la emperatriz Isabel,

la esposa de Carlos V y madre de Felipe II.

También vino aquí el cadáver en el año 1539.

En el año 1549, todavía hubo una segunda venida

de la primera esposa de Felipe II, que es la princesa María,

con dos hijos que había tenido: Juan y Fernando.

Pero todos esos enterramientos culminaron con el cadáver de Juana,

que murió en el 1555.

Juana vivió 50 años más que su marido.

Vivió recluida en Tordesillas.

Vino en el 55.

Pero a los pocos años... A pesar de que enloqueció de amor,

según nos contaba la película. Exactamente, exactamente.

De Juan de Orduña. Sí.

En el año 1574, fue Felipe II

quien retiró el cadáver de su madre,

el cadáver de su primera esposa

y de sus dos primeros hijos,

y se los llevó al Escorial, porque había hecho el Escorial,

y quiso que aquello fuera el enterramiento de la dinastía.

De tal manera que primero es los Reyes Católicos para ellos;

luego, Carlos, con la idea de que sea el enterramiento de la dinastía;

y Felipe termina con ese proyecto.

Pero realmente lo que le da sentido a la capilla

son los Reyes Católicos. Y singularmente, Isabel.

Muchos de los visitantes, sobre todo hispanoamericanos,

también de Norteamérica, los hispanos de Norteamérica,

vienen como el que viene a un santuario,

porque vienen al sepulcro de la mujer que da sentido a su historia.

A la historia de América, del descubrimiento

y de la evangelización.

Entonces, eso es lo que da sentido fundamentalmente a la capilla.

Don Manuel, ¿y en aquella puerta?

Aquella puerta da accedo a la sacristía, que es un museo,

porque la reina quiso que se conservaran aquí

cantidad de recuerdos suyos.

Además de los recuerdos personales, muy significativos,

como es la corona y el cetro, o la espada de Fernando,

lo principal, desde nuestro gusto de hoy,

son las tablas de devoción,

que es una colección de pintura flamenca preciosa,

y también algunas obras de primitivos italianos,

singularmente, un Botticelli y un Perugino.

Y algunos otros primitivos hispanoflamencos,

sobre todo de Pedro Berruguete y de Fernando Bermejo.

Un verdadero tesoro. Eso es un tesoro,

que fue el detalle que quiso ella dejar para Granada,

la ciudad que fue su ensueño y lo que fue la corona de su reinado.

Muchísimas gracias, de verdad.

Un tesoro como el que usted nos ha regalado generosamente.

Con mucho gusto. Gracias.

Y bienvenido. Mucho gusto.

Nosotros seguimos. Vamos a recuperar ahora un fragmento

de un reportaje que hicimos hace ya un tiempo

que se tituló "Las ciento volando"

y que trata sobre cómo una comunidad de personas hace comunidad

haciéndose fotos.

(Música)

"Las ciento volando" surge como todos los buenos proyectos

escritos en una servilleta: en los bares.

"Las ciento volando" nos definimos como...

Bueno, pues un estudio de arte participativo.

Lo que hacemos es diseñar, llevar a cabo y también evaluar

proyectos de arte participativo,

es decir, arte que se sumerge en una comunidad

o arte que, desde una comunidad, genera un proceso creativo

en el que se habla sobre una temática, un conflicto,

una riqueza que está presente en esa comunidad,

entendiendo la palabra comunidad como un grupo de personas

que vienen a un taller y que les une una temática,

o como un grupo de personas que viven en un barrio concreto,

o como personas que han pasado por prisión,

o como jóvenes.

-El colectivo Cross Border de teatro participativo

nos ha pedido una colaboración en el festival Una Mirada Diferente

para el Centro Dramático Nacional,

y vinimos a dinamizar una actividad de fotografía participativa

en la que los propios actores se fotografían a sí mismos,

y esas fotografías van a ser parte de la escenografía

de la muestra final.

-Lo que hacemos es generar esos proyectos,

también formar a personas que quieren aprender de las metodologías

que nosotras utilizamos en este proceso de intervención.

Cómo lo hacemos a través de la fotografía,

aunque también usamos otro tipo de dinámicas,

desde la danza, desde teatro, y cómo llevar eso a cabo.

Formamos a trabajadores sociales, a antropólogos, a artistas.

Nosotras venimos del campo de la fotografía,

y muchos artistas quieren saber cómo su trabajo

puede ser aplicable a la sociedad, cómo puede ese proceso creativo,

que para los artistas es muy importante,

cómo las personas lo puedan generar

y cómo se puede hablar de temáticas sociales

a través de los procesos creativos.

(Música)

-Hacemos mucho hincapié en explicar y hacer pequeños proyectos creativos,

que, durante las sesiones que hacemos,

podrían ser proyectos de un curso entero,

pero lo agrupamos y fomentamos que la creatividad

suceda en poco espacio y en poco tiempo,

y de esa manera conseguir acotar la creatividad

y conseguir un producto en cada sesión que hacemos,

que puede ser de una hora y conseguir fotografías

que resuman lo que quieren contar las personas,

con un enfoque, con una temática, con un encuadre muy concreto.

(Música)

-Últimamente hemos desarrollado un proyecto para profesores

de Primaria y Secundaria en Castilla-La Mancha.

Hemos impartido talleres en La Casa Encendida

para profesionales de lo social, fotógrafos, artistas en general,

psicólogos, terapeutas...

Una mezcla bastante variopinta.

Y sobre la aplicación de la fotografía participativa

en distintos ámbitos.

Aprovechamos a hacer actividades muy rápidas

porque sirven para disparar la creatividad.

Vamos a dividirnos en grupos y cada grupo elegirá un tema,

un subtema.

Dentro de esto, dentro de ese subtema,

vamos a ver, yo qué sé, la publicidad y el género.

Vamos a definir qué objetivos,

qué queremos comunicar con nuestro proceso artístico,

cuál es el público objetivo de nuestras imágenes,

las decisiones técnicas o estéticas que podemos usar con la cámara

para lograr ese objetivo.

(Música)

Antes de marcharnos, como cada día,

vamos a hacerles una recomendación de lectura.

En este caso, de un escritor que fue residente y paseante

de esta ciudad en tiempos.

Antonio Muñoz Molina, que publicó en 1988

"El Robinson urbano" en la editorial Pamiela

de la ciudad de Pamplona.

Se trata de una serie de artículos llenos de observaciones muy frescas

del joven que entonces era Antonio Muñoz Molina

sobre esta ciudad,

y comparándola con otras grandes ciudades literarias del mundo,

como, por ejemplo, Alejandría y Nueva York.

El libro es fantástico.

Se puede conseguir fácilmente en las ediciones sucesivas

que ha hecho la editorial Seix Barral.

Así nos vamos. Esperamos que vuelvan mañana todos.

Vamos a estar en la Universidad de Granada,

en distintos lugares significativos de esta universidad,

una de las más antiguas de España. Pasen un buen día.

(Música créditos)

  • La aventura del saber - 12/09/17

La aventura del saber - 12/09/17

12 sep 2017

Veremos los reportajes "Ibarrola en Garoza" y "Cueva de Valporquero". Además, entrevistaremos a Miguel A. Morell, canónigo de la Catedral de Granada, y a Manuel Reyes, Capellán Mayor de la Capilla Real.

ver más sobre "La aventura del saber - 12/09/17 " ver menos sobre "La aventura del saber - 12/09/17 "
Programas completos (1414)
Clips

Los últimos 4.199 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios