www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4630622
Para todos los públicos La aventura del saber - 11/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola a todos, buenos días. Gracias por elegirnos.

Bienvenidos a una nueva semana en "La aventura del saber"

que comenzaremos, como siempre,

con una saludable consideración gastronómica de Rafael Ansón.

Luego, hablaremos del valor de la mentira en la vida humana

con Daniel Tubau, autor de "El arte del engaño",

una edición crítica y anotada de "El arte de la guerra" de Sun Tzu

que, recordemos, es un libro que se estudia

en prácticamente todas las escuelas de negocios del mundo.

En la segunda parte del programa cambiaremos a los números

para que Santi García Cremades nos ayude a entender

qué son y para qué sirven los llamados números reales

y los números irracionales.

Que son, por lo menos es lo que tengo entendido,

los que no se pueden precisar al máximo

porque tienen un número ilimitado de decimales.

Ya veremos lo que nos cuenta luego Santi.

Hoy, además, conoceremos a los Díez, unos diseñadores de profesión

que un buen día decidieron reconducir su creatividad

hacia la poesía visual,

sin abandonar por ello el diseño industrial.

Visitamos una exposición de su obra

en el Museo Nacional de Artes Decorativas.

Seguimos luego de visitas.

En este caso, nos vamos al barrio de Vallecas

de la Comunidad de Madrid,

para asistir a un taller de electrónica textil.

Allí se fomenta la creatividad aplicando las nuevas tecnologías,

y quienes acuden lo disfrutan muchísimo.

Podremos comprobarlo.

(Música)

Hola, bienvenidos, como siempre, al "Minuto gastronómico"

en compañía de don Rafael Ansón.

Hoy, hablamos con él de si habrá en el futuro alimentos para todos.

¿Los habrá?

Alimentos va a haber, el ser humano no está dispuesto a morir de hambre.

Hace falta que haya alimentos en condiciones.

Unos alimentos que nutran adecuadamente

y que sean saludables, solidarios, sostenibles y satisfactorios.

Creo que sí.

Creo que la tecnología actual permite generar y crear alimentos

para satisfacer a la gente.

Otro problema distinto va a ser la distribución,

el comercio, cómo llegan a los sitios.

Que se desperdicie menos.

Una de las grandes tareas ahora de las ONG y las instituciones

es procurar que se tiren menos alimentos,

que se conserven más.

Que tengamos un sentido solidario a la hora de comer.

Que si no nos vamos a tomar el pan, no pedimos dos barras.

Dejemos una para que pueda llegar a comedores colectivos

o al Banco de Alimentos,

o que puedan, incluso, beneficiar a gente que esté fuera del país.

Yo creo que el gran problema que se está generando

es cómo consigues todo eso

manteniendo la sostenibilidad,

no arruinando la tierra con ocho cosechas

y que dentro de diez años no dé ninguna,

no sacando todos los peces del mar...

Pero fíjate que ahora, concretamente en España ya,

que el 40 % del pescado que comemos en España

ya es de piscifactoría, ya lo crea el ser humano.

Es ganadería, realmente.

La palabra "cultura" nace con la agricultura.

Es el cultivo del campo. Millones de años.

Luego, creamos carne, que es la ganadería.

Miles de años.

Los pescados los estamos haciendo en 50 años,

y en gran medida, gracias a España.

O sea, que crees que sí, que eso va a ser así,

que no vamos a... Como en la película "2001".

En absoluto. ¿Te acuerdas? Que tomaban pastillas.

Además, quiero decir otra cosa porque me hace mucha gracia.

No es igual un rodaballito de piscifactoría

que un rodaballo salvaje de siete kilos.

Es verdad, no es igual.

Pero si lo cocinas bien, está igual de bueno.

Yo conozco un cocinero, Ramón Freixa,

que hace un rodaballo de kilo frito a la andaluza,

que es un plato maravilloso.

Y es un rodaballo de piscifactoría.

De todos modos, una de las cosas que se dice,

y ahora que te tenemos aquí para que nos lo aclares,

es que, a veces, tienen mucha penicilina.

Que le ponen para que no...

También en el mar hay mucho mercurio y tampoco están muy buenos

desde ese punto de vista.

Yo creo que, como es natural,

como ocurre igual con el tema de la ganadería,

depende de que le des pienso bueno o malo.

La acuicultura, que es el nombre que me gusta,

piscifactoría me gusta menos.

La acuicultura es agricultura.

La verdad es que dependerá de la evolución que vaya teniendo,

cómo vas alimentando a los peces

para que no solamente sean saludables,

solidarios y sostenibles,

sino que, además, estén muy buenos.

Cada vez hay que conseguir que estén mejor.

Porque podemos darles de comer lo que queramos.

En el mar, comen lo que pueden.

Nosotros les podemos dar de comer incluso quisquillas, si queremos,

para que sepan a marisco.

Pasa como las gallinas y los cerdos. Exactamente igual.

Pero es verdad que en lugar de seguir sacando peces del mar

hasta acabar con ellos, les dejamos que se reproduzcan

y lo que hacemos es crear peces artificialmente.

España tiene en estos momentos el mejor caviar que hay en Europa.

En el Pirineo.

No hace falta irse al Caspio ni al mar Negro.

Podemos tener esturiones que dan un caviar magnífico

en el Pirineo, o en Riofrío, Granada. Claro que sí.

Muy bien, muchas gracias. Bueno.

(Música)

Los hermanos Javier y José Luis Díez presentan su trabajo

como diseñadores de producto y creadores de poesía visual

en la exposición "Los Díez en los espacios expandidos".

Una exposición que puede verse en el Museo Nacional

de Artes Decorativas.

(Música)

Somos Javier Díez, y yo soy José Luis Díez.

Y desde hace 25 años, formamos el estudio Los Díez.

Dedicado, fundamentalmente, al diseño de producto.

Y desde 2010,

también a la poesía visual y poemas-objeto.

Actualmente, tenemos esta exposición

en el Museo Nacional de Artes Decorativas,

en la que mostramos estas dos facetas.

La podéis visitar hasta el día dos de septiembre.

-En el campo del diseño de producto,

del diseño industrial, como se conoce habitualmente,

las creaciones queremos verlas insertas

en el mundo cotidiano, en el día a día.

Intentamos solucionar problemas.

En el campo de la poesía visual, lo tenemos como más claro.

Siempre hemos seguido corrientes artísticas o a artistas

que tenían el objeto como centro de su creación.

Los surrealistas, dadaístas,

y citando a artistas o creadores concretos:

Chema Madoz, Joan Brossa, Nicanor Parra.

Por ser diseñadores de producto.

El objeto, para nosotros, es el eje central y común

a ambas facetas.

(Música)

-Este poema-objeto, "Mr. Wilder",

tiene su origen en el famoso discurso que dio Fernando Trueba

al recoger el Óscar por "Belle epoque",

en el que hacía referencia a quien para él era Dios,

que es Billy Wilder.

Nosotros también, grandes admiradores del señor Wilder,

hemos querido hacerle un homenaje y colocarlo en un pedestal,

que creemos que es su sitio ideal.

-Es uno de los diseños fundamentales o que tenemos más cariño

en nuestra trayectoria como diseñadores.

Se trata de la alfombra Vértigo.

Es una alfombra en la que intentamos jugar

con el concepto del trampantojo, del "trompe-l'oeil" francés,

en el sentido de que queríamos ese recurso

que habíamos visto muchísimas veces aplicado en superficies verticales,

en muros o en paredes, aplicarlo al suelo.

Y vimos que la manera más fácil era

aplicándolo al diseño de una alfombra.

Lo que pretendemos es mostrar

la creación de unos diseñadores-artistas

cuyo nexo común es la creatividad.

Esa creatividad da lugar

a manifestaciones radicalmente distintas.

Cuando mostramos nuestro diseño,

que ha sido identificado con unos soportes en azul,

lo que pretendemos es hacer ver un diseño sereno, esencial,

que resuelve problemas.

Mientras que cuando mostramos nuestra poesía visual,

que ha sido identificada con unos soportes naranjas,

lo que hacemos es hacer guiños al espectador.

Jugamos con el espectador, con el observador.

Queremos hacerle pensar, dudar, sonreír.

-En este pequeño gabinete de curiosidades

hacemos una mezcolanza de pequeñas piezas,

pequeños poemas-objeto.

El título es muy importante en todas nuestras obras.

Como por ejemplo, "Mirada interior".

Unas gafas que se han sustituido las lentes por un espejo

que refleja la mirada del observador.

O "Letra pequeña", una lupa paradójica,

que en vez de aumentar, disminuye la realidad.

Una taza, "Taza dubitativa", con carácter tipográfico,

en la que el asa es un signo de interrogación.

O "Resiliencia", un bolo que por mucho golpe que se le dé

es imposible tumbar.

Cuando nosotros diseñamos, tenemos al usuario

del famoso triángulo que se suele definir

entre diseñador, fabricante o productor y usuario.

Para nosotros, la figura fundamental, central,

es el usuario.

Ese respeto que le tenemos al usuario en el campo del diseño de producto.

No trabajamos con ámbitos ambiguos cuando nos movemos

en ese campo expandido de la poesía visual.

Ahí es donde sí podemos jugar.

Nos permitimos jugar con el observador,

con el comprador, incluso, de nuestras piezas,

para hacerle pensar, para hacerle sonreír.

Nosotros somos unos diseñadores

cuya fuente de información fundamental

no son las revistas de diseño.

No son las ferias. Nosotros preferimos...

Tenemos un sistema de trabajo basado en el pensamiento lateral,

en la transversalidad, el buscar puntos de referencia,

puntos de arranque para nuestros proyectos

en ámbitos totalmente diferentes.

Un caso concreto es el "Banco Godot".

Es la escenografía de la obra de Samuel Beckett,

pero lo utilizamos con un planteamiento muy pragmático.

Utilizamos esas referencias

como el puntal sobre el que apoyarnos para desarrollar el proyecto.

Cuando este proyecto se va desarrollando,

esa referencia se va obviando, se va olvidando,

para empezar a resolver problemas.

Esos problemas que queremos que el usuario final

se los encuentre resueltos.

Aunque no llegue a identificar nunca

las referencias filosóficas, conceptuales,

que movieron originalmente el proyecto.

-En esta pieza, el "Neobotijo",

quisimos fundir el concepto tradicional

de botijo de toda la vida

con el más moderno de tetrabrik.

Y hacer un botijo para el siglo XXI

que mezclase la forma orgánica agradable del botijo

con la plasticidad del elemento prismático del tetrabrik.

-Esta pieza fue creada hace bastantes años,

y nosotros la concebimos como puro diseño de producto.

Lo que sucedió con el tiempo es que este diseño

acabó en la exposición "Bravo".

Y en un momento dado, apareció en el suplemento de cultura

de La Vanguardia.

Ese día nos dimos cuenta, al verla publicada,

y teniendo en cuenta que habíamos hecho mucho diseño

pensando en el usuario,

que la "Taza tímida" no era un objeto de diseño,

sino que habíamos entrado sin darnos cuenta

en el campo de la poesía visual.

Esa es la explicación de cómo en esta exposición

que los territorios están muy definidos y marcados

por el código de color,

es la única pieza que aparece en ambos campos.

Os presentamos "El beso", una pieza, un poema-objeto

que también es fundamental en nuestra trayectoria

en el sentido de que fue una de las primeras piezas

que nosotros ideamos.

De esas ideas que manteníamos en libretas, en cajones,

en papeles sueltos.

Esta obra formó parte de la exposición "Desubicados",

en la galería H2O de Barcelona.

Como se puede observar,

esta pieza, esta obra, no tiene ningún tipo de intervención.

La exposición de la que formó parte tenía como eje fundamental

el no hacer intervenciones de los objetos,

y la clave era desubicarlos,

hacer ver cómo esa desubicación hacía que se volviesen inútiles.

Una puerta que se mueve,

que se articula pero que no lleva a ningún sitio,

nos hace pensar en todo...

Era la clave de esta exposición,

el argumento fundamental de esta exposición.

Queríamos poner en el foco a toda esa gente

cuya vida pierde sentido simplemente por una desubicación.

Entiéndase: migraciones, desahucios, etcétera.

Esos objetos, esas personas,

cuya vida resulta inútil por esas desubicaciones.

(Música)

Esta pieza, "Librería virtual",

producida por MiSCeL-LàNia,

es uno de los diseños

de los que nos sentimos más orgullosos

y que mejor refleja la forma de diseñar

de nuestro estudio.

Ya que resuelve problemas

y huimos de la forma por la forma.

Resuelve problemas, e incluso,

se puede ver, cuando está completamente llena de libros,

el objeto desaparece.

Entonces, ya no existe forma y hay únicamente función.

(Música)

-Ahora os presentamos el banco "Public",

que representa una culminación en nuestra trayectoria

en el sentido de que después de haber diseñado

más de 15 elementos para el espacio público,

mobiliario urbano, el "Public" es la condensación.

Producido en hormigón por Mago Urban, está pensado, fundamentalmente,

para toda esa gente

que tiene problemas en la sociedad actual.

Entiéndase: discapacitados, ancianos,

gente con sobrepeso.

Hemos huido, como hacemos siempre, de la forma por la forma,

y si en un momento dado

presenta una formalización extraña, no habitual,

simplemente es porque tiene

un sistema de pensamiento muy complejo en su interior

que se manifiesta de esa manera.

Y sobre él, ahora sí, nos permitimos hacer un juego

con el espectador, con el observador.

Tenemos una pieza de poesía visual.

La hemos querido ligar, de alguna manera, a un banco

porque es una pieza que hemos titulado "La espera".

Nuestra primera intención podría ser la de esperar a que cambie.

Si lo observamos detenidamente, nos daremos cuenta

que ese cambio se producirá, ahora, dentro de 82 años.

Aquí os presentamos la serie "Miramientos".

Surge de una manera fortuita,

como la mayoría de las veces que creamos poemas-objeto.

No los vamos buscando, sino que los encontramos.

Nos dimos cuenta que las gafas podrían ser

la metáfora perfecta de los siameses.

Dos elementos obligados a estar unidos de por vida.

Y que si dotábamos a cada uno de esos siameses

de una personalidad diferente,

podría dar lugar a confrontaciones, a controversias,

que es precisamente el título de esta pieza,

que fue la primera de la serie.

Donde, simplemente, queríamos manifestar

distintos puntos de vista.

(Música)

(Música)

Acaba de publicarse "El arte del engaño",

una edición comentada, crítica,

del famoso "El arte de la guerra" de Sun Tzu,

un texto clásico interpretado una y otra vez.

Y que, como decíamos al comienzo del programa,

es de lectura obligada

en prácticamente todas las escuelas de negocios del mundo.

Vamos, que no lo leen solamente los militares.

Incluso tiene interés para quienes no están especialmente interesados

en los negocios o en la guerra.

Daniel, ¿qué tal? Muy bien.

Muchas gracias por aceptar nuestra invitación.

Y gracias por el libro.

En realidad, es una edición crítica

pero con un ensayo muy amplio de interpretación.

Sí, efectivamente, es como un ensayo acerca del arte de la estrategia.

Pero tomo ejemplo el libro más conocido de la estrategia

que es "El arte de la guerra" del maestro Sun.

Llamémoslo "maestro Sun", porque Sun Tzu es más...

Maestro Sun, hay que decir "maestro".

Y como es el libro de estrategia más famoso de todos los tiempos,

y el más estudiado en las academias militares,

y, además, en todos estos lugares que hemos dicho,

pues lo tomo excusa.

Viene una traducción directa del chino por Ana Aranda Vasserot,

comentada y, además, un ensayo acerca de la estrategia.

¿Y por qué crees tú que tiene este gran interés

para todo el mundo este libro,

que lleva leyéndose desde hace muchísimo?

Sí, el libro puede tener 2300 o 2500 años.

Hay diversas hipótesis, luego a lo mejor lo vemos.

Y tiene interés para lo militar porque a principios del siglo XX

fue reivindicado como una respuesta a la estrategia militar de Clausewitz

que era el maestro de la estrategia occidental,

que era un ataque directo, frontal,

contra el punto débil del enemigo, etcétera.

Y se vio que había otra manera más desviada, más heterodoxa.

Más sutil. Más sutil, etcétera.

Y entonces fue reivindicado en las academias militares.

Pero a partir de 1950, de pronto, del libro empezó a extenderse

a cualquier otro terreno: la empresa, los negocios,

el arte del sexo... En fin, en todo.

El arte de la seducción. Efectivamente.

Y sí, yo creo que el hecho de que se haya extendido

a tantos terrenos, es porque es un libro muy sugerente.

Puedes interpretarlo para la guerra, las batallas, etcétera,

pero las frases tienen una cierta ambigüedad

que te permite, además, traspasarlo a otros lugares.

Entonces, ¿toda la vida social humana

es fruto del arte del engaño?

En gran parte, sí. Yo creo que el engaño...

Imagínate cómo sería una vida sin engaño

donde todos fuésemos sinceros,

donde todos supiésemos lo que piensan los demás de nosotros,

decir siempre la verdad Invivible.

con nuestra familia, con el trabajo, etcétera.

Seguramente sería invivible, efectivamente.

Es muy importante el engaño en la vida social.

Tú empiezas con una cita de Oscar Wilde

que voy a leer exacta para no equivocarme:

"El fin del mentiroso, que estriba, sobre todo,

en seducir, en encantar, en dar placer,

es la misma base de la sociedad civilizada".

Efectivamente, ahí Oscar Wilde lo dice muy claramente.

El engaño está muy ligado con la seducción.

Está muy ligado también con la sorpresa.

También es algo que nos agrada muchas veces.

Entonces, la vida social sofisticada a la que siempre aspiró Oscar Wilde

se basa mucho en saber manejar las cosas

y no decirlo todo frontalmente,

sino con ciertos desvíos que hacen más agradable la vida.

Entonces, quiero decir...

No necesariamente hay que exiliar la decencia de las relaciones, ¿no?

¿Cómo lo ves? No.

A veces, el engaño incluso puede ser más decente.

Por ejemplo, cuando se reivindicó

"El arte de la guerra" del maestro Sun,

fue porque se pensaba que el ataque frontal napoleónico

que era la moda en la estrategia militar,

era tremendamente cruel.

Eran millones de personas sacrificadas en la I Guerra Mundial,

en las trincheras, y fue una guerra espantosa.

Se pensó: "¿Debemos lanzar a los hombres

como si fuesen simplemente objetos a que los maten

y se enfrenten unos a otros?

¿No sería mejor desviarnos y ganar sin tanta sangre?".

A veces, el engaño evita sangre. No siempre.

Claro.

De hecho, creo que es la última de las sentencias,

o una de las más importantes.

Desde luego, la más famosa: "Lo supremo en el ate de la guerra

consiste en someter al enemigo sin darle batalla".

Efectivamente. Vencer sin luchar.

Es uno de los preceptos del maestro Sun.

"Lo mejor es, primero, no hacer batalla.

Después de eso, destruir, por ejemplo,

la estructura del enemigo, pero sin hacer tampoco batalla.

Lo siguiente puede ser ya luchar con un ejército.

Y lo último, asediar ciudades, por ejemplo.

Pero lo mejor es no llegar a plantear batalla

y que el enemigo, en cierta manera, acepte perder.

A veces, lo supremo es que el enemigo ni siquiera sepa que ha perdido.

Ganar tú la guerra sin que el enemigo sepa que ha habido guerra.

Eso es todavía mejor que mejor.

Podemos pensar que la estrategia china, hoy en día,

va un poco por ese camino.

Por ahora, no está siendo sangrienta.

Se está extendiendo por todo el mundo sin confrontación militar.

Por el momento, no sabemos si en el futuro

se verá obligada a intervenir militarmente.

Sí, porque el maestro Sun al final dice...

Nunca elimina la fuerza. La fuerza tiene que estar ahí.

La fuerza es un ingrediente que tiene muy en cuenta

y es fundamental.

Thomas Hobbes, el de "Leviatán" famoso del Estado, etcétera,

decía que la guerra tiene dos ingredientes.

la fuerza y el engaño. Los dos son importantes.

Normalmente, o generalmente, usas más el engaño

cuando eres menos fuerte, precisamente.

Si eres más fuerte, como Napoleón casi siempre,

que tenía el ejército... Lo más fácil es ir por derecho.

Pero si no, usas el engaño.

También Napoleón usaba el engaño.

Hay una idea acerca de Napoleón siempre frontal.

No siempre fue así.

¿Quién fue el maestro Sun? ¿Quién fue?

Esa es una gran parte...

El comienzo del libro es buscar quién era este maestro Sun.

El comienzo del libro es buscar quién era este maestro Sun.

Hay varias hipótesis.

Una de ellas, lo sitúa en el año 500 antes de nuestra era.

Y habría sido un tal Sun Wu, un personaje llamado así,

que habría trabajado para un reino anterior a China.

Todo lo del maestro Sun es antes de que China existiera.

No existía.

Si hablamos de manera literal, el maestro Sun no era chino.

No existía China, igual que Séneca tampoco era español.

Sería un poco... Pues es una situación parecida.

Hay dos hipótesis. Una, que era este Sun Wu

hacia el año 500 antes de nuestra era.

Y la otra posibilidad, hacia el año 300 también,

pero no se sabe exactamente quién podría ser.

Hay dos principales: en el año 300 o en el año 500.

Y hay otros cuantos candidatos de los que hablo en el libro.

¿Y qué se sabe del libro?

¿Para qué fue escrito, en qué condiciones, qué usos?

Hay una leyenda que dice que había un rey

de este reino que se llamaba Wu, el rey se llamaba Helu,

y que a este hombre le recomendaron a un estratega que vivía retirado

y que había escrito un libro de 13 capítulos.

Entonces, el rey leyó los 13 capítulos del libro,

le gustó mucho y convocó a este sabio estratega a la corte.

Entonces, se cuenta una anécdota,

que no se sabe si es leyenda o verdad.

Que es que el rey le dijo:

"He leído tu libro, me ha gustado mucho.

¿No me puedes hacer una demostración?

¿No podríamos ver aquí cómo funciona esto?".

Y él dijo: "Bueno, te lo puedo hacer, si quieres, con las concubinas.

Con las concubinas del palacio".

"Ah, muy bien, estupendo". Le pareció al rey algo divertidísimo.

Entonces, el maestro, este hombre llamado Sun Wu,

organizó dos ejércitos de concubinas, cada uno con una "generala", digamos.

Entonces, empezó a darles las órdenes.

Como resulta que las concubinas escuchaban las órdenes

y se ponían a reír, todo eso les parecía ridículo,

no lo seguían,

el maestro Sun repetía las órdenes hasta que al final se enfadó y dijo:

"Cuando se dan las órdenes al principio y no se entienden,

la culpa es del general.

Pero si ya se han dado varias veces, la culpa es de las lugartenientes.

Entonces, el castigo es decapitación".

Dijo que había que decapitar a las dos lugartenientes.

El rey intervino corriendo y dijo: "¡No, no, por favor!".

Dijo: "Si las matas, mi comida sabrá menos dulce".

Pero dijo: "En el campo de batalla, manda el general.

Es una de las normas del arte de la guerra".

Y las decapitó.

Y a partir de ahí, las concubinas fueron disciplinadamente,

lo hicieron todo perfecto. Más les valía.

Es una leyenda que no se sabe si es realmente el maestro Sun,

pero que se contaba en China acerca de un posible origen.

Hablemos de la estructura del libro. Son 13 capítulos.

¿Qué lógica tienen?

¿Uno va precediendo al otro porque debe ser así?

Por ejemplo, en la traducción que ha hecho Ana Aranda Vasserot

desde el chino clásico,

precisamente, al principio, nosotros teníamos la duda.

Porque hay un erudito chino que decía que "El arte de la guerra"

era como las perlas de un collar sobre un plato.

O sea, sin un hilo que las uniese. Las perlas sueltas, en un plato.

Y sin embargo nosotros tenemos la impresión

de que sí que tiene una estructura clara,

sí que tiene una intención de autor.

Y sí que es verdad que los primeros capítulos

son bastante coherentes, empieza punto por punto.

Dice los cinco factores que hay que examinar

antes de hacer la guerra, comparar un ejército con el otro...

Va muy metódicamente.

Y luego, sí que es verdad que en el capítulo siete u ocho

la cosa parece un poco deslavazada en algún momento,

pero luego recupera otra vez.

El capítulo último, por ejemplo, el 13,

es sobre los espías.

Y es muy interesante porque es como la conclusión,

donde el maestro Sun dice que lo más importante

es la información, la contrainformación,

la desinformación y los espías.

Y que si un rey no se gasta dinero en contratar espías

y en vez de eso prefiere hacer una guerra cruenta

con montones de muertos, es un inmoral, digamos.

O sea, que precisamente el engaño, el espía es la recomendación.

En los años 70, se descubrió un ejemplar

del año 130. Más o menos, 130 de nuestra era.

De nuestra era. ¿Y había algunas diferencias?

Sí, eso fue sorprendente.

Fue un descubrimiento arqueológico en China.

Se están haciendo muchísimos descubrimientos

que están reescribiendo la historia china,

de libros en bambú, etcétera.

Y este caso, es un lugar llamado Yinqueshan.

Y el ejemplar que se descubrió, se pensó:

"Durante 2000 años nos han transmitido

un ejemplar en 13 capítulos

que hizo un estratega que se llama Tsao Tsao",

que fue un gran estratega chino posterior,

y se pensaba que era un poco falso, que Tsao Tsao lo había manipulado

y que ni siquiera había 13 capítulos en el original, etcétera.

Y la sorpresa fue que se parecía mucho.

Bastante, ¿no?

Curiosamente, el de Tsao Tsao y este de Yinqueshan

se separan por 400 años, por lo menos.

Y sin embargo son bastante similares, esa fue la sorpresa.

Se esperaba muy diferente, y sin embargo fue muy parecido.

Y, por ejemplo, la lectura de "El arte del engaño",

que acabas de publicar,

¿tú qué esperas que produzca en el lector?

Quiero decir, ¿a qué preguntas responde?

Yo creo que el libro responde a muchas.

Es realmente estimulante "El arte de la guerra",

y todo el estudio que hago sobre la estrategia.

Y yo creo que puede responder a preguntas...

De la vida cotidiana. Sí, de la vida cotidiana.

De empresas, de negocios...

Pero también de la relación entre las personas, etcétera.

También en parte es el arte del engaño

y se puede considerar como un manual del engaño.

Porque, claro, hay muchas técnicas para engañar.

Pero yo también lo considero a la inversa, casi.

Es un antídoto contra el engaño. Claro.

Del mismo modo que Maquiavelo, cuando hizo "El príncipe"

contó los trucos, no solo se inventó, que todos hacían.

Lo dijo públicamente.

Entonces, la gente ya estaba más avisada.

"Cuidado que aquí los príncipes engañan por todos lados".

Hay quien dice que Maquiavelo, que sufrió tortura por esos príncipes

precisamente era una denuncia. Claro.

Y aquí también te previene, diciendo: "Cuidado, que el engaño...".

Te vas a encontrar esto en la vida. Exactamente. También te prepara.

Puedes usarlo, pero también para no ser engañado.

Claro. Muy bien.

Ha sido un placer, de verdad, reencontrarte.

Muchísimas gracias por el libro. Mucho éxito, se lo merece.

Muchas gracias. Muy interesante, de verdad.

Y hasta el próximo. Hasta el próximo libro.

Muy bien.

Power Textil es un proyecto que pretende explorar

las técnicas tradicionales de labores de lana

en todas sus fases: cardado, hilado o fieltrado,

para incorporar la electrónica y crear accesorios

de manera sostenible.

(Música)

-Espacio Mujer Madrid pertenece a la fundación José María de Llanos.

Aquí desarrollamos tres proyectos.

Es un espacio para mujeres.

Trabajamos con ellas la igualdad, las relaciones de buen trato...

En fin, un poco en esta línea.

Nosotras tenemos la actividad dividida en espacio, por así decirlo.

Tenemos empoderamiento, salud, cultura y arte.

Con las opciones de poder tocar varios palos

que complementen la intervención con las mujeres.

Y dentro del espacio de empoderamiento

se ubica el taller de Power Textil.

Nosotras intentamos trabajar y fomentar mucho la creatividad,

los procesos creativos,

y dentro de eso poder ofrecer ideas originales y novedosas.

Han trabajado muy bien, aquí tenemos una muestra de su trabajo.

Y están muy contentas con el taller. El resultado ha sido muy bueno.

Esto de los LED y todas estas cosas,

no estaban nada familiarizadas con este apartado.

Es un formato de taller en el que intento recuperar

las técnicas tradicionales de la lana.

Desde el tratamiento de la fibra.

Pues cogemos, yo qué sé, desde el vellón de lana,

aprender a cardarlo, a hilarlo, a fieltrarlo,

e incluso a tejerlo,

para aplicarlo a la electrónica textil.

¿Por qué?

Porque nos permite el tratamiento, desde el principio, de la fibra,

nos permite construir materiales textiles

que sean conductivos.

Nos permite hacer circuitos suaves, blandos,

y aprender la electrónica desde su base, desde el principio.

Haciendo circuitos bastante sencillos hasta irlos complicando un poquito.

Hacer un puente entre ambas tecnologías

y ponerlas al mismo nivel.

Propusimos hacer un árbol...

Bueno, hacer un madroño iluminado.

Ya hemos hecho el tronco, el circuito,

y ahora tenemos que acoplarle la copa.

Hemos reciclado un cargador de móvil que estaba estropeado.

Lo hemos abierto, lo hemos conectado con unos hilos

que hemos hilado, con cobre

y lo hemos conectado aquí a un LED.

La lana la hemos lavado, la hemos cardado, la hemos teñido,

y también hemos recuperado fibras de ovillos de lana, etcétera.

Y estamos combinando un poco todo.

Y no sé, hay lanas de muchas procedencias diferentes.

Ya sea española, unas muestras de lana merina,

vasca que tenía por ahí,

porque también me gusta traer al taller

diferentes tipos de lanas

y ver las procedencias, las propiedades, etcétera.

Muchas veces, las cosas vienen de donación.

Porque son lanas que la gente no le encuentra un uso directo.

Tienes la oportunidad de buscarle un poco la funcionalidad,

pero también las cualidades estéticas que tú te propongas.

Creo que todas continuaríamos con el taller, la verdad.

Se nos ha quedado un poquito escaso,

pero la experiencia ha sido muy buena.

Y bueno, a mí me apasiona todo lo manual, entonces...

Sí había cardado lana,

pero lo de los circuitos me intrigó muchísimo.

Es un mundo que me está enganchando,

el poder crear los circuitos con otros materiales.

Cuando valoré un poco el curso, dije...

Porque yo lana sé fieltrar. He fieltrado lana.

Lo que más me llamó la atención son los circuitos eléctricos.

Que, además, se puedan utilizar con la lana.

O el hecho de crear, cuando hicimos las pilas con lana,

que funcionan, son pilas.

Encienden.

Me parece maravilloso, me parece un mundo apasionante.

-Estoy muy contenta, muy sorprendida también,

porque yo igual presento cómo se hace un circuito,

ejemplos de cómo lo he aplicado,

y las chicas lo han llevado a su medio

y han generado prototipos e ideas muy interesantes.

Creo que todas nosotras tenemos una cierta...

Siempre, un cierto sistema de alarma. Me refiero a las mujeres.

Bueno, pues creo que por educación,

por sociedad,

por el sistema patriarcal.

Y este es un espacio en el que te sientes muy bien.

Y las actividades me encantan.

Tienen actividades muy diferentes.

Tienen también ayuda

para mujeres, bueno...

...con problemas específicos.

Pero también te ayudan a buscar empleo,

a empoderarte...

Es una gama muy amplia que tienen de cursos.

Son todos gratuitos, además.

Me encanta el EMMA. De verdad.

Me parece una iniciativa fabulosa.

Estos son los materiales que solemos combinar

en estos talleres.

Fibras, bueno...

Fibras metálicas, hilos metálicos reciclados de cables

o sacados de estropajos,

o lana de acero que se compra en las tiendas de pintura.

Y esto es lana en sus diferentes fases.

Sin cardar, cardada e hilada.

También fibra de carbono.

Y también fibras recicladas. Esto es fibra de poliéster reciclada.

Tenemos que tener en cuenta que son hilos que conducen

electricidad de baja intensidad: tres voltios, cinco voltios...

Pueden conducir más, pero como están un poco descubiertos

te puede dar un calambrazo.

Entonces, la electrónica textil, normalmente,

se trabaja con baja potencia e intensidad.

El mayor hándicap es el tratamiento que le damos a las prendas.

Algo que tiene un circuito textil

no puedes echarlo a la lavadora como echarías cualquier prenda.

Es por eso que a mí también me gusta relacionarlo con la lana

porque igual tienes que utilizar el mismo cuidado

con una prenda de lana

que con una prenda que tiene un circuito electrónico

a la hora de lavarlo y de mantenerlo.

Es el camino para, también, utilizar prendas más sostenibles.

O sea, volver a tener en cuenta que la ropa tiene su vida

y para alargar la vida de la ropa hay que tratarla bien.

(Música)

(Música)

"Taller de matemáticas" con Santi García Cremades.

Llegamos hoy al penúltimo capítulo de este taller en este curso,

que vamos a dedicar a intentar comprender

qué son y para qué sirven los llamados números reales

y los llamados números irracionales.

Bienvenido, Santi. Hola, Salva, ¿qué tal?

¿Qué son y para qué sirven los llamados números reales?

¿Y por qué se llaman así?

Reales es como que sin reales se pueden visualizar, ¿no?

Pues yo te voy a hacer una pregunta, a ver...

Tengo esta rayita aquí, la veis en la pantalla.

¿Se puede ver? Vamos a verla ahora.

Una raya. Ahí está.

Es una recta real, se llama. Sí.

Que si yo digo que esto es hasta el infinito,

esto va hasta el infinito y esto va hasta el menos infinito.

Una recta que cubre todos los números que conocemos.

Se pueden dibujar ahí. Yo te digo:

¿Esto se puede rellenar con puntos?

Es decir, yo pongo todos los números que conozco,

¿y cubro la recta real?

Es decir, yo pongo una rayita aquí.

Digamos, yo qué sé, el cero. Sí.

Y empiezo a poner todos los números que conozca:

el uno, el dos, el tres... Los pongo todos.

Además, pongo también los negativos, por supuesto.

Menos 1, menos 2, menos 3, menos 4...

Pero veo que así no se está cubriendo y hay muchos huecos todavía.

Pero vamos a añadir, ya hemos hablado de esto,

los números decimales racionales. Vale, sí.

Lo que hay entre un número y otro: la mitad, la tercera parte,

la cuarta, la quinta... Las partes de un número.

Cuando tú quieres partir algo entre gente, dices:

"Entre cero y uno, hay un montón de números".

Hay infinitos. Claro.

Pues venga, aquí el un medio, el un tercio...

Todos los que conozco, empiezo a rellenar.

Y yo intento rellenar toda la recta real.

La enguarro, que se ve muy sucia. Sí.

Pero la pregunta es:

¿Puedo conseguir rellenarla completamente?

Yo creo que si la recta es una recta como esta, dibujada,

y con un trazo con un determinado grosor...

Grosor, claro. Yo creo que sí.

Pero... El grosor es la clave.

Con eso haríamos trampa.

Porque, en realidad, un punto es algo tan puntual

que no tiene grosor. Claro.

El ejemplo sería en un concierto.

Imagínate un recinto de gente.

Pues que la gente no pudiese meter codos.

¿Podemos cubrir de gente un concierto si la gente no puede hacerse hueco?

¿Cubriríamos todo el recinto de gente

si la gente no tuviese hombros, fuesen puntitos?

¿Podríamos cubrir todo un recinto con puntitos?

Pues es la misma pregunta y se resuelve...

Matemáticamente. Matemáticamente. La respuesta es no.

No, porque hay infinitos puntos. Vamos a verlo.

Infinitas particiones, creo que era la paradoja de Zenón.

Exactamente.

Demostraba que el movimiento era imposible

aunque luego el movimiento se demostraba andando.

Exactamente, tú puedes partir un número entre dos

las veces que quieras.

En la calculadora hacíamos mucho multiplicar entre dos un número:

dos, cuatro, ocho...

Y multiplicabas hasta el infinito, eso se entiende,

también se puede hacer para atrás.

Puedes dividir lo que quieras hasta el infinito.

Y esto vamos a ver, matemáticamente,

que aunque hablemos de infinitos hay otros que...

Hay algunos que son más grandes que otros.

Es bastante difícil de entender. Vamos a concentrarnos.

Con numeritos se verá fácil. Vale.

Vamos a hablar de los números que se llaman "listables",

sería la traducción exacta del inglés.

Pero los llamamos "contables". Sí.

¿No? Estamos aquí...

Uno, dos, tres, cuatro, cinco... Se pueden contar.

Yo pongo puntos suspensivos y entendemos que va al infinito.

Son unos números naturales, que ya hemos hablado.

Se escriben con una "N" de "natural". Claro.

Esto ya lo hemos visto.

Después, tenemos un añadido que son los números enteros.

Que son con los negativos. Claro.

El menos uno, el menos dos... Haría falta el cero.

Tenemos el uno, el dos y el tres,

y también el menos, el menos dos y el menos tres,

hasta el infinito.

Aquí iría hasta el menos infinito y aquí hasta el más infinito.

Y la pregunta primera sería: ¿Son igual de grandes?

Es decir, este anterior y este siguiente,

¿son igual de grandes?

Son hasta el infinito. Están los negativos también, ¿no?

Hemos añadido. Hemos añadido el doble.

Uno puede pensar que es dos por infinito.

Claro, pero es infinito.

Es infinito por el motivo que se puede hacer

una función biyectiva, que quiere decir hacer flechas,

una a una, y juntarlas.

Podríamos hacer una escalerita, el uno y el menos uno seguidos,

el dos y el menos dos seguidos, y al final no es más que contar así.

Haciendo una "Z". Al final, es contar también.

Igual que en la otra parte contábamos.

Como estás contando igualmente, llegas hasta un infinito.

Que siempre va a ser igual: dos por infinito es igual a infinito.

Eso es una parte.

Y después, la pregunta difícil que es decir:

Vale, los números enteros, los números naturales...

Esto ya hemos dicho que eran números enteros.

Y esto se escribe como "Z".

Ahí tenemos la "Z".

Tenemos naturales, números enteros.

Vamos a los fraccionarios, que son estos.

Y se pueden construir. Un medio, un tercio...

Si yo cojo el uno y digo: uno entre dos...

Entre el uno y el dos también es infinito.

Las particiones posibles.

Pero en cada línea, en cada fila, hay infinitos.

Yo puedo hacer aquí 1 entre 5, 1 entre 6, 1 entre 7...

Hasta el infinito.

Con el dos igual.

Puedo hacer dos entre dos, que es uno.

Pero bueno, lo puedo hacer así.

Hay algunos que son fraccionarios y otros serán enteros.

Lo puedo hacer hasta el infinito.

En cada fila, hago infinitos números.

¿Son igual de grandes o son más grandes que lo anterior?

Pues son igual de grandes porque siguen siendo contables.

Siguen siendo el infinito de los números contables.

Porque yo puedo dibujar, igual que aquí hacía una "Z",

aquí bajando,

pues yo, ahora, voy a hacer una escalerita.

Me voy a inventar una forma de hacer una escalerita.

Empiezo aquí. Sí.

Yo puedo bajar del uno al dos.

Subo al 1,5. Voy para allá y bajo por aquí.

Y hago así, una especie de "Z"

que va cubriendo todo. ¿Y por qué se hace ese dibujo?

Este dibujo es una construcción de números contables.

Aunque sean todos infinitos,

estamos viendo que una simple línea...

Puedes dibujar la que quieras.

Hay gente que la dibuja hasta allá, después vuelve, después va otra vez.

Puedes dibujar el dibujo que quieras, pero vemos que lo podemos dibujar.

Se puede hacer en una lista de numeritos.

Son números que continúan uno detrás de otro, ¿no?

Eso es, esa es la pregunta.

Estamos hablando de números contables.

Es decir, hay un anterior y un posterior.

Pero ahora la pregunta, Salva, sería:

si yo tengo una recta real,

y yo tengo el cero,

¿cuál es el siguiente número después del cero?

El uno. No, pero en la recta real.

El uno ya sería aquí, en medio hay muchos.

Ajá. Entonces, dices:

Si hablamos de decimales, cero coma...

Eso nos vuelve a llevar a Zenón, ¿no?

Quiero decir, no hay, porque... Es paradójico, ¿no?

Claro, es infinitamente pequeño el número.

Dices: el 0,000... hasta el infinito.

Pero luego lo puedes dividir por la mitad.

Claro. Y la mitad de la mitad.

Con muchos ceros con un uno al final, podrías dividirlo por la mitad.

Y siempre podríamos tomar un número anterior

de cualquier numerito.

Un número más pequeño, más cercano al cero.

Y aproximarnos eternamente al cero sin llegar a tocarlo nunca.

Se llama "asintótico" esto de los números.

Entonces, la respuesta que estamos haciendo aquí

de la construcción de la recta real,

¿yo puedo cubrir de esto?

Pues la respuesta es no, porque le faltan los codos.

Y cuando digo "los codos", volvemos al recinto del concierto

de gente con puntitos.

Si esos puntitos, como personas,

tuviesen codos para hacerse hueco, para crear un entorno,

sí que podríamos cubrir la recta. Claro, pero si no, no.

Que es lo que has dicho del grosor del trazo.

Así sí que podríamos.

Si yo tengo aquí una línea y puedo hacer un punto gordo,

pues sí que podría hacer un entorno suficiente

para cubrir la recta real.

Y esos son los números irracionales. Claro.

Y ahí están, si hablamos de números racionales,

tenemos que hablar de los contrarios, que son los irracionales.

Que son los que no pueden precisarse al máximo, ¿no?

Por ejemplo, hablábamos el otro día del número pi. Lo mencionábamos.

3,141592... no sé cuántos. Y nunca termina.

Nunca se repite el período.

Tú pones el número pi y dices: "Vale, es 3,14...".

La gente lo redondea a 16. A 16, lo dábamos en clase.

Pero es 1592... Yo ya no me sé más.

Hay gente que se aprende hasta mil números.

Da igual, hay infinitos decimales y no se repiten nunca.

Había gente que eso no lo entendía bien y decía:

"Llegará un momento que se repetirá". Eso iba a decir.

¿Y si alguna vez empezaran a repetirse los primeros?

Nunca se repiten, y está demostrado matemáticamente,

porque se llama el conjunto de los números irracionales,

Es un conjunto diferente a todos estos.

No se pueden poner en una lista.

El número pi no está en una lista de nada,

no se sabe cuál es el anterior ni cuál es el posterior.

No se conoce. No se puede conocer, es irracional.

No se puede listar, no se puede contar.

Eso es, no se puede contar. Esa es la...

Dejamos esto entonces aquí para la próxima vez

y hablamos del número pi. Porque hay otros, ¿no?

Creo que el número e, que es también muy famoso

entre vosotros, los matemáticos.

Está el número raíz de dos, que es el primero que se descubrió

por la diagonal del teorema de Pitágoras.

¿Siete partido por 22 también era? No, es racional, se puede partir.

Lo que pasa es que se aproxima mucho a un número irracional.

Una aproximación no es exactitud.

Tenemos también este famosísimo,

que yo creo que se merece también que hablemos de él: el número fi.

No "pi", sino "fi".

En la naturaleza está por todas partes.

¿De qué va el número fi? Tenemos un minutillo.

El número fi es un número que responde a una proporción.

Porque, al final, lo curioso es que aunque sean irracionales,

que parece que escapan de la razón,

a veces responden a cosas muy naturales.

El número pi, que hablaremos de él, La próxima vez.

es el ratio, la división, de un perímetro de un círculo

entre su diámetro.

Y el número fi es la proporción, en un rectángulo,

de dos trozos del rectángulo. Entonces, dices:

"Solamente dos trozos de un rectángulo, debe ser racional".

Pues no, es un número irracional. que, casualmente, aparece

en cómo crecen las flores,

en cómo se reproducen las especies, los conejos...

El número áureo también es irracional, ¿no?

Es este. ¿Es este, fi?

Al fi se le ha conocido con muchos nombres:

el número áureo, el número divino. Claro.

Y también...

Que luego se hizo en el Renacimiento la prueba.

Llegaron a esa conclusión.

Y luego se ha visto, haciendo estadísticas,

que está dentro de nosotros. Está en la reproducción misma.

Sí, porque la espiral de Fibonacci, por eso se llama "fi",

vemos que esa espiral responde a un movimiento reproductivo

que cuenta la gente que va falleciendo,

la gente que se va reproduciendo.

Hace un equilibrio y se aproxima casualmente,

no se sabe por qué exactamente, pero se aproxima a este número.

Y es algo casi mágico.

Pues eso lo dejamos ahí, en la mochila,

para estudiarlo más tarde.

Muchas gracias. Seguimos. Gracias, Salva.

Recuperamos un fragmento de uno de nuestros trabajos

sobre el colectivo Basurama,

compuesto en su mayoría por arquitectos.

-El mayor reflejo de la sociedad contemporánea son sus vertederos.

Lo único que nos define, al cien por cien, es la basura.

Nos cartografía al milímetro.

Sabemos si nos gustan las revistas de coches o las revistas porno,

si consumimos comida basura o somos unos gourmets,

si dormimos bien o mal... Nos define perfectamente.

(Música)

Las sociedades, la prosperidad y la economía contemporánea

están basadas en el consumo.

Coches, viviendas, bicicletas, trajes, cosas de lujo, etcétera.

Y eso va a aparejado siempre de un montón de desechos

porque toda producción conduce a desechos.

Por eso decimos que eres lo que tiras,

porque el mundo te mide por lo que consumes,

incluso tu autoestima se basa en qué consumes,

si tienes un iPhone o un móvil normal...

y en realidad tienes que pensar que tú eres lo que ha generado...

es decir, los desechos que ha generado la producción

de ese artículo que a ti te define, que construye tu identidad.

-¡Perdona! ¡Perdona!

Dinos un objeto de la vida cotidiana que no te guste nada.

-Pues, mira, las bolsas de los chinos.

Porque no soy biodegradables y además son de muy mala calidad.

Son muy mierderas.

Y este color quirófano además...

Pues dentro de este camino de producción de objetos inútiles

que parece que aportan una cualidad, ya sea la higiene, la novedad...

nos hemos encontrado con situaciones absurdas como encontrarnos

un pimiento envuelto en un plástico

y reposando sobre una bandeja de poliespán.

Bueno, pues... el pimiento ya tiene su propia piel.

-Y llegas a casa e intentas reutilizarla como bolsa de basura

y no cabe... O sea, no vale ni para eso. Míralo.

Es totalmente inútil. Es un objeto que va directamente a la basura.

¿Y todo para qué? Para llevar una bolsa de quicos.

Que a su vez tienen otra bolsa.

Esa ha sido la vida útil de la bolsa. 20 metros del chino a casa.

Es una vergüenza.

-Pero entonces, Marcus, ¿por qué has aceptado la bolsa?

Porque es gratis.

Gratis. ¡Gratis!

¡Gratis! ¡Gratis!

(Música)

La, la, la, la, la, la, la.

Gratis, gratis.

La, la, la, la, la, la, la.

¡Gratis, gratis, gratis, gratis!

La, la, la, la, la, la, la.

¡Gratis, gratis!

La, la, la, la, la, la, la.

¡Gratis, gratis, gratis, gratis!

Teníamos un proyecto para Mallorca muy bonito

que era recoger toda la basura que iba produciendo un turista,

el típico turista alemán, a lo largo de su estancia en Mallorca

irlo guardando y que tuviese que llevárselo de vuelta

como un parte del equipaje.

-Basurama es un colectivo de amigos de la basura.

Nos dedicamos a reutilizar basura.

No a reciclar, sino a hacer otro tipo de usos más divertidos.

Sobre todo más creativos, más imaginativos, con la basura.

(CANTURREA)

Se le hacen unos agujeritos.

Es muy sutil el sonido, suena muy bajito.

(Música flauta)

(Música)

Recomendamos hoy la lectura de un clásico japonés:

"Pensamientos desde mi cabaña", de Kamo no Chômei.

Porque la editorial Errata Naturae acaba de publicar

esta preciosa edición con un prólogo de Natsume Soseki.

Como algunos santos cristianos,

Kamo no Chômei tenía una procedencia social alta

y su obra es producto de la renuncia a ella.

Su retiro para meditar en el campo.

Sin llegar a la desposesión de los ermitaños al principio,

cinco años después de renunciar a su palacio,

renuncia también a su casita en el campo

y se retira a un monte donde permanece hasta su muerte

escribiendo solo y exclusivamente sobre lo esencial.

Esos pensamientos contiene este libro inagotable

de apenas 50 páginas que resulta de gran ayuda

en los momentos más difíciles de la vida de cualquiera.

La Universidad de Extremadura, fiel al lugar donde está enclavada,

nos ofrece hoy las claves principales

para elegir un buen jamón, científicamente hablando.

La Universidad responde.

(Música)

Hay tres detalles fundamentales que nos podemos fijar en las piezas

que nos anticipan la calidad del producto

y que reflejan los tres factores fundamentales

de los que depende la calidad del jamón:

el tiempo de curación, la alimentación y la genética.

El tiempo de curación lo vemos porque en la piel

hay unas cifras marcadas o bien a fuego o bien con tinta

que indican la semana y el año de inicio de curación.

Entonces, ahí comprobamos que en el caso del jamón serrano

es fundamental que haya 12 meses para que adquiera el aroma añejo.

En el caso del ibérico de cebo,

ese tiempo es fundamental para que el producto adquiera

un aroma más a curado.

Y en el ibérico de bellota, para que adquiera

su aroma característico a jamón, a frutos secos,

con aromas, sobre todo, que identificamos como avellana.

El segundo factor es la alimentación.

Esto es crucial, sobre todo, en el jamón ibérico,

que esperamos todos, y se refleja, y lo vemos claramente,

por la grasa, que es más blanda, más untuosa,

que impregna más.

Esto es fruto de la alimentación con bellotas, con hierbas,

durante la montanera,

y lo distingue claramente del jamón de cebo.

La estructura y la composición de la grasa es diferente.

Eso se traduce, al abrir el jamón, en el brillo del magro

y que cuando lo consumimos hay una gran cantidad de aromas

procedentes de la degradación de esa grasa

que recuerdan, como decíamos anteriormente,

a frutos secos, a avellanas, incluso a tostado, a malteado,

a distintos tipos de sensaciones muy agradables y muy intensas

que nunca las vamos a encontrar en el jamón de cebo.

Y el tercer factor es la genética.

La genética, en el jamón de cerdo blanco,

es una genética de cerdo blanco.

Normalmente, Landrace, Large White, Duroc.

Y en el caso del ibérico, suele ser cruzado,

que suele ser el de cebo,

y de bellota, que suele ser ibérico puro.

Pues esto lo vemos, fundamentalmente,

al corte, en la cantidad de grasa infiltrada,

que imprime jugosidad al producto.

Porque esa grasa estimula nuestra secreción de saliva

y hace que en una masticación prolongada

el producto resulte jugoso, lo cual es fundamental,

porque es un producto que requiere una maduración muy prolongada.

Y el color rojo, que es lo que influye

en el aroma y el sabor característico del jamón.

Cuanto más rojo sea el jamón, más sabor característico tiene.

Hemos de decir que el sabor del jamón es un sabor sabroso, delicioso,

que se ha identificado así.

Y que es un sabor universal, que gusta a todas las edades,

desde niños hasta ancianos, y a todas las culturas.

De hecho, el jamón lo estamos exportando

prácticamente a 80 países de cinco continentes.

(Música)

Acabamos el programa recordándoles que mañana hablamos

de la importancia del qué dirán

y cómo controlar esa pulsión en nosotros mismos

en el "Taller de convivencia" con la doctora Laura Rojas-Marcos.

También recibiremos una pequeña delegación

de la revista "Comunicar" en el estudio

para hablar de "educomunicación" para la salud.

Y les ofreceremos un reportaje sobre la exposición antológica

de la fotógrafo, o de la fotógrafa, Isabel Muñoz.

Una de las más importantes fotógrafas españolas

de todos los tiempos.

En ella, técnica y corazón son la misma cosa.

Nos vamos, volvemos mañana a la misma hora de siempre en La 2.

Gracias por estar ahí. Les esperamos a todos. Buen día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 11/06/18

La aventura del saber - 11/06/18

11 jun 2018

Emitiremos los reportajes "Los Díez" y "Power textil". Además, entrevistaremos a el escritor Daniuel Tubau y al matemático Santi G. Cremades.

ver más sobre "La aventura del saber - 11/06/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 11/06/18"
Programas completos (1567)
Clips

Los últimos 5.000 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios