www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5050485
Para todos los públicos La aventura del saber - 11/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos.

Recibimos de nuevo a Antonio Garrigues Walker,

hoy en calidad de presidente de honor de ACNUR,

la agencia de la ONU para los refugiados.

Abriremos un nuevo taller de ciudadanía

para hablar con él de las condiciones

para que una persona

pueda considerarse refugiada en España,

a qué obliga la pertenencia a la UE y en este sentido y en general

cuáles son las vías de salida para dar una solución humanitaria,

segura y ajustada a derecho a estas personas,

entre otras consideraciones

que seguro nos planteará el desarrollo de la conversación.

En la segunda parte del programa recibimos una nutrida representación

del equipo de la revista "Comunicar",

con su director Ignacio Aguaded al frente,

para mostrar tres nuevos "educlips", los tres ganadores

de la última edición de un concurso educativo

que cada año amplía su ámbito y mejora en calidad.

Lo comprobaremos luego.

También les ofreceremos un trabajo sobre la escritora María Tena,

quien ganó el último Premio Tusquets

con una novela sobre la familia, la amistad,

la búsqueda de identidad, los deseos,

lo que puedo ser y no fue y constituye un homenaje

al ambiente que la autora vivió en su adolescencia en Uruguay.

Taller de ciudadanía hoy en compañía del jurista, intelectual

y presidente de honor de ACNUR,

la agencia de la ONU para los refugiados,

Antonio Garrigues Walker.

Trataremos de aprovechar esta triple condición

que destacamos hoy para preguntarle por temas que suelen obviarse,

pero que importan a la ciudadanía, no siempre con el tiempo

para acceder a una información con garantía de calidad.

Bienvenido, muchas gracias

por aceptar de nuevo nuestra invitación.

Estoy encantado de estar en este programa.

Lo sabes y me encanta verlo y me encanta difundirlo,

porque creo que tenemos que dedicar mucho más espacio

a temas importantes.

Yo creo que hay una impresión, no sé si justificada o no,

se lo pregunto, Europa está invadida por los bárbaros,

estamos viviendo la decadencia del Imperio Romano,

los últimos tiempos de lo que fue Occidente.

¿Eso está justificado? Eso es un mensaje indigno

y es un mensaje realmente antisolidario

y, además, es falso por completo.

Lo que sí es verdad es

que este tema está infectando la vida política nacional

y que muchos resultados de la vida política

están relacionados con el tema de meter miedo a la inmigración.

Es lo que hizo Trump en EE. UU.,

es lo que está pasando en Gran Bretaña con el "brexit",

en donde el contenido económico no tiene importancia,

lo importante es que Gran Bretaña

no quiere que se aplique el pacto de Schengen

y ellos pretenden mantener

sus fronteras completamente controladas.

Lo mismo pasa con el renacimiento de la extrema derecha en Alemania,

lo de Italia, que es un fenómeno realmente tremendo...

Estamos viendo que el miedo y el odio a la inmigración

se están generalizando y están favoreciendo, sobre todo,

que es lo importante, gobiernos populistas,

y los gobiernos populistas

acaban haciendo que la democracia pierda calidad

y, por lo tanto, aceptación,

y que la gente, por lo tanto, valore este tema.

Es decir, que cuando infundan este tipo de miedos a la inmigración

se den cuenta de que están favoreciendo

actitudes populistas realmente intolerables.

¿Hay alguna justificación económica de eso?

Por ejemplo, ataques a la clase media,

que está achicándose, que se siente amenazada,

aunque sea injustamente.

Por descontado que ese fenómeno también cuenta

y que la gente que está viviendo una época difícil

no ve con beneficio el que haya más competencia,

por ejemplo, en el mercado de trabajo,

pero eso no es verdad.

Europa envejece a velocidades de vértigo,

España envejece a velocidades de vértigo,

será el país más viejo de toda Europa dentro de nada,

la longevidad aumenta, la natalidad desciende

y los cálculos no salen.

Canadá ya ha hecho público que necesitará

más de tres millones de emigrantes en los próximos dos años

y ese cálculo lo han hecho también otros países.

Lo hizo en su día Angela Merkel

al dejar que entraran 1.200.000 emigrantes.

La verdad es que si en Europa hubiera una mínima política común,

el tema migratorio se podría afrontar

con todo tipo de garantías y sin ningún problema.

Ahí hay una distinción que en todo caso hay que hacer

y que yo estoy seguro de que la gente lo conoce,

una cosa es el emigrante por razones económicas,

es decir, la persona que sale de su país

porque allí no tiene medios para mejorar

o para aspirar a algo mejor, y luego está el refugiado,

que es aquella persona que está siendo atacada.

Que huye del peligro de muerte.

Pero por razón de género, como pasa en algunos países,

o por razón ideológica o por razón de raza.

En ese caso no podemos poner ningún límite.

A los refugiados no se les puede poner ningún límite

y, además, hay convenios internacionales

que obligan a todos los países, en concreto a España,

a no poner ningún límite.

En el tema de la inmigración se pueden poner límites,

pero tendría que haber una política común,

porque la gente no entiende que la gente seguirá emigrando.

Cuando una persona vive en un país como Siria,

en donde todo el mundo está bombardeando a todo el mundo

y en donde tu vida está permanentemente en riesgo,

pues si eres padre o madre y tienes hijos

o si te has quedado solo con los hijos

pues escapas del país

y no hay nada que lo impida ni que lo prohíba.

Emigración habrá permanentemente.

Aparte de que la historia de la Humanidad

es la historia de las migraciones.

Esa es la historia, la Humanidad ha migrado permanentemente.

Y no hay un solo país que no haya tenido migrantes.

España no puede olvidar

que tuvimos tres millones de emigrantes económicos en Alemania

que fueron una fuente económica para nuestro país maravillosa.

España se salva en buena medida

porque las remesas de aquellos emigrantes

favorecieron nuestra balanza de pagos

de una manera especial.

También hemos tenido emigración política,

hemos tenido todo tipo de emigraciones

y ahora resulta que no queremos a nadie más.

Eso no puede ser.

No podemos tener ese tipo de doble moral.

Además, se puede hacer bien.

EE. UU. hasta hace no tanto ha sido un ejemplo.

Lo ha hecho muy bien.

Es un estado hecho de emigrantes, de continuas oleadas.

Pero lo paradójico de eso es que, en efecto,

EE. UU. no es otra cosa

que el producto de la emigración europea.

Hubo países europeos que se vaciaron

para poder enviar a su gente a EE. UU.

Ahora resulta que el señor Trump ya no quiere que entre nadie más.

Él mismo es hijo de inmigrantes, su mujer es hija de inmigrantes,

y ahora resulta que él no quiere que haya nadie

y quiere poner un muro con México.

Realmente la trampa del populismo

y lo tramposos que son los populistas es indignante.

El fenómeno norteamericano es así.

El único país que está tratando bien el tema migratorio

en estos momentos es Canadá, que lo hace muy bien.

Canadá tiene una escuela

de trato y de integración de inmigrantes maravillosa,

porque el problema con el inmigrante es la integración en el sistema.

Ese es el problema, es lo que complica todo.

Yo creo que en ese aspecto también podemos mejorar.

España no lo ha hecho mal y yo creo que lo sigue haciendo bien,

pero ya empieza a haber gente que se empieza a llenar la boca

de amenazas como diciendo

"en España no cabe una sola persona más,

aquí ya no tenemos ninguna oportunidad."

Además, ahí se pone en marcha la solidaridad del ser humano.

Cuando pensamos

en la cantidad de muertos que ha habido en el Mediterráneo

no estamos hablando de unas decenas, sino de miles y miles de personas

que se han montado en una barca

obviamente incapaz de trasladarles al sitio

y que han muerto en mitad del Mediterráneo.

Algún día pagaremos ese precio.

No puede haber tanta muerte sin ningún tipo de responsabilidad.

No podemos hacer lo que hacemos, tenemos que aceptar y entender

que la desigualdad económica es un factor migratorio

y, si nosotros estamos en un grado de riqueza,

que en España no se valora, pero es la verdad,

comparado con cualquier país árabe,

pues, inevitablemente, la gente quiere mejorar,

y, además, muchas veces,

si una persona no ha comido un día, dos días, cuatro días

y tiene cinco hijos, algo tendrá que hacer.

Es ahí donde principios como la solidaridad

se ponen en marcha. (ASIENTE)

Y lo que debo decir,

llevo conectado con ACNUR cerca de 50 años,

es que en España la solidaridad en su conjunto ha sido maravillosa,

pero en concreto la solidaridad económica.

En España, realmente el dinero que está obteniendo España con ACNUR

son cifras impresionantes.

Esto lo lleva una persona admirable, Francesco Sciacca,

y la presidenta ahora es Matilde Hernández.

El año pasado llegaron a 50 millones de euros,

que es una cantidad impresionante.

En España hay solidaridad y lo que tenemos que hacer

es racionalizar el proceso y hacerlo bien.

Es verdad que lo haríamos mejor

si toda Europa tuviera una política común,

pero pedirle eso a Europa es un imposible metafísico.

No tenemos política común en nada. (ASIENTE)

Y volviendo a los refugiados,

¿cuáles son las condiciones que establece la UE

para considerar a una persona como un refugiado?

Que exista un peligro físico,

no hace falta que sea peligro auténtico de muerte,

y que la causa de ese peligro tenga razón ideológica,

es decir, en un país no democrático

una persona que defienda principios democráticos

o alguna ideología en concreto;

el tema de ser mujer en algunos países,

donde a las mujeres se les condena por conducir un coche

o por no llevar un determinado atuendo femenino;

y también por razones simplemente de eliminar enemigos

o de eliminar opositores.

En esos casos tenemos que abrir las puertas y ayudarlos.

¿Cuál es el protocolo? Una persona...

Tiene que pedir asilo. En la embajada, ¿no?

En la embajada o en la frontera.

En las fronteras también se pide permiso.

Por ejemplo, en Ceuta y Melilla,

que son dos sitios que he visitado frecuentemente,

pues allí se pide asilo, el asilo se tramita

y tiene su proceso administrativo, hay controles adecuados,

en este tipo de temas hay controles adecuados.

¿Y los campos de concentración para los refugiados?

Quiero decir, ¿no está determinado?

¿No se sabe cuáles son

las condiciones que tienen que tener?

No se pueden llamar campos de concentración,

son centros de... De establecimiento de emigrantes.

Ya, eso ocurre aquí, ¿pero los que están fuera de Europa?

Bueno, siguen sin ser campos de concentración.

Son centros que tiene, por ejemplo, ACNUR.

Perdón. Campos de refugiados.

Lo digo porque esa palabra es complicada.

Bueno, pues en efecto, son campos de refugiados.

Campos donde hay miles de personas y miles de niños,

muchos de ellos absolutamente solos.

Han salido reportajes sobre ese tema realmente tremendos.

Son dramáticas las situaciones, absolutamente dramáticas.

Y yo comprendo que ese argumento solo

no basta para decir

"política de puertas abiertas, que entren millones y millones..."

Eso no se puede hacer, pero se puede perfectamente regular

el flujo de emigrantes y tratarlos de manera humana

con tal de que hubiera algún tipo de política común,

pero ahí nos resistimos, no sé por qué,

porque todo país quiere tener su propia política de inmigración,

porque en todo país hay políticos

que manejan este tema de una manera u otra.

En Italia, por ejemplo,

hay dos coaliciones, xenófobas ambas,

que se oponen absolutamente

a la entrada de cualquier refugiado o emigrante,

realmente sin sentido,

no se dan cuenta de que necesitarán emigrantes.

España ha necesitado emigrantes,

que la labor que han hecho los emigrantes en España

en el terreno agrícola, en el terreno de servicios

ha sido admirable,

que hay que darles las gracias por lo que han hecho.

Están incluso influyendo de una manera decisiva

en el tema de aumento de la natalidad.

La natalidad española está desapareciendo,

es el país de más baja natalidad del mundo, junto con Japón.

No puede ser. Si no tenemos gente nueva...

Hay quien piensa que son un peligro.

Eh... No son un peligro, son gente estupenda,

son gente que ha sufrido más que nadie en el mundo.

Imaginarse a una mujer con dos hijos, coger una barca,

llegar a las costas griegas, que allí los insulten,

los metan en campos que casi, en efecto, parecen de concentración,

en ese caso sí podríamos usar ese dato,

y que intente salir de ese país con el sueño de llegar a Alemania.

Realmente son personas

a las que habría que abrazar y admirar permanentemente,

pero eso no lo llevamos en el alma

y yo comprendo que el pragmatismo político es así.

Ahora, los políticos

tienen en este aspecto una responsabilidad especial.

Yo espero que en España no empiecen a aparecer políticos

que empiecen a amenazarnos diciendo que nos van a invadir,

que esto no hay quien pueda,

que España se está entregando al tema migratorio.

Porque no es verdad. Y ya hemos oído voces y partidos,

y no solo en la extrema derecha,

sino también en una derecha moderada,

que empiezan a hablar de este tema

y lo malo y lo que me molesta no es que lo digan,

porque si lo pensaran de una manera sincera y crítica,

todavía estoy dispuesto a dialogar con ellos,

lo hacen porque saben que a eso le sacan un beneficio político.

No nos engañemos.

A Trump, la idea del muro con México, el "America first",

yo primero me ocupo de la gente que está aquí...

Todo eso les ayuda muchísimo. Eso es lo paradójico.

Que un país de emigrantes como EE. UU.

resulte ahora un país que no quiere inmigrantes.

Eso es, y España, que también ha sido un país de emigrantes,

ahora resulta que no quiere hacer esto.

Yo espero que eso no pase en España.

Espero sinceramente que no pase en España,

pero no puedo ocultar que habrá que reaccionar

en cuanto intenten meternos miedo con este tema.

Yo le pido a la ciudadanía en su conjunto

que sepa que las amenazas son falsas y que no tienen sentido.

Ha sido un verdadero placer, como siempre. Muchas gracias.

Gracias a ti.

Seguimos.

"Mi padre dijo que ese día no iríamos al colegio".

Con esa frase comienza "Nada que no sepas",

Premio Tusquets 2018.

Mi técnica es escribir muchos títulos.

Tenía como 60 títulos, que se quedaron reducidos a diez,

que se redujeron a cinco y finalmente a dos.

"Siempre era domingo en Montevideo" era uno de los títulos,

y el otro era "Nada que no sepas" y "Nada que no sepas" al final.

Es un título muy parecido a algunos míos.

A "Tenemos que vernos", a "Todavía tú".

De todas maneras, esos títulos a mí me gustan

porque dicen bastante sin muchas palabras.

Mi escritura es así,

intentar decir mucho con muy pocas palabras.

Es mi religión, de alguna manera.

La novela empieza con una frase, que es un homenaje a Virginia Woolf,

que es "Mi padre dijo que ese día no iríamos al colegio".

Empieza en un momento muy dramático, cuando la narradora,

que entonces era una niña,

cuenta cómo, en un momento dado, una noche murió su madre

y ellos no sabían bien lo que pasaba.

Los adultos sabían que la madre había muerto,

que había tenido un accidente,

y eso es lo que marca gran parte de la novela,

porque el padre la reacción que tiene cuando muere la madre

es mandar a los niños a España, con una muchacha y una tía suya.

Y todo ese paréntesis de silencio que hace el padre

con todo lo de la madre crea una intriga

que llega casi hasta el final de la novela.

La madre desaparecida marca a esa hija.

Y la hija, en un momento dado, tiene una crisis matrimonial

y decide que es momento de volver al Uruguay.

Es la búsqueda de la identidad y la búsqueda de la madre

es la búsqueda de quién era yo y de quién soy yo ahora,

que, además, en ese momento su matrimonio está en crisis

y parece como que todo se le deshace.

Entonces es cuando se acuerda de que había una historia

de un lugar donde ella fue feliz.

Vuelve ahí

a ver si consigue recuperar algo de quien es.

En realidad, la novela es un homenaje

a aquella época de libertad, de democracia en el Uruguay.

Nosotros, por razones familiares, vivimos en Uruguay,

mi padre era diplomático y vivimos allí cinco años,

en la novela no, en la novela es mucho más corta la estancia,

pero conocimos un mundo que era completamente distinto

del que habíamos experimentado en España.

De repente pasamos del final de la dictadura,

del final de la posguerra,

de una España absolutamente ñoña, uniformada y pobre,

pobre en el sentido intelectual, muy pobre intelectualmente,

y llegamos a un país en el que todos leían,

todos eran libres, todos eran lectores

y a un sitio al lado de una playa, un barrio absolutamente abierto,

en el que vivíamos en la calle, no había ninguna traba

y era un país laico,

un país muy culto

y nuestros amigos, con los que vivíamos allí

eran también gente muy culta

y con los que estábamos en permanente convivencia.

Todo el mundo trabajaba, nosotros íbamos al colegio,

pero, sin embargo,

teníamos la sensación de que siempre estábamos en domingo,

de que todo eran vacaciones.

Nunca había enfados, nunca se enfadaban,

nunca había violencia, era un país como idílico.

Yo eso lo olvidé durante muchos años y luego volví, a los 40 años volví

y me recibieron como si nos hubiéramos visto ayer.

Entonces, ese volver y volver

después de mucho tiempo de haber abandonado ese país

es lo que me ha hecho escribir la novela.

Poco a poco me he dado cuenta de que es un país muy literario

y que la historia que yo había vivido era muy potente.

No hay nada de lo que pongo en la novela

que realmente sucediese, pero sí el lugar y las personas,

que hacen cosas distintas de las que hacían.

Es una mezcla muy rara

en la que nadie se reconoce del todo,

pero todo el mundo sabe quién es.

Es una novela sobre lo que no pasó.

Todo lo que no pasó es lo que yo pongo.

Lo que no pasó es infinito, pero está basado en lo que pasó.

Es una cosa muy literaria.

A los escritores nos gusta hablar de lo que nos ha pasado,

pero es que nos gusta hablar

de lo que nos hubiera gustado que pasara.

Esta historia es una historia sobre los deseos,

sobre los deseos de la adolescencia

y sobre volver a lo que no tuvimos en aquel momento

y volver a lo que eran nuestros padres

y a lo que no les pasó a nuestros padres también.

Es una historia inventada.

Yo siempre que dedico la novela

digo "esta historia de recuerdos inventados".

Son recuerdos inventados.

Lo único que es verdadera novela es el lugar, estuvimos allí.

Es una novela de un homenaje a un sitio y un tiempo,

es un homenaje a esa parte de la libertad

que vivimos en aquel tiempo y que vivieron mis padres también.

No sé por qué uno

hace sus personajes de trozos de sí mismo a veces,

y de trozos de los demás y de vivencias muy mínimas.

Lo del principio del tirón del pelo, que a la niña le tira el pelo,

incluso cuando ya tiene el pelo suelto

le sigue tirando el pelo de las trenzas.

A mí esas imágenes me gustan mucho porque significan la incomodidad.

Vivimos la vida

entre momentos de placer, de relax y tranquilidad

y momentos de incomodidad, algo nos está pinchando por dentro

y en una novela hay que ponerlo de manera concreta.

Que el lector sienta lo mismo que tú al escribirlo.

Es dificilísimo, es imposible.

Los escritores sabemos que es imposible,

pero como decía Cervantes, la gloria del intento.

No nos quitarán la gloria del intento.

Y aquí seguimos luchando con zapatos que aprietan,

con trenzas que aprietan

e intentando mostrar lo que se siente

cuando se ha muerto una madre y no te lo cuentan.

De este libro tengo a lo mejor 150 manuscritos,

pero enteros, de haberlos revisado enteros.

Voy quitando, quitando.

De una novela que tiene 300 o 400 páginas

la dejo en 140, 150, 170.

Esa es la manera de ir quitando

todo lo que no es propiamente de la novela.

El lector es muy inteligente.

Yo le quito todas esas explicaciones.

Mis novelas son muy compactas y bastante ligeras,

porque he quitado muchos adjetivos, muchas explicaciones

y al final eso funciona, al final es mi estilo,

al final se ha convertido en un estilo.

Pocas palabras, frases contundentes y con bastante potencia.

La familia lo tiene todo,

la familia es un laboratorio de ficción.

Todo lo que pase en la realidad

se puede transformar fácilmente en ficción.

En la familia hay odio y hay amor.

Lo tremendo de la familia,

que me encanta como hecho novelístico,

es que pasa al mismo tiempo.

Tú puedes odiar a una hermana o un hermano tuyo

y al mismo tiempo quererlo muchísimo,

porque nos conocemos tanto, hemos vivido tanto juntos

que sabemos todo lo que pensamos, creemos que sabemos,

creemos que de nuestros hermanos y nuestros padres sabemos todo

y no sabemos nada.

Esta novela es una indagación sobre mis padres.

Hay algo de indagación de gente a la que no conocía.

Tú cuando tienes 14 o 13 años no conoces a tus padres,

no sabes cómo es su vida, por mucho que los veas vivir.

No sabes lo que sienten, nunca sabes nada,

en el fondo nunca sabemos nada del otro,

pero con gente con la que vives es más contradictorio todavía

no saber nada de ellos.

Es muy interesante novelísticamente.

Yo tengo un entorno literario tremendo.

Mi madre era poeta y escribía muchas cosas

y era buena poeta, muy buena, y luego mi padre,

igual que le gustaba mi madre, que era poeta,

le gustaban los escritores,

siempre estaba rodeado de escritores.

Casualmente él era diplomático y vivimos en Perú,

al lado de Vargas Llosa, que estaba todo el día en casa,

Bryce Echenique...

Él se fue a Puerto Rico y prácticamente...

Murió una noche cenando con Bryce Echenique.

Pero siempre he estado.

Toda esta historia de Onetti de mi padre,

que mi padre fue el que trajo a Onetti de Montevideo.

Onetti siempre decía que mi padre le había salvado la vida.

De hecho, la última novela se la dedicó a mi padre.

Bueno, esto es una historia más de las muchas historias

que tenía mi padre con intelectuales, escritores...

Las librerías de mis padres eran enormes y muy diversas.

Ese es mi caldo de cultivo, es donde yo he vivido.

Yo escribía en mi cuarto, en casa y de repente un día, Luis Landero,

mi amigo Luis Landero me dijo, después de hacer un taller con él:

"Mira, tú ponte a hacer algo en serio".

Estas cosas que necesitan los escritores inseguros,

como yo en aquel momento.

No me dijo que yo era buena después del taller

ni que iba a ser una gran escritora, para nada.

Me dijo: "Tú tienes una vocación literaria inmensa,

tienes que hacer algo en serio.

Ponte a hacer algo, o una colección de cuentos

o una novela, ponte a hacer un proyecto".

Es tan importante que alguien a quien admiras te diga eso,

te enseñe un camino.

Yo creo que casi todos los escritores jóvenes e inseguros,

como era yo, deberían tener a alguien

que le diese una palmada en la espalda y le dijera:

"Mira, adelante, ponte a ello".

Taller de comunicación

con representantes de la revista "Comunicar"

para presentar y ver los tres "educlips" ganadores

del tercer Certamen de Educlips.

Paula Renés, María del Mar Rodríguez e Ignacio Aguaded.

Bienvenidos, gracias.

Hola, gracias. -Gracias.

¿Cómo ha ido? Pues muy bien.

Este es un proyecto que tiene vida,

que se enmarca dentro de los proyectos del Grupo Comunicar

y también de un proyecto de I+D del Ministerio de Ciencia

sobre "tablets" y "smartphones"

en los jóvenes universitarios españoles.

Justamente este programa, que es de transferencia social,

lo que pretende es fomentar

la producción audiovisual de los jóvenes.

Ellos tienen que ser consumidores, pero también prosumidores.

Para eso es fundamental desarrollar sus competencias mediáticas

y Educlips trabaja

en esa vertiente de producción audiovisual y mediática.

María del Mar, ¿se ve una evolución?

¿Se ve cómo van mejorando los "educlips"?

Pues sí, la verdad es que estamos contentos

porque la evolución es clara, los objetivos del concurso

se cumplen en las ediciones, esto es importante

porque nosotros perseguimos que los chicos tengan cada vez más

una capacidad de alfabetización mediática mayor,

una competencia digital y mediática mayor.

Eso creo que lo conseguimos

y, por otro lado, nuestra idea de mantener

un repositorio de este tipo de piezas pequeñas...

Para que puedan usarse en distintos sitios, ¿no?

En diferentes entornos, sobre todo educativos.

Las universidades están, ¿no? Claro. Las universidades están,

son muchas las universidades de España

que participan en el concurso, en esto estamos muy contentos,

y lo que pasa es que nos hacemos exigentes en este concurso.

Claro que sí. Paula, ¿dificultades habéis tenido este año?

Como siempre o cada vez menos. Cada vez menos.

Ya es la tercera edición y, como ha dicho mi compañera,

estamos consiguiendo ese repositorio,

estamos consiguiendo sumar,

no solo a nivel de material, sino también de calidad.

En esta tercera edición sí hay dificultades,

bueno, la coordinación, somos un equipo a nivel nacional.

Desde aquí quiero agradecer a todos esos embajadores, jurados,

al equipo de dirección, a nuestra compañera Mari Carmen,

que no ha podido acompañarnos,

y a los estudiantes que han participado...

Que son muchos. Y a vosotros.

Por invitarnos. Es nuestro deber.

¿Y se ven también fuera de España?

Sí, yo creo que cada vez más en Latinoamérica.

De hecho, en la última visita a Brasil me proponían hacerlo

en portugués y en brasileño,

emitirlo por la televisión portuguesa,

en este caso, brasileña,

porque han visto la potencialidad de este concurso,

donde, entre otras cosas, los chavales descubren

la importancia de producir de forma original.

Una de las guerras que tenemos con los clips que nos presentan

es que ellos buscan y copian músicas licenciadas,

entonces hay que enseñarles a cómo construir su propia música,

cómo tienen que buscar músicas libres de derechos,

porque esto es un factor de aprendizaje también,

producir de forma original.

También de aprendizaje del respeto por la obra ajena y por la autoría.

Veamos ya, si os parece bien, al ganador, a ver qué tal.

Estupendo. -Bien.

(Despertador)

Cinco minutos más.

(Segundero)

(Despertador)

Vale.

Laura, ¿me puedes ayudar con los sustantivos?

-Vamos a mirarlo en el móvil.

-Lo miramos en la Wikipedia.

-Sergio, dame el móvil que llego tarde.

-Adiós, te quiero. -Y yo.

¿Qué hora es? -Las 16:20.

-Vale, llego tarde.

-Bien, chicos, ya os había dicho que hoy nos íbamos a detener

en un aspecto muy concreto de las emociones,

que es de lo que estamos hablando estos días,

y es precisamente la problemática que suscita en vosotros

la incomunicación,

porque, os recuerdo,

que sois la generación más comunicada de la historia,

pero al mismo tiempo estáis evidentemente...

(SUSURRANDO) -Enséñame el Instagram.

(PROFESORA) -¿Qué os ocurre con las redes sociales?

Os hipercomunicáis.

(Mensaje)

Chicos, por favor, no es lo más oportuno, ¿no?

(Mensaje) Mensaje de audio de papá.

(TELÉFONO) "Hola, cariño.

Te recuerdo que esta noche tenemos cena, no llegues tarde."

Estaré en cuanto pueda, papá.

Ponme la música, porfa.

(Música)

¿Ahora por dónde? -Enciende primero...

-¿Qué pasa?

No, no hagas eso ahora, no, no, no. Me quedo sin batería.

No me hagas esto, por favor, que no sé llegar al restaurante.

No, no.

No, no, no, no. ¡No!

-Vale, bien, ¡corten!

-¿Bien? -Sí, exagerado, ¿eh?

-Ya ves.

¿Has visto la foto que me ha hecho mi primo?

Todos grabando, exagerado, ¿eh? Está todos los días.

No veas.

Mira, abuela.

Seguimos ahora con José del Águila Zamora,

Ana Moreno Arnandis y Boris Palacios,

autores de los vídeos que han ganado este tercer certamen.

Bienvenidos, gracias. Muchas gracias a vosotros.

Empezamos contigo, José, tú eres el ganador del primer premio.

Bueno, no solo yo, hay un equipo detrás,

han venido conmigo Esteban y Carlos

y en Murcia se ha quedado el resto del equipo,

Pedro, Laura y Dani.

¿Este año de qué iba el certamen?

Enganchados 24 horas a las redes.

Vale. ¿Os ha costado mucho hacerlo? ¿Cómo lo habéis hecho?

¿Cuál ha sido la técnica? Ha sido difícil,

sobre todo porque es algo que tenemos tan asumido,

el estar todo el día con el teléfono que hacer la retrospectiva

y mirarlo desde otro punto de vista ha costado un poco.

¿Y a quién se le ocurrió la idea? Pues nos juntamos todos un día

y dijimos: "¿Por dónde tomamos esto?"

Y al final entre Andrea y yo

dijimos: "Vamos a personificar la tecnología, el móvil",

que es algo que nos acompaña todo el día como un amigo.

Es verdad. Ana, ¿y el tuyo? Que lo vamos a ver ahora.

El mío se llama "Enganchados a la red 24 horas",

lo hemos realizado entre Gracia, Alejandro, Aurora y yo,

somos estudiantes de Pedagogía, y nuestro profesor nos dijo,

estábamos trabajando un tema en clase de Pedagogía Intercultural

y nos dijo: "¿Por qué no os presentáis al concurso?

Ya que está relacionado con el tema de clase".

De ahí empezamos a grabar y a montarlo.

Es la Universidad de Valencia. Sí.

Si se nos olvida, malo. ¿En tu caso qué universidad era?

La Universidad Católica de Murcia. Muy bien.

Pues vamos a ver tu corto.

(Despertador)

(Barullo)

¿Dónde quieres ir a cenar hoy?

Ana, Ana.

-¿Qué? Dime, dime. -Nada.

(Música)

¡Foto!

¿Cómo ha sido mi día?

Siempre con el móvil.

Y...

(TODOS)

Ana, lo que te ha faltado es

un plano en el que se vea al cámara

y que se vea que también tenía un móvil grabando.

Sí.

Se hubiera visto en un espejo, por ejemplo,

porque era todo el mundo con el móvil.

Sí, estábamos todos con el móvil, pero no ha salido el cámara,

que es el que lo grababa. También llevaba un móvil, ¿no?

Claro. Es todavía más terrible.

Que hasta para grabar un vídeo se utiliza el móvil.

¿Tú crees que deberíamos de usar un poco menos el móvil?

Yo creo que sí porque el móvil te da muchas ventajas,

pero también tiene muchos inconvenientes,

porque te puede crear "ciberbullying" y todo esto.

Muy bien. Boris, a ver, cuéntanos de qué va el tuyo.

Bueno, el mío, el nuestro, "Las dos caras de la ciberconexión".

Muy interesante porque venimos

de un máster de Comunicación y Educación Audiovisual

y para grabar este vídeo estábamos en diferentes países,

Ricardo Araiz de Ecuador, Sergio Navas de España,

Xian Shon Hu de China, y yo, que vengo de Colombia,

que estamos en el máster, y desde diferentes partes,

diferentes latitudes, empezamos a grabar y unir,

entonces mira también cómo sirven los móviles

para poder llegar y conectarnos entre todos.

Muy bien, ha sido un verdadero placer conoceros,

felicidades de todo corazón, espero veros muchas veces por aquí

para cualquier cosa que tenga que ver

con la alfabetización mediática

y el buen uso que debemos hacer

de los nuevos medios, de las nuevas tecnologías.

Y algo muy importante

que ya les preguntó a ellos, de la universidad que venimos.

Claro. De la UNIA estamos acá.

Saludos desde aquí. Claro que sí.

Pues vamos a ver el tercer premio.

"Lo que actualmente conocemos como Internet data de 1969,

aunque su uso

con los distintos servicios que a día de hoy conocemos

no comenzó a ser popular hasta mitad de la década de 1990,

haciendo usos de estas redes en ordenadores personales.

Desde estos primeros años hasta nuestros días,

ha cambiado bastante el panorama.

Con los dispositivos electrónicos actuales y las mejoras

en las infraestructuras de redes de comunicación

podemos estar conectados en todo momento.

Como cualquier avance tecnológico, la ciberconexión

pretende mejorar la vida de las personas.

En este breve vídeo queremos presentar

cinco aspectos positivos que nos brindan esas tecnologías,

¿pero son del todo beneficiosos?

¿Qué contraindicaciones pueden tener cada uno de esos usos?

Las nuevas tecnologías de la comunicación

nos permiten la conexión entre gente lejana.

La interacción comunicativa entre dos o más personas,

gracias a las llamadas telefónicas, videollamadas,

mensajería instantánea, etc.

Aunque como aspecto negativo, nos alejamos de los más cercanos,

no prestamos atención al que tenemos al lado en reuniones.

Búsqueda de información y localizaciones.

Nuestros dispositivos

nos permiten preguntar cualquier cosa

y poder encontrar la respuesta.

Viajar y moverse por el mundo no es tan difícil

gracias a estas tecnologías,

mapas, direcciones, líneas de transporte público...

Todo al alcance de nuestra mano en un solo dispositivo,

nuestro "smartphone".

Como aspecto negativo,

se está perdiendo la aventura de encontrar lugares por azar,

una de las mejores formas de adentrarse

en las distintas culturas y tradiciones

de los lugares que visitamos es preguntando a los autóctonos.

Medio de información y actualidad.

Periódicos y revistas online nos acercan a la actualidad

casi al instante de producirse la noticia,

no tenemos que esperar a la edición de cada mañana.

Tenemos los medios de comunicación que se actualizan constantemente.

Por otro lado, la veracidad de las informaciones

de ciertos medios debe ser contrastada,

debido a la proliferación de "fake news"

de medios de información

que no pertenecen a grupos de comunicación fiables.

Herramienta para la formación y educación.

Amplias posibilidades,

desde el aprendizaje formal en estudios online, e-learning,

hasta otro tipo de aprendizaje

mediante videotutoriales de "youtubers",

como, por ejemplo, recetas de cocina,

uso de software...

Al igual que el punto tres,

la enseñanza debe estar acreditada de alguna manera

para que lo que queramos aprender sea lo correcto.

Llevamos siempre con nosotros un instrumento que nos permite

ocio y entretenimiento en cualquier momento.

Juegos, aplicaciones diversas, música, cine y series

siempre disponibles.

Aunque este ocio ocupa nuestro tiempo de relax

y muchos tiempos muertos en esperas, viajes, etc.

debemos controlar su tiempo de uso para que no distraiga la atención

cuando realizamos otras tareas.

Enumeradas estas cualidades y algún que otro inconveniente,

os dejamos a vosotros reflexionando

y esperando que podamos dar el uso adecuado a esta tecnología".

Recomendamos hoy la edición de "Los mitos de Cthulhu"

que ha hecho un buen amigo de esta aventura,

el escritor León Arsenal, y que publica la Editorial Edad.

Se trata de la edición conjunta de los 13 títulos de Lovecraft

que la integran "La ciudad sin nombre",

"El festival", "La llamada de Cthulu",

"El color que surgió del espacio", "El caso de Charles Dexter Ward",

"El horror de Dunwich", "El que susurra en la oscuridad",

"La sombra de Innsmouth", "En las montañas de la locura",

"Los sueños en la casa de la bruja", "El ser en el umbral",

"La sombra más allá del tiempo" y "El que acecha en la oscuridad".

Casi 900 páginas de literatura

de la que te deja pegado a la silla o al sofá

en compañía de los abominables primigenios.

Mejor leer también en otra compañía.

La Universidad de Sevilla contesta hoy a la siguiente pregunta:

¿Qué beneficios aportan los alimentos funcionales?

La universidad responde.

Cada vez hay más evidencia científica

de que una buena alimentación es la base de una buena salud.

Algunos de los alimentos que tomamos

no solo nos aportan los nutrientes esenciales,

sino que además actúan sobre nuestra flora bacteriana

ejerciendo un efecto directo sobre nuestro sistema inmunitario

y aumentando defensas frente a enfermedades,

como las infecciones, cáncer, colitis ulcerosa

o la enfermedad de Crohn.

Estos son los que llamamos alimentos funcionales.

Un alimento puede ser funcional porque contenga ya

bacterias intestinales que ejercen esta acción positiva,

como las de géneros bífidus o lactobacillus,

que están presentes en algunos yogures

y que conocemos como probióticos,

o bien porque incorporen algún componente

que favorezca el desarrollo de estas bacterias beneficiosas

frente a otras en nuestra propia flora.

Estos últimos se denominan prebióticos.

Tienen la ventaja

de que, al no tratarse de organismos vivos,

su actividad no depende

de que se mantenga la cadena del frío.

La mayoría de estos prebióticos son carbohidratos

que, al ingerirlos, no se metabolizan

en el sistema digestivo y alcanzan el colon,

donde ejercen su acción positiva.

Nosotros descubrimos que algunos carbohidratos

presentes de manera natural en el caramelo

presentan este efecto prebiótico,

el problema es que su proporción es muy pequeña, un 10 % o 15 %,

por lo que el efecto no es relevante.

En el grupo de investigación hemos desarrollado una metodología

que permite obtener caramelos que contienen hasta un 70 % o 80 %

de estos carbohidratos prebióticos y que pueden ejercer

un efecto beneficioso en la salud humana,

de acuerdo con los resultados que hemos obtenido previamente

en modelos animales.

Les ofrecemos un fragmento de nuestro trabajo

sobre el laboratorio de reciclaje textil creativo

Altrapo Lab.

El resto, en la red, al terminar el programa.

A mí me llamó la atención

descubrir el movimiento "slow fashion",

como de otra manera de consumir, de no consumir, de reciclar

en el tema de la moda

y me apetecía aprender un poco a reciclar tus propias prendas,

a reinventarte,

aparte de mercadillos que puedes hacer entre tus amigos,

pues poder darle un toque de originalidad a mi ropa.

Todo el tema de manualidades me atrae

y, por otro lado, de coser poca idea tenía,

yo sé coser un botón y poco más.

Tiene que estar pastosito, no puede estar muy líquida.

Los debates que están saliendo

y los temas a nivel social, económico

y mucho más allá de nuestras fronteras

están siendo muy interesantes

y que es el inicio de un movimiento, igual que en su día empezó

el movimiento de la agricultura ecológica

o del consumo responsable,

pues creo que ahora está empezando el tema de la ropa o el calzado

y va mucho más allá de una moda.

-Y aprender con la máquina. El curso me parece completísimo.

Lo que decías de la parte teórica, pero también la parte práctica,

de poder irte con tus propias prendas,

tu gorro o tu bolsito.

-Y también información para tener un consumo consciente.

Desde el tipo de fibra,

que yo no tenía ni idea y me parece superinteresante

saber cuáles son las prendas que duran más, que duran menos,

que son más naturales, y luego dónde está hecho,

qué consecuencias tiene, etc.

Creemos que la creatividad es la herramienta fundamental

para optimizar al máximo los mínimos recursos.

Nos definimos como un laboratorio de reciclaje textil creativo.

El término "laboratorio" lo pusimos

porque hacemos mucho ensayo-error.

Trabajamos con la ropa y probamos técnicas

y patrones y herramientas para alargar el uso de las prendas,

pero siempre a través de pruebas.

Altrapo Lab empieza hace tres años

y surge en un momento de cambio para las dos

y de búsqueda de otras alternativas.

Queremos que empecéis a presentarnos vuestras prendas para transformar.

Surge mientras que Saloa me enseñaba a coser

y cuando empezamos a preguntarnos un poco qué pasaba con la ropa,

su origen y el tipo de consumo que estábamos haciendo de ropa.

Cuando empezamos a diseñar el proyecto vimos que teníamos

dos actividades principales.

Por un lado, teníamos una actividad en nuestro taller

en la que Saloa y yo investigábamos qué hacer con toda esa ropa

y hacíamos ropa nueva con tejidos reciclados

y la segunda actividad, que ahora es la más importante,

que son los talleres, pues surge un poco

por el deseo de compartir eso con el resto de las personas

y ponerlo en manos de todo el mundo, a su alcance,

tanto esa parte práctica, como esa parte de reflexión

sobre el consumo y el origen de la ropa".

La he usado mucho y la quiero seguir usando

y tiene aquí unas manchas

y con esta tela no sé qué hacer, pero algo haré.

Acabamos. Mañana martes abrimos "Taller de convivencia"

con la doctora Rojas Marcos para hablar

de los efectos de la inestabilidad sobre las relaciones humanas,

qué nos pasa si no tenemos un empleo estable,

ni una relación estable, ni un objetivo fijo en la vida.

¿Cuáles son los efectos psicológicos de la inestabilidad?

Nos ayudará a comprenderlos mejor Laura Rojas Marcos.

Será mañana a partir de las 10:00, como siempre.

Pasen un buen día.

Ha sido un placer compartir estos minutos con ustedes.

Hasta mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 11/03/19

La aventura del saber - 11/03/19

11 mar 2019

Ofreceremos el reportaje "María Tena. Nada que no sepas" y los Educlips ganadores de la presente edición.

ver más sobre "La aventura del saber - 11/03/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 11/03/19"
Programas completos (1660)
Clips

Los últimos 5.649 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos