www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5467432
Para todos los públicos La aventura del saber - 10/12/19 - Lengua de signos - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días a todos.

Las nuevas tecnologías pueden ayudarnos,

pero también pueden destruirnos.

Imaginemos que cada vez está más cerca el día

de que podamos elegir

las características físicas e intelectuales

de nuestros hijos.

¿Sería una temeridad?

Es una de las preguntas

que le plantearemos ahora al filósofo Javier Gomá,

que acaba de publicar un ensayo titulado "Dignidad"

en el que trata precisamente de cuestiones como esa,

que parecen de ciencia ficción, pero casi casi ya no lo son.

Además, en nuestro taller de educación,

recibiremos al profesor Toni García Arias.

Con él hablaremos de los errores más habituales

que cometemos los padres con nuestros hijos.

Vayan reflexionando sobre esta pregunta.

¿Sobreprotegemos a los niños?

Julio Anaya Cabanding saca el arte de los museos,

descontextualiza cuadros conocidos

y los lleva a los muros de lugares recónditos.

Es su manera de reflexionar,

entre otras cosas, sobre la pintura,

el papel de las instituciones

y la relación entre el artista, el mercado y el espectador.

En 2020

está previsto que abra sus puertas la primera universidad

dedicada a la inteligencia artificial.

Será en Abu Dabi.

Es una de las noticias

que integran

el noticiero científico y cultural iberoamericano.

De último a esta parte,

las nuevas tecnologías están permitiendo cada vez

de una manera más eficaz e intrusiva

el control de los individuos

a través de los datos masivos,

a través de la digitalización de nuestra actividad social

y a través y gracias a nuevos conocimientos

y técnicas genéticas.

¿Adónde podría llevarnos todo eso

si no pensamos suficientemente en ello?

Hoy se lo vamos a preguntar al autor de este ensayo:

"Dignidad".

Javier Gomá,

filósofo y director de la fundación March.

Bienvenido, Javier. Muchas gracias, Salva, encantado.

¿Qué te llevó a plantearte la necesidad

de pensar y de escribir sobre la dignidad?

Como se escriben tantos libros al año,

en España y en el mundo,

cuando uno publica otro libro nuevo,

siente la obligación de justificarse.

Así que en este libro, "Dignidad",

empiezo justamente exponiendo las tres razones

que me han motivado para añadir un libro más

a los muchos que existen.

Digo que son tres razones.

La primera es de orden particular.

Cada escritor, al final, es un conjunto de palabras.

Es un conjunto de metáforas.

Es una persona

que confecciona un diccionario particular.

Y en mi diccionario, la palabra "dignidad",

libro tras libro, ensayo tras ensayo,

iba adquiriendo un protagonismo creciente.

Así que me pareció que era el momento

de darle una monografía.

En segundo lugar, y esta es la formidable sorpresa,

cuando me puse a investigar sobre la dignidad,

vi que este concepto,

quizás el más transformador de todo el siglo XX,

de una influencia imposible de exagerar,

tenía tratamientos parciales en el ámbito del derecho,

en el ámbito de la bioética,

pero no tenía una sola reflexión filosófica.

Miles de libros, miles de artículos, jurisprudencia,

causas sociales en nombre de la dignidad,

pero carecía de la visión general, abstracta y universal

de la filosofía.

Así que pensé:

"Este es un terreno vacante. Voy a ocuparlo".

Y la tercera razón es porque armonizaba muy bien

con un programa que tracé hace mucho tiempo.

Es un programa de dignificación de la vida cultural.

Se nos insiste demasiado en la cultura

y en los aspectos negativos de la vida,

en la parte miserable de la existencia.

Trato de añadir libros y conceptos

que ayuden a vivir la vida con dignidad.

Traté la ejemplaridad, traté lo sublime,

traté el ideal y, ahora, la dignidad.

Todo ello tiene por pretensión

que la gente pueda no solamente vivir,

sino vivir de una manera humana.

Humana quiere decir una vida digna de ser vivida.

Este libro tiene por objeto

que el lector despierte el sentimiento de su propia dignidad

y le ayude a vivir la vida con dignidad.

¿Qué es la dignidad?

Es un concepto no definido.

En el libro propongo varias aproximaciones.

Una de ellas

es que la dignidad es una cualidad privativa

del hombre y de la mujer

por el simple hecho de serlo

en virtud de la cual se convierte en acreedor

y el resto de la humanidad, en deudora.

¿En deudora de qué?

Pues, al menos, de esto.

De un respeto.

Así que la dignidad es una cualidad exclusiva de lo humano

que emana un respeto

que el resto de la humanidad debe tener y debe guardar.

Hablemos un poco de la historia de este concepto.

Aunque permanece virgen en la contemporaneidad,

hay algunas aportaciones, ¿no?

La más famosa de todas es la de Pico della Mirandola.

Es curioso

porque Pico della Mirandola,

en esa famosa "oratio"

de finales de mil cuatrocientos ochenta y poco,

no se sabe exactamente la fecha,

no la llamó "de la dignidad".

Es un nombre que se le dio después.

Lo cierto es que sobre la dignidad

en realidad solo trata en las primeras páginas

y de una manera ciertamente original,

pero no exhaustiva.

La dignidad es una de esas palabras que en el canon occidental,

en la gran literatura, en el gran pensamiento,

está muy presente, pero de una manera no reflexiva.

Evoca una distinción,

una excelencia, una cualidad elevada.

En ocasiones,

de unos hombres y mujeres frente a otros.

Así ocurría inicialmente en el derecho romano.

Se extendió una cualidad de lo humano

frente a otros seres de la existencia.

Pero 1000 veces repetida

y, sin embargo, nunca objeto de la reflexión.

Ni siquiera Pico della Mirandola.

Dice en qué consiste la dignidad.

Para él es una libertad que nos permite hacer cualquier cosa

frente al resto de las criaturas

que tienen su destino predeterminado por un modelo ideal.

En cambio,

lo propio de lo humano sería una libertad absoluta,

no predeterminada por nada.

Salvo esas reflexiones que digo que son iniciales,

deja el concepto vacante.

¿Y por qué Schopenhauer denosta esta idea?

Pues, posiblemente,

es una razón de rivalidades de escuela

porque Schopenhauer estaba obsesionado con Kant.

De hecho,

en "El mundo como voluntad y representación"...

Y con Hegel, ¿no?

Porque le quitaba alumnos.

Tenían la clase paralela en Bonn.

Ahí los profesores dependían del número de alumnos,

y se los llevaba todos Hegel y ninguno, Schopenhauer,

cuyo éxito, como es sabido, es muy posterior,

casi 30 o 40 años posterior.

y no por "El mundo como voluntad y representación",

sino por "Parerga y paralipómena",

un libro relativamente secundario que sin embargo le dio una gran fama

y llevó a los lectores al libro principal.

Schopenhauer estaba obsesionado con Kant.

Le dedicó, como digo, la última parte,

una especie de largo anexo de su gran libro del año 18 o 19.

Allí, de una manera circunstancial, desprecia el concepto de dignidad,

que tampoco fue exhaustivamente definido por Kant,

pero que sí tiene un papel central dentro de su teoría moral.

Y lo desgraciado

del comentario más o menos burlón de Schopenhauer

es que hizo época.

Y, desde entonces,

el concepto de dignidad desaparece casi por completo

de la reflexión filosófica del siglo XIX y XX

hasta que en este siglo, en lo que llevamos de este siglo,

ha sido recuperado.

Pero no desde el punto de vista filosófico.

Las grandes enciclopedias de filosofía del mundo,

incluido Ferrater Mora,

no abren una entrada para el concepto de dignidad,

lo cual es estupefaciente.

Es muy muy asombroso.

Pero sí que se recupera en un ámbito

que podríamos llamar especializado de disciplinas particulares

como el derecho y la bioética.

Lo que pasa es que uno acude a esos libros

y se encuentra con una reflexión mínima

de orden filosófico

y enseguida se precipita a un análisis más práctico.

En derecho se invoca la dignidad

como fundamento de los derechos fundamentales,

y, en el ámbito de la bioética, sobre todo para resolver dilemas

con el principio y el final de la persona.

La concepción

y todos los problemas morales

que se originan en torno a la concepción

y la llamada muerte digna y la eutanasia.

¿Y qué operatividad tiene hoy día este concepto

en un mundo

como al que nos referíamos al principio?

En el que se van a poder elegir hijos a la carta, ¿no?

Tiene...

La primera operatividad sería de orden muy general,

pero con enormes implicaciones prácticas.

Ese es un principio contramayoritario.

¿Qué quiere decir esto?

Desde el origen de los tiempos,

pero con especial pregnancia

en el principio de la política de Aristóteles,

se estableció un principio que ha estado largos siglos vigente

y que, además, es de sentido común.

Es que el interés particular cede ante el interés general.

Dice Aristóteles:

"El ciudadano está al servicio de la 'polis'".

El fragmento, el ciudadano,

está al servicio del todo, que es la 'polis'.

Todo el mundo entiende

que lo particular debe ceder ante lo general.

Pero, después, en la época moderna,

al compás de la nueva conciencia de la subjetividad moderna,

se añadió una coda a esa especie de ecuación clásica.

El interés particular cede al interés general.

Y esto es nuevo.

El interés general cede ante la dignidad individual,

de manera que la dignidad individual es resistente a todo.

No solamente, por supuesto, al despotismo de la mayoría,

que la mayoría tiene siempre riesgos

de incurrir en corrupción y despotismo.

Eso está en el pensamiento liberal clásico.

Exactamente.

Es el contraste entre el principio mayoritario

y el principio que protege a las minorías.

En ese principio que protege a las minorías

el gran concepto es la dignidad.

Pero no solo, como digo, ante el despotismo de la mayoría,

sino también ante justas causas.

El interés general o el bien común o el progreso social

deben ceder ante la dignidad individual.

O, dicho de otra manera,

no podemos sacrificar la dignidad individual

allanándola en el altar del progreso colectivo.

Entonces, esto es una novedad extraordinaria.

Es moderno. Hace época en la época moderna.

Y tiene consecuencias de todo orden.

Yo puedo expropiar una casa

si por ahí quiero que pasen autopistas,

pero no puedo expropiar al propietario de la casa.

Y, esto, por ejemplo,

en relación con esto que te decía antes

de elegir los hijos a la carta,

"quiero que mi hijo mida 1,95 que tal y que cual",

eso cómo lo ves.

La primera reflexión

es que no todo lo tecnológicamente posible

es moralmente deseable.

O dicho de otra manera,

tenemos que acostumbrarnos

a que el poder y la libertad que nos concede la tecnología

deben estar al servicio de la dignidad de lo humano.

Eso establece unos límites.

Antes hablábamos de los límites

que la dignidad establece al progreso,

al progreso económico, al progreso material...

También al progreso tecnológico.

En cuanto al nacimiento que me mencionas,

lo más fascinante de la concepción de la persona

es que está dependiendo de una lotería genética.

Es el azar

el que establece la combinación de cromosomas.

¿Qué está más a la altura de la dignidad

de la que somos portadores los hombres y las mujeres?

¿Algo concedido al azar

o algo que responda a una planificación humana

de un Gobierno o de una Administración?

¿Qué preferimos?

¿Que nuestro hijo sea el resultado de una planificación gubernamental

o concedemos ese misterio

que es el azar de la combinación de cromosomas

para configurar la individualidad?

Lo cierto es que aunque parezca sorprendente

el azar puede ser más respetuoso con la dignidad

que la planificación gubernamental.

Y el problema principal es determinar

en qué consiste esa dignidad, ¿no?

¿Quién lo determina?

O quién la determina.

Una de las cuestiones que han ocurrido

es que en estos últimos años

ha habido un cierto desprecio al concepto de dignidad.

Un famoso psicólogo... Steven Pinker.

Ha despreciado...

Dice que es una estupidez.

Creo que comete un error porque no sabía...

Escribe un libro

que se llama "El ángel dentro de nosotros".

Él se refiere más bien al triunfo de la paz, ¿no?

Más que a la dignidad individual.

Es una reflexión que seguramente se le escapa.

Es un hombre muy empírico.

A veces digo

que los empíricos dicen todo menos lo esencial

porque lo esencial

no se puede cuantificar empíricamente.

Entonces, cuando él critica la dignidad,

critica la dignidad

porque en ocasiones hay un uso abusivo de ella.

Para mí,

la dignidad es un concepto filosófico.

El concepto filosófico

se debe mover siempre en un plano abstracto general.

Cuando tratas de hacer de los conceptos filosóficos

algo así como la respuesta del crucigrama

que ya te sirve para todos los casos prácticos,

ya sean jurídicos, ya sean bioéticos,

y ya está el resto de la humanidad relevado de pensar

porque ha habido un filósofo que ha resuelto el problema,

es entonces cuando se usa la dignidad

como una especie de "full" en el póker

que te sirve para triunfar siempre.

Y se ha hecho.

Es entonces

cuando personas como Pinker desprecian la dignidad.

Pero él se equivoca

porque desprecia un uso de la dignidad.

Pero hay otro uso, que es estrictamente filosófico,

que no trata de resolver todos los problemas prácticos,

que deben estar confiados al buen sentido,

al buen juicio, al tino o la prudencia

del aplicador de la norma.

Pero no debemos ignorar

que cuando ese hombre o mujer prudente

aplica de miras al caso concreto

es porque se le ha iluminado el concepto de dignidad

en un ámbito filosófico.

No resuelve todos los problemas prácticos,

pero establece principios generales que sirven para iluminar

y que, luego, los aplicadores llevan al terreno.

Ha sido un verdadero placer como siempre, Javier.

Muchas gracias por aceptar nuestra invitación.

Esperamos verte de vez en cuando. Me encantará venir.

Es un placer

que en este oasis de la cultura en televisión

podamos tener una charla como esta.

Muchas gracias, Javier.

Seguimos.

Miguel Hernández nos propone hoy...

La Universidad Miguel Hernández nos propone hoy una pregunta

que tratábamos ayer con el doctor Romero.

¿El agua puede engordar?

La universidad responde.

Este es un punto

que induce a muchas interpretaciones erróneas

por parte del gran público.

Lo primero es comentar que el agua tiene cero calorías

y, por tanto, no engorda.

Sin embargo,

hay gente que piensa todavía que si bebe agua, va a engordar.

Todo esto viene alimentado por campañas publicitarias

que parecen indicar

que el consumo de determinadas marcas comerciales

de aguas minerales

va a permitir incluso reducir peso,

pero que si no se consumen, engordaríamos.

La confusión por parte del consumidor

viene porque este va a mezclar dos conceptos clave,

aumentar de peso y engordar.

Ambos conceptos están relacionados,

pero no son exactamente equivalentes.

Engordar hace referencia a aumentar de peso,

pero este aumento es por acumulación de grasa

en el tejido adiposo,

principalmente situado en la zona abdominal del organismo.

Es lo que vulgarmente se llama curva de la felicidad

y es lo que nos trae de cabeza en el verano

con la operación bikini o bañador.

En este sentido, si bebiéramos un litro de agua,

aumentaríamos nuestro peso corporal en un kilogramo,

pero ese aumento sería debido al agua

y no a la grasa.

Por tanto, bebiendo agua nunca engordaríamos.

Siempre se ha dicho

es de que por qué los niños no nacen

con un manual de instrucciones bajo el brazo, ¿verdad?

De momento,

siguen sin traer el manual de serie,

pero los padres sí que contamos con muchos estudios,

investigaciones y libros de consulta

para intentar resolver nuestras dudas.

Pero, claro, cuando dudamos,

es muy posible que cometamos errores.

Y, por eso,

hoy hemos invitado al profesor Toni García Arias.

Toni, muy buenos días. Hola, buenos días, Mara.

¿Cometemos muchos errores los padres?

Es normal cometer errores porque cada niño es un mundo.

Cada niño tiene unas necesidades determinadas,

una idea determinada de la vida y unas necesidades distintas.

Eso hace que siempre cometamos errores.

Eso es inevitable.

Hay algunos

que hay que intentar solventar rápidamente

para que no se hagan muy importantes.

¿Porque son más comunes? ¿Porque los cometemos más?

¿Porque son más dañinos para el niño?

Fundamentalmente,

a veces nos equivocamos con la educación

porque intentamos proteger en vez de educar.

Cuando educamos a niños pequeños,

tenemos que darnos cuenta

de que los niños no serán nuestros toda la vida.

Tenemos que intentar fortalecer parte del carácter,

fortalecer unas virtudes,

para que el día de mañana se sepan enfrentar a un mundo

que hoy por hoy es tremendamente complejo.

La sobreprotección, el cariño,

lo único que hace es que no los expongamos un mundo,

pero a ese mundo se van a tener que exponer.

Tarde o temprano. Tarde o temprano.

¿Y con qué error comenzamos?

Comenzaríamos con el error de no dejarles decidir

principalmente.

Los padres intentamos todo el rato, o intentar todo el rato,

decidir por los niños.

Deciden incluso si tienen frío o no.

A veces nos dicen:

"Ponte esta chaquetita que hace frío".

Hace frío para ti, pero a lo mejor no para él.

Incluso hay veces

que no los dejamos vestirse a ellos mismos,

que no los dejamos decidir qué ropa quieren ponerse...

Es cierto que puede ir hecho un desastre.

Vale, de acuerdo,

pero él tiene que empezar a decidir cosas.

Cuando hablo de decidir,

no solamente hablo de decidir qué hacer,

qué le gusta, los amigos que tiene,

que a veces los padres se los quieren imponer,

los estudios, qué quiere hacer, que también los padres influyen ahí,

incluso en la novia o el novio que pueden tener,

sino también en que opinen.

Muchas veces no los dejamos opinar.

No los escuchamos cuando dicen sus opiniones, ¿no?

Yo siempre pongo un ejemplo

de que muchas veces, durante la educación en primaria,

tanto en la familiar como en la escolar,

a veces no los escuchamos.

Les decimos, les llenamos de contenido,

les decimos lo que tienen que hacer,

y llegan a la universidad y un profesor les pregunta:

"¿Qué opináis?".

Y dicen ellos:

"Con 18 años nunca he opinado.

Quiero que me digas qué tengo que hacer.

Qué es lo que tú quieres que te diga".

Cuando ellos no pueden decidir, cuando no pueden opinar,

les estamos cortando su propia identidad.

Eso les da madurez. Les da madurez, sí.

Les da madurez porque el día de mañana,

cuando se tengan que enfrentar a una opinión

o cuando tengan que decidir entre tomar drogas o no tomarlas,

por poner un ejemplo,

o tener relaciones sexuales con protección o sin protección,

ellos estarán fortalecidos

porque tendrán la costumbre de saber qué es lo bueno y lo malo.

Si les digo lo que es malo o bueno,

necesitarán llamarme para decirme: "¿Hago esto o lo otro?".

Toni, otro típico.

"No te subas ahí que te vas a caer".

"No te subas que te vas a caer" es típico.

Yo recuerdo una vez cuando estaba en Londres,

había un niño que estaba jugando con un patinete.

Estaba allí su madre y su padre en la plaza del Museo Británico.

Estaba el niño para allí y para allá,

no sé si tendría cuatro años o por ahí,

y en una de esas tuvo una caída brutal.

Pero una caída brutal. Se arrastró por el suelo.

Entonces, en ese momento, yo miré para los padres,

y en un padre estaba haciendo así y la otra madre estaba haciendo así.

El niño no encontró una mirada que lo acogiera.

El niño miró para mí,

y yo hice como "si tu padre no te dice nada,

yo tampoco te voy a ayudar".

En ese momento,

el niño vio que o tenía ese arropo de la lamentación inmediata

y el niño cogió, se sacudió

y volvió a coger su patinete para seguir jugando.

En España saldríamos todos, llamaríamos al 112,

se haría un corrillo...

Iríamos al hospital, a urgencias... Efectivamente.

Eso es una sobreprotección que no es buena para ellos,

porque tienen que tener la costumbre de caer

porque es importante que...

Ahí viene el aprendizaje de levantarse.

A veces, nosotros, como adultos,

no los dejamos que aprendan a levantarse.

Eso es fundamental.

Y no solo en lo físico, no solo en ese aspecto,

sino también en el ámbito de los errores.

Castigamos constantemente el error.

Castigamos los errores muchas veces que son absolutamente normales

tanto en el ámbito educativo como en el ámbito familiar.

Todos los errores.

"Haz esto", "cuidado con lo otro", "cuidado con lo de más allá".

Se les tendrá que caer cosas. Se equivocarán en exámenes.

Tenemos que ayudarles

porque el error y la caída es base fundamental del aprendizaje.

Lo decías al principio.

Los sobreprotegemos. Correcto.

Eso está muy bien,

pero mi padre siempre decía lo mismo:

"Yo he tenido hijos para la vida. No los he tenido para mí".

Y los sobreprotegemos también

no dejándoles hacer las tareas de la casa.

No se hacen la cama, no se saben preparar una tortilla.

Correcto, correcto. Cosas básicas.

Hay muchos autores de educación que hacen estudios

entre la educación alemana y la educación española, ¿no?

Una de las cosas

que más le llamaba la atención a un amigo mío

que estaba haciendo un estudio comparativo

es que en España el niño es el centro de la familia

y en Alemania no.

En Alemania es un miembro más.

Te hablo de Alemania

como te puedo hablar del resto de países

del norte de Europa.

En España, una vez que nace un niño,

el niño determina toda la vida familiar de los padres,

abuelos y tatarabuelos si los hubiere.

Todos.

Si el niño está cansado, nos vamos todos.

Si quiere hablar, nos callamos todos.

Hacemos que sea el centro de atención.

Cuando es el centro de atención y no es parte de un grupo,

se convierte en el dictador.

El dictador de la familia,

el dictador que dice en un momento determinado

"ya os chantajearé

para que si me quiero ir, me tengáis que llevar"

o "si quiero hacer esto, me dejéis,

porque voy a llorar hasta que me digáis que sí".

Eso es un aspecto fundamental.

El niño es parte de la familia

y como parte de la familia tiene que colaborar.

Tiene que colaborar.

No somos esclavos de él.

Tiene una cama que puede hacer.

Incluso desde pequeñitos ya les podemos decir...

Con cuatro años

ya pueden venir con nosotros a ayudarnos con la ropa

para meterla en la lavadora.

Recoger la mesa. Recoger la mesa.

No son inútiles.

Tienen brazos, pueden hacer cualquier actividad

y tienen que hacerla porque es parte de la familia.

Igual no tienen tiempo con tanta pantalla.

No sé si tienen tiempo para hacer esas tareas.

Esa parte ya es mucha culpa de los padres,

de los padres que les encanta tener tiempo libre,

que es lógico que quieran su tiempo libre,

y les ha venido como caído del cielo las nuevas tecnologías.

Las nuevas tecnologías emboban a los niños.

Los tienen ocupados durante horas

mientras nosotros podemos relajarnos.

Pero eso es darle algo adictivo a un niño.

Es como darle prácticamente una droga.

Tú ten en cuenta

que la telefonía móvil o las "tablets"

generan dependencia.

Generan dependencia psicológica.

El tabaco tiene una dependencia física

y una dependencia psicológica.

La más difícil es la psicológica. La física desaparece en 21 días.

La psicológica es mucho más importante.

En el caso de las pantallas, sucede igual.

La dependencia psicológica que estás haciendo que un niño tenga

desde que tiene tres años que le das un teléfono móvil

hasta los 15 años...

Cuando le quitas el teléfono móvil, tú le estás quitando una droga.

La reacción va a ser la misma que si le quitas la cocaína

o si le quitas el tabaco.

A los niños que trato por la tarde,

a los adolescentes que trato por la tarde,

la gran mayoría que ha agredido a sus padres

tiene relación con las nuevas tecnologías

por quitarle la telefonía móvil sobre todo.

Ellos sienten sin la droga que necesitan

cada cinco segundos.

Es una imagen tan común verla ahora en cualquier restaurante.

Una familia comiendo,

y los niños con la "tablet" o con el móvil.

La falta de comunicación familiar también perjudica muchísimo

el propio desarrollo de los niños.

Si no hablas con ellos,

no preguntas qué tal ha ido el día, está rico esto o no está rico,

qué te gusta, qué no te gusta, qué te parece esta noticia,

si no les preguntas,

estás cortando su lenguaje,

estás cortando su capacidad de reflexión,

estás perdiendo comunicación con ellos

y estás perdiendo una cosa muy importante,

ese enganche emocional que luego no tendrán.

Tendrán un enganche emocional con su pantalla.

Yo recuerdo una vez en un restaurante

que estaba comiendo con mi pareja,

y vinieron cinco personas.

Eran dos padres, dos niños y la abuela.

Los cuatro, los padres y los niños,

estaban cada uno con un aparato tecnológico,

y la abuela, allí al fondo.

Durante toda la media hora, porque comen rápido...

Se van rápido.

Durante la media hora que duró su comida

no hablaron absolutamente nada.

Supongo que estaría diciendo:

"Para esto no haberme sacado

porque no habéis hablado nada conmigo".

Qué pena. Un problema que los padres tienen.

Fíjate que a veces lo digo como un error que cometemos.

Decimos:

"Los adolescentes no saben utilizar las nuevas tecnologías".

En un viaje que hago desde casa hasta el colegio

que me lleva 20 minutos

puedo ver cinco o seis personas con un móvil conduciendo.

Los primeros que no sabemos somos nosotros.

Los adultos.

Después los castigamos sin la "tablet",

pero cuando se nos pasa el enfado,

nos arrepentimos y les quitamos ese castigo.

Ahí está.

Ese es uno de los gravísimos errores que cometen los padres.

Yo les digo: "No juguéis".

En la infografía que estamos poniendo en pantalla

viene un juego de póker.

Si tienes malas cartas,

por favor no juegues a que te vas a comer el mundo

porque no puedes.

Con un 7,2 no puedes hacer absolutamente nada.

Se lo digo siempre a los padres.

Es preferible poner un castigo leve, pero que sepas que vas a cumplir

que arriesgarte a decir un castigo enorme

que a los cinco minutos vayas a quitarles

porque ellos entenderán que tú no eres la autoridad.

Que la autoridad son ellos.

Cuando insistan cinco minutos o lloren cinco minutos,

saben que al final te vas a rendir.

Tienen más capacidad de resistencia que nosotros

que vamos agotados del día a día.

Vas agotado del trabajo, de levantarte por la mañana,

de ir a trabajar, llega, enfréntate a la casa, tus hijos...

A la mínima dices: "Venga, sí, te quito el castigo".

Es preferible

que los castigos sean muy determinantes

si son "te quito el móvil durante la tarde".

Es mejor decir "te quito el móvil" y quitárselo

que decir "te voy a quitar el móvil una semana"

y a los 15 minutos dárselo.

Es preferible.

Qué importante es la comunicación con nuestros hijos,

pero sin juzgarles, ¿no, Toni?

Sí, sí.

Es un error que se comete mucho en la adolescencia.

Sobre todo, en la adolescencia.

Siempre que hablamos con nuestros hijos adolescentes

los estamos juzgando en todo momento.

No los escuchamos.

No estamos escuchando qué nos tienen que decir.

No estamos escuchando cuáles son sus sentimientos,

sus tristezas, sus miedos...

Estamos esperando a responder nosotros

qué es lo que tiene que hacer o cómo puede enfrentar eso.

Pero no los estamos escuchando,

y ese es un error que cometen los padres

y que es muy nocivo.

Al final,

el adolescente va a tener esa falta de comunicación

porque entenderá que su padre no lo comprende

o que su madre no lo comprende.

Es importante.

A veces escucharemos barbaridades;

pero si damos la confianza

para que nuestro hijo nos cuente esas barbaridades,

podremos atajarlo de alguna manera.

El hacer esa presión constante

de a cada cosa que me dice mi hijo yo le respondo otra cosa.

"Lo que tienes que hacer es esto".

Al final no nos contará lo que le sucede en su vida diaria.

Ahí está guerra.

"No me entiendes", "no me escuchas"...

Efectivamente.

Y qué importante es sentarte con tu hijo, escucharle,

decirle "yo te aprecio", "yo te quiero",

"yo confío en ti", "yo sé que lo vas a hacer bien"...

Todas esas palabras de ánimo en vez de juzgar tanto.

A lo mejor eso va a estimular mucho más

que nuestro hijo se comporte como queramos

que le digamos

"este es el camino que tienes que tener".

Él tiene que hacer su camino

con la seguridad de que yo voy a estar detrás.

No juzgando, sino apoyando.

Qué difícil ser padre, Toni García Arias.

Complicadísimo.

Complicadísimo.

Muchísimas gracias. Muchas gracias a ti.

Hasta la próxima. Hasta luego.

Y nosotros seguimos.

Si ustedes encuentran un cuadro

que parece recién sacado de un museo,

colocado delicadamente en un muro propicio para grafiti,

es seguro que por allí ha pasado Julio Anaya Cabanding.

El artista malagueño reflexiona así sobre el arte,

el mercado, el trampantojo

y la relación entre la pintura y el espectador.

El cuadro que represento aquí es un cuadro de Emilio Ocón

que se titula "Vista del puerto de Málaga".

Me gustaba la relación entre el contenido del cuadro,

lo que representa el cuadro y el lugar.

En este caso de algún modo lo que está representando,

la representación de nuestra representación.

Da la sensación de que es una especie de ventana

a través de la cual estamos viendo el puerto de Málaga.

Una vista del puerto de Málaga, como se titula el cuadro.

En general busco lugares abandonados,

periféricos.

Lugares que, por sus características de abandono,

de estar alejados, son lugares vitales del mundo del grafiti,

de la gente que pinta, por eso la mayoría están pintados.

De algún modo son lugares

muy opuestos a la idea que tenemos de un museo

donde las obras están expuestas

para ser consumidas de algún modo.

La elección muchas veces tiene que ver con eso,

por simples cuestiones formales,

porque los colores de algún modo me combinan,

aunque parezca una decisión muy superficial.

Por otro lado, al igual que en este caso lo impongo,

de algún modo está relacionado con el contenido de la obra.

Estoy pintando una playa, un cuadro de Courbet

donde se representa una playa, una orilla,

y lo estoy pintando junto a la playa.

Bueno, con el contraste de la imagen,

la imagen de una playa virgen con arena limpia.

Sin embargo, la arena y el entorno donde estoy pintando

es todo lo contrario.

Está sucio, está lleno de mierda, de latas.

El tratamiento que le doy a mi pintura,

bueno, la de representar el cuadro como objeto,

incluso en el plano pictórico,

con la idea de sacarlo, ¿no?

Si el museo es el lugar,

pero está paralizado el arte,

sacar el cuadro del museo.

Hay una actitud de esa paralización de la obra de arte.

La gente de mi entorno que está un poco más alejada

del mundo del arte

ve un sinsentido pintar cuadros como son estos,

que son reconocidos.

La gente habitualmente lo asocia al arte con mayúscula

pintarlo en un lugar recóndito, abandonado

donde después no puedes hacer aparentemente nada con ellos.

La pregunta de: "¿Y después cómo te lo llevas?

¿Cómo te lo llevas si está en una pared?".

Y tengo que explicarles un poco el sentido de mi trabajo,

que la idea es esa, ¿no?

La de reciclar la obra de arte en otros lugares.

Sacarla del museo para llevarla a otro lugar

para generar un tipo de reflexión en torno al arte

o la relación de la obra de arte con el espectador.

He conocido a gente que ha visto algunas de mis intervenciones

y me cuentan el asombro de ese momento en que lo vieron

y que pensaban que estaban viendo una obra de arte.

Ese momento de desconcierto en el que el espectador piensa

que está viendo una obra de arte de verdad

colgado en el paredón de un descampado

o en un edificio abandonado o en un lugar recóndito y oculto

me encanta, imaginarme esa situación me gusta.

Publico las intervenciones,

pero nunca digo el lugar exacto donde se encuentran.

Esta obra es un cuadro de Monet,

se llama "Campo de amapolas".

Como se ve ya está erosionada,

se ha ido desconchando la pared.

Un punto de interés que tiene mi trabajo

aparentemente es donde el carácter efímero,

como podéis ver, es evidente.

En este caso es el tiempo,

pero en otras ocasiones

son de otros grafiteros

u otras personas que me pintan las obras.

Pero es algo que acepto

porque al fin y al cabo estoy pintando en la calle,

en un terreno público

e igual que yo pinto, me pueden pintar

y es algo que acepto.

He investigado el site-specific para llegar al trampantojo.

Y un día pintando la metapintura, el cuadro dentro del cuadro,

en el estudio, tengo un compañero que es grafitero

y me dijo de salir a la calle a pintar.

Y me vine con él, me trajo a un sitio así,

pinté un cuadro y me gustó tanto la relación

entre el cuadro y el entorno que decidí seguir haciéndolo.

Entiendo que llame la atención, como ha ocurrido

a través de los medios de comunicación:

"El artista que saca la obra de arte

y la lleva a lugares abandonados".

Sí, de alguna manera me como un poco el coco

en las cuestiones artísticas.

Y sobre todo en la vida del arte, pero por lo que digo,

yo utilizo el cuadro o la pintura

como icono, como símbolo,

como objeto que de algún modo representa el arte

o la idea del arte que la gente tiene.

Todo empezó por una entrevista que me hizo

una revista estadounidense

que se llama "Colossal" con base en Chicago.

Y al día siguiente de publicarse la entrevista,

me llegaron correos electrónicos de Londres, de Nueva York.

Me han escrito de todos sitios.

Y a la semana de publicarse,

se han publicado más de 40 artículos de mi trabajo en todo el mundo.

O sea, en ruso, en tailandés, en chino.

Una locura, fue una locura absoluta.

Lo vives...

con mucho asombro el momento.

Vamos, alucinante.

Pero después cuando me pongo a trabajar,

cuando me encierro en el estudio,

se me olvida toda esta repercusión mediática

porque al fin y al cabo sabes que eso es pasajero,

como una especie de "flashazo" que te pone en el centro del foco.

Pero sabes que es pasajero y que al fin y al cabo

es tu trabajo el que te lleva allí

y es tu trabajo al fin y al cabo lo importante

y lo que con mucho gusto hago y seguiré haciendo.

Es una intervención, el lugar adonde va.

Y he vuelto a vivir una especie de retorno

de nuevo al estudio porque ahora lo que estoy,

de algún modo, es recogiendo objetos de estos lugares

y llevándomelos al estudio.

En la mayoría de los casos son cartones

que de algún modo recogen todo ese deterioro

que caracteriza a esos lugares.

Posteriormente los desinsecto

porque vienen hasta arriba de bichos.

Y los preparo con látex para intervenirlos

del mismo modo que intervengo otros espacios.

Son cuadros la mayoría de ellos

de entre el Renacimiento

y el siglo XIX,

impresionismo.

Son cuadros que al fin y al cabo

por sus respectivos marcos dorados,

algo que caracteriza prácticamente a todos,

cualquier persona reconoce como obra de arte.

El marco requiere

de mucha elaboración, de precisión.

Se convierte casi en un ejercicio de dibujo técnico

que es algo que me desespera.

Normalmente tardo mucho más en resolver el marco

que la imagen que contiene.

Bueno, es algo que tengo que hacer y que debo conseguir

porque al fin y al cabo es lo que genera el trampantojo

y es lo que genera el engaño.

Ya prácticamente está listo el cuadro.

Lo que le falta es la sombra que es un elemento muy importante

que le da la calidad de trampantojo.

Es la que produce el engaño visual.

Y nada, una sombra muy básica.

Siempre hago la misma,

una sombra muy vaporosa, por así decirlo,

que en realidad no es realista, pero funciona.

Y...

da sensación de profundidad

y eleva el cuadro a un plano superior.

Y por tanto da esa sensación de trampantojo.

(Música)

La primera universidad dedicada en el mundo

a la inteligencia artificial ya tiene lugar y fecha de apertura:

será el próximo año en Abu Dabi.

Así arranca hoy el "NCC Iberoamericano".

(Música)

"Hola, buen día.

En esta edición

del 'Noticiero Científico y Cultural iberoamericano', 'NCC',

presentamos...

La primera universidad de inteligencia artificial

en el mundo.

Sabremos de la nueva patente

de la Universidad Politécnica de Valencia

sobre circuitos electrónicos.

En Colombia premian a los defensores de la naturaleza.

Conozca un peculiar tambor

que llena de orgullo a los panameños.

Y en Perú una peculiar exposición

ha llenado la ciudad de Lima de orquídeas.

Comenzamos".

"Abu Dabi anunció la apertura de la primera universidad

en el mundo dedicada a la inteligencia artificial

con programas de licenciatura a posdoctorado

en áreas claves de esta rama,

que apunta ser clave en el desarrollo mundial futuro.

En la institución las áreas iniciales

serán aprendizaje temático, visión por computadora

y procesamiento del lenguaje natural.

La Universidad de Inteligencia Artificial Mohamed bin Zayed

se ubica en la ciudad de Masdar, en Abu Dabi,

la cual se dedica al desarrollo tecnológico.

Las condiciones de inicio

para quienes apliquen a la institución

y comiencen el primer curso en septiembre de 2020

y piden beca completa, asignación mensual,

seguro de salud y alojamiento,

conexiones en compañías locales y globales.

Para los Emiratos Árabes Unidos,

uno de cuyos integrantes es Abu Dabi,

la inteligencia artificial es prioridad nacional desde 2017.

Además de que estableció

su Estrategia de Inteligencia Artificial 2031

y nombró al primer ministro de Estado del mundo

responsable de ese campo".

"Investigadores de la Universidad Politécnica

de Valencia y el CSIC han desarrollado una nueva técnica

que permite fabricar circuitos de microondas

de altas prestaciones para telecomunicaciones

de forma rápida y barata".

Esta patente consiste en una manera de integrar

dispositivos impresos en 3D, dispositivos de microondas,

en circuitos que son planares.

Integrar ese tipo de dispositivos que son en tres dimensiones,

dispositivos que tienen un volumen, tiene su dificultad.

Entonces hemos estudiado una manera de integrarlo

de una forma completamente modular.

Pudiendo cambiar el dispositivo por otro diferente

cuando sea necesario.

"Entre sus principales novedades

destaca la integración de la impresión 3D

y la metalización de los materiales plásticos impresos".

Lo que distinguiría la invención

serían tres áreas de trabajo.

Realmente son tres áreas de trabajo que hemos integrado todas en una.

Por una parte la integración modular de dispositivos volumétricos,

de dispositivos en tres dimensiones en unos circuitos que son planares,

que son planos. Eso sería una cosa.

La segunda, el uso de una técnica de fabricación

como es la impresión 3D que nos permite

un prototipado muy sencillo y muy rápido a los investigadores.

Y la tercera, el desarrollo de una técnica

para el metalizado de esas piezas en impresión 3D,

que son piezas plásticas, que nos permitiría tener

un metalizado de alta calidad y que da muy buenas prestaciones.

"Esta nueva técnica resulta de especial interés

para el diseño y fabricación rápida y barata

de circuitos de microondas utilizados por ejemplo

en equipos enmarcados en pequeños satélites,

vehículos y en estaciones de base de comunicaciones móviles".

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

"Clemencia Carabalí se llevó el premio a la Defensora del año.

Mientras que Ricardo Esquivia

fue el ganador al premio Toda una vida.

Además dos asociaciones fueron premiadas por su labor".

Esto es un trabajo de más de 30 años

que llevamos haciendo en la región,

luchando por la reivindicación de los derechos étnicos y humanos.

"En cuatro categorías diferentes el Gobierno sueco

junto con sus iglesias otorgó el Premio Nacional

a los defensores de derechos humanos".

Este premio es muy importante porque significa que hay esperanza;

que a pesar de todo lo que estamos viviendo,

el derramamiento de sangre que sigue corriendo

por muchas regiones del país eso lo podemos parar

realmente si hay una voluntad política.

"Diakonia, Act Iglesia Sueca y la embajada de Suecia

son los organizadores principales del galardón.

Estas entidades buscan apoyar a hombres y mujeres

que le han dedicado su vida a la justicia social".

En el interior de la República de Panamá

todos los años se celebra en la provincia de Coclé

el Festival del Toro Guapo,

evento reconocido como fiesta nacional por ley

del pueblo del distrito de Antón".

(Música)

"En estas festividades visitamos a un baluarte

de la tradición y cultura panameña, al señor Eleuterio De La Cruz,

quien realiza y ejecuta el tambor antonero".

Mi nombre es Eleuterio De La Cruz y soy orgullosamente antonero.

Defensor de todo el folclore antonero.

Para hacer un tambor antonero

necesito primeramente la madera, la clase de madera que voy a usar.

Abedul, roble, cedro, marañón, mango.

Después de que tenga la madera esa, se arma con cuero,

entonces tiene suficiente cuero.

Hasta ahí entonces ya quedaría el tambor hecho y las cuñas,

la cuña para apretar el tambor.

Lo que identifica al tambor antonero,

depende cuál es el tambor.

Si hablamos de tambor,

el tambor, como la figura esta, el tambor es más ancho,

el dorsal más ancho.

El cuero también lo lleva diferente, no es una cuestión recta,

como se ven otros que lleva siempre para que te dé la voz

y tenga como dos sonidos.

Aprendí a tocar con mi papá.

A cantar mis tonaditas por ahí con mi abuela.

Así que yo me voy por esas raíces.

Y muchas otras cosas que las aprendí también por familia,

lo hago también por familia.

Y sabiendo también que nos queda mucho que aprender.

Porque siempre van pidiendo, la gente normalmente me pregunta.

"No, esto no se puede aprender".

Conozco a mucha gente de Antón,

incluso gente de aquí que vienen a preguntarme.

Nos apoyamos y así caminamos, así no se pierde el folclore.

De ese apoyo del uno al otro,

sin que haya esas contradicciones, no, no.

Todo que vaya en orden para que la tradición

quede permanente.

"Esta fiesta panameña cuenta con actividades

muy originales y autóctonas tales como la danza del Toro Guapo,

los Diablicos Limpios o Espejos de Antón;

mojadera con totuma;

concursos de pelar cocos.

Los tamboritos con almirez

y la vaca encutarrá.

Con esta muestra de nuestro folclore panameño

queremos resaltar al pueblo de Antón que han continuado con la tradición

logrando que hoy en día el Festival Nacional del Toro Guapo

esté entre los principales festivales folclóricos del país".

"Con más de 800 variedades nacionales e internacionales,

la XIII Exposición Internacional de Orquídeas 2019

en el distrito limeño de Miraflores atrajo a miles de visitantes

durante tres días de actividades

que contó con decenas de participantes".

Es una planta muy celosa se puede decir.

Si no le das el cuidado, la dedicación que necesita,

la planta no vive.

O también el ambiente que le dediquemos en nuestra casa

ellas lo escogen, no es el que nosotros queramos,

es la orquídea la que escoge donde quiere estar.

"La directora de Biotecnología de la Universidad Agraria,

María Lourdes Tapia, comentó que un método sostenible

para la conservación de orquídea sería mantenerlas

en un ecosistema no alterado por el hombre".

La familia de las orquidáceas es una familia muy grande

que prácticamente se encuentran generosas especies

en diferentes lugares y que se adaptan muy bien.

Todavía hay mucho por descubrir.

"Perú ocupa uno de los primeros lugares

en el mundo en diversidad de orquídeas

porque cuenta con cerca de 3000 especies de esta flor

en todo el territorio del país andino.

Con información de la oficina en Lima, Perú, 'Noticias CNC'".

"Este fue el 'Noticiero Científico, Cultural Iberoamericano'.

Nos vemos las siguientes semanas".

(Música)

Alba Editorial lleva ya varios años publicando biografías

en su colección "Pequeña y Grande",

cuya filosofía es acercar a los muy jóvenes

historias de grandes mujeres y hombres.

Historias, por ejemplo, de poetas como Gloria Fuertes;

científicas, Marie Curie;

pintoras, Frida Kahlo;

escritoras, Agatha Christie;

actrices, Audrey Hepburn;

cantantes, Ella Fitzgerald, etc.

Se trata siempre de trasladar un mensaje esencial

con la excusa de una anécdota.

La idea es excelente y su realización

en este caso concreto, como en muchos otros,

de la colección verdaderamente también lo es.

María Isabel Sánchez Vergara y Yelena Bryksenkova

consiguen captar el interés desde el principio

y dejar siempre buen sabor de boca.

La historia de Mary Shelley, autora de "Frankenstein",

el moderno Prometeo,

uno de los clásicos del género de terror

más famosos de todos los tiempos,

es una opción estupenda para compartir la experiencia

de lectura con los más pequeños durante estos días.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre el pintor Evaristo Guerra.

El resto, como siempre, puede verse completo en la red.

Realmente cuando me voy a Madrid yo pintaba bodegones,

pintaba retratos, pintaba de todo.

Pero a mí siempre lo que más me ha gustado

ha sido el árbol.

Porque yo siempre digo que un árbol no te puede engañar.

A lo mejor el que tú crees que es tu mejor amigo,

el día de mañana por H o por B te puede engañar.

El árbol nunca te engaña.

El árbol te da sombra, te da vivencias, te da de comer.

Yo no puedo imaginar cómo me ha venido el estilo.

El estilo ha venido quizá porque lo llevaba dentro de mí

y lo he soltado. Y ya está, eso te puede decir.

"Evaristo Guerra es un pintor nacido y criado en Vélez-Málaga.

Tiene en la actualidad 74 años de los cuales

lleva más de 50 ejercitando su labor pictórica".

Yo pintaba en la panadería que tenía mi padre,

que en paz descanse,

en los ratos libres que me dejaba en la panadería.

Yo empecé a pintar muy jovencito, desde el colegio, desde niño.

En mi interior había una necesidad urgente

de soltar colores.

Es decir, yo siempre he dicho que he soñado con colores.

"A comienzos de los 60,

Evaristo Guerra se dirige a Madrid para educarse como pintor,

quiere ponerse a prueba in conocer in situ

a los grandes maestros".

Lo primero que hice cuando llegué al mercado de Madrid

a las cinco de la mañana,

antes de buscar nada,

con las 500 pesetas y un diploma de primer premio

de pintura de Vélez-Málaga,

me fui al Museo del Prado.

Sin buscar pensión, sin buscar nada.

Para mí era una urgencia total ver en directo a Velázquez;

ver en directo al Greco;

ver en directo a Goya y a todos los grandes maestros.

"Evaristo Guerra es un pintor muy vinculado

personal y artísticamente a su tierra,

la comarca malagueña de la Axarquía,

y un embajador visual del paisaje andaluz".

El poeta y escritor Manolo Alcántara siempre me lo decía:

"Evaristo Guerra ha salido de su pueblo

para buscarse la vida en Madrid, pero nunca se ha ido de ahí".

Siempre lo he llevado yo dentro.

Yo tengo un cliente que siempre me sigue.

Y cuando llega un momento,

a los dos o tres meses que estoy en Madrid,

siempre me lo decía:

"Evaristo, tienes que irte para Málaga

para llenar un poco las pilas

porque aquí se te está apagando ya el color".

"La pintura de Evaristo Guerra

es pintura del pueblo y para el pueblo.

Pintura sencilla, limpia y bella que gusta a todo el mundo".

Nos vamos hasta mañana.

Volveremos en compañía de Ian Gibson y Quique Palomo

que repiten tándem y acaban de publicar

la biografía gráfica de Antonio Machado

tras obtener un gran éxito con la de Lorca.

Una opción estupenda de lectura para jóvenes estas navidades.

Hablaremos de ello y, por supuesto también

y sobre todo, de Machado.

¿Qué son las masas de aire? ¿Los frentes tienen relación?

Se lo preguntaremos mañana a nuestro experto en meteorología,

José Miguel Viñas.

Pasen un buen día. Les esperamos a todos mañana.

No nos fallen.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 10/12/19 - Lengua de signos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 10/12/19 - Lengua de signos

10 dic 2019

Vemos los reportajes "Julio Anaya Cabanding" y "NCC Iberoamericano". Además, entrevistamos al escritor y filósofo Javier Gomá y al maestro Toni García Arias.

ver más sobre "La aventura del saber - 10/12/19 - Lengua de signos" ver menos sobre "La aventura del saber - 10/12/19 - Lengua de signos"
Programas completos (1781)
Clips

Los últimos 6.364 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios