www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5132540
Para todos los públicos La aventura del saber - 10/04/19 - ver hora
Transcripción completa

Hola. Buenos días a todos.

Bienvenidos como cada mañana en La 2 de Radiotelevisión Española

a "La aventura del saber".

Taller de ciencia hoy

para hablar de cómo se ha reflejado el tiempo

en la pintura,

de cómo la mirada de un físico puede sacar conclusiones

observando pinturas

que, podría parecer, que están semiinventadas

y no son fotografías.

Curiosamente, no es así.

Lo comprobaremos ahora mismo con la ayuda de José Miguel Viñas.

Después, recibimos a nuestros amigos

del equipo de la revista "Comunicar"

para hablar con ellos de aprendizaje y medios digitales,

de las formas emergentes de participación

y transformación social.

Hoy también les invitamos a conocer el proyecto CAOS

que se desarrolla en el colegio Alameda de Osuna

y que apuesta por introducir las nuevas tecnologías

en el ámbito educativo.

Y seguiremos en "El túnel del tiempo"

desentrañando los secretos del yacimiento de Herna/Peña Negra.

Hoy conoceremos los tesoros de la casi mítica ciudad de Herna.

Taller de ciencia con José Miguel Viñas

para hablar hoy

de cómo se refleja la meteorología en la pintura.

Sobre todo, cuando es buena, ¿no?

¿Qué tal? Muy bien, Salva. Estupendamente.

Yo recuerdo

que la primera vez que nos vimos hablamos de los cuadros del Prado.

De cómo se podía estudiar la meteorología

a través de algunos de esos cuadros.

Hace ya tiempo.

Bastante. Hace años. Hace años.

Empecé a interesarme por esa...

¿Por qué te interesaste? Por esa relación.

Bueno, no sé si por deformación profesional,

pero cuando veía paisajes, en el Prado o en otros museos,

pues más allá de la propia estética del cuadro

me fijaba en lo que aparecía representado ahí en el cielo, ¿no?

En el tipo de nube, cómo estaba trabajada la luz...

Y, bueno, fui tirando de hilos,

conexiones con el clima, conexiones con la época del pintor,

y eso me ha permitido ir descubriendo cosas

que yo creo que son apasionantes y que la gente desconoce.

Los pintores cuando pintan a lo mejor no pintan del natural,

pero de alguna manera reflejan

lo que aunque sea inconscientemente han visto, ¿no?

Claro, por supuesto.

Yo creo que pintores o artistas en general

tienen vivencias durante su vida

y el medioambiente no se puede desvincular de eso.

Si tú vives en una zona o en una época, mejor dicho,

en que ha habido muy poca lluvia,

eso, de alguna manera, lo vas a reflejar

en tu expresión artística, en el caso de un pintor,

o en tu carácter, en tu propia conducta...

Todo eso queda reflejado en las obras de arte.

Además, es algo que se ha estudiado.

Es decir, ha habido científicos que se han interesado

por ver si realmente,

aunque un pintor pueda imaginar algo imaginario

valga la redundancia...

Si realmente se analiza su obra,

si puedes extraer información

de esas vivencias atmosféricas por así decirlo

que él ha tenido.

Y el resultado es positivo.

Si es bueno y no miente,

que no se miente a sí mismo para darse importancia,

al final, refleja eso, ¿no? Sí.

Es el caso, por ejemplo, de Friedrich.

Sí. Fantástico. Es un cuadro maravilloso.

Yo creo que es uno de mis favoritos.

Un cuadro que tiene un motivo atmosférico.

Ese mar de niebla bajo los pies del personaje

que es el propio Friedrich

es una reflexión

sobre la visión del ser humano y de la naturaleza,

y con ese mar de nubes a los pies realmente es un cuadro impactante.

Toda la producción de Friedrich es magnífica.

Es un grandísimo pintor, ya a un nivel realista,

de lo que ocurre en la atmósfera.

De las nubes, de los cielos...

¿Qué nos dice este cuadro

desde un punto de vista meteorológico?

Nos está diciendo algo que se observa fácilmente

cuando alguien suele ir bastante a la montaña.

Y es que, normalmente, a primeras horas sobre todo,

el aire frío tiende a irse hacia abajo,

hacia los valles,

y no es raro

que por la mañana esté formada una capa de niebla.

Justo la niebla está en el valle,

pero si subimos un poquito por una de las laderas

hasta una peña, como en este caso el personaje,

queda ese mar de nubes que a lo mejor has visto en Canarias

y que es espectacular

a los pies deslumbrante con ese color blanco.

El Teide, ¿no?

Se ve fenomenal. Claro.

Ahí hay otro fenómeno, la inversión del alisio.

En general,

las nieblas en la parte baja de una montaña

es un fenómeno muy típico.

¿Y qué información podemos sacar

desde el punto de vista de un meteorólogo

de este cuadro?

Bueno, en este cuadro vámonos al siglo XVI.

Climáticamente,

se inicia un periodo muy frío en buena parte de Europa

que se conoce como la Pequeña Edad de Hielo

y pintores de diferentes lugares,

en particular de la zona de Flandes, Países Bajos, ingleses y alemanes,

pintan muchísimas escenas invernales.

Esto ya nos está indicando

que si unos artistas vivieron unos inviernos muy crudos

durante mucho tiempo seguido,

lo plasman en los cuadros.

Este cuadro es muy famoso

porque con él se suele ilustrar esa época climática de la historia

de la Pequeña Edad de Hielo.

Es de Pieter Brueghel el Viejo,

una familia de pintores de esa zona de Flandes.

Y es curioso, por ejemplo, ver,

aparte de todas esas escenas encima de los lagos congelados

o los cazadores en la nieve...

Esa parte documental que tiene la pintura flamenca.

Si pensamos en los Países Bajos, que ya lo indica su propio nombre,

no hay montañas, ¿no?

Y, sin embargo, vemos ahí a lo lejos una montaña

que nos recuerda a nuestros Pirineos o a los Alpes.

Es una montaña alpina ciertamente

porque Pieter Brueghel hizo un viaje por Europa hasta Italia

digamos que para aprender pintura

de los grandes artistas italianos de la época

y vio los Alpes.

Para él una montaña tan imponente

era algo que no conocía en su Holanda natal, ¿no?

Le gustaron tanto esas montañas con nieve

que las plasmó.

En general, nos refleja muy bien

cómo eran entonces esos inviernos en Europa.

¿Y cuál es el motivo meteorológico

que aparece con mayor frecuencia en la pintura?

Bueno, pensando en paisajes con atmósfera y con cielo,

lógicamente, las nubes.

Las nubes aparecen en muchísimos cuadros.

Hay un pintor sin duda que va un poco más allá

porque las estudia a través de la pintura.

Es Constable.

Aquí tenemos un estudio de nubes de él.

Hizo varios centenares de ellos.

Son, como diríamos hoy en día, dibujos a mano alzada.

Llegaba allí un día

y para captar el momento en que veía una formación nubosa

que empezaba a desarrollarse y a adoptar cierta forma

no dedicaba a esto más allá de una o dos horas.

Hacía el esbozo rápidamente para captar eso porque...

Claro, tiene sentido, si no, la nube se deshace, ¿no?

Iba incluso más allá.

Detrás de estos dibujos que hacía allí rápidamente

apuntaba qué condiciones meteorológicas había

y si después de haber pintado había llovido.

Era una persona interesada por la evolución de la atmósfera

y, en particular, por las nubes.

En muchos de sus cuadros, aparte de en estos estudios,

plasmó las nubes vistas además con bastante realismo.

Aunque se ven aquí los brochazos,

es una manera bastante gráfica

de representar esa convulsión que tiene la nubosidad.

¿Y ahí qué nos dicen estas nubes?

En este caso en concreto son...

Él era inglés,

pintaba en la típica campiña inglesa,

días de primavera...

Allí, en pocas horas, el tiempo cambia rápidamente.

Son las típicas nubes de evolución rápida.

Es decir, seguramente, dentro de media hora

estaría ya el cielo cubierto

y se va viendo

cómo ese trajín de nubes que van y vienen

queda bien reflejado aquí.

¿Cuál es para ti

el pintor por antonomasia de los cielos?

Bueno, hemos hablado de Friedrich.

Probablemente,

en lo que es captar ese momento atmosférico

para mí sería uno de ellos.

Constable por lo que te acabo de apuntar.

Y luego hay pintores que utilizan también sus cuadros

para mostrarnos nubes algo especiales, ¿no?

Aquí hemos seleccionado estos dos.

Este es un cuadro de Mantegna. Está en el Prado.

Vemos ahí unas nubes en esa ventana.

Es el cuadro de la transición de la Virgen.

Son nubes que se ven como muy aplastadas.

No son estas nubes voluminosas, estos cúmulos,

sino nubes muy aplastadas.

Y vemos algo parecido en este cuadro de Piero della Francesca.

Pintor italiano. Un fresco.

Estas nubes son nubes lenticulares

y estos dos artistas

que vivieron durante toda su vida en el norte de Italia

las observaron,

porque allí justamente, a sotavento de los Alpes,

se forman muchas veces.

Ocurre también en la península a sotavento de los Pirineos

o de otras cordilleras.

Así que son dos ejemplos en los que podemos ver unas nubes

que se tienen que formar solo bajo condiciones particulares,

no en todo el mundo podemos ver nubes lenticulares,

y estos dos artistas que vivían justamente allí

las dejaron plasmadas en sus cuadros.

Sigamos viendo cuadros.

A ver el siguiente qué nos dice.

Aquí tenemos un cuadro de Pradilla que está también en el Prado.

Muestra una parada en el camino de Juana la Loca

llevando a su marido ya difunto, Felipe el Hermoso

desde Burgos hasta Granada.

Y, claro, si a mí me preguntaras, Salva,

"si hay un fenómeno que no se puede dibujar o pintar"

es el viento, porque no se ve.

Claro, el viento no se ve, pero se ven sus efectos.

Y es magistral

cómo Pradilla lo refleja en este cuadro.

Fíjate, por ejemplo, en la forma de las velas,

de las llamas de las velas,

en cómo se ve claramente que el viento las está tumbando.

Por supuesto, la fogata, la humareda,

el velo que cuelga de la cabeza de Juana...

Digamos que es una composición muy bonita,

pero que aparte, ese meteoro, el viento,

por esos efectos que tiene, como si hubiera aquí una bandera,

se ve perfectamente bien retratado.

Fíjate, es realmente interesante.

Más allá de la historia propiamente que es muy interesante

de un viaje terrible en un invierno muy crudo...

La manera de reflejar el momento terrible de...

Exactamente.

Bueno, vamos a seguir viendo. A ver cuál viene ahora.

Vamos ahora a comentar alguna cosa

de cuadros, si te parece bien, de Velázquez y de Goya

que son nuestros grandes pintores.

Cuando uno va al Prado,

pues va a ver "Las meninas" si no ha ido nunca

y también suele ir a ver "Las lanzas".

Dos cuadros emblemáticos.

Y, bueno, si leen allí el panel,

te cuentan toda la historia de estos personajes.

La rendición de Breda, la entrega de las llaves,

los tercios de Flandes por allí y todo eso.

Uno se da cuenta un poco de lo que hay por ahí arriba.

Es un cielo con muchos tipos de nubes

y muy mezcladas, ¿no?

Podría quedar en una anécdota.

Velázquez ilustró eso

aparte de las humaredas del final de la batalla.

Ilustró esto con nubes de distintas formas.

Pero, claro, si vemos más cuadros de Velázquez,

pintor de la Corte aquí en el siglo XVII ya en Madrid,

vamos a ver otro par de ejemplos de retratos reales,

retratos de personajes de la época.

Y podemos observar

que no aparecen cielos totalmente azules

o las típicas nubes de algodón y ya está,

sino que aparecen esos mismos cielos complejos.

Cielos velazqueños.

De hecho, los llamamos así.

Cielos en que hay muchos tipos de nubes.

Bueno, ¿y por qué?

¿Por qué Velázquez se complicó la vida?

¿Por qué no fue a lo fácil?

¿Por qué nos regaló estos cielos en estos cuadros y en algunos otros?

Bueno, por supuesto, que me puse un poco a...

A investigar, ¿no?

A ver qué tipo de tiempo dominaba

en la época en que estuvo pintando estos cuadros en Madrid.

Estamos hablando del primer tercio del siglo XVII.

Y parece ser que hubo una década

que coincide con la adaptación de estos cuadros,

cuando él los pintó, porque está documentado,

en que sí que hubo más lluvias

y más cielos cubiertos en los cielos de Madrid,

curiosamente, en la Pequeña Edad de Hielo,

que se caracterizó justamente por lo contrario.

Por periodos de mucho frío, aire más seco

y, por lo tanto, cielos muy despejados en Madrid.

Pero justo en la década en la que Velázquez pinta esto,

no es casualidad,

es bastante probable,

y viendo los cuadros parece certificarlo,

que había bastantes más nubes.

Se esforzó en contar la verdad,

porque te está contando lo que veía.

Aparte de que esas nubes le dan también al cuadro...

Dramatismo, ¿no? Claro, claro.

Lo usó por ese motivo, ¿no?

¿Y Goya?

Bueno, el caso de Goya es muy diferente.

Vamos a ver un par de cuadros de su primera etapa,

cuando pinta estas escenas que llamamos goyescas, alegres,

de la gente allí en el Madrid de la época.

Y, entonces, en todos estos cuadros

que eran cartones para la Real Fábrica de Tapices

él siempre pinta una gran nube tormentosa blanca

en el fondo de las pinturas.

He puesto "El pelele" o "El juego de la cometa",

pero podrías irte a todo este tipo de cuadros,

"La gallinita ciega" todos lo conocemos,

con esa gran nube blanca dominando con algunas trazas de grises.

Lógicamente, una tormenta.

Él iba a pintar cerca de la famosa Quinta del Sordo,

a la orilla del Manzanares.

A él me lo imagino allí pintando un día de primavera

y allí a lo lejos,

en los montes de Toledo si miraba hacia el sur,

en la sierra de Guadarrama hacia el norte,

veía crecer esto.

La genialidad de Goya para mí

es que a diferencia de Velázquez que era muy fino con el pincel

y que era capaz de pintar un paisaje con mucho detalle

Goya no era tan fino.

En lo que era la composición era un genio desde luego

y son cuadros magníficos,

pero se encuentra con ese elemento natural

que no le quita realismo a la escena,

tiene ya el fondo blanco hecho,

no tiene que molestarse en pintar detallitos

y con eso tan realista

los personajes, que es lo que él quiere mostrar...

Se ven mucho mejor.

Resaltan totalmente.

Me parece que él usó algo que observaba

en su beneficio

y, al final,

nos ha dejado como legado estos cartones maravillosos

que podemos disfrutar en el Museo del Prado

en su totalidad.

Muchísimas gracias como siempre.

A ti, Salvador. De verdad.

Ha sido un placer. Muy bien.

Les invitamos a conocer el proyecto CAOS

que se está llevando a cabo en el colegio Alameda de Osuna,

un centro verdaderamente innovador.

Nos encontramos en el colegio Alameda de Osuna.

Está situado en la zona próxima al aeropuerto

en el distrito de Barajas.

1600 alumnos y 150 profesores.

Nuestra misión va a ser junto con la familia, que es clave,

descubrir el talento y la pasión que todo niño tiene

y que toda niña tiene.

Todo en consonancia

con lo que Howard Gardner habla de las siete inteligencias básicas

que estamos desarrollando también

a través de las competencias claves que tenemos en el colegio.

Para nosotros el foco está siempre en el alumno.

Es en el que tenemos que poner todos los esfuerzos

y, a partir de ahí, utilizamos diferentes estrategias

ya no solo a nivel metodológico, sino a nivel personal.

Al utilizar varios profesores trabajando dentro del aula

y atendiendo al ritmo de cada uno de los alumnos

vamos viendo qué es lo que van necesitando.

La tecnología nos aporta muchísimas herramientas

a la hora de tratarlo.

Utilizamos metodologías que están en consonancia

con las investigaciones de la neurociencia

Utilizamos el aprendizaje basado en proyectos

porque el aprendizaje en proyectos es una forma

en la cual los niños tienen que jugar,

tienen retos,

tienen que, de alguna forma, conectar siempre con la realidad

y con sus propios intereses.

Y sus intereses son los que les emocionan.

Está claro,

como bien dice Francisco Mora y otros muchos neurocientíficos,

que no se aprende si no hay emociones.

La emoción es la base del aprendizaje.

Esta actividad que estamos viendo

es una actividad de matemática manipulativa

en la que los niños van a realizar operaciones

y van a sacar el resultado mediante una ruleta.

La ruleta les da dos dígitos,

ellos crean la suma o la resta dependiendo de qué indique el dado

y luego tienen que colocarlo con unas fichas

en las que ellos interpretan el resultado.

Por otro lado, esta operación matemática,

tanto la resta como la suma,

la van a realizar también mediante la robótica.

Ellos realizan las actividades, las operaciones,

sacando unas tarjetas de una bolsa

y, luego, el resultado de la actividad

es lo que programan en el Beebot para llegar a su resultado.

La tecnología para nosotros es una herramienta.

Quizás, el error es utilizarla como un fin.

Nosotros consideramos que es un medio importante

para alcanzar los diferentes objetivos

en función de cada alumno.

Y otra cosa que para nosotros es muy importante

es que nos hace una conexión con el mundo real.

No es lo mismo ver un corazón en una clase de Biología

que el profesor ha podido pintar en la pizarra

que verlo en el propio cuerpo de los alumnos

a través de una herramienta de realidad aumentada

o a través de una ficha

en la que pueda ver el movimiento de los planetas

de forma real.

También hay otra forma importante que trabajamos.

Es el aprendizaje cooperativo.

Es decir, nosotros aprendemos de los demás.

Sabes que las neuronas espejo

son las que conectan a unos niños con otros

con la forma de relacionarnos y de aprender.

Tú me cuentas una cosa y yo te la cuento.

¿Cuándo se sabe algo?

Se sabe cuando eres capaz de decírselo a otro.

Hay que aprender a razonar.

Hoy día que está de moda todo lo que llaman "fake news"

o todas las noticias falsas

a los chicos hay que dotarles de esas estrategias.

Que los chicos sean capaces de resolver problemas

con los conocimientos que ya tienen.

Que tengan competencias,

que sean capaces de buscar información,

de analizar esa información,

de coordinar y sintetizar esa información

y que luego sean capaces sobre todo de comunicarla.

La oratoria, la comunicación, es absolutamente imprescindible,

porque es algo que es una asignatura pendiente

que existía en la educación española y que se está superando.

Capacidad de trabajar en equipo.

Otro aspecto. Los idiomas.

A mí me gusta hablar más de huérfanos digitales.

Ellos son capaces de entrar en una aplicación de correo,

pero no se les ha enseñado de base

cómo se tiene que redactar un correo electrónico.

Ellos saben entrar en un programa de presentaciones,

pero no saben cómo tienes que seleccionar fuentes,

cómo tienes que citar a los dueños de las imágenes

o cómo tienes que trabajar esa información que te va llegando.

Nosotros tenemos que hacer también un acompañamiento y una formación

en lo que llamamos ciudadanía digital.

Esta es el aula de Tecnología y Recursos Digitales,

que así se llama la asignatura.

Es un aula en la que intentamos mostrar un poco

cómo tienen que ser ciudadanos digitalmente responsables.

Es decir,

desde muy pequeños les damos la tecnología,

pero no les hemos educado en el buen uso de ella.

Esta asignatura busca hacer una educación digital

y enseñarles un idioma más.

Es el idioma de la programación.

Es uno de los idiomas del futuro

y que creemos fundamentales para nuestros alumnos.

Un niño que ahora mismo esté con tres años

saldrá del colegio dentro de 15 años.

Estamos hablando del 2034 o 2035.

¿Cómo será la vida en ese año?

¿Cómo?

¿Qué necesitarán?

No lo sabemos,

pero sí sabemos que tendrá que tener esa capacidad

de búsqueda de información, de relacionarse,

de tener habilidades sociales, de tener inteligencia emocional...

Que sepan utilizar muchos dispositivos,

no solo un ordenador,

sino una "tablet", un ordenador o una impresora 3D

y que vayan evolucionando

en el conocimiento de la programación

y del pensamiento computacional.

Para eso tenemos materiales adaptados a cada edad

y van subiendo en complejidad.

Estos materiales permiten individualizar el aprendizaje

intentando, sobre todo, un aprendizaje muy manipulativo

en una búsqueda de esa ingeniería futura

en la cual pueden construir acueductos de hormigón,

construir casas inteligentes

o, simplemente, diseñar un videojuego.

Esto es un tablero de sumo,

que es lucha de robots con motor

que tratan de expulsar del tablero el uno al otro.

De los robots hemos construido nosotros la base.

Conseguimos que se mueva con una aplicación programándolo.

En la aplicación ponemos las cosas que queremos que utilice,

los movimientos que queremos que haga...

Ahora mismo estamos trabajando en una máquina

que al moverse forma un terremoto.

Estamos intentando construir una casa

y mientras se va moviendo la máquina

intentar que no se caiga.

Como podéis ver, esta casa aguanta más que esta

porque tiene más piezas

que ayudan a que se estabilice más a la hora de que se mueva.

También estamos trabajando en la intensidad de la máquina

para ver si con más intensidad o con menos intensidad

se va cayendo o va aguantando más la casa.

Como una metodología más.

Nosotros no entendemos la educación como parcelas separadas

en las que al alumno primero se le hable de matemáticas,

luego se le hable de idiomas, luego de lengua

y, posteriormente, de ciencias.

Nuestro trabajo está estructurado a partir de grandes conceptos.

El alumno trabaja lo que es la función,

lo que es el cambio, lo que es la organización

y con esa disculpa o bajo ese "leitmotiv"

es donde entran los contenidos de las diferentes asignaturas

trabajado de forma transdisciplinar.

Y a la hora de aportarle fuentes

y que el alumno sea autónomo en ese aprendizaje

es donde la tecnología nos da un soporte muy importante.

El grupo de tutores de quinto

nos planteábamos un poco cómo evaluar a los chicos.

Es decir, no creemos en los exámenes

y no queremos una mera reproducción.

Lo que queríamos es que ellos entendieran

por qué tenemos el legado

que tenemos actualmente en nuestro país.

Por qué hay castillos, por qué hay murallas,

qué era realmente la Edad Media

y cómo la sociedad influía en esa construcción de la ciudad.

Creíamos que la estrategia metodológica

o la metodología que más les podía gustar a ellos

es el aprendizaje basado en juegos.

Nosotros no queríamos

que aprendiesen de memoria qué sucedía en la Edad Media,

sino que cuando vayan por España reconozcan ese legado

tanto cultural, social y urbanístico.

Creíamos que era la mejor metodología

que se adaptaba para conseguirlo.

Jaime, ¿qué carta vais a jugar de sociedad?

-Vamos a jugar un campesino. -Un campesino.

¿Qué recurso vais a pedir que juegue?

-Cinco de trigo.

-¿Por qué el trigo?

-Porque necesita alimentarse y...

-Entonces os doy cinco de trigo. ¿Y vosotros qué me dais a mí?

-Uno de trigo. -Porque se necesita alimentar.

-Vale, fenomenal.

Chicos, os toca.

-Un campesino y tres.

-¿Por qué seríais un campesino?

Consiste en construir una ciudad cristiana

con ciertos personajes para que te den materia prima

y, luego, tienes que construir los monumentos.

La indagación es cuando ponían enlaces

para indagar, que es investigar,

y nos ponían unas preguntas

y con lo que habíamos indagado saber responder las preguntas.

Y poner de qué fuente has sacado la información.

Los maestros son la clave del éxito de la educación.

Sin buenos profesores no hay un buen colegio

ni hay una buena educación.

Por tanto, la formación y el apoyo a los profesores

tanto en el ámbito...

Bueno, en todos los ámbitos de prestigio social y reputación

que las familias respeten las decisiones de los profesores,

porque, últimamente, estamos observando una "enfermedad"

que yo la llamo así, social,

que es la sobreprotección,

de tal manera que el criterio o la opinión de los niños

en ocasiones y desafortunadamente tienen más importancia y valor

que el criterio del profesor

y se desautoriza al profesor cuando toma decisiones

que las hace siempre buscando lo mejor para el niño.

Hay otros aspectos también importantes

que no se les daba importancia.

Es el espacio.

El espacio donde estamos,

la luz, la temperatura, el sonido...

Todo eso favorece el aprendizaje.

Una de las cosas que a mí me gusta decir

es que un cerebro contento aprende más y mejor

y en todo eso influye

que estés en un entorno positivo y agradable

y, por tanto, el aprendizaje será más profundo,

amplio y extenso.

Se entiende...

Las ideas que hay de un futuro es que los alumnos trabajen

en puestos de trabajo que tengan que ver con la tecnología

aunque todavía no se hayan inventado,

pero echamos de menos la A de las artes.

El paso del STEM al STEAM.

Todo el desarrollo creativo.

Dentro de esta línea de centro

en la que intentamos relacionar

todas las asignaturas que se envuelven

y no solo trabajar las asignaturas como departamentos estanco

intentamos realizar proyectos

en los que se pueda generar ese producto nuevo

en el que interrelacionamos las asignaturas.

Por ejemplo, tenemos no solo proyectos

que usan las nuevas tecnologías,

sino también proyectos que desarrollan la creatividad

e intentan impulsar el talento de cada alumno.

Entre ellos tenemos uno que es el que os quería presentar

que se llama proyecto CAOS.

CAOS,

Creativity and Alameda's Orchestra Studies,

es un proyecto en el que trabajamos de manera interdisciplinar

asignaturas artísticas

como son la música, el arte y el drama.

El teatro.

El proyecto CAOS ha quedado como finalista

en el Premio de Innovación Educativa de este año.

Dentro del proyecto CAOS,

en la última fase del aprendizaje de la primaria, en quinto y sexto,

realizamos producciones musicales al final de curso.

Estas producciones musicales

las relacionamos con conceptos generales.

Intentamos explicar a los alumnos

que la producción musical que realizamos

también tiene relación con otras asignaturas

como, por ejemplo, la de ciencias.

La obra se llama "The wisdom tree".

Es una adaptación

del "Carnaval de los animales" de Camille Saint-Saëns.

Nuestra ópera es en inglés

y, por eso, en vez de "El árbol de la sabiduría"

es "The wisdom tree".

Y yo soy "the wisdom tree".

El árbol de la sabiduría es el papel que interpreto yo.

El argumento de la obra

es que tenemos que cuidar la naturaleza

y que no podemos estropear el ecosistema

porque necesitamos la naturaleza para vivir.

Un ser humano va ensuciando el ecosistema,

lo va estropeando

y como que los animales intentan explicar al ser humano

que no pueden estropear el ecosistema

porque tiene las cosas que necesitan para vivir,

para respirar, para comer...

(CANTAN)

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

Las tres áreas que teníamos para elegir

eran teatro, orquesta o arte.

Arte era escenografía, vestuario, maquillaje y todo eso.

Orquesta era para tocar las piezas de la obra

y teatro era para ser el actor, la actriz...

Mi nombre es Camille, Camille Saint-Saëns,

y antes de poneros al corriente de lo que está pasando

quería informaros de que yo soy el autor

de toda la música que vais a escuchar hoy.

Cada personaje tenía su personalidad.

Yo, por ejemplo, que soy el narrador

soy...

Mi personajes es francés

y tengo que poner acento francés mientras narro.

Ya veo que ustedes han escuchado varias

en las que los animales del bosque

intentan explicar por activa y por pasiva

que este es el lugar en el que ellos viven.

El árbol de la sabiduría

tiene la personalidad de ser el más grande,

el que todo escucha, ser el mentor de todos los animales

y así cada animal tenía su personalidad

y me gusta como intentar meterse en el papel, interpretarlo bien.

(CANTAN)

Taller de comunicación

con nuestro amigos del grupo "Comunicar"

Ana Pérez Escoda y Javier González Patiño

hoy para hablar de aprendizaje y medios digitales

y citar algunas de las formas emergentes

de participación y transformación social.

Bienvenidos. Muchas gracias.

Que es el tema de la última edición

de "Comunicar".

Y, vamos a ver, ¿cuáles son las principales aplicaciones

que hoy día se usan

como, digamos, para enseñar que tienen

una especialización tecnológica definida y clara?

A ver, con el amplio abanico que tenemos hoy en día

y el desarrollo continuo que se está haciendo,

la verdad es que no podemos hablar de unas aplicaciones específicas,

de lo que sí podemos hablar

es de un cambio sustancial

en el proceso de enseñanza-aprendizaje que se da

en las escuelas, en las universidades.

Es decir, el entorno formal de aprendizaje

que se daba en los centros

está cambiando porque ha habido un desdoblamiento de entornos

y encontramos un entorno informal de aprendizaje,

que es donde entran las aplicaciones,

es decir, el desarrollo de "software",

tecnologías emergentes, como uso de dispositivos,

"smartphones" o tabletas,

tecnologías que emergen, como la realidad virtual,

están haciendo que, evidentemente,

el proceso formal de enseñanza cambie

y esté obligado a introducir en ese proceso

aplicaciones, que son muchísimas.

¿Eso cambia, Ana, el papel del profesor tradicional

que lo sabía todo,

que eres como una fuente de información infalible?

Efectivamente, como dices,

este cambio de contexto ha supuesto

que el rol del docente cambie totalmente.

En el siglo XX, el rol del docente

es depositario del saber,

es la figura que custodia todo lo que hay que saber.

¿Qué ocurre en el siglo XXI?

Que esto queda focalizado en la red.

¿Quién lo sabe todo? Google lo sabe todo, ¿verdad?

Entonces el docente ¿tiene sentido?

Todo el sentido porque se convierte en facilitador de aprendizaje,

el docente tiene que acompañar al alumno

para que no se pierda en ese enorme mar que es internet

porque, claro, hay que tener en cuenta

que esa amplitud de conocimiento conlleva una serie de peligros.

El docente tiene que saber guiar a su alumno

para ver qué aplicaciones son las adecuadas,

cómo utilizar una metodología

que realmente haga que el alumno aprenda

porque, claro, es peligrosa

y hay un límite complicado el aprendizaje y el entretenimiento,

¿verdad?, porque los chavales, los adolescentes están acostumbrados

a utilizar estas tecnologías

para entretenerse. Claro, el entretenimiento

no requiere demasiado esfuerzo, por lo menos al principio, ¿no?

Hay veces que el entrenamiento

al que te lleva algo que te gusta hacer continuadamente

lleva a esforzarte. Eso pasa, por ejemplo,

cuando se prepara alguien corriendo,

haciendo gimnasia y luego corriendo y tal:

al principio, es por puro placer

y luego ese esfuerzo va facilitándote la mejora

y esa mejora hace que te quieras esforzar más.

La motivación, efectivamente, ahí le has dado

porque un aspecto fundamental

en este cambio educativo del que hablamos propiciado

por los entornos emergentes de aprendizaje es la motivación.

El aprendizaje informal está basado en que el usuario

busca lo que quiere aprender,

no es el aprendizaje el que busca al alumno,

sino al revés. Esto lo encontramos en tendencias,

como "youtubers", "influencers",

es decir, todo este público infantil

y adolescente sigue con verdadera devoción

a "youtubers" famosos que todos conocemos.

Intentamos trasladar esta dinámica al aula,

esa motivación, esas ganas de aprender

y es cuando se produce ese cambio metodológico,

esa aplicación de otros instrumentos,

ya no hablamos del libro,

hablamos de aplicaciones en el móvil,

de aplicaciones en la tableta,

de metodologías que implican al alumno

como parte activa del proceso.

Entonces cambian los roles del docente,

del alumno, del propio conocimiento,

todo cambia. ¿Y se sabe mucho

sobre si este tipo de conocimiento

va a ser igual o mejor que el anterior,

que el que, digamos, se elaboraba

por el anterior método,

por el de siempre: leer el libro, estudiártelo y sabértelo?

Sí, creo que hay un cambio fundamental

y es que antes, efectivamente, el foco se ponía en el contenido,

lo que denominamos "el currículum", "el diseño curricular",

y actualmente no,

ya vivimos en el mundo de las competencias,

de tal manera que lo que se trabaja

en institución educativa

son capacidades y aprendizajes o destrezas

que son necesarias para que aprendas

de manera autónoma, entonces el foco se desplaza

de la idea de un docente centro...

Almacén de datos. Y centro y protagonista completo

y absoluto de la escena

a darle ese protagonismo al que aprende

y entonces empiezan a aparecer,

emergen cosas que antes no considerábamos,

como, por ejemplo, lo importante que es el interés,

es decir, son cosas de la identidad del que aprende,

porque, al final, eso es como una barrera,

puedes disponer de las mejores herramientas

del mundo, el mejor diseño curricular...

Si al niño no le interesa lo que le estás contando...

Se queda fuera, con lo cual...

Luego vivimos en un momento histórico privilegiado, es decir,

la participación, nunca antes en la historia de la humanidad

hemos tenido ni tantos espacios abiertos

a la participación ni tanta tecnología,

lo cual no significa que participar sea fácil.

Es un proceso social complejo.

Pero ahora el foco en la participación, en lo social.

Por lo tanto, esa idea de un aprendizaje

que se hace de y con los otros

también es protagonista.

Y creo que la tercera sería que, además, esos aprendizajes

se aplicasen al mundo real del que aprende,

es decir... Claro eso es definitivo.

Produzca un impacto en tu mundo.

Muy bien. Y, en el número este,

¿podéis destacar algunos de los artículos?

Sí, la verdad es que, al hilo de todo lo que estamos hablando,

es un número muy completo porque trabaja, precisamente,

todo esto que comentamos,

el cambio del rol del docente.

Hay una investigación muy interesante

en la que vemos cómo el docente

como participante en los espacio públicos

de redes sociales

se convierte en facilitador de los alumnos,

es decir, trascienden las paredes del aula,

se traslada... Claro, el aula virtual.

Efectivamente. Se traslada

el proceso de aprendizaje a la red social

y el docente conduce a sus alumnos hacia un aprendizaje significativo

en esa amplitud de conocimientos

que nos ofrece internet.

Hay otra investigación también muy interesante

en la que se trata la gamificación,

los videojuegos, lo que estábamos comentando.

Las nuevas generaciones tienen la dinámica de juego metida

en las venas, esa motivación.

Y que lo digas. Ese momento épico, ¿verdad?

Sí. Entonces es muy interesante

cómo se plantea el desarrollo de los talentos,

las inteligencias múltiples que presenta Howard Gardner,

a través del videojuego, de las dinámicas que se plantean,

y eso en el contexto de aula.

O sea, este es un número, la verdad, muy jugoso

para la comunidad académica

por lo pegadito que va a la actualidad

en este sentido. Javier, destácanos algo más.

Vale. Creo que también

otra cosa que hace, aparte de recoger experiencias

que son muy internacionales, o sea, de las cinco investigaciones

que hay, ninguna coincide en país,

tenemos una investigación de Estados Unidos,

otra de China,

que, bueno, el ámbito en el que se desarrolla

es también compartido con Japón,

tenemos también de Singapur y de Portugal.

Entonces son experiencias muy diversas

con metodologías también muy diversas

y que yo creo que quizá el punto de interés

es que nos hace pensar que para interpretar,

para darle sentido a este cambio de la educación

que nos exige la sociedad,

necesitamos nuevas maneras de mirar,

necesitamos interpretar y analizar cosas diferentes.

Por ejemplo, hablábamos también de plataformas

o hablábamos de herramientas.

El mismo espacio público de internet

es un nuevo espacio que históricamente no existía

y ahí nos relacionamos y ahí creamos conocimiento,

cómo ha cambiado eso, o sea, podríamos jugar incluso con la idea

del profesor convertido en "influencer" o "microinfluencer"

de sus estudiantes.

Muy bien. Lo dejamos ahí, que está muy interesante.

Creo que lo que hay que hacer es echarle un vistazo

y luego leer tranquilamente

artículo a artículo este interesantísimo número

de la revista Comunicar.

Muchas gracias. Muchas gracias.

-Gracias a ti.

Seguimos. Seguimos conociendo el yacimiento de Herna/Peña Negra

con la ayuda del equipo de investigación

de la Universidad de Alicante,

que nos explicará algunos edificios emblemáticos

y la importante metalurgia que los caracteriza.

El yacimiento de Peña Negra

se sitúa en la sierra de Crevillente.

Esta sierra lleva formándose varios millones de años

debido a la actividad de la falla de Crevillente.

Es una falla activa que va elevando la sierra

respecto a la vega baja

en unas pocas décimas de milímetros al año y es

responsable de este relieve tan espectacular.

El yacimiento se sitúa sobre tres tipos de rocas.

El primero de ellos, el Castellar,

son sedimentos marinos, rocas que las podemos observar aquí,

he traído unas muestras,

que tienen fósiles marinos que vivían

en un mar poco profundo. Aquí se ven algunos bivalvos,

ostreidos, erizos de hace unos 12 millones de años.

El segundo tipo de roca sobre el que se sitúa el yacimiento

son estas dolomías,

son rocas oscuras y de ahí el nombre de Montaña Negra.

Aquí tenemos esas rocas que son bastantes resistentes a la erosión,

son del Triásico, de más de 200 millones de años,

y están hechas de dolomita, son dolomías negras,

de ahí su nombre.

Y ya el tercer y último tipo de roca

lo podemos observar ahí, bajo en el paisaje,

son esas rocas de tonalidades rojas

que están hechas por arcillas y yesos.

Os he traído aquí dos muestras

de arcillas y de yesos que tienen la particularidad

de que son muy poco resistentes a la erosión

y de ahí que se desarrollen esas cárcavas y esa erosión

que va poco a poco destruyendo el yacimiento.

-Uno de los problemas fundamentales del yacimiento de Peña Negra,

desde el punto de vista de su musealización,

es el de los potentes procesos erosivos

que ha venido sufriendo

desde su abandono en época protohistórica.

Las cárcavas han venido remontando el yacimiento

y, sobre todo, en ese sustrato de arcillas y yesos,

esa erosión ha sido tan potente

como que ha eliminado parte, digamos, de los recintos,

por ejemplo, amurallados que circundaban la ciudad.

En cualquier caso, el sustrato geológico es esencial

y sabemos que las poblaciones de Peña Negra

construían sus muros con los tres elementos

que se han señalado: con yesos, curiosamente,

muy degradados cuando llegan hasta nosotros;

con calizas; y con dolomías.

Las paredes se revestían, se cubrían

de arcilla, se revestían de yeso,

que después se pintaba en rojo e incluso el yeso,

transformado en horno,

se utilizaba como elemento decorativo

para las cerámicas de la Edad del Bronce

e incluso para la construcción de suelos,

de pavimentos y también para la fabricación de tapaderas

o de vasijas muy singulares

y características de este yacimiento de Peña Negra.

-Y otra parte interesante

sería de dónde sacaban el agua en este yacimiento.

Para explicar de dónde sacaban el agua,

hay que conocer el funcionamiento del acuífero

de la sierra de Crevillente.

La sierra de Crevillente es un acuífero importante.

El agua estaba a unos 250 m sobre el nivel del mar

y manaba, fundamentalmente, los manantiales se situaban

en la ladera norte de la sierra,

lo que ocurre es que había pequeños manantiales de agua dulce

en la parte sur.

Algunos de ellos estaban en el Pouet de la Mel,

otros aquí, en la Font Antiga,

justo aquí abajo, en la rambla que hay aquí,

justo debajo.

Y, como digo, el agua se situaba a esos 250 m de altura.

El problema es que ahora,

en la actualidad, esas fuentes están secas

porque los acuíferos, a mediados del siglo pasado,

de los años 60, 70, empezaron a extraer agua

y bajaron el nivel del agua,

el nivel freático lo bajaron en torno a entre 300 y 400 m,

situándolo por debajo

del nivel del mar actual.

-El yacimiento arqueológico de Peña Negra se ubica

en una zona montañosa de la sierra de Crevillent,

pero domina un extenso territorio llano

que conocemos como la Vega Baja del Segura,

una depresión, un valle abierto al mar por el este

configurado a partir de un sistema de fallas activas muy recientemente.

Esta gran cuenca estuvo históricamente ocupada

por un sistema de lagunas muy extenso

que, desde el siglo XVIII,

se ha ido modificando, transformando de manera intensa.

En este espacio,

existía un gran ambiente lagunar,

una laguna que un momento del Holoceno,

en el Holoceno medio,

estaba constituida por ambientes de laguna con influencia marina.

En la parte de la actual desembocadura

del río Segura, los ambientes serían distintos,

se trataría de una ensenada,

una bahía con ambientes directamente marinos.

Camino ya del Holoceno superior,

se produce un incremento de la aridez

y una estabilización del nivel marino.

La aridez provoca mayores aportes sedimentarios

en los sistemas fluviales, que hacen que el sistema lagunar

vaya reduciendo sus dimensiones y vaya disminuyendo su profundidad.

De igual modo, la estabilización del nivel marino

en relación con estos sedimentos

hace que en la costa se formen barreras arenosas,

restingas, puntas, flechas,

que van a separar

de manera progresiva

esta laguna marina del litoral, del mar,

y se va a convertir en una laguna de agua dulce o salobre en función

de las características del acuífero.

La percepción de los ambientes lagunares

a lo largo de la historia ha variado.

Por ejemplo, en el siglo XVIII se perciben

como espacios de frontera,

espacios problemáticos que generan enfermedades

y de difícil productividad,

dado que no es fácil cultivarlos,

que es la fuente de riqueza, en esos momentos, principal.

Pero en otras épocas históricas

se pudo percibir de una manera distinta.

Los sistemas lacustres son de alta productividad biológica,

de manera que pueden ser explotados para obtener recursos

y pudieron servir en algún momento como vía de comunicación acuática

que permitía el transporte

y la comunicación entre espacios.

La laguna, hemos documentado

en un pequeño promontorio un yacimiento de época argárica

de hace unos 4.000 años, en los que se producen

aprovechamientos en forma de caza y recolección

de los recursos que ofrecen las lagunas.

Pensemos en que son espacios de alta productividad biológica.

Por otro lado, el yacimiento de Peña Negra,

desde el punto de vista arqueológico,

es reconocido por su función

como espacio de intercambio mediterráneo.

En relación con ello,

cabe destacar la presencia de asentamientos de época fenicia,

de origen fenicio, en el litoral de la laguna,

en la zona meridional, donde actualmente desemboca el río.

Se trata de los yacimientos Cabezo Pequeño del Estaño

y el gran yacimiento y longevo yacimiento

de Fonteta de Guardamar.

Entre esos yacimientos

de época fenicia o de características fenicias

y los asentamientos o el asentamiento de Peña Negra,

existen una intensa relación.

Esta relación puede ser explicada

en función de las posibilidades que ofrecía

la laguna como espacio de comunicación,

como vía de comunicación acuática

que permitía

la navegación por la mayor parte de estos espacios

a través, utilizando embarcaciones de bajo calado.

-Estamos en el emplazamiento más destacado

de Peña Negra, de hecho, conformaría la ciudadela

del asentamiento.

Como podemos observar, aquí estamos viendo construcciones

del Hierro antiguo, de la etapa orientalizante,

pero este cerro se ocupa desde el Bronce final,

cuyas evidencias quedan soterradas

por la reconstrucción de época orientalizante.

De hecho, solo encontramos basureros de esa época.

Pero, bien, como veníamos diciendo,

la gran reorganización urbana sucede en el Hierro antiguo,

que dará lugar en esta zona residencial,

en esta ciudadela,

a la construcción de potentes edificios.

De hecho, estamos en uno de los edificios

multidepartamentales más grandes.

Uno de los departamentos, este es el principal,

que, como vemos, tiene conformación rectangular,

fue construido en torno al siglo VII o VI.

Una de las evidencias y hallazgos singulares

de este departamento durante las excavaciones

fue la identificación

de un depósito votivo de un ovicáprido

que se ha relacionado en el mundo orientalizante,

aunque luego perviviera en el mundo ibérico,

con los rituales de fundación de los edificios.

Además, el edificio quedaría perseguido

por un gran hogar central

y este conformaría, como decimos, el gran edificio.

Pero, bien, ¿qué singulariza

a este gran edificio de varios departamentos?

Sin duda, la presencia de grandes construcciones

que nos denotan la existencia

de un enclave de funcionalidad productiva.

De hecho, aquí estamos delante de una estructura de almacenamiento

que, como observar,

se encastra en las construcciones anteriores.

Podemos observar la construcción de tabiques

porque estamos

ante un almacén sobreelevado que lo que intenta es albergar

y separar el elemento almacenado

de las inclemencias del suelo. Sobre esta estructura de tabiques,

se construiría

un entarimado que permitiría aislarlo

de la humedad.

Uno de los elementos, por curiosidad, que hemos encontrado

ha sido piezas toneles,

lo que nos indica otro de los rasgos fundamentales:

el atesoramiento o la gestión del agua, del almacenamiento.

Además, tendríamos que entender que sería un centro de almacenado

de productos singulares,

por ejemplo, de producciones como el vino.

De hecho, sería la presencia numerosa,

a lo mejor, de ánforas de vino

que hemos encontrado durante las excavaciones.

El edificio, como vamos observando,

continúa y se desarrolla a través de varios departamentos.

La funcionalidad de los cuales es un poco complicada de determinar

por las pocas evidencias.

Tenemos que entender que el entorno está muy arrasado por la erosión.

Aun así, podemos observar al final

que tenemos otras dos estancias en la parte sureste que conectan

con una salida que nos permite identificar,

no sé si pueden observar,

las evidencias de que existiría

una calle que organizaría el urbanismo en este lado,

que, de alguna manera, permitiría rodear el edificio.

Y, simplemente por finalizar,

un elemento fundamental

de este edificio que estamos comentando

de interés económico, sobre todo,

es la existencia de diversa tipología de almacenes.

Veíamos el sobreelevado interior

y aquí vemos una plataforma exenta,

que solo se conserva el zócalo.

Tendría una cubierta de material perecedero

que no ha sido conservada que daría una función de granero.

Pues, bien, ¿de qué edificio estamos?

¿Qué significa esta presencia?

Sobre todo,

un entorno residencial

en el cual las élites nos están demostrando que atesoran,

que almacenan productos porque, de alguna manera,

su función es la redistribución de productos.

Tenemos que entender que Peña Negra

es un centro redistribuidor

con un importante papel

en el Hierro antiguo y este edificio denota

que las élites que se asentaban en esta ciudadela

cumplían esta función.

A diferencia del tipo de construcciones

que hemos podido identificar

en la ciudadela, el urbanismo característico

de Peña Negra es el hábitat en terraza,

que implica grandes trabajos

de reconstrucción y remodelación del terreno

e incluso incorporar estructuras urbanas,

como, por ejemplo, aquí vemos el tallado de un aljibe

y una canalización

que identificamos en las excavaciones de 2015.

Estamos en uno de los ejemplos emblemáticos

de este urbanismo en terraza,

en este edificio tripartito, que, además, nos permite identificar

las técnicas constructivas habituales

en esta etapa del Hierro antiguo,

la etapa orientalizante:

zócalos de piedra con alzado de tapial o de adobe,

como podemos ver en la reconstrucción,

que configuran edificios cuadrangulares.

Y damos paso a entrar a este gran edificio tripartito.

-La campaña de 1977 permitió identificar

lo que González Prats interpretó

como una de las viviendas más singulares

de Peña Negra.

Él identificó estos dos departamentos,

esta sala principal

con un hogar central,

un banco corrido,

con un muro trasero tallado

en el yeso y con un alzado de mampostería.

Todo ello estaba cubierto

con una capa de arcilla, revocado de yeso y pintado de rojo,

un aspecto, por lo tanto,

muy diferente al que percibimos ahora.

Las excavaciones que emprendimos entre 2015, 2016

en este departamento nos han permitido reinterpretarlo

por completo. Por un lado,

hemos identificado un tercer departamento,

esencial para la interpretación del conjunto,

y la reexcavación de este espacio nos ha permitido también detectar

pequeños elementos que nos permiten

una reinterpretación completa

del mismo. Estamos en un edifico singular,

no una vivienda,

realmente tiene tres departamentos bien caracterizados.

Este sería el principal con un hogar central,

un banco corrido

que relacionamos con temas de comensalidad,

un espacio de reunión de la comunidad.

Así lo detectamos también por la presencia de las cerámicas,

fundamentalmente platos y elementos de consumo de alimentos.

Al fondo, una despensa,

que se puede identificar así por la presencia de ánforas

y, sobre todo, lo que identificamos

en nuestras excavaciones es que este espacio interpretado,

inicialmente, como el acceso

al exterior de la vivienda

se configuró con un pequeño departamento,

un pequeño habitáculo en cuyo interior apareció

un hogar con una planta subcuadrangular

asociado a una superestructura circular

debajo de la cual pudimos encontrar

un lingote o una aleación de cobre y plomo

que estaba inutilizado.

El metal es un elemento esencial

en estos momentos

de la prehistoria, estamos entre los siglos VII y VI,

a finales del VII, inicios del VI,

y nos estaría marcando la intencionalidad de depositar

debajo de ese lugar ese elemento tan esencial

en la cultura del momento.

Por lo tanto, seguramente sería

un altar fundacional

donde se rendiría culto al ancestro de la comunidad

asociado a un área de banquetes

y de consumo de viandas por parte de la comunidad.

Alguna vez se hará una serie de televisión

sobre este libro y será buena.

De otros del mismo autor, el periodista Michael Lewis,

ya se han hecho películas.

"El quinto riesgo", este libro,

se presenta como un viaje a las entrañas

de la Casa Blanca de Trump,

lo publica la editorial Deusto

y ha sido "bestseller" de la lista del "New York Times".

No es mala presentación

porque trata justo de lo que promete

con una gran habilidad.

El lector siente como si estuviera presente

durante toda la historia conociendo a los personajes.

El libro está construido a partir de una serie sucesiva

de reportajes publicados con anterioridad y pertenecen

al género "Yo estuve allí y puedo atestiguarlo",

una delicia.

La Universidad de Alicante

nos plantea hoy la siguiente pregunta:

"¿Pueden los robots aprender?".

"La Universidad responde".

Los robots son máquinas complejas

que sustituyen el trabajo manual en multitud de tareas rutinarias.

Por ejemplo, son capaces de mover materiales,

pintar, soldar, cultivar, etc.,

pero para realizar estas tareas,

los robots no necesitan aprender.

Se limitan a seguir de forma extraordinariamente precisa

una secuencia de pasos preestablecidos

por el programador.

Bastan con desplazar un objeto unos centímetros

para que el robot lo golpee torpemente

y bloquee la línea de producción.

Para que el robot pueda aprender, es necesario que perciba el entorno

a través de sensores,

como, por ejemplo, visón, láser o radar.

Además, deber ser capaz de transformar

esa información sensorial

en un espacio con un conjunto de estados

que le permita ubicarse en el entorno y, finalmente,

mediante ensayo-error, sea capaz de encontrar

las acciones que produzcan una secuencia de estados óptima

para realizar una determinada tarea.

De este modo, si el entorno cambia,

el robot inmediatamente modificará su comportamiento.

Esto ya se ha conseguido y, por tanto, la respuesta es

sí, los robots pueden aprender.

Nuestro grupo de investigación

ha transformado un carro de golf convencional

en un robot móvil que aprende su propia dinámica

y crea un mapa interactivo

del entorno por donde circula de forma autónoma.

Es capaz de encontrar por sí mismo

la ruta óptima para desplazarse hasta un objetivo determinado

seleccionando una ruta alternativa ante cualquier situación imprevista,

por ejemplo, personas que se crucen en su camino.

Los robots han mejorado sustancialmente

nuestra calidad de vida en las últimas décadas,

pero la verdadera revolución

está aún por llegar con esta nueva generación

de robots realmente inteligentes.

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana, jueves, para hablar

del movimiento estudiantil durante la dictadura

con motivo del último premio Comillas

concedido a Javier Padilla,

quien ha escrito el ensayo a finales de enero

que trata sobre el movimiento estudiantil

en la España de la década de los 60 del siglo pasado,

cuando no era ninguna broma

luchar por la democracia.

Mañana, a partir de las 10:00,

en La 2, como siempre.

Pasen un buen día. Les esperamos a todos aquí. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 10/04/19

La aventura del saber - 10/04/19

10 abr 2019

Emitiremos los reportajes "Proyecto Caos de Innovación Educativa y Tecnología STEM" y "El túnel del tiempo: Herna/Peña negra 2". Además, entrevistaremos al meteorólogo José Miguel Viñas y a Ana Pérez Escoda y Javier González Patiño, de la Revista Comunicar.

ver más sobre "La aventura del saber - 10/04/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 10/04/19"
Programas completos (1670)
Clips

Los últimos 5.721 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios