www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2437735
Para todos los públicos La aventura del saber - 10/03/14 - ver ahora
Transcripción completa

pero debemos plantearnos por qué no me movilizo,

por qué no me uno a más ciudadanos.

Para eso estamos las organizaciones de consumidores.

Después de 20 años en FACUA,

supongo que has visto de todo.

Casos muy sangrantes, otros imagino que no tanto.

Has hecho una especie de mapa

que nos permite hacernos una idea de los sectores

donde tenemos que estar más alerta.

¿Qué son, telecomunicaciones...?

Bancos, compañías eléctricas, con las que comienzo el libro.

Están de moda en eso del fraude, en innovar en fraudes.

Eso no lo había oído nunca.

Así lo llama mi amigo Pablo Castilla.

Departamento de innovación en fraudes.

Parece que las empresas tienen algo así.

Unos cerebros que maquinan

cómo timar al usuario a costa de engañarlo.

En las eléctricas, se da mucho.

Son las terceras empresas más denunciadas

detrás de las "telecos" y de los bancos.

El libro comienza con un fraude que sufrió un amigo,

Antonio De la Torre,

al que le visita un comercial de la empresa Galp,

le ofrece una tarifa maravillosa, él no se fía,

es muy desconfiado, como deberíamos ser todos,

y al cabo de un mes, le llega una factura de esa empresa.

Le han manipulado el contrato.

Eso está pasando mucho.

Ayer ocurría en el sector de las telecomunicaciones.

Hubo miles de falsificaciones de contratos

cuando empezaron a surgir diferentes compañías frente a Telefónica.

Hoy, ocurre con las eléctricas.

Y no se les pone freno. Los gobiernos no actúan.

Como no actúan ante casi ningún fraude.

Te iba a decir justo eso.

Una cosa somos los consumidores, si estamos bien informados o no,

otra cosa son las empresas, que se aprovechan,

pero ¿qué pasa con los gobiernos?

No están a la altura y no ponen freno.

Hay gobiernos cómplices y gobiernos que no están a la altura.

Gobiernos cómplices son los que están diseñando

políticas teledirigidas por las voces de sus amos,

de los que luego los van a contratar,

con esa puerta giratoria para exministros o expresidentes.

Y luego, estaría la situación

en la que si no ponemos gravedad en que no están al servicio

de esas empresas, no podemos decir que son mercenarios,

si son responsables o irresponsables,

que no asumen lo que tienen que hacer para los ciudadanos.

Si hay una o mil empresas que están cometiendo irregularidades,

¿por qué no actúan?

Quienes nos gobiernan están para eso.

Todo se lo trasladan a los jueces.

Así no podemos resolver los problemas.

Se retrasa todo, se complica.

Y el poder judicial no es el único que puede intervenir.

Las comunidades autónomas pueden multar.

En España, nunca se ha dado una gran multa

por un fraude a los consumidores

por parte de una autoridad competente.

Sin llegar a la justicia. Sin que sea necesario.

No se hace porque viven en su mundo,

en la inopia, en no plantearse

que si hay que defender los derechos de los trabajadores,

que se cumplan las leyes en materia laboral,

¿por qué no se lucha lo mismo

para que se cumplan nuestros derechos como consumidores?

El dinero me lo gasto en un mercado

que, buena parte de ese dinero, lo está cobrando ilícitamente.

No devolviéndome dinero por servicios mal prestados.

O llamándome moroso

cuando no pago un servicio que no tengo por qué pagar.

Me meten en registros de morosos.

Y a mí me da miedo como consumidor.

Es una práctica común. Es muy común.

Te llama una empresa... Te amenaza.

Te vamos a meter en un registro de morosos porque no pagas 50 euros.

Y yo no tengo contrato con esa empresa.

O pagas o al registro de morosos.

Y hay gente que paga sin haber sido cliente de esa empresa

por miedo a no entendemos qué.

Un registro de morosos que no tiene validez para muchas entidades.

Da igual que esté en un registro de morosos.

En esos registros, está todo el mundo.

Han metido a tanta gente que ha perdido su validez.

Además, la respuesta que tiene que dar el ciudadano

es la movilización, la denuncia.

Si me meten en un registro de morosos, lo voy a denunciar.

Además de una guía contra el fraude,

para evitar que estas prácticas se sigan repitiendo

y para que sepamos actuar,

este es un libro con el que uno se divierte.

A veces, es tan surrealista leer estos casos,

con los que todos nos identificamos.

El protagonista pierde los nervios.

Cuando lo lees, es inevitable sonreír.

Hay que poner en su justa medida lo que pasa.

El sufrimiento que pasa una persona a la que meten en ese registro,

hay que decir que no pasa nada, que a la empresa hay que darle leña

cuando cometan abusos.

Y aquí reproduzco conversaciones surrealistas.

Algunas, con gente que me amenaza con llevarme a los tribunales.

Me llaman todos los viernes para amenazarme.

Yo les decía: "Me amenazan con volver a llamarme el viernes".

"No se atreven a llevarme a juicio".

La típica compañía de teléfonos que te hace una oferta.

En una de esas llamadas, les dije que no.

Preguntaban por mí. "Rubén Sánchez ha muerto".

Y la señora, lo que pregunta es:

"¿Quién se encarga de las contrataciones telefónicas?".

Les da igual todo.

Es surrealista, es para reírse, para no llorar.

Pero es una forma de que la gente pueda digerir.

Contar fraudes tiene tela.

Podría ser un ladrillo si no le echáramos un poco de humor.

Gracias, Rubén, por habernos visitado.

Es verdad que tiene miga la cosa. Gracias a vosotros.

"Génesis" es el último trabajo del fotógrafo Sebastiao Salgado.

Es el resultado de ocho años viajando

y persiguiendo a grupos humanos.

Hasta el 4 de mayo, CaixaForum Madrid acoge la muestra.

"Génesis" es el último trabajo del fotógrafo Sebastiao Salgado,

donde la naturaleza salvaje expresa toda su grandeza.

Salgado inició en 2004 este proyecto, a los 62 años.

Es su particular homenaje a la Tierra y los seres que la habitan.

A su grandeza y su fragilidad.

Por tierra, mar y aire,

ha sido testigo de paisajes inaccesibles que no han cambiado.

De animales en su hábitat natural.

De pueblos indígenas que viven en equilibrio con la naturaleza.

En santuarios, como Madagascar o Galápagos.

En los confines del sur de la Antártida.

En la Amazonía y el pantanal de Sudamérica.

En el norte de Estados Unidos o Canadá.

Y en los volcanes y sabanas de África.

Sebastiao Salgado finalizó "Génesis" en 2012,

con 70 años.

CaixaForum nos muestra este trabajo por primera vez en España.

Los orígenes de este proyecto están a finales de los años 90,

cuando, después de retratar grandes dramas humanos,

regresa a Brasil, a Minas Gerais.

Vuelve a la finca familiar, una finca ganadera.

Se encuentra con que todo ha cambiado.

Es una zona deforestada.

Junto con su esposa, deciden replantar especies autóctonas.

Poco a poco, va resurgiendo la vida.

Las especies autóctonas van retornando a ese ecosistema.

Él se reconcilia con la naturaleza y con la humanidad.

Decide iniciar el proyecto recorriendo el planeta

en busca de lugares que se mantienen al margen de la vida moderna.

Gasté ocho años para hacer estas fotos.

Trabajé una media de ocho meses al año.

Entonces, pasé directamente

en esos lugares más de cinco años.

Yo le puse el nombre "Génesis" a la exposición,

con mi esposa, que se encarga de la exposición,

porque estas fotografías representan

el inicio.

Todavía existe el inicio en el planeta.

Viviendo en la ciudad, nos imaginamos que todo

ha sido destruido ecológicamente.

Pero todavía existe un 46 por ciento del planeta

que está como el día del inicio.

En el inicio del proyecto, habíamos pensado

quizá mostrar,

hacer una denuncia sobre la destrucción de la floresta,

la polución de los mares, la emanación de los gases.

Pero con el placer que estábamos obteniendo

con el retorno de la naturaleza,

quisimos presentar las partes puras del planeta.

Es lo que representan estas fotografías.

Aquí se hace el gran reciclaje de la emisión de carbono.

Son los grandes sistemas de agua.

Son partes muy importantes para el planeta.

-La exposición se estructura en cinco ámbitos geográficos.

Son los lugares que él ha ido recorriendo.

Tenemos la Antártida,

el Norte, África,

los Santuarios y la Amazonía y el Pantanal.

-Yo tenía muchas ganas de que la gente viera estas fotografías.

Primero, que vean lo que sentí,

un placer inmenso de estar cerca de la naturaleza.

Segundo, que la gente descubre que hay una gran parte del planeta

que tenemos que proteger.

Para mí, lo más importante

es que la gente se identifique con la naturaleza

y salga de aquí imaginando que nosotros somos naturaleza.

Tenemos que proteger a esta naturaleza

si queremos vivir de la manera que vivimos,

con un cierto equilibrio con el planeta.

Hola, buenos días.

Tiempo para la geografía y sus secretos

de la mano del profesor de la Complutense José Manuel Crespo.

Bienvenido, José Manuel. Muchas gracias.

Hoy creo recordar que íbamos a hablar de Guadarrama.

De la sierra de Guadarrama.

El parque nacional de Guadarrama.

El último parque nacional declarado como tal, el 15.

Ha sido muy esperado.

Es un espacio emblemático para todos aquellos

que vivimos cerca del Sistema Central.

Hemos tenido la buena costumbre

de pisotear esas cumbres

hoy, gracias a esta declaración, protegidas.

Son unas cumbres que tienen una historia paisajista muy importante.

La Institución Libre de Enseñanza está muy relacionada con esa zona.

Efectivamente.

Podemos decir que es también un paisaje cultural.

Tenemos la tradición de la Institución Libre de Enseñanza,

que fue la que impulsó esa corriente

que llamamos "guadarramismo",

que empezó con aquella excursión a finales de siglo de Cossío

con Giner de los Ríos

en la que revalorizó este espacio para los españoles.

Casi 130 años después,

se ve recompensado con esta declaración.

¿Eso qué va a suponer? Ya sé que lo hemos hablado.

¿Qué significa que esto se declare parque natural?

¿En qué se traduce?

Primero, tiene un reconocimiento de su alto valor

geomorfológico, ecológico, paisajístico.

El objetivo de la red de parques nacionales

es tener protegidos

los espacios más representativos de los ecosistemas,

no solo desde un punto de vista natural,

sino también sistemas geológicos.

Tienen que ser espacios que estén poco alterados.

No puede ser parque nacional cualquier espacio.

Tiene que estar poco transformado por el hombre.

Supone el asegurar

su continuidad en el futuro.

Además, contribuye a dinamizar la zona

al turismo.

Es poner el foco de atención. Sí.

Que la gente empiece a conocerlo en masa.

La sierra de Guadarrama es un espacio que tenía muchos visitantes.

Hace poco leí un artículo

en el que decía que había aumentado un 4 por ciento.

Es decir, no mucho.

Lo más importante es ese reconocimiento.

Es asegurarnos que va a ser un espacio

libre de transformarse en urbanizaciones o en otro...

Has estado grabando.

¿En todas las zonas o en las principales?

Llevamos un invierno muy frío.

El parque está difícil de acceder.

Con mucha...

El otro día había mucha ventisca, mucha nieve, difícil de acceder.

Pero hemos grabado algunas imágenes

en los espacios más emblemáticos.

Nos ha faltado el circo de Peñalara, al que dedicaremos un día.

Esas formas tan características.

Sabes que el parque nacional

tiene como una forma de L,

una línea que se extiende por lo que es la sierra

propiamente dicha, lo que son los montes Carpetanos.

Y otra que va hacia el oeste, hacia oriente,

que es la Cuerda Larga, dejando en el centro el valle del Lozoya.

Se protege siempre una zona alrededor de los parques nacionales

para amortiguar el impacto.

Hay zonas que han quedado protegidas bajo la forma de preparque.

Zona de protección.

La historia del parque comienza hace muchos millones de años.

Sabemos que es un parque en el que las rocas que protagonizan

esa parte del paisaje son rocas cristalinas,

como el granito, al que dedicamos un programa.

Son rocas de época carbonífera.

Son rocas muy antiguas.

Han dado un relieve peculiar, unas formas del relieve.

Son relieves reactivados por la última orogenia.

Dan unas características concretas al suelo.

La flora que crece está adaptada a esos suelos.

Y también, como te decía,

esas formas del relieve, como el moderado glaciar,

el moderado periglaciar, que es el que se da después

provocado por el hielo, tiene un alto valor.

No pensemos solo que los espacios naturales

protegen fauna y flora.

La semana que viene hablaremos de otro parque nacional

que encierra patrimonio geológico.

Vamos con las imágenes y nos lo cuentas según las vemos.

Vamos a ver imágenes del parque en invierno.

Esto que estamos viendo es la parte más oriental del parque.

Son los altos de la Morcuera.

Estamos viendo la zona más alta

en la que ya no crecen árboles.

Es el arroyo del Toril.

Es quizá el principal tributario del río Lozoya

en sus comienzos.

Está formado, como casi todas las gargantas de la sierra,

por esta acumulación de bolos graníticos.

Se van formando por la alteración de la roca granítica

y se van acumulando en los fondos

dando lugar a esas gargantas características.

No solo en Guadarrama, sino en otras zonas graníticas.

El mismo Sistema Central.

Gargantas en Gredos.

En zonas de Salamanca, con los Arribes del Duero.

Es muy característico.

Es una sierra en la que nacen ríos,

nace el Manzanares, el Lozoya.

El agua es abundante. Sobre todo, en estas épocas.

Tenemos que tener en cuenta que este parque nacional

está a caballo entre ese mundo mediterráneo

y ese mundo atlántico por su altura.

Eso le da mucha importancia.

Encontramos muchos taxones del mundo atlántico.

Estamos viendo la especie forestal más abundante,

que es el pino silvestre.

Recubre por encima del roble las laderas de las montañas.

Muy favorecido por el hombre.

En muchas zonas, ocupa el lugar que debería ocupar el roble.

El roble melojo.

Hay muchas zonas en las que vemos que el sotobosque

del pinar está formado por el roble.

Busca encontrar su lugar natural.

También estamos cerca del monte público de Valsaín.

Un bosque que se explota de forma sostenible.

Hablamos, recuerda, de las piñas de los pinos.

Es una piña característica.

Y aquí tenemos el otro protagonista forestal.

El parque nacional de Guadarrama

es el espacio protegido que encierra

y el que más protege a esta especie,

que es el rebollo.

Sería, quizá, la especie que más

abundaría en Guadarrama si no hubiera sido por el hombre.

Estamos cerca de los robledales de Morcuera y Canencia.

Parte está dentro del parque nacional y otra parte, no.

Hablamos en su día de estos bosques,

que encerraban especies como tejos, abedules, acebos y demás.

Recordemos que es una especie de hoja marcescente.

Eso significa que permanece la hoja

en invierno protegiendo las yemas.

Volvemos a ver el arroyo del Toril con sus grandes bolos.

Son estas gargantas vivas.

Tienen mucha vivacidad en invierno.

Otra de las especies características del parque,

que crece en las riberas de los arroyos y de los ríos,

es el aliso.

Aquí vemos esos amentos típicos del aliso.

Es una especie cuyos frutos pueden viajar por el agua.

Tienen unas raíces de color rojo intenso.

A veces, parece que las aguas están teñidas de ese color.

Es un árbol que suele formar como racimos de troncos.

Forman bosques de galería muy apretados.

Y en las cumbres, antes de alcanzar los prados donde solo hay hierba,

están los piornales, que los vemos en este color invernal.

Pero en primavera, llenan las cumbres de amarillo.

Estamos ahora en el espacio natural de La Pedriza.

Ahora, englobado en el parque.

Antes, en el parque de la Cuenca Alta del Manzanares.

Tenemos el arroyo del Cortejero, tributario del Manzanares.

Y aquí vemos las formas características de La Pedriza.

Vemos cómo estos bloques de granito

han dado estas formas siguiendo el sistema de fracturas.

Y nos despedimos, no es que sea un ave especial

del parque, puesto que es omnipresente,

pero hay muchos nidos en las fresnedas.

En este caso, se trata de Manzanares el Real.

También podemos dedicarle un programa

a la cigüeña.

Es un ave en plena expansión, como hemos podido comprobar.

Tengo aquí el dato.

La Sociedad Española de Ornitología

había censado en el año 95 7500 individuos en España.

En el último censo, el de 2004, había 31 000.

¡Madre mía! Cinco veces más.

Algunas migran hacia África en invierno.

Otras permanecen con nosotros durante el invierno.

Oye, José Manuel.

Yo sé que esto lo hemos comentado alguna vez.

Pero no está de más que lo volvamos a comentar.

¿Cuáles son los consejos principales que hay que dar

a las personas que les gusta la naturaleza

y que visitan los parques?

A veces,

todos nos hemos encontrado bolsas, plásticos.

Son cosas que no puede asimilar el bosque.

Habría dos tipos de consejos.

Los que dedicaríamos a la propia persona.

Yo daría el consejo de documentarse lo más posible acerca...

Del sitio que se visita.

Vamos a sacar mayor rentabilidad a nuestra visita.

Vamos a tener mayor información. Mayor placer.

Vamos a interpretar mejor lo que vemos. Leer sobre la morfología.

Saber en qué época voy, a qué me puedo exponer.

En esta época prácticamente no se podía granar

porque el viento nos tiraba la cámara.

Y quizá lo más importante,

el respeto a la naturaleza.

En todos los parques, naturales o nacionales,

hay centros de interpretación, hay casas que informan.

Suele haber un decálogo de conducta

adecuada con la naturaleza.

A veces, pienso que sobra decirlo, pero tienes razón.

No dejar nada en el parque.

Yo soy partidario ni siquiera de dejar en las basuras.

Llevártela a casa.

En casa, la puedes separar.

Evitas que tenga que haber un sistema de recogida.

Por supuesto, evitar no solo la mala intención,

sino el despiste.

Estás despistado y una bolsa se la lleva el viento.

Intenta evitarlo.

No arrancar nada, no llevarte nada.

Una conducta acorde con el entorno. No gritar.

No salirte de los senderos marcados para erosionar el suelo.

No molestar a la fauna.

Afortunadamente, yo creo... Vamos aprendiendo.

Siempre hay episodios en los que te sorprenden.

Hay que pensar en pasar desapercibido y que todo quede

no solo igual que antes de ir, sino mejor.

Cuando hago excursiones con mis alumnos,

llevamos unas bolsas de basura. Para recoger.

Efectivamente.

Yo no tiro nada, pero el que lo ve y lo deja...

También estamos permitiéndolo.

Además, das ejemplo. Claro.

Cuando lo ves limpio, es más difícil tirar algo.

Cuando está sucio, total, si está sucio...

El espacio agradece tu visita.

Estás dejando aquello mejor.

No tenemos casi tiempo y no te he preguntado por el libro.

Sobre la sierra de Guadarrama, hay muchísimos libros.

Depende de lo que queramos saber.

Este que os presento, que es de la Consejería de Educación,

es una colección de itinerarios.

Se publicó hacia el año 2000.

Es anterior a la declaración del parque.

No vamos a encontrar información.

Han salido guías después.

Pero es una visión geográfica de Nicolás Martínez.

Una visión geográfica integradora

en todos los aspectos, culturales, etnográficos de la sierra.

Sobre todo, del sector central,

de la zona declarada como parque.

Vamos a ver historia, vamos a ver usos,

vegetación, geomorfología.

Una guía que recomiendo a profesores que vayan a hacer excursiones.

Tiene una gran dimensión didáctica.

Pues nada, muchísimas gracias.

Nos vemos en dos semanas

para hablar de Canarias, creo. Una isla maravillosa.

Podemos estudiar el vulcanismo

como si acabara de suceder.

Es la isla de Lanzarote. Muy bien.

Nos vemos dentro de 15 días. Hasta entonces.

Vamos con la digitalización del día.

"Acercarse a la música". "Al otro lado del espejo".

Enlazando con una de las tradiciones de mayor abolengo del arte,

el germen de la construcción musical en la obra de Bela Bartok

se basa en relaciones numéricas abstractas.

Giros, simetrías y series de proporciones.

Por lo demás, la circularidad y las equivalencias

son consustanciales con la música misma.

Así, disponiendo las notas del total cromático

a distancia de quinta justa,

se acaba por cerrar un polígono de 12 lados.

Tomados de cuatro en cuatro,

los vértices opuestos de este polígono

dibujan cuadrados formados por acordes de séptima disminuida,

resultantes de dividir la octava en partes iguales de un tono y medio.

Desde hace varias semanas, les hablamos de un proyecto

que pretende preservar la memoria de fotógrafos que retrataron España.

Hoy tenemos a Eugeni Forcano,

un autodidacta que recorrió la Barcelona de los años 60,

que coqueteó con la moda y experimentó con la luz.

Son solo tres detalles que le definen.

Salgo a la calle, pero lo que me interesa

es la gente tal como son y tal como se expresan.

Y la gente anónima es la que me ha interesado.

Mi vida fue en Canet de Mar.

De pequeñito, cuando iba al colegio,

paraba en casa de un fotógrafo que había en la calle,

que es el que me hizo la foto con mi abuela.

Hacía las fotos buenísimas. Era excelente.

Quedaba alucinado al ver las imágenes aquellas

que estaban vivas, casi.

Cuando tuve 16 años,

mi madre tenía una cámara de madera

e hice la primera foto

en una fiesta de mi pueblo,

que era el recibimiento de una Virgen por mar.

A mí no me ha enseñado nada nadie.

Tengo que decirte que cuando era pequeño,

cuando hacía las fotos con 16 años, las primeras que hice,

era tanta la ilusión y no tenía ni idea

del tiempo que tenía que fijar que claro, lo fijaba rápido

porque quería verlo rápido.

Ni lo lavaba.

Aparecí en el 59

en la Agrupación Fotográfica de Cataluña.

Tuve la suerte de que se convocó un concurso de verano.

Yo lo gané.

Y Néstor Luján,

junto con Pla, me llamaron

para ver si quería hacer las portadas de "Destino".

Me produjo una emoción tremenda.

Yo ni soñaba en aquel tiempo

con poder hacer portadas de una revista tan importante,

una de las mejores de España.

Cuando la primera portada,

el lavabo de mi casa

puse siete, ocho o 10 fotos.

Un pelo más claro...

Una tontería, ¿no?

Resulta que valían más o menos todas.

Salinas me encargó portadas para "Formentor"

y para "Biblioteca breve".

Porque yo reportajes no hacía.

Todo lo que hacía lo hacía por mi gusto.

En realidad, lo que necesitaba "Destino" era la portada.

El obispado, en el año 60,

se creyó que yo había vestido a un par de mujeres.

Incluso ahora, esto sería insólito.

En aquella época, fíjate.

Con malicia, esperé a que pasara un chaval

para darle un poco más de intención.

Como que era muy popular en el año 62,

monsieur Dupras, que era el representante

del gobierno francés, del turismo, en Barcelona,

me llamó a "Destino" para que yo

le dijera

el nombre de 11 fotógrafos para ir a París.

Esto es lo que no se ha contado.

Y entonces,

yo di estos nombres,

Leonardo Cantero, Masats,

Ontañón, Miserax,

Gómez.

Di el nombre también de Colom, de Mas Pons.

Y Cualladó. Fuimos 11 en París.

Y en París, hicimos nuestro trabajo.

Yo, en París, noté

inmediatamente que había algún fotógrafo

que le causaba molestias.

No voy a decir el nombre.

Venían de un estamento social distinto al mío,

que eso también influyó.

Porque ellos tenían toda la historia, tenían tiempo.

Aunque hubiera sido amigo de ellos,

no habría podido alternar

porque estaba preocupado por mi trabajo,

por ganar dinero y por hacerlo,

según mi entender, lo mejor que podía.

Y si podía destacar, mejor.

Este fue mi propósito.

Me encargaron hacer un calendario de color,

que no había hecho nada,

que lo hacía Ramón Batlles, el fotógrafo.

Era el más importante de la burguesía en aquel momento.

Cobraba una barbaridad.

Ellos creyeron que yo, estando en "Destino", era bueno.

Y no era verdad.

No había hecho nada.

Aquella noche no dormí.

Compré un carrete de color.

Iba con las directrices que decía allí.

Yo ya sabía cómo tenía, más o menos, que disparar.

Les gustó muchísimo.

Pero entonces, tuve un problema gravísimo.

No sabía qué cobrar.

Nunca había cobrado.

Y entonces, se me ocurrió decir:

"Yo no quiero ser ni mejor ni peor que Batlles".

"Por lo tanto, ustedes me pagan lo mismo

y si les parece bien, ya me conformo".

Efectivamente, entré allí a trabajar y estuve 14 años.

Allí cambió el sentido de mi vida.

Me vinieron a buscar

para hacer fotos de moda.

Y eso me permitió ganarme muchísimo la vida.

Tuve que romperme la cabeza

para demostrar que lo hacía bien.

Yo trabajaba una mañana, hacía 100 fotos y las cobraba

a 5000 pesetas.

Tuve que hacer todas las marcas de corsetería.

El señor Barceló me llamó: "Me han metido una multa

por una foto que no se veía nada".

Fue una de las primeras portadas que se hicieron de desnudo.

Fui un día por Banyoles, me encontré con un mercado

fuera de lo normal.

La gente era viva.

Hice el reportaje, lo presenté a Néstor Luján.

Le gustó y se quedó las fotos.

Al cabo de tres meses, le dije:

"Devuélveme las fotos del mercado porque no me las publicáis".

"Francamente, estoy desanimado".

Dice: "No te preocupes".

Las fotos eran 30 por 40.

"Las tiene José Pla".

Entonces, le pidieron a Néstor Luján que pusiera un texto.

Él se negaba a poner el texto.

Puso el texto y fue, para mí, el mejor premio

que he recibido, porque lo que dijo de mis fotos

para mí fue sensacional.

Pla, en Barcelona, era distinto

de cuando lo conocí en Llofriu.

Yo no disparé nunca, casi nunca he disparado mirando.

Ya tenía, más o menos, calculada la distancia y el diafragma.

Y todas las fotos que le hice a él

las hice mientras estábamos hablando.

Él, generalmente, a todos los invitados,

cuando iban allí, los llevaba al final

a Pals.

Desde Pals, se veía todo el Ampurdán.

Entonces, cuando fui allí,

realmente, vi a un Pla emocionado.

Le salieron lágrimas. Una cosa extraordinaria.

Fue un día fantástico.

Pude ver a un Pla distinto

a cómo lo pintan generalmente.

Me encontré con un Pla,

un hombre sencillo, humilde,

que hablaba con los payeses,

que los payeses lo querían.

Los críticos de fotografía

no han hablado de mí

porque había hablado José Pla ya

y ya había dicho bastante.

Un escritor que se llama Publio López Mondéjar.

Este señor, por primera vez, habló de mí

diciendo que era un fotógrafo poliédrico.

Y, sobre todo, era un islote

dentro del mundo de la fotografía catalana y española.

Los críticos me han tratado, afortunadamente,

muy bien.

Espinás, Corredor Mateu, Trapiello.

Yo tengo una postal de Jorge Rueda

que allí, lo que dice Trapiello:

"Tus fotos, Eugeni,

son una cegadora explosión de vida".

Jorge Rueda me dedicó en "Nueva lente"

un espacio tremendo.

En Cataluña, porque entonces no se podía escribir Eugeni,

sin yo pedírselo, me puso Eugeni.

Rueda ha sido de las personas

que siendo como es, ha sido valiente

al hablar de mí.

Hablaba poco, pero fuerte.

Soñé con fotografías simbólicas.

Me planteé lo siguiente.

Si los pintores necesitan de la pintura,

si los escultores necesitan del hierro, del bronce,

¿por qué los fotógrafos

no podemos utilizar la luz

como generadora de imágenes?

Al cabo de seis años,

un día trabajando,

logré provocar el azar a través de la luz.

Son fotos insólitas, irrepetibles

y son hechas directamente

con cámara de 9-12.

Tengo 150 diapositivas

que son completamente inéditas.

Yo siempre he hecho las fotos de una manera desorbitada.

Como mínimo, hacía 30 por 40 porque me divertía.

Y quedaban escandalizados

porque todo lo que tengo es de aquella época.

Y hacía 50 o 60.

Era una locura. Algo que no hacía nadie.

Para mí, la fotografía

ha ido un camino de emociones y sentimientos.

El reportaje ha hecho posible

que me acercara a la gente y la descubriera.

Es una de las más importantes aventuras que he tenido.

Recomendamos la lectura de un libro

del que ya hemos hablado con el autor.

Generalmente, recomendamos el libro y luego, invitamos al autor.

María se lo leyó y entrevistó al autor.

Y ahora, lo acabo de leer yo.

Es este, "Puente de Vauxhall", del novelista Javier Sebastián.

Es una historia con una sólida base documental

y una parte de especulación narrativa

que no sabemos si logrará tan encendidos elogios

de la crítica francesa y alemana como "El ciclista de Chernobil,

una llamada de atención sobre la locura humana.

Fue la crítica menos dada al entusiasmo

la que aplaudió unánimemente al libro.

Esta nueva novela no sabemos muy bien la repercusión que tendrá.

Solo lo que ha significado su lectura para nosotros.

Una deslumbrante sorpresa.

Es una construcción sutil, de una inteligencia extraordinaria

y ajustada a las convenciones de la novela de espías.

Los espías están actualizados

y parecen reales,

con el conocimiento de la ciencia neurológica

y los detalles supuestamente menores.

"Puente de Vauxhall", de Javier Sebastián,

recientemente publicado entre nosotros por Destino.

Volvemos mañana con más recomendaciones de lectura

y con propuestas que hablan de viajes, historia y arquitectura.

Tendrán que esperar al martes.

Les espero a las 10.

Si quieren comunicarse con nosotros,

les esperamos en Twitter y en Facebook.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 10/03/14

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 10/03/14

10 mar 2014

Ofrecemos los reportajes "Exposición Génesis" y "La voz de la imagen: Eugeni Forcano". Además, entrevistamos a Rubén Sánchez, autor del libro "Defiendete de #101fraudes" y al divulgador medioambiental José Manuel Crespo.

 

ver más sobre "La aventura del saber - 10/03/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 10/03/14"
Programas completos (1787)
Clips

Los últimos 6.388 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios