www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3602084
Para todos los públicos La aventura del saber - 09/05/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días.

Bienvenidos a "La aventura del saber".

Esta mañana les hablaremos de una novela

cuya historia se remonta a 1850 y habla de la lucha por la libertad

de los esclavos capturados en la costa occidental africana

y llevados a La Habana para trabajar como mano de obra

en sus extensas plantaciones.

Tras el sumario les hablamos de "La palma del indiano".

Bienvenidos.

Viajamos a Soria para ver cómo trabajan

en el colegio Sagrado Corazón,

un centro de infantil, primaria y secundaria

que lleva más de 150 años al servicio de la educación.

Este curso, de la mano de la Fundación Trilema

se ha atrevido a apostar por el cambio.

El resto es buscar resultados desde el punto de vista académico

pero también ofrecer otro tipo de capacitación a sus alumnos.

En el aula los resultados son muy visibles a corto plazo.

(Música)

Reflexión gastronómica para comenzar la mañana,

como siempre gracias a la generosidad

del presidente de las academias española y europea de gastronomía

don Rafael Ansón.

Hoy hablamos de refranes sobre el queso.

El queso es sin duda uno de los alimentos

que han permitido al ser humano nutrirse a lo largo de la historia.

Es una forma de conservar la leche. No es más.

Lo primero que ocurría con la leche

es que se transformaba en cuajada, en yogures,

hasta que llegó un momento que la gente pensó:

"Si la solidificamos, la generamos y la preparamos

de una manera determinada,

dura más tiempo y, además, cambia de sabor y está más buena.

La variedad de quesos es extraordinaria.

Decía De Gaulle: "Cómo se puede gobernar un país

con 150 clases de queso".

España tiene 300.

Por eso probablemente es más difícil de gobernar que Francia.

En eso nos ganan los franceses. Hay que reconocerlo.

No, Francia tiene unos quesos más homogéneos.

Han conseguido algo muy importante.

Cuando comes un brie, un camembert, siempre está bueno.

En España uno toma un cabrales,

que a veces es mejor que el roquefort,

pero la mayoría de las veces no. Tenemos que estabilizar más.

Eso lo va creando la demanda. Es decir, pagar el dinero suficiente

para que valga la pena hacer el esfuerzo

de desperdiciar algunas materias

para que todo lo que vaya al mercado tenga un nivel suficiente de calidad.

Pero yo creo que en España, en Asturias o Canarias,

otro lugar donde hay 40 tipos de queso.

Tenemos unos quesos excepcionales.

Por lo tanto, yo creo que se ha vendido mejor Francia,

evidentemente,

pero creo que podemos competir en quesos, probablemente.

Hay una serie de refranes que lo ponen de relieve.

Es muy divertido lo que decía en el Siglo de Oro Sancho Panza.

Hablaba de "aquel pedazo de queso duro

como para descalabrar a un gigante".

El queso, aunque esté duro, alimenta. Es mejor tomarlo cuando está bien,

pero se puede llevar en el zurrón y se come un trozo cuando puede,

y se alimenta.

O Brillat-Savarin, que dice: "Una comida sin queso

es como una bella mujer a la que le faltara un ojo".

Caramba.

¿Por qué Francia utiliza tanto el queso al final de la comida?

Porque en general la comida francesa de las casas

suele ser una ensalada y una carne o un pescado.

El queso es lo que les hacía alimentarse.

Incluso en los restaurantes abarata mucho.

Incluso en los restaurantes abarata mucho.

Lo caro es el pescado, el marisco, la carne, etcétera.

El queso es mucho menos...

En Madrid tenemos la mejor tabla de quesos que yo conozca

en ningún restaurante del mundo.

Está en San Jerónimo, lo digo como dato...

Vale la pena ir a verlo para ver la variedad que tiene.

Y luego...

Es una cosa que se plantea mucho.

Si tiene que ser de vaca, de oveja, de cabra...

Pues no.

Queso de oveja, leche de cabra y manteca de vaca.

O sea, que el queso siempre de oveja.

El queso, en general, el mejor es el de oveja.

Pero conozco quesos de vaca y de cabra que son buenísimos.

Y luego, como te decía, hablando de Francia,

un pueblo que ha producido más de un centenar de quesos

como el nuestro, no puede estar nunca en declive.

Como España tiene más de dos centenares de quesos

tampoco estará nunca en declive,

a pesar de que las selecciones salgan como salgan.

Por lo tanto, creo que tenemos que tener la sensación

de que el queso no engorda.

El queso es un complemento más de la comida.

Si uno toma una ensalada y un pescado a la plancha

puede tomar queso y luego un postre.

Si toma fabada, cordero y arroz con leche

no conviene que tome queso. Claro.

El queso es mejor tomarlo al final que al principio,

porque se digiere mejor.

Por lo tanto, en España, que es más frecuente

tomarlo en el aperitivo,

yo creo que en eso Francia tiene razón.

El queso es ideal, cuando uno ha hecho una comida muy sencilla,

se divierte más con dos o tres tipos de quesos

con unos panes adecuados. A mí me encanta el queso.

Lo encuentro buenísimo. Muy bien, genial.

Muchas gracias, nos vemos pronto. Nos vemos, muy bien.

(Música)

Hoy para empezar les proponemos

un viaje guiado por la literatura y la historia.

Nos acompaña un escritor, un viajero incansable,

que disfruta difuminando fronteras entre ficción y realidad,

y que no es la primera vez que visita el programa.

Santiago Blasco, buenos días. Hola.

La última vez fue con "El mercader de Alejandría".

Una novela que te ha dado muchas satisfacciones, ¿no?

Sí, estoy muy contento con ella. Con los resultados, vamos.

Recientemente, como libro de referencia

en una gran exposición,

eso significa que las cosas se han hecho bien.

Sí, estoy muy contento.

Actualmente está como libro de referencia

en la exposición de Cleopatra de la Fundación del Canal, en Madrid.

Estoy muy contento de que lo hayan elegido.

Ahora nos sorprendes con "La palma del indiano".

Ya nos avanzaste,

cuando trabajabas en una historia sobre Corocotta,

pero antes has publicado esta otra.

Tú escribes mucho, Santiago. Eres un hombre muy prolífico.

Bueno, le dedico tiempo.

Tanto a la escritura como a la investigación.

Me gusta.

Cuéntanos dónde está el inicio de esta historia.

¿Por qué se te ocurre que escribir una novela

sobre esclavos...

...sobre una familia gaditana que eran negreros?

Que van a Cuba.

¿Cómo es ese trasvase de esclavos hasta América?

La historia está inspirada en hechos reales.

Está inspirada en una de las últimas familias gaditanas

que se dedicaba a la trata de negros.

La sitúo en una de las últimas fechas

en las que ya el comercio de esclavistas

está mal visto. Ajá.

Entonces, la historia se genera a partir de 1850.

Y se desarrolla hasta nuestros días.

Una parte se desarrolla en Cádiz.

La otra, en La Habana, en Cuba.

¿Cómo era aquella Habana?

No sé en cuánto se parecía a la de hoy.

Se parecía mucho, prácticamente no ha cambiado.

La gran diferencia es que los edificios están deteriorados.

La preferida del momento. Claro.

Pero en aquella época La Habana era la perla del Caribe.

Era la gran ciudad del Caribe, y la que más riqueza tenía.

¿Había muchos españoles con intereses allí?

Muchísimos.

La economía nacional española, en una gran parte,

se sostenía gracias a la economía de ultramar,

la economía de las colonias.

Vamos a contar un poco... No sé, tengo la sensación

de que los españoles no nos reconocemos mucho

en ese papel, con la trata de esclavos.

Sin embargo, es parte de nuestra historia y pasado.

Y es un pasado relativamente reciente.

La abolición de la esclavitud en Cuba se produce en 1886,

que está a la vuelta de la esquina.

Desgraciadamente España y Portugal han pasado a la historia

como los últimos países en abolir la esclavitud.

En el 86, España. En el 88, Portugal, con Brasil.

Sin embargo, en números,

España y Portugal no fueron los que más esclavos llevaron.

¿Por qué nos resistíamos los españoles a esa abolición?

¿Por qué fuimos a la cola? Pues son varios factores.

Uno, porque la economía nacional

no permitía prescindir de la riqueza de las colonias

y las grandes plantaciones controladas por españoles

necesitaban de mano de obra para obtener los resultados

y la economía que necesitaba la metrópoli.

Es decir, España. Y por otra, por tradición.

Nos tendríamos que remontar a la época de los Reyes Católicos.

En España hubo ocho siglos de combate con los árabes.

Y durante esos ocho siglos,

la moneda frecuente de cambio eran los esclavos.

Los españoles aprendieron de los árabes

el intercambiar esclavos.

Yo te doy estos y tú me devuelves estos.

¿En qué momento esos esclavos empiezan a venir desde África?

Pues en 1537. El motivo son bulas papales.

En 1537,

45 años después de haber descubierto América,

el papa Paulo III establece una bula papal

que se llamaba "Sublimis Deus".

en la cual prohíbe esclavizar a los nativos americanos.

Les considera susceptibles de ser evangelizados.

Pero con anterioridad había otras bulas papales...

Concretamente la de Nicolás V.

...que sí consideran la posibilidad de esclavizar a los negros.

Como Paulo III no dice nada de los negros,

la única posibilidad que les queda a los reinos europeos

de llevar esclavos a América,

que se necesitaban para sostener las grandes plantaciones,

es tirar de los esclavos africanos.

Se aprovecha ese vacío legal. Exacto, eso es.

Hay que entenderlo con la visión de 1537,

y de 1452, que es cuando Nicolás V establece la primera bula

en la cual al rey de Portugal

le permite hacerse con patrimonio, propiedades,

incluso esclavos africanos.

Consideran en aquella época,

que están en plena Reconquista en España,

y ya se habían producido las cruzadas europeas,

que todo lo malo viene de África.

Todo lo malo. En aquella época es el islam,

y la gran amenaza para el cristianismo europeo

es lo que viene de África, el islam.

¿De cuántos esclavos hablamos? A lo largo de todos esos siglos...

Los investigadores no se ponen de acuerdo.

Yo he visto cifras que oscilan

entre diez y sesenta millones de esclavos

desde el siglo XVI. Menuda horquilla.

Claro, es muy grande. En lo que todos se ponen de acuerdo

es en afirmar que el 50 % de las aprehensiones de esclavos

se pierden.

El 25 %, de los ataques a los poblados para capturarlos.

Y otro 25 % en el transporte de los esclavos

desde sus puntos de origen hasta América.

Que no llegaban al destino. No, por las condiciones del viaje.

Eran barcos preparados para llevar a unos 400 esclavos en sus bodegas.

¿Cuánto hay de historia real en "La palma del indiano"?

En cuanto a esta familia gaditana...

Yo te diría que un 50 % de realidad y otro 50 % novelado.

Las lagunas que me he encontrado

porque me falta información de la familia,

he tenido que rellenarlas con novela, novelándolo.

¿Dónde pueden encontrar ese punto de unión?

Los esclavos y estas familias, que...

En la historia, porque se da en realidad,

y así se produjeron los hechos,

los descendientes de los esclavos apresados

en un punto de la historia coinciden

con los descendientes de la familia que les sacó de sus lugares de origen

y coinciden en Cuba.

Los dos descendientes.

Y, de alguna forma, se entroncan en una sola familia.

La novela es una saga familiar desde 1850 a nuestros días,

en la cual se generan varias generaciones

de descendientes de ambas familias, que en un punto confluyen.

"La palma del indiano" es lo que dará sentido a la vida

a la familia, origen de la unión de las dos.

Aquí está muy bien explicado

cómo va cambiando la forma de ver el esclavismo

con el paso del tiempo. Claro.

La novela muestra la forma de pensar de cada una de las generaciones

según intervienen en acontecimientos importantes de Cuba.

Los grandes acontecimientos cubanos,

como la revolución, su independencia,

el cambio de presidentes.

Se van viendo según cada facción de la familia.

De hecho, dependiendo de cada facción piensan de una forma diferente.

¿Tienes la sensación de que ahora todo lo que sucede en Cuba

despierta un interés especial? Sí.

La gente tiene la sensación de que algo va a "cambiar".

Es un buen momento. Yo creo que sí.

Cuba ahora mismo está de moda, todos quieren hablar de Cuba.

Todos están interesados en saber de Cuba

y en conocer, tanto el pasado, como el futuro que le espera a Cuba.

¿Tienes previstos más libros?

Siempre tienes el siguiente preparado.

O al menos la idea. (RÍE) Sí.

Este es el tercero publicado, pero estoy escribiendo el octavo.

Entonces, tengo cuatro más guardados.

Dos de ellos están en poder de la propia editorial,

y otros dos los tengo guardados yo. Ya los iré...

¿Siempre novela histórica? Sí, siempre.

¿No te imaginas explorando otro terreno?

¿Va a seguir este siendo el tuyo? Podría intentarlo,

pero como no sigo una misma línea,

cada uno de los libros habla de un tema diferente,

y de una época totalmente diferente.

"El mercader de Alejandría" era en el 300 antes de Cristo.

En Alejandría.

Y este es en 1850 en Cuba, o sea que...

¿Cuánto tiempo lleva documentarse para escribir una novela así?

Es lo que tú nos dices.

Saltas en el tiempo sin ningún problema.

Hay mucha... La novela histórica tiene que ser rigurosa.

Tratar de serlo lo máximo posible. Que la ficción esté

muy bien entremezclada con la realidad.

Yo vengo a tardar un año y medio por novela.

Esta concretamente, estuve en La Habana en enero de 2010.

En marzo o abril de 2011

la novela se inscribe en el registro de la propiedad intelectual.

Y claro, cuando estoy en La Habana en 2010

era para conseguir la última información

que necesitaba para completar el libro.

Por lo tanto, calculo que estuve un tramo en 2010

todo...

Un tramo de 2009, todo 2010, y otro tramo de 2011.

Porque en abril se inscribe, por tanto año y medio.

El resultado está aquí, "La palma del indiano".

Les recomendamos a todo el que tenga curiosidad por la historia,

a quien quiera conocer más de lo que sucedía aquí,

y sobre todo de lo que sucedía allí. De lo que sucedía allí.

Es interesante porque recorre hasta nuestros días, que...

Sí, además es un libro que cuenta de forma diferente

a cómo los esclavos que son llevados a Cuba

se superan a sí mismos y tienen ese afán de libertad,

y se adaptan a las nuevas circunstancias

para conseguir una nueva patria.

Gracias por visitar el programa una vez más.

Te esperamos pronto con otra novela. Muchas gracias, ojalá.

Hablamos ahora de formación, innovación y gestión del cambio

de instituciones educativas.

Son algunas de las tareas de la Fundación Trilema

que hemos querido ver de cerca en uno de los centros

cuya transformación lidera.

En Soria el colegio Sagrado Corazón ha apostado por implantar

un método de enseñanza innovador.

350 alumnos procedentes de 17 países

ya se benefician de ese cambio de paradigma.

(Música)

(CARMEN) En los últimos años hay una gran preocupación

por que haya un cambio profundo en la educación.

¿Por qué?

Porque nuestros alumnos son diferentes.

No responden a los mismos estímulos.

Les divierte mucho más lo que encuentran en el ordenador

que lo que les cuenta el profesor.

Porque los índices de fracaso escolar en nuestro país son inaceptables.

Porque los libros de texto se quedan obsoletos y pobres.

Se han juntado muchos factores que hacen que en los últimos años

haya un interés, una inquietud enorme por la innovación.

La mayoría de los profesores entiende

que no puede seguir haciendo lo mismo.

Pero no es tan fácil proponer un modelo

que genere confianza.

La Fundación Trilema lleva más de 15 años

acompañando a escuelas e instituciones educativas

en procesos de cambio y de innovación.

Hay centros que se embarcan en un proceso de reflexión

sobre cómo enseñan, qué enseñan,

y cuáles son las mejores maneras de aprender.

En estos años hemos ido consolidando

un modelo que llamamos "el modelo de Rubik",

como el cubo.

Por la metáfora de las seis caras.

Cuando uno va a resolver el cubo de Rubik

siempre intenta, intuitivamente, resolver un color.

Haces el rojo y dices: "Ahora el verde".

Pero claro, al hacer el verde se te deshace el rojo.

Y si quieres hacer el amarillo, entonces es imposible.

Tú necesitas mover todas las caras a la vez

para poder resolver el cubo.

Una escuela funciona de una manera muy similar.

Tiene seis elementos que son críticos.

Si tú quieres una buena escuela,

necesitas remover los seis elementos de forma simultánea.

Los tres primeros afectan fundamentalmente

al trabajo del profe dentro del aula.

¿Qué enseñamos? El currículum.

Necesitas hacer una reflexión sobre cuáles son los contenidos

más relevantes, más importantes para la educación del niño.

Para el futuro, para la exigencias académicas,

para la comunidad autónoma, que te pide lo que tienes que hacer.

El segundo elemento es cómo enseñas el currículum.

Cuáles son las metodologías que utilizas dentro del aula.

Hoy necesitamos metodologías activas que fomenten la participación

mediante el aprendizaje cooperativo.

Que fomenten el pensamiento crítico

mediante las destrezas, las rutinas, los mapas mentales,

y todo un abanico de herramientas que mueven la mente del niño

e incorpora todo lo que la neurociencia ha aportado.

El tercer elemento, fundamental, es la evaluación.

Nos movemos en una cultura de evaluación tremendamente obsoleta,

muy condicionada en este país por las notas numéricas.

Por un concepto muy limitado

de lo que significa medir el éxito de un niño.

Necesitamos un cambio en la cultura de evaluación.

Que acompañe cómo cada niño progresa.

Y utilizar lo que vamos aprendiendo sobre el niño

para ayudarle cada día a mejorar más.

Eso supone cambiar el uso exclusivo de los exámenes tradicionales

a incorporar otro tipo de herramientas.

Las rúbricas, las dianas, las escalas,

y, sobre todo, el elemento estrella, que es el portfolio.

No es otra cosa que una especie de dosier

donde el niño cuenta lo mejor que hace cada día.

Las otras tres caras del cubo de Rubik

afectan a la organización de la escuela.

Los espacios, los tiempos.

Los lugares donde se aprende.

Cómo se entienden las disciplinas, cómo mezclamos las materias,

cómo logramos contextos de interdisciplinaridad,

donde los niños usen conocimientos que adquieren fuera de la escuela,

dentro de la escuela, en matemáticas junto con historia.

Organización, llevada por el quinto elemento

que es el liderazgo.

Un proyecto de estas características necesita una dirección fuerte,

coherente, muy comprometida.

Que tenga un proyecto claro, que tenga visión

sobre adónde quiere que la escuela camine,

que sepa acompañar a los docentes.

Para nosotros este, posiblemente, es nuestro punto más fuerte.

Nosotros creemos mucho

en el profesor como líder de la transformación

del aprendizaje de los niños.

Y por último, la sexta cara, la hemos llamado "personalización".

Lo que antiguamente se conocía como "atención a la diversidad".

Cuando una escuela se planteaba que un niño con dificultades

había que hacerle más caso que al resto.

Hoy entendemos que esa visión es obsoleta,

que cada niño es diverso, que cada niño es diferente,

y cada niño tiene unas necesidades únicas

y exige un acompañamiento muy personal.

El colegio Sagrado Corazón tiene más de 150 años de tradición

en la ciudad de Soria.

Ha hecho una importante labor educativa.

Pero en estos últimos meses hemos vivido un cambio espectacular

con respecto a la metodología que se venía aplicando en el centro.

Es cierto que los alumnos venían ya desde hace tiempo

demandando otro tipo de enseñanza.

El profesorado nos tenemos que adaptar

a estas nuevas demandas del alumno

y a las demandas que la sociedad en evolución va pidiendo.

¿Esto qué supone?

Supone que todo el profesorado se ha tenido que unir,

ha tenido que formarse

y ha tenido que cambiar su forma de pensar y trabajar

para dar una respuesta adecuada a los alumnos de este centro.

La línea pedagógica que llevamos en el centro

supone no solo un cambio a nivel pedagógico,

sino también un cambio importante en las infraestructuras,

para que estas nos permitan generar espacios de aprendizaje

adecuados a nuestros alumnos, a las expectativas que tienen,

y crear espacios donde puedan vivir experiencias

lo más próximas a la realidad que se van a encontrar fuera.

(HOMBRE) ¿Aprendiendo así te dan más ganas de aprender?

Así sí.

A mí me gusta mucho más a como era el año pasado.

Hacemos más cosas.

Con las manualidades hacemos muchas más cosas

y es mucho más divertido.

Es más divertido en grupo que individual.

(ALICIA) En esta aula hemos querido desarrollar dos tipos de espacio.

Un espacio en el que pueden trabajar de forma cooperativa

en mesas, en pequeños grupos,

pero también hay un espacio muy importante y diferente

que es el tema de las gradas, donde ellos pueden exponer

pueden trabajar de forma individual

y pueden esparcirse de otra forma diferente

al resto de las aulas que han vivido hasta ahora.

Este espacio lo utilizan para desarrollar los proyectos,

para trabajar de forma individual, para poder debatir,

para poder exponer de forma oral y trabajar la expresión oral.

Además pueden complementar con todos los materiales

que el aula propone que jueguen.

Una de mis responsabilidades en la Fundación

es ayudar a reflexionar sobre lo que llamamos

"Planes de acompañamiento profesional",

de evaluación del desempeño docente.

Entre las herramientas están

lo que se llama "coteaching", ese anglicismo,

que sería enseñar juntos.

Hay profesores que trabajan juntos en una clase.

También tenemos cotutores.

Dos profesores que son tutores de una misma aula.

También hacemos evaluación en el sentido de acompañamiento.

No en el sentido de juzgar,

sino qué podemos hacer para reflexionar juntos

sobre lo que ocurre en clase.

Lo que nos importa es que los alumnos aprendan

cada vez más y mejor.

A veces necesitamos que incluso desde fuera

nos hagan reflexionar sobre qué ha ocurrido en el aula.

Nos basamos en lo que llamamos

"estándares de desarrollo profesional".

Son diez características, diez ítems concretos

sobre los que podemos evaluar o pensar

qué hace a un profesor excelente en el aula.

O qué hace un profesor en el aula de manera excelente

para que sus alumnos aprendan.

Son indicadores que llevamos trabajando muchos años

no solo en nuestro centro, sino en otros a los que acompañamos

y sobre los que tratamos de observar

evidencias de lo que ponen en marcha en el aula.

Por qué utilizan una metodología u otra.

Qué tipo de herramientas de evaluación

se utilizan en el aula y con los alumnos,

cómo es su comunicación verbal o no verbal.

Cómo demostrar que conoce profundamente su materia.

Qué hace para que se generen en el aula

relaciones de compromiso sobre el aprendizaje.

Son unos ítems que tenemos bastante trabajados desde hace años

y nos permiten tratar de captar evidencias

sobre lo que ocurre en el aula.

Como coordinadora de las escuelas Trilema,

y con la función de acompañar a todos los equipos directivos,

me toca acompañar el proyecto educativo de los centros,

la parte pedagógica,

en la que trabajamos con los profesores de distinta forma.

En este caso trabajamos por proyectos interdisciplinares.

En este centro, desde la educación secundaria,

trabajan de forma interrelacionada todas las áreas.

Los alumnos no tienen sus propias aulas,

sino que son los profesores los que tienen sus aulas,

según la asignatura.

El profesor de ciencias naturales está siempre en su aula

y son los alumnos los que van cambiando de aula

según las asignaturas que les tocan.

Es una forma de fomentar la autonomía entre los alumnos

y es una forma de que se puedan interrelacionar

no solo con los alumnos de su clase,

sino con todos los alumnos, en este caso, de secundaria.

Carlos, como el tema del proyecto era la energía,

¿cómo la habéis trabajado en algún área?

Pues en plástica y tecnología hemos realizado estas dos bolas.

¿Y qué es esta bola?

Aquí hemos representado las energías renovables,

como por ejemplo la eólica o la solar.

(SARA) Por ahí sale vapor, ¿eso no es contaminante?

(CARLOS) No, es la chimenea geotérmica.

Es vapor de agua, no contamina.

¿Qué más centrales habéis construido?

Por ejemplo, la maremotriz y la undimotriz.

¿Y de la energía no renovable qué me puedes decir?

En la energía no renovable hemos representado el planeta

más contaminado,

por eso los colores están tan apagados.

¿Qué centrales son no renovables?

Pues, por ejemplo, tenemos la nuclear, la térmica,

y por ahí hemos representado la energía química.

(SARA) ¿Qué es la energía química?

Es la energía que produce nuestro cuerpo.

¿Y cómo lo produce?

Pues utiliza ATP,

la moneda energética que utiliza nuestro cuerpo

para proporcionarnos energía.

(SARA) ¿Cómo habéis reflexionado del aprendizaje del proyecto?

-Hemos hecho metacognición. -¿Me explicas qué es?

Es la reflexión sobre lo que hemos hecho

y cómo lo hemos hecho.

Nos sirve para aprender sobre nuestros fallos

y enorgullecernos de lo que hemos hecho bien.

Perfecto, ¿y qué más habéis hecho?

Pues en sociales hemos hecho...

...cómo contribuyen en porcentaje las energías.

Hemos hecho gráficos.

Luego, en matemáticas, hemos hecho tablas

que nos han servido para relacionarlo y contar

cuántas bombillas tenemos cada uno de bajo consumo en casa.

-¿Y a qué conclusión habéis llegado? -Que tenemos pocas.

Solo tenemos cinco bombillas de media cada uno en casa,

y debería haber más.

Nosotros, en secundaria, los profesores,

hemos encontrado en este nuevo sistema de trabajo

algo muy bueno.

Fundamentalmente porque en este nivel

teníamos problemas de fracaso escolar.

Teníamos muchos niños con dificultades de aprendizaje.

Muchos niños desmotivados.

Desde que estamos trabajando de esta forma

conseguimos que muchos de ellos se interesen por lo que trabajamos

por lo que estudiamos,

y consideren que saben hacer cosas, que pueden hacer cosas,

y esto es la máxima motivación.

(Música)

Además, hemos creado una cantina solidaria

en la cual antes los chavales se marchaban en el recreo. Se iban.

Ahora se quedan en el recreo, conviven juntos,

juegan al ping-pong, juegan al futbolín,

están charlando, y crean colegio y crean grupo.

(Música)

Un buen profesor necesita sentirse seguro

de que si cambia y deja de hacer lo que hacía

sus alumnos van a seguir aprendiendo mejor que antes.

Y eso no es fácil.

Cuando llegamos a secundaria las cosas son más complejas.

El sistema educativo tiene mucha más presión academicista.

Los currículums definidos por las distintas consejerías

son muy exigentes, son muy exhaustivos.

Son muy detallados en los contenidos.

Y esa sensación, esa inquietud que tiene el profe

que si trabaja por proyectos

no va a cubrir todos los temas del programa.

¿Y si se salta el tema siete del libro

y un día en Selectividad les preguntan por los Reyes Católicos

y resulta que él se saltó ese tema?

Ese miedo también a que las pruebas externas,

exámenes que se diseñan en despachos,

y se diseñan todavía con claves pedagógicas obsoletas,

eso evidentemente causa preocupación.

En una escuela es más fácil empezar con aquellos profesores

que están con niños más pequeños. Los niños pequeños son agradecidos,

y el aprendizaje genera mucho entusiasmo.

Al fin y al cabo la presión académica, los exámenes,

los controles, no tienen un papel tan importante.

Vamos a rapear un poco, chicos.

-Tengo una vaca. (TODOS) -¡Lechera!

-No es una vaca. (TODOS) -¡Cualquiera!

-Me da leche. (TODOS) -¡Merengada!

-Ay, qué vaca. (TODOS) -¡Tan salada!

(MARÍA) El colegio tiene los dos ciclos de infantil.

El primer ciclo, de 0 a 3 años, y el segundo de 3 a 6,

y el primer tramo tiene la peculiaridad,

que tiene aula de lactancia.

Luego tenemos uno y dos años.

En lo que trabajamos es en la estimulación temprana.

Consideramos importantísimo que el niño, a esas edades,

estimule y potencie todas sus habilidades y capacidades

lo máximo posible,

para que luego, en edades futuras,

tenga mayor facilidad de aprendizaje.

¿Cómo hacemos esto?

Con una serie de actividades, sensoriales, intuitivas,

físicas, intelectuales,

que potencien ese aprendizaje cada vez mayor.

¿Cómo lo hacemos?

Motivando mucho a los alumnos con distintas texturas,

con distintas experimentaciones.

Mucha psicomotricidad, mucho movimiento,

que es lo que necesitan a esta edad.

Se les habla mucho, con distintas imágenes.

Se les potencia mucho el contacto visual,

los colores, las formas.

Todo para que tengan un abanico de aprendizaje

lo más amplio y rico posible.

Consideramos que luego favorece su aprendizaje posterior.

En el segundo ciclo de infantil estamos trabajando por proyectos.

Consideramos muy importante que el aprendizaje parta del niño.

Hacemos una metodología

basada en la experimentación del alumno,

en la que el profesor o profesora propone el tema

ajustado al currículum de los contenidos de infantil,

y el alumno demanda qué aprendizaje o, sobre todo, por qué camino

quiere llevar ese aprendizaje.

¿Cómo lo trabajamos?

Principalmente con mucha colaboración por parte de las familias.

En infantil es muy importante que el profesorado esté bien formado,

que tenga cualidades para estar con estos alumnos

y que tenga los conocimientos propios para ello,

pero además es muy importante que los padres se sientan

parte de este aprendizaje.

¿Qué es un proyecto?

Los niños cuentan en el cole

que de repente ahora aprenden por proyectos,

aunque no sepan identificar muy bien la diferencia. Pongamos un ejemplo.

¿Cómo estudiábamos nosotros los seres vivos?

Las plantas y los animales.

Teníamos un libro con mucha información,

subrayábamos lo más importante, empollábamos lo más importante,

y luego, en un examen, se nos ponían preguntas

donde uno recordaba aquella información

que había memorizado.

Hoy creemos que esa no es

la mejor manera de aprender con profundidad.

Y más en la era de la información,

donde mucha de esa información ya la tienen en los ordenadores.

Un proyecto trata de profundizar

en aquellos contenidos que son realmente relevantes

para que los niños los comprendan bien.

Cuéntanos qué es eso de la granja de Pepito

que ha quedado tan bonito. -Buenos días.

Bienvenidos a nuestro nuevo proyecto:

La granja de Pepito.

Estamos estudiando los seres vivos

y hemos estudiado...

(CARMEN) ¿Cómo se logra comprender las cosas?

Eso se logra cuando los contenidos fundamentales,

por ejemplo las plantas, se usan en distintos contextos.

Se construye un vivero, se visita un vivero,

se recogen plantitas, se elaboran aceites medicinales,

se cocina con las plantas, se va destrozando una planta,

se dibuja, se pinta...

Y toda esa reflexión se va recogiendo en nuestros famosos portfolios.

Es una especie de cuaderno, de diario del aprendiz.

El portfolio es un cuaderno personal

que tenemos todos los alumnos del colegio.

Y aquí, en la primera hoja, hemos hecho unos hilos conductores

que nos ayudan a aprender mejor sobre este proyecto,

que son los seres vivos.

¿Te gusta trabajar aquí y hacer el portfolio?

Sí.

-¿Más o menos que con un libro. -Más.

¿Por qué?

Porque es más divertido.

(Música)

El trabajo cooperativo genera en los alumnos

una fuente de gran creatividad e imaginación.

Por eso tan importante

comenzar desde la etapa de educación infantil.

En la etapa de educación primaria

los grupos los formamos de forma heterogénea.

Cada grupo está formado con diferentes características

y habilidades tanto personales como habilidades para trabajar.

También el trabajo cooperativo

nos ayuda a la hora de la gestión de conflictos dentro de las clases.

Cuando unos niños tienen que respetar las ideas de los otros,

llegar a un consenso.

Otra de las cosas que desarrollamos con el trabajo cooperativo

es que generan autoconfianza, no solo en ellos,

sino que generan confianza también con los demás.

Al final ves que la satisfacción es muy grande,

ya que el logro que se consigue es grupal.

Eso, para ellos, es una fuente de motivación muy grande.

(Música)

Los roles que tiene cada niño suelen ser:

El portavoz, porque es un niño que habla bien.

El secretario es un niño que escribe muy bien.

Otro gestiona el trabajo y el funcionamiento del grupo.

Son ellos mismos los que,

partiendo de sus características personales, dicen:

"A mí se me da mejor esto y lo hago".

Se van repartiendo los diferentes roles.

En el trabajo cooperativo dentro del grupo

lo que vemos con los alumnos

es que crecen a nivel de ayudarse unos a otros,

de compartir materiales.

Cada uno tiene su responsabilidad,

y para que el trabajo salga adelante

todos tienen que trabajar y esforzarse.

(PROFESORA) -Enséñalo. -He dibujado una gaviota.

(MARTA) En nuestros colegios trabajamos el aprender a pensar.

Aprender a pensar trabajando lo que llamamos "metacognición".

La metacognición es que el niño sea consciente

del proceso de aprendizaje y dónde está,

y que se pueda poner propuestas de mejora

para el siguiente trabajo.

Lo trabajamos mucho en el portfolio

y recogiendo todas las evidencias de aprendizaje que tiene el alumno.

La metacognición es como una escalera

donde nos ponen preguntas y nosotros tenemos que contestarlas.

Las preguntas de la metacognición las hago para, por ejemplo,

saber yo qué he aprendido, qué puedo mejorar.

Creo que hemos logrado mucho en poco tiempo.

Hemos logrado dos cosas muy importantes.

Una es generar un alto grado de entusiasmo

y de disfrute por aprender.

Y por otra parte hemos garantizado en este tiempo

el rigor de este cambio. Es decir, sabemos...

Quizá por eso hacemos mucho hincapié en evaluar de muchas maneras

todo lo que van avanzando.

Para que los profes se sientan seguros

de que los niños aprenden. Aprenden más y aprenden mejor.

Esos dos elementos son fundamentales.

Uno se pregunta, no hemos invertido mucho dinero ni muchos recursos

ni una gran innovación tecnológica, ¿por qué no podemos?

¿Qué es lo que hace que el cambio haya sido posible?

Por supuesto, los profesores, la formación.

Para eso, un equipo directivo que genere un proyecto ambicioso,

con visión a corto, a medio y a largo plazo.

Introducir flexibilidad y autonomía. Apoyar a los profes buenos

con todas las iniciativas creativas que tengan,

con todas las cosas que se les ocurran,

apoyar el que se rompan los muros de la clase.

Que combinemos grupos.

Que los mayores enseñen a los pequeños,

los pequeños expongan ante los mayores,

los profesores se junten para hacer salidas...

Flexibilizar y abrir las puertas de las aulas.

Yo suelo decir que aprender es una experiencia estética.

Aprendemos con los cinco sentidos.

Y todo lo que aprendemos, lo aprendemos porque llega

como cuando uno contempla una obra de arte.

El centro tiene que ser una gran experiencia de belleza,

la belleza de aprender.

Por eso queremos que cuelguen lo que hacen.

Como los niños pequeños, que cuando vienen a casa

te traen su dibujo y tú lo metes en el imán de la nevera.

Esta emoción de querer compartir lo bien que hacemos las cosas,

de querer celebrar y compartir, y hacer visible cómo se aprende.

Eso va creando el orgullo de pertenecer a una escuela.

El orgullo de pertenecer a un proyecto.

Y el cariño que eso genera también, para no dejar a nadie atrás.

Creo que eso es lo que hace que una escuela pueda cambiar.

(Música)

(Música)

Mónica Rodríguez es física.

Bueno, licenciada en Ciencias Físicas.

Trabajaba en el Ciemad

y un buen día se puso a escribir, y escribió 30 novelas.

Apartó un poco el mundo cuántico y el bosón de Higgs.

Bueno, no exactamente eso, en el Ciemad se hacen otras cosas.

Sí, yo no me dedicaba a eso.

La verdad es que no aparqué la física y me puse a escribir,

yo llevaba escribiendo toda la vida.

Y encima yo me dedicaba a la formación, no a investigación.

Formación en protección radiológica.

La gente que trabaja con radiaciones ionizantes,

con radiactividad,

tiene que hacer cursos para aprender a protegerse.

Los últimos años estaba llevando el aula virtual.

Pero tuve la suerte de vender la casa familiar,

y dije: "Con este dinero voy a cumplir mi sueño,

que es dedicarme por completo a escribir.

Porque lo hacía por las noches cuando se acostaban las niñas.

En eso estoy.

¿Estás casada? ¿Tienes hijos? Tengo tres niñas.

Tres niñas y treinta novelas. Y treinta novelas publicadas.

Y más en el ordenador. (RÍE)

¿Cómo nació en ti la vocación literaria.

¿Desde antes de estudiar Físicas?

Sí, en mi caso, he leído mucho desde siempre.

Mi madre era muy lectora, mi abuelo tenía una gran biblioteca.

Siempre nos acostábamos con un libro en las manos.

Es una costumbre que sigo teniendo, que es buenísima.

Y...

¿Y tus hijas también? También, no siempre.

Pero sí, casi siempre.

Generalmente has escrito para gente más joven

y un poco menos joven, pero vamos, juvenil casi siempre.

Infantil y juvenil. Infantil y juvenil, y...

Cuéntanos qué tienes en cuenta cuando escribes para ellos.

Bueno, en realidad, yo cuando escribo

no pienso en un público concreto, en infantil o juvenil.

Eso casi viene después. Inicialmente pienso:

"Puede ser una historia que puede gustar

tanto a niños como a adultos".

Pero cuando me pongo a escribir resulta que la historia crece,

y ya no puede ser infantil, no sé.

Me dejo llevar un poco.

Es muy difícil trazar un límite entre lo que es infantil y juvenil.

Y desde luego, juvenil y adulto muchísimo más.

Y bueno...

¿En la editorial luego te dicen: "Mira, esto es para tal"?

Una vez que termino el libro digo:

"Seguramente esto puede interesarle también a un chaval 10 u 11 años".

Es verdad que cuido más el vocabulario,

o la forma de expresión.

No metes palabrotas, por ejemplo.

Bueno, alguna vez las meto pero me las quitan las editoriales.

Hay un poco de censura.

La razón por la que te llamamos esta vez

es por el decimotercer premio Anaya, que has recibido este año.

También porque este otro libro

"El asombroso legado de Daniel 'Kruk'".

¿"Kruk"? Kurka.

Kurka, perdona.

Fue el del año pasado, finalista de Gran Angular.

Pero ¿cuántos premios llevas este año?

Este año he empezado muy bien, la verdad.

Aparte del premio Anaya, me dieron el premio Fundación Cuatro Gatos

por otro libro que publiqué el año pasado.

Gané también el premio juvenil de Edelvives, el premio Alandar.

Por una novela, "La partitura", que saldrá ahora en junio.

Y luego quedé finalista en Barco de Vapor este año,

y también el Gran Angular. O sea, que no paras.

¿Me decías que ibas a volver al Ciemad dentro de poco?

Si lo puedo evitar... (RÍE)

En principio, yo no gano lo suficiente.

Estos premios me ayudan a mantenerme.

Por ejemplo, los premios de este año me permiten estar un año más

dedicándome a escribir, pero si no tengo un premio como este,

pues no gano lo suficiente para mantener una familia numerosa,

una hipoteca...

Entonces puede que en algún momento tenga que volver.

Porque tú eres funcionaria. Eso es, estoy en excedencia.

Llevo seis años y medio.

en principio iba a estar dos años, llevo seis y medio, así que feliz.

Vamos a hablar, si te parece, solo de estos dos libros un momento.

Por ejemplo, "Alma y la isla", el decimotercer premio Anaya,

ponnos un poco en antecedentes.

"Alma y la isla" es un libro...

...que trata la relación de una niña negra

que viene de Etiopía por el mar, en una patera,

a una pequeña isla europea.

Allí la acoge una familia de pescadores.

El libro cuenta la relación entre esta niña, Alma,

y el niño menor de la familia de pescadores, Otto.

En principio es una relación complicada

porque a Otto le cuesta aceptar Los celos.

que llega esta niña,

que le quita su habitación, le quita su espacio,

le quita un poco también a su familia.

La atención de su familia. Al menos él lo vive así.

Poco a poco esta relación se va transformando.

Hay un amuleto mágico que permite que Otto entienda un poco más

el viaje tan difícil, de años, que ha hecho Alma,

en el que lo ha perdido todo

para llegar a tener una vida como la suya,

una vida digna.

Hablemos ahora del otro,

"El asombroso legado de Daniel Kurka".

¿"Kurka" de dónde viene?

Kurka es un nombre serbio, un apellido.

Claro, es una historia de espías.

Es un niño... Transcurre en Nueva York.

Transcurre en Nueva York en el año 42 y principios del 43.

Es la historia de un niño de la entonces Yugoslavia

que se escapa, se monta en un barco y lo llevan a Nueva York

para escaparse de la Segunda Guerra Mundial.

Se va en un barco de niños refugiados,

en el que, curiosamente, también van niños

escapados de la guerra de España.

Y bueno... ¿Está bien documentado?

¿Eso ocurrió realmente? Sí, el barco existió.

Leí un libro sobre esos niños que se habían ido en ese barco.

Hay un montón de documentación previa a escribir el libro.

Este niño se llama Daniel Kurka, tiene 12 años,

y llega a Nueva York a un hotel,

al hotel New Yorker, donde trabaja su tía.

Allí conoce a Nikola Tesla,

que pasó sus últimos diez años en ese hotel,

y murió en enero de 1943.

Creo recordar que el siete de enero de 1943,

en la habitación del hotel.

Los primeros que entraron a la habitación del hotel al morir

fue el FBI en busca de esos inventos

que él había dicho a los medios que tenía en su cabeza,

pero no se sabía si existían planos, como el rayo de la muerte.

Tesla, en sus últimos años,

no se tenía claro si él desvariaba o si realmente tenía esos inventos.

En mi libro Daniel Kurka conoce a Nikola Tesla

y consigue esos papeles,

y le persiguen los nazis, el FBI, en fin, toda una peripecia.

¿Cómo se te ocurrió esta historia tan fantástica?

Porque yo al personaje de Nikola Tesla,

por mis estudios de física, por mi formación,

lo conozco desde hace mucho.

Cuando yo daba clases en el Ciemad ya hablaba de este personaje.

Es un personaje apasionante porque tiene el genio y la locura.

Por ejemplo, tenía que hacer todo en múltiplo de tres,

odiaba los microbios, odiaba las perlas,

no le gustaba dar la mano a nadie.

Sin embargo su habitación estaba llena de palomas

que cogía del parque para cuidarlas, les hacía jaulas con duchas.

Era un personaje que tiene las dos caras:

La del genio y la del loco, y siempre me fascinó.

Un día, leyendo la biografía de Nikola Tesla,

él tuvo un hermano de 12 años que se llamaba Daniel

que murió cuando él era muy chiquitito,

cuando él tenía cinco años. El hermano, con 12 años, murió.

A él le impresionó esa muerte.

Además, él decía que su hermano era más inteligente que él.

Nikola Tesla tenía una inteligencia excepcional.

Era capaz de...

... de todos sus inventos montarlos en su cabeza,

como si tuviera un holograma, de probarlos,

hasta encontrar el funcionamiento.

No necesitaba hacer planos.

Sin embargo él decía que su hermano era más inteligente.

Cuando leí lo del hermano aproveché. Claro.

Es muy sugerente. Sí, 12 años, bueno...

Vamos a ver, Mónica, una curiosidad.

¿Cómo siendo una persona tan amante de los libros,

que has leído tanto,

no estudiaste literatura?

Es algo que yo me he preguntado muchas veces.

Siempre se me dieron bien las matemáticas,

y bueno, como se me daban bien, tenía que ir por ciencias.

La verdad es que la historia nunca me gustó,

siempre me la dieron muy mal, y...

Y al revés, tuve suerte de tener una grandísima profesora de físicas,

y me apasionó.

Por eso decidí estudiar físicas.

De todas formas, parece que no es lo mismo,

pero es un poco lo mismo, la física y la literatura.

Al fin y al cabo los dos tratan de entender qué pasa en este mundo.

La física, de una manera objetiva.

Si yo tiro un libro, ¿por qué se cae al suelo?

¿Por qué ocurren las cosas?

La literatura, desde un punto de vista

más emocional, más subjetivo. ¿Por qué siento esto?

¿Qué pasaría si yo me encontrara en esta situación?

Al final, bueno, como no entiendo nada, los dos...

Muy bien, ¿y en qué proyectos estás trabajando ahora?

¿Estás escribiendo varios libros a la vez?

No, estoy con un libro que me está costando bastante.

Llevo desde septiembre, una novela juvenil.

Y bueno, ahí estoy, peleándome con ella.

Espero ser capaz de terminarla.

¿De qué va, así un poco por encima?

Sin descubrir nada... Sin descubrir mucho.

Es la historia de un niño y un elefante.

No voy a descubrir más. (RÍE)

Muy bien, es suficiente. Porque...

Sí, estoy ahí, y no sé si a lo mejor...

...la presentaré a algún premio o no,

entonces tampoco quiero dar del todo "spoilers".

¿Y el premio Edelvives?

El premio Edelvives fue otra gran satisfacción de este año.

Con una novela que se titula "La partitura".

Es la historia de un compositor español

con ascendencia rusa,

que se va a Rusia y conoce a una niña de 12 años...

...mongola, que tiene un talento para el piano excepcional,

y se obsesiona con ella.

Entonces, bueno, lleva al límite el convertirla en pianista

y hay esas cuestiones,

hasta dónde podemos permitir que eso ocurra por el arte.

Hay muchas preguntas.

Él es compositor, compone una...

...una sonata para esta chica,

y a lo largo del libro la pregunta es:

"¿A quién pertenecen las obras de arte?".

Una vez se crean y se hacen públicas. Que se hacen públicas.

¿Pertenece al autor? ¿Pertenece a quien la escucha?

Interesante.

Ha sido un verdadero placer estar contigo estos minutos.

Va a ser también un honor.

Cuando vuelvas al Ciemad te invitamos también

para que vengas a hablarnos de las actividades

que se estén llevando a cabo allí.

Porque son muchas e interesantes. Muchas y muy interesantes.

Hasta siempre. Muchísimas gracias.

Mucha suerte. Gracias.

Seguimos con el programa.

Vamos a ofrecerles ahora un reportaje en red.

Ya saben, un fragmento de un reportaje

y luego lo pueden seguir viendo en la página web del programa.

En este caso, "Amigos del real jardín botánico.

(Música)

(ANTONIO) La Sociedad de Amigos del Botánico se fundó en 1981,

coincidiendo con la apertura del jardín

en la estructura de ahora, el jardín estaba muy abandonado,

estamos hablando del año 81, siete años de restauración.

Entonces fue cuando dimos en la idea

de no tenía una sociedad de amigos como muchos jardines europeos.

Se fundó la Sociedad de Amigos del Jardín Botánico.

La primera presidenta fue doña Teresa Ozores Saavedra,

marquesa de Casa Valdés,

un personaje importante en la botánica española.

Socio del jardín puede ser quien quiera, absolutamente.

Cualquier interesado en las plantas,

que le guste hacer excursiones, ver jardines,

tanto en España como en el extranjero,

que le guste venir por aquí a ver cómo se cultivan las plantas

o las colecciones científicas de nuestros archivos, la biblioteca,

colaborar o asistir a conferencias

o a mantenerse informado de qué pasa en el jardín.

No tiene más que apuntarse,

mandaremos un correo electrónico y las publicaciones del jardín.

¿Fines de la Sociedad?

Colaborar con el jardín en temas de investigación,

de educación, cultura y conservación.

¿Cómo lo hacemos?

Hacemos una serie de conferencias todos los años de muchos temas.

De unos tipos de plantas y otros.

Las antiguas expediciones científicas españolas a América,

que fueron muy importantes, a Asia también.

Todo lo que se hizo en investigación científica histórica

que mucho está escondido en nuestros archivos,

pero hay cosas fantásticas.

Toda la colección de las láminas de Mutis.

Miles de láminas del siglo XVIII dibujadas en América

con medios de la época.

No había fotografía ni Internet, había que dibujar las plantas.

Con unas técnicas muy rápidas, es muy interesante todo eso.

De lo que se dan charlas y conferencias aquí.

Traemos especialistas que nos cuentan cosas de temas botánicos,

de conservación...

Tenemos actividades para las familias,

para niños con sus padres, que vienen a pasarlo bien,

a explorar la selva, el invernadero, o a explorar las plantas comestibles.

La gente muchas veces no viene

para asistir a una sesuda conferencia científica,

esa no sería nuestra actividad, está el consejo de investigaciones,

el padre del Real Jardín Botánico.

Nosotros nos dirigimos a un público más general.

Familias, niños, gente joven que les pueda interesar

temas botánicos genéricos. La botánica está en todas partes.

Desde la madera, las plantas comestibles,

las plantas ornamentales, hay muchísimo campo.

(Música)

"La conquista de la ironía" no es otro libro

escrito al calor del IV centenario de la muerte de Cervantes,

aunque haya aprovechado la oportunidad.

Es la mejor novela biográfica de Cervantes publicada este año.

Y una de las lecturas más recomendables

para los interesados en cualquier cuestión

relacionada con Cervantes.

Su erudición resulta mágica.

Y, si está clarísima, la historia no pesa.

Su lectura ayuda como pocas a entender mejor

el mundo y las relaciones del autor de "El Quijote"

y "Las novelas ejemplares", y de todo lo demás, claro.

De su teatro, su poesía, y también, desde luego,

sus obras pensadas para quedar bien con los acomodados de su época.

Recordemos que el autor de esta biografía, Jordi Gracia,

es catedrático de Filología Románica de la Universidad de Barcelona.

Hay fabulación, se supone, pero no lo parece.

La impresión que da es tan vívida, tan verosímil,

que uno se pregunta si es posible saber tanto sobre Cervantes

si no había grandes lagunas documentales en su biografía.

La clave está en que aquí en que aquí se nos sirve

todo lo que se sabe, junto y bien trabado,

en una combinación muy inteligente y digestiva.

Recuerden, "Miguel de Cervantes: La conquista de la ironía",

de Jordi Gracia,

recientemente publicado entre nosotros

por la editorial Taurus.

Mañana volvemos con más asuntos y nuevos protagonistas.

Queremos hablarles de lo que dice la psicología

acerca de ser pesimista y criticar lo que nos rodea.

Rafael Santandreu ha escrito un libro

donde asegura que está lo necesario para ser feliz

prácticamente en cualquier circunstancia.

Es más, ha diseñado un método para que, con un poco de esfuerzo,

todos lo consigamos.

¿Quieren saber cómo?

¿Dónde están los fallos más comunes y cómo podemos solucionarlo?

Pues mañana, unos minutos antes de las diez,

aquí, en "La aventura del saber" les damos todos los detalles.

Gracias por acompañarnos. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 09/05/16

La aventura del saber - 09/05/16

09 may 2016

Ofreceremos los reportajes "El minuto gastronómico: el queso" y "Trilema". Además, entrevistaremos a los escritores Santiago Blasco y Mónica Rodríguez.

ver más sobre "La aventura del saber - 09/05/16" ver menos sobre "La aventura del saber - 09/05/16"
Programas completos (1396)
Clips

Los últimos 4.088 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Juan Manuel Diaz Aviles

    Hola, soy un trabajador del Centre Autisme de La Garriga en el mes de julio los miércoles se emitió varios documentales sobre TEA contaban de 6 programas y se emitieron 3 y en septiembre emitirían los 3 que faltaban, podría saber cuando lo emitiríais. Gracias.

    28 sep 2016