www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4510463
Para todos los públicos La aventura del saber - 08/03/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hoy en el Día de la Mujer RTVE salpica su programación

de contenidos especiales enmarcados en una nueva edición

de la iniciativa Concienciados con la Igualdad.

Desde "La aventura del saber" nos sumamos, hablando de conciliación,

con Laura Baena, la fundadora del Club de las Malas Madres.

Además, Alejandro Palomas hace parada en el estudio

para presentarnos "Un amor", la novela que ha resultado

flamante ganadora del premio Nadal en esta última edición

y que compone ya una trilogía de gran éxito

con decenas de miles de lectores dentro y fuera de España.

Sumario y empezamos.

Se trata de la única escuela unitaria de la Comunidad de Madrid,

un concepto que agrupa Infantil y Primaria en aulas por edades.

Actualmente cursan sus estudios en el Colegio Público Carlos Ruiz

de Las Rozas de Puerto Real 35 niños de entre 3 y 12 años

que comparten juegos, espacio y método de aprendizaje.

Goyo Rodríguez es poeta experimental,

lo que quiere decir que pone a prueba los límites

de todos los materiales con los que se puede crear una obra de arte.

En su caso, la palabra y la imagen.

Se trata de someterlos a pruebas de estrés, de ver lo que aguantan,

de descubrir las nuevas posibilidades.

Veremos el resultado en BOEK Visual.

(Música)

Recibimos hoy en "La aventura del saber"

al ganador del premio Nadal de este año, Alejandro Palomas,

con este libro, "Un amor". Bienvenido, muchísimas gracias

por aceptar nuestra invitación, Alejandro.

"Un amor" es el tercer libro que tiene como protagonista a una señora

muy curiosa, que tenía 65 años entonces y ahora tiene 73.

Exactamente, sí. Hablemos de Amalia.

Hablemos de Amalia. Venga, ¿cómo es?

Es fantástica. (RÍEN)

Es... A ver...

Ahora tiene 73 años, como tú bien dices,

es una mujer con una peculiaridad que la define muy bien,

es una mujer albina,

madre de tres hijos, divorciada, una mujer de clase social...

Ha sido de clase social alta y ahora ya es...

Vive en un apartamento de protección oficial.

Ha habido un cambio importante en su vida.

Después del divorcio ha habido un cambio importante y, bueno,

y es un poco la "mater familias" de estos tres hijos,

Silvia, Emma y Fer, que rondan los 30 y...40.

¿Y cuando tú escribiste la primera novela

ya sabías que iba a haber otras? Que iban... Aún no.

No tenía ni idea. No. Eso vino después.

Cuando yo escribí la primera novela, ni sabía si alguien la iba a querer,

eso para empezar. (RÍE)

La primera fue "Una madre", ¿no? Sí. "Una madre".

Costó mucho "Una madre".

Costó mucho porque es una novela muy peculiar.

Es un universo muy peculiar. Y este tipo de apuestas,

o entras de lleno y entras, o te provoca...

Hablo desde el punto de vista del lector. Te descoloca mucho.

Entonces, un editor, apostar por algo así, es arriesgado.

Sí, pero no le ha salido mal. No, le ha salido bien.

Se han vendido unos cuantos miles de ejemplares.

Sí, salido muy bien. En Siruela están encantadas.

Digo encantadas porque son, la mayor parte, mujeres.

Y yo estoy encantado con ellas también.

Qué bien. Hablemos ahora de la familia.

Fer es el que cuenta la historia, ¿no? Un poco.

Sí, Fer cuenta la historia tanto en "Una madre" como...

en los tres, en "Un perro" y "Un amor".

Es curioso, porque yo, normalmente, no hago esto.

Mis voces son... Hay un intercalado siempre de voces,

como un entrelazado de voces, siempre en primera,

de los distintos personajes

y nosotros vamos avanzando en la acción de las novelas

según las voces. En esta empecé con Fer y...

Estuve esperando a que se callara, pero no había manera.

No había manera de callarlo. Es muy cotorra este tío.

Es un poco como yo. Claro, te iba decir...

No habla nunca, pero cuando habla... Una especie de alter ego.

No para y no para. Y llega un momento en que lo vi y...

Yo me di cuenta de que este hombre no callaba

y de que no tenía que buscar más perspectivas.

Básicamente porque él no quería mostrarse

y él, lo que quería, era mostrarnos su mundo, pero no él.

Y sigue ahí, sin mostrarse demasiado.

Sigue mostrándonos el universo de la familia, Amalia,

todo lo que va pasando, pero él sigue un poco...

Sí, ahí... de observador. ¿Y las hermanas, Emma y Silvia?

Tenemos a Emma que es la mediana, tenemos a Silvia que es la mayor.

La mayor pasó en "Una madre" de ser lady bayeta en aquel momento,

que era una de estas tías que limpia todo el día

y ve el polvo en todas partes y pasa el dedo y...

¿Sabes? Esta cosa de pasar el dedo, para mí es fundamental,

que yo viví en Estados Unidos... Tú viviste en San Francisco, ¿no?

Sí. La segunda parte de mis estudios me los pagué limpiando casas...

Ah, no lo sabía. Sí, hay muchas cosas

que la gente no sabe, pero yo me he dejado...

Y limpiaba muchas casas de judíos ortodoxos.

Hay una... Bueno, como en todo Estados Unidos...

Entonces, yo tenía una señora, una ama, de una de las casas,

que iba detrás de mí... (RÍE)

Y me quedó esa frase... Ella decía: "There is dust here".

"Hay polvo aquí". Y yo, cuando le veía ese dedo,

pensaba: "Seguro que encuentra polvo en algún lado...".

E iba pasando y entonces... Bueno, eso es Silvia.

Va detrás de ti y no puede evitarlo.

Entonces, pasa de ser eso en "Una madre", en "Un perro"

le pasan algunas cosillas y en "Un amor" ella no es tanto

lady bayeta como lady tabiques. O sea, es de las típicas que...

hace obras en su casa constantemente. Que a mí me llama mucho la atención,

la gente que siempre está haciendo obras en su casa,

y que encima la casa es un desastre. La casa no mejora.

Yo tengo una amiga que hace muchas obras,

pero la casa es horrible siempre. ¿Y tú a qué crees que se debe eso?

Yo creo que es la insatisfacción y la incapacidad de sentarte...

Contigo misma y pensar. O con quien tienes delante y decir:

"A ver, ¿qué estamos haciendo?

Porque esto de remodelar la casa cada año y que cada vez sea peor,

¿no será un reflejo de algo nuestro?".

Y esto es lo que ella no hace. Y Emma es la bondad.

Es la bondad y la generosidad más absoluta.

Emma es la que concilia, la reconcilia,

requetecontraconcilia la familia. Es muy suave, es muy generosa...

y hace poquito ruido. Y aquí todos se confabulan

para ocultar algo a Amalia, ¿no? Claro, pero... Siempre.

En casi todas, en las tres las novelas,

siempre hay algo que hay que ocultarle a esta mujer.

Los hijos la ven como mucho más deficitaria de lo que en realidad es.

Porque, los que son deficitarios, son ellos.

Claro, esta es la historia. Una proyección.

Claro. Hay una... una llamada antes de que empiece la novela, de hecho,

y nosotros entramos justo en ese momento.

Ha habido toda una serie de preparativos anteriores

al inicio de la novela porque... está la boda de Emma con Magaly,

y, entonces, cuando ya todos están tranquilos

y lo tienen todo perfecto, pues, lo que es la vida...

Cuando tú crees que lo tienes todo controlado

y todo está ya como cerradito y te vas a...

yo no, pero quien lo haga, se va a fumar el cigarrito,

pues, de repente, suena el teléfono y es como... "¿Hola? Ah...".

Y todo cambia. Está todo mal.

¿Y qué hacemos en estas horas que nos quedan? Bueno, pues eso.

Es un poco lo que cuenta esta novela última.

¿Oye, "Un hijo" también forma parte de este ciclo o...?

No, "Un hijo" es una novela... Es una novela juvenil.

En realidad es una novela de adulto. Pero entró como...

esa palabra tan fea, de "en el nicho", de novela juvenil.

Claro, porque es como matar las novelas, ¿no?

Sí, como meterla en un cementerio. Es horrible. Bueno, novela juvenil

y... Bueno, ha funcionado muy bien. O sea, está funcionando muy bien.

Luego me dieron el Nacional por eso,

pero es curioso porque en el resto del mundo,

en el resto de los países, que son ya unos cuantos,

se publica en adulto, no se publican juvenil.

Solo se publica en juvenil aquí y en Holanda. En el resto no.

Porque una de las cosas a las que has...

no solamente vencido, sino convencido, contó literatura,

es a la hora de traducir, de conseguir traducciones.

Eres un escritor en muchos idiomas.

Aparte del castellano y catalán.

Sí, eso se lo debo a mi agente. Básicamente. Ahí si que yo...

No hago nada. Pero a mí, lo que más curiosidad me provoca,

es que el mundo este, el mundo Amalia,

que yo creía que era un mundo como muy latino, muy español,

muy cercano y muy local, incluso, eh...

Bueno, pero yo creo que "empoderamiento" y "empotramiento"

también tendrán traducción en inglés, ¿no crees?

Tú que sabes además inglés.

Pero es que puedes decir "empowering"...,

pero no puedes decir "empotring". (RÍE)

No existe el "empotring". (RÍE) Perdona, ¿eh?

A ver, te voy a contar una cosa, te voy a confiar,

te voy a confesar algo. A mí hay palabras que me horrorizan.

Sí... Como esa, ¿no? Como el empoderamiento.

A mí lo de empoderarse me parece horrible.

Además me suena como embarrarse, a em... emponzoñarse..., a...

Tiene como... Sí...

Y hay otras que me parecen peores, como la transversalidad,

la zona de confort, todo este tipo de cosas

que son lugares comunes tan feos... (RÍE)

Yo, cuando oí una vez, hace tres semanas, en televisión,

a un futbolista... No tengo nada en contra de los futbolistas,

al contrario, soy futbolero, pero cuando oí a este futbolista,

de uno equipo de Segunda..., tampoco tengo nada en contra

de los equipos de Segunda, que todo el mundo tiene una piel muy sensible,

que decía en una rueda de prensa, habían perdido 0-3,

y decía eso de que "Bueno, nosotros estamos con el míster a muerte...".

Quería decir que al míster lo iban a largar al cabo de una semana.

"Estamos con el míster a muerte...", y los siguiente es:

"Pero tenemos que aprender a salir de nuestra zona de confort".

Yo pensé: "Esta expresión está finiquitada en este momento".

Si este es el uso y este el nivel, esto está finiquitado.

Me pasa lo mismo con estas. Vienen del mundo anglo

y tienen una trayectoria en el mundo anglosajón

y aquí las tuneamos como nos da la gana.

Pierden totalmente el valor y el poder que tienen que tener.

¿Cómo es tu manera de escribir?

Quiero decir...

¿Escribes cuando ya tienes claro lo que va a pasar?

¿Tienes una estructura previa

o empiezas a escribir porque te empieza a contar Fer algo

o te empieza a contar Amalia, Emma o Silvia?

Mira, yo nunca sé lo que voy a escribir. Jamás.

Nunca sé lo que voy a escribir al día siguiente,

nunca sé adónde voy a ir. No tengo ni idea. Nunca.

Yo creo que si lo supiera,

un día intenté hacer la prueba y pensé: "Esto es un aburrimiento".

Yo voy a aburrir mucho si escribo de esta manera.

Es totalmente intuitivo. Yo me despierto por la mañana,

estoy cinco minutos con los ojos cerrados pensando:

"Espero que me...". Que me salga lo que quiero, ¿no?

Si no voy a sufrir como un perro.

Me pongo delante y sale. Qué bien.

Hay un trabajo inconsciente previo.

Estoy unos seis u ocho meses. Lo tengo calculado.

Son los seis u ocho meses en los que se van formando la tormenta.

La tormenta pasa a huracán,

huracán uno, dos, tres, nivel cuatro, cinco

Y cuando el huracán toca costa,

es cuando yo me siento a escribir.

Ahí son tres meses de no parar de teclear.

Qué bien.

¿Qué esperarías que encuentre el lector en tu novela?

¿Qué te gustaría, mejor? Más que qué esperar.

Yo soy muy básico, ¿eh? Yo soy prenda básica.

Que empiecen y que terminen. Eso para empezar.

Eso para empezar.

Y después...

Yo escribo mucho para dar.

No escribo a la inteligencia de quien tengo al otro lado.

No escribo a la mente, a la estructura mental.

Escribes el corazón. Tampoco.

Escribo al plexo.

Me gusta que se abra rápido esto.

Si escribes al corazón también hay que ver

cómo bombea, cómo no sé qué.

Es demasiado para mí. Soy mucho más básico.

Escribo al plexo.

Intento provocar...

Un golpe muy duro.

A partir de ahí, que la emoción suba a la cabeza

y que la cabeza empiece a funcionar.

Que empiece a poner todos los prejuicios, todos las defensas,

el análisis, todas las metas, literaturas.

Todos los rollos, que se encargue él.

Yo lo que voy a dar es un tiro en el esternón.

El resto... Que cada uno se lo gestione como pueda.

Yo me lo gestiono como puedo.

¿A ti te sirve de terapia o no? No.

No, ¿no?

No. Creo una buena novela no puede servir de terapia nunca.

Una mala tampoco, ¿eh?

Yo vengo tratado de casa.

Vengo con la terapia hecha de casa. Si no es una estafa.

Si tú coges una novela, escribes una novela

y encima haces terapia con lo que escribes

y encima te pagan... Es demasiado, ¿no?

Eso es tener mucho morro.

Ese es el mal camino. Claro.

Tu manera de ver la literatura es hacer algo para los demás

que les llegue directamente.

Que no les llegue tanto al cerebro o al corazón como al plexo solar.

Que sea visceral y directo. Totalmente.

Sí.

Y sobre todo, yo intento hacer lo que quiero que hagan conmigo

cuando soy lector. Claro.

A mí me das una novela complicada

y me puede gustar mucho la complicación.

Y me gusta mucho. Tengo una parte muy retorcida.

Me encantan las novelas que me sacuden.

Necesito que me sacudan,

necesito que me haya un poco de vida ahí y me sacuda la mía,

porque si no no hay... Yo lo conecto con las cosas.

Necesito sentir que hay conexión.

Intento establecer una conexión con quien hay al otro lado.

Es como cuando llamas por teléfono.

Necesitas que al otro lado sentir que el otro te esté escuchando.

No que está viendo la tele y te está escuchando.

Claro. Necesito una atención plena,

y para eso necesito pillarte por aquí.

Pues enhorabuena. Lo has conseguido. Gracias.

Seguimos.

El colegio público Carlos Ruiz de las Rozas,

de Puerto Real, es la única escuela unitaria

que existe en la región de Madrid.

Aquí van a clase 35 niños que tienen entre 3 y 12 años

y están divididos en tres aulas.

La estrategia y metodología de aprendizaje

incide en aspectos comunes y contacto directo

con todos los alumnos.

(Música)

¿Qué significa una escuela unitaria?

Una escuela unitaria es una escuela donde hay diferentes alumnos,

alumnos de diferentes edades y cursos compartiendo el aula.

Para que nos hagamos una idea,

la educación infantil, el segundo ciclo son 3, 4 y 5 años.

Nosotros tenemos a estas tres edades, estas tres aulas en una sola,

donde hay niños de 3, 4 y 5 años.

El aula de lo que llamamos nosotros los pequeños.

Luego tenemos los seis cursos de la primaria,

de educación primaria, divididos en solamente dos aulas.

El aula de los medianos,

que es la terminología interna que utilizamos aquí,

que tenemos a primero y segundo, y luego el aula de los mayores,

que es donde tenemos tercero, cuarto, quinto y sexto.

"Good morning". (TODOS) -"Good morning".

-"Say good morning to Jimmy". (TODOS) -"Good morning, Jimmy".

-"Good morning, Javi".

"So, how many girls are we today?".

Ahora estamos en la clase de inglés.

Tenéis a todos los niños de la clase. Y Jimmy.

Jimmy es un niño más que la clase.

La única dificultad que Jimmy tiene, que tampoco es tanta,

es que no sabe hablar español, ¿verdad, Usue?

Solamente sabe hablar inglés.

Jimmy tiene cinco años.

Aquí hay algunos niños que tienen 3, 4 y 5 años.

"Adrián, touch your ears.

Touch your nose.

Very good.

And now touch your shoulders".

Jimmy es un niño más.

De hecho, es una herramienta muy eficaz,

que yo la he utilizado desde hace muchísimos años,

porque se construyen conversaciones de una forma mucho más sencilla

y mucho más natural, mucho más espontánea que con un adulto.

Es más, se construyen conversaciones en triángulo.

(CANTAN) "Hello, hello, hello, good morning.

Hello, hello, hello, what's your name?.

Hello, hello, hello, good morning.

Hello, hello, hello, what's your name?".

Yo soy el director, soy el jefe de estudios,

el secretario, el administrativo, el conserje,

pero sobre todo soy el maestro.

Para mí es muy importante, y eso no se me olvida,

que mis alumnos son lo primero.

Si hay alguna otra cuestión, que hay muchísimas,

como las estadísticas que acabo de terminar

o como la gestión económica, las facturas,

por supuesto que ese asunto es el que hay que hacer

y hay que llevar al día.

Pero lo primero son mis alumnos.

Doy clase de inglés a los pequeños y a los mayores.

También doy clase de expresión plástica a los mayores

y clases de apoyo de lengua a los medianos.

(Música)

Rozas de Puerto Real es un pueblo que tiene, aproximadamente,

unos 400 habitantes,

y es... afortunadamente, mantiene un colegio

de estas características gracias a que la población infantil

en estos diez últimos años no ha descendido

de forma significativa.

-El trabajo en una escuela unitaria puede tener muchísimas ventajas,

tanto para nosotros, los docentes, como para los niños.

Para los niños, principalmente, que aprenden unos de otros.

Existe mucho trabajo colaborativo, se ayudan,

las relaciones sociales son muy estrechas, pero están siempre juntos.

Para nosotros,

la ventaja que tenemos, mayormente,

es que somos capaces de ver, de detectar todos los problemas

de cada niño individualmente.

Al mismo tiempo, poderlos ayudar para que solventen esos problemas.

-La idea surgió como un proyecto de animación a la lectura.

Yo escribía en un blog entonces.

Se me ocurrió que una de las cosas que podíamos hacer

sería un periódico escolar a través de internet.

Es una cuestión que tenemos que incorporar en la escuela pública

de forma natural y no podemos evitarla,

no podemos pensar que está llena de peligros y tratar de evitarlo,

sino que tenemos que hacer lo posible por incorporarlo dentro del aula

y aprovechar las enormes ventajas que internet tiene.

Participan todos los alumnos de educación primaria del colegio

de forma voluntaria.

Hay algunos niños que escriben más artículos que otros.

Pero todos lo hacen de forma muy entusiasta.

Conocen cuál es la repercusión de lo escrito.

Esta es una cuestión importante,

es una de las cuestiones que hay que empezar a valorar

desde que son pequeños.

La repercusión de lo escrito.

Siempre cuento que las palabras se las lleva el viento,

pero lo que está escrito no.

Ahora ya saben que nuestra versión en internet

está mucho más actualizada que la versión impresa

que hacemos cada dos meses y que pueden recibir comentarios

de los lectores y los artículos los pueden leer

desde los teléfonos móviles, desde las tabletas, desde los ordenadores,

y desde cualquier dispositivo conectado en internet.

Ellos lo hacen de forma muy entusiasta.

Bueno, chicos.

Le vamos a entregar a vuestro compañero Izan

el título de periodista,

porque ya sabéis que el otro día escribió su primer artículo

en el periódico, que me encantó, por cierto, Izan.

Así que, vente para acá,

que te vamos a entregar el título de periodista

del mejor periódico del mundo.

¿Cómo se llama el mejor periódico del mundo?

-"El Correo de Rozas del Puerto Real".

Hay algunos que escriben a mano.

Su artículo lo escaneamos y lo publicamos en su nombre.

Y hay otros niños que consiguen,

lo que llamamos internamente el permiso oficial,

yo les creé una cuenta de correo electrónico

y a partir de ese momento,

el niño escribe sus artículos utilizando el teclado.

Cada dos meses recogemos todos los artículos

que se han ido publicando en nuestra página

y hacemos una versión impresa.

Maquetamos el periódico

y aprovechamos para ilustrar o añadir alguna ilustración más

a cada uno de los artículos que han ido publicando los niños.

La versión impresa es una cuestión muy esperada por parte de los padres.

Cuando los niños salen del colegio con la versión impresa en la mano,

es un momento donde los padres tienen mucho interés.

Independientemente que se pueda leer a través de internet,

el papel, tocar y manejar el periódico

sigue siendo una cuestión muy importante.

-En el aula de apoyo trabajamos apoyo curricular,

con respecto al currículo que lleva cada uno en su clase,

como apoyo de mejora y dificultades del lenguaje,

la expresión tanto a nivel oral como escrita,

y todo lo que son habilidades comunicativas.

-Intento agrupar todos los contenidos

para que trabajemos el mismo contenido a diferentes niveles.

Venía de colegios en los cuales tenía clases de casi 30 niños.

Todos con el mismo nivel.

La forma de trabajo es muy diferente.

El año pasado llegué aquí y no sabía cómo hacerlo.

Estaba un poco perdida.

Me ha gustado porque es una experiencia diferente.

Nunca había trabajado en una escuela unitaria.

Había estado siempre en colegios ordinarios.

He estado en un colegio de difícil desempeño,

he estado en un colegio rural.

Es algo completamente diferente.

Creo que todos los días aprendo algo de los niños

y espero que ellos aprendan algo de mí.

Quiero que en el colegio vean otras formas de divertirse.

Estamos ahora con el béisbol.

Seguiremos con otros deportes.

Les ha venido fenomenal.

En este colegio es la primera semana que no juegan al fútbol.

Han aprendido a jugar al béisbol,

lo están practicando y les está encantando.

Juegan con la clase de los medianos, hacen equipos mixtos equilibrados

y es otra alternativa al fútbol.

-Chicos. A guardar.

(MEGAFONÍA) -"Siento tener que decirlo,

solo tardaré un segundo, que se entere todo el mundo,

el recreo ha terminado".

El tiempo ya se ha pasado y el horario hay que cumplirlo.

Los pequeños, los mayores, medianos y profesores

en silencio, haced la fila y sin hacer el gorila,

volvemos a las labores.

-Yo trabajo mediante el juego.

Es decir, un grupo heterogéneo es un grupo natural.

Lo antinatural es que todos los niños y todos los amigos tengan cinco años.

Los hay de 5, de 6, de 4. El grupo es natural.

Y trabajo a través del juego. Todos jugamos.

Si hacemos actividades, todos hacemos la misma actividad.

Los de 3 y los de 5.

Si hay que escribir, todos escribimos.

Si hay que contar, todos contamos.

Lógicamente, al de 3, a la hora de hacer una actividad

le voy a pedir unas cosas y al de 5 otras.

El niño a estas edades es pura emoción.

Tiene que aprender a controlar esa emoción,

a saber expresarla de manera adecuada.

Mi objetivo, sobre todo, es que vengan contentos al cole.

Que disfruten mucho y aprendan mucho.

Pero que aprendan ellos, no que les enseñe yo.

Que aprendan a través del juego, a través del descubrimiento,

a través de sus hipótesis,

aunque para mí o los adultos nos parezcan absurdas,

para ellos son superimportantes. Hay que trabajarlas.

Todo eso es lo que hace que cuando vienen al cole vienen contentos,

vienen con ganas, vienen con ideas,

vienen con una actitud muy buena.

-La gamificación es una cuestión que se está poniendo muy de moda ahora,

pero ha existido desde siempre.

La cuestión lúdica del proceso de aprendizaje.

Sobre toda en estas edades.

A estas edades es donde tienes que sacar más partido a esta cuestión.

-Nosotros lo que hacemos son actividades académicas funcionales.

Si yo juego a la tienda, voy a comprar en la tienda.

Digo: "¿Cuánto es?". Y me hacen la suma.

Ellos no saben que están sumando, pero suman.

Les digo: "Oye, dame mis vueltas". Me hacen la resta.

Ellos no saben que están restando.

O si estamos en la cocina o en el restaurante,

ellos apunta y escriben.

Los mayores se encargan de, entre comillas, cuidar a los pequeños.

Los pequeños se sienten más seguros.

Con lo cual, yo eso lo veo todo ventajas.

El cariño de los niños, el trato con las familias,

el ser tan cercano es lo que me motiva para poder seguir.

Date cuenta que aquí no conocemos a los niños solo,

conocemos a las familias.

Y no solo a la familia cercana, sino a toda la familia.

El ma me mi mo mu es necesario para empezar a escribir.

Pero para poco más.

El tema del juego, sí.

Los niños aprenden más, aprenden mejor.

Aunque ahora no se vea, luego se ve.

Ahora estamos en infantil, simplemente sentamos bases.

Pero luego se ve quién ha estado jugando y quién no.

(Música)

Con motivo de la celebración del día de la mujer,

RTVE pone en marcha hoy una nueva edición

de la iniciativa "Concienciados con la igualdad".

Entre todos los temas que podíamos haber elegido

para sumarnos a esta conmemoración,

nos quedamos con el de la conciliación.

No nos interesan las declaraciones de intenciones,

queremos que sea una opción real y efectiva.

Esa es una de las inquietudes de Laura Baena.

La fundadora del Club de las Malasmadres.

Hola, Laura, ¿qué tal? Hola, María.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Vamos a hablar de conciliación.

Es el tema que queremos poner hoy sobre la mesa.

Pero vamos a hablar un poco antes del Club de las Malasmadres.

De todo lo que os ha pasado en estos cuatro años

haciendo algo que ahora parece fácil

que es definirse como una mujer real y superada por la maternidad,

que no quiere renunciar a ser lo que era antes tampoco.

Sí, pero fue difícil al principio, ¿no?

Sobre todo cuando te das cuenta, como yo,

cuando me enfrenté a la maternidad,

a esa maternidad real que vivía yo, pero que no conectaba con el modelo

social de madre asentado a la sociedad.

Al final era una desvinculación entre que arrastramos

el modelo de madre de generaciones pasadas

con lo que realmente estábamos viviendo las madres profesionales

hoy en día.

De no tener tiempo, de no llegar a todo, de tener que renunciar a cosas

y de la necesidad de hacer equipo

y seguir con tu proyecto personal y profesional, ¿no?

Ahí sí que tuve una crisis existencial total.

Un cortocircuito total, ¿no?

Sí, ahí toqué fondo.

Sentí realmente que cuando volví al trabajo,

era supervisora creativa en una agencia de publicidad,

la conciliación era ese cuento chino que creí. Porque yo me lo creí.

Yo siempre digo que somos de esa generación de mujeres

que hemos sido educadas en igualdad y nos lo hemos creído,

pero luego, a la hora de la realidad,

hemos visto que seguía siendo una gran diferencia

entre hombres y mujeres.

Ahí se destapan muchos roles.

La maternidad destapa los roles tradicionales

y te das cuenta de que tú quieres seguir siendo,

a parte de madre, mujer, esposa, hija, hermana, profesional...

Entonces ahí fue cuando realmente toqué fondo,

pero lo que hice para salir de ahí fue terapéutico total.

Decidí abrir una cuenta de Twitter y empezar a contar

a todas las malas madres que yo me sentía mala madre,

que realmente era mala madre

si esas normas no escritas de la maternidad,

si esa madre perfecta tenía que ser el canon a seguir

porque yo no iba a llegar nunca ahí.

Y entonces ahí empezamos a reírnos, a contar las anécdotas diarias,

de cómo se te olvida la muda, se te queman las croquetas,

no llegas a tiempo,

te equivocas el día de ponerle el disfraz al niño en el cole

o sea, todas esas cosas diarias que nos pasan

que te hacen sentir menos mal cuando las compartes

con malas madres, cuando la compartes con más gente

y no te sientes ese bicho raro. Eso, te das cuenta de que hay

muchas como tú, ahí está el quid de la cuestión.

Para mí el club ha sido esa esa parte terapéutica.

Lo que más me dicen cuando me paran las malas madres

es "Gracias porque no me siento sola. Antes me sentía mal de sentir

o de pensar esto que me está ocurriendo".

¿Y la conciliación qué papel juega en todo esto?

¿Hasta qué punto ha sido algo nuclear para vosotras,

para todas las que estáis en el Club de las Malasmadres?

Para mí hay un eje transversal del club que es la culpa,

ese sentimiento de culpa que te hace sentir mal

por no llegar profesionalmente a donde quieres llegar

o a donde crees que tienes que llegar,

y luego la culpa por no estar con tus hijos todo el tiempo.

Y eso al final, la conciliación, es realmente el gran tema.

Yo de lo que me te cuenta es cuando realmente yo viví

la falta de conciliación, cuando yo la compartí en redes sociales

como manera de desahogo personal,

conecté ese sentimiento con una necesidad social.

Había una necesidad social ahí fuera de que alguien dijera

que ser madre y profesional hoy en día era supercomplicado

y que realmente tenemos un sentimiento de no querer renunciar

a ver crecer a nuestras hijas

y de no querer renunciar a nuestra carrera profesional.

Entonces la conciliación desde el primer momento

fue el gran tema que realmente dolía,

que realmente afectaba a todas las Malasmadres

y que se convirtió en ese problema social

por el que tenemos que luchar. Fue un poco de manera natural,

pero fue realmente desde el inicio. Para vosotras no es un eslogan,

no son mensajes que lanzáis sin más. Habéis estado trabajando,

estudiando, poniendo datos sobre la mesa

por lo que yo decía al principio,

porque queréis proponer medidas reales

y que se hagan cosas efectivas. Sí, creo que a día de hoy

somos el colectivo más importante que lucha por la conciliación

y que realmente trabaja por ello. Es decir, nosotras empezamos a...

Dijimos: "Vale, todo el mundo habla de conciliación,

hace tres años, todo el mundo habla de conciliación,

pero ¿quién está diciendo realmente qué está pasando?".

Hicimos un primer estudio, el “Concilia 13F”,

que hablaba de que el 80 % de madres profesionales

no pueden conciliar. Y había otros datos interesantes

como el de que solo tenemos 54 minutos de tiempo libre

o que más del 57 % de las madres profesionales

habían vivido situaciones negativas derivadas de su maternidad.

Entonces eso nos marcaba una visión global

de qué estaba ocurriendo en términos de conciliación

y luego empezamos a ver qué caminos podíamos trabajar.

De ahí salió la primera petición que hicimos en change.org/yonorenuncio,

en el que empezó a nacer ese concepto o ese "claim" de "Yo no renuncio"

y en el que pedíamos incentivos fiscales para pymes

que implanten jornadas continuas con flexibilidad horaria.

Es decir, un club de madres pide incentivos fiscales para pymes.

¿Por qué? Porque estábamos trabajando a fondo y dándonos cuenta

de que las grandes empresas tienen políticas de conciliación;

de que las pequeñas, que son el tejido empresarial de este país

no pueden conciliar porque no tienen medios.

Entonces decidimos que esa petición realmente revertirá de alguna manera

ese problema social desde la base y desde dentro.

Y de esa petición, que fue aprobada por las Cortes de Valencia,

luego fue aprobada por la Asamblea de Madrid,

entró en los presupuestos de Valencia,

y de ahí, empezamos a darnos cuenta, porque damos talleres

en asociaciones, damos talleres para colectivos de mujeres,

para empresas, intentamos esa parte de concienciación social

sobre la necesidad de conciliar, tanto en empresas como en familias,

como un poco en la necesidad de que el gobierno se implique,

y ahí nos dimos cuenta un poco de que era muy difícil

hablar de conciliación, romper y luchar por una conciliación real

en las empresas y realmente no existía la corresponsabilidad.

Y ahí es cuando empezó realmente el segundo estudio,

el de "Somos Equipo", en el que nos damos cuenta

que hay que trabajar muy bien la corresponsabilidad, hacer equipo

en casa para romper la barrera en el mercado laboral.

¿Porque hasta ahora nos hemos creído que la conciliación es cosa nuestra,

o sea, solo es una cosa que nos atañe a las mujeres?

Hasta ahora y seguimos creyéndonoslo muchas.

El otro día, en un reportaje que me hacían, sacaban un titular

de "El hombre no se ve llamado a este problema de conciliación".

Es que somos nosotros, tenemos la responsabilidad.

Evidentemente, haciendo equipo con ellos,

nunca hemos creído que esta lucha sea solo de mujeres

ni sea solo de madres, es de todos,

pero realmente la que la está sufriendo, somos las mujeres.

6 de cada 10 mujeres renuncia a su carrera profesional al ser madres.

Esos son datos frente a un 9% de sus parejas.

O sea, esos son datos de nuestro estudio "Somos equipo".

Entonces está claro que quien está sufriendo realmente

la falta de conciliación somos nosotras,

con lo cual, somos las que tenemos que luchar, pero con ellos.

¿Y qué pasa con la clase política?

¿Hay realmente una inquietud por parte del gobierno en este caso?

No sé, ¿qué os dicen?

Cuando vosotras trasladáis toda esta información

y estas inquietudes, que son de muchas,

¿tienes la sensación de que va a cambiar algo a corto o medio plazo?

La verdad, hemos tenido la suerte de poder sentarnos

con todos los partidos políticos, hemos escuchado a todos,

nos han escuchado todos, porque creemos que esto

es un problema social, no es un problema de colores,

es un problema realmente transversal que afecta a todos

y necesitamos un pacto de Estado por la conciliación.

El año pasado cuando presentamos el estudio "Somos equipo",

lo presentamos a diferentes partidos políticos,

tuvimos la oportunidad de llegar a la Comisión de Igualdad

y de la necesidad que se planteaba desde el Gobierno

de hacer una subcomisión de conciliación

para poder llegar a un pacto de Estado.

Realmente ese es nuestro gran objetivo

y por eso hicimos la acción el 13 de febrero pasado

de rompeelmuro.com.

Realmente ahí nos lleva a mogollón de situaciones,

de sufrimiento, de miedos de muchas madres

ante el tema de la conciliación, ante lo que están sufriendo

y están viviendo cada día y queríamos dar voz, de alguna manera,

a todos esos gritos en silencio que al final se quedan en un mail,

en un mensaje, en un tuit, se quedan perdidos.

Entonces hicimos ese muro por la conciliación

en el que realmente el objetivo

es analizar todas esas quejas realmente que hay

o esas situaciones que se viven y lo que estamos viendo

es que la mayoría son de renuncia, la mayoría hablan de renuncia,

hablan de cómo somos empujadas a salir del mercado laboral

y está esa fuga de talento femenino tan importante.

Al final, te rindes y dices: "Esto no es para mí,

no puedo compatibilizar la familia con el trabajo

y estar a la altura". Incluso, querer ascender

en tu carrera profesional, por ejemplo.

Y luego otras mujeres que tienen que renunciar a coger un trabajo

porque no tienen con quien dejar a los niños, pagar una guardería.

Hay una serie de medidas tan necesarias,

como permisos igualitarios intransferibles,

como red de guarderías gratuitas de 0 a 3 años...

Hay una serie de medidas que tenemos unirnos

todas las asociaciones, los colectivos

que estamos trabajando por la conciliación

para realmente definir un pacto de Estado

de unas mínimas medidas que se tienen que implantar.

Sí que hay... Es decir, para nosotras y yo lo he notado,

y llevamos tres años y hemos sido escuchadas

y nos hemos sentado a trabajar con ellos,

sí que hay actitud de poder hacer cosas.

Creo que todos los partidos políticos en sus programas

tienen la conciliación, la necesidad de cambiarla,

lo que pasa es que les cuesta mucho entender cuáles son las medidas

que darían lugar a un cambio social. Por eso es tan importante

escuchar voces, escuchar gente que representa la opinión

de mucha otra gente como vosotras.

Sí, yo creo que esa es la mayor fuerza que tiene el club

y lo que hace que todas las madres, independientemente de su ideología,

independientemente de su puesto, de su momento vital,

de lo que estén viviendo, se sienten identificadas

porque representamos a todas. Es decir, nos negamos a politizar

un problema social como la conciliación.

Oye, Laura, tú decías antes que nosotras somos parte

de una generación que nos hemos creído un poco

esa mentira de la igualdad y que cuando llegamos a la maternidad

bueno, lo hemos pasado mal, nos hemos sorprendido viendo

que no era tan fácil como nos lo habían pintado.

¿Y qué pasa con las generaciones que vienen detrás?

¿Con las de nuestros hijos?

En ese sentido, ¿lo vamos a hacer mejor?

¿Vamos a ser capaces de educar de verdad en igualdad?

Ahí entra la clave. Nosotros establecemos tres caminos

para revertir el problema social de la conciliación

y uno de ellos es la educación. Es tan importante

empezar a educar en valores de igualdad, en valores de conciliación,

de corresponsabilidad... Y no solo familias, sino colegios.

Y he debatido con mucha gente sobre este tema,

cómo tú desde el hogar intentas dar una educación de igualdad

y si eso no se vincula a la educación que están dando en los colegios,

es imposible. Entonces tenemos una gran responsabilidad

las madres y padres de esta generación

en intentar que ellos vean que en casa rompemos

los roles tradicionales, es decir, yo, personalmente hago equipo.

Muchas mujeres que seguimos con nuestra carrera profesional

es gracias a que hacemos equipo con nuestra pareja.

Si no, sería totalmente imposible. Yo tengo la esperanza

de que si esto que luchamos no lo vivimos nosotras,

lo vivan nuestras hijas.

(ASIENTE) Bueno, Laura, la verdad es que yo soy optimista,

también quiero pensar que se van dando pequeños pasos.

Hay que serlo, yo creo que sí. Que nuestras voces se oyen

cada vez más y está muy bien que lo podamos contar en la tele,

en un programa como "La aventura del saber".

Queremos agradecerte muchísimo que hayas venido.

Muchas gracias por la oportunidad.

Ha sido la segunda visita y oye, esperamos que haya muchas más.

Gracias, una oportunidad estupenda y sois geniales.

Gracias, Laura.

La poesía experimental busca romper los límites,

demostrar que los materiales con los que se hace arte

tienen siempre una capacidad de resistencia mayor

de lo aparentado hasta ahora. Se trata de dar más de sí,

de llegar hasta otro límite.

Goyo Rodríguez lo hace con las imágenes y con las palabras.

(Música)

(Música)

A veces se somete a un examen a una institución,

a un estado o a una entidad bancaria.

Es lo que se llama una prueba de estrés,

un test donde se pone a prueba la resistencia de esa institución

en condiciones imprevistas, de alta incertidumbre.

Es lo que Goyo Rodríguez hace con las imágenes y las palabras,

pruebas de estrés.

Las estira hasta ver qué es lo que dan de sí,

a qué se parecen,

como se relacionan unas y otras.

En qué se parece, por ejemplo,

el mapa de África al mapa del hambre.

¿Hay un mapa de África que no sea un mapa del hambre?

¿Podemos los habitantes de nuestra esquina del mundo

concebir un mapa del hambre que no sea el mapa de África?

Cuando vemos una corbata,

cuando nos inclinamos ante lo que esa corbata significa,

¿qué significa ese gesto nuestro?

¿Esa manera de entender el significado de una prenda de vestir?

Goyo Rodríguez propone un diccionario de conceptos estresados,

un catálogo de imágenes lastradas

por significados espurios e inquietantes.

Lo llama "Conceptraciones".

Coge el concepto, lo concentra, lo descentra y lo desdibuja,

dibujándolo por los bordes del sentido.

En lugar de definir dónde acaba un concepto y empieza otro,

Goyo Rodríguez busca justamente el lugar de intersección,

el pliegue donde un concepto y otro se anudan peligrosamente

hasta el punto de que si cortamos por ahí,

es frecuente que la herida sangre.

Tal vez por eso, la sangre tenga tanta importancia

en sus "Conceptraciones", al igual que el color rojo,

pero también el negro, el color de la sangre seca.

(Música)

La colección "Letras Hispánicas" de la editorial Cátedra

ha publicado una nueva versión de "Comedia sin título",

una de las tres obras dramáticas que dejó inconclusas

Federico García Lorca a consecuencia de su trágica muerte

a comienzos de la Guerra Civil española.

Las otras dos son "El público" y "Así que pasen cinco años".

Al parecer, dos de los tres actos de que constaba el proyecto

estaban ya terminados, aunque el segundo se perdió.

Ahora, al cuidado de Emilio Peral Vega,

aparece esta edición,

a la que se añade "El sueño de la vida",

del poeta y dramaturgo Alberto Conejero,

una hipótesis dramática que propone un segundo y tercer actos nuevos

a partir del único conocido.

Recordemos que esta pieza inconclusa de Lorca

ha sido junto, quizá, a "El público",

la pieza favorita de los grupos de teatro universitario de España,

como en el caso de "La vida es sueño"

y "El gran teatro del mundo", de Calderón,

que ofrece una reflexión muy profunda sobre las relaciones

entre la vida y el teatro.

Vean un fragmento del reportaje que hicimos en tiempo

sobre el enclave de Ternero, un trozo de Burgos en La Rioja.

El resto puede verse en la página de "La aventura del saber",

en la red.

(Música)

En este momento estamos en Ternero, en este territorio

enmarcado por esta frontera peculiar, que es una frontera

cuya leyenda aquí nos dice que es nación o autonomía,

y es un territorio que es un enclave de la comunidad de Castilla y León,

es decir, es un enclave de la provincia de Burgos en La Rioja.

Estoy intentando hacer...

Ordenar la historia y la identidad,

vamos a decir la identidad nacional de este sitio.

A mí me gustaría que me comentarais o nos contarais

cómo se ha vivido, cómo se ha vivido aquí,

qué peculiaridades teníais.

-La vida aquí interna trabajando,

remolachas, patatas, de todo así un poco hacíamos.

La remolacha la llevamos a la azucarera de Miranda.

Como pertenecía a Miranda...

Sin embargo, el médico teníamos que bajar a Logroño,

Pero los papeles a Miranda.

-Como pertenece a Burgos y a La Rioja,

cosa de médicos y eso era todo Logroño.

-Papeles de nacimiento, oficiales...

-Yo como nací en Miranda de Ebro, a Miranda.

-Ternero tenía escuela, por lo tanto, tenía escuela

y la paradoja hace que los concursos de traslados de los maestros.

Mira, yo cojo un barrio de Miranda de Ebro.

Y se encontraban con que cogían un barrio de Miranda de Ebro,

nada de lo esperado, nada de un barrio junto a la ciudad de Miranda,

sino perdido un poco en el monte. Estas paradojas se daban.

-Yo traje aquí cuatro, cuatro críos.

Esta, del que se nos murió, otra y el mayor, que está en Zaragoza.

-El hermano que se me murió está enterrado aquí.

(Música)

Estamos geográficamente en La Rioja,

pero administrativamente somos parte de Miranda de Ebro,

porque en su día El Ternero era la granja del monasterio de Herrera,

que está situado al otro lado de los Obarenes,

en la provincia de Burgos

y así nos hemos quedado por caprichos de la historia.

Los servicios del Estado,

que me imagino que se pagarán impuestos y demás,

pero los servicios del Estado, ¿dónde están? ¿En qué se traducen?

¿Hay servicio postal?

-El tío postal, por ejemplo, aquí no existe.

-Nosotros solucionamos el tema del correo,

aparte de esta oficina tenemos otra oficina en Haro, ¿cómo se llama?

Un apartado de correos al que se remite todo el mundo.

-No solamente está en el enclave de Hojano, en el enclave de Ternero,

sino que al propio municipio de Sajazarra

le parten dos zonas inconexas,

conexas, conectadas a través del propio Ternero.

Este camino es vía pecuaria, que llevaba a Ternero,

y atravesando Ternero llevaba a la zona de monte de Sajazarra,

que componen aquellas peñas tan bonitas, aquellos roquedales.

Entonces, esa situación ha originado siempre conflictos.

-Desde que Ternero dejara de ser un concejo

allá por los mediados del siglo XIV,

y pasa a ser propiedad casi única de un solo propietario,

ese propietario tratará de que nadie entre en su finca.

Sajazarra, por avatares históricos también,

tiene dos jurisdicciones, una la que contornea al pueblo, muy chiquita,

y otra que el rey Alfonso X le dio para completar la jurisdicción,

precisamente al otro lado de la granja de Ternero.

Entonces, Sajazarra tiene que pasar a través de Ternero

siempre para llevar a sus rebaños,

luego para sus labores agrícolas más tarde.

(Música)

Ya hace unos a 20 años empecé a interesarme

porque más cercanos, por temas mucho más domésticos.

Casi como una reacción, yo creo que fue una reacción

a lo que sucedía en aquel momento en el mundo del arte,

que es que todo el mundo pretendía hacer unas grandes instalaciones,

unas grandes obras con unos medios increíbles,

unos grandes museos con unas salas que había que llenar.

Yo empecé a centrarme como reto, casi en lo doméstico,

a mapear mi casa, a mapear mi cama,

empecé haciendo hasta pequeñitos vídeos en mi domicilio, en mi cama,

sin salir de la cama.

Me planteé hacer una exposición sin salir de la cama, ¿por qué no?

Luego ya me expandí el territorio a todo lo doméstico,

todo lo que sucedía alrededor

y me fui dando cuenta que tanto los símbolos

como la iconografía como los actos como lo que sucede generalmente

reflejaba a nivel micro lo que sucede en una sociedad.

Es decir, cómo a nivel micropoder, por decirlo de alguna forma,

en una pequeña comunidad como es una familia,

suceden las mismas cosas, tenemos los mismos problemas que a nivel global.

Hay las mismas zonas de poder, los mismos territorios,

los mismos enfrentamientos, los mismos contratos implícitos.

Este proyecto de Ternero me surgió hace unos siete años,

porque se me dio la posibilidad de venir aquí, a Sajazarra,

que es el pueblo que, digamos, envuelve este término, este enclave,

porque se celebraban los encuentros de arte de Sajazarra

y daban la oportunidad de venir en verano a un artista.

Vi que aquí había un enclave,

un espacio muy peculiar

y me interesó grandemente porque no era

como otros enclaves que hay en el país,

que haya aldeas, hay más familias, hay pueblos enteros, etc.,

incluso pequeñas comarcas.

Este enclave, el enclave de Ternero tenía una peculiaridad

y es que su gestión, su unidad

y su propiedad era de una sola familia.

(Música)

Pocos grupos musicales pueden presumir

de celebrar 33 años de vida.

La Década Prodigiosa es uno de ellos y hoy ponen la nota musical

en "La aventura del saber".

¿Quieren saber cómo suena lo nuevo de Javier, Iris, David y Patricia?

Pues enseguida salimos de dudas, pero antes vamos a charlar

un poquito con Javier. Hola, qué tal.

Uno de los socios fundadores de La Década.

Mánager, productor actual del grupo.

Sí, me lío la manta a la cabeza y ya que las discográficas

un poco se dedican a otros proyectos más internacionales,

nosotros tenemos que hacer de todo.

Javier, si decimos que se han vendido más de 4 millones de discos,

que habéis editado más de 20 discos a lo largo de la trayectoria,

la cosa da vértigo.

Nos ha dado tiempo. Son 33 años, 33 años disfrutando,

porque han sido 33 años muy gustosos de haber vivido

y tratando de hacer lo mejor posible siempre.

Desde un principio que no sorprendimos nosotros mismos

del éxito, de la aceptación del proyecto por parte del público

hasta este año 2018, en el que estamos ilusionados

con temas nuevos, popurrís nuevos, temas originales nuevos,

nuevo videoclip

y una formación de las mejores que he podido disfrutar

sin echar de menos los demás.

Javier, tú eres el que más lleva en el grupo.

Seis años ya. Yo llevo seis añitos.

Muy contento.

La verdad es que viviendo muchas experiencias

con este maravilloso mítico grupo de la música española

y bueno, como bien ha dicho Javier, actualmente con nuevos temas.

Tenemos ahora un nuevo tema que es "Enjoy la fiesta",

que además invitamos a todo el mundo

que entre en nuestro canal Vevo de Youtube y lo busque,

La Década Prodigiosa y "Enjoy la fiesta"

y nos vea en acción.

Un grupo renovado de más, con nuevos sonidos,

todo, todo totalmente hecho

con el cariño y el respeto que siempre se ha hecho

para los fans de La Década.

¿Pesa un poco formar parte de una formación así, con tanta historia?

A lo mejor, miedo a las comparaciones, por ejemplo, ¿o no?

Bueno, las comparaciones son odiosas, ¿no?

Y siempre van a caer en comparaciones,

pero, bueno, lo que nosotros tenemos que hacer es continuar adelante

llevando la cabeza muy alta,

estamos muy contentos, porque vamos a hacer ya este año

casi los 90-100 conciertos,

y hay pocas atracciones que pueden decir en España

que trabajan tanto.

Entonces, bueno, que comenten, como diría Lola Flores,

que hablen bien o mal, pero que hablen.

Pero que hablen. Eso es.

¿Cuál es el secreto de La Década?

¿Cómo se consiguen tantos bolos, tantas galas?

¿Todos los años cerráis así, 80-90?

Pues sí.

Estábamos haciendo ciento y pico, 120, hasta que llegó la crisis.

En la crisis bajamos un poquito, se notó bastante,

pero ahora, el año pasado, estamos remontando

y a estas alturas ya en marzo te puedo decir que tenemos

cerca de las 60 concertadas y mucha reservas,

con lo cual esperamos que volvamos a rozar los 100 bolos

como los mejores tiempos.

¿Dónde se puede saber, estar al tanto de dónde vais?

Vamos a estar por todo el país, todas las partes de España,

van a poder vernos, seguro,

porque tenemos la gira muy distendida.

Un día estamos en Berpeña, al día siguiente estamos en Santander.

Pueden seguirnos a través de nuestra página web,

que es estas tres w famosas, www.ladecadaprodigiosa.es o .com.

Como cada uno prefiere y ahí viene todo el calendario.

Vamos a presentar el tema.

Lanzáis dos, uno con un remix de temas míticos.

Exactamente, tenemos el típico popurrí que caracteriza a La Década,

esos son éxitos latinos,

hoy aquí también vamos a hacer otra parte

que va a ser innovadora en nuestros conciertos,

que lo vamos a ver en un ratillo,

y "Enjoy la fiesta" que es uno de los temas originales del grupo.

Además, estamos muy contentos,

porque seremos siempre la voz de "Enjoy la fiesta",

aunque luego, dentro de cinco años, entran otros integrantes,

David, mi compañera Iris, Patricia y yo

seremos los que grabamos ese tema.

De alguna manera, ya pasamos a la historia de La Década Prodigiosa.

De esta banda mítica.

Pues nada, que estamos deseando escucharos.

Gracias por haber visitado "La aventura"

y tú y yo vamos a verlo.

María, vamos a hacernos con él.

Estamos en marzo y calor, calor aún no hace,

pero van a ver cómo la cosa cambia con La Década Prodigiosa.

Les esperamos de nuevo el lunes en "La aventura del saber". Adiós.

(Música)

Si te quieres divertir, ven aquí y disfrutarás,

hoy conmigo sonreirás y olvidarás las penas.

-Oye, mami, ven a mí, échate para mi calor,

este ritmo embriagador se mete por las venas.

(CANTAN EN INGLÉS)

Y canta.

Oh, oh, oh. Oh, oh, oh.

Oh, oh, oh.

"Enjoy" la fiesta.

Oh, oh, oh. Oh, oh, oh.

Oh, oh, oh.

"Enjoy" la fiesta.

(Música)

Y los cuerpos al compás, miran con el mismo son,

el día dirige nuestros pasos.

-Dirige tu mente a soñar, suelta tu imaginación,

siente el tacto de mi piel y piérdete en mis brazos.

(CANTAN EN INGLÉS)

Y canta.

Oh, oh, oh. Oh, oh, oh.

Oh, oh, oh.

"Enjoy" la fiesta.

Oh, oh, oh. Oh, oh, oh.

Oh, oh, oh.

"Enjoy" la fiesta.

Ahora, después de 15 años de recuerdos con La Década Prodigiosa,

queremos hacer uno de los temas que va en nuestra gira 2018.

Vida.

-Devuélveme mis fantasías,

mis ganas de vivir la vida. -Devuélveme el aire.

-Cariño mío, sin ti yo me siento vacío

mis tardes son un laberinto

y las noches me saben a puro dolor.

-Tu boca es mi única ley, tu boca de saliva y miel,

tu boca, quiero besar tu boca.

Tu boca es mi única ley.

-Tu boca de saliva y miel.

Tu boca, quiero besar tu boca.

-Toda.

-De arriba abajo. -Toda.

-Entera y tuya. -Toda.

-Aunque mi vida corra peligro, tuya.

-Toda.

-De frente y de repente. -Toda.

-Desesperadamente. -Toda.

-Haz todo lo que sueñas conmigo.

Para ir terminando, os queremos invitar

a esta gira 2018 que va a ser maravillosa,

porque queremos daros muchos besos.

Toda la noche besando.

-Toda la noche en la casa de Inés.

-Toda la noche besando.

-Toda la noche en la casa de Inés.

-Hazme lo que quieras, hazme enloquecer, enloquecer,

yo luego se lo tuve que hacer.

-Toda la noche besando,

toda la noche en la casa de Inés.

-Toda la noche besando.

Toda la noche en la casa de Inés.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 08/03/18

La aventura del saber - 08/03/18

08 mar 2018

Veremos los reportajes "Escuela Unitaria Las Rozas de Puerto Real" y "Boek visual: Goyo Rodríguez". Además, entrevistaremos al escritor Alejandro Palomas, a Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres, y al grupo de música La Década Prodigiosa.

ver más sobre "La aventura del saber - 08/03/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 08/03/18"
Programas completos (1598)
Clips

Los últimos 5.227 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios