www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4353599
Para todos los públicos La aventura del saber - 07/12/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez

responden a las consultas que nos han hecho llegar.

Después dejamos la psicología

para centrarnos en la educomunicación.

La razón de ser de "Aularia",

la revista que protagoniza segunda gran entrevista de hoy.

Sumario y empezamos.

Nos interesamos por la obra

de uno de los fotógrafos norteamericanos más importantes,

Nicholas Nixon. Un artista que empezó con fotos lejanas

de paisajes urbanos y terminó

acercándose a los sujetos hasta casi besarles con su cámara.

Creatividad, movimiento, energía,

comunicación, estímulos, sabiduría,

ambición, seguridad, fuego,

fiesta. Es el color del peligro y representa

el entusiasmo, la felicidad,

la atracción y el ánimo.

Estas son las razones de David Imbernon

para explicar el motivo de elegir el naranja para crear

unos poemas visuales teñidos de insumisión y humor.

"Taller de convivencia" en "La aventura"

en compañía de los psicólogos clínicos

Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez.

Hoy, como cada mes, nos dedicamos

a contestar sus consultas.

Bueno, vamos a ver,

empezamos como siempre, buenos días.

Y podemos empezar como solemos por el whatsapp.

Por supuesto. Enséñame el WhatsApp elegido

de los muchos que habéis recibido.

Dice así, dice:

"Hola, me gustaría que abordaseis

el tema de los adolescentes en la búsqueda de amor,

del amor".

Supongo. Del amor, sí.

"Cómo influyen las redes...

sociales

y el papel de los padres para saber indicarles

el camino más apropiado".

¡Bueno! Hemos interpretado eso también.

Se puede interpretar de varias maneras el mensaje.

Como ya hemos hablado de adolescentes y amor,

y también hemos hablado de las redes sociales,

aquí incluimos redes sociales, amor, adolescentes,

¿qué pueden hacer papá y mamá? Ah.

¿Qué te parece? Temazo.

Para mucho tiempo. Podría ser.

La palabra adolescencia me da a mí la impresión

que viene de adolecer, es decir,

de sentir dolor.

Como un período de la vida de las personas

como que todo... Tienes cuerpo de persona mayor,

y todavía mente de crío.

Como que se produce ahí un desajuste,

que en general es doloroso.

Sí, siempre hay dolor.

Lo que pasa es que el adolescente tiene la misión de manejarlo.

Bien visto. ¿Qué pensáis del tema este

de las reces y la adolescencia? Porque...

A mí me parece explosivo.

Es brutal.

Las redes te dan:

informan, pero no solo eso,

instruyen.

No solo eso, seleccionan.

Es una educación muy sesgada.

También muy especializada, se puede ver así. Y venden,

una experiencia a la medida, en la vida no hay nada a la medida.

Así que tenemos a su vez:

que cada uno asume ese mensaje mediático a su entender.

Por otro lado, no hay nada más interactivo como internet.

Más que la tele, y por otro lado además,

tiene su parte oscura. La tele tiene su parte oscura, la radio, todo.

En internet aún más.

Te encuentras que si antes el dios televisor cambió

la pauta de alimentación de todos los hogares,

internet ha cambiado la arquitectura interna

del hogar.

Y ahora hay más individualidad.

Y por lo tanto, menos supervisión.

Y además tienes... Más peligro.

Ese cacharro. Pasadme ese cacharro.

Ese aparatito. -Ten cuidadito.

Vale una pasta.

Hay que tener cuidado.

Esto en virtud de lo que se llama la convergencia multimedia.

Esto es la omniherramienta.

Te vale para todo. Sigue, socio.

Vale... Te lo ha dejado difícil.

A mí se me ocurre como padre,

el peligro de la pornografía.

Y también del terrorismo,

de la violencia explícita.

Claro, si uno es adolescente, vamos a ponernos en situación,

tus instintos tiran de ti.

Tienes menos controlo sobre todo eso.

Sobre tu dolor, deseos, necesidades.

O sobre la influencia externa de las personas

al otro lado de la red.

El trabajo de cualquier padre es enseñar a vivir.

Enseñar a vivir en la calle, enseñar a vivir en internet.

Se desprende que hay que enseñar como padre a usar internet.

Esto lo digo mucho, y también lo digo en internet.

Si papá y mamá hacen lo que quieren y me dicen a mí:

"Ten cuidado...".

Es un poco ridículo.

¿Qué es lo que no debemos hacer los padres para que los hijos no...?

Creo que un adolescente no debería tener un uso ilimitado de internet.

En plan cuando quisiera.

Creo que debería estar acotado según responsabilidad.

Horario. Bien visto.

Horarios. Marcamos horarios.

Lugares en los que no pudiera entrar.

Páginas eróticas... -Filtros.

...pornografía o lo que fuera.

A la hora de relacionarte con la gente,

"¿qué tipo de uso haces, hijo?". Es una pedagogía.

No le puedes controlar.

Tienes que hacer una pedagogía de qué uso hoy día

crees tú que es sano para una red social.

Es el trabajo de padre en el colegio o cualquier contexto.

El padre también tiene que saber qué es sano una red social

para inculcarle eso al hijo.

Es un tema muy amplio, lo sabemos.

Qué tipo de valor le das a las personas de red social.

Qué son para ti.

Por qué cuelgas qué vas a comer, que vas a ducharte.

Los adolescentes son muy de eso.

De estar constantemente diciendo lo que hacen en las redes.

Luego facilita que le sigan también. Eso es otro tema.

Sí, claro. Puede hacer daño.

Luego también el tema de la imagen.

¿Cómo controlamos eso?

Prohibir no puedes prohibir internet porque es imposible.

Eso, perdona, eso lleva

dentro de este tema hay una cosa que me encuentro

con frecuencia en consulta.

"Le hemos mirado el móvil".

Es verdad. ¿Qué pasa?

Mi opinión, conozco un montón de excelentes padres

que tienen otra opinión sobre mirar el móvil.

No es la mía, no es la nuestra.

Pero bueno. En ese momento, ¿qué pasa?

Yo digo que se lo diga porque le va a pillar.

Porque tú estás preocupado y al final

se lo vas a decir.

Va a escapar por algún lado.

Pero es lo que tú dices, prohibir no funciona.

Y es lo que tú dices, seamos buenos modelos.

Unos padres tienen que ser unos contenedores emocionales,

sostener sus emociones.

Parece una tontería, enseña a tu hijo a no ser un troll.

No seas tú un troll de internet.

Unido a lo que has dicho.

Es un tema difícil.

Es un tema inagotable.

Volveremos sobre él.

Todo lo que hablemos de internet, es el siglo XXIII.

Hablamos del cambio revolucionario social.

Es impresionante.

Vamos ya con el audio. Genial.

Este lo podemos oír sin que lo lea.

A ver, vamos a oírlo.

"Buenos días. Este es un audio para Guillermo y Alfredo.

Os sigo siempre en "La aventura del saber"

porque me parece una forma muy buena

para llegar a la gente, para acercar la psicología.

Y yo os quería consultar, me fui de España muy jovencito,

con 20, 21 años, he estado muchos años fuera,

y me encuentro en esa situación como otros,

y otras de nostalgia de tu casa,

de tu familia, de tu tierra.

Esa sensación de no saber dónde perteneces.

Creo que tiene un nombre, pero no sé cómo se llama.

El apátrida, el que no se siente

ni del sitio donde vive actualmente,

ni tampoco cuando vuelve a casa las cosas

no son como antes, sus amigos han seguido sus vidas,

y con su familia también...

No acaba que forme parte ni de un mundo ni de otro.

Entonces quería saber si me podíais dar algún consejo

sobre cómo gestionar esta situación.

Y luego alguna explicación de esas maravillosas que tenéis vosotros

un poco para definir y clarificar estas ideas tan...

vagas o poco precisas que tenemos

los que no somos entendidos".

Creo que es bastante concreta, es desarraigo.

Te vas a un sitio, te vas haciendo con el sitio.

Y pasa el tiempo, y vuelves al sitio donde partiste

y ya no hay nadie que estaba cuando tú...

Lo llaman Síndrome de Ulises.

...has perdido el contacto...

Absolutamente. ¿Cuáles son los consejos para dar?

Este drama cultural,

primero qué se puede hacer, primero entender

qué está pasando. Es un estrés cultural.

Lo hablamos hace muchos programas, no habíais nacido,

y que en la cultura que acoge,

no reconoce al que viene.

Y el que viene no entiende la cultura

Y en una noción de cibernética, de sistemas,

todos formamos parte de un todo,

pero somos más que la suma de ese todo.

Sin hacer chanza... Por ejemplo España,

es más que la suma de españoles.

Esto es lo mismo.

Vale. Hay un punto al final en el que no se reconocen.

Y está la alienación.

¿Vale? ¿Qué es lo primero?

Apoyo en este caso social.

Yo ahora tengo fuera a una prima

a la que amo con locura. Se ha ido a Irlanda,

desde aquí: "Hola".

Y ánimo. Es increíble que la familia te apoye. ¿Por qué?

Porque es muy duro irse a otro país.

Es durísimo.

Primero, apoyo.

A ver, es un proceso de adaptación,

y además un duelo. Hay las dos cosas.

Hablando en términos técnicos.

Duelo por lo que pierdes y dejas,

y adaptación, que no creáis que no produce problemas.

Produce montones de problemas.

Cuando estás en un sitio que estás adaptado,

el procesamiento de la información

es más fácil que cuando para ti todo es nuevo.

Y ya no te puedo decir si es un idioma diferente...

Horarios diferentes, clima...

Con una comida diferente. Claro.

La necesidad de adaptación y el esfuerzo que conlleva,

adaptarte de manera sana y el esfuerzo es brutal.

Si además tienes que trabajar o buscar trabajo,

cada día para ti es una extenuación.

Está la otra parte que es la vuelta

al lugar de origen, cuando ya

vuelves después de un tiempo... Lo comenta.

Te encuentras que tampoco eres la persona que eras,

y que tampoco estás enraizado ahí.

Claro. Estás desarraigado.

Sí, yo diría que primero tienes que superar unas barreras.

Por ejemplo la barrera del idioma y de poder compartir

cosas con la gente de la ciudad.

Si no estás fuera, out.

Es cierto que cuanta más inmigración hay,

la gente del propio país

se va sintiendo cada vez más rechazada

a aceptar a esas nuevas personas que vienen.

Lo viven como un ataque, cuanta más tente extranjera viene.

En vez de abrir círculos,

esto podría pasar antes más fácilmente,

ahora se cierran.

Se lo ponen más difícil a los que vienen.

Nos queda un minuto. Perdonad.

Creo que vamos a dejar el vídeo.

Porque nos queda solo un minuto. En la próxima lo vemos.

¿Os parece?

Es una pena. Se va a quedar...

Lo que quería también deciros es que...

si uno se casa en el sitio al que va

y tiene hijo creo que es más fácil

Parece como que el hijo

te liga, enraíza...

Lo mejor que puedes hacer

cuando estás allí,

que tú ya lo has dicho,

no solo para el que viaja, sino para la cultura que acoge,

tenemos que conocernos, hermanos.

A veces es difícil, teórico.

La persona se desarrolla en plena intensidad

si se empapa de esa cultura,

y esa cultura se empapa del visitante.

Mientras que es dentro de Europa es más fácil.

Luego dicen los latinoamericanos

con el tema del idioma, yo me he encontrado escoceses

que han empatizado más con la cultura española

Me lo creo. Puede ser.

Lo que preguntabas. Cuando tienes un hijo y construyes una familia

como lo más importante para ti es eso,

quitas adaptarte, compartir, relacionarte...

Ha pasado a un segundo plano,

y no lo sufres.

Aparte que si tu hijo es de la zona esta parece que tienes vínculo

Los hijos hacen amigos.

El amigo de mi hijo me presenta a su papá...

Bueno, queridos, ha sido como siempre un gratísimo rato

que hemos pasado y seguimos

y vemos lo que nos decía esta persona

Dentro de 15 días vamos a presentar un tema.

Si no te importa. Vale.

No le enmiendes la plana.

Incluso vamos a hablar de la crisis de la edad.

Un tema que me toca muy de cerca.

En referencia a cuando las personas llegan a una edad

por ejemplo a los 35, 30, 40,

y no han podido casarse ni tener hijo.

Lo que me ha pasado a mí. Vale.

Gracias. Me parece un temazo.

Okey. Gracias.

Seguimos. Les invitamos ahora a recorrer

la exposición que la Fundación Mapfre

tiene abierta en Madrid del gran fotógrafo norteamericano

Nicholas Nixon,

uno de los hitos de la fotografía mundial.

Este señor de aspecto de abuelo apuesto y bondadoso es

Nicholas Nixon.

Es uno de los fotógrafos norteamericanos

vivos más importantes.

Y un referente a nivel mundial en la fotografía contemporánea.

Lleva 50 años ejerciendo su labor de forma intensa,

coherente y comprometida.

Su obra abarca diversas temáticas y enfoques,

pero se centra fundamentalmente en la naturaleza del ser humano.

En su propia condición, en sus emociones,

en la relación y lazos de afecto que establece con sus semejantes,

en su fragilidad, su fortaleza...

su dignidad.

Nixon ha realizado un largo viaje fotográfico.

Empezó retratando paisajes semidesérticos

y edificios de las grandes urbes norteamericanas

y acabó retratando con su cámara

a escasos centímetros la esencia del alma humana.

La exposición homónima titulada "Nicholas Nixon"

que se exhibe en la sala Bárbara de Braganza

de la Fundación Mapfre de Madrid

es la mayor retrospectiva hasta la fecha

de la obra de este artista de la imagen.

Contiene más de 200 fotografías de todas la épocas y estilos.

Desde las primeras fotos que hizo en los 70

cuando era estudiante y no había sido expuestas hasta la fecha,

hasta trabajos recientes de hace solo unos meses.

Nicholas Nixon nació en Detroit, EE. UU.,

en 1947.

Su vocación inicial fue la literatura.

Pero acabó decantándose por la fotografía.

Disciplina que despertó su interés cuando por casualidad

descubrió un libro de fotos de Cartier Bresson

que le impresionó.

Emulando al maestro francés en 1968

se compró una cámara ligera Laica de 35 milímetros

y empezó a hacer fotos de lo que le llamaba la atención.

Al poco tiempo prueba

con formatos de película y más grandes

con lo que fotografía la ciudad de Alburquerque,

donde vive recién casado con su esposa y eterna musa,

Vivi Brown.

En 1974 se traslada a Boston

y desarrolla en esa fotogénica ciudad

la primera serie de paisajes urbanos.

Espectaculares paisajes metropolitanos desde perspectivas

lejanas y elevadas.

El 75 será un año crucial para Nicholas Nixon.

Su colección de instantáneas de Boston

le vale para ser seleccionado

para una importante exposición colectiva

en Nueva York titulada: "Nueva topografía,

fotografías de un paisaje alterado por el hombre".

Esta muestra da a Nixon notoriedad y le sitúa dentro de la generación

de fotógrafos más importantes de la época en EE. UU.

Podía haberse quedado instalado en el fotogénico retrato

en gran plano general del paisaje urbano,

pero Nixon dio un giro a su carrera

y empezó en interesarse en retratar al ser humano

que habita en esos paisajes.

En el 77 toma una serie de fotos

de personas en peligro de exclusión social

que viven en las orillas del río Charles de Boston.

Y su serie Porches, entre el 79 y el 82,

Nixon se acerca aún más a la acción

y trata personajes y grupos próximos a la cámara

pero siempre manteniendo una respetuosa lejanía.

Con el tiempo Nixon se mete dentro de las casas

aproximándose aún más a los sujetos.

Finalmente acaba por fotografiar a las personas

en primer plano

incluso tomando fragmentos de caras y facciones.

Nixon no busca personajes estrambóticos,

marginales o pintorescos,

sino seres normales y corrientes cuya existencia

probablemente anodina

tiene momentos de fulgor o grandeza cotidiana

que Nixon captura pacientemente con su cámara.

Al contrario de la fotografía instantánea

la proximidad física y emocional de las fotos de Nixon

requieren saber esperar,

encontrar el momento,

no violentar ni invadir.

Trabar una relación con los personajes

que propicie la captura de su esencia,

Del espacio y el tiempo contenidos en el programa.

Necesita la complicidad, cuando no la entrega

del sujeto fotografiado.

Que asume de buen grado

tener a un sujeto disparando el obturador

de una aparatosa cámara fotográfica a escasos centímetros.

Nixon fotografía aquello que le afecta en su vida personal.

El paisaje que habita,

la vida que fluye alrededor,

la dignidad, la alegría,

la ternura, la fortaleza,

o la fragilidad que observa en los seres con los que convive

de forma usual o circunstancial.

El amor entre parejas,

el contacto sexual.

Las relaciones familiares.

Y lo hace penetrando con respeto y cercanía

en la intimidad de los sujetos a quien retrata.

Llegando a mostrar incluso su propia esfera personal.

En el 83, a raíz del nacimiento de su primer hijo, Sam,

y el de su hija Clementine, dos años más tarde,

Nixon empieza a tomar fotos

que reflejan su intimidad familiar.

Algo inusual en los fotógrafos profesionales.

Fotografía a su amada mujer Vivi,

a sus hijos, a su casa,

incluso se fotografía a sí mismo.

Preguntado Nixon sobre por qué fotografiaba Nixon

a sus hijos desnudos, respondió:

"Sencillamente, me encanta su piel.

Era tan fresca y maravillosa que me dejaba absorto.

Parecían criaturas hermosas, maleables, maravillosas.

Con esa envoltura que cambia a diario".

Ese interés por el inexorable cambio de las personas

día a día llega a su culmen

con su más famosa serie fotográfica:

"Las hermanas Brown".

Que es la que le ha abierto a Nixon definitivamente

las puertas del Olimpo fotográfico.

Una serie histórica de 43 fotografías

tomadas una cada año en la misma fecha

desde 1975 hasta la actualidad,

en la que vemos a su esposa Vivi Brown

y a sus tres queridas hermanas Heather, Mimi y Lauri.

Desde que eran poco más que postadolescentes,

hasta la madurez y la espléndida vejez que exhiben en la actualidad.

"Las hermanas Brown" es un trabajo inconcluso

de enorme envergadura y constancia.

En el que vamos viendo como la vida deja su rastro indeleble

en los rostros de las cuatro hermanas.

Cada foto capta el espacio-tiempo

en un determinado instante repetido anualmente en sus vidas.

Pero no tiene más valor en sí misma que el recuerdo nostálgico

de aquel momento congelado en el tiempo.

No obstante, cada foto individual

cobra sentido al relacionarse con las demás

en una especie de larguísima secuencia

que dura la friolera de 50 años

y que más que fotográfica se diría que es cinematográfica.

"Las hermanas Brown" una colección de fotos simples,

un tanto anodinas,

podrían ser las fotos de un gran álbum familiar,

pero que contempladas secuencialmente en conjunto

conmocionan al espectador.

Que siente vértigo al contemplar de forma gráfica

e inapelable el paso del tiempo.

La nostalgia y melancolía de la pérdida

que toda foto representa.

captando la dignidad y la alegría

de la existencia vivida por estas cuatro hermanas

que tanto parecen quererse.

Pocas veces el amor fraterno

ha sido plasmado de forma tan elocuente.

La serie es una de las más famosas de la historia de la foto.

Forma parte de las colecciones de varios importantes museos

e instituciones fotográficas de todo el mundo.

Incluidos los fondos fotográficos de la Fundación Mapfre

que organiza la muestra.

(Música)

A mediados de los 80

interesado por la vulnerabilidad y el paso del tiempo,

Nicholas Nixon empieza a fotografiar

a ancianos ingresados en residencias geriátricas,

con los que tiene cierta relación por su trabajo

como voluntario en ellas.

Su idea inicial era no mezclar el voluntariado con la foto,

pero según confiesa

esas personas le conmovían tanto

que no pudo resistirse a retratarlas

y aprovechar su notoriedad como artista

para darles voz y presencia.

Primeros planos de viejos moribundos sin mostrar el entorno,

captando toda la fuerza expresiva

de esos rostros cargados de vidas y experiencias.

Nixon fotografía ancianos al borde de la muerte

no solo con honestidad y respeto,

sino como forma de rendirles homenaje

antes de su suspiro final.

En palabras de Nixon cada persona es valiosa en sí misma,

y para mí, estar ahí,

poner los focos sobre ellas un momento,

es una manera de decir que importan.

En esa misma línea de compromiso social en 1987,

Nixon empieza a interesarse en las personas afectadas por SIDA,

enfermedad que en aquel tiempo era letal.

Una ignota pandemia que causaba desconcierto,

miedo y discriminación.

En estrecha colaboración con Vivi

documenta las vidas de 15 enfermos de SIDA

y sus familiares.

Desde que los primeros síntomas de la enfermedad

empiezan a ser visibles

hasta el final de sus días.

Un documento desgarrador.

Como lo es esta foto

de un padre aferrado a su doliente hijo.

La viva imagen del amor y la tragedia.

En el 91 Nixon publica el libro "People with age"

que contiene estas impactantes fotos

y el texto de la propia Vivi.

Vivi y Nicholas

un gran amor les ha unido toda la vida.

Los mismos que lleva él disparando su cámara.

Vivi además de esposa, es modelo, musa,

y colaboradora en muchos de los proyectos de Nixon.

Formalmente Nicholas Nixon es un clásico.

Nada de extravagancias formales o perspectivas formales.

Todo es simple, limpio, claro,

y está resuelto con pulcritud y eficacia técnica.

Nixon ha ido trabajando

con formatos de película cada vez más grandes,

en pos de captar hasta el extremo los detalles de la imagen.

Ha llegado incluso a utilizar negativos gigantes

de 20 por 25 centímetros,

cuyas copias por contacto no precisan ser ampliadas.

Consiguiendo así una definición rabiosa,

con la que según dice el propio Nixon pretende

crear la ilusión de poder ver más

de lo que haría el ojo humano si estuviera allí.

Hacer copias cuyo realismo sea tan acentuado

que a veces parece surrealista.

Las fotos de Nixon mezclan la evidencia palpable

de lo que se ve con todo lujo de detalles

tanto lo que no se ve ni a nivel físico ni emocional

dentro del encuadre.

Nixon muestra lo que se ve en una escena vital

de una forma tal,

que el espectador se hace partícipe cuando no cómplice

Y puede observar en esas fotos de tipos y paisajes norteamericanos

supuestamente tan lejanos,

ecos o claves que se relacionan con su existencia personal,

y sus recuerdos.

Quizá en eso radique parte sustancial

de la fuerza del influjo de las sencillas,

bellas y eficaces imágenes

del fotógrafo que besa con su cámara,

Nicholas Nixon.

(Música)

En los próximos minutos hablaremos de un proyecto interesante

para profesores y alumnos.

"Aularia" fue una revista en papel

cuyo primer número se publicó en el 87.

Después llegó la edición digital que comenzó en enero de 2012,

pero cómo es, qué tiene de especial,

que resumiremos con Enrique Martínez,

Rafael Marfil y Francisco Pavón.

Hola, buenos días. (TODOS) Buenos días.

Enrique, como director de "Aularia"

no hay nadie mejor para explicarnos en poquito tiempo

qué tiene de especial este proyecto.

Bueno, tiene de especial

que al contrario que la mayoría de revistas

de educación y comunicación,

intenta presentar la práctica

de lo que se hace en educación y comunicación.

Por eso nos interesa que se publiquen experiencias

fundamentalmente. También hay reflexiones, entrevistas.

Pero fundamentalmente la experiencia.

No solo en las aulas, sino también los directores de cine,

periodistas. Nosotros partimos de una base

y es que generalmente los maestros, profesores, etcétera,

no les gusta publicar más que por méritos.

Los periodistas no publican más que aquello

que tienen que publicar por oficio.

Pero no por razones por lo que hacen.

"Aularia" lo que intenta es presentar

todos esos entresijos que hay detrás de una profesión

para explicar lo que se hace, cómo se hace

y para qué se hace.

Como la familia extensa de la educación.

Claro, es una familia extensa.

Rafa, tú desempeñas tu tarea en la ciudad de Granada,

cuéntanos de qué manera te vinculas con "Aularia".

¿Cómo nace? ¿Cómo crece esa relación?

Bueno, mi conexión biográfica tiene que ver

con el análisis de la imagen,

que es precisamente que trabajábamos en "Aularia".

pero conectando comunicación y educación precisamente.

Yo vengo del ámbito de la formación.

de comunicadores y comunicadoras

y ahora ya estoy en Universidad de Granada

solo en educación artística trabajando

para gente de magisterio.

Por lo tanto biográficamente

estaba un poco llamado en participar

en un proyecto tan apasionante como es "Aularia",

y por extensión el grupo Comunicar

que viene desarrollando este tipo de actividades.

Ahí viene un poco esa línea de encuentro.

¿Y en tu caso, Francisco?

Tienes tu labor en la Universidad de Cádiz.

Desempeño mi labor en la Universidad de Cádiz

ahora de una manera muy especial

porque soy profesor colaborador honorario.

Al haberme jubilado sigo como profesor

e imparto las clases

en el aula de mayores de la universidad.

Al ser coordinador del Grupo Comunicar en Cádiz

participo mucho publicando en la revista"Aularia".

Entonces después les podré enseñar algunos ejemplos

de comunicaciones en los cuales

el aula de mayores ha colaborado bastante.

Va a ayudar mucho a entender el trabajo que hacéis

Enrique, hablemos de las dos etapas fundamentales.

Si dividimos en dos grandes bloques la trayectoria de la revista,

supongo que ese paso de la presentación del papel

a la versión online.

Marca un antes y un después importante.

La versión en papel fue unos años heroicos

en el cambio vertiginoso en España,

Transición, educación, etcétera.

Y fue un papel muy importante

para esas personas que estaban en un plan de renovación pedagógica.

Al formar el Grupo Comunicar

todos los de "Aularia" pasamos a Comunicar.

Y dejamos la revista por cuestiones de imposibilidad

económica. Pasamos a fomentar

la revista "Comunicar" del Grupo Comunicar.

A los años, al ver que la revista "Comunicar"

se nos iba de las manos

en lo experimental, es una revista académica

científica muy densa, muy poderosa.

Pero nos faltaba la pariente cercana

colaboradora era la revista que quisimos sacar online,

y pensamos en resucitar la revista "Aularia".

Así nació. Ha sido muy gratificante.

Han sido seis años de revista.

El número que sale en el séptimo año

ya está subiendo a la red.

Y ha sido muy gratificante porque vamos teniendo cada vez más

énfasis, colaboradores,

más ilusión, entusiasmo, y con una difusión bastante bien.

¿Y más difícil llegar

cuando se produce esa transformación,

cuando llegamos al formato online?

La transformación en principio la hicimos de papel

a digital porque...

económicamente no la podíamos soportar en papel.

Y hoy el mundo es digital.

Al principio es un poco costoso,

porque cuesta llegar a los lectores

y a los que ven.

Cuesta llegar, pero una vez que está en marcha lo digital

es imparable, además no conocemos los entresijos de eso,

por qué sucede. De entrar 10 a entrar 5000,

la diferencia es pasmosa,

pero al mismo tiempo está en las redes. Hoy podemos ver

que la conocen en países hispanohablantes

de América del Sur en todas partes.

En España también tiene una aceptación muy grande.

Esto quiere decir que lo digital sí que va entrando,

y estamos satisfechos. Mereció la pena ese cambio.

Hablemos de las secciones para que nos hagamos a la idea,

para el que no conozca "Aularia". Cuáles son las más populares,

las que tienen más éxito. En realidad,

hay que decir una cosa, Enrique es el alma

de la revista, es el director, pero realmente tiene

esa gestión en el día a día y esa visión de los apartados.

Pero además es una revista con alma.

Eso hay que decirlo.

Porque en comparación con su hermana, no sé si mayor o pequeña,

según lo veamos, con "Comunicar",

no hay tanta importancia del rigor,

de la indexación, etcétera,

sino que realmente acoge experiencias.

En ese sentido, tanto experiencias como reflexiones.

No es tan teórica como podríamos pensar.

Puede ser teórica,

tiene abierto ese campo de desarrollo,

por lo tanto las secciones como Tiempo para el debate,

incluso alguna sección de interculturalidad.

Como puede ser un editorial que sí también

intentamos lanzar alguna idea,

algún reto a la gente para que participe.

Podemos tener también

dentro de las secciones análisis de la imagen.

Esa fue la que en concreto me encargó que coordinara.

Pero dentro de cada una de las secciones

hay cabida tanto para la experiencia didáctica,

como para la reflexión y la profundización.

Por lo tanto, ese esquema de secciones

en realidad está relativamente vivo

y dialoga.

De forma que también hay un espacio para entrevistas.

Que es muy interesante, aborda entrevistas a profesionales,

fotoperiodismo, Gervasio Sánchez.

Hay alguno de los ejemplos que podemos ver ahí.

Entrevistar a docentes,

o a profesionales del ámbito de la comunicación.

Por lo tanto, la persona interesada en "Aularia"

va a encontrar en esas secciones

tanto para ser autor o autora, poder leerlas,

diferentes perspectivas de una misma temática.

Entrevistas, temas de debate,

análisis de la imagen, interculturalidad.

Unidades didácticas que se pueden proponer.

Ese es un poco el global de la revista.

Si hablamos de participación.

Francisco decía que era una revista abierta.

¿Hasta qué punto lo es?

Es tan abierta que podrían participar

hasta alumnos de enseñanza Primaria,

alumnos de universidad, o alumnos incluso

de la universidad del aula de mayores.

Por ejemplo voy a poner el caso

del colegio público el Trocadero de Puerto Real,

de la zona de la que vengo, Cádiz,

que llevan más de 20 años

haciendo experiencias de radio escolar.

La radio como herramienta para el aprendizaje,

para aprendizaje para los alumnos desde Infantil

hasta la Secundaria.

Esta experiencia está hecha por profesores,

profesores de a pie, de instituto de colegio.

Y entonces es perfectamente válida para presentarla en "Aularia".

Igualmente en el aula de mayores,

que es lo que me lleva más tiempo a mí,

pues experiencias que hemos hecho de intercambio de jubilados

con jubilados del extranjero, los Erasmus para jubilados,

ha sido una experiencia muy rica

de ingleses que querían aprender español

haciendo intercambio con españoles que querían aprender inglés.

Todos ellos pertenecientes al aula de mayores.

Por lo tanto las experiencias

son aquellas que hacen que las aulas sean vivas

y que el profesorado no tenga que pasar por un requisito

o metodología muy riguroso.

Al final hemos hablado

en muchas ocasiones en "La aventura",

es un tema que hemos hablado contigo,

la responsabilidad de los medios no solo de contar

cómo es el mundo,

sino tener esa vocación de transformarlo, mejorarlo.

En ese sentido, ¿por qué dirías

que "Aularia" es una revista de educomunicación?

Pues porque abarca los dos procesos que son para mí,

imposibles de separar, educar y comunicar.

Ahí entra la responsabilidad del educador de comunicar

y del comunicador de educar. La sociedad necesita transmitir

elementos positivos que mejoren la sociedad.

Dentro de esta posibilidad,

lo decía antes, queremos

que los profesionales cuenten lo que hacen.

Romper esa cultura del silencio que tenemos a veces los profesionales

que contamos para los demás, pero no lo nuestro.

Romper eso. Con el fin de darlo a conocer,

con el fin de animar a otras personas a que lo hagan.

En este volumen estamos

entrevistando a fotoperiodistas.

El mundo del fotoperiodismo es un mundo que no habla de sí mismo.

Enseña sus fotos. Intentamos sacar a flote el fotoperiodismo.

Por qué se hace, para qué se hace,

y cómo puede servir para cambiar una sociedad

desde la comunicación.

La entrevista es una buena vía para ir tirando del personaje...

...sin que se dé cuenta que se convierte en personaje.

El Debate que es una sección clave, la que más se entra.

La que más lectores tiene.

Son siete u ocho personas con una temática, en este momento

se prepara un debate que es arte, comunicación y educación.

Es un tema interesantísimo.

Gente que está en el mundo del arte, y que está en la educación,

debatir que hemos buscado un sistema

para que la gente conteste, luego se reenvían las preguntas.

Se envían cuestiones para que la gente rectifique.

Es algo que intentamos que sea lo más vivo posible

dentro de que es una revista, no un debate filmado.

Y a pesar de tener un público objetivo tan abierto,

lo que nos contaba antes Francisco,

¿es fácil generar contenidos para...?

¿Cuál sería la premisa fundamental?

¿Cómo tiene que ser la persona que se interese por "Aularia"?

¿Tiene que buscar recursos pedagógicos educativos

basándose en la creatividad, innovación...?

¿Hay un perfil?

Creo que es tan amplia la educación mediática,

la educomunicación, que favorece

que los perfiles sean muy diversos de las personas

que aporten contenidos.

Fácil no es. Enrique hablaba del debate

que es verdad que es una sección muy dinámica

donde él se encarga personalmente de ir

cruzando ese diálogo a través del sistema online,

para que al final redunde en un artículo.

Y realmente no es tarea fácil, a mí sí me consta.

Sin embargo,

no es fácil porque no estamos acostumbrados

a comunicar ni compartir lo que sabemos.

De hecho, a todo el equipo de aquí, a ti y a Salvador os agradecemos

la presencia aquí, este hermanamiento,

os animamos a que contéis cómo es unas sesión

de grabación en televisión.

A veces no vemos el interés de aspectos metadiscursivos

que tenemos en nuestra propia vida, en nuestro día a día.

Otras personas docentes que pueden aportar muchísimo

de un día a día en clase.

Que además siempre es muy enriquecedor.

Por eso digo lo del alma.

Que no digo que las revistas de alto nivel

como la otra que tenemos

de capacidad académicos, en todos esos circuitos,

no lo tenga. Pero las buenas revistas

empiezan siempre con buenos contenidos.

En el momento en el que ya el contenido es menos importante,

quizá es donde se pierde un poco de fuerza. Por eso

en ese sentido cualquier persona puede colaborar.

Francisco, se nos ha acabado el tiempo pero te doy la oportunidad

que añadas algo más, una frase. Mucho ánimo a todo el profesorado

de todos los niveles educativos

que se animen a publicar en esta revista

porque es fácil. Además su trabajo

será divulgado y visto por padres y otros profesores.

Por tanto serán imagen y modelo.

Gracias a los tres por la visita. Ha sido un placer

para nosotros recibiros.

Igualmente. -Muchas gracias.

Elegir un color como estímulo de creatividad

es lo que ha hecho el poeta David Imbernon

con el naranja. El espacio "Boek visual"

muestra una selección de sus poemas visuales

con poesía y humor, porque para el poeta el humor

es una forma como otra de estar.

(Música)

(Música dramática)

"El naranja efectivamente

es un color que me poseyó en 1993.

Significa creatividad, movimiento, energía.

Crecimiento, comunicación, estímulo.

Sabiduría, ambición, seguridad.

Es el fuego, la fiesta, el placer.

Es el color del peligro.

Y representa el entusiasmo, la felicidad.

La atracción y el ánimo.

No soy fiel a ninguna religión, ni espiritual ni política.

Mis sentimientos y mis convicciones

se encaminan a devociones no menos importantes.

Caminos sin plomos en los zapatos.

Descargados de pesos obstinados.

Ligero observo con curiosidad,

y puedo entender instintivamente.

Aprendo a convivir sin agresividad,

El humor es una forma seria de estar,

para estar contento.

Así huyo de quien quiere convencerme de algo.

No atiendo estas luchas.

No luchar para vencer ni ser vencido.

Y no luchar en guerras que eleva por encima de la victoria

el primer premio.

Aunque luchar quiero y me gusta, sí.

Pero luchar para mirar, para remar,

etcétera.

Creo y tengo mucha fe.

Creo en cosas que no son ciertas.

Creo en la magia, el entusiasmo, el instinto.

La predisposición, la suerte.

La sorpresa, la casualidad.

Creo en las musarañas.

En los que viven en las nubes o vienen de la quinta luna.

Creo en el globo que desaparece y escapa yendo hacia arriba.

En la sugerencia. En la inconcreción.

Creo que hay certezas insumisas a la lógica,

que son pura verdad.

Tan ciertas como que no son ciertas,

con toda seguridad.

¿Y si vivir no llevase a ningún lado,

ni más allá que a la vida misma?

¿Por qué, me pregunto,

ha de trascender o convertirse en algo de más envergadura

si ya es lo suficientemente extraordinaria?

Vivir porque sí.

Sin disimular. Sin servilismo.

Es mi camino espiritual, artístico y de todo.

(Música)

Alba Clásica acaba de publicar este libro perfecto

de Rudyard Kipling.

El escritor del imperio británico

autor de los dos libros de la selva,

de "King", "El hombre que llegó a reinar",

y tantas otras. "Cuentos de perros",

se trata de una colección de 14 obras maestras

hecha en plena madurez, dos años antes de su muerte,

y con el denominador común de intervenir

en ellas de alguna manera un perro.

Quien haya leído a Kipling lo encontrará aquí en estado puro.

Quien no lo haya hecho puede conocerlo

a partir de esta lectura.

La nota musical de la semana se la agradecemos a un artista

que canta maravillosamente bien en francés.

Javier Elorrieta, buenos días. Buenos días.

Nosotros encantados de recibirte

con una música que tengo que decirlo,

no hay música que ponga más nostálgico

que esta. ¿Tú qué crees? Son canciones hechas

Para el amor que se tiene, para el amor que llegará.

Y sobre todo para el amor que se ha perdido,

y que se va convirtiendo

en nostalgia a través de recuerdos.

Este disco activa los recuerdos de cualquiera,

En poco tiempo, en seis años has hecho cinco discos.

Sí, ha ido muy bien la cosa, ha habido mucha suerte.

Creo que la fusión de la gran canción francesa

que es inmortal,

con el jazz ha dado un resultado

muy profundo, armonioso y sensitivo.

Y creo que esto le ha gustado a la gente.

Y "Aranjuez mon amour" propone recuperar esas canciones

míticas de Jacques Vielle, de Charles Aznavour.

Sí, sí. Además en este disco me atrevo con Edit Piaf

que no me había atrevido nunca.

Siempre me daba miedo.

Pero al final canto dos canciones de ella y estoy satisfecho de ella.

Y con un tema propio también.

Siempre hago algún tema propio. Este es una dedicación

a mi padre que me llevaba mucho a Aranjuez.

Era director y productor de cine.

Hizo 64 películas de largometraje,

y es el que siempre me ha apoyado en la música y en el cine.

Hay que decir, Javier, que la música es tu gran amor,

pero no el único. Además eres productor, guionista,

director. ¿Cómo se conjugan todas estas actividades?

Siempre digo que he tenido la suerte de vivir de lo que me ha gustado más.

Por un lado la heroína en vena

y la lucha y la batalla que es el cine,

pero que lo llevo desde pequeñito por mi padre

y por mi familia, toda ha sido gente de cine.

Y por otro lado he tenido el bálsamo de la música.

Siempre voy con mi guitarra.

He podido componer,

para cine, para televisión, y he podido realizar

películas, series de televisión, y mucha publicidad.

Soy un afortunado en este sentido.

No nos podemos quejar, ¿no? No, en absoluto.

¿Y subirse a un escenario qué tiene de especial

cuando uno canta canciones míticas francesas?

Esas canciones que te arañan en el corazón.

¿Hasta qué punto te ha transformado esta experiencia

que lleva repitiendo tanto a lo largo de estos últimos años?

Es una experiencia maravillosa.

Comprendo a los actores cuando dirigía teatro

y me decían: "Lo que más nos gusta

es el teatro por el contacto con el público". Siempre decía:

"Pero si os gusta el primer plano en el cine".

Y ahora he comprendido ese contacto con el público tan cercano

por lo que sientes lo que piensas que estás haciendo.

Y esos aplausos finales que en este caso son siempre buenos.

La verdad es que es una satisfacción.

¿Alguna cita a corto plazo

donde podamos escuchar todo este disco?

¿Vas a tener un concierto en Madrid?

El próximo concierto que preparamos es el sexto disco.

Vamos a hacerlo en la sala Clamores de Madrid

que es un sitio que nos gusta mucho, el día

18 de enero.

¿Y qué tema has elegido para ponernos los dientes largos?

Cantaré un tema de un cantante francés que se llama Charles Aznavour

que aunque nació en Armenia,

está considerado el embajador de la música francesa en el mundo.

De este tema se dijo que era un tema perfecto,

han dicho los críticos tanto por su letra

Se llama "Hier encore", "Ayer todavía".

Bueno, preséntanos a los músicos que te acompañan.

Sería imperdonable.

Dos maestros y músicos extraordinarios.

Al piano Domingo José Sánchez,

que es el hombre con el que produzco y arregla estos discos.

Es una parte fundamental de estos discos míos,

y de toda mi producción musical.

Y al otro lado Richi Ferrer, un contrabajista extraordinario.

Yo toco el bajo, pero al estar Richi Ferrer me quito.

Es un músico al que admiro, quiero. Son dos músicos de primerísima línea

en el jazz y en cualquier sentido.

Gracias a los tres por visitarnos. Deseamos escuchar tu voz.

Gracias por venir.

Sabemos que has pasado unos días medio resfriado.

Vamos a intentar hacer lo que se pueda mejor.

Gracias, Javier. Cuando quieras. Gracias.

Déjense acariciar por la música que nos trae Javier Elorrieta

y con esa relajación aguanten hasta el lunes.

A las 10 les esperamos. Adiós.

("Hier Encore"- C. Aznavour)

Hier encore,

j'avais vingt ans,

je caressais le temps.

J'ai joué de la vie,

comme on joue de l'amour,

et je vivais la nuit.

Sans compter sur mes jours

qui fuyaient dans le temps.

J'ai fait tant de projets

qui sont restés en l'air.

J'ai fondé tant d'espoirs

qui se sont envolés.

Que je reste perdu,

ne sachant où aller.

Les yeux cherchant le ciel,

mais le coeur mis en terre.

Hier encore, j'avais vingt ans,

je gaspillais le temps.

En croyant l'arrêter,

et pour le retenir,

même le devancer.

Je n'ai fait que courir

et me suis essoufflé.

Ignorant le passé,

conjuguant au futur

Je précédais de moi

toute conversation,

Et donnais mon avis

que je voulais le bon.

Pour critiquer le monde

avec désinvolture.

Hier encore,

j'avais vingt

ans mais j'ai perdu mon temps.

À faire des folies,

qui me laissent au fond

rien de vraiment précis.

Que quelques rides

au front et la peur de l'ennui.

Car mes amours sont mortes

avant que d'exister.

Mes amis sont partis

et ne reviendront pas.

Par ma faute j'ai fait

le vide autour de moi.

Et j'ai gâché ma vie

et mes jeunes années.

Du meilleur et do pire

en jetant le meilleur.

J'ai figé mes sourires

et j'ai glacé mes pleurs.

Où sont-ils à présent?

À présent...

mes vingt ans.

  • La aventura del saber - 07/12/17

La aventura del saber - 07/12/17

07 dic 2017

Veremos los reportajes "Nicholas Nixon. El beso del fotógrafo" y "Boek visual: David Ymbernon".

ver más sobre "La aventura del saber - 07/12/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 07/12/17"
Programas completos (1444)
Clips

Los últimos 4.331 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios