www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4626731
Para todos los públicos La aventura del saber - 07/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos.

Hoy vamos a iniciar el programa con un "Taller de empresa",

en compañía del emprendedor canario Rayco Paz,

para que nos cuente su experiencia al frente

de la empresa Cafés Don Manuel.

Será muy diferente, aventurado y estimulante.

Lo podemos asegurar.

Luego abriremos el "Taller de ciencia",

para hablar del vórtice polar ártico.

Al parecer, luego nos enteraremos con detalle,

los cambios que se están produciendo en él,

son los causantes de los continuos cambios de tiempo

que estamos comprobando nosotros.

Por ejemplo, aquí en esta primavera

en la que no acaba de salir el sol para quedarse.

Luego veremos con precisión si esto es así

o no pasa de ser una impresión particular sin base científica.

Además, hoy cerramos la serie sobre la cosecha

"Memoria de la tierra", dentro de la sección

que "La aventura del saber", dedica a la arqueología

"El túnel del tiempo".

Les ofreceremos el último capítulo

sobre música de nuestros antepasados remotos.

Y en el "Boek visual", nos ocupamos de mostrar parte

de la obra de Paco Díaz.

Algunos rasgos de ella son la voluntad de jugar,

el afán de acumular contra el miedo al vacío

objetos y formas enigmáticas. Luego podrán comprobarlo.

Finalmente, recuperamos nuestro trabajo

sobre el extraordinario Museo Nacional de Escultura de Valladolid

que atesora algunas verdaderas maravillas del arte hispánico.

(Música)

"Taller de empresa", en "La aventura del saber",

hoy con Rayco Jesús Paz, la persona más importante

tras Café Don Manuel y la Cafetería de Don Manuel

de Santa Cruz de La Palma.

Una cafetería que sirve, según publicó "The Guardian",

el mejor café de España. Bienvenido, Rayco, ¿qué tal?

Muchas gracias, muy bien. Era amigo tuyo, ¿no?

El de The Guardian. No, fue una casualidad,

porque estaba el reportero en la isla, probó el café,

vio los premios, tenemos expuestos ahí algunos premios,

se preocupó por el tema, anotó mi mail

y con el tiempo recibí un e-mail preguntándome un poco

pues todo lo que hacíamos. Le gustó la historia,

le gustó, bueno, de lo que hablaremos hoy

y al tiempo, me llaman por teléfono y me dicen:

"Oye, que sales hoy en The Guardian y queremos saber tu historia".

Así todos los medios españoles ese día.

Claro, porque me contabas antes de empezar que Cope,

que fue Cope nacional. Cope nacional me llama y yo dije:

"Pero ¿cómo tienen ellos mi teléfono?".

Qué bueno, cuéntanos un poco la historia esa,

la que le contaste a él.

Bueno, nosotros nacemos con la idea de promover el café de calidad.

Yo empiezo a trabajar con el café

más que nada porque gastaba un dineral en café en mis cafeterías,

pero no sabía nada. Tú tenías una cafetería.

Tenía una cafetería y digo: "Me voy a empezar a formar",

y encuentro por Internet en curso que dan en Barcelona,

en el Instituto Español del Café y me apunto y me voy.

Y empiezo a formarme. De ahí fue, como ellos dicen, meteórico.

Ellos me dicen: "Nadie ha aprendido tanto tan rápido,

cómo te has movido", y ahí empecé a aprender.

Y luego caí en manos de Supracafé España de Ricardo Otero,

que hicimos un curso juntos, y él me llevó a la finca

de ellos a Colombia.

Entonces, yo pues colaboro con ellos estrechamente.

O les compro café, o bien me venden café de la finca, depende.

Y me voy a Colombia, y entonces nosotros ya teníamos una estructura

y queríamos un futuro, queríamos café ecológico...

Queríamos, por lo que queremos ahora todos un poco.

Estando allí te das cuenta de la dureza del agricultor,

de los trabajos que pasan, de los precios miserables

que se pagan en el origen a muchos de los "commodities" les ocurre esto.

Y claro dijimos: "Mira, nuestra empresa",

porque mi empresa es mía y de mis empleados.

O sea, alguien me dice: "¿Pero tú tienes socios?",

Y yo: "No, socios no tengo, pero mis socios son mis empleados",

son el mayor apoyo que tenemos.

Y digo: "Nuestro proyecto va a ser comprar café en Colombia mayormente

y ayudar a la gente".

Entonces empezamos colaborando con la casita de una señora

con unos miles de euros poniéndole el suelo,

tejado, arreglándole donde tenía el agua,

y esto sí me viene de mi abuelo de la humildad de la agricultura.

Tu abuelo es Don Manuel, ¿no? Cafés Don Manuel, es por él, ¿no?

Sí, usamos en el logo una cara de él hecha en el diagrama y bueno...

Bueno este es el logo de café de Colombia, se parece mucho.

Y luego, hemos decidido, la próxima semana estaremos

comprando café directamente a los agricultores.

Oye, cómo se aprende a distinguir el buen café,

a seleccionarlo, a... Debe ser una cosa muy difícil.

Cuando empiezas es muy difícil, luego gracias a la formación,

al final he empezado a formarme y me he formado en Londres,

en Ámsterdam, en Dublín, mucho aquí, en Madrid o en la península.

En Canarias, lamentablemente, no podíamos,

ahora ya podemos.

Y claro, gracias a Dios,

te formas, vas aprendiendo y empiezas a aprender

los pasos básicos de los sabores.

Así ves que no sea salado el café, que sea dulce,

que tenga un buen acabar en la boca, que sea balanceado, redondo,

que tenga fruta, chocolate, las cosas que nadie ve en los cafés,

porque normalmente el café de España, tiene bastante baja calidad.

Nosotros sí las damos y las explicamos

y se aprende catando y probando, con alguien al lado que te diga eso:

"Mira, esto es amargor. Mucho amargor no es positivo.

Esto es dulce. Esto es ácido".

Pero tienes que aprender catando con alguien que sepa.

Claro. Oye, vamos a ver, el premio que recibes en Málaga,

es el 2015, cuéntanos un poco esa historia.

Pues eso es los concursos que hace anualmente

el Fórum Cultural del Café. Ese fue el 2015 en Málaga.

Empezamos alrededor de 250 baristas en toda España,

porque hay provinciales, autonómicos...

Tienes que ganar el autonómico para ir a nacional.

Al nacional digamos que llegamos 18 personas

que hacemos la semifinal, se llamaría.

Pasan seis personas a la final y entre esas seis personas,

pues hay varios premios

y tuvimos la suerte ese año de con un café muy rico también,

de ganar el mejor expreso de España.

Y hace tres semanas en Barcelona, se hizo el del 18,

y ganamos el mejor capuchino. Ah...

Tuvimos también bastante suerte y estoy posicionado siempre

muy bien con ellos, en los campeonatos.

Es duro de preparar, yo estoy meses preparando el campeonato.

¿Cómo es tu vida? Quiero decir, porque tú sigues al frente

de la cafetería de La Palma, ¿no? Sí, de las cuatro.

De las cuatro. Y ahora tenemos tostadero también.

O sea, nosotros ya estamos tostando nuestro café

y vamos a proveer de café a otras cafeterías.

Yo me levanto día a día, más que nada ahora estamos plantando

un cafetal en la isla que es algo novedoso,

para que una persona como usted, apasionado del café:

"Me voy a La Palma a ver a Rayco, que sé que además en su casa tiene

4 hectáreas de cafetal, modelos tecnológicos,

un tostador y me puede enseñar a catar",

vamos a hacer un poco eso. Claro, porque la idea es enseñar

a otras personas este universo del café,

que es como el del vino, ¿no? Pues es como el del vino,

y las partes de la fermentaciones

yo las veo más complicadas las del café.

Veo más fácil controlar el vino que el café.

Porque el vino al final, es un líquido y lo tienen

en grandes cubas con temperatura controlada y demás,

pero el café está en grano, fermentando igual

y hay muchos procesos para fermentar el café.

Muchos diferentes, depende del agua que tenga el país

o de la riqueza o la pobreza que tenga el país,

utilizan un método de procesado u otro.

Y no puede haber digamos, café antiguo, ¿no?

Es decir, que un café, por ejemplo cuando se habla de un vino...

Un café tiene que ser fresco. Un vino reserva, claro.

El café tiene que ser fresco, ¿no? O sea que según se...

De cosecha y recién tostado. Claro.

No es bueno el café tostado a la primera semana,

porque desgasifica mucho, sale mucho CO2 de él,

pero a partir del séptimo día de tostado,

hasta un par de meses, digamos que el consumo

es el mejor consumo. El mejor sabor. (ASIENTE)

Oye, una de las cosas de las que no hemos hablado,

es que trabajaste con personas que habían formado parte de las FARC

en Colombia, ¿no? Cuéntanos. Es un poquito también

la experiencia que doy gracias a Supracafé.

En Colombia hay mucha preocupación ahora

por el tema de los reinsertados, que se llaman.

Claro. Es gente que viene de donde viene

y de lo que viene.

Esta gente que ser muy cuidadoso para reinsertarla en la sociedad

y una de las partes que sí ha colaborado Tecnicafé en este caso,

que es la empresa en Colombia sin ánimo de lucro,

creo que se recogieron 30 personas

para un periodo de tres o cuatro meses

enseñarlos a cultivar café

a hacer todo lo que se puede hacer derivado del café.

Yo les di un poco clase de barista, que es lo que hacemos nosotros,

lo que se ve en los vídeos. Eres profesor, ¿no?

También, de la Specialty Coffee Association.

Hay una mundial, sola hay una, y tengo la suerte de ser

de los pocos españoles que somos profesores.

(ASIENTE) Y ahí bueno,

tuve una experiencia con ellos que para mí fue dura,

porque los acompañas por el día, pero lloras tú de noche,

porque las vidas de esa gente han sido muy duras.

Y hablas con ellos y te comentan: "Pues yo desde los nueve años

llevo con un rifle", y a las dos semanas te dicen:

"Pues yo quiero hacer café", o "Yo quiero ser agricultor",

y sí te digo que tengas la oportunidad si puedes

de traer aquí a Ricardo Oteros, que te va a poder contar

esta experiencia, porque además él es el que apuesta duramente por esto

y no te digo que en Colombia todo el mundo quiera...

Bueno, se ve en las noticias, ¿no? Claro.

Todo el mundo no cree en la reinserción,

como nos pasa en nuestro país, hay de un bando y de otro.

Es un tema duro, pero es gente que merece una oportunidad.

Sin duda. (ASIENTE)

Muy bien, pues ha sido un verdadero placer.

¿Quieres añadir algo, Rayco? No, muchas gracias por invitarme,

y sí que gracias a Dios estamos cambiando la cultura

del café en España, del torrefacto al arábico

de calidad y natural, de tueste natural.

Y esto, gracias a todos estos pequeños momentos la gente

va cambiando la conciencia primero del Comercio Justo

y luego, del café de calidad. Fenomenal.

Muchísimas gracias. ¿Dónde te vas ahora?

Mañana a Colombia. A Colombia. Buen viaje.

Gracias.

Para terminar nuestra tanda de documentales sobre el mundo

de los primeros agricultores de la península ibérica,

hacemos hoy un recorrido por los instrumentos musicales

que han formado parte de nuestro acervo cultural.

(Música)

Uno de los elementos fundamentales de la cultura humana,

también en la prehistoria, es la música.

La música ha acompañado al ser humano en todos sus momentos vitales

y también en momentos importantes de la comunidad como sería,

por ejemplo la cosecha, con canciones del trabajo

y la fiesta de la cosecha después

para celebrar los productos que se habían obtenido.

Aunque la música es una parte intangible

de la cultura humana, por suerte tenemos evidencias materiales

que nos permiten abrir una pequeña ventana

a cómo eran los comportamientos musicales de nuestros antepasados.

¿Cómo lo podemos saber? Gracias a una disciplina

que llamamos arqueología musical

que estudia los restos de instrumentos musicales

a partir no solo de los materiales que nos encontramos

sino también por ejemplo a partir de comparaciones

con culturas vivas.

En el neolítico, por ejemplo, nos vamos a encontrar

los primeros instrumentos musicales de cerámica,

una gran innovación tecnológica de esos momentos,

vamos a encontrarnos también cuernos animales

y otros muchos elementos que nos pueden hacer sospechar

de que tenían instrumentos musicales muy variados.

Las flautas de hueso, aparecen ya desde el paleolítico.

Estas por ejemplo, son réplicas de la flauta de Isturitz,

que tiene unos 25 000 años de antigüedad.

O estas son de cuevas alemanas de más de 35 000 años de antigüedad.

Carlos sin embargo, nos está haciendo la flauta neolítica

o calcolítica de la Veyreau. -Sí, Raquel,

la flauta de Veyreau es una flauta de finales del neolítico

que apareció en una cueva sepulcral

y bueno, pasó algo así como para cualquier tipo de flauta,

no solo esta, sino cualquier otra

de las que teníamos en el paleolítico.

Simplemente se elige el hueso, que en este caso es una ulna

o un cúbito de un buitre, se limpia simplemente con raspado,

con cualquier lámina o lasca de sílex y tras eso,

se elige la zona donde va a ir la flauta,

se marca una pequeña ranura para hacer el corte,

los dos cortes en los dos extremos distales

y se pasa simplemente por esa ranura a realizar el corte.

-Poquito a poco vas dando la longitud al instrumento que deseas, ¿verdad?

-Exacto. -Una cosa esencial

para la arqueología musical es replicar los instrumentos musicales,

porque la mayoría de las ocasiones, o bien los encontramos rotos

y no funcionan, o bien son tan delicados,

como el caso de la flauta de la Veyreau,

que salió intacta, que realmente no lo podemos tocar

por motivos de conservación.

Nosotros lo que hacemos es reproducir los instrumentos

utilizando las mismas técnicas de producción del pasado,

imitando toda la cadena técnico-operativa,

hasta obtener instrumentos que funcionen acústicamente igual.

En ningún momento, nosotros pretendemos

conocer cómo eran las melodías o cómo se ordenaban

los sonidos de la prehistoria, pero asomándonos a estos instrumentos,

podemos saber cosas como por ejemplo,

las escalas que estaban utilizando, los timbres,

posibles formas de ejecución y una cosa muy importante también,

cuánto tiempo invertía una cultura en la producción

de un instrumento musical.

-Bien, una vez hecha la ranura, simplemente por flexión,

obtenemos uno de los primeros cortes. Ahora tendríamos que hacer otro.

Una vez obtenemos el corte, vemos que queda una especie de rebaba,

de impureza y no es agradable a la hora de que el músico

se lleve instrumento a la boca y toque de esta manera.

Para eso utilicemos cualquier piedra

que podamos abrasionar el hueso contra ella

y amoldar y suavizar estos bordes que han quedado después del corte.

Una vez tenemos pulido el soporte y cortados los dos extremos,

tendríamos algo como esto, ¿no? El soporte para hacer la flauta.

En este caso, tenemos una flauta,

porque tenemos una abertura rectangular

en la parte superior, es la característica

que nos está diciendo que es una flauta.

-Esto es muy similar a una flauta de pico actual, ¿verdad?

-Igual. Es exactamente la misma. Y después de eso simplemente,

con un objeto de sílex, una herramienta de sílex

algo apuntada, un perforador o similar,

pues haríamos las diferentes perforaciones.

Aquí las tenemos casi terminadas y simplemente pues por rotación,

iríamos haciendo la abertura hasta llegar a las dimensiones deseadas.

-Y estamos haciendo los orificios exactamente igual

a los de la flauta original. -Exactamente igual a la original.

Si vemos un par de reproducciones tal cual está la original,

a falta de la decoración, eso sí, porque la flauta está decorada,

y luego, un orificio lateral, que en la original sí que tiene

un cierto desgaste y pensamos que llevaría algún tipo de cordel

o algo parecido para llevarla colgada,

para ir con ella a donde fuera.

(Relincho)

Una flauta de unos 3200 años de antigüedad, ¿verdad?

-Aproximadamente. -¿Te animas a intentar hacerla sonar?

-Sí, tendríamos dos posibilidades, flauta recta o flauta travesera.

(Flauta)

Pues muchas gracias, Carlos.

Además, os estaba contando la importancia de la cerámica.

En la península ibérica, os dije que no teníamos restos

de esos tambores que aparecen en otros lugares del neolítico

en el centro y en el norte de Europa.

Sin embargo, sí que tenemos muchas vasijas,

así que nos vais a acompañar porque vamos a intentar

hacer un experimento. -Para hacer el tambor,

tenemos que revisar que la piel

esté bien, que no tenga ningún agujero.

Por ejemplo, en esta esquina que no...

-Fenomenal, así tenemos que cortar menos.

-Exacto, que no tiene...

Entonces si lo vamos a hacer en este, por ejemplo,

tú pones el tambor, el vaso, ¿verdad?

Dejas aproximadamente unos tres o cuatro dedos de...

Con tres dedos a su alrededor es suficiente, ¿verdad?

Entonces, cogemos la piedra, para asimilar más o menos

cómo lo hacían en esa época, ¿verdad?

-Con esta especie de cola natural que hemos hecho...

-Untamos todo el borde del tambor.

De la boca de la vasija.

Ajustamos,

prensamos, ¿verdad?

Y ahí colocamos una cuerda

en la parte más arriba que podamos

y ya queda el tambor hecho.

Quitas la cuerda y ya tienes la piel encolada en la vasija

y queda a un tambor perfecto.

-Hasta que no seque, no va a sonar, pero...

-Hasta que no seque no va a sonar porque...

-Ya tiene muy buena pinta. -Hay cosas que la gente no comprende

con las pieles naturales y es que con la humedad,

la piel se pone muy flácida y con el calor,

la piel se tensa, entonces por eso también

cuando pones las pieles naturales expuestas al fuego,

ellas se templan y por eso es que ponen los tambores en el fuego

para poder afinar el tambor.

(Cuerno)

(Música)

(Música, voces)

¿Satisfecho, profesor? -Perfecto.

(Música, vítores)

"Taller de ciencia", con el doctor y catedrático Carlos Elías,

con quien hoy vamos a hablar del vórtice polar ártico.

Y si alguien se pregunta qué tiene eso que ver con su vida,

la respuesta es que sí que tiene bastante que ver,

porque influye en el tiempo que hace.

Bienvenido, ¿qué tal? Encantado de estar aquí.

A ver, ¿qué es el vórtice polar ártico?

Bueno, parece algo muy raro, pero es muy fácil,

es simplemente que en los polos, no solamente pasa en la Tierra,

sino en muchos otros planetas que tienen gases,

una especie de atmósfera, pues se hace una corriente,

que en este caso es en el vórtice polar ártico.

Son unos vientos, como si fuera un ciclón permanente

que ocurre en invierno.

Entonces, eso es importante porque eso hace como si fuera una barrera

para el frío del polo no atraviese el continente.

Es como un cinturón, como si fuera un cinturón.

Sí. Que agarra el frío.

Es un cinturón de viento, un cinturón de viento, efectivamente.

Es un cinturón de viento que está girando durante el invierno

y que impide que atraviese el frío del polo.

(ASIENTE) ¿Y qué ha pasado últimamente

en los últimos cinco años con ese cinturón?

Bueno, pues lo que ha pasado que se ha detectado

que con más frecuencia por un lado hay una mayor temperatura

en el polo, está aumentando la temperatura.

Sí, porque ha habido incluso datos de temperatura en invierno

por encima de la congelación del agua.

Sí, que es algo muy extraño. Puede suceder, pero es que ahora

está sucediendo con mayor frecuencia.

Es decir, el ártico se está calentando.

¿Y qué sucede? Que necesita, esa corriente de aire

necesita frío para mantener su velocidad

y si se calienta de alguna manera o la atmósfera o el agua se calienta

y a partir de ese calor del agua sube a la atmósfera,

el problema que tiene es que eso se debilita y si se debilita,

pues lenguas enormes de aire frío pueden atravesar Europa o Asia,

Rusia o Estados Unidos. Estos años atrás, y este año

concretamente ha habido... Sí, mucha temperatura...

Han bajado las temperaturas y ha habido muchas tormentas

de nieve. Bueno, ha pasado en Estados Unidos,

que se ha visto claramente, también en Rusia.

En el norte de Eurasia. Sí, efectivamente,

que antes no sucedía con esa frecuencia.

Siempre ha sucedido. Es decir, fríos polares siempre ha habido.

Claro. Lo que pasa es que lo que se está

planteando ahora es si esta frecuencia con la que está

sucediendo en estos últimos cinco años,

es algo que se va a mantener o simplemente es un pico

que no tiene relevancia estadística o es algo que va a tener

una tendencia, esa es la... O sea, que si se calienta el ártico,

nosotros nos enfriamos, nosotros nos helamos.

En invierno, en verano, no. Porque el vórtice funciona sobre todo

en invierno, ¿no? El vórtice antártico funciona

en el invierno de allí, de la Antártida.

Entonces, básicamente lo que ocurre es eso,

es decir que las temperaturas en Europa, en Europa del norte,

no son tan bajas porque el frío helador del polo

está constreñido con ese cinturón de viento

que hace que no venga esa lengua de aire frío.

¿Qué es el calentamiento súbito estratosférico?

Suena también muy especial. Parece un nombre muy raro, sí.

Pues la propia definición lo dice, es un calentamiento repentino

de la estratosfera. ¿Qué pasa? Que ese vórtice, esos vientos,

pues circulan a la estratosfera.

La troposfera es donde nosotros vivimos,

que está hasta 10 km y luego está la estratosfera,

que es de los 10 a los 50 km y en esas dos capas de la atmósfera

es donde se crea mucho del clima que nosotros sufrimos o padecemos

o disfrutamos. Entonces, hay veces que hay un calentamiento repentino

de la estratosfera, ese calentamiento repentino hace

que los vientos no circulen, porque se debilita ese viento.

Han pasado de los cuatro episodios que ha habido,

ha habido uno que se hizo dos especie de ciclones

y otro que se debilitó por ejemplo la velocidad del viento.

Si se debilita la velocidad de ese cinturón, es menos rápido

o simplemente se abre un hueco, pasa el aire gélido hacia Europa

o hacia Estados Unidos. Bueno, ¿y eso qué significado tiene?

Pues tiene un significado... A ver, siempre ha sucedido.

Es decir, siempre puede haber que por determinados

ciclos de la atmósfera, porque haya un calentamiento determinado

del mar en unas circunstancias específicas o lo que fuera,

un volcán o cualquier cosa. O sea, la atmósfera es un sistema dinámico

que cambia, entonces puede suceder

y que haya un calentamiento súbito de la estratosfera

y que de repente como consecuencia de eso,

baje la velocidad o haga un hueco en el vórtice

y haya una congelación en Europa,

unas temperaturas anormalmente bajas en Europa.

El problema es que ahora está sucediendo con más frecuencia.

Entonces, lo que se cree es que puede que el aumento de la temperatura

del agua del mar en el ártico, esté influyendo para que esa...

Al igual por ejemplo que la descongelación

del hielo ártico. O sea, el hielo ártico se está derritiendo,

eso implica que hay más calor en el mar,

ese calor se puede transferir a la atmósfera,

eso puede implicar que haya un calentamiento de la estratosfera,

pasa de la troposfera a la estratosfera y al final,

¿qué sucede? Pues lo mismo, o hay menos velocidad del viento,

del vórtice, del viento del vórtice polar

o se genere un hueco y al final estamos padeciendo

mayores temporales de temperaturas gélidas.

Y a la larga, ¿qué se prevé? O sea, ¿cuáles son las hipótesis

que ahora mismo manejan los científicos?

Es muy complicado, porque el clima es algo donde puede afectar

lo que llaman el efecto mariposa, esto es de la teoría del caos,

que una pequeña variación en un lado, en un sistema dinámico

e interconectado como es el clima, puede desencadenar en otro sitio

algo brutalmente complejo, ¿no? Entonces, ¿qué sucede?

Pues aquí hay dos elementos.

Por un lado, es verdad que el hecho de que se esté descongelando

una parte importante de hielo del ártico,

puede dar lugar a que cambie la salinidad del agua.

La salinidad del agua es superimportante en el clima,

porque son lo que llamamos las corrientes termohalinas.

Es decir... El sistema digamos de...

Por ejemplo, la corriente del golfo, ¿no?

¿Qué es lo que hace? ¿Qué pasa? Que la densidad del agua...

Es como el aire acondicionado en la casa, pero en el mar.

Sí, corrientes del mar, claro. Hay agua que es más salada,

por lo tanto tiene una mayor densidad

y el agua más dulce tiene menor densidad.

No se mezclan, nosotros siempre pensamos el agua se mezcla.

No se mezcla, van separadas y eso hacen unas corrientes.

Esas corrientes, por ejemplo hacen que el agua cálida

de los trópicos suba hacia el norte y que nosotros tengamos

unas temperaturas más altas de lo que nos correspondería.

Eso se puede cambiar, porque si hay más agua dulce,

cambia la salinidad y eso está por ver cómo pueden cambiar

las corrientes termohalinas. Al margen de eso, también está

el problema del vórtice, que se puede romper ese vórtice

si no hay suficiente frío. Al final, yo siempre digo una cosa,

nosotros digamos, la especie humana, desde la revolución industrial,

desde el siglo XIX hemos vertido a la atmósfera

trillones de gases producto de la combustión fósil.

Esos gases estaban almacenados en la Tierra,

en el interior de la Tierra y los hemos...

Liberado a la atmósfera. Liberado hacia la atmósfera.

De alguna manera sí que se sabe que la temperatura media de la Tierra

ha aumentado. 1°, ¿puede ser?

1°, sí. Entonces, en la temperatura media.

Es verdad que a lo mejor en África puede haber aumentado más.

Eso desde el siglo XIX, más o menos. Desde el XIX, sí, hasta ahora.

Entonces, ¿qué pasa? Eso va a cambiar dinámicas atmosféricas, obviamente.

Eso va a cambiar dinámicas climáticas y yo siempre digo lo mismo,

es que no tenemos un planeta B. Claro.

Es decir, es verdad que hay gente que es escéptica con el cambio climático.

Es complejísimo el valorar en determinados...

Pero hay gente que piensa que es que sí, que se está produciendo,

pero que es un proceso natural

que no tiene que ser necesariamente antropogénico, quiero decir...

Por un lado. Y otra gente que no lo ve mal.

Es decir, hay gente que dice bueno, el ártico se va a derretir,

eso permite el tráfico de barcos en el ártico,

va a incrementar la economía... Y seguimos sacando petróleo.

Claro, Groenlandia va a ser verde,

Siberia va a ser un sitio verdaderamente...

Donde se pueda ir de vacaciones...

De vacaciones, pero bastante cómodo para vivir...

Entonces, no ven esos problemas a nivel global.

Yo, lo que sí creo, es que tendría que haber una política,

desde mi punto de vista,

de incentivo de las energías no fósiles,

de las energías alternativas,

porque al final, toda la energía fósil,

lo que estamos dando, es, en cierta forma, una cantidad de gases enormes.

A un sistema que está en equilibrio, que es el de la atmósfera,

estamos metiendo trillones de un gas

y, de alguna manera, eso tiene que comportarse.

No tengo claro que pueda ser algo positivo.

Creo que no podemos jugar con eso. Bueno, de hecho, vamos a ver,

no lo tienes claro tú ni la comunidad científica en general.

Lo que dicen los modelos matemáticos...

Claro, todo esto se modeliza, porque en función de qué parámetros

pongas en el modelo te puede salir una cosa u otra,

pero lo que dice la comunidad científica,

el consenso mayoritario de la comunidad científica, son,

primero, que va a haber mayor cantidad de efectos...

pues como huracanes, como tormentas muy poderosas...

También va a haber una desertización importante,

va a haber, en otro lado, una cantidad, a lo mejor,

de calores infernales junto a fríos polares.

Es decir, las temperaturas van a ser cada vez más extremas

y todo esto no es bueno.

Por otro lado, pues puede desencadenar, el hecho, por ejemplo,

de las sequías que puede desencadenar esto,

o incluso las temperaturas polares...

Puede llover mucho, pero si tienes una temperatura polar

en un sitio donde haya agricultura, pues acaba con esa agricultura.

Todo eso puede implicar fenómenos económicos muy potentes.

Yo siempre digo que ojalá los economistas estudiaran botánica

o estudiaran oceanografía porque en sus ecuaciones

meterían estos procesos y ahora no los están metiendo.

Y es un problema grave porque, vuelvo a repetir, no tenemos un planeta B.

Y no sabemos cómo va... Yo creo que nosotros veremos algo,

pero desde luego la generación de nuestros hijos van a sufrir mucho.

Y yo no sé hasta qué punto tenemos la...

Suponte que se pone de acuerdo a todo el mundo

y dejan de echar CO2 a la atmósfera. ¿Qué pasaría?

Bueno, en primer lugar, hay un fenómeno en el que eso

se puede ir poco a poco reabsorbiendo, se puede ir liberando

a la atmósfera por encima de la estratosfera,

se puede ir reabsorbiendo por las plantas, etc.,

y se podrá llegar a un momento en que, a lo mejor, se revierte

pero de momento los trillones y trillones de toneladas

que se han emitido están ahí. Vamos a tener que convivir con ello.

Claro, nosotros no podemos decir: "Oigan, señores del siglo XIX,

no emitan nada", porque no se puede ir atrás en el tiempo.

Lo único que podemos hacer, en nuestro tiempo,

es no emitir más. Y es algo que yo creo que merece la pena.

Por lo menos tener cuidado.

Yo siempre digo: "Imagínate que tienes un portátil

donde tienes toda la información dentro,

que no tengas copia de seguridad

y que te diga que le puedes echar un vaso de agua que no pasa nada".

Tú dices: "Hombre, no me quiero arriesgar".

A lo mejor no pasa nada, a lo mejor se limpia bien,

a lo mejor queda mejor, pero no me quiero arriesgar".

Lo mismo pasa con el planeta.

O sea, yo creo que no es un sitio en el que podamos arriesgarnos.

Claro. No tenemos otro. No tenemos otro.

Entonces, creo que hay que tener cuidado en conservarlo como está.

Ya, de por sí, puede haber... inclemencias meteorológicas

de un asteroide, del Sol, de lo que fuera, que pueda cambiar el clima.

Y ha cambiado. De hecho, el clima ha cambiado. Obviamente.

Hubo glaciación, hubo periodos de mayor temperatura,

pero creo que no se puede jugar con algo que es la casa de todos.

Muy bien, Carlos. Yo creo que es perfecta...

el resumen, la conclusión. "No se puede jugar con algo que,

en realidad, es la casa de todos". Gracias.

Encantado de estar aquí.

Seguimos. Paisajes recargados de iconos,

ciudades que son todas las ciudades levantadas en todos los tiempos,

incluso en el futuro, son rasgos que definen la obra de Paco Díaz.

"Boek Visual"

(Música)

En las piezas de Paco Díaz se juega a la superposición chocante.

El verbo jugar no es caprichoso,

porque una cierta voluntad lúdica parece manifiesta

en aquellas obras que proponen conjurar el hórror vacui

a través de la acumulación de objetos pop

y formas enigmáticas.

En esa estrategia de confluencia conviven,

como en una fusión de universos paralelos,

construcciones de sofisticada arquitectura

que sugieren refugios infantiles,

estilizaciones de cabañas en el bosque,

casas encima del mundo, casas para siempre,

trincheras existenciales

o surgen entre monumentos funerarios

inesperadas escaleras que se pierden en cielos plomizos.

Pinturas y fotografías en donde se habla de la necesidad

de salir fuera de nuestros límites

para descubrir aquello que queda oculto.

Ciudades invisibles que bien podrían ser una respuesta visual

a las descritas por Italo Calvino,

aquella sucesión de ciudades escondidas, sutiles,

semánticas y visuales

saturadas de recuerdos que despertaban el deseo

y, por supuesto, que rememoraban la muerte.

Imágenes que hasta un niño puede ver como algo falso,

un artificio contextual

que forma parte de un mundo paralelo con sus propias reglas,

algo no tan alejado de los frescos barrocos

cuyo objetivo era hacer creíble lo imposible, el paraíso.

Paradojas que se resisten a esclarecer

si hay que leer entre ellas

una reflexión sobre la tradición y la modernidad,

un ejercicio de melancolía, un mensaje ideológico

o, quizá, un comentario irónico.

Contrastes entre la consciencia y el sueño,

entre lo táctil y lo volátil,

entre los historicismos del XIX y las arquitecturas de vanguardia,

entre lo grave y lo pueril, entre lo definido y lo abstracto.

Porque todo eso forma parte de la vida y de su contrario.

(Música)

Hace más de un año que recomendamos la biografía...

la autobiografía del cantante de los Smiths,

el indefinible Morrissey,

que aparte de gran letrista y vocalista

se descubrió también como un prosista de primera categoría.

Ahora la misma editorial, la editorial Malpaso,

acaba de publicar la autobiografía del otro líder de los Smiths,

Johnny Marr, y no defrauda lo más mínimo.

Su historia está tan llena de verdad e inteligencia como la que más

y documenta como pocas el mundo del rock en los años 80,

con especial atención a la ciudad y las gentes de Manchester.

Una delicia y una oportunidad de saber más cosas sobre los Smiths.

Bueno, y también sobre los Electronics, los Healers,

Los Pretenders, Bryan Ferry... Lo dicho, insustituible

para los amantes de la música de los años 80.

Recuperamos completo el trabajo que hicimos

sobre el Museo Nacional de Escultura de Valladolid,

un lugar menos conocido de lo que debiera si nos atenemos

a la calidad del arte que atesora.

(Música)

En la ciudad de Valladolid

se encuentra el Museo Nacional de Escultura.

Uno de los museos más interesantes y singulares de Europa.

El extraordinario edificio que lo acoge es una joya

del gótico flamígero español.

El colegio de San Gregorio es uno de los edificios más importantes,

desde el punto de vista tanto arquitectónico

como también desde el punto de vista histórico

y casi habría que decir simbólico.

Es construido a finales del siglo XV y recoge toda la herencia

y todo el saber del gótico más elaborado,

es decir, un gótico que pone mucho énfasis,

como vemos en este patio que nos rodea,

en el elemento decorativo, en la parte ornamental.

Una ornamentación muy escultórica que para las colecciones del colegio

propone un diálogo perfecto. Cuando uno visita al museo

está viendo las piezas, las esculturas,

policromadas, la sillería, los retablos...

pero con el otro ojo está viendo la escultura del edificio.

Toda la escultura que ornamenta puertas, pórticos,

patios, ventanas, etcétera.

La portada del Colegio de San Gregorio

es un ejemplo excepcional de fachada pantalla o tapiz.

Un gran frente suspendido, casi independiente del edificio.

Es la representación de un mundo muy primitivo,

un mundo hecho de troncos de árboles,

lianas, vegetación, etcétera

y poblado por una humanidad de hombres primitivos,

de hombres salvajes. Está en esa frontera

entre el gusto por el mundo salvaje como un mundo que representa

casi el paraíso terrenal, el hombre primitivo, su inocencia,

y luego, todo eso, está al servicio de una exaltación

de la monarquía de los Reyes Católicos.

El selecto grupo de apenas 25 alumnos del Colegio de San Gregorio

constituía una élite intelectual

muy dinámica e influyente en la España de la época.

En la capilla del colegio tuvo lugar un episodio muy importante

en la historia, yo creo, diría, en la historia de la humanidad.

Que es la discusión entre Bartolomé de Las Casas,

Sepúlveda y una serie de teólogos sobre la legitimidad

de la conquista americana, los derechos de los indios...

Aquí, en cierta manera, emerge la discusión,

la primera discusión, sobre los Derechos Humanos.

Es en ese sentido, un precedente que se estudia en todas las historias

del derecho universal como un hito.

El origen de los fondos del museo es la incautación de los bienes

de los conventos en la desamortización del siglo XIX.

Las obras abarcan desde la época medieval hasta comienzos del XIX

y, en su mayoría, son de carácter religioso.

La valoración de la escultura religiosa está muy asociada...

al punto de vista estrictamente devocional,

pero no deberíamos olvidar que esta escultura...

tiene también otras lecturas, otras interpretaciones,

otras maneras de entenderla.

A través de ella estamos viendo las preocupaciones de una sociedad,

su sensibilidad, sus conflictos...

En ese sentido, la escultura religiosa,

y concretamente la colección de este museo,

no es solamente una colección de arte.

Tiene también una dimensión documental.

Mientras en el norte de Europa la Reforma Protestante del siglo XVI

destruía buena parte de la iconografía religiosa,

en la península ibérica florecía el siglo de oro de la imaginería.

Esta escultura con fines devocionales

tiene tantas peculiaridades en nuestro caso, ofrece tanta...

Esa idea un poco del arte total donde se mezcla la escultura,

la pintura en la policromía

y luego la arquitectura de los retablos, ¿no?

Es una especie de conjunto fabuloso de mezcla de disciplinas.

Es muy singular y yo creo que en el panorama de los museos europeos

también tiene su singularidad. Y precisamente en ese aspecto,

en el aspecto de los materiales, ¿no? Porque aunque tenemos esculturas

de otros materiales, aquí hay esculturas de alabastro

o esculturas de mármol o esculturas de piedra o metal,

pero lo fundamental y lo que tuvo una identidad plenamente hispánica

fue la escultura en madera y, después, en madera policromada

para dar mayor sensación de verismo,

que es lo que se reclamaba en esos instantes.

El color, la intensidad emocional

y el exquisito estado de conservación de las obras

sorprenden y asombran al visitante.

Todo se hacía con mucho... con mucho cuidado.

Es decir, primero se seleccionaban las maderas con mucho cuidado.

Eran maderas cortadas en el momento adecuado.

Entonces, sobre ese buen soporte,

se asentaba la policromía que utilizaba, además,

materiales de muy alta calidad, ¿no? Estamos hablando de panes de oro,

estamos hablando de plata o de otros metales y, luego,

los pigmentos encima.

La verdad es que la conservación es fantástica

y lo que se hace en el museo es una tarea de conservación y de limpieza,

pero no una gran restauración que modifique esos aportes originales.

Algunas de las piezas del Museo Nacional de Escultura

proceden de pasos procesionales que cada Semana Santa

siguen cumpliendo con el objetivo para el que fueron creadas.

Pues esa también es otra de las peculiaridades de nuestra colección.

Un museo que tiene piezas que durante todo el año se conservan

con la temperatura y la humedad perfecta y adecuada

y que, de repente, una vez al año, salen a la calle.

Lo que hay que hacer es tener, como tenemos desde el museo,

como intentamos tener desde el museo, muchísima precaución,

cuidar hasta el extremo esas salidas,

que funcionan como las de un préstamo temporal para cualquier exposición.

En el museo se encuentran algunas de las obras de referencia

del renacimiento y el barroco.

Al fondo está "El entierro" de Juan de Juni,

que es un grupo excepcional por su composición,

por su concepción plástica, por la policromía,

por muchas razones, ¿no?

Pero aquí guardamos "El retablo de San Benito" de Alonso Berruguete,

que es un retablo francamente singular,

también en el panorama de la retabilística española del XVI,

la obra de Gregorio Fernández con algunos de esos pasos procesionales

también, con "El yacente", maravilloso, que procede de Madrid

y que está aquí como depósito del Museo del Prado,

"La Magdalena Penitente" de Pedro de Mena,

que es otro depósito fantástico y una de las esculturas

que mejor cuenta lo que fue la escultura del barroco español...

-La gente está acostumbrada a ir a un museo

y ver cuadros en las paredes. Aquí, el encontrarse con...

figuras, que además buscan un realismo, un naturalismo extremo

a través de la imitación fiel de los rasgos del rostro,

del cuerpo humano, pero luego, además, las vestiduras,

las policromías, las encarnaciones, el uso de ojos de cristal...

En fin, hay toda una voluntad

de llegar físicamente al visitante.

La escultura se nos impone de una manera muy tangible.

La impresionante colección de artesonados del museo

contribuye a subrayar el efectismo de las piezas.

Algunos son originales del Colegio de San Gregorio

y otros fueron adquiridos y restaurados.

Fue una restauración muy laboriosa,

difícil, en la que intervinieron expertos muy distintos,

pero con unos resultados espléndidos,

porque se conservó muy bien la apariencia original,

toda esa carpintería islámica, ese sistema de entrelazados,

elementos ornamentales, arrocabes, etcétera.

Es una peculiaridad arquitectónica muy singular.

Una especie de firmamento de oro y de color que enriquece muchísimo

y crea también un puente entre la escultura y la arquitectura, ¿no?

Porque es madera policromada, como la escultura,

pero, sin embargo, es un elemento estructural

que pertenece a la arquitectura.

El estudio de arquitectura Nieto Sobejano,

uno de los más prestigiosos de nuestro país,

se encargó de la rehabilitación del conjunto.

En el momento en que te enfrentas a un edificio así,

realmente entiendes la importancia de la temporalidad de la arquitectura

y también la importancia de la historia del edificio.

Lo más difícil en una adaptación al siglo XXI,

cuando estás tratando con un edificio histórico,

es entender que tenemos que introducir un montón

de instalaciones nuevas,

pero intentando que se vean lo menos posible.

El colegio sufrió numerosas transformaciones.

Sin embargo, el claustro y la portada

se mantuvieron casi intactos.

Los arquitectos explican su intervención

como una actuación a distintos niveles de intensidad.

Hablamos de una actuación de muy baja intensidad en la zona del claustro,

portada y en todas las zonas que estaban más mantenidas.

Una intensidad media en el edificio de las azoteas.

Conservaba parte de su presencia histórica

porque había parte de la fachada conservada.

Sin embargo, todo el interior y toda la fachada posterior del edificio

estaban completamente destruidos.

Y de una intensidad alta en la zona en la que había sido

la antigua aula de metafísica, completamente desaparecida,

y en la cual nosotros también, utilizando el volumen

que había estado allí, pero con criterios contemporáneos,

produjimos un nuevo pabellón que es donde se realiza

toda la acogida de las personas que llegan a visitarlo.

En las zonas de menor intensidad

utilizamos los mismos materiales ya existentes.

En las zonas nuevas utilizamos materiales como el cobre,

entendiendo que un material como el cobre es un material natural,

un material que se relaciona bien con los materiales ya existentes

como, en el caso del edificio de San Gregorio, la piedra y la madera.

La intervención de Nieto Sobejano recibió el premio nacional

de restauración y conservación de bienes culturales.

Trabajamos muy en colaboración con la directora del museo,

con los restauradores de piedra,

con la restauradora del ministerio de artesonados,

con la restauradora de madera...

Pudimos hacer el proyecto museográfico.

Por supuesto el museológico ya estaba hecho,

lo hizo la directora del museo,

pero nosotros colaboramos con ella en la forma de colocar

cada una de esas piezas dentro del edificio,

porque es muy importante.

Los espacios del edificio, la escultura es tan potente...

Y hay algunas de ella que yo recuerdo...

como "El Cristo yacente"... que es espectacular.

La colocación que tiene solo en una sala,

con un artesonado que también pertenece

a la colección del edificio...

Lo entiendo como un proyecto completo

y, en ese sentido,

es uno de los proyectos de los cuales me siento más orgullosa.

El Museo Nacional de Escultura de Valladolid exhibe, además,

la colección de reproducciones artísticas del siglo XIX.

Más de 3500 vaciados en escayola o bronce

que proceden, en su mayoría, de los moldes originales

y que, en algunos casos, documentan obras desaparecidas.

Tienen una relación muy estrecha con nuestra propia colección

porque hay muchos nexos, muchas conexiones,

entre las obras de los artistas,

de los escultores del siglo XV, XVI, XVII...

por ejemplo cómo Berruguete se inspira en el "Laocoonte"

y luego, además, introduce un elemento...

un poco perturbador...

en las concepciones habituales que tenemos del arte,

que es la idea de la copia.

Sin el fenómeno de la copia no se entiende la evolución del arte

a lo largo de toda su historia.

Por lo tanto, nos permite ahondar

en ese fenómeno de la historia del arte,

un poco más lateral, pero muy sustancioso,

sobre todo en el presente en que las copias, las reproducciones,

el mundo digital, etcétera está tan metido en nuestras vidas.

Las múltiples actividades del museo

potencian una lectura crítica de sus colecciones.

En el programa de alumnos de Educación Primaria hay un tema

que se llama "Misteriosos viajeros", porque normalmente siempre buscamos

un hilo conductor de lo que van a ver en el museo que sea atractivo.

Se ve en esa visita una huida a Egipto.

Hoy nadie sabe iconografía en estas edades

como para saber lo que eso representa,

pero son capaces de ver perfectamente en esa pintura

que las personas que van viajando montadas en un burro

no van de vacaciones

y eso nos permite conectar perfectamente ese tema

con el tema de los refugiados hoy en día.

Los Reyes Magos nos sirven para hablar de los viajes científicos.

De gente que viaja para ir avanzando en las ciencias

o cómo a través de "San Sebastián y el martirio" podemos hablar

del derecho a la libertad de pensamiento

y a no ser torturado o maltratado por tus ideas.

Entonces, las obras permiten muchas conexiones,

no solamente la lectura religiosa.

El Museo Nacional de Escultura de Valladolid

alberga la colección de escultura en madera policromada

más importante de Europa.

El año pasado recibió 200 000 visitantes,

una cifra importante, pero muy inferior a la que merecería.

El museo viene haciendo un esfuerzo muy grande

por atraer a más públicos,

no solamente por el récord de las cifras,

sino porque nos parece que contiene un patrimonio

que merece la pena conocer.

Pero seguramente no es todo lo conocido que debiera.

-Nos gustaría que viniera muchísima más gente,

que lo conociera más gente, que lo disfrutará más gente.

Realmente esto es la marca España, ¿no?

Y esto es una de esas cosas que deberíamos de valorar todos

y que potenciar todo lo que pudiéramos, ¿no?

Sería fantástico que la gente conociera más nuestro museo.

(Música)

La Universidad Autónoma de Barcelona nos propone informarnos hoy

de qué es la imagen interfaz. "La universidad responde".

(Música)

Vivimos envueltos en un mundo de imágenes,

imágenes fluctuantes, imágenes que varían,

imágenes íntimamente relacionadas con la tecnología.

Estas imágenes se pueden describir recurriendo al concepto

de imagen interfaz, la interfaz del ordenador.

La cultura visual de occidente ha estado organizada a través

de tres regímenes escópicos principales,

los cuales han estado también relacionados

con unos modelos mentales equivalentes.

El primer régimen escópico, del siglo XV, es el de la perspectiva.

Relacionada con el modelo mental del teatro griego.

El segundo régimen escópico, el de la imagen técnica, siglo XIX,

relacionado con el modelo mental de la cámara oscura.

El tercer régimen escópico es el de la imagen interfaz

relacionada con el modelo mental del ordenador.

Sabemos que el primer modelo mental

se basaba en el pensamiento de Aristóteles,

el segundo modelo mental en el de Platón

y debemos descubrir cuál es el pensamiento que está detrás

de este tercer modelo mental en el que estamos inmersos actualmente,

imágenes que tienen mucho que ver con la imaginación,

que tienen que ver con nuestras acciones y que, por lo tanto,

podemos, con ellas, crear mundos que nos conciernen directamente.

Este es el reto del futuro.

(Música)

(Música)

Nos vamos hasta el lunes. Pasen un buen fin de semana

y vuelvan, si así lo desean, tras el descanso.

Ha sido un placer, como siempre, contar con su apoyo.

Les esperamos a todos. Adiós.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 07/06/18

La aventura del saber - 07/06/18

07 jun 2018

Emitiremos los reportajes El túnel del tiempo. Memoria de la Tierra. La cosecha 4,Museo Nacional de Escultura de Valladolid y ¿Qué es el interfaz? Además, entrevistaremos a Rayco Paz, Fundador de El café de Don Manuel y Carlos Elías, Catedrático de Periodismo de la UNED.

ver más sobre "La aventura del saber - 07/06/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 07/06/18"
Programas completos (1595)

Los últimos 5.202 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos