www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5186158
Para todos los públicos La aventura del saber - 07/05/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Muy buenos días a todos.

Bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber".

Taller de ciencia con José Miguel Viñas

hoy para hablar de la atmósfera.

De cómo está compuesta,

de las capas de que consta y de cuándo y dónde termina.

También hablaremos de sus condiciones de existencia,

su origen, su evolución

y hasta de si es posible

crear artificialmente una atmósfera.

Luego, taller de filosofía con Diego Garrocho,

profesor de Ética y Filosofía Política

de la Universidad Autónoma de Madrid,

que acaba de publicar un libro sobre la nostalgia

del que hablaremos en la segunda parte del programa.

¿Es la nostalgia dolorosa memoria del pasado?

¿Es el dolor

una condición necesaria para la memoria?

¿Entonces qué pensaron de todo eso los maestros antiguos?

¿Cómo se aplica a nuestra vida presente?

Y les ofreceremos un trabajo

sobre la quinta edición del proyecto Levadura

en el que un tutor y sus alumnos trabajan conjuntamente

para desarrollar una idea artística

con el fin de experimentar en primera persona

algunos de los supuestos del arte contemporáneo.

También les ofreceremos

un nuevo Noticiero Científico Cultural Iberoamericano

que nos traerá noticias desde la América de habla hispana

relacionadas con la universidad, la investigación y la cultura.

Taller ciencia

con el físico y meteorólogo José Miguel Viñas

para hablar hoy de la atmósfera que envuelve nuestro planeta

y que permite la vida en él.

Hablaremos de su composición,

sus capas y también de su origen y evolución.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Hola. ¿Qué tal? Buenos días.

¿Qué es la atmósfera?

Yo creo que es algo que todo el mundo podría definir.

Una capa gaseosa que envuelve no nuestro planeta,

porque la atmósfera forma parte del propio planeta,

sino la superficie terrestre,

tanto los océanos como las áreas continentales.

Toda esa capa gaseosa que rodea esa superficie terrestre

podemos decir que es la atmósfera.

¿Y todo es gas

o hay también partículas de otro tipo?

Claro, hay una mezcla de gases.

Principalmente, nitrógeno y oxígeno.

El 99 % de los gases de la atmósfera son esos dos.

Luego, hay otra serie de gases

que forman una mezcla bastante homogénea

y, luego, hay gases que llamamos traza

cuya concentración y distribución es mucho más irregular,

ahí estarían los gases de efecto invernadero,

y, luego, partículas, como bien dices.

Desde las partículas que el viento arrastra

desde los desiertos o de las áreas áridas

hasta todo el polen de toda la vegetación.

Imagina los árboles y plantas que tiene la Tierra.

Todo eso genera partículas que van a la atmósfera.

Las sales marinas.

El movimiento de la superficie marina

también libera sales a la atmósfera

y todo ese conjunto de aerosoles está flotando.

Y tiene capas, ¿no?

Hay una capa que está más cerquita y otra que está mucho más lejos.

Hablemos de ello.

Exacto.

En la atmósfera terrestre,

si atendemos a una clasificación desde un punto de vista térmico,

se puede dividir en cinco capas.

Tenemos aquí el esquema para que lo vean nuestros amigos.

La capa más cercana a la superficie terrestre,

donde vivimos nosotros,

es la troposfera.

Ahí es donde se producen todos los fenómenos meteorológicos.

Vemos cómo, además, con esa línea amarilla,

la temperatura desde la superficie terrestre

hasta el tope de la troposfera

que está a 11 kilómetros de altitud

va disminuyendo.

A medida que vamos subiendo por la troposfera,

cada vez notamos más frío.

Puede haber zonas en que esa tendencia no sea así.

Lo que decimos una inversión térmica,

una capita en la que se invierta esa tendencia.

En general, va disminuyendo la temperatura.

Por ahí es por donde el hombre actúa.

Los aviones, por ejemplo, no están por encima.

Hay algunos aviones... Que están en la estratosfera.

No los comerciales.

Los comerciales suelen volar en altitud de crucero

en el límite entre troposfera y la estratosfera

que es la capa superior.

Tropos- por antropos-, ¿no?

Por hombre, ¿no? Sí, sí.

Y porque es la capa donde está la vida, ¿no?

De ahí para arriba es difícil encontrar formas de vida,

aunque alguna puede haber pequeña.

Por encima de la troposfera vemos que está la estratosfera.

Ahí hay un cambio radical.

En la estratosfera dominan los vientos.

Es una zona muy ventosa.

Vemos que se extiende hasta unos 50 kilómetros de altitud

y vemos aquí marcada esa zona

que pone, aunque está en inglés, capa de ozono.

Hay una concentración importante de ese gas.

El ozono, recordemos, es un gas contaminante

a nivel de la superficie terrestre.

De hecho, es producto secundario de la combustión

y hemos hablado alguna vez aquí en el programa.

Pero ahí arriba es un gas que tiene que estar

porque nos protege de la radiación solar ultravioleta

que penetra por toda la atmósfera.

La parte más...

Es como un filtro. Totalmente.

Un filtro o un escudo.

Justamente, la presencia de ozono es la que provoca

que la curva de la temperatura se invierta.

A medida que subimos por la estratosfera

vemos cómo aumenta la temperatura.

Si nos vamos a 50 kilómetros de altitud,

la temperatura es bastante parecida

a la que tenemos cerca de la superficie terrestre.

Es porque se concentra esa energía

que absorbe el ozono procedente de la radiación solar.

Y mesosfera y termosfera, ¿no? Sí.

En la mesosfera vuelve la temperatura a disminuir

hasta más o menos los 80 o 90 kilómetros de altitud.

Ahí ya la densidad del aire es muy pequeña.

Tenemos moléculas,

pero empiezan a disociarse y romperse.

La radiación solar ahí es muy potente

y empieza a haber cargas eléctricas.

Ahí comienza lo que se conoce como la ionosfera,

la capa de la atmosfera formada por partículas eléctricas,

y de ahí para arriba sube la termosfera

y la parte más exterior.

Una cosa que llama la atención es que baja la temperatura

según se aleja de la superficie terrestre, ¿no?

En principio, uno podría pensar

que mientras más arriba esté, más cerca del Sol.

Luego, entonces... Claro.

Eso es lógico, ¿no?

Cuanto más cerca del Sol, más caliente estaría el aire.

¿Qué ocurre?

Eso no es así

porque el aire es un mal conductor del calor.

Cuando la radiación solar incide en la atmósfera,

la capa atmosférica es invisible para esa radiación.

No se calienta apenas

y lo que se calienta es la superficie terrestre.

Una vez que se calienta esa superficie,

los océanos y, sobre todo, áreas continentales

por puro contacto, por conducción, calientan el aire

inmediatamente pegado a ella

y una vez que ese aire se calienta, baja su densidad

y empieza a ascender.

Se forman esas corrientes de aire caliente

y se produce el fenómeno de la convección

que es el que transmite calor a esa capa inferior de la atmósfera.

Por eso, la temperatura es más alta más cerca del suelo

que en el tope de la troposfera.

¿Y la composición es parecida en todas las capas

o hay grandes diferencias?

La mezcla principal de gases, el nitrógeno y el oxígeno,

78 % nitrógeno, moléculas de nitrógeno

y 21 % oxígeno,

curiosamente se mantiene casi constante

hasta los 70 u 80 kilómetros por hora.

¿Por qué justamente hasta ahí?

Porque a partir de ahí empieza la ionosfera,

la parte en la que hay partículas eléctricas,

y se rompen las moléculas.

Pero hasta esa altitud prácticamente da igual

que tomemos una muestra de aire aquí que un poco más arriba.

Esa proporción de gases se mantiene constante

porque en la atmósfera,

en esas primeras decenas de kilómetros,

hay una perfecta mezcla turbulenta

y hace que la distribución sea totalmente homogénea

y que tengamos la misma proporción de nitrógeno

aquí abajo que aquí arriba.

¿Y cuál es el origen de la atmósfera?

¿Solamente existe atmósfera en la Tierra

o hay otros planetas con atmósfera?

Hay varios planetas en el sistema solar

que tienen atmósfera.

Cada planeta tiene su atmósfera con sus características

y el origen de la atmósfera de la Tierra

se remonta al origen de los tiempos

cuando ese planeta rocoso empezó a recibir bombardeos,

y hemos hablado también aquí,

de meteoritos y de asteroides y una actividad frenética volcánica.

Eso liberó muchísimos gases

que fueron formando esa primitiva o protoatmósfera

con una composición distinta a la actual.

Era una atmósfera más invernadero, más parecida a la de Venus.

En Venus sabemos que no hay venusianos, ¿no?

Aunque en los años 70 se intuía

que podría haber debajo de esa atmósfera

y que con ese efecto invernadero quizás había vida, ¿no?

Pero se demostró que son condiciones terribles.

En la Tierra, en esa Tierra primitiva,

había una atmósfera muy opresora, muy densa

y formada por gases invernadero.

Fue la llegada de la vida, sobre todo, en los océanos,

la que empezó a liberar gran cantidad de oxígeno

a través de la fotosíntesis

y ese oxígeno empezó a equilibrarse con otros gases y con el nitrógeno

hasta alcanzar hace ya 2000 millones de años

una composición atmosférica muy similar

a la que tenemos hoy en día.

Entonces, podría pensarse

que a lo largo de la historia de la estrella Sol

ha habido atmósferas en distintos sitios

y a lo mejor hubo una atmósfera como la que ahora tenemos

en Marte, ¿no?

Por supuesto.

La evolución que ha tenido nuestra atmósfera

también se ha vivido a su manera en los otros planetas, ¿no?

Venus, seguramente,

no ha tenido siempre esa atmósfera opresora que tiene hoy

y Marte, probablemente,

ha tenido una atmósfera más similar a la de la Tierra

que la que tiene ahora

que es mucho más tenue

y que imposibilita que pueda haber vida allí.

O, al menos, vida como la conocemos.

Por ejemplo,

¿cuando la estrella Sol se vaya apagando,

a lo mejor puede llegar un momento

en el que en Venus exista una atmósfera

como la de la Tierra?

Bueno, no se sabe.

Es difícil hacer ese tipo de conjeturas.

De cómo evolucionará en muchos millones de años

una atmósfera.

Pero en cualquier caso, las atmósferas no son eternas.

Pueden evolucionar,

puede haber un factor natural que en un momento dado

haga que esa atmósfera de Venus en particular

no tenga tantos gases invernadero

y, a lo mejor,

tenemos una atmósfera más similar a la nuestra

porque tiene un tamaño parecido a la Tierra.

Podríamos hablar en algún momento, en alguna otra intervención,

de las atmósferas en el sistema solar

y de ahí hacer una hipótesis

sobre cómo serán en otros sistemas.

Están empezando a descubrir planetas fuera del sistema solar

y se buscan planetas que tengan atmósfera

porque se supone que hace falta una atmósfera

para ver si hay alguna posibilidad

de que pueda haber vida más allá de la Tierra.

Creo que es un tema muy interesante.

Creo que en el caso de Júpiter, dentro del sistema solar,

se ha pensado que como es un planeta tan grande

y con tanta energía,

a lo mejor,

los satélites que rodean Júpiter podrían ser como planetas.

Sí, sí.

Júpiter se puede conferir como un sistema solar pequeñito

porque por muy poco no es una estrella.

Técnicamente, un astrónomo diría que es una enana marrón.

Dentro está a punto de formarse una reacción termonuclear,

que es lo que ocurre en una estrella como el Sol.

El núcleo de Júpiter genera mucho calor y mucha radiación

que calienta por la parte inferior su gigantesca atmósfera

y esas lunitas

o esos pequeños satélites que tiene Júpiter,

pequeños, pero son grandes,

algunos tienen atmósfera y actividad sísmica.

En fin, es un pequeño sistema solar como digo.

En la ciencia ficción ha dado para mucho, ¿no?

Sí, efectivamente.

Bueno, vamos a ver,

las auroras que se pueden ver

en el Polo Norte y en el Polo Sur

a qué se deben.

¿Cuál es la explicación física que tienen?

Las auroras...

Tenemos una fotografía bellísima. Maravillosa.

Es uno de los fenómenos más bonitos a nivel de naturaleza.

Bueno, estas se forman muy arriba en la atmósfera.

Pensemos en torno a 100 kilómetros de altitud

y son los dos casquetes polares.

Aunque a veces puede alcanzar una latitud próxima a la nuestra.

Pero, en principio, están confinadas a los dos polos.

El origen de las auroras está en el viento solar,

las partículas muy energéticas que nos manda el Sol,

que antes de llegar a la atmósfera terrestre,

estamos hablando de la atmósfera,

se encuentran con la magnetosfera,

que es un escudo protector

que genera el campo magnético de la Tierra.

Ese escudo protector desvía esas partículas

hacia los dos polos de la Tierra

y cuando interactúan con los gases que encuentran a esas altitudes,

en torno a 100 kilómetros,

hay un fenómeno luminoso

y se forman esas ondulaciones sinuosas

que tienen este aspecto

y cuyo color depende del gas que lo ha generado.

O el oxígeno o el nitrógeno o hidrógeno en algunos casos.

Hay auroras verdes, rojas, azules...

Depende de la interacción, con qué gas atmosférico haya sido.

La atmósfera gira al mismo tiempo que la Tierra, ¿no?

Sí, sí.

La rotación no es solamente de la Tierra.

Si yo ahora mismo doy un salto...

Caes en el mismo sitio. Caigo en el mismo sitio.

No se me va la Tierra porque yo me quedo con la atmósfera.

No, no, todo va igual.

Lo que pasa es que la atmósfera es un fluido,

una mezcla de gases, como estamos contando,

y tiene su propia dinámica.

Hay momentos que vemos que hay mucho viento

y ese viento no tiene nada que ver con el movimiento rotatorio

que en ese momento tiene la Tierra.

Puede haber una zona con temporal o una zona de calma,

pero, solidariamente,

la atmósfera está rotando con el conjunto del planeta.

Esa idea tiene que quedar clara. Que quede clara.

Otra de las cosas

es la altura a la que está la atmósfera, ¿no?

¿La altura es uniforme en todos los lugares de la Tierra

o hay diferencias,

por ejemplo, entre el ecuador y los polos?

Claro que hay diferencias.

La Tierra, de hecho, está achatada por los polos

y justamente es donde el aire está más frío.

En las dos regiones polares.

El aire más frío es más denso, tiende a estar más aplastado

y la atmósfera no alcanza tanta altura.

El límite de la troposfera de la que antes hemos hablado

en nuestras latitudes está en torno a 11 kilómetros,

en la región polar está en torno a ocho

y si nos fuéramos al ecuador,

donde actúa la fuerza centrífuga por la propia rotación terrestre

y el aire está caliente,

el límite de la troposfera está en torno a 15 o 16 kilómetros.

Es decir, es más ancha en el ecuador y más estrecha en los polos.

Por lo tanto, no es perfectamente concéntrica

a la propia superficie terrestre.

¿Y a lo largo de la historia de la atmósfera terrestre

ha habido diferencias de...?

Bueno, de tamaño iba a decir.

Sí, en el fondo, sí.

De tamaño.

Más expansión o menos.

Lógicamente,

los cambios climáticos a lo largo de la historia

generan épocas más frías o más cálidas

y eso tiene su reflejo en la atmósfera.

Si es más fría,

la atmósfera se pega más a la superficie.

Lo que yo no tengo es el dato.

A qué altura llegaba la atmósfera en una época de glaciación.

Pero está claro

que el aire estaba más pegado a la superficie terrestre.

Eso está clarísimo.

Sin atmósfera no hay vida, ¿no?

Al menos, no hay vida que conozcamos.

Por ejemplo, en Marte,

que se está barajando la posibilidad de que pueda haber vida,

se piensa en una vida debajo de la superficie terrestre

y en ningún caso puede haber algo de vida

en un sitio que no tiene...

O sea, Marte sin marcianos

O sea, marcianos así... No, no.

Eso ha despertado hace mucho tiempo la imaginación

y a ellos han contribuido los autores de ciencia ficción, ¿no?

Algunos de ellos.

¿Sería posible crear atmósfera en Marte?

Bueno, hay un proyecto.

Un proyecto no.

Un proceso que se llama Terra Formación

y que se postuló ya hace muchos años

y es cambiar artificialmente la atmósfera de Marte.

Esto es un poco ciencia ficción.

Creo que no se han hecho bien los números

y tendríamos que vernos muy apurados en la Tierra

para tener que pensar en algo así.

Ha sido un verdadero placer como siempre.

Muchas gracias, José Miguel. Gracias, Salva.

Seguimos.

Levadura es un programa educativo de residencias para creadores

que introducen en el aula de primaria

proyectos creativos

en los que el alumno mismo es el protagonista.

Levadura es un programa

de residencias de creadores y creadoras

en escuelas.

Surge dentro de las residencias que realizamos,

pedagogías invisibles,

en el centro Matadero Madrid,

con la intención de llevar la creación contemporánea

a las aulas de primaria y de infantil.

Justo surge en un momento

en que por un lado estamos viendo

cómo es el acceso a la cultura de la infancia

donde suelen ser visitas a museos de una hora,

donde ya hay un producto finalizado, donde se ve una obra terminada

y donde se pierde el contacto con el proceso creador.

Y surge también en un momento

en el que sale del currículum de primaria

la asignatura de Educación Artística de manera obligatoria

y quedando de forma optativa para los centros.

Entonces, frente a esta reducción

y dejando a la infancia con unas horas muy limitadas

dentro del currículum oficial de la creación artística

y de la Educación Artística,

pensamos que realizando unas residencias

donde una creadora pueda ir directamente a un aula

y junto con docente y alumnado

pueda desarrollar un proyecto creativo

van a trabajar de manera mucho más completa

lo que es el proceso de creación.

En este caso, son cuatro centros implicados,

Matadero Madrid, Medialab-Prado, Conde-Duque y CentroCentro,

y cada uno de estos centros tiene ya una temática

o un desarrollo concreto a nivel de la práctica cultural.

Joaquín ha traído un proceso de creación de instrumentos

reutilizando materiales cotidianos que podemos tener por casa

e incluso desechables.

Lo que él trae es esta creación de instrumentos

y junto con el alumnado ha generado una orquesta

que se llama la Reciclorquesta, de ahí el título,

donde están descubriendo todos los procesos sonoros

que hay dentro de estos instrumentos

generados con cosas

que no nos imaginábamos que podían tener esa sonoridad

y esa musicalidad que traen.

El tambor de globo

es un instrumento muy sencillo que hicimos ayer

y que ya haréis el resto del colegio.

Está formado por un canuto de cartón y un globo.

¿Nos muestras cómo suena?

Su funcionamiento.

Hay muchas más posibilidades en dos cáscaras de nuez

que una "tablet".

Si lo ves de una manera abierta, es más real la experiencia.

Creo que merece la pena

que volvamos tanto la educación como nuestras experiencias vitales

a eso, ¿no?

A qué se puede hacer con el mínimo de cosas, ¿no?

La flauta que hemos hecho está formada por tres CD

sujetados con unas pinzas y con un tubo pegado.

Entonces, cuando el intérprete sopla,

suena una nota.

Entonces, sujete usted su flauta.

Los niños no se sorprenden tanto de estas cosas.

Son más los mayores,

porque hemos perdido mucho la capacidad de asombrarnos

y de ver que un tubo cualquiera puede ser una flauta.

Los niños eso ya intrínsecamente lo saben.

En cada objeto hay un universo de posibilidades

y todavía no hay nadie que les haya robado eso.

Que haya acotado, ¿no?

Decir: "Esto vale para esto y esto para esto".

Para ellos, un globo puede ser 20 000 cosas.

Tambor de globo.

Tambor de globo.

Tambor de globo.

Tambor.

Es una organización flexible

y toda la escuela ha apostado por el proyecto.

Sobre todo, principalmente, los niños, ¿no?

-Los niños, ante una actividad nueva...

Porque nosotros funcionamos sobre todo por talleres.

-Damos Música, damos Plástica... -Inglés.

-Hacemos muchos talleres, pero como este ninguno.

Es un taller que complementa todo verdaderamente.

Música, Plástica y, sobre todo, la motivación,

porque han estado motivados desde el primero momento

e interesados.

"¿Qué va a traer Joaquín?".

Estos instrumentos que hemos hecho son muy particulares

porque están hechos con cosas

que la gente suele tirar a la basura.

Este con el que vamos a tocar es una especie de guitarra

hecha con una lata de aceite vieja, un palo y unas cuerdas.

Escuchad atentamente.

Suena así.

Tiene un sonido muy interesante.

Se ha trabajado con que la orquesta es un grupo

y que si no trabajamos en conjunto, no funciona.

-Y también los niños con alguna dificultad

se han sentido bien consigo mismos

porque lo han podido hacer también como los demás.

-Como los demás.

Se han sentido protagonistas.

-Se han sentido protagonistas. -También de su...

-De su propio aprendizaje. -Sí.

Les sorprende ver cómo suena un instrumento real,

pero, de alguna manera, les estamos ofreciendo herramientas

para empezar a acercarse a estos instrumentos.

No te puedes comprar una flauta o un clarinete,

pero puedes empezar a hacer música con otras muchas cosas

y empezar a estar en contacto con esto.

Creocuántos es un proceso

que indaga en la potencialidad de la comunicación

y de la lengua.

Damián Montes de Oca y Amaia Bono son los creadores.

Vienen del mundo escénico

y también de la exploración literaria.

Entonces, a través del lenguaje escrito,

pero también abordan el lenguaje corporal,

también abordan el lenguaje sonoro de la oralidad,

de una palabra o de una vocal contenida,

van explorando la identidad del colectivo del alumnado.

Wapsi es un proyecto que se ha desarrollado con infantil

y ha supuesto trabajar desde la experiencia estética

cuestiones que tienen que ver con la decolonialidad.

Romper un poco con la estructura típica y rígida

de los contextos escolares donde hay un horario,

donde hay una serie de elementos que hay que cumplir.

Y ha trabajado más desde la experiencia,

desde el compartir.

Planeta Expandido es un proyecto que se ha desarrollado con primaria

y que ha trabajado conceptos de la cultura digital.

Cómo la cultura digital está modificando

y variando nuestra vida cotidiana.

Entonces, bueno,

cómo nos representamos a nosotras, por ejemplo,

cómo nos hemos representado a través de las imágenes,

nuestros abuelos o nuestros padres,

y cómo nos estamos representando.

Después de estos cinco años de desarrollo del programa,

podemos decir

que la creación detona experiencias y aprendizajes

en las personas que se implican en un proyecto de creación.

Apostamos por la creación colectiva

porque esto hace que se abran los procesos.

Muchas veces pensamos

que la artista o la creadora

es quien va a llevar un aprendizaje al aula,

pero lo que sucede es que aquello se dispara.

Taller de humanidades

con el profesor de Ética y Filosofía Política

de la Universidad Autónoma de Madrid

Diego Garrocho.

Autor de este libro, "Sobre la nostalgia",

que acaba de publicar Alianza Editorial.

Bienvenido. Muchas gracias.

Que tiene como subtítulo "Damnatio memoriae", ¿no?

Hablemos de eso.

¿Qué significado tiene?

Literalmente,

la expresión latina podría traducirse

como la 'condena de la memoria'.

Lo bueno

es que tanto en latín como en castellano

se mantiene un ambigüedad.

Si hablamos de la condena de la memoria,

no sabemos si es el objeto que se condena

o si la memoria es quien nos condena a nosotros.

Se diferencia entre el genitivo objetivo

y subjetivo.

Me interesó pensar

que la memoria tenía que ver con esa ambigüedad,

con esa condena de la memoria en la que la memoria nos condena,

pero en la que a veces condenamos a la propia memoria.

A ver, exactamente, ¿en qué consistía en Roma?

Es una actividad...

Bueno, es una práctica jurídica que se llevaba a cabo en Roma.

¿En qué consistía exactamente?

¿En que alguien había hecho algo malo

y, entonces, se decía: "No hay que recordar a este señor"?

¿Cómo era?

O enmendar la memoria que se tenía normalmente

de personajes especialmente destacados, ¿no?

Pues en una lápida, por ejemplo, o en los epitafios

algún epíteto o algún adjetivo

que servía para recordar las singulares virtudes

con las que pretendía recordar a alguien

a partir de un momento dado se enmendaban

y se podían borrar materialmente o romper bustos,

decapitar bustos o tallar de nuevo algunos monumentos

para enmendar o para cambiar la forma

en la que se había decidido recordar a alguien.

Normalmente, siempre para peor.

Siempre como diciendo que no era el que decía ser,

sino que realmente era este otro que estaba oculto

y que era malo, ¿no?

Se revocaba la gloria pasada que se le había concedido.

¿Y esa práctica fue la que te puso en el camino

de escribir un libro sobre la nostalgia?

En principio, parece lo contrario

cuando dices: "Tengo nostalgia de tiempo pasado"

o como decía el poeta:

"Cualquier tiempo pasado fue mejor".

Sin embargo, esto es más bien lo contrario, ¿no?

La nostalgia es enormemente compleja

y, en parte,

la motivación del libro partía de la colección de sorpresas

que yo fui encontrando alrededor de la palabra nostalgia.

Pero sí tiene algo de condena,

porque todos entendemos de manera razonablemente sencilla

que si nuestro pasado ha sido doloroso,

nos va a perseguir en forma de trauma.

Sin embargo,

mi experiencia personal pasaba por otro lado.

Es como que algunas memorias felices

también ejercen sobre nosotros una forma de condena, ¿no?

El recordar aquellos días pasados que fueron gloriosos,

que ya no volverán,

y el intentar recuperar de manera absolutamente impedida

los tiempos de infancia

es lo que demuestra

que también la memoria se impone como una condena sobre nosotros

cuando recuerda los días felices.

No solamente es dolor y memoria.

También puede existir amor y memoria

o felicidad, alegría y memoria, ¿no?

Sí, aunque siempre duele.

El problema es si seríamos capaces

de aprender a recordar la felicidad perdida,

la felicidad del tiempo pretérito,

sin que nos duela y sin lamentar esa pérdida.

Sin reconocer esa cicatriz en la memoria

donde evocamos aquellos días felices.

¿Y qué virtualidad tiene esto?

¿Por qué es así?

Creo que es un mecanismo egodefensivo

en el que nos protegemos

y casi vanidosamente operamos una forma de recreación

o de ornamento de nuestras memorias

quizás para intentar enmendar la conciencia de mediocridad

que deberíamos tener todos, ¿no?

Nuestra vida muy seguramente será muy normal,

pero tendemos siempre a imaginar un pasado épico, ¿no?

Y a recrear aquellos días que fueron con mucho más color

y con mucha más viveza que lo que impone, efectivamente,

nuestra vivencia real.

Porque hay una gran relación entre la memoria del pasado

y la creación, digamos, de alternativas literarias, ¿no?,

de ese pasado.

Sí, y creo que la nostalgia es uno de los principales motores

de la historia de la literatura.

Aunque no existía la palabra "nostalgia",

podríamos pensar que "La Odisea",

por ejemplo, es todo un canto a la nostalgia,

a la necesidad de regresar a casa.

Al hogar. Al hogar,

de modo que, en algún sentido,

la nostalgia es uno de los sentimientos más literarios

de cuantos existen.

Y hay un momento, que lo precisas en el libro,

en el que se crea, ¿no?,

en el que nace la palabra "nostalgia".

¿Cuándo es?

Sí, esta es una de las hipótesis más fuertes

del libro, aunque se mantienen abiertas

algunas opciones y es si podemos experimentar algo

para lo cual no tenemos nombre.

Es decir, la nostalgia se acuña exactamente en 1688,

un estudiante de Medicina, en una tesis preliminar

de lo que luego sería su tesis doctoral,

acuña un término de apariencia griega,

pero que, sin embargo,

no era griega, "nostos" es el "regreso",

"algo" es el "dolor", el dolor de aquello que regresa,

el dolor que regresa,

para nombrar la enfermedad de aquellos soldados

que echaban de menos su hogar, echaban de menos la patria.

Entonces hay una pregunta que creo que es relevante

y es si se podía sentir nostalgia antes de que, efectivamente,

existiera una palabra con la que nombrar

a esa experiencia.

Y este libro dialoga con esa posibilidad.

La primera parte son las experiencias

o la construcción social y cultural de lo vivido y la memoria

antes de la palabra "nostalgia"

y la segunda parte, que llega hasta nuestro tiempo,

es cómo, efectivamente, el cuño de aquella enfermedad mortal

en tiempo original

ha determinado nuestra manera de vivir la añoranza.

¿Y se puede tener nostalgia de cosas malas?

Quiero decir, por ejemplo,

el que creó Auschwitz, si hubiera uno que lo hizo,

que fue el que lo ideó y lo creó,

¿podría tener nostalgia de lo que se hacía allí,

en Auschwitz?

Quiero pensar que sí y eso no es una buena noticia,

pero no cabe duda de que la memoria

es un mecanismo fictivo

que ayuda en muchas ocasiones a decorar lo que aconteció

en tiempo presente.

Casos muy radicales, a lo mejor, como el que planteas

son casos tan patológicos en los que alguien pudo sentir,

a lo mejor, placer ejecutando lo que él creía que era un deber;

sin embargo, sí es interesante

incluso cómo a veces podemos echar de menos

nuestro propio dolor, nuestro propio sufrimiento.

La nostalgia como experiencia moderna

a veces parece añorar la vieja "auctoritas"

de otros órdenes del mundo medieval,

tanto en sede política como en religiosa,

y tiene que ver con echar de menos la casa del padre,

la casa donde había unas normas, donde, efectivamente, sabíamos

por dónde debía transitar... Donde había menos incertidumbre,

¿no? Exacto, el recuperar ese abrigo.

Entonces toda liberación, en el fondo, a veces, genera

experiencias de nostalgia casi como un síndrome de Estocolmo.

¿Y crees que existe el deber de memoria?

Uy, a los profesores de Ética,

en general, nos cuesta mucho pronunciar

la palabra "deber"

o generar una injerencia del deber en otras personas.

En principio, la respuesta más corta es que hay,

obviamente, elementos, causas y causas políticas

que debieran recordarse;

sin embargo, este es un libro mucho más subjetivo

o existencial en un sentido muy llano,

donde sobre todo me refiero a las experiencias privadas

de nostalgia, porque las políticas de la memoria

o las políticas de la nostalgia

que estuvieron tan en boga a finales de los años 80

tienen, desde luego, una responsabilidad cívica

y una responsabilidad política.

Pero a mí me interesaba mucho la nostalgia

en el marco de la intimidad, en el marco de la subjetividad,

cómo negociamos o cómo lidiamos,

efectivamente, con nuestras memorias felices

o cono nuestras memorias tristes.

Hay cita a Aristóteles que no quiero dejar de leer:

"El ser humano tiene una singular conciencia

del tiempo", que creo que el libro pivota un poco

sobre esa idea de Aristóteles, ¿no?,

y es curiosa porque, quiero decir,

todo lo cambia esa experiencia del tiempo.

Sí, esa cita de "De anima" es interesante.

Yo fuerzo a Aristóteles, a lo mejor, a decir cosas

que quizá él no dijo con tanta claridad

o abuso un poco de esa frase

para subrayar un elemento que creo que es muy claro

y es que el ser humano percibe el tiempo de una manera singular,

percibe el pasado de una manera en la que ningún otro animal

lo puede percibir y sobre todo el futuro.

Tiene conciencia de finitud, ¿no?

Exacto, pero, además, tenemos, por ejemplo...

"Finitud y culpabilidad" era uno de los libros que citas

en el libro, de Ricoeur.

Sí, sí. Perdona, que te he interrumpido.

No, no, pero tiene perfecto sentido,

pero a veces es incluso paradójico el modo en que nosotros vislumbramos

el futuro porque podemos temer

en ocasiones cosas que son imposibles

o elementos que son incompatibles entre sí

y los tememos los dos al mismo tiempo,

evocamos y tenemos memoria de acontecimientos

que nunca han tenido lugar, de modo que, efectivamente,

esa proyección del pasado y del futuro

es uno de los lugares donde se proyecta y donde se vuelca

la creatividad humana y luego experiencias tan morales

o tan íntimas como puedan ser la nostalgia o la esperanza.

Hablemos ahora de la relación entre la nostalgia

y el conocimiento, porque hablas en el libro

de la idea esta platónica

de que conocer es realmente recordar.

Hablemos de esa relación.

Sí, bueno, creo que eso es uno de los elementos

que prácticamente han perdurado desde Platón hasta nosotros

y que parte, efectivamente,

de la constatación de que, cuando aprendemos algo,

lo que estamos haciendo es recordando ese algo,

conocer es reconocer. Esto es algo que le ocurre

a los niños cuando aprenden

un teorema matemático y de pronto lo entienden

y dicen: "Ya lo veo", es como si lo hubieran descubierto.

O nos ocurre cuando leemos poesía y a veces nos enfadamos con un poeta

porque ha dicho exactamente lo que nosotros queríamos decir,

pero nunca habíamos encontrado palabras.

Es como si hubiera un mundo subterráneo

dentro de todos nosotros

donde desordenadamente coleccionamos cosas que después

la experiencia del conocimiento va aflorando.

Pero también hay una parte de acusación

en lo que yo quiero decir en este libro

y es que siempre se nos ha enseñado a recordar.

Cuando aprendíamos las cosas en el colegio,

las aprendíamos de memoria.

Pero nadie nos ha enseñado a olvidar.

Entonces esa imperativa imposible,

el que hubiera una ciencia del olvido,

a mí me resultaba enormemente interesante

porque se plantea casi como la única cura posible

para la nostalgia.

¿Podríamos aprender a olvidar?

A lo mejor Freud descubrió algo parecido,

porque el hecho de nombrar

parece como que es la primera invitación

a poder olvidar sin que eso sea,

quiero decir, sea patológico,

sea causa de una enfermedad.

Lo que ocurre es que Freud prácticamente, resumiéndolo mucho,

lo que nos diría es que es casi imposible olvidar,

lo que es que recordar de una manera más o menos saludable.

Pero es interesante, ya digo, la tentación de que existiera

una ciencia imposible que fuera la ciencia del olvido,

porque Nietzsche en una frase tan atinada como tantas

señala con perfecta precisión que podemos vivir sin recordar,

pero lo que resulta absolutamente imposible

es vivir sin olvidar.

Claro.

"Funes el memorioso" es un poco la concreción

de esa idea.

Que es una condena de la memoria la de Funes,

el estar obligado a recordarlo absolutamente todo

paradójicamente es una condena.

Por eso, cada vez que alguien felicita

a otra persona por tener muy buena memoria,

creo que habría el dedo y decir: "Bueno, eso de tener buena memoria

yo no tengo claro que sea nada bueno".

A lo mejor sería mejor poder olvidar a voluntad.

Ha sido un verdadero placer tenerte aquí.

Muchísimas gracias por este ensayo tan fantástico

y esperamos el siguiente para cuando lo tengas.

Muchísimas gracias

por abrir una ventanita al espacio de reflexión filosófica

y será un placer venir siempre que quieras.

Gracias. A vosotros.

Damos paso ahora al semanal "Noticiero Científico

y Cultural Iberoamericano".

Hola, mi nombre es Ana Cristina Olvera

y desde todas las latitudes de la región les doy la bienvenida

a nuestro punto de encuentro en el arte y el conocimiento:

el "Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano (NCC)".

Las grandes empresas tecnológicas

están trabajando en la tecnología 5G,

pues entre muchas cosas promete cambios en los procesos quirúrgicos,

como las operaciones a distancia.

Veamos.

"La llegada del 5G abrirá la puerta a una revolución en muchos ámbitos,

pero será la salud el impacte de manera más directa al ciudadano.

Médico y paciente podrán estar en diferentes partes del mundo,

como se pudo ver hoy en la primera operación

retransmitida en directo con 5G en España.

Uno de los doctores especialistas

se encontraba en uno de los escenarios del Mobile,

mientras que el paciente estaba a unos cuatro kilómetros,

en el primer quirófano dotado con cobertura 5G de España,

en el Hospital Clinic de Barcelona,

una distancia que en los próximos años

podrá ampliarse a miles de kilómetros.

Un público reducido ha sido testigo de cómo el cirujano

iba dando indicaciones al equipo del quirófano

sobre una intervención

con laparoscopia que estaban llevando a cabo.

Y es que entre las características destacadas del 5G figuran

la velocidad, mayor capacidad de datos

y una gran reducción en un tiempo de respuesta,

lo que se conoce como 'latencia', clave en una operación quirúrgica.

El cirujano presente en el Mobile ha podido comunicarse por voz

con el cirujano del Clinic y de este modo ha ido indicando

los tejidos más delicados de la intervención

y ha asesorado su equipo.

Una tecnología que abrirá todo un nuevo capítulo

para la salud en el futuro.

Solo hay que imaginar que un médico esté en África

y que tenga que realizar una decisión crítica,

si no tiene los recursos suficientes,

con esta tecnología puede conectar con alguien que los tenga,

una posibilidad que puede suponer,

sencillamente, la diferencia entre vivir o morir."

La Organización Mundial de la Salud lanza al mundo una alerta

por el aumento de casos de sarampión.

La doctora Ivany Baptista,

de la Universidad del Valle de Paraíba,

en São Paulo, Brasil, nos explica.

(HABLA EN PORTUGUÉS)

Hubo un tiempo, aunque no lo creas,

en que el mundo funcionaba gracias al correo.

Fue en 1762, que aparece por primera vez en la historia

la figura del cartero.

Es por eso por lo que Mar del Plata, Argentina,

recurre a ellas para recuperar su historia.

"Mar de catas" es una muestra que intenta, de algún modo, reflejar

lo que es la memoria epistolar

de la sociedad argentina utilizando o tomando como referencia

a la ciudad de Mar del Plata como epicentro turístico,

y más en este verano 2019,

que ha traído a tanta gente

que con nostalgia, con alegría y con emoción

se siente reflejada a través de lo que era

en aquel entonces la comunicación en nuestra sociedad.

Podemos encontrar cartas de inmigración,

cartas de amor, de desamor,

cartas de un amigo a otro,

cartas de lo que tenía que ver con esa época nefasta

que vivió en Argentina, como fue la dictadura,

cartas también de los diferentes sindicatos

y su creación con la rama política

de aquel entonces, cartas del peronismo,

cartas al presidente Alfonsín,

cartas de la actualidad, por qué no decirlo.

Son de todo tipo de ejes temáticos,

pero que se basan y se centran, quizás,

en lo que tiene que ver con decirle algo a otro

desde una manera sentida y no apelando a la inmediatez

del famoso WhatsApp o de, quizás,

esto que se llama hoy "las redes sociales".

La primera carta fue un documento postal que se envió

en 1881, que lo tienen aquí nada más,

en la vitrina que está a nuestro lado,

y que salió y emanó de Mar del Plata en el mes de abril,

así que eso es un documento realmente histórico

y que les va a servir a muchos

como para tomar dimensión de lo que estamos hablando.

La muestra está hasta Semana Santa en principio,

pero estamos evaluando quedarnos

aquí, en Mar del Plata,

porque realmente nos han tratado muy bien

y cada una de las personas que ha pasado por ella nos lo pide

y nos lo hace saber.

La historia de la chef Carolina Bazán,

dueña del restaurante Ambrosía,

uno de los 50 mejores de Latinoamérica,

es un testimonio de un caso exitoso.

"La chef chilena Carolina Bazán,

nacida en 1980, decidió tener su primer hijo

en la cúspide de su carrera cuando a los 35 años se encontraba

al mando del restaurante familiar Ambrosía,

catalogado como uno de los 50 mejores de Latinoamérica

en la lista de San Pellegrino,

una decisión arriesgada en un entorno laboral

altamente exigente que nació de su manera de concebir el éxito

como una relación entre lo profesional y lo familiar,

apoyada por su pareja, la 'sommelier' Rosario Onetto,

con quien reparte las tareas del cuidado

del pequeño Iñaki."

Si no lo hago ahora, ¿cuándo?

No puedo esperar y si yo pienso y a los 35,

el "pick" de mi carrera,

y después todo baja,

creo que lleguemos hasta aquí, no más.

"La chef planteó la maternidad como una pausa en su carrera,

que al final nunca fue, ya que un año después de dar a luz

se embarcó en una nueva empresa al abrir el Ambrosía Bistro,

un local más personal situado en la zona financiera de Santiago

con el que se independizó

de primer restaurante que abrió con su madre

al acabar sus estudios de cocina a los 23 años.

Bazán se siente satisfecha con la experiencia,

a pesar de que significó el tener que renunciar a unos diez viajes

para cocinar o dar charlas en el extranjero,

ya que le ha permitido dar prioridad a su familia,

que se ampliará en los próximos meses,

cuando dé a luz a su segunda hija."

Bueno, más relajado,

porque siempre dicen que el segundo embarazo

es más relajado,

pero disfrutándolo

y preparándome, preparando todo el equipo

para que todo pueda manejarse

bien sin mí.

"A pesar de la pasión que siente por su profesión,

la chef reconoce que lo único que no le gustan

son los horarios que le obligan a recurrir

a los servicios de una niñera

para que se ocupe de su hijo por las noches

mientras la pareja termina el turno del día.

Con seis meses de embarazo,

Bazán sigue realizando sus labores al mando de la cocina

y la supervisión del trabajo de un total de 18 empleados,

a los que está preparando para cuando llegue el nacimiento

de su segunda hija."

Según el Programa Mundial de Alimentos, la subida de precios

de los combustibles, el aumento de la demanda

y las catástrofes climáticas

han generado una oleada de aumento en los precios

en los alimentos alrededor de todo el mundo.

Vayamos hasta Brasil,

donde la "feijoada", uno de los platillos más tradicionales,

no ha quedado exenta de aumentar de precio.

"El frijol, el alimento predilecto de los brasileños, ha cuadruplicado

su precio en los últimos meses y se ha convertido en inaccesible

para muchos consumidores, que ahora buscan alternativas

para sustituir el plato estrella del país suramericano.

Cada brasileño consume una media de 15 kg de frijol por año,

lo que lo convierte, junto al arroz,

en el producto más popular de la dieta de la nación.

El 'feijão', como se denomina el frijol en Brasil, es, además,

el ingrediente principal

de la 'feijoada', un cocido con varias carnes

de cerdo y de vaca que es considerado

el plato más típico de la cocina del país.

La tradición cuenta que la 'feijoada'

fue un plato creado por los esclavos

que cocinaban los frijoles con las carnes menos nobles

que sus señores depreciaban,

pero hoy, siglos después, forma parte del menú semanal

de millones de brasileños

independientemente de su clase social.

Y es que el precio del alimento símbolo

de la gastronomía brasileña

ha pasado de los 0,94 centavos de dólar el kilo el pasado noviembre

a los 3,24 dólares en febrero,

según los datos del Instituto Brasileño del Feijão.

El alza del precio de este grano coincide

con la reducción de la cosecha, principalmente la de tipo carioca,

la más consumida en el país,

donde también existen otras variedades,

como el 'feijão de corda' o 'preto'.

De acuerdo con el presidente del Instituto Brasileño del Feijão,

Marcelo Lüders, los productores decidieron

el año pasado reducir el plantío de esta leguminosa

para cultivar productos más rentables

desde el punto de vista económico, como la soja.

A la disparada del precio del frijol,

también ha contribuido la sequía registrada

a finales del año pasado en algunas regiones productoras

del país, lo que ha provocado una reducción mayor de la oferta."

Muchas gracias por habernos acompañado

en este viaje informativo

del "Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano (NCC)".

Si quieren saber más, podemos estar comunicados

a través de la web, noticiasncc.com.

Yo soy Ana Cristina Olvera

y los espero en una próxima emisión.

La colección "Más cultura política,

más democracia" de la editorial Gedisa

acaba de añadir este libro del catedrático de Ciencia Política

Manuel Villoria Mendieta

a su colección: "Combatir la corrupción",

tema que ha estudiado a fondo

y sobre el que le preguntaremos

próximamente en "La aventura del saber".

De momento, bien vale que estudiemos con cuidado

de qué hablamos cuando hablamos de corrupción,

que no es fácil,

sus causas y sus consecuencias, así como el modo de prevenirla,

luchar contra ella.

Sobre todo esos extremos

le preguntaremos cuando venga al programa.

El objetivo es conocer el fenómeno

y encontrar las vías para que cada uno desde su lugar

pueda contribuir a minimizarlo,

ya que su erradicación total parece un objetivo poco realista,

aunque él defiende que sí es realista.

La Universidad de Santiago de Compostela

nos plantea hoy la siguiente pregunta:

"¿Necesitan los niños con altas capacidades

de una atención educativa especial?".

"La Universidad responde".

Pues realmente sí que los niños y niñas

de altas capacidades necesitan una atención especial.

Probablemente, se mantiene todavía

el estereotipo de que estos niños y estas niñas

tienen el éxito garantizado,

no solamente en la vida en general,

sino, y lo que es lo más importante, sobre todo en los primeros años,

en lo que sería el contexto escolar.

Por eso, desde que los niños son pequeños,

incluso ya desde Educación Infantil,

es importante el poder detectar

la posibilidad de que haya altas capacidades,

a lo mejor no tanto

para intervenir en Educación Infantil,

pero sí para hacer

un seguimiento y prevenir posibles dificultades

o posibles problemas.

Hay que pensar que el problema de las altas capacidades

es más cualitativo que cuantitativo,

no son niños que necesitan más contenido,

sino que necesitan que los contenidos curriculares

se presenten de un modo distinto y un nivel de profundización mayor

porque su estructura cognitiva

lo que hace es relacionar la información

y utilizarla de una manera distinta.

Por tanto, tanto desde dentro

del aula en el propio centro escolar,

o sea, a nivel curricular,

como fuera del aula en programas de naturaleza extracurricular,

es muy importante que se trabajen

determinados objetivos

que favorezcan su desarrollo integral,

no solo a nivel intelectual, sino también a nivel socioemocional.

Así que desde la Unidad de Atención Educativa

en Altas Capacidades de la USC

abogamos por una intervención lo más integral posible

desde los centros escolares

y también, evidentemente,

a través de programas extracurriculares

de enriquecimiento.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre la iniciativa Lana Connection,

un colectivo de tejedoras

que reúne cientos de personas en nuestro país.

La iniciativa viene del otro lado del Atlántico,

de Texas, nada menos.

Vemos un fragmento y luego completo en la red.

Lana Connection es un colectivo

de tejedores y tejedoras que empezamos hace tres años

como algo lúdico,

como quedar para tejer fuera de casa,

quedábamos en los parques,

en casas de algunas de nosotras, en los cafés.

Y empezamos un poco como de una manera muy anecdótica,

por tejer; tejer y charlar,

hacer un poco de corrala, pero un poco más moderna.

Y de ahí surgió la idea de hacer el grupo de Facebook,

que empezamos siendo

20 o 30 personas y a día de hoy somos 630 personas,

con presencia en cinco países.

La excusa es tejer en realidad,

solo que el movimiento de "urban knitting",

que tiene que ver con reivindicar las cosas hechas a mano,

con cariño, con tranquilidad, como es el tejer.

Hombre, en algún momento sí nos pica la curiosidad

de que ya que vamos a tejer, vamos a hacer algo.

Intentar sacar las cosas tejidas a mano,

que normalmente tiene mucho que ver con el colorido,

muy alegres, era la excusa perfecta

para que ya que tejemos, tejemos para sacarlo.

Y ahí fue cuando nació nuestra primera acción en la calle.

Y aparte luego en la asociación

hacemos muchas actividades que tienen que ver con lo social,

hacemos tricotadas solidarias

para recaudar dinero para asociaciones,

para asociaciones de enfermos,

para actividades con niños.

Hemos hecho cosas con la Fundación Aladina.

Hemos hecho cosas con la Fundación Contra el Cáncer.

Normalmente quedamos una vez al mes

y establecimos un día al mes para quedar.

Muchas veces quedamos aquí, en el estudio, para tejer,

otras veces quedamos en cafeterías.

Y en cuanto hace bueno

nos vamos al Retiro porque es casi nuestra central.

El Retiro es un parque muy amable para hacer este tipo de cosas.

-Todo lo que está relacionado con el "urban knitting"

me gusta mucho, me atrae bastante,

y veo que es una oportunidad que nos dais para participar

y es por eso por lo que he contactado

con vosotros y aquí estoy.

Hasta aquí llegamos. Volvemos mañana, miércoles,

con el docente Toni García Arias

y con las historiadoras María y Laura Lara.

Tenemos pendiente la cuarta cita

con el yacimiento de Herna/Peña Negra en Alicante

y un trabajo sobre el congreso SELFIE Forum.

Pasen un buen día todos.

Les esperamos mañana, como siempre, a las 10:00

en La 2 de Radiotelevisión Española.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 07/05/19

La aventura del saber - 07/05/19

07 may 2019

Veremos los reportajes "Proyecto Levadura" y "NCC Iberoamericano". Además, entrevistaremos al meteorólogo José Miguel Viñas y al profesor de la UAM Diego S. Garrocho.

ver más sobre "La aventura del saber - 07/05/19 " ver menos sobre "La aventura del saber - 07/05/19 "
Programas completos (1717)
Clips

Los últimos 6.049 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios