www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2848329
Para todos los públicos La aventura del saber - 05/11/14 - Ver ahora
Transcripción completa

Hola, muy buenos días. Hoy, en "La aventura del saber",

vamos a hablar sobre la inmortalidad,

uno de los sueños más perseguidos a lo largo de la historia.

Es la piedra angular alrededor de la que giran

los argumentos de la nueva novela de Javier Sierra.

Además, abordaremos otros asuntos

que relacionados con la educación

en medios y la innovación.

Primero, el sumario.

Empezamos fijando nuestra atención en un evento TEDx

que se celebró en el campo de la cebada de Madrid.

Un centro de innovación y experimentación sociocultural

que acogió para la ocasión a 800 personas interesadas

en descubrir reveladoras ideas que pueden mejorar

nuestras vidas, nosotros tampoco faltamos.

Veremos dos breves videoclips para niños sobre educación en medios.

Pertenecen a la serie infantil Bubuskiski,

un proyecto protagonizado por 11 marionetas

que enseñan a los más pequeños cuestiones sobre comunicación

relacionadas con la estética, el lenguaje o las audiencias.

Es una iniciativa que parte del grupo Comunicar

de la Universidad de Huelva.

Los libros de Javier Sierra se publican en casi 50 países

y han sido traducidos a más de 40 idiomas.

El autor de obras

como "La cena secreta", "La dama azul"o "El maestro del prado"

nos presenta ahora, "La pirámide inmortal".

Una novela que narra tres días en la vida del joven Napoleón

allá por 1799.

Buenos días, Javier. Qué tal. Buenos días.

Hoy presentamos una nueva novela.

Hace no demasiado que estuviste aquí, en La aventura del saber.

Hace no mucho tiempo.

Eso es, con "El maestro del Prado", hablando de los misterios del arte.

En esta ocasión es un misterio histórico el que me ocupa.

Es algo que aparece en las biografías

de Napoleón Bonaparte pero que a lo que los historiadores

no han dado demasiada importancia.

Claro, yo por ejemplo, no lo sabía.

Creo que es algo bastante desconocido.

Muy desconocido porque Napoleón no dejó nada escrito sobre él

y creo que de manera deliberada.

La noche del 12 al 13 de agosto de 1799 Bonaparte,

siendo un general de 29 años, decide pernoctar a solas

en el interior de la gran pirámide.

Algo le pasa, algo ve porque cuando emerge del monumento

al amanecer del día siguiente sus soldados se le aproximan,

le preguntan qué ha sucedido y él responde con una frase

con la que yo arranco mi novela.

"Aunque os lo contara,-dijo Bonaparte-, no os lo ibais a creer".

Qué cinematográfico.

Absolutamente, y dejó aquella laguna para que alguien con imaginación

como yo, navegara.

Digamos que hasta aquí es la historia y a partir de ahí

empieza la ficción, con lo que tú has formado tu novela.

Así es.

Lo que yo quise fue utilizar la literatura para tratar

de responder a porque Napoleón quiso pernoctar

en un monumento arqueológico.

Parece que es algo que se escapa de la mentalidad...

Y qué miedo, además, solo.

A solas.

Y parece que lo hizo porque en su juventud, antes de viajar a Egipto,

había leído varias biografías de Julio César y de Alejandro

donde se hablaban de que esos dos grandes estrategas a los que

él admiraba por encima de cualquier otro personaje histórico

también se enfrentaron a lo que se llama en esos libros

la prueba de la pirámide.

En el fondo es enfrentarse a la oscuridad,

al aislamiento absoluto, a tus propios miedos interiores

y si vences a eso, lo demás ya te parece poca cosa.

Esto suena un poco a querer ser algo casi divino,

a querer tener un estatus más que el de un hombre de a pie.

Suena a cambiar, efectivamente, de estatus.

De ser un mortal como todos los demás a ser un inmortal

o alguien por encima de los demás.

En el fondo, esto en el mundo antiguo recibía un nombre,

iniciación.

En lo que consistían las iniciaciones en el mundo antiguo

era que morir simbólicamente a lo que eras en tu antigua vida

y nacer también simbólicamente a una nueva existencia.

¿Qué es lo que ocurre cuando alguien se queda siete u ocho horas aislado

en el corazón de la gran pirámide?

Pues, en el fondo, lo que ocurre es que uno se enfrenta a la muerte.

Está con la sensación de... Claustrofobia.

Sí, y de estar enterrado en vida, enfrentándote a la oscuridad,

disolviéndote en ella como un azucarillo en este café

y cuando emerges y sales por estas galerías angostas

de la gran pirámide de 1,20 m de altura,

en tinieblas y que a próximas a la luz que hay al final,

tienes la sensación de estar renaciendo.

Saliendo del útero de tu madre por segunda vez.

Yo creo que esto es lo que, más o menos, le pasó a Bonaparte

y le cambió la vida.

Cuando él volvió a Francia,

realmente, qué dice la historia,

¿Era un hombre diferente?

De alguna manera, sí.

Él pasa un año en Egipto, se lleva 10.000 hombres

y 300 barcos de guerra.

Nelson y el imperio británico le hunden esa flota

y deja aislados a esos 10.000 soldados en medio del desierto.

Desde el punto de vista militar la campaña egipcia

de Napoleón Bonaparte fue un desastre absoluto y, sin embargo,

justo después de salir de la gran pirámide el regresa a Francia,

se presenta ante el directorio revolucionario de París

y en vez de ser juzgado por un consejo de guerra,

que era lo que le tocaba porque lo había perdido todo,

se presenta ante aquella gente como si fuera...

Como si fuera Dios.

Sí, como si fuera el salvador de Francia.

Dará el golpe de estado del 18 bruma ario aquel mismo 1799

y se convierte en emperador.

No queda ahí la cosa porque si te fijas en los retratos del emperador,

verás que en sus mantos aparecen bordadas abejas.

Es el símbolo que él utiliza para su imperio.

La abeja, en realidad, es un símbolo del antiguo Egipto.

Yo lo coloco en la portada del libro.

El Junco y la abeja eran el jeroglífico para decir

que un soberano era rey del alto y del bajo Egipto.

Tomó el símbolo de ese país porque ese país le impactó verdaderamente.

O sea, que algo de catarsis sí parece que tuvo su experiencia.

Sin duda.

Como te decía, yo creo que él buscaba la inmortalidad.

Aquí es donde entra un poco la ficción.

Yo creo que la inmortalidad la encuentra no solo por esa noche

en la gran pirámide sino porque descubrió en Egipto la fuerza,

la única que existe capaz de contraponerse a la muerte,

esa fuerza es el amor.

Hay una historia romántica que también está inspirada

en cotilleos del siglo XIX sobre una supuesta amante

que tuvo Napoleón en Egipto y que yo incorporo también en la trama.

Realmente, de Napoleón se ha escrito mucho a lo largo de la historia.

Siempre se ha hablado de que era una persona muy amada y muy odiada,

un gran estratega, un hombre muy ambicioso.

Desde el punto de vista humano, ¿Qué se sabe?

¿Cómo dice la historia que era?

Pues mira, tienes razón. Napoleón es el personaje histórico

que más novelas ha inspirado.

Está como en nuestro inconsciente colectivo.

Lo que se sabe de su aspecto humano es bastante y muy interesante.

él nace en Córcega, como sabes.

Su madre, Leticia Ramolino, el día que nace observa un cometa

que cruza los cielos de la isla y que también

es visto desde toda Europa.

En Europa estaban todos aterrorizados,

los cometas eran señales de mal augurio pero, Leticia,

en cambio, entiende que es un aviso de que el niño

que lleva en el vientre va a tener un destino tremendo

y educa a ese joven Napoleón con la idea de que está

predestinado a hacer algo grande.

De alguna manera, el pronóstico se cumple.

Para Europa fue un personaje con sus luces

y también con sus muchas sombras y para ese joven niño

nacido en Córcega fue el inicio de un destino fulgurante.

Se sabe mucho de los fines estratégicos

con los que los franceses fueron a Egipto pero, quizás no tanto,

de los otros fines.

También había una gran inquietud científica en la época

por parte de Napoleón.

Era un hombre muy inquieto, muy curioso, con muchas ganas de saber.

Fueron 10.000 soldados, como te decía.

Entre ellos había un escuadrón de élite de 167 hombres

que eran científicos en las más diversas disciplinas

y que no llevaron nunca un mosquetón en las manos.

Era gente que había ido Egipto con Napoleón para medir los monumentos,

para hacer mapas... Para aprender.

Para aprender, sí, lo que querían era un exprimir el jugo

de esa civilización milenaria para aplicarlo a la nueva Francia

que estaban haciendo en ese momento.

Justo a partir del informe que redactaron aquellos hombres,

surge un documento llamado "La descripción de Egipto"

que es un libro maravilloso en varios volúmenes,

lleno de imágenes gloriosas de esa civilización

que marca el inicio de una disciplina científica nueva,

La egiptología.

En 1997 tuve la ocasión única de pasar una noche a solas

en el interior de la gran pirámide.

En realidad, lo que quería era invitar a Napoleón Bonaparte.

Él pasó una noche parecida, la del 12 al 13 agosto 1799

dentro del monumento más grande que ha construido

la humanidad hasta llegado el siglo XX.

La verdad es que era un misterio,

nunca supimos qué fue a hacer Napoleón allí dentro.

Pero aquella noche del 97, yo lo averigüé.

Lo que le pasó a Napoleón y lo que me pasó a mí

dentro de la gran pirámide es algo que no debe contarse, debe leerse.

Se nos ha acabado el tiempo, Javier, pero quería recordar

un detalle que me pareció muy interesante.

Esta novela es una revisión, una reescritura

de una que escribiste hace unos cuantos años, 2002.

Así es.

Ya te rondaba la cabeza esta idea y ahora lo que has hecho

es darle forma, esto no soléis hacerlo los escritores,

dar una segunda oportunidad a una historia.

No solemos hacer, es verdad, pero me lo pedía que lo hiciera

a gritos la propia historia.

Lo escribí en el 2002, "El secreto egipcio de Napoleón",

era mi primera novela histórica y yo era novato en estas lides,

ahora ya tengo un oficio detrás de más de una década.

He decidido revisarla y convertirla en una novela más trepidante,

más redonda y sobre todo, incorporando en ella

el gran espíritu del antiguo Egipto.

Lo que querían en el antiguo Egipto, desde el faraón hasta el último

de los campesinos que labraban al lado del Nilo era preservar

el maat, el equilibrio, era una civilización

en busca del equilibrio justo entre el bien y el mal,

la luz y las sombras, la noche y el día y eso.

En un momento como este de tanto desequilibrio a todos los niveles,

me parecía que era una lección importante que incorporar

en una novela.

Muchas gracias por haber visitado La aventura del saber,

ha sido un placer, como siempre, mucha suerte con esta novela,

esperamos verte pronto con la próxima,

seguro que ya estás trabajando, te mereces un descanso

para darle forma.

Está gestándose, desde luego. Gracias.

El Campo de Cebada de Madrid,

Centro de Innovación y Experimentación sociocultural,

se convirtió el pasado 14 de julio en un evento TEDx,

un lugar para la difusión de ideas que puede transformar

nuestra sociedad y mejorarla.

800 personas interesadas en descubrir nuevas formas

de gobernanza, nuevos conceptos de plaza pública

y de relaciones entre los ciudadanos a través de enriquecedoras

actividades culturales.

Las conferencias americanas, las famosas conferencias TEDx,

hace cinco años decidieron regalar su marca a comunidades locales

que decidan realizar conferencias para revelar ideas que merezca

la pena difundir en comunidades como esta, y creo en TEDx.

Y desde entonces, y esto sucede hace 5 años,

desde entonces se realizan 10.000 eventos en 167 países,

en escuelas, universidades, teatros, anfiteatros, el Everest,

en la Antártida, en zonas de guerra o en la muralla China.

Pero jamás se ha hecho un evento como este, un evento de noche,

un evento al aire libre, un evento en la plaza pública,

un evento por y para los vecinos y un evento a cero coste.

(APLAUSOS)

TEDx es una forma de voluntariado que tiene muchísimo significado

para devolver algo a esta ciudad que me ha dado todo

y que ha cambiado mi vida.

-Este movimiento y esta red de voluntarios

y de eventos, creo que lo que aporta es algo muy diferente

a lo que estamos acostumbrados a ver en una organización

de estas características, internacional, global,

mucho más desinteresada, mucho más abierta

a nuevos conocimientos y que quizá, transforma

más la sociedad desde dentro, desde sus propios centros locales.

-Conviene saber que este lugar en el que estamos sentados

existía en desde que existe Madrid, este cruce de caminos,

este paso importantísimo donde la gente se ha reunido,

se ha amado, se ha hablado desde hace cientos de años.

Sabéis la historia de lo que pasó aquí, esto era el polideportivo

de La Latina, en el 2007 el Ayuntamiento decidió

que las instalaciones eran obsoletas y decidió crear unas nuevas,

pero la crisis interfiere.

-Y nos dejan al vecindario un agujero de hormigón,

que es en el que estamos ahora.

Eso ha llevado a que se convierta en un revulsivo,

ese conflicto hace que un montón de vecinos nos juntáramos

para decir al Ayuntamiento, mientras no construyáis

el polideportivo, dejadnos utilizar este agujero como plaza pública,

como plaza que hace falta en el barrio y ya que lo utilizamos

como plaza, dejadnos experimentar haciendo que sea la única plaza

de Madrid en el que el vecino puede tener una capacidad

de gestión más grande de la que tienen otros lados.

No hay otra forma de trabajar en el Campo de Cebada

que no sea de manera colectiva.

Precisamente hoy más de 50 estudiantes de la Universidad

javeriana de Bogotá por cuarto año consecutivo vienen a trabajar

en un proyecto que llamamos Hand Made y Urbanismo,

cómo transformar lo que sucede en la ciudad con las propias manos,

darnos cuenta de que cada individuo, cada persona puede transformar

la ciudad en la que vive.

Esta forma de gestionar el común, de gestionar las plaza a través

de que los vecinos tengamos una gobernanza mayor,

que nos den más capacidad de hacer cosas,

obliga a que haya un nuevo papel en la ciudad en donde el ciudadano

se convierte un poco en el curador de la ciudad.

Apóyala aquí.

(APLAUSOS)

-Sabéis que este era, no lo sabéis, os lo digo yo,

este es el primer y último aplauso de esta noche

porque la cosa más importante de la plaza pública

son los vecinos.

Nosotros nos hemos comprometido a respetar a los vecinos

y les hemos dicho que sólo haríamos un aplauso de palmas,

todos los demás serán aplausos mudos, así.

#Van por el aire, van por el aire,

#van por el aire seguidillas corridas,

#van por el aire, van por el aire.

#Van por el aire y se enredan en tu talle

#y mira qué arte, mira qué arte.#

Bueno, pues esta es una canción al aire.

(RISAS)

Ni más ni menos, parecéis clientes de un chiringuito

llamando al camarero, me encanta.

(RISAS)

El hecho de cantar manifiesta sencillamente la intención

de una persona de exponer su arte y de un público,

que no sabe que es público hasta el momento en el que mira,

a escucharlo.

Se crea un hecho artístico absolutamente comunal.

Estas cosas suceden en espacios abiertos,

en espacios como este, el Campo de Cebada,

ahora, por ejemplo, nos encontramos delante de un árbol frondoso

y maravilloso que ha sufrido el hormigón, para mí es

un ejemplo claro de que en cualquier espacio abierto,

en cualquier lugar y al margen de todo tipo de acto publicitario

o patrocinio se puede manifestar el arte tal cual, en bruto

y según llega.

-El Campo de Cebada me ha dado y me ha quitado

prácticamente lo mismo, lo que pasa es que la balanza,

generalmente ha sido positivo, me ha quitado mucho tiempo

porque para construir cualquier labor ciudadana requiere

de un tiempo y de una gratuidad a la hora hacerlo,

que en cualquier otro sitio no podrías hacerlo.

Ese mismo tiempo me ha ayudado a crecer como ciudadano

y como persona.

Lo bueno es que las semillas y brotes que vas poniendo

ves que crecen y se crea como unidad, eso engancha muchísimo.

El poder hacer una labor ciudadana directa.

Eso se lo recomiendo a todo el mundo, que salga de su sofá,

que se levante y salga a la calle, en ese pequeño espacio

que quiere reivindicar, que empiece a hacer cosas,

puedes empezar a tejer sencillamente,

igual puedes tener a 5 o 6 personas cada día

que se ponen a tejer contigo.

Digo tejer, como cualquier otra cosa.

La ciudad tal y como está diseñada ahora mismo,

es para que la gente obedezca las órdenes u ordenanzas,

pero en el momento en el que sacan de ti un mínimo compromiso,

la gente lo agradece muchísimo.

Eso es creatividad.

-Decidimos entre todos dónde poner la pantalla

y dónde poner el círculo rojo.

Tenemos la pantalla con la barra abajo y vemos que funcione.

Al lío.

Las ideas que se toman para coordinar todo lo que ocurre

en el campo se hacen a través de una gobernanza abierta y libre,

se hacen en asambleas en las que cualquier vecino

del barrio o vecino de Madrid o de España o del mundo puede acudir

a proponer su actividad, hablarla y discutirla en esas asambleas.

Nadie tiene la capacidad de decir a un aumento sí o no,

salvo por unas reglas que hemos consensuado con diferentes agentes.

Cosas tan sencillas como que no se puede cobrar la entrada,

el campo tiene que estar siempre abierto cuando hay una actividad.

No se puede molestar a los vecinos de primera línea,

hay que medir el sonido, el ruido, etc.

Nos preguntan, ¿dónde va a estar la primera línea de sillas?

La primera fila de sillas yo creo que va a estar por aquí

o más para atrás, aquí.

Cuéntanos, ¿qué estáis haciendo?

-Estamos montando todo para coordinar mejor la producción,

quiero decir que en esta plaza, en una cancha de baloncesto

montamos una gran pantalla, luces para iluminar

y creamos el espacio para las sillas que recogeremos de varias partes

de Madrid porque aquí no tenemos suficientes,

y poco a poco vamos a ir hilando y colocando puntos rojos

que es el elemento representativo.

Colocaremos detrás un logotipo TEDxMadridSalon.

Todas estas sillas, algunas prestadas,

algunas preparadas, algunas regaladas.

Porque esto lo hacemos todo con cero presupuesto.

Se van reuniendo esta tarde.

-Esta diapositiva entronca con lo que nosotros creemos

que es el origen de la Universidad popular,

porque nosotros decidimos hacer una Universidad popular,

no es una idea nueva, no se nos acaba de ocurrir,

viene de las divisiones pedagógicas de la segunda República,

viene de las escuelas populares, de los ateneos libertarios,

de las casas del pueblo,

donde muchas veces eran precisamente los obreros los que compartían

el conocimiento de lo que sabían hacer sin necesidad

de tener títulos, lo compartían con sus compañeros.

Creemos que es imprescindible reinvindicar lo público.

Lo necesitamos, lo reivindicamos, pero también funciona en el modelo.

Muchas veces creemos que lo institucional,

la escuela formal se ha olvidado de lo vivencial, de lo esencial,

de lo que aprendemos haciendo al regar un huerto, haciendo canastas,

poniendo un cine, hablando con las vecinas

en la plaza.

Cualquiera tiene algo que enseñar y cualquiera tiene algo que aprender

del otro, seguro que hay 1000 cosas

que me puedes contar de las que yo voy aprender

y que son de la vida, son aplicables a la vida real,

no te las cuenta un catedrático que se la ha estudiado

y tiene todo su mérito y por eso está ahí,

pero es una autoridad que la vida real en el día a día

te puede ser menos útil o no necesariamente útil.

-Carmen, veo que las asignaturas y clases son de todo tipo y diversas.

-Son muy diversas porque primero contactamos con del gente de barrio

o fuera del barrio que pensábamos que era interesante

que venga a contar lo que sabe.

Una alumna que acaba de terminar matemáticas y viene hablar

sobre estadística puede ser una buena opción.

Luego abrimos la convocatoria a que cualquiera proponga sus temas.

-Vamos asumiendo cosas que nuestro cerebro derecho

está procesando constantemente.

Realmente es como el 50% de cosas propuestas y otro 50 de cosas

de gente a los que conocemos e invitamos.

Este lugar nos ha hecho vivir casi un master en hacer ciudad.

-El Campo de Cebada, el conflicto vive el conflicto

o como dicen aquí, habita el conflicto

sin ganas de resolverlo sino con ganas

de aprender del conflicto, porque el conflicto es bueno

y hace crecer y este es un lugar de discusión

y de amor porque hay una forma más alta de amor que la crítica.

-Frente a una plaza o una idea de plaza pública en la que ocurre

en todas las cuestiones políticas desde el interior

han sido desprestigiadas y dejadas al margen.

Desde la primera innovación política lo que nos interesa es ver

cómo se ha construido precisamente esa dimensión política

o en otras palabras, cómo lo doméstico se vincula

con lo político.

De hecho, es curioso como esta banalización de los políticos

que producen las campañas de IKEA,

como en espacios muy visibles en los propios modos

en los que configura su publicidad como en el caso,

"Mi reino, República independiente", lo que analizan todos

dos sistemas políticos.

El caso es que dentro de la casa es donde te desconectas de los demás.

En la Oficina de Innovación Política creemos que esas ideas

pueden ser desasociadas.

-En mi etapa de niño parecía un niño bueno y normal,

pero era bastante gamberro para la sociedad

y sobre todo era un incordio porque conducía muy bien,

los guardias me perseguían pero casi nunca me echaron el guante.

Años después y actualmente todo lo que me enseñó la policía

cuando me perseguía y me tiroteaban,

porque también me pegaba tiros, antes tiraban tiros de verdad.

Ahora me toca estar detrás de ellos, en el Ministerio del Interir

enseñándoles conducción, intentando que aprendan.

Vamos a ver una foto.

(Risas)

Lógicamente, como he vivido muy de prisa

y de carnet de identidad tengo 44 años,

pero de vivencias en la vida como 184 años.

Vengo a contarles, pues qué puede pasar si vas por un camino

o por otro y lógicamente intentar llegar a la gente

y que comprenda cómo se puede salir de una mala experiencia.

La Ciudad de los muchachos es una institución

que está ubicada en la zona sur de Madrid en Leganés,

la fundó el Tío Alberto, su fundador director y creador,

ha cumplido este año 44 años de vida.

Yo llegué como un niño difícil y a día de hoy soy responsable

de recursos y jefe de prensa.

Un poco uno de los estandartes más importantes

de los que han pasado por esta institución.

Tío Alberto, para mí es mi Dios en la tierra.

La persona que hizo que El Pera fuera Juan Carlos en el día de hoy.

El tío Alberto ha salvado a muchísimos chavales

y es muy importante para mucha gente,

sobre todo gente que tenía sus vidas perdidas

y que gracias a él han reconducido su vida.

En la Ciudad de los Muchachos no tiene ninguna organización

particular, tiene la organización que tiene cualquier hogar,

es una casa, una familia grande, la máxima autoridad

es el alcalde que se elige democráticamente cada dos años,

es un chaval.

Yo fui alcalde antes de jefe de orden público de la policía,

La Ciudad de los Muchachos lo que se pretende es pulir

los defectos que tengamos cada uno y hacer resaltar las virtudes

de unos y de otros, si tú puedes aportar

tu granito de arena, mejor que mejor.

Me encuentro a diario a muchos chavales muy perdidos con problemas

y sin ninguna ilusión y esperanza pensando que la vida no sirve,

que están aquí de paso pero que no van hacer nada

por despuntar, yo les intento motivar,

demostrar que desde las cenizas se puede resurgir como el ave Fénix

y despuntar alto, yo soy una de las muestras

y lógicamente les intento motivar, demostrarles que si se quiere,

se puede.

No podemos llegar a hacer nada que no seamos capaces antes de imaginar.

Gerardo, ¿qué es el cine sin autor? Abre plano.

Y tú que eres el periodista y tienes el micro, tráetelo.

El cine sin autor comienza con disolver el dispositivo de poder,

de que aquí sería yo el centro del saber y eso lo disolvemos,

el centro de autoridad, digamos.

Entonces, tú ahora podrías en una película de cine sin autor

decir qué película querrías.

Pero, Susana, tú también podrías venir, que es la sonidista.

Espera, cogemos una silla. Sí, si quieres.

¿Y también podría venir Ramón? Sí, también puede venir si quiere.

¿Ves? Por ejemplo, él no quiere venir, así que,

al principio a nadie se fuerza, cada uno es libre.

Susana podría comenzar a opinar de esto, pero no sé si quiere.

Empezamos con un acto de libertad y de disolver el dispositivo.

En la película que tú quieras hacer, ¿qué pasaría en esa película?

-Más que una película, serían tres, sería una trilogía.

-Sobre una madre y su hijo.

Ramón, quita la cámara del trípode, acércate a primer plano de Gerardo,

y a partir de aquí, Gerardo. ¿Cómo comenzamos?

Generalmente, en el cine sin autor, decimos, ¿qué película harías?

-De risa. -Al final se muere la chica.

-Imágenes concretas tengo varias. -Empieza la primera acción.

-Ese es el punto de arranque,

cuando preguntamos qué tipo de película haría cada uno,

y después, qué película haríamos juntos.

Y después, nos ponemos a rodar la primera escena.

-Hemos grabado que ellos dos hablaban,

y que él hablaba con los dos chavales.

-Pero ahora dicen que no, que él sale corriendo.

-Entonces lo que grabamos el otro día no sirve de nada.

-La trasparencia del personaje tiene que darte un mensaje.

-Identificar los géneros y los contenidos de cada uno,

y después de buscar la unidad imaginaria que puede haber.

Y yo, por ejemplo, si lo decidiéramos,

podría tomar la determinación de cogerle la cámara a Ramón.

Exacto, eso sucede si alguien quiere tomar la cámara, todo se debate.

Él se va.

No hay manera de sacar a Ramón, hay gente que no quiere salir,

es verdad. Y se le deja libertad y quiere estar detrás de cámara.

Fenomenal. Dentro del dispositivo cinematográfico,

él cree que es más útil ahí o le gusta más.

Venimos 10 años trabajando en este cambio y buscando teorizar

y hacer la ingeniería de ese cambio.

Una máquina elitista, exclusiva, privativa,

oculta en manos de unos pocos, estamos intentando, lentamente,

hacerla la máquina participativa, social, abierta, de la calle,

donde sea y en manos de cualquiera.

-La siguiente idea que merece la pena difundir es huertos urbanos.

-Un maligno planetario como es la ONU.

La ONU desde 2012 denominó a la red de huertos urbanos

como buenas prácticas europeas.

La red de huertos somos como 40 huertos urbanos,

comunitarios y ecológicos,

que desde hace siete años han proliferado en Madrid.

Lo que han hecho ha sido recuperar solares abandonados, sin ningún uso,

degradados, y sin ayuda de la administración

lo han convertido en espacios verdes,

de cultivar hortalizas y relaciones.

Pensamos en la gente de los huertos

que son herramientas muy potentes para crear una ciudad

más amable y más habitable,

porque sobre todo, además de cultivar las hortalizas,

se crea tejido social en el barrio y se crean relaciones muy potentes.

Al final también es una red de personas, no solo de huertos.

Ahora mismo, la red de huertos urbanos de Madrid y en este también

lo que hay es el huerto de verano,

con los productos de temporada, que son las solanáceas,

como son berenjenas, tomates, pimientos.

También hay pepinos, o productos que se dan todo el año,

como las acelgas, cebollas.

Nosotros, además de apostar por los cultivos ecológicos,

que es lo que da la tierra en temporada,

también apostamos por el comercio de proximidad,

porque es más respetuoso con el medio, hay menos emisiones.

Todos nos apuntamos a un grupo de consumo,

y cuando el grupo de consumo no satisface nuestras necesidades,

acudimos a comercios de proximidad que sabemos que venden en ecológico.

En estos huertos urbanos no existe la figura tipo universitario

como el profesor que enseña a los demás,

son saberes compartidos, es una educación horizontal.

Generalmente siempre hay alguien que al principio sabe más

y enseña al resto,

pero es un proceso donde todos vamos aprendiendo

prácticamente desde cero, porque casi todos somos urbanitas,

la mayoría no tenemos relación con el mundo rural.

Es ensayo-error, siempre decimos que está permitido el fracaso

y se debe fracasar para ir aprendiendo.

Es empezar aquí, ponerte los guantes y vas aprendiendo sobre la marcha.

Lo que está sucediendo hace cuatro meses,

la red de huertos junto con la Fram, la Fram no es una colega,

es la Federación regional de asociaciones de vecinos de Madrid,

han presentado al ayuntamiento una mesa de negociación

para ver cómo podemos regularizar los huertos

y que Madrid tenga agricultura urbana.

-Es la Fao, la que en la década de los 90

habla por primera vez de Street food desde las instituciones.

Y describe la Street food como el movimiento que abarca

las actividades de elaboración,

venta y consumo de comida en la vía pública.

Esto de aquí es un Food track,

es donde se realiza lo que llamamos Street food.

Una de las cosas más bonitas

es que la influencia de países de Asia, África o América Latina,

nos lleva a desarrollar un producto que a lo mejor

económicamente supone menos coste al consumidor final.

Lo bonito del Street food es que no es necesario

ser un gran chef, es decir, los vecinos de un barrio,

por eso también nos han llegado muchos colectivos de vecinos,

porque incluso los vecinos de un barrio,

la señora puede ser capaz de presentar unas patatas

lo suficientemente buenas para que sean vendidas en la calle.

-De alguna manera, lo que se tiende es a democratizar la cocina

en cuanto a que pones a ese mismo nivel,

la cocina de toda la vida del bar de Alcobendas, por ejemplo,

con el señor que tiene su restaurante

de tres estrellas Michelín, en cuanto que al fin y al cabo

se encontrarán que tienen los mismos elementos.

-Mirad dónde estamos.

¿Qué es esto? Un huerto urbano.

¿No sería sencillamente lógico esta misma noche,

bajo el cielo madrileño, recolectar, cocinar y comer?

¿No sería gratificantemente divertido?

-Durante tres años, hemos tenido la oportunidad,

gracias al campo de cebada

y a todas las personas que han participado en general,

tres producciones sobre don Juan Tenorio.

Un don Juan que significa tanto la ciudad en el espacio,

en el campo de cebada, como la propia obra.

Hacemos aquí don Juan Tenorio porque es el lugar de encuentro

entre el pueblo y el teatro.

Rehabilitamos la ciudad a través del don Juan Tenorio.

Que don Juan sea tan importante o que sea tan especial hacerlo

en el campo de cebada es porque pertenece a nuestras raíces.

Entonces, la sensación que el público se lleva

es haber recibido un regalo que realmente le pertenecía.

Esto se hacía hace tiempo, 20 o 30 años,

y se dejó de hacer alejando los espacios públicos

de los propios ciudadanos.

¿Don Juan puede ser machista? Sí.

Si se ve desde 2014, sin una perspectiva de tiempo,

puede ser machista, pero está claro que ni en el siglo XIX

y ni en el siglo XVII, cuando lo escribe Tirso de Molina,

es machista porque no existe el concepto,

y cuando la gente viene y recibe nuestro Juan Tenorio,

la adaptación que hacemos, con un estudio bastante intenso,

sobre un personaje que roba, que mata, que seduce

y que engaña a hombres y mujeres, encontramos que es un transgresor,

transgresor de las reglas sociales establecidas,

y que intenta, sobre todo, vivir en libertad.

Revisitamos el don Juan Tenorio para crear resistencia,

para crear una manera de resistirnos a un sistema

que nos está excluyendo.

# Habrá quien te deje la miel en los labios,

# quien ponga al imbécil quien nombre a los sabios,

# quien quiera arrancarte las hojas de tu calendario.

# Quien duerma de pie.

# Habrá un tanto por ciento que diga que miento

# si quiero decir mi verdad,

# el mismo cabrón cuaternario vendiendo calvario

# al hacer con la guerra la paz.

# Habrá quien te diga que todo es en vano,

# quien robe tus sueños, quien compre tus manos.

# Habrá soledades repletas de gente,

# habrá quien vuelva al armario.

# Pero hay, como tú, quien saldrá con las manos en alto

# sembrando el asfalto de voz. #

-Y ahora, como esto es en la plaza pública,

el evento es de todos. Por favor, recoged vuestra basura

y mientras nos vamos a casa, en silencio, llevarla con nosotros.

Gracias.

Hola, volvemos a tratar hoy con nuestros amigos

de la Universidad de Huelva para mostrarles los nuevos Bubuskis,

unos clips audiovisuales con un contenido muy especial,

las claves de nuestro propio trabajo,

las claves de los medios. Marcelo, Oscar, bienvenidos.

Muchas gracias.

Contadnos cómo ha ido la historia,

¿cómo ha sido la grabación de estos nuevos clips?

En esta ocasión nos han cedido todas las instalaciones

la Universidad de Huelva, un plató de croma estupendo,

no hemos tenido ningún tipo de problema.

Ha sido como la vez anterior,

y la producción bastante más rápida y muy bien.

¿De qué van?

Uno va sobre el abuso que se hace de tablets, móviles...

De las nuevas tecnologías.

Y el otro sobre un alumno de intercambio

y los problemas que se encuentra.

Al llegar aquí, un poco la exclusión social es lo que intentamos tratar,

los problemas que enfrenta la persona que viene de fuera,

poner un poco la doble cara que hay.

No es solo lo que tú ves cuando viene alguien de fuera,

sino lo que ve la persona que viene de fuera

cuando llega a un lugar nuevo.

¿Queréis que veámoslos educlips y los comentamos?

Perfecto.

Vamos a verlos.

-¿Te diste cuenta la manera tan graciosa que tiene de hablar?

(RÍEN)

-Hola, niños. -Hola, profesor Openbook.

-¿Qué os hace tanta gracia?

-Hoy ha llegado un compañero nuevo que nos hace mucha gracia.

Nadie entiende lo que dice.

-Tenemos este año con nosotros un nuevo alumno de intercambio,

Enuit, ¿te importa presentarte y contarnos algo sobre tu país?

-(HABLA OTRO IDIOMA) -(RISAS)

-Tampoco entiende ninguno de nuestros juegos.

Y además, profesor, me gustaría que viera lo que lleva de merienda.

-Casualmente, estaba leyendo una noticia sobre la llegada

de alumnos de intercambio a nuestra ciudad.

Deberíais estar emocionados en vez de reiros de él,

¿no os parece? (AMBOS) -¿Cómo?

-Conocer gente de países lejanos siempre es positivo.

Podéis aprender nuevas costumbres, nuevos juegos

e incluso un nuevo idioma.

(AMBOS) -Nuevos juegos. ¡Bien!

-Hola.

Hola.

Hola.

-¿Qué te pasa Groguer? -Nada.

-Es que me he quedado sin batería y no puedo hablar con mis amigos.

-Hasta hace poco tiempo los amigos se comunicaban de otra manera.

-Hola, qué pasa, qué tal. ¿Te ha costado trabajo llegar?

-¡Qué alegría, cuánto tiempo! ¿Jugamos?

-¡Cómo me lo he pasado! ¿Nos vemos la semana que viene?

-Hasta la semana que viene. -Hasta la semana que viene.

-Hola, qué pasa, qué tal. -¿Te ha costado trabajo llegar?

-¡Qué alegría, cuánto tiempo! ¿Jugamos?

-Groguer, hay otras muchas aplicaciones para estos dispositivos

como ayudarte en tus tareas escolares, comunicarse con amigos

o parientes lejanos.

-Hola.

-O estar siempre en contacto con tus padres para cuando lo necesites.

Siempre con la supervisión de un adulto porque en la vida

nunca sabes con lo que te vas a encontrar.

-Es verdad, profesor.

-Lo más importante, así podemos seguir jugando sin preocuparnos

de que se nos acabe la batería.

Seguimos con Marcelo y Óscar.

Habíamos visto ya los dos educlip de esta jornada.

Contadnos cómo ha sido el proceso de postproducción.

¿Ha sido complicado? ¿Cada vez es más fácil?

Yo creo que cada vez es un poco más sencillo, la verdad.

Ya sabemos cómo grabar a los muñecos,

tiene otra metodología diferente.

Nosotros trabajamos habitualmente haciendo otro tipo de cosas

y grabar los muñecos supone grabar otro tipo de planos,

es diferente pero...

Aunque sea sencillo y vaya más fluido el proceso

siempre es más complejo porque lo que nosotros

tenemos siempre son muñecos recortados en vacío

y hay que rellenar fondo, dibujar todo.

Todo, todo.

Dibujar la historia entera, cada árbol, los postes de la luz.

El cubo de la basura. Todo.

Recordadnos el origen de la palabra Bubuskiski.

Es un poco extraña.

Es curioso porque tuve un sueño hace cerca de ocho años

aunque suene un poco revelador.

Tuve un sueño y estuve preguntando si la palabra existía.

Al principio me imaginé que era una palabra como "guay" o algo así.

Me gustó el término y nadie lo conocía, lógicamente.

Me preguntaban qué significaba para mí bubuskiski,

para mí es como la máxima alegría.

Motivos de jolgorio, de alegría, vamos a pasarlo bien.

Con el tiempo se acuñó al tema de las marionetas,

las marionetas vinieron después.

Empezamos a trabajar con las marionetas en 2012.

La palabra ya tiene ocho años.

Oye, y tu historia.

Tú empiezas estudiando audiovisual, comunicación audiovisual en Chile.

Sí.

Luego te vienes a España. Me vine a España a trabajar un poco.

Hice un master de comunicación.

De ahí la relación con la Universidad de Huelva.

Presenté un trabajo con las marionetas,

un trabajo sencillo y gustó mucho a los profesores,

a Ignacio gustó mucho y nos han ayudado desde entonces.

Hemos estado trabajando con él.

Él nos entrega normalmente las temáticas.

Nosotros hacemos los guiones y elaboramos la pieza completa.

Y en tu caso es parecido.

Sí, me crucé con Marcelo en Huelva y desde entonces surgió el amor

y no nos hemos podido separar.

¿Qué tienes preparado ya?

¿Cuáles son los siguientes educlip?

Estamos a la espera de temática.

De todas maneras, vamos a hacer una visita

al festival iberoamericano de Huelva de cine.

Estamos preparando uno de los personajes

que es un reportero y nos vamos a mover por allí.

¿Habéis estado en sitios donde los críos estén viendo estos "educlips"

y habéis visto la reacción de los críos?

¿La habéis estudiado?

Sí, claro que sí.

Llama mucho la atención el tema de las marionetas,

a los niños les llama la atención la marionetas y por los colores.

Luego hay niños más grandes de ocho o nueve años

que empiezan a entender el mensaje.

La temática es muy elaborada. Compleja.

Sí, la palabra es compleja.

Podemos recordar alguno porque hace tiempo que vimos los primeros.

Había seis píldoras iniciales que trabajaban las seis dimensiones

de la comunicación, estética, lengua, ideología, valores...

Fue bastante complejo desgranar una materia tan densa y contarla

con marionetas.

Y para críos.

Además, todas están relacionadas unas con otras pero se pueden ver

en diferentes órdenes y lo vas a entender igual

porque cada pieza está enganchada como otra de las piezas

en algún punto, se cruzan en las historias.

Estas dos piezas son nuevas, la verdad.

No tiene mucho que ver con la competencia mediática,

tienen más que ver con lo que te decíamos antes,

el tema de la exclusión social.

Y luego, las nuevas tecnologías,

cómo afectan a los niños, el bueno y el mal uso

que se puede hacer de ellas.

¿Y para cuando creéis que estarán las nuevas?

Todavía no lo sabemos.

Es una sorpresa.

Pues muy bien. Y muchas gracias, esperamos veros pronto

por aquí con algún nuevo Bubuskiski. Que vaya todo bien.

Muchas gracias.

Seguimos con el programa.

Vamos con la digitalización del día, un nuevo capítulo de la serie

"El bosque protector, el águila imperial".

En lo más recóndito del bosque mediterráneo

un profundo graznido marca el territorio de una de las grandes

águilas ibéricas.

Se trata del águila imperial.

Desde una de sus muchas atalayas o posaderas reivindica

una y otra vez que es dueña de esa parte del bosque.

Altiva, elegante, musculada, evolucionada para la predación

es un águila perfectamente adaptada para la caza.

-Compartir es una forma de participación

en la que prima el reparto y la reutilización de conocimientos

o bienes materiales.

Hola de nuevo, los aficionados a las novelas de espía

están de enhorabuena con este ensayo, "El caso Snowden,

así espía de Estados Unidos al mundo".

De Antoine Lefébure, que acaba de publicar Clave Intelectual.

Se trata de un libro escrito para comprender la cara oculta

de la política en la era de la revolución digital

que está basado en datos comprobados, algunos conocidos

por el gran público y otros menos conocidos

pero siempre estructurados por una lógica narrativa

que convierte este ensayo casi en una novela de suspense.

Las personas aficionadas a la historia no encontrará en él

motivaciones distintas a las que, por ejemplo,

llevaban a Felipe II a tener informadores repartidos

por todo el mundo.

La diferencia es que ahora los espiados somos nosotros

y los métodos, mejores, más eficaces que nunca antes en la historia.

El libro es interesante incluso para quienes

no les importa ser espiados si a cambio se sienten protegidos.

Es una frase manida pero no por eso menos cierta.

La realidad supera la ficción también en este caso.

Recuerden, "El caso Snowden"

de Antoine Lefébure, recientemente publicado por Clave Intelectual.

Y nada más, lo dejamos aquí por hoy y volvemos mañana

a partir de las 10, por ejemplo, para hablarles de una plataforma

que pretende ser un nexo de unión entre nexos educativos

y las familias.

Dicen que la comunicación entre ambos entornos fluirá

de manera mucho más natural y efectiva.

Además recibiremos la visita del filósofo español Javier Gomá.

El resto de nuestros contenidos,

mañana, a partir de las 10 en la aventura del saber. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 05/11/14

La aventura del saber - 05/11/14

05 nov 2014

Emitiremos los reportajes "TEDx Campo de Cebada" y "Bubuskiski". Además, entrevistaremos al escritor Javier Sierra y a los creadores de Bubuskiski, Óscar Vílchez y Marcelo López Saldías.

ver más sobre "La aventura del saber - 05/11/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 05/11/14"
Programas completos (1694)
Clips

Los últimos 5.879 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios