www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5262141
Para todos los públicos La aventura del saber - 05/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Muy buenos días a todos.

Bienvenidos como cada mañana en La 2 de Radiotelevisión Española

a "La aventura del saber".

Abrimos hoy el programa

con el catedrático de Paleoantropología

de la Universidad Complutense de Madrid

y codirector

del equipo de investigación de Atapuerca

Juan Luis Arsuaga

que acaba de publicar un extraordinario ensayo

titulado "Vida, la gran historia",

en el que nos pone en conocimiento

de lo que la ciencia sabe a día de hoy

sobre un tema tan vasto y apasionante.

Después, seguimos hablando de ciencia

con el meteorólogo José Miguel Viñas.

En esta ocasión,

hablaremos con él

de los impactos humanos en el medioambiente.

Haremos un repaso y daremos algunas claves

para enfrentarnos con el problema.

También les ofreceremos un trabajo sobre la ONG Innoceana

aprovechando que hoy es Día Mundial del Medioambiente

porque se preocupa por el lugar donde quizás se encuentre la clave

para ir solucionando el problema medioambiental

creado por la actividad humana.

En el taller de ciencia de "La aventura del saber"

tenemos hoy el honor de recibir a Juan Luis Arsuaga.

Es uno de los actores científicos más reconocidos en el mundo

y que rompe con el estereotipo

y contribuye

a la cultura científica de los demás

con libros apasionantes y brillantemente escritos

como este,

"Vida, la gran historia:

Un viaje por el laberinto de la evolución",

recientemente publicado por la editorial Destino

y cuya lectura les recomendamos encarecidamente.

Bienvenido.

Encantado de estar aquí.

¿La vida es histórica?

Claro.

Por supuesto, porque existe la evolución.

Somos hijos de la historia.

No se puede entender el presente, en general, en nada,

pero en biología mucho menos,

porque la historia de la vida son 4000 millones de años casi, ¿no?

Si uno quiere entender por qué estamos aquí

y por qué somos de la forma que somos

y nuestra propia naturaleza,

tiene que recurrir al pasado que es el que nos ha producido.

Y la evolución es el mecanismo que produce la vida, ¿no?

La vida tiene una historia. La historia de la vida.

La estudian los paleontólogos.

La historia de la vida es lo que ha acontecido

desde que apareció la primera célula

y se fue diversificando hasta la actualidad

de manera que la evolución es la explicación.

A la pregunta de por qué existe la vida

en sus diferentes formas

la respuesta es la evolución.

¿Y qué es la evolución a día de hoy?

Está la teoría evolutiva de Darwin

y, luego, con pequeñas modificaciones,

la teoría evolutiva

que hoy día comparte la comunidad científica.

La evolución es el hecho.

Nadie lo discute, ¿no?

Lo que discuten los científicos son los mecanismos que han actuado.

El más conocido, que es el que propuso Darwin,

es la selección natural

como mecanismo que produce la evolución.

Como motor de la evolución.

Eso tampoco se discute.

Básicamente, es la única explicación que existe

para lo que se conoce como adaptaciones, ¿no?

Es lo que ha producido las alas de los murciélagos

o el instrumento que tienen para poder volar en la oscuridad.

El sónar que utilizan.

O el que utilizan los delfines.

Qué es lo que ha producido las adaptaciones

de los diferentes organismos

el único mecanismo que lo puede explicar

es la selección natural.

Son mutaciones al azar, ¿no?

Variación y criba.

En la práctica, prueba y error.

Es decir, experimentos.

Cada individuo es diferente. Como el método científico, ¿no?

Sí, un poco así, efectivamente.

De alguna manera, se puede decir

que la evolución no busca,

pero encuentra sin proponérselo.

En el método científico pasa un poco eso.

Lo que se llama serendipia. Sí.

Vas buscando una cosa y encuentras otra.

Y si estás abierto a...

Esa es precisamente la actitud que tiene que tener un científico,

porque muchas veces encontrará lo que no buscaba

si es capaz de reconocer que lo ha encontrado, ¿no?

Muchas veces, las cosas surgen de forma inesperada

y en la evolución pasa mucho eso.

Por eso, la evolución encuentra soluciones

a los problemas ambientales y a los problemas ecológicos

sin buscarlos.

Sin propósito.

Había un científico, Lamarck,

que pensaba que el comportamiento de animales

de alguna manera reconducía lo que hoy se entiende como ADN.

Sí.

Pero ahora sabemos el...

No se tenía una teoría de la herencia biológica

en esa época.

Entonces, Lamarck, de la generación anterior a Darwin,

era un evolucionista y se hace las mismas preguntas, ¿no?

Qué es lo que hace que las especies evolucionen.

Él pensaba que era el comportamiento de los individuos

y el uso y desuso de los órganos que hacían,

de manera que aquellas características

o rasgos, etcétera,

que un individuo utilizaba más durante la vida

y desarrollaba más

se transmitía.

Como la jirafa, ¿no?

Para comer más arriba... El ejemplo famoso de las jirafas.

Hoy en día sabemos que no es así,

sino que es la selección que se opera

a partir de la variación que se produce espontáneamente.

Lo que sabemos ahora

es que la información no va desde el ambiente a los genes,

sino desde los genes hacia el fenotipo.

No va desde el fenotipo hacia los cambios en el cuerpo.

No modifica los genes,

sino que los genes determinan las características

no solamente del cuerpo,

sino de comportamiento o fisiológicas.

Lo que somos.

¿Y qué pasó?

Quiero decir, el primer ser humano, el primer "Homo sapiens sapiens",

por qué... ¿Qué pasó?

¿Cómo surgió? ¿Cómo?

No surgió de un día para otro porque es...

El primer ser humano es la primera forma de vida.

La primera célula que existió es el primer ser humano

porque es el antepasado común de todas las especies vivientes.

En inglés se le llama LUCA,

porque son las iniciales

del último antepasado común de todos nosotros, ¿no?

Universal.

Ese es el antepasado de todos los seres humanos,

pero también de todas las plantas, de los hongos,

de las algas y las bacterias de todo el mundo.

Uno puede ir retrocediendo en su genealogía,

puede hacer el viaje empezando por nosotros,

hasta que se nos unen los chimpancés,

que son nuestros parientes más cercanos

y con los que tenemos un antepasado común.

Podemos seguir nuestro peregrinaje y enseguida se nos unen los gorilas

que son los siguientes parientes

y se van reuniendo en esta peregrinación.

Nos vamos reuniendo con todas las formas de vida

hasta que al final llegamos hasta el último.

Que es esta primera célula, ¿no? La primera forma de vida.

La primera forma de vida.

¿Y qué forma tiene ese árbol genealógico?

¿Es un árbol con muchas ramas?

¿Es un árbol con un tronco grueso?

Es un árbol...

Lo importante de la visión de Darwin y de la mía también

de la evolución

es que el árbol de la vida es un árbol muy ramificado

en el que...

Muy ramificado, como decía Darwin.

Al pie de... Tiene una copa frondosa

y al pie de esa copa hay muchas ramas muertas y caídas

porque el 99 % de las especies

que han existido en la historia de la vida...

Desaparecieron. Están extinguidas.

Algunas se han extinguido porque han dado lugar a otras,

pero la mayoría son líneas extinguidas.

Como la vida experimenta mucho,

la mayor parte de los experimentos son un fracaso.

Decía un premio nobel

que mientras que los seres humanos aprendemos de nuestros fracasos,

en la evolución la vida solo aprende de los éxitos.

El fracaso no está permitido.

En la vida humana afortunadamente sí y podemos aprender de ellos.

Pero lo importante es que este árbol de la vida

no es un árbol con un tronco principal.

Eso es una creencia, por ejemplo, que tenía Lamarck

y otros muchos que conocemos o se les llama finalistas

o que piensan que la evolución es básicamente lineal

y que hay un eje principal

y las ramas, las especies o los grupos,

que no están en esa línea

son fósiles vivientes o algo por el estilo.

Son, en todo caso, fracasos de la evolución.

No es esa la idea que yo tengo ni Darwin

de la evolución.

Todas las formas de vida son éxitos

y fracasos son las desaparecidas.

Todas las que existen en la actualidad

tienen una larga historia

y son un éxito en la evolución.

Este árbol de la vida no es un álamo, no es un chopo.

No es un árbol con un tronco principal y una guía.

Es un arbusto. Ramificado desde la base.

Desde el principio.

Y, vamos a ver,

si empezamos a ir hacia atrás, llegamos hasta la primera célula,

pero vamos a quedarnos antes.

Vamos a quedarnos con nuestros primos los primates.

¿Qué hizo que se distinguieran las dos ramas?

Una, la que iba a dar lugar a los seres humanos

y otra que iba a dar lugar

a los actuales chimpancés, gorilas...

Los chimpancés y los gorilas han permanecido

en lo que es el medio original

y propio de nuestro grupo zoológico.

Es decir, en el bosque. Son forestales.

Los primates, ecológicamente, son muy fáciles de definir

porque son básicamente mamíferos que son arbóreos, viven en árboles,

y, por lo tanto, son forestales y tropicales.

Esta es la definición ecológica.

La inmensa mayoría de los primates

que han existido y existen en la actualidad

entran dentro de esta definición ecológica.

Viven en bosques tropicales.

Nosotros somos la excepción.

Hay alguna otra,

pero nosotros somos de las pocas excepciones.

Somos primates, pero no vivimos en los árboles,

ni siquiera en los bosques,

y, desde luego, no somos tropicales gran parte de la humanidad, ¿no?

Entonces, seguramente,

eso tiene mucha relación con los cambios en los climas,

porque hace dos millones y medio de años

empieza este último periodo geológico

que está caracterizado por las glaciaciones

que se van alternando con periodos cálidos,

y eso hizo retroceder el bosque tropical.

Bosque tropical hubo en la península ibérica

en la época en la que los antepasados

de todos los simios actuales

proliferaban por todas partes, ¿no?

Y los nuestros también.

Pero el bosque tropical hoy en día está muy reducido

en relación con la extensión que tuvo.

Ocupó gran parte del hemisferio norte

y del hemisferio sur.

Toda la región entre los trópicos y más allá, ¿no?

También las zonas templadas.

Entonces, esta evolución del clima, este cambio del clima,

hacia una mayor aridez y más frío

ha hecho que el bosque tropical se haya ido reduciendo

y las especies que han quedado atrapadas,

los primates,

en el bosque tropical

hayan ido viendo cómo su mundo se va encogiendo.

Y nosotros con una excepción.

Nosotros salimos.

Salimos de ese mundo y fuimos a la sabana, ¿no?

Empezamos...

Sí, fuimos al...

Primero...

No directamente a una pradera desde un bosque tropical,

porque lo que suele ocurrir en estos procesos

es que el hábitat se fue fragmentando.

Los primeros antepasados nuestros vivían en un mosaico ecológico,

en un mundo fragmentado que tenía mucho de forestal todavía.

Eso poco a poco se fue transformando

y nuestro grupo evolutivo se fue adaptando como otros muchos.

No fuimos los únicos.

Cuando se empezaron a extender los ecosistemas abiertos

y fue retrocediendo la selva húmeda,

muchos grupos animales y vegetales fueron evolucionando

en este nuevo ambiente.

Coevolucionando en este nuevo ambiente.

Y entre ellos estábamos nosotros

y tuvimos éxito y por eso estamos aquí.

Algunas de las líneas humanas. No todas.

Otras se extinguieron.

Por ejemplo, los neandertales, ¿no?

Hablemos un poco de los neandertales.

¿Se extinguieron?

Aunque los llevamos dentro, ¿no?

¿Un 4 % era?

Sí, depende de las poblaciones.

Las poblaciones subsaharianas un 0 %.

En algunas partes del mundo, nada

y otras partes, un 2 o un 3.

Puede variar, ¿no?

Pero eso no quiere decir que no se extinguieran.

Los neandertales ya no están aquí y estamos nosotros.

Somos en esencia iguales

que nuestros hermanos subsaharianos.

Que se quedaron allí. Que procedían de África.

Que no salieron

y, por lo tanto, no tuvieron descendencia.

No conocieron a los neandertales.

Los que se quedaron en casa no tienen ningún gen neandertal.

Los que salimos de África nos encontramos con los neandertales

y llevamos algún gen,

pero somos la misma especie y somos iguales que ellos.

Los neandertales se extinguieron

y que nosotros tengamos algún gen neandertal

no cambia las cosas más de lo que cambia el que...

Por ejemplo, yo pongo la analogía con el idioma

que ya Darwin utilizaba.

Nosotros hablamos español,

que es una lengua que procede del latín,

aunque incorporemos alguna palabra de origen árabe.

Bastantes, ¿no?

Bastantes...

Al final, es un porcentaje pequeño.

Pero decimos alcalde, "alqádi", para referirnos...

Alguacil.

Tenemos algunas palabras, pero no por eso hablamos árabe.

No.

El árabe ha desaparecido de la península ibérica

y nosotros hablamos una lengua derivada del latín

aunque hayamos incorporado algunas palabras de otra lengua.

Algo así sucede en biología en general.

No es el nuestro el único caso.

Se pueden absorber genes de las poblaciones vecinas

sin llegar a fundirse con ellas.

Que es lo que pasó.

¿Y cómo sabe un paleoantropólogo

que los restos

son de la línea que venía hacia nosotros

y no la que se quedó con nuestros primos primates?

Cuanto más retrocedemos en el tiempo,

más dificultades tenemos

porque la evolución es divergente.

Entonces, al final... Se parecen mucho.

Bueno, en la horquilla se parecen mucho.

Siete millones de años después ya son muy distintos,

pero en la horquilla se parecen mucho.

Por lo tanto, cuanto más se acerca a la horquilla,

más difícil es saber si es antepasado del "Homo sapiens",

si es un antepasado del chimpancé

o si es el antepasado común de antes de separarse.

Claro.

Ahí tenemos un problema siempre con los primeros fósiles,

pero, luego, enseguida se van separando.

Se van separando.

¿Y qué hace humanos a los humanos?

¿Qué diría?

Pues hay muchos...

Nosotros tenemos muchas singularidades

y analizarlas es muy interesante

porque van...

Podemos empezar desde la cuna hasta la sepultura, ¿no?

Ya nuestro parto es muy especial.

Empezando por ahí, ¿no?

Somos muy cabezones, ¿no?

Somos muy cabezones y nacemos muy poco desarrollados.

Claro.

La cría de un chimpancé según nace se cuelga de su madre

y puede subirse a un árbol.

Y las madres no llevan en brazos a sus crías.

Nacen mucho más desarrolladas las crías de los chimpancés

que las nuestras

y su parto es mucho más fácil, más ayudado,

y su mecanismo mucho más sencillo.

Ya empezamos siendo distintos en el momento de nuestro nacimiento

y, luego, a partir de ahí,

por ejemplo, nuestro desarrollo tiene unas características...

No es que sea más largo,

sino que es distinto,

porque nosotros tenemos un fenómeno apasionante

que se llama adolescencia

que no tienen los animales.

Los animales no tienen adolescencia.

En los chimpancés su desarrollo es gradual

y la adolescencia es un periodo de cambio rápido,

acelerado y en poco tiempo.

Eso es una característica nuestra.

Pero podemos seguir así.

Por ejemplo, eso de hablar, ¿no?

Hablar y respirar.

Y, por último,

todo lo anterior a la biología, vamos a decirlo así.

Y no solamente eso. Y la consciencia.

Claro.

Empezamos por la consciencia.

La consciencia entendida como la capacidad de examinar

nuestros propios pensamientos y sentimientos.

O sea, no solo está uno deprimido, sino que sabe que está deprimido.

No solo está uno enfadado, sino que sabe que está enfadado.

No solo tiene uno hambre, sino que sabe que tiene hambre.

Es decir, alguno lo ha expresado como el ojo.

Tenemos un ojo que mira hacia dentro.

Nosotros examinamos nuestra actividad mental.

Eso es único.

¿Y Dios es evolucionista?

Sí.

La única forma de crear que se puede admitir

es a través de la evolución.

Es decir, se puede ser creyente,

pero hay que creer en un Dios evolucionista.

Porque, de hecho, la ciencia lo que ha hecho

ha sido ir modificando esa imagen que se tenía de Dios

que, al final, es una elección personal, ¿no?

Quiero decir, ni te obliga ni te...

La ciencia no tiene nada que decir sobre los...

En principio, no tendría mucho que decir

sobre cuestiones, por ejemplo, del sentido

que son las que aborda la metafísica.

No digamos la religión.

Para empezar

la parte de la filosofía

está más allá de las ciencias naturales

y se pregunta por el sentido de los porqués.

Los porqués en el sentido de eso.

Del sentido último y final de las cosas.

Eso es metafísica y la ciencia no lo aborda.

La ciencia se limita a estudiar las propiedades de la materia

y cómo funciona el mundo.

El mundo material.

Yo suelo decir que la religión se compara más allá

y la ciencia se compara más acá.

Nosotros llegamos hasta los límites de la materia.

Más allá puede no haber nada o puede haberlo

y eso ya es una cuestión de creencia y de fe.

No es experimentable. No es de experiencia, ¿no?

Conviene pensar de vez en cuando en cosas de este tipo

porque, por ejemplo, si encontráramos vida

en Próxima o donde fuere,

¿habría evolucionado la vida de una manera...?

Eso no quiere decir...

O si hubiera más de una especie.

Si hubiera más de una especie simbólica

con lenguaje.

Claro.

Eso quería decir

que en lo que religión se llama alma, por ejemplo,

habría surgido varias veces.

Eso puede dar lugar...

Quiero decir, nosotros decimos que la metafísica, por ejemplo,

o la religión más allá de la teología,

no puede estar en contra de la física.

Claro, a eso equivale.

Tiene que ser compatible con ella por definición

y, por lo tanto, no puede ser incompatible.

Pero hay cuestiones

que suscitan preguntas metafísicas de momento

y hasta religiosas, ¿no?

Por ejemplo.

Si hubiera vida inteligente en muchos planetas,

eso, seguramente, suscitaría alguna reflexión

en el terreno de lo religioso

o de lo que está más allá de lo filosófico

por lo menos, ¿no?

Si fuéramos el único planeta con vida o con vida inteligente,

también, seguramente, eso sugeriría algo

en el terreno de las creencias, ¿no?

Es decir, lo que descubre la ciencia

es algo que puede hacer reflexionar

sobre temas que trascienden lo que es la misión

y el propósito y el objeto de la ciencia

que es estudiar el mundo material y su funcionamiento y sus causas.

Y desde el punto de vista de un evolucionista,

¿qué va a pasar con los robots

y con las máquinas que los seres humanos creamos

y que en un momento determinado

hay quien piensa que pueden independizarse?

Pueden, claro.

Lo que no van a tener, en mi opinión,

es consciencia,

porque la consciencia humana...

O la consciencia animal.

La consciencia es un concepto muy amplio

e incluye la autoconsciencia.

Lo que decíamos antes del pensamiento examinado.

La introspección, para entendernos. Sí, eso.

Es solo propiamente humano,

pero hay una cosa que se llama la sintiencia.

La sensibilidad, ¿no?

El sentir dolor, el sentir placer, el sentir incluso estados de ánimo

lo atribuimos a algunos animales, a todos los mamíferos para empezar,

y eso también tiene connotaciones e implicaciones de tipo ético

en nuestra relación con ellos.

Eso es un tema también a valorar, ¿no?

Pero, en todo caso,

para que exista un mundo subjetivo no basta con algoritmos.

Para que exista una mente incluso.

Por mente se entiende

una representación interna del mundo exterior.

En realidad, ni tú ni yo sabemos qué hay fuera.

Lo que conocemos es la representación interior

que nuestro cerebro hace, nuestra mente hace,

del mundo exterior.

Entonces, nosotros tenemos una mente.

El mundo exterior está representado en nuestro cerebro.

En nuestra mente.

Entonces, las máquinas no tienen mente.

Tienen algoritmos de funcionamiento, pero no...

Y actúan.

¿Y no puede haber un momento

en el que haya una emergencia de algo nuevo

cualitativa?

Yo no lo creo para una máquina porque hace falta cuerpo.

A la mente se llega

a través de la sensibilidad del cuerpo.

De la información que proporciona el cuerpo.

Esa es una teoría que no es mía.

Es de Damásio.

Él es el que sostiene esta idea.

El error de Descartes precisamente.

No se puede separar el alma y el cuerpo.

No puede haber mente sin cuerpo. Es imposible, ¿no?

Entonces, podría haber mente en otro planeta

con formas biológicas que viviesen en un cuerpo.

Pero un ordenador no tiene cuerpo.

No recibe información ni estímulos de sí mismo.

Puede recibir información sobre el exterior.

El termostato de una habitación reacciona

frente a cambios de temperatura,

pero no tiene una representación de su propio cuerpo.

No tiene cuerpo.

Es muy difícil

que pueda haber una máquina que tenga mente.

Eso no quiere decir

que su comportamiento no sea inteligente

e incluso malvado.

O sea, sus algoritmos, sus programas, sus programaciones,

podrían ser peligrosas,

sus programaciones,

aunque la máquina no tuviese siquiera sensibilidad,

no sintiera nada,

o no tuviese siquiera consciencia.

Pero podría tener intereses, vamos a decirlo así,

y entrara en contradicción.

La consciencia no creo que la tengan

y, además, el ejemplo que se suele poner siempre...

En los últimos 40 años

hemos avanzado muchísimo en inteligencia artificial.

Muchísimo.

Y hemos avanzado 0 en consciencia artificial.

Los ordenadores de hoy no son nada más conscientes

ni siquiera...

No sé cómo describirlo.

Mínimamente.

Mínimamente más conscientes.

Su consciencia es cero.

Que el ENIAC ese, ¿no?

Igual que el primer ordenador que existió.

Entonces,

una cosa es la inteligencia del "software",

la inteligencia artificial,

que es una manera de procesar información

y actuar en consecuencia de una manera que sea útil

para el diseñador o para la máquina,

llegado el caso,

y otra cosa es la consciencia.

En consciencia no se ha avanzado nada.

Estoy seguro

de que llegaremos a tener un mayordomo digital

como lo que tienen los móviles

y llegaremos a comunicarnos por la voz

que dé un simulador de mayordomo en casa.

No sé si conoce una película

que se llama "El hombre bicentenario".

Eso es de Asimov.

La de Asimov. Sí.

Está basada en el cuento de Asimov

que es un robot que va evolucionando

a lo largo de mucho tiempo.

Es muy interesante.

Y, al final, reclama derechos humanos.

Sí.

Y tiene consciencia. Sí.

Y decide morir para ser verdaderamente humano.

Bueno, es Pinocho. Sí.

Es Pinocho en realidad. Es el cuento de "Pinocho".

Pero ese ordenador, en la medida en que tiene un cuerpo,

si ese cuerpo...

Si puede tener acidez de estómago como tenemos los demás...

Nosotros tenemos propiocepción que se llama.

Nosotros tenemos...

Lo primero que sentimos es nuestro propio cuerpo, ¿no?

Entonces, ese es el espacio más cercano

al que pertenece.

El cuerpo es parte de la mente y el propio Damásio lo dice.

Si creásemos una máquina que replicase al cuerpo biológico

en el sentido de enviar información de sí mismo,

estaríamos creando un ser biológico a fin de cuentas.

Al final, es tener un hijo. Y así reproducimos.

Es mucho más fácil que tener un hijo.

Si reproducimos la vida,

sería como crear la vida en realidad.

Ha sido un verdadero placer.

Muchísimas gracias por el honor que nos ha hecho

y gracias por este libro fantástico de verdad.

Muchas gracias. Un placer.

Les invitamos a conocer la ONG Innoaceana

hoy Día Mundial del Medioambiente.

"La vida no es un camino recto y predecible.

De hecho, hay momentos que nos cambian para siempre.

Un buen ejemplo lo tenemos en Carlos Mallo,

un ingeniero de éxito

que lo dejó todo para salvar los océanos

y luchar contra el cambio climático."

Todo empezó en el golfo de Tailandia.

Decidí tomar mis vacaciones

e irme a trabajar a un centro de conservación

y después de pasar dos semanas buceando

con un centro de conservación

llegó el último día y me di cuenta de los problemas

que había visto durante esas dos semanas.

Acidificación en los océanos, blanqueamiento de corales

o animales muriendo por plásticos.

Me di cuenta de que había que hacer algo

y que no podía seguir dedicándome a la construcción

y había que empezar a dedicarse a conservación.

Innoceana empieza como una aventura personal.

Es innovación en los océanos, pero no soy yo solo.

Somos un equipo multidisciplinar de ingenieros, biólogos,

amantes de los mares, conservacionistas...

Cómo nos hemos financiado hasta ahora

es por ahorros personales y por campañas "crowdfunding".

Es lo que hemos recibido hasta la fecha

y por lo que hemos podido hacer los proyectos.

No es solo multidisciplinar, sino internacional.

Tenemos gente en seis países distintos

que cree en este proyecto y que nos apoya

y viene con nosotros a bucear

y a sacar muestras y hacer ensayos y trabajar debajo del agua.

La Isla del Caño

tiene el segundo arrecife natural más importante de Costa Rica

y estamos intentando hacer un monitoreo

en el que podamos representar un modelo 3D

de todos los arrecifes de coral que rodean a la isla.

Y esto no lo vamos a hacer solos. Ya lo hemos empezado a hacer.

Lo estamos haciendo gracias al apoyo de los guardaparques de la isla

que vienen a bucear con nosotros,

que les invitamos a venir en nuestro barco,

les ponemos equipos para generar un modelo que va a generar

un valor añadido al país de Costa Rica.

El cambio climático es un hecho, es algo que hemos visto.

Yo llevo, personalmente,

más de 1.000 buceos alrededor del mundo,

llevo buceando desde muy pequeño,

pero, especialmente, la mitad de los buceos, aproximadamente,

los habré hecho haciendo conservación

y he visto que es un problema global,

es un problema al que nos enfrentamos

de manera global, los países ricos y los pobres.

Cuando dejé Inglaterra,

tuve la suerte de ganar un premio de innovación en la construcción

y entonces decidí montar una organización no gubernamental

en España, que la llamamos Innoceana

porque es, precisamente, innovación en los océanos.

El motivo de la innovación es porque creemos que las cosas

hay que hacerlas distintas a como se han hecho hasta ahora

para poder arreglar la situación que hemos visto

en los océanos alrededor de todo el mundo.

"Los arrecifes de coral tienen un valor incalculable.

El 25 % de la vida marina

dependen de ellos para su alimentación y sustento.

Un informe reciente de la Unesco

señala que, si no ponemos freno al calentamiento global,

los arrecifes de coral

podrían desaparecer en tan solo 30 años,

algo que tendrá graves consecuencias para millones de personas."

Los corales son los grandes desconocidos,

pero, a la vez, son los grandes protagonistas

de los mares. Nosotros

creemos en que la solución viene por empezar protegiéndolos

y utilizando tecnología y biología,

no solamente la biología clásica, como se ha hecho hasta ahora,

sino que creemos que hay que combinar

la ingeniería y la biología. Eso es lo que llevamos intentando

con un montón de sensores, con un montón de equipos,

un montón de proyectos cuyo objetivo último es unir

la biología y la ingeniería marítima.

Utilizar esa tecnología para involucrar a personas

y, a la vez, generar

concienciación y educación,

esa es la filosofía de Innoceana.

"Según WWF, en 2050 habrá más plástico que peces.

Cada año el plástico provoca la muerte de un millón de aves

y 100.000 mamíferos marinos.

Además, los microplásticos

pueden llegar a la cadena alimentaria.

Estamos en el punto en que, si no hacemos nada,

cualquier pescado que comamos va a contener plástico,

un material tan tóxico para los océanos que tiene

un efecto devastador sobre la fauna marina."

Los plásticos son uno de los grandes enemigos

de los océanos, desde los macroplásticos

hasta los microplásticos.

¿Por qué son un problema para los océanos?

Porque los plásticos no desparecen,

tienen miles de años de vida algunos,

tampoco se puede generalizar

porque hay muchos tipos de plásticos.

Hay muchas medidas para intentar que estos no lleguen a los océanos.

El motivo de que es peligroso en los océanos

es porque acaban con muchas especies marinas

y porque, al final, los vamos a tener en el plato

el día de mañana o el día de hoy.

Hay muchas acciones

que el ser humano puede llevar a cabo

desde simple persona en su casa, desde acciones cotidianas.

Los plásticos de un solo uso son uno de los grandes enemigos absurdos

de este siglo porque no los necesitamos,

solamente hay que pensar si es necesario

una pajita de un solo uso

o si podemos sustituirla por una pajita de bambú.

Ese es un ejemplo.

O si es necesario que, cada vez que tomes un café,

tengas que coger una taza de plástico.

O si es necesario que utilices una bolsita de plástico

cada vez que vas a la compra

o si puedes tener una bolsa reutilizable.

Pero hay que tener mucho cuidado porque hay otro problema muy grande

que quizá es hasta más grande que el de los macroplásticos,

que es el de los microplásticos.

El problema real de los microplásticos es:

punto número uno, que no se ven;

y, punto número dos,

que los animales los ingieren sin darse cuenta,

los animales filtradores, por ejemplo, como el tiburón ballena

o las mantarrayas los ingieren y se queda adherido a sus tejidos.

Esos tejidos acaban siendo comidos por otros animales

y, al final, llegarán al plato nuestro.

No los veremos, nos los comeremos

y eso derivará en problemas de cánceres,

problemas de intoxicaciones

y problemas que todavía ni los sabemos.

Nosotros, con estos proyectos, lo que primero queremos generar es

una concienciación ambiental

y enseñar que hay una serie de problemas

que nos estamos enfrentando y que son muy peligrosos

para el futuro de la propia humanidad.

Uno de nuestros proyectos en marcha en la isla del Caño

es poder llevar voluntarios para hacer

conservación submarina con ellos.

Necesitamos voluntarios que sean submarinistas,

que estén dispuestos a venir a monitorear los corales

y a hacer un monitoreo ambiental de la isla con nosotros y que estén

dispuestos a abrir sus corazones y a entender los problemas

y a compartir esos problemas con el mundo

y que se den cuenta de que tienen herramientas y capacidades

para arreglar la situación.

Taller de ciencia

con el meteorólogo José Miguel Viñas hoy para hablar

de los impactos que los seres humanos

estamos produciendo en el medioambiente.

Bienvenido, ¿qué tal?

Hola, Salvador. Muy bien, estupendamente.

No es un tema muy, digamos, agradable,

¿no?, pero es necesario.

Sí, creo que hay que hablar para concienciar,

pero, ciertamente, la Tierra está viviendo

un momento de su historia en que los impactos medioambientales

ya se empiezan a ver por todos los sitios.

Aquí estamos viendo, por ejemplo,

la invasión de plásticos del océano,

que es un poco la solución a...

Quiero decir, que el océano,

donde está la solución a nuestros problemas

y estamos ensuciándolos. Pues sí porque, hasta ahora,

hemos usado los mares y los océanos como vertederos

y, hasta hace muy poco,

la cosa parecía que se quedaba ahí y no se veía,

era la alfombra debajo de la cual metíamos todo

y, aparentemente, todo funcionaba bien.

Pero estamos viendo y, particularmente,

has sacado el tema de los plásticos,

que ya hay lugares de la Tierra donde la cantidad de esos plásticos

es muy grande

y empieza ya, lógicamente, a afectar a los seres vivos

que viven en los mares a la propia dinámica de los océanos.

Hay lugares de la Tierra, de los océanos en particular,

donde las corrientes tienden a acumular esto residuos,

que llegan, principalmente, a través de los ríos

y son los grandes anticiclones subtropicales.

El que hay en el Pacífico en particular,

habrás oído hablar de las islas de plástico,

allí, una vez que las corrientes

arrastran gran cantidad de estos materiales,

quedan allí depositados y prácticamente no se mueven

durante años y, además, como son, en su mayoría,

elementos que tardan mucho en desintegrarse,

estamos hablando de más de un siglo en muchos casos,

claro, eso se va acumulando y con el resultado que vemos.

¿Y qué se puede hacer?

Sé que es difícil, pero hay que hacer algo.

Claro, a ver, creo que ahora

mucha gente está empezando a tomar conciencia.

Es muy ya conocido

el tema de las bolsas de plástico de los supermercados,

mucha gente ya está optando por otras opciones,

pero vemos que también en esos supermercados

muchísimos productos que se venden están envueltos en plástico,

es decir, que el problema está ahí,

entonces, quizá, la única opción es que vayamos poco a poco cambiando

hábitos de consumo y que las propias empresas

que generan esos alimentos opten por otro tipo de envoltorios.

Y transformar el plástico, eso es demasiado caro todavía, ¿no?

Es decir, coger el plástico sucio

y, por un proceso como sea, el proceso físico, químico que sea.

El reciclaje existe,

pero es muchísima más la cantidad de plásticos que no se aprovechan

y van al mar que los que finalmente se reciclan,

a pesar de que, lógicamente, mucha gente recicla o reciclamos

el plástico. Por darte un dato,

no quiero tampoco marear a nuestros amigos,

pero, anualmente, están llegando a los mares

8 millones de toneladas de plásticos,

que, en su mayor parte, van a parar a esas grandes islas

y lo más peligroso no son los plásticos de gran tamaño,

que podríamos pensar...

Son los microplásticos que pasan a los peces

y luego nos comemos. Efectivamente, y eso es

lo que está poniendo un poco en alerta a los científicos

que analizan estas cosas. Toman muestras de agua

y están viendo que esos microplásticos

están llegando ya a lugares del océano profundo

y a muchos seres vivos

y nosotros mismos, al ingerir comida,

y no solamente peces, sino incluso animales terrestres,

estamos ingiriendo ya microplásticos

y eso es toque de atención muy importante.

¿No hay ninguna organización internacional

que, digamos, se dedique a investigar el modo de transformar

toda esta basura en algo útil?

Claro que se está intentando pensar

en muchas fórmulas y algunas existen,

el problema es el volumen,

o sea, es tan grande la cantidad de plásticos

que se generan anualmente en la Tierra

que, por mucho que se recicle

o que mejore la eficiencia del reciclado,

esto está yendo a más y está empezando ya a colapsar

algunos de los sistemas biológicos.

Entonces ese es el problema, principalmente.

Más problemas. La contaminación atmosférica,

por ejemplo. El aire está lleno de porquerías, ¿no?

Sí. Esas porquerías, normalmente,

hay una parte muy importante que producimos nosotros,

que hemos producido los seres humanos, por ejemplo,

con la combustión de los coches.

Correcto, aquí tenemos varios problemas.

El primero de ellos

es que hoy en día la mayor parte de la población

vivimos en grandes ciudades y, además, es una tendencia

que va a ir a más en los próximos años

y en esos entornos urbanos es donde hay peor calidad del aire,

aparte de en zonas industriales.

Entonces el principal problema es que vivimos ahí, ahí dentro,

y se dan muchas veces a lo largo del año

situaciones meteorológicas favorables

para que la concentración de esas partículas y de esos gases

que hay flotando en un ambiente urbano

se concentren y aumenten

y empieza ya a llegar el segundo problema,

que es el impacto directo en nuestra salud.

Fíjate, Salvador, que, hasta hace poco,

la contaminación atmosférica, la polución de una ciudad,

se asociaba únicamente a problemas respiratorios.

Lógicamente, si vivo en un lugar

donde el aire está cargado de partículas de polvo

que las voy inhalando, tengo un problema respiratorio.

¿Qué es lo que se está ahora mismo comprobando

con muchos estudios científicos?

Que esa contaminación que llega a nuestro cuerpo

a través de la respiración

o a través del agua si el agua no tiene calidad,

empieza ya a reflejarse

en las estadísticas de otras muchas patologías.

Estamos hablando de infartos, de riesgos de infartos,

estamos hablando de cánceres

y todo esto está ligado a la contaminación

y a esas partículas que, como decías...

¿Y la contaminación atmosférica

de las ciudades se vería reducida drásticamente

si, por ejemplo, usáramos coches eléctricos?

El tema del coche eléctrico no es la panacea.

He leído últimamente que, si sustituyéramos

todo el parque móvil de coches diésel o gasolina

por eléctricos, estaría la cosa ya solucionada,

pero lo que hay que intentar es reducir ese parque móvil,

aparte de que haya esa conversión a la forma de energía

porque, si al final tenemos

millones y millones de vehículos eléctricos,

vamos a tener otro problema también seguramente.

Entonces sí que es verdad

que, a nivel de emisiones de partículas

de estas que nos afectan a los seres humanos

y a la salud en particular,

se reduciría, pero... ¿Y en cuánto tiempo se reduciría

hasta niveles, digamos, aceptables?

Creo que todo tiene ir...

O sea, no tiene que ser solamente cambiar los coches por eléctricos,

tiene que ir todo a la vez, todo un paquete de medidas

que, al final, nos lleven a una ciudad,

digamos, donde la calidad de vida...

Vivible. Claro, y esa tendencia

en algunas ciudades sí que se está ya viendo:

más zonas peatonales, más áreas verdes,

pero una sola medida no va a arreglar el problema

por eso que te he dicho al principio,

porque cada vez vamos a ser más personas viviendo concentradas

en grandes urbes.

A lo mejor una de las soluciones de las que se ha hablado

podría estar, digamos, muy bien encaminada,

que es que los coches de dentro de la ciudad

dependieran de los Ayuntamientos

o de las Administraciones o de las empresas privadas

y, para poderte mover por la ciudad

tuvieras que alquilar, a lo mejor, por muy poco dinero

un coche eléctrico que lo puedes dejar

luego donde sea, luego puede venir otro y cogerlo.

Seguramente, la tendencia,

lo que vamos a ir viendo en los próximos años

va a ser algo así, es decir,

que lo de tener cada uno un coche particular

y tener libertad para... O a lo mejor puedes tenerlo,

pero no para entrar a una ciudad,

a lo mejor para irte de una ciudad a otra, sí;

pero para moverte dentro de la ciudad, no.

Pero en el punto en el que estamos, en el momento en el que estamos,

no queda otra que restringir

con una serie de normas cada vez más estrictas

la afluencia masiva de vehículos y de...

A las ciudades. A las ciudades, eso está clarísimo.

Sigamos. Luego, vamos a ver...

¿Por qué no reduce la tecnología el impacto ya?

Si estamos hablando de que existe esa posibilidad del coche eléctrico

y hay otras posibilidades,

¿por qué no...? Creo que, básicamente,

porque todavía hay, pensando en coches,

demasiados coches y vehículos circulando por las ciudades.

Es decir, mientras ese número no se reduzca

por esto que estabas comentando antes,

aunque los motores sean más eficientes,

aunque no se emita

cada vehículo individualmente tanta cantidad de partículas al aire

o gases, como los NOx,

si tenemos muchos, el problema va a seguir estando ahí.

Las ciudades de hace ya décadas o siglos incluso,

la época victoriana en Inglaterra,

tienen el grave problema de la carbonilla

porque las industrias de carbón están metidas en la propia ciudad

y la calidad del aire era pésima,

era mucho peor que una ciudad hoy en día.

Pero ¿cuál ha sido la conversión del problema, el nuevo problema?

Los NOx generados, principalmente, por ese tráfico tan extraordinario

que tienen hoy en día esas grandes ciudades.

Pero el Támesis lo limpiaron, ¿no?

Sí, y ha mejorado bastante la calidad del aire allí,

pero siguen con ese problema en Londres

y por eso han restringido de esa manera el tráfico.

Vimos hace algún tiempo unas imágenes de la NASA

en las que se veía el planeta Tierra y se veía...

A ver si las podemos rescatar

y se veía como...

Mira, aquí están. Se veía bastante verde.

Sí, con datos de satélite,

se ha podido comprobar cómo en los últimos años

la Tierra, por así decirlo, se ha reverdecido porque el CO2

es más abundante en la atmósfera.

Esto nos puede hacer pensar

que es perfecto,

el cambio climático nos está generando

cada vez más vegetación. Es una verdad a medias

porque la deforestación en zonas tropicales y de bosques,

que son los que verdaderamente atrapan carbono del aire y lo fijan,

está reduciéndose, hay muchas zonas de Asia

donde todos estos verdes que vemos

es porque la producción para la agricultura

ha aumentado extraordinariamente por la demanda mundial de alimentos,

pero no tanto porque haya más bosques

y, sobre todo, porque cada vez hay menos bosques antiguos,

que son los que verdaderamente

nos retienen una gran parte del carbono.

Por lo tanto, bueno, es una noticia

que no deberíamos tomarla así, como una gran alegría.

El drama, digamos...

Es un síntoma de lo contrario de lo que se pretende.

Claro, o sea, el drama es la pérdida de los grandes bosques

y de toda la biodiversidad que hay asociada a ellos

porque, cuando uno tala

un gran bosque para conseguir madera,

no solamente se está quedando sin árboles ahí,

sino todo el entramado de vida que hay entorno a esas áreas.

Se pierde. Por supuesto.

Y las sequías también son un problema

y la desertificación y desertización, por ejemplo,

de países como el nuestro.

Sí, además, ligada en muchos casos

a este problema del que estamos hablando

de la deforestación.

Aquí hay una componente humana

por la manera en la que hemos ido evolucionando

en la Tierra ocupando espacios,

deforestando para obtener recursos naturales

y, por otro lado, la propia evolución

que está teniendo el clima.

Las proyecciones climáticas,

y hemos hablado de esto en el programa,

nos apuntan unos escenarios en los que cada vez esas sequías

serán más largas. Van a ser más largas.

Más frecuentes y, en una zona como la nuestra,

como el ámbito del Mediterráneo,

probablemente, nos van a empezar a ocasionar más problemas.

Por lo tanto, eso es un toque de atención.

Si, además de que pueden ser más frecuentes,

no respetamos el paisaje,

deforestamos en zonas donde no deberíamos hacerlo,

el problema se agravará en el futuro.

Y entonces es también otro toque de atención.

En España, por ejemplo, el tema de los incendios

cada verano y todo eso...

Igual, la deforestación está ligada a eso y está ligada también

a las emisiones de CO2,

que en muchos casos son incendios no naturales,

sino provocados por nosotros.

Y todo eso lleva a la pérdida final

de biodiversidad. Sí, aquí, desde luego,

ya hay mucha gente, sobre todo los naturalistas,

que llevan muchos años denunciando esa pérdida de biodiversidad,

que hoy en día ya hay datos objetivos

que se está produciendo en la Tierra

y a un ritmo sin demasiados precedentes.

Quizá uno de los mejores ejemplos

que ilustren esto sea lo que está ocurriendo

en las grandes barreras de coral o arrecifes de coral del mundo,

como la gran barrera de Australia.

Esto sería un coral lleno de vida, lleno de biodiversidad.

El coral, al margen del propio organismo,

en torno a él viven muchísimos seres vivos,

muchísimos peces y crustáceos.

¿Qué está ocurriendo?

Lo que está ocurriendo es lo que se conoce

como el "blanqueamiento de los corales".

El mar, el océano en contacto con la atmósfera está absorbiendo

parte del CO2 que se está acumulando

en la atmósfera y que pasa ahí, al agua.

Y lo que está ocurriendo es que el agua se está volviendo

un poquito más ácida y los corales,

la estructura calcárea que tienen está atrapando más CO2

y, en consecuencia, está evitando

que toda esa biodiversidad que hay entorno a ellos...

Pueda... Pueda seguir viviendo ahí

y el resultados son zonas muertas o casi muertas,

como esta de aquí,

que, realmente, viendo la anterior...

Llama la atención.

Llama la atención y nos pone un poco también en alerta

de ese problema creciente que está habiendo en la Tierra.

Muy bien. Ha sido un verdadero placer,

aunque sea un tema que no es muy agradable,

pero de vez en cuando hay que recordar, por lo menos,

los datos científicos asociados.

Sí, y, además, no he querido aposta dar

muchos datos porque es marear,

pero digamos que, con unas cuantas imágenes

y con estas explicaciones, creo que se tiene que tomar conciencia

de que hay un problema medioambiental muy claro

en la Tierra ahora mismo.

Muchas gracias. A ti, Salva.

Recuperamos ahora un fragmento de nuestro trabajo

sobre el evento TEDxMadrid. El resto, en la red.

Bienvenidos a TEDxMadridSalon, bajo el puente de San Cristóbal,

un evento de breves conferencias en vivo

que esta noche celebra el barrio

como lugar de los aprendizajes informales.

Es la entrada al barrio,

la entrada principal del barrio San Cristóbal,

y es un espacio

que ha estado abandonado desde hace muchísimos años.

Y este es el espacio que nosotros propusimos,

junto con los vecinos, recuperar.

Para recuperarlo, montamos un proyecto

que se llama Autobarrios,

que es la construcción de ciudad por parte de los propios vecinos,

vecinos construyendo barrio, pero físicamente, es decir,

controlando el entorno a través de los recursos locales nuevamente.

-Decidimos que queríamos recuperar un especio público abandonado

del barrio y elegimos este puente que veis aquí.

Pintamos más de 2.000 m cuadrados

durante dos días y eso generó

una gran unión en el barrio.

Amplificó un poco también el amor propio,

que es una de las claves también

que pretendíamos con este proyecto.

Este curso empezó hace un año aproximadamente

a raíz del proyecto Autobarrios

y, a raíz de ello, quedamos unas seis personas

que nos metimos en el curso de Gestión Cultural.

Estamos ahora haciendo

una reunión formal y estamos tratando

el evento de los TEDx

porque hace un año o así se hizo un cine de verano

y Antonella estuvo en ese evento

y fichó el puente,

fichó a la gente que estaba en el puente trabajando

y los fichó a ellos y habló con Isa y organizó...

Bueno, quería, su idea era que para este año por estas fechas,

como se va a hacer,

se organizaran unas charlas TEDx aquí.

En los últimos seis años,

13.490 eventos TEDx se han realizado en todo el mundo

en 3.143 ciudades de 173 países,

eventos en auditorios, pero también en trenes,

eventos en barcos,

eventos en el Amazonia,

eventos de mujeres,

eventos en chabolas, eventos en favelas,

eventos en el Everest

y dos eventos en los hielos de la Antártida,

pero jamás,

jamás se ha celebrado un TEDx bajo un puente.

(Aplausos)

Los objetivos de las conferencias TEDx

son ideas que merece la pena difundir.

Es decir, ¿cuáles son los debates esenciales?

Las innovaciones de pensamiento

filosóficas, científicas y tecnológicas

que están emergiendo en el mundo

y que merece la pena visibilizar

en conferencias en vivo y en vídeo

para que el cambio social y humano se acelere.

Tenemos nuevo libro de Juan Eslava Galán, este:

"La conquista de América contada para escépticos",

que acaba de publicar la editorial Planeta

y que se convertirá en otro éxito de lectores agradecidos

por lo que significa cada nuevo libro de este autor:

una ocasión para divertirse

y enterarse a fondo del tema que trate.

En esta ocasión, el tema no puede ser más oportuno

ni más interesante:

¿qué pasó de verdad, cómo era la vida entonces?,

¿en qué bases y supuestos se sustentaba?,

¿cómo pensaban quienes se aventuraron

y cómo quienes se quedaron a resguardo?,

¿qué relación tuvieron españoles y americanos?

Estas y un largo repertorio de otras preguntas encuentran

cumplida respuesta en poco más de 600 páginas

que se leen de corrido y dejan un rastro indeleble

y un sentimiento de gratitud hacia el autor.

Dentro de unos días,

Juan ha prometido acudir

al programa para que hablemos del libro.

Será una nueva ocasión para aprender y disfrutar.

La Universidad de Vic

nos plantea hoy la siguiente cuestión:

"Bioinformática: acelerando la investigación biomédica".

"La Universidad responde".

La bioinformática es una ciencia en la frontera

de la biología, la medicina, las matemáticas y la informática

y consiste en abordar problemas biológicos

a través de la computación y la estadística.

Gracias a la capacidad de cálculo de los ordenadores,

podemos explorar una gran cantidad de hipótesis

y priorizarlas o rechazarlas,

que sería muy difícil de abordar experimentalmente,

muy costoso.

Podemos, por ejemplo, identificar

entre millones de variantes genéticas posibles

aquellas variantes mutaciones

que están asociadas a una enfermedad,

es decir, aquellas que son más frecuentes

entre personas que padecen una enfermedad.

O podemos definir perfiles de riesgo

de metástasis, por ejemplo,

identificando aquellos genes

que están más activos, es decir, más expresados

en los tumores que finalmente

producen metástasis.

O, por ejemplo, en el diseño de fármacos

es también esencial

la bioinformática y la modelización computacional

para identificar nuevas dianas terapéuticas.

Y, como estos, podríamos encontrar

muchos ejemplos más que demuestran la relevancia

de la bioinformática, no solo en biomedicina,

sino, en general,

en cualquier ámbito de las ciencias biológicas.

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana, jueves, para hablar de progreso

con Reyes Mate a partir de los ensayos

que dedicó a ese tema el pensador Manuel García Morente

y con el escritor León Arsenal

para hablar de migración a España durante las dos guerras mundiales

del pasado siglo,

visitaremos el Centro Español de Lisboa

y les ofreceremos un nuevo "Boek Visual" dedicado,

en esta ocasión, a Goyo Rodríguez.

Mañana, a partir de las 10:00,

en La 2, como siempre.

un buen día y vuelvan aquí todos. Hasta mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 05/06/19

La aventura del saber - 05/06/19

05 jun 2019

Veremos el reportaje Innoceana. Además entrevistaremos a Juan Luis Arsuaga, Catedrático de Paleoantropología UAM y Codirector de Atapuerca, y al meteorólogo José Miguel Viñas

ver más sobre "La aventura del saber - 05/06/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 05/06/19"
Programas completos (1694)
Clips

Los últimos 5.879 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios