www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4505338
Para todos los públicos La aventura del saber - 05/03/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hoy en "La aventura del saber" hemos previsto dos talleres.

En el primero, de matemáticas,

hablamos de cómo nació la necesidad de multiplicar

y de su utilidad práctica en la vida cotidiana.

Por ejemplo, a la hora ahorrar.

Lo haremos con nuestro colaborador Santi García Cremades.

Después más educación, pero vinculada al deporte.

¿De qué manera complementa la formación de los chavales?

¿Qué valores es capaz de transmitir?

¿Y qué actitud tenemos que tener los padres?

Francisco Castaño nos da su opinión en su libro:

"La mejor medalla: su educación".

Tenemos más temas. Por ejemplo, los que avanza el sumario.

Les ofrecemos un nuevo capítulo

de nuestra serie "Reservas ornitológicas".

El anillamiento científico es el hilo conductor

de Los Albardales.

Gracias a esta práctica de estudio de las aves

veremos muy de cerca especies que pasan desapercibidas,

que tienen aquí su refugio y su migración

y un lugar donde pasar el invierno en la Comunidad de Madrid.

ELE Equipo La Escuela es una experiencia educativa

que se desarrolla en el centro de atención, rehabilitación

y educación especial La Escuela de Argomilla de Cayón, Cantabria.

Desde sus inicios, el equipo apuesta por las experiencias plásticas.

Entre ellas, sobre todo, por el punto,

un círculo de cartón que cada alumno pinta

y que después se integra en una obra colectiva.

(Música)

Comenzamos cada semana "La aventura del saber"

con la voluntad de saber algo más sobre gastronomía

gracias a la generosa ayuda de don Rafael Ansón,

presidente de la Real Academia de Gastronomía de España

y la Academia de Gastronomía de Europa.

Hoy hablamos de comer en familia.

Algo que no debimos dejar de hacer nunca.

Es que yo creo que no hay familia si no comen juntos.

Realmente, la familia es un grupo de personas

que se reunía en torno al hogar, a la cocina.

El hogar era donde se cocinaba y se comía.

Ahora hay menos familia.

Ahora no comen juntos.

Yo creo que realmente... Trabajan los dos.

La única posibilidad que hay de reunir a un grupo de personas

de diferentes edades, diferentes sexos, etcétera,

prácticamente es solo en torno a la mesa.

Y si, además, cocinan juntos, mucho mejor.

Yo recuerdo una famosa reunión con el presidente Reagan

en que se estaba planteando que los chicos americanos

de 13, 14 o 15 años eran mucho "peores" que antes

y todos los psicólogos y sociólogos contaron 40 historias.

Y yo dije: "No, presidente, es que ya no desayunan juntos".

¿Te acuerdas de las películas americanas antiguas?

Sí, que empezaban... Desayunan una hora, hora y media.

El niño de 4 o 5 años hacía el zumo, el otro ponía la mantequilla...

Y durante esa hora no solamente se come,

se crea familia.

Se convive, se generan relaciones personales,

se quieren unos a otros.

Por lo tanto, no es que comer en familia sea importante

Es que la familia...

Yo recuerdo un eslogan del padre Peyton que decía:

"Familia que reza el rosario unida permanece unida".

Eso es discutible.

Pero que familia que come unida, permanece unida, sin duda.

Y la familia que no come unida, hay menos familia.

Prueba evidente, y ese es uno de los problemas,

es que ya la familia no transmite experiencias como antes.

Por lo tanto, tenemos niños de tres a seis, nueve o doce años,

que como no han aprendido a comer en casa

y tampoco fuera de casa,

pues tienen tendencia a la obesidad, al sobrepeso, a la diabetes...

No tienen unas condiciones de salud como tenían antes.

Claro, de hecho hay hasta un síndrome.

El síndrome del Niño Llave.

Son estos niños que están solos en casa por la tarde

y mientras que los padres vuelven de trabajar,

come lo que hay en el frigorífico

y se autorregulan pero... Primero, lo que comen no está bien.

Pero, además, comen solos con una bandeja delante del televisor

o con el teléfono en la mano. O con la maquinita.

Es otro problema que también debemos intentar solucionar.

Yo estoy viendo ahora en muchos restaurantes

donde hay parejas o grupos de cuatro o cinco personas

y hasta en esa misma mesa se entienden por WhatsApp.

Es que no tiene sentido, si ya están juntos, podrían hablar.

Es verdad. Por lo tanto, hay otra posibilidad

de dificultar las relaciones familiares

por el exceso de utilización de estos sistemas digitales,

que son positivos si se utilizan adecuadamente.

Pero, en todo caso, yo creo realmente que las familias españolas

tienen que reconsiderar que no pueden dejar de comer o cenar con sus hijos.

Por lo menos una de las comidas.

Porque hoy día es difícil comer a mediodía juntos

porque está cada uno en su sitio.

Pero luego, a lo mejor a la noche, y también en el desayuno.

Claro.

Y procurar también que cada miembro de la familia haga algo en la cocina.

Que no sea la madre la que pierde una hora cocinando y fregando

mientras los señores o los niños ven la televisión.

Que se vayan todos a la cocina, que preparen todos las cosas.

Lo estoy viendo en muchas series americanas

donde ya están intentando crear esa sensación

de que hay que recuperar la vida en familia.

Y que la vida en familia se recupera en la cocina,

no se recupera yendo al teatro o yendo al fútbol.

Genial, gracias. Vale.

(Música)

Nos acercamos ahora a un rincón desconocido

de la Comunidad de Madrid, lleno de aves.

En una nueva entrega de la serie que dedicamos

a las reservas ornitológicas de SEO/Birdlife

descubrimos Los Albardales,

junto a la localidad de San Martín de la Vega

en la vega del río Jarama,

esta pequeña zona húmeda es un vergel

para las aves en pleno verano.

Gracias a un reciente acuerdo de custodia del territorio

entre el Ayuntamiento y la ONG ambiental,

vecinos y aficionados podrán conocer este rincón

vital para la invernada y migración de especies,

que seguro les van a sorprender.

(Música)

(Piar y aleteo)

-Estamos en verano

y a pesar del calor tan fuerte que hace

encontramos reservas para las aves,

como la reserva ornitológica de Los Albardales,

que se encuentra en San Martín de la Vega.

Podemos ver cómo el nivel de agua en esta época,

ya a finales de agosto o principios de septiembre,

funciona como una zona muy importante para múltiples especies de aves

que realizan en este período la migración.

Esta zona húmeda funciona como un vergel

en plena zona de estío.

En verano, los cultivos que hay alrededor,

fundamentalmente de regadío,

hace que el acuífero se cargue de agua

y el agua surja en la zona,

formándose un encharcamiento que atrae a numerosas aves acuáticas:

pochas, gallinetas...

Otras especies interesantes que ya se han podido registrar,

como el porrón pardo, la garcilla cangrejera,

la garza imperial...

Todo esto hace que espacios muy ligados a la actividad del hombre

a la actividad agrícola en este caso,

sean muy importantes para muchas de las especies de aves,

en algunos casos especies amenazadas.

Este es el período de máximo esplendor de esta reserva.

Como podemos ver, está inundado

y hace que muchas especies de ave puedan utilizarlo.

Muchos insectos son presa de muchas golondrinas

y aviones, que crían en las zonas urbanas

pero vienen aquí a avituallarse de todos estos insectos

y limpiar un poco de estos invertebrados

que muchas veces consideramos molestos.

Al final del verano, se deja de regar el maíz

y entonces la lámina de agua empieza a disminuir.

Llega el momento que hay un pequeño encharcamiento

que es también muy atractivo

para especies que comen del barro, del limo.

(Música)

También vienen diversas especies de garzas.

Garza real, garza imperial, garcilla bueyera,

e incluso una especie muy rara en la Comunidad de Madrid

que es la garcilla cangrejera.

(Música)

Es un paraje realmente desconocido por todos los vecinos.

Hay que tener en cuenta que se encuentra

alrededor de campo agrícola.

Los atardeceres aquí son preciosos.

Sobre todo los pájaros y aves que se pueden observar.

-El grupo local lleva trabajando aquí

desde los años 80 del siglo pasado.

¿Y por qué empezamos a trabajar aquí?

Porque se veía que había una invernada importante

de aves palustres.

Aves que están relacionadas con zonas húmedas

y con vegetación que crece en estos lugares,

como el carrizo o la enea, o los juncos.

-En invierno es una zona muy importante

como refugio para las distintas especies de aves

que pasan el invierno en los alrededores.

Y en concreto como dormidero.

Es decir, al caer la tarde, sobre esta hora aproximadamente,

muchas aves que han estado alimentándose por la zona

vienen a pasar la noche en el carrizo.

Este carrizo es muy importante, sirve de refugio ante depredadores.

También para para incrementar la capacidad de comunicación

entre las distintas aves.

Y es un atractivo muy importante

y de los que no quedan muchos espacios como este

en todo el centro peninsular.

Aprovechando esta concentración de aves

y para estudiar distintos aspectos de la biología de distintas especies

llevamos a cabo un programa de seguimiento

a través de anillamiento científico,

que empezó ya a principios de los años 90.

Consiste, básicamente, en instalar y colocar las redes

un par de horas antes de que anochezca

y dejarlas tranquilas en el período en que las aves entran al dormidero.

Instalamos unas redes japonesas,

un sistema para capturarlas de manera inocua.

Cinco redes de 12 metros.

Más o menos hemos calculado que es un número adecuado

para poder asumir el esfuerzo

y para poder manipular de manera correcta a las aves.

En este sitio, que es un carrizal con plantas de carrizo muy elevado,

subimos hasta una altura de cuatro metros las redes

de manera que también se pueden capturar

las aves que se mueven en la zona superior del carrizo.

Y en este caso, únicamente se da un turno de recogida de las aves.

Para no molestar.

Una vez se recogen, al anochecer prácticamente,

ya se recogen las redes.

A continuación, acto seguido, pasamos a anillarlas,

a identificarlas y a tomar todas las medidas que corresponden

para el programa de anillamiento.

(Música)

Las especies más comunes que podemos encontrar

entrando en el dormidero son fundamentalmente paseriformes,

pajaritos relativamente pequeños.

También hay un dormidero muy interesante

de aguilucho lagunero en este mismo carrizal.

El gorrión moruno, el pardillo común, también poblaciones muy interesantes.

El gorrión molinero, lavanderas blancas...

También otras especies, no gregarias,

pero que también se concentran aquí en importantes números.

Como es el escribano palustre, petirrojos, mosquitero común...

Es una comunidad muy interesante, muy rica,

y que a escala del centro peninsular tiene una importancia muy elevada.

Además de las especies autóctonas que hemos comentado,

aquí se ha habituado a estar presente casi todo el año el bengalí rojo.

Es una especie exótica considerada invasora.

Y que desde los años 80 puebla distintos carrizales de Madrid.

De hecho, en la época en que estamos, primeros de diciembre,

está ahora, curiosamente, sacando a sus crías adelante, los nidos.

Puesto que no ha variado su fenología reproductora

respecto a las áreas de donde es originaria,

que es el Sudeste Asiático.

(Música)

Estudiamos distintos aspectos, como la biometría,

para caracterizar morfológicamente a las distintas poblaciones

y conocer luego las diferencias que tienen

las poblaciones invernantes de las reproductoras

para las mismas especies.

Estamos coordinados con otros programas

a nivel nacional e internacional de seguimiento con el anillamiento.

Y se obtiene una información muy interesante

sobre parámetros, como digo, de la morfometría,

de la razón de sexos...

Conocer también las rutas migratorias

y la procedencia de las poblaciones invernantes en esta zona.

El anillamiento científico contribuye

a recabar todo ese tipo de información.

-Este carrizal es importante

porque alberga una comunidad de aves muy destacada.

Entre ellos, el escribano palustre,

una especie que en los últimos años parece tener un declive importante.

También en primavera se han localizado

ejemplares de la población ibérica.

Una población de esta especie, el escribano palustre,

que es muy escasa en el conjunto de nuestro territorio.

(Música)

Estos ambientes palustres no son muy valorados

por la gente en general.

Porque no conocen la singularidad que ofrecen.

De hecho, en los últimos años se estaba utilizando

por gente del pueblo como una zona de escombrera.

Hablamos con el Ayuntamiento y, bueno,

el objetivo era volver a su estado inicial el carrizal,

retirar los escombros,

y vamos a preparar una campaña de educación ambiental

con la gente del pueblo, sobre todo con chavales,

para que conozcan estos valores.

(Música)

Se hizo un acuerdo con el Ayuntamiento en los años 90

pero ahora se ha vuelto a retomar, en 2016,

con la idea de hacer una gestión y difundir sus valores naturales,

tanto entre la población local

como en el conjunto de la población madrileña

con la idea de que conozca esta reserva

y pueda visitarla.

(Música)

-Recientemente se volvió a firmar un convenio con SEO

para potenciar este paraje precisamente,

para invertir y fomentar esta laguna que vemos,

que es temporal pero que necesita de una inversión

y de unas obras a realizar para mantener estas aves migratorias

que vienen, sobre todo en verano, a este municipio.

Por ejemplo, de vallar con una valla todo el término de Los Albardales,

poner una pasarela para que los vecinos puedan visitar

y que puedan atravesar parte del lago

y hacer una limpieza también del término de la laguna.

(Música)

-El grupo local trata de hacer

una gestión sostenible de la reserva

para que sea un lugar adecuado para la observación de las aves.

(Música)

-Hay que apostar por el medio ambiente

y por cosas que realmente puedan sorprender a los vecinos

y que también nos comprometamos con nuestro paraje,

con los animales, con los pájaros,

y con el medio ambiente,

que muchas veces las administraciones tenemos tan olvidado

porque no vende políticamente

pero que personalmente creo que puede llenar a los vecinos.

Y por ejemplo, una asociación como SEO

que se dedica a recuperar estos espacios.

(Viento y aves)

-En estos últimos años,

se ha registrado una nueva especie de ave

de estos ambientes palustres: el carricerín cejudo.

El carricerín cejudo es una especie que está muy amenazada en Europa.

Y utiliza determinados humedales de la península Ibérica

para realizar sus rutas migratorias.

Lo que ha puesto en un valor mucho más elevado

esta reserva ornitológica.

La mayoría de las poblaciones se encuentran en el este de Europa,

en la zona de Bielorrusia.

Por España pasan algunos individuos que son difíciles de detectar.

Esta reserva presenta un hábitat muy similar

al que utilizaría en las zonas de cría.

Zonas húmedas y con vegetación abierta

y con zonas arbustivas, sobre todo con juncos

y especies de plantas ligadas a ambientes palustres.

Para hacer la gestión vamos a poner en valor

todos estos rasgos

que hacen que sea importante para especies de aves,

pero también para especies de insectos,

como muchas especies de libélulas que se pueden ver aquí,

para que la gente sepa conocerlo,

qué valor importante tiene,

y a su vez esto supone que pueda ayudar a conservarlo.

(Música)

(Música)

Taller de Matemáticas con Santi García Cremades.

Hoy hablamos de la multiplicación.

A ver si nos da una idea de cómo multiplicar

nuestro casi siempre escaso dinero.

Bienvenido, Santi. Hola, Salva, encantado.

Vamos a ver, ¿qué es exactamente lo que hacemos cuando multiplicamos?

Sin usar palabros, con palabras que todos entendamos.

Pues hablamos de la suma el último día.

Pues precisamente multiplicar es sumar muchas veces.

Es sumar de manera repetida, eso es la multiplicación.

Ajá.

¿Podemos ver algún ejemplo? Sí, multiplicar...

Estamos aquí otra vez con las piedras como cuando sumamos

porque esto viene de la Edad de Piedra, del Neolítico.

Vamos a contar como contaban antes.

La suma ya explicamos que es dos más uno,

y hay un número nuevo que es el tres, el siguiente del dos.

Cuando hacemos una multiplicación lo que hacemos es sumas repetidas.

Por ejemplo, yo digo: "Vamos a hacer dos veces tres".

Pues dos veces tres es una vez tres y otra vez tres.

Y eso es dos veces tres.

Cuando digo "dos veces" es "dos por tres".

Lo mismo daría que fueran tres naranjas que tres azules.

Sí.

Porque hemos convenido que la unidad son estas piedras.

Son piedras, el color no importa.

Dos veces tres serían:

Dos veces, tres más tres.

En vez de multiplicación hablamos de suma.

Y aquí voy a ir a las azules,

que es lo mismo que decir "tres veces dos".

Si yo digo "tres veces dos" digo:

Una vez dos, otra vez dos y otra vez dos.

Estoy haciendo una suma de dos más dos más dos,

que siguen siendo seis porque son conmutativas,

da igual tres por dos que dos por tres.

Y sin embargo estamos viendo que es una multiplicación:

Tres veces dos. Tres por dos.

O sea, que cuando la operación que hacemos es multiplicar,

convertimos un número en la unidad del otro.

Y al revés, ¿no? Efectivamente, claro.

En vez de contar las sumas...

En sumas solamente estamos haciendo

dos más tres, más cuatro...

Estamos englobando una unidad: dos veces algo.

Dos veces, en este caso, tres.

O si hablamos de tres veces dos, la unidad ha cambiado,

y estamos haciendo tres veces ese algo.

En este caso sería el dos. Vamos a ver...

Tú te has traído ahí unas varillas

que por lo visto también sirven para multiplicar.

A mí eso me tiene intrigado.

Sí, pero vamos a empezar por el método tradicional.

Vamos a hacer una multiplicación, por ejemplo, de dos cifras.

Para ponerlo algo más complicado. Para no liarnos.

Vamos a volver a la infancia, cuando aprendimos a multiplicar,

y te enseñan siempre... Unos mejor que otros.

Sí, hay gente que se le queda mejor.

Vamos a hacer, por ejemplo, 12.

Y multiplicamos por 34, para tener números diferentes.

Y vamos a hacer una llevada y todo para recordar eso.

Esto era muy sencillo.

Hablábamos siempre de derecha a izquierda

y de abajo a arriba.

Empezamos por el cuatro, que es la unidad del segundo factor,

multiplicamos por el dos. Sería ocho.

Y vamos después a la decena del primer factor.

Cuatro por uno, cuatro.

Vale, ahora como vamos a hablar de la decena del segundo factor,

ya corremos un valor.

Vamos siempre a las decenas.

Porque decena por unidad es decena y decena por decena es centena.

Pues tres por dos aquí serían seis.

Y tres por uno serían tres.

Y ahora, en lugar de multiplicar ya es una suma

porque hemos descompuesto en dos sumas diferentes.

Y ahora tenemos solamente que sumar, como si fuera un cero,

tenemos aquí ocho en la unidad, seis más cuatro que son diez,

me llevo una, lo típico.

Tres más uno, lo pongo aquí, y serían cuatro.

Bueno, 408.

¿Esto cómo sé yo que está bien?

Pues me voy a los ordenadores, que no fallan nunca.

Le das al aparatillo. Sumando fallamos más.

Vamos a hacer aquí... 12 por 34.

12 por 34.

Efectivamente, me da 408.

Y entonces está la típica pregunta del alumno que te dice:

"¿Para qué tenemos que aprender esta multiplicación

si ya los ordenadores, el teléfono móvil te lo hace?".

Y más rápido. Y no tienes que esforzarte.

Lo hacen mejor, más rápido, fallan menos.

Y es verdad que los ordenadores son máquinas de calcular

mucho mejores que el ser humano.

Pero ¿y si fallan las calculadoras? ¿Qué pasa si se rompe el ordenador?

Tenemos que saber sobrevivir sin ordenadores también.

Y aparte, no solamente la matemática, como hemos hablado muchas veces,

esto no es solamente calcular, las matemáticas son pensar.

Y en pensar le ganamos a los ordenadores.

Un humano es capaz de pensar mejor que un ordenador.

Por ejemplo, en sentimientos,

en diferenciar un niño de un adulto, un hombre de una mujer...

Todavía hay cosas en que superamos a los ordenadores.

Pero ya jugando al ajedrez no.

No, nos ganan.

Y me decías también al otro juego chino.

Un juego chino que se llama "go"

Es un juego más intuitivo, más humano.

El humano ganaba a los ordenadores aunque pudiesen calcular muy rápido

porque era intuitivo. Como el póker también.

En el póker le podemos ganar a un ordenador

porque hay supersticiones, hay un cierto ámbito humano.

Y en el "go" un ordenador... El ordenador no conoce al jugador.

A lo mejor el jugador va de farol muchas veces o pocas veces

o unas veces sí y otras veces no.

El ordenador no sabe.

Claro, ¿cómo detecta el ordenador un farol?

A lo mejor al cabo de un tiempo, si acaba conociendo al humano,

si juega siempre con el mismo, a lo mejor podría aprender.

Por eso en la inteligencia artificial está una parte, el algoritmo en sí,

que serían las matemáticas,

y después hay una parte de "entrenamiento",

que es cuando un ordenador aprende a través de la experiencia.

Como los humanos, por eso es inteligencia artificial.

¿Y los palillos esos que te decía antes?

Esto lo voy a apartar, ya he hecho la multiplicación.

Vamos a hablar de una multiplicación que ya hacían los antiguos.

Ya he hablado de las piedras,

pero también los antiguos jugaban con palos.

En vez de numeritos...

No hay pinturas rupestres de multiplicaciones.

Sin embargo, sí que jugaban con palos.

Vamos a hablar de cómo se multiplicaría con palos.

Vamos a hacer la misma multiplicación.

Doce. Voy a contar uno y dos.

Será la unidad y la decena. Vale.

Los separo.

Entonces, ahora por encima, cruzando en perpendicular,

voy a poner el 34. Que serían tres palitos.

Tres palitos de decena, lo voy a poner al principio.

Y vamos a hacer aquí los cuatro.

Que me quede así, más o menos. Las unidades.

Aquí se va a haber un poco regular, por eso me he traído los folios.

Para hacerlo ahí y que quede claro. Para reproducirlo.

Yo aquí lo que he hecho es poner un palito de decena del 12.

Y dos palitos de unidad del 12.

Y después, los tres palitos de decenas del 34,

y cuatro de unidad.

Que son las cuatro unidades del 34.

Esto lo sabe hacer un niño, es muy sencillo.

Incluso antes de hacer esto se puede aprender a hacerlo así.

Dicen que es una multiplicación maya

pero ahora se ha descubierto que no era solamente maya,

sino que los antiguos, lo voy a generalizar así,

ya sabían hacerlo.

Y ahora vamos a contar simplemente los puntos de intersección

de las perpendiculares que hemos hecho.

Vale, esta columna van a ser las unidades.

Esta las decenas, y esta las centenas.

Se puede hacer con multiplicaciones de tres unidades, de cuatro...

Pero es más engorroso. Se complica más.

Para eso se inventaron los números, para descomplicar estas cosas.

Eso es.

Aquí tendríamos las unidades, así que contamos:

uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho.

Ya tenemos ocho en unidad, lo sabemos ya seguro.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis en decena,

más uno, dos, tres, cuatro.

Seis más cuatro son diez.

Tenemos lo mismo de antes. Y te llevas una.

Y me llevo una aquí, y uno, dos, tres.

Tres más uno... Coincide. Cuatro. Tenemos la misma historia.

¿Para qué se inventó la multiplicación?

¿Se sabe el momento de la historia en el que se inventó?

¿A qué tipo de problemas respondía?

Igual que te dije que la suma se inventó

en el momento que nos hicimos sedentarios y empezamos a cultivar,

que ya era contar nuestros cultivos y ser óptimos.

Sí, de hecho creo que me contaste que empezó la cosa restando.

Porque se llenaba primero el almacén

y luego se iba restando lo que se iba sacando.

Claro, es más fácil ir a cazar sin pensar lo que vas a conseguir,

sino que lo que consigues lo almacenas.

Y lo que tienes que gestionar es cuánto me dura el almacenamiento.

Entonces, la resta es lo que va faltando, vas restando.

Era lo más importante en aquella época.

Y la multiplicación vino después, con la contabilidad.

Cuando ya lo que había que contar era bastante grande.

Ya no era solamente tres más dos o dos veces tres.

Cuando estamos hablando de contar...

Por ejemplo, si contamos cuántos meses han pasado en 34 años.

Pues en si me pongo a hacer 12 más 12, más 12, más 12...

34, 34, 34... Es una pesadez. Es una ristra muy grande.

Entonces, se inventó lo que he comentado de 12 veces 34.

Y eso sería la multiplicación. La multiplicación.

Cuando empezó la contabilidad, la economía.

¿Y la potenciación? Que ya hablaremos otro día de ella

pero es un tipo determinado de multiplicación.

Exactamente.

Igual que la multiplicación es sumar varias veces,

la potencia es multiplicar varias veces.

Cuando yo hago dos potencia tres es dos por dos por dos.

Es una extensión de ese concepto de hacer muchas veces esa operación.

De la suma a la multiplicación

y de la multiplicación a la potenciación.

Eso es.

Ese sería el camino de la aritmética.

Y vamos a ver, no nos queda mucho tiempo,

pero sí que me gustaría que habláramos ahora

de los palabros que hay implicados en la operación matemática.

Está factor...

Está factor, está producto, que sería el resultado.

El resultado.

Y por ejemplo, hay una propiedad muy interesante: la distributiva.

La propiedad distributiva de la multiplicación.

Esto es famoso, se equivoca muchísima gente.

Sí, cuando tienes que multiplicar dos números y sumarle otro.

¿Cuando sumas y multiplicas qué haces?

Primero la multiplicación, creo recordar.

Sí, esa es la ordenanza. ¿Y por qué?

Porque en la multiplicación

la propiedad distributiva te manda eso.

Esto funciona por axiomas, estas son propiedades.

La multiplicación se puso con esas propiedades

y hay que seguirlas, sino estás haciendo otra cosa.

Claro, tú por ejemplo pones: "Cuatro por cinco más uno".

Vamos a hacer, por ejemplo, cuatro por cinco más uno.

Ahora si, por ejemplo, tú dices: "Cinco más uno, seis.

Por cuatro, 24", te has equivocado. Te has equivocado.

Es muy típico cuando lo haces al revés,

cuando leemos de izquierda a derecha,

cuando tú haces esto, muchos alumnos van y dicen:

"Uno más cuatro son cinco, por cinco, 25". Y la ha liado.

Porque primero es siempre la multiplicación.

Es la operación prioritaria. Y esto viene...

Serían cuatro por cinco, 20. Más uno, 21.

Esto se puede hacer de diferente manera,

que es con la propiedad distributiva. ¿Qué quiere decir?

Que la multiplicación distribuye la suma.

Si yo pongo uno más cuatro y le pongo los paréntesis,

entonces ya he cambiado la prioridad.

Entonces ya sí que tengo que lo primero que tengo que hacer

por supuesto, es lo que está entre paréntesis.

Uno más cuatro... Sí serán 25. Ahí sí sería 25.

Porque la multiplicación distribuye la suma.

¿Qué quiere decir?

Que cinco lo voy a distribuir con uno y con cuatro.

Es uno por cinco.

Y después cuatro por cinco.

He distribuido esta cosita de aquí

con la multiplicación en dos paquetes.

Claro. Y arriba no es así. Arriba no es así.

Arriba no hay prioridades, solamente la multiplicación.

Ya hemos recordado un poco, nos tenemos que marchar.

Pero yo creo que nos ha quedado claro.

Ya veremos a la próxima si nos queda igual de clara la división.

Que tiene alguna complicación más. Claro.

La gente ni se acuerda de dividir y hay que recordarlo.

Sobre todo por dos o tres cifras. Lo vamos a intentar recordar.

Gracias, Santi, un placer. Gracias, Salva.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

sobre la exposición "Una modernidad singular"

sobre las vanguardias artísticas en Donostia.

El resto, en la Red.

(Música)

Esta exposición es la exposición "Una modernidad singular".

Es una exposición comisariada por Peio Aguirre

y es una exposición que nos habla sobre San Sebastián

y sobre sus alrededores del año 1925 a 1936.

(Música)

La cuestión es que esta sociedad donostiarra

es una sociedad muy vinculada tanto al turismo como al comercio,

y de alguna manera se crea una burguesía

que va a ser el caldo de cultivo de todo este arte moderno

y el que va a ser el protagonista de todas estas obras

que vamos a ver en la exposición.

Obras que van desde esculturas, pinturas, cartelería,

que quizá es uno de los elementos importantes,

y luego también, por ejemplo, el tema del diseño.

Diseño tanto de interiores como diseño de edificios.

(Música)

Por un lado, tenemos cinco artistas muy vinculados a la ciudad como son:

Aizpurúa, Labayen, Lagarde, Olasagasti y Cabanas Erauskin,

que son los que en un principio van a ser sobre todo

el germen de todo este movimiento.

Y a continuación vendrán sobre todo tres artistas

que son Narkis Balenciaga, Nicolás de Lekuona

y Jorge Oteiza, que son los que recogerán también todo eso

y lo desarrollarán.

Evidentemente, en el 36 se cortará absolutamente todo.

No va a ser hasta 1958, sobre todo con la figura de Jorge Oteiza

el que se recupere todos esos lenguajes, esas formas vanguardistas,

este arte moderno que se desarrolla ya 20 años más tarde

y que dará pie al arte vasco que conocemos actualmente

y que será uno de los gérmenes que, en principio,

nace en esas primeras vanguardias, pero que no se seguirá desarrollando

hasta 1958.

(Música)

(Música)

En los próximos minutos charlaremos con Francisco Castaño

acerca de todo lo bueno que el deporte puede aportar

a la educación de los chavales.

Normas, límites, compromiso, perseverancia, respeto.

Está todo aquí, en "La mejor medalla: su educación".

Hola, Francisco, ¿qué tal? Hola, buenos días.

¿Hacía falta un libro como este que hablara de la educación

pero desde ese otro punto de vista

que tenemos un poco más olvidado de lo que deberíamos, quizá?

Yo tengo dos pasiones, que son la educación y el deporte.

Y este binomio me dio una idea para proponer a la editorial

y la editora me dijo que sí.

No sé si hacía falta o no pero estoy contento

de que este libro lo tengamos ahora mismo aquí.

Y, además, nosotros pasándonoslo de mano en mano en el equipo,

comentábamos que a todos nos había hecho reflexionar.

Todos habíamos pensado, por ejemplo, qué momento era el adecuado

para que los niños empezaran a practicar actividades deportivas

y cuándo realmente pueden aprovecharse

de algunos de esos valores que yo enumeraba al principio.

Si tenemos en cuenta que los valores son conductas adaptativas,

se aprenden, se educan,

aunque algunos niños tienen más facilidad para adquirirlos,

cuanto antes mejor.

Pero siempre con la medida.

Una de las cosas que intento reflejar en el libro

es que el deporte es una herramienta educativa

y no es que apunto a mi hijo para que sea Messi, Ronaldo,

Induráin o Rafa Nadal, sino que sobre todo hay un objetivo.

Tiene varias cosas el deporte, tres puntos importantes.

Uno: la parte fisiológica. Sabemos que físicamente es muy bueno.

Dos: la parte educativa, lo que intento reflejar en el libro.

Pero la más importante es que los niños se han de divertir.

¿Pueden ir de pequeños? Sí.

Pero un niño con 5 o 6 años que empieza a hacer deporte

tiene que ir a jugar, divertirse haciendo ese deporte que le guste.

¿Y qué hacemos con el niño al que no le gusta?

A ese niño que se resiste, le ofreces un montón de actividades

le propones cosas y no le llama la atención ninguna.

Yo creo que deporte han de hacer.

El otro día había una noticia

de que España es el segundo país en la Unión Europea

con mayor obesidad infantil. Esto es preocupante.

Claro... ¿No le gusta? Habrá algo que le guste.

Y si no le gusta nada el deporte,

al menos sacarlo al parque todos los días.

Los niños se han de mover, esto es muy importante.

Tenemos un enemigo en la actualidad:

Las nuevas tecnologías, que van en la línea contraria.

Los niños se entretienen mucho, se pasan tiempo,

y estamos teniendo problemas.

Los niños han de hacer deporte, el que sea.

Y si no, llevarlos al parque. Si no les gusta...

Seguro que hay algún deporte que les gusta

o algún tipo de club, seguro.

Lo que pasa es que si a un niño le exiges mucho,

está claro que a lo mejor no querrá ir.

Muchas veces, en ese sentido, el problema lo tenemos los padres.

Tú decías: "No intentar que los niños sean Messi o Ronaldo".

Al final, los padres que se creen o se comportan como entrenadores,

¿son un problema en ese sentido?

¿Apartan a los niños de los valores?

De la parte puramente buena del deporte, aparte de la física.

Mira, hay una frase de Umberto Eco que me encanta que dice:

"Nosotros somos lo que nuestros padres nos enseñaron

cuando no nos enseñaban nada".

Quiere decir esto que los niños ven lo que hacemos los padres.

Claro, los padres entrenadores...

El comportamiento de algunos padres y madres

en algunas gradas de partidos... ¿Esto a qué lleva?

¿Le vas a decir a tu hijo que se comporte bien,

que respete, que trabaje en equipo, que te respete a ti,

y te ve en la grada haciendo... según qué cosas que no se deben?

Claro, los padres...

Si llevamos a nuestros hijos, que se diviertan,

y cuando acaba: "¿Te lo has pasado bien?".

Perfecto. Correcto. Pues ya está.

Y, sobre todo, tampoco desautorizar al entrenador

como a profesores en el colegio,

porque esto le da una fuerza al niño

que luego es difícil que recobremos la autoridad nosotros y profesores.

El libro es de deporte y educación, de cómo educar a través del deporte,

pero es de educación, no nos olvidemos.

Tú cuentas en el libro que uno de los problemas

es que muchas veces convertimos la competencia...

El objetivo final es ganar.

Nos perdemos por el camino en estos de jugar, divertirse

y aprender otras cosas del trabajo en equipo, respetar...

¿Esto es algo que ha pasado recientemente?

¿Ha pasado siempre y a lo mejor es que ahora nos damos más cuenta?

Cuando yo era pequeño, me acuerdo que había una obsesión de los padres

de que fuéramos a la universidad porque ellos no pudieron estudiar.

Yo creo que ahora es al revés.

Todos los padres y madres queremos que los hijos e hijas

sean deportistas de élite.

Esto se transforma en una presión.

Yo en el libro explico un poco o intento decir

que lo que hemos de hacer es enseñar a nuestros hijos

a superarse a sí mismos, no a superar a los demás.

Y si mi hijo no corre mucho pero mañana corre un pelín más:

"Muy bien, cariño".

Y esto es lo que vamos a conseguir, que tenga expectativas de crecimiento

y vea que se siente capaz de hacerlo.

¿La competición ha de estar? Sí, es buena, pero no como fin.

El fin de que un niño haga deporte no debe ser la competición.

La competición se ha de utilizar como medio para aprender:

a frustrarse, a que no salen las cosas bien,

a que las cosas tardan en llegar.

Hoy en día vivimos en la inmediatez,

y el deporte enseña que tarda en llegar.

A lo mejor estás una semana entrenando muy duro

y luego no te sale bien.

A que un día ganas y ser humilde con el compañero que no ha ganado.

Todas estas cosas las podemos tener en la competición.

Pero como el objetivo sea que gane,

la presión que ejercemos en el niño va a conseguir el efecto contrario,

que el niño quiera dejar el deporte.

Y desde el punto de vista educativo, ¿qué mensaje enviamos al niño,

este espejo en el que decíamos que se mira,

si, por ejemplo, saca malas notas en el cole

y le prohibimos practicar su deporte favorito?

Esto es bastante frecuente.

"¿No has hecho esto? Pues hoy no vas a fútbol".

¿Cómo lo ves desde el punto de vista pedagógico?

Fatal. Prohibido castigar con el deporte.

¿Se les castiga sin ir a inglés? No.

¿Se les castiga sin ir a música? No.

El deporte es lo mismo.

Cuando un niño suspende es porque no estudia.

No hemos de castigarle, le hemos de enseñar a esforzarse.

Ponerle un horario de estudio.

Ponerle un horario, como en el deporte,

que lo llevas al entreno, es lo mismo.

Y enseñarle a estudiar y seguro que tirará para adelante.

Lo que no podemos poner es castigo.

Además, hay una cosa cuando hablo de educación siempre:

Las consecuencias han de ser eficaces.

Cuando tú pones una consecuencia a tu hijo,

en el ámbito que sea,

es para conseguir que tu hijo haga algo bien

o no haga algo que no debe hacer.

Claro, no puede ser como revancha.

Cuando un hijo suspende, el padre o la madre se siente mal:

"Pues ahora no vas a entrenar". No, ¿qué tiene que ver?

¿Porque no vaya a entrenar estudia?

Me gustaría ver estadísticas, pero seguro que hay 0 % de niños

que castigados sin ir al deporte luego aprueban.

Hasta qué punto eso tiene efecto. Yo creo que no lo tiene.

Háblanos un poco de la parte de los testimonios.

Es una parte que incluyes en el libro

en la que entrevistas a una serie de amigos, de profesionales,

muchos deportistas, otros vinculados con el mundo del deporte

pero no necesariamente deportistas.

Cuéntanos un poco qué querías que aportaran.

Para escribir un libro de educación y deporte,

empecé a documentarme.

Tengo amigos ciclistas...

Purito, Markel Irizar, Luis Pasamontes...

Entrevisto también a Mavi García,

que es ciclista del Movistar Team femenino.

Aroa González, capitana de la selección española de rugby.

A Jesús Vallejo, jugador del Real Madrid.

Luego entrevisto a Carme Barceló, que es periodista,

una psicóloga deportiva y un músico. Y alguno más que me dejo.

Lo que intentaba era documentarme para el libro.

Pero como tenían tantas cosas que contar,

decidí poner un apartado que son las entrevistas

porque se sacan muchos mensajes

de las entrevistas de estos deportistas

o personas vinculadas con el deporte

o con el mundo de la educación en el deporte,

que para mí era importante que los padres veamos.

Porque no todos los niños llegarán a ser deportistas de élite.

Pero sí el camino que han recorrido estas personas

y, sobre todo, los mensajes.

De amistad, de humildad, de superación...

De muchas cosas que nos está dejando esta gente vinculada.

Si hubiera que buscar mensajes que comparten todas estas historias,

casi todos cuentan que nada puede sustituir las ganas que uno pone.

A veces se encuentran con dificultades,

con falta de comprensión por parte de los padres.

"¿Para qué vas? No hagas ese esfuerzo".

Y al final, las ganas de uno mismo, aparte del talento que hace falta,

también las ganas, eso nadie lo puede hacer por ti.

Claro, algo común en todos es perseverancia, constancia y esfuerzo.

Luego cada uno tiene... Un campeón que es muy humilde.

Pues eso lo he querido reflejar. Otro que está estudiando...

Por ejemplo, Vallejo está estudiando y está en el Real Madrid, y él dice:

"Me lo tengo que coordinar pero quiero estudiar".

Saco mensajes.

Pero a mí me gustaría dejar un mensaje claro.

Porque un niño o un chico tenga condiciones,

no se ha de dedicar a ese deporte si él no quiere.

Ser deportista profesional

o músico profesional, porque entrevisto a un músico,

o cualquier actividad profesional, requiere mucho esfuerzo.

Porque yo tenga condiciones no me tengo que dedicar a esto

porque a lo mejor el esfuerzo no estoy dispuesto a hacerlo a esto.

Otra cosa es que tengan que estudiar y formarse. Esto sí.

Pero muchas veces hay esa excesiva presión.

Hay una frase que pongo en el libro que también me gusta mucho:

No hay nada peor que se te dé hacer algo muy bien

que no te gusta hacerlo.

Porque parece que tienes que obligarte a hacerlo.

Muchos padres ejercen esa presión.

Si tiene condiciones y no quiere, nada.

Han de querer ellos.

A veces nos perdemos un poco en esto.

Las intenciones son buenas,

pero a veces presionamos más de lo que debemos.

¿Esto cómo aprendemos a manejarlo los padres?

Por ejemplo, ¿leyendo tu libro vamos a encontrar herramientas

para darnos cuenta y decir: "Voy a hacer esto.

Esto lo estaba haciendo y no me doy cuenta.

Debería poner aquí el límite, no debería presionarle más

para que sigan por este camino"?

Me encanta cuando voy a dar las conferencias sobre el libro

el testimonio de los padres y madres que se sienten reflejados

cuando cuento anécdotas.

En el libro me gusta reflejar que hay una diferencia

entre presión y compromiso.

Yo no puedo presionar a mi hijo.

Por ejemplo yo cuento una historia de mi hijo de pequeño,

con cinco años y medio quería hacer batería e ir a fútbol.

Por cuestión de incompatibilidad horaria le dije: "Una de las dos".

Escoge batería, de lo cual luego me arrepentí.

Pero bien, escogió batería.

Pero cuando hizo tres o cuatro clases de prueba,

quería continuar y entonces ya lo apuntamos.

¿Qué ocurrió? 3 o 4 clases más y ya no quería ir.

Él pensaba que iba a tocar la batería como AC/DC.

Y no hacía eso, ya era: una corchea, una redonda...

Y él se aburría. Yo no le presioné pero le dije:

"Mira, cariño, tú decidiste apuntarte y hasta junio estás aquí.

Si en junio me dices que no quieres continuar,

ya no vendrás".

Eso es compromiso.

Lo que no puedo presionarle es para que toque más rápido y mejor,

pero hay un compromiso porque si no, a veces,

unos padres presionan demasiado y otros,

los hijos en un curso escolar hacen cinco actividades.

Aprenden: "Empiezo esto, no me gusta y lo dejo".

No aprenden a acabar nada.

Es un poco la línea que nosotros tenemos que seguir.

Dejó la batería a los tres o cuatro años.

Ahora hace ciclismo, lleva varios años y está contento.

Pero la enseñanza se la llevó: "Esto no es inmediato.

Yo quería tocar la batería poquito a poco, a ver dónde llego".

Y eso se lo llevó. Sí, claro.

Luego cuando llegó Navidad que hizo el conciertillo

o para junio y tal ya estaba contento.

Luego lo dejó por incompatibilidad ciclismo-batería.

Prefirió ciclismo, pues adelante.

Es un poco lo que digo.

Cuando hable de qué deporte o qué actividad escogen,

y quién la ha de escoger, que han de ser ellos, es importante.

No tenemos que llevar yo a mi hijo porque a mí me gusta el ciclismo,

o porque a mí me gusta el fútbol, porque me gusta el piano.

Ha de escogerlo él, eso es muy importante.

Pues todos esos consejos y muchos más,

muchas historias, un montón de nombres,

de caminos y de historias que nos resultarán familiares

en "La mejor medalla: su educación", Francisco Castaño.

Gracias por habernos visitado. Un placer.

Gracias a vosotros.

Recuperamos ahora un pequeño reportaje

que nos habla de la creatividad como estrategia de creación.

Hablamos de ELE Equipo La Escuela, una experiencia educativa

que se desarrolla en el centro de atención, rehabilitación

y educación especial La Escuela de Argomilla de Cayón, Cantabria.

(Música)

-Pensamos que una propuesta artística es muy facilitadora

para ese contacto positivo entre varias personas.

Nosotros entendemos que no hay que hacer grandes actuaciones

sino pequeñas, acercamiento al conocimiento

como el que se da aquí.

De padres, niños pequeños, mayores, con grandes patologías, simpatología.

Pues el caso es que convivan y hagan una cosa tan atractiva

que estén a gusto y se olviden de la condición del de al lado.

(Música)

A nivel individual, todo es mucho más complicado.

Pero el esfuerzo y esas capacidades compartidas

dan un gran resultado.

(Música)

Encontramos, después de utilizar muchos materiales,

barro, piedra, tela...

Pues de forma casual, un círculo que empezamos a pintar

para hacer unas bolitas de Navidad porque no teníamos bolas.

Ya hace muchísimos años.

Y de repente apareció.

Digo: "Mira qué bonito, ¿por qué no hacemos más de estos

y hacemos un mural?".

Y empezamos a hacer, y tenemos miles y miles de puntos.

Nos invitaron a hacer una exposición en el ayuntamiento de aquí,

cuando inauguraron el ayuntamiento.

Entonces, hicimos un pequeño vídeo, unos murales,

enmarcamos algunos muy bonitos.

Pues a un artista le gustó,

nos puso en contacto con Fernando Zamanillo,

hicimos una propuesta muy bonita.

Y pudimos participar con otros artistas,

que para nosotros era un lujo cómo trabajos de niños

pueden estar conviviendo con artistas consagrados,

y participamos en Artesles

con unos pósters preciosos y maravillosos que hicimos.

Y a partir de ahí, nos han ido surgiendo exposiciones,

tanto en Barcelona, en Denia...

En el hospital MarinaSalud hicimos una experiencia preciosa,

porque en las salas de quimioterapia

donde pasan muchas horas los pacientes,

pues llevamos un kit de puntitos para que pintaran,

decoramos toda la sala donde estaban ellos,

también los de hemodiálisis,

y los que sobraron hicimos lo que llamamos Punto Colectivo.

Un punto grandísimo lleno de los puntos

que habían pintado todos los pacientes.

Resultó precioso, muy bonito.

(Música)

Hemos sido capaces de que participe mucha gente

de todas las condiciones para hacer esta propuesta artística

de, simplemente, pintar un círculo de cartón con unos colores

sin tener que tener ningún virtuosismo

ni ninguna capacidad particular,

sino simplemente el jugueteo de unos colores

en un espacio reducido, que es el círculo de cartón.

Tal es así que cuando, por creer en lo que hacemos,

invitamos a algunos artistas, pues vienen,

y no con aire de "vamos a trabajar con unos niños con problemas".

No, vienen para hacer un trabajo artístico compartido

con otras personas.

Eso, para nosotros, es muy gratificante.

Por ejemplo, Javier Arce nos dejó

de su colección de "Los arrugados" el dólar de Andy Warhol.

Pues nos juntamos allí como 15 o 20 niños,

cada uno pintó la parte que quiso, lo lavó, le echó agua,

luego con la mano... Y el resultado es magnífico.

Jorge Rojo, Chelo Matesanz, Paloma Álvarez de Lara,

iba a participar Ibarrola,

y fíjate qué curioso, qué hombre más auténtico.

Nos dijo: "No y voy a participar en vuestro proyecto

porque os quitaría protagonismo".

Nos dijo: "Y lo que estáis haciendo,

el arte y la naturaleza deben amarse y vosotros lo hacéis".

Antonio lleva cuatro años viniendo,

y él lo que tiene es un trastorno del lenguaje.

Y, en principio, también tenía algo de comprensión.

Y yo, vamos, no lo quito de aquí por nada.

Yo he hecho puntos.

Yo hago puntos, pero es que dices: "Acabo uno, voy a hacer otro.

A ver de distinta manera".

Y es... no sé, una...

Tú haces lo que a ti te parece,

nadie te marca: "Tienes que hacer esto, esto y esto". No.

-Nos ofreció Gloria Bermejo exponer en el castillo de Argüeso,

y digo: "Qué bonito, qué bien".

Espacios grandes, magníficos, que nos gustan a nosotros.

Y que no nos dan miedo esos espacios tan grandes.

Y hemos realizado una exposición bajo el título "Juego de Puntos",

recreando "Juego de Tronos".

Entonces, cada instalación que hacemos es como un jugueteo

o también la recreación de un juego.

(Música)

Todo lo que hacemos en esta escuela lo hacemos todo bien.

La capacidad que todos tenemos para poder trabajar en equipo

en cuanto nos dan un hilito que tirar para seguir.

Yo creo que eso es la característica más importante

de todo el trabajo en equipo.

"¿Ese es mi punto?", "Yo llevé los puntos allí",

"Pues yo llevé el cartón", "Pues yo lo recorté", "Yo, yo"...

"Yo, yo, yo", pero con todos.

(Música)

(Música)

La serie dramática de televisión "Genius" prepara una nueva temporada

y tras la emisión de la excelente biografía de Albert Einstein

preparar otra sobre Pablo Ruiz Picasso.

Esa es la razón por la que hoy recordamos

la existencia de esta biografía escrita por John Richardson

en cuatro tomos bien nutridos e ilustrados

de los cuales han sido ya publicados tres en Inglaterra y dos en España.

Estos últimos por Alianza Editorial.

La vida de Picasso fue verdaderamente extraordinaria.

No desmerece su obra, aunque tampoco la justifica.

Quizá contribuya a entenderla mejor.

Y esa podría ser una de las razones para leer esta biografía.

Recordemos que Richardson fue amigo del matrimonio Jacqueline-Pablo

y de sus hijos Pablo y Paloma

y que estuvo muy cerca del artista durante una década.

Su conocimiento de la persona y sus circunstancias

es difícilmente igualable.

Merece la pena leer los dos volúmenes,

que aparte de fino cotilleo ofrecen la posibilidad

de situar cada obra en su lugar biográfico

y especular sobre sus razones e intenciones.

Con la recomendación de lectura nos despedimos este lunes.

Pero mañana volvemos.

Por ejemplo, para charlar con Laura Rojas-Marcos

sobre cómo sobrellevar la enfermedad en el marco de la familia.

También nos sumamos a los actos de conmemoración

del 70 cumpleaños de "Cuadernos Hispanoamericanos",

la revista de literatura y pensamiento que edita la AECID.

A partir de las diez de la mañana

les esperamos con toda la información

aquí, en La 2.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 05/03/18

La aventura del saber - 05/03/18

05 mar 2018

Ofreceremos los reportajes "Reservas ornitológicas: Los Albardales" y "ELE Equipo La Escuela". Además, entrevistaremos al matemático Santi García Cremades y al profesor y asesor familiar Francisco Castaño.

ver más sobre "La aventura del saber - 05/03/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 05/03/18"
Programas completos (1552)
Clips

Los últimos 4.890 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios