www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4622913
Para todos los públicos La aventura del saber - 04/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, bienvenidos a una nueva semana en "La aventura del saber",

que comenzamos por lo principal,

una saludable consideración gastronómica.

Luego hablaremos con Juan Eslava Galán, que no para

y acaba de publicar otro libro, una historia de toma, pan y moja.

Hablaremos del libro y de lo que surja

en unos 12 minutos que seguro que nos tonifican

arrancándonos más de una sonrisa.

En la segunda parte del programa estaremos con María Lara,

con quien hablaremos del Año Gutenberg, coincidiendo

con la Feria del Libro y conoceremos algunas curiosidades

como por ejemplo la tecnología que implica

y está contenida en los libros como objetos

de comunicación.

Además visitaremos la exposición "El principio Asia,

China, Japón e India y el Arte Contemporáneo en España"

que pretende mostrar los vasos comunicantes existentes

entre el arte oriental tradicional

y el arte contemporáneo español desde la segunda mitad del siglo XX

hasta nuestros días.

Finalmente les invitamos a conocer la iniciativa "Big Valise"

que busca potenciar el conocimiento físico y afectivo

del alumnado a partir de una gran maleta viajera,

que incorpora contenidos didácticos en torno

a algunas obras del Museo Thyssen.

(Música animada)

Es importante que mejoremos nuestro conocimiento de alimentación

y gastronomía, por eso dedicamos dos espacios como mínimo

a ello en "La aventura del saber".

Nos guía en ese grato laberinto don Rafael Ansón,

quien hoy nos habla de la importancia

de la presentación y empaquetado de los productos.

Creo...

que, sobre todo España, ha incorporado

en los últimos años algo fundamental,

y es que la gastronomía es la única actividad cultural

que satisface los cinco sentidos.

No hay otra que satisfaga más de dos.

Luego lo piensas.

¿Qué incorpora España? Por supuesto, el tacto.

Es la textura y temperatura a la hora de presentar las cosas.

Pero, sobre todo la vista. Viniendo de Oriente.

Es una cosa que se copió mucho de Oriente.

Porque está muy bien el empaquetado de los productos.

Siempre se dice que España vendía el aceite de oliva a granel

a Italia, Italia lo embotella en unas botellas maravillosas

y lo vendía más caro.

Eso no es tan así, pero fue así en una época.

Nosotros vendíamos en garrafones de plástico,

y ahora se vende el aceite en botellas como las de vino,

como las de licores.

Pero yo quería decir que también los cocineros,

le han dado a la parte estética un valor fundamental.

Hoy día un plato emplatado que salga de la cocina,

que no sea bello, atractivo, ya no te gusta.

Por lo tanto, y es natural, siempre se dice

lo primero entra todo por la vista.

Ves una mujer,

o la mujer ve a un hombre y lo primero es que lo ve.

Luego tarda tiempo en descubrir si es inteligente, buena persona,

y hace bien el amor, eso tarda más tiempo.

Pero la primera vista es lo importante.

Y esto ocurre exactamente igual en los productos de gastronomía.

Antes no hacía falta. Eran garbanzos de no sé dónde,

cogías la bolsa y te los llevabas.

Si quieres que en un lineal te cojan los garbanzos,

los tienes que empaquetar bien, hacerlos bellos, atractivos.

Creo que hay que tener cuidado con eso, porque si luego

no responde a la realidad

puede ser contraproducente, a lo mejor lo que te lleva

a coger esos garbanzos te lleva a dejarlos,

no eres fiel a ellos.

Te pasa igual con la mujer y con el hombre.

Ves una señora o señor guapísimo y luego es un desastre.

No es habitual.

La gente que hace el esfuerzo, por ejemplo el cocinero,

que hace el esfuerzo de presentar el plato

con una estética maravillosa normalmente el plato está bueno,

de aroma, de gusto y de tacto.

Y luego ese plato bien presentado

te obliga a hablar y a escuchar.

Y, por lo tanto, interviene el oído.

Es perfecto.

Muchas gracias. Hay que cuidar muchísimo la estética.

Es una de las grandes aportaciones de la civilización.

La estética, la belleza...

Cuando comes tienes el placer de compartir

con los demás... Todo entra por los ojos.

Luego está probado que si no está bueno lo escupes.

Pero de entrada te lo metes en la boca.

Y es atractivo el...

Y es una de las cosas que es importante tener en cuenta.

Pero yo me fiaría bastante.

Insisto en que cuando haces el esfuerzo

de dar una envoltura bella y adecuada,

cara... Hombre, los frascos de perfume,

normalmente el perfume que hay dentro es bueno.

Metes el coñac en una botella de baccarat

que vale un montón de dinero,

es absurdo meter un coñac malo o un brandy malo, metes uno bueno.

Te puedes fiar de los ojos, normalmente.

Muy bien.

En el mundo globalizado en el que vivimos

el arte no tiene fronteras.

No siempre ha sido así.

Hace unas décadas el conocimiento del arte

de sociedades ajenas a la nuestra era muy, muy minoritario.

No obstante, ciertos artistas sí han sentido por ejemplo

la llamada del arte oriental

e intentado incorporar su esencia a la propia obra.

Eso se pretende demostrar con la exposición:

"El principio Asia", abierta en la Fundación March.

(Música de piano)

Oriente y Occidente son dos mundos

que han vivido tradicionalmente ajenos,

hasta el punto de desarrollar formas tradicionales y artísticas,

si no antagónicas,

sí al amenos muy diferentes entre sí.

En el mundo globalizado en el que vivimos

las fronteras culturales parecen haber desaparecido.

Pero hasta hace una décadas, salvo excepciones,

la ósmosis cultural entre Oriente y Occidente

apenas existía.

En los primeros compases del siglo XX

las artes decorativas y algunas vanguardias

fijaron su mira en Oriente como fuente de inspiración estética.

Pero es a partir de la segunda mitad del siglo XX

cuando esta influencia empieza a ser más notoria y persistente.

Al hilo de este hecho la Fundación Juan March

presenta en su sede de Madrid

la exposición "El principio Asia,

China, Japón e India y el arte contemporáneo en España.

1957-2017",

que pretende mostrar el influjo que el arte oriental

ha ejercido sobre el arte español

en la segunda mitad del siglo XX y lo que llevamos del XXI.

La muestra está constituida por más de 300 piezas orientales

y Occidentales de pintura, dibujo,

obra gráfica, escultura, cerámica, fotografía, instalaciones...

En exposición se establece un diálogo

entre las piezas originales de arte oriental

y su influjo directo o indirecto en la obra

de 60 importantes artistas españoles contemporáneos.

"El principio Asia" es una exposición que reúne piezas

japonesas, indias y chinas,

y las mezcla, casi en sentido químico,

La palabra "principio" la entendimos como un principio

en el que las realidades del arte contemporáneo español

se disuelven y reaccionan de alguna manera.

Se mezclan esas obras de esos ámbitos culturales

con las de artistas españoles contemporáneos

aproximadamente de entre los años 50 y hoy en día.

-Nosotros tenemos una visión de dar protagonismo

a lo visible, a lo material. a lo carnoso, a lo tangible.

Y, sin embargo yo me doy cuenta que en oriente es al revés,

es ver la realidad a través de lo invisible,

de lo tangible, de lo opuesto.

-Todos ustedes conocerán a ese elegantísimo pintor

que se llama Fernando Zobel.

¿Cómo definirías un cuadro de Zobel?

Mis cuadros son bastante flacos.

Estoy buscando con verdadero interés

lo que llamaríamos resortes de la belleza.

¿Por qué decimos que una cosas es bonita?

El eje vertebrador de la muestra es el artista Fernando Zobel.

Él fue el máximo influyente e introductor del arte asiático

en la España de la segunda mitad del siglo XX.

Fernando Zobel era un pintor y profesor de arte

nacido en Filipinas,

que siempre se sintió interesado por el arte oriental.

Del cual atesoró piezas, libros y documentos

que utilizaba en sus clases universitarias.

Tras trabar amistad

con varios artistas españoles de vanguardia,

Zobel se trasladó a vivir a España

convirtiéndose en el máximo valedor

del arte asiático

entre los pintores abstractos del momento,

tales como Antonio Saura, Manuel Millares o Luis Feito.

Había practicado toda esta gestualidad...

de la pincelada única.

La pincelada es algo tan especial en cada civilización.

Ahí sí que lo menos es más.

-Fernando Zobel digamos que es una especie de pulmón de acero

de la presencia de lo oriental en nuestro país.

Acaba de ser puente con sus colegas de generación

y con las nuevas generaciones.

Su pintura tiene influencias orientales.

En el año 76 Fernando Zobel

crea el Museo de Arte Abstracto Español,

que es el primer espacio en el que los españoles ven

obras de arte moderno en condiciones museísticas normales.

Es un trabajo lento y complicado

para conocer las piezas que tenían que entrar en diálogo.

Pronto nos dimos cuenta que el proyecto tenía posibilidades

que superaban la pura exposición

en una sala tres meses de lo conocido, lo descubierto.

Aparte del catálogo, la exposición ha derivado

en un portal web de conocimiento

y un proyecto de historia oral,

es decir, un proyecto de conseguir el testimonio

audiovisual, porque no solo hemos grabado la voz,

sino a los artistas en sus estudios,

de alguno de los artistas vivos y por tanto queríamos

considerar como fuente de la investigación.

-Cuando uno pone en relación arte Oriental con Occidental

primero hay siempre una sorpresa porque es muy distinto.

Creo que hay un componente misterioso que atrae.

Siempre hay contrarios que establecen una síntesis.

La figura retórica que se me ocurre es el oxímoron.

Son como dos términos contradictorios

que son capaces de dar un sentido distinto.

-Ha habido registros videográficos bajo el título:

"Asia y yo, conversaciones con artistas".

Muchas veces en estudios,

con lo que ha sido oportunidad para verlos trabajar

en contacto con sus piezas, obras.

O, en muchos casos, esto ha sido muy bonito,

con las piezas orientales que han atesorado mucho tiempo

y que muchos años les han acompañado en sus estudios.

-¿Meditas?

-Sí, empecé no hace mucho.

Casi me da vergüenza hablar de eso.

Es una buena actividad, sí.

Empecé hace poco, hace unos pocos años.

Después me di cuenta que como llevo toda la vida buceando,

que es algo que sabía hacer, lo de controlar la respiración,

y meditar es controlar la respiración.

Seguramente el trabajo de artista tiene mucho de eso.

Estar muchas horas es todo.

Muchas horas inmóvil.

Son horas de meditación casi de protocolo digamos.

Fue obvio desde el principio

que la organización espacial de la muestra debía ser temática.

Hemos hecho una opción cada comisario por núcleos temáticos

en torno al paisaje, nuevas iconografías,

en torno al espíritu y la energía,

en torno a la ciudad, entorno al color.

Es importante cuando se relaciona a determinados artistas con La India,

en torno a la abstracción, gesto y caligrafía.

Muy importante para poner en relación el hecho de que la escritura

japonesa y china

son ideogramas, una mezcla entre el dibujo

y la letra.

-Es una especie de minimalismo tremendo.

La filosofía oriental es que va...

a lo esencial fundamentalmente.

Hay muchas... Y eso es lo más me interesaba,

es decir, ir a la esencia.

Esa idea oriental de que lo físico

y lo espiritual, o la conciencia están tan unidos.

El arte Oriental y Occidental se han diferenciado

y en ciertos sentido

se siguen diferenciando en muchas cosas.

Aun así hay similitudes tremendas.

Eso hace que algunos pasajes de la exposición

a veces la similitud es tan cercana que es difícil distinguir

un ideograma de Chillida que una representación

abstracta de Chillida o de Feito o de Rueda,

o de Zobel que una caligrafía japonesas, china o india.

Digamos que hay más similitudes entre lo japonés y lo chino

que entre lo japonés, chino e indio.

La India hay un repertorio pictórico muy ligado al signo y al color.

Y a un color, incluso para nuestro parámetros occidentales

actuales, un color exagerado.

La presencia del color, la presencia carnavalesca del color

y la tipología del color,

los fucsias, los verdes, los ocres,

en India y la importancia que tiene es muy llamativa.

-Leía muchas cosas de Oriente

porque me entraba una orientitis.

Me puse amarilla, los ojos se pusieron así...

Yo lo que noté mucho fue cuando fui a La India.

Eso sí, eso fue el tortazo mayor de mi vida.

Había visto cositas de colores que venden aquí, trapitos y tal.

Pero llegas allí y ves en un instante, en Nueva Delhi

pues 100 gorros distintos de señores.

Todo era exultante para mí.

-En lo japonés y chino hay algo muy ligado

al equilibrio, al pensamiento, a la reflexión,

a la implicación con aquello que se pretende representar.

Hay una unidad con la naturaleza muy peculiar,

muy común a las tres y en cambio distinta a la europea.

-Lo del Mar de la China, el título

aúna una investigación mía sobre pintura

y sobre formas de representar.

Al salir me dejaba, cuando sales en avión

que se ven los volcanes echando humo

y había millones de cosas.

Lo que no me había dado cuenta es que abajo, en el fondo del mar

también había millones de cosas.

Eran dos pinturas que estaban superpuestas

y que al mismo tiempo eran tres.

El fondo, la superficie de color

que sería digamos la superficie del mar,

y luego lo que flota encima.

Lo chino siempre fue para mí lo desconocido.

Por eso a eso lo llamé Mar de la China.

-En todo se advierte algo común, y es que hay

un intento de aprovechamiento en beneficio propio

de aquello que ven en la otra cultura.

Ese aprovechamiento puede ser si me apura

muy simple, conozco determinas matrices

iconográficas de la otra cultura y las hago mías,

las mezclo con mi modo de pintar o de dibujar.

En otros casos pueden ser absorciones más lentas.

Me interesa y paso tiempo en el Himalaya,

en La India, en Japón...

Pero lo que hago no es una mala imitación,

estoy trabajando como un artista occidental.

-Hace un mes me dediqué cada día a pasear así,

mirando al aire, alzando la mirada.

Descubrí verdaderas cabelleras de Shiva

en las conexiones de cables en todo el cielo.

Mira.

Y además tengo las fotografías. Se escanearon y se hizo un libro.

400 ejemplares.

Y este libro es el que nos acompañó en el viaje a La India.

-La exposición como tal

funciona como una gigantesca instalación

en la que todo está conectado con todo.

Distinguiría alguno de los paisajes de Fernando Zobel,

que tiene mucho que ver con ese paisaje abstracto

casi atmosférico japonés.

Distinguiría la relación entre determinadas texturas

de Tápies y Feito con la cerámica.

Esa especie de rugosidad de carácter vasto,

y por eso valioso, de algunas cerámicas.

Hablaría de la influencia

que ha tenido para fotógrafos y artistas

como Rodero o la pintura de Marta Cárdenas

el impacto del color en La India

cuando han viajado a esos países.

Haría mención de los ejemplos que hay muy paradigmáticos

de las caligrafía orientales y su influencia en lo occidental.

Hay un repertorio donde se ven piezas de Gerardo Rueda,

Zobel, Antonio Saura, Feito...

Hablaría como determinados artistas, algunos pop y otros no tanto,

como Juan Navarro también Fernando Belber

se han apropiado de la estampa japonesa.

-Japón ya no puede dejar de estar dentro.

Creo que es imposible no ser cosmopolita.

No puede uno volver atrás.

Vivimos un mundo globalizado donde hay

un imaginario

compartido por muchas culturas,

y creo que es imposible sustraerse a eso.

-Hemos puesto el acento también en la influencia

que la poesía china y japonesa, el zen,

esa especie de juego entre lo vacío y lo lleno,

esa especie productiva de la nada,

de lo mínimo, esté presente en la exposición.

O poesía visual fotográfica como el caso de Chema Nado.

En la que la presencia no solo de la plástica e iconografía

china, india, japonesa, sino el pensamiento está presente.

En el caso de Zobel están los cuatro cuadernos

que conservamos sus notas de clase para el arte chino

en la Universidad Ateneo de Manila en los 50.

Todo este material, se incluyen también pinceles,

conservados por Hernández Pizjuán y por Miró y por Manolo Rivera.

Y piezas, lo llamamos "Gabinete de curiosidades",

que algunas tiene valor artístico, otras no tanto.

Pero funcionan como testimonio por atrezzo

de los domicilios, casas, estudios de los artistas de la exposición.

Hemos aprendido también

que cuando el mundo no estaba globalizado,

como lo está ahora,

el mundo no era pueblerino,

la gente podía estar en Cuenca, Albacete o en Madrid o Barcelona,

y conectarse a través de los viajes con culturas

tan distintas, pero tan fascinantes como las del Japón,

la China e India.

Acaba de publicarse un nuevo libro de Juan Eslava Galán,

y como hacemos desde que leímos

"El amor en el jardín de las fieras",

su novela sobre el nazismo,

no perdemos oportunidad de hablar con él.

El libro es este: "Toma pan y moja".

Un benévolo título. ¿Qué tal, Juan?

Muy bien. Encantado de estar aquí.

Vamos a ver, no es libro de recetas.

No, Dios nos libre.

Es una historia de la gastronomía española

desde los orígenes hasta nuestros días.

En la que no se refleja la gastronomía,

sino más las hambres que los hartazgos.

Porque los viajes extranjeros por España

cuando nos ven comer dicen que comemos tanto

que tenemos un saque tan grande en España

porque pasamos hambre en los años 40.

No en los años 40. Hasta esta generación

en España siempre se ha pasado hambre.

Esa es la verdad. También en otros lugares de Europa,

y no digamos del mundo.

Pero efectivamente parece que tenemos la memoria genética

de hambres pasadas,

entonces cualquier celebración la hacemos comiendo.

Y últimamente también alguna, lo digo por los futboleros,

bebiendo.

Pero sí, efectivamente.

Una boda, comunión, puesta de largo,

hasta los divorcios tienen una fiesta y la gente come.

La historia comienza comiéndose unos a otros

en Atapuerca.

La verdad es que se ha demostrado que en la remota prehistoria

existía el canibalismo.

Y luego a lo largo de la historia quizá en algún momento de dificultad.

Quevedo hablaba de los...

Se cachondea... es curioso en esta época,

en el Siglo de Oro, para centrarnos,

había dos países completamente distintos

como Inglaterra y España,

tenían dos cosas en común,

y era que en los dos sitios se comían empanadas,

empanadas de carne.

Eso digamos que era una comida muy corriente.

Los ingleses han mantenido su steak and kidney pie,

la empanada de carne,

y en España ha decaído por completo.

Creo que de los cachondeos de la época de Quevedo

en que decían que eran de carne de ahorcado.

Los trozos de los ahorcados se exhibían en los caminos.

Los trozos de carne, los cuartos.

Y claro, como las empanadas algunas se vendían muy baratas,

decían que era carne de ahorcado. Y Quevedo por gracia

tenía costumbre cuando iban a comer empanadas

en un figón, restaurante de la época,

se levantaban y rezaban un responso por el alma del que estuviera.

¿Y sería verdad eso o no? Bueno...

Yo creo que no, que era exageraciones.

Pero meterían carne de todo, como es lógico.

Uno de los platos españoles más conocidos...

Bueno, salsas.

Era el garum, ya hemos hablado alguna vez

del garum aquí, pero ¿a qué sabrías eso?

Es imposible que estuviera tan malo y que a la gente le gustara.

Sabría a demonios.

Pero si en la infancia se acostumbra a un sabor, se acostumbra.

Hay algunos países de Oriente,

hacen algo parecido al garum.

Es decir, que se hace con entrañas de pescado grande

y con pececitos pequeños puestos al sol, se pudren

y eso da una especie de líquido...

Fermenta...

Entonces ya se puede uno imaginar que aquello

estaría terrible desde nuestro gusto actual.

Pero en la época de Roma había garum de distintos precios

y era indispensable. Los más viciosos lo tomaban con vino,

con agua, con todo.

Cualquier comida tenía que llevar garum.

Y la cocina española tiene mucho

de la cocina musulmana,

hay una gran tradición...

Tiene algo de cocina musulmana.

Pero no exageremos, porque la cocina española se basa en el cerdo.

Y eso no puede provenir de la musulmana.

En la cuestión de dulcerías quizás sí.

Lo que ocurre como nuestros espectadores

que han viajado por países árabes se darán cuenta

la dulcería árabe es con miel

demasiado dulce para nuestro gusto.

Nosotros tenemos el gusto acomodado al azúcar.

Entonces los mantecados,

que muchos llevan cerdo, pueden tener origen árabe,

pero ha evolucionado y se ha hecho cristiano con azúcar,

más que con miel.

¿Y la comida cristiana se caracteriza por el cerdo?

En nuestro país sí, el cerdo es... como dicen los gallegos...

Cuando le preguntaron a un gallego de los pájaros, de las aves...

comestibles, cuál es la que más le gusta.

Se queda pensando y dice:

"El gochu, el cerdo si volara".

O sea que no... no hay mucho que discutir.

Y de la cocina de origen judío...

Bueno, tenemos la arafina era el gran plato

de la cocina judía.

Era una especie de cocido,

solo que excluyendo el cerdo obviamente.

La carne más popular en la época tradicional,

en el Siglo de Oro cuando había judíos en España,

era, antes de la expulsión de los Reyes Católicos,

la carne más popular,

incluso entre los cristianos, era el carnero.

Porque claro había inmensos rebaños de ovejas,

la mesta... Entonces era la carne...

junto con el cerdo.

Pero la arafina era una especie de cocido,

como el nuestro de garbanzos,

pero hecho con carnero.

Y tenía un montó de verduras y eso.

Y era la comida de los sábados.

Porque se ponía en la lumbre el viernes por la noche

y se iba haciendo... Estaría buenísimo.

Sí, los que han probado

a reproducirla es una comida exquisita.

¿Y el ajoblanco de dónde viene.

No sabemos de dónde viene, porque el ajoblanco básicamente es

ajo y almendra.

También se puede hacer con huevo.

O se puede hacer con harina de habas.

Entonces es una comida tradicional.

Como el gazpacho puede que tenga un origen incluso romano.

Los legionarios romanos lo que llevaban en la cantimplora

era agua con vinagre, posca,

o vinagrillo que decían los segadores

castellanos hace 50 años, cuando había.

Porque eso calma la sed, el agua con vinagre.

Y eso es lo que le dieron a Cristo en la cruz.

No fue para fastidiarlo, sino que se apiadaron de él,

y le dieron la esponja con agua y vinagre.

Ajá.

Qué curioso.

Aparte de las cocinas tradicionales,

étnicas o de diversas culturas y tal,

¿hay una cocina española de origen godo por ejemplo?

Se dice que se lavaban poco,

pero en cocina...

No se puede decir que específicamente,

de los godos sabemos poco, esa es la verdad.

Pero los pueblos germanos eran muy carniceros.

Aquí la nobleza tradicionalmente ha comido

hasta el siglo XIX prácticamente...

Luego morían de gota por comer tanta carne.

Solo comían carne.

A Carlos V le ponías una lechuga

o una cebolla en la mesa y te mandaba a ahorcar.

Directamente.

El noble solo comía carne.

Por eso vinieron las especias.

Porque los mismos platos de carne había que aderezarlos distintos

para que supiera distinto.

Pero sí, el pobre

apenas tenía proteínas animales.

Como no fuera una paloma, un conejo...

La carne se la comían los nobles.

Y, vamos a ver,

quizás una de las mejores herencias gastronómicas cristianas

sea el jamón de Jabugo. Sí.

El jamón de Jabugo es muy venerable.

Pero no dejemos al margen el jamón

de otros lugares, de Salamanca o del Valle de los Pedroches.

Es decir, que hay otros jamones muy... Pero sí,

eso es un plato absolutamente exquisito.

Es decir, que eso es...

Aunque todavía despierta en determinadas culturas

un cierto repelús.

Se habla de la pierna de cerdo...

colgada en la cocina.

Cuando lo comen...

A lo mejor al verlo les da repelús. Cuando llegan a un bar

y hay un montón de jamones...

les da algo. Se ve la pezuña negra, peluda...

Pero si lo comen sin verlo,

todo el mundo se enamora de él.

Incluso la reina de Inglaterra cuando todavía estaba prohibido

exportar jamón porque no lo admitía Sanidad

en Inglaterra, ya sí lo admite.

Pues la reina de Inglaterra

probó el jamón en su viaje que hizo a España

y desde entonces el jamón estaba en su mesa.

Algo tendrá.

"Toma pan y moja" es un dicho.

¿De dónde procede?

Procede de que muchas veces la comida española y lo sigue siendo

es un poco convivial.

Es decir, la gente se reúne a comer.

Por el placer de comer y de la sobremesa.

Entonces "toma pan y moja" es el ofrecimiento

cuando era convivial y era un puchero en medio,

cualquiera que llegara, aparte de decir buenos días,

se le decía: "Toma pan y moja".

Súmate al banquete, al festín. Claro.

Y tú has tomado ese dicho para hacer

una historia de España.

Cuéntanos un poco la idea... La idea ha sido ver...

Recorrer la historia de España en sus mesas,

en lo que la gente ha comido.

Siempre se hace historia de la gastronomía

y la gastronomía parece que corresponde

a las clases superiores.

En este libro he querido reflejar lo que han comido pobres y ricos

en cada momento.

Es decir, las diferencias en ese sentido.

No he podido leer el libro porque acaba de salir.

Está caliente todavía.

Pero sí que tengo la sensación de que no siempre las clases altas

han comido mejor que las pobres, y que en muchas ocasiones

ha sido más bien a la inversa.

Efectivamente. Desde el punto de vista

dietético, de la salud y eso,

hasta hace un siglo

las clases populares comían mejor.

Lo que pasa es que comían poco.

Había cierta ventaja con ser pobre.

No tenías acceso a los médicos.

Y eso te conservaba más la vida.

Los ricos que tenían acceso a los médicos, los médicos

lo arreglaban todo con sangrías.

Por lo que te debilitaban y te ibas...

El pobre tenía el problema,

es decir, siempre vivía

acosado por el hambre.

Pero lo que comía en cuanto a verduras,

era una alimentación más variada...

Y era más sana que la del rico, claro.

¿Y eso sigue ocurriendo?

No, creo que ya no.

Ya se tiene conocimiento...

Ahora el problema es que la dieta mediterránea

que aunque sea un lugar común es muy sana.

Y ha sido la dieta del mercado de siempre.

Quizá nos vamos apartando de ella.

Parece que como tenemos más dinero

y, sobre todo la juventud,

se pierde la costumbre de cocinar en casa.

Antes la mujer era una esclava de la cocina.

Ahora afortunadamente empieza a haber hombres

que también cocinan.

Como por ejemplo tú, has escrito...

Todavía nos falta planchar más y poner la lavadora más.

Pero sí, y pasar la aspiradora, etcétera.

Pero a la cocina nos vamos apuntando.

Y eso es muy positivo.

En ese sentido vamos evolucionando.

Y a ver si recuperamos esa cocina más sana

y vamos dejando la comida rápida.

Comer más legumbres por ejemplo. Que no es sana en absoluto.

Además hay un procedimiento, yo concretamente

cuando pongo un cocido

o ciertos potajes que no sean lentejas

porque eso no se congela bien.

Ajá.

Yo hago una cosa cuartelera.

Luego lo congelo.

No tienes que hacer tantos, sino que con uno

te arreglas para comer cocido diez días.

Este tipo de cosas ahora con la vida moderna

nos exige eso y nos conviene hacerlo.

Tú que eres especialista en Inglaterra y has vivido allí,

recordarás que Brenan en su libro de memorias

habla de los garbanzos. Dice que son

balines que explotan en el estómago.

Y dejan una cantidad de gases y tal...

Los garbanzos han tenido siempre mala fama.

Ya se la dieron los romanos.

En su oposición histórica con los cartagineses,

como en Cartago se comían muchos garbanzos,

los romanos decían que era comida de cartagineses.

El enemigo y tal.

Han tenido mala fama, pero un cocido sigue siendo un señor cocido

en cualquier parte.

Cuando tengo amigos extranjeros invitados

les suelo poner cocido.

Y algunas veces hecho por mí, y otras veces en los lugares...

Estamos en Madrid,

los lugares donde se hace. En Madrid se hacen muy buenos,

como en el resto de España.

Y... acaban encantados.

Lo que pasa es que en la época en que vino Brenan

los cocidos que le daban a comer,

quizá eran cocidos más bien pobres

y luego este hombre no se supo...

Los ingleses en gastronomía no descuellen.

No se adaptó a las costumbres españolas.

Ha sido un placer de nuevo. El placer mío.

Muchas gracias. Te esperamos con el próximo libro

que ya lo tienes entregado... En cuanto salga.

Muy bien. Gracias. Gracias a ti.

Recuperamos un fragmento

de nuestro trabajo de Aníbal en Hispania.

El legendario militar era una persona cultivada,

hablaba idiomas y levantó fortalezas

a la altura de los mejores arquitectos de su época.

(Barrito)

Si preguntamos en una encuesta quién es Aníbal Barca,

la respuesta mayoritaria sería...

Aníbal Barca fue un... conquistador que venía de África.

Era un vendedor de sandalias.

¿Aníbal Barca?

Absolutamente nada.

Ni idea.

Ostras, me suena mucho.

Me suena mucho.

Iba con elefantes y tal.

Aníbal nació en el 247 antes de Cristo

en Cartago, al norte de Túnez

y falleció en el 183 antes del Cristo

en Bitinia, cerca de Busa, en Turquía.

Como ustedes ven

el memorable paso por los Pirineos y Alpes

a lomos de elefantes para conquistar Roma,

por donde no esperan, es un lugar común.

Tienes que decir esta frase.

Esta encuesta no es muy representativa

por estar grabada aquí, en Prado del Rey.

Se va a notar que está ensayado.

Son nuestros compañeros que en honor a la verdad

tampoco saben más que el resto de la gente de la calle.

"Taller de humanidades" hoy con María Lara en solitario

porque Laura está enferma.

Desde aquí le mandamos nuestros mejores deseos.

Vamos a hablar, María, del Año Gutenberg.

2018 es el Año Gutenberg, ¿por qué?

Porque se cumple el 550 aniversario

de la muerte de este genial inventor.

En 1468 fue cuando dijo adiós

para decir un bienvenidos a mi artilugio,

a la imprenta, que marcó una revolución intelectual.

Y se celebra el Año Gutenberg en Alemania,

su patria, en Francia, en España, especialmente en Barcelona,

y en general en muchos contextos escolares.

Quizá porque ha marcado una época, de hecho según...

McLuhan una galaxia de conocimiento se produce

gracias a su invento, la galaxia Gutenberg.

Y ahora ya estamos en otra, ya estamos en la galaxia internet.

Y en la globalización.

En el nuevo libro que he escrito, "Historia del ser humano",

hablo de los jalones que han marcado la historiografía.

Y junto con la Revolución Neolítica

en el 10 000 a. de C. que permitió pasar del nomadismo

a la sedenterización con agricultura y ganadería,

hay que decir que se produce

también con el nacimiento de la escritura

eso que será la persistencia de la memoria.

Dejar en un soporte recuerdos para que los descendientes

lo puedan leer. En el 3500 a. de C.

en Egipto y Mesopotamia podemos ver los primeros trazos.

La era cristiana con el nacimiento de Jesús de Nazaret

cambiará el cómputo de los años.

Y llegamos a mediados del siglo XV

y ahí tenemos a Gutenberg.

Y ese procedimiento en el que se inspira

que son las prensas de las bodegas de vino

para estampar letras perdurables, para siempre.

¿Cómo había sido antes?

La transmisión del saber, que es más antigua que Gutenberg,

¿cómo había sido hasta ese momento?

Una cosa son los géneros,

otra los soportes y otra los formatos

de transmisión de la cultura.

Se habían utilizado las tablillas,

los papiros, los rollos, los pergaminos.

Ya en el Imperio Romano los códices, esos libritos

como decía Marcial que se podían manejar

y causar sonrisa a través de la lectura.

Y luego avanzando los años en la Edad Media

serán los monasterios cunas y como centros

de producción escrita.

No solo por la labor intelectual, sino porque allí se copiaban.

Los monjes, los amanuenses, los escribanos

que copiaban textos

a veces eran analfabetos y trazaban dibujos.

Tanto de las miniaturas, como de las propias letras.

Por ejemplo, si un noble encargaba un tratado.

No solo era el tiempo que tardaba el escritor en componerlo,

era el tiempo que después el amanuense

tardaría en copiarlo.

Incluso una década. Eran libros muy bellos.

Y ahí es donde estará el ingenio de Gutenberg.

Él quiere pasar de la xilografía,

que era técnica de la Baja Edad Media,

y que desde el siglo XII con el renacimiento urbano

y la aparición de la figura del intelectual cuando saca

su genio ante el anonimato del artesano,

pues la xilografía estampaba en una plancha

cada uno de los pliegos.

Eran planchas de madera, se desgastaban pronto,

y trazar una página en un soporte

llevaba mucho tiempo.

Y él lo que hace, Gutenberg, es inventar los tipos móviles.

De hecho, llegó a afirmar que con ese ejército de 26 soldados,

aludiendo al alfabeto,

podía cambiar el mundo. Y lo cambió.

Sí.

¿Qué ocurrió cuando se produce el invento?

¿Cómo fue la historia... de esa transformación?

Estamos en una etapa de teocentrismo,

Dios como centro del universo, pero poco a poco llega el humanismo.

Por ejemplo en época de Gutenberg

se acaba de realizar la cúpula de la catedral de Florencia

por parte de Brunelleschi.

O se compone ese tratado

de las muy ricas horas del duque de Berri

que tiene esas ilustraciones tan magníficas.

Y Gutenberg,

que ha nacido en torno al 1400 en una familia de comerciantes

bien posicionada y relacionada con burgueses,

pasará por distintos oficios. Su profesión era orfebre.

Y viaja a Estrasburgo, después vuelve a Maguncia,

y allí decide crear los tipos móviles.

De este modo se asocia,

porque necesita dinero para poner en marcha el taller,

y crea la figura del editor.

No solo estaba pendiente de que salieran bien los pliegos,

sino también de elegir el papel,

incluso pintarlo, las tintas... Y luego tenía que ser erudito,

porque tenía que saber del contenido.

Pensemos qué habría sido de Erasmo

sin su editor Froden. Por ejemplo.

¿Y luego qué ocurre? Porque nuestra era,

que es la era internet,

va a cambiar nuestra manera de ver el mundo,

casi nuestra biología.

¿Eso ocurrió con el invento de Gutenberg?

¿Cambió mucho?

Sí, cambia la sociedad y cambia la antropología

y la percepción que se tiene del otro.

La imprenta desde mediados del siglo XV,

desde 1453,

cuando se produce la toma de Constantinopla

por parte de los turcos,

va a crear una nueva mentalidad.

Surge comunidad de lectores. La imprenta se presentará

como la principal aliada de la mujer. Desde el siglo XIX ya está...

Hay impresoras también. Y está constado

cómo coge fuerza la mujer como lectora,

como pasa mayoritariamente en el siglo XXI.

Hubo impresoras por ejemplo.

En Burgos Isabel de Basilea

o en Sevilla tenemos a Brígida Maldonado,

que era la viuda del impresor Cronenberg.

Y que aparecen sus nombres en los colofones

de las obras.

Y además tenemos que tener presente

que Gutenberg mientras hace el invento de la imprenta

maquina otras historias. Por ejemplo,

era un tiempo en el que la devoción tenía un poso especial,

y él idea unos espejos

para que los lleven los peregrinos en el sombrero

cuando vean las reliquias en Aquisgrán.

De ese modo la fuerza de las reliquias pasarían

por el espejo al cuerpo de las personas.

Después como decíamos,

después crea una imprenta con un socio llamado Juan Fus.

Al final le sale mal el negocio. No fue buen negociante.

Este banquero lo estafa.

Se ha producido otro acontecimiento decisivo

y es que en su Maguncia natal,

ha entrado el arzobispo que es Adolfo Nasau

en 1462, ha provocado un saqueo de la ciudad,

y muchos impresores huyen, y al huir a otros sitios de Europa

la imprenta, el negocio de Gutenberg,

llega a Italia, a Francia, y en los años 70

llega a la Península Ibérica.

De hecho el sinodal de Águila Fuente

es uno de los principales textos

que se realizan en esos tiempos pioneros

de incunables.

Claro, los antiguos libros eran para gente

con mucho poder adquisitivo,

nobles,

y además los hacía...

estaban bajo el control

de la institución eclesial, eso durante la Edad Media.

¿Cómo se cambia eso?

¿Cómo los libros comienza a ser libros de autores

y libros de personas, de individuos,

más que digamos como si hablaran augures

a través de ellos?

En el caso de Castillas lo tenemos atestiguado

en la Gramática de Nebrija de 1492,

en "La Celestina" atribuida a Fernando de Rojas de 1499,

o en lengua catalana y valenciana

como "Tirante Lo Blanc" de Joan Martorell.

De ese modo el artista

pasa de ser un artesano, aunque sea escultor o pintor

a tener nombre y apellidos.

También habrá instituciones que promoverán eso

en nuestro territorio.

Se pensaba en esa época infantil de la imprenta

que todos los libros decían la verdad.

Por eso los Reyes Católicos, Isabel que era ávida lectora,

vio una norma que era...

eximir del pago de impuestos a los comerciantes de libros.

Decían que cooperaban al bien y a la verdad.

Cosa que luego cambiaría ya en 1502

con la pragmática de Toledo

que permitió abrir imprentas, pero con licencia previa.

Carlos V centralizó todo el sector del libro

en el Consejo Real de Castilla.

Y Felipe II fue muy tajante, el rey prudente,

llegó a ordenar la pena capital a quien osara viajar al Nuevo Mundo

con un libro ilícito.

Hablemos de "Historia del ser humano".

Cuéntanos. Es un libro compuesto por diez capítulos,

hablemos de ellos. Sí.

En el libro trato de explicar esos hitos

que marcaron la historia de la humanidad

con nombres propios, pero que permita al lector una reflexión también

de lo que decías antes.

De cómo la historia se ve marcada

por los inventos y por los textos impresos.

Porque qué habría sido de la Europa moderna

si a través de la imprenta no se produce la reforma protestante.

Lutero llegó a decir que la imprenta

era el regalo de Dios

antes de la llegada del fin del mundo.

Del mismo modo todas las revoluciones contemporáneas

de las que habla el capítulo final del libro,

están marcadas por un texto,

la Declaración de Virginia en EE. UU.,

la Declaración de Derechos del hombre y ciudadano

en la Revolución Francesa.

O la impresión en Hispanoamérica en 1793 por parte de Nariño,

de esa misma declaración,

pero como acicate y espuela del orgullo americano.

Habrá que ver cómo se bautiza

nuestra era como la galaxia internet

y qué supone eso.

Pero para saberlo habrá que esperar un poco.

Sin duda que nos está cambiando.

Cuando se planeta el debate del ebook, del soporte electrónico

o también el papel,

creo que ambos están llamados a coincidir y a convivir.

No es como en tiempos antiguos

con esas sinagogas llenas de rollos,

de papiros,

que el libro agilizó mucho las cuestiones de espacio.

Hoy día en dispositivo electrónicos puedes tener muchos libros...

Y no te pesan, viajas con ellos...

Y tener libros en casa.

Cuando quieres leer sosegadamente y no dejarte los ojos en la pantalla

coges el libro que es más romántico.

Muy bien. Gracias, María. Gracias a ti.

El Laboratorio de Innovación Docente del Museo Thyssen

lleva a cabo la iniciativa Big Valise,

destinada a profesores y alumnos de todas las edades

y combina artes plásticas, música y movimiento

con el fin de crear nuevas experiencias educativas.

(Música dramática)

El proyecto se llama "Coger el testigo".

Son proyectos que nacen no de una idea inicial del museo,

sino de una idea detonante de un centro educativo.

El caso de Big Valies,

que es uno de esos proyectos de coger el testigo...

Tiene diferentes objetivos.

El primero: que se acerquen a la colección

del museo.

Porque la obra principal

que hace que Big Valies nazca.

Son dos obras, dos artistas en realidad.

Uno se llama Schwitterss, otro Cornell.

Y son dos obras importantes para nosotros

en el desarrollo de este proyecto.

Lo que hacen es construir a partir de los objetos

desechados, de objetos olvidados, llamados comúnmente basura.

Los objetos olvidados son basura. Es volver a recuperarlos

y darle una nueva dimensión más poética.

-Cuando les das libertad no saben qué hacer con ella.

Están acostumbrados

a otras metodologías a que les hagan hacer

la lámina 32 o tal, y cuando les dices:

"Puedes hacer lo que quieras, lo que más te guste".

Ahí es cuando las primeras veces se bloquean.

No tienen ideas.

Hemos escuchado poesía sonora, hemos creado textos que están arriba

a través de palabras encontradas.

Hemos hecho varias cosas para entender de qué se trataba.

La caja además de trabajar esa unidad

va a trabajar un poco la idea de los dadá.

Colocamos cosas de manera aleatoria, luego le buscamos el sentido.

Puedes hacer lo que te dé la gana.

No sigues unas pautas ni nada.

Puedes seguirlas, pero no es obligatorio.

-Una de las grandes apuestas es el trabajo cooperativo.

En la vida real nos toca

ponernos de acuerdo constantemente

y ponernos de acuerdo aparte de la edad, el sexo

y de un montón de aristas.

Nos interesa plasmar eso, herramientas

que sean útiles en la vida.

Entonces parte del trabajo de La Maleta era eso.

¡La maleta!

Se presentan proyectos y en el grupo de plástica

decimos entre los profesores

quién lo iba a hacer. Por las ideas aportadas

decidimos que la clase de sexto A y B

lo haríamos conjuntamente porque eran interesantes.

-De esas ideas surgieron

que el elemento a utilizar era la piña.

Porque sexto es un curso que están muy apiñados,

están unidos. Fue en un momento

en el que fijan su carácter.

Está rodeado de pinares.

Era la seña de identidad de la zona, del territorio.

Luego utilizamos elementos significativos

como el programa de las fiestas.

Recortamos el programa de las fiestas y ponerlo como fondo.

Utilizamos también el Fuego del Teo,

que es una fiesta de aquí importante e interesante.

La caja tiene una parte cada uno.

Todos hemos aportado nuestras ideas y luego las hemos votado.

Hemos aprendido que la creatividad

se puede expresar de muchas maneras.

Hemos puesto un papel transparente de color naranja

en el Teo, que es una fiesta que se celebra aquí.

Es una hoguera en la plaza de toros.

Las chanclas representan que todavía somos niños,

porque son de juguetes.

y que echamos a andar, empezamos un camino.

Cada caja representa a un centro y explica por qué

está hecho eso así, y qué significado tiene para ellos.

Nuestra caja la ves y dices:

"Mira qué bonita". Pero sería a nivel estético.

Tenemos que saber qué idea e impresión tiene la caja.

Eso se explica en el cuaderno de bitácora.

-Para no firmar con nuestros nombres hemos firmado

cada uno con nuestra huella porque nuestra huella

es única y nadie la tiene igual.

La identidad nuestra de los niños como clase,

del territorio donde vivimos, de nuestro territorio, colegio...

Cómo se identifican ellos, cómo se sienten,

cómo se quieren expresar.

Ellos, son ellos los que están en la caja.

Ha significado

un crecimiento total, hemos comprobado como...

ellos han trabajado muy bien, han trabajado con ilusión

y los que nos llama la atención

es que han trabajado de forma cooperativa.

-La creatividad es un aspecto maravilloso

que se tiene que desarrollar,

que es fundamental en su desarrollo, es la capacidad que les permitirá

abordar situaciones impredecibles

y moldearse a ellas.

(Música jazz)

El gran Tom Hanks también es grande como escritor.

Lo prueba esta colección de cuentos.

"Tipos singulares" que acaba de publicar

la Editorial Roca.

Con un éxito extraordinario. Muchos lectores lo sabían

porque leyeron sus cuentos en "The New Yorker" o "Vanity Fair"

o en "The New York Times".

Para quien solo le conozca en sus personajes cinematográficos,

como en niño encerrado en cuerpo de hombre,

como náufrago, soldado,

o como abogado héroe de la Guerra Fría,

será una verdadera sorpresa, desde luego.

Pero solamente una sorpresa relativa.

Porque son historias como él mismo, simpáticas,

divertidas, inteligentes y tiernas.

La Universidad de Málaga nos propone la siguiente pregunta:

¿podemos dar órdenes a una máquina a través de la mente?

La universidad responde.

Es posible controlar una máquina a través del cerebro.

Los sistemas que permiten esto son conocidos como interfaces

cerebro computadora.

Se basan en la capacidad

que tienen las personas en modificar su actividad cerebral

cuando llevan a cabo tareas mentales.

Por ejemplo, cuando una persona

imagina movimientos de la mano derecha

se producen cambios en la actividad cerebral

distintos a cuando dicha persona

imagina movimientos de la mano izquierda,

movimientos de pies o realizan una operación matemática.

Para ello una interfaz cerebro computadora

se trata de colocar unos electrodos en unas posiciones

estratégicas del cuero cabelludo,

dichos electrodos registran la actividad cerebral,

en especial las señales electrocerográficas

que son amplificadas y enviadas a un ordenador.

El ordenador interpreta dicha señal

y asociar los cambios en la actividad cerebral

a determinados comandos de salida

para controlar un determinado dispositivo.

Los potenciales usuarios de estos sistemas

son personas que sufren importantes deficiencias

en sus funciones motoras.

Hablamos de pacientes con esclerosis lateral ameotrófica,

una enfermedad neuromuscular, que produce una pérdida progresiva

de control de los músculos del cuerpo.

Hasta tal punto de que dichos pacientes

pueden estar completamente paralizados,

sin posibilidad de comunicarse con familiares.

Una interfaz cerebro computadora permitiría

controlar un sistema de comunicación

e incluso desplazarse por un entorno conocido

a través de silla de ruedas.

Acabamos recordándoles que mañana

en el "Taller de convivencia" hablaremos

de cuando los hijos se convierten en padres de sus padres

sin dejar de serlo de sus propios hijos.

Una etapa de la vida a la que los más afortunados llegan.

También hablaremos de medio ambiente en el Día Mundial del Medio Ambiente

con José Luis García Varas,

responsable del programa marino de WWF.

Y un nuevo noticiario cultural iberoamericano

y un trabajo sobre la artista Edurne Arranz.

Nos vamos, volvemos mañana como siempre a las 10 de la mañana

en La 2 de RTVE.

Pasen un buen día. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 04/06/18

La aventura del saber - 04/06/18

04 jun 2018

Emitiremos los reportajes Minuto gastronómico: El empaquetado, El principio Asia, Big Valise, ¿Podemos dar órdenes a una máquina? Además, entrevistaremos al escritor Juan Eslava Galán, y a profesora de la UDIMA María Lara.

ver más sobre "La aventura del saber - 04/06/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 04/06/18"
Programas completos (1596)
Clips

Los últimos 5.214 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos