www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4870379
Para todos los públicos La aventura del saber - 03/12/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. Muy buenos días.

Bienvenidos a "La aventura del saber".

Comenzaremos el programa de hoy

hablando con el periodista Ernesto Ekaizer

que acaba de publicar un libro

sobre el papel del Banco de España en la crisis de la banca española

que obligó al Estado a rescatarla.

También le preguntaremos por otros libros anteriores

siempre suculentos

sobre temas económicos de la máxima importancia,

decisivos y muy bien informados.

En la segunda parte del programa recibimos a una delegación

de los amigos de la revista "Comunicar"

que nos hablarán del nuevo número de la revista

dedicado al ciberacoso.

Hablaremos de cifras, de tipos, de evolución

y persecución de estas prácticas.

También conoceremos "Stupid borders",

un conjunto de obras y acciones del artista Rubén Martín de Lucas

que invitan el espectador

a repensar la relación entre las personas y el territorio.

Por ejemplo, en una de sus series, el artista crea micro-Estados

de 100 metros cuadrados y de un día de duración

para reflexionar sobre los conceptos

de Estado y frontera.

Y les acercaremos al "Arca de Joel",

un fotógrafo que lleva 25 años fotografiando animales en peligro

elaborando su particular arca fotográfica

de animales al borde de la extinción.

Ernesto Ekaizer

acaba de publicar este libro en Espasa.

"El libro negro:

Cómo falló el Banco de España a los ciudadanos",

que ya va por la segunda edición y acaba de salir.

Sigue a "Queríamos tanto a Luis", a "Indecentes",

a "El caso Bárcenas", "Sed de poder".

Todos sobre temas de candente actualidad

y la máxima significación económica.

Todos tratados con una precisión quirúrgica.

Ernesto Ekaizer tiene una gran experiencia

en la confección del que podría definirse

como informes inapelables para historiadores del futuro

porque, quiero decir, son libros que empiezan y terminan

y tienen toda la documentación dentro.

Sí, es un trabajo ingente.

"El libro negro" me ha llevado cinco años de trabajo.

Justo desde que acabaste "Indecentes".

Exactamente.

Empecé a trabajar con "Indecentes", que fue un libro que fue muy bien,

el público lo acogió estupendamente.

"Indecentes" era una explicación de la génesis

de la gran crisis en España de los años 2007 y 2008.

Empecé a trabajar en este libro,

que, en principio, iba a tener incluso otro título,

se iba a llamar "Banksters".

¿Y al final qué te decidió por cambiar el título?

Porque el centro de la historia

iba a estar en los bancos privados y las cajas,

pero me di cuenta a medida que avanzaba de que...

El centro estaba en otro sitio.

El centro estaba en otro sitio

en el sentido de que había que examinar

qué habían hecho las instituciones reguladoras y supervisoras,

porque para algo existen

el Banco de España,

la Comisión Nacional del Mercado de Valores...

Y como Bankia no había sido un tocomocho

de esos que te surgen cada tanto;

es decir, un fraude de segunda clase,

sino un fraude tremendo

tanto por las cantidades

como por el hecho de que se gestó en la propia institución

el Banco de España primero y el Mercado de Valores

ya no podía poner "Banksters".

Me lo he quedado como título.

Es la contracción que se hizo en Estados Unidos

después de la gran depresión

de cuando se investigó a los banqueros

donde se mezclaba la palabra "banker" que va con K,

igual que Bankia,

y gánster

por la etapa de la gran prohibición de los años 30.

Tú que tienes tanta experiencia

en el estudio de delitos económicos.

¿No sería más eficaz y mejor para las arcas del Estado

poner multas, suculentas multas disuasorias?

Hombre, en algunos casos se hace en algunos países.

Yo creo que el problema central

es que instituciones como el Banco de España

que han acumulado una gran experiencia,

porque aquí en los años 70 y finales de los 80

la gente que nos escucha recordará que caían los bancos como moscas,

había una supervisión muy fuerte.

Estaba representada por gente que venía de la banca privada,

pero que sabía cómo eran las triquiñuelas

que hacía la banca privada

y la habían nombrado en el Banco de España

y estaba perfectamente armada para deshacer esas triquiñuelas.

El problema es que ha perdido esa tradición

y cuando tuvo la oportunidad de recuperarla,

cuando los inspectores hicieron un informe clave en 2006

y lo elevaron a Pedro Solbes,

vicepresidente y ministro de Economía y Hacienda,

Pedro Solbes lo guardó en un cajón

y pensó que los inspectores que le habían mandado eso,

la Asociación de Inspectores del Banco de España,

eran unos chalados y unos tipos que querían molestar.

No se hizo nada, no se frenó la expansión de crédito

y entre el 2006 y el 2010 siguió la expansión de crédito

e incluso en plena crisis.

La expansión de crédito

a muchos de nuestros espectadores quizás les parezca técnico,

pero es lo que alimenta a una burbuja.

En aquellos años en España se decía:

"Esto de Estados Unidos de las hipotecas basura

y darle crédito a gente que no lo va a devolver

es un problema de Estados Unidos.

Nosotros no tenemos 'subprime', créditos basura, hipotecas basura.

Nosotros no tenemos".

Pero teníamos algo muy parecido,

porque como había una gran cantidad de inmigrantes en España

que venían a trabajar porque había empleo,

las obras se multiplicaban,

la construcción llegó a representar más del 12 o 13 % de nuestro PIB,

lo cual era bastante espectacular.

Entonces los bancos daban crédito

por encima incluso de lo que es el crédito tradicional.

Tú ibas a un banco y decías:

"Yo me quiero comprar una casa".

Y si quieres comprar una casa, tienes que poner el 30 %.

Aquí te decían:

"No tiene que poner usted nada

y, además, no le vamos a dar el 70 % del valor de la casa,

le vamos a dar si quiere un 100,

y entonces usted amuebla la casa

y si además quiere podemos ayudarle a comprarse un coche".

En otros términos,

en lugar de darte el 100 % del crédito,

llegaron a darte el 110 o 120 del crédito.

Así era la historia de nuestra burbuja.

Burbuja,

que es una palabra que se utiliza en la jerga económica e histórica,

quiere decir cuando los precios se hinchan

y se hinchan, evidentemente, por una acción de la demanda.

Pero en el caso de la burbuja de las casas,

del valor de los edificios y del suelo,

se necesita para eso que haya crédito.

El crédito es el motor, es el combustible de la burbuja.

Y lo que pasó en España es que los créditos se daban,

el 50 % del crédito en España lo representaban las cajas de ahorro

y el 50 % los bancos,

pero, como la demanda empezó a crecer,

y el Banco de España no intervino para frenarlo, para moderarlo,

los bancos y cajas

empezaron a financiarse en el exterior.

No solo daban dinero con el depósito de sus clientes,

sino que empezaron a financiarse en el exterior.

Al financiarse en el exterior, se entrañaba un gran riesgo

y es que si se producía un cortocircuito

por cualquier circunstancia,

eso, inmediatamente,

suponía un corte del grifo al crédito

a cajas y bancos españoles.

Eso fue exactamente lo que ocurrió en 2007 y 2008.

Los inspectores habían advertido

de esta dependencia del mercado bancario internacional

y advirtieron de que si se producía ese cortocircuito,

la economía española entraría en una crisis devastadora.

¿Y qué pasa con el Banco Europeo?

¿El Banco Europeo no exige al Banco de España

determinados informes hechos de una determinada manera?

¿No tiene un control?

Ahora sí, pero entonces no.

En el año 2014

el Mecanismo Único de Supervisión fue creado en Fráncfort,

en el Banco Central Europeo,

y, a partir de ahí,

la inspección de cada país, también la española,

depende del Mecanismo Único de Supervisión

que está radicado en el Banco Central Europeo.

Pero eso tampoco es una garantía,

porque el MUS rige desde 2014,

nuestros inspectores, los inspectores del Banco de España,

dependen de Fráncfort,

pero en el año 17, hace nada más que un año,

un 6 de junio cayó uno de los grande bancos españoles:

el Banco Popular.

O sea, no eran solo las cajas, ¿no?

No eran las cajas.

Esto es lo que dice la caída del Banco Popular.

Pero hay que decir

que no solo por la caída no solo eran las cajas,

sino que la crisis del Banco Popular

se gestó a primeros de los años 2008 o 2009

y se arrastra, se desangra el Banco Popular,

hasta el año 17 y todo el mundo mirando.

Yo tengo la sensación de que siempre estuvo claro

que el banco iba a caer y que se iba a vender a un euro

y que el beneficiario iba a ser una de las entidades

que no intervino en la crisis de las cajas

y no se quedó con ninguna caja.

Y el único banco que no se quedó con ninguna caja

fue el Banco Santander.

Perdonad, se nos ha acabado el tiempo.

Pero me gustaría una última pregunta sobre el libro.

¿Qué esperas que obtenga el espectador,

el lector normal de un libro

que tiene partes técnicas y hay mucho documento y todo eso?

¿Tú lo has escrito también para él, para el lector normal?

Sí, he escrito un libro para el público en general.

Puede ser que algunas partes puedan ser más técnicas o áridas,

pero creo que hay una técnica del relato

que te permite seguir las secuencias.

Hay partes del libro

que son perfectamente escenas cinematográficas,

son las descripciones.

Hay un esfuerzo por describir.

Como ya pasaba en "Indecentes". Como pasaba en "Indecentes".

Escenas que te permite comprender el dramatismo de la situación.

Hay un esfuerzo muy grande en eso.

El libro es un libro que yo creo que se puede leer,

puede tener alguna dificultad,

pero es el libro, digamos, que hacía falta.

No tenemos un libro

donde enjuiciemos los hechos que han ocurrido

habida cuenta de la gran importancia y los grandes efectos.

Estos días mismos hemos visto recientemente un suicidio

de una mujer que...

Sí, sí. Se tiró de un piso con 65 años.

La iban a desahuciar. La iban a desahuciar.

Esto no es una cosa casual.

En algunos países se ha llegado a prohibir incluso

la plicación de estadísticas de suicidios

por la envergadura que han tomado como consecuencia de la crisis.

Por tanto, es un libro que merece la pena el esfuerzo.

En ese sentido, es una continuación de "Indecentes".

En "Indecentes" la idea era describir la crisis

como un pretexto para cargarse las conquistas sociales

por ejemplo, el sistema de sanidad, el sistema de pensiones...

Y todavía estamos en eso.

Eso no ha terminado todavía.

La amenaza está ahí.

Ha sido un verdadero placer como siempre.

Muchísimas gracias.

Que vaya bien con el libro.

Bueno, ya está yendo de fábula

porque en nada de tiempo va por la segunda edición.

Que alcance por lo menos las diez ediciones

que lleva ya "Indecentes".

Muchas gracias.

Sería estupendo. Sería una gran noticia.

Volveré aquí en ese caso. Claro que sí.

Hasta siempre. Gracias.

Seguimos.

"Stupid borders", fronteras estúpidas en inglés,

es un conjunto de obras y acciones del artista Rubén Martín de Lucas

que invita al espectador a repensar su relación con el territorio.

"Mi nombre es Rubén Martín de Lucas.

Soy artista visual,

y aunque el arte no va a salvar el mundo,

sí que puede ayudar a verlo con otros ojos."

Todo mi trabajo gira en torno al territorio

y a la manera de comportarse del hombre, ¿no?

Mi inquietud, mi preocupación, viene de ver cómo el hombre,

a pesar de tener en la tierra una presencia muy, muy breve,

pues tiene un ansia por ejemplo de posesión,

de creer que la tierra le pertenece

aun cuando la tierra nos trasciende en edad.

"Si dibujáramos a escala una línea de tiempo

donde cada centímetro representa 25 millones de años

y situáramos los principales eventos

como el Big Bang, el origen del Sol y el origen de la Tierra,

el 'Homo sapiens' solo ocuparía 0,04 mil metros

en esa línea."

Creer que la tierra nos pertenece

aun cuando moriremos y la tierra seguirá allí

o creer que el hombre,

por ser el depredador que está en la cúspide,

cuando se dibuja en esa pirámide,

cree que todo lo demás está a su servicio

y entonces es una visión que yo creo que es incorrecta.

Debería él tener más presente que es un nodo

dentro de una red

en la que hay muchos nodos y muchas relaciones

y todas ellas tienen un valor.

Esos son los puntos de partida de los cuales arranco,

esa visión antropocéntrica del hombre

que es el punto de partida

que luego yo visibilizo a través de proyectos

y en cada uno de ellos me enfoco en un tema concreto.

El primer proyecto que hice con cierta fuerza

respecto a la frontera fue "Stupid borders".

Lo que quise era visibilizar

el cómo las fronteras, entidades artificiales y efímeras,

tienen hoy una presencia

y son capaces de condicionar la vida del hombre

de una manera brutal

hasta el punto de que por haber nacido

a un lado o a otro

tus derechos son distintos

y no puedes ejercer

uno de los que creo que son los derechos fundamentales

que es el de movimiento.

Busqué una serie de estrategias para visibilizarlo.

Uno de estos bloques son las repúblicas mínimas.

"Como artista decidí crear una serie de repúblicas mínimas,

unos micro-Estados de 100 metros cuadrados,

un día de duración y habitados por una sola persona,

una frontera palpable, un país que dura un día

tan ridículo como otro que dura 200 años,

entes ficticios insignificantes en el tiempo."

Esas líneas que funcionan en nuestra mente

no tienen un carácter real y duradero

y lo que en realidad visibilizan

es en gran parte nuestra inmadurez como especie

que todavía es incapaz de vivir sin ellas.

Dentro de "Stupid borders" hay otro que se llama "A plot on the moon".

Habla sobre el ansia de apropiación del hombre por la tierra

y de cómo esto ha degenerado

hasta el punto de que hay muchas historias

sobre la apropiación de la luna,

de cómo el hombre ha intentado adueñarse de ella.

"El hombre ha llegado a sentirse dueño de todo,

incluso de la luna.

Recogí las dos historias más notables:

la de Jenaro Gajardo Vera, abogado y poeta

que se declaró ante notario dueño de la luna;

la de Dennis Hopper

que tras acudir a tribunales se nombró propietario

y dividió la luna en lotes y comenzó a venderla.

Se estima que su empresa, Lunar Embassy,

ha facturado entre 15 y 60 millones de dólares

vendiendo parcelas ultraterrestres.

Me pareció tan ridículo,

que, yo que vivo de alquiler,

decidí comprarle a Dennis Hopper mis primeras posesiones:

un acre en la luna, otro en Venus y otro en Marte.

Dividí mis acres en parcelas

y realicé una serie de obras

donde figura el precio que tendrían estos planetas.

A quien compra una de estas piezas,

por el simbólico precio de 100 euros,

le cedo en usufructo una parcela de 100 metros en dicho planeta

para que, si lo desea,

se independice del resto del universo."

Es rizar el rizo de lo absurdo,

de cómo esa ansia de posesión

a veces degenera en comportamientos a veces absurdos,

pero a veces violentos

como hablo en otro bloque

que hablo de cómo esa creencia tan arraigada

de que esto es mío

degenera en violencia

a veces violencia de Estado

o la violencia que en Estados Unidos está amparada por la ley

en el que tú puedes defender tu casa o tu terreno

incluso con medios letales

como dice la legislación de los Estados como Texas y Florida.

"Decidí investigar las fronteras.

Las hay dolorosas como el reparto de África,

fraticidas como el paralelo 38 que divide las dos Coreas

o delirantes

como el sistema de enclaves entre India y Bangladés.

Y, por supuesto, los muros.

La valla de Melilla, el muro de Estados Unidos-México,

los de Marruecos, Sáhara Occidental, Arabia Saudí, Yemen,

la valla de Hungría, el muro de Israel.

Cuando cayó el muro de Berlín en 1984,

existían 16 muros en el mundo.

En 2017 hay al menos 65.

Esos muros son el fruto de nuestro miedo

y de nuestra inmadurez como especie

incapaz aún de vivir sin esas líneas ficticias."

Un momento muy interesante en el que empecé a reflexionar

sobre y si lo llevo a un nivel mayor,

y si continúo hasta el punto de decir:

"Venga, hasta el final".

Digamos que he adquirido ese reto,

esa apuesta en que he tomado la decisión

de continuar haciendo repúblicas mínimas

hasta que las fronteras o yo dejemos de existir.

Lo que he hecho ha sido apropiarme

de 100 metros cuadrados del campo de fútbol de La Victoria

y durante ese habitar he invitado a los vecinos y artistas

que están aquí estos días

a jugar un partido de fútbol en ese campo,

pero con esa interferencia,

ese cuadrado de 100 metros cuadrados que no podían pisar.

Para mí, lo que tiene potencia es sintetizar

algo tan complejo como las fronteras en un gesto muy sencillo

que es algo que pasa con "Repúblicas mínimas"

y también con el siguiente proyecto "Iceberg nations".

Nación es solamente una construcción mental

presente en el imaginario colectivo.

Es un ente abstracto

que quien tiene el poder ayuda o lucha por construir

dentro de un grupo de gente.

Esto sirve a quien ostenta el poder pues para, bien continuar con él,

o para luchar o conquistar otros territorios.

Pero las naciones como tales son artificios.

Dije: "¿De qué manera puedo evidenciar esto?".

Entonces, un momento dado, hice un dibujo en una libreta

y me pareció brutal la fuerza que podía tener

apropiarse de un trozo de hielo, de un iceberg,

y, en este caso, viajé a Groenlandia

junto con Hilo Moreno que es un expedicionario

y con Fernando Martín Borlán, director de fotografía y realizador,

para abordar unos trozos de hielo

que vienen además del inlandsis groenlandés.

Eso quiere decir

que tiene entre 0 y 40 000 años ese hielo

y cuando se desprende

y está condenado a diluirse en unos días o una semana

le plantas una bandera y llamas aquello nación

o dices que aquello es tuyo.

Es un gesto evidentemente absurdo,

pero creo que encierra una fuerza poética brutal.

Hilo Moreno es el que se sube.

Al principio iba a ser yo,

pero luego me pareció que tenía,

aparte de por seguridad, que él tiene más tablas,

más gracias mandar a otro a hacerlo.

Era lo que hacen los reyes.

Ellos mandan a otro a poner las banderas,

a luchar, a pelear, a perder la vida.

Me parecía también un guiño interesante.

"La traza vacía" es un proyecto muy interesante.

Quizás a nivel visual o plástico no tenga esa pegada

que tienen las repúblicas mínimas por ejemplo,

pero es tremendamente revelador.

Para este proyecto lo que hice fue un ejercicio.

A través de unos algoritmos elegí 18 territorios

de una manera aleatoria

con un máximo y un mínimo de latitud y longitud

para que cayeran en la península.

Miré en la vista aérea dónde habían caído esos territorios,

imprimí esa vista aérea

y tapé con pintura negra la presencia, la huella del hombre.

Hay algo muy revelador en nuestro lenguaje,

en cómo empleamos el lenguaje en todo.

Pero hay ciertos aspectos en que yo incido.

Cuando ya hemos dejado de hablar de agricultura

para hablar de explotaciones agrícolas,

y cuando hemos dejado de hablar de ganadería

para hablar de explotaciones ganaderas

o cuando hemos dejado de hablar de trabajadores

para llamarlos recursos humanos

son gestos reveladores del momento en el que vivimos

y son señales que, en mi opinión,

nos deberían llevar a replantearnos ciertas cuestiones.

Génesis 1.28 es el nombre del versículo

que da donde aparentemente Dios nos dice:

"Creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla".

Ese creced y multiplicaos

estamos llegando a un punto a nivel global

en el que hay que cuestionarlo.

Hay que cuestionar hasta dónde podemos crecer,

hasta dónde podemos seguir creciendo,

pero manteniendo un equilibrio que es clave

para un ecosistema global como es la tierra.

Elegí tres días para ponerlo en evidencia.

Hay una en la que hice incisiones en un papel a escala.

Digamos que una incisión representaba 50 000 habitantes.

Entonces, representé en un papel que luego metí en una urna,

la población de 1900;

si no recuerdo mal, eran 1650 millones de habitantes,

y en otro la población del año 2000

que eran 6000 millones de habitantes.

Entonces, era muy revelador la diferencia entre los dos.

Luego hay otras piezas

en las que a través de unas placas de yeso teñidas

lo que he hecho ha sido representar la presencia del hombre

en ciertos territorios y en este caso países.

Cogía la densidad de población de un país

y daba tantos golpes de cincel

como habitantes por kilómetro cuadrado.

Habla también mucho de cómo hay zonas

donde ya el sobrepeso es brutal;

de hecho, no se pueden ni contar el número de golpes,

y otras áreas donde todavía hay espacio.

"'Creced y multiplicaos', decía el libro del Génesis."

Hay otra línea dentro de Génesis

que un poco aludiendo a los 100 metros cuadrados

de las repúblicas mínimas

lo que hice fue coger 100 metros cuadrados en el territorio

y habitarlo con 1, con 4, con 16 y con 64 personas.

Y, bueno, esa progresión geométrica sobre un espacio limitado

representa muy bien

cómo es nuestra progresión como población mundial

en un terreno finito como es la tierra.

Taller de comunicación con Pilar Arnaiz y Ángel Hernando,

integrantes de la revista y el grupo Comunicar,

hoy para hablar de ciberacoso,

tema central de su nuevo número que has propuesto tú, Pilar.

Pues sí, en efecto.

Yo le propuse al director de la revista

que hubiera un número específico dedicado a este tema

dada la relevancia social educativa que tiene

y la necesidad de que sea un tema conocido,

abordado

y que el profesorado se forme en el mismo

para poder hacer frente a este fenómeno

en los centros educativos.

Y él aceptó, Ignacio Aguaded,

con lo cual hoy tenemos este número delante.

Muy bien.

Ángel, cada número tiene una parte que es específica

y, luego, artículos de investigación sueltos

con diferente temática.

Siempre la revista sigue la misma estructura.

La revista plantea una parte de monográfico.

Son diez manuscritos por número,

cinco son del monográfico y cinco de un componente misceláneo

en el cual son cinco artículos de investigación

y los cinco que aparecen en el monográfico

también son de investigación, pero de la temática.

Porque el ciberacoso, por desgracia, es importante, ¿no?

Está ocurriendo. Quiero decir, sigue ocurriendo.

Sí.

Sigue ocurriendo y no solamente esto,

sino que va en aumento.

Si nosotros vemos estadísticas del año 2010 o 2015 a las de ahora,

vemos que es un fenómeno que va en progresión

con lo cual la urgencia de ser abordado

es importante.

Antes encontrábamos en los centros fenómenos de "bullying"

donde los niños se acosaban cara a cara,

se peleaban.

Desde que las tecnologías han ido en aumento,

en las redes sociales este fenómeno va en aumento

porque los chicos cada vez a edades más tempranas

tienen dispositivos móviles, ordenadores,

participan en redes sociales

y la posibilidad de que sufran ciberacoso

o de ser ciberacosadores es mucho mayor que antes.

¿Y de qué manera se manifiesta?

¿Qué tipos de ciberacoso son los más frecuentes?

Pues los más frecuentes serían por WhatsApp.

Las características fundamentales son insultos a las otras personas,

a veces con un carácter humillante y con la finalidad de vejar,

porque no tenemos que olvidar

que el ciberacoso es un fenómeno intencional

que no es algo que ocurre por casualidad.

También otra modalidad que existe entre los jóvenes

es subir, por ejemplo, vídeos de escenas privadas

que por algo se han hecho con ellos

y en ese momento las ponen a disposición de la red.

Y, como es un fenómeno que se extiende tan rápidamente,

pues de ahí el daño tan grande que hace a las víctimas,

porque no es como el "bullying", que también hace daño,

pero aquí rápidamente se multiplica las personas que lo ven

y la víctima realmente se siente bastante mal.

Pero ¿a qué se debe ese aumento?

Quiero decir, en principio,

porque haya más tecnología no tendría por qué, ¿no?

Si hubiera buena educación quiero decir.

Esa es una de las cuestiones fundamentales

que ahora mismo se atribuye

aparte de este fenómeno de la tecnología,

a que es un fenómeno bastante nuevo.

Antes, en los centros educativos, o los propios padres,

no se abordaba en los centros.

Los padres no estaban preparados para este tema

y ahora se han encontrado con este fenómeno

que es nuevo

hasta el punto de que muchas veces se está dando

y se ha constatado hasta hace un poco de tiempo

que el profesorado no era capaz de detectar lo que estaba pasando

con el fenómeno del "ciberbullying" dentro de su propia aula

porque era desconocido.

Con lo cual, ahora mismo, la formación del profesorado,

el establecimiento de planes de convivencia en centros,

de aplicación de programas

en donde los valores, por ejemplo, tan olvidados

se pongan de manifiesto

es fundamental para ganarle la partida.

¿Cuáles son los niveles de incidencia

que sabemos de eso?

Pues, ahora mismo, en España

la media, más o menos, que se calcula de este fenómeno

sería en torno a un 15 o 16 %

y no es el país

que más problema tiene a este respecto

si lo comparamos, por ejemplo, con otros países de Latinoamérica

o de Estados Unidos

que puede llegar hasta el 40 y 50 % el acoso a través de los medios

del ordenador, de las redes,

de los teléfonos móviles... ¿Y a qué edades?

Eso es otra cosa interesante

porque antes se daba sobre 15 o 19 años,

pero cada vez vamos viendo que el fenómeno empieza antes

por este acceso que tienen los chicos cuanto antes

a los medios tecnológicos.

Y ahora se han constado fenómenos de "bullying"

desde los nueve años.

En nuevo o diez años ya puede encontrarse...

No de "bullying", sino "ciberbullying".

De "ciberbullying" ya desde esta edad.

Por lo del "bullying" parece que ya nos extraña menos,

pero, claro, lo del tema este...

Por eso. Porque los chicos disponen de móvil,

de acceso a los ordenadores y participación en las redes

a una edad mucho más temprana.

¿Y qué podemos hacer?

¿Qué pueden hacer los docentes,

los propios estudiantes, los padres?

Pues, como he dicho,

una de las cosas fundamentales

que ahora mismo se está haciendo en el ámbito educativo

lo primero es la formación del profesorado

para que sea capaz de identificar el fenómeno en principio

y, luego, en segundo lugar, se están creando estrategias

de ayuda entre profesores,

de implicar al propio alumnado como mediadores

en el trabajo que hay que hacer del "ciberbullying"

porque muchas veces hay observadores,

ciberobservadores de estos fenómenos que no dicen nada

y que aceptan este fenómeno,

bien, en muchos casos,

porque parece que los que ciberacosan son líderes,

y otras veces porque realmente tienen miedo

a estos otros alumnos

y tienen miedo de ser acosados.

Por eso, la implantación de planes de convivencia

en los centros educativos

es una cosa que cada vez se lleva más.

Y, también, la introducción de programas

que en el número que se ha publicado viene precisamente un programa

que se llama Asegúrate

en donde lo aplican los propios profesores

para tratar de implicar a profesores, alumnos

e incluso a las familias

con la finalidad de parar a los agresores.

¿Porque prohibir los móviles en el colegio

no es suficiente?

Entiendo que tampoco recomendable. ¿Verdad?

Yo soy de los que a nivel personal opina

que puede ser una herramienta buenísima,

lo que no quiere decir

que tengan que estar todo el día hiperconectados al móvil.

Pero como herramienta,

los que tenemos una edad que empezamos con la pizarra

y nos pasamos a las transparencias y después a las mesas tecnológicas

hoy son tremendamente versátiles.

Chicos y chicas tienen sus "smartphones" conectados

con más capacidad de la que hubiéramos soñado

a nivel de memoria

y con una posibilidad y una versatilidad

y posibilidad de optimizar la enseñanza y aprendizaje.

No me estoy metiendo en el mal uso.

Estoy hablando del buen uso.

Mal uso se puede hacer de un boli cuando tirábamos bolitas,

o del libro cuando los volteábamos...

Es una herramienta

que cuando perdamos el miedo y el boicot que hacemos

y la represión que hacemos de esa tecnología

y entendamos que es una tecnología

que optimiza la enseñanza y aprendizaje,

la usaremos correctamente sin problema.

Miedos.

Tenemos que tener muchos miedos comentaba la compañera Pilar.

Hay una cierta relación

entre el "bullying" y el "ciberbullying".

Son muchas personas que se inician, que se les empieza a acosar,

y después se traslada ese acoso al campo virtual.

¿Por qué?

Por tres características muy importantes.

Por la posibilidad de anonimato.

Es tremendamente fácil crear un perfil en una red

y desde ese perfil insultar, publicar imágenes,

publicar imágenes falseadas a través de programas de edición

por el tremendo alcance y la repercusión que puede tener

y sobre todo también por su inmediatez.

O sea, acosar a una persona cara a cara

significa al menos tener que verle la cara.

Acosar a una persona que no sea cara a cara

es anónimo, inmediato y con un alcance.

Tiras la piedra y escondes el brazo.

Y encima no le ves los ojos

porque la persona que acosa cuando ve a la persona acosada

en esos ojos puede al menos sentir dolor,

pánico, miedo, vergüenza,

pero no hay posibilidad de intercambio.

La capacidad empática nunca se va a trasladar.

Es un fenómeno que documentaba ella en las investigaciones.

En el número además aparece una investigación

que compara tres países

y nos estamos moviendo en torno al 15 % de personas

que ocasional o casi a diario reciben vejaciones, insultos...

Lo que hablaríamos de "ciberbullying" como tal.

Y cómo... En la...

Sí, perdona.

Quería completar lo que decía el compañero.

Que es la impunidad.

Muchas veces en esto también influye la impunidad

en que el ciberacosador se escuda,

puesto que nadie lo ve

y llega muy lejos con las falsedades en muchos casos.

¿Y no hay ninguna posibilidad de evitar eso

o, por lo menos, de castigarlo?

Hay muchas.

La primera entender

que los problemas sociales no son unietiológicos, unicausales.

Tenemos tendencia a decir que hay una causa

y responsabilizar por ende a alguien, a alguna autoridad,

a una administración educativa, jurídica, la que sea,

de ese problema.

Los problemas sociales son multicausales

y tienen que tener respuesta multicausal

desde la familia, desde el profesorado,

desde los medios, desde los mismos compañeros.

Si no hubiera público y el público no reforzara,

no existiría posiblemente la continuidad

de la persona que ciberacosa y de la persona ciberacosada.

Entonces, esto es entenderlo

desde una política de Estado a nivel de medios,

desde una política de Estado de creación,

de activación de protocolos de prevención

y de intervención con el ciberacoso al menos en los centros escolares

y entenderlo como un problema que va a más,

que disminuye en edad como ha comentado Pilar

porque el acceso a esas tecnologías cada vez es mayor

y que se está disparando,

intentar ponernos en la piel de la persona maltratada

y el daño que le está produciendo,

intentar desde todas las entidades trabajar aunando esfuerzo

en una misma línea.

Si no podemos eliminarlo, reducirlo al mínimo.

Hay un programa, por ejemplo, muy interesante.

Tratar todas las patas del banco que digo yo.

El programa que comenta, el programa Asegúrate,

que está liderado por unas compañeras y compañeros

de la Universidad de Sevilla y Córdoba,

trabaja una pata que normalmente no se trabaja.

Trabaja al ciberacosador.

Intenta, no solamente a la persona que es maltratada,

que es ciberacosada,

sino trabajar con los ciberacosadores.

Presenta unos resultados bastante halagüeños

y por lo que se entiende hay que trabajar

con la persona que ciberacosa, con la persona ciberacosada,

con el público que respalda,

ríe e incentiva en muchas ocasiones ese tipo de acoso,

y con todas las entidades

moviéndonos en una perspectiva psicológica o sistémica

donde, al menos, alumnado, profesorado y familias

trabajen a la misma, al unísono.

Muy bien.

Ha sido un verdadero placer.

Pilar, Ángel, muchísimas gracias por acompañarnos.

Muchas gracias

por este número tan interesante, tan preocupante,

y esperemos que haya solución.

Quiero decir, ya hay algunas,

algunos caminos abiertos por lo menos.

Sí.

Ya se está viendo que cuando se trabaja

no solamente con las víctimas

que ha sido lo que se ha hecho en un principio,

sobre todo dirigido a las víctimas,

y ahora el foco y la intencionalidad

se está poniendo también en los ciberacosadores y el público,

y desde que se ha abierto esta vertiente

de trabajar con los ciberacosadores en este entorno que estamos diciendo

con la familia, los centros,

se ve que existen mejoras.

Con lo cual ahí está el camino de por dónde hay que continuar.

Pues que dejemos de hablar de estos asuntos, ¿no?

Sí, sería estupendo. Sería lo ideal.

Muchas gracias. Muy bien.

Gracias. Gracias al programa.

Se calcula que al ritmo actual

en el año 2100 puede haber desaparecido

la mitad de las especies animales del planeta.

Actualmente, hay 22 000 especies animales

en peligro de extinción.

Joel Sartore es un fotógrafo norteamericano

del National Geographic

que lleva más de dos décadas

haciendo un exclusivo catálogo fotográfico

de animales amenazados de extinción.

"Según el Génesis, uno de los libros de la Biblia,

ante la inminencia del devastador diluvio universal

con el que amenazaba Dios al pecador ser humano

el patriarca Noé recibió la instrucción divina

de construir una gran nave flotante para sí mismo y su familia

en la que, además, introdujo por parejas

multitud de especies animales para asegurar así su supervivencia.

El arca de Noé habitualmente ha sido representado

como un gran barco;

aunque según las manifestaciones del paleocristianismo,

el arca no era tanto un barco, sino un gran cofre.

En la actualidad, existe un moderno Noé

que en vez de constructor de barcos imposibles,

es un fotógrafo norteamericano llamado Joel Sartore.

Joel lleva años fabricando un arca virtual

donde guardar, antes de que sea demasiado tarde,

las imágenes fotográficas de miles de animales en peligro

que por mor del cataclismo moderno

del hiperdesarrollo de la especie humana

están al borde de la extinción.

El Museo Nacional de Ciencias Naturales

presenta la exposición titulada 'Photo ark'

que a modo de arca fotográfico reúne una muestra representativa

de las miles de instantáneas

que el fotógrafo del National Geographic Joel Sartore

ha realizado a lo largo de más de dos décadas

retratando animales de especies en peligro de extinción."

-"El catálogo de Sartore es quizás el más sistemático

y extenso registro fotográfico de animales amenazados

con cerca de 28 000 instantáneas

de 8500 especies de todo tipo de animales

en diverso grado de peligro de extinción.

El trabajo de Sartore en 'Photo ark'

se enmarca dentro del conjunto de actividades audiovisuales

de la sociedad de divulgación científica

de origen estadounidense National Geographic,

que celebra ahora sus 130 años de vida."

-"Hace algo más de un siglo, el 13 de enero de 1888,

un grupo de 33 caballeros se reunieron

para crear una institución

destinada a promocionar y difundir el conocimiento geográfico:

la National Geographic Society.

Hoy National Geographic cuenta con 11 millones de miembros

distribuidos en 170 países del mundo

siendo la institución social científica y educativa

de carácter no lucrativo más grande del mundo.

La exposición que alberga el Museo de Ciencias

la componen una selección de 120 fotografías de gran formato

del catálogo 'Photo ark',

además de paneles informativos, recursos interactivos,

pantallas de vídeo con imágenes de Sartore

haciendo su peculiar trabajo

y montajes artísticos

elaborados a partir de las fotografías.

La galería de fotos está distribuida en dos plantas

de las dedicadas habitualmente en el Museo de Ciencias

a las exposiciones temporales

y se hallan agrupadas por salas

según el grado de peligro de extinción

de las diversas especies.

Aparte de la calidad de imagen y la belleza de las fotos,

hay un denominador común para casi todas ellas:

su carácter conmovedor.

Los animales suelen estar mirando a cámara

con gestos y actitudes

que, en muchos casos,

parecen propios de los seres humanos.

Y esto ocurre no solo con los simios,

los grandes mamíferos

o los animales superiores de la escala zoológica,

sino incluso con aves, reptiles e incluso insectos.

Esto hace tambalear la idea comúnmente extendida

de que los animales, salvo raras excepciones,

carecen de inteligencia o emociones.

Antes estas fotos cabe la reflexión

de hasta qué punto la vida de los animales,

con independencia de su especie o tamaño,

merece el mismo respeto que la vida del 'Homo sapiens'

y ayuda a concienciar

sobre la necesidad de su preservación.

Para Sartore, como para otros conservacionistas,

cada vez que una especie animal se extingue

supone una pérdida no solo para el planeta,

sino para la propia especie humana.

Según sus palabras, es una locura pensar

que podemos destruir una especie y un ecosistema tras otro

y que esto no afecte a la humanidad.

Cuando salvamos especies,

en realidad nos estamos salvando a nosotros mismos.

La técnica con la que consigue estos posados animales tan naturales

no siempre es sencilla.

Estamos acostumbrados a ver fotos de fauna en libertad

donde el fotógrafo, a modo de incruento cazador,

captura de soslayo la instantánea del animal

integrado en su propio medio natural.

Sartore, en cambio, extrapola al animal

y lo saca de su medio.

Él sitúa a los animales en fondos de color neutro,

blanco o negro, para que destaquen más

y así sea más fácil captar su esencia vital,

del mismo modo que se hace usualmente

en los estudios fotográficos que realizan retratos a personas."

-"Las fotografías van acompañadas de información escrita

acerca del grado de peligro de extinción

señalando incluso el número de ejemplares vivos

que se estima quedan de cada especie.

En algunos casos las cifras son mucho más preocupantes

de lo que cabría esperar

e incluso aterradoras.

Una de las salas reúne fotos de animales

no ya en riesgo extremo de extinción,

sino para los que a nivel de especie ya no hay vuelta atrás.

Este es el caso de este humilde gorrión marino

que, probablemente, fue el último de su especie.

Del rinoceronte blanco solo quedan tres hembras vivas.

El último macho ya ha fallecido.

La última sección de la muestra

reúne las especies amenazadas de fauna ibérica

que Sartore fotografió

en las ocasiones en las que visitó España.

En ellas se incluyen las especies ibéricas

que han estado o están en diverso grado de peligro

y aquellas que,

habiendo estado al borde de la extinción,

tras décadas de concienciación y trabajo conservacionista

muestran signos de recuperación.

Tal es el caso del lobo,

que en España ha sido considerado una alimaña

y perseguido durante siglos,

o la joya zoológica del lince ibérico

que empieza a ser reproducido en cautividad

y reintroducido con éxito en su medio.

Con las bellas y fascinantes fotos de su arca

Joel pretende que nos enamoremos de sus animales

para que nos preocupemos por ellos y actuemos en su defensa

que es, en definitiva, la defensa de nuestra propia especie

y del planeta Tierra en su conjunto.

Según Sartore,

para admitir sin ningún género de dudas

que los animales tienen alma y sentimientos

basta con mirarles a los ojos.

Uno no puede dejar de sentir simpatía y afecto

por esos ojos que te miran fijamente

a veces increpándote y apelando a tu responsabilidad

como miembro de una especie

que está llevando al planeta al borde del colapso.

Esperemos que esto no ocurra.

Entre tanto, aquí quedan estas bellas y emotivas fotos

del arca de Joel como testimonio de los animales

que pudieran estar a punto de desaparecer

y a los que aún estamos a tiempo de propiciar una oportunidad."

Alianza editorial acaba de publicar este oportuno libro:

"Luz tras las tinieblas.

Vindicación de la España constitucional",

de Roberto Luis Blanco Valdés,

catedrático de Derecho Constitucional

de la Universidad de Santiago de Compostela

con 15 libros publicados

entre ellos "El valor de la Constitución"

y "Los rostros del federalismo".

Se trata de un estudio pormenorizado

y una defensa muy argumentada de la Constitución de 1978

que viene precedido de un capítulo sobre las constituciones españolas

desde la Constitución de Cádiz, la de 1812,

al que siguen otros capítulos sobre el abrazo de las dos Españas,

lo que debemos preservar de la democracia parlamentaria

y lo que deberíamos cambiar entre otros capítulos.

Estará con nosotros el miércoles que viene

y le preguntaremos

y tendremos, por tanto, la ocasión de escucharle y verle

además de leerle.

La Universidad de A Coruña

nos plantea hoy esta interesantísima pregunta:

¿se equivocan las encuestas?

La universidad responde.

Hay varios motivos por los que decir que fallan las encuestas,

especialmente las encuestas electorales.

La encuestas son parte de lo que se denomina demoscopia

entendida esta como el estudio mediante encuestas de opinión,

de gustos y comportamientos de un grupo humano,

y, en especial,

las encuestas electorales son aquellas que intentan

determinar las tendencias y la estimación de voto

en unas elecciones

en determinados partidos políticos.

El fallo viene de un mal diseño de la encuesta,

también puede ser de una mala interpretación,

especialmente las imputaciones que se hacen del voto recordado

o la mal elección de la muestra.

Para ello hay selecciones de lo que se denomina mesas testigos

o por los testigos que ayudan a una mejor determinación

de la selección muestral.

También hay métodos estadísticos que permiten la imputación correcta,

métodos bayesianos, por ejemplo,

de la falta de respuesta

y en el caso especial de España tenemos un problema adicional

que es no poder dar las encuestas

hasta cinco días antes de las elecciones.

Con lo cual son siempre una foto fija del momento,

pero la campaña electoral puede modificar el voto.

Justo antes de terminar recuperamos nuestro trabajo

sobre la historia de un grupo de jóvenes arquitectos

que desde su despacho de la calle de Atocha en Madrid

forman el colectivo Paisaje Transversal.

Bienvenidos.

Somos Paisaje Transversal.

Somos una oficina de innovación urbana.

Estamos aquí en nuestra oficina en la calle de Atocha.

Y, bueno, ¿Paisaje Transversal qué es?

Pues somos una empresa

que nos dedicamos a asesoría y consultoría

en cuestiones relacionadas con el urbanismo,

la ciudad y la participación ciudadana

desde una perspectiva creativa, muy social

y también muy apegada a la ciudadanía.

Estamos tratando de impulsar proyectos,

desarrollar proyectos

que traten de solucionar todos los problemas

que se han venido creando en las ciudades españolas

durante el siglo XX, ¿no?

Todo lo que se ha generado a raíz de la burbuja inmobiliaria,

todo lo que se ha generado

a través de estas estrategias de especulación urbanística

tan desastrosas que se han venido desarrollando

durante las últimas dos décadas.

Frente a ese panorama

tratamos de reivindicar otras maneras de hacer urbanismo,

de hacer ciudad,

mucho más apegadas a las necesidades y deseos de la ciudadanía

y desde una perspectiva mucho más colectiva.

-Nosotros comenzamos hace ya siete años, ¿no?

-Sí, siete.

-En la Escuela de Arquitectura de Madrid

encontrábamos que no teníamos los aprendizajes que nos interesaban

para conocer las herramientas para trabajar en la ciudad

y un grupo de amiguetes con unos intereses urbanos

fuimos aprendiendo, haciendo algunos talleres,

haciendo una asociación universitaria

y nos dimos cuenta

de que lo que estábamos aportando era interesante.

Construimos un blog

y poco a poco fuimos convirtiéndonos en una oficina.

Actualmente, está conformada por cinco personas.

Somos Jon y yo de San Sebastián, yo de Vitoria,

Pilar de Valencia y Jorge y Guillermo de Madrid.

Acabamos.

Mañana contaremos en el estudio con Jesús Marchamalo

con quien hablaremos de los aventureros de los polos

y con Sergio Castro

que nos contará lo que tienen en común

un paraguas y una parabólica.

También les ofreceremos un trabajo sobre la exposición "Wildlife"

que podrá visitarse hasta el próximo domingo en Madrid

y un nuevo capítulo de la serie NCI Educación.

Ha sido como siempre un placer tenerles ahí.

Nos vemos mañana.

Pasen un buen día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 03/12/18

La aventura del saber - 03/12/18

03 dic 2018

Programas completos (1607)
Clips

Los últimos 5.291 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios