www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2486196
Para todos los públicos La aventura del saber - 03/04/14 - ver ahora
Transcripción completa

de hacer cosas que funcionan

y que gustan.

Pero, por otro lado, también atraéis

al cineasta, al experto, digamos,

al que tiene una larga trayectoria.

Al cineasta en sentido amplio. Hablamos de toda la industria.

ESo siempre os ha definido muy bien.

Creemos que sí. Es uno de nuestros afanes.

Es un festival que se dedica a los cineastas que están a la vanguardia,

a los cineastas jóvenes,

desde luego profesionales,

pero jóvenes

que son los que marcan el panorama de actualidad.

Intentamos no dar la impresión al público

de que estos cineastas jóvenes surgen de la nada.

Todos tienen una trayectoria.

Tienen unas influencias.

Intentamos que el público conozca también

a los veteranos

e incluso cine clásico

a través de estos cineastas jóvenes

que aportan a ese mismo público

cuáles son sus influencias y por qué su cine es como es.

Intentamos no hacer un festival endogámico en torno al joven.

La juventud se cura con el tiempo. Se acaba pasando.

Sí, es así, evidentemente.

Entonces, intentamos que exista la presencia siempre del cine clásico,

de los cineastas veteranos,

de los grandes maestros.

Este año cumplís los 29 años.

No sé si es inevitable también reservarse un poco.

El año que viene, con los 30,

habrá que hacer algo más especial.

Habrá que aprovechar un poco ese tirón,

ese prestigio de cumplir los 30. Es así.

Pero nosotros hemos llegado a un punto

donde hemos aprendido a aprovechar lo que tenemos ahora.

El año que viene...

¡Quién sabe! Efectivamente.

De aquí a la trigésima edición,

puede haber muchos nuevos contenidos.

Y no podemos frenarnos

con los contenidos que tenemos para la vigésimo novena.

Con lo cual, hemos decidido tirar adelante, no reservarnos nada.

Alguna cosa estamos preparando.

Son cuestiones que requieren mucho tiempo de preparación,

como alguna exposición...

La gente sabrá que la competición es la sal del festival.

Pero hay otros contenidos.

Hacéis exposiciones, homenajes, retrospectivas...

¿Podemos avanzar algo o eres supersticioso y piensas que no?

No, no es por superstición.

Nosotros, mientras no tenemos las confirmaciones al cien por cien,

preferimos no aventurarnos.

Este es el programa para aventurarse.

Es este. Con sabiduría.

Y la sabiduría también exige

que yo no me adelante demasiado ahora,

pero sí puedo adelantar qué tipo de contenidos trabajamos.

Este año habrá una presencia relevante del cine de animación.

Eh...

Habrá presencia de escuelas tradicionales

de la antigua Europa del Este

y de países

nórdicos,

como el caso de Dinamarca.

Vemos que el público del festival

acoge muy bien el cine de animación

y requiere un cuidado especial.

Por otro lado, hacemos más hincapié,

no era poco, pero hacemos más,

en el tema que la Unión Europea define

como Media Literacy o Film Literacy,

el espacio en el que "La aventura del saber participa"

con su premio.

En los último años,

Europa ha empezado a insistir

en la necesidad de la formación del ciudadano, del joven,

en el lenguaje cinematográfico.

Para nosotros, esto era evidente desde el origen del festival.

Nace en 1986.

No estaba yo. Había otros equipos.

Ya se era consciente de ello.

Se hizo hincapié en la cuestión.

Y nosotros hemos seguido con esa...,

no solo tradición, sino también convicción,

pero alegrándonos de que ahora se acoja de manera especial la idea

de formar a la gente joven en el lenguaje cinematográfico.

Hacemos más hincapié que nunca en la cuestión.

Y ampliamos los contenidos en ese sentido.

¿Ha aumentado el nivel?

¿En los años que llevas al frente del festival...?

El premio de nuestro programa reconoce

a estos chavales que, en el marco de la escuela,

del instituto,

hacen producción cinematográfica.

¿Se nota que van mejorando,

que cada vez dominan más el tiempo, el lenguaje...?

Sí, en los que repiten se nota.

El encuentro durante el festival

aporta el que intercambien experiencias entre ellos.

A lo mejor algo que los que son primerizos

no han podido resolver

alguien con más experiencia les muestra cómo encontrar el camino.

Y es muy interesante

que esa sección, el encuentro audiovisual de jóvenes,

dedicada a la formación

en cine a los más jóvenes,

tenga lugar en el marco de un festival internacional profesional.

Se generan muchas sinergias

entre los invitados del festival, los cineastas veteranos

e incluso los jóvenes que acuden

al mismo encuentro a hablar de su experiencia

o a enseñarles cómo resolver inquietudes que pueden tener.

Es marca de la casa.

El Cinema Jove ofrece la posibilidad del contacto cercano,

hay una serie de encuentros

en los que muy cerca

tú puedes tener a un grandísimo respondiéndote a dudas,

hablándote de su experiencia...

A los jóvenes les atraen estos formatos

que no ofrecen tantos festivales.

Es difícil que un director de cine baje un poco a la tierra

y se acerque tanto.

Esa es una característica del festival.

La cuidamos mucho y queremos mantenerla.

Somos muy conscientes

de que es muy enriquecedor para el público

o para los participantes, pero también para el cineasta,

que tiene un feedback

al que, de otro modo, quizá no pueda acceder

sobre su propia obra.

En muchas ocasiones, estos encuentros

van acompañados de películas del protagonista del encuentro.

El hecho de ver lo que ocurre con una película hecha hace 10 años,

o incluso 30 años,

es muy interesante para el propio cineasta.

Redescubrir la obra. Sí.

Valencia tiene muchos motivos para visitarla.

Pero entre el 20 y el 27 de junio, Cinema Jove.

Iré. "La aventura del saber" estará allí.

Pues muchísimas gracias. Gracias.

¿Qué les parecería si existiera una oficina de turismo alternativo,

un lugar que diera al visitante otro tipo de propuestas en una ciudad?

A muchos les interesará saber que se pueden hacer visitas raras.

El proyecto pretende que se reflexione

en torno a las múltiples narrativas de la ciudad,

tantas como personas haya.

Por aquí.

Yo soy Iñaki Larrimbe.

Soy artista.

Soy un poco el artífice de estos tres proyectos que os presentamos.

-Soy Carmen Oviedo.

Soy la coordinadora del proyecto Visitas Raras.

Me interesa el turismo cultural.

Me gusta más trabajar en la calle que en salas expositivas y en museos.

Y presenté la idea de una oficina de turismo alternativo.

La oficina era una caravana.

La colocamos en la Plaza de Colón.

Y luego contacté con 6 personas,

algunos artistas y otros vinculados

con la cultura más alternativa,

para plantearles que cada uno de ellos

se hiciera cargo de crear un itinerario,

un itinerario para que los turistas pudieran ir visitando.

Entonces, surgieron 6 itinerarios.

Uno era La Cañada Real.

Otro eran espacios donde se habían filmado películas de Jimina Sabadú,

que es escritora.

Otro era de tabernas centenarias.

Lo ideó Santi Ochoa,

que es un agitador cultural.

Otro era de luminosos de neón.

Es un dibujante de cómics.

Otro era de Guillermo de la Madrid,

que es profesor, al que le gusta mucho el grafiti.

Era de arte urbano, de grafitis.

Se puso la caravana, se editaron planos y algunos materiales.

Y el que iba ahí recibía un plano y un librito

para hacer por su cuenta esos itinerarios.

La gente iba y no sabía que eso era una intervención artística.

Pensaban que era una oficina de turismo.

Y eso me interesa.

Es un poco meterte en el espacio urbano

sin decir que eso es un proyecto artístico.

Eso da igual. La cuestión es

lo que nos interesaba en ese momento:

generar otras narrativas.

El segundo proyecto era más una guía de turismo

como las guías oficiales, pero era una guía no oficial.

Y las fuimos abandonando por las calles.

Era más un formato librito.

Y me pareció muy interesante

el que, cuando la gente se compra una guía, luego se la lleva a casa,

pero en este caso tú usas la guía, haces los itinerarios

y, una vez que los has hecho, la abandonas

para que otra persona coja la guía y haga el recorrido.

Ahí ampliamos...

En el primer proyecto

hicimos como seis itinerarios.

Aquí en Turismo Raro hicimos... ocho.

Ampliamos un poco.

Y el equipo creció un poco.

La fotógrafa que había hecho las fotos

presentó un itinerario de Madrid Disecada,

espacios donde hay animales disecados.

Algunos siguieron ampliando su propio proyecto.

Mauro Entrialgo con Magdalena Herreros...

Siguieron con los neones. -Con los neones.

Guillermo siguió con el arte urbano.

Se nos unió...

-Macu Vicente. -Macu Vicente.

Hizo una de relojes de sol.

En Madrid hay 50 relojes de sol.

Seleccionó diez.

Y, bueno, entre el primer proyecto y el segundo

casi ya tenemos 140 puntos

para visitar.

Y al año siguiente, en 2012, le dimos otra vuelta de tuerca.

Y nos metimos más en la idea de la postal, del souvenir.

Postal Freek es un juego de postales

sobre la ciudad de Madrid.

Son postales alternativas,

postales alejadas de ese turismo oficial,

y postales que quieren ofrecer

otra narrativas de Madrid.

-Nos vamos acercando a este increíble agujero abductor

de marca Acme,

que yo calculo que tiene

unos 4 metros de diámetro quizá.

Supongo que será un agujero de ventilación

porque me está absorbiendo un poco ahora mismo.

Y, bueno,

si pasáis por Madrid,

esta es una visita obligada que no os podéis perder.

Esta es la estatua tuneada de Felipe IV.

La auténtica es esta.

Su hijo Carlos II era retrasado mental,

su impotencia acabó con los Austrias

y le dio envidia la estatua de su padre.

Y le rebajó el pedestal.

Si miramos al cielo, vemos cosas como esta,

un hombre alado que desafía la gravedad estrellado contra un alerón.

Gracias por acompañarnos a rendir un homenaje

a los que vivían aquí, pero ya no están.

Fueron repintados y borrados de nuestra mente,

pero no de nuestro corazón.

Guardaremos unos segundos de silencio.

Y así se fue ampliando el proyecto.

Y ya tenemos los tres proyectos.

Pasamos a tener ya 150 puntos reseñados.

Y nos metemos con el proyecto de hacer unas visitas guiadas.

-Visitas Guiadas hace lo que ha dicho Iñaki.

Retoma, reactiva y materializa estos proyectos

sobre turismo alternativo, que eran solo en papel.

Los lleva a la práctica por medio de rutas guiadas

en las que se ven puntos que los trazadores seleccionaron.

Se hace una visita guiada, con formato tradicional,

pero con contenido alternativo.

Lo que os proponemos desde Visitas Raras

es que, mientras yo guío la visita,

quizá veis algo que yo no voy a explicar

y que para vosotros era reseñable.

Os sugerimos que con el móvil le echéis una foto

y lo mandéis a una dirección que os daré ahora.

Así se irán generando nuevas rutas.

Todo por la Praxis es un colectivo multidisciplinar

que se dedican a crear dispositivos urbanos

para el emplazamiento ciudadano

y para que el ciudadano tome conciencia

de los espacios públicos y del uso que se puede hacer de ellos.

Es el caso de lo que ha sido y es Tabacalera.

Tabacalera, como sabéis,

era la antigua fábrica de la ciudad de Madrid

desde época de Carlos III, del siglo XVIII.

Con el tiempo, quedó abandonada.

Y, hace unos años, en el 2010,

después de hacer una obra,

el ministerio de Cultura

se lo cedió

a colectivos y asociaciones

que presentaron una propuesta cultural

para que la llevasen aquí a cabo.

El edificio está dividido en dos.

Por una parte, tenemos aquí la CSA,

Centro Social Autogestionado, que es esto de aquí.

Y, por la parte de atrás, está Tabacalera Promoción de Arte.

Eso pertenece o depende

de la subdirección general de Bellas Artes.

Ahora está en plena actividad.

Pasáis y veis Tabacalera.

Y hacen exposiciones, de fotos, actividades, talleres...

Pero no tienen nada que ver, estando en el mismo edificio.

¿Sabíais que era un reloj de sol?

Os voy a contar un poco.

Esto es parte de la propuesta de Macu Vicente

en la ruta de los relojes de sol.

Está en lo que se llama la Casa de la Vela, ¿vale?

El artista que ha pintado el mural

"Reloj de Sol" se llama Ángel Aragonés.

Es el mismo que hace los trampantojos de las casas en las medianeras.

Es el mismo.

-La cuestión para mí

es un poco David contra Goliat.

Goliat es la institución.

Las narrativas que se ofrecen cambian la realidad de las ciudades.

-Sí.

-Se construyen para turistas culturales. Debes ofrecer algo.

Es una cultura que se fabrica para atraer gente.

Nosotros anteponemos a ese turismo cultural,

generado desde las instituciones

y desde la industria del turismo, otro más real.

Porque surge de los ciudadanos.

Es decirle a la gente y al turista. "Sé más creativo

cuando visites una ciudad porque hay muchas narrativas".

Nosotros ofrecemos un abanico más amplio.

Que no sea la narrativa de visita tal museo

porque hay unos intereses ideológicos o económicos detrás.

-Venimos a ver esto.

Antes de nada, os voy a hablar de Guillermo de la Madrid.

Es el que trazó la ruta sobre arte urbano

y el que incluyó esta obra de la que vamos a hablar ahora.

Guillermo de la Madrid

es un experto

en arte urbano increíble.

De hecho, tiene un blog, "Escrito en la pared".

Lo lleva desde 2006.

Y es muy amplio.

Recoge muchos artistas, murales y grafitis

que se han hecho a nivel estatal.

Es una de las mayores bases de datos de arte urbano

que existen.

Rosh es un gran artista urbano.

Ha expuesto en galerías también.

Todas sus Afroditas se expusieron en una galería de Bilbao mucho tiempo

en una exposición que tuvo bastante éxito.

Ahí estaba antiguamente el polideportivo de La Latina.

Se supone que lo iban a quitar e iban a hacer otra cosa.

Y, por falta de fondos o lo que fuese,

se quedó el solar vacío.

La gente de La Latina, del distrito Centro,

decidió usar el espacio, reactivarlo.

Se asociaron todos los vecinos para hacer allí actividades.

De ahí sale el Campo de la Cebada.

No sé si soléis ir allí o no.

Tú has dicho que sí.

Pues os lo recomiendo muchísimo.

Es un sitio donde se hacen cosas

...superinteresantes y superdivertidas.

Hacen cine,

hacen actividades, talleres, conciertos...

Los que pintaron el mural

son Boamistura.

Es un grupo...

¿Quieres explicarlo tú?

-Eh... -Haz un poco de guía.

-Boamistura es un grupo de arte urbano internacional muy conocido.

Tienen murales en Berlín, en Nueva Zelanda...

Pero murales de...

En la fachada de un edificio, te plantan un mural de 4 m de altura.

Son cinco tíos.

Uno es periodista, otro era diseñador, otro era arquitecto...

Empezaron con grafitis y acabaron haciendo intervenciones urbanas.

-Y lo bueno que tienen es que suelen

contar con la participación de la gente

del sitio donde lo están haciendo.

Siempre hacen cosas colaborativas e involucran a la gente.

Hacen este tipo de cosas.

Esto es como un punto de inflexión que lo que pretende

es generar reflexión sobre lo que es el turismo cultural

sobre las diferentes narrativas de una ciudad.

No siempre lo que se plantea de la manera más institucional.

Eso no es la ciudad, no es verdaderamente Madrid.

Madrid es eso, pero también es otras cosas que también

hay que visibilizar.

Dentro de la propuesta de Santi Ochoa sobre placas conmemorativas,

os muestro esta placa.

Esta es la placa que pusieron

en el 15-M

con el lema "Dormíamos, despertamos".

Si me seguís...

Para nosotros también es importante

ya que estos proyecto se sitúan en la filosofía del "háztelo tú mismo".

Mediante esa toma de conciencia

de las diferentes narrativas que tiene una ciudad,

ellos mismos o ella mismas,

las personas que participan en la visita generan nuevas rutas.

Gracias por dedicarme parte de vuestro sábado.

Y que disfrutéis lo que os queda de fin de semana.

¿Vale? Gracias.

Muy bien.

Es un placer compartir los próximos minutos con José Antonio Marina.

Ustedes lo conocen por sus libros dedicados a los más diversos temas,

desde la ética a la teoría del conocimiento y, de una manera

que particularmente nos interesa, a la educación,

incluso a la de los padres,

para que podamos educar mejor a nuestros hijos

y nos dejemos, de vez en cuando, educar por ellos.

Bienvenido. Encantado de estar aquí.

El libro se lo dedicas

a tu madre

porque dices que fue una maestra de valentía.

Sí.

Le tocó vivir tiempos muy difíciles.

Y, realmente, los superó con mucha gracia

y nos sacó adelante a todos.

Nos dio un ejemplo de valentía,

de resistencia y de no amilanarse ante las dificultades.

¿Y es difícil aprender la valentía?

Hay que aprenderla.

Y es algo en lo que hasta ahora no habíamos pensado.

Se era valiente o no se era.

Ahora sabemos que aprendemos la mayor parte de los miedos

y que también debemos aprender la valentía.

La valentía no es solo enfrentarse a peligros.

La valentía es enfrentarse a los riesgos normales de la vida,

enfrentarse también al esfuerzo, enfrentarse a las dificultades,

enfrentarse al cansancio...

Y todas esas cosas son imprescindibles para vivir.

¿Y cómo se puede enseñar eso?

Yo creo que, en primer lugar,

evitando que los niños tengan demasiados miedos.

Hay miedos que deben tener porque son protectores.

Nos advierten de que hay un peligro

y que hay que enfrentarse a él.

Ojalá todos los niños, adolescentes y adultos tuvieran miedo a la droga.

Es un miedo sano.

Pero muchas veces ampliamos los miedos y tenemos

miedos exagerados.

Tenemos miedos que, en vez de fortalecernos, nos debilitan.

Hay que evitar aprender esos miedos.

Luego hay que aprender la valentía, las fortalezas que tenemos.

Aprender un estilo para enfrentarnos a las cosas.

Eso se aprende en casa.

Unas familias resuelven los problemas aunque son desagradables.

Y otras familias intentan

eludirlos, evitarlos y esconderse.

Y eso los niños lo aprenden bien.

Y ellos tienen que ir dándose cuenta

de que son capaces de enfrentarse al miedo.

Y que son capaces de mantener una cierta dureza,

una cierta capacidad

de aguantar la molestia.

Por eso es tan importante que los niños hagan deporte.

Porque les va un poco...

Les va un poco endureciendo.

Y, al final, es un proceso que se va alimentando.

Cuando el niño sabe que ha hecho un acto valiente,

es más valiente y se va a enfrentar a más cosas.

Y es muy bueno porque eso les pone en condiciones óptimas

para vivir.

Y, por lo que sabemos, influye en todo,

incluso también en el resultado académico.

Porque muchos niños temen la escuela o al aprendizaje o a sus compañeros.

Al juicio de los...

Por ejemplo.

Ese es un miedo muy muy frecuente.

Se adquiere en los últimos cursos de Primaria

o en los primeros de Secundaria.

Y tenemos que estar preparados para que los niños no los adquieran.

Hay que declarar la guerra al miedo porque nos fastidia la vida.

El miedo nos amarga la existencia.

O sea, que...

Una cosa es el miedo y otra cosa es la imprudencia o la osadía.

Ahí ha habido desde siempre...

El miedo ha interesado en todos los momentos de la historia.

Porque, además, la valentía ha sido la virtud que ha estado

valorada y elogiada en todas las culturas.

En todas las culturas, se han dado cuenta

de que, en momentos de turbación, de miedo o de desconcierto,

alguien debe mantenerse firme y ese es el valiente.

Y han distinguido muy bien entre la valentía, que es sentir miedo,

pero hacer lo que hay que hacer a pesar del miedo.

Y no el temerario, que no siente miedo.

Ese es un loco peligroso.

Ese no nos interesa.

El miedo es necesario. Lo que hay que hacer es enfrentarse a él.

Y esa es la valentía.

El que no siente miedo es un insensato,

es una persona que no mide los riesgos.

Hay una cosa muy curiosa, una anécdota.

Cuando se construyeron los rascacielos en Nueva York,

la mayoría de los obreros pertenecían a una tribu india

que no tenían miedo a las alturas.

La foto esa famosa. Esa foto maravillosa.

Estos obreros no querían nunca trabajar

con alguien que fuera un insensato, un temerario.

Había que tener miedo y superarlo.

Del que no tenía miedo no se fiaban porque no sabían lo que iba a hacer.

¿Los miedos cambian con la edad?

Entre niños, adolescentes, adultos...

Existen los miedos evolutivos.

Y aparecen en todos los niños

a la misma edad.

A los 10 meses, aparece el miedo a los extraños.

Un poco después, el miedo a la oscuridad, a los ruidos fuertes,

a los animales pequeños, a los animales grandes...

A los 6 o 7 años,

lo vas a saber enseguida por tu niño,

empieza una relación ambigua con los monstruos.

Les da miedo los monstruos, pero quieren oír historias de monstruos.

Y hay miedos típicos de los adolescentes

y son siempre miedos sociales.

Miedos respecto de su propia identidad

y miedo a la relación con los demás, a no ser aceptado,

a si van a ser bien recibidos, a si van a mantener buenas relaciones.

Y esos son específicos de los adolescentes.

Y los adultos los tenemos todos.

Los adultos los...

Somos la especie más miedosa.

Porque no solo tenemos miedo de los peligros reales,

sino también de los peligros inventados e imaginarios.

En fin...

¿Y qué...?

¿Por qué nos gusta? Si tenemos tantos miedos... ¿Por eso?

Virginia Woolf decía una cosa.

Que a los seres humanos les gusta sentir sea lo que sea.

Tenemos la anestesia afectiva.

Por eso nos gustan las cosas que despiertan nuestras emociones:

la literatura, las películas, por ejemplo,

las montañas rusas,

los viajes...

Pero nos gusta que sean emociones

dentro de un marco de seguridad.

Por eso son emociones casi simuladas.

Claro. A cualquiera le horroriza el miedo.

Pero la sensación del miedo, en de un ambiente protegido,

como un cine, sabiendo que es mentira,

produce una especie de emoción controlada.

Y eso es lo que nos gusta a los adultos.

A los niños creo que es por otra razón.

Los niños a esa edad, 6 o 7 años,

están tanteando todas sus posibilidades.

Y les gusta pasar un poquito de miedo

porque una de sus tareas es intentar vencerlo.

Y van y vuelven.

Y quieren sentirlo y, de repente, les entra miedo

y se te abrazan diciendo: "¿Por qué me cuentas esto?".

La película "Tiburón" es como para hacer un ensayo

de psicología infantil porque les fascina y les aterroriza.

Pero creo que están ahí un poco intentando calibrar

sus fuerzas respecto a esto, que es muy importante para ellos.

Por eso no hay que tomar a broma los miedos de los niños.

Pero ellos saben que deben enfrentarse a ellos.

En este libro, yo creo que deberíamos hablar

de este cuento ejercicio

para superar los miedos.

Porque eso me gustaría decírselo a los padres

y también a los adultos.

El miedo es muy insidioso.

El miedo tiene muchas astucias.

Y, si no estás preparado, es muy difícil librarte de él.

Y, al mismo tiempo, sabemos cuál es la pedagogía contra el miedo.

Hay métodos sencillos.

Pero, cuando a uno se le mete el miedo dentro,

a solas es muy difícil luchar contra él.

Por eso hay que decir a los niños y, sobre todo a los adolescentes,

específicamente a los adolescentes masculinos:

"De los miedos hay que hablar".

Como te encierres en un miedo y no hables con nadie...

Eso les pasa a las que sufren violencia doméstica.

Lo que hace el acosador encerrarlas

para que no pueden comunicar su miedo a nadie y estén perdidas.

De los miedos hay que hablar con cierto distanciamiento.

Yo no soy mi miedo. El miedo lo sufro como sufro dolor de cabeza.

No me avergüenzo de un dolor de cabeza ni de mis miedos

porque es un virus que se me mete, metafóricamente.

Hay que acostumbrarlos a hablar de sus miedos para luchar contra ellos.

Eso lo hacen mejor las mujeres que los hombres.

Los hombres tenemos prejuicios.

Si nos da miedo algo, somos un desastre.

No. Los miedos son algo que se nos inocula desde fuera.

Y, por lo tanto, conviene hablar de ellos.

¿Los miedos que padecemos de adultos

son miedos que no hemos sabido gestionar en la infancia?

Hay dos casos.

Uno es el de los miedos evolutivamente normales,

como el miedo a los extraños.

Aparece a los 10 meses y a los dos años y medio suele desaparecer.

Pero a veces no desparece.

No desaparecen y se quedan ahí enquistados.

Y, además, con ellos seguimos una política absolutamente nefasta.

Y es que los engordamos.

Por ejemplo, una persona que tiene miedo a algo,

a ir a un sitio donde haya más de dos personas,

y, cuando tiene que afrontar esa situación, busca excusas para no ir.

"Es muy aburrido". "Estoy acatarrado". "Estoy bien aquí".

Al hacer ese acto de claudicación, está alimentando el miedo.

Y el miedo será cada vez más poderoso.

Cuando se obedece a lo que dice el miedo,

le estamos dando vitaminas y se hará cada vez

más insoportable.

Por eso... Depende de nosotros.

Efectivamente.

También tenemos que tener otra cosa en cuenta.

Y eso hay que explicárselo a los padres y a los maestros.

Los niños miedosos son muy cómodos de educar.

Y, con muchísima facilidad, utilizamos

el miedo, muchas veces, de una manera muy sutil.

Los niños miedosos son obedientes, cumplen con sus obligaciones.

Y, claro, no nos damos cuenta

de que estamos haciendo muy difícil su vida.

No van a poder ser autónomos.

Hay que tener mucho cuidado al imponer

o al utilizar ese tipo de miedos

porque bastante los van a utilizar ya en otros ámbitos.

El miedo es muy fácil de provocar.

Y es muy eficaz para imponer conductas.

Todos tenemos la tentación de imponerlo.

La tienen las religiones, los políticos...

Maquiavelo decía una cosa hablándole al príncipe:

"Al pueblo se le puede mover

haciendo que le amen a uno o haciendo que le teman".

Sería mejor conseguirlo mediante el amor, pero es difícil.

El miedo es muy sencillo. Es más fácil.

No solo hay que hacer la guerra contra el miedo,

sino contra los que meten miedo porque son indecentes.

Con esa idea nos quedamos.

Gracias por todos tus libros y, especialmente, por este.

Esperamos verte cuando tengas el próximo.

Y esperamos que siga adelante esta empresa de la Universidad de Padres.

Tratamos los temas importantes

que pueden ir facilitándonos la vida

a todos.

Y a nuestros espectadores...

Me ha interesado mucho

el librito este práctico.

Y, si lo usan,

me encantaría que me mandaran un correo diciéndome si funciona o no

para mejorarlo en próximas ediciones.

Muy bien.

Cuenta con el mío. Muy bien.

Muchas gracias. Gracias a ti.

Muchas gracias.

Seguimos. Vamos con la digitalización del día.

Un capítulo de la serie "Liebres".

Un rayo cayó dos veces sobre el mismo sitio.

Pero encontró que...

-El hombre del megáfono comenzó a tener un problema de sincronía

entre el movimiento de los labios y lo que las palabras decían.

Le recomendamos contar historias al mar, para acompasar,

como en la leyenda persa.

-Una anécdota persa antigua muestra al narrador como a un hombre aislado,

de pie en una roca, cara al océano.

Cuenta una historia tras otra.

El océano, fascinado, lo escucha en calma.

Si el narrador callase o si alguien lo hiciese callar,

nadie puede decir qué haría el océano.

Los escritores se han autoproclamado

portavoces de la naturaleza.

Lo son. Tenemos pruebas.

Truenos

Joyce tenía miedo del trueno.

Pero los leones del zoo de Zúrich rugieron durante su funeral.

Tú fuiste un alga azul.

-No seas gandul, ponte a leer.

-Abandona la pereza.

-Para conocer. -La naturaleza.

-La naturaleza. -La naturaleza.

Al mar le gusta la impunidad.

Por eso, borra todas las huellas de la playa.

El mar es así de encubridor

desde siempre.

Pero hasta que no se dio cuenta Ramón Gómez de la Serna,

nadie se había dado cuenta.

¡Nadie!

-El mar que nunca vio el campesino

viene en los cuentos que le contó el aventurero.

Diego no conocía el mar.

El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirlo.

Viajaron al sur.

Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.

Cuando el niño y su padre alcanzaron aquellas cubres de arena, la mar

estalló ante sus ojos y fue tanta la inmensidad del mar y su fulgor

que el niño quedó mudo de hermosura.

Y cuando consiguió hablar, temblando, tartamudeando,

pidió a su padre: "Ayúdame a mirar".

Para ayudar a mirar.

Para eso sirven los libros.

Hacemos un ejercicio para recordar a un poeta, narrador y ensayista

que recibió el Premio Nobel, el Cervantes y el Príncipe de Asturias.

Octavio Paz tendría ahora cien años.

Por eso, hemos buscado la entrevista que le concedió

al actual director de este programa, Salvador Valdés.

Con él estuvo en "A pie de página".

"La poesía es la revelación de la inocencia

que alienta en cada hombre y en cada mujer

y que todos podemos recobrar apenas el amor ilumina nuestros ojos

y nos devuelve el asombro y la fertilidad".

"Su testimonio es la revelación de una experiencia en la que

participan todos los hombres, oculta por la rutina y la diaria amargura".

Hace mucho tiempo que usted escribió y dijo eso.

Bueno, sí, imagínese.

Si usted lee la fecha, es en 1942.

Se trata de una serie de conferencias

organizadas para celebrar el cuarto centenario

del nacimiento de San Juan de la Cruz.

El organizador de las conferencias fue un admirable escritor español,

José Bergamín.

Y me invitó. Yo tenía...

Tenía veintitantos años.

25 o 26 años.

Uno de los mensajes más claros que usted ha reiterado en declaraciones

desde la concesión del Nobel es el de la necesidad de la poesía.

Pero hemos visto que es una preocupación antigua en usted.

Vamos a ver, en un mundo tan desordenado como el nuestro,

que será desordenado en cualquier presente,

pero, al ser nuestro presente, es desordenado para nosotros,

¿qué debemos entender por poético?

Bueno, mire usted, es muy difícil saber qué es lo poético.

Yo podría decirle,

más o menos,

que todo es poético.

Todo es materia de poesía.

Si lo poético es aquello que se expresa en un poema,

diremos que es poético lo mismo una puesta de sol

que dos amantes en una cama o que

la basura al sol o a la luz de la luna.

Todo puede ser poético si hay una mirada que lo descubra

y que trate de expresar ese momento.

Yo diría que lo poético es la capacidad

de transformar lo cotidiano, el tiempo que pasa, en instante fijo.

"Los signos en rotación",

ensayo epílogo de la edición definitiva de "El arco y la ira"...

Perdón, "El arco y la lira". Está muy bien, la lira y la ira.

La lira está cerca de la ira.

Freud sabría por qué me he equivocado.

Usted decía en ese ensayo:

"La imaginación poética no es invención,

sino descubrimiento de la presencia,

descubrir la imagen del mundo en lo que emerge como dispersión,

percibir en lo uno lo otro,

será devolverle al lenguaje su virtud metafórica".

Pero lo que propicia la imaginación poética ¿es diálogo?

Claro.

Cuando digo "descubrir en lo otro al uno

y al uno en lo otro", estoy hablando de un diálogo.

Estoy hablando de la posibilidad

de redescubrir en lo plural

la unidad esencial de los hombres.

Pero también descubrir en cada hombre

su pluralidad.

Cada hombre, cada persona, es muchas personas.

Pero todas las personas también, en cierto modo, somos una persona.

¿Y cómo se produce esta revelación, de una manera gratuita?

La poesía, en cierto modo, es un don.

Yo creo que es un don que todos tenemos.

Yo creo que todos hemos sentido, cuando somos niños,

cuando nos enamoramos, cuando nos aburrimos,

en fin, en muchas circunstancias,

podemos percibir la extrañeza

del instante presente.

Pero solamente unos cuantos son capaces de decir eso.

La poesía no es nada más una experiencia de la vida,

de lo que nos pasa, del tiempo,

también es una capacidad de expresión.

Y esto sí es una facultad, una facultad muy misteriosa.

Los antiguos pensaban que era una enfermedad.

Platón habla en un diálogo del poeta como un poseído, un demonio.

O un dios o bien las musas.

O bien el inconsciente.

Los modernos pensamos, como hemos tratado de abolir

lo sagrado, que es el inconsciente o la raza o las clases sociales.

Que la poesía, la literatura, es la expresión de una clase social.

Pero todo esto son nombres bastante irreales, bastante quiméricos,

para expresar algo que no acertamos a definir.

Yo no sé si la poesía, la facultad poética,

sea una enfermedad sagrada, como pensaban los antiguos,

o un desarreglo psíquico, como piensan los modernos.

De todos modos, es algo único, es algo muy extraño

que se resiste todavía a las definiciones.

¿Tiene que ver con una disposición de ánimo?

Yo creo que sí. No todos los poetas son poetas a todas horas.

Yo conozco poetas que son seres muy vulgares y que, de pronto, escriben.

Y la gente dice:

"¿Cómo este señor tan aburrido o tan tieso o tan necio

de pronto es capaz de escribir lo que ha escrito?".

Lo mismo se puede decir de los pintores.

Aún más de ellos, quizá.

Marcel Duchamp decía: "Bête comme un peintre".

"Tonto como un pintor".

Sin embargo, los pintores nos dan visiones muy profundas

de lo que es el hombre o de aspectos insospechados del mundo natural.

En "Poesía de soledad y poesía de comunión", decía:

"La sociedad moderna no perdona a la poesía su naturaleza sacrílega".

¿Lo mantiene?

Sí lo creo.

Yo quizá ahora emplearía un lenguaje menos exagerado.

"Sacrílega" quizá es un lenguaje demasiado tajante.

Pero diría que la poesía le sigue pareciendo

a la sociedad moderna

un gasto inútil,

una empresa vana

y antiproductiva.

La poesía, para la sociedad moderna, es improductiva

porque no produce cosas.

A los artistas modernos, a los pintores, a los escultores,

se les perdona porque producen objetos.

Objetos que uno puede comprar, vender,

poner en su casa, tapizar un museo, etcétera.

Pero la poesía no. La poesía está hecha de palabras.

Es una actividad que produce palabras fundadas en el ritmo

y que se desvanecen.

Entonces,

es una actividad inútil.

El objeto que pueda tener más que ver con la poesía es el libro.

Y tampoco es un objeto muy precioso desde el punto de vista mercantil.

El libro...

Como el libro satisface una necesidad

importante en los hombres, como la necesidad de lo maravilloso,

la necesidad que satisfacían antes los poemas épicos,

está la novela.

Pero las artes que han sufrido más la comercialización moderna

han sido justamente, por una parte, la pintura

y por otra, la novela.

Las dos han estado sujetas a esta comercialización que las demás artes

han sufrido en menor grado. La música también, pero menos.

Y, claro, la menos susceptible de convertirse en objeto mercantil

es la poesía.

De ahí, diríamos, el carácter casi clandestino de la poesía moderna.

Precisamente, una de las razones por las que usted está en España

es el premio de poesía Loewe.

¿Qué ha encontrado en los libros de poesía que se han presentado?

Quiero decirle que esto de los premios, cuando era joven,

los veía con reticencia.

Me parecía un atentado contra la pureza de la poesía.

Yo me eduqué en una generación que pensaba que la poesía era algo

que no podía ser contaminado por circunstancias materiales.

Ni siquiera por la fama, por la reputación, por la gloria.

Ahora pienso lo contrario.

Las grandes épocas de poesía tuvieron protectores, mecenas.

La sociedad moderna se ha caracterizado, al contrario,

por olvidar a los poetas.

En consecuencia, la institución de premios para los poetas

es algo muy noble y que debemos defender

porque es una manera de justificar, incluso,

la existencia de nuestras sociedades.

Dicho esto, me ha dado mucho gusto estar en este jurado

porque, por una parte, me permite volver cada año a España.

Y esto es como volver a respirar

cierto aire que me vivifica.

La caudalosa amistad española.

No, más que eso, un aire que me vivifica.

Una cordialidad

y también una vivacidad especial del carácter español.

Yo creo mucho en la pasión española.

A veces, esa pasión es puramente pasional,

pero, otras veces, también es intelectual.

Pero, aparte de esto, me gusta, como dije la otra tarde,

porque al leer a los poetas jóvenes, estos manuscritos,

no solamente de España, sino de Hispanoamérica,

muchos vienen de Argentina, Chile, México, Colombia,

es como tomarle el pulso al idioma español

en sus distintas manifestaciones y eso es saludable.

Dejamos la lectura

para fijarnos en la poesía visual y el arte experimental.

Es la propuesta de "Boek",

un catálogo que hoy abrimos por la página de Sergi Quiñonero.

que nos va a mostrar su visión

de un refugio, del juego o de lo inevitable.

Tres ejemplos que ilustran su forma de ver un mundo

que parece entender mejor, quizá por sus estudios de Psicología.

En ese punto de encuentro entre la creación literaria y la plástica,

se abre una ventana que nos permite descubrir significados nuevos,

latentes u ocultos, a veces, una relectura del mundo que nos rodea.

Con la vista saturada de imágenes gráficas, publicidad, televisión,

quizás quede un espacio para sorprendernos con la poesía visual.

Aquí se muestran trabajos en los que

la palabra y la letra están presentes

junto a otros basados en códigos visuales.

En ellos, cada elemento de la obra ha sido escogido minuciosamente

para su función: decir lo que ha de decir.

El "collage", la obra gráfica, el "assemblage", la fotografía,

la instalación en la naturaleza, técnicas y disciplinas

que uso para expresar de manera clara el mensaje que quiero dar.

Hola de nuevo. Recomendación de lectura.

Un nuevo libro de ese género que tanto éxito ha tenido

desde que empezó la crisis:

el ensayo de divulgación sobre la ciencia económica.

El segundo libro del popular periodista económico

de "Financial Times" y la BBC Tim Harford, es este:

"El economista camuflado ataca de nuevo".

Han llovido cumplidos sobre él de grandes divulgadores,

como Malcolm Gladwell, el sociólogo británico afincado en EE. UU.

y autor de "best sellers" como "Fuera de serie".

El libro se llama "El economista camuflado ataca de nuevo".

Lo publica, como el anterior, la editorial Conecta.

Trata de dar respuesta a las preguntas que nos planteamos hoy,

en plena crisis, masivamente.

Todo lo relacionado con la deuda de países como el nuestro

o el futuro de países emergentes.

Aunque, lo que quizá más llama la atención es la estructura del libro,

que es de pregunta y respuesta,

como si fuera un diálogo entre un indignado y un catedrático.

Da muy buen resultado.

"El economista camuflado ataca de nuevo", de Tim Harford,

recientemente publicado por la editorial Conecta.

Nos marchamos. Volvemos el lunes con nuevos temas.

Hablaremos de arte contemporáneo accesible a todos,

en galerías que empiezan a florecer en las ciudades.

Veremos fotografías de un maestro que ha retratado toda una época

y recibiremos visitas de prestigio.

Una de ellas nos enseña cada 15 días que la geografía es arte y magia.

Se lo contamos todo el lunes. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 03/04/14

La aventura del saber - 03/04/14

03 abr 2014

Emitiremos los reportajes "Visitas raras", un fragmento de una entrevista realizada a Octavio Paz en 1991 y "Boek visual: Sergi Quiñonero" 

 

ver más sobre "La aventura del saber - 03/04/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 03/04/14"
Programas completos (1702)
Clips

Los últimos 5.938 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios