www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3622021
Para todos los públicos La aventura del saber - 01/06/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días, bienvenidos a "La aventura del saber".

En el programa de este miércoles,

hablaremos de gastronomía y saber hacer en la cocina.

Después, del desafío mundial que supone asegurar

la protección de los datos de los menores en internet.

Para terminar, con la presidenta de la Fundación Trilema,

Carmen Pellicer, pondremos el foco en la atención a la diversidad.

Queremos hablar de lo importante que es que los centros educativos

sean capaces de crear un itinerario personal para cada niño.

Les avanzamos otros contenidos en el sumario. Empezamos.

Quique Dacosta es uno de los restauradores

más creativos de España.

De origen extremeño

y Premio Nacional de Gastronomía al mejor jefe de cocina en 2005,

llegó a Denia con tan solo 14 años.

Sus menús, largos y emocionantes, están siempre bien construidos

y representan una verdadera sinfonía de sabores y colores

propios de la cultura mediterránea.

Estrenamos "T.E.A.", una serie de cinco capítulos

que pretende dar voz y visibilidad al colectivo autista.

Casi medio millón de autistas españoles,

además de sus familias y seres queridos,

reclaman su derecho a disfrutar de su existencia

respetando su diferencia.

(Música)

Quique Dacosta consiguió que su restaurante

fuera el primero de la Comunidad Valenciana

que tuviera tres estrellas Michelin.

Además, está en la lista

de los 50 mejores restaurantes del mundo,

según la revista inglesa "Restaurant".

Es un personaje,

es un personaje, no solo en la cocina,

es un personaje también fuera

y ha conseguido, realmente,

trasladar la cocina creativa y la cocina de autor,

al mundo del Mediterráneo, al mundo de la comunidad de Valencia.

Consiguió tener el Premio Nacional al mejor jefe de cocina el año 2005.

Realmente, es un personaje al que vale la pena conocer

y es lo que vamos a hacer ahora.

(Música)

Empecé fregando cazuelas y platos,

fue mi primer contacto profesional con una cocina profesional.

La verdad es que tengo la suerte,

desde ese inicio tan singular y poco glamuroso, por otro lado,

consiguiera que la cocina me redujera lo suficiente

para estar aquí, a día de hoy.

Te diría: ¿Por qué "o" y no "y"?

Tradición y producto y creatividad e innovación y conocimiento

y aprendizaje e inquietud e innovación y compromisos y valores.

No hay que excluir nada.

Creo que la cocina contemporánea española es lo que es

porque no ha excluido,

más bien, se ha apoyado en cada uno de los escalones que ha ido andando

y somos la suma de cada uno de estos aprendizajes.

y somos la suma de cada uno de estos aprendizajes.

Soy un cocinero con conocimiento empírico,

no tengo una formación académica, he leído mucho, he viajado,

y todas mis inquietudes he ido intentando plasmarlas

en un restaurante que ya existía y que tenía una clientela y una carta

para ir construyendo, año a año, lo que yo entendía que, al final,

se tenía que convertir en mi propio lenguaje.

(Música)

Yo soy cocinero,

este es el principio activo del que ejerzo,

pero, claro, el oficio como tal trae una serie de coyunturas

y estas coyunturas hay que asumirlas con responsabilidad y liderazgo.

Empecé siendo cocinero, me quedé de jefe de cocina,

o sea, no busqué ser el jefe de cocina de ese restaurante,

simplemente, fue la coyuntura del momento

y la evolución natural de lo que estaba haciendo.

Me quedé como propietario del restaurante

y, partir de ese momento, me convertí en empresario

y los avatares del día a día

me llevaron a emprender un modelo de negocio alternativo

que democratizaba mi conocimiento

y que acercaban a la gente, fundamentalmente, en Valencia,

y que me han permitido desarrollarme a nivel empresarial.

Si tú, cada paso que das,

lo quieres mirar con un prisma de aprendizaje,

de que te va a sumar, de que te va a aportar,

de que te vas a nutrir de todo ello,

obviamente, yo lo hago con mucho cariño

y estoy muy orgulloso de cada uno de los pasos que voy dando.

(Música)

Mis primeros dos referentes fueron Michel Guérard y George Blanch,

posiblemente, los más influyentes en mi carrera profesional,

porque ellos fueron los que me hicieron

ver en la gastronomía,

en la cocina, que había una gastronomía.

Luego, evidentemente,

cocineros españoles han sido la gran referencia.

Algunos mayores a mí, de mi generación,

Santi Santamaría, Ferran Adrià, Juan María Arzak, Pedro Subijana,

los líderes de aquel movimiento

que, ahora mismo, tienen entre 50, 60 años, 70.

Mis contemporáneos,

Martín Berasategui, Andoni Luis Aduriz, Joan Roca...

Lo que pasa que yo, lo que he intentado,

es aprender de todo ello, escamarme

y siempre tener un discurso propio y personal.

Siempre digo que los vegetales, en toda su expresión,

son el hilo conductor de mi cocina.

Esto quiere decir que desde una semilla a una flor,

a una planta, a un vegetal, a un arroz,

cualquiera de las manifestaciones, el tallo, la hoja...

Esto es el hilo conductor de mi cocina,

pero a mí se me asocia por productos muy obvios

que tienen que ver con la gamba roja,

estamos en Denia, aquí es el producto fetiche

e icono de un mar, de una lonja, con un trabajo de unos pescadores,

por mi trabajo y por mi territorio, trabajo en torno al arroz,

posiblemente, sea otro de los productos iconos.

Quiero dejar entrada en mi cocina,

no solamente cítricos, frutos secos, que son típicos de mi territorio,

sino también productos que vienen de fuera

que me nutren y enriquecen como cocinero.

Creo que, si algo tiene de mágico esta disciplina,

es que necesitas o se amplifica con todos los sentidos.

Quiero decir, la pintura es la vista, la música es el oído,

en esta, es todo.

Básicamente, puedo llegar a seducirte por el aroma y no por el gusto

y algunos ingredientes fetiches de nuestra cocina

que no saben absolutamente a nada, la angula, por ejemplo.

Sin embargo, la textura de la angula y el aroma de la elaboración

es lo que te termina seduciendo.

Luego, la estética.

Por ejemplo, la vista,

posiblemente, el último sentido que un cocinero utiliza para cocinar,

sin embargo, es el primer sentido que un cliente utiliza para comer

cuando se enfrenta a un plato.

Luego, en estos últimos años,

la estética, la vista, la plástica, la inspiración, la atmósfera

ha jugado un papel fundamental para la evolución de la cocina.

¿En qué orden? Cada cliente, que le ponga el orden.

Denia no es Madrid, no es París, no es Londres ni Nueva York.

Una guía o una lista ayuda a que el cliente

ponga en su agenda mi nombre y decida venir a comer aquí.

(Música)

Arrancamos la mañana mirando al mundo virtual,

a una de las grandes preocupaciones en las que casi todos los expertos

ponen el foco,

la protección de la información personal en internet,

en concreto, de la protección de los datos de los menores,

¿dónde está el límite de compartir?, ¿nos falta educación digital?

Son dos de las preguntas que queremos hacerle

al responsable del Área de Menores

de la Agencia de Protección de Datos, Julián Prieto.

Buenos días, Julián. Hola, buenos días.

El desafío está ahí porque el fenómeno es imparable,

pero los chavales, ¿realmente, son conscientes de lo que se juegan,

de los peligros que se pueden encontrar ahí fuera?

De los datos que tenemos

y de la información que nosotros manejamos,

te podría decir, de manera general, que no mucho.

Algunos estudios nos dicen que el 92 % de estos chavales

navegan en internet sin sensación de riesgo alguno.

Impresionante esa cifra.

Podríamos decir que no, de manera general,

evidentemente, hay casos para todo.

Además, es propio también, yo creo,

que de la juventud y del desarrollo personal

el ser más arrojados, más valientes, vamos a decir.

¿Qué tenemos que identificar? ¿Cuáles son esos peligros?

¿La usurpación de identidad? ¿Que roben fotos y vídeos?

¿Que usen nuestros datos?

Habría que distinguir esto.

Por un lado, aquellas actuaciones

en las que los menores tienen que tener cuidado

para que no sean, a su vez, objeto de daño, de que les hagan daño,

de que le causen un mal, un perjuicio.

En aquellas otras ocasiones

en los que son ellos los que también, por desconocimiento,

por una cierta sensación de "Esto es una broma",

causen daño a los demás.

Creo que eso habría que distinguir.

Evidentemente, el uso de información personal

es clave en el mundo virtual.

Lo vamos a utilizar en casi todas las redes sociales,

en casi todas las aplicaciones,

en casi toda la mensajería instantánea,

y ahí es donde debemos de darles aquellas herramientas,

aquellos valores, para que las sepan usar con responsabilidad

y que eviten situaciones, a lo mejor, una sobreexposición,

que está muy de moda, exponemos todo,

cuándo nos levantamos, dónde estamos, qué hacemos...

Enseñarles a saber el valor, como decimos,

de lo que valen la privacidad

y la importancia que para ello tiene la información personal.

A veces, asumimos que esos riesgos están más cerca

cuando hablamos de redes sociales, pero no es exclusivo, ¿no?

Porque con las aplicaciones que instalamos en los móviles,

con el material nuestro que está en la nube...

¿Esto lo tenemos claro o tampoco? Creo que no se conoce mucho.

Hay que dar más información y más formación

para saber qué es lo que puede ocurrir,

qué consecuencias tiene el utilizar determinadas aplicaciones.

Hace poco, un estudio europeo sobre las aplicaciones,

aquellas que se consideraban seguras o no tan seguras para los menores,

y el resultado no fue muy positivo.

Muchas de esas aplicaciones que se valoraron e inspeccionaron,

no cumplían los mínimos requisitos para ofrecer a los menores

una garantía de seguridad y de utilizarlas con tranquilidad

y aprovechar, realmente, esa aplicación

o ese servicio que nos da internet.

La Agencia de Protección de Datos dispone de diferentes materiales

que sirven tanto para prevenir, para formar, para sensibilizar, ¿no?

Si me permites, me gustaría, sí, todo, pero el origen.

La protección a los menores es uno de los ejes prioritarios

que la agencia ha asumido.

Nos preocupa como población vulnerable

y, sobre todo, porque según todos los datos,

9 de cada 10 menores entre 9 y 14 años

tiene un teléfono móvil y seguro, esto lo pongo de mi cosecha,

que es un smartphone, o sea, que tiene todas las aplicaciones.

Entonces, nos preocupa su seguridad y el que utilicen, por otro lado,

las herramientas de internet y que aprendan a utilizar

sus beneficios y las oportunidades que da.

A partir de ahí, ¿qué hemos hecho?

Dentro de la agencia, en primer lugar,

se ha establecido, en el plan estratégico,

como un objetivo prioritario

el reforzar la protección de esos menores.

¿Qué tenemos?

Tenemos desde el portal de menores, tudecideseninternet.es,

que además, el lema responde a lo que queremos trasmitirle.

Queremos transmitirle formación o herramientas, conocimientos,

pero que decidan ellos.

Con el smartphone, ya no estás en casa de tus padres,

donde estás en el salón

y tienes que poner el ordenador para que te vean,

estás en cualquier lado.

A partir de ahí, se han elaborado una serie de herramientas

y de materiales que tienen como objetivo fundamental

ayudar a formar y a concienciarles de la importancia de la privacidad

y de lo que valen sus datos y de cuáles son los datos personales

y qué es lo que dicen y cómo se tienen que comportar.

Ellos son grandes protagonistas,

nos decías que hay que darles la responsabilidad,

que sean capaces de identificar lo que está bien y lo que no,

pero no os olvidáis de dos colectivos,

por un lado, los profesores y por otro, los padres.

En esos actores es donde está la partida, ¿no?

Evidentemente.

Como todos, en el proceso de formación,

necesitamos a alguien que nos acabe guiando

y aquí tenemos dos grandes colectivos,

la familia y los profesores y en ellos ponemos nuestro foco.

Todo en el material que tenemos, desde el mes de octubre

se han publicado un par de guías por la agencia,

"No te enredes en internet" y "Sé legal en internet",

que tienen su contrapartida para los padres y profesores

en el que se les explica aquellas cuestiones

un poco más en profundidad,

porque las guías para los menores las intentamos hacer,

y creo que lo estamos consiguiendo con la ayuda de otros agentes,

porque han intervenido el Ministerio de Educación,

ha intervenido, en "Sé legal en internet",

las Fiscalías, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad,

para hacer un material que a los chavales les pueda llegar,

que hablen su mismo idioma,

que utilicen la forma en la que ellos expresan.

Luego, tenemos la guía para los padres y profesores

un poco más seria, por decirlo así,

en el que explicamos qué son esas situaciones,

la importancia de los datos, qué es lo que no se debe hacer,

qué consejos trasmitir y cuáles son las consecuencias

que, en algún caso,

determinados comportamientos pueden dar lugar.

Porque detectáis que, muchas veces, esos comportamientos,

¿vienen más del desconocimiento?

Es decir, ¿a veces se hacen cosas sin ser consciente

de que lo que se está haciendo,

no solo puede causar daño a terceros,

sino que podemos estar haciendo algo ilegal?

Sí, seguramente.

La inocencia y el que todos hacen determinadas cosas,

les lleva a hacer lo mismo y a repetir lo mismo

y a meterse con el de al lado porque es diferente

y pensar que solo es una broma, cuando está causando daño.

No olvidemos que determinadas conductas

pueden llegar a producir daños que pueden ser irremediables.

Si hablamos del acoso y del ciberacoso,

en una reciente encuesta de Vodafone,

más del 50 % de los encuestados,

todos menores, chavales, afirmaban que el ciberacoso

es mucho peor que el acoso cara a cara,

te persigue en tu casa,

te persigue si te cambias de colegio, día y noche.

La humillación, muchas veces, es más pública,

porque hablamos de una generación... Alcanza mucho más, sí.

¿En qué grupo de edad es más fácil sembrar buenas prácticas

o dónde detectáis que hace más falta

este trabajo de formación, de sensibilización?

Es una muy buena pregunta

y después de ver y de conocer muchas opiniones,

nuestros materiales están dirigidos, fundamentalmente, entre 10 y 14 años,

porque a los 10 años es cuando se empiezan a utilizar,

luego diré que, mejor, no tanto,

se empiezan a utilizar las nuevas tecnologías

y con 14 años, casi el uso es universal.

El INE nos dice que el 95 % de los menores entre 10 y 15 años,

llegando a la franja de 15, utilizan internet

y utilizan las nuevas tecnologías.

En cuanto al momento de inicio, todo.

La Comisión Europea nos decía hace unos años

que cifraba en 7 años la edad media de comienzo navegar por internet,

pero no sé si se ha tenido ocasión de ver un vídeo,

hay vídeo que circula en la red,

en el que es una niña de 2 años que está pasando una tablet

y le dan una revista, entonces, hace lo mismo,

pero claro, la revista no pasa y se pregunta,

se acaba empujando con el dedo, a ver si el dedo no le funciona.

A ver si se ha roto el ratón, ¿no? Si es el dedo el que no le funciona.

La edad es temprana siempre y creo que educar y formar en valores

a edades... 9, 10 años es fundamental.

Nuestros materiales, de 10 a 14 años, fundamentalmente.

Casi a modo de titular, porque se nos ha acabado el tiempo,

vías de comunicación tenéis muchas, la idea es estar en contacto,

facilitar esa comunicación cuando sea necesaria,

teléfono, WhatsApp, correo...

La agencia, dentro de las medidas que ha adoptado

y además, queremos, desde aquí, dar la conocer,

ha establecido un canal específico de comunicación

para el tratamiento de datos de menores y por los menores.

Hay un teléfono específico, hay una línea de WhatsApp

y hay una dirección de correo electrónico

específica para menores,

aparte del resto de canales de comunicación

que la agencia dispone

o pone a disposición de todos los ciudadanos,

tenemos esta específica.

Creo que son tres líneas que quisiéramos dar a conocer,

que estamos ahí,

y que todo aquello que tenga que ver con la privacidad,

la información personal, el uso por los menores o de los menores,

estamos para servirles

y para darles las respuestas a las cuestiones que nos planteen.

Está todo en tudecideseninternet. Efectivamente.

Gracias por habernos visitado

y por recordarnos que la educación digital hace falta,

no hay excusa para no subirse al carro. Gracias.

Muchas gracias.

Se calcula que en nuestro país hay, al menos,

450 000 personas con autismo.

Si además incluimos a los familiares,

profesionales y voluntarios que se encargan de su cuidado,

veremos que el Trastorno del Espectro Autista

afecta a un colectivo numeroso e importante de nuestra sociedad.

Pese a ello, la mayoría de la población

no tienen una noción clara de lo que es el autismo.

Hasta hace poco, era considerado como un misterio científico

y una gran desgracia a nivel personal y social.

Los autistas están a nuestro alrededor

y reclaman su derecho a ser conocidos, respetados y queridos.

(Música)

Según el diccionario de la Real Academia Española,

una "tea" es una "Astilla o raja de madera

muy impregnada en resina,

que, encendida, alumbra como un hacha".

Desde tiempo inmemorial,

el hombre se ha servido de las teas y antorchas

para vencer a la oscuridad infinita.

Hoy en día, el fonema ha adquirido un nuevo significado,

TEA son las siglas de Trastorno del Espectro Autista.

(Canción en inglés)

Desde que se empezó a oír hablar del autismo, hace apenas 50 años,

es mucho lo que ha cambiado la concepción y el conocimiento

que tenemos sobre este trastorno,

pero aún persisten muchos mitos y prejuicios negativos al respecto.

El propio término "autista",

a veces, es utilizado de forma peyorativa

como "Persona encerrada en su mundo,

conscientemente alejada de la realidad".

Aún hoy en día,

son muchas más las cosas que se desconocen sobre el autismo

que las que sabemos a ciencia cierta.

La serie "T.E.A." quiere dar a conocer

algo más acerca del autismo,

dar voz y visibilidad a los propios autistas,

a sus familias

y a los profesionales y voluntarios que se encargan de su cuidado,

intentando, humildemente, arrojar, a modo de tea o antorcha,

algo de luz en la oscuridad del autismo.

(Música)

Soy Almudena, la madre de Sergio,

un chico adolescente que está diagnosticado de TEA.

-Marina Prieto, soy la mamá de Adrián Monje,

un niño con autismo de 12 años.

-Me llamo Raúl Rosa, soy el padre de Nora y Alejandro,

dos mellizos que padecen de autismo.

-Soy Inés López, tengo 50 años

y tengo dos hijas, una de 14 y otra de 13 años.

La de 13 años, tiene un Trastorno del Espectro Autista.

Alba es una niña muy cariñosa, muy simpática.

Ella no es verbal, aunque hay veces...

Se comunica, a veces, con palabras. Utiliza mucho el habla signada.

-Me llamo Javier Ruiz Gil, tengo 20 años,

nací en el 1995,

y estoy... estudiando en el...

Estaba estudiando...

la ESO, Primaria, hice un módulo de PCPI,

y ahora estoy acabando de hacer el grado medio

y empezaré las prácticas.

Soy muy respetuoso, muy alegre,

muy simpático.

Hago todo lo que me mandan hacer

y, realmente, obedezco a las normas.

-Me llamo Susana Díaz, tengo dos hijos,

el mayor tiene 16 años, es neurotípico,

la pequeña se llama Lucía, tiene 10 años

y está diagnosticada de un Trastorno del Espectro del Autismo

en grado moderado.

-Me llamo Juan Carlos, Juan Carlos Vázquez,

soy padre de un niño con autismo, se llama Carlos,

tiene un hermano, se llama Rodrigo, mi mujer es María Ángeles.

-Me llamo Gema Morote y soy la madre de Rocío,

una niña con síndrome de Asperger.

-Me llamo Rocío Montalvo Morote, tengo 17 años

y como ya habéis visto por ahí atrás, me gusta dibujar Pokémon.

-Soy Isabel

y soy madre de un niño diagnosticado, en principio,

con características compatibles con el síndrome de Asperger.

-Me llamo Carlos, tengo 20 años y vivo en Móstoles.

Yo soy un chico muy positivo,

una persona muy amable y muy respetuosa

y, sobre todo, una persona

que le encanta salir con los amigos y divertirse

y estar también con su familia.

-Soy Carmen Molina y soy una persona, yo creo,

una más de las millones que hay en el mundo,

que tengo una singularidad,

y es que tengo un Trastorno del Espectro del Autismo,

que se conoce más frecuentemente como "síndrome de Asperger"

y que, de alguna manera, ha marcado mi vida,

para bien y para mal.

(Música)

La relación del hombre con la realidad circundante

es consecuencia de la actividad cerebral

y su capacidad de percepción.

-La percepción es el primer grado de reconocimiento del entorno.

A partir de los estímulos recibidos, interactuamos con él.

La percepción del entorno, incluyendo nuestro propio cuerpo,

se realiza a través de los sentidos.

-El autismo es un trastorno del neurodesarrollo,

eso quiere decir que es un trastorno

que afecta al desarrollo del sistema nervioso

desde antes del nacimiento,

en la manera en que el sistema nervioso se desarrolla

y se configura,

entonces, afecta a la manera en la que las personas

comprenden la información que les viene del entorno,

la manera en la que procesan la información, se comunican, etc.

El autismo afecta, sobre todo, en dos áreas,

la comunicación social

y la flexibilidad del pensamiento y del comportamiento,

o sea, la manera en la que la persona interactúa, se relaciona

y se comunica con otros

y la manera, también, en la que es capaz

de ajustarse a las demandas del entorno de manera flexible.

No hemos terminado. (LLORA)

-A mamá no se la hace daño.

Adrián tiene ocho años,

es un niño diagnosticado de Trastorno del Espectro Autista,

de autismo en un grado severo, tiene bastante afectación.

Aunque es un niño que no tiene conductas autolesivas,

no es un niño agresivo,

es un niño que tiene bastante afectación,

porque es un niño que no ha desarrollado

un lenguaje verbal que le facilite la comunicación

con el resto de las personas.

Eso hace, además, que le sea mucho más difícil

entender el mundo.

-Era mi jefa en el museo

la que me quería enseñar a comunicar.

Me decía: "Cuando hables en público, tienes que hacer no sé qué,

te tienes que levantar así", "A mí no me mandes hacer tonterías".

Un día, me dice: "Carmen, no eres igual que el resto de las personas".

"¿Cómo que no se como el resto? Yo soy igual que cualquiera".

"No, tú comunicas distinto

y muchos de los problemas que tienes en esta vida

es porque estás comunicando distinto.

Creo que lo que tienes es síndrome de Asperger

y debes de ir a un profesional que te lo mire".

"Autismo, pues vaya tontería, si ya lo sé yo,

yo soy autista desde que nací, que ya me lo dijeron".

-La otra de las áreas de alteración

es la flexibilidad del pensamiento y del comportamiento.

Las personas con autismo,

tienen patrones muy rígidos de comportamiento,

muy repetitivos, inflexibles...

Entonces, les cuesta afrontar los imprevistos, los cambios,

aunque sean mínimos, en el entorno.

En sus rutinas, son personas que tienden

a mantener rutinas bastante importantes

y les cuesta salirse de esas rutinas.

-Patrones, la palabra es esa,

nosotros la vida la traducimos a patrones.

-Sergio está diagnosticado de autismo clásico sin retraso.

Él nació y parecía ser un niño normal

que se desarrollaba igual que el resto

y no nos dimos cuenta

de que había un problema

hasta que entró en la guardería con dos años,

que vimos que el resto de niños seguía evolucionando

y él tuvo un parón y una especie de retroceso,

empezó a perder vocabulario, a perder palabras.

-Es algo que es producto de una serie de factores genéticos

y de algunos actores ambientales que se están investigando

y no se sabe cuáles son,

pero no es algo emocional, no es algo que se produzca

porque no se establecen vínculos adecuados

entre las familias y los niños,

cosas de esas, que han sido teorías

que se han arrastrado durante mucho tiempo

y han sido muy dañinas para las familias.

-En varias ocasiones,

hemos hablado en nuestro programa del autismo.

Se trata de un trastorno profundo de la personalidad

que se caracteriza por severos problemas de conducta.

Las estadísticas de nuestro país, nos hablan de 5 a 6000 autistas,

aunque censados solo estén unos 500 niños con este trastorno.

-Los datos que se están manejando a nivel internacional

es que 1 de cada 100, 150 personas

podría tener un Trastorno del Espectro del Autismo.

Una cifra como tal, no tenemos asegurada,

lo que tenemos son estimaciones en relación a prevalencias.

Habría alrededor de 450 000 personas con autismo en España.

-Creemos que el autismo es una discapacidad emergente,

porque ha habido un aumento de prevalencia muy importante.

Es una discapacidad nueva, desconocida

y una discapacidad en la que los logros sociales

todavía están muy pendientes.

-Habitualmente, hablamos de personas con autismo,

no personas autistas,

porque lo que intentamos es siempre potenciar

que el autismo no es la característica

que define a la persona,

sino que es una persona que tiene autismo,

como una persona que tiene diabetes o que puede tener otra condición.

Lo que ha variado ha sido la terminología.

TGD o Trastorno Generalizado del Desarrollo

que es la terminología que se ha venido utilizando

hasta hace un par de años,

que cambiaron los criterios de diagnóstico,

y ahora se habla de Trastorno del Espectro del Autismo,

precisamente, para destacar esa variabilidad tan grande.

(Música)

En el siglo XVIII, en los tribunales de justicia,

cuando había casos de, llamémosle, disfunciones mentales,

se dividía a los acusados

en idiotas y furiosos.

Hemos tardado dos siglos en sacar de esta madeja

a los autistas.

-¿Sabe usted lo que es el autismo? -No.

-Ni idea.

-¿El autismo?

Me parece que es una cosa de enfermedad de los niños, sí.

Que son incomprensibles, que no quieren ver a nadie,

que están solos.

-Ni idea.

-Unas personas que se quedan completamente aisladas

de todo el mundo y de todo,

que no reaccionan ante ningún estímulo,

ante casi ninguno.

-¿El autismo?

Ah, bueno, ese niño este un poco... como ausente, ¿no?

-Esta niña es una niña autista.

Parece igual que otros millones de niñas que hay en el mundo.

Alguna vez, deja perder su mirada o se aleja corriendo

o juega con una rama, una flor o simplemente con sus manos.

Va y viene sin mirar a nada ni a nadie.

Viendo a estos niños, hay que pensar que algún día

la ciencia tendrá que adentrarse en este enigmático mundo del autismo,

el marco terrible y angustioso, hecho de silencios y de esperas,

que rodea y ahoga a estos niños, debe ser vencido un día.

-El autismo se caracteriza por primera vez

hace, aproximadamente, 70 años, en el año 44.

Por una parte, Leo Kanner, que era un pediatra austriaco,

y luego, por otra parte, Hans Asperger,

que él escribió su trabajo

sobre las personas que tenían niveles de funcionamiento más altos,

las personas sin discapacidad intelectual

que, ahora mismo,

se han venido llamando "personas con síndrome de Asperger",

y Leo Kanner, sobre personas con más necesidades de apoyo,

con discapacidad intelectual, etc., pero coincidieron en el tiempo.

-No se conocen todavía las causas del autismo,

a pesar de los esfuerzos continuados de especialistas de todo el mundo.

Actualmente, un equipo médico israelí

ha realizado un importante descubrimiento.

Por medio de rigurosos estudios de laboratorio,

se ha demostrado que el autismo es una de las enfermedades

que integran el amplio grupo de trastornos de la inmunidad,

es decir, por medio de un test, el MIF,

se permite saber si un niño es autista a los 4 o 5 meses de vida.

En términos médicos,

conocer que el autismo tiene una base orgánica

es un gran descubrimiento,

ya que se podrá investigar científicamente

y, más tarde o más temprano,

hallar una sustancia para solucionar el problema del autismo.

Una gran luz de esperanza se abre para estos niños

y sus familias.

-Ha ido en paralelo a los avances de la investigación.

De, primero pensar que eran trastornos que venían provocados

porque no se establecían vínculos adecuados con las familias,

al principio, porque las madres eran frías,

porque se habían incorporado a los entornos laborales

demasiado pronto,

porque habían tenido otros hijos demasiado pronto...

A medida que la investigación ha ido avalando esa base genérica,

esa base en el nuerodesarrollo,

han ido modificándose los criterios, hasta la situación actual.

(Música)

-Adrián tiene un autismo de Kanner, un autismo clásico,

con un grado de afectación de moderado a severo.

Es un niño que, actualmente, no tienen lenguaje verbal,

aunque sí que tiene comunicación,

utiliza sistemas alternativos de comunicación

a través de PECS, intercambio de imágenes, pictogramas...

El hecho de no tener lenguaje,

hace que su desarrollo intelectual sea un poquito limitado.

Nosotros fuimos buscando el diagnóstico de autismo en Adrián.

Teníamos antecedentes en la familia, tengo una hermana gemela

con un niño chiquitito de 4 años que le habían diagnosticado de TEA,

y cuando me quedé embarazada, empezamos a investigar.

Sabíamos que había algún factor genético

que podría estar implicado,

y dentro de las probabilidades, siempre pensamos que podría suceder.

-Se ve en las pruebas que se hacen.

A nivel anatómico, del sistema nervioso,

se ve que hay algunas áreas cerebrales

que se han configurado de forma diferente

y que funcionan de forma diferente.

Por lo tanto, es un trastorno del neurodesarrollo,

no es una enfermedad, no es un trastorno de la personalidad,

no es una manera de ser distinta.

-Una persona con Asperger

es una persona que ve el mundo con otra perspectiva,

pero no lo ve porque quiera ni porque sea más creativo,

no es una cosa psicológica, por decirlo de alguna manera,

es una cuestión neurológica, tú naces y eres diferente.

Tu percepción de todo, de la vida, del pensamiento, sensorial,

es distinta al resto de las personas.

-Como si tuviéramos una programación distinta de los demás,

nosotros seríamos el Macintosh y los demás, Windows.

-Antes tenía miedo, pero, de todas maneras,

iba superando el miedo.

Tenía miedo a muchos ruidos, a varios cohetes y esas cosas,

y, más o menos, se me ha ido quitando el miedo.

Pero, por ejemplo, que me manden ir a un sitio muy lejos, muy lejos,

no sé dónde es ese sitio donde me mandan.

(Música)

Cuando dibuja, te reproduce, a lo mejor, lo que ha visto,

entonces, te reproduce un determinado tramo de carretera

con "Salida 23, dirección tal, tal y tal",

y te escribe el cartel tal cual lo ha visto,

exactamente donde estaba la señal de desvío, se aprende...

Es mucho de a aprender,

por ejemplo, se aprende las matrículas de los coches.

-Mi pensamiento, en general,

las personas con autismo, son pensadores visuales,

no piensan con palabras, piensan con imágenes.

Con lo cual, tu pensamiento va mucho más rápido

y te cuesta trabajo traducirlo a palabras,

porque la palabra va muy lenta,

construir una frase es pensar despacio

y nosotros pensamos muy deprisa.

-¿Es cierto que vuestra experiencia os demuestra

que los niños que tienen este trastorno

tienen una especial disposición al manejo de las nuevas tecnologías?

-Siempre hemos dicho que las personas con autismo

son pensadoras visuales,

ellas mismas, en sus relatos personales,

dicen que piensan con imágenes.

Se ha demostrado, con estudios de neuroimagen

y con pruebas de demanda cognitiva, que los niños con autismo

utilizan áreas del cerebro de procesamiento visual,

incluso, para aquellas tareas que no son visuales

y los ordenadores son algo muy visual.

-El pensador visual lo que hace es traducir todo a imágenes,

en mi caso, son colores.

Entonces, en cuanto conozco a alguien,

no sé decir: "Es simpático", no sabría decir que es simpático,

no sabría decir que es una persona... "Esta persona es mala".

¿Y qué es malo? No te lo sé decir, pero sí te sé decir que es marrón.

Eso, unido a que tengo una hipersensibilidad visual,

veo muchísimos más matices de color que el resto de la gente.

Eso es muy frecuente también en el autismo,

la hipersensibilidad sensorial,

puede ser de tacto, de vista, de oído.

La hipersensibilidad visual a lo que te lleva

es a recibir un montón de estímulos muy rápidamente

y tú, esos estímulos, te saturan, te saturan el cerebro

y te provocan ansiedad.

(Música)

Siempre es un objetivo, o sea, puedes tener...

Además, pueden ser alternados a lo largo del tiempo

o pueden ser una fijación de por vida.

Hay gente que, de repente, le da por la informática

o le da por la astronomía o le da por el arte o por...

Y eso es toda su vida.

O gente que, de repente, le llama la atención una cosa,

la estudia en profundidad, la deja, la abandona de la noche a la mañana,

y vuelve a por otra y esa otra, la profundiza igual

y vuelve a por otra, y así.

-A él le gustan mucho los trenes, le gustan mucho los metros,

que es otra de las características que, a veces, algunos tienen,

les pueden gustar los medios de transporte.

Le gustan mucho las carreteras, los túneles.

-Si tú tienes la suerte de encontrar tu camino

en aquello en lo que eres bueno, es que eres el mejor.

Hemos quedado para hablar con la subdirectora

del Museo del Ferrocarril de Madrid, Carmen Molina.

Muy buenos días, Carmen, ¿qué tal? Hola, buenos días.

Háblanos un poco de los juguetes,

de las piezas que nos vamos a encontrar en esta sala,

que es muy especial.

Es una de las salas más visitadas...

Tuve la gran suerte de que mi obsesión, entre comillas,

es la gestión cultural, el arte, los museos.

Tuve la suerte de que una buena parte de mi trabajo profesional

se ha desempeñado en ese ámbito.

Entonces, fue el motor.

Para mí, lo que más me motivó para la inclusión, entre comillas,

o para aprender a hablar social, como yo digo, fue eso.

Todas nuestras actividades están dirigidas

a hacer llegar la historia del ferrocarril

y el patrimonio ferroviario a las familias,

al público que no es erudito del ferrocarril,

hacer que el ferrocarril y el museo esté abierto

a todas las manifestaciones culturales y vitales del ser humano.

Fue eso, estaba en un puesto, en un sitio, que me encantaba

y era lo que yo quería hacer,

pero claro, tenía, como si dijéramos, una serie de peajes.

Tú no podías dirigir un museo si no recibías visitas

y si no aprendías a estar en una reunión

y si no aprendías a saludar como saluda la gente

o a estar en un cóctel o no sé qué.

Dije: "No me importa,

aprendo lo que haga falta aprender con tal de estar aquí".

(Música)

Me veo un poco diferente,

porque unos son un poco más mayores, otros, pequeños

y cada uno tenemos una capacidad.

En cosas de entender algunas cosas, luego, volver a recapacitar

para ir aprendiendo poco a poco.

-La vida con Adrián es difícil, no es fácil, porque, además,

el trastorno que él tiene,

él tiene un carácter muy movido,

es un niño con mucha necesidad de movimiento, entonces, no para.

No para, es un niño que no tiene... -Sensación de peligro.

-Conciencia de peligro...

Con él hay que estar, de las 24 horas,

prácticamente, las 24 horas con él,

porque no le puedes dejar un minuto solo.

-Sergio se encuentra muy bien en sí mismo, en su individualidad,

pero eso no es lo que pasa con todas las personas con TEA.

No hay nada más triste que querer tener amigos

y no saber conseguirlo o no conseguirlo.

-A mí me gusta la música, bailar no, pero la música, escucharla, sí.

Tengo discos, oigo la radio, en el móvil, en mi mp3, en internet.

-Lo que más nos hemos interesado

es darle al niño toda la estimulación posible

para que consiga alcanzar las mayores cotas

que esté en nuestra mano poder otorgarle

y él pueda alcanzar.

-Por ejemplo, él ahora, en sociabilización, está muy bien,

pero está muy bien, porque le han dado mucha caña.

Desde que era chiquitito, todo lo que fuera sociabilización,

tanto a nivel terapia

como a nivel nosotros, en el día a día,

le hemos estimulado mucho.

La estimulación funciona y que cuanto antes se haga, mejor.

-Cuando era muy pequeño, no me gustaba mucho,

porque alguno...

Porque claro, cuando yo era muy pequeño,

no me gustaba mucho ir al colegio, prefería quedarme en casa,

pero no era muy bueno quedarse en casa,

porque en la vida se aprende, se estudia,

se echan amigos, se juega en el colegio,

fuera del colegio, todo.

(Música)

El cerebro autista, en general, y el Asperger en particular,

es incapaz o tiene grandes dificultades

para comprender la comunicación no verbal.

Se dice que de un intercambio de conversación entre dos personas,

el 80 % es no verbal.

Imagínate, te quedas solamente

con lo que son las palabras estrictamente y, encima,

esas palabras nosotros las entendemos en sentido literal.

Siempre digo: "Si es blanco, no es clarito" y no me pidas más.

Voy a entender que si es blanco, es blanco y si es negro, es negro.

-Me cuesta mucho mantener la mirada fija.

Mantener la mirada a los ojos de una persona cuando habla.

Se me va la mirada a otro sitio.

Entender bromas, porque...

Me gastan una broma y no sabría decir

si me la dicen en serio o si lo dicen con mala intención.

Eso no sé verlo, aunque me esfuerzo por aprenderlo.

-Para entender que hay matices, dobles sentidos,

interpretaciones según el contexto, todo eso lo tenemos que estudiar.

Porque no lo traemos de serie

ni lo podemos aprender de forma innata.

-En clase les llego a contar

cómo funciona una central nuclear y se quedan boquiabiertos.

A mí me resulta más difícil

con un niño hablar un rato

y entender bien,

y entenderle bien, que...,

que saber cómo...,

qué pasa en una fisión.

-Tampoco tienes ningún tipo de marcador,

no tienes una bombilla en la cabeza.

No tienes nada que te diferencie de nadie.

Nada más que tu forma de comunicar, y tu forma de comunicar no gusta.

-Yo creo que hay una parte importante,

que es visibilizar las capacidades de las personas con autismo,

que son muchas y muy positivas

de la manera distinta de ver la realidad.

Yo creo que enriquece mucho la diversidad de la sociedad.

Porque tienen puntos de vista muy interesantes sobre algunas cosas.

Son personas muy competentes para algunas cosas.

-Llevamos desde 2004 impartiendo actividades de danza

con personas con diversidad.

Nosotros empezamos bailando con personas con diversidad

porque creíamos que todo el mundo puede expresar

y bailar con el cuerpo.

Y consideramos que el autismo

era un perfil interesante para poder trabajar.

Es como comunicarte con una persona, pero a través de un lenguaje

que en el día a día a lo mejor no estamos tan acostumbrados.

Y todo lo contrario, porque estas personas,

que tienen este sentido más desarrollado,

nos enseñan más cosas.

(Música)

-Primero, sobre dónde están las personas con autismo,

porque no sabemos dónde están.

Están más identificadas cuando están en los circuitos educativos,

pero una vez que salen de ahí, ya no sabemos dónde están.

-El autismo cada vez es más visible,

aunque queda muchísimo camino por recorrer.

Y cada vez se está teniendo una imagen más real de lo que es.

Después es verdad que pasamos por un periodo

en el que se han hecho determinadas producciones de cine,

determinadas series que han ayudado a concienciar,

pero también hay que tener mucho cuidado,

porque puede tergiversar el mensaje.

Se centra mucho en capacidades concretas,

en gente con niveles intelectuales altísimos.

Tampoco es eso el autismo.

-De hecho, hay muchas personas con autismo

que ahora, siendo adultos,

se están dirigiendo a los servicios especializados

para encontrar una explicación a lo que les está pasando,

porque hasta ahora no habían oído hablar de autismo.

Y están reconociéndolo cuando ven cosas en la tele

o cuando ven cosas en el cine. Se reconocen ahí.

-Fui a varios profesionales,

porque pasé una serie de diagnósticos.

Yo estaba muy bien adaptada a la sociedad,

ya tenía cuarenta y tantos años.

Supuso una especie de decir: "Ah, ahora entiendo las cosas".

Mucha gente que hemos sido diagnosticados,

casi todos los diagnosticados de adultos,

cuando tomas conciencia y conoces el síndrome,

dices: "Esto me lo tenían que haber dicho antes,

porque mi vida hubiera sido completamente distinta.

Hubiera hecho las cosas distintas y hubiera fracasado mucho menos".

-La visibilidad del autismo

yo creo que tiene que estar totalmente incluido,

sobre todo desde el principio, en los colegios

para poderse incluir de mayores.

Porque muchas veces hablamos de la inclusión en el trabajo

de las personas con diversidad funcional,

pero ¿cómo los van a incluir en un trabajo

si no han estado incluidos desde pequeños en los colegios?

Yo creo que tienen que estar donde está todo el mundo

haciendo lo mismo que todo el mundo.

(Música)

Tiempo para hablar de aspectos prácticos de la educación

con la presidenta de la Fundación Trilema,

Carmen Pellicer. Bienvenida, Carmen.

Muchas gracias, como cada 15 días,

por estar con nosotros este semestre.

Hoy te proponemos que hablemos

de la atención a la diversidad en las aulas.

Primero vamos a explicar cómo se ha llegado

incluso a esa denominación

y la evolución que ha habido hasta eso.

Bien. En la educación más tradicional,

la selección se hacía casi de forma natural.

Los que valían, estudiaban, entre comillas,

y los que no tenían posibilidades, o no llegaban,

o tenían dificultades económicas o intelectuales, no llegaban.

Y esto era así. Había un solo sistema

con un listón muy claro. Había que aprobar y pasar el listón.

Esto ha ido cambiando.

A veces no eran los mejores los que pasaban el listón.

Se demostraba que muchos que no habían pasado

luego podían llegar más lejos. Sí, claro.

Hemos hablado alguna vez de la inteligencia,

de esta idea de los que eran tontos y eran listos y demás,

y toda la complejidad social que eso engloba.

Pero es verdad que el sistema más tradicional

siempre ha estado basado en un listón,

que son los contenidos que uno tiene que aprobar,

y hay que llegar.

El que llega más rápido, pues eso que ha ganado,

y el que llega más lento, pues hay que reforzar.

Todo esto parte de esa idea del refuerzo.

Cómo hacemos que a los que les cuesta más lleguen al listón.

Eso durante un tiempo fue útil y supuso un avance.

Pero llegamos a un punto donde esta concepción cambia,

y entendemos cada niño aprende de una manera diferente.

Cada niño tiene unas dificultades diferentes

y unas fortalezas distintas,

y no se puede enseñar de la misma manera a todos.

Y eso hace que el sistema necesite un grado importante de flexibilidad

en lo que hay que aprender. Complica mucho las cosas, ¿no?

Es que las cosas son complicadas en educación.

Nunca han dejado de ser complicadas. Cuesta, ¿eh?

Ha costado mucho cambiar la mentalidad.

Hay un cuento que yo uso mucho, que es la escuela de animales.

Los animales del mundo, érase una vez,

deciden montar una escuela y eligen un currículum muy variado,

que incluye volar, correr, saltar, trepar y nadar.

Y todos los animales tienen que hacer todas las asignaturas.

Clara, el pato será muy bueno en nadar,

pero trepar lo lleva fatal.

Y desarrolla un síndrome de frustración

cuando llega el momento de subir al árbol.

A la ardilla le encanta trepar, pero siempre lo hace al revés,

de arriba de la copa a abajo, en vez de abajo a arriba.

El águila va por libre

y llega a la copa del árbol la primera.

Por supuesto, lo de nadar lo lleva fatal.

Al final, es un poco como esta idea de un currículum único,

una velocidad única, un examen único...

Cuando cada niño es diferente.

Eso claro que complica las cosas, y en eso andamos embarcados.

Desde hace más de 20 años, desde la LOGSE,

que fue una ley que puso encima de la mesa como protagonista

la necesidad de diversificar,

de hacer las cosas de manera distinta,

de adaptar el currículum, de adaptar la metodología,

de crear apoyos y recursos específicos

para los niños con más dificultades.

Ha supuesto un avance enorme la presencia en los centros

de los departamentos de orientación educativa,

de los psicólogos escolares,

de los pedagogos especializados en ayudar a las dificultades,

y también a las fortalezas, las altas capacidades de niños

a los que el sistema ordinario, o la media, entre comillas,

también resulta poco motivadora o poco desafiante.

Eso ha ido cambiando.

Hoy estamos en un desafío nuevo.

Se trata no tanto de integrar, como fue ese esfuerzo,

de integrar a los niños diferentes en el grupo normal,

sino entender que cada niño es diferente.

Que cada niño es especial de una manera distinta.

Y que ya no se trata tanto de integrar a los distintos,

sino de crear casi una especie de itinerario personal,

de entrenamiento personal, para cada niño.

Eso lo permite la digitalización, precisamente.

El hecho de que puedas trabajar en un ordenador

en el que se ve cómo has aprendido algo.

Se puede recuperar tu trabajo.

El uso de la tecnología en el aula, que es un tema muy conflictivo,

porque tiene desde los detractores más férreos hasta los más defensores,

pero es cierto que supone una oportunidad.

Porque la tecnología, los ordenadores,

en fin, toda suerte de dispositivos, permiten acceder a la información

en distintos patrones: con distinta velocidad,

con distinto volumen, con distinta calidad.

Y ese acceso a la información enriquece

y permite que el profesor pueda trabajar en equipos

con una velocidad diferente. Para cada uno.

Me contabas antes de empezar la entrevista:

"Acabo de venir de Israel. Una experiencia".

Cuéntanos qué es lo que has visto allí.

Hoy, en atención a la diversidad, que ya no usamos esa terminología,

hoy hablamos, en inglés, del "personalized learning",

el aprendizaje personalizado.

Son diseños donde la escuela diseña cómo cada uno de los alumnos aprende.

He visitado hace un tiempo una red de escuelas en Israel.

Hemos estado visitando con un equipo internacional,

en la frontera con el Líbano,

escuelas que escolarizan a alumnos de alto riesgo.

Solo pueden ir aquellos alumnos que han sido expulsados

durante seis meses del sistema ordinario.

Y además es curioso, porque es la única red

que yo conozco en Israel que escolariza simultáneamente

a alumnos judíos y árabes. Una experiencia muy interesante.

Y han diseñado todo un modelo de éxito

basado en que cada alumno tiene casi su currículum,

su velocidad... Puedes entrar en una aula

y ver cómo alumnos están trabajando asignaturas distintas,

temas diferentes; contratos de aprendizaje,

donde cada uno de ellos elige lo que quiere estudiar

o lo que quiere aprender. También en España hay iniciativas.

¿Qué te decían los profesores?

¿No te decían: "Madre mía, qué locura.

No me entero de lo que estoy haciendo"?

No. Ahí está la clave, como siempre.

Siempre volvemos al mismo punto. Los profesores son admirables,

porque tienen varios factores que son fundamentales

para esta forma de enseñar.

Uno es una capacidad muy grande de conocer bien a sus alumnos.

Un conocimiento práctico sobre la psicología evolutiva,

un diagnóstico acertado de cuál es la dificultad que un niño tiene,

que puede tener una dificultad de aprendizaje.

El TDAH, la dislexia...

En nuestras aulas hoy tenemos muchos factores de diversidad.

Pero también los estilos de aprender.

Cómo hay niños que aprenden mucho mejor con cosas visuales.

A otros les gusta escuchar historias.

Hay niños muy visuales, hay otros que son mucho más...

"Dime la lección, que se me queda". "Repítemela", ¿no?

Hay otros que no, quieren silencio absoluto.

Hay alumnos muy dependientes,

que tienes que estar encima y pautarles mucho.

Hay otros que si te acercas a ver lo que hacen, se tapan.

Cada persona, cada niño, aprende de una forma distinta.

Para poder personalizar hay una capacidad fundamental,

que es que conozcas muy bien cómo aprende mejor

cada uno de los alumnos.

Eso te lleva a diseñar lo que se hace en el aula,

con momentos comunes

y momentos donde haya mucho espacio y flexible para la personalización.

En Suecia también he estado hace poco tiempo.

En segundo de Bachiller, que en España es el no va más,

el año de la selectividad.

A partir de Navidad, en la red de escuelas públicas,

en muchas escuelas, a partir de Navidad,

los alumnos de segundo de Bachiller no tienen clase.

Llegan al centro, están cada uno haciendo sus historias,

y los profes están en las salas de profesores.

Y solo hay clase si los alumnos les piden ir a clase.

Tú imagínate lo que pasaría si en un instituto

los profesores dijeran: "Si necesitáis clase,

venís a buscarnos".

Esta idea de autonomía, de flexibilidad,

aquí aún nos queda mucho camino por recorrer,

y yo creo que hoy es el gran desafío de la innovación.

No solo cómo activas el aprendizaje,

sino cómo ayudas a que cada niño sea capaz de trabajar a su ritmo

y alcanzar todo de lo que es capaz. Claro.

Quiero decir, ¿está demostrado que la capacidad de cada uno

podría llegar a lo que se les pide a todos ahora?

¿O habría alguno que se quedaría por el camino?

Yo creo que hay que repensar la idea de lo mínimo,

lo que es obligatorio aprender.

Es otra de las cosas que da mucho miedo.

Hemos hablado alguna vez del currículum,

de las listas exhaustivas de muchos contenidos,

que son un poco absurdas.

El morfema derivativo para un niño de ocho años.

Muchas cosas que son irrelevantes. Muchas que están mal situadas.

Pasamos mucho tiempo enseñando cosas

que tres años después van a ser muy sencillas.

Hace falta definir bien qué es lo básico.

Y todos tenemos que aprender lo básico,

y todos los niños, en principio...

Algunos necesitan más apoyo, otros otro tipo de recurso,

pero definir mínimos.

Y luego, dar mucho espacio. Mucha flexibilidad, mucho aire.

Ser capaz de plantear otro tipo de aprendizaje,

dejar que las escuelas en sus proyectos

tengan autonomía para diseñar proyectos,

para trabajar contenidos que sean relevantes.

Y un espacio grande de optatividad.

Aquí la optatividad también da un poco de miedo.

"Que todos estudien lo mismo".

Y definimos muchas asignaturas, mucho volumen de asignaturas.

¿Y no hay manera,

tú que estás en una escuela en Israel, en Suecia,

en Finlandia, en fin, en todos estos países,

de enterarse de verdad de cuáles son los contenidos ideales

para cada nivel de edad, de maduración de los críos,

llegar a una especie de consenso aunque sea a nivel europeo?

El problema no está en encontrar los contenidos,

el problema es generar el consenso, que en educación,

desgraciadamente, en este momento, en este país,

hay mucho enfrentamiento por muchas causas que no son educativas.

Yo creo que los contenidos necesarios e imprescindibles

en cada una de las disciplinas están definidos.

Siempre pienso, a la hora de valorar verticalmente,

por ejemplo, la lengua, y ver qué se hace

desde los 3 años hasta los 18,

esa visión global de lo que es una disciplina está hecha.

Y hay un 20, un 30 % de cosas...

La impresión que se tiene desde fuera,

desde la ignorancia, y solo como observador

y nada más,

es que a veces hay una competencia entre las propias disciplinas

por ver quién mete más contenido,

y al final, el que paga es el alumno.

No por mala voluntad, sino porque eres profe de Historia

y crees que lo tuyo es lo más importante.

Porque lo amas.

Yo creo que es positivo que un profesor tenga pasión

por su asignatura. Para el alumno es terrorífico.

Hay dos cosas. Una es que hay que tener una visión equilibrada

de lo que significa educar a un niño

y de qué necesita aprender para afrontar la vida,

y qué necesitamos como civilización,

qué es lo básico que hay que transmitir como civilización.

Los valores fundantes, las experiencias,

nuestra historia, para aprender de ella.

Y otro elemento es que uno no enseña,

si tomamos como ejemplo la historia,

no se trata de memorizar un montón de datos mecánicos,

sino de ver en cada una de las disciplinas

qué es lo fundante de la historia. ¿Por qué enseñamos hoy historia?

¿Para recordar de memoria un montón de datos,

o para aprender las lecciones de la historia

para entender la vida en la que nos desenvolvemos?

La didáctica de las disciplinas, de cada una, es muy importante.

Y eso es un desafío en la reflexión y en la formación de los profesores.

Muy bien, Carmen. Muchas gracias por este rato tan estupendo

que echamos aquí cada 15 días. A ti. Muy bien.

Cada vez resulta más frecuente la aparición de libros

a partir de series documentales de televisión.

Algunos se han convertido ya en clásicos contemporáneos

en varios idiomas, como ha ocurrido, por ejemplo,

con "Civilización", de sir Kenneth Clark.

Otros, tras ser ya clásicos indiscutibles

en su idioma de origen, van camino de serlo también

en otros idiomas.

Es el caso de este libro extraordinario y pionero.

"El ascenso del hombre", de Jacob Bronowski,

recientemente publicado entre nosotros por Capitán Swing.

Se trata de la reelaboración del guion de la serie

del mismo nombre de la BBC, producida a finales de los años 60,

principios de los 70. Y aparte de convertirse

en uno de los hitos mundiales de la televisión educativa,

aquella serie ofreció por primera vez

la posibilidad de pensar el arte y la ciencia

como partes relacionadas de la misma capacidad humana:

la transformación del entorno, del medioambiente.

Algunos de los supuestos de la naciente sociobiología de Wilson

y de la teoría de los memes de Dawkins

estaban ya presentes en "El ascenso del hombre".

Ahora podemos añadir al visionado de aquella eficaz serie

la lectura de este libro,

un ensayo magnífico de imprescindible actualidad.

Recuerden, "El ascenso del hombre", de Jacob Bronowski,

recientemente publicado entre nosotros por Capitán Swing.

Hasta aquí "La aventura" de hoy. Mañana volvemos.

Esperamos la visita de la periodista Mari Pau Domínguez.

Presenta "La corona maldita", una historia fascinante

del primer Borbón que fue rey en España.

Además, recorreremos una exposición que rinde tributo al artista

mallorquín Bernardí Roig. Y, fieles a nuestra costumbre,

los jueves abrimos un hueco a la poesía visual

y a la música en directo. Todo aquí, como siempre,

en "La aventura del saber". Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 01/06/16

La aventura del saber - 01/06/16

01 jun 2016

Veremos los reportajes "Jefes de cocina: Quique Dacosta" y "Trastornos del espectro autista". Además, entrevistaremos a Julián Prieto, de la Agencia de Protección de Datos, y a la pedagoga Carmen Pellicer.

ver más sobre "La aventura del saber - 01/06/16 " ver menos sobre "La aventura del saber - 01/06/16 "

Los últimos 3.940 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Noelia

    De los niños no verbales que han salido no veo a ni uno sólo con un sistema de comunicación alternativo sólo con agenda visual y éso NO es comunicación. El autismo NO es una enfermedad. Los niños con autismo no son rutinarios e inflexibles, ésto...como cualquier otra persona se dará según los eduquemos. Por lo demás, estoy de acuerdo, sobre todo el lo que nos queda por hacer, en su mayoría a nivel educativo, tanto docente como Ministerio, la inclusión y la diversidad en el proceso enseñanza -aprendizaje es una deuda que debemos adquirir en el sistema educativo y comienza por la mentalización de qué significa y para qué queremos educar. Muchos y, por supuesto, yo me incluyo, debemos estar en contínuo aprendizaje para y por aprender para saber enseñar en la inclusión, sin discriminación.

    19 jun 2016
Recomendaciones de usuarios