Presentado por: Salvador Gómez Valdés Dirigido por: Salvador Gómez Valdés

Programa diario matinal destinado a la formación y la divulgación mediante entrevistas y series documentales. ''La aventura del Saber'' pertenece al espacio de TV Educativa, fruto de un Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Educación y Radio Televisión Española.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4648008
Para todos los públicos La aventura del saber - 28/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, bienvenidos a una nueva edición

de "La aventura del saber".

Último día del curso 2017-2018.

Abrimos el programa con un "Taller de humanidades",

en el que hablaremos de economía con esperanza.

Nos acompañará José Carlos Díez, profesor de Economía

en la Universidad de Alcalá de Henares,

autor de "De la indignación a la esperanza.

Construir la España del bienestar es posible".

Un libro cuya lectura puede alegrarnos el verano.

Luego hablaremos de los vikingos con el especialista Manuel Velasco,

sus costumbres, historia, pervivencia

y también de su relación con España.

Además, hoy les ofreceremos la agenda cultural del mes de julio

con recomendaciones diversas para el resto del verano, es decir,

que viene bastante nutrida y estimulante.

Y en el "Boek visual" nos ocupamos de Javier Jaén,

artista gráfico y poeta visual

que usa como herramientas principales para sus creaciones

el humor, la paradoja y la crítica.

(Música)

"Taller de humanidades" en "La aventura del saber"

en compañía del profesor de Economía

de la Universidad de Alcalá de Henares, José Carlos Díez,

quien acaba de publicar este libro,

"De la indignación a la esperanza". Bienvenido, José Carlos.

Un placer.

Oye, ¿es un libro para todos?

Para todos los que tengan inquietud en saber y en el conocimiento.

No necesitas tener ningún nivel de conocimientos previos,

no necesita saber nada de economía. Ni muchas matemáticas tampoco.

Nada, nada, cero de matemáticas, lo que tienes que tener

es ganas o inquietud de conocimiento y ansiedad de conocimiento,

que es lo que es vuestro programa.

Oye, de hecho, el libro plantea ya

en el título una hipótesis de trabajo

y es que se puede recuperar el estado de bienestar.

¿Pero quién paga? Esa es la siguiente pregunta.

Si se organiza bien y se hace el plan que va en el libro

y todo sale bien, la propia economía genera recursos

al aumentar el nivel de empleo, que es un poco el objetivo del libro,

y al aumentar el salario medio, ¿no?

Especialmente de los salarios más bajos

que han sufrido más la crisis.

Lo que tendrías es, sin necesidad de subir los impuestos,

tendrías más recursos públicos y tendrías más capacidad

para tener más gasto público, más gasto sanitario,

mejor educación, mejores pensiones públicas

que, básicamente, tampoco es tan revolucionario.

Es lo que hemos hecho los españoles desde la Constitución.

Es volver a repetir el éxito de los últimos 40 años

e intentar evitar los errores como la burbuja y la crisis del 2007.

Pero eso implicaría también la subida de impuestos a algunos ¿o no?

Bueno, yo no hablo de impuestos en el libro.

España ya tiene un sistema impositivo

similar al cualquier país desarrollado,

tenemos el impuesto que pide Piketty,

que es el Impuesto de Patrimonio sobre la Riqueza,

tenemos un IRPF bastante progresivo,

la gente que tiene renta alta en España

tiene un tipo marginal elevado.

Yo no he querido hablar en el libro de impuestos.

En el otro, en el primero que hice, sí,

estábamos en medio de la crisis, había que tapar el déficit,

pero ahora mismo yo creo que la prioridad

es mantener la creación de empleo

y cambiar el tipo de empleo que estamos creando

por un empleo de más calidad con mejores salados.

Yo creo que ese es el objetivo. Esa es la clave.

¿Por qué es necesaria la lucha contra la desigualdad?

Al final, la desigualdad es el colesterol de la democracia,

es la causa de la indignación,

es la causa de Donald Trump, de Le Pen...

Al final, lo que nosotros, los economistas,

hemos ido avanzando de conocimiento, que no es mucho,

por ejemplo, la crisis del 2007 nos sorprendió,

porque fue una crisis muy compleja, con una virulencia financiera,

con cosas que no habíamos visto nunca antes...

O sea que no es que tengamos solución para todo,

pero algunas cosas sí hemos llegado a comprender.

Nosotros durante muchos siglos o milenios

hemos estudiado la economía de mercado

y hemos formalizado matemáticamente ciertos modelos que dicen

que el mercado es un instrumento útil para resolver la escasez,

o sea, si no hubiera escasez, no habría economía

ni nadie tendría incentivos para tener problemas económicos,

tendríamos otro tipo de problemas, pero no económicos,

pero lo que también sabemos es que un sistema desigual

puede funcionar y la economía puede seguir creciendo.

Sin embargo, la gente no es feliz.

Lo vemos, sobre todo, en América Latina,

en la propia China hay unos niveles de desigualdad extremos.

En Europa, hemos hecho un sistema

que es, seguramente el sistema más avanzado

en corrección de desigualdad del planeta,

y los europeos y los españoles nos hemos hecho intolerantes

a la desigualdad.

Entonces, cuando viene una crisis de esta magnitud

y la desigualdad sube tan fuerte,

evidentemente, la indignación ha crecido hasta niveles muy elevados.

Porque tampoco se trata de la igualdad extrema,

sino de la igualdad de oportunidades y....

Porque hay quien dice que, si tú no tienes incentivos para esforzarte,

no te esfuerzas.

Eso lo hice hasta Thomas Piketty,

que es el gran referente de la desigualdad.

Estuvo en Madrid, dijo esa misma frase.

Pero a mí me la enseñó mucho antes, en el año 94,

un economista cubano.

Ellos tenían un poco de experiencia en comunismo,

habían empezado en el 59 hasta el 94, prácticamente 35 años,

y dijo una frase allí, en la Universidad de Alcalá,

yo era estudiante, dijo:

"No hay nada más injusto que tratar por igual

a dos personas diferentes".

Por lo tanto, tiene que haber un sistema de incentivos

que permita que haya un esfuerzo

y que el esfuerzo tenga una recompensa.

Lo que yo planteo en el libro,

que es un poco la idea del filósofo John Rawls,

de la Universidad de Harvard:

"Dejemos que eso funcione y que haya un sistema de incentivos,

pero evitemos que haya pobreza severa,

evitemos proteger a los de abajo

y que haya un nivel mínimo de subsistencia

por debajo del cual nadie pueda estar".

Y que en ese nivel haya un mecanismo y una red del sistema público

que evite los excesos y los errores que comete la economía de mercado.

Básicamente, es un poco la filosofía del libro.

Lo resume Olof Palme, que fue primer ministro de Suecia

y el gran líder de la socialdemocracia europea:

"A los socialdemócratas no nos importa que haya pobres,

que no nos preocupa que haya ricos,

lo que nos preocupa es que haya pobres".

Es un libro para luchar contra la pobreza

y contra los salarios bajos de abajo.

Y, sobre todo, muy enfocado a "La aventura del saber",

a la educación.

Yo creo que el gran discriminador de desigualdad

es el acceso a la educación, el acceso al conocimiento

y eso es lo que permite la igualdad de oportunidades.

Si tú no tienes un sistema público educativo de calidad,

evidentemente que la gente con menos recursos

va a estar en unas condiciones de competir

en la economía de mercado desigualdad.

¿Cómo se consigue que la gente soporte

que los demás estén también bien?

Bueno, ese es el componente de la envidia, ¿no?

Es verdad que cuando tú estás en un nivel por encima de la subsistencia

y no estás en un nivel de necesidad, de necesidades básicas,

y lo tienes cubierto, lo que dicen los modelos

y la historia y la evidencia empírica es que hay menos envidia.

Pero siempre hay envidia.

Yo creo que es un componente.

El primer libro de la economía moderna

o, por lo menos, que está fechado,

porque es verdad que la economía moderna,

según Schumpeter, un historiador,

empieza en mi universidad, en la Universidad de Alcalá,

en la Universidad de Salamanca.

Había ya frailes escolásticos que asesoraban al rey,

que escribían sobre problemas económicos,

que analizaban la inflación, la relación con el dinero,

el problema de la pobreza, o sea...

Toda la legislación de Indias está basada en...

Total. Todo lo que fue el desarrollo del comercio mundial,

toda la extensión económica del imperio español

se analizaba desde ahí.

Pero el primer libro moderno es

"La riqueza de las naciones", de Adam Smith,

por qué crecen las naciones y antes de escribir ese libro,

Adam Smith, que era un profesor de Filosofía Moral,

no existía la cátedra de Economía,

escribió un libro que era "La teoría de los sentimientos morales".

Ya hablaba de la envidia, ya hablaba también del altruismo, del amor.

El ser humano tiene muchos sentimientos.

Él se concentró luego, en el segundo libro,

en el interés propio, que es un poco el egoísmo,

y que eso, según él, era el motor que movía el mundo.

Es verdad que es un gran motor y el dinero es un incentivo,

pero no el único.

Yo, hoy, por ejemplo, he salido hoy del tren,

que venía para el programa,

he donado el dinero en una caja para Aldeas Infantiles

y no tiene ninguna recompensa, pero me he sentido bien,

he tenido una recompensa emocional,

porque he sentido que estaba haciendo el bien.

No es una recompensa financiera exclusivamente, ¿no?

La economía, aunque muchas veces no es lo que se piensa,

no solo piensa en clave de recompensa financiera y de dinero.

De hecho, como dice el filósofo Daniel Innerarity,

cuando se habla de economía,

no hay que pensar que estamos conspirando socialmente.

De hecho, el que lea mi libro

va a entender que es un libro bastante humano,

y, sobre todo, de las personas de la sociedad que más lo necesitan.

Es un libro que intenta generar el bien para toda la sociedad,

pero, evidentemente, para los que más lo necesitan

tiene una dedicación especial.

Hay otro ingrediente que yo creo que también explica

estos movimientos populistas, que es el miedo.

El miedo también es un mal consejero, ¿no?

Es consustancial al ser humano.

Es un mecanismo de prevención, ha evitado muchas muertes.

O sea, lo que dicen los neuropsicólogos,

Ramón y Cajal ya habló mucho de esto, del cerebro,

pero los neuropsicólogos han llegado a la conclusión

que el miedo es un componente emocional, no racional,

porque cuando haces un análisis racional

con lo que sería la teoría de la probabilidad,

te ayuda a mitigar esos miedos.

Puedes tener un seguro que te evite los problemas,

eso lo hemos ido gestionando.

El miedo es un componente emocional

y lo que dicen los neuropsicólogos es que la parte del cerebro humano

que toma decisiones emocionales la hemos heredado

de los reptiles hace miles de años.

Entonces, ahí hemos avanzado poco.

Seguimos comportándonos, cuando el miedo nos domina,

no somos un ser racional, somos un ser animal, ¿no?

El ser animal es lo que te permite ser feliz, estar triste,

o sea, si fuéramos solo racionales, seríamos computadoras.

Nos permite ir al cine, emocionarnos, llorar.

O sea, yo soy muy animal, ¿no?

Querer a tus hijos porque, racionalmente, nadie tendría hijos,

porque, claro, nadie quiere levantarse a las 3:00 de la mañana.

Menudo gasto, ¿no? Es tremendo.

La parte emocional tiene su puntito

y hay que aprender a controlar tus emociones,

a comprenderlas, a convivir,

pero, evidentemente, lo que ha permitido al ser humano evolucionar

y estar en la cúspide de la evolución es la parte racional.

Y esa parte es un poco lo que busca el libro,

intentar reducir el miedo

y entender que hay dos objetivos en el libro,

uno, mejorar el nivel de empleo, bajar la tasa de paro,

ese es un objetivo, y dos,

que eso se haga a la vez que suben los salarios,

porque estamos viendo que mucha gente que encuentra empleo

sigue con salarios precarios y sigue indignada, ¿no?

Por lo tanto...

No puede consumir y tampoco puede pagar mucho a Hacienda.

Y tiene mucha envidia, porque ve a los de al lado que sí le va bien.

Ahora hemos cambiado de gobierno,

pero el gobierno anterior decía que todo iba bien,

porque el PIB y el empleo crecía.

Entonces, claro, tú dices: "Todo va bien y a mí no me llega,

no me pueden subir las pensiones".

Ese discurso de desigualdad tiene un componente de indignación.

Lo que intento explicar en el libro es que,

y es la parte de los economistas que menos gusta

porque, claro, decimos cosas que no gustan,

pero hay dos restricciones que hay que incorporar

a esos objetivos que cualquiera compraría.

Cualquiera quiere más empleo y mejores salarios.

Ahí dos restricciones. Una, estamos en un mundo global,

hay dos grandes países que suponen el 40 % de la población mundial,

que son China y India, que han vuelto,

llevaban 200 años fuera del circuito y han vuelto.

Los chinos también quieren crear empleos de calidad

en la era de la tecnología global

y dos, estamos en un proceso de revolución tecnológica muy intenso.

Lo que intento explicar en el libro es

que desde el origen de la especie humana siempre nos hemos globalizado,

el primer asentamiento en España viene de África

y siempre el ser humano ha innovado.

Ahora estamos en la revolución 4.0, pero antes estuvo el fuego,

la cerámica, la agricultura, el cultivo...

Ha habido grandes revoluciones tecnológicas.

Hay que entenderlo como algo normal.

El problema que intenta explicar el libro

es que esos procesos de globalización y revolución tecnológica

generan tensiones, desequilibrios sociales,

gente que sale perjudicada.

Entonces, o tienes mecanismos de cierta protección o red

para que esa gente esté en un cierto estado de confort

o, evidentemente, viene.. De equilibrio.

Para que haya un cierto equilibrio.

Claro, y surgen las revoluciones comunistas.

Es lo mismo.

Lo mismo que estamos viendo ahora es algo similar a lo que pasó

cuando Marx y Engels escribieron "El manifiesto comunista".

Había una revolución tecnológica muy intensa,

un proceso de apertura comercial

y muchos trabajadores estaban en la situación de precariedad

y se hablaba del fin del trabajo y de la renta básica universal.

Todo lo que estamos viendo ahora ya se habló

en la época en que se hizo "El manifiesto comunista".

Yo creo que ellos, y yo hablo mucho de la teoría marxista,

acertaron muy bien en el diagnóstico,

identificaron que la economía capitalista...

Sí, pero como profetas no fueron muy buenos.

El problema es que los vicios que tiene el capitalismo...

Ellos propusieron un plan alternativo que era el comunismo y funcionó peor.

Entonces, la socialdemocracia se queda en un intermedio, ¿no?

Acepta los vicios comunistas,

y ahí coincide con el análisis marxista,

pero rechaza el comunismo.

Al final, simplemente,

lo que ha demostrado el comunismo es que es capaz de conseguir lo peor

de la conciencia humana.

Por ejemplo, las mayores barbaridades ecológicas

y los mayores delitos contra la humanidad

y la sostenibilidad del planeta se han hecho en países comunistas.

El mar de Aral se secó

para hacer regadíos en la zona agrícola comunista

y eso no fue la economía capitalista.

Fue un sistema planificado que acabó con un mar entero.

Tenemos que seguir hablando, José Carlos.

No nos ha dado tiempo, apenas.

De momento, hay que leerse el libro.

Luego vamos a ir desgranándolo a lo largo de diferentes talleres,

si te parece.

Encantado de venir cuando queráis.

No tengo mucho conocimiento, pero el poco que tengo, de compartirlo.

A mí me gustaría venir a aprender y a escucharos a vosotros,

y ver vuestros programas, que es lo que de verdad me genera felicidad.

Seguro que mucho tienes que compartir con nosotros

y vamos a aprender un montón. Gracias, de verdad.

Un placer.

Seguimos.

Cine, musicales, exposiciones

y otras citas de la cultura para este verano.

(Música)

"La casa encendida" presenta la primera gran retrospectiva en España

dedicada a las películas y creaciones artísticas

del cineasta estadounidense Gus Van Sant,

emblema durante décadas del cine independiente,

antinconformista y radical.

Paralelamente a esta muestra, la filmoteca española

desarrollará un programa dedicado a toda la filmografía

de este director de culto.

(Música)

La belleza de París no sería igual sin la mirada de Brassai.

Fue uno de los fotógrafos que a principios del siglo XX

redefinió el potencial de la fotografía como medio artístico.

La sala fundación Mapfre Recoletos acerca a Madrid

la obra de este genial fotógrafo húngaro.

Su talento para extraer de la vida cotidiana

imágenes de gran potencia le hizo ganar un lugar importante

entre los pioneros de la fotografía moderna.

El tema principal de su obra fue la ciudad de París.

A la que se trasladó a vivir en 1924

con la intención de dedicarse a la pintura.

Brassai sentía fascinación por la capital francesa.

En alguna ocasión llegó a decir que había comenzado a hacer fotografías

para expresar su inmensa pasión por la noche de París.

Esta muestra se trata de la mayor retrospectiva

sobre este pionero de la fotografía moderna

que se realiza en España desde hace 25 años.

Caixa Forum Barcelona y el Museo Británico nos invitan

a un viaje al antiguo Egipto.

Con una exposición que nos muestra cómo gobernaban

los faraones desde el año 3000 a. C. hasta la conquista romana.

Más de 150 piezas originales entre estatuas, joyas y amuletos

que nos transportarán a una de las épocas más fascinantes

de la historia.

Los faraones de Egipto son muy famosos.

Si pensamos en Tutankamón, Ramsés II o Cleopatra.

Lo que hace esta exhibición es mostrarnos

algunos aspectos sorprendentes y muy personales

de los reyes del antiguo Egipto.

Así que, por ejemplo, tenemos objetos procedentes

de los palacios donde vivieron.

Cerámicas con unos colores muy vivos.

También objetos que se colocaban en las tumbas

para llevarse a la otra vida.

En definitiva, una perspectiva muy personal.

Creo que una de las cosas más sorprendentes de la exposición

que los visitantes podrán ver,

son objetos de los faraones extranjeros que gobernaron Egipto

durante miles de años.

-Esta exposición cubre más de 3000 años de historia egipcia

hasta el periodo romano.

A lo largo de toda la exposición,

que no está pensada desde un punto de vista cronológico,

vamos a poder explorar diferentes facetas de la figura del rey,

de la monarquía y de su séquito.

Por ejemplo, cómo el Gobierno,

siendo retenido por una gran administración.

Son muchos los temas que el visitante podrá explorar.

Por ejemplo, cómo el faraón fue representado

con diferentes atributos, que es el mismísimo comienzo de la muestra.

(Continúa la música)

(Música)

¿Qué les parece?

Antes yo tenía que competir con los sonidos de la calle

para poder cantar, y ahora no, porque tengo un micrófono.

Oh la la, qué lujo.

Gracias a papá, ya no importan el frío, el invierno,

el sol, no importa nada, porque canto bajo un techo.

Soy importante.

-Realmente es sorprendente que...

siempre es sorprendente volver a la vida de Pieaf,

porque siempre va a ser para el público interesante,

cómo una pequeña niña de la calle muy pobre

se convierte en quien se convirtió.

Y que hoy por hoy, 100 años después, sigamos hablando de ella.

Sigamos rindiéndole culto.

Porque no lo hago yo nada más.

Lo hace todo el público que nos ha acompañado.

Son fanáticos y escuchan su música.

Es una música que se ha transmitido de generación en generación.

(CANTA EN INGLÉS)

¿Qué pasará después de que me muera? ¿Hablarán de mí?

¿Cantarán mis canciones? Soy voz y delirio.

No me arrepiento de nada.

-¿Y si lo haces como el culo?

-Déjame en paz, imbécil.

-¡Silencio!

Billy Elliot, ven aquí conmigo.

¿Qué hora es? -Son las...

-Mira esa pared, coge la gominola.

Al otro lado, Susan. -Gracias.

¿Queréis dejar de cotillear, Julia y Karen, por favor?

Siempre igual.

"Billy Elliot", el musical, triunfa en Madrid

tras 11 años de gran éxito en el West End de Londres.

Una producción en la que han participado

los mismos creadores de la película.

Una historia de superación individual y colectiva

que ha emocionado, seducido e inspirado

a millones de espectadores.

(Música)

Seré

un amante...

excitante.

Las flores no las dejes marchitar.

Sé italiano.

Sé italiano.

En la vida esta que ya...

¿Cuánto tardarías en hacer siete joyas?

-Cinco o seis horas.

-¿Y si te dijera que no tendrías que vivir con tu madre?

-Menos.

-¿Cómo te llamas? -Bola 9.

-¿Y tu verdadero nombre? -Bola 8.

(SOLLOZA) -Voy a ser muy pobre.

-¿Y si le pegas una patada a todo esto?

-¿Me devuelves el reloj? Y el de ella.

-Lo siento.

-Tranquila.

-Estoy con mi familia. Te lo dije. -Yo en tu garaje.

-¿Te digo lo gordo que será? -No, paso.

-Te diré lo gordo que será.

-¿No podemos ir sin más?

¿Tenemos que ir a robar? (AMBAS) -Sí.

-¿Es genético? ¿Toda la familia es así?

-Toda.

(Música)

La vida es corta y el mundo es grande.

Quiero tener algo que recordar.

Este vestido te quedaría genial.

-Se nota que no me conoces, a que no.

Deberíamos quedarnos aquí para siempre, juntos.

-Ojalá pudiera quedarme.

-Resulta que está comprometido.

-Cómo odio cuando hacen eso.

-Que empiece la fiesta. -Abuela, no estabas invitada.

-Yo nunca me pierdo una fiesta, niña.

Hablamos ahora de vikingos con un auténtico entusiasta y estudioso.

Quizá el interés por los ancestros de los nórdicos

se haya visto renovado con la famosa y espectacular serie de televisión,

pero el interés de Manuel Velasco nace mucho antes.

¿Cuándo nace, Manuel?

En el siglo pasado.

Yo justamente trabajaba de reportero para revistas de viajes.

En uno de mis viajes, llegué a Suecia,

concretamente a la isla de Gotland,

y allí es cuando redescubrí a los vikingos.

Entonces fue un flechazo. Realmente fue un flechazo.

Me enamoré de ese pueblo y esa cultura,

y a partir de entonces, me interesaban antes los templarios,

dejé a los templarios

y me dediqué enteramente a los vikingos.

Han pasado los años, ha pasado un siglo.

Y luego leo yo este libro, "Territorio vikingo",

que es un libro de viajes.

Sí, es un libro de viajes.

Mis experiencias viajeras del mundo nórdico.

Contando qué hubo y qué se puede encontrar actualmente.

Luego este otro, que es una historia,

una breve historia de los vikingos.

Sí, es un libro de un ensayo,

un libro de historia que tuvo mucho éxito la versión primera.

Esta es la versión extendida que también se ha vendido muy bien

en España y Sudamérica.

Tiene un planteamiento bastante original.

Cuentas la historia de los vikingos

desde una casa, desde una granja.

Sí, sí.

Yo tenía claro que tenía que ser una manera distinta

de contar los libros de historia.

Leí muchísimo después de aquellos viajes que hice al principio

por el mundo nórdico.

Un libro se parecía a otro libro...

Yo tenía muy claro que el mío tenía que ser distinto.

No solo basado en lo que han escrito otros,

que eso lo hacen muchos autores. A base de echar codos, leer y leer.

Los míos están basados en las cosas que he visto

y eso también me sirvió mucho para las novelas

que escribí posteriormente. (ASIENTE)

Creo que ambientadas... También sobre ambiente vikingo.

Queda muy bien. Entonces, esta breve historia de los vikingos,

lo centré en una granja vikinga de Dinamarca

y la evolución que tiene la vida a lo largo de los tres siglos

que duró la era vikinga. (ASIENTE)

Entonces, bueno, pues ya he tenido muchas opiniones de lectores

que les ha encantado esta forma de contar la historia

y algunos incluso se han asombrado de ellos mismos

porque estaba leyendo un libro de historia

que nunca habían conseguido leérselo. Y vamos a ver,

la serie esta de los vikingos que hemos visto todos,

que hemos disfrutado mucho,

porque la verdad es que es una serie espectacular,

muy interesante, tiene algunas me decías,

algunas cosas que no son nada históricas,

como por ejemplo unir personajes que estaban separados en el tiempo.

Así es. Y también, en la pinta, ¿no?

¿Cómo eran los vikingos? Bueno, aquí lo vemos todo

con una imagen de diseño, esto solo puede ser diseño

y muy alejada de cómo podían ser ellos,

tanto los hombres como las mujeres.

Estos tatuajes tan sofisticados, imposible.

Al principio, estos peinados con la nuca afeitada,

muy al estilo normando, que aún faltaban siglos

para que llegasen los normandos.

La vestimenta a base de cuero, pues bueno,

usaban el lino en verano y la lana en invierno.

Y punto. Y ya está.

Entonces, a nivel histórico,

pues cada episodio es una patada a la historia.

Pero sí, a nivel visual, a nivel de producción,

es lo que tú has dicho, espectacular.

(ASIENTE) Vamos a ver, ¿cómo era la mentalidad vikinga?

Quiero decir, nosotros tenemos un documento histórico,

que son las sagas islandesas, ¿no? Sí.

Y a partir de ahí, es de donde se saca casi todo, ¿no?

Sí. ¿Y cómo eran?

Bueno, las sagas, más que nada reflejan vidas familiares.

Mundo mitológico, ¿no? Bueno, hay varios tipos de saga.

La más famosas son las de Islandia,

que cuentan personajes o familias o regiones, la vida.

Ahí entonces, se ve la vida cotidiana, digamos.

Hay una saga por ejemplo, que es la Nial,

que refleja muy bien el mundo jurídico,

porque hay conflictos entre vecinos, entre granjeros,

mujeres que incitan a hacer peticiones a su marido y tal,

y al final acaba todo mal,

pero luego hay otras sagas que hablan de los tiempos antiguos,

que es la historia europea antes de la era vikinga.

Por ejemplo, tenemos ahí a Beowulf, al famoso Beowulf,

que eso nos llegó a través de los ingleses.

La tradición inglesa. Era un guerrero vikingo.

Tenemos al famoso Ragnarr Lobrók, que también es de esa época.

Hrólfr Kraki o a una mujer guerrera.

A Rollo, ¿no? A Rollo, que... No, este era otro.

Era Hrólfr Kraki, que era muy antiguo.

El Rollo es muy posterior a todo esto.

Y tenemos incluso una mujer guerrera como era Hervor.

Porque me decías también que los peinados de por ejemplo,

de la mujer de Ragnarr en la serie, tampoco es...

Hombre, tan sofisticado como eso...

Y sobre todo, una mujer guerrera en el campo de batalla

no creo que tuviese el pelo alborotado,

porque cualquier otro guerrero la podía sujetar por detrás

e inmovilizarla. Entonces, es muy peligroso ir así

al campo de batalla y sin protección, sin un casco, por ejemplo.

¿Y cómo era la vida de los vikingos? Bueno, supongo que evolucionó

en los tres siglos de la era vikinga,

pero ¿cómo era al principio y cómo ha evolucionado?

La vida... Eran granjeros, básicamente.

O sea, ellos contaban los años por inviernos,

entonces, su invierno básico era la vida en la granja

y cuando llegaba el verano, pues tomaban los barcos.

Unos tomaban los barcos de guerra.

Los mal llamados Drakkar, que es una palabra incorrecta,

su nombre es langskip o barco largo, y tomaban estos barcos para ir

a asaltar a las costas que tuviesen más cerca

o más lejos según las previsiones que tuviesen

o para ir de mercenarios a cualquiera

que les pagase por ir a una guerra.

Hubo muchos mercenarios en Inglaterra, por ejemplo.

Luego estaban los barcos mercantes, los knorr,

que se llenaban de mercancías, artesanía, mineral en bruto,

cualquier cosa que se pudiera comerciar

y a la ciudad de mercados, básicamente.

Y estos barcos también, se usaban para la colonización.

Cuando empezaron ya a colonizar las islas más cercanas,

que eran las Shetland, las Orcadas, posteriormente las Feroe,

después las Hébridas, Irlanda y finalmente Islandia

con su extensión hacia Groenlandia, usaban este tipo de barcos.

Iba a toda la familia con todas las pertenencias que pudieran llevar.

Una cosa muy curiosa, se llevaban unos postes

que se heredaban de generación en generación

y eso se cuenta, por ejemplo cuando iban a Islandia.

Cuando veían la tierra a lo lejos, echaban los postes al agua

para que las olas lo llevasen al lugar que le estaba destinado.

Qué curioso. Curioso.

Entonces, el pionero de la colonización,

que era Ingólfur Arnarson, hizo eso con sus postes

y tuvo que desembarcar, porque los postes iban

más lentos que el barco, desembarcó pero mandó gente por la costa

hasta que vieron los postes en la playa y justamente ahí

es donde estableció la primera colonia que hoy se llama Reykjavík.

Madre mía, ¿y siempre hacia occidente o también hacia oriente?

Bueno, también a oriente y de hecho, fue previo.

La ruta del este fue previa a la del oeste.

Los vikingos suecos, llamados svear,

de svear llegó a Sverige y Sverige es el nombre de Suecia.

Le dieron finalmente el nombre.

Pues estos iban por el báltico,

entraban en lo que hoy llamamos Rusia,

hasta el lago Ládoga.

Allí había una serie de tribus, centros comerciales,

podemos llamarlo así, de tribus finesas, eslavas y bálticas,

pueblo baltoso. Entonces, ya existían,

pero cuando ellos llegaron

potenciaron esto con nuevas mercancías.

Además, se llevaban para sus tierras cosas a nivel grande.

Lo que hacían también, lo que vieron también estos pueblos

es que sabían organizarse muy bien los vikingos.

Entonces, acabaron siendo los jefes, los amos del garito.

Montaron allí ciudades que eran puestos comerciales.

Se fue extendiendo la red, fueron viendo nuevos ríos,

extendiéndose, hasta que llegaron a los grandes ríos rusos.

El Dniéper por un lado y el Volga por otro.

Con el Dniéper llegaban hasta Kiev,

que era un pequeño poblado eslavo y ellos hicieron

una ciudad importante, con un puerto importante.

Allí los barcos mercantes seguramente cambiaban,

se cambiaban por otros barcos más pequeños, más fluviales,

porque después les tocaba atravesar unos siete rápidos.

Con lo cual, había que sacar el barco fuera del agua,

arrastrarlo por rodillos, descolgarlos por las cascadas

o cosa así, entonces era mejor tener barcos pequeñitos,

más ligeros. Claro.

Y por fin llegaban a Constantinopla. Nada menos.

Que ellos llamaban Miklagard, la gran ciudad.

Entonces aquí era el eje del mundo comercial:

África-Europa-Asia.

Allí estaban todas las mercancías posibles

y además, una ciudad que ya debía impresionar

con esas enormes murallas inexpugnables.

Allí les dejaron un barrio para ellos,

entraban por una puerta específica.

Tenían un contacto comercial allí para decirles:

"Nosotros traemos este tipo de cosas y queremos este tipo de otras",

y entonces hacían como de intermediación.

Aquí en España también hay, no colonización,

pero sí visitas continuas a Galicia, por ejemplo.

Sí, toda la costa cantábrica, fue visitada, entre comillas.

Sí, porque no asaltada, ¿no? Sí, después, la costa atlántica.

Galicia, a muchos lugares de Galicia, después la costa atlántica,

que ya era Al-Ándalus, Oporto, Lisboa.

Después llegaban ya a la parte sur, Cádiz...

Entraron por igual Guadalquivir. Y subieron hasta Sevilla, ¿no?

Llegaron hasta Sevilla. Como Sevilla entonces estaba

bastante desprotegida porque no había enemigos,

pues no había murallas. Estuvieron una semana saqueándola.

Hasta que Abderramán II, desde Córdoba,

mandó a su cuerpo de élite.

Seguramente mandó llamar a sus tropas,

que estaban guerreando contra los cristianos en el norte,

pidieron una tregua y dirían: "A ver, que tenemos aquí

un enemigo más importante a las puertas de casa",

y consiguieron derrotar a los vikingos y expulsarlos,

pero hay una anécdota muy curiosa con esto de Sevilla.

Algunos prisioneros, alguien que se quedó por allí perdido,

prisionero, herido, no lo mataron y se convirtieron al islam

y les dieron la Isla Menor,

donde tuvieron un negocio de ganadería

y donde hicieron unos quesos que se hicieron famosos

en todo Al-Ándalus.

Eso ha quedado en la leyenda, puede que sí, puede que no,

pero es bonita. Pero es bonito, por lo menos.

Está bien. No nos queda mucho tiempo,

pero me gustaría que para terminar nos contarás

qué es lo que crees que pervive mejor

del mundo vikingo en nosotros.

Pues mira, por un lado el espíritu de la aventura.

Imagínate un barco, el horizonte y el mar por medio.

Adelante. Hay libros en Estados Unidos,

libros de negocios, que tratan el tema del negocio

a partir de un punto de vista vikingo.

O sea hay un líder como en estas partidas

y hay un equipo que trabaja todos codo con codo.

El líder, es líder. O sea, si hay que hacer algo se hace

y no se queda dirigiendo desde lejos.

De hecho, los reyes primeros, eran elegidos por los suyos.

Y destituidos también, ¿no? Destituidos también si no cumplían.

Después ya llegaron las monarquías hereditarias

con el cristianismo y eso se perdió,

pero bueno, era algo lo más parecido a la democracia.

Tenían su thing, eran asambleas,

donde iban todos los hombres libres.

Dictaminaban leyes, discutían sobre leyes,

las cosas que se habían... Las chicas se podían

por ejemplo divorciar. Una mujer tenía

unas prerrogativas tremendas, se podían divorciar,

podían heredar y tener sus propiedades

y disponer de ellas sin el permiso del marido.

Había mujeres guerreras, no era lo normal,

ahora se nos está metiendo mucho esa imagen,

pero la que quería, tenía esa opción.

Muy bien, Manuel, ha sido un verdadero placer

contar contigo, estar estos minutos tan entretenidos

hablando de los vikingos, nada menos, en el programa

con el que nosotros acabamos el curso, gracias.

A ti, muchas gracias.

Boek Visual nos presenta hoy una selección de la obra

de Javier Jaén, un artista que trabaja con objetos,

escenarios, palabras, e imágenes.

(Música)

Javier Jaén, el juego de saber mirar,

cómo mirar limpiamente sin querer encontrar en las cosas

lo que nos han dicho que debe haber,

sino lo que sencillamente hay.

He aquí un juego inocente, al que os propongo jugar.

Vea el objeto más sencillo,

tome, por ejemplo, una vieja silla,

parece que no es nada,

pero piense en todo el universo que ella comprende,

las manos y los sudores cortando la madera

que un día fue árbol robusto, lleno de energía,

en medio de un bosque frondoso en unas altas montañas.

El amoroso trabajo que la construyó, la ilusión que la compró,

los cansancios que ha aliviado.

Todo, todo, participa de la vida y tiene su importancia.

(Música)

Mirad, mirad al fondo,

y déjese llevar plenamente

por todo lo que hace resonar dentro lo que nos ofrece la mirada,

como el que va a un concierto con el traje nuevo

y de corazón abierto, con la ilusión de escuchar,

de sentir sencillamente con toda su pureza,

sin que a toda costa los sonidos del piano de la orquesta

tengan que representar forzosamente un cierto paisaje,

o el retrato de un general, o una escena de la historia,

como se quisiera a menudo solo fuera la pintura.

Aprendamos a mirar como quien va a un concierto.

En la música hay formas sonoras compuestas en un trozo de tiempo,

en la pintura, formas visuales compuestas en un trozo de espacio.

(Continúa la música)

Es un juego,

pero jugar no significa hacer las cosas porque sí,

y como en todos los juegos de niños,

los artistas tampoco hacen las cosas porque sí,

jugando, jugando,

de pequeños aprendemos a hacernos grandes,

jugando, jugando, hacemos crecer nuestro espíritu,

ampliamos el campo de nuestra visión, de nuestro conocimiento,

jugando, jugando, decimos cosas y escuchamos,

despertamos al que se ha dormido,

ayudamos a ver a quien no sabe,

o a aquel a quien han tapado la vista.

Yo os invito a jugar, a mirar atentamente,

yo os invito a pensar.

(Continúa la música)

Con estas palabras de Antoni Tapies, ha querido Javier Jaén

presentarnos su obra.

(Continúa la música)

(Música)

Para terminar este curso de recomendaciones editoriales,

hemos elegido este librito de Goethe, "Clavijo".

Recordemos que fue la primera obra que Goethe

escribió con su nombre,

que es una tragedia ilustrada y burguesa,

porque sus personajes son ilustrados, personajes reales,

y burguesas. El escritor Beaumarchais,

su hermana, y el intelectual y político canario Clavijo.

No tuvo éxito en su tiempo. La obra está basada

en las informaciones de Beaumarchais al respecto,

contenidas en su autobiografía, y trata de un tema

que apasionaba a los intelectuales de la época,

la lucha de los valores burgueses contra los aristocráticos.

Tiene un cierto interés añadido, dado que Clavijo era español

y de alguna manera simboliza una cierta idea, sobre todo,

alemana en aquella época de España.

Circápolis es un proyecto del Ayuntamiento de Sevilla

en colaboración con otras entidades, que pretende ofrecer

una nueva oportunidad para conocer la cultura del circo.

(Música)

Trabajando en una sociedad como Sevilla,

en la que las condiciones sociales, culturales, ambientales,

son tan idóneas para las artes de calle, Circada, de forma natural,

tenía que tomar las espacios públicos para abrir el circo,

porque además la calle es un espacio perfecto para la difusión,

para la pedagogía, para la creación de nuevos públicos.

A través de la programación de calle se rompen muchos tabúes,

se rompen muchas imágenes preconcebidas.

De pronto te encuentras con algo que es mucho más puro, divertido

y estimulante de lo que tú, a lo mejor, tenías en tu cabeza

en el concepto del circo clásica.

(Música)

-Llevábamos unos años colaborando con iniciativas de circo social

cercanas a Sevilla, pero nunca habíamos iniciado nosotros

un proyecto de circo social.

Circápolis nace, por una parte, por esa evolución de Circada

en cuanto a hacer proyectos y abrir nuevas líneas de trabajo

con el circo y con la ciudad de Sevilla, y al mismo tiempo,

se centra en lo social porque pensamos

que una de esas líneas de trabajo debe ser lo social.

-Es el puente entre el festival Circada y las asociaciones

para poder llevar a cabo este proyecto de circo social.

La primera intencionalidad que tenía el proyecto era conocernos,

que ellos nos conocieran, que los colectivos conocieran

esta metodología de trabajo que utiliza el circo

con determinados objetivos, que no sean solo técnicos, de circo,

y también nosotros conocer a las entidades.

Saber qué trabajo están realizando con estos colectivos, entonces,

con esta carta de presentación

llevar a cabo estas sesiones

para que el fin de estas sesiones sea el disfrute, conocer el circo

de otra manera diferente, conocer al grupo con el que llevamos trabajando

durante mucho tiempo, en el caso de las asociaciones,

y al final generar un clima de bienestar.

(Música)

Nosotros hemos querido llevar a cabo este proyecto

con diferentes asociaciones para ver realmente cuáles son

las necesidades que tiene cada colectivo o determinados colectivos

que se encuentren en exclusión, en este caso aquí, en Sevilla.

Entonces, desde luego, las sesiones varían,

porque las necesidades de cada colectivo son diferentes.

Entonces, que nuestra metodología de trabajo se adapte a esas necesidades

es crucial.

No es lo mismo trabajar con personas sin hogar,

que sabes que vas a tener que potenciar mucho más su autoestima,

el desarrollo del grupo, que haya más cachondeo, más risas...

Que trabajar con chavales con síndrome de Down,

que sabes que las necesidades educativas especiales, pues...

Hay que enfocarlo un poco más para plantear los malabares,

las acrobacias, los aéreos... -Nos gusta innovar,

nos gusta, ya te digo, no conformarnos con lo que tenemos,

y también nos gusta estar muy presentes en lo que está pasando,

precisamente, porque el circo está en ebullición y está creciendo

y está... Hay muchos temas muy vivos y muy presentes.

Circada intenta, en la medida de sus posibilidades,

ir recogiéndolos todos.

Entonces, por ejemplo, en esa línea, ha nacido Circápolis este año,

en 2018, ¿por qué? Porque el circo social está ahí.

Es una realidad.

Es una línea de trabajo a través del circo que está creciendo

y en la que Circada cree firmemente.

(RÍEN)

-Una, dos y tres.

-En esta carta de presentación que ha sido el proyecto,

con respecto a las entidades,

lo que más ha predominado han sido las dinámicas de grupo,

y dinámicas colaborativas para que al final se generara

esa seguridad personal que me lleve a un punto

en el que la seguridad grupal es latente, entonces,

colocar o introducir un bolígrafo en una botella

solo teniendo el abdomen para controlar, mirándose,

no poder hablar...

Se generan risas, se generan códigos de:

"No, tú, no sé qué".

Y al final llegaba un punto en el que cuando el bolígrafo

entraba en la botella era un estallido de bienestar

y de alegría, como: "Lo hemos conseguido".

(Música)

-Proyectos con menores, familia, intervención comunitaria

y formación y empleo.

Es muy bonito ver cómo pasan las diferentes fases,

de empezar, ignorar casi lo que están haciendo,

luego concentrarse, empezar a cooperar entre ellos.

Y casi que conocerse más, habilidades y cosas

que a lo mejor no tenían,

y gracias a este tipo de actividades, pues ponerlas en práctica

y conocerse y decir:

"Mira, esto puedo hacerlo yo. No lo sabía".

(Música)

-El planteamiento que quisimos darle fue de recoger fundamentalmente

el espíritu de Circápolis.

Esos valores y ese sustrato sobre el que queremos plantar

para que vaya creciendo en futuras ediciones

y es un trabajo más a largo plazo.

(Música)

En el circo social no se pretende que aprendan técnicas de circo.

El circo es una mera herramienta.

Se trabaja desde lo humano, el contacto entre personas,

ese empoderamiento, que vean que tienen un sitio en el mundo,

que muchas veces piensan a lo mejor que lo han perdido.

Es recuperar su propia autoestima y su propio valor.

-Cuando he tenido algún contacto con estas asociaciones

siempre hay un denominador común, y es el elevar la autoestima,

el desinhibirse.

Estos son valores humanos que van más allá del circo

que nos sirven como personas.

Y, desde luego, que el circo sea una herramienta

precisamente para conseguir que seamos mejores personas,

que seamos personas más tolerantes, más libres, bienvenido sea.

(Música)

-Trabajamos con distintos colectivos que se encuentran

en situación de exclusión social.

Con personas mayores,

tenemos también aulas de cultura en las prisiones, ¿no?

Tenemos aulas culturales para llevar la cultura

a las personas que están privadas de libertad

porque creemos que es importante

que ya que están privadas de libertad,

no se les prive de la cultura, ¿no?

Que es algo vital para todas las personas.

Y también con personas sin hogar,

que justamente es el programa que desarrollo yo aquí, en Sevilla.

-Es una actividad que es muy relajante.

Hay muy buenos profesionales.

Y, aparte de eso, desconecta mucho a la gente

de su vida habitual.

-Las personas sin hogar principalmente han podido desconectar

de esas realidades tan duras que traen a sus espaldas, ¿no?

Han podido reír...

Y luego, de manera transversal, se trabajan muchas cosas.

Yo creo que una de las cosas principales

es el empoderamiento que han adquirido semana tras semana

con estas sesiones que han ido realizando.

Y una cosa muy importante en el colectivo

de las personas sin hogar es la confianza.

-Nos hacen un favor a nosotros.

Porque nosotros somos los beneficiados.

Aprovechamos esa actividad para divertirnos.

-A través del juego y del circo y demás,

pues también se ha puesto en práctica el que se comuniquen unos con otros,

también la escucha, tanto grupal como individual,

el tener conciencia de uno mismo, el estar presente,

que todas esas cosas las personas sin hogar

las van perdiendo poco a poco.

-En cuanto a aprendizaje o en cuanto a experiencia en sí,

las sesiones de circo social que hemos llevado

con todas las entidades, es el disfrute personal.

O sea, llegar a jugar, el potenciar la creatividad,

el buscar otros nexos de relación entre uno y otro.

Eso para mí ha sido uno de los aprendizajes

que en este caso sí que me atribuyo yo

la responsabilidad y también la incidencia a buscar eso,

a que cada uno de los participantes pudiese encontrarse a sí mismo

para poder jugar de una manera mucho más abierta,

desinhibida y de tú a tú con los demás.

-Desde luego, mi compromiso público de continuar en próximos años

es desarrollando esta herramienta del circo

para integrar a estos colectivos desfavorecidos

con otras ONGs, seguir profundizando con las que hemos trabajado

y sacar conclusiones de esta primera experiencia

para garantizar el éxito y la continuidad

en los próximos años.

(Música)

(Gritos, aplausos)

-Liberar barreras, superar miedos, creer que todo es posible,

y es posible, y disfrutar jugando.

(Continúa música)

(Conversaciones)

La Universidad de Salamanca nos propone hoy contestar

a la siguiente pregunta: ¿Qué son los propóleos?

"La Universidad responde".

(Música)

Los propóleos es un material con un aspecto resinoso

que las abejas se encargan de recolectar

a través de los exudados de las plantas,

de las yemas de los árboles, de las ceras y de su propia saliva.

Los propóleos los utilizan las abejas para construir, reparar

y proteger la colmena de posibles enfermedades.

Eso da lugar a que realmente los propóleos tengan

unas propiedades que actualmente se están utilizando

por sus propiedades antivíricas, antibacterianas y antiinflamatorias.

Eso ha dado lugar a un desarrollo tremendo

respecto a los productos comerciales con propóleos.

Nuestro trabajo se basa en estudiar propóleos crudos,

es decir, propóleos recolectados directamente de la colmena,

y propóleos comerciales que nosotros podemos comprar

en tiendas especializadas con este tipo de productos.

No solamente buscamos las características beneficiosas

para la salud, es decir, fundamentalmente la presencia

de compuestos como flavonas, flavonoides o antiflavonoides,

sino también aspectos negativos,

como es la presencia de residuos, de metales o de pesticidas.

(Música)

(Música)

Nos vamos hasta septiembre.

Pasen un buen verano y vuelvan con nosotros.

Les saludaremos desde la ciudad de Salamanca.

Su universidad cumple 800 años

y es una celebración a la que queremos unirnos.

Es de justicia por muchísimas razones.

Así, a bote pronto, se me ocurren tres,

se me vienen tres a la cabeza.

Una, ha sido la cuna del estudio

de las relaciones internacionales y el derecho.

También del gran pensamiento humanista

que recuperaba a los clásicos grecolatinos,

y hoy día, sin duda, es un lugar de privilegio

para el desarrollo de la ciencia.

Será un placer enorme pasear por sus calles,

ver su arquitectura, compartir y admirar

su fecunda historia.

Les esperamos el primer lunes del curso 2018-2019.

Pasen un buen verano.

La aventura del saber - 28/06/18

28 jun 2018

Programas completos (1543)
Clips

Los últimos 4.881 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios