Presentado por: Salvador Gómez Valdés Dirigido por: Salvador Gómez Valdés

Programa diario matinal destinado a la formación y la divulgación mediante entrevistas y series documentales. ''La aventura del Saber'' pertenece al espacio de TV Educativa, fruto de un Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Educación y Radio Televisión Española.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5002398
Para todos los públicos La aventura del saber - 21/02/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Buenos días a todos.

Recibimos hoy al profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

y filósofo Reyes Mate

para abrir un taller de pensamiento en español

que nos acompañará periódicamente cada 15 días

en "La aventura del saber".

Hoy hablaremos con él

de si cambia la manera de pensar según el idioma en el que se piensa

y por qué y cómo ocurre.

También hablaremos de uno de los momentos

en los que el pensamiento en español

se expresó de un modo más liberador y humanizador.

Hablaremos de la Escuela de Salamanca.

Luego, en la segunda parte del programa,

taller de salud con el doctor Nicolás Romero

que acaba de publicar un libro

con un título que todos suscribiríamos.

"Si te gusta comer, aprende a adelgazar.

Olvídate del sobrepeso".

Le preguntaremos cómo lo logramos.

El libro cuenta con una guía práctica al final

que visitaremos en el taller.

El Centro de Formación Padre Piquer

se ha convertido en un referente educativo

en metodologías activas.

Hace 15 años

que sus responsables decidieron cambiar el modelo

y apostar la innovación

creando aulas cooperativas multitarea.

Hoy veremos, claramente, en qué consiste.

Compromiso, sencillez e inteligencia

son los ingredientes

con los que el artista Diego Mir sazona su arte.

Hoy vemos una muestra de él en Boek Visual.

Iniciamos hoy una serie de entrevistas

con el filósofo y profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Manuel-Reyes Mate

sobre pensamiento en español.

El idioma condiciona el pensamiento y lo modula de cierta manera.

Hay una ligazón

entre las ideas concebidas

y expresadas dentro del mismo idioma.

Comencemos hablando de esto, Manuel.

¿No piensa uno

independientemente del idioma en el que piensa?

¿Las ideas no son aparte

y luego se traducen a los diversos idiomas?

La lengua no es solo un instrumento.

La lengua piensa

y pensar bien es pensar en la lengua que hablamos.

El problema que tenemos en este momento

es que todos pensamos en una lengua.

El inglés.

No es que solo sea la lengua franca

que todo el mundo habla más o menos,

sino que la industria cultural está hecha en inglés.

Entonces, eso debilita enormemente

pensamientos que no nacen del inglés,

como puede ser el español,

porque las lenguas albergan las experiencias

de los pueblos que las hablan.

En este sentido,

el español es una lengua extraordinaria.

Los alemanes dicen que es una "weltsprache",

una lengua universal.

¿Por qué?

Porque recoge experiencias de los vencedores y de los vencidos,

de los dominadores y de los dominados

que han tenido una historia común.

Y por eso es tan rico pensar en español,

porque podemos pensar interpelándonos,

haciéndonos preguntas que no tenemos nosotros.

Las tiene el otro que ha compartido nuestra historia,

pero la ha vivido desde un sitio diferente.

Por eso es tan rico pensar en español

si pensamos

a partir de las experiencias que tiene.

El español es un idioma triunfante, ¿no?

Es un idioma que triunfó, por ejemplo,

en España, en la península ibérica,

sobre el hebreo, sobre el arábigo

y también en América triunfó sobre el náhuatl

o sobre otro idiomas nativos, ¿no?

¿Esa experiencia de dominar otras lenguas

qué supone exactamente para la lengua que al final vence?

Supone mucho porque...

Es verdad que si uno cierra los ojos

en una ciudad como Ávila o Segovia o Córdoba o Sevilla,

puede oír ecos del pasado.

Allí se hablaban otras lenguas.

Se hablaba el árabe, se rezaba en hebreo,

hablaban en ladino...

Había una pluralidad de lenguas

y, por tanto, de pueblos y de experiencias.

Y es verdad que eso lo hemos perdido.

Se impuso el español.

Cuando Nebrija escribe su gramática

y se la ofrece a los Reyes Católicos,

Isabel de Castilla le dice:

"¿Para qué quiero yo una gramática

si ya se hablar castellano o español?".

Y Nebrija le dice:

"Señora, las lenguas acompañan a los imperios".

Las lenguas son elementos de poder, efectivamente,

y es muy peligroso seguir ese ritmo.

Pensar bien es entender precisamente ese momento de dominación.

Y, por eso, pensar bien

no solamente es escuchar los ecos de los pueblos

y de las experiencias encontradas en la historia común,

sino también atender a las lenguas olvidadas,

pero que subyacen a nuestra lengua.

Pensar bien es escuchar.

Por ejemplo, en español

hay muchísimas palabras de origen árabe, ¿no?

También las hay de origen hebreo.

¿Y también tenemos noticia

de palabras que vienen de las lenguas nativas americanas

en castellano?

Tenemos...

Desde luego,

el 25 % de las palabras castellanas vienen del árabe.

Eso está sabido.

Pensar bien es tenerlo en cuenta.

Y tenemos un ejemplo maravilloso.

Y es Cervantes.

Cervantes era de ascendencia judía

y, por tanto, era muy prudente con su pasado.

Y, de vez en cuando, nos daba pistas que despistaban,

pero apuntando a lo esencial.

Quiero decir lo siguiente.

Si uno lee el "Quijote"

y llega al capítulo octavo

donde se habla de la pelea con los molinos de viento,

cuando acaba esa historia empieza otra.

Don Quijote divisa a lo lejos un carromato

con unas señoras y un jinete que les acompaña.

Él piensa que son damas secuestradas

y que quien las acompaña es su carcelero

y se lía a golpes con él.

Y, de repente, dice:

"No puedo contar cómo acaba esta historia

porque me falta el texto que estoy traduciendo".

Porque el "Quijote", en teoría, era de Hamete Benengeli, ¿no?

Exactamente.

Entonces, en el capítulo noveno, dice:

"Tengo que contar al lector cómo acaba esto".

Y se va a Toledo, donde trafican con manuscritos,

alguien le ofrece un manuscrito,

que él no puede leer porque está en árabe,

pide que se lo traduzcan y es el final de la historia.

Ese texto está escrito...

Dice: "¿Quién es el autor?".

Y le dicen: "Pues un moro".

Hamete Benengeli.

El gesto de Cervantes

que, normalmente, es visto como una ocurrencia,

una ingeniosidad,

tiene un calado enorme

porque en ese momento

el árabe es una lengua prohibida en España.

Ya se ha decretado la prohibición.

No se puede hablar en árabe

y los libros en árabe

deberían estar ya quemados y destruidos.

El gesto de Cervantes es de una enorme solidaridad.

Está diciendo al lector español

que si quiere entender eso,

tiene que tener en cuenta ese libro prohibido.

Esa tradición prohibida, pero que es la que nos alimenta.

Y él apunta en el sentido de lo árabe

porque no quiere que nadie descubra su pasado judío.

Unamuno, en su vida de don Quijote y Sancho, dice:

"Yo sé mejor que Cervantes quién le estaba inspirando.

Y no era un árabe. Era un judío".

Es una forma de decir...

De decir que él procedía de... De ascendencia judía.

¿Por qué ha habido tanto problema en reconocer eso?

Que todavía hay catedráticos de universidad

que no aceptan que Cervantes fuera judío.

En fin, es algo bastante claro.

Por ejemplo, las hermanas sabían leer y escribir, ¿no?

Sí.

Eso es...

Venimos de una tradición

en la que ser "ex illis", ser de aquellos,

era un baldón.

Entre nosotros ha dominado la sangre pura.

El cristiano viejo.

El castizo.

Entonces, todo lo que suena

a ascendencia judía o morisca

tiene mala aceptación

porque indica la impureza,

la falta de raigambre castiza, ¿no?

Y, eso se mantiene, efectivamente.

Vamos a ver.

Una de las cosas que no me queda totalmente clara

es cómo es posible

que el idioma, de alguna manera, condicione el pensamiento,

porque podría pensarse

que cualquier idea es traducible a cualquier idioma.

Decía Walter Benjamin,

este pensador judío al que ya nos hemos referido...

Él dice:

"Existen tres tipos de lenguaje".

Hay un lenguaje...

Esta teoría la hace comentando los primeros capítulos del Génesis.

Dice:

"Hay un lenguaje que es creador.

La palabra de Dios crea.

'Hágase la luz y la luz fue hecha'.

Luego está el lenguaje de Adán

que es un lenguaje

capaz de poner el nombre justo a las cosas.

Es un lenguaje nominativo.

Tiene ese poder de dar un nombre

que se ajusta exactamente a la naturaleza de lo nombrado.

Pero eso se perdió con el paraíso".

Entonces, ahora, aparece una tercera forma de lenguaje

que es la nuestra.

Que es aproximarnos torpemente a la realidad.

Entonces, utilizamos muchas palabras.

Por eso es tan importante el poeta.

El poeta es el que destila.

De entre mucha palabrería escoge exactamente la palabra

que se ajusta a la naturaleza de las cosas.

Entonces, hacemos aproximaciones.

Y la traducción es importante

porque es una forma de acercarnos a esa capacidad nominativa.

Pero, pensar bien,

pensar bien es pensar la experiencia de las cosas.

Y, por eso, aunque utilicemos la misma palabra,

por ejemplo, "ser", en todos los idiomas,

cada pueblo tiene su matiz.

Y, por ejemplo, nosotros decimos "ser" y "estar".

Claro.

Los alemanes no tienen esa posibilidad.

Es otra historia.

La nuestra...

Esa distinción entre "ser" y "estar" revela una forma de ser del español

en que la forma de ser es la forma de estar.

La apariencia.

Mientras que el lenguaje en otro tipo de culturas

el ser es lo que se es.

Entonces, el lenguaje revela, efectivamente...

El pensamiento y la experiencia de un pueblo.

Por ejemplo, uno de los momentos

en los que de manera más universal se expresa en castellano una idea

es el momento del sermón famoso de Montesinos

que me gustaría que comentara aquí.

Cuándo se produce, en qué condiciones,

por qué, qué es lo que dice,

qué es lo que entienden los demás que se ha dicho...

El español silenció al árabe y el hebreo

y en América a las lenguas indígenas.

Y no solamente silenció las lenguas,

sino que ese silenciamiento

ya revela una forma de presencia violenta.

La conquista fue muy violenta.

Y ocurrió que unos frailes, formados en la Escuela de Salamanca,

salen en el año 1510 del monasterio de Santo Tomás

camino de la Española.

De la isla conquistada o descubierta por Colón.

Y, excepcionalmente, estos frailes llevan libros.

Algo muy inusual, porque eran sagrados los libros.

Por eso no se podían sacar de los monasterios.

Pero, en este caso, les autorizan a que lleven libros

porque tienen que estudiar lo que está ocurriendo.

Tienen que estudiar lo que está ocurriendo.

Van, pues, con ánimo no solamente de evangelizar,

sino de estudiar, de aprender, de interpretar.

Y, durante un año, analizan e investigan

y al año entienden que han llegado a una conclusión.

Entonces, el cuarto domingo de Cuaresma,

perdón, de Adviento, víspera de Navidad,

deciden dar su opinión sobre lo que está ocurriendo

y encargan a su mejor predicador, Antón Montesinos,

que hable.

Y Montesinos habla

delante del hijo de Colón, que es el gobernador de la isla,

y de toda la autoridad española

y denuncia con una claridad inaudita lo que está ocurriendo.

Y acaba su sermón diciendo:

"¿Y estos acaso no son hombres como nosotros?

¿No tienen derechos como nosotros?

¿Aunque sean infieles no son hombres?".

Aquello revolvió a la audiencia

y Colón, después de la misa, llamó al padre prior,

a fray Juan de Córdoba,

y le dice:

"Mire usted, le doy una semana para que rectifique,

pero dentro de una semana van a decir otra cosa aquí.

Van a explicar que estamos legitimados,

van a explicar que esto es bueno para ellos,

van a legalizar y legitimar nuestra presencia".

Entonces, el prior reúne a esa docena de frailes,

durante esa semana lo discuten...

Eran dominicos, ¿no? Eran dominicos.

Y llegan a una conclusión.

Va a volver a hablar Antón Montesinos,

pero esta vez va a leer un documento firmado por todos ellos.

Se leyó el documento ratificándose lo dicho

y aquello provocó una indignación general.

A partir de ese momento,

había frailes bien vistos y bienvenidos en América

y otros que no se les quería ver,

estos eran los dominicos,

que...

Entonces, lo interesante es que esta historia era un sermón.

Pero, a veces, hay acontecimientos

que se convierten en acontecimientos históricos.

Y así fue este.

Porque estaba allí un cura...

Había un cura, Bartolomé de las Casas.

Estaba cerca.

No estaba allí, pero le llega este sermón

y él, que era un cura encomendero,

un cura que estaba explotando

a los indígenas que le habían encomendado

para su defensa y formación,

él también les estaba explotando y maltratando,

y se convierte.

Este cura se convierte y acabará haciéndose dominico

y acabará siendo el gran defensor de los indígenas.

Y dedicó toda su vida a responder esta pregunta.

¿Acaso estos no son hombres?

Una pregunta muy importante

porque la humanidad se la ha hecho en momentos definitivos.

Es la misma pregunta que se hace Primo Levi,

el superviviente del Holocausto

y que titula su libro de memorias "Si esto es un hombre".

Y es la misma pregunta

que en el relato bíblico de Segundo Isaías

se hace el servidor doliente

cuando dice "¿acaso no soy un hombre?".

Y, seguramente,

es también la pregunta que hizo Pilato

cuando presenta al nazareno ante aquella turba

diciendo "Aquí está el hombre. ¿Acaso no es un hombre?".

Es la pregunta, yo creo, que ha posibilitado

que la humanidad dé un salto cualitativo

porque es muy fácil reconocer al ser humano

cuando va bien vestido, cuando está bien alimentado,

cuando está cultivado...

Cuando representa lo mejor de nuestra imagen.

Pero responder si es un hombre

cuando es un ser, como Primo Levi decía,

"que no merecemos ni ser vistos"

porque estábamos degradados, humillados y maltratados.

Responder a esa pregunta

es lo que en el fondo ha convertido a la humanidad

en algo que vale la pena.

Y, desde luego, esa pregunta de Montesinos,

tal como la recoge quien nos lo cuenta,

que es Bartolomé de las Casas,

ha supuesto un momento fundamental

en la historia de los derechos humanos.

Bueno, de los derechos humanos

y de ese momento fundamental

que está en el origen de lo que acabamos de decir,

que es la Escuela de Salamanca,

podemos hablar, si te parece bien, dentro de 15 días.

Estupendo.

Gracias. Muchas gracias.

Les invitamos a que nos acompañen

a conocer a fondo la experiencia docente

del colegio Padre Piquer.

Les interesará.

La clave de nuestra innovación actualmente,

sobre todo, en la etapa de secundaria, la ESO,

también vamos implantándola

en bachillerato y formación profesional,

pero sobre todo en la ESO,

tiene que ver sobre todo con las metodologías activas.

Metodologías que pongan al alumno como protagonista del aprendizaje

y en las que intentamos

que el que trabaje en su aprendizaje sea él mismo.

-Padre Piquer es un centro

que se caracteriza, sobre todo, por su diversidad.

Por la diversidad de alumnos

tanto en lo social como en lo cultural

como, incluso, en lo religioso.

Tenemos, aproximadamente, 40 nacionalidades diferentes,

entre 35 y 40, dependiendo de los cursos también,

y tenemos ocho religiones distintas

con lo cual también la interrelegisiosidad.

No solo la interculturalidad es una característica del colegio.

Y también tenemos alumnos

con muchas necesidades educativas distintas, ¿no?

Alumnos muy brillantes,

alumnos con necesidades educativas especiales...

Entonces, bueno, realmente,

la diversidad es la característica fundamental.

-Esta diversidad ha hecho también

que este modelo educativo

nos permita atender en una misma aula

a diferentes ritmos de aprendizaje,

diferentes situaciones de los alumnos.

Y eso que es un reto en realidad para todos los centros educativos,

que siempre tienen alumnos diversos en los centros,

nosotros lo podemos hacer mejor.

-Lo que ocurrió hace 15 años

es una circunstancia que vivimos con mucha intensidad

que fue, sobre todo, la llegada de mucha población inmigrante

a este barrio, ¿no?

Un colegio que, de por sí, escolariza alumnos con dificultades

añadió una dificultad aún mayor

y, además, en un número muy grande

de chavales y chavalas que empezaron a llegar.

El colegio, a las dificultades que tenía,

añadió esto

y, realmente, se produjo un punto de inflexión

de decir "¿qué podemos hacer?".

Lo más importante que nos pasó

fue un cambio en la mirada.

O sea, hasta ese momento, estábamos obsesionados,

como a veces pasa en muchas escuelas,

con el currículum.

Con la lengua, el inglés, las matemáticas, la biología...

Y, de algún modo, cuando estás muy pendiente de eso,

pierdes la perspectiva

de lo que para nosotros es fundamental en educación

que son los chavales y las chavalas que llegan a los colegios.

A partir de ahí, empezamos a construir un modelo

y en ese modelo empezamos a introducir claves

que nos parecían imprescindibles en esta nueva andadura.

Es la idea de un aprendizaje más significativo,

de que los profesores pudieran permanecer más en el aula,

la idea de que todos los recursos a los que pudiéramos tener acceso

formasen parte del proyecto...

Es un proyecto en que hay un montón de elementos.

Un montón de elementos y todos tienen un único fin

que es qué podemos hacer

para que estos chicos y chicas alcancen su máximo de desarrollo.

Es decir, una educación de calidad para cada uno de los alumnos.

Algunos de esos elementos

han sido no trabajar por asignaturas.

Trabajamos por ámbitos de conocimiento.

No trabajamos con libros de texto.

En su día trabajamos con materiales que los profesores elaboraron

y hoy ya hemos dado otro salto

y estamos trabajando con tecnologías digitales

porque creemos que va a ser la manera

en la que tendremos que abordar la educación del futuro.

Ya no trabajamos los profesores.

Ya no pensamos en un profesor, un curso o un aula,

sino que una de las claves

que ha permitido el desarrollo de nuestro proyecto

ha sido la docencia compartida.

Trabajan tres, cuatro y cinco profesores a la vez

porque todo nuestro proyecto

está orientado a una educación inclusiva.

Ahora somos varios. Trabajamos juntos.

Nadie tiene una responsabilidad única.

Es una responsabilidad compartida.

Aprendemos juntos.

Yo aprendo de ti y tú aprendes de mí.

Es una...

Nos hemos familiarizado.

Esa idea de que todos sumamos

y que el todo es la suma de las partes

es cierta.

Hemos creado un espacio que es un espacio de formación,

de investigación, de docencia...

Y una vez que te habitúas a él

me costaría mucho seguir pensando en esto

de una manera individual.

Una de las buenas cosas que tiene nuestro proyecto

es que no tiene nombre y apellidos.

Es un proyecto de profesores que hemos construido entre todos

sumando y aportando su pequeñito grano de arena a ello.

-Es un método innovador

y, sobre todo, es un método innovador

en la parte que quizás menos evaluamos

y que es toda la parte de las competencias sociales.

Alumnos que trabajan de una manera en la que se potencia la empatía,

la comprensión del otro, la tolerancia, la paciencia...

El plus que tiene este proyecto realmente

es toda la parte personal y humana, ¿no?

Y lo académico es diferente.

Se trata de manera diferente a la tradicional,

pero no deja de ser académico.

-Necesitamos aulas mucho más grandes

porque los recursos que derivábamos a las aulas de apoyo

los tuvimos que meter allí, ¿no?

Al final, tuvimos que construir un espacio

para favorecer este modelo

y esta forma de entender la educación.

-Hay veces

que el aula se utiliza de modo tradicional

y dividimos por niveles.

Tenemos el nivel alto, el medio y el bajo

por dar atención a la diversidad un poco más específica

teniendo en cuenta que tenemos la posibilidad

de estar tres personas que controlan el inglés.

Pero muchas veces también

lo que hacemos es utilizar métodos cooperativos

y se suelen colocar en grupos de cuatro o cinco.

Sí que necesitan competencias y habilidades importantes

como trabajar en equipo,

como ser resolutivos, como toma de decisiones...

Bueno, todo este tipo de cosas

que son supernecesarias en el día a día.

-Aquí, en Piquer, desde que entras al instituto,

te empiezan enseñando una manera de trabajar por grupos

y ayudándote con diferentes roles y distintas personas

y yo creo que va a ser un punto a favor

a la hora de salir a trabajar y todo eso.

-Aquí no hay quien viva

es el proyecto que ha ofertado Padre Piquer

a los alumnos de la modalidad de ciencias

ya sea de la salud o de ciencias y tecnología.

En este proyecto

tenemos que hacer un proyecto de investigación

en el que hemos tenido que unir las partes de física y química,

biología, medioambiente, dibujo técnico y matemáticas

que son las materias específicas y de modalidad de ciencias.

-Al ser una alumna de ciencias de la salud

mi aportación mayoritariamente

fue en la parte de biología y medioambiente.

Como ha explicado antes Celio,

relacionamos los gases

con cómo afectan a las células y a los organismos en sí

causando enfermedades respiratorias e irritaciones en la pie.

-Me ha parecido muy interesante

porque asignaturas que nunca has asociado mucho

en este trabajo ves que tienen relación

al unir datos de física con estadística matemática.

Me ha parecido interesante.

-Lo que hacemos es compensar

porque en ese grupo buscamos el equilibrio.

Me gusta porque todo el mundo aporta

y no hay nadie que se quede excluido.

-Nos plantean una situación ficticia

en la que nuestros compañeros de segundo de bachillerato

nos piden ayuda para organizarles un viaje

Lo que quiere el proyecto es que juntemos tres asignaturas

que son las específicas del itinerario de ciencias sociales

que son Matemáticas, Economía e Historia.

-Íbamos haciendo un pequeño "tour" por cada ciudad.

Ese "tour" consistía en ir viendo los monumentos

o los sitios más importantes de esa ciudad

ligándolo también con la historia del siglo XIX

que era el tema de este proyecto

y también profundizando un poco

en la cultura de cada ciudad y de cada país.

-Esto, básicamente, nos prepara

para que cuando estemos en situación laboral,

sepamos cómo poder controlarla

porque, a partir de ahora, vamos a trabajar en grupos.

-Trabajar por proyectos de este tipo me parece una buena idea,

ya que aprendes lo mismo que en las clases tradicionales,

pero de una forma más divertida y amena.

-Con tantos compañeros

tenemos más posibilidades de tener más relaciones

y fortalece mucho la confianza.

-Yo destacaría la capacidad que tenemos los alumnos y profesores

para poder complementarnos en los proyectos

cuando alguien necesita ayuda o cuando alguien tiene una duda.

-El espíritu de integración que hay

y la capacidad que tenemos todos para integrar a la gente

que viene nueva o tiene algún problema.

-Creo que el mayor éxito que nosotros tenemos

es que nuestros alumnos quieren venir,

están aquí y se les atiende.

Y si no pueden estar aquí llegado un determinado momento

por el método o por la realidad que sea,

nunca se les deja en la estacada.

Se les da una oportunidad fuera de aquí.

Se busca el acompañamiento hasta el final.

-Aprender tiene que ser una tarea agradable

que nos tiene que hacer felices.

Creo que algo,

evidentemente, no tanto como quisiéramos,

sí que lo perciben los alumnos cuando vienen.

Creo que se contagian de esa forma...

Pero, fundamentalmente, lo que más notan,

porque intencionadamente lo hemos hecho así,

es que encuentran personas que les van a acompañar.

Personas que les van a acompañar en su aprendizaje.

-El aula PT es un espacio en el que apoyamos a alumnos

que tienen necesidades educativas especiales

o dificultades de aprendizaje.

-Dentro de las dificultades de aprendizaje

tenemos alumnos que vienen del aula de enlace,

porque les falta la competencia lingüística.

Entonces, en este caso, nosotros les damos el apoyo

dentro del área tanto de matemáticas como de lengua

y trabajan en un pequeño grupo

donde la atención es más individualizada.

-Hay dos formas.

Una que es en el aula PT

con los alumnos que tengan esas necesidades

y otra en su aula de referencia

como apoyo en trabajo cooperativo y de grupo.

-Lo que pretendemos trabajar es la atención, la memoria...

Lo que son las habilidades básicas del pensamiento.

El tema de las organizaciones temporales

o su organización en su cabeza,

porque nosotros somos como un apoyo o un recurso.

Un recurso,

pero lo que pretendemos es que ellos se normalicen.

Que normalicen su situación académica

y puedan solos, sin la necesidad de nosotras,

poder ir avanzando y poder titular que es el objetivo de la secundaria.

-Nosotros hacemos un trabajo aquí,

pero tiene que tener continuidad en casa.

Hay que trabajar

y ser consciente de las dificultades.

Eso nos ayuda también a ajustar las expectativas

que tengamos todos.

Ellos, los padres...

Y, así, poder avanzar.

-En este colegio o donde sea

las familias tienen que participar en el proyecto.

Y, a veces, tenemos miedo a que las familias entren

y creo que tendríamos que cambiar esta idea.

Tendríamos que buscarnos y encontrarnos,

porque, al final, queremos lo mismo.

La mejor educación para sus hijos y nuestros alumnos.

Lo que hago es

motivar al profesorado

para desarrollar un poco toda la innovación

de trabajo por proyectos,

además, utilizando la herramienta del iPad

y también un poco a unificar criterios de actuación

en las dos aulas

y, sobre todo, hacer que el trabajo

de los chicos

sea lo más significativo posible

para ellos y lo más motivador.

Creo que en primero tenemos la misión de que aprendan

a ver que juntos son más felices

y que juntos su trabajo

dará mejores resultados.

Lo que no está reñido es

que los chicos tienen que aprender

y tienen que aprender lo que nos piden que aprendan,

Pero creemos que es mucho más útil aprender

cuando tú lo que desarrollas

te das cuenta de que tiene

una conexión con el mundo real.

Entonces hemos inventado un juego que se llama "Atlantis"

para entender cómo influyen los signos

en la operatoria de los números enteros.

Se les explica teóricamente la regla de los signos,

qué ocurre

cuando opero con números positivos y negativos.

Ellos, mentalmente,

acaban asociando esa operación

a un movimiento por el tablero

y les parece todo como mucho más natural.

Un alumno viene herido,

se siente acompañado,

se siente querido, se siente arropado

y empieza a crecer,

empieza a sentir que vale para algo.

Estos chicos lo que sí se llevan a casa,

al cabo del tiempo que estén con nosotros

y te lo dicen, te lo expresan, es:

"Me has dedicado tiempo.

Me has escuchado. Me has querido entender.

Me has acompañado".

Y eso creo que es la clave fundamental.

Ya digo, algunos llegarán a la Universidad,

otros irán a la Formación Profesional,

otros, en segundo de la ESO,

lo dejarán y están en la calle;

pero todos llevan el sentimiento de que "me has escuchado,

has tenido un tiempo

para mí".

Hay un encuentro de pastorali...

Vale. La nuestra es en el Recuerdo.

Aprovechamos la diversidad de sentires,

de religiosidad que hay en el centro.

Es más, cada vez se están incorporando

a todas las actividades de pastoral,

pero con ganas,

chavales de muy diversas religiones

y son a veces un ejemplo para los de los otros,

son muy enriquecedores,

sus perspectivas, sus vivencias.

Y la verdad es que estamos encantados,

aunque también es un reto para nosotros ver

cómo incardinar todo eso,

cómo respetar absolutamente

las vivencias,

las manifestaciones de cada uno de ellos.

Venga, los móviles.

El aula de enlace es el lugar al que llegan los niños

cuando no tienen el nivel de español suficiente

para incorporarse a un grupo ordinario.

En el aula de enlace, los niños

pueden permanecer, como máximo, nueve meses.

Pueden llegar en cualquier momento del curso.

Las edades oscilan entre los 12 y los 17 años

y las nacionalidades siempre es una sorpresa.

Durante este tiempo, lo que intentamos conseguir

en el aula de enlace es que adquieran

un nivel de competencia lingüística

lo suficientemente alto

como para que luego puedan incorporarse

a un grupo de referencia

en función de la edad que tienen.

Todos ellos tienen necesidades diferentes,

pero lo más importante es que emocionalmente estén bien,

es decir, para ellos esto es muy complicado

porque, claro, en el momento en el que los padres

se traen a los niños y pisan territorio español,

están obligados a escolarizarlos

porque son menores.

Entonces es complicado porque, claro, los padres

tienen esa obligación.

Llegan a un colegio en donde no conocen a nadie,

donde no conocen el idioma, no se pueden expresar,

no los entendemos

y entonces, claro, encontrarse con esa realidad

es muy difícil.

Sacsi, ¿qué tal el segundo?

Que no me has contado nada.

-Bien. -¿Y ayer en Plástica qué tal?

¿Compraste los juegos de reglas?

Estamos haciendo con el compás,

hacer triángulos

y después cortar y hacer, no sé, un triángulo

con papel.

Pero ¿entiendes todo lo que te ha explicado Nuria,

la profe?. -Sí.

Pero, en general, bien.

-Sí. -Vale. ¿Con los compañeros qué tal?

-¿Son majos? -Muy bien, son muy majos.

No solamente es lo lingüístico,

sino también lo cultural, lo religioso,

las tradiciones.

Todo eso también hay que atenderlo.

Empezamos con pictogramas, lo que son imágenes.

De esa manera, al principio, casi todo es mucho vocabulario,

que eso, además, a ellos les hace sentirse

muy bien porque pueden empezar a expresarse.

Al final, entre ellos, se crea

un vínculo muy importante,

entre ellos y también con nosotros.

Y esto es una inmersión lingüística.

O sea, son seis horas todos los días hablando en el mismo idioma,

intentando que aprendan,

porque, al final, esto es una contrarreloj.

O sea, nadie aprende un idioma en nueve meses,

excepto estos niños.

Al final, el objetivo es que titulen,

que obtengan un título

que les permita también seguir avanzando

o que les permita también acceder al mundo laboral,

porque, al final, el objetivo también suyo y de sus padres es

obtener un futuro mejor que el que tenían

en sus países de origen.

Una herramienta como un dispositivo iPad

o un dispositivo HP, como se está utilizando

en Formación Profesional

lo que te permite

es adaptar el aprendizaje

al ritmo de cada alumno,

te permite el acceso al conocimiento

y explorar nuevos caminos de enseñar y aprender,

optimizar el proceso educativo,

te permite, sobre todo,

el crear y el diseñar materiales y metodologías

que estimulen el aprendizaje significativo

y, sobre todo, la creatividad y la autonomía de los alumnos.

Es la herramienta que están utilizando

en sus móviles en su día a día.

Por supuesto, nosotros les enseñamos a utilizar

las aplicaciones educativas que vamos a trabajar

y en las que vamos a soportar nuestros proyectos dentro del aula.

Por supuesto que no vale con darle un iPad y una aplicación,

tienen que explorar y tienen que filtrar

cómo llegar a esa información,

tienen que filtrar qué es lo que vale y lo que no vale

y, sobre todo, tiene que tener un sentido

todo aquello que se hace.

Creo que es una apuesta que debemos hacer,

no podemos quedarnos atrás.

Esto está avanzando y tenemos que estar hablando

el mismo lenguaje que habla la sociedad y que hablan

nuestros alumnos.

Tenemos cuatro familias profesionales:

tenemos la familia de Servicios Socioculturales

y a la Comunidad,

la familia de Administración y Finanzas,

la familia de Electrónica y la familia de Informática.

Y dentro de esas familias

ofertamos diferentes ciclos formativos.

Lo que intentamos

es que haya una línea

para que un chaval

que pueda entrar con nosotros

con 15 años

incluso pudiera acabar con su grado o título de Técnico Superior

con 20 años

y acceder al mundo laboral o a la Universidad,

donde le lleve la vida.

Estamos en una situación,

creo que nuestro mercado laboral,

tanto en la comunidad como a nivel nacional y europeo,

en el que lo que se necesitan

son técnicos.

Entonces yo confío y creo en que esta situación va a cambiar,

está cambiando.

Sí que es verdad que nosotros

sistemas como el sistema dual

u otros tipos de sistemas que se están implantando,

nuestra sociedad y nuestro tejido empresarial

a lo mejor no tiene

la misma cultura que otros países de Europa,

pero creo que eso

va cambiando poco a poco

y cada vez se le está dando más prestigio.

Y creo que, muchas veces, esa idea

que es un tipo de estudios

o una vía un poco de formación de rango inferior

viene simplemente

por el desconocimiento.

Cuanto más los orientadores de otras etapas conozcan

qué es verdaderamente la Formación Profesional,

mejor podrán orientar

al alumno

y podrán darle una salida más adecuada

a sus propias competencias o capacidades.

Y sí que al principio, cuando empiezas proyectos,

intentas que las cosas salgan bien,

entonces nos focalizamos un poco en Grado Superior,

por eso de la madurez de los chicos,

y la verdad es que tuvimos una trayectoria bastante buena,

fuimos coordinadores de un consorcio donde mandábamos

a alumnos, entre 20 y 25 alumnos de varios coles, etc.

Y luego, al final, eso hizo

que diéramos el paso un poco

a otras etapas.

Entonces, de hace tres años,

también mandamos a alumnos de Grado Medio.

Lo que hacemos es:

sus tres meses de prácticas,

en vez de hacerlos en una empresa aquí, en la Comunidad de Madrid,

los hacen en un país de la Unión Europea.

Una de las opciones que tienen los alumnos

que están en ciclos formativos

es optar por la formación dual.

La formación dual consiste

en el alumno es acogido en la empresa como becario.

Por tener esta categoría de becario,

va a recibir una prestación económica

y, además de esta prestación económica,

lo verdaderamente interesante

es que se incorpora al mercado laboral,

ya que la empresa le da de alta

en la Seguridad Social.

Es el primer escalón

para incorporarse al mercado laboral.

Hay mucha diferencia

de lo que es la formación en centros de trabajo,

lo que se llama FCT,

que dura tres meses,

a lo que es la dual, que son seis meses.

Nosotros, evidentemente,

estamos abiertos a múltiples colaboraciones

actuales, que tenemos de todo tipo,

de crear programas propios

porque la empresa tiene una necesidad concreta

y poder ofertar a nuestros chavales

formación extracurricular,

porque es que hay una bolsa de empleo concreta importante,

colaboraciones de formación dual,

búsqueda, estamos en diversas plataformas

para búsqueda de nuevos nichos profesionales,

hasta cosas más concretas, como son todas las colaboraciones

de prácticas,

de materiales, para estar un poco al día,

que los alumnos puedan disfrutar de los materiales

que realmente se utilizan en la empresa

e incluso poder realizar

estancias de profesores,

que es fundamental en empresas,

para verdaderamente

estar al día.

Cuando nosotros comparamos

y nos comparamos con colegios similares al nuestro

y estudiamos nuestras tasas de absentismo

nuestro nivel de conflictividad,

la continuidad de estudios de nuestro alumnos,

la satisfacción que expresan,

cómo las familias responden a todo esto,

en todo esos elementos

hemos constatado que tenemos unos resultados muy buenos.

Creo que somos un colegio en el que no perdemos alumnos.

La mayoría, más del 70 % de nuestros alumnos

continúan estudios, independientemente

de dónde lo hayan dejado,

y los índices de satisfacción, en general, son altísimos.

Ojalá que la educación pudiera ser una herramienta de cambio.

Por lo tanto, creo que esa es una lucha

que ojalá se produzca,

por lo que sí sé, en lo que sí creo

es en el cambio a pequeña escala.

Este colegio ofrece oportunidades

a muchos chicos y chicas

que fuera de aquí no lo tendrían.

Y creo que en ellos sí que se produce un cambio.

Por lo tanto, sí que creo que, en este sentido, este colegio

les ofrece a muchos chavales

la posibilidad de poder llegar mucho más lejos

de lo que lo harían en otros sitios

en otro contexto.

Martínez Roca acaba de publicar

este libro del doctor Nicolás Romero:

"Si te gusta comer, aprende a adelgazar.

Olvídate del sobrepeso",

del que vamos a hablar con su autor.

Bienvenido, compañero, gracias.

Gracias, buenos días.

El libro ya va por la segunda edición.

Ya va por la segunda edición. En nada de tiempo,

en un fin de semana. Bueno, en tres semanas

ya nos hemos puesto en la segunda edición, sí.

Vamos a ver,

¿no tenemos que pasar, digamos, hambre para adelgazar?

No, vamos a ver, todo lo contrario.

Percibimos que la dieta para adelgazar

debe ser monótona, insípida, todo a la plancha;

pues es todo lo contrario.

El cerebro quiere que esa dieta sea sabrosa.

Sobre todo, los alimentos deben ser sabrosos

porque, cuando un alimento es sabroso, sacia antes

y el cerebro puede pasar a otro alimento.

De hecho, siempre nos queda

sitio para el alimento dulce,

para un dulce, después de haber comido mucho, ¿no?

Por eso, porque el cerebro siempre

busca la variedad

y, cuando un alimento es sabroso,

se cansa menos.

Por ejemplo, te voy a poner un ejemplo muy gráfico.

Cuando uno toma una barra de pan, caliente además,

se puede comer una o dos.

Es un alimento que no te emociona,

pero que el cerebro admite

y tú admites.

Sin embargo, si te tomas un estofado de carne

con una salsa de setas y parmesano,

en cuanto comes un poco más de la cuenta, te sacias

y el cerebro dice: "Vale, vamos a otra cosa".

Por eso es importante comer sabroso.

¿Y por qué engordamos?

Pues engordamos porque nuestro metabolismo

está hecho para que todas las calorías

que ingerimos

procesarlas y guardarlas.

Por eso engordamos.

De hecho, siempre el balance metabólico,

es decir, lo que ingresamos

y lo que gastamos

siempre es a favor de lo que no gastamos,

es decir, de lo que ingresamos.

Pero por eso, porque tenemos mucho alimento disponible.

Eso viene porque en nuestra evolución

hemos pasado mucha hambre.

Hemos pasado, el ser humano ha pasado,

le ha costado mucho conseguir alimento,

porque es verdad que gastamos todo el tiempo,

es decir, somos una maquinaria que gasta energía 24 horas,

pero no siempre tiene la comida disponible.

Y por eso la evolución ha hecho que podamos estar

tiempo, varios días, sin comer

y que, cuando comamos, guardemos todo, tengamos,

seamos una máquina de guardar calorías,

de procesarlas, casi perfecta.

¿Y hacemos caso a lo que nos dice el cuerpo?

Por ejemplo, de pronto, se te apetecen lentejas

¿y es porque necesita tu cuerpo hierro

y te está avisando de alguna manera

o no tenemos que hacerle caso siempre

a lo que nos dice nuestro interior?

Sí, nuestro interior nos va conduciendo,

nos va conduciendo por determinados caminos,

es decir, cuando nos falta calcio,

tendemos a tomar lácteos;

cuando nos faltan determinados elementos

o micronutien...

Perdón. Cuando nos faltan micronutrientes,

vamos a alimentos que los tienen.

Pero no siempre, no siempre.

El cerebro determina

que hay que variar los alimentos para tener

todos los nutrientes necesarios

y por eso se sacia

y va a otro alimento.

¿Qué ocurre?

Que tenemos demasiados estímulos,

demasiados estímulos que son todos

muy ricos y muy sabrosos.

El cerebro lo tenemos confundido.

Y una cosa que nos pasa

es que nuestro cerebro siempre es el que determina

qué cosas debemos tomar,

es decir, prueba un alimento y dice:

"Esto lo acepto como alimento"

y lo comes.

Pero hoy día, cuando compras, está todo envasado, en plásticos,

nunca podemos decidir antes de comprar.

Nuestro cerebro no decide,

no prueba la comida antes de comprar.

Y, cuando vamos a casa, vemos que algo está salado,

está en mal estado, no nos gusta;

pero, es decir, por autoengaño, lo comemos,

porque dice: "Bueno, ya que lo he comprado,

por un día no pasa nada.

Si está salado, por un día no pasa nada"

y lo comemos.

De modo que se cometen millones de errores diarios

que influyen en nuestra salud a la hora de comprar.

¿Por eso, porque no podemos probar antes...?

Porque no podemos probar.

Nuestro cerebro es el que determina siempre

lo que debemos comer.

Por eso están los sabores, cuando una cosa...

Es decir, el sabor dulce y el sabor salado

son muy bien aceptados porque son fuente de calorías,

pero el sabor amargo y el sabor ácido

el cerebro los rechaza y dice:

"Amargo. Normalmente, casi todas las sustancias venenosas

en la naturaleza son amargas.

Ácido. Está corrompido por bacterias, tiene...

Es decir, está en mal estado",

el cerebro lo rechaza,

incluso estos rechazos viscerales se alargan durante toda la vida.

Hay personas que no pueden con determinados sabores.

Y esto es el cerebro el que lo organiza,

todo es el cerebro el que lo organiza

y pasa de un sabor a otro

en virtud de lo que necesitamos.

Por lo tanto, si nosotros estamos diciéndole

al cerebro que no puede probar nada

hasta que vamos con la comida a casa,

pues estamos cometiendo muchos errores que nos traen

verdaderos problemas de salud.

De hecho, muchas dietas son así, ¿no?,

es decir, que te prohíben comer un determinado tipo de alimentos

o que te impiden comer lo que necesitas

para sentirte saciado, ¿no?

Efectivamente, bueno, las dietas en general.

Dietas, yo...

Hay que desterrar el concepto de "dietas".

Yo hablo siempre de "plan de alimentación".

¿Por qué? Las dietas, con casi todas las dietas,

adelgazas, con casi todas las dietas.

¿Por qué? Porque son dietas restrictivas,

es decir, son dietas que te prohíben determinados grupos de alimentos:

"No comas proteínas.

No comas carbohidratos.

"No comas grasas",

entonces, claro, lógicamente,

tu nivel de calorías disminuye y adelgazas,

adelgazas una temporada, pero luego el organismo dice:

"Vamos a ver, claro, estoy...".

"Me falta pan". "Me falta pan".

Claro, "estoy ingresando menos".

Pero eso lo haría cualquier familia,

es decir: "Estoy ingresando menos,

me han bajado el sueldo, luego gasto menos.

Si gasto menos, engordo".

Y dices: "Oye, ¿cómo es posible

que, al cabo de un tiempo haciendo la dieta,

yo esté engordando de nuevo?".

Pues por eso,

porque tu organismo se está regulando.

Tu organismo dice: "Si hay menos ingresos, menos gastos".

Pero eso es una ley económica fundamental, ¿no?,

elemental, vamos. Entonces ¿cuál es la dieta

o las dietas, digamos, saludables?

¿Cuáles son realmente?

Pues, mira, las dietas saludables son...

Un plan de alimentación tiene que aguantar más de un año,

es decir, que puedas hacerlo más de un año.

Cuando pasas el año, ya digamos que ha pasado el examen

ese plan de alimentación.

Ese plan de alimentación

tiene que estar muy pegado a lo que comes habitualmente,

a lo que te apetece comer.

A lo que te gusta. A lo que te gusta,

pero siempre teniendo en cuenta determinadas cosas,

es decir, no decantarte por muchas grasas

o mucho carbohidrato

porque eso sí que engorda y hay que decirlo: engorda.

¿El pan engorda? El pan engorda.

Pero ¿el pan hay que tomarlo?

Sí, integral,

pero el pan engorda.

Es decir, hay que llamar a las cosas por su nombre

y hacerlo muy pegado

a lo que, digamos, te gusta, pero siempre teniendo en cuenta

que hay que hacer una dieta muy mediterránea:

empezar con verdura y terminar con fruta

y un plato central de carne o pescado,

pero de carne o pescado frescos,

no sustituirlo por salchichas,

por empanados o por hamburguesas.

Claro. Es decir, eso sería

un plan que puede estar

a lo largo de un año,

digamos, en tu...

Puedes estar haciéndolo durante un año

e ir asimilándolo, ir asimilándolo.

El organismo no es de tiempos cortos,

el organismo necesita confianza, como todo,

como todo en la vida.

Claro. Y hay que darle confianza,

esa confianza de ese año.

Estabilidad. Estabilidad.

Hay que darle estabilidad.

No le... El organismo

percibe que, cuando le quitas de pronto las verduras

o le bajas mucho en calorías, dice:

"Ojo, ¿qué está pasando?

No me puedo quedar sin energía

porque la máquina tiene que seguir funcionando"

y restringe y hay...

Por ejemplo, en las dietas de ayuno prolongado,

el organismo llega a estar al 40 % de su gasto.

Al 40 % de su gasto.

Es tremendo. No puede ser saludable.

No es saludable porque estás conservándolo todo.

Nos lo vamos a fondo en el libro.

Perfecto. Creo que ahí está...

Creo que, con esta lección que nos has dado, ya tenemos claro

lo que debemos hacer;

pero en el libro, para aprendernos a fondo lo que tenemos que hacer.

Claro, y son casos prácticos, con platos prácticos, sencillos,

baratos, también hay que pensar en la economía,

y cada uno puede adaptarlo

a sí mismo y a su modo de vida.

Muy bien, doctor Romero. Muchas gracias, Nicolás.

Muchísimas gracias. De nada. A vosotros.

Seguimos. El compromiso, la sencillez y la inteligencia

son los ingredientes que combinados sirven

a Diego Mir para crear una obra

que busca, sobre todo, esclarecer

y establecer un diálogo con el espectador.

"Boek Visual".

"Tras años sacando punta a sus lápices,

o, mejor dicho, afilando sus cuchillos,

Diego Mir ha encontrado su propia receta

para abrirse paso en el terreno

de la cocina ilustrada.

Los ingredientes,

combinados al gusto según las necesidades de cada menú,

son tres.

Compromiso.

El compromiso del artista hacia su oficio,

que se traduce en autodisciplina

y horas de trabajo

y que, como en una carrera de fondo,

da sus frutos a largo plazo.

También el compromiso social,

ese que el cocinero adquiere

cuando es consciente de la huella que sus platos

pueden dejar en el paladar de los comensales.

Sencillez.

Las mejores recetas necesitan pocos ingredientes.

La economía de medio se traduce en eficacia comunicativa

y ayuda al espectador a prestar

tanta atención al contenido como al continente.

Forma y fondo a partes iguales.

Pero si hay que elegir,

añadamos unas cucharadas más de fondo.

Inteligencia.

El propósito de este artista gráfico

no es narrar, sino comunicar.

Antes que un monólogo,

pretende provocar un diálogo entre la obra y el espectador.

Y si el plato lo permite,

mejor añadir una pizca de humor

para facilitar la digestión.

Pero la obra de Diego Mir no pretende ser cocina de autor,

no hay un estilo

o un sello propio en sus ilustraciones

que esté por encima de la obra en sí;

al menos, no de manera intencionada.

Y, sin embargo, sus platos.

tienen un sabor muy característico."

Recomendamos hoy la lectura de estas dos novelas cortas

del escritor centenario Juan Eduardo Zúñiga, publicadas

en la colección "Biblioteca Cátedra del siglo XX".

Eduardo Zúñiga, ya saben, el gran maestro del relato.

Son de 1951 y 1962, respectivamente:

"El coral y las aguas" e "Inútiles totales",

que son previas a la trilogía

sobre la Guerra Civil,

que supondría su consagración literaria.

Se trata de una notable muestra de su singular talento literario

expresado en una prosa incomparable,

de curso natural, casi imperceptible

y, sin embargo, mágica y envolvente;

una manera estupenda de introducirse en la lectura

del también ensayista autor de "Desde los bosques nevados",

su aportación al estudio de la literatura rusa.

La Universidad Internacional de Andalucía nos propone

una pequeña disertación sobre educación mediática

y neurociencia, un tema del máximo interés para nosotros.

"La Universidad responde".

Deberíamos revisar continuamente la educación mediática

del mismo modo que deberíamos revisar continuamente

la educación en general.

Y, en el caso de la educación mediática,

la deberíamos revisar no solo teniendo en cuenta

que aparecen constantemente nuevas tecnologías

y nuevas prácticas comunicativas,

sino también teniendo en cuenta que la neurociencia

está introduciendo cambios profundos

en el conocimiento de la mente humana,

de la mente que interacciona con estas pantallas.

El descubrimiento fundamental de la neurociencia es

que las emociones son lo que nos gobierna.

Solo nos gobiernan las ideas, las ideologías o los valores

si estamos apasionados por estas ideas, por esta ideología

o por estos valores.

Por tanto, los que nos define no es tanto la creencia

cuando la pasión, los deseos, las emociones

y las pantallas son una gran oportunidad

para poner de manifiesto estas emociones,

para poner de manifiesto lo que realmente sentimos

porque actúan como espejo

que provoca reacciones,

como espejo que descubre

las zonas más profundas de nosotros mismos

y, por tanto, nos permite conocernos.

Además, estamos en la era

del prosumidor, el nuevo entorno tecnológico

y comunicativo nos permite

no solo consumir mensajes, sino también producirlos.

Y los resultados de la neurociencia

son que solo seremos eficaces,

en la elaboración de mensajes,

si somos capaces de sintonizar

con la sensibilidad,

con las emociones de aquellos a los cuales nos dirigimos

y de gestionar estas emociones

creando unos mensajes liberadores.

"Aprender no es un juego, pero jugando se aprende".

Ese es el lema de Punto de Papel,

una iniciativa sobre la que hicimos un trabajo que les invitamos a ver

tras el programa.

Entendemos la educación

como un proyecto interdisciplinar

donde se aúnan las materias

y se vayan uniendo y afianzando los conocimientos

a raíz de que esas materias se van uniendo.

Punto de Papel surge en 2011

un poco con la idea de aunar arte, matemáticas y literatura,

es como lo fundamental.

Nuestro lema es

"Aprender no es un juego, pero jugando se aprende".

O sea, hay opciones;

a través del juego, tienes posibilidad de aprender

y afianzar los conocimientos.

Nos vamos hasta el lunes.

Como siempre, pasen un buen viernes y un espléndido fin de semana.

Les esperamos a todos a la vuelta.

La aventura del saber - 21/02/19

21 feb 2019

Programas completos (1628)
Clips

Los últimos 5.437 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios