Presentado por: María José García Dirigido por: Salvador Valdés

Programa diario matinal destinado a la formación y la divulgación mediante entrevistas y series documentales. ''La aventura del Saber'' pertenece al espacio de TV Educativa, fruto de un Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Educación y Radio Televisión Española.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3958248
Para todos los públicos La aventura del saber - 27/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenos días a todos.

En la segunda parte del programa de hoy

abriremos la segunda clase de dibujo

con la ayuda de Juan Carlos Herrero.

Recordaremos cómo se dibuja un rostro humano

y le preguntaremos sobre cómo colorearlo.

Y en la primera parte hablaremos del ajo negro

y sus posibilidades culinarias con Rafael Ansón.

También hablaremos de fútbol, del Unión Club Ceares,

un equipo de tercera división que se gestiona de otra manera,

con otra filosofía,

en la que priman la cooperación, el respeto, el esfuerzo,

y el rechazo al racismo, la homofobia y el sexismo.

Y visitaremos la exposición del fotógrafo Javier Campano,

Campano en Color,

compuesta por todo tipo de soportes y técnicas.

Desde las series dedicadas a las escenas urbanas

o la selección de polaroids,

hasta un buen número de fotolibros o catálogos.

(Música)

Comenzamos, como cada lunes, en compañía de Rafael Ansón,

presidente de la Real Academia de Gastronomía a "La aventura"

para dedicar un minuto a la mejora de los conocimientos gastronómicos.

Hoy nos propone hablar un poco del ajo negro. ¿Eso qué es?

Yo creo que primero vamos a hablar del ajo blanco.

Claro.

El ajo blanco es un producto indispensable en España.

Está en casi todos los platos, las sopas de ajo...

Es antibiótico, diurético, ayuda a digerir...

Es verdad que produce mal aliento, huele mal, etcétera.

Entonces, en Japón, por casualidad,

un científico, probablemente,

colocó el ajo, lo trató de macerar, fermentar,

lo tuvo un mes, más o menos.

Y, de pronto, salió negro.

Y tiene las mismas cualidades nutricionales que el blanco

pero, evita los dos problemas: ni huele ni produce mal aliento.

Por tanto, es un adelanto extraordinario.

Claro. Oye, vamos a ver...

Personas que tienen problemas de estómago,

que cuando toman el ajo les da ardores, ¿tampoco lo tienen?

Con el ajo negro no.

Además, se ablanda, como es natural.

Incluso se puede utilizar en pan, casi como si fuera mantequilla.

Y la verdad es que si haces un pan con tomate y ajo negro,

está muy bueno.

Yo creo que es un adelanto

que ha dado lugar a que ahora, casi todos los grandes cocineros,

de una u otra forma aparece un plato con ajo negro.

Se puede condimentar también. Se ha puesto de moda.

Pero es verdad que el ajo, que es estupendo,

desde el punto de vista digestivo es muy bueno,

tenía solo dos problemas.

Recuerdo hace unos días a una persona que me dijo

que el día de su boda le pusieron un plato con ajo

y dijo: "No me como esto,

porque si no cómo me voy a la cama con este señor".

(RÍE) Muy bien.

El ajo es muy bueno, el blanco y el negro.

El negro tiene sus virtudes.

El blanco, gastronómicamente, también, en ocasiones.

Por lo tanto, se pueden utilizar los dos.

Y como siempre, de todo poco.

Muy bien, muchas gracias.

(Música)

El Unión Club Ceares,

el equipo de fútbol de un barrio de Gijón,

juega en tercera división.

Y desde 2011, año en que accedió a la presidencia

una candidatura compuesta por un grupo de amigos,

el club busca el crecimiento social y la participación activa del socio.

Es un caso claro de devolución del fútbol

a los aficionados.

(Música)

-La verdad es que fue fruto de una serie de casualidades.

Lo primero, que el club estaba a punto de desaparecer.

Y la poca gente que quedaba echando una mano en el Ceares

se les ocurrió, como última medida antes de desaparecer,

llamar a Roberto.

Estuve seis años jugando en el Ceares en varias categorías.

Siempre fui socio, desde que jugué en el Ceares.

Y bueno, nos salió la oportunidad de que el club iba a desaparecer,

y tomamos la iniciativa entre unos cuantos socios

y gente vinculada al club del barrio.

Y nada, él llamó a amigos, a antiguos socios, vecinos,

gente que conocía que sabía que le podía gustar esto,

aficionados al fútbol sin ninguna experiencia.

Llevo de socio...

Por eso me tocó a mí el grupo de amigos

que nos metimos en la asamblea a hacernos cargo,

simplemente porque era el más viejo,

como número y como años que llevaba siendo socio del club.

Y nada, aquí estamos intentando que no desaparezca.

-Se formó una directiva de amigos.

Se fue a la asamblea de socios.

Lo aprobaron por unanimidad, y se empezó a funcionar.

Y claro, lo que se decidió hacer fue no funcionar

como se solía funcionar en los clubs al uso.

(Música)

-Todas las decisiones que se toman, se toman en consenso

por parte toda la directiva.

Incluso los jugadores tenemos nuestra opinión.

Todos los socios tienen su opinión.

Eso, en el fútbol moderno, la verdad es que no abunda.

-Un club sin ánimo de lucro funciona así.

Me da igual que sea equipo de fútbol, una agrupación de montaña,

o un club de ajedrez.

En el momento que hay un número de socios,

funciona de forma asamblearia, un socio, un voto.

Y nada más.

Tampoco inventamos la pólvora, ni mucho menos.

-El fútbol hace tiempo que se robó a los aficionados.

Llega un momento que llegó la especulación,

como todos los ámbitos de esta vida, por desgracia.

El fútbol dejó de ser de los aficionados

para ser de los grandes especuladores o del capitalismo.

Nosotros pretendemos que el fútbol siga siendo parte de los socios,

parte de la gente que conforma esos clubs.

Y que la gente que sea socia,

la gente vinculada al club,

tenga una participación directa

y no sean simplemente meros compradores.

Yo creo que en la mayoría de los clubs,

sobre todo cuando se convirtieron en sociedades, eso se perdió.

No hay socios, sino accionistas.

Entonces, los socios no son socios, son abonados.

(MEGAFONÍA) -"Con el número uno, Nacho.

Con el dos, Chery. Con el tres, Natán.

Con el cuatro, Nacho".

(Vítores)

-Entiendo el fútbol popular como un fútbol de la gente.

Más que de un estamento que dirige unas cosas,

organizan todo y tal,

pues una forma de que todos participemos en el fútbol.

(Música)

Un club de la gente.

No para la gente.

-Ese lema que hay de "odio el fútbol moderno"

es como darle la vuelta y decir: "Nosotros proponemos fútbol popular".

Contra el fútbol moderno, muchas veces, lo que significa

es contra el fútbol negocio, la mercantilización del fútbol.

Uno de los pilares de lo que se entiende por fútbol popular

es que los clubes y su administración sea leal al club y a su masa social.

-Queremos también que se colabore con la comunidad.

Es decir, con el entorno. En nuestro caso, con nuestro barrio.

Que haya actividades solidarias,

que haya un poco de conciencia de la sociedad en que vivimos.

Son una serie de conceptos que incorporamos

a lo que consideramos el fútbol tradicional.

Podríamos considerar que el grupo que lleva el día a día

es esa junta directiva,

pero que también tiene algún colaborador alrededor

que no está en la directiva, pero participa en el día a día.

Y después, hay varias asambleas anuales

en lugar de una, como suelen tener todos los clubes.

Hacen cinco, seis, siete, las que haga falta.

Lo que se hace es informar

y a la vez, consultar sobre cualquier tema

que tenga una mínima importancia.

Es decir, que no sea comprar tinta para la impresora,

sino que marque cualquier línea de lo que va a ser el club,

y después eso se ejecuta.

Hay cosas que las puede ejecutar la propia gente del día a día

y si no es el caso,

como fue un festival de música que se organizó,

se organizan grupos de trabajo y se cita a la masa social

para que participe y colabore.

Este techo que vemos aquí, por ejemplo,

lo financiaron los socios

y el trabajo lo puso un grupo pequeño de socios

que se ofreció.

Teníamos muchos problemas

porque la única parte techada que había en el campo era la tribuna,

que tiene capacidad para 200 y pico espectadores.

Con lo cual, muchas veces se quedaba corto cuando llovía.

Y estábamos viendo que penalizaba las asistencias a los partidos

cuando había temporal.

(Música)

-Nuestro barrio, para que se sitúe la gente,

es un barrio en el sureste de Gijón.

Es un barrio periférico, aunque está dentro de la ciudad.

Está en el límite. No tiene mucha vida social.

De hecho, es un barrio que siempre tuvo mucha identidad.

Es el segundo más viejo de la ciudad.

Pero la fue perdiendo con los años, y ahora tiene una identidad difusa,

y en gran parte, el equipo de fútbol es una de las pocas cosas que queda.

De hecho, las dos cosas que le quedan de identidad

es el cementerio y el equipo de fútbol.

Entonces, el equipo de fútbol y el campo de fútbol, como núcleo,

le da mucha identidad.

Y la gente lo siente como muy suyo.

Aparte de eso, no hay mucho asociacionismo.

En otros barrios sí lo hay, aquí lo hubo,

hoy en día se está perdiendo. Yo creo que por eso,

cada vez que hacemos campañas de algún tipo,

tienen bastante eco en el barrio

porque faltan otro tipo de iniciativas.

(Música)

-Nosotros pensamos que hemos de crear una sociedad justa, igualitaria,

una sociedad en la que todos los valores importantes primen

y no la desigualdad, la xenofobia, el fascismo, el racismo.

Todo lo contrario, tenemos que apostar

por un modelo totalmente diferente y gestionarlo desde la base.

En la educación está el principio fundamental

de lo que va a ser la vida cotidiana de los niños.

(Música)

-Es importante que, si bien institucionalmente,

en el fútbol siempre se hacen campañas contra la homofobia,

contra el racismo,

contra de cualquier ideología supremacista y excluyente,

en realidad el posicionamiento que hay desde los clubes

es muy vago en general.

Se hace casi como por compromiso.

Yo creo que otro pilar del fútbol popular es ese,

que no sean las instituciones las que lanzan campañas

y los clubes se sumen, sino que eso salga de la masa social

y salga de los clubes el rechazo a ese tipo de comportamientos

y de ideologías que son excluyentes y dañinas para la sociedad.

Más que como un club, no sé si polideportivo o cultural,

hacemos desde concursos literarios hasta veladas de boxeo.

También hicimos un concierto de rock al que fueron cientos de personas.

Fue un gran éxito.

Hay rachas que no hay partidos en que no salgan los jugadores

con una pancarta de solidaridad con los de no sé dónde, los otros...

Con la directiva de la asociación de vecinos

también solemos colaborar.

-Este verano organizamos un encuentro que llamamos "de fútbol popular"

o de clubes implicados en fútbol popular

en el que vinieron personas de toda España.

Y hablamos la experiencia de cada uno

para aprender que si tú has hecho este camino

y por aquí no, por otro,

explícamelo para que yo sepa que hay que ir por aquí.

Y nos ayuda mucho.

Nos quita de cometer errores, como los han cometido otros

ya sabes que debes ir por otro lado.

Dentro de las actividades y de las charlas,

me pareció muy interesante

un equipo para personas con movilidad reducida,

o con diversidad funcional,

que llevó adelante el Ciudad de Murcia, por ejemplo.

Fue muy interesante.

Se habló mucho de fútbol femenino.

Es una inquietud que, lógicamente,

si un club pretende trabajar

contra el sexismo y el machismo en la sociedad,

pues lógicamente, no puede hacerlo

si carece de categorías femeninas en el club.

-Nosotros pensábamos hacer un equipo de fútbol femenino.

Hablamos con equipos femeninos.

Llegamos, podríamos decir, a unos acuerdos.

Ellos tenían mucho más conocimiento, por supuesto.

Porque son un equipo de fútbol femenino.

Se decidió crear una escuela mixta

en la cual se vea al fútbol femenino como algo normal y cotidiano.

-¡No pierdas ahí!

-Ceares vino hasta nosotros.

Nos preguntó la idea del fútbol femenino,

cómo lo veíamos y tal.

Y en vez de entrar como elefante en cacharrería,

como hacen muchos clubes, nos pidió una opinión, consejo.

Ahí surgió la idea de unirnos, de ser un club con dos escudos.

Ceares y Gijón Fútbol Femenino.

A partir de ahí, radicar en eso una escuela mixta.

(Música)

-La característica principal

yo creo que es llegar a entender el fútbol

como un sistema de integración de los niños y de las niñas.

Cambiar el sistema construido del fútbol eminentemente masculino,

y entender que dentro del fútbol

puede haber una herramienta como una escuela mixta,

para que las niñas se sientan parte del fenómeno que es el fútbol.

(Música)

Muchas veces nos encontramos

que vienen con muchos prejuicios que hay que deconstruir,

que hay que trabajar con ellos y ellas,

porque consideran que el compañero o compañera que tienen al lado

es inferior por el hecho de ser chico o de ser chica.

Entonces, se tiene que trabajar desde la escuela mixta,

una convivencia común de los equipos desde la base

para que sean capaces de trabajar en igualdad.

(Música)

-La cantera del Ceares pretende cerrar un ciclo.

Completar todas las categorías y que llegue un momento

en que los niños que juegan desde pista o los colegios,

acaben pudiendo jugar en la primera plantilla.

Ese es el objetivo.

Después, por supuesto, que esos niños lo pasen bien,

y que el fútbol base en el Ceares sea algo diferente

en el sentido de que los niños tengan esa posibilidad

de poder disfrutar del fútbol.

Muchas veces, en la mayoría de los clubes,

no pasan esas cosas.

Se les exige una serie de condiciones y una serie de detonantes

en los cuales en el Ceares no podemos caer.

Es más que los niños sepan qué es la vida del barrio,

la vida del propio Ceares.

(Música)

-Destaca, fundamentalmente,

por ser un equipo en el que juegan todos.

Eso fue lo que hizo que nos decantáramos por él.

Aquí todos los niños tienen sus minutos.

No hay discriminaciones de ningún tipo.

Da igual cómo vaya el partido, que al final todos juegan.

El hecho de que se sientan implicados en el equipo en el que estén,

yo creo que está por encima de cualquier otra cosa.

Hay un sentimiento de orgullo porque es un equipo muy familiar.

Todos sabemos que es un equipo muy humilde.

Cuenta con pocos recursos,

es muy importante la implicación de todo el barrio.

Bares, socios, simpatizantes...

Todos ponen su granito de arena

y es lo que hace que el club pueda subsistir al día a día.

La inmensa mayoría viene del apoyo del pequeño comercio del barrio.

De ahí vienen la inmensa mayoría de las vallas del campo

y de las cuotas de los socios.

Y de lo que consume la gente en la cantina en los partidos.

-Todo se invierte, y no se gasta lo que no hay.

Es usa un poco el sentido común.

Aunque suela ser el menos común de los sentidos, decía mi abuela.

(Música)

-Sabemos de dónde venimos.

El Ceares siempre estuvo luchando por mantener la categoría

y tuvimos unos años en que jugamos la fase de ascenso,

teniendo los presupuestos más bajos de la categoría.

Aunque, por lo menos, lo que se promete aquí se cumple.

No como puede pasar en otros clubes, que hay problemas en cuanto a eso.

La gente, cuando viene aquí, puede estar tranquila,

que lo que se promete se va a cumplir.

(Música)

-Los jugadores saben que están en un club diferente,

porque también lo viven.

Hay pocos clubes de esta categoría donde haya una grada de animación,

donde haya tanta asistencia en los campos.

Nosotros estamos en asistencia compitiendo con ciudades.

Pequeñas, pero con ciudades en cuanto los que vienen al campo.

Entonces, ellos eso lo perciben.

(Cánticos)

-Además, la mayoría de cánticos

no son simples cánticos a favor del club,

sino que todos los años los renuevan para hacer canciones particulares

para cada uno de los jugadores que llega.

(Cánticos)

Cualquier aficionado que viene aquí y ve lo que hay cada domingo

o cada partido de competición,

se da cuenta de lo implicada que está la gente y la masa social.

(Cánticos y música)

No creo que haya ningún equipo en Asturias

que al campo al que vaya

siempre tiene por lo menos 100 aficionados animando.

Y, además, muy fieles.

Perdamos o ganemos, siempre nos están apoyando.

Y eso, en el campo, sí que se nota.

(Cánticos)

Hay jugadores que están para un nivel de tercera muy alto,

incluso segunda B.

Y están aquí porque les gusta este proyecto.

Si no, no estarían aquí de ninguna otra manera.

(Música)

(Vítores)

Dentro de este modelo, de este espíritu de fútbol popular,

contra el fútbol negocio y demás,

lo nuestro es un poco distinto porque, por un lado,

están los socios de toda la vida,

incluso socios que dejaron de serlo porque la deriva no les interesó

y ahora sí vuelven.

Y también hay otra parte, la gente que viene

porque les gusta este fútbol y puede que no les guste otro.

-Yo me acuerdo de gente de la época de mi padre

que te contaban, cuando yo no había nacido,

hace 40 años, los campos de tercera se llenaban.

Ahora, aquí cuando llenamos nosotros,

si había 120 socios, una entrada de 40, 50, 80.

O 100 personas, como mucho.

Eso sí es verdad que hubo diferencia

porque ahora tenemos una media de 300 largos, casi 400.

Duplicamos la masa social.

-Algunos te dicen: "A mí no me gustaba el fútbol

pero he venido aquí y esto sí que me gusta".

Tenemos una tipología de socios muy distinta.

Pero cada 15 días nos juntamos aquí y forman una masa

que hacen que este club sea muy rico.

(Música gaita)

(Música)

Se rodó un proyecto de película

en torno a lo que es todo el equipo

y ahí colaboramos todos los socios para que saliera adelante.

E intentamos...

Cualquier cosa que haga falta,

si hay que hacer cualquier actividad y hay que apoyarla de alguna manera,

pueden contar con nosotros.

-A mí me parece una ciudad preciosa y perfecta para estar de vacaciones.

Pero no hay trabajo. Para la juventud, es muy complicado.

Hay una gran emigración de jóvenes y la ciudad está muy envejecida.

Vivimos la precariedad absoluta, vital.

No sabemos qué va a ser de nosotros mañana.

Pero bueno, por intentar ser positivos,

el proyecto del Ceares no hubiera sido posible

sin ese vivir al día y ese tiempo libre

que te da estar en paro.

Por ser un poco positivo.

(Música)

-Una especie de documental.

No sé cómo lo piensan plantear, porque han venido varias veces.

De hecho, era en plan: "¿Estáis haciendo 'Ben-Hur' o qué?".

Llevan viniendo tres o cuatro años seguidos.

Deben tener horas grabadas.

La última vez me riñeron porque me había rapado el pelo.

Claro, solo faltaba que tuviera que tener el pelo igual.

De hecho, vivimos a base de milagros.

(Música)

A continuación, se van a leer los nombres

de las firmas comerciales que colaboran

con el Unión Club Ceares por megafonía.

(Megafonía de fondo)

(Cánticos)

Somos bastante desastres, la verdad.

Pero funciona.

Me ofrecí para colaborar,

y enseguida se fue generando una bola de nieve enorme

en la que ahora prácticamente todo mi ocio gira alrededor...

Si no estoy trabajando, estoy con algo del Ceares.

Me pasa aquí como a él.

Salvo para trabajar y dormir, que voy a casa,

lo demás gira en torno al club.

Se marcó gol.

Como se puede apreciar, el vecino del segundo izquierda...

asomado a la ventana.

Me quedé con las ganas de saber si es socio o no.

A lo mejor es socio y no bajó por los nervios.

Aquí, la verdad, muchas cosas son fruto de la casualidad

y de vidas cruzadas que no deberían cruzarse

pero de repente sucede, y de ahí sale algo.

Y también fruto de que somos algo desastre.

Lo que hicimos fue ir a Manchester

para conocer la experiencia del F.C. United.

Es un club de fútbol con miles de asociados

que viene del Manchester United.

De miles de socios del Manchester que se fueron

y crearon su propio club

porque no les gustaba la deriva que había tomado el suyo.

Fuimos allá, con la mala suerte de que el césped estaba helado.

Tuvieron que suspender el partido.

Y claro, ya en Manchester dijimos: "Vamos a ir a ver un partido".

Y el único de la zona en juego era el Stockport County.

Viajamos hasta allá.

Es un equipo venido a menos, actualmente en sexta categoría,

pero que estuvo en segunda muchos años.

Y claro, nos miraban como extraterrestres.

"¿Qué hacéis aquí un grupo de personas de tan lejos?".

"¿Qué pintáis aquí con nuestro equipo de Stockport?".

Nos acogieron muy bien.

Les explicamos, les gustó mucho nuestro proyecto.

Y, al final, hicimos amistad con un grupo de chavales.

Vinieron ellos aquí.

Volvimos allí, llevamos regalos del club.

Ellos nos trajeron regalos de su club.

Saltamos al césped para certificar esta amistad.

Es una relación muy bonita de lo que podría ser el fútbol

si dejáramos de lado todo esto que lo domina actualmente.

De la exigencia del negocio, de los resultados inmediatos.

(Música)

(Música)

Segundo Taller de Dibujo con la ayuda de Juan Carlos Herrero,

licenciado en Bellas Artes.

Recordemos rápidamente lo que hablábamos la primera clase.

Pero no sin antes saludar a nuestros amigos de Escocia,

en Glasgow, ¿no? Sí.

Han hecho unos dibujos a partir de lo que planteabas.

También una amiga en Argentina,

que está siguiendo las clases a través de la tele.

Sí. La verdad es que fue una sorpresa

cuando me llegó por Facebook la noticia

de que unos estudiantes de español seguían el programa

y se habían puesto a seguir las pautas del retrato.

Y me mandaron una foto. Estaba muy bien.

Sí, muy bien.

Pues como gente que está aprendiendo a dibujar.

Muy bien.

Recuérdanos un poco.

Esa es la hoja que hemos arrancado del bloc que hicimos la primera vez.

Sí. Para recordar las proporciones.

Rápidamente.

Este es el dibujo que hicimos la semana anterior.

Lo que hicimos fue partir de un óvalo.

Lo que hicimos fue dividir la mitad de la cara del óvalo,

e hicimos cinco partes.

Las cinco partes, los cinco espacios, que es donde van ubicados los ojos.

A partir de ahí...

...del ojo, una vertical hacia abajo.

Es lo que nos va a cortar con la base de la nariz.

Y luego, la mitad de la nariz hacia la barbilla,

la mitad está la boca.

La medida de la boca nos la va a dar la pupila.

Y luego, la medida de las orejas nos la van a dar las cejas.

Entonces, estas son las proporciones que no cambian.

A partir de ahí, se va construyendo el retrato.

Nos vamos fijando en la imagen, vamos cambiando...

Y vamos creando volúmenes.

Lo has hecho con carboncillo ya.

Luces, sombras...

¿Qué tenemos que saber para poder llegar a hacer eso?

Antes de empezar con el carbón y demás,

es conveniente saber el tema de la escala de grises.

Un poco. Me he traído esta escala.

¿Está hecho con el mismo lápiz o con distintos lápices?

No, está hecho con un lápiz duro y uno blando.

La escala de grises sirve...

Es un sistema con un rango de valor lumínico.

Nos hace ver desde el blanco hasta el negro

y la variedad de tonos de grises que existe.

Que es interminable. Claro.

Pero tú ahí has elegido, ¿cuántos?

Uno, dos, tres, cuatro... Nueve.

Empieza por el blanco, que no está dibujado.

Y se termina con un negro puro.

¿El negro con qué lápiz lo has hecho?

Con un lápiz blando.

Muy blando, ¿no? Sí.

Y luego, los primeros grises con un lápiz más duro

y según va subiendo...

He ido graduando la intensidad y la presión sobre el papel.

Eso me ha hecho sacar estos tonos.

Y luego, esto es otro paso, ¿no?

El primer paso es ese,

para hacerte una idea de cuántos grises hay.

Hay infinitos, pero vale con nueve.

¿Y aquí qué es lo que pasa?

He traído un ejemplo, un bodegón con unas figuras geométricas.

Una esfera, un cilindro y un cubo.

Entonces, lo que he querido hacer, de manera exagerada,

son los tipos de sombras que hay.

En este caso, el foco de luz viene de la izquierda.

Entonces, aquí lo que se aprecia es la luz directa del objeto.

La media luz,

que es la parte que da de manera indirecta, la luz.

Y luego, la sombra proyectada es la del objeto.

La media luz sería esta parte porque rebota la luz en el cubo

y resta aquí un poco...

Y porque la sombra natural tiene un poco más de fuerza

que la media luz.

Ah, muy bien. Un poco más de fuerza.

Vale. Y luego, la sombra propia,

que es la sombra propia del objeto, una sombra natural,

que crea el objeto de la luz que no le da.

Muy bien, vale.

¿Y esto a qué nos ayuda?

¿A hacernos una idea de dónde tenemos que aplicar

cada uno de los grises?

Esto nos ayuda a educar el ojo y percibir los posibles tonos que hay

dentro de un blanco puro.

Entonces, los planos que crean, luces y sombras,

pues crean unos medios tonos

y eso es lo que nos hace después educar la vista.

Y a partir de aquí, con esta lección,

podemos seguir construyendo la parte...

Volúmenes de la cara de Buñuel, en este caso.

Lo habíamos copiado de allí, que lo tenemos.

Cuéntanos, ¿cómo lo has ido haciendo?

Explícanos un poco. Bueno, está...

...terminado.

Bueno, los volúmenes generales y demás.

Y aquí está encajado.

Es verdad que aquí hemos explicado que son totalmente...

Es una imagen frontal. Claro.

Aquí cambia, porque al estar la imagen más...

Inclinada. Inclinada.

Claro, los volúmenes cambian.

Pero sí que es verdad que si hacemos una curva,

nos va a coincidir, total.

La dirección de los ojos, las orejas, la nariz, la boca,

y de la barbilla.

Entonces, yo lo que quería hacer

es un poco ir captando y analizando

dónde están las luces, sombras y tonos medios.

Entonces, veo que de aquí podemos seguir manchando la parte...

...de la oscuridad.

Aquí están las cejas, un poco.

Aquí podemos crear lo que es el ojo.

Aquí tiene sombra.

Luego, siempre, con el dedo podemos difuminar.

Claro. Y demás.

Depende de la intensidad.

Porque si tenemos un negro puro, pues se lo dejamos.

Aquí está la oreja...

¿Y aquí no cabe equivocarse?

Si tú ahora, por ejemplo,

te fijas mal, te distraes, y te sale algo mal,

no puedes borrar con una goma, ¿no?

Digo con la... ¿o sí?

Hombre, con el carbón no es aconsejable tampoco.

Porque la goma de borrar, quieras que no, te deja huella.

Es una manera de...

Luego lo tienes que seguir trabajando.

Porque es mucho tiempo. Esto son volúmenes generales.

Luego, a partir de aquí, se va construyendo.

Y demás.

Y ya está.

Entonces, lo que vamos a hacer es ir trabajando, trabajando...

Hemos visto, más o menos, cómo vas copiando.

Porque se trata de copiar. Sí.

Pero saber dónde tienes que hacer la sombra más fuerte,

dónde la tienes que hacer... Claro.

Dónde están las luces, sombras, tonos medios...

Aquí se puede ir manchando un poco también.

En fin, es un poco... Sí.

Pero bueno.

También es dedicarle tiempo.

Ahora mismo, en un par de minutos, no nos va a dar tiempo.

Pero ¿qué es lo que debe saber quien quiera hacer esto?

¿Qué debe saber?

La gama de grises que has explicado,

dónde dan las sombras de un modo u otro...

¿Y qué más?

Pues cuando se analizan los tonos medios de luces y sombras,

eso te permite adentrarte en otro mundo un poco más complejo.

Entonces, ya se puede empezar por el color.

Cuando el dibujo, el encaje...

...lo tienes madurado,

puedes seguir trabajando con ese tipo de cosas.

Supongamos que somos críos

y que lo que queremos es pintar.

Pintar de colores una cara.

Tú nos has traído aquí una cara de Buñuel

con unos trazos de color, ¿no?

Explícalo. Sí.

Lo que he traído con los lápices de colores,

es una simplificación del volumen general.

Tampoco hay nada concretado.

Tan solo están los volúmenes generales.

A partir de ahí, trabajando, y luego los lápices de colores...

Nos recuerdan...

Es el idioma espontáneo de nuestra infancia.

De pequeños hemos crecido con los lápices de colores.

Esa destreza que se coge con los lápices de colores,

ese manejo, ya está.

Y luego, lo que nos permiten los lápices de colores,

que al ser una de las técnicas secas,

es que no tenemos que diluir con agua.

No tenemos que esperar un tiempo de secado.

Simplemente es coger el lápiz...

Es, digamos, la técnica más sencilla que hay para colorear.

Sí.

Y luego, los lápices...

Como pasa con los lápices en blanco y negro también,

¿los hay más blandos y menos blandos?

¿O son todos más o menos...?

Son todos, depende.

Hay lápices más duros, otros más blandos.

Depende también de la marca y de la calidad.

Por eso varía, claro.

Y si son muy buenos, ¿son más blandos o más duros?

Si son más buenos, es que dibujan mejor.

Sí. Te da la facilidad también...

Que nos e parte la punta...

Pero ¿cómo es la materia?

No sé, ¿es un poco más blanda...?

¿Te permite hacer más tonos con el mismo color?

Sí. Si lo haces más flojito,

o si aprietas un poco más...

Te permite crear también más y menos intensidad.

Luego, también te permite trabajar por capas.

Los lápices de colores pueden ir superponiendo capas.

Aquí tú has hecho eso, ¿no? Sí.

Has superpuesto varias capas.

Por ejemplo, aquí veo amarillos, se ve el azul...

Encima del amarillo, verde.

Rojo. Sí.

Te permite ir un poco...

La manera de dibujar también te puede variar.

Podemos conseguir con un entramado de rayas un volumen.

La verdad es que los lápices de colores...

También es un mundo dentro de...

Vale, yo creo que seguir con el tema del color

quizá sea demasiado complicado

en el momento en que estamos todavía.

Y para la próxima vez que nos veamos, si te parece bien,

podemos dedicarnos al cuerpo humano.

Si quieres, nos terminas de hacer el dibujo.

Sí.

Y nos explicas lo que sea que tengamos que saber de él.

Y luego pasamos a ver cómo es el canon del cuerpo humano.

Cómo podemos hacer ejercicios

para familiarizarnos con las proporciones.

Sí, una vez que hemos tocado el tema del retrato,

pues seguir con el canon de la figura humana.

El canon de...

Y después, seguir con un encaje de manos...

Manos y pies. Y pies, que también es...

Es complicado e interesante. Sí.

Y luego, podemos seguir con el círculo cromático.

Y, a partir de ahí...

Es verdad que cuando se tienen las nociones de los colores,

de las mezclas: primarios, secundarios, terciarios...

Ya nos permite madurar el dibujo. Claro.

Y profundizar en esto. Sí.

Por eso he querido traer una cosa sencilla,

como es el retrato de Buñuel, con cuatro o cinco tonos mínimo.

Y a partir de aquí, ya seguimos. Muy bien, Juan Carlos.

Ha sido, como siempre, un verdadero placer

compartir estos minutos contigo.

Tan instructivos, además.

Nos vemos pronto. Gracias.

Les invitamos ahora a recordar

cómo es la nueva sede de la fundación Giner de los Ríos.

Una apuesta en consonancia con el ideario

de la Institución Libre de Enseñanza y su primer inspirador.

Vemos un fragmento,

y luego puede terminar de verse completo en la Red.

Cuando empezamos con el proyecto y ganamos el concurso,

lo que nos encontramos en el solar

fue una serie de pabellones rodeando un jardín, básicamente.

Algunos con interés, otros con menos interés.

Unos a punto de caerse, en muy mal estado,

y otros, digamos, que necesitaban...

una reforma integral.

De los edificios originales mantuvimos dos de ellos.

El primero, la casa Giner de los Ríos,

y el segundo, el pabellón Macpherson.

El pabellón Macpherson es un edificio que recoge parte...

del ideario institucionista,

en tanto, que era un reflejo de su manera de enseñar.

Carentes como carecían de un programa educativo convencional,

el acercamiento a la naturaleza era tremendamente importante para ellos.

De hecho, Giner tenía esa frase maravillosa

que decía que cada niño debía disponer de un metro cúbico de aire.

Y debía estar en pleno contacto con la naturaleza.

El pabellón Macpherson fue el primer ejemplo construido

de ese ideario institucionista,

que es que, como explicaba, va desde la manera de enseñar

hasta los espacios donde se debe enseñar, las aulas.

-La casa en la que él vivía

era una casa que no tenía gran valor arquitectónico.

De hecho, había sufrido muchísimos cambios.

Y el único que realmente tenía valor era el pabellón Macpherson,

pero el resto, como tal,

no tenía un valor más allá de la memoria y el arraigo

que tiene toda la gente que ha quedado vinculada

a Giner de los Ríos y a la institución.

(Música)

-Una de las cosas más interesantes que nos encontramos

cuando visitamos por primera vez el edificio o el complejo

fue un jardín que los institucionistas plantaron

nada más recuperar la propiedad.

Era un jardín interior en el centro de Madrid

completamente desconocido,

que tenía una parte primera muy densa, muy salvaje,

que se atravesaba a través de una ese,

que se había construido con pavimento de granito.

Esa idea de...

tener una serie de experiencias espaciales diferentes

a lo largo del recorrido,

fue muy importante a la hora de pensar el edificio.

-La propuesta arquitectónica que hicimos consiste en un jardín,

en hacer un jardín, construir un jardín,

es lo más importante.

El resto son elementos que acompañan al jardín.

Se recupera lo existente, pero el edificio nuevo

es como una envolvente de una especie de vacío

donde el jardín que entendía Giner de los Ríos

como lugar donde los niños tenían su metro cúbico de aire

es lo más importante.

(Música)

Javier Campano es un fotógrafo que ha utilizado principalmente

el blanco y negro para realizar su obra.

Sin embargo, a partir de 2010, se olvida y adopta el color

y la fotografía digital.

La exposición que vamos a ver es una buena muestra de su obra

a lo largo de los años,

sus muchos años como paseante curioso

y fino observador.

(Música)

-Cuando te vas de vacío, mal asunto.

Porque te vas mosqueado.

Es como si en el paseo

me hubiera quedado al 20 %, yo qué sé.

Pero bueno, está mejor si vas con la cámara y tal.

Está bien llevarse siempre algo.

(Música)

Al principio, me ponía muy triste.

Cuando empecé a hacer fotos,

pensaba que iba a salir a la calle

y que todas las fotos iban a ser la bomba.

Y claro, cuando me volvía a casa sin nada, me ponía tristón.

Entonces, poco a poco te sueltas.

Está bien tener recursos,

varias cosas en la cabeza.

Si no ves una cosa, pues otra.

Inventarte historias.

Como esto de la poesía, como los números...

-Javier Campano es un fotógrafo de calle.

Es uno de los estilos más característicos de la fotografía.

Encontrar en la experiencia cotidiana

los motivos que luego se fijan en la cámara.

En un momento determinado, decidió hacer un trabajo

de encontrar cuadros no pintados.

En realidad, esos cuadros están puestos allí

por los distintos problemas de decoración.

Los programas de decoración de las calles o de las casas.

Y él, a partir de un enfoque selectivo,

de una fragmentación de estas cosas,

encuentra imágenes que le recuerdan

o que pueden evocar a los espectadores

cuadros abstractos históricos,

en muchos casos de los pintores que a él más le gustan.

Un comisario de una exposición tiene que modificar...

...la exhibición de las obras, la presentación,

en función de una serie de criterios que tienen que ver con la luz,

con el tema...

Que tienen también que ver con la atención del espectador,

que hay que procurar conseguirla.

Para esto, tenemos una serie de recursos bastante amplia.

Entre ellos, está el poner las fotos sin marco.

Al principio, me asusté un poco. (RÍE)

Porque me sonaba...

Dice: "Las fotos del cielo, en el techo.

Y las fotos del suelo, en el suelo".

Y todo pegado a la pared, y digo: "Joder".

Y no, bueno, al final no era tanto.

Estaba muy bien explicado, yo lo entendí mal.

Pero quedaba bastante bien.

Es otro punto de hacer las cosas, otra manera.

-Lo del marco es una convención un poco absurda

que viene del mundo de la pintura y todo eso.

Y, en general, con la fotografía no tiene el menor interés

porque proteger una fotografía carece de importancia.

Si una fotografía se estropea, se hace otra copia nueva y adiós.

La fotografía, por esencia, es reproductible.

-De todas formas, me siguen gustando mucho las fotos

con su margen blanco y su marco.

Sin recargar nada, pero vamos, bien puestas.

-Esas imágenes pegadas en la pared,

construyendo una especie de fresco urbano,

en el que tanto la escala de las imágenes

como su lugar aproximado, arriba o abajo,

tienen que ver también mucho

con cómo están situadas en la realidad.

El suelo está abajo y el cielo está arriba.

Para mirar al cielo, hay que subir la mirada.

Y para ver el suelo, habrá que bajarla.

Por lo tanto, intentamos proponer al espectador

que haga este ejercicio tan interesante

de mover sus músculos del cuello

y por tanto, hacer un poco de Pilates aprovechando la ocasión.

(Música)

Pero si te fijas, fotos de portales hay muy pocas.

Son todo fotos de números.

Encontrados al tuntún.

Pero sí, hay menos.

Suelen ser de dos dígitos o de uno.

Pero no sé, ya iré...

Esta serie sigue abierta. No se va a acabar así como así.

Además, es infinito esto de hacer fotografías de números.

Y es divertidísimo.

Es muy divertido.

(Música)

-Hay una sala que nos cuenta una mañana

que empieza con la llegada a una ciudad

y luego vamos recorriendo el exterior de esa ciudad.

A la luz plena del día.

Y después, la cosa empieza a cambiar.

Empezamos a entrar en interiores, la luz es más distinta,

es más amarilla, artificial.

Y vamos llegando al crepúsculo, y finalmente, hay una puesta de sol.

Son imágenes que nos sugieren, claramente, un paseo largo.

Y vamos viendo cómo la luz va modificando lo que vemos.

En cierta medida, lo podemos hacer en cualquier momento.

Lo hemos generado en el espacio.

(Música)

Javier tiene bastantes fans.

Ha tenido pocos premios.

Quizá el más importante ha sido este de la Comunidad de Madrid.

Para toda esta gente,

encontrar que Javier es lo suficientemente joven,

siendo ya un poco mayorcito, como para renovarse,

es un acicate, como puede ser para cualquiera.

Es una auténtica maravilla ver cómo alguien no se repite

sino que sigue innovando, experimentando.

Para el público que no conozca su obra,

va a ser un descubrimiento.

Se van a encontrar con una imagen de la ciudad

que en buena medida es nuestra ciudad, Madrid,

verdaderamente fascinante.

Yo creo que por los dos lados la cosa va a salir bien.

Pues muy bonita, queda precioso.

Y a este edificio le tengo cariño.

Yo aquí venía antes. Fotografiaba las exposiciones.

Trabajaba para la...

Bueno, para la Comunidad de Madrid.

Venía a hacer las fotos.

Me he visto todas las exposiciones desde hace no sé cuántos años.

Es una sala preciosa.

-A partir de 2010, Javier Campano cambia blanco y negro por color.

Es a partir de ahí cuando los pedazos que arranque a las ciudades

se conviertan en nuevas obras de arte,

casi obras suprematistas.

A lo largo de esta exposición,

en la sala Canal Isabel II de la Comunidad de Madrid,

vamos a poder contemplar los márgenes de las ciudades.

Unas fotografías que huyen de lo monumental,

de lo evidente, de lo políticamente correcto,

y lo que nos muestran es esa otra ciudad.

La que, sin embargo, forma parte de nuestras vidas.

La que se convierte en escenografía constante de la sociedad.

Javier Campano, fotógrafo madrileño,

que ha querido hacer con su arte

ejemplo inconmensurable

de lo que es el buen hacer fotográfico.

Y, en muchos casos, tomando la abstracción

como perspectiva identitaria.

Una exposición que no puede perderse ningún madrileño.

Ninguno de los ciudadanos que elijan la Comunidad de Madrid

como lugar de referencia.

Una exposición que, además, será apta, del gusto,

para todos los públicos.

La editorial Turner ha publicado este libro inclasificable

y extraordinario:

"Lingo: guía de Europa para el turista lingüístico".

Del políglota holandés Gaston Dorren.

Se trata de una historia de las lenguas europeas

contada al público general.

Está llena de referencias de lo más variopinto y sorprendente

acerca del carácter de las lenguas y sus relaciones con otras lenguas.

Tanto la común de la que descienden,

como la primera lengua hablada en Europa,

el protoindoeuropeo, el pIE.

No es un libro, sin embargo, para sesudos lingüistas.

Es un libro para todos nosotros, para los turistas de las lenguas.

Y tendremos el gusto y el honor de preguntarle a su autor por él

dentro de una semana, porque estará en España.

Nos vamos. Volvemos mañana martes con un programa especial

dedicado principalmente al recuerdo y la celebración

de la obra de don Antonio Buero Vallejo.

Repondremos un antiguo trabajo confeccionado en "La aventura"

hace algunos años ya por nuestro compañero Rafael Herrero

y contaremos con la presencia de Carlos Buero,

hijo del gran dramaturgo.

Será mañana martes. Buen día a todos. Feliz lunes.

La aventura del saber - 27/03/17

27 mar 2017

Los últimos 3.814 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios