Jugando con las estrellas La 1

Jugando con las estrellas

Sábado a las 22.05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3941199
Para todos los públicos Jugando con las estrellas - 11/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

Mi padre cuenta chistes supergraciosos.

Juega al fútbol y habla en italiano muy bien.

Sus colores favoritos son el blanco y el verde.

¡Mucho Betis!

Mi madre ha hecho varias películas, pero yo no las he visto todas.

Entre las series y el teatro, siempre está estudiando guiones.

Le encanta viajar en el tiempo.

Si Miguel Ángel Muñoz no hubiera hecho trampas,

hubiera ganado "MasterChef".

Mi padre está gordo.

Y no es capaz de hacer esto.

Es cómico, baila, canta y tiene un grupo, Los toreros muertos.

Está loco y es muy divertido.

Muchas gracias.

¿Cómo estáis? Bienvenidos.

¡Esto se llama "Jugando con las estrellas"!

Cuando se estrena un programa, siempre te piden que expliques...

Yo podría daros muchos conceptos.

Pero, para que lo entendáis, famosos con el culo al aire

ante las verdades que cuentan los pequeños de la casa.

Las intimidades, comportamientos, manías...

Lo cuentan todo.

Los niños siempre dicen la verdad.

¿Y tanto sufrimiento merece la pena?

Claro que merece la pena.

Aunque se pondrán rojos,

ellos vienen para conseguir dinero

para la ONG que hayan elegido.

El ganador de "Jugando con las estrellas"

puede conseguir ¡más de 10 000 euros para esa ONG!

Pero queréis saber qué ocurre.

Vamos con nuestros invitados y sus pequeños.

El primero es futbolista internacional.

Un tío muy, muy salao.

Un aplauso para Joaquín, que viene con su pequeña Salma.

Salma, ¿cómo estás?

Bienvenida.

¿Cómo te encuentras? Bien.

Vamos a entrar de cabeza.

Mira el padre cómo se ríe.

Yo vengo más nervioso que ella. Pues prepárate.

Tengo una enorme curiosidad.

¿Cómo va el tema de la ropa?

¿Tiene mucha ropa? Sí.

¿Has hecho los números de cuánto puede tener?

No. ¿No?

¿Pueden ser mil pantalones y camisas?

Más o menos.

(Risas)

Eso es mucha tela.

¿Mas de cien pares de zapatos?

Sí.

A ver, Joaquín...

Es un poquito exagerada.

Tengo mucha ropa.

Sí.

Zapatos tendré más de cien.

Menos mal que sale la verdad.

Pero pantalones, no tanto.

¿Dispuestos a jugar?

Dispuestos a disfrutar y a ganar.

Pues ¡vamos a jugar a la posición!

¿De acuerdo?

Fijaos hasta dónde llega

"Jugando con las estrellas" que hoy concursa aquí... una ministra.

Ministra del tiempo.

Bueno, "Ministerio del tiempo".

Es actriz, presentadora, ¡Cayetana Guillén Cuervo y Leo!

¡Ay, qué ilusión!

¿Cómo estás? Muy bien.

¡Ay, qué ganas tenía de encontrarme con vosotros!

Con qué atención mira las cámaras Leo.

Primera pregunta... ¡Dios mío!

¿Tu mamá ensaya mucho en casa?

¿Repasa muchos guiones?

Siempre está repasando guiones y a veces me pide que se los repase yo.

Vale, le haces la réplica.

Sí, y a veces se equivoca

y ella acusa que han cambiado esa escena,

pero yo no me lo creo.

¡Ah! Ah, vale.

Que no dice lo que tú tienes.

Y ella se inventa que es un problema.

Ha venido dispuesto a largar.

Del negro, pasarás al rojo.

Prepárate, Cayetana.

Muchas gracias por estar aquí. Vamos a jugar.

A ver cómo os presento.

Él es actor barra presentador barra director de cine barra escritor.

Él es un artista multidisciplinar.

Él es Pablo Carbonell y su pequeña, Mafalda.

Qué guapos estos niños, todos.

¡Mafalda!

Qué colores traes... ¿Cómo estás?

Bien. Oye, es hora

de la cena, que es importante, pero creo que tu papá

considera el desayuno más importante.

¿Cómo es su desayuno?

Huevos fritos, salchichas...

¿Y con más cosas?

Sí, con pan,

miel y aceite.

Ah, muy bien. Dieta mediterránea.

Es que siempre quiero desayunar fuerte para comer poco.

Luego, comer para cenar poco y...

Y una cosa lleva a la otra.

Por eso está así. De guapo.

Pues así nos sentamos.

Me encanta que estéis sonriendo.

Porque ahora vamos a jugar.

Les voy a pedir que abandonen el plató.

Os hemos preparados unos juegos. ¡Bien!

No, para los mayores, no.

Se quedan ellos... Para los pequeños.

Un aplauso, se van a la sala de juegos

de "Jugando con las estrellas".

Luego veremos qué hacen.

Y se van a encontrar con una amiga muy especial.

Solos ante el peligro... No os riáis.

No terminaréis riendo. No, estoy aterrada.

Vamos con la primera prueba.

Unas preguntas sobre vosotros.

El día a día, manías, secretillos.

Cada acierto

será un punto. Empezamos

con Joaquín.

Primera pregunta que le hemos planteado a Salma.

¿Qué es lo más asqueroso que hace tu padre?

¿Qué significa lo que haces con la cabeza?

Porque los futbolistas en el campo hacemos...

¿Y fuera del campo?

Nos da igual quién haya, las cámaras...

¿Y fuera del campo? También, por las mañanas.

Siguiente opción, rascarse sus partes.

También. Di que también es del fútbol.

La tercera.

Esto no es del fútbol.

No, no pierdo orina por ahora.

"La salchipapa"...

Que es duro. Es la más dura.

Efectivamente.

¿Qué ha respondido Salma?

Yo me voy a decantar por los mocos.

Sonarse los mocos.

¿Y qué ha respondido?

Lo que más asco me da

es que hace en el fútbol esto...

para sonarse los mocos.

Muy bien.

Es que me lo dice: "Papá, qué cosa más asquerosa".

"Que se ponéis ahí con los mocos".

Es verdad.

Bueno, más que sonarse es lanzar un proyectil.

Cayetana,

es tu turno. Venga.

No te rías.

¿Cuándo está más fea tu mamá? Toma castaña.

Ay, qué bonito.

¿Qué tal te levantas?

Pues no lo sé.

Esto no lo entiendo.

Fujur.

Mira, aquí tengo dudas.

Porque yo...

¿Ein? Quería ver la peluca.

No es esta, es que a mí me mola ponerme pelucas.

Vale, vale.

Se creía que llevo pelucón.

No. A ver, podría ser cualquiera.

Lavarme la cara no lo habrá dicho.

Al levantarme... ¿Y esta tercera?

¡Ah! ¿Sabes por qué es eso?

Porque yo pongo una cara... ¿La voy a tener que poner?

¡Hombre, vamos!

Bueno, es que esto es la cara de Fujur.

¿Recordáis "La historia interminable"?

Lo voy a hacer. Pero podría ser la peluca.

Porque se queda el pelo sudado y aplastado.

Esto merece un primer plano.

¿Dónde está mi cámara? Ahí la tienes.

Pero yo no creo que sea muy fea, es entrañable.

Pues es verdad. Es verdad.

¿A que es Fujur? Lo clavas.

Película de mi niñez.

¿A que sí?

No, perfecto, pero... ¿qué ha respondido ella?

Es él, ¿eh? Que te va a dar.

¡Perdón, él, Leo!

A ver... Ay, ¿que no va a ser esta?

Yo no te puedo ayudar.

Yo creo que sí.

La de Fujur. Vale, marcamos esta.

¿Y Leo qué dice?

Cuando mi madre está más fea

es cuando se lava la cara y se quita el rímel.

Porque se le cae todo el rímel por la cara.

Se le esparce por toda la cara.

Y parece un monstruo. ¡Vamos, un aplauso!

Mira, perdona.

Sois muy sucios. Porque le habéis sacado verdades.

Viene a hundirte.

Pero es porque se me corre el rímel.

Y no lo domino. Ni el "waterproof" ni nada.

No hay "waterproof" en mi vida. Es lo que ha dicho.

Me dice: "Mamá, que se te ha quedado todo negro".

Bueno, Pablo no sé si tiene este problema.

Primera pregunta.

Mafalda, de todo lo que hace papá,

¿qué es lo que más rabia te da?

Que se tire pedos dentro del coche.

¡Ay, qué grande!

Mira, va a ser esa.

¡Qué grande! ¡Ah!... Bueno, sí.

¿Qué? No.

Las propinas las roba ella.

No... Está bien enseñada.

¿Bebes mucha cerveza tú? No, no.

No mucha, nunca he llegado a beberme 40.

Bebo

con más moderación de lo que la gente supone.

Lo de la ropa tirada no le puede molestar.

Porque ella es igual que yo. Vale.

Que me tire pedos...

Eso es que no ha pasado nunca. En los ascensores, sí.

Yo creo

que ella se pone celosa si yo me tomo una cerveza.

La cerveza.

Bueno, marcamos que beba cerveza.

¿Y Mafalda qué dijo?

Lo que más rabia me da es que se tire pedos

en el coche.

Te dan ganas de vomitar, no puedes salir.

Estás atado, ¿sabes?

Encantada de conocerte.

A ver... Ha intentado

hacerse la graciosa, porque no es verdad.

Tampoco se puede decir mucho más.

Las estrellas del rock no hacemos eso.

Sí, es muy habitual.

Pues lo siento.

Vamos a seguir jugando.

¿He fallado yo? Y yo.

¿Qué es lo que más miedo le da a tu padre?

Y que le pinten las uñas.

Tú hablas italiano.

Hablaba.

Pero ¿lo has borrado?

Bueno, hablaba dos palabras en italiano y cinco en español.

(HABLA EN ITALIANO)

(HABLA EN ITALIANO)

¿Y puedes decirme más?

Nada más.

Está bien.

Oye, lo de lesionarse.

Pero no creo que sea. ¿Y lo de hacerse mayor?

Bastante. ¿Te preocupa?

Porque, con su edad,

disfruto mucho con ella.

Que se hagan mayores y cada una coja aire

y estar despierto a las tres de la mañana

con la escopeta en la puerta...

Ya.

Y he dejado para el final

que te pinten las uñas.

No, pero no creo que sea esa.

Bueno, en ese aspecto, hacen conmigo lo que quieren.

Pero ¿no crees? No lo creo.

Entonces ¿qué marcamos?

Me quedaría

con que se hagan mayores. Un sentimiento

de unos padres.

Pero ¿qué ha respondido Salma?

Acierto seguro. Lo que más miedo le da

a mi padre es pintarse las uñas porque parece una niña

con el pelo corto. ¡Es mentira!

A ver...

Joaquín...

Son muy fantasiosos. Eso es imposible.

Los niños no mienten. ¿Por qué dice esto Salma?

No es verdad. Si hacen conmigo lo que quieren.

Pero ¿juegan contigo, te pintan?

Bueno, igual el colorete, los pintalabios, eso entra un poco...

No te gusta el color. De pequeño,

yo me disfrazaba de mujer.

Pero, bueno, las uñas, no.

Tampoco... Eso lo que ha dicho Salma.

No, está claro. Cayetana, es tu turno.

Relájate, que no pasa nada.

Con lo que me ha costado mi carrera...

Te van a ver mejor con la siguiente pregunta.

Es que me parto.

¿A qué época histórica viajaría mamá? Espérate.

Antes de verlo,

¿lo tienes claro? No.

Porque además esto es algo que me preguntan mucho

por el "Ministerio del tiempo".

Pero, bueno, a lo mejor sí.

Pues Leo lo tiene muy claro, pero mira.

A cuando Gibraltar era nuestro.

No.

Ay...

Al siglo de Oro.

¡Jolines!

Al gol de Señor del Malta España.

A eso viajaría él seguro.

A cuando era pequeña.

Pero no lo sé.

¿Y por qué crees eso?

Yo creo que lo ha podido decir por mi padre.

Por volver a ver a mi padre.

Pero creo que ha podido decir eso.

Pero ¿haces referencias a papá en casa?

Sí, muchas. Le echo muchísimo de menos.

Y sobre todo porque Leo no ha crecido con él.

Vamos a ver qué ha respondido. ¡Ah!

Escúchalo.

Pues yo creo que viajaría

a cuando era pequeña.

Y... Porque...

Porque vería a su padre, que está...

en el cielo, y le vería otra vez.

Esto no me lo esperaba.

Esto no me lo esperaba, Jaime, me ha cogido así...

Pero fíjate qué percepción el pequeño.

Tiene muy claro el recuerdo que tienes.

Sí, es verdad.

Está muy presente y, por las noches, hay una estrella localizada

y hablamos con la estrella.

Y dice de ir a ver al abuelo y salimos a hablar con él.

Mucha gente en casa se va a sentir identificado.

Bueno, seguimos jugando.

No todo son risas y pedos.

¿Eh? ¡Pablo!

Vamos allá, pregunta para ti.

Lo peor que hace papá es...

Empezamos bien.

Fingir que es muy leído.

Escúchame, vamos a ver.

¿Por qué bazofia?

Es que hago un plato que le encanta a los niños.

Lo hago muy rápido.

Es fideuá con un poco de tetrabrik, una pastilla de caldo,

frito en kétchup...

Le echo queso encima.

Y les encanta.

¿Y cómo se llama este plato? ¡Bazofia!

Es como un poco comida okupa.

Y le he puesto ese nombre.

Cantar...

Pero me sale muy buena, no es la bazofia.

Cantar... No creo.

Soy el ruiseñor de Los Andes.

¿Y mis deberes?

¿Esto?

Los deberes de mi hija los llevo muy mal.

Es que a mí me gustaría

que desarrollara otras actividades fuera del colegio.

¿Tú quieres decirle algo? No, que los deberes

es un trauma general.

Íbamos a saltar lo dos.

Los mayores pollos en casa son por los deberes.

Rompen la paz familiar.

¡Hombre! Los lápices vuelan.

Yo quiero que estudie guitarra.

No puede por los deberes.

No puede ir a la piscina por los deberes.

Jaime, es verdad.

¿Y esto de fingirte muy leído? Eso no.

A ella la tengo camelada porque me gusta mucho leer.

No, van a ser sus deberes.

Lo has dicho muy seguro.

Y mi hija es una fantasiosa.

Pero ¿qué ha respondido?

Un día mi padre...

Me habían mandado 80 restas.

Mi padre me dijo esto, esto y esto son los resultados.

Y estaban algunas mal porque no se podían hacer.

Y las tuve que tachar.

Solo le dije: "Papá,

no me has ayudado en nada".

¡Sí, señor!

Hombre, lo que me faltaba.

Que sus deberes me tocaran a mí.

Yo ya he pasado por Básica.

Nos tocan, dan por hecho

a varios en casa haciéndolos con ellos.

Como si tuviéramos que repetir la mili.

Seguimos, Joaquín. Venga.

Otra pregunta. Vamos allá.

¿Qué hace tu padre dos horas en el baño?

Qué cosa más asquerosa... ¡Llena de caca!

No, hombre.

¿Qué crees? ¡Madre mía!

¿Pasas mucho tiempo en el baño?

Sí. ¿Dos horas?

No, tampoco, hora y 45.

Pero es verdad

que soy una persona bastante presumida.

Y...

me pego bastante tiempo en el baño.

Pero dos horas es exagerado.

Aquí diría

mirarme en el espejo.

Mirarte en el espejo.

Tú estudias todo lo que llevas.

Bastante, bastante. A ver qué dice Salma.

Mi padre

se mira en el espejo mucho tiempo.

Cuando se viste, se mira.

Cuando se echa gomina, cuando se echa el pelo para atrás,

cuando se seca, cuando se peina,

y tarda dos horas.

¡Compañero, ahí estamos!

Lo reconozco.

Los que somos pobres de pelo tenemos que estar currando un poco.

Hombre, dos horas... Bueno, habéis coincidido.

Otro punto. ¡Cayetana! Sí.

No te encojas, que no pasa nada.

Ya verás.

Ser cada día mejor cocinera.

Que no apaguemos las luces de casa.

Tiene que ser esa porque las demás serían verdad.

¿Cuál dices tú?

Serían todas verdad, pero él se ha quedado con esa.

Porque yo voy detrás apagando luces. Se las dejan encendidas

el padre y el hijo.

A ver qué ha respondido. Escúchalo bien.

Leo.

Lo que la pone histérica

es que nos dejemos las luces encendidas.

Y nos los repite 10 000 veces, hasta que...

las apagamos.

Y yo creo que lo hace porque, si las dejáramos encendidas una noche,

costaría muchísimo dinero.

A lo mejor costaría 150.

No sé si lo has oído.

Leo ha dicho:

"Si las dejáramos encendidas una noche, costaría 150 euros".

Pero ¿qué tenéis, un palacio?

Pero yo no sé por qué ha dicho... 150 euros.

¿Al día o al mes?

No, por la noche.

Pero no sé por qué ha dicho eso. Ha hecho su cálculo.

Porque le parece un pastón, como tiene que ser.

Tarifa nocturna, nada, cero.

Para ellos, no hay interruptores.

Van por la casa, se lo dejan todo encendido y yo voy detrás.

Yo estoy contigo. Que debo ser una pesada.

Pero lo seguiré haciendo. Yo estoy contigo.

A ver, Pablo.

Aunque podamos pagarla, España no puede.

¿Qué hace papá al enfadarse?

Vaya por Dios.

Crea grupos de WhatsApp.

Dime que la cuarta no es.

No, no creo

grupos de WhatsApp.

Suelo coger la guitarra, que es un bálsamo para mí.

Pero tengo un remansito

cerca de Madrid, un sitio donde me desahogo y me siento...

Y vas solo.

Sí.

Y yo creo que, cuando le pregunta a la madre donde estoy,

"Se ha ido a campo".

Mi padre iba de retiros espirituales.

Yo creo que ella ha elegido... A ver.

Oye, Joaquín se encierra en el baño. Cada uno...

Sí, se va al campo solo.

Vamos a ver qué ha respondido.

Cuando se enfada,

dice palabrotas: "Me ponéis hasta las pelotas, dejadme en paz, joder".

¡Me tenéis hasta las pelotas!

¿Estás hasta las pelotas? Es muy poético

lo de ir al campo... Ha quedado muy bonito.

Las margaritas, pero...

Pero no se lo ha creído nadie.

Para un lector de Benito Pérez Galdós...

La realidad.

Ya sé lo que pasa.

Mafalda siempre pregunta cuándo puede decir ella palabrotas.

Vale, vale.

Está en esa fase.

Este no es el momento para decirlas.

Porque vamos a conectar con ellos. Hola, chicos.

¡Hola!

Oye, pero qué guapos. -Gracias.

¿Y esas gafas, Mafalda?

-Me han obligado a ponérmelas.

¿Qué ha dicho?

Me han obligado a ponérmelas.

Ya he dicho que con el sombrero iba bien.

Pero no me han hecho caso.

¿Estáis bien?

(TODOS) Sí. Luego hablaré con vosotros.

Porque os va a visitar una amiga. -Vale.

Vamos a hacer recuento de puntos mientras ellos siguen jugando.

Joaquín, dos puntos.

Cayetana, dos.

Y Pablo, uno.

Es porque tiene mucha imaginación la niña.

Jaime, que sois muy sucios

y ponéis varias verdades. ¿A que sí? Muy sucios.

¡Sucios, sucios!

Es verdad, ponéis varias verdades.

Nos ajustamos a la verdad de los niños, somos rigurosos.

Pero él se va al campo porque está hasta las pelotas, es compatible.

Efectivamente. Sigamos jugando.

¿Cómo andáis de diccionario?

Es que le hemos preguntado a los peques por conceptos,

que nos hagan una definición.

Tenéis que adivinarlo. Vale.

Si acertáis, dos puntos. Cayetana, empiezas.

Venga.

Vamos.

Cuando mi madre está con esto, se le nota

en que está muy tensa y pone caras arrugadas.

Y también en que se le salta alguna lagrimilla.

Lo intenta evitar

haciéndose su propio mundo, su propia cueva.

Y...

Y hablando sola con los armarios.

En una escala del uno a diez, mi madre tiene esto...

...un 8,5. ¡Qué barbaridad!

¿De qué se trata?

¿Cuándo hablas con los armarios?

Cuando tiene esto...

Esto me ha fascinado.

Cuando mi madre tiene esto, se arruga así.

Y hablas con los armarios.

Ay. A ver, me debo arrugar, ponerme tensa, hablar con los armarios.

Monísima. Monísima.

Y me meto en una cueva.

Esto es cuando estoy... ¿Qué?

Preo... Cuando estoy nerviosa.

Estresada.

¿Cuando qué?

Nerviosa, estresada.

¡Correcto, es estrés!

¡Estrés, estrés! ¡Ole!

Dos puntos.

Perdona, Jaime,

voy a bajar y todo, escúchame,

esto no sé si debía acertarlo o no.

Porque ha dicho un 8,5.

O sea, estoy estresada un 8,5 de mi vida.

Yo espero que hoy te relajes o todo lo contrario.

O todo lo contrario. Pablo,

a ver si sabes de qué está hablando tu hija.

Estos señores

no tienen mucho dinero. Tienen entre...

...1000 y 3000. O sea, 2000, vamos.

No son ricos ni pobres.

Trabajan todos los días de la semana.

Pueden estar casados perfectamente.

Porque tienen derecho a ser felices.

Lleva gafas.

Tiene una "tónica" blanca.

Mi padre no podría hacer ese trabajo porque no lo aguantaría.

Adivínalo, papá.

Pablo...

Yo lo tengo claro, tienen derecho a ser felices.

Están casados y tienen una "tónica" blanca.

Si tienen "tónica" blanca...

Sí.

Bueno, yo creo que está hablando... Mafalda conoce muy bien

los hospitales.

Desde pequeña ha tratado con muchos médicos.

Y seguramente

está recordando al hombre, y quiero mentarlo porque...

El doctor Epeldegui, que la ha operado siete veces

y convertido en la mujer que es.

Y...

Y porque... Porque tenemos devoción en casa.

Yo creo que se refiere a los médicos.

Pues...

Es muy interesante lo que cuentas.

Pero no. Ah, no.

Hay uno de estos

que no me dejan decir.

Es de una película que yo quiero ver.

Es una niña que le clavan cuchillos y le giran la cabeza.

¡"El exorcista"! # Han compartido

# nuestra fiesta mejor. #

La diferencia entre estos señores

y el Papa es que el Papa está más gordo.

No me dedicaría a eso porque no soy creyente.

Yo a veces voy a misa en el pueblo de mis abuelos.

Porque mi abuela me obliga.

¡Mafalda, por favor! ¡Cómo!

¡Eran los curas!

Como han dicho que se pueden casar...

Eran los curas.

Y que dice que ella no iría a misa.

Pero ha dicho que son felices y que se pueden casar.

Bueno, no ha podido ser.

A ver, Joaquín.

Venga, ríe.

A ver de qué habla Salma.

Él es de Madrid.

Y es famoso.

Canta en inglés, pero es madrileño.

Entiende español.

Lleva pantalones rotos. Su pelo es color blanco.

Antes lo tenía blanco, pero ya, marrón.

Se lo pone para atrás.

Es muy famoso y gana mucho dinero.

Y tendrá 15 euros.

Se podrá comprar una foto de él,

un helado y una gorra.

A mí me ha despistado.

No, a mí... Enrique Iglesias.

No tiene ni idea.

Es español y canta en inglés.

Es famoso.

Pero no entiende el español.

Pero es madrileño. Pero es madrileño.

Y no entiende español.

No.

Pero será de un pueblo.

Pues, oye, qué quieres que te diga, si es que no te puedo ayudar.

¿Enrique Iglesias no será?

Por lo de los pantalones rotos. Y es muy famoso.

Canta en inglés. Pelo blanco.

Hombre, no.

¡Punset!

Piensa. No tengo ni idea.

Di un nombre. Miliki.

Alejandro Sanz.

Alejandro Sanz. No canta en inglés.

Pero si es que no tengo ni idea.

Espera, no tires la toalla.

A ver de quién habla.

Las canciones de ese señor son guays.

La que más me gusta es "What do you mean?".

(CANTA EN INGLÉS)

Ah, Justin Bieber.

¡Es español!

¡Es español! Me cago en la mar...

Justin Bieber...

Y a mi padre no le gusta esa música.

Y me dice: "Quita esta música".

Si el señor está ahí, yo le digo: "Hazme una foto contigo".

"Oye, ¿me puedes hacer un... (TRABÁNDOSE) autógrafo?".

¡Justin Bieber!

Justin Bieber.

¡Ese señor tan español!

Pantalones rotos y el pelo blanco.

Y el pelo blanco. El abuelo de Justin Bieber.

Querías que no lo acertara.

Pero ¿sabías que está empadronado en Madrid?

¿Eh?

Es un español que canta en inglés.

Para mí es una sorpresa.

Atención, seguimos.

Cuando estáis solos

y nadie os ve, seguro que hacéis cosas

que habitualmente no haríais, ¿verdad?

¿Y? Pues los niños, aún más.

Porque siempre dicen la verdad.

Los hemos puesto en una situación determinada.

Y tenéis que adivinar cómo reaccionan.

Vale. Cómo termina la historia.

Pablo, empezamos con tu pequeña.

Mira, viene con Leo y Salma.

(CHICA) Tengo unos detallitos para vosotros.

Son tres regalos.

Este es para ti y este, para ti, Mafalda.

Muy bien.

(Vibrador)

Esperad, que me llaman.

La compañera dice: "Esperad, que me llaman".

Sale, ellos van a abrir.

Tengo que decir una cosa. ¡Paramos la imagen!

Tengo que decir una cosa.

Eran tres regalos para los tres.

Leo y Salma van a encontrarse con el disco de "Sweet California".

Y Mafalda...

...con unas lentejas.

La cuestión es

cómo reacciona Mafalda.

Intenta cambiar las lentejas. Me parto.

Las tira al suelo.

Se pone a cantar.

Ay, que me parto.

Yo a mi hija la considero muy diplomática.

Lo de tirar las lentejas lo haría Mafalda la de Quino.

Porque no le gusta la sopa en general.

Es verdad.

Se pone a cantar. También es que es muy friki.

Intenta cambiarle...

Yo creo que es buena negociadora y quizá ha dicho...

Voy a apostar

por la idea diplomática.

Porque estás pensando...

¡Se pone a cantar!

Ah, ¿cambias?

Sí, se pone a cantar por "Sweet California"

Es lo más absurdo que puede hacer, pero es que ella es así.

Tú conoces a tu hija. Vamos a ver cómo termina.

Oh, ¿eso qué es?

-Son lentejas. -¿Por qué me dan lentejas?

Si no te gustan, te lo cambio. -No.

Me lo voy a quedar.

Qué penita, ¿no? Qué penita.

Tengo que estar más con mi hija.

Lo ha intentado. Lo siento, Pablo.

No puede ser.

He apostado fuerte.

Has arriesgado.

Joaquín, atención. Vamos allá.

En esta ocasión, Salma es recibida por la maga Inés.

Estoy probando una cosa.

Mira, tengo un espray mágico. -Sí.

Inés le explica que tiene unas propiedades únicas.

Y lo echa sobre los aros.

Coge el anillo.

Salma la está ayudando. Tira fuerte.

No pasa nada, ¿verdad? -No.

-Mira.

¡Oh!

Es gracias al espray.

¡Es magia!

Vamos a probar este.

Cógelo así.

A ver, espera, cógelo.

Una, dos y... tres.

-Pero ¿cómo se hace?

Y ahora,

sigue usando el espray sobre unas cucharas.

Inés se las pone en la cara.

Pues sí que es mágico.

La segunda.

Y la tercera.

Pero es que hay otra.

Cuarta.

Le falta casi la oreja.

Le quita las cucharas. Ella está encantada

de la vida.

Se va y deja las cucharas.

Ya vuelvo, que tengo que atender una llamada.

Deja el espray.

Se lo echa por la cara seguro.

Joaquín, ¿qué crees que ha podido hacer

cuando se queda sola? Mira las opciones.

A bote pronto, la más fácil sería, conociéndola,

que se las intentase pegar en la cara otra vez.

¿Pero?

No la señales aún, que no estoy seguro.

Te he visto ese pero.

Pero a ella le gusta el tema de la laca

y pintarse...

Porque lo ve en casa.

Tú tiras de laca, ¿no?

De todo, laca, espray... Pegamento.

Pegamento, cera, gomina.

¿Qué marcamos?

No, me voy a quedar con la de que se las intenta pegar en la cara.

Yo creo que sí. Vamos a ver cómo reacciona.

La pobre...

Segundo intento.

¡Qué rica, por favor!

Vamos con otra, a ver si hay suerte.

Con todos los mofletes...

Y porque no había más cubertería.

¡Claro que sí, Joaquín!

Estaba claro.

Estaba claro. Estaba claro. Dos puntos, Joaquín.

Cayetana, el momento Leo.

Ay, pobre. Esta es la situación

a la que lo sometemos.

Vamos allá. Una compañera le explica

que le han preparado un vestuario muy especial para el programa.

Para que luzca, brille...

Y le dice que se lo pruebe.

¿Me lo pruebo todo? -Sí.

Ay, pobrecito. -¿Me lo pruebo y me lo quito?

No lo tiene claro. Él quiere hacerlo perfecto.

Le decimos que se lo ponga encima.

Pero ¿qué es? Lo deja y paramos la imagen.

La paramos.

Es que depende de qué sea. Hay un matiz.

A lo mejor no es un vestuario para este programa.

Es un disfraz de gorrino.

¿De cerdo rosa? Ni de coña.

No se lo pone.

De cerdo marrón, todavía; pero de cerda, no se lo pone.

Espérate, que te voy a dar cuatro opciones.

¿De acuerdo? Vamos allá.

Sale corriendo. Sí.

Se lo pone y baila. Ni de coña.

Se lo empieza a poner y se arrepiente.

Directamente.

Él es muy responsable y obediente, y si alguien le dice

que se lo ponga, se lo pondrá.

Pero si me dices que es de cerda, me parece...

Se lo va a empezar a poner

y se arrepiente y se lo quita.

Pero, si es de cerda, no se lo va a poner.

Vale, marcamos la tercera. Cerda, cerdo...

Bueno, has dicho que es rosa. Bueno, de cerdo rosa.

Es que aún no he visto ningún cerdo a lunares.

No sé por qué he pensado en un cerdo marrón.

Se arrepiente y se lo quita. A ver qué hace Leo.

Atención. No.

Sale corriendo.

Sale corriendo.

Sale corriendo.

No he acertado de milagro. Lo tenía claro.

Ha dicho: "Que se lo ponga ella".

Sale corriendo.

Vamos a seguir. Tiene mucho sentido del ridículo.

-¡Hola! Hola, chicos.

-Hola, Jaime, qué tal. Aquí, riéndonos mucho.

¿Qué estáis haciendo?

Mirad qué dibujos más chulos estamos haciendo.

Este lo hemos dibujado entre los tres.

Las estrellas son de Mafalda, el pescado de Leo

y este barco tan chulo lo ha pintado

Salma. ¿Qué te parece?

Me parece muy chulo, yo casi huelo el mar.

Eso he pensado yo.

Está tan bien hecho que parece que están vivos.

¡No! -¡Hala!

¡Qué guay!

-Claro que es de verdad.

Anda, y ha desaparecido. -¡Y ya no está!

¡Ya no está! Mira la cara de los tres.

Bueno, chicos,

tenéis que venir a jugar con nosotros.

Para allá van. Un beso.

¡Choca los cinco!

Salma, Leo

y Mafalda.

Tocadlos, abrazadlos.

El reencuentro con los papás.

Pero hay que seguir jugando.

Recordamos los marcadores.

Atención, la pareja Joaquín Salma,

¡cuatro puntos!

La pareja Cayetana Leo, ¡cuatro puntos!

La pareja Pablo y Mafalda, ¡un puntos!

Pero ojo.

Pero qué punto tenemos. Maravilloso.

No hay nada perdido.

Hay mucho partido, Joaquín, como decís.

Atención.

Ahora tenéis que demostrar que estáis concentrados, compenetrados

y responder al mismo tiempo.

Empezamos con Joaquín y con Salma.

Vamos. Vamos a jugar.

Tenéis ahí

unos pulsadores.

Tres opciones.

¿Listos?

Vamos allá, ¿en qué posición juega Joaquín??

Como extremo, como defensa, en la del misionero.

Cuando queráis.

Salma se lo está pensando.

¿En uno de los tres? A, B o C.

A.

¡Correcto!

Vamos bien.

Vamos bien.

Tenías dudas.

Yo pensaba que no lo sabría.

Bueno, siguiente.

¿Hasta qué edad tomó el pecho papá?

Hasta los seis años, seis meses, sigue tomándolo.

Estoy desenado conocer vuestra respuesta.

Pulsadores.

Salma se lo piensa.

B.

Pulsa la B.

Vamos a ver.

¿Cómo explicas esto, Joaquín?

Si puedes.

Es verdad, has los seis años

estuve enganchado.

Como se dice allí abajo, enganchado a la teta.

Además, recuerdo estar jugando con los amigos en la plazoleta

y, mientras lo demás iban a beber agua, yo iba a...

¡No, no!

Y es verdad.

Ellos repostaban con agua y tú...

Con leche. Muy bien.

Cayetana se lleva las manos a la cabeza.

Que ya tenías dientes, pobre madre.

Pobrecita.

Vamos a seguir.

El de la Champions League, el de la Copa del Rey o un trofeo de caza.

Vamos a ver.

Salma, ¿qué piensas?

Yo pienso...

Tres opciones.

A.

¡No! Esa me hubiera encantado.

El de la Copa del Rey. La Champions no hubiera estado mal.

Que lo queremos todo, hombre.

Vamos a seguir.

¿Contra quién debutó como internacional?

Contra Alemania, Portugal, contra Oliver y, cinco minutos después,

contra Benji. Cinco minutos...

Bueno.

Tu papá ha pulsado ya.

Le hubiera encantado.

A mí me hubiera encantado.

Venga a correr por el campo.

Oliver y Benji.

Pero lo siento, no fue contra ellos.

Era contra Portugal.

Siguiente pregunta.

"La bicicleta".

"Hasta que se seque el Malecón".

"La cucaracha".

Yo ya sé. Salma dice que lo sabe.

¡Correcto!

¡Hombre, está bien!

¿Y quién no lo sabe?

¿Y quién no lo sabe? Una cosa, si Cayetana ha imitado,

tú tienes que bailar con ella. ¡Hombre, por favor!

Mira, aquí, en el centro.

¡Vamos a bailar!

¿Tú bailas conmigo? Vamos allá.

(Música)

Venga.

# Si preguntaste, si averiguaste por mí,

# ahora estoy mejor que nunca.

# Que es mejor solo que mal acompañado, ahora cojo menos lucha.

# Voy a seguir cantando, produciendo, viendo la vida a color.

# Voy a seguir siendo Jacob el inmortal

# hasta que se seque el malecón.

# Hasta que se seque el malecón.

# Hasta que se seque el malecón. #

¿Quién no ha visto ese vídeo?

Qué bien baila, un fuerte aplauso

para nuestros bailarines.

Me encanta.

Ahora, Cayetana y Leo.

Venga, vamos.

Vamos a jugar.

Coordinación, compenetración.

Si hicieran una versión de "El ministerio",

¿qué actriz querría tu madre para su papel?

Scarlett Johansson, Penélope Cruz, Whoopi Goldberg.

Vale.

(RÍE)

Vale.

¡Correcto!

Muy bien. Otro punto.

Tú lo tienes claro.

Scarlett Johansson, me encanta. Y a él también le mola.

¿Te mola? Mira la cara que pone.

Vamos a seguir.

¿Por qué película fue tu madre nominada al Goya?

"Más que amor, frenesí", "El abuelo", "La tonta del bote".

Se lo piensa Leo.

Es que tengo dos y no sé cuál.

Seguro que la has visto.

Creo que sé cuál es.

¡Sí!

Muy bien.

Porque "La tonta del bote" no te suena.

No, estaba pensando en "Más que amor, frenesí".

Porque tenemos un cuadro en casa.

Ah, vale.

Seguimos haciendo memoria.

Vale.

Para Lorca, para Gandhi, para Isabel la Católica.

¡Ay, ay, ay!... Bueno.

¡No, no!

Es que he dudado.

Lo que pasa es que Gandhi, huelga de hambre...

Es un poco...

¿No? Es un poco complicado.

Romperíamos la historia.

He dudado porque son dos personajes que me encantan.

Y por eso él...

Pero hace poco se tuvo que aprender un poema de Lorca en el cole.

Y he pensado que pondría Lorca.

Hay más preguntas.

"Sensación de vivir", "La saga de los Rius",

"Menudo es mi padre".

Esta no me la sé.

¿Qué te pasa, Leo? Voy a adivinar.

Pulsa uno de los tres.

Vale, voy a pulsar uno.

Por favor, estoy rezando.

No hay tiempo, Leo.

¡No!

¡No! ¡Qué pena!

La del Fary.

Tengo una curiosidad.

He adivinado. ¿Has visto la foro del Fary taxista?

¿Te suena de algo este hombre?

Bueno, es que parece muy cachondo.

¿Qué ha dicho?

Que parece muy cachondo, y tiene razón.

No puede ser.

Atención... Por favor, Leo.

Una más. Pero ya hemos perdido, ¿no?

Cuervos.

¿A ver? Espera.

Cayeta... No, vale.

¡Correcto!

Bueno.

Llega a fallar aquí y me muero.

No ha estado mal. Podéis volver.

Es turno de Pablo y Mafalda.

Vamos allá.

Mafalda, simbiosis. Vamos allá.

Mafalda dice que está nerviosa.

Tranquila, que es muy fácil. ¿Jugamos?

Venga, vamos allá.

"Puentes de aguas turbulentas", "Mi agüita amarilla",

"Mi carro".

Pablo, puedes pulsar.

Mafalda se lo piensa.

Estoy entre "Mi agüita amarilla" y "Mi carro".

Pero debes elegir.

La primera canción que cantó en público.

En público, que pudo ser

en el colegio... Ah, en público.

Ah.

¡Correcto!

Por favor...

¡Qué niña más lista tengo! Por favor...

Pablo, es obligado que me expliques lo del carro de Manolo Escobar.

Ah, ¿no la conoces? Es una canción muy famosa.

Y, en los Salesianos, la canté delante del profesor de música.

Y me hicieron cantarla en San Juan Bosco.

¿Y se lo has contado a Escobar? Sí.

Claro, es que yo luego pasé seis años respondiendo

que aún no había encontrado el carro.

Y lo hablé con Manolo Escobar.

Y me dijo: "Pues imagínate yo".

Una canción mítica.

Seguimos jugando.

Los Toreros Muertos actuaron para Felipe González,

la duquesa de Alba, Pablo Escobar.

Mafalda ha respondido antes que tú.

Qué barbaridad.

Pues voy a darle yo también.

¡Correcto!

¡Me he roto el pantalón!

¿Te has roto el pantalón?

¡Me he roto el pantalón!

No pasa nada. Pero ¿qué ha pasado?

Pues que me he enganchado. No pasa nada.

Una aguja, que yo coso rápidamente.

En realidad, Pablo Escobar no vino a esa fiesta.

Estaban sus lugartenientes en la selva de Medellín.

¿Cantaste ante su gente?

Después, solo quedó un grupo de mariachis y unas señoritas

que tenían cara de despistadas.

Todo el mundo salió con las pistolas porque venía el ejército.

¿En serio?

Sí, está en mis memorias.

En un libro muy interesante.

"El mundo de la tarántula". Otra pregunta.

Llegar a la luna, llegar a ser famoso,

llegar al botón del ascensor.

¡No! ¡No!

La del ascensor, seguro. ¡No!

¿Qué has respondido luego?

La del ascensor. Después de haber pulsado...

¿Eso querías hacer tú?

Claro, a mí me preguntaban qué quería hacer de mayor.

Y yo quería ser un poco más alto y tocar el botón del ascensor.

Yo tenía aspiraciones así de humildes.

Estaba dudando. Estaba dudando.

¿Y tú qué quieres ser de mayor?

Actriz y cantante. No es mala cosa.

Sigamos. ¿A qué campamento fue papá?

Al Santo Ángel, al de las Salesianas, al "Campamento Flipy".

¡No!

¡No!

¿Qué ha pasado?

Explícaselo a tu hija.

Mafalda, yo hice una película que se llamaba "Campamento Flipy".

¿Por qué piensa en Santo Ángel?

Porque ha ido muy poca gente a verla.

Vale. Afortunadamente para mí, creo.

El Colegio Santo Ángel. Campamento Santo Ángel.

Bueno, vamos con la última. Mafalda,

por favor, simbiosis.

¿Quién fue su pareja en un programa de los 90?

Ana Obregón, una Mama Chicho, Esperanza Aguirre.

Estoy entre Esperanza Aguirre y Ana Obregón.

Ah, que estás dudando. Papá no puede decirte nada.

Así que...

Papá pulsa.

Hombre, es la más sexy de todas... No, no, no.

No, es una broma. No digo nada.

Mafalda.

¡No!

Para los más jóvenes, ¿Esperanza Aguirre

y Pablo en un mismo programa?

La culpa la tuvo Esperanza Aguirre que, cuando editaba los reportajes,

la gente dijo: "Te mira con ojos de cordera".

Y yo pensé aprovechar esto.

Y, como estábamos intentando consolidar el espacio,

decidí jugar a una pulsión sexual no resuelta con la ministra.

Y ella entró en el juego... Con habilidad e inteligencia.

Y ganó una popularidad que no tendría de no ser por mí.

No sé.

Pues qué bien... Y ni me llama ni nada.

¿Eh?

Yo no conozco a ninguna de las tres.

No pasa nada, Mafalda.

¡Un fuerte aplauso a nuestra última pareja en el juego

de simbiosis, como dice Pablo! Volvemos a posiciones.

Recordamos los marcadores.

Joaquín y Salma, siete puntos.

Cayetana y Leo, ocho.

Y Pablo y Mafalda, cuatro puntos. ¡Bien!

Cuatro puntos.

Pero esto no ha terminado.

En el siguiente juego, los mayores

van a ir a ciegas.

Es el juego de describir objetos.

Los pequeños no tienen ni idea

del objeto del que hablamos.

Pero los mayores sí hemos convivido con estos elementos.

Empiezan jugando en esta prueba que vale dos puntos

Cayetana y Leo.

¡Ah! ¡Para hundirnos! Vamos allá.

¡Para hundirnos ahí!

¡Adiós! ¡Adiós!

Atención... Aquí, Cayetana.

Te debo colocar el antifaz.

Tranquila. No te voy a despeinar. Huy, mis pelos yo yo.

Así está bien. ¿Me lo pongo? Tú podrás preguntarle.

Él puede describir, pensar para qué sirve...

No lo conoce. ¡Mira a ver, que no vea nada!

Perfecto.

Leo, te voy a descubrir el objeto.

Vale. ¿Lo has viso alguna vez?

Vale... Sí. Un momento, ¡tiempo!

Color, forma.

Tiene forma...

Es una broma. ¿Una broma?

Sí.

¿Una broma? Sí, es una broma.

No, yo no puedo...

Es una broma.

Es que no te puedo decir para qué sirve.

Pero ¿cómo podemos bromear con esto?

Haciendo que alguien se tira un pedo.

Pero ¿cómo?

Esto... provoca gases.

Bueno, gases artificiales.

Vale, bueno.

O sea, que alguien se tira un pedo... Perdón.

No quería decir "pedo". Se acaba el tiempo.

Di algo.

¡Que no le metas prisa!

Cinco segundos.

No sé, una pff.... Algo de plástico.

Dos, uno, ¡tiempo!

No, ha sido tiempo.

Ya, pero es que... No lo ha dicho.

Es que no sé ni cómo se llama.

Es que no sé cómo se llama.

Ahí está la gracia del juego. Quítate el antifaz.

Leo...

Lo de que te sientas y pff...

¿Se lo explicamos?

Es una bolsa de agua caliente.

¡Ah!

Pero está genial, cariño.

¡Ah, vale!

¿Cómo lo ibas a saber?

No ha podido ser.

Vamos a seguir jugando.

Es el turno de Pablo y Mafalda.

Hale hop.

Ponte el antifaz. Ponte el antifaz.

Escucha lo que te ordena.

Tú puedes contar lo que quieras.

Me lo voy a poner así.

Pregunta lo que quieras.

Hay un tiempo. ¿Cuánto tiempo tenemos?

Está al revés... ¿Cuánto tiempo tenemos?

Un minuto. ¿Un minuto? ¡Buah!

Que te queda una goma. Pablo, que no es un tanga.

Vale. Buscaba la cuerdecita.

Atención.

Yo te voy a descubrir

el objeto.

Tiempo.

¿Qué es? No, ¿de qué es?

De plástico sólido.

¿Cómo? De plástico sólido.

De plástico muy duro.

¿Lo habías visto? No creo.

Sí, algo parecido. ¿Sirve para calentar?

No. ¿Es peludo?

¿Para qué sirve?

Yo creo que es para coger la escoba.

(RÍE)

¿Qué?

¿Para colgar la escoba?

¡No! ¿Es el recogedor?

Es una paleta para recoger.

Sí.

(RIENDO) Vale.

Es un recogedor. Es un recogedor.

Mi madre tiene tres iguales en casa.

Se acaba el tiempo. ¡No!

Vamos a verlo, Pablo, por favor.

Es algo raro.

Sí es un recogedor.

Es un recogedor.

En mi pueblo,

se llama recogedor. Mafalda...

Es un recogedor, pero no es un recogedor.

A esto le llaman chata.

Una chata, una cuña.

Pero no recoge lo que tú piensas.

¿Es para meter el pie?

¿Para meter el pie?

Tú eres el padre, explícaselo.

Bueno, hija.

Cuando un señor está malito,

se le mete por debajo para que haga sus cositas.

Cuando no se puede levantar de la cama. Se llama chata.

Bueno, pues un recogedor. Eso recoge cosas.

Medio punto por lo menos.

No le falta razón.

Gracias, chicos.

El turno de Joaquín y Salma.

¿Preparados?

Te lo has puesto también al revés... Qué poco...

Atención, porque vamos a descubrir ese objeto.

Salma, mira... ¡Oé!

Se lleva las manos a la boca.

Venga, Salma, dime. ¡Y tiempo!

¿Cómo es, redondo? No.

Es un cuadrado largo. ¿De plástico?

Sí.

¿De qué color?

Negro. ¿Y para qué sirve?

¿Para qué lo usarías tú? No sé...

Para echar fotos.

Entonces una cámara no es.

Para echar fotos.

Dime algo más, ¿qué tiene más?

Tiene una ventanita... transparente.

Para echar fotos, claro.

¿Qué ves dentro?

Como una cinta.

Ah, una cinta. Ah, puede ser un casete...

Un casete antiguo.

Una cinta de vídeo antigua. ¡Sí, correcto!

¡Salma!

Esto...

Ellos no lo han visto en su vida.

Explícale, papá, que es una cita VHS.

Sí.

VHS.

Esto es lo que había antes del CD y del DVD.

Claro, ante no existía el CD, mi vida.

Y por ahí se veían las películas.

Qué raro. Los primeros partidos de tu padre

están grabados aquí.

Todavía tiene. ¡Fuerte aplauso!

Y ya hay que proclamar un ganador o ganadora.

Una pareja ganadora de esta noche.

Estos son los puntos.

Pablo Carbonell y Mafalda, cuatro.

Cayetana Guillén Cuervo y Leo,

ocho puntos.

Y Joaquín y Salma, ¡nueve puntos!

Y atención.

Les pido a Pablo y Mafalda

que vengan aquí.

No os iréis con las manos vacías.

Mafalda,

esto es para tu habitación.

Pablo, el programa te da mil euros para tu ONG.

Ah, pues se lo agradezco muchísimo al programa.

Quería donar estos mil euros a Nipace.

Una fundación creada por el padre de una hija con parálisis cerebral.

Dejó su empresa y creó un centro

para ayudar a estos niños.

Nipace, de Guadalajara. Gracias por vuestra solidaridad.

¡Un fuerte aplauso para ellos!

Cayetana Guillén Cuervo y Leo, por favor, venid.

Gracias por jugar con nosotros.

Ha sido un placer, nos lo hemos pasado muy bien.

Me alegro. Y no os vais con las manos vacías.

Mil euros para la ONG. Pues para la fundación Síndrome 5p.

Para ellos, que necesitan dinero para investigar su enfermedad.

Para Sonia, que es su presidenta, y Sofía, que es su hija.

Mil euros para ellos. Cayetana, gracias.

A ti, ha sido un placer. ¡Leo!

¡Gracias!

Y nos quedamos con los finalistas

de esta noche, ¡Joaquín y Salma!

Venid para acá.

Porque, atención, chicos.

Habéis conseguido 6000 euros para vuestra ONG.

Pero podéis superar los 10 000, lo que sería un gran regalo.

Es un panel con 20 casillas.

Tienen imágenes

que se corresponden con vuestro día a día.

Es un ejercicio de memoria.

¿De acuerdo?

Porque van por parejas. Vamos a ver la siete.

Ese animalillo...

¿El de la izquierda o el otro? El de la izquierda.

El de la izquierda. Es uno de los perritos...

Tenemos otro y ese... ¿Cómo se llama?

Este, Bianco.

Bianco. Vamos con otra.

La número 11.

¿Esto me lo puedes explicar?

Un traje de torero.

Pero ese no soy yo.

No, pero ¿dónde tienes el traje de torero en casa?

¡En la escalera! Pero ¿eso por?

Me lo regaló un amigo mío.

Y porque soy muy aficionado.

De no ser futbolista... Hubiera sido torero.

Bueno, me hubiera gustado.

Otra casilla.

¿Os quedáis con los números?

El número... 14.

¿Y esto me lo puedes explicar?

La culpa de que yo salga así la tiene mi mujer.

Era Halloween y yo me disfracé.

Pero me disfrazó ella y no sé de qué.

Se puso los labios negros.

Gótico, ¿no? ¿Te gusta ver a papá así?

No. No, claro.

Bueno, esto es una idea de lo que os vais a encontrar.

Os lo muestro cinco segundos. Luego se girarán.

¡Uff!

Y tenéis que ir emparejando.

Atención, porque ya van girando.

Y el tiempo empieza

¡ya!

9, 14.

10, 7. Un momento, 9, 14.

¡500 euros cada pareja!

¡Sí, otra pareja!

¡500 euros!

5, 17.

5, 17. ¡Sí! ¡500 euros más!

¿Tú ya no te has quedado con más?

No. Vamos a seguir jugando.

Son 90 segundos. Venga.

13, 20.

13, 20. No, no, seguimos.

Salma, di uno. 12, 6.

12, 6. No, pero...

6, 13.

No, 6, 20. No.

6, 13, no. 6, 20.

6, 20. ¡Sí!

¡500 euros más! Hay tiempo. Corre.

16, 4.

Vamos allá, a girar la casilla. ¡No!

13, 4. Vamos a ver.

¡500 euros más!

Vamos sumando.

20 segundos. 18, 15.

Vamos a verlo... No.

18, 3.

A ver, organización, sí. ¡500 euros más!

18, 3.

¡Bravo! Sí, 500 euros, muy bien.

11, 2.

11, 2.

¡500 euros, entraron, entraron!

¡Entraron, entraron!

Muy bien, mi vida.

Os tengo que anunciar

que habéis conseguido para esa ONG... ¡10 000 euros!

Joaquín, vamos a recordar...

...por quién habéis concursado esta noche.

Pues mira, va destinado

a la Fundación de España Contra el Cáncer.

Que lleva muchos años ayudando a los enfermos

a curar esta enfermedad.

Y van para ellos, para que sigan haciendo esa labor tan importante.

Gracias, Joaquín y Salma. Nosotros volvemos

en el próximo programa. ¡Gracias!

¡Adiós, adiós!

¡Mucho Betis! ¡Mucho Betis! ¡Mucho Betis!

(SE TRABA)

(SE TRABA)

(TARAREA)

Pues sí que me lo has puesto difícil.

Me da vergüenza que mi padre me dé besos delante de la gente.

Estoy por pisarlo un día.

Y decirle: "Ay, lo siento, papá".

"No era mi intención, papá".

Jugando con las estrellas - 11/03/17

11 mar 2017

Jaime Cantizano presenta este nuevo formato de origen inglés en el que los espectadores descubrirán a los famosos como nunca antes
Sorprendentes revelaciones y divertidas anécdotas en un concurso en el que tres parejas formadas por rostros conocidos y sus hijos, u otros pequeños familiares, competirán por una buena causa
Cayetana Guillén Cuervo, Samantha Vallejo-Nágera, Pablo Carbonell, Lolita, El Sevilla, Roberto Carlos y Joaquín Sánchez, entre los famosos

Contenido disponible hasta el 11 de marzo de 2020.

ver más sobre "Jugando con las estrellas - 11/03/17" ver menos sobre "Jugando con las estrellas - 11/03/17"
Programas completos (8)
Clips

Los últimos 51 programas de Jugando con las estrellas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios