Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Fuera de emisión

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
2880395
Para todos los públicos Jara y sedal - La tenca de Los Barruecos - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Comenzamos nuestro programa en estas instalaciones

del centro nacional de acuicultura "Vegas del Guadiana".

Aquí, a pocos kilómetros de Badajoz,

se lleva a cabo un importante trabajo de producción

de la protagonista del capítulo de hoy, la tenca.

En este complejo, se crían especies de aguas cálidas

como la carpa royal y la tenca,

destinadas a la repoblación principalmente

de espacios acuáticos de la región.

Fue Carlos V quién comenzó a dar fama

a este ciprínido por estas tierras.

Y hoy en día, el consumo de la tenca es una tradición popular extremeña,

ten extendida que hay hasta quien se atreve

a pedir su denominación de origen.

Con las charcas rebosando por el agua del otoño y del invierno

y después de haber pasado unos rigurosos controles,

estas tencas están preparadas para repoblar

las distintas lagunas que se reparten

por estas tierras de conquistadores.

Es noche cerrada aún en el barrueco de abajo.

Un cielo encapotado y un frío un tanto raro, a principios de junio,

dan la bienvenida a los pescadores más tempraneros.

Sin perder tiempo,

comienzan a preparar su pesado y voluminoso material.

Buenos días. -Buenos días.

Se desplazan hasta su puesto que ha sido sorteado previamente,

y empiezan a cebar la zona de pesca,

muy importante antes de lanzar las líneas.

Estas bolas de engodo preparadas con harinas naturales

que no contaminan las aguas de la charca,

son el cebo perfecto para atraer a la tenca.

Con las primeras luces, las primeras sorpresas.

Una hembra de somormujo incuba su nido en medio de la laguna,

a escasos metros del puesto de Julio.

A la hora de escoger el cebo de la línea,

existen diversas posibilidades.

Hay quien se decide por el gusano,

y hay quien prefiere la masilla o el pele.

Cualquiera de ellos es perfecto para engañar a la tenca.

En esta charca, en el Barrueco de Abajo,

la mayoría han descartado el cebo vivo,

para evitar a los percasoles, muy abundantes en esta laguna

y que atacan con especial voracidad a cualquier tipo de gusano.

Tan sólo el croar de las ranas,

rompe el silencio reinante en los Barruecos.

El intenso frío con el que se ha levantado la mañana

obliga a los pescadores a abrigarse como en pleno mes de enero.

La actividad de este ciprínido de aguas cálidas

decrece de manera radical con los cambios bruscos de temperatura.

A pesar de todo, nadie abandona su puesto,

y esperan que el día mejore, a medida que avance.

El paisaje de los Barruecos se caracteriza

por dos singularidades bien diferenciadas:

los enormes bloques de granito que les otorgan su peculiar aspecto

y el vuelo pausado de la cigüeña blanca.

Aquí, se puede observar la mayor colonia de Europa en estado natural

de esta zancuda.

Infinidad de nidos coronan las grandes rocas

dispersas por este entorno seudoestepario.

Las 9 de la mañana es el límite para poder cebar los puestos.

Los más rezagados aprovechan los últimos minutos,

y otros como Eugenio, colocan en el señuelo su cebo casero

a base de miga de pan.

Para Eugenio, no hay nada mejor que la pesca a la inglesa.

Mira que bonita es.

Mientras Eugenio disfruta de su primera captura,

Julián espera paciente el mínimo movimiento

de la punta de su caña fija de 8 metros.

Sin ayuda de carretes, este tipo de cañas telescópicas

requieren de una destreza del pescador

a la hora de traer la captura hasta la orilla.

Julián tiene duda del tamaño de esta tenca.

Y con la ayuda de un rudimentario, pero seguro método,

comprueba si a de devolverla a la laguna o no.

Tiene 17 centímetros.

Voy a tender la caña en busca de percasoles.

-Vale.

Especies como el percasol son en esta charca muy abundantes.

Eugenio junior sabe que no hay nada mejor que un gusano como cebo

para provocar los ataques de este pequeño voraz depredador

que tanto daño hace a nuestros ecosistemas.

En la otra orilla, Félix, parapetado con su abrigo,

tiene una nueva captura, y ya van tres.

A penas unos minutos después de lanzar,

Eugenio junior ya tiene su primer percasol del día.

Es junio, época de reproducción del somormujo lavanco.

De 27 a 30 días, dedicará esta pareja a cuidar de los huevos,

y a mantener en perfecto estado el nido.

Hierbas, algas, y hasta troncos de considerable tamaño,

son transportados hasta el nido y colocados estratégicamente

para que la puesta no sufra daños.

A media mañana, el frío parece haber remitido un poco

y la actividad en el fondo de la laguna

empieza a dejarse notar más.

Y Peter lo comprueba con una curiosa picada.

Vienen dos, mira. -Picada doble, chaval.

Esta tiene 15,5, así que la voy a echar al gua.

Tiene la medida, pero la vamos a tirar.

Paseando por Malpartida de Cáceres, uno puede sentir la historia,

la unión con la naturaleza y la cercanía de sus gentes.

Es posible empaparse de cultura,

pues no hay que dejar pasar la oportunidad

de visitar el museo Vostell,

que esconde una de las mejores colecciones

del arte vanguardista europeo.

Después de visitar Malpartida,

nuestros amigos han decidido cambiar de laguna.

El Barrueco de arriba nos recibe con algo más de calor

y con un cielo bastante menos amenazador y plomizo.

Al igual que por la mañana,

cada pescador tiene asignado un nido de puesto

que ha sido elegido por sorteo.

En esta laguna,

la ausencia de percasoles permite lanzar con cebo vivo,

y ejemplares de buen tamaño empiezan a dejarse ver.

Peter es el primero en comprobar que, aquí arriba,

las pencas están más activas y atacan los señuelos con más rapidez.

El cambio de puesto permite, además, poder cebar de nuevo.

Entre las 4 y las 6 de la tarde,

cada pescador lanza su cebo de la manera más eficaz posible.

Esta vez, Félix utiliza este artilugio

para arrojar elástico allí donde tiene puesta la bolla.

Félix prueba suerte con dos cañas, una fija de 8 metros

y otra de carbono con carrete de unos 4.

Alrededor de los 4 embalses que conforman los barruecos,

existe una variada fauna de aves, mamíferos y reptiles

que merece una parada para disfrutarla.

Cigüeñas blancas, garzas reales, cigüeñuelas, galápagos leprosos

porrones y ánades reales, entre otras especies,

disfrutan de este espectacular entorno natural.

Esta vez es la caña de Julio la que se dobla, y de que manera.

No es nada fácil la maniobra de poner al pez fuera del agua,

si tenemos en cuenta

que con una mano tenemos que manejar 8 metros de caña,

y con la otra, otros tantos de sacadera.

Resulta evidente que, esta vez, Julio no necesita comprobar

el tamaño de la tenca.

A la vista está que es un gran ejemplar.

También las cigüeñuelas están ocupadas en las tareas de crianza.

Mientras el macho repone fuerzas,

la hembra esconde a sus polluelos en el lugar más insospechado.

Con las últimas luces de la tarde, le toca el turno a Paco,

que con gran pericia, logra sacar la tenca.

Félix es el único que no se ha estrenado todavía en esta laguna.

Repone el cebo vivo y lanza los 8 metros de línea al agua.

De las dos cañas que Félix tiene en el puesto,

es la fija la que logra la picada.

La espera merece la pena

cuando lo que se saca es una tenca de semejante tamaño.

La tarde se está echando sobre los Barruecos,

y Peter consigue otra picada

cuando estaba a punto de recoger sus aparejos.

Otro gran ejemplar, lo que hace del Barrueco de Arriba

una laguna propicia en piezas de buen tamaño

capaces de satisfacer al más exigente de los pescadores.

Es un instinto,

es tu refugio,

es tu futuro,

es tu gente,

es tu vida,

es tu desafío.

"Jara y sedal", la revista de los cazadores.

  • La tenca de Los Barruecos

Jara y sedal - La tenca de Los Barruecos

28 nov 2014

La tenca es un pez desconocido para muchos pero en Cáceres goza de una tremenda popularidad, tanto que en Malpartida de Cáceres cada Agosto se celebra la Fiesta de La Tenca. En Los Barruecos disfrutamos de unas jornadas de pesca de este pez acompañando a unos experimentados pescadores de la zona.

ver más sobre "Jara y sedal - La tenca de Los Barruecos" ver menos sobre "Jara y sedal - La tenca de Los Barruecos"
Programas completos (179)

Los últimos 181 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios