Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4855092
Para todos los públicos Jara y sedal - Rececho en Calanda - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Nuestro destino hoy es el Bajo Aragón,

y más concretamente

los alrededores del municipio de Calanda.

Los restos arqueológicos que se han encontrado

a lo largo y ancho de toda esta comarca

demuestran que en el Bajo Aragón

ha habido presencia humana desde la era Paleolítica.

Esta parte de la comarca tiene una vegetación

en la que predomina el bosque mediterráneo,

pinos carrascos, pinos piñoneros, encinas, lentiscos,

sabinas y enebros

dan cobijo hasta a diez especies de aves

además de un gran número de mamíferos e invertebrados.

Situado entre las montañas Clocha y Tolocha

está el paisaje del Emblase de Calanda.

Construido sobre el río Guadalope

sus aguas refuerzan los riegos del Bajo Aragón

en el sector de Alcañiz.

El embalse se enmarca en un bello paraje

rodeado de bosques y encajonado entre sierras.

Sus 312 hectáreas

son un lugar más que interesante

para la pesca de carpas, barbos y basses.

Parte de sus orillas se muestran escarpadas y salvajes

y son el entorno ideal

del protagonista del programa de hoy,

una de las especies emblemáticas de la fauna ibérica.

Como ya hemos dicho

el macho montés es sin duda

una de las especies

más representativas de nuestra Península.

Su caza se remonta a la Prehistoria

y está presente

en la gran mayoría de núcleos montañosos peninsulares.

Existe un claro dimorfismo sexual.

Ambos sexos poseen cuernos no ramificados

y que son mucho más desarrollados en los machos que en las hembras.

Gracias a sus pezuñas,

la cabra montesa se adapta extraordinariamente

a terrenos abruptos y de difícil acceso.

En La parte blanda de sus pies

tiene una almohadilla antideslizante

que la convierte en una experta escaladora.

A lo largo del año

los machos forman grupos separados

de las hembras y los ejemplares jóvenes.

Entre los meses de noviembre y enero llega la época del celo

y entonces los grupos se convierten en mixtos.

En cada grupo hay un macho líder

que es el encargado

de montar a las hembras que están receptivas.

Por norma general

la aceptación de la hembra es mayor hacia los machos de mayor edad,

que son los que pasan más tiempo luchando por el control del grupo.

Habrá que parar por aquí, no?

Si vamos a mirar aquí lo de las peñas estas,

Vamos Ron, baja.

La licencia y los papeles

Lo llevo en la mochila.

Cógeme las balas que están ahí.

El rifle....

y poco más.

Para este rececho

vamos a acompañar a dos madrileños

que son unos enamorados de estas tierras aragonesas,

Borja y Manuel.

Cada temporada no faltan a su cita

ni con Calanda ni con el macho montés

y a pesar de que ya son muchos años repitiendo,

estas sierras les sorprenden cada vez que vienen.

Los dos son cazadores de mayor y menor

pero por unas cosas o por otras

en la actualidad practican más la caza mayor.

Hoy va a probar suerte Manuel

que a los seis años

ya acompañaba a su padre en busca de perdices y conejos.

Desde que Borja abatió su primer jabalí

no ha dejado de practicar su afición favorita,

aunque como hoy,

también disfruta

acompañando a su amigo Manuel en este rececho.

El entorno del embalse

es un buen sitio

para avistar a los grupos de cabras en busca de comida y de agua.

Desde las alturas de esta serranía la vista es impresionante.

Ese cinto redondo que va entre los pinos,

por detrás hay unas peñas,

donde acaba pero detrás,

Si ahora está de frente, ¿verdad?

tiene su cuerno derecho roto,

tendrá tres años y medio o así.

Ocho o diez centímetros, ¿no?

Hay hembras a la izquierda.

Además de amigos Manuel y Borja comparten trabajo,

se dedican a la Gestión y Asesoramiento

de Fincas y Cotos de caza en todo el territorio nacional.

Actualmente llevan el control de 12 fincas privadas

y unos 20 cotos aproximadamente, entre ellos dos de macho montés.

Aquí si pegara el solecito ...

Aquí lo bueno que tiene

es que vas dominando desde lo alto todo,

las dos caras, las dos vertientes.

Y ves todos los bichos antes de que ellos te vean.

Siempre hay que procurar cazar desde arriba.

Existen cuatro subespecies de cabra montesa en la Península,

la que Manuel y Borja van a cazar

es la conocida como cabra de Beceite y Sierra del Maestrazgo,

que se diferencia de las otras especies

por su cuerna avionada,

unos trofeos que tienden a subir

para después abrirse a los lados sin apenas flexión.

Para muchos cazadores como Borja y Manuel,

la cabra montesa es la reina de la caza mayor

tanto en España como en Portugal.

Es el trofeo

con más valor y categoría en nuestro país

por tratarse de una especie endémica que sólo se puede cazar aquí

y que atrae a aficionados de todas las partes del mundo.

Mira el macho.

Si es grande.

¿lo ves?

Si, si.

Debajo de la pared.

Y ahora sube para arriba, si.

Míralo con el visor, tiene buena pinta.

Ahí está con cabras.

Desde luego el pecho es negro, negro.

A pesar de que el macho les parece un buen ejemplar

prefieren seguir el rececho.

Nosotros vamos a aprovechar

para acercarnos

hasta una de las muchas joyas abandonadas y dispersas

por nuestro país,

las ruínas del Convento del Desierto de Calanda.

A tan sólo ocho kilómetros de Calanda,

en un solitario y escabroso paraje,

encontramos las enormes e imponentes ruinas

de un antiguo Convento de Carmelitas Descalzos.

La fundación de este convento se remonta a 1680,

cuando los religiosos decidieron instalarse aquí

atraídos por la belleza y el aislamiento del lugar.

155 años después, allá por 1835

el Convento fue abandonado definitivamente

y sus ruinas hoy en día

guardan innumerables secretos

de una parte de la historia de nuestro país.

El abandono, el olvido

y los desalmados visitantes

que llenan las paredes de pintadas sinsentido

menosprecian a esta joya

declarada en 2003 como Bien Catalogado

del Patrimonio Cultural Aragonés.

Nos desplazamos ahora hasta Alcañiz para deleitarnos con otra joya,

pero esta vez del arte rupestre.

El conjunto de pinturas de Val del Charco del Agua Amarga

está considerado

uno de los conjuntos de arte rupestre levantino

más interesantes y completos de la Península Ibérica

y que ha sido declarado por la UNESCO

Patrimonio de la Humanidad.

Un total de 80 figuras, todas ellas en color rojo,

componen este impresionante conjunto pictórico.

La figura de esta cabra

demuestra que la especie lleva en la zona

desde los albores de la Humanidad.

Un lugar de obligada visita

para conocer más de cerca

cómo vivían y pensaban nuestros antepasados más cercanos.

Estamos en diciembre.

Acompañamos a José Luis,

Que va a dar una vuelta por la sierra

para ver cómo está el celo.

Enseguida vemos a Los machos perseguir a las hembras

en busca de aquella que esté receptiva

para poder aparearse.

La pauta del cortejo típica de los machos

consiste en estirar la cabeza y el cuello

para olfatear los órganos sexuales de la hembra

y saber si está en celo o no.

A comienzos de noviembre

los machos mayores de ocho años

luchan entre ellos por el control del grupo

y en diciembre la jerarquía ya ha sido establecida.

Cuando una hembra no está preparada para la monta

muestra su disconformidad volviéndose hacia el macho.

Los más jóvenes buscan su momento para cortejar a las hembras

pero con escaso éxito

ya que éstas prefieren por lo general al macho dominante

que casi siempre suele ser el de mayor edad.

Dejamos a José Luis

y volvemos a recechar con Manuel y Borja.

Si, si, parece que merece la pena.

Es mucho más negro que los otros.

Vamos bajando por aquí.

Vamos porque se va a echar...

va solo para arriba.

El sol empieza a dejar sus últimas luces sobre el cielo

y Borja y Manuel

todavía tienen que ver el macho que andan buscando.

Que se cae, que se cae.

Se cayó la hembra, ¿la has visto?

El macho se ha mosqueado.

Se está levantando viento.

Teruel existe pero en verano.

Es el cierzo.

Están más espabilados.

Gredos, muchísimo más fácil.

Siempre buscando las partes altas y a favor de viento,

los dos amigos se paran para echar un vistazo al grupo

que más abajo intenta esconderse

aprovechando lo escarpado del terreno.

Con increíble facilidad el grupo sube y baja las rocas

en una demostración de equilibrio y agilidad.

Borja y Manuel están llegando a la parte baja de la sierra,

muy cerca del embalse.

Ahora hay que tener mucho cuidado a la hora de caminar o asomarse,

el menor descuido o fallo

puede echar al traste todo el rececho.

Aquí es donde suelen estar, si aquí suelen estar, si.

Tienes que cogerme el perro.

Está a cien metros ahora mismo.

Voy a tirar.

Bien hombre bien, ha caído.

Bueno, ¿vamos a por él?

Ha caído rodando hasta la orilla.

Hoy no tiene faena el perro.

¿Le sueltas?

Si, suelta al perro.

Busca, hala con él...

busca muerto....

Ahí está, muy bien.

Hala, muy bien, vamos.

Vale, muy bien, muy bien.

Vale, vale, vale.

Ya empieza a oler a celo.

Está empezando por esta época.

Jara y sedal - Rececho en Calanda

23 nov 2018

En el programa de hoy el protagonista es el macho montés. Nos desplazaremos hasta el Bajo Aragón y más concretamente hasta Calanda para disfrutar de un difícil pero apasionante rececho.

ver más sobre "Jara y sedal - Rececho en Calanda" ver menos sobre "Jara y sedal - Rececho en Calanda"

Los últimos 217 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios