Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5456515
Para todos los públicos Jara y sedal - Francisco Narla, pescador de historias - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"En el año 968

estas pozas eran el lugar de pesca favorito del joven Assur.

Justo cuando una gran trucha había mordido el anzuelo

escuchó los gritos de terror que llegaban de su aldea,

el humo era la triste prueba,

de la aldea no quedaba otra cosa que cenizas,

cenizas y el dolor del muchacho que corría tan rápido como podía

seguido por Furco. Assur podía oír a los normandos,

gritaban, aullaban como lobos hambrientos."

"El relato de estos acontecimientos es obra de Francisco Narla,

de su imaginación de escritor surge la aventura de Assur

y otras tantas que habitan sus novelas.

(Música)

Hemos llegado hasta él atraído por sus relatos,

pero nos encontramos también con un pescador de mosca excepcional.

En el programa de hoy pescaremos con imitaciones de terrestres

y nos aventuraremos de la mano de Francisco Narla

en nuestra historia, les proponemos un viaje

por la Galicia de hoy y la que fue hace siglos,

acompañados por quien ha investigado

hasta los últimos detalles de nuestra historia."

Me interesa siempre descubrir aquello que desconozco

y aprender cosas nuevas, es verdad que a lo largo de mi vida

ha habido unas cuantas aficiones que se han mantenido

durante muchos años, la escritura, el dibujo, la pesca con mosca,

pero hay muchas otras que me llaman la atención un momento

y que, de hecho, mi profesión literaria me permite,

bueno, como a los actores y como a algunos otros creadores

el descubrir cosas nuevas. Hay muchos elementos de pesca

en mis novelas, evidentemente, de pesca, de río

y del entorno piscícola y de la actividad cinegética

en general, también con la caza.

Me he defendido muchas veces como un ignorante esforzado,

como alguien que intenta espantar esas lagunas de la sabiduría

o del conocer y en general, al final

pues se han quedado unas cuantas aficiones que me acompañan siempre

y que son parte importante en mi vida,

como por ejemplo, la pesca con mosca.

Galicia se ha convertido en algo fundamental en mi obra

y creo que debo estar orgulloso

y que es necesario que sea así.

Siempre hay personajes, escenarios,

elementos de la historia de Galicia que decoran mi obra

y si puede ser, intento que en mis novelas históricas

se descubra algún pedacito de nuestra historia poco conocido.

(Música)

Yo soy lo que soy porque soy tojo, soy piedra, soy granito,

soy bosque, soy río, me crie aquí

y ha calado profundamente en mí y también en mi literatura.

"Y con la literatura siempre cerca, entramos en el río.

Estamos en la provincia de Lugo y al mes de septiembre

le quedan pocos días para terminar.

Las aguas quietas, las plantas y algas cómodamente aferradas

al lecho del río sin apenas corriente

y las truchas en las sombras, perezosas y bien alimentadas

después de la abundancia del verano.

En estas condiciones,

los engaños idóneos son los insectos terrestres."

A veces, con estas moscas, con estos insectos terrestres,

una vez que han caído al agua, un pequeño movimiento,

un pequeño tirón, a veces, consigue atraer a una trucha recelosa.

Normalmente son imitaciones con patas de goma

o materiales muy flexibles

y permiten tener mucha vida una vez le damos un pequeño tirón

o simplemente hacemos algo de tracción en la línea.

"Con estas imitaciones suben menos peces,

pero los que lo hacen suelen ser más grandes."

Pues es una pena porque eso era una señora trucha.

"Esta podría haber sido la mejor manera de empezar,

pero no ha habido suerte.

Si se trata de tener suerte, la buscamos al día siguiente,

en otro coto, en el tramo alto del río Ulla.

Se suma a la pesca uno de los mejores montadores de mosca

de España, Julio Seija.

Este río guarda en sus orillas y en su desembocadura

buena parte de la historia de Galicia.

Hoy en día aún se recuerdan las incursiones normandas

al final del primer milenio, aquellas en las que da comienzo

la novela de "Assur".

Más antiguas todavía son las "pesqueiras",

estructuras de piedra construidas por los romanos

para la captura de lampreas y aún más los Castros,

aquellas aldeas fortificadas de los celtas,

como este de Remonde, casi oculto a orillas del Pambre,

afluente del Ulla."

Pero vamos a comenzar aquí en esta orilla si te parece.

-Sí, esas corrientes de ahí, vamos a probar ahí mismo.

-Eso es, yo casi te diría que empieza aquí.

Métesela más allí.

¡Ahí va!

Bueno, no te puedo entretener, porque si no...

-No había distinción, toma, prueba tú esas corrientes de ahí.

"Con mucho buen humor, Julio y Francisco van turnándose

la caña en este tramo tan angosto."

Aguanta bien este hilo, ¿eh?

-Sí, está bien, funciona bien, sí.

Y no es fluorocarbono ni nada, pero...

-¿No es fluorocarbono? -No.

-Yo el fluorocarbono, para pesca de la ninfa y tal,

pero para seca, no es de los hilos que más me gusta.

-No sé, yo a veces uso el que tengo a mano y ya está,

los profesionales y nuestros campeones del mundo,

pero yo creo que para la gente mortal como nosotros, a veces,

la diferencia es menor.

Ahí tenía que subir una, en esa caída, ¿eh?

-Lo veía, ¿eh? Pero bueno, yo, lo que hemos hablado,

yo creo que ellas mismas se vedan, por lo menos aquí, en Galicia,

se vedan ellas, no hace falta...

-Sí, bueno, de estos últimos años, antes no era así, pero es verdad

que estos últimos años no consigues.

Ahí, ahí, ahí.

Enganchó ahí. -Engancho en la piedra.

-Toma.

-Esta yo creo que la voy a ver un poquito mejor,

Yo estoy teniendo dificultad ahora. -Está difícil.

-Por las horas de la luz y todo esto.

-Como cae la luz y eso, está complicado.

-Por eso, porque a lo mejor funciona, pero más que nada

para verla yo.

-Si no, después si quieres para una más pequeña,

puedes poner un plecóptero de estos amarillitos también.

-Ahí, este que tienes tú me gusta mucho, el plecóptero ese amarillo.

-Yo, no me gustaría irme a comer sin el trabajo...,

no lo voy a decir todo, pero la mitad del trabajo hecho.

Aquí.

A ver si hay suerte.

-Bueno Paco, tengo aquí un palco, vaya palco.

¡Mírala, mírala, ahí la tienes, ahí la tienes!

Muy bueno, ahí está.

Fue buena opción, ¿eh?

Qué buena opción.

Bueno, la verdad es que sacadera para una trucha así, tampoco...

hace mucha falta. -Causa menos daño.

La vi subir, pero no sabía si la tenías clavada o no.

-Yo no he visto cómo se acercaba.

(Música)

Qué bonita.

No tiene ninguna, tiene ahí una penca roja,

pero tiene pocas pencas rojas.

(Música)

-Ala, te toca a ti, a ver si cumples.

-Ahora sí que ya me lo has puesto muy difícil, ¿eh?

-Sí, claro. -Ahora me lo has puesto difícil.

Decirme que a ver si cumplo...

-Pero bueno. -Seguro que sí.

"Los tramos de agua rápida enseguida dan paso a pozas

y tablas que se ondulan ante el menor movimiento de los pescadores."

-Ahí, ahí, este rincón es muy bueno.

"Julio y Francisco se ven obligados a lanzar lejos,

en un río estrecho y cubierto de maleza.

Tienen que ser muy finos, una contradicción,

puesto que luego el engaño debe caer al agua provocando un chapoteo."

-La sacadera, por favor.

-Estoy en el camino

sin intentar asustar mucho.

-Están un poco extasiadas las pobres, ¿eh?

-Esa tiene muchas más pintas rojas.

-Muy bien, bueno pues ahora yo ya no te voy a decir nada,

yo ya he cumplido. -Sí, ahora me toca a mí.

-Ahora te toca a ti cumplir.

-Vuelve a estar la pelota en mi campo.

-Efectivamente, como si fuera esto el tenis,

ahora la responsabilidad es la tuya,

-Bueno, ahí de dónde la has sacado hay un par delante más arriba

que tienen buena pinta. -Sí.

Un poco más pegado. -No has acabado aquí.

-No he acabado esto de aquí, aquella esquina también es muy buena,

aquella esquina de allí es bastante buena,

mira, allí ha cebado una, ¿ves dónde está la hoja amarilla?

-Sí. -Allí ha cebado una ahora.

-Bueno, vamos a ir por orden, vamos a ver.

-Bueno, tú en el avión, ¿también vas por orden?

O como dice mucha gente, el avión se conduce él solo.

Se pilota él solo. -Ya me gustaría a mí.

-Sí, ¿no? Lo que pasa es que hay que saber el botón que hay que darle

¿o cómo es eso? -Un poco más complicado.

-¿Más complicado? -Sí, aunque no lo parezca, ¿eh?

Más complicado.

¡Ahí va!

"En este punto hacemos un alto para realizar algo

que Julio y Francisco llevan tiempo planeando,

poner en práctica toda la investigación

que como escritor ha hecho Francisco sobre el montaje de moscas,

tal y como pudieron hacerlas los protagonistas de sus novelas."

-Vamos a pasarlo bien, Julio, vamos a intentar hacer

una reconstrucción de lo que pasa en mis novelas, montar una mosca

como la montaría Assur en la Edad Media, así que vamos a ir

paso a paso, el anzuelo es lo primero, ¿cómo lo has hecho tú?

-Yo, como montador de moscas secas,

para mí los anzuelos de moscas tienen ojal, ¿no?

Entonces, me he encontrado con la dificultad de encontrar

anzuelos antiguos, que me los encontraba sin el ojal,

entonces, lo único que he hecho, lo he templado un poquito

y le he hecho lo que es el ojal,

creo que con lo que tenemos a un lado, pues creo que pescarían,

su bajo de línea se haría con crin de caballo.

-Claro, de hecho, al no tener ojal,

se ataba la crin directamente a la pala del anzuelo

con dos o tres vueltas de crin,

lo suficiente para que no abultara mucho pero para que fuera pescadora.

-Yo, para ligar, vamos a intentar hacerla, si te parece,

con cáñamo, pienso que para darle la dureza que necesite

y la textura, pues a mí se me ocurrió que a lo mejor,

ese Assur utilizaba pues lo que es la cera de abeja,

que la podemos, se amolda perfectísimamente,

la amoldamos, le damos un poquito de calor

y entonces, le vamos a dar un cierto apresto al cáñamo.

Eso es, le damos así un apresto,

le damos, porque si no, lo que sucede

es que rompe, se desharía,

entonces nosotros, una vez que lo impregnamos de cera,

le vamos a dar unas poquitas de vueltas y esto va a ser

el material que vamos a utilizar para lo que es el abdomen

de nuestra mosca, aparte de darle resistencia,

también le va a dar flotabilidad. -Claro, la cera claro.

-La cera impermeabiliza. -Claro, claro.

Y es evidente que estamos con un material que podían haber usado

perfectamente en la época medieval del Renacimiento.

-Pues si te parece vamos a empezar a atar

los materiales en el anzuelo

y vamos a irnos a la época de Assur.

-Al estilo medieval.

-Entonces, vamos a coger una pluma de pato

o en este caso de pata, la vamos a peinar un poquito,

quiero pensar que aunque tenían unas manos bastas para empuñar

una espada que, ¿cuánto podía pesar una espada de las viquingas?

-Seis, siete kilos y no era la más grande.

-Supongo que tenían unas manos tan finas como para poder hacer

lo que vamos a hacer ahora, ¿no?

Y vamos a realizar lo que es el atado

y ahora aquí le vamos a dar aprovechando esta pluma de pato,

un par de vueltas, no queda estéticamente como las moscas

que hacemos, pero hay que pensar que lo único que pensaban

seguramente era en coger una trucha para comer

o un pescado o un pez o un barbo.

-Pescaría yo creo, ¿eh?

-Yo me atrevería, ¿eh? Yo me atrevería con esta mosca

a pescar, habrá mucha gente que le choque

y le llame la atención, pero yo me atrevería a pescar

con esta mosca perfectamente, vamos.

-Si ya sabemos que es más el pescador que la mosca, ¿no?

-Yo, más que el pescador, le digo el indio.

-El indio, más el indio que la mosca.

¿Qué te parece? Cuéntame. -Que está perfecto,

estoy seguro de que las moscas con las que pescaba Assur

en la escena de la novela, podrían haber sido estas.

-¿Te atreverías a probarla? -Claro que sí, vamos a buscar

un varal y además con la crin que tienes ahí.

-¿Qué tipo de caña utilizarían? -Bueno, lo que tuvieran a mano,

eso seguro, la típica caña de escoba yo creo que no tenía tanta extensión

pero desde luego, lo que sí emplearon era el mimbre,

el sauce caprino, el salguero

y por supuesto, el avellano, que como bien sabemos

era algo que estaba muy a mano.

-Venga, pues perfecto, pues vamos a ello entonces.

-Vamos a probarlo.

-La verdad es que es ligera, ¿eh?

-Sí, bueno y si fuera sauce, mejor, más ligera sería.

-¿Más ligero es el sauce que esto? -Sí, más ligero todavía.

Hacemos un falso nudo.

-Entonces ponemos la crin. -La crin

y la mosca que hemos hecho antes, si te parece.

Aquí tengo ya una. -No, pero podemos usar esa.

-Podemos usar esta, ¿sí? -Sí, si es la misma técnica.

-Esta es con gallo.

¿De qué manera la podríamos atar la crin?

-Tú conoces más la crin, no lo sé,

porque lo has preparado en disminución.

-Sí. -Primero en trenzado,

luego tres seguidos, dos y uno solo, ¿no?

-Exacto. -Bueno, ya lo tenemos,

voy a apoyar esto ahí.

-Bueno, te voy a dar el honor,

aunque ya que has pasado tú el trabajo en cortar la caña,

en que el primer lance, estrenes la caña tú.

Luego me tienes que dejar hacer unos lances

y probar la acción de la caña y todo lo demás.

-Ahora buscaríamos un hueco, pero bueno,

el que sabe de florear eres tú. -Bueno, pero si te das cuenta,

mira, la mosca flota.

Habría que tener algo de pulso, ¿eh?

-Sí, bueno, depende de lo largo que quieras hacer,

pero ahí la tienes.

Ahí se está moviendo y floreando,

bueno, tú florearías mejor.

-Perfecto.

"Volvemos al siglo XXI para seguir pescando con terrestres,

esta hormiga es un montaje de Julio para este tipo de pesca."

-Me cago en la leche, esto parece de la selva amazónica.

-Es un hormigón, ya te dije.

-Hay unas allí que les llaman las hormigas bala,

porque dicen que la mordedura duele tanto como un tiro.

-Como un tiro, ¿sí? ¿Dónde?

-Pues en toda la zona de la selva amazónica,

pero principalmente en la cuenca alta,

aunque también creo que llegan hasta Centroamérica,

Panamá, Costa Rica.

(Música)

¡Ahí está!

-Voy, voy.

"No tardan en lograr lo que, sin duda, es la trucha

de mayor tamaño capturada hasta el momento."

-Mira qué buena. -Qué guapa.

-Qué bien. -Mira qué buena, yo te sostengo,

tengo fórceps. -Sácalo con el fórceps.

-Toma, toma, toma, sácalo.

(Música)

Ya está.

Que se suelte.

Es maja. -Es maja, esa maja.

-Se ha soltado.

Pero estaba bastante viva, que se ha soltado ella sola, ¿eh?

-Sabía cómo volver a casa.

Ahí está, ahí está.

-Ahí viene, ahí viene, más chiquitina, pero...

-Bueno, bueno, bien.

"Ya avisaban estos dos amigos de que las truchas

entraban en actividad al principio de la tarde,

la razón probablemente tiene que ver con las sombras que proyecta

sobre el río la vegetación de la rivera

y la temperatura del agua."

-Bueno, bueno, bueno, bueno.

-Muy bien, Paco.

-Quieta, peque, quieta, ya vuelves a bajar.

"Esta trucha del río Ulla aumenta el contador de la jornada,

aunque estos dos pescadores están acostumbrados a mejores resultados

en otras épocas del año."

-Vaya coletazos que pega, ¿eh?

-Sí, a ver, espera que te suelto la mosca.

Me has pescado a mí.

-Vamos a seguir, Paco, hostia, estamos en racha.

-Qué triste, qué triste, dos truchas y nos parece la hostia.

-Estamos en racha, Paco, ahora es la nuestra.

-Eso es el hormigón. -Es el hormigón.

-No, no, hormigo, hormigo.

-Bueno, pues le vamos a bautizar el hormigo.

-Más simpático, ¿no? El hormigo.

-Qué bueno, "jo", qué triste.

-Muy triste.

-Pero bueno, estamos bien, lo estamos disfrutando.

"Para garantizar que los terrestres floten en superficie,

de tanto en tanto, aplican impermeabilizante al engaño."

-Han sido dos seguidas, esperemos...

-Sí, hombre y ahora te cuento yo alguna película de mis libros,

bueno, película, ojalá.

-Oh, cuánto me apetecería a mí.

-¿Qué se hiciera una serie de los libros?

-Que se hiciera una serie. -¿Como el de Assur?

-Claro, como el de Assur.

-Ojalá alguna de las cosas que se han movido pudieran salir.

-A mí con lo que me gusta el cine, me encantaría.

-Mira, ahí está.

-Vamos por las sacaderas.

-Ahí está.

-Muy bien, permíteme Paco.

(Música)

-¿Dónde está la mosca?

Ahí está.

(Música)

-Ahí viene, ahí viene, ahí viene, ¡pumba!

-Qué bonita, cómo ha venido a por ella.

Qué bonita, cómo vino a por ella, ¿eh?

Qué bonita cuando hacen esta carrera.

Qué bonito es cuando son así.

Qué bonito ha sido, ¿eh?

-Yo la vi venir. -Sí, sí, sí.

-Cómo venía. -Como en "Tiburón",

faltaba la música.

Qué bonita, mira, se ha soltado también.

A ver, peque, ¿tienes ahí el hormigo?

Está aquí suelto el hormigo. -Bien.

-Cuatro de estas hacen una grande que ha salido atrás, ¿eh?

-Bueno, están bien, son truchas de aquí del Ulla.

"La tarde va cayendo sobre el Ulla y la temperatura que empieza a bajar

activa el instinto depredador de las truchas."

-Qué bonito ha sido, ¿eh?

-Me encanta, cuando las ves así venir hacia la mosca es precioso.

-Lo que no esperaba yo es que fuera tan rápido.

"La jornada de pesca se va acercando a su fin,

pero no queremos marcharnos de Lugo sin que Francisco

nos haga alguna recomendación para aquellos de sus lectores

que además sean amantes de la pesca."

Los libros te dan viajes, te dan amigos,

yo siempre he dicho que los libros han sido

algunos de mis mejores amigos.

Entonces, a mis lectores en general les diría que sigan leyendo,

que sigan viajando, que sigan disfrutando

y que nunca dejen de soñar,

porque los libros te pueden regalar mundos maravillosos

y escenas maravillosas.

Y a los pescadores les diría

con todo el cariño que se animen a disfrutar

de algo más que de manuales técnicos.

Yo creo que nuestra afición, en general, es casi vocacional,

tiene algo de monacal, incluso,

nos entendemos entre nosotros, nos decimos las mismas mentiras

los unos a los otros, compartimos tantas cosas,

somos campeones del mundo tres veces ya y tenemos campeones individuales

y hay libros de gente maravillosa sobre la pesca a ninfa,

la del plomo y hay que leerlos y está muy bien,

pero la literatura de la pesca también puede ser maravillosa.

(Música)

Y si me lo permiten, una recomendación de un clásico

para que nadie se enfade, yo les diría que se animaran

a echarle un vistazo a "El perfecto pescador de caña",

de Walton, es un viaje maravilloso al pasado.

(Música)

"Ya está en tu quiosco la revista de caza y naturaleza,

"Jara y Sedal", basada en tu programa de caza y pesca

de Televisión Española. Incluye las mejores imágenes,

reportajes y vídeos cinegéticos.

"Jara y Sedal", la revista de los cazadores,

ya en tu quiosco."

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Francisco Narla, pescador de historias

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Jara y sedal - Francisco Narla, pescador de historias

29 nov 2019

Este programa combina la literatura, la historia y la pesca. Con el escritor Francisco Narla, descubriremos como se pescaba en el s. X. Recreamos algún pasaje de sus novelas y pescaremos en los ríos gallegos con sistemas tradicionales que sorprenderán a los pescadores y a los que no lo son.

ver más sobre "Jara y sedal - Francisco Narla, pescador de historias" ver menos sobre "Jara y sedal - Francisco Narla, pescador de historias"
Clips

Los últimos 223 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios