Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Fuera de emisión

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3812358
Para todos los públicos Jara y sedal - Cría y gestión de la perdiz roja - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

España es reconocida mundialmente

como uno de los paraísos más importantes para la caza menor.

La diversidad de ecosistemas y el clima hacen de nuestro país

un lugar excepcional en cuanto a especies

tanto de pelo como de pluma.

Pero si hay una por encima de todas, ella es la perdiz roja.

Cada año cazadores nacionales e internacionales

recorren nuestros campos en busca de este ave

que se ha ganado por méritos propios

el apelativo de reina de la caza menor.

Sin embargo, durante las últimas décadas,

en España y también en el resto de Europa,

las poblaciones silvestres de perdiz no atraviesan por su mejor momento.

Varias son las causas de esta regresión,

la disminución de los recursos naturales,

la utilización de plaguicidas pesticidas o fertilizantes

y el aumento de predadores

ponen muy difícil las cosas a nuestra perdiz roja.

Sin echar las campanas al vuelo,

en los últimos años se ha podido certificar un aumento progresivo

del número de patirrojas en las tablas de caza,

y las repoblaciones son a día de hoy

una opción más para esta recuperación.

Pero estas sueltas son en vano si detrás no hay una buena gestión.

Si las repoblaciones en nuestros cotos

parecen ser una de las causas del aumento del número de patirrojas

también existen voces que no dudan en afirmar

que muchas de las sueltas son inadecuadas

y no benefician en nada a las perdices bravas.

La perdiz es una de las especies con mayor número de depredadores.

La práctica desaparición del conejo de monte pone de relieve

la importancia que tiene nuestra patirroja en los campos españoles.

Todos estos factores

unido al aumento del número de aficionados a la caza

obliga cada vez más a una exhaustiva planificación cinegética.

En Vizmalo, una pequeña población de apenas 50 habitantes,

el grupo ALTUBE tiene unas instalaciones

diseñadas exclusivamente para la cría de perdiz roja,

hasta dos millones de patirrojas se pueden producir aquí.

En estos planteles 80.000 parejas,

seleccionadas entre Palencia, Burgos y Guipúzcoa,

ponen los huevos que son recogidos a diario.

Aquí se sigue escrupulosamente el ritmo biológico de la perdiz

para trastocar lo menos posible

el comportamiento y su respuesta fisiológica.

En febrero, época de emparejamiento en el campo,

se colocan en cada uno de estos compartimentos un macho y una hembra

para comenzar su ciclo reproductivo en cautividad.

Las medidas de control higiénico-sanitarias

en cada una de las fases son estrictas.

En esta sala de recepción,

cada uno de los huevos es revisado a conciencia

en busca de la más pequeña deficiencia

y de que su posición en la bandeja sea la correcta.

Más de 25000 huevos

pueden pasar por las manos de los operarios en cada remesa,

un trabajo que requiere de dedicación y mucha paciencia.

Esta sala da cobijo a los huevos antes de pasar a las incubadoras.

Con una temperatura de entre 10 y 16 grados

y una humedad del 70 %,

los carros son volteados diariamente

para asegurar un perfecto desarrollo del embrión.

La estancia máxima en esta sala es de siete días,

después el índice de fecundidad desciende.

El nacimiento de un pollo sano y sin ningún tipo de vacunas

está garantizado en estos modernos compartimentos de incubación,

libres de gérmenes y dedicados única y exclusivamente

a los huevos de perdiz roja.

Una de las partes más importantes dentro del grupo

es la fábrica de alimento exclusivo para perdices.

El pienso, compuesto por forrajes en rama,

busca que el aparato digestivo de cada patirroja

se comporte como el de las perdices que nacen y viven en el campo,

buscando siempre una calidad cinegética y fuerza en el vuelo,

algo muy valorado por los cazadores de perdiz.

Pues nada, voy a coger una muestra del pienso este

para analizarle los parámetros nutricionales a ver que tal,

a ver si cumple los estándares.

Mira qué buena pinta tiene.

-¿Qué tal, notáis el resultado en el pienso?

-Sí, se nota muchísimo, este año, además,

la puesta está yendo increíble pero sobre todo la fertilidad

estamos batiendo los records de todos los años,

estamos sacando una fertilidad del 85 % casi,

o sea, sobre pollito nacido, sobre huevo incubado.

Y mira el pienso que buena pinta que tiene,

no tiene nada de polvo, está duro....

Todos estos esfuerzos

van dirigidos a obtener una perdiz semejante a la de campo

y poder convencer a esas voces que no tienen claro

que esta forma sea la correcta de ayudar a nuestra patirroja.

La apuesta de ALTUBE para garantizar el éxito

es el control desde que las patirrojas llegan a la granja

hasta que son soltadas en el campo.

Una vez libres, a los dueños de las fincas

se les aconseja no cazar durante un año

para que a la perdiz le dé tiempo a aclimatarse a su nuevo entorno.

Si hablamos de la disminución de nacimientos,

la destrucción de nidos por parte de la moderna agricultura

y la fragmentación del hábitat

que conlleva a un aislamiento de grupos de perdices

provocando endogamia y con ello,

un descenso del porcentaje de fertilidad,

son los dos puntos básicos a los que hay que buscar soluciones.

La primera y más importante de las actuaciones,

según las voces expertas,

es incrementar los lugares de refugio, alimento y agua.

En un perímetro de 20 km de estas instalaciones de cría,

no se realiza repoblación alguna pero se ayuda a las perdices

a través de alimentación suplementaria y fuentes artificiales

Cada día la guardería recorre los distintos puntos

donde comederos y bebederos dan cobertura

a los que meses más tarde serán padres y madres en cautividad.

El pienso que antes hemos visto cómo se fabrica

en las propias instalaciones de este grupo cinegético

es el que alimenta a los bandos de estas tierras burgalesas.

La escasez de abrevaderos naturales se alivia con bebederos artificiales

que a menudo se pasan a limpiar para asegurar que el agua

no les falta a la patirrojas.

Sin duda una buena gestión cinegética de los cotos

ayuda a la recuperación de la protagonista del programa de hoy.

Veinticuatro días después

de que los huevos fueran metidos en las incubadoras

este es el milagroso sonido

cuando se abren las puertas de las nacedoras.

Cada temporada hay 18 días de nacimientos en estas instalaciones

en tandas que van desde los 70.000 a los 150.000 pollos.

En España, tanto por el interés que suscita entre los cazadores

como por el montante económico que genera su caza,

el incremento del número de empresas dedicadas en exclusividad

a la producción intensiva de perdices

es un hecho que ya nadie pone en duda.

La perdiz roja roja genera una actividad económica

que ronda los 1200 millones de euros al año,

lo que supone más del 25 % del total generado

por la caza en su conjunto.

Una vez los perdigones han salido hacia los voladeros,

las pilas de bandejas repletas tan sólo por los cascarones

son lavadas concienzudamente y pasan por una serie de canales

que las desinfectan de cualquier tipo de germen.

Muchos son los no convencidos en este tipo de cría

los que piden medidas de bioseguridad estrictas

a los centros de producción.

Distancias de seguridad entre naves, vados de desinfección,

limpieza de las instalaciones o análisis del agua

son algunos de los puntos que hay que cumplir.

En este centro de producción dedicado en exclusividad

a la perdiz roja el tiempo medio de ocupación de las distintas salas

es de seis meses por lo que la otra mitad del año

se encuentran en periodo de descanso sanitario.

Estos pollos pasarán los próximos cuatro meses

en los voladeros habilitados a unos pocos de kilómetros

de este centro de selección.

Pasado este tiempo el transporte se hace directamente desde las granjas,

a las fincas y cotos de destino.

En el coto de cerca de 3000 hectáreas

que el grupo ALTUBE tiene en Malaguilla, Gregorio y José Manuel

se disponen a soltar las últimas perdices que han traído.

Cada temporada empieza con cerca de 5000 de ellas

refugiándose en esta campiña de Guadalajara

y las sueltas son imprescindibles

para poder tener una alta densidad de patirrojas.

En nuestro país

más de 4 millones de ejemplares en sueltas y repoblaciones

son utilizados para paliar la escasez de perdiz de campo

que sufrimos en los últimos tiempos.

Estas que estamos viendo soltar son nietas de perdices bravas

y que tan sólo el tiempo dirá si su comportamiento es igual

o se asemeja a las bravas patirrojas silvestres.

Los esfuerzos de cazadores, administraciones,

organizaciones ecologistas y empresarios

tienen que ir en la misma dirección,

salvar el emblema de nuestros campos, la perdiz roja.

Ver apeonar una patirroja entre las siembras

o escuchar el aleteo de su veloz vuelo

puede ser un auténtico espectáculo

pero nada que ver con lo que en los próximos minutos

van a poder contemplar y que entre todos

tenemos que ser capaces de preservar para que se repita

en cada uno de los cotos y fincas

que conforman nuestra Península Ibérica.

Momentos como el que acabamos de ver dan sentido a las actuaciones

que se hacen en favor de la perdiz roja,

tan importante para los cazadores

que salen al campo en busca de su frenético vuelo.

De nuevo en Malaguilla,

el color ocre de los barbechos y las siembras

nos anuncian la llegada del invierno.

Laureano y sus hijos Israel y Rubén

van a pasar una jornada de caza en mano con perro

y comprobarán si el comportamiento de estas perdices

es igual o muy parecido al de sus parientes de campo.

Con este tiempo tan ventoso y frío

las perdices van a buscar el abrigo de la vegetación más espesa

y se esconderán entre las matas,

lo que va a hacer mucho más difícil moverlas.

El trabajo de los perros va a ser crucial

para levantar las perdices aunque el viento va a hacer

que les cueste mucho más coger el aire.

A Laureano le ha costado bajar la primera,

la vegetación y el vuelo rápido de las perdices

se lo han puesto un poco difícil.

Ahora ha sido el turno de Isarel

que ha fallado una perdiz que salió larga

y que además iba empujada por el viento.

Con el viento ya más calmado,

los perros pueden hacer mejor su trabajo

y al cazador el disparo no le resultará tan complicado.

Con la tarde cayendo sobre Malaguilla

el campo luce en todo su esplendor

y las patirrojas se dejan ver con todos sus bellos colores.

Antes de que se eche el sol

nuestros amigos buscan los últimos lances del día.

Vamos, vamos...

Vamos.

Vale, vale.

Dejamos a nuestros amigos por estas tierras alcarreñas

con la mirada puesta en el futuro.

La perdiz roja se merece toda nuestra atención,

ya seamos cazadores, empresarios o simples amantes de la naturaleza,

porque por el bien de nuestros campos debemos preservar y respetar

a la reina de la caza menor.

Es tu instinto,

es tu refugio,

es tu futuro,

es tu gente,

es tu vida,

es tu desafío.

Jara y Sedal, la revista de los cazadores.

  • Cría y gestión de la perdiz roja

Jara y sedal - Cría y gestión de la perdiz roja

25 nov 2016

Programa dedicado a los problemas a los que se enfrenta la perdiz roja y las posibles soluciones existentes, entre ellas la cría y suelta de ejemplares provenientes de granjas.

ver más sobre "Jara y sedal - Cría y gestión de la perdiz roja" ver menos sobre "Jara y sedal - Cría y gestión de la perdiz roja"
Programas completos (183)

Los últimos 185 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios