Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18.00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas en La  

Dirigido por: Álvaro Benavent

'Jara y sedal' es un espacio dirigido por Álvaro Benavent, que muestra todas las modalidades de caza y pesca que se desarrollan en España, y que informa al espectador de todos los campeonatos, nacionales e internacionales, que se realizan de estos deportes. El programa arrancó hace 23 años con la idea de convertirse en el primer programa dedicado a grabar la riqueza cultural que la caza y la pesca representan en nuestro país.

El programa quiere ser también el espejo en el que se vean reflejados los miles de aficionados que cada temporada recorren los campos, los ríos y los mares de nuestra geografía. Su otro protagonista es la fauna del que probablemente sea el territorio cinegético y de pesca más completo de Europa.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.3/js
3529808
Para todos los públicos Jara y sedal - De costa a costa - ver ahora reproducir video 26.11 min
Transcripción completa

Subtitulado por TVE

España, el país europeo más cercano a África,

es testigo diario de cómo

el Atlántico y el Mediterráneo se abrazan.

De norte a sur y de este a oeste,

nuestro país recoge en sus costas cada ola

y con cada golpe de mar nuestro litoral

se moldea diferente cada día.

España es un país eminentemente marítimo,

el tercer país de la Unión Europea con más kilómetros de Costa: 10663,

tan solo por detrás de Grecia y el Reino Unido.

España es un país transcontinental,

situado en Europa y en el Norte de África.

En Europa ocupa la mayor parte de la Península Ibérica

y el Archipiélago Balear.

En África están las ciudades de Ceuta, Melilla e Islas Canarias.

El inmenso Océano Atlántico, el templado Mar Mediterráneo

y el bravo Mar Cantábrico,

son los mares que rodean España.

Los fondos marinos españoles acogen

un enorme número de especies animales y vegetales,

muchos de ellos son espacios

que por su biodiversidad y su riqueza ecológica,

están sometidos a una protección especial,

son las llamadas reservas marinas.

Repartidos por los diferentes mares que bañan el litoral español,

estos espacios marinos protegidos han adquirido este estatus

para asegurar su supervivencia,

y están sometidos a unos controles muy estrictos,

que en ocasiones obligan a una limitación,

tanto de pesca como de inmersión.

La explotación de los recursos del mar

tiene una gran tradición en España.

Las aguas nacionales,

las que discurren desde la costa hasta las 200 millas náuticas

constituyen lo que se conoce como el Caladero Nacional.

En él faena la mayor parte de la flota pesquera española,

en cuatro zonas muy bien diferenciadas:

la Cantábrico-Noroeste, el Golfo de Cádiz, Las Canarias

y El Mediterráneo.

Se trata de flota de bajura con artes o aparejos específicos,

aunque también existen un elevado número de embarcaciones

que tienen un marcado carácter artesanal.

Sin duda alguna el más espectacular

de estos métodos artesanales de pesca, es la Almadraba.

Ya en tiempos prerromanos, en las costas andaluzas,

valencianas, en Murcia y en Ceuta,

los marineros aprovechaban el paso migratorio de los atunes

para pescarlos en el laberinto de redes que echaban al mar.

El marisqueo es otro de los métodos tradicionales.

Su alto grado de selección lo convierten

en una pesca artesanal y sostenible con el medio ambiente.

El cultivo del mejillón es

el de mayor producción en la acuicultura de España

y uno de los más importantes de Europa.

Cada temporada estas mariscadoras, trabajan las costa

en busca de los productos que el mar les ofrece,

respetando las épocas, las zonas, las especies

y el cupo máximo por extraer.

Buenas, Fernando. Fernando, ¿me recibes?

Estamos saliendo para la jornada de pesca.

Cambio y corto.

Históricamente la actividad pesquera ha sido un elemento clave

en el desarrollo de las zonas costeras

por aportar valores culturales medioambientales,

económicos y sociales.

Pero en las últimas décadas

muchas de las actividades tradicionales

como la pesca artesanal,

han disminuido considerablemente,

e iniciativas como el turismo pesquero van tomando fuerza

y se convierten en nuevas vías de ingresos y de empleo complementarias

a la actividad extractiva propiamente dicha.

Para el viajero esta oferta de turismo marinero o pesquero,

le permite acercarse a las costumbres

y la vida de los profesionales del mar.

Enrolarse en un barco de faena

y ser un tripulante más durante unas horas,

pertenecer a un grupo de mariscadoras una mañana,

o nadar entre atunes,

son algunas de las posibilidades que ofrecen

estas nuevas iniciativas pesqueras.

Nuevos tiempos para la pesca que intenta seguir siendo

uno de los sectores claves de nuestra economía

a base de imaginación pero sin perder su esencia.

A lo largo de nuestras costas existen Reservas de la Biosfera

cuyo principal objetivo es la conservación de la biodiversidad.

Pero también existe una industria que se mueve

en torno a la pesca deportiva fuera de estas zonas protegidas.

Especies como el Marlin, las llampugas o el peto

atraen a miles de turistas

que buscan en este tipo de pesca desde embarcación

disfrutar de apasionantes jornadas en el mar.

La pesca de curricán de altura

es probablemente una de las favoritas de todo aquel

que busca emociones fuertes.

Cada modalidad es diferente

y requiere de una determinada preparación.

Este tipo de curricán es exigente

y la lucha con oponentes de gran tamaño

que pueden llegar a los 400 kg obliga a tener un buen fondo físico,

aguante y maestría a la hora de coger la caña.

No hay más que ver estas imágenes para entender por qué el marlin azul

es la estrella de la pesca deportiva en alta mar desde embarcación.

El océano Atlántico es un mar de corrientes continuas

que aprovechan peces, tortugas y mamíferos, para navegar por él.

Una de esas especies lo surca a velocidades de vértigo,

tanto que es conocido entre los pescadores como el torpedo del mar.

El peto o wahoo es un trofeo apreciadísimo

por su dificultad de captura

y cada vez son más los turistas que buscan encontrarse cara a cara

con este veloz pez.

Al igual que con el Marlin,

al peto hay que buscarlo mar adentro,

lo que hace imposible su pesca desde la orilla,

dos especies que hacen las delicias

de todos los aficionados de la pesca desde embarcación.

Dejamos el Atlántico

y llegamos hasta el lugar donde el río Ebro,

el más caudaloso de España,

entrega sus aguas al mar.

Desde el tramo final del río, que hace las veces de puerto,

la enorme extensión de mar

que se beneficia de los nutrientes que aporta el Ebro,

convierten a este lugar en un paraíso de la pesca

Seguimos embarcados para disfrutar

de otra de las modalidades más divertidas de pesca, el spinning

con el que pueden capturarse especies de gran tamaño.

Las pajareras indican la presencia de bancos de pequeños peces

que se aproximan a la superficie

huyendo de los depredadores más grandes.

Cuando las condiciones son buenas la actividad a bordo no para

y es el momento oportuno para que los pescadores más jóvenes

se diviertan y desarrollen su afición.

Las melvas son peces muy eléctricos y voraces

que entran a muchos tipos de paseantes

tanto de superficie como de medio fondo.

A lo largo de todo el año

se pueden practicar diferentes modalidades

y capturar especies marinas de gran interés.

Sin alejarse mucho de la costa

se pueden pescar melvas, llampugas, lubinas o dentones.

Dejamos el mar abierto y buscamos

otro lugar donde disfrutar de nuestra afición.

Las rías nos ofrecen una pesca más tranquila

pero las capturas pueden llegar a ser igual de apasionantes.

Subido a su pequeña embarcación,

Walter Tanero ha hecho de su afición por la pesca de las doradas

una forma de entender la vida.

Sus consejos de pesca han despertado

el interés de aficionados de todo el mundo.

Anclado al fondo y coincidiendo con las mareas,

Walter lanza sus cebos sobre la fina arena del fondo de la ría

hasta donde se internan las doradas en busca de alimento.

Las líneas trenzadas en combinación con cañas ligeras

obligan al pescador a luchar al límite de la resistencia del equipo.

Cuando una dorada, pez inteligente y desconfiado, muerde el cebo,

hay que tener la destreza para clavarla.

La dorada, que se alimenta de

cangrejos, mejillones y otros bivalvos,

tiene una boca ósea muy dura y es fácil perder la picada.

De nuevo abandonamos la costa y nos adentramos en el mar.

El jigging es una técnica muy efectiva de pesca

que permite la captura de peces tanto de fondo como de media agua.

Forma física y un conocimiento exhaustivo del fondo son necesarios

para que esta modalidad dé sus frutos.

El resultado que persigue el jigging

es que la muestra simule un pez herido

que huye hacia la superficie,

un bocado tentador para meros, dentones, barracudas,

o diversos tipos de túnidos.

Este tipo de pesca, originaria de Japón,

se realiza con equipos especiales

en los que la caña juega un papel determinante,

donde cada tramo debe tener una potencia diferente.

Cada vez es mayor el número de pescadores que eligen el kayak

como plataforma desde la que pescar.

Su facilidad de transporte, versatilidad y bajo coste

se combinan con dos deportes físicamente muy exigentes,

el piragüismo y la pesca.

Sin alejarse excesivamente de puerto

y sin perder de vista la línea de costa,

esta forma de pesca permite disfrutar

de extraordinarias jornadas dentro del agua

sin necesidad de grandes embarcaciones,

lo que hace que esta modalidad sea accesible a cualquier aficionado.

Spinning, curricán, fondo, brumeo o jigging,

son solo algunas de las técnicas que se pueden emplear

desde este tipo de embarcación.

Entre las ventajas de pescar desde kayak

está el poder acceder a zonas de costa de menor calado

y navegar prácticamente en silencio,

alejados del ruido de los motores.

Cada vez es más habitual ver un gran número de kayaks

buscando la picada de dentones, sargos o lubinas.

La comunidad de los aficionados a la pesca con kayak

es una de las más activas en internet

y es fácil encontrar documentación, ideas y sugerencias

referente a esta pesca.

Los fondos tanto del Mediterráneo

como de las costas Atlántica y Cantábrica,

ofrecen aguas claras y abundante y variada vida subacuática.

De todos los tipos de pesca que hay el que más se parece a la caza

es la pesca submarina.

Al igual que un cazador en el campo,

cuando el buceador desciende puede hacer esperas

o recechar las piezas que se esconden entre las rocas

o en el lecho marino.

Adaptar el cuerpo al agua no solo consiste en contener la respiración,

la suavidad de cada movimiento y el control mental

son imprescindibles para prolongar la apnea.

En el fondo se aviva el instinto depredador,

la vista y la experiencia dirigen cada movimiento

en busca de una presa.

En España se dan las condiciones perfectas para este tipo de pesca,

aguas templadas y transparentes y variados fondos rocosos

donde se ocultan los mejores ejemplares.

Existe un pez muy conocido y abundante

al que injustamente se le presta muy poca atención.

Está presente en todas nuestras costas

y en algunos de los tramos bajos de nuestros ríos.

Se puede pescar con miga de pan, con streamers o con cebo vivo

y no siempre son tan fáciles de capturar como parece.

Son la mejor escuela para los jóvenes pescadores

y un buen método de entrenamiento para los más expertos.

Hablamos del múgil o la lisa,

al que podemos pescar en lugares como éste,

en la Ría de Lires, en Galicia.

El uso de la cola de rata en el mar puede ser un aliciente

para muchos aficionados que acostumbran a pescar en ríos.

Dejamos la tranquilidad de las rías y nos vamos hasta los Escarpados

y peligrosos acantilados de la costa española.

Aquí se esconden casi inaccesibles algunas posturas de pesca

que se han utilizado desde tiempo atrás.

Pintos, sargos o maragotas son las especies más codiciadas

cuando se practica este tipo de pesca desde costa,

en el que la clave es el cebo que se utiliza, cómo se presenta

y la habilidad del pescador en mantenerse en pié

en lugares que dan vértigo.

Sin duda esta modalidad de pesca desde costa

es una de las más espectaculares,

que necesita de un conocimiento del lugar

y no tener miedo a mirar hacia abajo.

En este programa hemos querido mostrarles

algunas de las modalidades de pesca.

En España nos podemos subir a un barco

y adentrarnos mar adentro.

Podemos acompañar a las mariscadoras

y no abandonar las bellas playas de nuestro litoral.

O subirnos con nuestra caña a acantilados

que solo con verlos, ya asustan.

España es un país de contrastes.

En nuestras costas podemos disfrutar de acantilados, playas de arena,

o islas tan afortunadas

que son el destino soñado por turistas de aquí

y de fuera de nuestras fronteras.

Para que esto pueda seguir siendo así,

nuestra responsabilidad es preservar nuestras costas y nuestros mares

si queremos seguir disfrutando de ellos.

Es nuestro deber asegurar

que las generaciones futuras reciben un planeta mejor.

Deporte, trabajo y ocio son posibles en los mares que rodean España.

Pero también podemos sumergirnos

y disfrutar de algunos de los fondos marinos más bellos.

Cada esfuerzo de cada uno de nosotros

es un paso más para preservar uno de los activos más importantes

que tiene nuestro planeta, el mar,

ese lugar tan desconocido e intrigante que nos rodea

y que tanto nos hace soñar.

Subtitulación realizada por Teresa García Román

Jara y sedal - De costa a costa

18 mar 2016

Los últimos 166 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios