www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3210358
Para todos los públicos Insuperables - 13/07/15 - ver ahora
Transcripción completa

Me han besado 10 niñas así violentamente, estoy...

#Y una lágrima cayó en la arena,

#en la arena cayó una lágrima.

#Y una lágrima cayó en la arena.#

Hay que tener un par de narices para hacer lo que tú haces.

Absolutamente, ¡sí!

Todavía tengo el cuerpo erizado por completo,

me he emocionado mucho.

El vestuario horrible, parece que les ha explotado un globo.

Es como de fin de año. #Le canto a mi Santiago.

#Le canto de corazón.#

(Ovación y vocerío)

Pero si acaba de decir Pitingo lo mismo y no decís nada,

digo lo mismo y "oh...". (PÚBLICO) ¡Oh...!

Yo, por ejemplo, que controlo el esfínter y a duras penas.

Haz contrapeso, haz contrapeso.

(Aplausos)

Se dedica a quedar bien con todo el mundo.

¡Claro! ¡Oh, qué poca vergüenza tiene!

(GRITAN DE EMOCIÓN)

(Sintonía)

(Aplausos y ovación)

¡Muy buenas noches! ¡Bienvenidos a "Insuperables",

el gran show de TVE!

10 nuevos artistas nos deslumbrarán hoy

en este escenario, pero solo tres

podrán ocupar los palcos de la galería de los Insuperables

y pasar a la siguiente fase.

A partir de ya, se pone en marcha la montaña rusa del espectáculo.

En "Insuperables" buscamos al artista total,

da igual su especialidad, por eso esta noche

nos van a sorprender los amigos, bailarines,

equilibristas y cantantes con más talento.

Al final del programa, se clasificarán tres artistas

que ganarán mil euros y pasarán a la semifinal

para poder llevarse el gran cheque,

¡el cheque de 30 000 euros!

(Aplausos y ovación)

Pasen y vean. ¡Esto es "Insuperables"!

(Aplausos)

Pero alguien deberá valorar a los aspirantes.

Y de eso se va a encargar nuestro jurado,

tan variopinto como implacable:

Ana Milán, Santiago Segura y Pitingo.

(Aplausos y ovación) ¡Hola, guapa!

¡Gracias! Encantados de teneros

una noche más aquí.

¿Creéis que os va a temblar el pulso a la hora

de elegir a alguien para sacarlo de la Galería

o ya le estáis cogiendo el gusto? Hombre, tiembla el pulso,

tiembla siempre cuando tienes que bajar a alguien, ¿no?

Pues sí, la verdad es que un poco de mal gusto.

Nos da dolorcito en el corazón.

Bastante. Pero también este programa

nos está alegrando el verano. Hay que sufrir un poco.

Claro, para compensar. Claro.

Bueno, ya sabéis, además, que si hay alguna actuación

que no os gusta, en cualquier momento

de la actuación, podéis accionar el interruptor

y el aspirante quedará automáticamente eliminado.

Ajá. ¿Sí?

Y, si hay algún despistado,

recordamos brevemente brevemente la mecánica.

La mecánica de "Insuperables" es muy sencilla,

cada día veremos 10 espectaculares actuaciones

seleccionadas entre las más de 1500 que se presentaron.

El jurado valorará cada número con un voto positivo o negativo.

Si el artista consigue dos o tres votos negativos,

quedará automáticamente eliminado.

Y si logra dos o tres positivos, se clasificará y pasará

a la Galería de los Insuperables,

los tres palcos que dan acceso a la semifinal.

Cuando la galería esté llena y una nueva actuación se clasifique,

comenzarán los problemas. El jurado tendrá que sustituir

a un artista por otro o pedirá un duelo

entre el nuevo candidato y uno de los que

ya están en la Galería.

Y si en cualquier momento el jurado tuviera dudas,

siempre puede pedir el voto del público.

Afortunadamente en "Insuperables", los concursantes no estarán solos,

contarán con un padrino para defenderlos.

La misión del padrino será evitar que nadie

presione el interruptor. Si en mitad de una actuación

un miembro del jurado lo pulsa,

el artista quedará inmediatamente eliminado.

Solo los tres concursantes que terminen el programa

en la Galería se clasificarán para la semifinal

y se llevarán un premio de mil euros.

(Aplausos)

Y llega el momento de presentar al padrino de esta noche,

el defensor de los concursantes. Hoy nos acompaña el mago Yunke.

(Aplausos y ovación) ¡Hola!

Muy buenas noches, Carolina.

¿Qué tal? Un placer, de verdad,

un auténtico placer tenerte esta noche aquí con nosotros.

Tú, además, has fascinado a medio mundo.

Yo te tengo que pedir una cosa. Dime.

Si nuestro jurado se pone muy, muy pesado,

¿podemos hacerle desaparecer,

podemos hacerlos callar de alguna manera? ¿Crees que podrás?

Vengo a defender a todos los participantes,

si se ponen así, chunguillos,

los voy a meter en mis cajas y los voy a cortar por la mitad.

Vengo a darlo todo, ¿eh? Seremos seis si nos partes,

va a ser peor. Lo pensaremos.

Que lo sepas. Puedes ir a tu sitio

a disfrutar de la noche.

(Aplausos y ovación) ¡Bienvenido!

Y, ahora, ya sí, arrancamos

con nuestra primera actuación de la noche.

Las siguientes artistas empezaron como un grupo de niñas

que querían bailar hip-hop pero que, gracias a su esfuerzo,

han llegado a ganar becas con coreógrafos de Madonna o Beyoncé.

Un aplauso para Titanes Dance Place.

(Aplausos y ovación) Somos un grupo variado.

(RÍEN)

-Titanes, y hacemos hip-hop, también ponemos acrobacias.

Nuestra profesora cuando graba un vídeo,

después nos lleva a su despacho, nos lo pone en el ordenador

y apuntamos nuestros fallos. -Sí, 20 veces cada fallo.

-Si te relajas, te vas, y si te esfuerzas...

-¿Qué? -Te quedas.

-Hay días que nos lo tomamos en serio

y otros estamos de cachondeo.

-Cuando quedamos terceras de España fue importante para nosotras

porque nunca habíamos quedado de las terceras para arriba ahí.

-Fue muy guay. (RÍEN)

-¡Es que es verdad!

-Pues nosotras venimos a darlo todo y a ganar.

Y a por todas.

(Aplausos y ovación)

-¡Cuando bailan los Titanes...! (TODAS) ¡Se crean huracanes!

(Locución en inglés)

(Canción hip-hop en inglés)

(Canción hip-hop en inglés)

(Aplausos y ovación)

-¡Nos ha salido de rechupete! (RÍEN)

¡Bueno, bueno, bueno! Me parece que está llamando

Shakira en este momento para que le enseñéis unos pasos.

¡Cómo bailáis!

Gracias. Pero, bueno, yo creo que,

más que Shakira, a vosotras os hace ilusión

Santiago, ¿no? (TODAS) ¡Sí!

Soy muy Shakira yo. Venían con mucha ilusión de...

De decirle o de hacerle algo a Santiago.

(TODAS) Sí. ¿Qué queréis?

Le queremos dar un beso. ¡Pues venga, vamos!

(Aplausos)

(HABLAN ENTRE ELLOS) ¡Gracias, gracias!

Santiago no... La barba que tiene no pincha.

-Tampoco te das cuenta. -No.

-Ha sido ahí todas ahí.

-Es que hemos ido directas y pues no.

(Aplausos y ovación)

Vamos a ver qué piensa nuestro jurado.

A ver, Santiago. Yo no puedo pensar después de...

Me han... Me han besado 10 niñas así,

(Risas) violentamente, estoy...

No, realmente, además, me gusta esa combinación

de cariño y de macarrillas, ¿no? Habéis entrado así...

(Risas) Que me ha asustado un poco,

digo: "Ahora sacan las navajas". Pero no, hay una combinación ahí.

¿Y cómo es eso? "Cuando bailan los Titanes,

se crean los huracanes". Pero tenemos más gritos.

¿Hay más? Decidme otro grito. -¡Los mejores talismanes...!

(TODAS) ¡Nuestros Titanes!

(Aplausos y ovación) ¡Sí, señor!

Pitingo, ¿qué opinas? ¿Qué nos tienes que decir?

Pues que bailan muy bien,

que expresan muchísimo con esas caras,

que son muy cariñosas, que son una barbaridad, ¿no?

Con lo chiquititas que son y...

Y, nada, a mí me han ganado, desde luego.

(Aplausos) Qué bien. Ana.

Bueno, a mí me parece que sois una explosión de alegría,

de buen rollo, que sois preciosas,

que tenéis una alegría maravillosa. ¿Cuánto tiempo ensayáis?

Entre la semana seis u ocho horas.

¿Y os gustaría de mayor ser bailarinas?

(TODAS) ¡Sí! ¿Y continuar juntas?

Lo tienen clarísimo, ¿eh?

(Aplausos) Lo tienen clarísimo.

¿A mí me podíais enseñar a hacer, como decía Santiago,

ese deje de cadera con que entráis?

Yo quiero que me vea mi marido haciendo eso.

A ver, espera, que voy contigo.

Yo puedo parecer Lina Morgan, también te digo, ¿eh?

Culo, culo, ¡Ah, culo, culo!

(Silbidos) Sí, hay que moverlo.

¡Ah! ¡Hay que mover el culo! ¿A ver?

¡Claro! Espera, que lo veo...

Ah, bueno, no me digas claro así. ¡Mira qué actitud, Ana!

(Aplausos) Carolina, tú conmigo.

No sé, no sé si llevo el vestido apropiado.

No lo llevas, pero aguántatelo.

Venga, Ana. O sea, es una cosa como así.

(Ovación) (TODAS) ¡Sí!

-Cuando Ana Milán ha caminado, nos ha parecido que,

por ser la primera vez, lo hacía superbién.

Le hemos dicho: "Mueve un poco el culo"

y movía el culo sin vergüenza y todos silbando, era superguay.

Vamos a ver qué opina vuestro padrino, Yunke.

¿Qué opino? Es una actuación magnífica, he disfrutado, gozado.

Como en los ensayos, vi hacer el trabajo bien hecho,

estoy superfeliz, pero me gustaría hacer

un grito más de guerra para el jurado.

¿Estáis preparadas? (TODAS) ¡Sí!

-¿Sí? ¡Cuando vote este jurado...!

(TODAS) ¡Nos habremos clasificado!

(Aplausos y ovación) -¡Eso es! ¡Seguro, además, seguro!

A ver, un poco aquí. Nos juntamos aquí un poco,

nos reagrupamos porque... A ver, a ver, a ver. Así.

Si no os clasificáis, no pasa nada.

¡No! Para nosotras esto ya es un buen regalo.

¡Ole! Lo habéis hecho genial, pero...

(Aplausos) Os dais cuenta que, a veces,

gente tan pequeña nos enseña la actitud que hay que tener.

Dicho esto, vamos con lo importante,

que son las votaciones.

Santiago.

Pues, mira, la verdad es que me ha gustado mucho el beso

que me habéis dado, pero eso no ha influido en mi votación

que es sí, os merecéis estar ahí.

(Aplausos) (GRITAN DE EMOCIÓN)

A ver, a ver, necesitamos, necesitamos otro sí.

Pitingo.

Sí, sí, sí, sí.

(Aplausos) (GRITAN DE EMOCIÓN)

Ana.

Yo lo que os tengo que decir a lo mejor no os gusta mucho.

¿Vale? Pero no estaréis enfadadas conmigo en ningún momento,

me tendréis el mismo cariño, ¿no?

Bueno, absolutamente sí.

(Aplausos) (GRITAN DE EMOCIÓN)

Con esta explosión de alegría, podéis subir.

(GRITAN DE EMOCIÓN)

-Y nos han dicho: "Ya podéis subir a la Galería"

y, uf, ha sido superguay. -Y el sillón está muy blando.

(RÍEN) -¡Es superchuli!

(Aplausos)

-Empecé con los malabares porque mi hermano,

cuando tenía yo 15 años o así, se compró un diábolo y,

a partir de ahí, más o menos, es cuando empecé a practicar

otras cosas de malabares, las bolas, algo de fuego...

Y así, poco a poco, te vas haciendo mejor

y, hasta hoy.

El truco que voy a hacer hoy lo podría definir

como sorprendente y arriesgado.

Lo vi hace años en Bélgica en un festival

y me impactó tremendamente por la potencia que tiene el...

Y era algo que no había visto nunca.

Cuando la gente ve el número que voy a hacer hoy,

se crea mucha tensión, cierto miedo

y hay una dosis de peligro, pero controlado

Aparte de los malabares, mi otra pasión es la cocina,

por eso mi número se llama "Sorpresa crujiente".

Sorpresa porque no sabes lo que es,

crujiente porque vais a crujir de miedo.

Me gustaría compartir hoy con vosotros

una rutina muy especial del mundo de los malabares,

donde voy a combinar tres elementos clásicos:

Una bola,

una espada

y una motosierra.

No tengáis miedo, que he hecho esto... dos veces.

(Risas) Ahora en serio,

voy a hacer 10 lanzamientos de motosierra.

Vamos a ello, todos conmigo, fuerte hasta 10.

(Motor de motosierra)

Estoy acojonado.

(Risas) Todo hay que decirlo, ¿vale?

Y, antes de hacerlo, una cosa, si me sale esto,

si me sale tenéis que volveros todos locos, o sea:

"¡Sí, bravo, ah...!". Lo que os salga.

Si no me sale, si no me sale,

tenéis que llevarme al hospital.

(Risas) "Ja, ja", no.

Ahora sí... -¡Ánimo!

-Vamos a ello. -¡Vamos!

(Aplausos y ovación)

(Motor de motosierra)

(Gritos de miedo) (TODOS) ¡Uno, dos,

tres, cuatro,

cinco, seis...! -¡Fuerte!

(TODOS) ¡Siete, ocho...!

-¡Fuerte! (TODOS) ¡Nueve,

diez!

(Aplausos y ovación)

-He notado que la gente estaba tensa,

la gente ha reaccionado como quería y me ha gustado.

¡Madre mía!

Tú nos quieres matar de un disgusto a tu madre,

a nosotros y a todos. A todos.

Dime una cosa, la manicura con la motosierra

no lo habrás pensado, ¿no? Cuando quieras, te la hago.

¡No, no, no, no, no!

Ay, Dios mío, vamos con la valoración.

Santiago, tiene un cuchillo, una motosierra,

yo no sé qué vas a valorar. Este hombre es una maravilla,

cuando tienes que podar las ramas altas,

le llamas y te viene... (RÍEN)

(Aplausos) Yo, de verdad...

Cuando en un número hay peligro del artista, de alguna forma,

yo lo valoro más, llamadme raro.

O sea, aquí no valen trucos, no es un truco de magia,

las chispitas no salían porque esté manipulado.

O sea, que vamos, que te da un vahído

y se te lleva un brazo. Entonces, ahí lo que hace falta

es nervios de acero, muchas horas de trabajo

y lo que has tenido tú, la templanza de hacerlo bien.

(Aplausos) Gracias, gracias.

Ana. Bueno, eh...

Javi, enhorabuena, porque haces algo que es muy alucinante

que, como decía Santiago, pones en peligro y que un mal...

Eh, un mal cálculo, bueno, pues un pie va fuera

o vete tú a saber, ¿no? En cualquier caso,

yo no sé muy bien qué me quieres contar.

O sea, no me parece un número cerrado,

no sé si me entiendes. Sí, te entiendo.

Está un poco abierto aún, está un poco en pañales

y yo lo echaba de menos. Me parece que hay que tener

un par de narices para hacer lo que tú haces,

que hay que saber hacerlo,

que tú lo sabes hacer

y que el número es más importante de lo que me has dejado ver.

Sea como sea, enhorabuena.

(Aplausos) Gracias.

Luego veremos, después de esto, la votación.

Pitingo. Bárbaro,

como veo, no has fallado nunca, porque tienes las dos manos.

Y te tengo que felicitar, la verdad, porque...

Asumir ese riesgo

con una sierra de estas de... Eléctricas, es que...

No, no es cualquier cosa, desde luego.

(Aplausos)

Yunke, ¿qué te parece? ¿Qué me parece?

Yo sufro mucho cuando un compañero está trabajando.

Sufro muchísimo. Y doy fe de que eso corta, corta.

Te felicito, es pura magia que tengas todas las extremidades.

Me gustaría permitirme una cosita con este pañuelo

para dar fe de que esto corta. En el ensayo tuvimos un accidente,

pero no pasó nada grave. Yo, a partir de ahora,

antes no podía, este pañuelo que está por detrás de mi cuello,

después de estar con Javi esta tarde,

a partir de ahora ya... Ya puede como atravesar el cuello.

(Aplausos y ovación) Insuperable.

Muchas gracias, enhorabuena. Me ha encantado, gracias.

Mira, mira, Yunke, yo creía...

Digo "ahora va Yunke y le dice:

'Si no te importa, hazlo a ciegas'".

(Risas)

Es el defensor de los concursantes. No somos tan malos,

no somos tan malos. El momento de peligro viene ahora.

Vamos a ver qué pasa porque hay que votar.

Santiago, ¿qué votamos? Yo, claramente,

a Javi le doy un sí, lo merece.

(Aplausos) Bueno, muy bien, empezamos bien.

Ana.

(RÍE) Ana, que ha dicho que sí...

Yo estoy llena de dudas, no te voy a mentir.

Y voy a ser tan sincera contigo

que, intuyendo

lo que creo que va a pasar,

te voy a dar un no con muchas dudas, pero un no.

Intuyendo... (PÚBLICO )¡Oh...!

-Gracias. Son malos

hasta decir basta.

Con todas las dudas, con todas las dudas del mundo,

pero intuyendo lo que creo que puede pasar.

Si me equivoco después te lo reconoceré

y te pido perdón o lloro o algo. Vale.

No pasa nada porque nos queda Pitingo.

De ti depende, Pitingo, empezamos ya

con un poquito de presión y de tensión, a ver.

Pitingo, anímate. Tengo el corazón en la boca aún.

O sea, una cosa... Pitingo, venga.

Es que, ¿sabes lo que pasa? Ay, madre...

Es que no lo he pasado nada bien, sinceramente, es decir...

Has sufrido por la criatura. Se le escapa esta

y las orejas no veas, vuelan. Sobre todo para acá.

Ah, tú pensabas en las orejas. Pero tengo que valorar

el esfuerzo y ese miedo que también es un sentimiento...

Pitingo, por Dios. Importante y...

Eh...

Ay, ay, ay... Yo digo que sí.

Lo tenéis un poquito... ¡Ha dicho que sí!

(Aplausos y ovación) ¡Bueno, enhorabuena entonces!

Te lo has ganado. Sube, por favor,

corriendo a la Galería de los Insuperables.

Pues encantado, ¿no? Me ha gustado que pasara...

Bueno, todavía no es seguro, pero...

Y, además, la valoración me ha gustado.

Creo que es difícil, el nivelazo que hay

entre los concursantes no me hace estar seguro.

Los palcos ya van cogiendo calorcito, ¿eh?

Ya van teniendo forma. Nuestra siguiente concursante

es la única mujer que practica esta disciplina en España

y una de las 25 que domina este arte en todo el mundo.

Un aplauso para Didi Rodan.

(Aplausos) Nací ya pintando y...

Con los pinceles, con las ceras, con los lápices...

Siempre tenía algo en la mano. Cuando era niña me regalaron

una pizarra y fue el regalo más impresionante del mundo.

Claro, yo poder pintar y que nunca se me acabase el papel,

eso era algo increíble.

Y, sobre todo, porque admiraba mucho a los profesores,

me gustaba cómo explicaban todo con dibujos.

El arte de la arena ahora mismo en el mundo creo que no llegará

a 40 ó 50 personas, de las cuáles,

a lo mejor 15 pueden ser mujeres.

Entonces, es bastante poco común.

Lo que voy a hacer hoy en la actuación

habla sobre lo importante que es soñar

para convertirnos en insuperables.

Espero que os guste a todos pero que, sobre todo,

os haga soñar.

(Aplausos) -¡Vamos, Didi!

(Música de guitarra)

(Canción "Hero")

(Aplausos y ovación)

(Canción "Hero")

(Sonido del viento)

(Música de piano)

¡Hala!

(Aplausos) ¡Guau!

(Piadas de pájaros)

(Música instrumental)

(Aplausos y ovación)

(LOCUCIÓN) Vuela,

solo quienes siguen sus sueños

son insuperables.

(Aplausos y ovación)

-Cuando se ha levantado el público y el jurado, la verdad,

se me saltaron las lágrimas, ha sido muy emocionante.

Es muy bonito ver que llegas.

(Aplausos) Disfruta

de tener todo el público... Gracias.

El jurado, padrinos, todos de pie.

Emocionante, ¿no? Mucho.

A ver, vamos a empezar, Ana.

Didi, buenas noches. Buenas noches.

Eres totalmente autodidacta.

De la arena sí. De la arena.

Eh, sí, porque, además, veo que has hecho

clase de teatro, has estudiado piano,

has estudiado danza... Eres una mujer del Renacimiento.

Total. A mí me has emocionado mucho.

Eh... No esperaba tanto cuando has empezado a...

¿A dibujar sería? ¿A pintar?

¿Cómo se llama? Pues la verdad que cada país

le dice de una manera. ¿Y cómo se dice en España?

Artista de arena. dibujante de arena.

Artista de arena no me gusta, luego buscamos un nombre

y ya para siempre. ¿Te parece? Me parece.

(Aplausos) Me ha gustado mucho

lo que has hecho.

Pitingo.

Todavía...

Todavía tengo el cuerpo erizado por completo, me he emocionado.

¿Qué nos cuentas con esta historia?

¿Qué te ha llegado a ti? Sinceramente, alegría.

Ajá. ¿Sabes lo que te digo?

Ese buen rollo, ¿no? Lo que estamos viendo

en ese dibujo y, por eso, esa emoción que transmites.

Y me parece, aparte, supernovedoso y original

y, sobre todo,

que me hayas erizado los vellos, que eso es muy importante.

Eso es que transmites esa emoción con un dibujo en arena.

Nada, enhorabuena. Muchas gracias.

Santiago. Pues...

(Aplausos) Santiago, te diré, además,

que hoy estás especialmente positivo.

Yo siempre soy positivo, no ves que...

Para caer bien, realmente. (RÍEN)

Lo he visto también, como mis compañeros,

una gran sensibilidad, un poco de poesía,

es algo casi onírico, es un paso más allá

del que ve el parabrisas de un coche guarro

y pone: "Lávalo, cerdo".

(Risas) Vamos más allá.

Yo, más que artista de arena, arenista te llamaría.

Eso está bien, me gusta. Arenista me gusta.

(Aplausos) Yunke, ¿qué opinas?

Pues yo le diría a Didi que para mí es una ilusionista.

Con las magias de su mano, ha creado vida.

Realmente, me has emocionado, me ha encantado,

he disfrutado mucho y me gustaría que lo intentaran,

que probaran a dibujar a ver si podéis.

(Aplausos) -Por supuesto.

-Pitingo, venga, adelante. Santiago, ¿te atreves?

Los caballeros, que vengan aquí. Didi, te invito a que te sientes.

Vale, voy a cambiar el puesto. Disfruta, disfruta,

después te tienen que valorar. Quiero que nos valores

como arenillas. Los puedes valorar.

(Aplausos) Os lo preparado,

fíjate qué maravilla, qué lienzo.

Un poco de música, por favor.

Venga, elegid, ¿qué queréis? Vamos a hacer una escena lésbica.

¿Hacemos una escena lésbica? La música va al dedo.

(Música cómica y palmas)

¡Huy, muy bien!

Ella lo hace así.

Oye, ¿están haciendo "La bella y la bestia"?

¿No? Están haciendo un poco "La bella y la bestia".

Está muy bien, ¿eh? Oye, fenomenal.

Esta música es humillante, Yunke.

Bueno, es imposible plasmar lo que acabamos de ver.

(Risas y aplausos)

Bravo. ¡Carmen de Mairena!

Santiago ha dibujado a una mujer.

Aquí queda claro el potencial de Didi, ¿sí o no?

Yo, yo... La verdad es que

me ha quedado un poco mal, pero no nos han dado dos minutos,

la música era humillante y, además, es un homenaje

a Carmen de Mairena. Mucho mejor.

Perdonad, Didi,

puedes valorarles. Por supuesto, bueno,

no seré yo quien le quite a nadie...

Sé mala, sé mala. No puedo.

¡Que sí puedes! No puedo.

A ver, también te digo, no han dado la votación.

Es verdad. Te digo una cosa también,

somos más de castillitos este y yo,

pero es la primera vez en nuestra vida que hacemos esto.

Independientemente que fuesen más bonitos o menos,

pero se reconocía que eran figuras humanas, ¿sí o no?

(TODOS) Sí. -Bien, eso está muy bien.

Me parece que tienen posibilidades, ¿eh?

Les doy... Les doy vía para que aprendan, ¿eh?

Leo veo bien.

(Aplausos) Bueno, Didi, tienes que

estar pasando unos nervios... Antes de empezar con votaciones,

os diré que hay un puesto libre,

el único que queda, y tenemos que decidir

si lo ocupamos o sigue vacante.

Dicho esto, Ana.

Bueno...

¿Queréis hacer el "oh..." antes?

(TODOS) ¡Oh...! Muy bien.

Desahogaos, echad aire. Eh...

Didi, sí.

Muchas gracias.

(Ovación y aplausos) Gracias.

Gracias.

Pitingo.

#Y una lágrima cayó en la arena,

#ay, en la arena esa lágrima.

#Y una lágrima cayó en la arena.#

Claro que sí, sí.

(Ovación y aplausos) ¡Sí, sí!

Muchas gracias, gracias. -¡Bravo!

Ya tenemos dos síes.

Ya tenemos dos síes, ya es momento de alegría

pero, Santiago. Como he tenido que hacerlo,

me he dado cuenta de lo importante de la música.

Si te ponen la música de "Benny Hill"

hubieran mutilado tu trabajo. Sí.

Aún así lo has bordado, yo digo que sí.

(Ovación y aplausos) Muchas gracias, gracias.

Didi, enhorabuena y ocupa el puesto

que queda libre en la Galería de los Insuperables.

Me siento superprivilegiada de estar arriba

ya con las personas que hay arriba, porque me parece que es

un programa que tiene mucho nivel

y estando aquí me siento superafortunada.

Cualquiera que tenga que subir a mi posición,

será porque se lo merezca seguro.

Al siguiente grupo le hace especial ilusión

que Pitingo esté en el jurado, están convencidos

de que él sabrá valorar su arte.

Son Flamenco Pura Sangre.

Este proyecto empezó cuando yo me fui a Inglaterra,

hace ya siete años, a tener una experiencia,

a aprender inglés, a trabajar. En esa época me faltaba pasión.

Echaba mucho de menos el clima, echaba mucho de menos a mi gente,

y el flamenco pues llenó el vacío.

El destino nos cruzó y empezamos a hablar, a probar

y, a raíz de ahí, fue cuando se empezó a formar

Pura Sangre aquí en España.

-El flamenco en sí es un registro que transmite mucha pasión,

mucha garra, mucha intensidad.

De alguna manera u otra intentamos todos en conjunto

que eso llegue de manera directa al público.

-Hay muchos grupos, pero el nuestro es Pura Sangre.

Hoy lo vais a comprobar.

(Aplausos)

(Música de guitarra española)

#Yo sé

#que ya no volverás.

#No quiero recordar

#que te fuiste para siempre.

#Sin ti

#yo ya no sé vivir.

#Me he acostumbrado a ti

#y no quiero perderte.

#Si no te tengo, primo,

#si no te tengo.

#Casa Manteca,

#ya huele a vinos y a toreros.

#Ay, huele a vinos y a toreros

#casa Manteca, Casa Manteca.

#Y en sus paredes

#da cuenta la vida de esta tierra.

#Cuenta la vida de esta tierra

#y en sus paredes de solera.#

-¡Ay! -Venga, venga.

¡Toma!

(Solo de caja)

-¡Ajá! -Agua.

(Palmas) Ole.

#Támbale, tambaleándose,

#támbale, tambaleándose

#borracho de amor, borracho de arte,

#borracho de alcohol, borracho quién sabe.

#Támbale, tambaleándose,

#támbale, tambaleándose.

#Borracho de amor, borracho de arte,

#borracho de alcohol, borracho quién sabe.

#Támbale, tambaleándose. ¡Ah...!

#Támbale, tambaleándose. ¡Ah...!

#Támbale, tambaleándose. Aaaaah...

#¡Ah...!#

(Ovación y aplausos)

-Genial, la verdad es que hemos intentado, en todo momento,

transmitir, bueno, eso que llevamos dentro, ¿no?

Y la respuesta del público, del público y del jurado,

ha sido espectacular. A ver, Ana, ¿qué nos dices?

Todo lo que tengo que decir es bueno.

Mira, no es la música que yo escucho, no soy nada flamenca,

y ha habido un momento que me he girado así.

¿Y los lunares? Los lunares son más de que...

Bueno, yo me he puesto ad hoc. Ha habido un momento

en que me he girado y le he dicho a Pitingo: "Mira".

Y tenía los pelos de punta. Es innegable, es arte puro

porque, que yo no sea flamenca y me hayáis hecho mover

el culo, hombros y pelos de punta, es mucho. Enhorabuena.

(Ovación y aplausos) Muchas gracias.

Santiago está bastante serio.

Tú no eres muy flamenco, me parece.

Yo no, por eso escucho las sabias palabras

de mi compadre Pitingo que es un experto.

Estoy esperando siempre. Yo así, al pronto,

sí he visto arte, duende y, como decían, efectivamente,

pues Inma tiene una voz que enamora cuando canta,

pero callada enamora también, no tiene...

(Risas) Y la gracia de Rocío,

ese zapateado flamenco a mí... Los intérpretes han estado

muy bien pero no tengo ojos para todos.

No, a mí me ha gustado, estoy esperando la valoración de

Pitingo que es mi líder espiritual. Es una valoración

que a vosotros os importa y os interesa mucho.

Pitingo. Eh...

Me he... Cuando ha empezado

me he emocionado, estaba... De verdad, ¿eh?

Eh, a punto de que se me cayese una lágrima.

Cantas muy bonito, precioso, maravilloso.

Y, sobre todo, afinada perfecta y muy personal.

Es que yo no tengo palabras, es que un artista como él

de ese calibre, que me diga a mí eso, vamos, vamos.

Es increíble. Un poquito, quizás,

de descoordinación en la parte de cuando empieza la subida, ¿no?

Un poquito nada más con las palmas y...

Y lo que es la bailaora pero, en general,

vamos, yo me he emocionado, el público también, eso vale.

Mucha fuerza y mucho arte. Impresionáis también como jurado,

por eso, ¿a que sí? Hombre, tiene que haber nervios.

Vamos a ver, Yunke. Yo creo, como han dicho,

que tenéis duende y yo, como un duende,

que parezco Pumuky, ¿no? Un duende irlandés,

me he quedado sin palabras, pero voy a hacer un pequeño gesto,

os hago un pequeño gesto para, bueno, pues, más que nada,

hacer como esto así... ¡Oh...!

(TODOS) ¡Oh...! -Para esta magnífica voz.

-Muchísimas gracias.

(Aplausos) ¡Muchísimas gracias!

-Me habéis encantado, de verdad,

me habéis encantado. Enhorabuena.

¿Nadie quiere probar a hacer unas palmas, una canción?

¡Pitingo! Pitingo, que está entrenándose.

Yo, como se dice, estoy muy visto. Pero él, desde que hemos

empezado el programa, dice que no es flamenco,

pero se canta sus letras... Pitingo sabe que,

si salgo yo, se valora más la actuación.

Venga, vamos. Un poquito.

(Aplausos) Pero muy, muy cortito.

(RÍE)

Además, pasó antes, esa muchacha hizo

una maravilla en arena, salimos nosotros la cagamos

y entonces se valora más. Cualquier cosa que haya yo,

vais a quedar estupendos. Él a la actuación de ellas

ha dado una flor, preparad las hortalizas

que vamos a actuar nosotros.

(Risas) #Ay...#

El cante eres tú.

(TOCAN PALMAS) #Ay...

#¿A quién le canto yo? Yo le canto a mi Santiago,

#que tengo la obligación.

(TODOS) ¡Ole! #Le canto a mi Santiago,

#le canto de corazón.#

(Ovación, aplausos y palmas) (JALEAN)

#Tira, tira, tira.#

#Eh, la tengo yo. ¡Buena! ¡Pom, pom!

#¡Pom! ¡Toma!#

(Ovación y aplausos) ¡Ole!

Vamos, vamos, vamos, se ha puesto

y está sembrado Santiago,

parece mentira que no sea de este mundo del flamenco.

(Aplausos) Vamos a ponernos un poco serios

porque vamos a lo importante.

Os recuerdo que los palcos están llenos,

habría que hacer sitio, no sabemos si vais a pasar o no.

¿Qué pasa? A ver, no me miréis así. Santiago.

¿Qué hacemos? Después de la actuación

del Terremoto de San Andreas, que soy yo.

¿Terremoto de qué? De San Andreas, ¿no?

(RÍE) La falla, como la falla.

Yo qué sé. Vamos a ver, yo voy a dar un sí

y, si los compañeros no quieren que sustituyan a uno de esos,

pues que den un no. O sea, que yo, yo, yo...

Sí, o sea, estáis estupendos.

(Ovación y aplausos) Inauguramos con un sí

que está muy bien. ¿Por qué lo haces así?

Gracias, gracias.

¡Pero, Carolina, por favor!

Hemos arrancado... Santiago está muy generoso hoy,

pero es que se lo merecen. Hombre, que se lo merecen sí,

¡pero es que se dedica a quedar bien con todo el mundo!

Claro, claro. ¡Oh, qué poca vergüenza!

Ha dicho que sí. Necesitaríamos un sí

para poder acceder a la galería y, entonces, tendríamos un problema

porque habría que hacer sitio y, bueno, tendríamos que trabajar

un poco más para ver qué hacemos. Pitingo.

Yo, claramente, digo sí, claro.

(Ovación y aplausos) ¡Bueno!

Entonces,

ya tenemos dos síes.

Vamos a saber, Ana, tu valoración, aunque no va a tener tanto peso,

ya tenemos dos síes.

Vas a tener la responsabilidad de mirar a la Galería

y decirme qué vamos a hacer.

Vamos, antes muerta que deciros que no.

O sea, es un sí como una casa.

(Ovación y aplausos) Eso por delante.

Ya tenemos, que es importante, tres síes, ¿eh?

Muy bien. Tenemos los tres síes.

Me tienes que decir si quieres cambio

porque lo tienes clarísimo, si quieres duelo, si tienes dudas.

Mira la Galería.

Me encanta, porque hay una niña que se esconde,

como si escondiéndose no... A ver...

Qué fatiga. Empieza un momento de tensión.

A ver, ¿qué hago con vosotras?

No, las niñas déjalas, pobrecillas, mira qué cara de pena.

(Risas) Mira lo que te voy a decir,

Santiago Segura. Dime, Ana Milán.

Me siento a tu lado. Escúchame una cosa.

A ver, cuéntame. A lo mejor alguien...

¿Estoy matando a alguien por cámara?

¡No te asustes! Solo te toqué la cara,

¡has dado un respingo! ¿Qué pensabas que haría?

Me he apoyado encima. Tienes a gente sufriendo ahí.

Bastante sufro con este al lado. Vamos a centrarnos.

No me llores, que me va a dar un ataque.

Tienes una cara de sufrimiento como si te dejara el novio.

(RÍEN) Se pasa fatal.

Bueno...

Javier. Hola.

Qué chungo, ¿eh? Oír tu nombre de repente.

Como cuando llama tu madre y has llegado

a las cuatro de la mañana y la has cagado.

Javier, antes me he quedado con las ganas

de ver un poco más de ti. Te he dicho: "Te doy un no

y te lo doy con dudas", ¿vale?

Los dos síes que he dado

los he dado muy convencida, el tuyo tenía dudas.

Me gustaría que hubiese una nueva oportunidad,

así que os reto a batiros en duelo.

Pues, entonces,

(Aplausos) momentáneamente,

abandona la Galería de los Insuperables.

Abandona tu sitio, por favor.

A ver qué tal sale el duelo, nunca se sabe,

son muy buenos ellos, o sea, que lo que la gente quiera.

A partir de ahora, tenéis no más de un minuto

para dar vuestra mejor actuación.

Tenéis que convencer al público

que es quien os va a votar.

¿Sí? ¡Pues que comience el duelo!

Hay un minuto para demostrar lo que quedó en el tintero.

-Voy a presentar una rutina muy trabajada y precisa.

-Solo verlo te pone los pelos de punta,

entonces es una tensión continua la que hay ahí, tiene mucho mérito.

-El flamenco tira mucho y lo hacen muy bien,

la cantante es guapísima y eso gusta mucho también.

-A por todas.

(Aplausos)

(Música electrónica)

(Palmas)

(Griterío)

(Música electrónica)

(Palmas)

(Ovación y aplausos)

-Pues el duelo no ha ido muy bien

porque se me ha caído una vez la bola,

precisamente en el movimiento más fácil de la rutina.

Y eso me duele más.

(Ovación y aplausos)

(Música de guitarra española)

#Tienes un beso de arroz y de leche

#en el valle.

#Y dice que viene de Marte y vas

#a regresar, vamos, que te irás.

#Pero es que, a veces, tan solo a veces,

#lo que está siendo es lo que parece.

#A veces parece que te hayas marchado ya.

#Uh...

#Mi hembra, mi dama valiente se peina,

#la trenza como las sirenas

#y rema en la arena si quiere.

#Ay, mi hembra,

#tus labios de menta te quedan

#mejor con los míos si ruedan,

#mejor tu sonrisa si muerde.

#Ay, hembra...#

(Ovación y aplausos)

-Superanimados, no nos quedan ya palabras, vaya.

Esto es un infarto detrás de otro.

(Aplausos y ovación) Bueno...

Momento de tensión.

Enhorabuena a los dos,

os recuerdo que es el público el que debe votar qué artista,

qué actuación quiere que se quede y que pase a ocupar

el puesto en la Galería de los Insuperables.

Si queréis que se quede Javi Maper,

tenéis que pulsar el botón rojo.

Si, por el contrario, queréis que sea Flamenco Pura Sangre,

botón azul.

Podéis votar.

El público ya ha votado, ya tenemos el resultado.

No me pongáis estas caras de circunstancias.

Vamos a ver

qué ha decidido el público.

Y el concursante

que quiere que se quede y que pase a ocupar

el sitio que en estos momentos está libre

en la Galería de los Insuperables

es:

¡Flamenco Pura Sangre!

(Ovación y aplausos) ¡Enhorabuena!

Con 155 votos.

Balance positivo porque, al final, es un lugar

donde exponer tu trabajo,

contento por eso.

Un poco triste por no seguir adelante.

Flamenco Pura Sangre, por favor, corriendo,

haceos con la Galería de los Insuperables,

acceder a ella

(Ovación y aplausos) y disfrutadla.

Empecé con la magia, no te lo vas a creer,

normalmente a los magos nos regalan una caja de niño,

yo era más adulto y estaba en clase de Latín.

Un amigo me enseñó una carta que cambió sola.

Quedé tan impresionado que grité, nos echaron y ahí,

en los jardines del colegio, empezó mi profesión.

Nuestra forma de presentar la magia es dándole la vuelta,

buscándole un punto teatral, con mucho humor.

Lo que más nos gusta de lo que hacemos es después,

cuando nuestra manera de entender la magia

llega a la gente y nos lo hace saber.

Hemos ganado el Campeonato de España

de Grandes Ilusiones y esto ha supuesto, la verdad,

que se nos abran muchas puertas y, sobre todo,

una satisfacción personal y de grupo también muy importante.

Nuestro objetivo de hoy es que tengáis una sonrisa enorme

durante todo el número y que la magia os acompañe.

(Aplausos) Edgard, buenas noches.

Buenas noches. Oye, ¿y qué...? ¿Esto qué es?

Esto es un ventilador. Esto... Yo es que

no sé si te tengo que decir esto porque el mago, la magia

es algo que va contigo, pero no es la ilusión de mi vida.

¿Y cuál es la ilusión de tu vida? La ilusión de mi vida

hubiera sido tocar una rumba.

(Música de rumba)

#Traemos en la guitarra la bomba de neutrones

#que mercachifles y marineros trajeron de Caribe y de Ecuador.

#Juntaron rumba y flamenco y le dieron nuevo sabor

#al ritmo de los gitanos de Somorrostro hasta Mataró.

#El ventilador, el ventilador, máquina.

#El ventilador, el ventilador.

#Camina. El ventilador, el ventilador,

#máquina, el ventilador, el ventilador,

#camina.

(Palmas)

#El ventilador, amigos, es un invento que ha hecho furor,

#porque junta en la guitarra la armonía y la percusión.

#Seguros de que no pare su ritmo demoledor,

#la rumba se afinca sola y va bien segura en el batidor.

#Este truco tan ingenioso y de fácil ejecución

#seguro que no lo conoce ni el mismísimo James Bond.

#Todas las grandes potencias lo pretenden averiguar,

#el Opus, el Vaticano, el Pentágono y la OTAN.

#El ventilador, el ventilador,

#máquina. El ventilador, el ventilador.

#Camina. El ventilador, el ventilador,

#máquina. El ventilador, el ventilador.

#Camina.

(Palmas)

#Este truco tan ingenioso y de fácil ejecución

#seguro que no lo conoce si el mismísimo James Bond.

#Todas las grandes potencias lo pretenden averiguar.

#El Opus, el Vaticano, el Pentágono y la OTAN.

#El ventilador, el ventilador,

#máquina. El ventilador, el ventilador.

#Camina. El ventilador, el ventilador,

#máquina. El ventilador, el ventilador,

#camina.

(Palmas)

(Ovación y aplausos)

Y, digo yo,

antes de que triunfes en Las Vegas, ¿no puedes venir al cumpleaños

de mi niña que es en agosto? ¡Y tanto! Esto se arregla rápido.

Es marcha, magia... Bueno, energía.

Te dejo aquí.

Así os tengo a todos agrupaditos y a mi lado.

A ver, Pitingo, ¿qué nos dices?

Estáis sembrados, la verdad.

(Risas) Pero quizás me ha faltado

un poquito de eso, de magia, porque tanto...

Este palmero, que está sembrado, el otro palmero también, genial,

el playback, todo, como que te despista un poco

de lo que realmente es el número

que es meter la mano en el ventilador.

Ya te digo, me ha faltado un poquito de magia, un poquito.

Bueno, Ana.

Me ha sobrado comedia que, en realidad,

lo que quiere decir es lo mismo. Quiero decir...

¿De quién es la canción? De Los Manolos.

De Los Manolos, vale. Ole.

Eh... Me entusiasma

para llevarlo como de canción del verano

con espectáculo, con risas, para echar...

Pero yo no he visto, o sea, sí he visto la magia,

lo que pasa es que está muy oculta detrás de

una parafernalia veraniega y cachonda que os habéis montado,

que está muy bien y me lo he pasado teta

que estaba con el hombrico: "tiqui, tiqui".

Pero... Y los pasos son geniales.

Claro. Pero la magia se me ha quedado un poquito corta.

(PÚBLICO) Oh... ¡Pero si acaba de decir

Pitingo lo mismo y no habéis dicho nada,

digo yo lo mismo y "oh..."!

(PÚBLICO) ¡Oh...! Mira, de verdad,

cada vez que hablo: "Oh...".

(Ovación y aplausos) Santiago, tienes que arreglarlo.

Algo positivo. Yo, en cambio, te digo

que he estado en Las Vegas, he visto a los grandes:

David Copperfield, Criss Angel, incluso, aquí, en España

he visto a Yunke, al Mago Pop, a los más grandes magos,

y os puedo decir que vuestro número

no se parece en nada al suyo.

(Risas) No, pero, pero...

Sobre todo, no lo digo como algo negativo.

Vamos a ver, las asistentes,

¿dónde están las modelos de lencería?

(Risas) ¿De dónde los has sacado?

Esto es un resto de serie. No, no...

A mí me ha parecido que la comicidad del número

es muy buena, la magia también,

a lo mejor sobra comicidad, falta magia...

Yo creo que es una buena combinación,

me ha agradado el número. Gracias.

Vamos a ver, para subir los ánimos,

(Aplausos) qué opina vuestro padrino, Yunke.

A mí ya sabéis que la magia me encanta.

Es difícil representar un efecto así donde hay tensión,

y hacerlo con comedia. Es muy complicado.

Hay pocos números de magia, de grandes ilusiones,

que se combina la comedia con magia.

Creo que es un gran número, he disfrutado, lo pasé bien.

¿Vosotros qué opináis? ¿Os ha gustado?

(TODOS) ¡Sí! -Hay que escuchar al público.

(Ovación y aplausos)

Bueno, con estas valoraciones

vamos a ver qué pasa,

si se refleja también en las votaciones.

Santiago. Pues, mira, yo, viendo

la reacción del público, y a mí me ha gustado,

tengo que daros un sí.

(Ovación y aplausos) Bueno, hemos empezado bien.

Ana.

Edgar, yo espero, y te lo digo

de verdad, volver... ¡Oh...!

(Risas)

Mira, mira... Oh...

¿Quién ha sido?

¡Está aquí, está aquí! Mira cómo lo señalan todas:

"¡Ese, ese!". Luego voy a ir a hablar contigo.

Dice: "A ver si es verdad".

Escúchame, Edgard, de verdad, espero volver a verte

con un espectáculo un poco más cerrado

porque es verdad que magia... Sí, porque este lo vas a cerrar ya.

(Risas) Magia...

Más cerrado que este no creo. Magia y comedia es novedoso

y pocas veces se puede ver,

y creo que le falta un pelín de trabajo.

Eh, yo te doy un no.

(Aplausos) (TODOS) ¡Oh...!

Tenemos un sí, tenemos un no.

Pitingo, el desenlace.

No me ha emocionado lo que debería haberme emocionado.

Y, lo siento mucho, un no.

Lo siento. (TODOS) ¡Oh...!

(Aplausos)

-Había contradicciones, unos que faltaba magia,

la otra que faltaba comicidad, yo creo que comicidad no falta.

Y, bueno, pero estamos superconvencidos

de la forma que tenemos de enfocar la magia nosotros,

es lo que nos hace distinto de los demás

y, nada, sacar conclusiones positivas, que han sido muchas,

conocer a gente interesante y, nada,

y es un concurso, ya está. No pasa nada.

Pero contentos de cómo ha salido, eso sí.

(Aplausos) Es el turno ahora de una pareja

muy especial, se conocieron por Internet

y se enamoraron locamente, aunque no lo tuvieron fácil.

Finalmente, el amor triunfó y nació un número maravilloso

de acrobacias sobre patines.

Ellos son Dúo Challenge.

Nuestro número de patines empezó, básicamente,

de una historia de amor.

Simboliza nuestra alianza como pareja y como equipo.

Yo soy de Venezuela. -Yo de Ucrania

-Hemos llegado el mismo día a España

y, un año más tarde, comenzamos una relación sentimental.

-Yo provengo de una familia de circo.

Si quieres estar conmigo, eso significa viajar,

porque yo nunca podré dejar este mundo.

-Yo dije: "Claro que sí. Lo acepto".

Vamos los dos al circo.

-Al principio, trabajábamos números sueltos.

Y después, hemos decidido hacer patines.

Un número de pareja. Unidos, no solo en la vida,

sino que en el escenario también.

El resto, pues aprendiendo solitos.

Cayendo mucho y levantándose mucho.

Aquí hasta cicatriz.

Es nuestra primera vez que salimos en la tele.

-Os invitamos a nuestro nuevo desafío.

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Suenan palmas)

(Vítores)

(Suenan palmas)

(Aplausos)

(Aplausos)

-¡Bravo, bravo! Increíble.

Ana, dime cómo haces para no marearte.

Es la costumbre. Prácticas. Practicar.

A mí me ha encantado. Yo no sé qué tiene que decir

nuestro jurado, pero a mí me ha encantado.

Ana. ¿Eh?

(Risas)

Estaba... Es que estoy un poco pétrea

por lo que acabo de ver, porque es muy increíble,

¿no?, esto que hacéis.

Yo tengo una crítica. Voy a empezar por la crítica

y así luego sabrá mejor lo bueno, ¿no?

Tengo la sensación de que sabéis,

de manera muy clara, cuáles son

los dos puntos fuertes del espectáculo que hacéis

y que lo demás se me queda un poco lavado.

O sea, es muy increíble lo que es increíble

y demasiado normal lo que es normal.

Claro, demasiado normal porque lo hacéis vosotros.

Si lo hago yo, sería una catástrofe. Esto es así.

Pero lo que hacéis bien, lo hacéis muy bien.

Gracias. Enhorabuena.

(Aplausos) Son críticas constructivas

que sí valen. Vamos a ver qué opina Santiago.

Bueno, yo, lo que decía antes cuando hemos visto

a Javi Maper manipulando la motosierra,

la sierra mecánica, que peligra realmente su vida.

Rolando, tú estás manipulando a Ana,

que también peligra tu vida.

Viene su padre de Ucrania como la sueltes y te dice...

Es que es peligrosísimo. Pitingo, ¿qué opinas?

Es alucinante lo de... Claro.

Contractura no tienes ninguna,

porque ponerte eso en el cuello y empezar a dar vueltas.

De momento, no. Es flipante.

Yo he alucinado. Y, aparte, sobre todo,

lo que dice Santiago,

el riesgo que tiene el caerte, el hacerte daño.

Eso todo hay que valorarlo muchísimo.

Tenemos, yo creo, que una

muy buena valoración. Vamos a ver Yunke.

Me parece espectacular. Me parece una disciplina

muy complicada, muy difícil de realizar todos los trucos

que hacéis. Os felicito. Enhorabuena y a seguir adelante.

(Aplausos) -Gracias.

-Pero antes, si me lo permitís...

Si me lo permitís, me gustaría preguntar al público.

¿Qué os ha parecido? Estamos opinando nosotros,

pero es interesante saber

(Ovación) vuestra opinión. Bien, ¿no?

-Es lo mejor. Cuando el público se levanta,

eso da ya tanta alegría, que, bueno, ya sabes

cómo te valoran, qué voto te dan o no te dan.

Pero cuando el público se levanta y le gusta,

la verdad, eso ya... eso dice todo.

A ver, Santiago, que estás muy blandengue.

Vas a empezar mojándote. ¿Cuál es tu votación?

El vestuario, horrible. Te lo digo.

Parece que les ha explotado un globo encima.

Es como de fin de año. Pero ellos me han encantado.

Entonces, sí. Bueno.

(Aplausos) Tenemos el primer sí.

Ana. Eh...

El vestuario no es horrible. No le hagáis caso.

Tiene que decir sus cositas.

Ah. ¿Te gusta? No. Pero no es horrible.

(Risas) No es horrible. Es simpático.

Es... No le escuchéis.

Sí. Además, hablo yo, que me he puesto

una tapicería de chaqueta. Les acabo de decir que sí.

(Aplausos) No me interrumpas.

Ana, ¿has dicho que sí? He dicho que sí.

Bueno, entonces, vamos a ver.

Tenemos dos síes. Pero...

Mirad estas caritas que tenemos aquí arriba. Pitingo.

En ti está el que hagamos un cambio,

el que hagamos un duelo,

el que quieras... Alguien, desde luego,

tiene que bajar. Alguien de los que hasta ahora

tenía el título de Insuperable, tiene que abandonar

ese puesto para que puedan subir ellos.

Lo primero, tu voto. Sí.

Es un sí. Perfecto.

(Aplausos) Tenemos tres síes.

Y después de tu voto, mira la galería.

Mira las caritas con las que te están mirando,

esas caritas de circunstancia.

Que no le hagáis eso. Pero pobre Pitingo.

Mira, de verdad, qué horror.

Esto no es plato de buen gusto para nadie.

La verdad que es lo peor del programa.

Para mí es la parte más desagradable.

Me encantaría que fuese el público, que decidiesen ellos.

De momento, el público ya veremos,

porque luego hay una parte que tendrá que decidir.

Pero dime si quieres un cambio, si quieres un duelo.

Yo quiero un cambio. Un cambio. Vale.

¿Tienes claro a quién quieres cambiar?

Cómo lo digo de una manera que no...

que no haga daño. Porque yo lo que menos

quiero hacer en esta vida,

es daño a nadie. Doy fe.

¡Oh! No lloréis. Yo ya veo alguna lágrima

por ahí arriba. No lloréis.

Mira. Hacedme un poco de sitio. Un pelín de sitio.

Mira, voy a intentar decirlo...

Al final voy a llorar yo también, te lo juro.

No me hagáis esto, por favor. Escuchadme una cosa.

Es vuestro verdugo, niñas. Os lo explico. No lloréis.

Yo me he presentado a muchos concursos

y me han tirado de unos cuantos.

Pero vosotras tenéis más arte que yo. Bastante más.

Tenéis una edad que tenéis que aprender mucho todavía.

(LLORAN) No me hagáis esto, por Dios.

Me voy a ir con mis niñas ahí arriba.

No me hagáis esto. Me voy a ir con mis niñas,

(Aplausos) porque aquí no se puede llorar.

Hombre.

Fatal Pitingo, eh. Fatal. Muy mal.

Hacedme un hueco. Me vengo con vosotras.

No. Pero no lloréis. ¿A ti te gustaría?

Echadme una mano.

Pitingo, es que le gustaría hacer batalla.

Mira... Que le gustaría hacer batalla.

¿Batalla? Por lo menos, un dueto.

Aunque no nos dejaran,

aunque nos tuviésemos que ir igualmente.

Déjame que te eche una mano, Pitingo, porque esto tiene tela.

Chicas, hay una cosa muy importante en la vida

de todo artista, que es aprender

a aceptar el halago y aprender a aceptar la derrota.

(Aplausos) Porque si no, uno nunca

supera las cosas.

Gracias por al menos dejarnos haber subido

con tres síes.

Y que... echaremos de menos todo esto.

(Aplausos)

Sin llorar. Sin llorar,

que se os va a correr el maquillaje.

(Vítores)

(LLORAN)

Ahora para adelante. Que vais a llegar

seguro adonde queráis. Con esta actitud buena,

al fin del mundo.

Entiendo que la situación de Pitingo,

también te has quedado... Entiendo que ahora

te debes de sentir... Estoy a punto de irme con ellas.

Es un paso importante. Mirad, chicas,

poneos bien guapas. No llorad, porque os va

a despedir el jurado con un superabrazo.

Y os vais a ir con un aplauso de este maravilloso público.

(Aplausos)

Es un abrazo, vale. Pero es que también

nos hubiese gustado... -Un premio.

-Un premio. -O demostrar lo que valemos.

También tenemos alegrías.

El Dúo Challenge, por favor, pasad a ocupar

ese sitio que queda libre en la Galería

(Aplausos) de los Insuperables. Enhorabuena.

Se entiende a un niño que tenía tanta ilusión.

Y es que son tan inocentes.

Y quitarles esa ilusión, es que eso duele.

Unos se van. Otros llegan.

Siempre hemos dicho que en este programa

no hay nada decidido hasta el final.

Es difícil. Pitingo, yo sé que te has quedado

con muy mal sabor de boca. Es un marrón.

Cuando lloran los titanes, lloran como huracanes.

(Risas) Hombre, es un marrón.

La que han montado. Tenemos que continuar.

Y llega el turno de dos hermanas muy jóvenes.

De momento, solo han actuado en restaurantes

y hoteles, pero que tienen

un gran futuro por delante. Son Marie y Suzanne.

Venimos de una familia de músicos.

Y acabé yo apuntándome a una escuela de canto.

Y después me siguió los pasos mi hermana.

Y, bueno, aquí estamos cantando juntas.

-Al principio, era difícil, porque no estamos

de acuerdo en nada. Una quería algo

en la canción y otra, otra cosa.

-Ella me manda. Yo le mando.

Y así empieza todo. -Las dos mandamos.

Y mira, al final una se tiene que fastidiar.

-Y, no sé, somos muy especiales.

-A veces la oigo cantar y digo que yo,

comparado a ella, no soy nada, porque canta superbién.

-Opinamos lo mismo, pero nunca nos lo hemos dicho.

Lo acabo de descubrir ahora. -Yo también.

-Somos hermanas y aunque discutimos muchísimo en casa,

juntas en el escenario somos insuperables.

(Aplausos)

(CANTAN EN INGLÉS)

(Suenan palmas)

(CANTAN EN INGLÉS)

(Aplausos)

Bueno, muy bien. Enhorabuena.

¿Os ha gustado? ¿Habéis disfrutado la actuación?

Vamos a ver qué opina nuestro jurado.

Ana. Yo.

Eh... Tenéis dos voces absolutamente personales

e increíbles. No os parecéis a nadie.

Cosa bastante difícil en los tiempos que corren,

que ya hemos visto casi de todo.

Sin embargo, me sorprende vuestra actitud.

¿Es timidez? Un poco.

Un poco. Pues... entiendo, eh.

Entiendo que es un poco de timidez.

Pero la actitud en un escenario es la mitad.

La posición corporal. Solo habéis sonreído

cuando ha terminado la canción.

Y me da pena... De alivio porque había acabado.

Están las pobres un poco tensas.

No. Yo no estaba nerviosa.

Solo que nos faltaba un practicar, pues eso,

nuestra actitud cuando cantamos.

Dicho esto, que pueda sonar duro,

pero créeme, que es un consejo desde el amor,

tenéis unas voces increíbles.

Y empastáis que da gusto oíros. Sois dos ángeles, de verdad.

Y un inglés ahí que olé, olé.

Creo que vais a tener un poco de suerte

porque Santiago está hoy excesivamente optimista.

¿Sabes lo que pasa? Después de la crítica de Ana.

En Twitter todo el mundo está diciendo

que Pitingo es Herodes después de esas pobres niñas.

¡Ay! Qué mala persona es.

No. Y no quiero que me pase eso.

¿A mí qué más me da? Pobres criaturas.

Al final, caen por su propio peso.

Ahí solo pueden quedar tres.

Y siempre quedan los tres, más o menos, que estén bien.

¿Te ha gustado? Cantan muy bien.

Además, sus voces empastan. Tienen mucha química en la voz.

O sea, como dúo, yo creo que funcionáis,

a pesar de ser hermanas. De momento, quedáis con eso,

que luego vendrán las votaciones. Quiero proponer algo.

Si me dejas. Es que Carol aquí manda.

Bueno, no te creas. A mí me encantaría

que os sentéis y hagáis un trocito de verdad,

disfrutando y mirándoos.

Pero con comunicación. ¿Podría ser?

Yo lo quiero ver.

(Aplausos)

¿Con música o sin música? A capela.

Si puede ser, a mí me gustaría a capela,

porque tenéis unas voces

que no necesitáis ni música. Coged el tono.

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

Bueno, ahora sí. Vaya cambio.

Y después de esta nueva actuación otra vez, Pitingo.

Se notan que han disfrutado ahora.

No le hagáis caso, que es mala persona

desde que es pequeño. Es que es una languidez

inherente a la canción. Por eso están un poquito... ¿verdad?

A ver, Pitingo. Bueno, yo creo que tienen

un color de voz muy bonito. Empasta muy bien.

Es lógico que con su edad... Con su edad

recuerdo que intentaba beber agua.

La tontería que es beber en un escenario.

Temblaba tanto que estaba dos horas sin beber

con la boca como si hubiese comido un bocadillo de polvorones.

Una barbaridad.

Tenéis lo que hace falta, que es el color de voz.

Lo que tenéis que tener es poca vergüenza.

Por muy abiertas que seas, no quiere decir

que estar delante de tantas personas

y personas que has visto por la tele y esas cosas,

seas también tan abierta. Te corta bastante estas cosas.

Yunke. Tendría que decir que yo trabajo

con mi hermana desde hace años

y es una satisfacción. Vosotras, que compartís eso

tan bonito encima de un escenario, estáis

las dos juntas, poder cantar de la forma en que cantáis,

a mí me emociona veros, sabiendo que sois hermanas

y que estáis trabajando juntas con este proyecto.

Enhorabuena y adelante con vuestro futuro,

(Aplausos) que tenéis muchísimo.

Y después de las valoraciones,

vamos a las votaciones, que es lo importante. Ana.

Eh... Chicas, yo os voy a dar un no,

esperando de verdad que penséis y que le deis

una vueltecita a lo que os acabo de decir.

Y que la actitud sea en el escenario

de lo que sois de verdad, dos pedazos de estrellas

que hay que pulir, nada más. Gracias.

Pues eso. Dos pedazos de estrellas.

Con eso hay que quedarse.

Yo os doy un sí. Gracias.

(Aplausos)

A mí estas situaciones me gustan, porque después de un no,

viene un sí y eso significa que existe la posibilidad.

Santiago está muy positivo, muy generoso.

Y de ti depende el decidir si esta actuación

merece la pena estar ahí arriba, quitándole el puesto

a algunos de los que ya han accedido.

Pues mira. No sé.

Es que es muy... Es muy... Es insuperable.

Es muy triste. Pero como decían en los pueblos:

"Más vale una vez colorado, que cien encarnados".

Rojo, que ciento colorados. Eso.

No habías dado una, macho. Vamos a tener un problema grave

intentando saber a cuál echamos de estos que hay arriba.

Marie y Suzanne, yo creo que cantáis muy bien.

Tenéis muy buenas voces. Plantearos, realmente,

si os gusta actuar en público y hacerlo...

Por cantar, está claro que os gusta.

Pero habéis dejado la puesta en escena un poco de lado.

Debo deciros que no, con todo el dolor de mi corazón.

(PÚBLICO) ¡Oh! Sabiendo que dirán: ¡Oh!

(Aplausos) Bueno, pero os tenéis que quedar.

Que sois buenas estrellas. Disfrutad.

Un fuerte aplauso para ellas. Gracias.

La verdad es que no confiábamos mucho en subir a la galería,

ya que los que estaban arriba, ya eran muy buenos

y eran talentos muy variados.

-De pequeño ensayaba acrosport.

Me retiré con 18 años. Me vine a España.

Iba a ensayar a escuelas de circo.

-Yo hacía gimnasia rítmica. Y nada.

Me apunté a la escuela de circo

y allí conocí al que fue nuestro profesor

y me lo presentó, porque él

ya había trabajado en esto en Polonia.

-Y así empezamos nuestra aventura con dúo Mano a Mano.

Como fuimos también a trabajar a un circo,

íbamos juntos, vivíamos juntos.

Ahí ya empezamos como pareja.

-El roce hace el cariño.

Antiguamente, se hacía números olímpicos

mano a mano en dorado. Entonces, es como volver

un poquito a atrás, a como se hacía antiguamente

esta disciplina.

-Estamos acostumbrados al circo

y esto es completamente diferente a lo que hacemos.

Aquí de verdad se va a ver si gusta el número o no gusta.

-Nos presentamos al programa para probar nuestras fuerzas.

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Aplausos)

(Aplausos y vítores)

(Aplausos y vítores)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Vítores)

(Aplausos y vítores)

-Detrás de tanto trabajo, ves la recompensa,

ves que a la gente le gusta. Y eso es lo más bonito

de este trabajo, de lo que hacemos.

Precioso. Y, además, a mí me encanta.

Os tengo que decir que me encanta este momento.

Cuando entro y veo a todo el público de pié,

al jurado de pié, a vuestro padrino de pié.

Me encanta. Emocionante, ¿no?

¿Lo habéis disfrutado? (AMBOS) Sí.

Bueno, vamos a ver qué opina,

la valoración del jurado. Ana. Ana.

Sois... Eh...

Sois... Sois pura poesía.

O sea, me parece increíble

que te la subas a la cabeza, muchacho.

O sea, y que esa muchacha se sube ahí.

Y con esa cara de relax de "aquí no pasa nada,

estoy con un pié en la cabeza

de mi marido". Sois pareja, ¿no?

Sí. No os voy a preguntar qué tal

os va como pareja, porque ya intuyo que bien.

(Aplausos) Eh...

Bueno, una maravilla. A mí me encantaría saber

la opinión de Pitingo, porque estabas poniendo unas caras.

Estabas entregadísimo. Yo lo veo así,

sonriendo, con la cabeza así.

Y digo: Qué barbaridad, vamos. Qué fuerza.

Qué bonito, la verdad. Y aparte, es que yo,

como buen gitano que soy, me encanta el color oro.

(Risas) Vamos, que me ha encantado todo.

Yo, como Pitingo, me haría unas pulseras con ellos.

No. Realmente yo estoy flipado porque la gente

que controla tan absolutamente su cuerpo.

Yo, por ejemplo, que controlo

(Risas) el esfínter y a duras penas.

Es que no. Mi cuerpo es como un desecho.

Y ellos... Vamos, esa religión al cuerpo, a mí me emociona.

Sois maravillosos. Estoy emocionado.

Muchas gracias. Santiago, ¿te atreverías

(Aplausos) hacer una demostración?

¿Qué? ¿Te atreverías a hacer

una demostración? Carolina, ya te he explicado

un poco el control que tengo sobre mi cuerpo.

No puedes decir eso y quedarte luego sentado.

O sea, una persona sin control de su cuerpo, ¿qué haría?

(Risas) Que ya subirse me cuesta.

No. Yo necesitaría a Ana Milán para que se subiera a mi cabeza.

Pero con el tacón puesto. A caballito sí vas a poder.

¿A caballito? Que yo tengo

la columna muy delicada. A ver, Ana.

No te has cogido a una chica pequeña.

Pues a Carolina. Yo no me quito los tacones.

Yo me subo a tu cabeza. Vamos a ver.

No, no. Yo no me quito los tacones. Que no, hombre.

Esto ha mejorado. Es un número sadomaso.

Me tumbo y tú me pisas con los tacones. Y ya está.

Ese es el control que puedo hacer.

(Aplausos) Me pongo así y que me pises.

Pitingo, mi alma. Espera.

¿No? ¿Y por qué no cogemos

a mi amigo el patito colorado

y nos subimos para arriba?

Yo, si queréis, os puedo pintar a los dos.

Os pinto a los dos de dorado.

Si yo estoy aquí porque no sé bajarme todavía.

(Risas) Mira, Pitingo.

Vamos a hacer una postura. Échate tú para allá

y yo para acá. Tira para allá. Haz contrapeso.

(Aplausos) Haz contrapeso.

Pero no haces contrapeso.

Lo intentaron hacer lo mejor posible.

Pero, bueno, para eso hay que ensayar bastante.

Y, bueno, cada uno es bueno en lo suyo, ¿no?

¿Tiene algo que decir? Pasamos a las votaciones.

Sí. Esta noche han brillado y no es por la pintura, sino

por el número que habéis hecho.

Es impresionante. Y tengo que deciros

que no veo mucha diferencia de estatura.

Casi siempre en estos números hay diferencia

y es más fácil realizar estas técnicas.

Me habéis enamorado. -Muchas gracias.

-Si no sois insuperables, me voy.

(Aplausos) Como no sean insuperables, me voy.

Bueno, todo son buenas opiniones.

Vamos a ver si son buenas valoraciones también.

Lo sabes. Ana. Ana.

Por supuesto que sí.

(Aplausos) Bueno, empezamos con el sí.

Muy buena señal. Pitingo.

Yo... Sí. Me ha encantado.

(Aplausos) Muchas gracias.

Insuperable.

O.K. Nos falta la puntuación,

el sí o el no de Santiago.

Pero antes de que me la des, empezad de mirar el palco,

porque ya tenemos un problema.

Ya tenemos dos síes.

Y ya tenemos un problema. Mira. Te digo una cosa.

Como ya no hay niños,

(Risas) tampoco me preocupa tanto.

Espera, que creo que vas a correr mucho.

Primero me tienes que decir si sí o si no.

¿Cómo te voy a decir que no?

(Aplausos) Se ha visto el control que tienen.

Vale. Tenemos la votación, el sí.

Como hay algún problema, atención a los que estáis

en el palco. Sabéis que, lamentablemente,

uno de vosotros tiene que abandonar su puesto.

Vamos a ver ahora si nos enfrentamos a un duelo

o a un cambio. Eso de los cambios me parece

un pucherazo a dedo. (HABLAN A LA VEZ)

Pura Sangre ya se ha batido en duelo.

Bueno, por lo que acabas de decir,

yo creo que te decantas por... Lo tengo clarísimo.

Yo creo que Rolando es también caribeño, sangre latina.

Ana es del Este. Son pareja en la realidad.

También pareja en el acto. Va a ser un duelo de titanes.

Un duelo. Pero un duelo justo.

(Aplausos)

Creo que sois los elegidos para afrontar este duelo.

Abandonad momentáneamente

la Galería de los Insuperables.

Venid aquí conmigo. Vamos a hacerles sitio.

Me vengo al centro.

Podéis recuperar el puesto.

Tenéis un minuto, como máximo,

para dar lo mejor de vuestra mejor actuación

y convencer al público, que es quien

nos tiene que votar. ¿Sí?

Bueno, que comience el duelo.

Nada. Hemos llegado a competir. Hemos llegado para ganar.

Pues nada. Vamos a ir adelante, a ver qué pasa.

-Ellos son unos chicos también que tienen

muy trabajado su número. Entonces, pues...

-Es un duelo de titanes.

-Que lo decida el público. -Claro.

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Suenan palmas)

(Aplausos y vítores)

-Perder, nunca vamos a perder.

O ganamos o aprendemos. Ya está.

(Música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Ovación)

-Pues hemos elegido el último truco, el del rosco,

porque sabemos que, bueno, la gente reacciona

ante este truco.

Entonces, pues por si teníamos que hacer el duelo,

lo hemos preparado así. A ir a por todas.

(Aplausos) Bueno, increíbles.

Increíbles las dos actuaciones.

Es un duelo difícil. Os recuerdo

que es el público el que debe votar.

Tenéis que votar por la actuación que queréis que se quede.

Si queréis que se quede Acrodreams,

será el color azul.

Si, por el contrario, queréis que se quede Dúo Challenge,

será el color rojo.

Podéis votar.

El público ha votado.

Ya tenemos el veredicto.

Ya sabemos quién quiere que, o vuelve a recuperar,

o suba a esa Galería de los Insuperables.

Y el ganador de este duelo

es...

(Sintonía) Acrodreams.

(Aplausos) Enhorabuena.

Enhorabuena, porque durante un rato, habéis sido

uno de nuestros insuperables.

Muchas gracias. Gracias.

Nos llevamos de este programa buena experiencia,

adrenalina, felicidad, nuevas amistades y alegría.

Y a vosotros, os digo que subáis corriendo,

porque todavía nos queda algo de programa y disfrutéis

de momento de estar en el palco de los Insuperables,

porque nos quedan más actuaciones.

Y aquí decidido no hay nada.

Todavía no nos lo creemos mucho.

Pero contentos.

El siguiente artista es un jovencísimo talento

con gran vocación. Dice que a una isla desierta

se llevaría su baraja de cartas y un público.

Viene de Valencia y se hace llama el Mago Ru.

Empezamos.

Yo empecé con la magia con el típico kit de magia.

Y luego ya empecé con las cartas, que me aficioné mucho.

Con una simple baraja, puedes sorprender a mil personas.

¿Pero este tío cómo lo ha hecho? ¿Qué ha hecho?

Mis padres y yo somos inseparables.

Mi padre me da muchos consejos

y mi madre siempre me asesora en la ropa,

cómo me puedo vestir, cómo me puedo peinar guay

para que salga siempre perfecto.

¿Por qué tiene humor mi número?

Claro. Es mi personalidad.

Me gusta que los espectadores sonrían y se rían conmigo.

(RÍE) Yo lo hago como soy yo.

¡Chas! Estudio mucho. Soy muy aplicado.

Soy muy listo. Muy guaperas.

Un ligón. ¡Sí!

Bueno, yo he venido a este programa a divertirme.

Si me conoce la gente, pues me conoce. Y si no, pues no.

Hola, amigos y amigas. Me llamo Ru.

Tengo doce años y soy un ilusionista.

Hoy he venido a contaros una historia

en la que los protagonistas

son los cuatro ases de la baraja.

Pero no son cuatro ases cualquiera.

Son cuatro atracadores de banco.

Tenían que esconderse.

Así que decidieron esconderse en cuatro manzanas.

El as de picas se escondió, más o menos,

entre medias de una manzana.

Que podéis ver todos. Entre medias.

El as de diamantes, como le daba igual, entre dos manzanas.

El as de trébol en la tercera.

Y el as de corazones en la cuarta.

Que se vea bien claro el as de trébol.

Y aquí, por último, el as de corazones.

Pero, claro, la policía no se iba a quedar quieta.

Empezaron a buscar el as de picas.

Claro. Como no lo encontraron, decidieron buscar

a su fiel amigo seis picas.

Lo buscaron. Y, mágicamente,

encontraron al seis de picas.

(Aplausos)

Le interrogaron.

Le interrogaron y le dijeron:

"¿Dónde está el as de picas?"

Eh... No lo sé. Muy bien.

Me han comentado que está en la séptima avenida.

Entonces, fueron a la primera,

a la segunda, a la tercera, a la cuarta, a la quinta,

a la sexta. Y en la séptima

apareció el as de picas.

(Aplausos)

Gracias. Para el as de diamantes,

como era el tonto de la banda, fue al policía

y dijo: "¡Pilladme! ¡Pilladme! Que soy el estúpido

de la banda de atracadores".

(Aplausos)

Para el as de trébol, cogieron un calcetín,

se lo pusieron al perro policía

y siguió el rastro. Siguió, siguió.

Hasta que paró en un cine.

Había ciento y pico de personas.

Y no sabían quién era el as de trébol.

Así que decidieron llamarlo por su nombre.

As. A-S.

De. D-E.

T-R-E-B-O-L.

As de trébol.

Y el as de trébol se giró

y fue atrapado por la policía.

(Aplausos)

Para el as de corazones... Gracias.

Para el as de corazones,

contrataron al mejor detective de toda la ciudad.

Sherlock Holmes. Y Sherlock dijo: "Con que

no lo encontráis al as de corazones.

Enseñadme a todas las personas de esta ciudad

y yo veré quién es el as de corazones".

Entonces, fueron mirando. Este no es.

No. No. No.

No. No.

Hasta que apareció la dama.

Y Sherlock dijo:

"Sospechosa.

Que la desnuden".

La desnudaron. Y, mágicamente, apareció

el as de corazones, que estaba disfrazado

(Aplausos) de la dama de picas.

Bueno, bueno, bueno. Vente aquí conmigo.

Menudo desparpajo tiene aquí el Harry Potter valenciano, eh.

¿Cómo te has visto? ¿Bien? Bien.

¿Sí? ¿Te lo has pasado bien?

Superguay. ¿Tú te has divertido?

Sí. Pues eso es importante. Ven aquí.

(Aplausos) A ver qué nos dice el jurado. Ana.

Bueno, a mí me pareces un tío estupendo de verdad.

Que hace cosas que ninguno de los que estamos aquí,

probablemente, exceptuándote a ti, sabemos hacer.

Que lo haces una energía maravillosa.

Y a mí tu tipo de actuación me ha encantado.

Me ha recordado a Tamariz. Me ha parecido que hay

una cosa de mucha energía, de mucha entrega

y que tenías muchas ganas de gustarnos.

A mí me ha gustado. Gracias.

Que me parezco a Juan Tamariz, me parece bien.

Pero un estilo entre medias a Jandro, Juan Tamariz.

Santiago.

Igual que le hemos dicho antes a las chicas,

a Suzanne y a Marie, que les faltaba un poco

de actitud de actuar en un escenario,

a ti quizás te sobra un poco.

Te he visto como muy sobreactuado.

Hay un exceso de algo. No sé. Me parece como

si estuvieras imitando a alguien.

No me parece que estés siendo tú mismo.

No estoy de acuerdo con lo que ha dicho Santiago Segura.

Porque... yo no estoy imitando a nadie.

Soy así. A ver, Pitingo.

Yo he asistido muchísimo a números de magia

y he visto números muy complicados.

Este ha sido genial. Estoy seguro que trabajando mucho

y siendo tú mismo, siendo Ru, no queriendo parecerte a nadie,

Llegarás a ser un Insuperable. Seguro.

A ver, de mago a mago.

De mago a mago, me parece espectacular lo que hace,

porque es complicado. Te queda un trabajo.

Ojalá a los doce años hiciera yo lo que tú estás haciendo.

Es espectacular. Es más. Te voy a pedir

que hagamos los dos un juego de magia. ¿Qué te parece?

¿Te gustaría? -Sí.

(Aplausos) -Vamos a hacer un juego.

¿Puedo utilizar la mesa? -Sí, sí.

-Gracias. Mira, vamos a hacer un juego.

Me gustaría que tú participaras y que fueras el mago.

No yo solo, sino conjuntamente los dos.

Fíjate. Aquí tenemos un vaso pequeño, que me gustaría

que le echaras un vistazo.

¿De qué es este vasito? De chupito.

(Risas) De cristal. Bien.

También. No tenemos ganas de fiesta.

Pero de cristal. Es de cristal.

No tenemos ganas de fiesta.

Ponemos el vaso en el centro de la mesa

y cubrimos este vaso. ¿Con Yunke podemos

dar al interruptor o no? No.

(Risas) Nunca con nuestro padrino.

Mira. Ahí tenemos cubierto estos dos vasos.

No hay nada dentro del vaso pequeño.

Tú mismo, tapa los pañuelos.

Perdón. Los vasos, tápalos.

Y vamos a invitar a Pitingo. ¿Te gustaría participar?

Venga. Le damos un aplauso. Gracias.

(Aplausos) Olé mi niño.

Vente para acá. Lo primero que vamos a hacer,

te voy a pedir que te coloques junta a la estrella.

Junto a la estrella. ¿Qué estrella?

¿Cómo que qué estrella? A mi lado. Ah.

(Risas) ¿Estabas dudando?

Qué peligroso es. Ponte en este lado.

Abres la mano así. Ponemos una moneda en su mano.

Ponemos otra moneda en su mano. ¿Cuántas tiene ahora, Ru?

-Dos. -Ponemos una tercera moneda

en tu mano. ¿Cuántas tienes? Tres.

Tres monedas en su mano. Ahora me gustaría, Ru...

Por favor, cierra la mano. Tres monedas.

Me gustaría que tú con la imaginación

quitaras una y la lanzaras

hacia arriba para que pase la magia.

No yo, sino tú. No quiero hacer nada.

Tres monedas dentro de tu mano,

bien cerrada. Que nadie te quite nada.

Adelante, Ru. Tú mismo.

(Sonido metálico)

¡No! Venga ya, hombre.

Tú tenías tres monedas.

Yo sí. ¿Puedes abrir despacio?

Espera. Se me ha quedado el brazo cogido.

(Risas) Tú cuando es soltar la perra...

De hacer fuerza. Venga ya. ¡No!

¿Cuántas tienes? Dilo. Dos.

Vamos a repetirlo, porque dentro del vaso hay una moneda más.

(Aplausos) ¡Qué maravilla!

Claro.

Eh... Él tiene las monedas en la mano y una moneda lanzada.

Pero estaba cubierto con un pañuelo.

A mí me gustaría repetirlo, pero sin cubrir. ¿Estás preparado?

Claro. Abre, por favor, la mano.

Una moneda en tu mano. ¿Cuántas? Una.

Una. Y ahora tienes... Dos.

Por favor, cierra la mano. Ru, adelante.

(Sonido metálico) Vamos allá.

(Aplausos) (RÍE)

Despacito. Abre despacito.

¿Pero cómo lo haces, tío? Una nada más.

Nada más que tengo una. ¿Cómo lo haces?

Y ahora vamos a hacerlo con la última.

Pero esta vez vamos a pedirle que lo haga Pitingo.

Por favor, Pitingo. Cierra fuerte la mano.

Pero déjame sacar el dedo. Quiero que te alejes,

porque quiero que hagas tú la magia.

Cuando yo te diga "tres", tienes que lanzar la moneda

hacia arriba, volará y caerá dentro de los vasos.

Venga ya. ¿Te lo crees?

(Risas) Bueno, ahora sí. Claro.

¿La tienes la moneda? ¿La sientes? Sí, la siento.

Cuando quieras, lánzala hacia arriba.

(Sonido metálico) ¿Cuántas monedas viajaron?

(Aplausos) Un, dos y tres monedas.

-El número que ha hecho Yunke, me ha gustado mucho.

O sea, está en tus manos. No hace nada. Así.

Vamos a lo importante.

Vamos a las valoraciones.

Los palcos están llenos.

La votación va a ser lo que importe ahora

para, o bajar a algunos de los Insuperables

que están arriba,

o para que nos quedemos como estamos.

Santiago. Vamos a ver, Ru. Una pregunta.

¿Lo que yo diga, va a impedir

que llegues a ser uno de los más grandes

magos del mundo? No.

No. Por eso. Un no.

(Risas)

¡Oh! Bueno, nos quedan todavía dos.

A ver, Ana. A mí no me cabe ninguna duda

de que algún día, por pura nostalgia, iré a verte actuar.

Porque llevas en la cara todas las ganas,

toda la energía y toda la buena onda del mundo.

Y yo te doy un sí como una casa.

(Aplausos) Gracias.

Bueno, pues ahora, Pitingo,

tienes la decisión, tienes el poder en tu mano

de poder efectuar cambios.

Eh... Mira, ya a estas alturas

del programa, con el nivel que hay,

eh... hoy no va a poder ser.

De momento. Lo siento mucho.

(Aplausos)

Dentro de unos años, te veré en los mejores teatros.

No pasa nada. Un aplauso para el Mago Ru.

Muchísimas gracias. Gracias.

Yo me lo he pasado bien. He venido a divertirme.

Nervioso pero he estado bien.

La siguiente aspirante a Insuperable viste hábito.

Y aun estando más cerca del cielo que el resto

de los mortales, no es ninguna santa.

Ella es La Tullida.

Me llamo La Tullida porque hace unos años

tuve un accidente de tráfico.

Tengo una hernia discal en la espalda.

Estuve en rehabilitación y durante un tiempo

tuve que caminar con bastones.

Mis amigos me decían que hasta tullido salía en Carnaval.

A la hora de ponerte las plataformas,

que se te suba el gemelo. O a la hora de estar

en un paso caminando, pues que se te dé una pinzada

y que te duela la espalda.

Tienes que disimular y seguir caminando.

Agua.

El truco es agua. Aguantarse.

Llevo tres años y he tenido la fortuna

de pasar en el Carnaval las tres fases.

Este año he tenido la suerte de quedar tercer finalista.

Me encantaría ganar el programa

y llevar Gran Canarias a la final.

Aunque tenga una hernia, esta noche saldremos

a darlo todo al escenario.

(Aplausos)

-Hermana sor Tullida.

(REPITEN) La, la, la, la, la.

(CANTAN "I WILL FOLLOW HIM" DE "SISTER ACT")

(CANTAN "RESPECT" DE ARETHA FRANKLIN)

-Hermana, ¿pero no era de clausura?

(Suena música techno)

-¿Te gusta?

-Bendiciones y buenas noches.

(Aplausos)

-He intentado traer un colofón de fiesta.

La cuestión era que la gente se animara, bailara

Lo he conseguido. He puesto al público en pié.

Bueno, bueno, bueno, bueno.

Te diré que pocas personas

se han puesto más tacones que yo en el escenario.

(RÍE) Madre mía, qué barbaridad.

Es una barbaridad. Qué ritmo.

Ana, te he visto disfrutar un montón.

Bueno, yo es que he "cancaneado"

mucho, hija mía. Sí, eh.

Y se me nota.

Y, entonces... Bueno, de hecho, hay una cosa...

Yo he tenido mucha amiga drag.

Cosa que también se me nota.

Y he jugado con muchas pelucas.

¿Me dejas que te coja una de las pelucas?

Ay, ay, ay, que la vamos a empezar a liar, me parece.

Esta, especialmente.

Hombre... No. Esto hay

que saber llevarlo. ¡Santiago!

(Risas)

(Aplausos) Creo que no...

Ven un momento.

En todos los días de tu vida

(Risas) vas a tener más pelo.

Mi cabeza es XL. Cuidado. A ver.

¡Ay, Santiago! Por el amor de Dios, lo monísimo que estás.

(Vítores y aplausos)

¿Dónde hay otra para Pitingo?

Si nos haces un bailecito...

Yo me voy al Carnaval con vosotras.

#Carnaval, carnaval.#

Eso es como un tricornio, ¿no?

Pitingo, ven.

A ver cómo me pongo esto. Ahora me enseñas.

(Aplausos) Vale, vale.

Ahora lo tenemos. Ven, ven.

Vamos, Santiago. Un poco de música, ¿sí?

Pero... A ver.

("Girls just want to have fun")

Aquí con las chicas. Es que sin color, no hay nada.

Voy contigo.

Yo no sé.

Pitingo es muy gracioso.

Ahora lo entiendo perfectamente.

Ponte. Ponte las botas.

Las botas, las botas.

(Aplausos) Yo con las botas corro y todo.

Era gracioso porque podían ver lo que pesa

y no lo fácil que se ve llevar un vestuario como este.

En la Galería de los Insuperables tienen ya

cara de circunstancia. ¿Qué va a pasar?

Es la última actuación. La Tullida no puede subir

esas escaleras. Se nos mata.

Claro que puede. Vamos a valorar.

En peores garitas hemos hecho guardia. ¿A que sí, cariño?

Pitingo, valoración. Valoración.

A mí me ha gustado mucho. Eh...

Me parece dificilísimo hacer lo que vosotros hacéis.

Pero, claro, hay mucho nivel ahí arriba.

¿Me entendéis? O sea...

Me ha encantado, porque me ha gustado

mucho lo que habéis hecho.

Pero dejadme que piense un poquito, ¿vale?

Bueno, lo pensamos.

Lo pensamos, que todavía tienes un poco de tiempo.

Sí. Mientras, la valoración de Ana.

Pues a mí me habéis gustado mucho.

Me lo he pasado muy bien.

Me lo he cantado todo. No he salido a bailar,

porque no me dejan, porque si no,

hubiera salido. No he preguntado.

Lo mismo, me dejan. Además, me encanta...

Bueno, sí. Que me ha gustado mucho.

(Aplausos) Muchas gracias.

Ana, maravillosa. Nos entiende mucho

y con las palabras que ha dicho, lo resume todo.

Pues mira, esta gente trae luz y alegría donde va.

Ya has visto al público. Se ha puesto en pié.

Es un número fascinante. Me pasa como a Pitingo.

¿Que a quién echamos de estas criaturas?

Bueno. El padrino... El padrino tiene que decir

que a La Tullida le pasa como a mí.

Nos gusta la ropa interior fosforito también.

El colorido, el vestuario, la música, el ritmo, la fiesta.

Espectacular. Hemos gozado, hemos disfrutado mucho.

Enhorabuena. -Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Bueno, llegamos a este punto,

es un punto en el que hay que decidir

si suben a la galería,

si no suben a la galería. Si suben y bajamos

algunos de los Insuperables que han podido estar disfrutando

de esta en el palco y de ser Insuperables

durante parte del programa.

Es una decisión complicada. Pensadlo bien.

Pitingo, empezamos contigo.

Yo creo que ha sido un gran fin de fiesta.

Pero... claro. No puedo cambiar

lo que está ahí arriba, de verdad.

(Aplausos) Lo siento. No.

Arriba, tengo que decir, que la reacción

de los Insuperables,

han hecho así... (SUSPIRA)

Es como una votación menos. Nos quedan dos.

Ana. Pues yo, reivindicando

que cada uno se vista como quiera, haga con su cuerpo

y con su arte lo que le dé la gana,

se acueste con quien quiera, se divierta como le dé la gana,

(Aplausos) sí, de cabeza.

La cosa se pone tensa. Me ha gustado

lo de "que se acueste con quien quiera".

En el número no se ha visto.

Eso es que no has visto tú. Lo mismo lo han hecho rápido.

Santiago, te tengo que recordar que es un momento complicado,

porque tenemos un sí, tenemos un no.

Es muy complicado. Esta gente, donde quieran

que van, llevan la alegría. Sé que están

todo el año preparando este número para los Carnavales.

Pero, luego, también os digo la verdad.

Acrodreams ya ha hecho un duelo. No puede hacer duelo.

Los flamencos también han hecho su duelo,

que lo han ganado justamente. No pueden hacerlo.

Claro. Hacer un duelo con la arenista,

que es todo poesía y tal. Lo vuestro es explosión.

El público lo tendrá muy difícil.

Claro. Chicos, no os digo no a vosotros.

Digo no a este momento concreto de tensión.

No es posible. Pero que os quiero.

(Aplausos) Bueno.

Siento deciros que no ha podido ser.

Muchísimas gracias, porque nos habéis hecho bailar,

nos habéis hecho sonreír y nos habéis hecho disfrutar.

Megaplauso. Muchas gracias

(Aplausos) por estar aquí. Gracias.

Estoy contento con haber llegado hasta aquí

y mostrar esta fantasía.

Bueno. Y llegamos este punto, ya tenemos

a los tres ganadores de esta noche.

Acrodreams, Flamenco Pura Sangre

y Didi Rodan. Enhorabuena.

(Aplausos) Por favor, os invito a que bajéis.

Conmigo. Yunke, muchísimas gracias por acompañarnos.

Muchísimas gracias. Un gustazo.

Por hacer entrega de estos 1000 euros a cada una

de las actuaciones de los Insuperables de esta noche.

Además, tienen el pase a una de las semifinales.

Enhorabuena. Pura Sangre.

-Gracias. Y a los demás, nos vemos

la próxima semana con diez nuevos aspirantes

a convertirse en el primer artista Insuperable del país.

Aquí, en Televisión Española.

No nos falten. Muchas gracias.

(Aplausos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Insuperables - 13/07/15

Insuperables - 13/07/15

13 jul 2015

Un mago valenciano de 13 años, una pareja de patinadores acrobáticos, un dúo musical de hermanas adolescentes o un grupo de niñas que bailan hip hop, son algunos de los talentos que competirán por conseguir la clasificación. Contarán con la ayuda del mago Yunke, que ejercerá de defensor frente a un jurado exigente formado por Santiago Segura, Ana Milán y Pitingo. Carolina Cerezuela será la gran maestra de ceremonias.

ver más sobre "Insuperables - 13/07/15 " ver menos sobre "Insuperables - 13/07/15 "
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 152 programas de Insuperables

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. lola

    cual es el titulo de la cancion de las hermanas adolescentes?

    14 jul 2015