www.rtve.es /pages/rtve-player-app/1.6.18/js
3169148
Para todos los públicos Informe Semanal - El año del rey Felipe - ver ahora reproducir video 36.59 min
Transcripción completa

Son imágenes inéditas

con motivo del primer aniversario del rey Felipe como Jefe del Estado.

El 19 de junio se cumple un año de su proclamación.

Y más de una veintena de personalidades relevantes

de la vida pública española hacen balance para TVE

desde el punto de vista social, político y humano.

Hola.

Saludos a todos.

Y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

En "el año del rey Felipe"

analizamos el presente y el futuro

de la Monarquía española del siglo XXI.

A juicio de la gran mayoría de los entrevistados,

Don Felipe y Doña Letizia garantizan normalidad institucional,

estabilidad y transparencia.

El BOE publicaba este viernes la decisión del rey

de revocar el título de duquesa de Palma a la Infanta Cristina.

He decido poner fin a mi reinado y abdicar la corona de España.

Yo creo que ha sido una gran toma de relevo generacional.

Conocimiento del pasado, inteligencia del presente,

y previsión del futuro.

Con don Felipe VI ha habido la irrupción

de un lenguaje muy claro, muy directo,

Por primera vez se produce la sucesión a la Corona

sin ningún trauma en el país.

Efectivamente, como pensábamos, es un gran rey.

Han sabido dar una continuidad a lo que es un legado.

El rey ha sido durante este año

un rey escrupulosamente constitucional.

Espero que siga siendo un signo y un síntoma de estabilidad.

Estamos delante de una fase del progreso económico

bajo su liderazgo.

La monarquía ha hecho bien su trabajo.

Compromiso con España, sin duda,

compromiso con las buenas prácticas, compromiso con la transparencia

y compromiso con su labor institucional.

Ha sido un año excepcional gracias a su cercanía con el pueblo.

Felipe VI es un rey de camina con Iberoamérica.

El rey de todos, el rey del siglo XXI,

el rey de todos los españoles, se sientan más o menos españoles,

sean más de izquierdas, de centro o de derecha.

Es razonable que todas las instituciones

que tengan que representar de alguna manera al Estado,

sean elegidas democráticamente.

Una monarquía en plena forma.

La institución monárquica, tras producirse la sucesión,

continúa con el respaldo,

el aprecio y el cariño de los españoles.

La Corona debe buscar la cercanía con los ciudadanos,

saber ganarse continuamente su aprecio,

su respeto y su confianza; y para ello,

velar por la dignidad de la institución,

preservar su prestigio

y observar una conducta íntegra, honesta y transparente.

A mí me parece que ha sido una operación altamente positiva

para el bien general de los españoles.

En primer lugar la ley de abdicación

fue de hecho una ley de proclamación del nuevo rey.

Fue aprobada por la soberanía nacional

que reside en el Parlamento, por el 86% del Congreso

y el 90% del Senado.

Creo que ha sido la confirmación de un dato muy positivo

que fue la absoluta normalidad institucional

con la que se produjo el relevo tras la abdicación de Juan Carlos I.

Ha sido un año muy intenso donde el nuevo rey

ha confirmado esa normalidad de la que todos nos podemos sentir

como españoles muy satisfechos.

El proceso que supuso la abdicación del rey Juan Carlos

y la proclamación sucesiva del rey Felipe VI

fue un proceso en el que las instituciones

funcionaron correctamente y en el que además

se puso de relieve algo a mi juicio muy importante,

y es una virtualidad de la monarquía,

el que los cambios en la Jefatura del Estado

se producen con naturalidad, sin sobresaltos.

Hubo la crisis anterior,

el año anterior a la abdicación del rey Juan Carlos

que removió un poco esto,

y con el rey Felipe se ha vuelto a la normalidad.

El inicio del reinado

en la proclamación del rey don Felipe VI,

pues vivíamos un momento de una cierta turbación

en nuestro país por muchas circunstancias

y yo creo que doce meses después el balance, como digo,

es claramente positivo.

Creo que en este momento pues la situación

respecto de la monarquía es de respeto,

de aprecio, de cariño

y de consolidación de la institución.

Francamente el balance es muy satisfactorio

y la normalidad ha sido absoluta,

que también es de lo que se trata.

Las instituciones han funcionado muy bien,

la sucesión se produjo con una normalidad,

que fue tal la normalidad que ni siquiera esto fue comentado.

Esto fue enormemente positivo y ahora pues entramos

en una nueva etapa.

Los primeros momentos, este primer año,

pues yo creo que las cosas se han hecho muy bien,

y yo lo que detecto es que el aprecio,

el respeto y el cariño de los españoles

hacia la institución monárquica pues está en los momentos

más altos en tiempo.

El rey Felipe VI y la reina Letizia han sabido comprender perfectamente

las exigencias de la sociedad española del siglo XXI

con su Casa Real, la austeridad, la ejemplaridad,

la transparencia, la apertura, la cercanía,

eso sí que han heredado y además para bien,

tanto el rey Felipe VI como la reina y el rey Juan Carlos

y la reina Sofía.

Pero creo que ellos han sabido interpretar muy bien,

porque son personas de su mismo tiempo,

son personas contemporáneas de su tiempo;

el sentir y las exigencias de la ciudadanía

para con sus instituciones.

Muestran que conocen la realidad española,

que conocen los problemas,

que conocen también las aspiraciones de los españoles

y se han ganado todo el respeto y el aprecio de los ciudadanos.

Están muy preparados para lo que están haciendo.

Bueno, se han acercado mucho a la sociedad,

han entendido muy bien la dinámica de una sociedad del siglo XXI,

y los mensajes que están haciendo y el trabajo que están haciendo

yo creo que ha sido muy, muy bueno.

Creo que esa transición ha sido totalmente rápida.

Evidentemente no se puede olvidar lo que ha pasado

en los reyes anteriores, pero rápida y positiva,

con lo cual cuando algo pasa de esa manera es porque las cosas

las están haciendo muy bien.

Digamos que la dimisión, por utilizar un término más

de cultura política democrática, de Juan Carlos I

y su sustitución por Felipe VI,

creo que tiene que ver con una respuesta

a una situación de crisis de régimen en España.

Creo que el anterior jefe del Estado y su equipo,

se dieron cuenta antes que otros actores políticos,

que había cosas que estaban cambiando

y que había que dar una respuesta.

Y quizá, por decir algo bueno,

tuvieron la lucidez de entender que o cambiaban,

o su propia continuidad estaba amenazada.

Es muy importante en la vida pública,

decir cosas con sensatez, con moderación,

intentando unir a todos los españoles

en un momento difícil,

me parece que es sin duda un balance positivo,

pero desde luego tenemos que ser muy exigentes

con nuestro jefe de Estado con la Corona

porque representan a todos los españoles

y porque además están en esa posición

porque así lo queremos los españoles.

Era un cambio difícil para los españoles

tanto el antiguo rey Don Juan Carlos

como el rey actual Don Felipe creo que han hecho

una transición muy natural y muy adaptada para la gente, ¿no?

que no ha sido nada drástico y que yo creo que el pueblo general

lo ha tomado fenomenal.

Yo tengo la sensación de que ni siquiera

los más optimistas,

los más partidarios o los más cafeteros

en ningún momento sospecharon que el nivel fuera a ser

lo excelente que ha sido.

Ni siquiera los más optimistas que daban un recorrido,

un trecho de confianza a Felipe VI.

Pero ciertamente Felipe VI creo que ha sorprendido

a la propia empresa.

Por tanto cuenten siempre con el firme compromiso de España

para promover y defender

los valores democráticos en el mundo.

Sin olvidar los efectos de la crisis,

el desarrollo económico de España,

particularmente desde la segunda mitad del siglo pasado,

ha situado a nuestra economía entre las primeras del planeta

y entre las más abiertas y competitivas.

Creo que el rey Felipe VI

ha estado en más de cien ocasiones en Latinoamérica

y en más de 70 o alrededor de 70 traspasos

de poder en los Gobiernos.

Conoce a sus personajes, conoce a sus actores,

conoce a los actores de los Gobiernos.

Realmente para nosotros ha sido una transición excepcional

durante todo este tiempo.

No era, no digo tarea fácil, era tarea dificilísima sustituir

a su majestad Don Juan Carlos en España

y sobre todo fuera de España

en donde el prestigio del rey Juan Carlos era enorme.

Bueno pues como se ve en sus gestiones,

en los viajes que ha hecho,

ha sustituido y muy bien esa figura que representa España,

el reino de España,

ante todos los países europeos y de fuera de Europa.

Ha hecho en este año unos viajes importantísimos.

Ha estado en la ONU,

ha estado en las instituciones europeas,

ha viajado a Marruecos,

ha viajado a otros países europeos, iberoamericanos

como siempre también.

El rey Felipe VI tiene una gran preparación académica

que es conocida de todos.

Tiene conocimientos de idiomas extranjeros

en los que se desenvuelve perfectamente

con gran solvencia también,

y estos son dos factores determinantes

para la imagen de nuestro país en el exterior.

Yo considero que eso no es propio

de una democracia avanzada y civilizada

como es la democracia española.

A mí me parece un acto profundamente antidemocrático,

profundamente contrario al respeto a lo que son los símbolos nacionales

y desde luego mi condena es total, tajante y absoluta.

Yo creo que la mala educación no se puede sancionar

y por tanto creo que el Gobierno haría mal en aprovechar

lo que es un ejercicio de mala educación

para convertirlo en un debate político.

Yo hablé con el rey Felipe VI,

le transmití la solidaridad del Partido Socialista

y estoy seguro de que millones de españoles

y también, la amplia mayoría de catalanes,

lo que quiere es convivencia,

lo que quiere es que no haya fracturas.

Ha estado visitando todas las autonomías.

Por ejemplo nosotros somos testigos directos

de lo que ha hecho en Cataluña,

donde ha visitado muchísimas veces esta autonomía

y podemos decir que tiene la sensibilidad

para entender la problemática real del ciudadano, sea cual sea,

y a la vez está siempre muy próximo y directo a afrontar

todos los temas.

Nuestra democracia, nuestra convivencia,

Nuestra democracia, nuestra convivencia,

desde hace más de 35 años, no es fruto de la improvisación,

sino de la voluntad decidida del pueblo español

de constituir España

en un Estado social y democrático de derecho.

Los españoles ya no somos rivales los unos de los otros,

somos protagonistas de un mismo camino.

Hay un hecho que no se ha resaltado lo suficiente

pero al cual yo le doy mucha importancia,

que es que la sucesión en la jefatura del Estado

se produjo con absoluta normalidad, con absoluta tranquilidad,

y eso lo que revela es un buen funcionamiento

de las instituciones, lo cual dice mucho de nuestro país,

dice mucho de España y de los españoles.

Me parece que son personas que representan

lo mejor de la sociedad española

y nos tenemos que sentir orgullosos de ello.

Las encuestas muestran que así es y que hay una gran aceptación,

de lo que ha pasado durante este periodo,

de cómo se ha llevado la Transición,

de cómo él enfrenta efectivamente este cambio en la realidad global

y en la realidad regional y local.

Las encuestas lo están diciendo,

el 57 por ciento es una cifra ya muy alta.

Claramente ha mejorado la percepción.

La imagen que dan los reyes es muy buena,

decía antes que conectan muy bien con la sociedad,

saben muy bien la dinámica de una sociedad del siglo XXI,

el mundo de internet;

estamos en la sociedad del conocimiento

y ellos conocen muy bien cuáles son la teclas

que hay que tocar,

porque son personas jóvenes y creen en los valores

de la sociedad del siglo XXI.

Yo creo que si se hiciera un referéndum serio

daría una aceptación muy por encima de esa cantidad.

Yo creo que esos referéndum

se han hecho en unos momentos muy críticos para la monarquía

y la aceptación sería mucho mayor.

Estamos en épocas donde hay cambios,

donde hay en la política misma hay revoluciones y hay gente

que se expresa más quizás de lo que lo hacia hace años.

Pero yo creo que, desde mi punto de vista,

que es importante tener a una imagen

como la del rey Felipe que nos represente.

Y no hay más que ver la encuesta del CIS.

Por eso yo aquí no quiero dar subjetividad

sino objetividad al dato,

que ha habido un vuelco en la situación.

El rey ha llegado muy fuerte,

es un rey que gusta mucho a los españoles.

Como te he dicho antes,

por su imagen y por lo cercano que es al pueblo,

y eso es lo importante.

Lo que ha pasado anteriormente pues mira son cosas

que no tienen que pasar pero yo creo que ahora

con la llegada de Felipe VI todo va a cambiar.

Más que mejorar o no mejorar la antigua visión

que había de la monarquía, es una imagen nueva, distinta.

Es otra forma de ser, otro carácter,

bueno, pues es un cambio,

una evolución más moderna, más actual

y no tiene que ser mejor ni peor que la anterior, ¿no?

Es distinta.

En la coronación de Felipe VI le dije a los que alborotaban

con el reclamo de la república, pidiendo la república,

yo les decía todos los días

"daros prisa, os queda un día, os quedan dos,

porque como no lo consigáis se acaba el cuento

y se os acaba la historia y la fiesta y la película

cuando este llegue, porque este lo va a hacer bien".

Y efectivamente eso ha sido así.

La lucha contra la corrupción es un objetivo irrenunciable.

Es cierto que los responsables de esas conductas irregulares

están respondiendo de ellas.

Eso es una prueba del funcionamiento de nuestro Estado de Derecho,

como es verdad también que la gran mayoría

de los servidores públicos desempeñan sus tareas con honradez

y con voluntad de servir a los intereses generales.

Pero es necesario también y sobre todo evitar

que esas conductas echen raíces en nuestra sociedad

y se puedan reproducir en el futuro.

Luchar contra la corrupción es una obligación.

Desde luego siempre hay personas más obligadas,

los que estamos al frente de instituciones,

los que gobernamos siempre tenemos un plus,

pero esto es cuestión de todos, de cualquier ciudadano.

Hemos vivido una etapa ciertamente dura y compleja,

como todo el mundo conoce,

pero que ya ha habido algunos avance positivos, ¿no?

Por lo de pronto hay un dato que es muy positivo que es,

las instituciones encargadas de perseguir la corrupción

han podido hacerlo,

y por tanto muchas cosas que antes no se sabían

ahora sí han visto la luz.

Me refiero a la Policía, a la Guardia Civil,

a la Agencia Estatal Tributaria, a la Fiscalía y a los jueces.

Eso es un dato positivo.

Se ha aprobado varias leyes que hacen mucho mayores

los controles y por tanto mucho más difícil que la gente

pueda vulnerar la ley.

Creo que la renovación que se produjo hace un año

en la Casa Real con el rey Felipe VI

también es una oportunidad que nos brinda

al resto de los políticos y políticas

para hacer nuestros deberes,

para ejercer nuestra labor política de una manera mucho más transparente

para abrir el Congreso de los Diputados a la ciudadanía.

Para que los ciudadanos sientan como próximo

y también con orgullo, sus instituciones.

Yo soy de los que cree que el discurso institucional

lo que debe de exigir

es sobre todo reformas, modernización,

adaptación a los parámetros de una sociedad del siglo XXI

que es muy exigente, lógicamente, con sus instituciones.

Esa lucha total contra la corrupción,

esa transparencia en los sueldos, en los gastos de la Casa Real,

ese ahorro que ha habido en los gastos, todo ello,

claro ha impactado a la opinión pública

muy sensible en estos temas y yo creo que es

una de las causas, una de ellas pero una de las causas que hacen

que haya sido aceptado y aprobado por el pueblo español.

Los cambios que el rey ha introducido en su casa,

particularmente por lo que se refiere a la transparencia

y a la austeridad,

tienen más que ver con la sensibilidad del rey

hacia los requerimientos de la sociedad española.

La sociedad española quiere un rey ejemplar,

quiere unos reyes ejemplares.

Quizá no está acabado del todo pero ya está hecho.

Los últimos años del rey Juan Carlos, dos años o tres años,

sobre todo transparencia,

nombramiento del interventor para controlar los gastos,

para autorizar los gastos,

y por tanto en parte ya estaba hecho.

Están preparados para hacer una monarquía pues moderna,

que se acomoda a las necesidades y a la situación

que tiene ahora mismo y que vive el país.

Y no solamente por la transparencia,

no solamente por recortar presupuestos

en la Casa Real, sino también por los mensajes

que están transmitiendo a toda la sociedad ¿no?,

de hacer que vivamos de una manera incluso más directa,

lo que significa la Casa Real para España.

En alguna ocasión el príncipe me había dicho,

estando delante con el rey,

precisamente a colación con los problemas

que comenzó a padecer la institución a cuenta

del caso Urdangarín,

el príncipe me decía

la labor del rey es una labor que él ya tiene hecha,

le ha costado mucho trabajo, mucho esfuerzo y ahí está,

pero es que yo tengo que empezar de cero.

Yo creo que en democracia es bueno que la ley sea igual

para todos y que de alguna forma,

las instituciones puedan responder a algo que preocupa

mucho a los ciudadanos, que es la corrupción.

Y creo que los problemas que ha habido en los últimos años

con el nombre del rey utilizado para hacer negocios

de dudosa legalidad,

es algo que afecta mucho a la democracia.

Y creo que no se soluciona añadiendo adjetivos de modernidad

y de controles a este tipo de instituciones.

El caso Urdangarín, el caso Nóos,

en fin todo lo que sabemos también ha manchado a la Corona.

Yo creo que un cambio de rey, de un rey profesional,

de un rey austero, de un rey con buena imagen,

un rey preparado, y de un rey que pretende romper

con ese pasado ¿no?, de la parte más negativa

de estos últimos años, tiene mucho que ver con ese éxito,

me parece que es eso.

También creo que hay un cambio generacional ¿no?

y que al final hay muchos españoles

que conectamos también con un rey nuevo.

Con motivo de la crisis y de otros acontecimientos

la sociedad española es cada vez más exigente

con todas las instituciones.

Pues el rey ha comprendido que la monarquía

no se puede quedar aparte,

y que sobre todo tiene que dar ejemplo

y tiene que ir por delante.

Lo que me llamó la atención fue el cariño hacia sus hijas.

Es algo que es patente ¿no?

Elcuidado que tienen hacia ellas, lo bien que las quieren educar,

pero sobre todo la complicidad,

la ternura y el amor que hay hacia ellas ¿no?

Las ganas de jugar, las ganas de contar cuentos,

de hacer cosquillas,

no sé lo que hacen unos padres normales.

Y a ellos pues verlos con miraditas, con cuchicheos,

con cosas que con detalles que te hacen pensar

que hay una buena relación.

Donde me han causado muy buena impresión

los dos en una audiencia que nos dieron

a la Academia de Cine este año y, bueno, cogieron la palabra

y me día cuenta que ellos sabían mucho más de los problemas de cine

que los que estábamos allí.

O sea estaban enteradísimos, especialmente la reina,

se lo habían empollado a fondo.

Las veces que he estado con él enseguida sabe preguntarme

por las competiciones que he realizado,

darme la enhorabuena.

Se sabe que además he hecho alguna competición

y he ganado medallas.

En ese sentido se nota mucho esa pasión por el deporte

y esa forma de vivirlo más allá de lo que es una obligación

por ser jefe del Estado

y que es por la pasión que tiene por el deporte,

pero además es algo compartido entre él y la reina.

El poder acompañar al rey

a una corrida de toros en San Isidro, satisfacción total,

honor total por poderlo hacer.

Y en primer lugar como aficionado agradecimiento ¿no?

Tener al rey en los toros

el primer día de San Isidro del 2015 con un cartel normal,

de una corrida normal, como un aficionado más de calle,

sentado en una barrera, sin ir al palco,

sin un excesivo protocolo ni protagonismo,

pues te demuestra que el mundo del toro

tiene el apoyo de la Casa Real como siempre lo ha tenido.

Bueno, he estado en juegos olímpicos,

he estado algunas veces aquí en Roland Garros,

cuando gané mi primer Wimbledon,

he estado con ellos cuando él era príncipe.

Y sinceramente la cercanía que me ha transmitido

creo que es la imagen que transmite

al resto de españoles y de personas en el mundo.

Hay una cosa de la reina que a mí me gusta mucho ¿no?,

que es muy clara y muy directa, a mí me gusta la gente así.

Tiene muchas energías, tiene mucha fuerza de voluntad,

quiere hacer las cosas muy bien, y se entrega aunque sea una cosa,

como he dicho antes,

tan tonta como hacerse una fotografía ¿no?

Te das cuenta de que lo da todo hasta en los más mínimos detalles.

Y a mí los mínimos detalles, cuando la gente baja la guardia,

me dice mucho de las personas,

porque no están interpretando ningún papel ¿no?

Esos periodistas que pretenden devolver a la información

su verdadero valor.

A esos periodistas, gracias.

Gracias por ser pieza clave en nuestra democracia,

por creer que una crónica inteligente despierta conciencias,

ayuda a interpretar la realidad, articula la opinión pública.

Que la libertad, la fraternidad y la igualdad no son una evidencia,

sino que tenemos que luchar cada día para preservarlas,

y que no debemos considerarlas nunca como adquiridas definitivamente.

Hace muy pocas fechas ha hecho una visita de Estado

que ha sido un éxito impresionante a nuestro país vecino, a Francia,

conoce muy bien todo lo que ocurre y realmente son de las cosas

que más le interesa.

Está muy preocupado y desde ese punto de vista

es muy reconfortante.

Es bueno que los españoles lo sepan que hay a la cabeza

de la jefatura del Estado una persona

que está siempre pendiente de lo que sucede en nuestro país.

Y además pregunta mucho por temas que son importantes.

Creo en que estos reyes

pues le van a dar una imagen nueva, actual, moderna

y que le van a dar la grandeza que España merece.

Y yo creo que es una monarquía que es ejemplar ahora mismo

en todas las monarquías europeas por muchísimos motivos.

Si hay algo que está resuelto es precisamente la Monarquía

porque hemos tenido una sucesión al trono que ha pasado

sin el menor problema, y ha pasado de padre a hijo,

y hemos tenido un rey que ha sido capaz de hacer

lo que no ha hecho ninguno de los políticos,

que es dimitir.

El destino de la monarquía será un poquito

el que marque un poquito la sociedad española

y también lo bien,

la buena imagen que puedan transmitir los reyes actuales

en España mismo y en el mundo.

Este país es muy diverso, como todos saben,

y la Corona siempre tiene ese papel de conciliador,

de hacer llegar mensajes

buscando la unidad de todos los españoles;

en ese aspecto el papel de la Corona

y el trabajo específico de don Felipe y doña Letizia

es muy importante.

Este espíritu, podríamos decir este talante conciliador, directo,

ha facilitado esa adaptación a los nuevos tiempos.

Uno de los mensajes que transmite

y que a mí además más me gusta esa estabilidad

y ese mensaje de unión de querer sumar continuamente.

Creo que es lo más importante.

El año este de don Felipe y doña Letizia

ha sido altamente positivo porque la popularidad

de las personas reales ha crecido y se ha solidificado,

y no se habla, no existe,

no existe el problema monárquico en España.

Moderna en el siguiente sentido, tal vez, lo diría yo.

En el sentido de que todas las instituciones hoy en día

estamos sometidas a un escrutinio de la ciudadanía.

El propio relevo en la jefatura del Estado

significa la confirmación de la vigencia de una Constitución

que personalmente considero

que es el acontecimiento político más importante

que me ha tocado vivir.

El que ha permitido también

que mis hijos nacieran y vivieran en libertad.

Soy optimista por otra razón,

y es por las características personales del propio rey.

El rey es un rey preparado

y es un rey que tiene características de carácter

que son a mi juicio una garantía para el futuro

de la institución.

La monarquía en los Estados modernos,

y los Estados democráticos, como es el nuestro,

pues puede aportar un factor de moderación, un factor de unidad,

cuando se generan pues grandes disputas partidistas,

posibles divisiones territoriales.

El factor de moderación y de unidad que puede aportar la monarquia

pues es un factor de utilidad para los ciudadanos

y ellos pueden percibirlo,

y esto es un acto moderno de la monarquía.

Ambos tienen esa imagen que es del siglo XXI

proyectado hacia el futuro.

Hay un aspecto que yo quiero destacar

de las personalidad del rey,

que es su extraordinaria profesionalidad.

Soy uno de los muchos españoles que ve con optimismo

el presente y el futuro de la Casa Real

y que desde luego nos sentimos orgullosos

con la tarea que están realizando ambos al frente de la monarquía

y de la Casa Real de nuestro país.

Cuando mayor sea la transparencia pues mejor,

sobre todo porque no hay absolutamente nada que ocultar.

Creo que en materia judicial pues ya el rey Juan Carlos

había dicho en su día que todos somos iguales

ante la ley.

El rey Felipe VI ha ratificado eso.

Pienso que eso es positivo.

Pienso que eso es lo que desea el conjunto de los españoles.

Es una prueba más de la normalidad y de avance hacia una sociedad

que todos queremos que sea mejor,

que sea más moderna, que sea transparente

y que sea más justa.

Una monarquía renovada para un tiempo nuevo.

Y afronto mi tarea con energía, con ilusión

y con el espíritu abierto y renovador

que inspira a los hombres y mujeres de mi generación.

Nada más.

Les dejamos ya con la programación de RTVE en todas sus plataformas.

Gracias.

Y hasta la próxima semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El año del rey Felipe

Informe Semanal - El año del rey Felipe

13 jun 2015

Especial 'El año del rey Felipe', programa monográfico de Informe Semanal, en el que 23 personalidades de la vida pública española hacen balance del primer aniversario del reinado de Felipe VI.

ver más sobre "Informe Semanal - El año del rey Felipe" ver menos sobre "Informe Semanal - El año del rey Felipe"

Los últimos 2.766 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos