www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4060013
Para todos los públicos Informe Semanal - 40 años de España - 10/06/17 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

Hola, saludos a todos.

Y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

Al cumplirse 40 años de las elecciones de 1977,

dedicamos un programa especial a aquella fecha histórica.

25 personalidades de la vida pública española

hablan del paso de la dictadura a la democracia,

pero también de las dificultades,

logros y retos de la España de antes y la España actual.

A todos los personajes les hemos pedido una palabra

con la que conmemorar estos "40 años de España".

Y además de libertad, justicia y progreso,

hay llamadas inequívocas a la unidad y la concordia en referencia

al desafío separatista.

Comenzamos ya.

"40 años de España" en pocas palabras.

Nostalgia.

La nostalgia es un sentimiento que se tiene hacía el pasado

pero a mí me gustaría pensar en una nostalgia del futuro.

A mí la que se me ocurre es perdón,

porque en la Transición se perdonó mucho.

A ver, no he dicho se olvidó, he dicho se perdonó.

Yo me quedo con la palabra estabilidad.

40 años de estabilidad con sus más y sus menos.

Pero, por supuesto, estabilidad.

Ilusión.

Yo creo que afrontando con ilusión nuestros objetivos, nuestras metas,

nuestras maneras de ver la vida tenemos un valor añadido.

Éxito.

Y he escogido la palabra porque soy de esa generación.

Justicia.

Eso me parece que es lo primero.

Todo lo demás son palabras; palabras bonitas.

Justicia.

Libertad.

Esa sensación de libertad,

me han quitado la bolsa de plástico y puedo respirar libremente,

eso el 15 de junio estaba en todos los pueblos,

en todas las plazas de España.

Progreso.

Progreso y más igualdad de oportunidades para todos.

Oportunidad.

España tiene una gran oportunidad de liderar el proceso europeo.

Somos un país muy importante, y segundo,

enfocar bien el tema de la cuarta revolución industrial.

Innovación.

España es un país que realmente ha innovado, y que está innovando,

y que tiene una cultura de verdad muy fuerte en innovación.

Una sola palabra, democracia.

Es decir, el Gobierno de todos para todos.

La palabra "democracia".

Una transformación democrática implica convertir los privilegios

en derechos de todos.

Libertad, porque la libertad es la premisa

para luego tener progreso, bienestar social,

una economía próspera.

Sin libertad y democracia conseguir otros retos, aspirar a más,

intentar mejorar en otros sentidos es absolutamente imposible.

Zozobra, una gran zozobra,

que nos duró los años que llevamos de presunta democracia.

Consenso.

Lo que se ha hecho durante estos 40 años

ha sido lo que no se ha hecho en los 40 anteriores.

Concordia, porque yo creo que la clave está en la concordia,

en el acuerdo de todos los españoles por encima de cualquier otra cosa

de buscar objetivos comunes.

Concordia quiere decir que los corazones están en común,

y quiere decir que los afectos, los sentimientos están en común,

y eso es clave.

Unidad, unidad.

Una palabra repetida 20 veces: Unidad.

Lógicamente la unidad se convierte en democracia en mayorías.

Juntos.

Por una razón, porque si no estamos juntos,

y si no seguimos juntos, ni habrá libertad,

ni habrá democracia, ni habrá España,

solo habrá malos recuerdos, y muchos disgustos para todos.

Valentía.

Es el momento para ser valientes.

Decía Erasmo de Rotterdam

"que la vida la tenemos todos pero se la merecen un poco más

los que son valientes".

Escojo la palabra decepción porque hemos creído que la democracia

nos resolvía todos los problemas.

Soñemos

con que después de estos últimos escándalos,

los que mandan tomen las decisiones que deban tomar

en la hora suprema de las urnas.

Ética; sin ética no podemos distinguir

lo que es bueno y es malo.

Yo diría igualdad.

El que la democracia trajera el acceso a la educación,

no solamente de la generaciones más jóvenes

sino también de las generaciones mayores,

creo que representa lo mejor que ha hecho España

durante estos 40 años.

Normalización, esa es la palabra.

La normalización es la democracia, es poder votar.

Las libertades, costaron mucho trabajo,

mucho esfuerzo de conseguir.

Y eso no puede caer en saco roto.

Hombre, la canción que estaba de moda,

muy relacionada con la política,

era "Libertad sin ira", de Jarcha.

Dicen los viejos que en este país hubo una guerra

y hay dos Españas que guardan aún

el rencor de viejas deudas.

Dicen los viejos que este país necesita

palo largo y mano dura

para evitar lo peor.

Pero yo solo he visto gente

que sufre y calla, dolor y miedo,

gente que solo desea su pan, su hembra

y la fiesta en paz.

Libertad, libertad,

sin ira libertad

guárdate tu miedo y tu ira

porque hay libertad

sin ira, libertad

y si no la hay sin duda la habrá.

Pero yo solo he visto gente muy obediente

hasta en la cama.

A 40 años de las primeras elecciones democráticas,

España mira al pasado en libertad, sin ira ni nostalgia,

con la normalidad de un presente ganado por todos.

El 15 de junio del 77 gana la UCD de Suárez

y pierde el régimen franquista.

ETA había asesinado a Carrero Blanco en el 73.

Franco había muerto en el 75.

Y con el rey Juan Carlos como jefe del Estado,

se legalizan los partidos políticos, incluido el PCE.

En busca de la Constitución del 78 hoy vigente,

empezamos la Transición de la dictadura a la democracia.

Porque hay libertad

sin ira, libertad

y si no la hay, sin duda la habrá.

Tanto el día de la muerte de Franco,

como el atentado de Carrero Blanco,

fueron días de no colegio.

En el caso de Carrero Blanco nos enviaron a casa,

y en el caso de Franco,

ni siquiera llegamos a ir al colegio.

Recuerdo el día que muere Franco,

yo veo la noticia al ir al autobús que me llevaba a mí

a la Universidad Autónoma de Madrid,

que es donde estudiaba primero de Derecho,

y es el quiosco de prensa, con toda la prensa de entonces,

con el "Franco ha muerto".

Españoles,

Franco... ha muerto.

Desde luego, la muerte de Franco la tiene todo el mundo en mente,

el día en que Arias Navarro anuncia la muerte de Franco

creo que es una imagen histórica en este país,

y donde mucha gente celebró

que por fin se acabara la dictadura.

Entrábamos en una luz que los españoles nos merecíamos

y que nos estaba costando mucho trabajo durante el siglo XIX

y, bueno, en el siglo XX éramos una dictadura

en pleno siglo XX en el corazón de Europa.

Así que la luz al final del túnel.

Yo lo que tengo son vagas imágenes, son fogonazos:

ver en televisión, con mi familia,

la proclamación del rey.

Recuerdo las elecciones del 77, pero no las elecciones en sí,

sino el atrezzo que había alrededor.

Recuerdo que en mi colegio había unas columnas en el patio,

empapeladas con carteles de Felipe González, de Suárez.

Y esos dos, de alguna manera, se fascinaron.

Podríamos decir que la entrevista de agosto anterior

de Adolfo Suárez con Felipe González

fue una fascinación mutua.

Y eso facilitó mucho las cosas.

De manera que la negociación entre la "comisión de los 9",

que representaba a todos los partidos ilegales,

y Adolfo Suárez y su equipo,

pues fructificó en un tránsito de una dictadura a una democracia

sin hundimiento del aparato, pero con una legislación ex Novo.

Y entonces empezó ese diálogo con lo de Suárez y todo esto,

y de ese diálogo salió luego

el trabajo constitucional.

Con nosotros no tenían mucha consideración.

Yo no sé si les convenció Roca de que nos representaba a nosotros.

A nosotros no nos representó nadie, simplemente no nos llamaron.

Para mí hay lo que es la fase preconstituyente

que serían las elecciones de junio de 1977, la Constitución del 78

y el final de la ruptura

que es cuando el golpe de Estado del 81 fracasa.

Estos son los tres momentos culminantes del proceso

de institucionalización de la democracia en España.

Pues, la historia de un gran éxito.

No se puede explicar de otra manera en un país que hace

la gran operación histórica,

y la hace pacíficamente de pasar de un régimen dictatorial,

de un régimen autoritario, a un régimen democrático,

que la hace con la colaboración de todos, con un empeño común,

que hace la transición a su vez de una economía pequeña

a un gran desarrollo económico,

que hace a su vez la transición de un cierto aislamiento

a una presencia internacional,

pues es un país que tiene un gran éxito.

Creo que la Transición demostró ser un ejercicio de superación colectiva

del conjunto de la sociedad española que quiso mirar al futuro,

y hacerlo además sin reproches,

hacerlo -como bien decía Manuel Azaña-

con grandeza y superando los conflictos previos.

Desde aquel momento se construye un sistema político en España

muy bien asentado por dos grandes partidos nacionales,

y al mismo tiempo muy bien sostenido en Cataluña por lo que terminó

representado Convergència i Unió, y en el País Vasco

por lo que terminó representando el PNV.

La verdad que fue un triunfo colectivo del pueblo español,

realmente lo que se hizo en ese momento es extraordinario

y de hecho, es una referencia para muchos países,

cómo de una dictadura se pasa a una democracia de forma pacífica.

Yo creo que tuvimos una clase política, también, excepcional

y un pueblo, realmente, excepcional.

Cambiar un régimen autoritario de 40 años y convertirlo

en una democracia homologada no es ciertamente una tarea fácil.

Fue, sin duda, una brillantísima operación política

en la que participaron, fundamentalmente,

el conjunto de los españoles y muchos dirigentes políticos

que hicieron muy bien su trabajo.

Año 1977.

Micky nos enseña a cantar en Eurovisión

y Elvis muere.

También muere Marx, Groucho Marx.

Un billete para el oeste hasta el final.

¡Es la guerra!

¡Traed madera!

Se estrena la Guerra de las Galaxias.

Rocky se pone los guantes y Annie Hall rueda el Oscar.

Pues qué bien porque tengo al Sr. McLujan aquí al lado.

Permítame, por favor.

Venga un segundo.

He oído lo que decía, usted no sabe nada de mi obra.

Matanza de Atocha, accidente de Los Rodeos

y se crea la Audiencia Nacional, que también cumple 40.

El Atlético gana la liga.

Pactos de La Moncloa, ley de Amnistía

y se acaba la censura.

Son recuerdos de época de una España en proceso de destape.

Se desnuda el cambio.

En cuanto a cultura,

para mí la relaciono mucho con el cine,

fundamentalmente porque en la última época de la dictadura,

fue una época ya donde había una apertura cultural importante

y eran los cines en versión original.

"El espíritu de la colmena" y "Furtivos"

bueno, estaba ese cine,

que era el cine que respetábamos todos, y nos parecía admirable.

Recuerdo viajes eternos en verano a Cádiz

y pero eternos, con muchísimo calor,

sin aire acondicionado

y, sobre todo, con José María García sonando de fondo.

Yo, por ejemplo, que estaba haciendo un programa de deportes

tenía que mandar a la censura con 48 horas de anticipación

las preguntas que tenía que hacerle a Pirri, Amancio,

que era gente muy conocida en aquella época, y, claro,

era algo demencial.

Había un dicho anterior, debido a "la libertad de prensa",

de la "Ley Fraga", que decía:

"Bendita la libertad de Fraga, que nos deja ver la braga".

Y a título personal,

pues mi gran recuerdo es el tiempo que estuve con Adolfo Suárez

en la Presidencia del Gobierno, que coincidió precisamente,

con las elecciones del 15J de 77.

Un globo, dos globos, tres globos

la Tierra es un globo

donde vivo yo.

En las tardes de invierno frío recuerdo

"Un globo, dos globos, tres globos", recuerdo antes,

tengo vagos recuerdos de "La casa del reloj".

Recuerdo todos aquellos personajes:

el capitán Tan, Valentina, los Chiripitifláuticos.

Me acuerdo de "La Bola de Cristal" en general,

no solamente de la canción,

que aunque es para muchos el recuerdo

-como todas las sintonías de un programa-

en cuanto la oyes es una especie de "Magdalena de Proust"

que te recuerda todo, todo ese momento de tu vida.

Sé que estas enfrente y es como el cine

todo lo controla es un alucine

es como un ordenador personal

¡es la bola de cristal!

Recuerdo Alaska, recuerdo a Loquillo,

recuerdo a mucha gente de esa época

actuando en programas de TVE.

Yo soy "post-constitucional", yo soy del 79,

tuve la suerte de nacer con una Constitución,

dicen con un pan debajo del brazo, y con la Constitución en el otro.

Nada, no, no había nacido yo, yo nací en el 78.

La ilusión, sobre todo por parte de mis abuelas y mis abuelos

que eran todos socialistas.

Queridos compañeros,

queridos amigos.

De aquella época: los mítines. Fueron una fiesta.

Una verdadera fiesta porque tenían un componente

que nunca más ha tenido y es el encanto de la primera vez.

El ambiente que se vivía en la Universidad

-yo estudiaba en la Universidad de Salamanca-

el ambiente que había de mítines, el ambiente que había en la calle,

los carteles que era una cosa absolutamente nueva,

los coches con la propaganda, la megafonía.

Es una prueba que hemos dado de civismo

y era una cosa que el pueblo de España

tenía que reaccionar así.

Para mí como uno de los días más trascendentales de España.

El voto es libre que cada uno vote

a quien le parezca mejor.

En conjunto, ¿usted considera válido los resultados de estas elecciones?

-Yo francamente sí.

Del 77 en adelante,

todos enfermamos con "La fiebre del sábado noche"

de los Bee Gees.

Píldora, IVA e IRPF.

La poesía de Vicente Aleixandre había rimado el nobel

y Cela ya sabía que el que resiste gana.

La democracia se gana a base de sufrimiento.

Son los años de plomo de ETA y el intento de involución

hasta el 23-F del 81.

Referéndum de la OTAN en el 86 previo ingreso en la UE.

Continuas huelgas generales y el estado de las autonomías

hasta las tensiones territoriales de hoy.

Los españoles siempre vencen la dificultad.

Era una etapa económicamente complicada,

luego hubo los Pactos de la Moncloa, que realmente fueron muy útiles,

pero económicamente España estaba muy mal,

la inflación estaba desbocada.

Y hubo, sí, momentos terribles; el peor siempre es el terrorismo.

Cuando a alguien le quitan lo más sagrado

que tiene una persona que es su vida,

pues realmente estamos ante la peor de las situaciones,

pero fíjese usted,

poco a poco el pueblo español ha conseguido ir superando

esos malos momentos y hoy estamos aquí.

La recuperación de la democracia en el año 77

deja en una posición de fragilidad a la democracia.

¿Por qué?

Porque los que querían volver a la dictadura no paraban,

y los que creíamos que se habían opuesto a la dictadura

desde el terrorismo,

volvieron sus armas contra la democracia.

Entonces, todo el mundo temía lo que se llamaba entonces

el "ruido de sables".

¡Silencio!

Por encima de la disciplina está el honor.

Y la explicación que yo me daba

al comportamiento terrorista de ETA era precisamente

la de una provocación para que todo estallara.

Y cuando en julio del 97,

ETA secuestra y posteriormente asesina a Miguel Ángel Blanco,

las manifestaciones tan brutales que siguieron a aquella barbarie,

la gente empezó a cantar dos cosas:

el 4 movimiento de la novena de Beethoven,

el Himno a la Alegría, y Libertad sin ira.

Ahora que estamos viviendo un nuevo, una nueva forma de terrorismo,

que es el terrorismo yihadista que desgraciadamente nos quebró

en un 11 de marzo en Madrid con más de 190 asesinados,

cuando estamos viendo lo que ha ocurrido en Londres,

en el Reino Unido,

creo que la sociedad española

ha sabido superar y vencer desde las instituciones

y desde la democracia precisamente al fanatismo y al terrorismo de ETA

y que eso hoy nos ha convertido en una mejor sociedad.

El terrorismo de esos años, del año 77, año 78, 79, 80;

el golpe de Estado de 1981,

que tiene mucho que ver con la situación

que estaba provocando el terrorismo,

pues generaba angustia porque pensamos que podía dar lugar

a la involución.

Cuando uno mira hacia atrás, pues hombre,

el 23F fue una dificultad objetiva,

pero el hecho de hacer una Constitución era complicado,

el hecho de que se renunciase a los viejos prejuicios

provenientes de la Guerra Civil era también muy difícil.

El hecho de que todo el mundo renunciase a sus máximos

para ponerse de acuerdo en lo básico,

yo creo que eso era la operación política más complicada.

(Disparos)

Lo más significativo fue el intento de golpe de Estado de 1981

Lo más significativo fue el intento de golpe de Estado de 1981

porque era lógico, que nadie se escandalice.

Habíamos ganado pacíficamente una libertad

pero había quien esta libertad no la perdía pacíficamente

sino que estaban irritados.

El intento de golpe de Estado del año 81,

la actuación del rey Juan Carlos y el comportamiento también

de la sociedad española,

la reacción de todos los españoles ante el intento del golpe de Estado

expresando que queríamos vivir en paz,

que queríamos vivir en democracia,

que queríamos vivir en libertad.

La figura clave de la Democracia en España

es el rey Juan Carlos I,

cómo salió anunciando en televisión

que había fracasado el golpe de Estado.

Confirmo que he ordenado a las autoridades civiles

y a la Junta de jefes del Estado Mayor

que tomen todas las medidas necesarias

para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente.

¿Qué hacía yo la noche del 23F?

Pues ejercer la profesión que yo amaba.

Entonces, te tuviste que armar de responsabilidad,

olvidarte de alguna otra cosa y ponerte a cumplir

tu primera obligación:

servir información puntual sin estar manipulada.

Yo no tuve miedo porque no me signifiqué.

Yo miedo no tuve.

Únicamente que aunque no temieras por ti,

era una marcha atrás peligrosísima.

23-F era muy pequeño, tengo un recuerdo bastante nublado.

El referéndum sí que me acuerdo bastante.

Recuerdo además que algo pasó con Felipe González.

Como que al principio decía una cosa y luego dijo otra.

Una vez resuelta la cuestión que era objeto de la consulta...

Yo recuerdo la inmensa alegría en muchísimas mujeres

que salieron de una dictadura en donde iban a reivindicar

sus derechos, sus libertades, su condición de ciudadanas.

Se llamaba y se llama feminismo y lo recuerdo con mucha alegría.

¿Cree que es el comienzo de la democracia?

-Yo creo que sí.

Yo creo que sí.

Sobre todo avanzar un poco en el panorama político

y equipararnos a Europa.

Yo creo que sí, en un país que no la hemos tenido

creo que empieza ahora.

Pasamos de una dictadura a una democracia.

Lo más importante es que por primera vez

hay partidos políticos después de tantos años.

Mi querida España

esta España mía

esta España nuestra.

Cecilia nos enseña a querer a España:

Una sola España en plena reconciliación de las dos Españas.

España, camisa blanca de mi esperanza...

"España camisa blanca" y "Ahí está",

ahí está viendo pasar el tiempo la Puerta de Alcalá.

Ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo

la Puerta de Alcalá.

Paz, libertades y progreso.

Del expreso al AVE, de la radio a la tele en HD o 4K,

de lo analógico a lo digital e internet,

de la cesta de la compra y el menú del día en pesetas

a la gran cocina española.

Economía y bienestar en euros frente al trago amargo del paro.

El Lute, camina o revienta.

¿Dónde vamos? -A América.

¿Y eso dónde es?

¿No te lo han enseñado en la escuela?

Curro Jiménez compite con Colombo.

Y Pablo Abraira duda entre gavilán o paloma.

Sobre lo cotidiano se asientan los logros de España.

Devuelve a quien lo toma,

gavilán o paloma.

Yo creo que el gran logro ha sido encontrar la estabilidad

a nivel democrático, lo primero.

Y luego, pues tener una gran Seguridad Social,

por ejemplo, desde aquella época.

En Sanidad -que sabe que es un tema que me toca muy de cerca-

creo que el cambio ha sido espectacular,

el tener una sanidad pública, gratuita y universal

para todos los españoles, que aquí vivas donde vivas,

seas de la clase social que seas,

que tengas desde luego los mismos derechos,

eso ha sido para mí uno de los cambios más importantes.

Todo ello se resume

en tener una gran clase media trabajadora, fuerte,

el milagro español ha sido sobre todo tener gente

que tiene empleo, que tiene bienestar,

que puede desarrollar sus vidas libremente,

que vive en libertad y en paz.

Hemos hecho un avance enorme en estos 40 años

desde el punto de vista tecnológico.

Tenemos sectores económicos en los que realmente la tecnología

tiene un valor pues fundamental.

Por ejemplo, la banca,

la administración electrónica, tenemos también, por ejemplo,

las infraestructuras inteligentes, tecnologías industriales.

La modernización de España,

el progreso que hemos venido teniendo,

la entrada en la Unión Europea, ser miembros de la UE,

miembros importantes además ahora en la UE,

pero fundamentalmente todo el proceso de modernización

que hemos tenido.

España hoy es un país que ha desarrollado

un bienestar social, un Estado del Bienestar muy potente,

a pesar de que hay algunas críticas todavía, pero muy potente,

y es un país además muy respetado y muy querido en todo el mundo,

por tanto, hoy somos un país importante,

y particularmente en este momento muy importante en Europa

porque va a ser uno de los tres países,

conjuntamente con Alemania y Francia,

que van a liderar el próximo futuro de Europa.

Desde luego, las libertades civiles

no son algo menor, que en España hubiera libertad de expresión,

derecho de asociación, derecho de reunión,

y que los españoles pudieran votar después de 40 años de dictadura

no es una cuestión menor y es algo a lo que siempre

tendremos que estar agradecidos a nuestros padres y abuelos.

Yo estoy convencido que sin sindicalismo,

esto habría tenido muchos más reventones,

muchos más reventones, y el sindicalismo,

por lo menos en las cabezas de los sindicalistas,

estaba claro que primero era la libertad

y la igualdad de los españoles,

y después las otras cosas.

Entonces había que salir a la calle mucho

y muchas veces se sale a la calle ahora

con un afán excesivamente épico y exhibicionista.

El gran logro es la normalización de España como nación,

es decir, yo creo que ese es el gran logro:

la democracia, la libertad, los derechos humanos,

la soberanía nacional, la igualdad entre los españoles,

el progreso económico y social,

el modelo de bienestar que se creó, las infraestructuras.

La normalización, primero, del país y luego,

una vez conseguida, el progreso que esa normalización trajo.

Creo que el ingreso de España en la UE trajo progreso,

el afianzamiento del Estado de derecho, de la democracia,

de las libertades, el fin del aislacionismo,

y el compartir un proyecto supranacional.

A partir del 92 empieza a haber una España muy expuesta,

teóricamente muy bien instalada en el bienestar,

pero que yo creo que explota en el 92.

Para mí, para mí es la fecha clave, el 92, a partir del cual

España empieza a convertirse en otra cosa.

No es extraño ese tipo de manifestaciones, de opulencia,

que son las Expos y los JJ.OO.

y que llevan tantas cosas luego adjuntas, adyacentes,

acomodadas, ya sabemos.

Yo creo que el trabajo no está terminado.

Pero evidentemente la democratización

trajo frutos innegables,

el hecho de que pudiéramos hablar en público,

el hecho de que pudiéramos sacar un periódico,

y el hecho de que estuviéramos en la sociedad política,

aunque controlados y limitados,

pero dentro de ese límite era algo que nunca habíamos tenido.

La vida democrática funciona, funciona adecuadamente,

no solo cuando hay convicciones democráticas

expresa o tácitamente difundidas en la sociedad,

sino cuando hay un nivel de bienestar social,

o al menos se reduce tanto el malestar,

que las tensiones no son existenciales.

Paz, hemos conseguido tolerancia,

hemos conseguido un camino a la educación,

un camino a la ética, un camino al respeto, hemos conocido,

hemos iniciado el camino a saber elegir

y a tener la responsabilidad individual de nuestro país.

El mayor logro, yo creo que ha sido,

la consolidación de la democracia limpiamente

y la convivencia de las dos Españas, tradicionalmente enfrentadas.

El que a lo largo de cuatro décadas se haya asentado

la libertad, la democracia, la convivencia

y también la prosperidad,

porque también ha venido acompañando la prosperidad,

yo creo que son unos grandes logros de los españoles de los que

nos podemos sentir muy orgullosos.

Desde el 77, los Eagles se alojaron en el Hotel California,

y los españoles nos ganamos el futuro.

La monarquía parlamentaria funciona como sistema de Gobierno.

Entre los retos,

España en una Europa global y fuerte para derrotar al yihadismo

sin olvidar nunca el 11-M.

Y más objetivos:

generar empleo, eliminar la corrupción

y cumplir la ley frente al desafío separatista.

La estabilidad es una forma segura de mirar al futuro.

Es muy importante el sacar información

y sacar ventaja de los datos, que son la materia del siglo XXI,

en la que ahora mismo tenemos tecnologías

como la inteligencia artificial que nos posibilitan el ser capaces

de democratizar la información para que todos seamos capaces

de utilizarla,

y realmente ser mejores profesionales.

Yo creo que los desafíos de España son muchos.

Yo personalmente, el desafío más grande es que no deje

de invertir en innovación, en investigación.

Igual que en los años 70 y 80 se modernizó España,

hoy en algunos aspectos: en la educación,

en el mercado laboral, en la Justicia, las Instituciones

y la democracia, hay que dar un paso adelante,

hay que hacer un "Big Bang" institucional,

hay que hacer una reforma profunda de nuestro modelo económico-laboral,

y finalmente una revolución educativa.

Hay un reto de país, y estamos viviendo

una nueva transición que de alguna manera

pone encima de la mesa un impulso constituyente;

hace falta un nuevo contrato.

Eso se puede traducir en reformas de la Constitución.

Yo deseo que en España siga una Constitución como la actual,

con una monarquía parlamentaria, con unas elecciones limpias,

con una pluralidad de partidos,

que todos sean capaces de respetar la identidad común de España

y de llevarse bien entre sí.

De cara al futuro, en lo político,

pido que desaparezca el tono "guerracivilista"

que a veces asoma todavía,

con todas sus secuelas de rencores y de revanchas.

Y en lo que se refiere a la moral pública,

que terminemos de ver espectáculos

y escándalos constantes de corrupción,

que han sido uno de los puntos negros de toda la Transición

y de toda la etapa democrática.

Yo creo que la corrupción es un mal endémico,

pero en otros países el que no es corrupto, que alguno queda,

denuncia al corrupto.

Aquí no.

¿Por qué no?

Primero porque no hay ese oficio

Primero porque no hay ese oficio

y segundo, porque al que denuncia

le cortan las pelotas.

Últimamente, con la crisis económica,

un discurso populista demagógico está en todos los países

diciendo que ellos son los salvadores de los perdedores

de la crisis económica.

Y vienen estos nacionalismos que reproducen lo que pasó

en el siglo XX que fue motivo de 70 millones de muertos,

dos guerras mundiales por los nacionalistas

de aquí y de allá.

Entonces, eso afortunadamente con una legislación

en un Estado de derecho, eso no va a prosperar.

El desafío separatista ahora mismo estamos pensando en Cataluña,

pero es que lo siguiente va a ser Europa,

porque el Brexit marca una inflexión,

y el Frexit que quiso Le Pen también esto está en la mente

de los políticos,

y está en la mente muchas veces de los ciudadanos

que cuando no encuentran salida,

piensan que hay determinados movimientos desesperados

que les pueden salvar.

Yo creo que la democratización todavía está muy verde.

Yo sigo pensando que aquí disfrutamos de una democracia

pero de muy baja calidad.

Es una expresión que dije yo en tiempo de Aznar

y que no le gustó nada.

Si volvemos a épocas de enfrentamientos,

si volvemos a épocas de radicalidad, España pagará un precio enorme.

Segundo, nosotros tenemos el gran reto interno ahora mismo

de la secesión, que es un reto que hay que conjurar

una casa dividida no tiene futuro.

Sobre el separatismo hay mucho ruido,

mucha emoción y muy poco análisis,

y yo creo que España es una gran oportunidad para todos,

por tanto, no creo en el separatismo.

El reto es integrar lógicamente a todo el mundo,

el reto es seguir creciendo.

Y creo que ahora estamos en el comienzo de algo muy bueno;

la crisis ha sido terrorífica,

pero todas las crisis tienen dos partes:

un desafío y una oportunidad.

Frente a quienes quieren situar a Cataluña fuera de la legalidad,

nosotros lo que decimos es que perfectamente

la Constitución puede resolver

esta crisis territorial.

Yo defiendo lo que defendían algunos padres constitucionales,

como Gregorio Peces-Barba, y es que a España

se le puede denominar nación de naciones,

siempre teniendo en cuenta que el Estado es uno,

que es el Estado español,

y siempre teniendo en cuenta que la soberanía,

es decir, sobre las cuestiones que afectan a la definición

y al ser de España,

tienen que ser compartidas por el conjunto de los españoles

y no puede ser quebrado,

como está planteando el independentismo

con el referéndum en Cataluña.

Somos uno de los países del mundo -si no el que más-

con mayor nivel de autogobierno.

Por tanto, creo que en esa Constitución del 78

todo el mundo cedió en sus planteamientos

y hay algunos que olvidan que hubo un gran pacto nacional

de todos los españoles en aquel momento

y deciden que ese pacto no me gusta

y que ahora hay que hacer otro distinto.

Yo lo que sí tengo claro sobre ese asunto

es que quien decide lo que es España

son todos los españoles.

También hay que luchar contra la corrupción.

Creo que es importante que todo el mundo pueda desarrollar

su función con independencia,

como queda acreditado que lo hacen en España

las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado, la Fiscalía,

los jueces y también que seamos capaces

de aprobar leyes y que hagan más difícil

que la gente haga aquellas cosas que no debe hacer.

Si lo queremos hacer bien,

lo podemos hacer bien vamos a intentar hacerlo mejor.

Yo es lo que propondría.

O sea, la democracia nadie nos la va a quitar, de momento,

pues vamos a intentar dentro de la democracia,

que la democracia puede ser un poco zarrapastrosa

o puede ser una gran democracia.

Yo creo que cada uno que trate de hacer su trabajo bien,

y de vivir con sensibilidad hacia los demás

y hacia la naturaleza.

(Música)

Nada más, les dejamos ya con la programación de la 1

y con estreno del Canal 24 Horas

y el Canal Internacional de TVE.

Pueden ver de nuevo "40 años de España"

en la web de rtve.

Gracias y hasta la próxima semana.

  • 40 años de España

Informe Semanal - 40 años de España - 10/06/17

10 jun 2017

Programa especial dedicado al 40º aniversario de las elecciones generales de 1977 y todo lo que supuso la conquista de las libertades. 25 personalidades de la vida pública española hablan del paso de la dictadura a la democracia, pero también de las dificultades, logros y retos de la España de antes.
En este monográfico, personalidades de la política, la empresa, la cultura o el deporte, hablan de aquella cita con las urnas y su repercusión en la España de la Transición y de la actualidad. Políticos como Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera, Ana Pastor o Pío García Escudero, José Mª Aznar, o Xabier Arzalluz; juristas considerados "padres de la Constitución" como Miquel Roca o Miguel Herrero de Miñón; actores o artistas como Hugo Silva o Alaska; o empresarios como Francisco González (BBVA) o Marta Martínez (IBM).

ver más sobre "Informe Semanal - 40 años de España - 10/06/17 " ver menos sobre "Informe Semanal - 40 años de España - 10/06/17 "
Programas completos (471)

Los últimos 3.100 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios