www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4585918
Para todos los públicos
Transcripción completa

Hola, saludos a todos

y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

Cristina Cifuentes ha dimitido

como presidenta de la Comunidad de Madrid

tras hacerse público un vídeo de 2011

en el que aparecía retenida bajo acusación de hurto

en un supermercado.

El desenlace y epílogo de Cifuentes llegaba esta semana

después del escándalo del máster de la Universidad Rey Juan Carlos

que investiga la justicia.

En el tránsito de no tener lo que se debería haber tenido:

un máster,

y tener lo que no se debería haber tenido: unas cremas,

la responsable pública Cristina Cifuentes

ahogó en la nostalgia los últimos ecos de su condición:

expresidenta, expresidenta.

El vídeo llegó en el momento justo,

después de un desgaste de casi un mes largo

de todo lo que ha ocurrido con el máster.

En otro momento,

no sé si ese vídeo hubiera causado el impacto que causó.

Casi en paralelo, la sensación fue de desazón,

de desazón, como supongo que también muchos otros ciudadanos,

de que se utilicen técnicas, yo diría, propias de la mafia,

para acabar con un personaje político.

Eso fue de enorme preocupación.

Sin que esto minusvalore, en absoluto, la razón

que llevó a Cristina Cifuentes a esta situación,

que fue la apropiación o la aceptación de un máster

envuelto en un hecho absolutamente fraudulento.

La historia prometía porque permanecía el suspense.

El abrupto final ha sorprendido.

Fue el epílogo de la trastienda.

-Ella, en un primer lugar, abre el bolso

y saca un frasco de crema y se lo da al vigilante.

Inmediatamente se va a una silla, coloca el bolso allí

y le cuesta sacar el segundo frasco.

Entones, en ese momento, ella dice que los artículos eran suyos,

y que había entrado en el supermercado

con esa compra ya hecha fuera, ¿no?

Los guardias de seguridad dicen que no, que la han visto robar

y entonces le dicen que pague la mercancía y que se vaya.

Y entonces ella se niega a pagarlo.

Nosotros hemos emitido dos minutos y algo,

pero, esa situación dura, creo que cuarenta y tantos minutos.

Manuel Cerdán, 40 años de periodismo a sus espaldas,

firmó la noticia que acompaña al vídeo grabado en 2011

en un supermercado cercano a la sede de la Asamblea de Madrid.

-Yo lo único que sé es

las fuentes que yo he utilizado para conseguir la grabación

y que no voy a dar ningún detalle

porque tengo que preservar su seguridad

y en fuentes oficiales,

te puedo asegurar que no habrá nada porque lo destruyeron todo.

A veces es mucho más fácil.

Es de un ciudadano que está harto de las actuaciones

y de las acciones de los políticos y dice:

bueno, pues mira, voy a hacer un paso adelante,

yo tengo esto y lo voy a facilitar para que se sepa.

La cooperativa EROSKI,

propietaria del supermercado donde ocurrieron los hechos,

ha asegurado que sus imágenes de videovigilancia se destruyen

en un plazo no superior a 30 días.

-¿Quién ha guardado durante años, de una manera fraudulenta,

un vídeo de esa naturaleza,

que por ley debía haber sido destruido?

-Yo no tengo las pruebas,

por lo tanto no voy a dar nombres propios,

pero es evidente que aquí ha tenido que haber

alguna colaboración policial parapolicial y política,

eso es evidente, que lo ha tenido que haber.

-¿Qué ocurrió con ese vídeo?, pues que alguien, en algún momento,

pues esa cadena de custodia, pues no funcionó.

Y eso, como ha transcurrido tanto tiempo,

ha podido dar muchas vueltas.

-¿Cuántos vídeos hay de cuánta gente, guardados dónde?,

esperando que en algún momento esas personas sean importantes.

A mí me parece que eso es

algo que deberíamos preguntarnos todos, ¿no?

Porque en ese momento,

era una vicepresidenta de la Asamblea de Madrid,

pero, para que todos nos entendamos, no era nadie.

¿Quién decide guardar ese vídeo y por qué?

Yo creo que hay mucha información sobre nosotros

y deberíamos plantearnos cómo se almacena, cómo se destruye,

qué se publica y qué no se publica y cómo.

-Que hay muchos políticos decentes

y muchos medios de comunicación decentes.

Entonces, no todo vale,

en eso sí que le doy la razón a Cristina Cifuentes,

pero, lo que preocupa es que esta persona,

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid,

antes Delegada del Gobierno,

antes vicepresidenta de la Asamblea de Madrid,

ha estado chantajeada o por lo menos muy presionada

durante muchos años.

Un ejemplo lo encontramos hace justo dos años.

El vídeo convertido en una cabra a brincos mediática.

La propia Cristina Cifuentes fue preguntada al respecto

en Televisión Española.

Las consecuencias electorales del caso Cifuentes

se verán dentro de un año, en las municipales y autonómicas.

Y dependerá de lo que se decida en los próximos días.

Lo que vamos a ver en los próximos días,

es si son capaces de mantener la unidad

o dentro hay banderías, hay sectores

que hacen imposible que el Partido Popular se presente,

dentro de un año, con un candidato potente

que sea capaz de mantener la hegemonía del Partido Popular.

En estos momentos, la situación para ellos,

utilizo palabras de los propios dirigentes

del Partido Popular: "catastrófica".

Tienen la oportunidad de aprovechar esto para limpiar,

de una vez por todas, todo lo feo, malo, oscuro

que se ha hecho en el pasado

y yo creo que todavía puede haber más cosas que salgan a la luz

y asuntos turbios por esclarecer,

y empezar una etapa nueva con gente nueva.

No con los que llevan 30 ò 40 años,

y no me refiero sólo a Cristina Cifuentes,

y aparecen como las caras frescas del futuro.

Hay mucha gente en el Partido Popular de Madrid,

y hay gente muy buena y muy preparada.

El PP de Madrid tendrá que buscar nuevo presidente.

Cifuentes dimitió el viernes.

Y el Gobierno de la Comunidad, también.

El proceso de sustitución de Cristina Cifuentes

culminará con un Pleno de Investidura.

Plazo máximo, tres semanas.

PSOE y Podemos están al acecho.

-Yo creo que el Partido Socialista ya lo está utilizando

y de ahí la llamada que Pedro Sánchez anunció

que iba a hacer a Albert Rivera nada más conocer el vídeo

para colocar a Ciudadanos, tratar de colocar a Ciudadanos

en una posición política complicada.

En la de decirle:

"Ah, ¿vas a seguir apoyando a un partido

que mira lo qué está haciendo, que mira cómo está,

de verdad que vas a seguirle apoyando?".

El objetivo de esa jugada, yo creo que es más retratar a Ciudadanos;

le quieren retratar

desde la izquierda y desde la derecha.

La forma abrupta, fea y oscura

por la que se ha tenido que ir Cristina Cifuentes

ha dado alas al PSOE y a Podemos

para tratar de formar un cambio de Gobierno

pero con otro color, es decir, de ellos.

Esto no va a pasar porque depende de Ciudadanos.

Por tanto, gobernará de nuevo el Partido Popular en Madrid.

La fiscalía ha depositado las diligencias

sobre las supuestas irregularidades del máster en un juzgado de Madrid.

Cifuentes no está siendo investigada.

Ella misma se resiste a certificar su propia muerte política.

Incluso, es la que invita

a los actos del Día de la Comunidad de Madrid.

La paradoja es que la anfitriona estará ausente.

Si acudiera, sería un cortejo fúnebre.

Y de luto, ni para despedirse.

En la crónica de la semana ya sabemos

que los Presupuestos Generales del Estado allanan su camino

con una subida de las pensiones del 1,6 por ciento.

En cuanto a Cataluña, la Fiscalía ha denunciado

a varios profesores de un instituto de Barcelona

por humillar a hijos de guardias civiles.

El Constitucional impide cualquier intento y tentación

de investir a Puigdemont.

Y los votos delegados de los huidos Puigdemont y Comín

pueden favorecer una investidura legal.

España defiende ante Alemania la entrega de Puigdemont.

Las peripecias de Puigdemont en su huida de la justicia española

han extendido el Procés por Europa.

Alemania es ahora el territorio

en que se libra una batalla de la justicia española

contra la aventura separatista catalana.

La decisión de la Audiencia territorial

del land de Esesbig-Jolstain,

por la que se niega la entrega a España de Carles Puigdemont

por rebelión

está en el origen de una polémica jurídica

que se prevé larga.

Wilhen Hofmeister es el director en España

de la Fundación alemana Konrad Adenauer,

que cuenta con oficinas en más de cien países

y está ligada a la Unión Demócrata Cristiana,

el partido de Angela Merkel.

En las últimas semanas ha sido muy comentado un artículo de Hofmeister

en el prestigioso periódico Frankfuta Alemain

el que cuestionaba la resolución provisional

de no entregar a España a Puigdemont por rebelión.

La Unión Europea se basa en la idea

de que somos Estados libres y democráticos,

que estamos unidos en la Unión Europea,

y la euroorden que en estos momentos debía aplicar,

para el caso del señor Puigdemont, se basa justamente en ese principio,

que todos somos Estados democráticos

y cada Estado democrático tiene el derecho y el deber

de juzgar a sus propios ciudadanos.

Enrique Gimbernat es catedrático emérito de Derecho Penal

en la Universidad Complutense y cercano a la cultura alemana.

Es doctor en derecho por la Universidad de Hamburgo

y doctor honoris causa por la de Munich.

Gimbernat es autor de varios libros sobre materia jurídica

escritos en alemán.

Alemania está obligada a entregárnoslo, en primer lugar,

porque aunque según ellos no haya alta traición,

porque eso no constituiría alta traición,

sí que hay otros dos delitos,

que lo ha dicho el Tribunal Supremo alemán:

hay ruptura de la paz pública y hay coacción,

lo cual ya basta para la doble incriminacion,

pero es que además ni siquiera eso es verdad, es que se capituló.

La Guardia Civil y la Policía capituló

y se llevó a cabo ese referéndum ilegal.

Yo creo que Puigdemont no es el problema.

El problema es que el Gobierno de Madrid piensa

que eso es el problema.

Puigdemont hasta el inicio de abril estaba moviéndose por ahí

y nunca han dicho nada.

No han dicho: Oh, el Gobierno danés, ¿por qué no le coge?

o el gobierno belga.

Ahora Alemania le ha detenido,

había un fiscal que ha dicho una cosa

y luego un juez que ha dicho otra cosa.

No te gusta lo que ha dicho el juez, vale,

muchas sentencias no nos gustan, pero la justicia es independiente.

Trabaja en varias publicaciones escritas,

entre ellas una revista de economía,

que es la de mayor circulación en su país.

Conoce bien Cataluña y su realidad política y social.

Lo que más me preocupaba y me preocupa en este caso

es la reacción de algunos medios de comunicación en Alemania

y de algunos sectores políticos, no en general,

que me parecen poner en duda el carácter de España

como Estado democrático y de Derecho,

y si comenzamos a poner en duda

el carácter democrático y de Estado de Derecho

de un miembro de la Unión Europea,

entonces estamos dudando seriamente sobre un pilar fundamental

de la Unión Europea.

Yo, como leo prensa alemana, este señor, Puigdemont,

está apareciendo como un héroe, está apareciendo como una víctima,

mientras que nosotros somos un Estado franquista,

donde no hay garantías.

Y esta batalla de la propaganda la han ganado

y qué duda cabe si eso,

si la opinión pública como está en Alemania

a favor de la no entrega es como es,

pues eso en los titulares claro que influye,

son personas los jueces de carne y hueso.

El director en España de la Fundación Konrad Adenauer

ha dicho a Informe Semanal

que su preocupación por cuál pueda ser la suerte judicial

de Carles Puigdemont

se basa en el convencimiento de que el avance de los nacionalismos

puede poner en peligro la viabilidad del proyecto común europeo.

El problema en Cataluña es el nacionalismo.

Y el nacionalismo es contradictorio con la idea de la Unión Europea

y por eso yo creo que una Cataluña separada de España

no va a contribuir a fortalecer la Unión,

sino va a contribuir a favorecer el nacionalismo

y eso va a ser otra clave mortal para la Unión Europea.

Si permitimos al nacionalismo reaparecer

en el contexto de la Unión Europea,

eso significa que también los conflictos,

inevitablemente, van a reaparecer y eso es muy malo

para todos los pueblos en Europa.

El caso de Cataluña guarda algunas similitudes

con el del Estado alemán de Baviera.

El catalán es muy orgulloso de su cultura

y cree que es diferente.

Como el bávaro que también cree que es diferente.

Además, creo que se creen superiores también.

Yo creo que es la diferencia con los vascos,

no creo que los vascos piensen que son una inteligencia superior.

Piensan que son diferentes

porque realmente tienen un idioma muy diferente

y la corrupción por lo menos dan la impresión en el País Vasco

que no está tan extendida,

pero en Cataluña, yo lo veo que lo hacen todo igual,

yo no veo la diferencia.

La cuestión catalana se desarrolla en buena medida en los tribunales,

y no solo en los españoles.

En ese ámbito judicial,

y a partir de la instrucción que está realizando el juez Llarena,

la cuestión más importante

es dilucidar si los independentistas catalanes, como Puigdemont,

cometieron o no rebelión.

Dice el auto Tribunal Superior de Schleswig-Holstein:

No sería rebelión aplicando sus principios,

porque no tuvo éxito como se ha visto después.

Bueno y Franco tampoco se le podía castigar,

porque cuando la rebelión triunfa

entonces a quien juzga es a los leales como pasó en España.

Entonces la rebelión nunca se podría perseguir:

porque si no triunfa no ha sido rebelión,

y si triunfa los que toman el poder son los rebeldes

y entonces lo que hacen es juzgar a los leales.

Más allá de las cuitas judiciales, la vida sigue

con sus alegrías y sus melancolías

y en una semana como ésta,

Barcelona ha sido la gran capital de la letra impresa y la rosa.

No hay desafío tan glorioso como el de la primavera,

ni fiesta tan hermosa como la que permite disfrutar los libros

en la calle.

Días de besos y rosas.

La esperada sentencia de la Manada condena a los 5 acusados

a 9 años de cárcel por abuso sexual continuado,

pero no por violación.

El tribunal les ha absuelto de agresión sexual,

robo con violencia

y de un delito contra la intimidad por la grabación

y difusión del vídeo.

La manada, por tanto, ha sido sentenciada.

"Yo sí te creo, hermana.

Nosotras sí te creemos, hermana.

Esperamos una justicia del siglo XXI y no del siglo XIX.

Debemos condenar y condenamos de un delito continuado

de abuso sexual con prevalimiento

a la pena de nueve años de prisión.

¡No es abuso, es violación!

La tensa espera de decenas de mujeres frente

al Palacio de Justicia

se tornó rápidamente en decepción.

Unos segundos después de la lectura del fallo los gritos

y abucheos se elevaron hasta la Sala 102

de la Audiencia Provincial de Navarra.

Los cinco integrantes de La Manada

eran condenados a nueve años de cárcel

por un delito de abuso sexual continuado

pero no por violación.

Siempre pasa a veces, a veces va la justicia por delante

y otras va la sociedad.

En este tema

yo creo que estamos dando grandes pasos a nivel social

y especialmente las mujeres que lo estamos diciendo, diciendo

y con muchísimos hombres que lo tienen claro

que no quieren vivir en el siglo XIX

y quieren relaciones igualitarias

y en ese sentido la justicia tiene realmente que dar el paso.

La ola de indignación se propagó

hacia las principales ciudades españolas.

Convocadas por colectivos feministas,

miles de mujeres reclamaron justicia para un caso que contemplan

como un símbolo de la lucha

por las mujeres víctimas de violación.

Se ha puesto en entredicho el resultado de este procedimiento.

Se ha dicho que si el resultado no era el que ellos pensaban

iban a arder las calles.

Y realmente no pueden arder las calles

porque dejamos de actuar como una sociedad democrática.

Ella está desanimada, está desanimada,

y mi compañero de Madrid, que sabéis hay otro compañero

en la acusación particular, va a hablar con ella

y por lo que me ha comentado cree que no pondrá pegas

para que pongamos el recurso.

La sentencia de La Manada avala la versión de la víctima

que entonces tenía 18 años,

respecto a los hechos que se produjeron en la madrugada

del siete de julio de 2016,

durante las fiestas de San Fermín.

Con los votos de dos magistradosa favor

y uno en contra

el Tribunal afirma, por ejemplo, que la chica se encontró de pronto

en un lugar angosto rodeada por cinco varones

de edades muy superiores y de fuerte complexión.

Los cinco procesados tenían entonces entre 24 y 27 años,

y todos menos uno contaban con antecedentes policiales.

Es que no sé en ese momento qué se le puede haber pasado a ella

por la cabeza.

Pero yo entiendo que es una situación de miedo,

es una situación que bloquea,

es una situación que uno en ese momento

lo único que pide es salir de esta más o menos como pueda

porque nunca sabes tampoco con cinco tíos.

Otras afirmaciones de la sentencia

se basan en los vídeos que grabaron los acusados.

Relata textualmente que muestran a la víctima

"acorralada contra la pared y gritando" en "estado de ausencia"

"con los ojos cerrados,

sin interaccionar con los procesados,

que la utilizan para satisfacer sus instintos sexuales".

Unos argumentos que, en opinión del Tribunal,

no son suficientes para condenar a los acusados por violación

sino por abuso sexual con prevalimiento, es decir,

en una situación de privilegio sobre ella, pero sin intimidación.

Lo que ocurre es que,

el prevalimiento es un agravante que en forma alguna

ha sido contemplado a lo largo del juicio.

Nosotros no nos hemos podido defender

de ese prevalimiento.

Entiendo incluso que si nos hubieran acusado de ello,

lo hubiéramos argumentado y defendido.

El resultado es que no ha sido así.

Esta es seguramente la clave jurídica del caso: El Código Penal

exige intimidación o violencia para que un delito

contra la libertad sexual se considere violación.

En opinión del Tribunal no se produjo violencia

ni tampoco intimidación aquel siete de julio.

Es difícilmente entendible lo de que existe prevalencia

o hay abuso en el número de personas que cometen el delito

y que no haya intimidación.

Porque es un tema que habrá que estudiar detenidamente.

Ahora mismo no se me ocurre cómo se pueden separar

esos dos conceptos.

Porque claro, si a ti te están... te bloquean, te intimidan,

por qué es: ¿Por qué hay cinco señores?

¿Es lo mismo cinco señores que uno?

Yo creo que no.

Dirimir el consentimiento de la víctima en los delitos

contra la libertad sexual está en el centro del debate.

Los colectivos en defensa de las mujeres

llevan años en esta batalla

y la sentencia de La Manada la ha trasladado a la calle.

No sólo porque rebaja el delito de violación al de abuso.

También por el voto particular de uno de los magistrados

que observa textualmente

"jolgorio y regocijo"

en los actos sexuales que grabaron los acusados.

No se nos cree y se nos pide demostrar

que hemos consentido que alguien nos violara.

Te imaginas en cualquier otro delito esta situación,

he consentido que me roben.

No, es que me han robado.

Yo digo que me han robado.

No tengo que demostrar que he consentido

que me tirasen de la cartera.

Lo que se nos pide es un plus

porque lo que se hace es dudar realmente

de que decimos la verdad.

Porque realmente no ha sido considerada

la violencia sexual.

En esta lucha por los derechos de las mujeres,

el crimen de Nagore marcó otro punto de inflexión.

Ocurrió hace 10 años también durante las fiestas de San Fermín,

sólo que la joven estudiante de enfermería se resistió

a practicar sexo con José Diego Yllanes,

un médico psiquiatra de 27 años

que ejercía en la Clínica Universitaria de Navarra.

El jurado popular

la única pregunta que me hizo a mí fue

que si mi hija era ligona.

En ese juicio estaban juzgando la actitud de Nagore.

Yo me acuerdo algunas me preguntaron que, claro, ella se arriesgó

porque subió a esa casa.

No.

Perdona.

Mi hija puede subir a la casa de esa persona que conoce

y puede hacer lo que ella quiera

y en el momento que no quiera la tienen que respetar

y no por eso la tienen que matar.

Asunción Casasola clamó en diversas instancias judiciales

para que el crimen fuera considerado como un asesinato con alevosía.

Pero José Diego fue condenado a 12 años y medio por un delito

de homicidio con agravante de superioridad física.

Nueve años después el homicida disfruta

del tercer grado penitenciario

y trabaja en una clínica de Psiquiatría.

Nunca, nunca, nunca hemos recibido ningún telegrama,

ninguna carta, diciendo siento lo que hice a tu hija.

Y lo he dicho mil veces siempre me ha faltado oír decir lo siento

a mi me hubiera encantado que me hubiese dicho que lo sentía.

Casos como el de Nagore o ahora el de La Manada

cuestionan que no hay un único patrón de conducta

para una víctima de agresión sexual, que puede resistirse o no,

y que no por ello sería menos violación.

Un argumento que tras la sentencia a La Manada

se planteará en los recursos

que ya han anunciado las partes implicadas

mientras los colectivos de mujeres continúan con sus reivindicaciones

a paso lento pero seguro.

Pedro Erquicia fue mucho más que el fundador de Informe Semanal:

fue uno de los pioneros de la información libre en TVE.

Erquicia murió a los 75 años.

Y hoy, desde su programa, desde su casa,

le decimos adiós con respeto y admiración.

Buenas noches.

El pasado sábado les hablaba en este programa.

Hay que contar historias.

La historia es más importante que el guion.

Si no hay historias da igual.

¡Historias!

Ese creo que fue uno de los éxitos

que hizo agarrar al espectador.

Les contabas historias.

(Música)

Casa Blanca, Washington.

Pedro Erquicia, TVE.

De forma tan extensa a una televisión.

Antes tenía los pelos larguísimos cuando empezó este programa

y una barba luenga

hoy la tengo blanca y el pelo más corto.

Pero en esencia yo sigo siendo el mismo.

Dedicar un recuerdo muy sentido y muy apenado por su marcha

al gran profesional del periodismo que fue Pedro Erquicia.

La idea, bueno, fue descubrir en un momento determinado

algo que no había y sigue aquí.

Gracias.

(Aplausos)

Nada más.

Les dejamos ya con la programación de la 1, del Canal 24 horas

y del Canal Internacional de Televisión Española.

Pueden ver de nuevo los reportajes de Informe Semanal

en la web de RTVE.

Gracias.

Y hasta la próxima semana.

  • Informe Semanal - 28/04/18

Informe Semanal - 28/04/18

28 abr 2018

El epílogo de Cifuentes
El desenlace y epílogo de Cifuentes se produce en vísperas de la celebración de la fiesta de la Comunidad de Madrid, y después del escándalo del máster de la Universidad Rey Juan Carlos. Analizamos las consecuencias políticas del caso Cifuentes y explicamos los últimos acontecimientos.

Procés: el desafío alemán
El futuro del líder independentista Carles Puigdemont está en manos de los jueces alemanes. La justicia alemana ha pedido a sus colegas españoles nuevos datos antes de resolver sobre la entrega o no de Puigdemont a España y, en caso positivo, por qué tipo de delitos.

La manada, sentenciada
La llamada 'Manada' ha sido condenada a 9 años de prisión por abuso sexual continuado, pero no por violación. Las partes han anunciado que recurrirán.

En memoria de Erquicia
Homenaje a Pedro Erquicia por su trayectoria y trascendencia en el periodismo audiovisual de las últimas décadas.

ver más sobre "Informe Semanal - 28/04/18" ver menos sobre "Informe Semanal - 28/04/18"
Programas completos (511)

Los últimos 3.268 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos