www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5168543
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 27/04/19 - ver ahora
Transcripción completa

Las alarmas se encienden ante la soledad no buscada.

Esta semana nos ha sobrecogido la historia de Amanda,

una mujer cuyo cuerpo momificado

ha sido encontrado en su casa de Madrid.

cinco años después de su fallecimiento.

Se cree que murió a principios de 2014.

y en todo este tiempo nadie la echó de menos.

La soledad de los mayores es uno de los problemas

de nuestra sociedad.

Afecta especialmente a las mujeres

y repercute en su salud física y emocional.

La temperatura ha subido hasta 2 grados

en algunas zonas de España.

Los efectos del cambio climático se hacen notar ya en el campo:

frutos de menor tamaño,

uvas que producen vinos con demasiado alcohol.

La investigación y la agricultura se dan la mano para buscar fórmulas

que permitan hacerle frente o al menos adaptarse.

Entre las actuaciones, cambiar los usos del suelo,

buscar nuevos cultivos más resistentes o plantar vides

en terrenos de mayor altura.

El 75 aniversario de la muerte en Londres, en el exilio,

del periodista y escritor Manuel Chaves Nogales,

saca su obra del olvido.

Republicano y demócrata por encima de todo,

de su pluma salieron

algunos de los artículos periodísticos más destacados

de las primeras décadas del siglo XX.

Y varios libros, entre ellos "A Sangre y Fuego",

para muchos el mejor que se ha escrito

sobre la Guerra Civil y donde reconocía haber contraído

méritos suficientes para haber sido fusilado

por los unos y por los otros.

Cuando se apaga el ruido del mundo y se encienden las luces íntimas

queda un espacio para la soledad

que puede ser creativo y placentero,

pero también territorio de ansiedad y tristeza.

La soledad buscada no es soledad, o lo es al modo en que hay

un colesterol bueno frente al colesterol que nos alarma.

Nadie es ajeno a la presencia sombría de la soledad.

Todos la hemos conocido en algún momento,

y está ahí como la espada de Damocles

de un futuro, por definición, incierto.

En el ajetreo de un día cualquiera, rumbo a quién sabe dónde,

en medio de la multitud,

con la mirada perdida o vuelta hacia dentro,

un hombre se siente solo.

Conchita, 85 años, vive sola en su piso de Madrid,

encerrada con el juguete de sus recuerdos,

más volcada hacia el ayer,

en la evocación de sus seres queridos,

que a un futuro que forzosamente mengua.

Conchita se mueve con las luces largas de la memoria

con las que inventa un teatro casero a modo de bálsamo.

-Yo, cuando tengo tristeza, lloro,

me hincho de llorar y se me pasa,

porque no voy a adelantar nada.

La alegría no me va a venir.

Cuando he sido más joven, pues sí,

con mi mamá me he ido por ahí de veraneo

y cuando se fue ella,

he ido también con mis amigas por ahí,

me he ido también cuatro veces a ver a mi sobrino,

a mi hermano, que entonces vivía;

pero ahora ya no tengo ganas de viajar ni nada.

En España hay 4, 7 millones de hogares unipersonales.

Pero esa es una soledad muchas veces buscada.

No es habitualmente el caso

de las casi 400.000 mujeres mayores de 84 años que viven solas,

en sus pisos, con frecuencia precarios,

sin ascensor, en no pocas ocasiones.

También hay hombres solos,

pero el número de viudas supera con creces al de viudos.

Por otra parte, la esperanza de vida no para de aumentar.

En España hay ahora mismo

11.000 personas con más de cien años.

-Cuando yo tengo ganas de hablar, hablo sola o hablo con las fotos.

Y así me entretengo también

y si no, cuando salgo con la persona que esté,

la chiquita que viene a hacerme compañía,

dos horas a la semana, pues conversamos bastante,

salimos por ahí a darnos una vueltecita

o tomamos un café,

y así nos entretenemos las dos horas.

La ONG "Grandes Amigos" tiene ambiciosos programas

para mitigar la soledad de los mayores

y lo hace, sobre todo, mediante proyectos ciudadanos,

anclados en los barrios,

en la búsqueda de conexiones entre personas

que en la gran ciudad son escasas.

El campo de acción de Grandes Amigos es el de las personas mayores,

que reciben visitas semanales de voluntarios,

que les hacen compañía y con los que traban amistad.

Cada siete días, María Ángeles pasa dos horas de su tiempo con Conchita.

-Cuando acompañamos a personas mayores,

nosotros les damos,

pero recibimos lo que les damos, multiplicado por lo que quieras.

Al final es amistad, es camaradería, es confianza.

Yo con ella tengo mucha confianza.

No sé si ella conmigo también.

Nos contamos nuestras cosas.

La soledad adquiere una dimensión trágica

en los cada vez más habituales casos

de ancianos que mueren solos en sus viviendas

y son descubiertos semanas, meses o años más tarde.

Nadie los había echado de menos.

El asunto se agrava

porque no existen datos oficiales al respecto,

ni constancia de que el problema exista para las administraciones.

-Lo más habitual es que cuando una persona fallece en soledad

estemos ante ancianos con muy pocos recursos económicos,

sin apenas medios;

precisamente por eso no puede pagar a una persona para que le cuide

y probablemente, al mismo tiempo,

el hecho de que no haya una expectativa

de una herencia familiar

hace también que exista una atención menor.

Curro Sevilla, 64 años,

llegó desde su Alcarria natal a Madrid hace casi cuatro décadas.

No llevaba otro equipaje que sus ilusiones

por triunfar en el mundo de la Literatura y el Arte.

Curro se acostó muchos días con las musas

y se levantó con las musarañas, y no por falta de talento,

sino de suerte y oportunidades.

-La soledad, yo creo que hay que vivirla.

Para describirla hay que vivirla.

Yo pienso que la soledad es dura.

La soledad mía la han creado las circunstancias,

porque yo he sido un hombre que mi vida hubiera sido otra,

pero, claro, al no triunfar,

eso ya lleva por consiguiente que si no funcionas económicamente,

no se te reconoce, no se te da oportunidad,

porque una simple autorización

para haber difundido mi obra en el Museo del Prado, en la puerta,

pues hubiera solucionado mi vida, pero es que no,

es que eso se lo dan a un enchufado.

Lorca de los cafés,

artista con facilidad para el dibujo y el retrato al instante,

no se ha dejado vencer por el desánimo.

Ha fatigado tertulias y tocado en muchas puertas,

desde la poesía a la composición de canciones.

Y es un caminante de asfalto, soledades y melancolía.

-Aunque uno esté solo, uno puede hablar con uno mismo.

Yo voy muchas veces por la calle y voy pensando y voy en mi mundo,

y veo gente que va en un patinete, que atropella, el otro cabreado,

y yo voy pensando yo qué sé...

en cómo voy a hacer el rostro de una mujer,

El programa "Convive", de la Asociación Solidarios,

facilita el encuentro de una persona mayor con un chico

o chica universitarios.

Ambos pasan los meses del curso en la vivienda del anciano,

con el consiguiente enriquecimiento personal

y ventajas para ambos,

en una manera muy original de combatir la soledad.

María Rosa, a sus 85 años repletos de energía y vitalidad,

comparte su casa con Edith, una universitaria peruana.

-Yo había dejado de guisar.

Yo vivía sola ya, desde que murió mi marido

y bueno, un poco la verdurita, el bistec a la plancha y se acabó,

y ya desde que ha venido ella, he recuperado macarrones,

pollo en pepitoria, paella, albóndigas...

Hacemos alguna cosita especial los fines de semana.

Edith paga 70 euros mensuales a María Rosa

para compartir los gastos comunes,

además hace la compra para el desayuno y la cena.

A mediodía comen juntas,

corriendo los gastos de parte de María Rosa.

A cambio, Edith tiene un hogar en Madrid y una amiga.

Amistad recíproca, claro.

-Yo trato de buscar por Internet, a veces,

actividades que podamos hacer juntas.

Vamos al teatro, al cine, de paseo,

a los conciertos de música clásica que nos encanta.

Excursiones fuera de Madrid, fuera de España.

Hemos hecho un viaje a Portugal el año pasado.

Hace 30 años que se creó la asociación "Solidarios",

que tiene sedes en Madrid, Sevilla, Granada y Murcia.

Cuenta con más de 600 voluntarios y aparte de "Convive"

tiene programas de atención y lucha contra la soledad

de personas sin hogar, enfermos mentales o discapacitados.

-Hace poco, ¿qué me dijiste? ¿Te acuerdas?

Dice, ¿te has dado cuenta de que últimamente discutimos mucho?

Digo, claro, eso es la convivencia, Edith.

A mí me daba vergüenza.

Es que al inicio, claro, todo bonito,

pero después te vas conociendo más y empiezan algunas discusiones,

y me daba vergüenza.

Y se lo comenté y me dijo: normal, convivimos,

nos conocemos cada vez más.

-Hay muchas personas que viven solas

y no se sienten solas, pero lo que sí que es cierto

es que tener más de 80 u 85 años, ser una mujer,

porque son mayoritariamente mujeres a esa edad,

vivir en un tercero sin ascensor y tener dos o tres enfermedades,

pues eso genera un perfil de soledad

que además debe encender la luz de alarma

entre las administraciones,

los responsables políticos y sociales,

pero también entre la sociedad.

Caminos que se cruzan con destino a ninguna parte,

soledad de voces sin eco,

un baile de espejos con el pie cambiado,

una canción que taladra los cauces del tiempo.

Miradas que buscan la amistad de otro rostro, pies cansados,

melancolía de cristales rotos.

Un álbum de cromos repetidos.

Soledad, la visita que siempre vuelve.

Estamos en Molina de Segura,

en una de las fincas de Pedro Gomáriz,

quinta generación de citricultores.

Hace tiempo que decidió ir arrancando los limones y mandarinos

que durante décadas ha cultivado su familia.

Los cambios de temperatura provocados por el cambio climático

están mermando su productividad.

Por eso sacrifica estos árboles para plantar pomelos australianos

más resistentes a los cambios extremos.

Está habiendo un desequilibrio.

Inverno no es invierno, primavera no es primavera,

verano no es verano.

O puede ser veranos más fuertes irse dos meses adelante,

dos meses atrás lo que eso produce desequilibrios en las plantas.

Al final son seres vivos que van en función de las estaciones

Mi miedo aquí es que lo que plante no funcione

y que no tenga agua para poder regarlo.

Mi miedo es ver un desierto

y el desierto es que no haya nada plantado

porque aquí, las zonas donde no se riega son un desierto

donde no crece absolutamente nada.

Pedro no puede evitar el cambio climático

pero si adaptarse y mitigarlo.

Como avisan los científicos estamos a tiempo de actuar.

La otra obsesión de Pedro es mejorar la eficiencia de almacenamiento

La otra obsesión de Pedro es mejorar la eficiencia de almacenamiento

y uso del agua de riego.

El cambio climático les ha dejado periodos de sequía recurrentes

y alteraciones en las precipitaciones.

En solo dos días aquí ha llovido lo que en los últimos seismeses.

Debido a la evaporación que tenemos

hace que la acumulación de agua se pierda un 30 por ciento,

pues para que no se pierda ese 30 por ciento

del agua tan escasa que tenemos

pues cogemos y cubrimos los pantanos con una cubierta

creando como una burbuja estanca y esa burbuja hace

que el 100 por 100 del agua se mantenga.

No hay evaporación,

España es el país más vulnerable de Europa al cambio climatico

según el informe de Greenpeace.

Los escenarios de futuro prevén olas de calor cada vez más frecuentes,

gota fría que traerá lluvias torrenciales e inundaciones

y la desaparición irreversible de los glaciares pirenaicos

a mediados de siglo.

Lo que más nos va a afectar es la escasez de recursos hídricos

el avance de la desertificación en el territorio;

que además no es un hecho aislado

porque eso va a venir a la vez que sube el nivel del mar

a la vez que suben las temperaturas,

a la vez que proliferan especies invasoras,

a la vez que vectores transmisores de enfermedades

entran con más facilidad en nuestro país.

La estación experimental de Aranjuez

es un laboratorio natural donde simulan, desde hace casi 10 anos,

el clima que habrá en la segunda mitad de siglo

para estudiar el comportamiento de los ecosistemas semi-áridos

del centro de la península Ibérica.

Aumentando la temperatura de 2 a 3 grados

y reduciendo la cantidad de agua que llega al suelo

analizan los cambios que se producen en la vegetación

y las comunidades microbianas.

El calentamiento una de las consecuencias

que está trayendo en un lugar como este

es que está reduciendo

la cantidad de eventos de rocío y su duración,

entonces, estos aportes de agua, estos eventos son muy importantes

para que estos organismos puedan hacer la fotosíntesis.

Yo nunca imaginé que al aumentar la temperatura 2 grados

fuese a barrer prácticamente en 3, 4 años

estas comunidades de costra biológica en nuestros experimentos.

Igualmente han podido comprobar

que mientras algunos grupos de bacterias del suelo disminuyen

crece otro tipo de hongos.

Además, sus experimentos indican

que con el calentamiento las plantas están disminuyendo su fotosíntesis

y su capacidad para fijar CO2 atmosférico.

Las fluctuaciones que estamos experimentando a día de hoy

son tan bruscas, 32, 36,

el aumento de temperaturas es tan alto

que nunca hemos experimentado estos cambios

en los últimos 10.000 años

por consiguiente muchos organismos no se van a adaptar

y van a desaparecer.

Nosotros actuar en el clima lo tenemos complicado

porque es como un trasatlántico enorme que tiene una inercia

y aunque paremos máquinas reduciendo nuestras emisiones por ejemplo,

o cambiando nuestro modelo energético, pues tiene una inercia.

En cambio sí que podemos actuar en el ambiente,

por ejemp lo el cambio de usos del suelo o reforestar zonas.

Recuperar suelo plantando árboles.

Ese es el proyecto impulsado por la Asociación Alvelal

en La solana de la Muela,

en el parque natural de María los Vélez, al norte de Almería.

Esta es una zona sometida fuertemente a la erosión,

las bajas temperaturas y grandes nevadas.

Pero la sequía y la disminución de nevadas

derivadas del cambio climático

estaban aumentando su desertificación.

El principal objetivo que tenemos es intentar fijar el suelo.

Fijando el suelo a través de la implantación

de una vegetación más densa.

Eso va ayudar a que el agua de lluvia

que aquí suele ser torrencial

como hemos podido comprobar los últimos días

tenga mayor capacidad de infiltración

y no se pierda por escorrentías

y por tanto arrastre capa fértil de ese suelo

e intentar también mitigar los efectos

que esas escorrentías pueden tener aguas abajo.

Para preparar la plantación tuvo que hacerse un aclarado selectivo

de la masa de reforestación,

eliminando algunos árboles débiles y enfermos.

Con la ayuda de la Junta de Andalucía

Con la ayuda de la Junta de Andalucía

y otras entidades privadas

se plantaron 50,000 árboles de especies autóctonas

como encina, sabina mora o pino carrasco.

Si incrementamos la diversidad con plantas productores de frutos

con plantas productoras de flores

como son algunas de las que hemos utilizado

con plantas productoras de otro tipo de semillas

lo que estamos atrayendo son aquellos

que pueden aprovechar esos recursos

por tanto estamos incrementando el número de interacciones

en el ecosistema,

estamos atrayendo a posibles aliados en la dispersión de semillas.

Si perdemos el suelo todo lo demás va a ser casi inútil.

Los viticultores, conocedores de la tierra también son testigos

de que el aumento progresivo de las temperaturas es una amenaza.

El incremento de más de un grado en los últimos 40 años

en zonas como el Penedés

está adelantando la maduración de la uva, reduciendo su acidez

y aumentando el estrés hídrico de la planta.

Bodegueros como Miguel Torres han tenido que actuar

para adaptarse a esta nueva realidad climática

reduciendo sus emisiones y buscando nuevos escenarios.

Sabía que teníamos que ir a más altitud,

más altitud y más al norte.

Hemos ido al pre Pirineo concretamente en Trem

fue la primera viña que compramos, unas 120 hectáreas.

También tenemos tierras en Benabarre cerca de allí en el pre Pirineo

donde todavía la temperatura a 1200 metros es demasiado fría

pero con los años seguro que se podrá plantar viñas allí.

Fueron de los primeros en llegar a estas zonas

donde antes era impensable que pudieran plantarse vides.

Sin embargo hoy ya dan excelentes calidades de variedades

como la uva risling alemana

aunque hay que asumir un mayor riesgo de heladas y granizadas.

Esto obliga a colocar unas mallas de plásticos para protegerlas

y evitar perder la cosecha,

un trabajo que encarece la producción.

Tratamos por todos los medios de llegar a este objetivo

que las vendimias no se adelanten.

Ahora en el futuro,

bueno pues, a lo mejor habrá que cambiar un poco

a lo mejor en vez de poner tempranillo aquí en el Penedès

habrá que poner una Monastrell que viene de Alicante

y que está más adaptada al calor

ahora los vinos ya no serán exactamente igual, habrá que ver.

Esa adaptación pasa no solo por buscar tierras a más altitud

sino por investigar con técnicas in vitro

clones dentro de una misma variedad que maduren más tarde.

Bodegas Torres además trabaja para recuperar uvas ancestrales,

algunas de las cuales resisten mejor las altas temperaturas.

Será un trabajo de prueba y error

porque el cambio climático ofrece un futuro incierto.

Yo tengo un sueño y el sueño es que en unos años

todas las bodegas podamos ayudar a la descarbonizacion

no solamente llegando casi ser neutrales en carbono

reduciendo nuestras emisiones mucho,

sino incluso recuperando el CO2 de la fermentación,

que es un CO2 que antes la planta ha cogido por fotosíntesis

con la ayuda del sol.

Actuar mientras haya tiempo para que los escenarios de futuro

no muten por completo

y se destruyan algunos sectores productivos.

Latierra resiste por sí misma solo si se respetan los limites.

Yo era eso que los sociólogos llaman un

'pequeño burgués liberal', ciudadano de una

república democrática y parlamentaria.

Trabajador intelectual al servicio de la industria regida

por una burguesía capitalista heredera inmediata

de la aristocracia terrateniente.

Así comienza el prólogo de "A Sangre y Fuego",

una colección de relatos cortos sobre la Guerra Civil Española

en los que Manuel Chaves Nogales nos dejó un retrato

descarnado y fiel de lo que este

gran periodista español vio pasar frente a sus ojos.

También un autorretrato honesto de un humanista empedernido,

que ya cumplía la máxima enunciada décadas después,

según la cual, para ser un buen periodista

es imprescindible ser una buena persona.

Era un hombre activo, muy familiar, donde le teníamos que llamar

los domingos, 'papá levántate

y llévanos al Retiro'

Pilar Chaves Jones, cerca del siglo de vida,

nos habla de su padre desde el recuerdo de una joven

que en 1940 se despidió de él sin saber que no volvería a verlo.

Mi padre era un hombre animado, sonriente, pero muy personal

y estábamos muy cerca de él, sobre todo yo, que era la mayor.

Tenía una visión muy clara de las cosas

que estaban ocurriendo alrededor suyo.

Manuel Chaves Nogales, nace en Sevilla en 1897.

Desde muy joven, acompaña a su padre, también periodista

y aprende los rudimentos del oficio.

En Madrid es redactor-jefe del Heraldo

y recibe el premio Mariano de Cavia

por un reportaje sobre la epopeya de la primera mujer

que cruzó en solitario el Atlántico en avión.

Entusiasta de la incipiente aviación,

vuela por todo el Continente, sobrevive a varios

accidentes y todo lo relata en títulos como

"La vuelta a Europa en avión" o la magnífica

"El maestro Juan Martínez, que estaba allí".

Sus crónicas le convierten en toda una figura del periodismo.

Montado en un avión, describo paisajes,

reseño entrevistas y cuento anécdotas

que es posible que tengan algún valor categórico,

pero que desde luego yo no les doy.

Admito la posibilidad de equivocarme.

Mi técnica -la periodística- no es una técnica científica.

Andar y contar es mi oficio.

Estaba en el sitio de la noticia, hablaba con los testigos

de la noticia, transmitía la percepción popular,

la percepción de la gente de la calle,

de los acontecimientos.

No era correa de transmisión del poder, ni del poderoso

y luego, todo eso lo pasaba a letras de una manera prodigiosa.

Chaves mantiene en todo momento su fe en la realidad,

sabe que la realidad se explica a sí misma

y que lo único que tiene que hacer

un periodista de raza como es él es contar lo que ve,

contar los hechos.

Es también un adelantado a esa corriente

que décadas después y en otras latitudes,

se daría en llamar "Nuevo periodismo",

aunque sus referentes literarios son, sobre todo, el Galdós

de los Episodios Nacionales y Baroja.

Él es muy barojiano en la manera de acercarse a los personajes,

no terminarlos del todo, les deja muy libres en los relatos,

con cuatro pinceladas, ya te los ha pintado

y eso le hace muy atractivo y eso le hace muy vivo.

Entrevista a Alfonso XIII, a Churchill, a Abdelkrín,

o al ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels,

del que dice que es "ridículo e impresentable".

También a artistas como Maurice Chevalier o Chaplin.

Y, por supuesto, a Juan Belmonte, protagonista de su obra más famosa,

la única que sobrevivió al silencio al que sería condenada

toda su labor.

Director del diario "Ahora" desde 1931,

Manuel Chaves Nogales es un republicano convencido

y reconocido partidario de Azaña.

En el 34, cubre desde el terreno la ocupación del territorio marroquí

del Ifni y la revolución de octubre en Asturias contra la República.

En ese espacio de tiempo, él se encargó continuamente

de que su periódico hiciera una declaración expresa

de aceptación de la democracia,

de la legalidad salida de las urnas.

Esa raíz democrática que tiene en su esencia humana,

la traspasó a su esencia periodística.

Perspicaz analista es de los primeros en advertir

lo que se cierne sobre una Europa amenazada

por los totalitarismos bolchevique y nazi-fascista.

Así lo revelan también los recuerdos de su hija, enviada a estudiar

a Londres.

Yo creo que él, le dio miedo un poquitín ver

qué hacíamos, como hacían los alemanes en aquella época,

que se juntaban cientos de niñas o de niños, haciendo gimnasia,

cantando las mismas canciones y eso y creo que mi padre

miró y sospechó.

En España, la portada y el editorial del diario

que él dirige.

El Ahora, del día 14 de julio de 1936 son un grito

en el vacío en defensa de la República

y reclamando tolerancia.

La idea, sea la que fuere, cuando es idea, es cosa noble,

patrimonio exclusivo del ser humano y el crimen es la desposesion

de ese mismo sentido de la dignidad humana.

Cuando el golpe militar de Franco provoca la Guerra Civil,

Chaves Nogales está en Londres, pero enseguida vuelve a Madrid.

Vive los horrores que ficciona en "A sangre y fuego",

con el magistral subtitulo de "Héroes, bestias y mártires

de España".

Allí permanece hasta que el Gobierno republicano

deja la capital y se traslada a Valencia.

Me fui cuando tuve la íntima convicción

de que todo estaba perdido y ya no había nada que salvar,

cuando el terror no me dejaba vivir

y la sangre me ahogaba.

¡Cuidado!

En mi deserción, pesaba tanto la sangre derramada

por las cuadrillas de asesinos, que ejercían el terror rojo

en Madrid como la que vertían los aviones de Franco,

asesinando mujeres y niños inocentes.

Y tanto o más miedo tenía a la barbarie de los moros,

los bandidos del Tercio y los asesinos de la Falange,

que a la de los analfabetos anarquistas o comunistas.

Él está con la República, porque entiende que el golpe

que se ha dado es contra un régimen legal,

pero entiende también, porque lo ve, porque vive en Madrid,

que la República desaparece el 19 de julio.

Exiliado en París, sin ayuda, con tan sólo

su oficio, reconstruye su vida en torno al periodismo.

Pero llegó huyendo de una guerra, y no tarda en encontrarse conotra.

Los viejos rencores llegan a las puertas de París

con las tropas nazis.

Entonces se tuvo que marchar del país, porque nos dijo,

van a venir a buscarme.

Entonces, efectivamente él se marchó con un maletín y una gabardina

al hombro, se marchó, y tengo su visión en los ojos

de cuando lo hizo.

Al final de La Agonía de Francia, describe su sensación

cuando va en el barco a las islas británicas

y el barco lleva la Union Jack y para él, la bandera

del Reino Unido es la libertad.

En cierto modo, está diciendo que ese es su final,

o sea, él va a la libertad.

Afincado en Londres, como periodista,

cuenta lo que ve e intuye que los totalitarismos

van a ser derrotados en Europa.

Sin embargo, a principios de mayo es operado

de una afección de estómago y días después fallece.

Por un mes, no pudo ver el desembarco de Normandía.

Como republicano, había perdido la guerra en España

y como demócrata, no pudo ver el triunfo de la libertad

en Europa.

También perdió su lugar en la memoria del periodismo

y la literatura.

El régimen de Franco, que asalta la República

y termina con el Gobierno legalmente instituido

e impone sus normas.

Y entre esas normas están que han de desaparecer

de la memoria de los españoles

la obra y las personas de los liberales,

que más se han distinguido hasta el momento de la guerra civil

en el panorama intelectual español.

Él escribió que pasara lo que pasara en España,

iba a haber o una dictadura totalitaria comunista

o una dictadura totalitaria fascista.

Eso hizo que los perdedores de la guerra,

también lo rechazaran como enemigo, porque no era de los suyos.

Y como no era de los suyos, pues no mantuvieron viva su memoria.

Y por tanto, todos dictaminaron una especie de gulag de la memoria.

Es decir, no se podía tener presente el testimonio de Chaves,

porque era un testimonio acusatorio para unos y para otros,

de sus crímenes.

Periodista, de una decencia intelectual intachable.

Demócrata hasta la médula.

Como escritor de ficción, fue capaz de encontrar la semilla

de la comprensión hasta en el último y más terrible de sus personajes.

Su mirada humanista le permitió captar la esencia

de las personas y de las cosas.

Su lectura arroja luz sobre algunos de los años

más oscuros vividos en España y en Europa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 27/04/19

Informe Semanal - 27/04/19

27 abr 2019

Estoy solo
La soledad de los mayores es uno de los problemas de nuestra sociedad y afecta especialmente a las mujeres porque son casi 400.000 las que tienen más de 84 años y viven sin compañía.
Acciones contra el cambio climático
Los efectos del cambio climático se hacen notar ya en el campo: frutos de menor tamaño, uvas que producen vinos con demasiado alcohol. La investigación y la agricultura se dan la mano para buscar fórmulas que permitan hacerle frente o al menos adaptarse a esas nuevas condiciones.
Chaves Nogales, andar y contar
El 75 aniversario de la muerte en Londres, en el exilio, del periodista y escritor Manuel Chaves Nogales, saca su obra del olvido. Republicano y demócrata por encima de todo, de su pluma salieron algunos de los artículos periodísticos más destacados de las primeras décadas del siglo XX.

ver más sobre "Informe Semanal - 27/04/19 " ver menos sobre "Informe Semanal - 27/04/19 "
Programas completos (553)

Los últimos 3.461 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos