www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5370805
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 24/08/19 - ver ahora
Transcripción completa

15 náufragos del Open Arms llegarán

a bordo de la patrullera de altura Audaz.

El resto, más de cien,

se repartirán entre otros cinco países europeos

que se han ofrecido a acogerlos.

Ante la falta de una solución política,

un fiscal permitió esta semana su desembarco

después de 20 días de agonía y tensiones.

Bienvenidos a Informe Semanal.

Hoy estaremos también en la isla de Gran Canaria,

donde un gigantesco incendio obligó

en un momento dado a evacuar a diez mil personas

y ha reducido a cenizas zonas de alto valor ecológico.

También hablaremos del asesinato premeditado, lo dice la ONU,

de líderes sociales en Colombia.

Eso será más adelante,

ahora volvemos a una crisis que deja muchos interrogantes.

"Lo único que queremos es que piséis tierra

¡y lo vamos a hacer ahora!"

Era el anuncio más esperado.

Lo hacía la jefa de misión.

Estallido de alegría.

Con la música y el baile,

se sacuden el cansancio de 19 días de espera e incertidumbre.

Celebración y reconocimiento mutuo entre los rescatados

y sus socorristas.

¡Estamos muy cerca!

Y sentido del humor.

Era la frase que el capitán

les repetía cada día para darles algo de esperanza.

Acaba una agonía que nunca debería haber durado tanto.

Y a la que la justicia ha tenido que poner fin.

Como despedida, suena el "Bella ciao".

La tripulación ha elegido este canto contra el fascismo.

De los 163 náufragos que rescató el Open Arms,

sólo quedan a bordo 83.

Antes de partir, nos recuerdan lo que buscan en Europa.

"Una vida amable, sin violencia.

Solo eso, que sepas que mañana

te podrás levantar a salvo e ir a trabajar."

Martes, veinte de agosto.

Al filo de la medianoche empieza el desembarco.

Se sigue en directo desde muchos lugares del mundo.

Ellos aún no son conscientes

del pulso legal, político y social

que se ha librado para su desembarco.

Éste era el puerto seguro más cercano: Lampedusa.

En tierra, un último abrazo, identificación policial

y un primer reconocimiento médico.

Llegan extenuados.

De aquí irán al centro de primera acogida de Lampedusa.

Desconocen su destino,

pero saben que hoy podrán dormir en una cama,

sin el vaivén de las olas.

Un sueño necesario, urgente.

Las últimas 24 horas han sido muy intensas.

La noche anterior

se producía una nueva evacuación médica de nueve personas.

Tantos días a bordo, hacinados a la intemperie,

pasan factura física y mental.

La rabia y la frustración

de los que se quedan se adueñan de la cubierta.

Cada vez es más difícil contenerlas.

De madrugada nos despiertan los alaridos de una joven.

Se oyen desde todo el barco.

Está sufriendo un brote psicótico.

El estrés de la interminable espera la está rompiendo por dentro.

La calma solo llega con su sedación pero por poco tiempo.

Llevan cinco días viendo tierra firme.

Lampedusa queda a apenas 800 metros.

Y algunos se tiran para alcanzarla a nado.

Temprano, un refugiado lo ha intentado

y la Guardia Costera

italiana lo ha rescatado y llevado a la isla.

La alerta de hombre al agua suena hasta tres veces en la misma mañana.

Los socorristas del Open Arms rescatan a varios de los migrantes.

Algunos apenas saben nadar.

Aun así, todos se niegan a volver al buque

y la Guardia Costera los sube a bordo, excepto Ibrahim.

Tiene convulsiones.

Los socorristas lo llevan en su lancha rápida al puerto.

Cuando le hablan en árabe,

se apoderan de él todos los demonios de su pesadilla en Libia.

En tierra, se abraza al socorrista del Open Arms,

rogando que no lo metan en prisión.

No era el primer día que algunos migrantes

intentaban alcanzar Lampedusa a nado.

El primer intento ocurría dos días antes, el domingo 18 de agosto.

Varios magrebíes saltan desde la cubierta de proa.

Los socorristas llegan antes que la Guardia Costera.

Tres de ellos tienen que intervenir

para traer a uno que ofrece resistencia.

"Una buena noticia.

Quien resiste vence.

Solo contra todos, o casi.

El que resiste vence, el Gobierno español abre su puerto".

Salvini aprovecha la crisis de Gobierno

que él mismo provoca para obtener rédito político

de su obstinación en cerrar

los puertos a los buques humanitarios.

"A mí me parece que lo que está haciendo Salvini

en relación al Open Arms

es una vergüenza para la humanidad en su conjunto".

Ese mismo día el Gobierno español pide al Open Arms que se dirija

al puerto de Algeciras para poner fin a la crisis.

Para el buque humanitario, la oferta llega tarde y es inviable.

Las condiciones a bordo hacen impensable una travesía

de al menos cinco días de navegación.

El Gobierno ofrece el puerto español más cercano,

en las Islas Baleares.

Pero el Open Arms tampoco lo ve factible.

"Estamos a 800 metros de un puerto seguro,

es muy complicado ahora explicarles a estas personas

que llevan 18 días oyendo muchas historias

que nos vamos a ir para el sur,

que nos vamos a alejar de la tierra estando tan cerca,

sin que esto sea un conato de violencia o de estrés

o que nos pase lo que nos ha pasado tantas veces".

El día 20 el Gobierno toma una nueva decisión.

El buque de la armada "Audaz"

parte por la tarde hacia Lampedusa con la misión de trasladar

a todos los migrantes rescatados por el Open Arms.

Para entonces la justicia ya ha pasado a la acción.

Antes de las tres de la tarde, el fiscal de Agrigento,

del que depende la isla de Lampedusa,

se persona en el buque humanitario con la policía judicial.

No permite la grabación.

Tres días antes, en la noche del sábado,

había enviado a un equipo médico y a la policía científica

a evaluar las condiciones de los rescatados a bordo.

Investiga el posible secuestro de los náufragos

por quienes les impiden llegar a puerto.

Y esa misma tarde del martes,

el propio fiscal ordena el desembarco

en el puerto de Lampedusa.

Así lo establece la legislación marítima e internacional

y lo reclamaba el buque humanitario.

La isla más al sur de Europa, de unos 6.000 habitantes,

triplica su población en agosto.

Entre turistas y lugareños,

encontramos a cuatro migrantes argelinos

rescatados por el Open Arms.

Han pasado su primera noche

en el centro de primera acogida de Lampedusa.

Nos cuentan que está saturado.

En un par de días los enviarán a Sicilia

y desde allí los distribuirán entre los países europeos

dispuestos a acogerlos.

"La primera noche, gracias a Dios, ha estado bien.

Nos dieron buena comida, todo estaba bien

y nos han dado un caluroso recibimiento."

Por la noche, un nuevo encuentro ante la iglesia de Lampedusa.

Los migrantes y refugiados rescatados por el Open Arms

están ansiosos de hablar con sus seres queridos

y aquí encuentran conexión gratuita a Internet.

En tierra firme, hacen balance

de la odisea que ha supuesto su desembarco.

"Soy de Eritrea e Italia nos colonizó durante casi 52 años.

Han estado en nuestra tierra, explotándola, llevándoselo todo.

Y no me sentía bien cuando estábamos al lado de Lampedusa,

viendo la tierra, y se resistían

y nos enviaban a otro lugar, pudiendo acogernos aquí.

Me da vergüenza el Gobierno de Italia."

Estuvieron 19 días a la deriva esperando un puerto seguro.

Los 356 rescatados por otro barco humanitario,

el Ocean Viking,

han tenido que esperar dos semanas hasta su desembarco en Malta.

Pero esto no acaba aquí.

Migrantes y refugiados seguirán cruzando el mar

que los separa de una vida segura y en paz.

Cada naufragio, cada rescate, cada desembarco,

abre una nueva crisis en una Europa

que carece de una estrategia para abordar el desafío migratorio.

Al menos 859 personas han muerto ahogadas en el Mediterráneo

en lo que va de año.

Hace tres años, la firma de los acuerdos

entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC

acabó con más de 50 años de conflicto armado.

Pero no ha traído la paz para todos.

Grupos criminales ocupan a menudo

el territorio abandonado por la guerrilla

y silencian, dice la ONU,

las voces libres que defienden los derechos humanos.

Casi quinientos líderes comunitarios han muerto asesinados desde 2016

Nos dio por abrir el correo, y ahí apareció una amenaza.

Me mandan un panfleto con gente decapitada, descuartizada

y un audio.

Tienen 72 horas para desaparecerse ratas asquerosas.

No es la primera vez que Alber

recibe un ultimátum para que se marche de Bogotá.

El motivo de las amenazas es la labor social que desempeña.

No tiene recursos económicos

pero lleva una década defendiendo los derechos de los más vulnerables

y por eso su vida está en peligro.

Un líder social en Colombia

es una persona que reclama derechos de personas que no tienen

como, esa capacidad de reclamar sus propios derechos.

Hay líderes que han entregado su vida precisamente reclamando

esos derechos de esas personas.

Desde que el gobierno de Colombia y las FARC firmaron la paz

hace casi tres años

han sido asesinados 485 líderes sociales en el país.

Entre marzo de 2018 y mayo de 2019 las víctimas mortales han sido 197.

Son datos de la Defensoría del Pueblo

que asegura que la lucha contra la corrupción

es la principal causa de persecución.

El negocio transnacional del narcotráfico

y de la minería ilegal

son el soporte de la guerra en Colombia,

¿por qué asesinan a los líderes sociales?

porque el líder social no quiere cultivar coca en su vereda,

porque el líder social quiere entrar

al programa de sustitución de cultivos ilícitos en Colombia.

Tenemos todos sus datos y de sus seres amados.

Les estamos respirando en la nuca, teléfonos, correos,

sitios y lugares que frecuentan.

Ya les está acechando la muerte.

Alber nos enseña los últimos mensajes que ha recibido,

están firmados por un grupo identificado como paramilitar.

Lo acusan de engañar a la gente para su beneficio,

por eso el tono de las amenazas aumenta

a medida que lo hacen sus reivindicaciones.

Estamos siendo objeto de infamias como decir que somos guerrilleros

o que nosotros estamos apoyando a grupos guerrilleros en Colombia,

cuando es totalmente falso.

A pesar de haber puesto dos denuncias ante la fiscalía,

no ha conseguido ninguna medida de protección.

Aunque tiene miedo, no se arrepiente de las reivindicaciones que lidera,

dice lo hace por vocación y justicia.

Sí yo tengo miedo cada vez que me llegan este tipo de amenazas

a uno sabemos que estamos en Colombia y aquí no prevalece la ley

sino la ley del más fuerte

Aquí es rezar y esperar que a uno no le llegue la muerte de repente

a los líderes sociales

los están matando por la misma omisión del estado colombiano.

Porque nos están dejando solos.

A María del Pilar Hurtado la asesinaron el pasado mes de junio

delante de su hijo de nueve años.

Estas imágenes grabadas minutos después del crimen

han conmocionado al país.

Ella lideraba una comunidad de familias

que vivía en asentamientos.

Estaba amenazada

por pedir terrenos para que pudieran construirse una vivienda.

Su caso ha movilizado a los colombianos

que han salido a la calle para protestar contra estos asesinatos.

La persecución de líderes sociales

sigue provocando el desplazamiento interno de estas personas,

que muchas veces deciden salir del país.

Las bandas criminales los consideran un problema

para implantarse en las zonas que dejó la guerrilla.

Pero antes de la firma

los dirigentes sociales ya eran víctimas

de los paramilitares.

Es el caso de Javier

que llegó hace veinte años a Asturias buscando protección.

Desde hace más de cuarenta años

hay un proceso de asesinato sistemático de la dirigencia social

que en un principio era muy fuerte contra el movimiento sindical,

pero que luego se fue extendiendo

a sectores muy amplios del movimiento campesino,

del movimiento indígena, de las mujeres

Hay un auténtico genocidio contra el movimiento social.

118 líderes sociales colombianos han encontrado refugio en Asturias

desde el año 2001.

Ésta fue la primera comunidad

que puso en marcha un programa de atención temporal

a activistas amenazados.

Las peticiones de protección han aumentado

después de la firma del acuerdo de paz.

En menos del tres por ciento de los casos de ataques

a quienes defienden derechos humanos o son líderes sociales,

se encuentra el responsable material, el que dispara.

Pero casi nunca se logra -la justicia-

encontrar a quien ordena, a quien paga,

a quien se beneficia de ese terror

La cifra de líderes sociales asesinados varía según la fuente.

El gobierno de Colombia se apoya en los datos de Naciones Unidas

que solo ha verificado 281 víctimas mortales

desde la firma del tratado de paz.

Representantes de la ONU han visitado recientemente el país

para verificar el proceso

y han manifestado su preocupación por estos crímenes.

Cuando se firma el acuerdo de paz,

la FARC libera ciertos territorios y ahí el estado tarda en llegar

y por ende esos territorios son ocupados por grupos criminales.

Grupos criminales que tratan de silenciar las voces libres,

las voces que defienden derechos humanos

hay una comisión nacional de garantías de seguridad

que nace con el acuerdo de paz

y tiene el deber, la función,

de hacer desmantelar los grupos herederos del paramilitarismo

que en muchos casos están detrás del asesinato de defensores.

El ejecutivo colombiano

calcula que hay siete millones de líderes sociales

en todo el territorio.

El presidente Iván Duque

reconoce la complejidad para dar protección a todos los activistas.

Hemos visto una reducción de los asesinatos.

Qué eso me deja a mí contento,

No, claro que no me deja contento,

porque nosotros tenemos que evitar que esto ocurra en el país,

pero muchas veces la situación es compleja.

La proliferación de muchas bandas criminales pero más pequeñas

en un país de gran extensión

dificulta la lucha contra estos crímenes.

Representantes de la Defensoría

están distribuidos por todo el terreno

haciendo alertas tempranas,

para prevenir los asesinatos de líderes amenazados.

Pero para combatir esta problemática hace falta mucho más.

Si nosotros no paramos el cultivo de hoja de coca

esto no se va a poder revertir.

Llevando cultivos lícitos con garantías de producción

los campesinos pueden hacer la conversión de ilegal a legal

pero tienen que garantizarle a esos campesinos, a esos indígenas

a esas comunidades afro de manos callosas

que le van a comprar el producto

y que se lo van a comprar en el lugar como hacen

-perdón la expresión-

los bandidos, los narcotraficantes

Hola Nidia, cómo estás,

aquí te traje esta comidita para que coma

-Ay gracias, que Dios la bendiga

Nidia apenas sale de su casa.

Está amenazada por liderar las reivindicaciones

de un grupo de víctimas del conflicto, dejaron sus casas

para desplazarse a quinientos kilómetros de distancia.

Desde entonces ella encabeza la reclamación de sus derechos

y vive atemorizada por si alguien la vigila.

Nosotros estamos aquí prácticamente como en una cárcel

en nuestra propia vivienda.

Esto es lo que nosotros sentimos.

No tenemos quién nos ayude,

hay veces que queremos salir corriendo,

quisiéramos pedirle a alguien que nos ayude

que nos saquen de aquí y no hemos podido

porque la situación económica no nos lo permite.

En la oscuridad de su casa, para que nadie la vea,

Nidia nos habla de otras líderes a las que conocía

y que fueron asesinadas.

Es duro saber que esa persona ya no está

por reivindicar los derechos de las personas,

por exigir los derechos.

No podemos quedarnos callados

Esto es un país que matan,

es un país que no les duele lo que estamos viviendo.

Y no les importa la vida de nadie

y de verdad somos nosotras o nosotros mismos

los que tenemos que preservar nuestras vidas.

Anochece y Nidia agradece seguir con vida un día más.

En Colombia hay cerca de mil líderes sociales amenazados

como ella,

a diario luchan para deshacerse de las sombras que les persiguen.

Ay, Dios mío mi casa,

tranquila se arreglará es que era mi vida

y con qué pagare.

Ay, mi casita tranquila mañana viene el arquitecto y la valoramos

María Antonia y Francisco habían terminado de arreglar su casa

hace solo dos meses,

salieron de ella con lo puesto cuando comenzó el incendio,

al volver sabían que era una de las afectadas

pero no esperaban verla así.

Esto estaba todo maqueado,

esto estaba terminado ya entonces parece que esperó que termináramos

para venir a quemarlo.

Su pueblo, Artenara,

ha sido el que más ha sufrido la furia del fuego.

Ramón lo vivió desde dentro se negó a evacuar,

no fue capaz de dejar a sus animales.

Ramón Benítez "el de los caballos" de Artenara.

A mí se me muere toda la cuadra que he estado

toda la vida trabajando para tener esto.

Yo prefiero morirme con ellos antes de dejarlos aquí quemados

prefiero morirme con ellos.

Eso lo tengo yo más claro, que es toda mi vida esto,

me entiende.

Ahora les enseño los de abajo

para que los vean chic, chic, chic,

es que es lo que les dije antes, son mis hijos.

Saluda a la gente venga más fuerte.

Tres incendios en 14 días

han dejado más de 12.000 hectáreas quemadas,

en el último, 10.000 personas tuvieron que ser evacuadas,

se han perdido casas animales, campos, pinares.

Un desastre ecológico que ha llegado

hasta el parque natural de Tama-daba.

Gran Canaria ha vivido un infierno en pleno corazón de la isla.

En su cumbre, donde están sus montañas sagradas,

patrimonio de la humanidad.

Allí donde viven sus gentes por encima de las nubes.

La alarma saltaba el sábado 17 en el barranco de los pajaritos,

en Valleseco.

Aún no se habían recuperado del incendio anterior

cuando las llamas aparecieron de nuevo,

no se sabe si por un cable de la luz.

Pero esta vez, las condiciones meteorológicas,

fuertes vientos, altas temperaturas, poca humedad

y un complicado terreno de barrancos

con mucha vegetación se convirtieron

en un cóctel explosivo.

El fuego se propagaba con rapidez

y las llamas alcanzaban los 50 metros.

El incendio en algunas zonas ha cobrado un valor,

valores de llama muy alta,

principalmente donde la accesibilidad era muy difícil

y donde solo se podía acceder por medio aéreo

y eran descargas realmente peligrosas

para los medios aéreos

porque realmente entrar ahí no era fácil,

desde luego para las fuerzas de a pie era francamente imposible

por decirlo de alguna forma y los medios aéreos

tanto a la fija como rotatoria también lo tenían muy complicado.

A pesar de la extraordinaria cantidad de medios

-más de 1000 efectivos y 18 aeronaves-

el fuego siguió avanzando dos días sin control

desde Artenara, Tejeda y Valleseco hacia el mar,

imposible evitar que entrara en el pinar de Tama-daba,

una joya ecológica.

Lunes 19 de agosto.

Está fuera de capacidad de extinción.

No es un problema de coordinación es un problema de capacidad,

el ser humano no es capaz de detener unas tormentas de fuego

como las que estamos teniendo.

Todos los datos arrojaban que se nos iba

y hubiera crecido 5000, 6000, 8000 hectáreas

sobre lo que ya teníamos y hubiera sido un problema

pero bueno esos sustos intentas canalizarlos.

Intentas llevarlos a una estrategia

y afortunadamente fueron saliendo todas las cosas.

Ha sido una emergencia desde el punto de vista

de seguridad ciudadana máxima,

desde el punto de vista de riesgo del personal máximo,

porque ha habido situaciones muy complicadas.

En Artenara, 85 personas quedaron atrapadas

sin que se les pudiera evacuar.

Con la carretera aún cerrada seguimos a un convoy

que les lleva agua y comida, ya más tranquilos,

el alcalde nos cuenta cómo se refugiaron en la casa de Cultura.

Ahí estaban, entraban, salían, salían

y veían cómo venía el fuego desde Tamadaba hacia el casco

y se iban a la otra cuenca y veían como venía el fuego barranco

abajo desde el pueblo de Tejeda hacia el barranco grande,

por eso se vivió un momento de angustia.

Teníamos también un grupito de niños y gente mayor

y ahí lo pasamos un poquito mal pero gracias a Dios

pues no ha pasado nada.

Quienes pudieron salir seguían las noticias desde casas

de familiares o en los albergues

donde encontraron toda la solidaridad

de sus pueblos vecinos.

No hemos podido dormir porque con el nerviosismo

que tenemos porque,

aunque sabemos que en Valleseco el fuego no ha afectado a las casas

ni nada pero estamos preocupados.

Las compañeras del comedor,

como siempre han dejado todo y se han venido para San Mateo

y ahí estamos cocinando para toda esta gente

que está desalojada y para todos los voluntarios

La tensión les llevaba a algunos a acercarse

hasta el puesto de mando

yo no tengo animales y no he podido subir

pero uno se espera humo o cenizas o a lo mejor nada, ojalá.

Me da mucha rabia porque sabemos que el pino canario, árbol único,

exclusivo en el mundo entero,

se regenera de sus propias cenizas, es como el ave fénix,

pero nadie te habla de que Gran Canaria

era una potencia de plantas endémicas,

muchas de ellas plantas medicinales,

muchas estaban en peligro de extinción,

han desaparecido evidentemente.

Nadie se preocupa por el alcairón, por el pinzón azul,

pájaros exclusivos de Canarias que también han desaparecido,

su hábitat se ha cargado porque ha ardido

toda la cumbre de Gran Canaria.

El paso de las horas y la falta de noticias

sobre cuándo abrirían las carreteras

aumentaba la impaciencia.

Estoy deseando subir porque mi padre esta solo arriba

y los vecinos están intentando hacer todo lo posible

pero entre más somos, más hacemos.

Por fin, la tregua del viento y el trabajo, día y noche,

de los servicios de Emergencias permitían a los vecinos de Valleseco

regresar la noche del miércoles a sus casas.

Tú dices: Dios mío, ellos encontraron todo quemado

y yo encuentro lo mío gracias a Dios.

Empezó el incendio aquí y nos dejó todo como lo teníamos,

es de agradecer.

No hay otra, empezar de nuevo,

arreglar todo como estaba y hacer lo que se vaya pudiendo.

Esto todo en frente era pino verde y todo matorrales

todo estaba verde.

Ahí fue tanto el fuego que ni los bomberos

pudieron entonces.

Se le quemaron 11 cabras o 12 y un macho.

Un vecino que nos avisó de la tragedia esta

y al pobre se las carbonizó.

Donde está mi niña

usted ve esto como me voy a ir yo y voy a dejar esto atrás.

Antes, hace 40 años, no existían los helicópteros,

ni existía medio ambiente y se pegaba fuego

y nosotros lo apagábamos, pero sabe qué pasa,

que antes había ganado, se limpiaban las tierras,

la pinocha cuando caía se la daban a la gente,

se la llevaba, todo se cuidaba, se cultivaba,

pero eso se ha perdido todo.

Nos lo decía Ramón y también los técnicos,

el abandono del campo y el cambio climático

están detrás de la virulencia de un incendio

cuyos graves costes están aún por evaluar.

Solicitaremos al resto de administraciones

la declaración de Gran Canaria como centro de zona catastrófica,

creo que es necesario que haya ayudas

para que el patrimonio que ha sido destruido

pueda recuperarse,

habrá que hacer también un ejercicio de reforestación

y el pino canario que es tremendamente agradecido

esperemos que en tres cuatro años pueda estar también recuperado.

Pasado lo peor, cientos de personas

formaban una cadena humana en Las Palmas,

era su forma de dar las gracias

a quienes se han volcado en la extinción

de uno de los peores incendios vividos en la isla.

Ha sido superbonito y el gesto que hemos tenido

que estábamos teniendo ahora es porque ya vemos

que está casi todo controlado y no nos ha importado trabajar

de sol de sol.

El gran canario es sorprendente porque todo siempre lo ha visto

con un punto de optimismo donde lo que predominaba,

bueno, no hay víctimas, esto cambiará,

Irá a mejor y a tirar para adelante

Ahora sacaremos lo podrido, lo único que podemos hacer,

y empezar de nuevo, sí, a renacer otra vez,

como los pinos vuelven a nacer, nosotros también volveremos.

Hasta aquí el programa de hoy

Recuerden que pueden ver de nuevo los reportajes de Informe Semanal

en la web de RTVE.

Gracias por acompañarnos.

Hasta la próxima semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 24/08/19

Informe Semanal - 24/08/19

24 ago 2019

Náufragos en tierra firme
Un equipo de Informe Semanal ha sido testigo de la crisis a bordo del Open Arms desde el principio de la misión. La intervención de un fiscal siciliano la ha desbloqueado al permitir el desembarco la madrugada del miércoles de los últimos náufragos que aún quedaban a bordo.

La sombra de la amenaza
Entre marzo de 2018 y mayo de 2019, 197 líderes sociales han muerto asesinados en Colombia, según la Defensoría del Pueblo. La lucha contra la corrupción es la principal causa de persecución.

Fuego sobre las nubes
El mayor incendio de este año en España ha devastado un 8% de la superficie de la isla de Gran Canaria y ha obligado a evacuar a 10.000 vecinos de diez municipios. Un equipo de Informe Semanal ha seguido en Gran Canaria las labores de extinción. Aunque evaluar los daños llevará tiempo, las llamas han destruido pequeñas explotaciones agrícolas y ganaderas y ha dejado un paisaje desolado que tardará en regenerarse.

ver más sobre "Informe Semanal - 24/08/19" ver menos sobre "Informe Semanal - 24/08/19"
Programas completos (573)
Clips

Los últimos 3.516 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos