www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4491939
Para todos los públicos Informe Semanal - 24/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

Muchos de los separatistas tienen miedo, tienen temor

y por eso se van afuera de España.

Ha sido sujeto también de humor y de burla en Francia

el hecho de declarar la independencia

y luego que no haya nadie para impulsar ese proceso.

Es evidente que seguirán luchando.

Lo harán respetando la ley para no acabar en la cárcel.

No soy un santo,

soy un hombre de carne y hueso que he cometido errores.

Es reflejo de una sociedad machista donde a las mujeres

se les está violando los derechos y eso no lo justifica.

Es un buen sitio para comprar arte.

Un buen arte tiene que ser universal

o sea, no puede ser totalmente local.

Yo creo que hay arte bueno y malo en todas las épocas.

Yo no quiero ser un referente de nada

y voy a intentar por todos los medios no serlo.

No quiero ni follones, ni calles, ni líos, ni homenajes

ni jaleos para nada.

Ojo, que quede clarito.

Hola, saludos a todos y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

Cataluña sigue a la espera de una investidura legal,

mientras lo político y lo judicial se enredan en el tiempo.

A la lista de huidos se ha incorporado esta semana

Anna Gabriel, de la CUP, que ha elegido Suiza,

y no Bélgica como Puigdemont.

Además de la crónica de tribunales, hoy buscamos una mirada exterior

sobre la incertidumbre de Cataluña.

El mapamundi informativo giró su eje hacia Cataluña en otoño.

En invierno ya llueve menos.

Las noticias sobre Cataluña ya no interesan tanto fuera de Espana.

Pero lo ocurrido ha sido motivo de interés.

Y lo sigue siendo, porque faltan respuestas

a preguntas tan inquietantes como alentadoras.

Es que también hay gente que está indecisa

o gente que se ha apuntado tarde a la causa independentista

y que está dispuesta a oír otras cosas.

¿Por qué no hay un contradiscurso

que desarme, por lo menos, la parte sentimental?

Yo no entiendo por qué el movimiento separatista

en este momento es como un preso del señor Puigdemont.

Hay que trabajar para todos los catalanes.

Que ellos no quieran ser independientes.

Que este cincuenta por ciento que ahora es independentista

llegue un momento que no quiera ser independiente.

Este es el tema.

Ahora el interés ha bajado bastante, porque cada vez el famoso procés

es más complicado y extraño.

La atención ha estado decreciendo, ha estado decreciendo,

es un poco más de complicado de contar en medios audiovisuales,

radio y televisión.

Es evidente que seguirán luchando.

Lo harán respetando la ley para no acabar en la cárcel.

Pero eso no elimina el problema.

Para nosotros, como alemanes, es sorprendente la falta de diálogo.

Esto no es un tema de partidos.

No es un tema de estar a izquierda o derecha.

Es un tema nacional.

Una de las ventajas de ser observador extranjero

es que no es tu guerra, no es tu batalla.

Mientras España se miraba a sí misma en el espejo de Cataluña,

testigos interesados observaban desde la habitación contigua

la expresión de ese rostro.

Para entender el argumento,

los guionistas extranjeros se vieron, en primer lugar,

en la obligación de identificar a los protagonistas.

Nosotros tuvimos que explicar quién era Puigdemont,

porque, para un público extranjero, aparece de la nada.

Y luego se le ha visto, bueno, salir de Cataluña,

huir, en todo caso, de la acción de la justicia.

Eso sí que ha sido una sorpresa,

ha sido, pues, objeto también de humor y burla en Francia.

Porque, al final, lo que ve la opinión pública

es que el señor que ha sido realmente el autor principal

de todo lo que es la deriva independentista y del procés,

llegado el momento en el cual la justicia española

ha tomado una decisión, tú lo que has hecho

es huir de tu pueblo.

El Rubicón de los próceres independentistas sumaba esta semana

una etapa en solitario con destino en Suiza,

tras superar los Pirineos y los Alpes de una tacada.

Anna Gabriel, líder de la CUP, se incorporaba al pelotón

de fugados desperdigados.

Su flequillo, entre comillas, nos recuerda un poco

otros movimientos separatistas, y luego la imagen, entre comillas,

un poco pija, aburguesada, que ella trae a la capitalista Suiza.

El relato que nos va a dar desde Suiza es justamente esto.

Seguir hablando de una democracia, la española, que no es democracia,

seguir hablando de limitación de la libertad de expresión,

de la libertad política, etcétera, etcétera.

Y, por lo tanto, esto es el significado

que tiene este viaje, ciertamente contradictorio,

de Anna Gabriel a la capitalista Suiza.

Es una persona que, y es en este caso un rasgo común

que tiene con Puigdemont, que al hablar idiomas extranjeros,

en su caso francés, que es lo que me afecta,

también le abre las puertas de la comunicación

y de los medios de comunicación internacional.

Creo que eso es un aspecto que han trabajado bastante mejor,

respecto de la comunicación y de su inclusión

en los medios de comunicación internacional,

por parte de los independentistas lo han trabajado bastante

y mucho mejor, creo, que por parte del Gobierno español.

Sobre Anna Gabriel pesa una orden de detención

dictada por el juez Pablo Llarena después de que la exdiputada

no acudiera a declarar en el Tribunal Supremo

el pasado miércoles.

Sí lo hicieron Marta Pascal, coordinadora del PDeCAT,

y Marta Rovira, secretaria general de Esquerra Republicana.

Ambas quedaron en libertad,

la última, bajo fianza de 60.000 euros.

Artur Mas también acudió al Supremo como investigado.

Tras afirmar que la declaración de independencia fue simbólica,

Mas quedó en libertad.

Están diciendo que España

no es una democracia y que está volviendo al franquismo,

es completamente absurda esta acusación,

pero ellos pueden jugar con estas imágenes

y, si tienes como ocho políticos en la cárcel permanente,

eso es una imagen mala para el Estado,

y yo creo hay que buscar una salida.

Los que han querido la independencia,

tienen que sentirse parte de un proyecto común.

Y hasta cuando no se sientan parte de un proyecto común

van a seguir pidiendo estar solos.

Es decir, buscar la secesión.

Europa, en particular, observa con atención el desarrollo

de los acontecimientos en Cataluña en el contexto

del auge de los nacionalismos y las propuestas populistas

en el continente.

Porque, por ejemplo, en Francia, pues hay la impresión fundada

de que si una, lo que se considera una región de España,

llega a la independencia, puede animar a un efecto dominó,

a que otras regiones, por ejemplo, en Francia, Córcega,

pues estén animadas por esa primera victoria

en el seno de la Unión Europea.

Eso es la preocupación, yo creo, de Bruselas,

que si damos un dedo a los separatistas aquí,

en el caso de Cataluña, vamos a dar la mano

a todos estos movimientos separatistas.

Entre las consecuencias del interés en el exterior

por lo ocurrido en Cataluña, se incluye el hecho

de que muchos ciudadanos han conocido,

y otros han sabido mejor,

cuál es la estructura territorial de España.

Otra de las circunstancias que han llamado la atención,

más allá de la estética y más acá de los sentimientos,

ha sido la exhibición de los símbolos

y, en especial, de la bandera.

Yo llevo muchos años en España

y para mí es triste ver cómo a veces se habla de bandera,

de himno nacional, de la patria, casi con la boca cerradita

porque, si no, te van a considerar como de derechas.

¿Pero qué es esto?

En otros países, sacar una bandera no es de izquierda, ni de derecha,

ni de centro, es, sencillamente, lo que tú sientes.

Es un sentimiento.

La gente no puede reprimir un sentimiento.

Por lo tanto, yo creo que es fundamental

que esto haya salido.

Y ojalá dure ese sentimiento.

No puede ser que los vascos reciban este tratamiento,

los catalanes reciban otro tratamiento,

los gallegos tengan otro tratamiento.

España es un Estado muy federal,

pero hay que tratar a todas las autonomías de manera igual,

digo yo, y tal vez en este camino puedan encontrar una solución.

Europa y el mundo llevan meses observándonos.

Observar dice más sobre el observador

que sobre lo que se observa.

Sea para bien o para mal, de lo que se trata

es de aprender a ver las cosas como realmente son.

OXFAM es una ONG, una organización no gubernamental,

con finalidad humanitaria

que lucha contra la pobreza a nivel internacional

gracias a donaciones, cuotas y subvenciones.

Sin embargo, esa vocación solidaria se ha visto manchada,

en los últimos días,

por una denuncia sexual de grandes dimensiones.

Hoy, en Informe Semanal, OXFAM, un escándalo sin fronteras.

El Times publicó la exclusiva en su portada

y cayó como una bomba

en el centro de la ONG más importante del Reino Unido

y una de las más respetadas del mundo.

Directivos de Oxfam en Haití contrataron prostitutas

para organizar orgías

que fueron pagadas con dinero de la organización humanitaria.

Todo ocurrió en 2010.

Durante el terremoto que devastó la isla caribeña,

causando 220.000 muertos, 300.000 heridos

y cerca de un millón y medio de personas sin hogar.

Oxfam abrió una investigación interna:

tres de los responsables fueron cesados,

pero, a otros cuatro se les permitió dimitir

e incluso incorporarse a otras ONG,

a cambio de colaborar en la investigación

y permanecer en silencio.

El escándalo, celosamente guardado, ha terminado por estallar

y se extiende ya por otros países.

Y lo que es peor, salpica el idealista mundo de las ONG,

utilizado, en muchos casos, como refugio

por quienes se disfrazan de personal humanitario

para actuar con total impunidad.

Se llama Roland Van Hauwermeiren, tiene 68 años y es de origen belga.

En 2010 era el máximo responsable de Oxfam en Haití,

un país que trataba de salir de la ruina,

después de verse sacudido por un devastador terremoto.

Los supervivientes eran capaces de cualquier cosa

a cambio de un techo y un poco de comida.

Oxfam, una organización humanitaria

con más de 10.000 trabajadores en 90 países,

y con un presupuesto anual de más de 300 millones de euros,

destinó 75 a la isla.

Pero, lamentablemente,

los responsables de gestionar la ayuda,

dedicaron parte de la misma a pagar orgías con prostitutas

en casas alquiladas por la propia organización.

No soy un santo.

Soy un hombre de carne y hueso y he cometido errores.

No es fácil admitirlo,

pero estoy profundamente avergonzado.

A Van Hauwermeiren,

que se ha confesado ante la TV belga con una larga carta,

le acusan de ser el organizador de fiestas sexuales en Haití

y de pagarlas con dinero de Oxfam.

Según el Times,

un grupo de trabajadores de esta organización humanitaria,

con el directivo belga a la cabeza,

convirtieron una de las casas alquiladas en un prostíbulo.

Y se podía ver a chicas con camisetas de Oxfam,

corriendo semidesnudas, como en una orgía digna de Calígula,

llegó a titular el rotativo británico.

Ahora, con el escándalo en los medios de todo el mundo,

algunas antiguas trabajadoras de la ONG británica en Haití,

se atreven a contar su experiencia en público.

Es la historia de Widza Bryant, a la que nunca hicieron caso

cuando denunció lo que estaba ocurriendo.

Corrían muchos rumores, aunque se llevaban en secreto,

sobre los directivos que explotaban a las chicas locales.

Sexualmente y de otras maneras.

A cambio, les conseguían trabajos o les pagaban de otra manera.

Los rumores los conocían los chóferes y otros trabajadores.

Y yo se lo dije muchas veces a mi jefe, pero no se hizo nada.

Fue a principios del 2000

cuando Van Hauwermeiren fue expulsado de Liberia

por comportamiento sexual indebido.

A pesar de ello, en 2006 empezó a trabajar en Oxfam

como director general de la agencia en Chad,

luego en Congo y finalmente en Haití.

El escándalo en la isla no impidió que un año después, en 2012,

fuera nombrado jefe de misión en Bangladesh de la ONG francesa

"Acción contra el Hambre".

Perdón.

Lo siento.

Lo sentimos.

Y queremos pedir perdón por todo el daño causado

al pueblo de Haití, a su Gobierno

y a todas aquellas personas que han confiado siempre en Oxfam.

Fuimos culpables y no lo gestionamos bien.

Debimos haber sido más transparentes.

Estoy realmente avergonzada por lo ocurrido.

Nos hemos pasado la vida defendiendo los derechos de las mujeres

y luchando por las personas que viven en la pobreza.

Esto es muy doloroso para mí.

Superados por los acontecimientos

y sometidos a una batería de preguntas

en la comisión de Desarrollo Internacional

del Parlamento británico,

los responsables de Oxfam en el Reino Unido

se han limitado a pedir perdón

y a comprometerse con una gestión más transparente.

De hecho, el informe que esta ONG abrió en 2011,

con todos los datos de lo ocurrido en Haití,

ha sido entregado ahora a las autoridades de ese país,

por si alguna actuación pudiera ser constitutiva de delito.

El Gobierno británico,

que en 2016 entregó 36 millones de euros a Oxfam,

ha criticado con dureza a la dirección de la organización

y ha anunciado la posible adopción de medidas legales.

Me he sentido engañada por la gente de Oxfam

con la que estaba trabajando.

Si esa organización tiene información de evidencias criminales

debía haber acudido a las autoridades.

Incluso al fiscal.

Pero, es evidente

que tiene una absoluta carencia de liderazgo moral.

Muchos se preguntan ahora por qué Oxfam no denunció nunca

a los responsables del escándalo de Haití

y a otros implicados en denuncias por abusos sexuales.

Por qué, con sus antecedentes, se les dejó pasar, sin problemas,

y con cargos directivos, de una ONG a otra;

de un país a otro.

Liberia, Sudán del sur, Bangladesh, Filipinas, Nepal...

La impunidad en los abusos se dio, incluso,

en las propias tiendas de Oxfam en el Reino Unido,

donde en los últimos años

se denunciaron varios casos de abusos sexuales

a voluntarios menores de edad.

Todo lo que pasó en aquella época me dejó en shock.

Yo era jefa de seguridad de Oxfam

e informé de lo que pasaba a la propia organización

e incluso al ministerio del Interior.

Sin embargo, nadie quiso hablar ni reunirse conmigo para informarse.

En los últimos días,

Oxfam ha perdido cerca de 7.000 socios en todo el mundo.

Su escándalo,

más allá de sacudir los cimientos de la propia organización,

ha puesto al descubierto el talón de Aquiles de otras muchas ONG.

Consideradas, en su conjunto,

como organizaciones efectivas y generosas,

y por lo tanto necesarias,

muchos de sus altos cargos han aprovechado, precisamente,

esa imagen para tener total impunidad.

Desde su posición dominante,

con elevados sueldos en el Tercer Mundo,

han actuado en muchas ocasiones con racismo y menosprecio,

especialmente hacia las mujeres.

Somos reflejo de una sociedad machista

donde a las mujeres se les están violando los derechos,

y entonces, eso no nos justifica, al contrario, nos reta

para asegurar que nuestra Oxfam-Intermón

sea un espacio, y que si desgraciadamente pasa,

todas las mujeres puedan denunciar, puedan ser acompañadas

y pueda haber medidas disciplinarias.

Se calcula que las denuncias por acoso o abuso sexual

han aumentado un 36 % en el último año entre las ONG.

No sólo Oxfam, también 'Save the Children'

ha tenido que reconocer que en 2017

se produjeron en su organización 31 casos de abusos sexuales.

En 'Médicos Sin Fronteras' se han registrado 24.

En Oxfam España se han reconocido cuatro.

Son cuatro casos

los que hemos gestionado desde el 2012

y en esos cuatro casos, tres de ellos, son de acoso sexual,

de diferentes dimensiones,

y uno es de ejercicio de la prostitución.

En el Reino Unido reconocen

que, más allá de los abusos cometidos en Oxfam

y de la responsabilidad de quienes decidieron ocultarlos,

este escándalo

ha puesto en entredicho el liderazgo moral de la organización.

Y lo que es peor, ha quebrado la confianza de todas aquellas que,

con la mejor voluntad,

han estado siempre dispuestas a ayudar a los demás.

El arte es un concepto subjetivo

que se suele relacionar con la creatividad, la estética,

la cultura o las emociones.

Pero el arte también es un escaparate,

un negocio y un foco de polémica.

Esta semana se ha originado un gran revuelo por la retirada en ARCO

de una obra que catalogaba de "presos políticos",

en la actual España democrática, a encarcelados

por el desafío ilegal separatista, como Junqueras y los Jordis

o los detenidos por las agresiones de Alsasua.

En el panorama de ARCO divisamos una feria con mucho arte.

ARCO ya no es lo que era.

En realidad, ya nada es lo que era.

ARCO no es una sirena varada

en la playa nostálgica de los ochenta,

sino un artefacto con rumbo a un futuro

que se dibuja, desde el presente, convulso y a la intemperie.

Galería viva, zoco, punto de encuentro para ver y ser visto,

para comprar y vender, feria de las vanidades,

ARCO es la apoteosis del mercado, o debiera serlo,

porque los galeristas y los artistas se quejan de que se vende menos

de lo deseable.

Es frecuente que el dinero y el amor al arte

vayan por caminos distintos, pero, después de muchos años

a la sombra de la crisis, se espera que los coleccionistas

y los inversores compren más este año,

como ya lo hicieron el pasado.

El arte contemporáneo es discutido, y es natural que así sea.

Un arte contemporáneo indiscutible sería un cadáver,

aunque fuera exquisito.

De manera que en ARCO se muestran obras que impactan o conmueven

o suscitan la risa o el desdén.

Este año, la feria del arte española por antonomasia

no tiene ningún país invitado, sino que el invitado es un concepto:

el futuro.

El futuro, que tampoco es ya lo que era.

Siempre vemos el futuro a través de la industria.

La industria siempre nos dice que tiene muy claro

que el futuro es blanco, brilla, tiene electricidad,

está conectado, tiene software y es robótica

y es inteligencia artificial, y yo no digo que no,

pero tampoco digo que sí.

Hay muchísimos futuros, y una mujer haciendo cerámica también es futuro,

entonces la cuestión es cómo se compagina toda esa amalgama,

y, ciertamente, solamente se puede vivir desde el momento presente.

Desde los años ochenta, Juan Asensio es un escultor habitual de ARCO.

Su obra se encuadra en la abstracción geométrica,

con un estilo en que predomina la sencillez formal.

En sus últimas piezas, dentro de la misma línea creativa,

presenta una cierta apertura al barroquismo.

Entre los admiradores de sus esculturas

están el arquitecto Norman Foster y Elena Ochoa.

El arte, en general, es como todo.

Si yo voy a comprarme un caballo a una feria de caballos

y no entiendo de caballos, me pueden vender uno que no sea muy bueno,

pero hay dos formas de enfocar el arte:

de una manera más intuitiva,

tú vienes aquí a disfrutar con lo que hay,

unas cosas te gustan más, otras menos,

y una forma más racional.

Desde Chile ha llegado al pabellón del futuro

la galerista Patricia Ready.

Una larga vocación artística

iniciada durante la dictadura de Pinochet

y acrisolada durante la renacida democracia.

Su idea: difundir el arte chileno y latinoamericano.

En ese afán ha llegado con la artista Patricia Domínguez,

que busca en sus ancestros la materia de que están hechas

sus instalaciones futuristas.

Los artistas cambian el futuro del mundo con sus obras.

Siempre se adelantan a nosotros y nos hablan de un lenguaje

que, a veces, cuesta entender.

¿Y qué haríamos del mundo sin el arte,

sin la música, sin el teatro?

Estaríamos todos con depresión y suicidados,

entonces es necesario para la vida desarrollar el espíritu que tenemos.

Así que en eso estoy.

El lenguaje que yo uso es un lenguaje político

en el sentido de que es un lenguaje simbólico, abstracto,

que nace de la ensoñación,

y que ese lenguaje es también una contraria-opuesta

al lenguaje capitalista, que es utilitario, directo y lineal.

Entonces, en esa manera es político, pero no da una visión política

de esto es bueno, esto es malo.

Hubo un tiempo en que se buscaba en ARCO la provocación,

de hecho, el arte contemporáneo gusta de los juegos de ingenio

y las gansadas, pero llamar la atención es cada vez más difícil

y la deriva actual lleva a un cierto conservadurismo formal

y a la búsqueda de lenguajes contrastados,

de manera que hay espacio para el grito, último o penúltimo,

pero predominan las obras con firmas prestigiosas

de las vanguardias históricas y de los clásicos

de la abstracción contemporánea.

Durante mucho tiempo, para los artistas

el que les excluyeran de ARCO, el que no les llevaran sus galerías

o el que no estuvieran representados era su sentencia de muerte.

Veías por los pasillos artistas desesperados que te decían:

"es que no me han representado,

no tengo ningún cuadro en ningún stand".

Hoy en día, creo que el estar o no estar como artistas

ya no aporta ni quita nada, las carreras no están determinadas

por la venta de una pieza en una feria como ésta,

de carácter comercial.

Lo que sí es cierto es que sigue habiendo un montón de público

que lo entiende como una forma tremendamente festiva.

Rara vez faltan en ARCO la provocación y la polémica.

Este año ha llegado de la mano de Santiago Sierra.

El artista madrileño presentó una serie de 24 fotografías

titulada "Presos políticos en la España contemporánea".

Los organizadores de la feria

decidieron retirar la obra en un acto de censura

que ha conseguido darle protagonismo a la misma.

En una feria comercial como ARCO, las figuras de los coleccionistas

son las más deseadas.

Como otros años, la Fundación ARCO

ha concedido sus premios al coleccionismo,

que han recaído, entre otros, en la colección

de Alicia Koplowitz-Grupo Omega Capital,

en la colección Ella Fontanals Cisneros,

y en la Colección "Per Amor a l'Art",

fundación creada en Valencia por José Luis Soler y Susana Lloret.

La fundación se plantea sensibilizar en tres áreas:

ayuda social, enfermedades raras y arte.

La faceta artística se desarrolla en un centro

ubicado en la antigua fábrica Bombas Gens, en Valencia.

Llega un momento en que te das cuenta

de que estás reuniendo una colección que necesita tener un sentido,

una coherencia, que necesita contar algo y tener una personalidad.

No quieres tener un puzzle, no quieres tener un conjunto de nada,

quieres tener un diálogo, un algo que contar y, a partir de ahi,

ya empiezas a buscar asesoramiento especializado.

Amante del dibujo y buscador de los misterios del color,

Juan Cossío es un pintor con una larga trayectoria

a sus espaldas.

Desde la adolescencia tuvo claro que el arte era su refugio,

ese punto cardinal donde la vida adquiere sentido y consistencia.

La vocación de artista es quizá una anomalía

y desde ella Cossío ha elaborado un mundo pictórico

personal y diverso.

Su territorio creativo ha estado en la realidad,

en esa realidad que es hiperrealista,

pero, con el paso de los años, las aguas realistas van mezclándose

con sutiles formas abstractas.

En ARCO se presenta con unas piezas que son un cruce

entre la tradición del lienzo y las nuevas técnicas gráficas:

cajas de luz que están sorprendiendo a coleccionistas

y paseantes de la feria.

Yo creo que hay arte malo y bueno en todas las épocas.

Hay arte malo en el barroco y arte bueno.

No por ser un arte clásico y antiguo es bueno.

Hay malo y bueno en todas las épocas.

Y en el arte contemporáneo hay cosas muy buenas y cosas muy malas,

pero eso también lo había en la época de Velázquez.

Yo creo que lo primero y lo más importante

es la sensibilidad, o sea, que si a ti algo te llama

y te entra por los ojos y por tus sentidos y por tu corazón,

yo creo que eso es lo importante, tu sensación primera

y tu feeling hacia esa pieza, hacia ese objeto de arte.

La flecha en el ARCO

y el futuro en la confluencia del tiempo con el espacio.

Todo es relativo, y más en el arte.

La originalidad es la búsqueda de lo que viene,

pero siempre con la vista puesta en el pasado, en el origen.

Por decirlo con Antonio Machado:

"Ni el pasado ha muerto, ni está el mañana ni el ayer escrito".

Y, para terminar, queremos rendir homenaje a Antonio Fraguas, Forges,

el filósofo del humor que apuntaló con sus dibujos

el costumbrismo español,

y reflejó en la enciclopedia de sus viñetas

los últimos 50 años de España.

Forges murió a los 76 años.

"Papá, yo quiero dibujar",

me dijo: "vale, allá tú pero tienes que ser original".

¿Y cómo se es original?

Te tienen que ver un dibujo tuyo a 15 metros

y siguió leyendo el periódico.

Mis personajes son todos los líos de un servidor.

Antonio Fraguas eres el amo de la viñeta,

el diestro del por favor.

A partir de la democracia he dicho lo que me ha dado la gana siempre.

Lo único que hay que emplear bastante cabeza, ¿no?

para poder decir las cosas que uno quiere todos los días

sin que ha nadie se le caiga ni el pelo, ni la cabeza.

No quiero ni follones, ni calles, ni líos, ni homenajes

ni jaleos para nada.

Nada más,

les dejamos con la programación de la 1, del Canal 24 Horas

y del Canal Internacional de Televisión Española.

Pueden ver los reportajes de Informe Semanal,

si así lo quieren en la web de rtve.

Gracias y hasta la semana que viene.

  • Informe Semanal - 24/02/18

Informe Semanal - 24/02/18

24 feb 2018

Cataluña, una mirada exterior
Tres corresponsales de medios de Alemania, Francia e Italia analizan para TVE cómo se percibe la situación en Cataluña desde sus países después de la huida a Suiza de Anna Gabriel, dirigente de la CUP, tras no presentarse en el Tribunal Supremo a declarar, que ha dictado orden de detención si pisa suelo español, será el tema de apertura.

Oxfam: escándalo sin fronteras
Intermon-Oxfam protagoniza un escándalo sexual que afecta a directivos y personal de la ONG en misiones humanitarias. De forma paralela, Médicos sin Fronteras desvelaba 24 casos internos de abuso y acoso sexual entre sus trabajadores, y el número dos de UNICEF dimitía por conducta inapropiada hacia mujeres.

ARCO, panorama con mucho arte
Arco 2018 cierra este domingo sus puertas tras una edición marcada por la polémica. IFEMA retiró una obra que catalogaba de presos políticos a Junqueras y los Jordis o a los agresores de Alsásua a la Guardia Civil. Inmediatamente se ha reabierto el debate sobre los límites a la libertad de expresión, la censura y las rayas rojas de la verdad o la mentira.

Tributo a Forges
Tributo a Antonio Fraguas, Forges, fallecido este jueves a los 76 años. Forges fue el inventor de un lenguaje nuevo, arquitecto del costumbrismo español y notario con sus viñetas de la transición a la democracia.

ver más sobre "Informe Semanal - 24/02/18" ver menos sobre "Informe Semanal - 24/02/18"
Programas completos (512)

Los últimos 3.272 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos