www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5069140
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 16/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

Protestas de jóvenes contra el cambio climático.

Dicen que las generaciones ahora en el poder, no hacen nada

Buenas noches.

Hoy además, estaremos en Siria, en el octavo aniversario

de una guerra que está dejando un país

en ruinas y muy fragmentado.

Hablaremos también de la falta de médicos que hay

en algunas regiones españolas y de la crisis

de los aviones Boeing.

Antes, vamos con el grave deterioro medioambiental

que amenaza nuestro Planeta.

Que estamos de paso en la vida

y, por consiguiente, en nuestro planeta azul,

es una obviedad que es preciso recordar,

cuando las decisiones del presente

comprometen el futuro de las siguientes generaciones.

Este es el contundente mensaje

que han gritado miles de jóvenes estudiantes

en ciudades de todo el mundo

Que los gobernantes están más preocupados

por la inmediatez de los beneficios económicos a corto plazo

que por la herencia que van a dejar a sus descendientes.

La protagonista de la jornada mundial de protestas

ha sido Greta Thunberg,

la adolescente sueca

que convirtió su preocupación por los efectos devastadores

del calentamiento global,

en una oportunidad para sacudir las conciencias

de los líderes mundiales

"No hemos venido aquí

para rogar a los líderes mundiales que se preocupen.

Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar.

Nos hemos quedado sin excusas

y nos estamos quedando sin tiempo.

Hemos venido aquí para hacerles saber

que el cambio está llegando, les guste o no.

El verdadero poder, pertenece a la gente."

Las palabras que pronunció en la cumbre sobre el clima

que se celebró en Polonia,

fueron la antorcha que ha propagado la revolución verde

por todo el planeta.

El movimiento juvenil

para exigir hechos y no palabras contra el cambio climático

ha llegado a España con fuerza

tras recorrer buena parte de Europa.

Hasta 40 ciudades españolas

se han sumado a las protestas mundiales

que estudiantes de bachillerato y universitarios

han preparado cargados de argumentos.

Lo más sorprendente de esta revuelta,

es que todo empezó como una acción individual.

Un viernes de hace seis meses la adolescente sueca Greta Thunberg,

se negó a ir al colegio

para denunciar que se sentía defraudada

con los gobernantes de su país,

por su inacción contra el cambio climático.

Greta hizo huelga un viernes tras otro

Su discurso se hizo viral en las redes sociales

y hoy se ha convertido en la voz de una generación

Yo creo que hay un cambio de mentalidad en esta generación

que espero que realmente se vea reflejado

cuando nos metamos en el mercado laboral

y que empecemos a cambiarlo desde dentro.

Nuestros hijos pues también van a sufrir esto

y nuestros nietos también

y nosotros también lo estamos sufriendo.

Nuestros hijos pues también van a sufrir esto

y nuestros nietos también

y nosotros también lo estamos sufriendo.

Y no hay que culpar a las generaciones anteriores,

pero tenemos que luchar todos.

Ahora es el momento.

Para explicar por qué ahora

es el momento de tomar medidas urgentes

hay que recurrir a la ciencia.

Según las mediciones de los expertos de la AEMET

la Agencia Estatal de Meteorología,

la temperatura global del planeta ha subido aproximadamente un grado

en los últimos cien años.

En España un poco más, casi un grado y medio.

Hay que hacer caso a los científicos.

Yo siempre pongo el mismo ejemplo:

igual que nos enseñan en la escuela

que hay un electrón y nadie lo ha visto,

hay un cambio climático, aunque tú no lo veas

porque te lo dice el científico.

La subida de las temperaturas está asociada al cambio climático,

pero hay otros indicadores

para medir como las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera

alteran el clima.

Por ejemplo, los fenómenos extremos

que son cada vez más frecuentes,

como las intensas olas de frio o de calor,

las sequías o las lluvias torrenciales.

En las grandes poblaciones, la percepción de que hace más calor

se debe al llamado efecto isla térmica

Se refiere a que dentro de una ciudad

estamos metiendo edificios, estamos metiendo asfalto

y además todo muy junto, muy concentrado.

Estamos metiendo mucha población

que tiene actividades como el tráfico, las calefacciones,

los aires acondicionados, centros comerciales inmensos,

gente que se mueve.

Todo eso produce un calor añadido al calentamiento global.

Como contrapunto al efecto térmico de algunas ciudades,

Vitoria ha apostado por un diseño urbanístico sostenible.

En el año 2012 se alzó con el premio Green Capital,

es decir, capital verde europea.

Su plan de movilidad fomentó el uso de la bicicleta

y del transporte público

hasta desplazar al vehículo privado

del centro de la ciudad.

Si tú quieres darle espacio a la bicicleta y al peatón

eso se lo tienes que quitar a alguien.

Y ahora mismo, a quien se lo tienes que quitar es al coche.

En Vitoria cuando se empezó el plan de movilidad

anterior el 75 por ciento del espacio público

lo ocupaba el coche privado. Junto al plan de movilidad,

la otra gran apuesta de Vitoria es el llamado anillo verde.

Un espacio en el extra radio que en otras capitales

ha sucumbido a la construcción de viviendas

y centros comerciales.

Los expertos que estudian el impacto económico

del cambio climático

aseguran que las empresas y países

que inviertan en propuestas sostenibles

saldrán ganando en la llamada transición ecológica

La oportunidad ahora

es asegurarse de que el dinero se está moviendo

en la dirección correcta hacia los activos verdes

y lejos de los activos

con los que se está destruyendo el medio ambiente.

Esto creará muchos, muchos puestos de trabajo nuevos.

Es un creador de empleos,

la transición es un creador de empleos,

aumenta la prosperidad

y también garantiza el futuro de las generaciones jóvenes,

de los niños y estudiantes de hoy que piden acción.

Los jóvenes, como estos estudiantes de Vitoria

que han participado en el 15M climático,

pertenecen a la generacióndel plástico.

No se fían de que se cumplan los compromisos

que 195 países firmaron en París en el año 2015

con un objetivo:

dejar atrás el modelo de la revolución industrial

y abrazar otros de bajas emisiones.

Nosotros somos una generación

que ya cuando se firmó el protocolo de Kioto

ya habíamos nacido.

Por lo tanto llevamos toda la vida

oyendo hablar sobre el cambio climático,

la retórica vacía de los políticos que llevan reuniéndose años y años

y firmando tratados que luego realmente nadie cumple

En vez de invertir en una verdadera transición energética

y en algo que vaya a ser viable para el futuro,

al final se invierte en combustibles fósiles

que se van a volver a acabar.

Al ritmo actual de emisiones, en el año 2100

la temperatura global podría elevarse por encima de los 3 grados.

En este escenario, la subida del nivel del mar

impactará gravemente en las zonas costeras

Un clima más cálido afectará a los cultivos,

a la disponibilidad de agua potable y también a la salud.

Los cálculos científicos nos enseñan el camino a seguir

para impedir que esto suceda.

Si queremos limitar el aumento medio de las temperaturas

a menos de 2°

tenemos que dejar bajo tierra, es decir sin quemar,

aproximadamente el 80 % del carbón

y cantidades significativas también de petróleo y gas.

Entre un tercio y el cincuenta y pico por ciento.

Es decir, cambiar de modelo

que es lo que piden las nuevas generaciones

Sus advertencias coinciden

con el último informe de Naciones Unidas.

La ONU cree que los avances son demasiado lentos

o incluso que progresan en sentido equivocado

Una atmósfera, un clima estable es un bien público global

y sabemos que no podemos proveer este bien público global

solo por unos pocos países,

aunque es cierto que hay unos pocos países

que emiten mucho más que el resto,

pero tiene que ser una acción concertada a nivel internacional.

El calentamiento global es irreversible

y la presión de las nuevas generaciones

para que los gobernantes tomen decisiones más ambiciosas

no parece una moda pasajera

Lo han demostrado con las protestas mundiales del 15M climático

El comienzo de una revolución verde,

que se abre camino en este presente ante la incertidumbre del futuro.

Se cumplen ocho años de la guerra en Siria.

Lo que comenzó como una manifestación

por la democracia, derivó en una guerra civil

que se complicó con la aparición del Estado Islámico

y la implicación de países como Rusia, Turquía

o Estados Unidos.

Después de medio millón de muertos, el régimen de Bashar al Asad

domina un país completamente en ruinas,

como ha comprobado un equipo de Informe Semanal.

La clepsidra, el reloj de agua, puntea la magnitud

de la tragedia siria cuando entre en su noveno año.

Homs, la tercera ciudad del país después de Damasco y Alepo,

dio dos emperadores a Roma, Heliogábalo y Julia,

la madre de Caracalla.

Ahora yacen en ruinas las huellas de la Primavera Árabe,

que aquí, en Siria, se convirtió en invierno.

Teatro de guerras interpuestas entre las grandes

potencias regionales, e internacionales.

"Nuestra vida se convirtió en un infierno".

No me atrevía a salir por la puerta, disparaban todo el rato.

Mira los disparos.

Tuvimos que escapar de aquí a otra casa,

pero también nos alcanzaron los enfrentamientos armados.

Nos fuimos a Alepo y luego a Damasco.

Pero, los alquileres eran demasiado caros,

así que decidimos regresar.

No quedaba nada.

No se había salvado nada.

Ni ventanas, ni agua, ni electricidad.

Pero, empezamos a limpiarlo todo.

Mis hijos, mi mujer, y yo.

Nunca hemos sido ricos, pero no nos faltaba nada.

Hasta que empezó todo.

Un día salí con mi hija mayor a recoger guisantes.

Teníamos miedo.

De repente, cayó un proyectil de mortero.

A ella la mató.

A mí, me alcanzó la metralla en un brazo y en el ojo.

Amira y Kamel, han sido los primeros vecinos

del barrio de Al Wade de Homs en volver a su hogar.

Formaban parte de los 12 millones de refugiados sirios,

casi cinco fuera del país, casi siete desplazados internos,

según la ONU.

Su hija pertenece a los más de medio millón de muertos

en la mayor tragedia humanitaria del siglo XXI.

De la clepsidra de Homs a la histórica plaza

del reloj de Alepo.

Reconstruido y parado, mientras se hace cola para el pan.

Alepo desafía todas las categorías y generalizaciones.

Situada entre el desierto y el mar, Oriente y Occidente,

en un mosaico de etnias y religiones.

Con sus 12 kilómetros de zoco cubierto

y 6.000 tiendas, era el núcleo comercial histórico

entre el Egeo, el Mediterráneo, y la ruta de la seda.

Lo robaron y saquearon todo.

Me destruyeron la tienda por completo.

He estado un año entero limpiando los escombros yo mismo.

No se podía ni entrar.

Por iniciativa local, se ha comenzado a reconstruir

piedra a piedra la gran mezquita omeya

que data del siglo VIII.

Cuando los milicianos ocuparon todo esto,

no nos dejaban salir de casa.

En cuanto nos veían en la calle, nos obligaban a volver.

Dejamos de ir al colegio por miedo.

Me gustaba la escuela.

Todos mis amigos se han ido.

Ahora, no conozco a nadie.

A diferencia de Homs, donde las manifestaciones pacíficas

de 2011 para protestar contra el régimen de Bashar el Assad

dieron paso inmediatamente a una guerra civil,

en Alepo, los enfrentamientos se postergaron hasta 2015.

Los grupos de la oposición, ligados al Ejército Libre de Siria

en Homs, fueron sobrepasados

por formaciones islamistas ligadas a Al Qaeda

y el Daesh en Alepo.

La proximidad de la frontera turca, abierta para minar a Damasco,

dio paso a una nueva época de reino de taifas.

Esta vez, de terror.

No me quiero ir para pasar por lo mismo,

que los refugiados sirios, que se han jugado la vida

al marcharse.

Aquí, vivo en mi país.

Los occidentales, nos tratan mal.

La cadencia del desierto sirio, las puertas del Creciente Fértil

cuyo control era el objetivo final del califato del Daesh,

la misma arena con la que los árabes

inventaron la medida del tiempo.

Palmira, la ciudad libre del emperador Adriano,

oasis de importancia capital para las caravanas

que partían del Golfo Pérsico, atravesando el desierto,

hasta alcanzar el Mediterráneo Oriental,

supone también la internacionalización

del conflicto en Siria.

El Daesh ocupó la ciudad de Zenobia en mayo de 2015,

distribuyendo inmediatamente vídeos con la decapitación

de soldados del ejército regular

y la destrucción de monumentos históricos.

Los atentados terroristas de París, reivindicados

por el Daesh, asolaban París en noviembre de aquel año.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobaba la resolución dando

luz verde a los bombardeos de castigo, cambiando así

el rumbo de la guerra en Siria.

Soldados rusos patrullan Palmira, cuyo territorio

han limpiado de minas.

Los bombarderos de Putin, decidieron la balanza a favor de Damasco.

Con Irán, Hezbolá, y Moscú, Bashar el Assad,

conseguía derrotar los frentes armados opositores apoyados

por Turquía, Arabia Saudí, o Qatar.

Ahora Putin tiene una base en el Mediterráneo

con un leasing de 50 años.

Estados Unidos todavía apoya con tropas especiales la limpieza

del último bastión del Estado Islámico

en Siria Oriental.

"Vino el Daesh y destruyó todo el pueblo, lo saqueó, robaron todo.

Se llevaron a mi mujer, porque era enfermera

y curaba a todo el mundo, incluidos soldados.

Por eso, la degollaron.

La pesadilla actual, con decenas de miles

de desaparecidos, nuevas fosas comunes que se descubren

cada día tiene otro episodio, Idlib.

La provincia del noroeste, rayando con Turquía,

al norte de Alepo, donde tres millones de civiles

conviven con unos 30.000 guerrilleros de Al Qaeda.

En la capital, de 2 millones de habitantes,

se ha pasado hasta a 10, con los refugiados internos.

A Damasco se la conoce como el corazón del mundo árabe,

después de que en 1919, se proclamara aquí,

el primer estado de la zona.

El rey Faisal y Lawrence de Arabia, coronaban el sueño

que sólo duraría nueve meses.

Faisal y Lawrence, Ataturk, y Nasser, y Hafez el Assad,

fundador de la dinastía en el poder de Siria desde 1973,

todos se alojaron en el Barón.

Único hotel de primera clase en Alepo.

Calefacción central.

Perfecto confort.

Situación privilegiada, según reza todavía

la leyenda de 1911.

Ahora, no tiene luz.

En la línea de separación durante la guerra,

su última propietaria, Rubina Tashjian Mazlumian,

nos muestra las fotos de los ilustres huéspedes

del hotel más famoso de Oriente Medio,

la factura que a Lawrence de Arabia, le pareció muy cara

y no quería pagar.

Agatha Christie, que comenzó aquí a escribir

su Asesinato en el Oriente Express.

"Estoy orgullosa de mi trabajo".

Soy la primera mujer taxista de Alepo y me gustaría

que otras mujeres sirias se animasen a hacer lo mismo.

Recorremos la ciudad donde era de mala educación

preguntarle a uno por su religión.

De 2 millones de habitantes, ahora quedan solo 500.000.

Nur nos cuenta como nunca dejó de trabajar durante la guerra.

Todos los bandos la respetaban, y se convirtió en el símbolo

de una ciudad conocida como el "epítome, el resumen,

del mundo".

Hasta ahora, el Boeing 737 era uno de los aviones

más utilizados por las aerolíneas.

Pero, dos accidentes similares de su versión más moderna,

el Max 8, en los últimos cinco meses,

cuestionan su seguridad.

En este simulador, el instructor reproduce un despegue parecido

al que pudo haber realizado el Boeing 737 MAX 8

antes de estrellarse el pasado domingo.

¿Cuál pudo ser el problema?

Y hablamos siempre desde la teoría, que estando el avión

en una altitud normal de ascenso, el sistema detectara

por algún motivo que el morro

se había levantado demasiado.

En ese momento, ¿qué hizo el sistema?

Bajó el morro.

Sería como subir una montaña y bajar la montaña.

Ahora estaríamos cuesta abajo.

El piloto lucharía contra el avión para volver a llevar al morro

a su posición.

Lo que pasó en esos minutos es el misterio.

En 2017, Boeing sacó al mercado su versión más moderna del 737,

el Max 8.

Pero, dos accidentes mortales en menos de seis meses,

han disparado las alarmas sobre su seguridad.

Un día después del siniestro, China decidió cerrar

su espacio aéreo al Max 8 de Boeing.

La aparente similitud entre ambos accidentes,

extendió el veto a decenas de países de todo el mundo.

Teníamos claro que teníamos que tomar esa medida.

Indudablemente, la medida es preventiva.

Es una medida de precaución, todavía no tenemos datos.

Ni siquiera tenemos los resultados de la lectura de las cajas negras.

Pero Europa, consideramos en ese momento

que había cierto riesgo y como digo,

la prioridad es la seguridad de los pasajeros.

Pasan las horas y a Boeing se le van cerrando cada vez

más puertas en los cielos del Planeta.

Canadá y EE.UU. se resisten, pero a mediados de semana,

Donald Trump, da la sorpresa y anuncia la prohibición.

Donald Trump, presidenteEE.UU. "Vamos a emitir

una orden de prohibición de emergencia para aterrizar

todos los vuelos del 737 Max 8 y el 737 Max 9

y los aviones asociados con esa línea"

La publicación de denuncias de pilotos sobre el funcionamiento

del 737 Max 8, acaba forzando la decisión

de la administración Trump.

El primer oficial del B 737 Max, informó de que la aeronave

se inclinó hacia abajo después de activar

el piloto automático a la salida.

El capitán del B 737 Max, expresó su preocupación

por el hecho de que algunos sistemas como el MCAS, no se describen

completamente en el manual de vuelo de la aeronave.

EL MCAS es un sistema de seguridad para estabilizar al avión

que el fabricante norteamericano ha introducido en sus versiones

más actuales del 737.

Es un avión que se detectó que tenía más peligro

de toda esa potencia al elevar demasiado el morro.

El problema de elevar demasiado el morro, puede ser

que haya una pérdida de sustentación, es decir,

que el ala ya no sustente el avión y caiga.

Solución que toma el fabricante al respecto, poner un sistema

de protección, que es el MCAS, que pueda solucionar

en caso de que el morro vaya muy arriba,

para dar una orden al avión de que baje.

Pero, la tecnología, no siempre funciona

y los informes preliminares del accidente del Max 8

en Indonesia el pasado mes de octubre,

ya advertían de un posible fallo del sensor.

Esto pudo contribuir al trágico siniestro en el que murieron

189 personas.

En el caso de Lion Air, lo que se ve

es que hay un despegue, después del despegue,

el avión baja.

Se ve que luego hay una lucha, hay unos movimientos entre el piloto

y la compensación, que está moviendo esto para que baje

y definitivamente, el avión cae en picado.

Desactivar el estabilizador una vez que entra en funcionamiento

por error, no resulta complicado para un profesional.

Pero, a los pilotos, podría haberles faltado formación.

Un comandante español del 737 Max 8, ha confirmado a Informe Semanal

que desconocían el sistema.

"Es un avión fantástico, pero no sabíamos

ni que existía el MCAS, ni cómo se podía desactivar

una vez que entraba en funcionamiento.

En el manual del piloto, no aparecía ninguna referencia.

Después del accidente de Lion Air, el fabricante emitió un boletín

de seguridad, donde ya figura cómo mitigar ese sistema".

Los últimos accidentes, han reabierto el debate

sobre la automatización de los aviones más modernos.

El software para nosotros, nunca puede estar por encima

de la decisión de un piloto.

Si el piloto ve que el software le está funcionando mal,

tiene que tener una indicación rápida

de discernir si está bien o está mal y salir de esa situación.

Las pérdidas de Boeing, ya son multimillonarias

y se siguen acumulando cada día que pasa sin los Max

surcando los cielos.

En España, la crisis ha pasado casi de puntillas.

Ninguna aerolínea nacional opera estos modelos.

Las siete aeronaves aparcadas en los aeropuertos de AENA

son de compañías extranjeras.

Las cajas negras del último avión siniestrado,

ya están en Francia para ser analizadas.

Mientras los expertos insisten en que volar, sigue siendo

el transporte más seguro.

Recientemente conocíamos que España es el país

más saludable del mundo,

entre otras cosas por su sistema sanitario público

un sistema muy valorado que sin embargo,

sigue teniendo problemas de lista de espera

y de falta de personal.

A nuestra sanidad pública le faltan 4000 médicos.

Esta carencia provoca que en muchas regiones

se sientan marginados sanitariamente.

No me pueden poner una ambulancia diaria,

yo por mi situación personal no me lo puedo permitir.

Llegaron al centro de atención continuada

y no había médicos.

Yo cada dos meses tengo que ir al especialista

a hacerme las revisiones.

Y ahora como no hay especialista, pues...

Hicimos la solicitud como mandan los cánones

El artículo 43 de la Constitución Española

establece el derecho a la protección de la salud

de los ciudadanos

y encomienda a los poderes públicos su garantía.

Así, el Sistema Nacional de Salud

se ha convertido con el paso de los años,

según una buena parte de sus actores,

en un motivo de orgullo para nuestro país.

Sin embargo,

según el último estudio enviado por el Ministerio

a las comunidades autónomas, a la Sanidad Pública

le faltan aproximadamente 4.000 médicos especialistas.

El pasado 10 de febrero unas 10.000 personas

se manifestaron en Teruel

convocadas por la plataforma "Teruel Existe".

Casi un tercio de su población

denunciaba así la falta de especialistas

y camas en el único hospital de la ciudad.

Entre los asistentes, María José Arnau.

Madre soltera, con tres hijos

ha visto su vida golpeada por el "lupus",

una enfermedad autoinmune

que puede atacar en cualquier momento

y a cualquier parte de su cuerpo.

Los tratamientos habituales,

a base de corticoides e inmunosupresores

no le han funcionado

y tuvo que ir a Zaragoza a recibir un tratamiento biológico.

Hoy ya lo puede recibir en Teruel,

pero para ella el problema no acaba ahí.

Vamos a luchar porque personas con enfermedades tan graves

como puede ser el lupus,

como puede ser el cáncer,

personas con problemas neuronales, glaucoma, fibromialgia no tenemos

por qué trasladarnos a Zaragoza.

Lo que hay que hacer es solucionar el problema que hay en Teruel,

porque lo que no se puede hacer es que tengamos falta de especialistas

María José necesita analíticas cada tres meses

y un trato muy cercano con su médico.

Tuvo que viajar, ida y vuelta, a Zaragoza durante 30 días

para recibir el tratamiento de radioterapia.

Uno de cada tres turolenses se manifestó el pasado 10

para denunciar lo que sentían como marginación sanitaria.

El último episodio había sido

la suspensión temporal de las consultas

de Otorrinolaringología y Reumatología

del único hospital de la ciudad, el Obispo Polanco,

por falta de especialistas.

Es que nosotros desgraciadamente estamos siempre

en el furgón de cola.

Y a veces nos desenganchan incluso del tren.

¿Qué pasa?

Pues que tú,

un servicio de un hospital grande,

de 15 especialistas si faltan uno o faltan dos,

se puede resentir, pero poco.

Pero en un servicio de un hospital pequeño,

de 3 especialistas, faltan dos, y eso es un caos,

eso es una situación límite, que es lo que ocurre

en los sitios pequeños. Lo que pasa es

que a lo mejor llueve sobre mojado.

Y es el hartazón de la gente de que hoy falta de esto,

mañana falta de lo otro

hemos tenido un mal momento con determinados especialistas

del Obispo Polanco

que pues por razones de vida se han ido

y la otra persona se ha puesto enferma.

Entonces son cosas que no podemos remediar

de forma inmediata.

Tampoco tendría mucho sentido una plantilla, por ejemplo,

de Otorrinolaringología

que es de tres especialistas,

poner una plantilla de siete por si acaso.

El mismo día 10 de febrero,

a más de 900 kilómetros,

miles de personas también se manifestaban

por la situación de la Sanidad Pública en Santiago de Compostela.

Habían sido convocados

por la plataforma SOS Sanidad Pública

en un contexto de conflictividad

señalado por la huelga de trabajadores de urgencias

del Clínico Universitario de Santiago,

la huelga de los Puntos de Atención Continuada,

la dimisión de los jefes

de Atención Primaria del área de Vigo,

las protestas del sector de ambulancias

y las investigaciones judiciales y de la fiscalía

por la muerte de varios enfermos.

Manuel Pereira es familiar de José Manuel Brey, fallecido

en el servicio de urgencias del centro médico de A Estrada

en el mes de agosto del año pasado.

Lo que realmente pasó,

y se está sabiendo ahora

porque está el caso en fase de instrucción en el juzgado,

es que la propia médico que estaba ese día allí

corrobora que tenía que haber dos médicos

en el centro de salud y no los había.

O sea, que no llegó

y que no fue el único día en el que pasó esto,

sino que en el mes de julio en dos días diferentes

ya había acontecido lo mismo.

Desgraciadamente,

lo primero ponernos de parte de la familia

y lamentar la situación.

Lo que ocurre es que en un centro de atención primaria

pues un profesional había acudido a la atención de un domicilio

porque hubo una urgencia.

Xosé María Dios Diz es médico de atención primaria en Outes,

municipio de la provincia de A Coruña.

Él, personalmente, tuvo que sufrir una larga lista de espera

por una prueba médica.

Como facultativo, manifiesta su impotencia

por los retrasos en los tratamientos.

Hay problema físico que es evidente por el paso del tiempo,

de cualquier patología.

Pero a mayores tienes el problema psicológico de decir

¿Qué me pasa?

¿qué tengo?

¿Cómo no puedo saber yo lo que tengo en un plazo razonable?

No digo que sea mañana,

pero sí que, en 15, 20, 30 días, en un mes yo sepa si voy a tener

o no voy a tener un tumor,

si yo voy a tener o no voy a tener una pancreatitis

si yo voy a tener o no voy a tener una anemia crónica

que me va a tener perjuicios al final de mi vida.

Quique Costas estuvo enfermo de Hepatitis C

y ha sido uno de los afectados más activos en la denuncia

por la muerte de enfermos a los que se retrasó el tratamiento,

según cree,

por los recortes sanitarios.

¿Cuánto vale mi vida?

¿Se me puede negar el derecho a curarme de una enfermedad mortal

porque cueste pongamos 40.000 euros, 50.000 euros, 60.000 euros

que es lo que aproximadamente costaba en aquel momento

el sofolvivir?

Claro, ¿Dónde está?

¿Qué es lo que la sociedad está dispuesta a asumir

como el coste de una vida?

La plataforma SOS Sanidade Pública, sostiene que las protestas

en el ámbito de la sanidad pública en Galicia

se deben a los "recortes sanitarios",

la "precarización"

y el impulso a la "privatización"

por parte del Gobierno autonómico.

En Galicia faltan médicos faltan,

pues muchísimos médicos.

Tenemos uno de los principales problemas que explican

por qué tenemos listas de espera

y por qué tenemos unos centros de atención primaria

en los que mucha gente está más de una semana

para que pueda ser atendido por su médico

o su médica de familia.

Bueno, esto no es el resultado de la casualidad,

es el resultado de una política que ha hecho,

ha estado realizando el Gobierno de la Xunta de Galicia presidido

por Núñez Feijoo,

una política de recortes de recursos.

Hace poco hemos presentado la memoria de actividades

del Servicio Gallego de Salud,

y hemos visto que,

desde los últimos diez años,

desde el 2008 hasta el 2018,

hemos estado permanentemente incrementando el número

de actividades quirúrgicas,

el número de consultas que hemos hecho en los hospitales,

el número de pruebas diagnósticas que hemos hecho.

Salvo urgencias,

que nos hemos mantenido curiosamente,

o en el caso de las consultas de atención primaria

que como consecuencia del efecto de la receta electrónica

hemos reducido,

en el resto de las actividades

hemos crecido de forma muy significativa.

El actual déficit de médicos a nivel nacional

entraría dentro de unos parámetros aceptables.

Yo al ciudadano tengo que decirle una cosa fundamental:

tenemos un gran sistema sanitario público

que iguala a todos los ciudadanos.

Las carencias son más graves en determinadas comunidades

y en algunas especialidades.

Además, la falta de médicos podría agravarse

con la próxima jubilación del 20,5% de los especialistas.

Ahora tienen tienen 60 o más años.

Para cubrir esas plazas será necesario relajar

el "numerus clausus" universitario,

ampliar la oferta MIR

e incentivar las plazas poco atractivas

por su alejamiento o su temporalidad.

Yo al ciudadano tengo que decirle una cosa fundamental:

tenemos un gran sistema sanitario público

que iguala a todos los ciudadanos.

Es el mejor patrimonio que tenemos en este país.

Es el patrimonio de los que no tienen patrimonio.

Es un sistema que procura fundamentalmente equidad

y cohesión territorial.

La gestión del relevo generacional es sin duda el gran reto

al que se enfrenta en los próximos años

la Sanidad Pública en nuestro país.

Hasta aquí el programa de hoy.

Recuerden que pueden ver de nuevo los reportajes de Informe Semanal

en la web de RTVE.

Gracias por acompañarnos.

Hasta la próxima semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 16/03/19

Informe Semanal - 16/03/19

16 mar 2019

La revolución verde

Los estudiantes lideran una campaña contra el cambio climático ante la inacción de los adultos. La protesta juvenil en más de un centenar de países ha coincidido esta semana con el llamamiento de Naciones Unidas a tomar "medidas radicales para frenar el grave deterioro que amenaza el planeta". Los gobiernos no están cumpliendo las metas fijadas en los acuerdos.

Desde Siria
Un equipo de Informe Semanal ha recorrido los principales escenarios de la guerra en Siria para recoger los testimonios de los supervivientes. Después de medio millón de muertos, la victoria militar para Al Asad y sus aliados rusos e iraníes parece cercana, pero el frente político sigue abierto.
 

Boeing en tierra
El gigante aeronáutico Boeing ha dejado en tierra todos los aparatos de su modelo más vendido, el 737 MAX 8. Informe Semanal ha hablado con pilotos, ingenieros aeronáuticos, expertos en seguridad y autoridades sobre esta semana convulsa del transporte aéreo.


Pocos y mal repartidos
A nuestra sanidad pública le faltan 4.000 médicos especialistas, según el último estudio oficial. Informe Semanal ha hablado con médicos y pacientes en Teruel y también en Galicia donde la plataforma SOS Sanidad Pública denuncia "recortes", "precarización" y el impulso a la "privatización" por parte del gobierno autonómico.

ver más sobre "Informe Semanal - 16/03/19" ver menos sobre "Informe Semanal - 16/03/19"
Programas completos (573)
Clips

Los últimos 3.516 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos